Crónica XXIX CAO

Crónica del XXIX periodo de sesiones de la Conferencia Anual Oriental

Judith E. Patiño N.
Cronista

El hermoso Templo Metodista San Pablo de Piedras Negras, Coahuila fue la sede de la Conferencia Anual Oriental durante los días 19 al 23 de junio del 2019 y los pastores, Pbro. Jonás Alvarez Armenta y Pbro. Roberto Gómez Reyes fueron los anfitriones de esta magna convocación.

Desde el miércoles por la mañana la gran familia San Pablo extendió sus brazos para acoger y servir a la gran familia de la CAO. Los pasillos del Edificio Educacional se llenaron de pastores, sus familias y los delegados representantes de sus iglesias, quienes fueron recibidos con un oportuno refrigerio.

Este fue el principio de días inolvidables ya que San Pablo ofreció un ambiente de fiesta a los conferencistas. Los equipos anfitriones se prepararon para recibir a los 373 invitados de honor que estuvieron presentes en este gran evento de la CAO y presentaron un video de “bienvenida” realizado en la Gran Plaza, donde manifestaron su entusiasmo por servir a todos los presentes.

La primera sesión inició el día 19, a las 15:05 hrs. El Obispo Pbro. José Antonio Garza Castro inauguró el periodo de sesiones y ahí empezaron con entusiasmo los trabajos, por parte de los asistentes. Se rindieron los informes correspondientes, la mayoría recibidos con felicitaciones.

Los tiempos de comida fueron especiales, por la convivencia y la degustación de los deliciosos platillos que el chef Ramiro Yáñez y su extraordinario equipo gastronómico prepararon. Se buscó favorecer tanto al paladar como a la salud de los conferencistas, por eso se diseñaron dos opciones alimenticias. La primera era una alimentación balanceada, para un adulto promedio sano; y la segunda, una alimentación baja en grasa, con proteína alterna a la de res, y carbohidratos seleccionados, pensando en aquellos con dietas controladas por cuestiones de salud.

Los Cultos de Apertura, de Reconocimientos, de Ordenación y de Clausura fueron una fiesta espiritual que será recordada por un largo tiempo. El Pastor Giacomo Cassese predicó con unción y autoridad. El banquete espiritual que el Señor preparó rebasó todas nuestras expectativas, nos tocó y sensibilizó.

Cabe mencionar que recibieron reconocimientos especiales por sus 20 años, el Pbro. Anastasio Ruiz Salazar y el Pbro. Juan Ruvalcaba Becerra. Por 25 años, el Pbro. David Medrano Díaz. Por 30 años, el Pbro. Jesús Elizondo Palomo, el Pbro. José Luis Rodríguez Calixto y el Pbro. Lorenzo Reséndiz Arvizu. Por 40 años, nuestro Obispo, Pbro. José Antonio Garza Castro y se entregó un Reconocimiento por Jubilación, por 22 años, al Pbro. Efrén Espinoza Rodríguez. ¡Felicidades a todos ellos por su arduo trabajo y su bien merecido reconocimiento!

El solemne Culto de Ordenaciones estuvo grandioso en todos los aspectos. Hasta el cielo lo festejó con una tormenta eléctrica. Debe mencionarse que esta XXIX Conferencia contó con un gran número de ordenaciones, para la gloria de Dios. Habrá más obreros en su mies. Todos juntos cantamos emocionados el Himno del Seminario: “porque Aquel que nos llamó sigue presente… y aún tendré junto a mi oído, el dulce calorcito de su voz”.

Hubo muchos momentos emotivos, uno de ellos se dio cuando el Pbro. Raúl García de Ochoa interpretó un canto especial para la Conferencia que arrancó muchos aplausos por su contenido profético; otro cuando el Hno. Jesús Martínez dio lectura a una porción de los escritos Juaninos que se han logrado traducir al dialecto Xi´úi. Fueron momentos especiales donde se nos manifestaron necesidades, como la del proyecto del Instituto de la Mujer Restaurada, A.C. y del Seminario “Juan Wesley”. Fuimos movidos a orar y a apoyar.

La toma de la foto oficial fue otro momento memorable. El contingente de los asambleístas desfiló por las calles céntricas de Piedras Negras, bajo un sol abrasador y después de esperar algunas nubes propicias se procedió a tomar la foto monumental, al aire libre, en la Gran Plaza. El resultado fue fabuloso, la foto del recuerdo que se ofreció a los conferencistas en dos presentaciones captó genialmente los rostros de nuestros amados hermanos participantes.

Algo relevante fue que el Obispo Pbro. José Antonio Garza C. informó que la razón social de nuestra conferencia será: Iglesia Metodista de México Conferencia Anual Oriental, A.R.

Una característica de esta conferencia fue la esmerada atención que se les dio a las familias pastorales, quienes sumaron un total de 154 personas. Regalos, paseos y detalles especiales para ellos los hicieron sentir muy acogidos, amados y atendidos como se merecen.

Durante las sesiones plenarias se dejó sentir un ambiente vibrante, participativo y se tomaron acuerdos que redundarán en beneficio de la Iglesia Metodista, la cual manifestó un crecimiento del 22%. Se dieron a conocer las próximas actividades de las organizaciones, a nivel conferencial, invitando a las iglesias a foros, Campamentos, Asambleas y Retiros.

A las 14:32 hrs. del sábado 22 de junio se concluyó la última sesión de la CAO, pero la celebración no terminó ahí. El Culto de Clausura del domingo rebozó de emoción y bendición con la participación de todos y en especial, la de las esposas de los Pastores, quienes cantaron divinamente. Y no terminó la fiesta, el Pbro. Jonás Alvarez nos invitó a… ¡qué siga la fiesta!, porque esperamos que el nuevo año conferencial sea como él dijo: “El mejor año de nuestra historia”.

La congregación de San Pablo se dio el reto de bendecir a sus invitados para que regresaran a sus lugares de origen contentos y motivados a trabajar para el Señor.

Respetuosamente.