Núm. 28, 29 de Noviembre, 2011

Editorial

Puebla, Pue., 29 de Noviembre, 2011. Número 28

Acción de Gracias.

¡Vive siempre agradecido!

¡Gloria Dios que nos concede el gozo, salud, y vida! ¡Gloria a Dios que nos alivia las cargas, y nos invita a vivir agradecidos!

Cuando la vida te llene de bondades y alegrías; cuando todo te sonría y el gozo llene tu día, vive más que agradecido.

Cuando la tormenta pase con sus negros nubarrones, y se llenen de colores a tu alrededor las flores, salta y canta agradecido.

Es bueno que te recuerde que si ahora estás contento y lleno de paz y aliento, debes, bendiciendo al cielo, con Dios, ser agradecido; pues son más los que ahora sufren en pobreza, duelo, y llanto; los que en medio del quebranto, no encuentran razón o canto, para estar agradecidos.

Es bueno que reconozcas que todo lo que recibas, sea don, dádiva, o vida, siempre te vendrá de arriba. Sé pues muy agradecido.

Desnudo llegaste al mundo y desnudo partirás; y aunque nada has de llevar, porque aquí puedes gozar, haz de estar agradecido. Hay muchos que hurgan a diario en la basura un bocado, y si a ti no te ha faltado qué comer por tantos años, siempre vive agradecido.

La herencia de nuestro ancestro y padre Adán, desde el huerto, es que tú termines muerto; y si aún vivo está tu cuerpo, con Dios, vive agradecido. La paga del pecado es muerte, y ya que todos pecamos, si Dios vida te ha prestado, y tu muerte ha postergado, dile: “Estoy agradecido.”

Desde que eres concebido, naces como sentenciado a terminar sepultado; y dures uno o cien años, Mira: ¡Vive agradecido! El Ángel de Dios te libra de mil pestes y peligros; de riesgos y de enemigos. Por eso alaba hoy a Cristo, postrado y agradecido.

Si son miles los microbios que te invaden y contagian, y sólo porque Dios te sana, despiertas cada mañana, ¡Bendícelo, agradecido! No olvides sus bendiciones, y proclama sus verdades, su favor, sus sanidades, misericordia y bondades; y adórale, agradecido.

Y ante la peor amenaza que es sufrir en el infierno el justo castigo eterno, en vez de gozar del cielo y vivir agradecido, yo te ruego que hoy recibas la gracia de Jesucristo: El don perfecto y gratuito que Dios le da al más perdido, que le acepta, agradecido. Con su sangre Él ha saldado la deuda de tus pecados; vida eterna te ha comprado, para que en gloria alabando, vivas siempre agradecido.

¡Gloria Dios que nos concede el gozo, salud y vida! ¡Gloria a Dios que nos alivia las cargas y nos invita a vivir agradecidos!

drernestocontreras@hotmail.com

Artículos

Carlos Martínez García

Manuel Aguas, el Lutero de México (III)

  

 

Manuel Aguas: de sacerdote católico a precursor del protestantismo en México. La ruptura de 1871. Tercera y última parte.

 

22 DE OCTUBRE DE 2011

La carta de Manual Aguas a su ex superior en la orden de los dominicos, “fue el primer documento sobre la conversión de un sacerdote conocido al protestantismo y además [llamó poderosamente la atención] por la forma de folleto evangelístico en que está escrito” . [i]  Las críticas al deslinde con su anterior identidad religiosa y nuevo compromiso con el protestantismo por parte de Aguas, motivaron respuestas de las autoridades eclesiásticas católicas y de antiguos correligionarios.

De forma anónima un cura católico romano señala que por la lectura del documento en que Aguas refiere su conversión al cristianismo evangélico, se desprende que los folletos protestantes por él leídos, “y que con tanta profusión se han repartido para seducir incautos e ignorantes”, afectaron el buen juicio del converso. También señala que la misiva redactada por Aguas no debió haberle costado mucho trabajo escribirla, porque “calculada como está sobre alguna de aquellas muestras que suelen salir de las Islas Británicas o del Norte de América cada vez que un fraile o clérigo se harta de la disciplina que suele ocurrir en las filas católicas”. [ii]

Desde el anonimato, el crítico de Aguas defiende la necesidad de que la Biblia leída por los católicos incluya notas doctrinales, a diferencia de la Biblia impulsada por los protestantes que carecía de esos comentarios. Argumenta sobre la necesidad de guías para que los feligreses católicos no fuesen engañados, por ello las notas en la Biblia son para proteger las conciencias de los débiles: “¿no veis que sirven de guía a los ignorantes?”. También hace decidida apología de la autoridad del Papa, la que había cuestionado claramente Aguas en su documento. El autor anónimo fue abundante en disquisiciones y sofismas, en los que “hizo gala de la latinajos y asuntos teológicos que poco se acercaban al meollo de la crítica que había hecho Aguas”. [iii]

 Otro crítico de Aguas fue uno de los líderes de los Padres Constitucionalistas, a quienes antes nos hemos referido. Juan N. Enríquez Orestes , sacerdote liberal que pugnó por la creación de una Iglesia católica nacional, es decir sin supeditación a Roma, entra al debate desatado por Manuel Aguas con un escrito en el que mantiene distancia con la Iglesia católica romana pero, al mismo tiempo, manifiesta escepticismo respecto de unirse al protestantismo. [iv]

Enríquez Orestes afirma que él no servía a católicos ni a protestantes. Consideraba que la manifestación pública de Aguas sobre renunciar al catolicismo para adherirse a la fe protestante, era resultado de las garantías legales hechas posibles por Benito Juárez y los liberales que dieron la lucha contra el conservadurismo mexicano. Consideraba que las leyes juaristas en lugar de perjudicar a la Iglesia católica la beneficiaban, porque así se mantenían dentro de sus filas los verdaderos católicos y no quienes solamente simulaban seguirla.

 Las autoridades eclesiásticas católicas reaccionan a las pocas semanas en que comienza a difundirse la carta de Manuel Aguas.  El 21 de junio de 1871 se hace pública la  Sentencia pronunciada en el Tribunal Eclesiástico contra el religioso fray Manuel Aguas . En ella se le acusa de “crimen de plena apostasía, así del sacerdocio y de los votos monásticos como de la fe católica, y por el gravísimo escándalo con que de palabra y por escrito ha propagado sus herejías, tanto por medio de la carta dirigida a su provincial. M. R. P. fray Nicolás Arias, que después publicó y repartió, en que se declara absolutamente adicto a los errores del protestantismo, como por medio de la enseñanza que por sí mismo emprendió de esos mismos errores en el templo que ha sido del Convento de San José de Gracia de esta capital […]”.

El documento es breve pero saturado de estigmatizaciones contra Aguas. Además de apóstata, hereje y errático la  Sentencia  lo considera cismático, contumaz, obstinado, extraviado, criminal, ofensor, inmoral, en ruina espiritual, destructor, heterodoxo, irrespetuoso, desobediente, temerario, pernicioso, rebelde y falto de gratitud a la Iglesia católica.

 La  Sentencia cita distintos cánones y disposiciones eclesiásticas, especialmente las del Concilio de Trento. La pena impuesta es la de anatema y excomunión mayor  latae sententiae. El tribunal manifiesta que espera del sentenciado “un motivo de reflexión y arrepentimiento, que le haga volver al camino de la verdad, al seno de la Santa Iglesia y a los brazos paternales de Dios, que le aguarda lleno de misericordia. Comuníquese en debida forma esta sentencia al Ilmo. Sr. Arzobispo, y circúlese a todas las parroquias e iglesias de esta capital, con orden que se fijen copias autorizadas de ella en la sacristía y en la puerta principal de cada templo, por la parte interior, para conocimiento de todos”.

 La enjundiosa respuesta de Aguas a la excomunión no se hizo esperar demasiado tiempo . La dirige a la cabeza de la diócesis de México, Antonio Pelagio de Labastida y Dávalos. Para empezar le niega a éste el título de arzobispo, y lo llama “señor obispo de la secta romana establecida en México”, porque “aquel título no existe en la Biblia”. [v]

El ex sacerdote le niega jurisdicción sobre él a las autoridades eclesiásticas católicas, tanto nacionales como a las de Roma (en particular a “vuestro superior, el llamado Pontífice”). Aguas hace tanto una apología de su identificación con los intereses nacionales de México, como señalamientos de que en la historia del país ha sido la Iglesia católica la institución enemiga de la libertad del país. En cuanto a su mexicanidad, Manuel Aguas manifiesta que llegado el caso, que quiera el Dios de las Naciones que nunca se verifique, de que la Nación Norteamericana se resolviera a anexionarse nuestro país y formalmente nos invadiera, los mexicanos, a pesar de los traidores, haríamos esfuerzos inauditos por conservar íntegro nuestro territorio. De los protestantes sé decir con verdad y certeza que ocuparíamos en la campaña el lugar que el Supremo Gobierno tuviera a bien señalarnos… Si los mexicanos logramos emanciparnos completamente de Roma, entonces libres ya de ese enorme peso que gravita sobre la conciencia, nos atreveremos a afirmar con toda certeza que ya no habría peligro de perder la patria, y que en conflicto dado, nuestra y sólo de nosotros será la victoria, porque ya no estaremos divididos y sólo existirá la unión, que da la fuerza y hace respirar a las naciones. [vi]

En lo tocante a la actuación histórica de la jerarquía de la Iglesia católica, Aguas hace eco a los argumentos de los liberales:

Todos los mexicanos de buena fe deben convencerse que la Iglesia Romana es y siempre ha sido y será antipatriótica y traidora. Recuérdese la indolencia con que vio esa iglesia la invasión norteamericana en el año 1847: siendo entonces inmensamente rica, se negó a auxiliar al gobierno que pedía recursos para conservar la independencia nacional… En el año de 1810, el denodado anciano de Dolores dio el glorioso grito de libertad e independencia. ¿Quién fue entonces su más encarnizado enemigo, quién lo maldijo, quién lo declaró hereje, quién lo excomulgó, quién se unió íntimamente con los opresores de España para odiar y perseguir a muerte a nuestros padres, a esa raza de héroes que nos han dada la patria? La traidora, la herética Iglesia Romana. [vii]

——————————————————————————–

   [i] Daniel Kirk Crane,  Op. cit ., p. 98.

   [ii]   Un sacerdote católico. Refutación de los errores contenidos en una carta que el presbítero Manuel Aguas ha publicado al abrazar el protestantismo , Imprenta de Ignacio Cumplido, México, 1871, en Daniel Kirk Crane,  Op. cit ., p. 100.

   [iii]  Ricardo Pérez Montfort, “Nacionalismo, clero y religión durante la era de Juárez”, en Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra (coordinadores),  El protestantismo en México (1850-1940). La Iglesia Metodista Episcopal , Instituto Nacional de Antropología e Historia, México, 1995, p. 71.

   [iv]  Juan N. Enríquez Orestes,  Juicio sobre la carta y conversión del P. Aguas , México, 1871, cita de Ricardo Pérez Montfort,  Op. cit. , p. 71.

   [v]   Contestación que el presbítero Don Manuel Aguas da a la excomunión que en su contra ha fulminado el Sr. Obispo Don Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos , Imprenta de V. G. Torres, México, 1871, citado por Ricardo Pérez Montfort,  Op. cit. , p. 69.

   [vi]  Ricardo Pérez Montfort,  Op. cit ., p. 70.

   [vii]   Ibid ., pp. 70-71.

Autores: Carlos Martínez García              ©Protestante Digital 2011

Pastoral Mensual

Estimado compañero pastor:

Mucho antes de que los Demócratas y Republicanos, se enfrascasen en una lucha por sacar a su país de la crisis económica que enfrenta; nuestra iglesia ya había enfrentado la suya, pues el panorama financiero no es tan halagüeño.

Tú y yo, compañero pastor, somos responsables, de hacer que las iglesias que pastoreamos tengan finanzas sanas. Ya sé, que vas a invocar que existen multitud de variables, incluyendo las micro y las macro económicas; pero aun así, Tú y yo jugamos un papel muy importante que no podemos soslayar.

