¿Amamos a la Gente tal como Decimos?

¿Amamos a la Gente tal como Decimos?

Cuando otros pueden ver que estamos realmente interesados en conocerlos y en aprender sobre sus vidas, que realmente estamos dispuestos a escuchar genuinamente sus desafíos y luchas, empezarán a ver que de verdad los amamos de la manera en que decimos que lo hacemos.

Kimberly Reisman

Cuando se trata de compartir el amor de Cristo con el mundo, la conexión entre lo que decimos que creemos y cómo vivimos esas creencias es crucial. Nuestra integridad está directamente relacionada con la fuerza de esa conexión. Si hay una brecha entre lo que decimos que creemos y la forma en que vivimos nuestras vidas, perdemos nuestra credibilidad. Es por eso que nuestra integridad, la sensación de plenitud que viene cuando nuestras palabras están en sintonía con nuestras acciones, es un componente vital para compartir nuestra fe.

Nuestra integridad es fundamental porque, como cristianos, basamos nuestra fe en la vida, ministerio, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, al que llamamos el Cristo. Este hombre, Jesús, es alguien cuya compasión, cuyo amor y cuidado de los marginados de la sociedad, cuya enseñanza sobre la justicia, la misericordia y el perdón, y cuya historia de sufrimiento y la muerte son bien conocidos. Y no solo por dentro la Iglesia.

Que el hecho de que la vida y el carácter de Jesús sean bien conocidos fuera de la iglesia debería darnos una pauta cuando pensamos en la integridad, conectando nuestras creencias con cómo las vivimos. Debería impulsarnos a continuamente a probarnos a nosotros mismos y hacernos algunas preguntas de evaluación.

¿Mostramos constantemente amor por otras personas? ¿Incluso aquellos que pueden estar en desacuerdo con nosotros? ¿Estamos interesados ​​en conocer a otros fuera de la iglesia? ¿Estamos dispuestos a aprender realmente sobre sus vidas o escuchar genuinamente mientras relacionamos los desafíos y luchas de su pasado o presente? ¿Realmente amamos a la gente como decimos que lo hacemos?

Estas son más que simples preguntas retóricas. Porque cuando parecemos más preocupados por lo que la gente hace o no hace, que con la comprensión de las realidades que están experimentando, la gente se da cuenta. Cuando parecemos ser reacios a ponernos en los zapatos de otra persona, la conexión entre las creencias que profesamos y nuestra vida en el mundo que está perdido y, con él, nuestra integridad.

Esto es cierto todo el tiempo, pero adquiere un particular dimensión dolorosa en tiempos polarizados como estos cuando culturas y religiones chocan en tantas formas tan dramáticas.

Por eso es importante volver a preguntar: ¿realmente amamos a la gente en la forma en que decimos que lo hacemos? ¿Estamos dispuestos a ponernos en los zapatos de otra persona?

El recurso para compartir la fe del Evangelismo Metodista Mundial, “Abraza: muestra y comparte el amor de Jesús” se centra en comprender la importancia de la integridad. Creemos que es uno de los valores esenciales de compartir nuestra fe. “Abrazo” (Embrace) nos ayuda a explorar nuestro propio camino de fe y profundizar nuestra comprensión del valor de la integridad en compartir la fe.

Una de las cosas que reconocemos cuando exploramos el significado de integridad es que implica reciprocidad. Al principio de mi ministerio fui responsable de un culto dominical que se reunía en un cine local. Debido a que no era convencional, resultaba atractivo para muchas personas que no se sentían cómodos en un entorno más tradicional. Muchos fueron cristianos solo de nombre; muchos no eran cristianos en absoluto, pero estaban interesados ​​en explorar la fe.

Varios años después de dejar ese puesto, me encontré con una mujer que había asistido con regularidad. Mientras hablábamos, ella recordó que estaba en un lugar confuso y malsano en su vida durante esos años. Ella sintió que yo sabía esto sobre ella y de alguna manera estaba en desacuerdo con ella o incluso desaprobaba algunas de las formas en que se estaba enfrentando. Afortunadamente, dijo que esto era algo bueno, porque incluso aunque podríamos no habernos puesto de acuerdo, ella sintió que había un lugar para ella pasara lo que pasara. Fue la seguridad de ese espacio que la había desafiado a reevaluar seriamente su vida.

Continuó describiendo la reciprocidad que había experimentado. Ella dijo que a pesar de que sintió que yo no estaba de acuerdo, era importante para ella que la tomara en serio y siempre estuviera abierto a la posibilidad de que pudiera tener algo que ofrecerle.

Una comprensión holística de la integridad es una parte fundamental para mostrar y compartir el amor de Jesús. La mutualidad y la reciprocidad es crucial. Cuando otros pueden ver que estamos realmente interesados en conocerlos y en aprender sobre sus vidas, que realmente estamos dispuestos a escuchar genuinamente mientras relatan sus desafíos y luchas del pasado o presente; empezarán a ver que de verdad los amamos de la manera en que decimos que lo hacemos. Ellos empezarán a ver que la creencia en nuestro corazón realmente está sincronizada con nuestra vida en el mundo.

Y cuando estas cosas se juntan, nuestras palabras y nuestras obras -la creencia en nuestro corazón y nuestra vida en el mundo- ahí es cuando el Espíritu Santo comienza a moverse y las vidas se transforman.

“Abraza” (Embrace) es una manera maravillosa de explorar su propio camino de fe para poder compartirlo con otros, con más confianza y autenticidad. La agencia de Evangelismo Metodista Mundial ofrece talleres sobre “Abrazar” en formatos en línea, híbridos y presenciales, así como en contexto de estudio en grupos pequeños. 

Para más información sobre el programa “Abraza” (Embrace) de Evangelismo Metodista Mundial, visita el sitio worldmethodist.org/embrace.


* Kimberly Reisman. Director Ejecutivo de Evangelismo Metodista Mundial.


REFERENCIA

Kimberly Reisman. (2020). Do we love people the way we say we do? Octubre 2, 2020, de World Methodist Council Sitio web: http://firstfridayletter.worldmethodistcouncil.org/wp-content/uploads/2020/10/October_2020_Print-PDF.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s