Elección de Administradores y Liderazgo

9. Elección de administradores y liderazgoElección de administradores y liderazgo

Pbro. Fernando Fuentes Amador

Este tiempo de elección, debemos tomarlo como un ejercicio apostólico, pues fue en Hechos donde se dieron cuenta ellos, que no se puede hacer solo el trabajo, que somos un equipo, algunos deben dedicarse a la Oración y la Palabra; y otros ayudar en el diaconado con los ministerios en la Iglesia. Hay que tomarlo con el mejor de los espíritus; sabemos que en la Iglesia se elige de manera democrática a los líderes que harán equipo con nosotros, no siempre quedan quienes nosotros pensamos, queremos, y gustamos, en este sentido, debemos confiar más en que Dios obra en la elección del liderazgo a través de la Iglesia.

¿Y que con aquellos que a nuestro parecer no son tan buenos? No nos podemos quejar, Jesús mismo al elegir a sus discípulos tuvo en su grupo un Juan que era muy querendón, a un Pedro muy atrabancado, pero finalmente comprometido y sensible para recibir la revelación de que Jesús era el Hijo del Dios Viviente; tuvo a un Tomas, que no creía en Jesús, en su visión y su misión; reunión a Jacobo, Pedro y Juan que les gustaba orar, y creer en los milagros como cuando le acompañaron con la hija de Jairo, y en el monte de la transfiguración, y como no, también hubo un Judas, que tenía intereses netamente materiales y sociales, tenía causas políticas, robaba del tesoro del Señor y finalmente lo entrego.

Ahora una pregunta ¿Jesús lo sabía? Hasta la pregunta es necia, Jesús entendía que había propósitos para tener a cada uno de ellos ahí, él tenía que cumplir su VISIÓN Y MISIÓN, al igual que todos los que estaban ahí. ¿La presencia de personas non gratas o con un inadecuado perfil (según nosotros), impidió el cumplimiento de la MISIÓN? No, nunca de los nuncas se detiene el plan perfecto de Dios en su Reino, así es que adelante sin temor.