La disciplina señala, que para ser administrador se tiene que diezmar (en el sentido del diezmo), y las evidencias muy pragmáticas, señalan lo contrario; con tal de tener completo el número de administradores, los toleramos aunque no diezmen, cayendo en una total impunidad y corrupción. Además sabido es de todos, que hay pastores, que reciben iglesias sanas, cumpliendo con todas sus responsabilidades, y por arte de magia las transforman en misiones, y los superintendentes ¡bien Gracias! O cambiamos la disciplina, y le quitamos ese inciso, mal puesto como parche, o cambiamos de actitud. De ti depende.

Nuestras aportaciones vía diezmo, se utilizan en congresos que solo sirven para crearse imagen; además se gastan fuertes sumas en dar terapias psicológicas a los pastores, y la evidencia de los resultados sigue igual. Iglesias convertidas en misiones. Por eso te invito a reflexionar

¿El sueldo de mi pastor será adecuado para que tenga feliz navidad?

AMIGOS Y HERMANOS:

Déjenme congratularme, por el magnífico papel desempeñado por nuestro obispo Andrés Hernández Miranda, en la conducción de los trabajos de la XXVI, Conferencia Anual de México, celebrada en la Iglesia: “El Mesías” de San Pedro Xalostoc en el Estado de México. Hubo asuntos, que verdaderamente ya nos era necesidad impuesta tratar. Hubo sus detalles, como siempre suele pasar. La renuncia y traslado de un pastor y una pastora, a otras conferencias Anuales, y la destitución del Director del Seminario Gonzalo Báez Camargo, que estupefactos recibimos la información en la voz de la Superintendente del Distrito Sudoriental, Pbro. Edith Molina Valerio, quien no precisó detalle de por qué la mencionada destitución, de modo que como siempre, ante la falta de una información veraz adecuada y oportuna, todo se queda en chismes y rumores. ¡qué son tan dañinos!

El Dr. Ted Jennings, de muy grata memoria, hacía en su oportunidad, señalamientos muy precisos, acerca de la importancia de la Conferencia Anual; y es que esta, debe ser un medio de difusión, que oriente, informe y ayude a formar el carácter espiritual de los miembros de nuestra amada iglesia, mediante la información veraz y el artículo doctrinal oportuno, además del comentario sobre el quehacer político en nuestro país.

Aprovecho este espacio, para comentarles una preocupación, que se pudo palpar y que requiere de una atención inmediata: nuestras iglesias locales, en su gran mayoría no están respondiendo con sus obligaciones financieras, por supuesto incluyendo la que estoy pastoreando. No podemos solo escuchar, sin que nuestras autoridades no tomen medidas al respecto. De acuerdo a mi leal saber y entender, las Conferencias de Distrito, no están cumpliendo con uno de sus deberes, señalados en el Art. 200, inciso C).- “Investigará si cada congregación y cada cargo pastoral, está cumpliendo debidamente con las aportaciones establecidas y reconocidas oficialmente. Adoptará y recomendará las medidas más adecuadas, para el mejor éxito de las finanzas de la iglesia. Celebrará, dentro de los trabajos de la misma Conferencia, una sesión de tesoreros de Distrito, con el fin de estudiar y resolver los asuntos relacionados con las finanzas del mismo”. Y, por supuesto, aunque no aparece en ninguna parte de las responsabilidades signadas a un Superintendente de Distrito, en nuestra Disciplina, sin embargo, el sentido común nos señala que es de su absoluta responsabilidad, el ver que las iglesias locales cumplan con sus obligaciones y tengan finanzas sanas.

Según entiendo, en el caso de nuestra Conferencia Anual, depende en buena medida del apoyo que le brinda el Colegio “Sara Alarcón”; y en el caso de la Conferencia del Sureste de la Universidad Madero. (No tengo información de las otras). Viene a cuento, porque han tenido aumentos la gasolina, la tortilla y más recientemente los insumos de primera necesidad, y las iglesias no se dan por enteradas, y no piensan en la situación financiera de los pastores y sus familias, y mucho menos de los pastores jubilados, que los pobres tienen que andar de la ceca a la meca, para poder subsistir, Sí, lo dije bien ¡subsistir!.

De acuerdo, con información digna de todo crédito, y sustentada por la Comisión de Finanzas y Tesorería Conferencial, hay iglesia que retrasan el pago de obra metodista, hasta por seis meses; y otras como el caso de la que pastoreo, que ni siquiera la pueden dar. Ya sabemos que las condiciones de la economía neoliberal afectan a nuestro país, que no hay creación de empleos, que muchas de las familias de nuestras iglesias, apenas cuentan con lo básico para subsistir, y me pregunto para mis adentros, ¿El Jesús humano, se pondría exigente con el diezmo? No encuentro en ninguna parte de la Escritura, que Jesús haya hecho un plan de trabajo, como los hermosos planes que nos obligan a hacer, incluso con objetivos y metas que sean medibles. ¡Nada de eso! Necesito nuestro Señor, y los resultados son obvios. Cumplía con su tarea, y para ello solo requirió de 12 discípulos.

Creo, que la comisión de relaciones, debiera preocuparse por hacer una evaluación más pragmática del desempeño pastoral, de conformidad al Artículo 224, inciso b), que señala: ”Esta comisión investigará, todos aquellos aspectos que permitan verificar la existencia de un genuino llamamiento, edad, estado de salud, su personalidad, aptitudes e inclinaciones vocacionales, instrucción académica y teológica, estado civil, relación familiar, etc. Etc. De muy buena fuente, se de pastores que no aceptan el bautismo de infantes, y siguen trabajando en nuestra iglesia. Creo que muchos pastores no pasarían la prueba de confianza.

Hay que buscar medidas apropiadas, no como un paliativo, sino como remedio a la situación de muchas iglesias, en donde la queja generalizada es acerca del desempeño de nosotros los pastores; incluso la Disciplina señala el hacernos un examen psicométrico. No estaría mal que nuestro Señor Obispo, a la usanza del Obispo Eleazar Guerra Olivares, estableciera una serie de estímulos, pero también los necesarios extrañamientos a los que no estemos haciendo nuestro trabajo de forma correcta.

El problema de nuestra iglesia, radica en que tiempo ha, se ha perdido el rumbo de la espiritualidad, y solo nos interesa lo administrativo. Nos interesan más las finanzas que la vida espiritual de la iglesia. Queremos reformar a la nación, pero no hacemos nada por reformarnos nosotros mismos. Mientras el gobierno busca adelgazar su estructura administrativa, nosotros la seguimos conservando. Vrg. Presidente Nacional de finanzas, Presidente Conferencial, Presidente Distrital y Presidente de finanzas a nivel local. ¿Cuántos funcionarios se están necesitando para hacer un solo programa que se aplique a nivel local? Se nos convoca para recibir el programa Conferencial del 2012, en la iglesia de Balderas en el mes de Enero; en el Distrito Centro ya tenemos nuestro programa del 2012 ¿Por qué tanta falta de coordinación? En fin…

Tengo en mis manos, uno de los diarios de mayor circulación a nivel nacional, en donde aparecen los salarios mínimos vigentes. Esto no tendría nada de particular, a no ser que me invitaron a desayunar, y salió a relucir el tema del salario pastoral. ¡Por supuesto ninguno de los presentes dijo que estaba conforme!, me mostraron un documento leído por la Comisión de Finanzas, en la pasada Conferencia Anual, en donde se menciona el tabulador de sueldos para pastores; además del informe de finanzas, y es vergonzoso, que muchas iglesias no dan a OBRA METODISTA y otras están SUBSIDIADAS de las oficinas episcopales.

Ilustremos nuestro aserto, con unos cuantos ejemplos tomados de lo que se ha informado en la Conferencia Anual, celebrada en Agosto de este año: “El Distrito Valle de Anáhuac, tiene un subsidio de $ 22,234.00, equivalente al 14 %. El Distrito Sudoriental, se vuela la barda con un subsidio de $ 81,870.00, equivalente al 58 %, y el Distrito Centro, $ 35,853.00, equivalente al 26 %. Los subsidios mensuales en sueldos, vales d despensa e impuestos ascienden a: Distrito Valle de Anáhuac, $ 9355.00; Distrito Sudoriental que nuevamente se vuela la barda con, $ 35,35.00 y el Distrito Centro $ 12, 845.00. El Distrito Centro tiene un pendiente de impuestos patronales de $ 3,000.00. La Obra Metodista pendiente de forma mensual, es de la siguiente manera: Distrito Valle de Anáhuac, $ 8,000.00, el Distrito Sudoriental, $ 7,000.00 y el Distrito Centro $ 3.555.00.

No quiero juzgar el trabajo del pastor… se merecen todo mi respeto, supongo que hacen lo mejor de su esfuerzo, pues a veces, las iglesias lo condicionan a la simpatía que nos despierta, pero me pregunto y les pregunto a los lectores con el salario que tienen nuestros pastores ¿llegarán a tener feliz Navidad? Espero en Dios que sí, pues ellos dependen de Dios, más que de los congregantes, en las actuales condiciones financieras, en que muchas veces no se cumple con el diezmo y las ofrendas.

Para muchos, hablar del sostenimiento pastoral, es un tabú: lo circunscriben al plano de la relación interpersonal; y me parece que en el contexto de la crisis económica que vive nuestro país, nuestra iglesia debe estar consciente de su gran responsabilidad hacia el pastor y su familia, y considerar seriamente lo relativo a su sostenimiento. Ni siquiera puedo imaginar, las angustias que tendrán las comisiones de finanzas y los tesoreros de las Conferencias, y con mayor razón de las iglesias locales, que en ocasiones le dan su sueldo al pastor a cuenta gotas, o se lo retrasan por olvido de los tesoreros que no están pendientes de cuando es quincena.

El pastor no debe ser un asalariado al cual se le trata como a un empleado. Debemos aprender a valorar adecuadamente el trabajo del pastor; hay que incrementar una relación fraternal correcta, buscando una justa dignidad del siervo de Dios. Sin base sólida alguna, muchas de nuestras Juntas de Administradores tienen reticencias a incrementar el sueldo de sus pastores, pensando que el pastor tiene que ser abnegado, dedicado a su vocación y llamamiento; que sea humilde y sin pretensión económica alguna, que ponga su mirada única y exclusivamente en los asuntos espirituales, que tenga una fe tan grande, para que no dude que el Señor lo sostendrá juntamente con toda su familia.

Que no piense, en asuntos tales como: su sueldo, jubilación, retiro, invalidez y muerte, o cuando menos tener su casa decorosa; pero por otra parte exigimos que Él siempre esté bien presentado, que reciba en su casa a cuanto visitante llegue y les dé de comer; que su esposa sea un dechado de pulcritud orden y humildad, (cuidado con faltar a la Sociedad Misionera Femenil); y que sus hijos sean un modelo de obediencia, reverencia y participación activa en el trabajo de la iglesia, pues de no ser así, siempre tendrán encima el reclamo. Nunca he entendido por qué, exigimos a los pastores y sus familias, lo que muchas veces nosotros no estamos dispuestos a hacer o a dar. Ante esta demanda, necesitamos que el Seminario prepare súper pastores, que puedan tener súper familias. No podemos olvidar que el pastor y su familia, son tan humanos como usted y como yo; y tan materiales que necesitan alimentarse bien, contar con una casa digna para vivir bien; disponer del suficiente dinero para vestir. Lograr una educación universitaria para sus hijos; gozar de un período razonable de vacaciones, tener derecho a los buenos libros para su biblioteca, y esperar confiadamente en el futuro, ¡todo eso cuesta!

Recordemos la exhortación paulina: “Os pedimos hermanos, que tengáis en consideración a los que trabajan entre vosotros, os presiden en el Señor y os amonestan. Tenedles en la mayor estima con amor por su labor”. 1ª. Tesalonicenses 5.12, 13. “Obedeced a vuestros dirigentes y someteos a ellos, pues velan sobre vuestras almas como quienes han de dar cuenta de ellas, para que lo hagan con alegría y no lamentándose, cosa que no os traería ventaja alguna”. Hebreos 13.17.

