Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico

LA PERSONALIDAD DEL DISCÍPULO: LA PERSONALIDAD INTEGRAL

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo el “Cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de formación de discípulos espirituales, discípulos reproductores y discípulos colaboradores de mi Dios y Señor”.

COMENTARIO DEL HERMANO CUAU

Mi experiencia con Dios, cuando fui instruido en el “Plan Maestro del Discipulado Cristiano”, fue que Dios me reveló los principios bíblicos sobre su máxima creación, el hombre, para entender quién era yo y como fui formado. Dios, en su inmensa misericordia, me dio a conocer los principios bíblicos de la personalidad del discípulo. Entendí que fui creado a la imagen y semejanza de Dios y desde entonces me propuse llegar a ser como mi Maestro Jesús, en personalidad y carácter, en un proceso de formación espiritual que duraría toda mi vida.

La personalidad del discípulo constituye el punto central en su formación espiritual, para entender cómo piensa, siente y actúa cada uno en particular. Y explica cómo ser más como Cristo en carácter y conducta. Tal vez usted se ha preguntado por qué piensa, siente y actúa de la manera como está acostumbrado a hacerlo. La enseñanza bíblica que todo discípulo de Jesús debe asimilar y entender acerca de su personalidad y crecimiento espiritual es cómo hacer que Cristo sea el Señor de su vida y como vivir como discípulo de Cristo.

Mi convicción es que, para entender y recibir la enseñanza de Dios de cómo los seres humanos fuimos formados a la imagen y semejanza de Dios, debemos acudir al Dios que nos creó: Génesis 2:7 “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”.

Primera a los Tesalonicenses 5:23 declara: “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo, y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”.

LA PERSONALIDAD INTEGRAL

Dios lo creo a usted como un ser físico y espiritual. La parte física provino de la tierra. La parte espiritual provino del espíritu de Dios. El círculo lo representa a usted, es decir, la totalidad de su personalidad. La Biblia lo describe como una unidad. Cuando entienda cada elemento de su personalidad y como funciona, descubrirá como integrar su personalidad bajo el señorío de Cristo.

CUERPO

La Biblia lo describe a usted como un cuerpo. Dios creo su cuerpo con el polvo de la tierra, para cumplir varias funciones: participar en el mundo físico: relacionarse con el resto de la creación y comunicarse con el mundo. A través de su cuerpo usted puede participar en el mundo físico. Sus cinco sentidos se relacionan con el resto de la creación de Dios. Su cuerpo hace posible que usted se comunique con el mundo que lo rodea y con otras criaturas vivientes. Su cuerpo le proporciona una identidad física que hace de usted una personalidad irrepetible y única. Al crearlo, Dios hizo que su cuerpo fuera bueno.

ALMA

La Biblia también lo describe a usted como un alma. Usted no tiene simplemente un alma, usted es un alma. Génesis 2:7 declara que el primer ser humano se hizo alma viviente cuando Dios mismo le sopló el aliento de vida. Dios le dio su vida a la persona que creó. En la Biblia, las palabras que definen el concepto de alma, generalmente significan vida o el ser total. Cuando la Biblia dice que el alma de una persona se salva o se pierde, se refiere a la persona total. A veces el término alma significa corazón o la sede de la voluntad, los deseos y los afectos. Es decir, el ser humano interior.

La palabra psyche se origina en el vocablo griego para alma. La capacidad del alma para pensar, querer (ejercitar su voluntad) y sentir, proporciona una mayor evidencia de que los seres humanos fuimos creados a la imagen de Dios. Los tres elementos: mente, voluntad y emociones, contribuyen a formar la personalidad que lo distingue.

ESPÍRITU

La Biblia también lo describe como un espíritu. El espíritu suyo lo relaciona directamente con la imagen de Dios. Le brinda la capacidad de tener conciencia de usted mismo y de tener comunión con Dios y de obrar con Él. Las personas y Dios pueden comunicarse directamente. Cuando Dios termino de crear al primer ser humano, según Génesis 1:31 dijo: “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí era bueno en gran manera”.

FE EN ACCIÓN

Querido hermano, lo invito a que esta semana repase los principios bíblicos sobre la personalidad integral del ser humano y llegue al entendimiento de que, para descubrir su personalidad única e irrepetible, tiene que acudir a su Creador. Su ser interior, espíritu, alma y cuerpo, contribuyen a formar su personalidad que lo distingue como ser humano. Recibir la enseñanza bíblica que todo discípulo de Jesús debe asimilar y entender acerca de su personalidad y cómo hacer que Cristo sea el Señor de su vida, además de cómo vivir como discípulo de Cristo. Ser un discípulo de Jesús, manso y humilde como el Maestro. Ser un discípulo de Jesús que adopta las siguientes declaraciones en su estilo de vida:

  • “Seré un discípulo que le rinde todo a Cristo”.
  • “Señor, quiero tener un corazón perfecto para contigo”.
  • “Señor, quiero tener un corazón: entendido, dispuesto a hacer tu voluntad, obediente a tus mandatos, y puro”.

La palabra de Dios transforma vidas y da una vida con propósito, vida abundante, vida victoriosa y vida eterna.

Que Dios “te bendiga y te guarde, que Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”. Y recuerden hacer del día del Señor: un día santo, un día saludable y un día feliz.

Hno. Cuau.

Tomado y adaptado del libro “Vida Discipular” y de compartir mi experiencia con Dios.