Cápsulas de Discipulado

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico

Cuauhtémoc Meneses Stama

DISCIPULAR A OTROS: FORMACIÓN DE DISCÍPULOS (segunda parte)
“EL COMO DEL DISCIPULADO BÍBLICO”

Mi oración es que nuestra querida iglesia tenga un despertar espiritual y verdadero avivamiento en todo el país. Estamos compartiendo «el cómo del discipulado bíblico», como fruto de mi experiencia personal con mi Dios y Señor en el ministerio de formación de discípulos espirituales, discípulos reproductores y discípulos colaboradores de mi Dios y Señor.

Dios ha puesto en mi corazón compartir con ustedes varios temas bíblicos que les ayuden en la formación de discípulos, usando la gráfica del maestro constructor. El tema de esta cápsula es FORMACIÓN DE DISCÍPULOS.

CÓMO SER UN DISCÍPULO MULTIPLICADOR

Leer y memorizar 2 Timoteo 2:1-3. Estos principios le proporcionarán un medio para multiplicar discípulos, en lugar de simplemente agregar miembros a su iglesia que jamás crecerán en su fe (Evangelismo: ganar almas).

PRINCIPIOS PARA MULTIPLICAR DISCÍPULOS:

  1. Sea un buen ejemplo de Jesucristo.
  2. Encomiende las verdades bíblicas a discípulos confiables.
  3. Ministre para Cristo incluso en tiempos y lugares adversos.

El secreto que radica en tales principios constituye un medio estratégico que Cristo ha planeado para llevar a cabo “La Gran Comisión”: predicar el Evangelio a toda criatura y “haced discípulos” en todo el mundo, antes de que este llegue a su fin.

Dicho secreto es la MULTIPLICACIÓN. Si un discípulo capacita a otro discípulo, para que a su vez este capacite a otro, la ecuación cambia de la suma a la multiplicación. Si testifico fielmente, pero no enseño a testificar a quienes gano para el Señor, está en el método de uno más uno. Sin embargo, si a cada creyente lo enseño a testificar, a ser discípulo y a discipular, entonces usted formo a un discípulo multiplicador. 

ENCOMIENDE LAS VERDADES BÍBLICAS A DISCÍPULOS CONFIABLES

En 2 Timoteo 2:2, Pablo le dijo a Timoteo que les transmitiera a otros lo que él había enseñado. Cada verdad que el discípulo de Jesús recibe, aumenta su responsabilidad de transmitir la verdad a otros.

En Mateo 25:26, Jesús calificó de malo y negligente el siervo que escondió sus talentos. ¿Qué ha recibido usted de predicadores, maestros y consejeros espirituales? Como discípulo de Jesús, su responsabilidad es transmitir las verdades de Dios, aprendidas de otros. Para Dios, como discípulos de Jesús es deudor a las generaciones que han de sucederlo.

En 2 Timoteo 2:2 (ante muchos testigos; hombres fieles, otros) nos indica que debemos discipular en grupos preponderantemente, pero se puede discipular de uno a uno. Comentario del Hno. Cuau: durante años he aprendido que los mejores discípulos se forman en un grupo discipular; así discipulaban Jesús y Pablo. Esto no significa que no se dedique tiempo a la formación de discípulos, sino que se necesita más el ejemplo para constituirse en discípulos. Jesús, Pedro y Pablo usaron el método para discipular principalmente en grupo. Existen dos maneras de seleccionar los aspirantes a ser un buen discípulo de Cristo:

  1. Seleccionar discípulos fieles.
  2. Invertir su esfuerzo en discípulos idóneos. 

SELECCIONAR DISCÍPULOS FIELES

Pablo elegía bien a quienes invitaba a seguirlo en su ministerio. Pablo dio testimonio de infidelidad de Figelo y Hermógenes. Pablo quería que cada esfuerzo hecho, fuera fructífero, por eso lo inquietaba la fidelidad. Tal vez usted piense que tiene un tiempo ilimitado para discipular a quienes Dios les ha encomendado. Sin embargo, en el lapso de su vida, usted solo podrá discipular a una cantidad limitada de personas. Su eficiencia al discipularlos, se determinará cuando sus discípulos que ha formado se multipliquen.

Jesús dijo que los discípulos que sean fieles, recibirán mayor responsabilidad, pero si no fueran fieles, se les quitará lo que tenían. La palabra fiel significa: confiable o fidedigno, o bien una persona que no defrauda la confianza depositada en ella. Cuando usted seleccione a personas en quienes quiera invertir su tiempo, no se vea tentado a elegir a quienes tengan la mejor personalidad o cuenten con el don más obvio, sino elija a quienes sean fieles. A continuación les mostraré varios pasajes bíblicos, para que los lea, que nos dan principios de vida, sobre la fidelidad:

  • Proverbios 13.17 – el mensajero fiel acarrea salud.
  • Mateo 24:45 – ¿Quién es, pues, el siervo fiel prudente…?
  • Mateo 25:21 – Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel.
  • Lucas 16:10 – el que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel. 
  • 2 Timoteo 2:2 – esto encarga a hombres fieles que sean idóneos.
  • Apocalipsis 2:10 – se fiel hasta la muerte.

Jesús no eligió a sus discípulos caprichosamente. Dios se lo reveló. Juan 17:6 (leerlo) dice: tuyos eran y me los diste. Dicho versículo dice que los discípulos eran fieles: han guardado tu palabra. Así como Dios encomendó los discípulos a Jesús, Él le va a encomendar que discipule a otras personas. Cuando Dios le encomiende a una persona para discipularla, Él espera que usted preserve dicha confianza y no lo trate a la ligera.

RECOMENDACIÓN DEL HNO. CUAU: Las características que debían tener a las personas que discipulaba son:

  • Que tengan hambre espiritual.
  • Que estén dispuestos a invertir tiempo en su proceso discipular.
  • Pero sobre todo que sea enseñable, que quiera aprender las verdades de Dios.

FE EN ACCIÓN

Querido/a hermano/a, la palabra de Dios declara: “Se fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida”. Sí le falta sabiduría, pídasela a Dios y él se la dará abundantemente, para elegir a hombres fieles que vaya a formar como discípulos espirituales. RECUERDA, CRISTO CUENTA CONTIGO EN LA MULTIPLICACIÓN DE DISCÍPULOS.

La palabra de Dios transforma vidas y da una vida con propósito, vida abundante, vida victoriosa y vida eterna.

Que Dios “te bendiga y te guarde, que Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”. Y recuerden hacer del día del Señor: un día santo, un día saludable y un día feliz.

Hno. Cuau.


Tomado de mis estudios sobre Discipulado Bíblico y de compartir mi experiencia con Dios, como discípulo de Jesús.