Ahora, cuando la crisis económica del país, ha impulsado la firma del Pacto Económico, y la Comisión Nacional de Salarios decreta un aumento; nuestras juntas de administradores e iglesias, parecen olvidar que nuestros pastores y sus familias también son de carne y hueso. Una ligera comparación entre los salarios mínimos vigentes en todo el país y los sueldos de los pastores, mostrará evidentemente que muchas iglesias están pagando muy por debajo de este nivel; lo cual debiera ser motivo de seria preocupación; como para exigirle demasiado al pobre siervo de Dios.

            Este estado de cosas, refleja la gran desventaja en que se encuentran nuestros pastores. Además, me duele decirlo pero los pastores jubilados sufren la ignominia. De nuestros funcionarios, como Obispos, superintendentes, Presidentes de Áreas y demás funcionarios, mejor ni le digo, porque en relación directa y proporcional a toda la responsabilidad que se les atribuye, para nada recompensa.

            En fin, compañeros pastores, para ustedes mi respeto y aprecio, pues siento que los pastores verdaderamente tenemos madera de santos. Pido a Dios que a las iglesias  las haga más sensibles a sus necesidades, que tengamos mayor preocupación por nuestros pastores, incluyendo a nuestros jubilados y sus familias; y que en términos generales estemos dispuestos para apoyar a nuestra iglesia, en todos sus programas financieros.

            Con el envío de mi fraternal abrazo, les saludo deseo salud y prosperidad para ustedes y sus familias, y que Dios les colme de abundantes bendiciones, y que tengan una muy ¡FELIZ NAVIDAD!

Suyo en Cristo

Con mi afecto y respeto

Pastor Alaniz

 

Según el Status of Global Missions 2011

 

Cada día hay mil ateos menos y 94.000 cristianos más en el planeta Tierra  

 

La creencia que más crece en el mundo es el cristianismo protestante, especialmente gracias al movimiento pentecostal y carismático.

16 DE NOVIEMBRE DE 2011, EEUU.- En lo que va de milenio, los “no creyentes” han perdido 2,7 millones de adherentes, y los ateos 1,37 millones. El que más crece es el protestantismo, que suma 60.000 fieles diarios. Le sigue el catolicismo que crece al ritmo de 34.000 personas al día, el islam gana 79.000 fieles diarios y el hinduismo 37.000.

Si uno vive en la envejecida Europa Occidental pierde perspectiva, pero a nivel mundial el número de ateos y no religiosos disminuye día a día, según el estudio anual ” Status of Global Missions “.En concreto, en lo que llevamos de milenio (de 2000 a 2011) la categoría “no religiosos” ha perdido 700 adherentes al día; mientras que la categoría “ateos” pierde 300 adherentes diarios.

En total estos últimos once años los “no creyentes” han perdido 2,7 millones de adherentes, y los ateos han perdido 1,37 millones.

Si comparamos con 1970  (en plena revolución sexual en Occidente y ateísmo comunista en Europa), vemos que en 41 años el ateísmo ha perdido 28 millones de adherentes. En cambio, los no – religiosos han crecido en más de cien millones; debido a que al caer los regímenes comunistas, muchos que se declaraban ateos han pasado a declararse no-religiosos. De igual forma, en China, Vietnam y otros países aún comunistas, muchos prefieren hoy declararse no-religiosos antes que ateos.

En cualquier caso, en pleno siglo XXI, ateos y no-creyentes van a la baja.

CRECEN TODAS LAS RELIGIONES

Por el contrario, las religiones crecen en el siglo XXI. Todas ellas. Incluso el pequeño judaísmo, que estaba de capa caída (15,1 millones en 1970; menos de 14 en el 2000) cuenta ahora con 14,9 millones de adherentes. El resto de creyentes de otras religiones se distribuye de la siguiente forma:

  – El cristianismo, que suma en todas sus variantes 2.300 millones de personas, crece al ritmo de 94.000 personas al día (protestantes, católicos y ortodoxos).

  – El islam, con casi 1.580 millones de adherentes, crece al ritmo de 79.000 fieles diarios.

  – El hinduismo cuenta con 952 millones de adherentes, y crece en 37.000 cada día.

  – El budismo cuenta con 468 millones de fieles, y gana 13.800 al día.

  – El taoísmo y confucionismo chinos suman 457 millones, y ganan 9.300 al día.

  – Y las religiones étnicas, con 269 millones de seguidores, crecen al ritmo de 9.000 al día.

  En total, en el mundo hay 2.000 millones de personas a las que nunca se les ha explicado el mensaje del evangelio. Otros 2.680 millones lo han escuchado alguna vez o lo conocen en cierta medida, pero no son cristianos.

EL CRECIMIENTO CRISTIANO ES PENTECOSTAL

La  Iglesia Católica  suma 1.160 millones de fieles, según este estudio, y gana 34.000 al día.

Las  iglesias protestantes  suman 1.125 millones de fieles en el mundo (incluyendo a los anglicanos).

  – Los carismáticos o pentecostales suman 612 millones, y ganan 37.000 cada día.

  – Los protestantes “clásicos” suman 426 millones, y crecen al ritmo de 20.000 al día.

  – Los anglicanos, centrados sobre todo en África y Asia, suman 87 millones, con 3.000 más cada día.

  Finalmente las  iglesias ortodoxas  suman 271 millones de bautizados, y ganan solo 5.000 al día.

  Los que el estudio llama  “cristianos del margen”  (Testigos de Jehová, Mormones, los que dudan de la Trinidad o de la divinidad de Jesús, etc…) suman 35 millones, y crecen al ritmo de 2.000 al día.

OTROS DATOS

Por supuesto, la forma más sencilla de crecer es la natalidad: tener muchos hijos y adherirlos a la propia tradición religiosa. Otra forma es la conversión: es mucho más infrecuente pero se da en millones de personas cada año. La conversión más común es la de un cónyuge a la religión del otro.

  En 2011, los cristianos de todas las denominaciones habrán hecho circular 71 millones de biblias más por el mundo (ya hay 1.740 millones de biblias dando vueltas por el planeta, algunas de forma clandestina).

Foto: Copyright (c) 123RF

Stock Photos  Fuentes: ReL© Protestante Digital 2011

La Biblia en el nuevo catecismo para indios remisos, de Carlos Monsiváis

 Toda la obra es, como el mismo Monsiváis expresara, un potente eco del libro que lo marcó toda su vida. Y de una fe forma especial su nuevo catecismo para indios remisos.

04 DE SEPTIEMBRE DE 2011

 El peso del lenguaje de Reina y Valera recorre de principio a fin el Nuevo catecismo para indios remisos . [1] Éste libro de ficciones fue señalado por Monsiváis como su preferido en la amplísima obra producida por él, “porque allí están algunas de las impresiones de mi niñez oyendo hablar de los santos ajenos”. [2]

 Es en una conversación con Elena Poniatowska [3] donde Monsiváis expone claras pistas para comprender sus motivaciones en la escritura de Nuevo catecismo para indios remisos. La escritora le pregunta al autor del libro acerca de su fracaso en el aprendizaje de los catecismos. Él responde: “Porque disponía de un gran equivalente, que rehúye la idea misma de catecismo, la Biblia, leída con cierta perseverancia desde que me acuerdo. Y porque había leído novelas de la formación ejemplar, The Pilgrim Progress (El progreso del peregrino), de John Bunyan, muy importante para mí […] Resumiendo, la Biblia fue la madre de todos los catecismos para mí, y el antídoto”.

Carlos Monsiváis profundiza en lo extraño que a su formación le eran los catecismos, porque “todo catecismo tiene una función didáctica, la interiorización del dogma a través de la repetición exhaustiva. Esto para mí es lo opuesto al acercamiento a lo religioso. En ese sentido, el catecismo nunca me ha interesado”. Más adelante, al ocuparse de la óptica que conjunta las narraciones del Nuevo catecismo, el escritor le confía a su entrevistadora: “por mi parte, yo me propuse examinar algunas de las creencias más delirantes de ese delirio doctrinario o pararreligioso que fue el catolicismo del Virreinato, y que sigue siendo el catolicismo ultramontano. No aludo a la religión, […] sino al humor involuntario forjado a lo largo de los siglos por muchos de sus practicantes”.

Carlos responde afirmativamente a la pregunta de Poniatowska acerca de si el Nuevo catecismo para indios remisos es un libro de ficción. Va más allá y describe cómo los textos de la obra son construidos por alguien a quien le ha sido ajeno el mundo católico, aunque atrayente por las supersticiones que estimula:

 Es un intento de glosar, de llevar a su consecuencia extrema la lógica de las supersticiones. En la Nueva España, por el modo en que se implantó la fe y por esa lenta asimilación de una creencia nueva en un medio tan salvajemente sometido, se produjo una cantidad enorme de superchería, en sí mismas manicomiales. Y me atrajo la idea de llevar a sus consecuencias a fin de cuentas previsibles lo ya concebido desde la más vigorosa fantasía […] La Virgen de Guadalupe nunca ha estado en mis preferencias religiosas o mitológicas, mi formación [protestante] no lo consentía. El fenómeno me parece apasionante y extraordinario pero siempre lo he visto desde fuera […] Y si vamos a lo religioso, el guadalupanismo nunca fue una fe por mí vivida o practicada, y desde niño aprendí a respetarla como algo ajeno que a mí no me corresponde juzgar y que evidentemente provocaba emociones perdurables. No me incumbía y no alcanzaba en mí la menor reverberación  […]

Al conocer la formación religiosa heterodoxa de Monsiváis, y saber de primera mano lo central de la Biblia en la práctica lectora de su entrevistado,  Elena Poniatowska le pregunta, “Carlos, tu Catecismocritica a la religión católica, ¿harías lo mismo con el protestantismo?” La respuesta evidencia las razones para referirse en el libro a un imaginario religioso, el católico, pero no al otro:

 No critica a la religión católica. No pasa por la fe, pasa por el lado de la locura extendida en algunas creencias. En lo tocante a la religión, el pasmo es tan inmenso que me impidió pronunciamientos, pero los desafueros a nombre de esas creencias me han resultado desde niño muy divertidos, y me propuse atender ese mundo no tan marginal, pero nunca central, de las creencias católicas en México y examinarlo a la luz de la sátira. En cuanto al protestantismo, el tipo de supersticiones que ha provocado es distinto al católico, pero no por ello deja de parecerme divertido. Lo que pasa es que me llevaría más tiempo, y no sé si hay el conocimiento suficiente de estos prejuicios para que el resultado no fuese una querella de gueto.

 Juan Villoro vislumbra el lugar clave que ocupa en la formación como lector de Carlos Monsiváis la traducción de los libros bíblicos realizada por Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera: “Todo autor significativo inventa un tipo de lectura, y como cuentista, Monsiváis enfrenta las prenociones de quienes conocen sus artículos y buscan en su ficción claves políticas o guiños contraculturales. Sin embargo, sus fábulas se alimentan de un afluente remoto, poco frecuentado por la narrativa mexicana: la Biblia protestante […] En buena medida, la heterodoxia de Nuevo catecismo para indios remisos deriva de la Escuela Dominical donde aprendió la doctrina que ahora parodia”. [4] Sí, en efecto, parodia la doctrina, pero no la que aprendió en la Escuela Dominical, sino otra.

El libro que coordina Raque Serur, y en el que reúne ensayos y estudios de distintos autores y autoras acerca del Nuevo catecismo, muestra cómo entre quienes analizaron el texto de Monsiváis las percepciones acerca de la influencia de la Biblia, y sobre todo el lenguaje de Reina y Valera, tienen distintos matices. A veces éstos son intensos, y en otros momentos tenues, o solamente menciones que no ahondan o desglosan la fuerte presencia del imaginario bíblico y el lenguaje de la traducción de la Biblia que proviene del siglo XVI.

