Entrevistas con funcionarios del Concilio Mundial Metodista

ENTREVISTAS EXCLUSIVAS

Reunión anual del Comité Ejecutivo del Concilio Mundial Metodista

Ciudad de México, agosto 28, 2019.

El Concilio Mundial Metodista es la asociación de 80 distintas iglesias unidas por la tradición wesleyana que congregan a 82 millones de miembros en 134 países. El Comité Ejecutivo se reúne anualmente, en esta ocasión en la Ciudad de México, para resolver los asuntos administrativos y dar seguimiento a los acuerdos del CMM y de la Conferencia Mundial Metodista. Está conformado por funcionarios de Corea, India, Nueva Zelanda, Nigeria, Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos de América, Brasil, Noruega, Sudáfrica y México.

Nuestro Director Martin Larios Osorio con el Dr. Jong Chun Park, presidente del metodismo mundial, y con el obispo Ivan Abrahams, Secretario General del CMM, en su sesión anual en el tempo El Mesías (Balderas 47) en la Ciudad de México. Foto: cortesía de Fundación Manos Extendidas, A.C. #YoSoyManosExtendidas


DR. JONG CHUN PARK
Presidente del CMM

  • “México es muy importante en el contexto mundial. Desafío a la Iglesia Metodista de México a ser un agente poderoso de paz, reconciliación y justicia”.
  • “Ante la migración y la descomposición social, no se trata sólo de ‘pescar almas del agua’, sino de cuidar la integridad de las familias”.
  • “Queremos destruir los muros, visibles o invisibles, del odio y la exclusión a través del amor de Cristo el gran reconciliador”.

El Evangelista Mexicano: ¿Qué espera del metodismo mexicano con su presencia en nuestro país?
J.C. Park: Nunca habíamos celebrado una reunión tan importante en América Central. Habíamos estado en Sudamérica y en Norteamérica, pero nunca en Centroamérica ni en México. México es un país muy importante en el mundo contemporáneo porque si analizamos las relaciones políticas en todo el continente veremos constante tensión y conflicto y queremos invitarlos a ustedes a trabajar como iglesia como un agente de reconciliación, no del conflicto. Tuvimos una reunión el año pasado en Corea del Sur, que como sabes es un país dividido, y ahora decidimos venir a México porque estamos preocupados por los problemas que ocurren en México, pero también entre Estados Unidos de América, México y con el resto de los países americanos.

Todos aquellos problemas derivados de temas políticos, migración y derechos humanos. La iglesia debe estar salvando almas, atendiendo a las familias, a la sociedad y al mundo en general. No se trata sólo de “pescar almas del agua”, sino de cuidar la integridad de las familias. De otro modo, atender sólo el alma humana no será suficiente porque será afectado por el “juego fronterizo”, el poder del mal. Tenemos que hacer comunidad, practicar la solidaridad, construir la unidad; aunque seamos tan diferentes. Construir la unidad en las diferencias es la vía para mantener la armonía y la paz. No debemos ser iguales, debemos vivir en armonía, porque somos hermanos y hermanas, diferentes religiones, diferentes denominaciones, en el nombre de nuestro reconciliador Jesucristo.

EEM: Vemos que la reconciliación social es uno de los principales retos, ¿Qué otro desafío ve para el metodismo mundial?
JCP: Donde exista un muro fronterizo, iremos allí. Porque Cristo nos enseña a derribar los muros. Cristo rompió barreras. Él mismo se mostró como un puente que cruza los muros. Donde haya un muro, allí iremos, para reconciliar en el nombre de Jesús. Fuimos a la zona militarizada divisoria Corea del Sur. Fuimos a Palestina, donde se vive el conflicto palestino israelí. Eventualmente, iremos en 2021 a Europa, a Gotemburgo en Suecia, porque allí existe una línea fronteriza entre Suecia, Rusia y los países musulmanes. África tiene el Mediterráneo como muro. A esos muros me refiero, visibles e invisibles. Queremos “destruir” los muros del odio y la exclusión, el nombre del amor de Jesucristo, quien es el que realmente romperá esos muros y será un puente.

