Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
LA PERSONALIDAD DEL DSCÍPULO: PASOS HACIA UNA VIDA VICTORIOSA.

Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “el cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor.

La victoria del discípulo no es automática. Mientras viva en el cuerpo físico, peleará continuamente la batalla difícil de la fe. Dios le ha prometido la victoria en Jesús. Permítame explicarle en términos prácticos como permitirle a Cristo, sea su Maestro al controlar la totalidad de su personalidad y como permitirle que Él le de vida en el Espíritu.

Pasos hacia una vida victoriosa

  • MENTE: Romanos 12:2 (leerlo). Para renovar su mente, pídale a Dios que lo llene de su Palabra.
  • VOLUNTAD: Filipenses 2:13 (leerlo). Dios le ayuda a tener el deseo de hacer su voluntad y lo capacita para realizarla. Haciendo pleno uso de su voluntad, considere la afirmación de Gálatas 2:20 como su propia experiencia.
  • EMOCIONES: Gálatas 5:22,23 (leerlo). Al permitir que el Espíritu de Dios le llene, Dios produce en el cristiano espiritual, el fruto del Espíritu y este lo ayuda a producir las emociones correctas y contribuye a controlar sus emociones.
  • ESPÍRITU: Efesios 5:18 (leerlo). “Sed llenos del Espíritu”. Pídale al Espíritu Santo que llene su personalidad y que lo siga llenando para que pueda guiarlo a toda verdad, enseñarle todas las cosas y darle el poder y autoridad de ser un creyente espiritual.
  • CARNE: Romanos 6:12,13 (leerlo). Su cuerpo es un don de Dios para que tenga identidad, participe en el mundo y se comunique con los demás; no es malo en sí mismo; solamente la carne, o sea su naturaleza pecaminosa es mala. Jesús vino a morar en su cuerpo para hacer del mismo un instrumento de justicia en lugar de un instrumento de pecado. Presente su cuerpo y todos sus miembros a Dios para hacer el bien.

1 Corintios 6:19,20 (leerlo). La idea de castigar o privar el cuerpo de los cuidados vitales, tan solo porque es malo, no tiene su origen en el cristianismo.

Romanos 12:1 (leerlo). La encarnación de Cristo en un cuerpo humano, muestra el potencial para ser restaurado a la condición original, cuando vuelva Cristo y nos dé un cuerpo espiritual semejante al suyo.

FE EN ACCIÓN
Querido hermano, medite en los principios bíblicos comentados, para entender como ser como Cristo al adoptar un estilo de vida diferente y ser un cristiano espiritual. A medida que ceda su ser completamente a Dios, el Espíritu Santo le ayudará a renovar su mente, hacer la voluntad de Dios, a dominar sus emociones, a presentar su cuerpo en sacrificio vivo santo y agradable a Dios. Luego entonces, su alma se salvará. Seguir el ejemplo del Apóstol Pablo al declarar “Sed imitadores de mí, como yo de Cristo”, y de Juan Wesley cuando declaró: “He decidido ser un cristiano bíblico completo. ¿Quién quiere seguirme?”.

La palabra de Dios transforma vidas y da una vida con propósito: vida abundante, vida victoriosa y vida eterna.

Que Dios “te bendiga y te guarde, que Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”. Y recuerden hacer del día del Señor un día santo, un día saludable y un día feliz.

Hno. Cuau.

Tomado y adaptado del libro ”El Plan Maestro para el Discipulado Cristiano” y de compartir mi experiencia con Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s