 Quien mejor aprecia, y desarrolla, la influencia bíblica en el Nuevo catecismo para indios remisos es Sergio Pitol.  Observa que en la obra de Monsiváis, no nada más en el Nuevo catecismo, se entreveran las influencias del castellano antiguo, vía la Biblia traducida por Casiodoro de Reina, y expresiones verbales de la cultura popular. En lo que respecta a la primera influencia, la de la Biblia, Sergio Pitol evoca lo escrito por Monsiváis en su Autobiografía sobre el Domingo de Ramos en que recitó, ida y vuelta contra reloj, el orden y título de los libros que conforman la Biblia: “Eso explica de alguna manera la excepcional textura de la escritura del autor, sus múltiples veladuras, sus reticencias y revelaciones, los sabiamente empleados claroscuros, la variedad de ritmos, su secreto esplendor”. [5]

Más adelante se ocupa de la fusión lingüística lograda por Monsiváis entre la sonoridad poética de la Biblia leída y releída por él, una amplísima gama de lecturas literarias y la incorporación del habla popular; cuyo resultado es muy singular, sin parangón en la historia intelectual mexicana:

 El lenguaje bíblico tuvo que aceptar, me imagino que no sin reticencias, ritmos y palabras que en su mayor parte le eran antagónicos; su superficie se revistió con una tonalidad ajena que progresivamente lo fue permeando. La pasión ya manifestada desde entonces [en la juventud de Carlos Monsiváis] logró penetrar e incorporarse al edificio majestuoso construido por Casiodoro de Reina. Tal vez por ello, aquel inicial “Fino acero de niebla” [6] resultaba diferente a lo que entonces se estilaba en México, de la misma manera que todo lo que desde entonces ha escrito resulta diferente a lo que escribimos los demás. El fuego de revelación que yace en el interior de la palabra sagrada logra poner en movimiento todas las energías del lenguaje. [7]

La tradición lingüística y cultural que formó a Carlos Monsiváis es muy singular, excéntrica. Al abrevar en la Biblia, y la literatura anglo sajona claramente influida por el imaginario bíblico, Monsiváis se singularizó entre los intelectuales mexicanos y de ello dejó huellas en su vasta producción. El contraste que hace Pitol al respecto es agudo:

 Si se compara el esplendor de las novelas decimonónicas de la Nueva Inglaterra con las que en esa misma época se escribieron en nuestro idioma, estas últimas quedan disminuidas al instante. La sola idea de establecer una analogía nos produce un agobio y una disminución escalofriantes. Por un lado Moby Dick, La letra escarlata, La caída de la casa de Usher, La vuelta de tuerca. Del otro, Don Gonzalo González de la Gonzalera, El buey suelto, Pequeñeces, Morriña. Las primeras, como me decía Monsiváis hace cuarenta años, son una prolongación de la palabra revelada; las de nuestro idioma surgen de la nada. Tras ellas dos siglos de Contrarreforma, donde en vez de la Biblia sólo se leían sermones. Hay desde luego dos excepciones: Galdós y Clarín.

Parecería que hago proselitismo religioso. No es para nada el caso. Me refiero sólo a la potencialidad que presta a una escritura su raigambre en algunos de los momentos de mayor esplendor del idioma. Monsiváis logró esa conexión con el lenguaje insuperable que Casiodoro de Reina creó a mediados del siglo XVI. Otros lo han hallado en Cervantes, en Tirso, en Lope o Calderón, en Quevedo y Góngora, en Bernal Díaz del Castillo, en Darío, y luego afinado en Vallejo y Jorge Guillén, en Valle Inclán, Neruda, López Velarde, Borges, Cernuda o Paz. Cuando no se da el encuentro con ese gran idioma, la literatura se ensombrece. [8]

Al comentar la excentricidad de Nuevo catecismo para indios remisos, Sergio Pitol capta muy bien la presencia de la Biblia en la integridad del texto. El propio Monsiváis así lo afirmó, al conversar con Elena Poniatowska sobre la influencia bíblica en el conjunto de las narraciones de ese libro: “Aún retengo muchísimos versículos de memoria y eso, en mi caso, es parte de la formación literaria; una parte estricta, porque la versión [de la Biblia] de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera es soberbia. El Nuevo catecismo viene de allí directamente, toda proporción guardada”. [9]

Por lo anterior el comentario global del escritor que conoce a Monsiváis en su adolescencia es resultado de haber leído el Nuevo catecismo con la perspectiva de quien lo prohijó:

 Y así llegamos al Nuevo catecismo para indios remisos, ese triunfo del estilo, que se recrea en los duros tiempos en que la Nueva España se transformó en un escenario donde, con fervor, con denuedo, con piedad extrema, pero también, ¿por qué no decirlo?, con poco cerebro y frecuentes llamaradas de demencia, la Catequesis hizo su aparición en los territorios recién conquistados. Nos encontramos en un laberinto donde lo lúdico va de la mano con lo sagrado, donde la razón y la fe y la retórica que sostiene esa fe caminan abrazadas. Es, desde luego, un homenaje consciente a Casiodoro de Reina y a su lenguaje, el que a veces aparece como tal y también como su parodia. Un lego como yo en estos terrenos se sabe de antemano perdido. Hay frases de magna extravagancia que al introducirse en un párrafo recuerdan el sabor o el sonido del castellano antiguo. En una, Huitzilopochtli le grita a una de sus devotas: “eres para mí como escoria de plata sobre el tiesto”. En otra: “Hermanos, es mi deber alejaros de la tribulación y el fuego. El Armagedón se acerca. No vituperen las potestades superiores y arrepiéntanse a tiempo. Ya las ovejas son requeridas”. En verdad, no importa saber qué palabras o frases proceden directamente de los textos bíblicos y cuáles no: la voluntad de estilo del autor lo concilia todo. [10]

En efecto, desde el título mismo, la narración “Como escoria de plata sobre el tiesto” devela su desenlace para quien está familiarizado con las expresiones de Reina y Valera. El estilo de ambos, gozosamente y con ironía adoptado por Monsiváis, se refleja en el desenlace cuando no se cumplen las visiones de Omixóchitl acerca de que los indios conquistados por los españoles vencerán a los invasores. Entonces Huitzilopochtli, en una nueva revelación, le reprocha que para él ella es “como escoria de plata sobre el tiesto” (cita textual de la primera parte de Proverbios 26:23). El versículo completo fue traducido por Casiodoro de Reina así: “Como escoria de plata echada sobre el tiesto, son los labios enardecidos y el corazón malo”.

Hoy nos ayudan en la comprensión de Proverbios 26:23, aunque carecen de la rotundez y elegancia de Reina-Valera, otras traducciones. Entre ellas reproducimos tres de fuente protestante que vierten de la siguiente manera el versículo: “Como baño de plata sobre vasija de barro son los labios zalameros de un corazón malvado” (Nueva Versión Internacional). “Baño de plata en vasija de barro son los labios melosos con mala intención” (La Palabra). “Las palabras suaves pueden ocultar un corazón perverso, así como un barniz atractivo cubre una olla de barro” (Nueva Traducción Viviente).

 Apenas bosquejamos un tema presente a lo largo de la obra de Carlos Monsiváis, se trata del imaginario bíblico al que recurre frecuentemente.  En ocasiones hace citas textuales, o ligeramente modificadas, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. Otras veces parodia el lenguaje de la Biblia para aplicarlo a una situación de las muchas sobre las cuales ha escrito crónicas, precisiones irónicas en su trashumante sección Por mi madre bohemios, o como aforismos que denotan ecos de los Proverbios atribuidos al rey Salomón. [11] Tal imaginario es posible detectarlo desde su Autobiografía(1966) y Días de guardar(1970), Los rituales del caos (1995), Las alusiones perdidas (2007), El Estado laico y sus malquerientes(2008) y hasta Apocalipstick(2009). Mención aparte, como hemos visto, merece su Nuevo catecismo para indios remisos.

Ya que toda la obra es, como el mismo Monsiváis lo expresara a Elena Poniatowska, un potente eco del libro que lo marcó toda su vida.

——————————————————————————–

   [1]  Edición original: Siglo XXI Editores, México, 1982. Segunda Edición: Ediciones Era, México, 2001.

   [2] Entrevista de Antonio Jáquez,  Proceso , V/2008, p. 70.

   [3]  “Los pecados de Carlos Monsiváis”, en  La Jornada Semanal , 23 de febrero de 1997, incluida por Raquel Serur (coordinadora),  La excentricidad del texto. El carácter poético del Nuevo catecismo para indios remisos , UNAM, México, 2010, pp. 185-196.

   [4]  Juan Villoro, “La cultura de masas imita a su profeta”, en Mabel Moraña e Ignacio Sánchez Prado (compiladores),  El arte de la ironía. Carlos Monsiváis ante la crítica , UNAM-Ediciones Era, México, 2007, p. 377.

   [5]  Sergio Pitol, “Un lenguaje afianzado en la tradición”,  Viceversa , junio de 1997, p. 51. El texto es compilado por Raquel Serur,  Op. cit. , pp. 51-58.

   [6]  Se refiere a un cuento que Monsiváis lee a Pitol, “no mucho después de conocernos”. La pieza literaria deslumbra a Sergio Pitol: “Cuando después de la lectura le manifesté mi entusiasmo se cerró de inmediato, como una ostra que tratara de esquivar las gotas de limón”,  Viceversa , junio de 1997, p. 51.

   [7]   Ibid ., p. 53.

   [8]   Ibid .

   [9]  Elena Poniatowska, “Los pecados de Carlos Monsiváis”, en  La Jornada Semanal , 23 de febrero de 1997, versión en Internet, p. 3.

   [10]  “Un lenguaje afianzado en la tradición”, p. 53.

   [11]  Al respecto consultar el trabajo de Francisco León (prólogo, investigación y selección),  Autoayúdate que Dios te autoayudará. Aforismo de Carlos Monsiváis , Seix Barral, México, 2011. En el prólogo el autor consigna que “Carlos Monsiváis recibe la influencia de tantos y más autores”, varios de los cuales cita, pero no menciona en momento alguno la influencia mayor en los aforismo construidos por Monsiváis a lo largo de su extensa obra: la Biblia.

  Autor: Carlos Martínez García                       ©Protestante Digital 2011

Renovación

 

Oscar G. Baqueiro

El año de gracia de 20ll se acerca a su fin, así como el de 2012 ya se presiente y se insinúa. Hace muchos siglos alguien escribió, casi al final de las Sagradas Escrituras (Apoc.21:5), un dicho de Dios mismo: “yo hago nuevas todas las cosas.”

Las cosas son todo lo que existe, incluidos tú lector y yo autor de esta modesta parrafada. La creación está en una constante renovación: se va la noche y llega el día; el verano que nos agota es sustituido por el otoño que nos otorga descanso.

Cada año mueren muchos, pero nacen muchos más que quienes terminaron sus existencias. Cada periodo de la vida nos hace testigos de fuertes sequías y de desbordantes inundaciones

.

Al interior de cada organismo viviente, dice tambiénla Escritura(2ª.Cor. 4:16)

”el interior se renueva de día en día.” que es confirmado por la ciencia que ha mostrado que las muy numerosas células de cada viviente se van renovando de continuo de modo que cada ser humano es “hecho nuevo” celularmente cada siete años

.

Los vivientes mueren, pero la vida prosigue por sí misma y  por el diseño expreso de su creador, Sin ruido y de manera incesante, se produce la renovación de “todas las cosas” pues es el único modo para tener supervivencia y continuidad de la belleza que es la vida con todos los cambios y facetas que la integran.

De ese modo diremos “adiós” al 2011 y así también, en la confianza de nuestro marco de referencia y experiencia, diremos bienvenido al 2012.

MÉXICO

La ordenación de mujeres, tema de análisis en la UNAM

 

Ciudad de México, viernes, 18 de noviembre de 2011 (ALC) – Como parte del Curso “Mujeres en la tradición judeocristiana. Una mirada desde la antropología filosófica con perspectiva de género”, coordinado por los profesores/as Dr. Ricardo Blanco Beledo (ministro anglicano también), Mónica Ríos Saloma, Héctor Conde e Israel Galicia, y que se lleva a cabo durante el periodo otoño-invierno (6 de octubre-5 de enero de 2012) en la División de Educación Continua de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, este jueves 17 de noviembre se presentó la maestra Amparo Lerín Cruz para hablar acerca de la ordenación de las mujeres en la Iglesia Nacional Presbiteriana de México (INPM).

 Por Leopoldo Cervantes Ortiz

El objetivo del curso es hacer un análisis antropológico filosófico de la mujer en la tradición judía y cristiana, considerando además su dimensión histórica, política y cosmológica y en la presentación se afirma: “La presentación del curso señala: “En los últimos años ha habido un interés creciente en los estudios de género.