EEM: ¿Qué mensaje les deja a los metodistas mexicanos?
JCP: A todos los hermanos y hermanas de la Iglesia Metodista de México, les animo y les desafío a que sean agentes poderosos de paz, reconciliación y justicia. Ustedes son el Pueblo Llamado Metodista. Los metodistas son gente que cree en Jesucristo, cree en el Reino de Dios, y cree en el poder del Espíritu Santo. Somos uno en Jesucristo.

Les amo y los llevo a todos en mis oraciones. Muchas gracias.


Dr. Jong Chun Park
Pastor metodista coreano que ha trabajado en la Universidad Metodista Teológica de Seúl durante 30 años en el cargo de profesor y presidente. Se graduó de la Universidad de Emory donde obtuvo un doctorado en teología sistemática. Ha publicado cinco libros y muchos artículos. Su trabajo académico más reciente es “Teología Sistemática como Didáctica de la Iglesia: Theologia Cordis Dei”.
Su primera experiencia en el CMM fue la conferencia de Singapur de 1991. Ha sido presidente del comité de Educación Teológica del CMM y copresidente del Instituto de Estudios Teológicos Metodistas de Oxford. Es un destacado líder cristiano que trabaja para las iglesias metodistas en Asia y las iglesias ecuménicas en Corea. Está comprometido a revitalizar las iglesias a través de la afirmación de la unidad metodista mundial en el cumplimiento de la Gran Comisión para hacer discípulos a través del evangelismo vibrante y el compromiso profético.


OBISPO IVAN M. ABRAHAMS
Secretario General del CMM

  • “El metodismo mundial siempre trabajará por la paz”.
  • “Queremos alentar e inspirar a los metodistas mexicanos”.

EEM: ¿Por qué eligieron México para esta reunión del Comité Ejecutivo?
IA
: Nos hemos reunido en los últimos dos años en países con iglesias pequeñas, con poca membresía. Por ejemplo, en Nigeria hay tres millones de metodistas; en Sudáfrica hay casi dos millones. Pensamos que es importante venir a visitar a congregaciones pequeñas. En ese sentido, tendremos la Conferencia (Mundial) en 2021 en Gotemburgo, Suecia, en donde hay muy pocos metodistas. Pensamos que es importante, como cuerpo entero, animar a las iglesias más pequeñas.

EEM: ¿Cuáles es la visión de trabajo del metodismo en el mundo?
IA: El movimiento metodista mundial, como siempre, ha estado trabajando a favor de la paz. Tres temas han estado en nuestra agenda mundial. Hace varios años y durante mucho tiempo levantamos la voz en contra el régimen de Apartheid (segregación racial) en Sudáfrica participando en su transformación. Ya son 25 años en que se convirtió en un régimen democrático. Otro problema relevante que se ha atendido durante los últimos 70 años ha sido el conflicto entre Israel y Palestina. Yo estoy trabajando allí por la paz. Y el otro tema que ha estado en la agenda de los pasados 70 años aproximadamente es el conflicto entre Corea del Norte y del Sur. Actualmente estamos trabajando en el conflicto coreano.
EEM: ¿Podría dejarnos un mensaje para los lectores de “El Evangelista Mexicano”?
IA: Confío en que nuestra presencia en México les deje un mensaje de inspiración y aliento a todo el pueblo metodista en México.

EEM: Nos gozamos en tenerles entre nosotros. Muchas gracias.
IA: Muchas gracias.


