Carta de Misionera

CARTA DE NUESTRA MISIONERA EN KATAKAIBOS, AMAZONIA DEL PERÚ
Conociendo nuevos horizontes

Pbra. Militsa De Gyves
Misionera a los Katakaibos

Nuevamente me comunico con ustedes y, como siempre, con mucha emoción les comparto todas las maravillas que Nuestro Buen Padre permite que sucedan a este lado del continente.

Hace algunas semanas recibí una invitación para apoyar como traductora en un equipo médico, en especial he tenido el gozo de ayudar en esta área por lo que con mucha alegría y revisando los tiempos de trabajo de nuestro equipo, dije que sí sería una bendición participar sirviendo en esa área.
“Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la Palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo fue entre vosotros” (2 Tesalonicenses 3:1).

Nuevas experiencias, nuevos lugares, nuevos amigos. El trabajo misionero era un sitio totalmente desconocido para mí, tendríamos que llegar a un lugar llamada Sepahua, así que comencé a buscar dónde era el sitio. Aunque no conocía a nadie ni siquiera a los organizadores con anterioridad, me sentí muy confiada ya que también iría otra misionera que desde hace ya años somos amigas. Su nombre es Gioconda, por lo que el viaje se hizo más emocionante.

Algo que también fue nuevo para mí fue volar en avioneta y poder contemplar la hermosura de la creación desde los cielos.

Llegamos a Sepahua, donde fue nuestra base de trabajo y a donde cada noche volvíamos para dormir. A nosotras nos tocó trabajar con los dentistas, quienes atendieron a un gran número de personas cada día.
Trabajamos en las comunidades nativas, así que dos días viajamos en bote, primero a la comunidad de Miaria y después a Bufeo Pozo, ya que el tercer día las consultas fueron en Sepahua.

Cada día fueron atendidos más de 300 pacientes en las diferentes especialidades. Cada día venían personas, incluso de otras comunidades y de otras tribus, como por ejemplo los Machiguengas, quienes llegaban por la madrugada a esperar ser atendidos. Fue un tiempo hermoso poder compartir con tantas personas no sólo el área médica sino también el área espiritual, ya que al final de cada consulta había alguien listo para hablar de las buenas nuevas de salvación.

Enseñando y compartiendo de cerca con los hermanos en las comunidades con el fin de edificar la Iglesia. Desde hace algunos meses se inició con el EDIK (Escuela de Discipulado Katakaibo), donde Leo visita todos los meses las comunidades para dar dos o tres días unos cursos de discipulado y crecimiento espiritual.Ya me había tocado ir con él a las comunidades, pero aprovechaba yo para trabajos de traducción. Sin embargo, en esta ocasión en la comunidad de Santa Martha me tocó la oportunidad de enseñar por la tarde, lo cual fue una experiencia hermosa y de acercamiento a los hermanos que están participando.

También pudimos visitar una mañana la comunidad de Alianza, para arreglar algunos asuntos y saluda a los hermanos de aquella comunidad.
Fue un tiempo de mucha bendición y de conocer más de cerca de hermanos/as que, además de aprender, nos comparten sus inquietudes y problemas, así como muchas preguntas acerca de cómo vivir la vida cristiana. Les pido oren por los líderes de las iglesias en las comunidades, que Dios les proteja de los ataques del enemigo y del desánimo en el servicio a Dios.

¿Y la traducción? Vamos avanzando
Los avances en el área de traducción han sido muy buenos en este tiempo. En este último mes he avanzado en las revisiones y en la elaboración de los libritos para niños. Ya están listos para poder imprimirse 3 libros: “La creación”, “La caída del hombre” y “El nacimiento de Jesús”. Estos materiales serán distribuidos la última semana de noviembre. Cada año, como equipo, realizamos el EMLIKA (Encuentro Ministerial de Líderes Katakaibos), para capacitar a los hermanos en el área de liderazgo y puedan ellos dirigir sus iglesias y hacerlas crecer.

Este año hemos incluido una capacitación especial para maestros de Escuela Bíblica Infantil, ahí donde les estaremos entregando los libritos, junto con algunos otros materiales con los que los participantes puedan dar sus clases en las comunidades. A partir de enero de 2020 estaremos haciendo nuevos libritos para que las clases continúen y darles un seguimiento. La meta en total es tener 13 libritos sobre historias de la Biblia para niños. Son libritos especiales para colorear.

Una bendición extra
Una linda experiencia este mes, fue poder compartir el mensaje de la Palabra, con las hermanas de ICP (Iglesia Contemporánea de Pucallpa), pues además de compartir un tiempo hermoso conociéndonos y degustado ricas comidas, pudimos meditar sobre la mujer que derramó su perfume a los pies de Cristo y viendo cómo podemos derramar nuestras vidas para alabanza de nuestro Salvador.

También por primera vez en mi vida, fui invitada a ser la maestra de ceremonias de una boda. Y fue toda una experiencia, pues hay que dirigir no sólo en la ceremonia sino también en la recepción.

Peticiones de oración

  • Por la capacitación de maestros de Escuela Bíblica para Niños.
  • Por el EMLIKA, que Dios traiga con bien a nuestros hermanos Katakaibos de sus comunidades y sea de gran bendición a sus vidas.
  • Por los líderes de las iglesias Katakaibas, que puedan seguir creciendo espiritualmente y sean guardados de las asechanzas del enemigo.
  • Por los trabajos de traducción bíblica, que Dios nos de sabiduría, tiempo y recursos para seguir avanzando.
  • Por mi viaje de regreso a México y las actividades que estaré realizando, especialmente con los niños de la Casa de la Esperanza.

Sirviendo con fe al Rey.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s