Sin embargo muchos de estos estudios han pasado de largo el lugar antropológico de las mujeres en las grandes tradiciones religiosas; antes bien, se han enfocado más en su situación política, económica y social. Ello tiene su total pertinencia, no obstante, el fenómeno religioso también tiene su relevancia a nivel social, histórico y cultural. Concretamente en la tradición judeocristiana ha habido una arraigada tendencia a relegar, excluir o dominar a las mujeres.

Es por ello que un estudio antropológico filosófico con perspectiva de género resultará interesante para revisar el papel de la mujer en el mundo de hoy”. La bibliografía del curso es amplia y muy específica.

Como parte del temario, los módulos III y IV abordan, respectivamente los temas: “Panorama histórico de las mujeres en el Judaísmo y Cristianismo” y “Mujeres ministras”, los cuales estudian el papel de las mujeres en el Antiguo Testamento, el cristianismo primitivo, la Edad Media y el protestantismo, en el primer caso, y en el segundo, se incluyen los testimonios de pastoras como Rebeca Montemayor (bautista), Sally  Sue Preasand (anglicana) y algunas rabinas argentinas.

Se discute también la ordenación sacerdotal en la Iglesia Católica mediante la participación de la Rev. Rose Marie Hudson. Lerín Cruz se encuentra en proceso de ser ordenada aunque enfrenta el rechazo oficial por parte de la INPM, oficializado en agosto pasado.

El módulo final se ocupa de los “Desafíos para la antropología filosófica contemporánea” y su objetivo es reflexionar sobre el papel de las mujeres en la reconfiguración de  sus propias instituciones religiosas”. La temática es sumamente atrayente:

1. Ventajas de la inclusión de mujeres en los espacios públicos del poder religioso; 2. Retos de las mujeres ministras de culto, y

3. Perspectivas de re-configuración institucional en la tradición judía y cristiana.

Llama poderosamente la atención que este asunto sea trabajado en la principal institución de educación superior del país, caracterizado por su tendencia a excluir estos temas de la agenda académica y social.

————————

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

Cantaré con el Espíritu, pero también con el entendimiento.

¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. I Cor 14:15

Lic. Octaviano García Cedillo

Viene a mi mente ésta cita en cada ocasión que escucho la pobre interpretación, la pobre ejecución  de  grupos musicales que cantan en los cultos en iglesias evangélicas.

Sí los coros infantiles y de adultos, grupos musicales (que algunos se denominan elegantemente “coros”, como si la condición de “muchos” fuese suficiente para denominarse como coro) fuesen la carta de presentación de las iglesias (pensando muy descomedidamente); o solistas que se arman de una decena de “cantantes” para adornar el culto y llevar a la Iglesia a momentos de inspiración y comunión (que por mucho, sólo logran llevarnos a la compasión y admiración por su participación arrojada) quedaríamos bastante mal representados ante la sociedad, (de hecho, desde hace algunos lustros así hemos quedado y no sólo en la iglesia local).

Cualquier trabajo que se hace en la vida social, en la vida laica, demanda hoy en día la excelencia y las suficientes competencias para realizarlo. No bastan las buenas intenciones, o  el deseo, mucho menos los egos, en otras palabras, se necesita: excelencia. Y en el caso de los coros, grupos, solistas y músicos en general, de la Iglesia Cristiana Evangélica, se necesita: la Unción.

Sí acaso, si se tiene la excelencia en la actividad musical de la iglesia evangélica y la congregación no es conducida al propósito de la misma que debiese ser, la contrición, la adoración, la alabanza, la preparación del espíritu de los oyentes, para escuchar el mensaje de los labios quemados con el carbón encendido del altar de parte del predicador, quien es el Llamado, el Ungido, el Siervo del Señor o el Apóstol, el Levita que nos ha de entregar “mensaje de vida”, es porque hemos olvidado considerar que la actividad musical en la iglesia es propia de levitas, de llamados al Ministerio de la Iglesia, son parte del Cuerpo Ministerial; hemos de considerar no sólo el Ministerio Musical como la oportunidad  “de siquiera hacer algo en la iglesia”; o de entender que el Ministerio Musical no es propio para expresar: “aunque sea, estar en el coro es lo que me tiene ligado a Dios”.

Cuando hemos pensado así, desde nosotros, buscando nuestro propio bienestar, nuestra propia justificación, cuando no tenemos oficio y ni aún gracia para la música, y amasamos nuestra propia verdad, hasta hacerle una verdad irrefutable para nosotros mismos, y que además defendemos a ultranza, con la ceguera propia de la ofuscación, estamos lejos de las promesas del Maestro: Mateo 6:33: “Mas buscad primeramente el Reino de Dios Y Su Justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

En qué fundamento se sostiene que la actividad musical de la iglesia cristiana evangélica, con identidad metodista moderna, es de carácter levítico y no un impulso sensual. Cómo definimos la Alabanza y la Adoración; Y cuándo, la música es parte del culto evangélico. Empecemos por la definición de conceptos.

Definición de Conceptos.

En la vida de las congregaciones uno de los elementos que debiesen considerar es la alabanza:

alabar.

(Del lat. tardío alapāri, jactarse).

1. tr. Elogiar, celebrar con palabras. U. t. c. prnl.

2. prnl. Jactarse o vanagloriarse.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados.

Domingo a domingo celebramos el nombre de Jesús el Señor y en un acto de adoración, le alabamos.

Veamos que es la adoración:

adorar.

(Del lat. adorāre).

1. tr. Reverenciar con sumo honor o respeto a un ser, considerándolo como cosa divina.

2. tr. Reverenciar y honrar a Dios con el culto religioso que le es debido.

3. tr. Dicho de un cardenal: Postrarse delante del Papa después de haberle elegido, en señal de reconocerle como legítimo sucesor de San Pedro.

4. tr. Amar con extremo.

5. tr. Gustar de algo extremadamente.

6. intr. orar (‖ hacer oración).

7. intr. Tener puesta la estima o veneración en una persona o cosa. Adorar EN alguien, EN algo.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Como podemos leer, la adoración es parte del culto religioso en donde se alaba a Dios.

A lo largo de las últimas centurias la música en los cultos de la Iglesia Cristiana Evangélica es uno de los Medios de Gracia para llevar a los creyentes a la adoración, a la alabanza.

La adoración, la alabanza es un acto que está contemplado para la eternidad y desde la eternidad, pasando por la Dispensación de la Gracia, que por Gracia vivimos.[i]

La Alabanza es un acto que está en la memoria colectiva de todo lo creado.[ii]

Stout Villalón[iii] apunta y abona en su tesis a propósito del Concepto de Adoración.

“El vocablo adoración ha sido definido y analizado por diversos autores estudiosos del tema. Entre otros, John R. W. Stott, citado por Pease (2002), definió la adoración como “la respuesta de culto a Dios por parte de los pecadores salvados por su gracia” (p. 29). Además, Sullivan (1999) percibe la adoración como la expresión de amor, reverencia y alabanza del creyente en Dios, con la que se le reconoce por su supremacía y señorío. Rumierk (2002), por su parte, señala que la adoración tiene que ver con la relación entre el ser interior del individuo y el Dios santo con quien se comunica. Y para W. T. Conner (citado en Darino, 2001) la adoración es el anhelo del corazón humano en respuesta a la revelación que Dios hace de sí en Jesucristo.

De las declaraciones anteriores se puede entender que la adoración, para la humanidad caída en el pecado, es la respuesta de aquél o aquella que reconoce y acepta la oferta de salvación de parte de Dios, lo cual le conduce a rendir alabanza, reverencia, honra y devoción como un acto inteligente de la mente y la voluntad por la revelación de Cristo Jesús.

De igual manera, los seres que no han pecado adoran a Dios con gozo y le rinden alabanza, honra, gloria y reverencia.

(Ap. 19:1-7 [19:1 Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro;
19:2 porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella.
19:3 Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos.
19:4 Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya!
19:5 Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes.
19:6 Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina!] ).

De ahí que a través de los tiempos los hombres han hecho de la música un medio de expresión para la alabanza a Dios. Sin embargo, la Alabanza a Yavé, fue encargada a los entendidos en instrumentos, veamos:

1er. Libro de las Crónicas.

15:14 Así los sacerdotes y los levitas se santificaron para traer el arca de Jehová Dios de Israel.
15:15 Y los hijos de los levitas trajeron el arca de Dios puesta sobre sus hombros en las barras, como lo había mandado Moisés, conforme a la palabra de Jehová.
15:16 Asimismo dijo David a los principales de los levitas, que designasen de sus hermanos a cantores con instrumentos de música, con salterios y arpas y címbalos, que resonasen y alzasen la voz con alegría.
15:17 Y los levitas designaron a Hemán hijo de Joel; y de sus hermanos, a Asaf hijo de Berequías; y de los hijos de Merari y de sus hermanos, a Etán hijo de Cusaías.
15:18 Y con ellos a sus hermanos del segundo orden, a Zacarías, Jaaziel, Semiramot, Jehiel, Uni, Eliab, Benaía, Maasías, Matatías, Elifelehu, Micnías, Obed-edom y Jeiel, los porteros.
15:19 Así Hemán, Asaf y Etán, que eran cantores, sonaban címbalos de bronce.
15:20 Y Zacarías, Aziel, Semiramot, Jehiel, Uni, Eliab, Maasías y Benaía, con salterios sobre Alamot.
15:21 Matatías, Elifelehu, Micnías, Obed-edom, Jeiel y Azazías tenían arpas afinadas en la octava para dirigir.
15:22 Y Quenanías, principal de los levitas en la música, fue puesto para dirigir el canto, porque era entendido en ello.

Los levitas designaron (1ª. de Crónicas 15:17).

Ésta frase en particular de la escritura nos debe llevar a considerar que el Pastor, tiene la responsabilidad de designar,  quien toca y quien canta en el culto.

A quien se le debe de llamar a cuentas para que reorganice su trabajo y contribuya con ofrendas presentables para el Altar del Señor, u ofrecerle alguna actividad en donde muestre sus dones y competencias, claro ésta, sin incurrir con engaños, porque, a  muchos se ha engañado, sobre todo  a quienes no tienen talento musical para estar en la dirección coral, o para cantar de solistas  y sin embargo, ostentan temerariamente el cargo, y por otro lado, no se le comenta por parte de quien es responsable de los ejercicios espirituales de sus competencias e incompetencias.

No podemos olvidar que los Levitas (véase Libro del Levítico, Antiguo Testamento, La Biblia. Versión Reina-Valera 1960) eran los encargados de “instruir” al pueblo sobre las ofrendas; eran los encargados de verificar que los animales para la ofrenda tuviesen la calidad necesaria para ser ofrendados.

Pero ésta práctica hoy en día se ve en muchas ocasiones soslayada por muchas circunstancias, que nos hacen pensar en que, hay personalidades en las congregaciones que no se pueden “tocar”, aunque estén teniendo actuaciones en la congregación nada edificantes, y en el terreno del ministerio musical no son aptos y mucho menos “entendidos”. Pasan los años y se sigue cayendo en la misma mala calidad interpretativa. Se nos hace creer que lo que hacen, como lo hacen cada culto o cada que les toca cantar, necesariamente está bien; Pero que sorpresas nos llevamos cuando escuchamos coros o solistas o grupos musicales, que sin tanto glamour y sin tanto ensayo, logran llevarnos en alas del espíritu hasta los confines en donde podemos adorar a Dios y alabar al Cordero en Espíritu y Verdad.

Hubo un coro en nuestra Iglesia que su director conocía el secreto para ser un coro de calidad, (la búsqueda de la unción, la búsqueda del Reino y para ellos, para ese director y ese coro, lo añadido era la bendición y el ambiente de adoración que se experimentaba en el culto cuando ministraban, ojo: No cuando les tocaba cantar, cuando Ministraban.  Sí, eso sucedía en nuestra congregación, hace algunos años).

Hoy el coro centenario de nuestra iglesia es una institución sólida y de una calidad interpretativa sin lugar a dudas, que  Ministra en el Espíritu para la Gloria de Dios (Soli Deo Gloria).