Obispo Ivan M. Abrahams
Es la cuarta persona y primer sudafricano en servir como Secretario General del Concilio Mundial Metodista. Comenzó su mandato en 2012 después de un período de transición que comenzó después de la Conferencia Mundial Metodista en Durban, Sudáfrica. Durante 2003-2012, el obispo Abrahams se desempeñó como obispo presidente de la Iglesia Metodista de Sudáfrica, una de las denominaciones cristianas más grandes de ese país. Durante su mandato ejerció liderazgo y dirección proféticos. Su logro final fue la formación y finalización exitosa de un multimillonario proyecto: el Seminario Metodista Seth Mokitimi.

El obispo Abrahams está bien versado en proyectar visión, proporcionar liderazgo espiritual y estratégico, desarrollar políticas y procedimientos en línea con los valores, objetivos y la misión de la iglesia para lograr su visión. Reconocido ecumenista y defensor de la justicia social, el obispo Abrahams participa activamente en varios foros, incluida la Conferencia de Iglesias de toda África y el Comité Central del Consejo Mundial de Iglesias. Está casado con Esme F. Abrahams, Gerente General del Hospital Netcare Garden City en Johannesburgo. Juntos tienen 3 hijos y 3 nietos.


GILLIAN KINGSTON
Vicepresidente del CMM

  • “Cuando vivimos una realidad de violencia y somos una iglesia nacional muy pequeña, debemos saber que somos parte de una comunidad mundial que comparte nuestra visión y nuestra doctrina”.

Buenos días, o como se dice en mi país: Dios sea contigo.

Irlanda, como saben es una pequeña isla en las costas de Europa. Aunque es una de muchas islas que existen en las costas europeas. De hecho, John Wesley visitó Irlanda 22 veces siendo en 1745 la primera vez y presidió la primera Conferencia de la Iglesia Metodista de Irlanda en 1752. Los metodistas de Irlanda tenemos una historia muy larga, pero seguimos siendo una iglesia muy pequeña.

También, Irlanda ha tenido que lidiar con la violencia en años recientes. Por tanto, los ministerios de la iglesia en mi país se han centrado en los trabajos por la paz y la reconciliación. Estoy consciente que esto es lo que compartimos con ustedes, en el trabajo por la paz y la reconciliación.

Es importante saber, cuando vivimos realidades de violencia y somos una iglesia muy pequeña, que somos parte de una comunidad mundial en donde muchos otros miles comparten nuestra visión y nuestra doctrina. Como cuando dijo John Wesley, y creo que lo dijo al obispo de Dublín, “el mundo es mi parroquia”. En el Concilio Mundial Metodista tomamos muy en serio el trabajo por la paz y la reconciliación.

Una de nuestras acciones es la entrega del Reconocimiento Mundial por la Paz, establecido en 1976 por el Dr. Stanley Leyland en la XIII Conferencia Mundial Metodista en Dublín, Irlanda, centrado en criterios de valentía, creatividad y consistencia en el trabajo por la paz. En los últimos años se ha otorgado este premio a las Iglesias Metodistas de Italia por su trabajo en apoyo a refugiados de África del Norte que llegan a territorio italiano a través del Mar Mediterráneo, y a la familia Nassar en Palestina por el desarrollo de una granja sustentable para apoyo a familias palestinas en la zona de conflicto con Israel.



Gillian Kingston
Nació y se educó en Cork, Irlanda. Ha sido vicepresidente interina del CMM durante el último quinquenio. Sirvió en la Comisión Internacional para el Diálogo entre la Iglesia Católica Romana y el Concilio Mundial Metodista desde 1986 hasta 2006 y fue Presidente del Comité de Programa para la Conferencia Metodista Mundial en Seúl, Corea del Sur en 2006.


Ha sido la primera persona laica en servir como Coordinadora del Comité de Fe y Orden de la Iglesia Metodista en Irlanda, también fue la primer Líder Laica de la Conferencia de la Iglesia Metodista en Irlanda (2010-2013). Fue presidente del Consejo de Iglesias de Irlanda; también fue presidente de Iglesias Unidas en Gran Bretaña e Irlanda. Es miembro del equipo de capellanía en University College, Dublín.