Hoy nuestro coro nos lleva en alas del Espíritu a Adorar y Alabar a nuestro Dios porque tiene una dirección solvente en conocimientos musicales y en temor reverente a nuestro Dios y a su Hijo.

Ahora bien: Concuerdo con MacArthur[iv] en el sentido de que la sabiduría musical para alabar a Dios es un don de Él.

Primero de Reyes 4:31, dice de Salomón:

“Aún fue más sabio que todos los hombres, más que Etán ezraíta, y que Hemán, Calcol y Darda, hijos de Mahol; y fue conocido entre todas las naciones de alrededor”.

Payton observa lo significativo de tal punto:

Si Salomón no estaba en la tierra, dos músicos serían los hombres más sabios.

En resumen, los músicos fueron maestros del más alto orden.

Esto me lleva a sospechar que los músicos Levitas, fueron aislados a través de la tierra, sirvieron como maestros de Israel. Además, los Salmos fueron su libro de texto. Y porque este libro de texto fue el libro de música, y puede [… ] que los músicos Levitas catequizaron la nación de Israel a través del canto de los salmos.

Los músicos que no fueron levitas, que fueron virtuosos, que, sin embargo,  abonaron a la música evangélica con los grandes oratorios, ejemplos sobran, J. S. Bach, G. F. Haendel, Vivaldi;

Otros fueron inspirados por El Maestro, tras la experiencia del corazón ardiente; Otros fueron inspirados tras la unción del espíritu y no en la construcción de egos y estrellatos efímeros, pues su obra musical ofrendada al Maestro perdura en el Salterio de la Iglesia Metodista Mexicana: Don Vicente Mendoza, Don Manuel M. Flores, Don Maurilio Olivera, y un largo catálogo de hombres que buscaron la unción en la composición, sus obras musicales, son piezas claves para el culto de alabanza y adoración.

El  músico moderno, aspirante a ser parte del cuerpo ministerial en la ejecución, interpretación, conducción musical en el culto cristiano evangélico, debiese tener claro que:

Necesita de la Unción del Espíritu para acercarse hasta el Altar de la Adoración.

Debiese estar consciente de la responsabilidad de conducir a los oyentes a la Adoración en la oración y la meditación.

Debiese estar consciente que el virtuosismo de sus dedos o de su voz, es la respuesta misericordiosa de Dios, que le permite, edificar a la congregación a través de la ejecución de un instrumento o del canto solista o coral y que, no es sólo una respuesta emocional, o sensual.

Debiese entender,  comprender y vivir la doctrina de Cristo.

Debiese ser miembro de la Escuela Dominical, que será fuente de inspiración para su ministerio; hoy en día, en muchas iglesias el director de coros,  o miembros de los coros, no abrevan en fuentes de inspiración como la Escuela Dominical; llegan “a sus camerinos” con la prisa citadina que nos es característica a “prepararse” para salir al culto.

Debiese ser maestro de Biblia, de Doctrina Cristiana, de la Disciplina de la Iglesia Metodista para elegir junto con el cuerpo pastoral, las selecciones que se adecuen al culto por venir y estar en sintonía y consonancia, en pocas palabras, debiese tomar parte en la programación del culto de Alabanza y Adoración, que el de Predicación es reservada para los pastores.

Debiese  estar en condiciones de predicar en cualquier momento, si fuese necesario, más, sí gusta de salir a otras congregaciones a oficiar, en este caso, debiese ser supervisado, porque lleva la representación de la congregación a la que pertenece esto es a la Iglesia Metodista en México, que es ejemplo de los oficios y observadora de la liturgia wesleyana, y la música: no es la excepción.

Debiese dejar las vestimentas artísticas y portar con humildad el traje sacerdotal que le identifica como siervo, como músico, como levita, en el servicio del templo del Rey.

Debiese tener las competencias de los entendidos en la música, como Hemán, y sí no, la Unción y las competencias mínimas necesarias para ser de inspiración, edificación y bendición,  para que su canto sea ofrenda de olor grato, agradable al Eterno.

Debiese valorar sí, con su participación honra el nombre de Jesús, para testimonio de su poder y gloria.

Finalmente:

Debiese entender, por su bien, para edificación de la congregación y para la Gloria de Dios, y de su Hijo Jesús y del Espíritu Santo:

El carácter levítico del ministerio musical.

Otoño del año de Gracia de 2009.


[i]  Apocalipsis. 5:13 Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. 19:5 Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes.

[ii] Los Salmos. 150:6 Todo lo que respira alabe a JAH. Aleluya.

[iii] Stout Villalón, Juan Francisco.  Factores Relacionados Con El Concepto De  Adoración Y Filosofía De La Música Religiosa De  Los Pastores Adventistas En México. Mayo 200

[iv] Macarthur,John. Tomado del Libro:  Fool`s Gold..

  

 

Con motivo del aniversario, el próximo día 4 de Diciembre, de la

Promulgación de la Ley de Libertad de Cultos,

revivimos el tema publicando un artículo de Carlos Martínez García, publicado en el periódico La Jornada, en el año 2006.

 

Juárez y la Ley de Libertad de Cultos de 1860

La última fecha para celebrar el bicentenario de Benito Juárez acaba de cumplirse; se trata del 4 de diciembre, día en que se cumplieron 146 años de la promulgación de la Ley de Libertad de Cultos. El nuevo gobierno de Felipe Calderón dejó pasar la ocasión pare referirse a un hecho que modernizó a México y reconoció derechos obstinadamente negados por el conservadurismo mexicano, con la Iglesia católica a la cabeza.

Pero el olvido calderonista no debe sorprendernos. Simplemente siguió la misma tendencia que ejerció Vicente Fox. La administración foxista, en los hechos, desatendió el bicentenario de Juárez y a regañadientes creó una comisión encargada de conmemorar el segundo siglo del nacimiento del liberal oaxaqueño, quien enfrentó al poder conservador que creó y mantuvo condiciones coloniales que devastaron a la nación mexicana.

Fox y Calderón, aquel de forma más rudimentaria que éste, desdeñan una gesta (la del liberalismo mexicano) porque son herederos de un bando ideológico que en el siglo XIX combatió a Juárez y la extraordinaria generación que le acompañó en la lid contra el dominio clerical.

La ley del 4 de diciembre fue la culminación de una serie de decretos juaristas que rompieron el control político, económico e ideológico de la Iglesia católica.

Es necesario recordar que Juárez enfrentó a un poder eclesiástico que contaba con enormes capacidades en todos los terrenos y que impedía el desarrollo del Estado porque lo controlaba mediante redes de complicidad y capacidades reales de veto a iniciativas del gobierno civil.

Las Leyes de Reforma, decretadas por Juárez, inician con la relativa a la nacionalización de los bienes del clero (12 de julio de 1859), continúan con la ley del matrimonio civil y la Ley Orgánica del Registro Civil (23 de julio y 28 de julio del mismo año, respectivamente). Pocos días después, el 31 de julio, se emite el decreto que establece el cese de toda intervención del clero en los cementerios y camposantos.

El 11 de agosto de 1859 el gobierno juarista decreta que los funcionarios públicos deben dejar de rendir pleitesía a los clérigos y fiestas católicas, ya que prohíbe la asistencia de aquéllos a las “funciones de la Iglesia”. El 2 de febrero de 1861 quedan secularizados los hospitales y establecimientos de beneficencia, todos vinculados al poder clerical. Finalmente, el 26 de febrero de 1863, Benito Juárez decreta la extinción de todas las comunidades religiosas.

Para comprender las medidas tomadas por el gobierno juarista es necesario situarse en las condiciones adversas que se ocuparon en crearle sus poderosos adversarios. La de Juárez no fue una gesta persecutoria en contra de una Iglesia católica débil y arrinconada. Fue una confrontación inevitable ante la decisión del poder conservador y clerical de combatir con todo a quien pretendía erigir un gobierno independiente de las directrices eclesiásticas. La Iglesia católica era un poder económico y político, y por supuesto religioso, que controlaba las vidas de los ciudadanos desde su nacimiento hasta su muerte. Dejar fuera del análisis esta realidad significa perder de vista las dimensiones del adversario enfrentado por Juárez.

En México existió presencia de cristianos, pero no católico romanos, desde el siglo XVI. Ya varias veces lo he afirmado en este espacio, pero ahora lo reitero: hubo protestantes, pero no protestantismo, por la sencilla razón de que estaba tajantemente prohibido en la Colonia tener una religión distinta a la oficial, el catolicismo.

Pocos años después de la consumación de la Independencia, ejerce su labor de distribuidor de la Biblia James Thomson, escocés enviado por la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, pastor bautista quien inicia sus actividades en Buenos Aires, Argentina, en 1818 y llega a México en 1827.

Thomson realiza en Buenos Aires la primera reunión de carácter protestante el 19 de noviembre de 1820. Lo mismo hace en la capital mexicana y otras ciudades que visita durante los tres años de su primera estancia en nuestro país. A partir de entonces, y por diversos esfuerzos de nacionales y extranjeros, en distintas poblaciones se van conformando células cristianas evangélicas que de forma más o menos privada llevan a cabos sus reuniones.

La ley del 4 de diciembre de 1860 permite a las células mencionadas salir a la luz pública. Les reconoce la base legal para desarrollar sus actividades y abre la posibilidad de diversificar al país en cuanto a la elección de los ciudadanos de su identidad religiosa. Uno de los ataques conservadores a Juárez es que favoreció al protestantismo, en detrimento de la unidad religiosa católica. Incluso se cita reiteradamente lo que Justo Sierra asegura le confió Juárez: “Desearía que el protestantismo se mexicanizara conquistando a los indios; éstos necesitan una religión que les obligue a leer y no les obligue a gastar sus ahorros en cirios para los santos”. Lo cierto es que el protestantismo ya estaba en desarrollo en México, aunque de forma incipiente, cuando Juárez decreta la libertad de cultos.

Por otro lado, sin lugar a dudas, la reforma jurídica juarista permitió ejercer un derecho negado por la Iglesia católica, que deseaba mantener cerrado al país a la pluralidad religiosa. El de Juárez fue un acto democratizador, que el conservadurismo católico no le perdona.

También reproducimos, con gusto, el discurso de Leticia Bonifaz (*), del 4 de Diciembre de 2010

 

La promulgación de la Ley sobre la libertad de culto es, sin lugar a dudas, un parteaguas en la vida de la Nación mexicana y en la creación de la República.

… Gracias por acudir a esta convocatoria para conmemorar los 150 años de la Ley de Libertad de Cultos, la penúltima de las leyes de reforma que evitó que la Constitución de 57 tuviera muerte de cuna. Juárez promulgó un día como hoy, hace 150 años en el Puerto de Veracruz, la Ley sobre Libertad de Cultos, libertad –sin duda— es la palabra central de la norma.

Que coincidencia, la Ley de Culto se promulgó 50 años después del inicio de la Independencia y 50 años antes del inicio de la Revolución.

Es sin temor a equivocarnos el evidente parteaguas histórico en la vida de la Nación mexicana y en la Constitución de la República.

República que intentaba ser entre las causas y los azares. Juárez residía en Veracruz con el cobijo de Manuel Gutiérrez Zamora e Ignacio de la Llave. En ese heroico puerto permaneció hasta que las condiciones le permitieron su regreso a esta ciudad capital.

Si decimos que México ha escrito con sangre importantes pasajes de su historia, no estamos usando una metáfora. Recibimos el legado del Estado Laico por luchas que costaron vidas, que sirvieron para engendrar sueños y que son ahora la piedra angular de nuestras instituciones.

Hace un año, en este mismo sitio conmemoramos los 150 años del Registro Civil. Con las Leyes de Reforma el Estado Mexicano tomó el control de los nacimientos, matrimonios y defunciones.

El acta de nacimiento sustituyó a la fe de bautismo como el documento que da identidad, nada más y nada menos. Pero para Juárez esto no era suficiente, había que sentar de una vez por todas, la línea tajante de separación de la iglesia y el Estado, principio fundamental para construir el México de nuestros días.

En los primeros años de la Independencia nacional, los textos constitucionales, siguiendo el modelo de Cádiz, hicieron obligatoria la religión católica y excluyeron la titularidad de ciertos derechos fundamentales como la ciudadanía a quien no asumiera como propia la religión católica y la practicara.

Las Leyes de Reforma iniciaron con la nacionalización de los bienes del clero, el 12 de julio de 59, continuaron con la Ley del Matrimonio Civil, el 23 de julio del mismo año y la Ley Orgánica del Registro Civil pocos días después. Para el 31 del mismo mes, se emitió el decreto que establece el cese de  toda intervención del clero en cementerios y campos santos.

Juárez rompió con el monopolio de la iglesia y su intromisión en los asuntos del Estado. Para los mexicanos comenzó a ser una normalidad asimilada y asumida la vida en el Estado laico, así crecimos.

Sabiendo que aquellos que diseñaron las leyes que nos dieron patria, tuvieron la gran visión de colocar cuidadosamente los cimientos del México por venir. Un México que no iba a poder ser libre y soberano, ni a poder dar condiciones de igualdad y equidad, ni a respetar las diferencias y la pluralidad, si no se desterraban los privilegios y los dogmas. En esa normalidad vivimos la inmensa mayoría de los mexicanos.

¿Por qué es necesario entonces hacer una convocatoria para conmemorar, esto es traer a la memoria y recordar, esto es llamar al corazón los hechos pasados?, ha, porque seguimos viviendo bajo el asecho de quienes continúan añorando ese poder perdido y desde la oscuridad y el oscurantismo buscan revivir entre las culpas y el odio los ayeres idos.

Por eso estamos aquí, por eso convocamos a especialistas y a cada uno de ustedes. Hoy fuimos llamados a la reflexión y al balance histórico de lo que ha implicado e implica, de lo que ha sido y es la defensa del laicismo por parte de mujeres y hombres libres.

Yo me quedaría con algo, no es en el púlpito donde palpita con fuerza y vigor el corazón de la República, es en las calles, en las plazas, en los mercados, en las escuelas, en las universidades, en este teatro donde se respira libertad y donde voces y gargantas seguirán transmitiendo, en el tono y con los decibles que correspondan, la esencia de nuestro Estado laico.

Aquí estamos los liberales de hoy, con diferentes armas y con la misma bandera. Muchas gracias.

(*)Dra. Leticia Bonifaz Alfonso, Consejería Jurídica y de Servicios Legales

Doctora en Derecho por la UNAM, Leticia Bonifaz Alfonzo, se graduó como abogada y como Maestra en Derecho en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM.- Coordinadora de Proyectos Especiales en la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

Conoce tu Biblia

HNO. GAMALIEL HERNANDEZ LOERA

José, esclavo y preso, pero victorioso

GENESIS 39:1-23

Estoy  seguro que muchos de nosotros no quisiéramos pasar por todas las experiencias por las que pasó este joven hebreo, aunque sí nos gustaría saber que Dios está con nosotros en todo momento, como nos lo dice en 39:2: Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en casa de su amo el egipcio.

Por alguna razón que no entendemos por ahora, Egipto está muy relacionado con la historia de la Biblia; a Egipto descendió Abraham; a Egipto fue el pueblo descendiente de Jacob; en Egipto se formó la nación de Israel; de Egipto era la esposa principal de Salomón, I Reyes 3:1; a Egipto huyó Jeroboam, porque lo quería matar Salomón; a Egipto huyó el pueblo de Judá en los últimos años del profeta Jeremías, y a Egipto huyó José con el niño Jesús. Es que Egipto fue por muchos siglos una potencia muy importante, pues tenía mucha riqueza por causa del Río Nilo, que regaba el país con arcilla que servía de abono a las siembras. La historia nos dice que el trigo de Egipto era muy apreciado por los ejércitos, pues alimentaba bien a los soldados.

José, que en su casa era un príncipe, de repente se encuentra con que es un esclavo, vendido por sus propios hermanos, los cuales recibieron menos de lo que normalmente costaba un esclavo que era entre 30 y 40 piezas de plata. Por José pagaron solamente 20, así que cada uno de sus hermanos recibió dos piezas de plata, que es una cantidad muy pequeña, pero ellos se quedaron muy contentos, pues se habían librado del soñador, que tantos problemas les daba.

Potifar era el jefe de la guardia de Faraón. Según los documentos históricos el jefe de la guardia de Faraón dirigía a 2,000 soldados, los que estaban encargados de vigilar por la seguridad de Faraón, a la vez que también cuidaban el orden en las cárceles del país. Este hombre era muy importante en Egipto, y fue quien compró a José de la mano de los ismaelitas y madianitas que lo llevaron a Egipto. No dice la Biblia cuánto pagó Potifar por José,  pero como era joven, es posible que los mercaderes lo hayan vendido por un muy buen precio.

Muy pronto su amo Potifar se da cuenta que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. Esto dio a Potifar la confianza de darle la posición de mayordomo de su casa, y entregar en su mano todo lo que Potifar tenía, y Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José. Génesis 39:5.

Pero la esposa de su patrón quedó impactada con la belleza física, y la personalidad del joven esclavo, que quiso llevarlo con ella a  la cama, y aunque ella insistió una y otra vez, José se mantuvo firme, y limpio delante de Dios y delante de su amo, quien había puesto toda su confianza en él. Pero como ella se sintió despreciada o despechada, inventó una historia muy sucia, a fin de perjudicar al esclavo que no quiso acceder a sus deseos mundanos de ella. Así que ella lo acusa de acoso sexual, y José, inmediatamente, es llevado a la cárcel pública

Sufrir por una injusticia es toda una bendición, porque Dios, que todo lo ve, pondrá algún remedio, o sacará alguna bendición de la desgracia. Y después de que José llega a la cárcel, dice la Biblia, en el versículo 21: Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel.  Y José se convierte en el custodio de todos los presos.

Dios estaba trabajando en la vida de José, y lo estaba preparando para llevar adelante una obra maravillosa. Caen en la cárcel  el jefe de los coperos y el jefe de los panaderos de Faraón, por ciertos delitos que cometieron. Cierto día amanecieron muy tristes estos dos personajes, por sueños que tuvieron la noche anterior; José se ofrece a ayudarlos con la inspiración de Dios. El copero cuenta su sueño y José le dice que en tres días volverá a su puesto de nuevo. Luego el panadero cuenta su sueño, y José le dice que en tres días sería  ahorcado. Las cosas sucedieron exactamente como José las dijo al jefe de los coperos, y al jefe de los panaderos.

Aun cuando José suplicó al jefe de los coperos que cuando fuera restituido a su puesto hablara con Faraón por él, y le explicara que ningún delito había cometido para estar preso, el jefe de los coperos se olvidó totalmente de José. Dios tenía otros planes maravillosos que fueron revelados dos años más tarde, por lo pronto José quedó en la cárcel haciendo sus trabajos normales, y cuidando por el bienestar de los presos.

Pasados dos años Faraón tuvo un sueño en dos formas: soñó a siete vacas gordas que eran devoradas por siete vacas flacas; luego soñó que siete espigas gruesas eran comidas por siete espigas flacas. Ninguno de sus sabios pudo descifrar el sueño, y fue entonces cuando el jefe de los coperos se acordó del joven hebreo que en la cárcel le interpretó un sueño que tuvo; pidió disculpas a Faraón por ese olvido, y le relató lo que les interpretó el joven hebreo encarcelado, tanto a él como al jefe de los panaderos, y que resultó todo ser verdad.

Es entonces cuando Faraón, inmediatamente, ordena que saquen a José de la cárcel, que lo afeiten y le cambien de ropa, y lo lleven directamente a su presencia. José es llevado a la presencia de Faraón, quien le dice: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo interprete; mas he oído decir de ti, que oyes sueños para interpretarlos.  José le contesta con humildad cuál es la verdad de las cosas, y le dice a Faraón: No está en mí, Dios es el que dará respuesta propicia a Faraón. José da todo el honor a Dios, al Dios a quien le enseñó su padre Jacob.

Faraón le relata a José el sueño, y después de escucharlo con atención le da la respuesta, y le dice que habrá siete años de abundancia, y después de esos habrá siete años de hambre, por lo tanto debería buscar a un varón prudente para que recogiera, en los siguientes siete años, todo el alimento posible, para hacer frente a los años de hambre.

A Faraón le pareció bien todo lo que José dijo, y le sugirió, y pensó que no había otra persona más adecuada para ese trabajo que el mismo José. Así que inmediatamente Faraón puso su anillo en la mano de José, y le dio toda la autoridad. Le dio por esposa a Asenat, le proveyó del segundo carro del reino, y le llamó  Zafnat-Panea. Todo porque honró a Dios y confió en El.

CUESTIONARIO

1.- Egipto está muy relacionado con la historia de Israel: A Egipto fue _________

la esposa de Salomón era de ____________, a Egipto huyó ________________

2.- El precio de un esclavo en tiempos de José era entre ____ y ______ piezas de plata, pero por José solamente pagaron _________ pero sus hermanos estaban ___________________

3.- Potifar, quien compró a José, era jefe de la guardia de __________________y aquel dirigía a __________________ quienes estaban encargados de cuidar de la seguridad de Faraón.

4.- ¿De qué se dio cuenta Potifar, en cuanto a José? ______________________

_______________________

5.- Aunque la mujer de Potifar insistió en hacer pecar a José, éste se mantuvo _____________________________

6.- Aunque José fue puesto en la cárcel injustamente, dice el versículo 21 que ______________________________________________

7.- José en la cárcel interpretó un sueño del ____________________________

y otro sueño del _______________________________________  y resultó ser verdad.

8.- Aunque José suplicó al jefe de los coperos que hablara por él a Faraón, aquel ___________ Y José tuvo que esperar en la cárcel todavía ________________

9.- A razón de que Faraón tuvo un sueño que nadie pudo interpretar, el ___________________________________ se acordó de ______________ y los hizo saber a Faraón.

10.- Faraón ordena que le traigan inmediatamente a __________ quien le dice ________________________ y por eso José es elevado a _________________

11.- Faraón puso por nombre a José ___________________y le dio por esposa a  ___________

Curiosidades

* En tiempo de los caballeros de armadura, se saludaban levantando la visera de su casco para mostrar su cara. Cuando los yelmos dejaron de usarse, los hombres para saludarse alzaban sus sombreros. Con el tiempo los militares abreviaron esta costumbre a un simple toque en el ala del sombrero, lo que los llevó hasta el saludo que emplean actualmente.

* En el siglo XVII en Chester, Inglaterra el alguacil contrato a un platero para hacer un trofeo de plata para una carrera de caballos. El primer trabajo que hizo fue inaceptable, por lo que tuvo que fabricar otro que también fue insatisfactorio, así que hizo un tercero. Para no desperdiciar los 3 trofeos, se repartieron entre primero, segundo y tercer lugar. De ahí la costumbre de la premiación actual.

* Los primeros libros de mapas tenían en la cubierta un grabado de un héroe mitológico llamado Atlas a quien el dios Zeus le impuso como castigo el sostener eternamente sobre sus hombros la bóveda celeste. El primer libro que recibió el nombre de Atlas fue una colección de mapas de Mercator publicada en 1595. Ahora a todos los libros de mapas se les denomina Atlas.

* Las palabras turista y turismo (en Ingles “tourist”) vienen de las primeras personas que viajaron en masa por placer, siendo estos los ciudadanos británicos quienes visitaron el Chateaux de la Loire en Francia, de la cual la ciudad capital se llama Tours.

* La palabra árabe que se empleaba para representar una cantidad desconocida era ´shei´. Esta se transcribió al griego como `xei´. Finalmente, se acorto y únicamente quedó como `x´. Por eso x es un número cualquiera en álgebra y en el uso común.

* El animal más peligroso en el zoológico, de acuerdo con los cuidadores, es el panda. El segundo es el elefante.

* La palabra prohibida en árabe es harem.

* La campana más grande en el mundo es la Tsar Kolokol en Moscú, pesa 222 toneladas y nunca ha sido usada.

Doctrina

CAPITULO 1

EL ESPÍRITU SANTO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

La principal palabra que se usa en el Antiguo Testamento para referirse al “espíritu” es rüach. Literalmente significa “viento” o “aliento”. A veces significa “vida”. Cuando se emplea refiriéndose a Dios, la palabra sugiere el impresionante poder y la energía de Dios actuando en este mundo. En ocasiones, esta presencia del Espíritu de Dios es específica; a veces es universal o general; pero siempre actúa de acuerdo a la voluntad de Dios mismo.

En su expresión más elevada, el Espíritu es moral y compasivo (Is. 61:14; Zac. 4:1-10). En la expresión personal más íntima, se dice que el Espíritu de Dios conoce al alma humana y está siempre presente con ella (Sal. 139). La acción de Dios entre los seres humanos se expresa también sin el empleo de la palabra rüach. Leemos acerca del dedo de Dios, de su mano, de su brazo, de su nombre, de la gloria, de la Palabra, de los mensajeros de Dios. En otras palabras, el Dios del Antiguo Testamento es el Espíritu que vive y actúa aquí y ahora.

Consideremos ahora las maneras particulares en las que el Espíritu ha actuado y lo sigue haciendo.

El Espíritu en la creación y en la providencia

Dios se revela actuando de una manera dinámica en todo el universo. En el relato de la Creación leemos: “y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas” (Gn. 1:2). Según el Antiguo Testamento, Dios es dinámico, activo y está involucrado radical-mente en la totalidad de la naturaleza.

Desde la antigüedad hasta el presente, algunos teólogos han di-cho que Dios es demasiado grande y perfecto para comprometerlo con el universo actual, y que está más allá del mundo creado. Los escritores bíblicos se oponen a tal punto dé vista.

La visión bíblica también contrasta con el deísmo (la idea de que Dios creó el universo y lo dejó que siguiera su curso por sí mismo). El deísmo afirma correctamente al Creador, pero omite el hecho de que Dios creó con un propósito o propósitos, que aún están por realizarse. Por ello es necesaria la permanente presencia creadora de Dios, hecho que ha sido reconocido por los escritores bíblicos.

Leemos que Dios es el que “extiende los cielos como una corti-na” (Is. 40:22); Dios preside como “el Rey de toda la tierra” (Sal. 47:7); la energía de Dios toca los “cielos de los cielos” (Sal. 148:4); y renueva la faz de la tierra (Sal. 104:30); en las manos de Dios están las profundidades de la tierra y también el mar (Sal. 95:4-5); Dios hace a los vientos sus mensajeros y a las flamas de fuego sus ministros (Sal. 104:3-4); Dios da el sol para la luz del día, la luna y las estrellas para la luz de la noche (Jer. 31:35); Dios manda las lluvias y provee las bases para la agricultura (Lv. 26:4; Dt. 11:14;28:12; Job 5:10; Sal. 65:9-10; 68:9; 104:10-13; 147:8; Jer. 14:22). Jesús mantuvo la herencia del Antiguo Testamento (Mt. 5:45).

Dios creó y crea. Dios está radicalmente involucrado con la to-talidad de la naturaleza, y esto tiene relación directa con su compromiso hacia nosotros.

Al mismo tiempo, los autores bíblicos nunca se han dejado atrapar por el panteísmo (la creencia de que todo lo que existe es Dios). Aunque está íntimamente ligado al universo, Dios es mucho más que la suma total de lo que existe. Esta verdad se manifiesta o está implícita a través de todo el Antiguo Testamento y se afirma con sublime inspiración en los capítulos 38 al 42 del libro de Job.

Resumiendo lo dicho hasta ahora, una de las más distintivas afirmaciones del Antiguo Testamento es que Dios está obrando siempre, en y a través de la tierra y del universo; y que todo le pertenece. Porque “del Señor es la tierra y su plenitud” (Sal. 24:1; ver 1 Co. 10:26).

El Espíritu actuando en el pueblo de Israel

Con estos antecedentes, los autores del Antiguo Testamento nos llevan a su énfasis principal: la obra del Espíritu de Dios en los seres humanos. La enseñanza de Dios como Señor del universo provee la atmósfera en la cual la actividad del Espíritu puede manifestarse a plenitud en la historia humana. El mismo Dios que creó el universo y todas las criaturas ha tomado la iniciativa de realizar su gran propósito en y por medio de los seres humanos.

El Dios del universo –Creador y Sustentador– está siempre tomando la iniciativa en nuestro favor. La revelación del tema de un Dios que se da a sí mismo en amor comienza en el Antiguo Testamento, donde leemos acerca del Espíritu de Dios obrando entre los seres humanos.

La preocupación principal del Espíritu de Dios era hacer rectos a los seres humanos. De tanto en tanto el Espíritu de Dios aparecía en forma repentina e inesperada en los profetas y entre la gente. Pero el Espíritu no se revelaba como una fuerza sin control sino como un poder impulsado por una fuerza moral.

¡Ay de los hijos que se apartan, dice el Señor, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado! (Is. 30:1)

Más adelante en el libro, el profeta Isaías dice: El Espíritu de Dios el Señor está sobre mí, porque me ungió el Señor; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos (61:1)

El profeta Miqueas expresó la misma preocupación moral (3:8), y también los salmistas (51:10-11; 143:10).

Zacarías hace el resumen del tema con las conocidas palabras: “No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho el Señor de los ejércitos” (4:6).

Junto con la revelación de la preocupación de Dios por traer la rectitud al corazón del pueblo de Israel, se produjeron manifestaciones especiales del Espíritu. Por ejemplo, el Espíritu de Dios brindó a la gente habilidades especiales, incluyendo la habilidad artística (Éx. 31:3-5; ver también 35:31-35).

Otra vez el Espíritu dio capacidad de liderazgo a individuos elegidos. El Espíritu estaba en Moisés y se manifestó a través de él a los setenta ancianos que le ayudaron a “llevar la carga del pueblo” (Nm. 11:17). Josué iba a sustituir a Moisés, porque el Espíritu estaba en él (27:18). El Espíritu también se manifestó en Otoniel para ayudarle a ser un buen juez de Israel (Jue. 3:10). El Espíritu de Dios estaba obrando también en Gedeón (6:34) y en Jefté (11:29). Aun la fuerza del gigante Sansón le vino del Espíritu de Dios (14:6).

Cuando Saúl fue elegido para ser el primer rey de Israel, Samuel le dijo: “Entonces, el Espíritu del Señor vendrá sobre ti con poder y profetizarás, y serás mudado en otro hombre” (1 S 10:6; 11:6). También, “el Espíritu del Señor vino sobre David”, quien heredó el trono de Saúl (16:13; 23:1-2). En efecto, los únicos dirigentes capaces que había en Israel eran aquellos que estaban bajo la influencia del Espíritu.

El Espíritu de Dios inspiró a los profetas. Consideremos el caso de Ezequiel. Los éxtasis que experimentó este profeta fueron atribuidos al Espíritu. El Espíritu comisionó a Ezequiel para que fuera al pueblo de Israel y les dijera que habían pecado y se hablan alejado de Dios (2:2-3). Ezequiel dijo: “Y vino sobre mí el Espíritu del Señor…” (11:5). Repetidamente Ezequiel habla del Espíritu que lo levanta (3:12, 14; 8:3; 11:1,24; 43:5). Bajo la influencia del Espíritu, Ezequiel llevó la promesa del Señor al pueblo (36:26-27).

El Espíritu de Dios también estaba en el pueblo de Israel. El Señor habla hecho un pacto con el pueblo diciendo: “Y este será mi pacto con ellos, dice Jehová: «Mi espíritu que está sobre ti y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán jamás de tu boca” (Is. 59:21; ver Neh. 9:20 y Hag. 2:5). Esta creencia de que Dios habla elegido al pueblo de Israel para cumplir una misión especial en el mundo ha sido un factor primordial en el pensamiento de Israel desde el Éxodo.

Dios había prometido enviar al pueblo un líder de la descendencia de David, dotado del Espíritu (Is. 11:1-2). Esta promesa era para todo él pueblo de Israel y para todo el mundo (Is. 42:1,4).

En Isaías 63:7-9, también encontramos la visión del Espíritu de Dios obrando en la turbulenta historia de Israel.

De las misericordias de Jehová haré memoria, de las alabanzas de Jehová conforme a todo lo que Jehová nos ha dado, y de la grandeza de sus beneficios hacia la casa de Israel…

Porque él me dijo: «Ciertamente, mi pueblo son… En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó; en su amor y en su clemencia los redimió, los trajo y los levantó todos los días de la antigüedad.

Si bien el pueblo “fue rebelde e hicieron enojar su santo espíritu” (63:10-13), Dios recordó el pasado, y se reveló otra vez como el Padre y el Redentor de Israel.

En Isaías 63:10-11, encontramos dos de los tres lugares en el Antiguo Testamento donde las palabras Espíritu Santo se mencionan juntas. La otra referencia está en el Salmo 51:11.

En el Antiguo Testamento, lo más importante es la promesa de que el Espíritu sería derramado sobre el pueblo. El Espíritu de Dios inspiró a los autores para que buscaran al Mesías (ver Is.11:1-2). Refiriéndose a la cautividad de Israel en Babilonia, el Espíritu de Dios hará revivir los huesos de los muertos (Ez. 37:14). Así que el Señor le dijo a Ezequiel: “Y pondré mi espíritu en vosotros y viviréis” (37:14). El Espíritu será derramado sobre la casa de Israel (39:29).

El profeta Joel dio suprema importancia a esta promesa en el Antiguo Testamento. Él tuvo la visión de que el Espíritu sería derramado sobre toda la gente y profetizó que: Después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. (2:28)

Y agregó: “Y todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo” (2:32). Joel preparó el camino para que los cristianos comprendieran que toda persona que abriera su vida a Dios sería llena del Espíritu.

Para nuestra renovación espiritual

El punto principal para recordar en relación con la enseñanza sobre el Espíritu Santo en el Antiguo Testamento, es que el Espíritu de Dios tomó la iniciativa en cuanto a comprometerse de manera permanente con la naturaleza y la vida de las personas. Dios no es una deidad alejada e indiferente que existe en la serena atmósfera de los despreocupados.

El Dios del Antiguo Testamento no sólo creó al universo y los seres humanos, sino que también se preocupa por todas las criaturas. Ciertamente, tanto en lo que respecta a la naturaleza como a los seres humanos, Dios se siente afectado por el mal uso de la naturaleza y por la vida mal vivida. Dios realmente sufre por el mal uso de los recursos naturales y por nuestros pecados. Dios sufre y está muy disgustado por nuestra rebeldía. La idea de que Dios no tiene sentimientos y que no experimenta ira o compasión es contraria a las enseñanzas del Antiguo Testamento.

Dios actuó por medio de los profetas y de otras personas para mostramos que él nunca abandonará a la humanidad. Dios ha revelado su determinación de utilizar la historia humana como una base de operaciones Dios es el Espíritu activo, dinámico, generador de energía, que se dirige hacia el Reino. Dios llama al pueblo de Israel para que se acerquen a él.

Basados en la revelación que brinda el Antiguo Testamento, estamos seguros de que Dios se preocupa por nosotros. Más aún, Dios nos exige, nos desafía y está ansioso por tomar la iniciativa para ayudamos en nuestra vida diaria. Y nos brinda grandes pro-mesas que nos posibilitan para enfrentar el porvenir con confianza.

A Dios le interesa el universo y todas sus criaturas. Se nos dice que después de cada etapa de su actividad creadora, Dios vio que lo que había hecho era bueno (Gn. 1:4,10,12,18,21,25,31). Las criaturas que habla hecho –y toda la creación– le proporcionaron gran placer y satisfacción.

¿Cómo se relaciona todo esto con nuestra renovación espiritual? Ante todo debemos afirmar que esta perspectiva sobre la preocupación de Dios por nosotros, ha efectuado una profunda contribución a la literatura devocional de Israel. Podemos comprobar por qué estaban prohibidas en Israel las estatuas para representar a Dios. ¿Cómo puede crearse una estatua que represente al Dios viviente?

Más que nadie, los salmistas nos han enseñado cómo cantar alabanzas y dar gracias a Dios. Ellos sabían que Dios se regocija con la fidelidad de la humanidad (ver Sal. 19-34; 100, 103, y otros).

Los salmistas también sabían que Dios se siente herido profundamente cuando la gente obra mal y le desobedece (ver por ejemplo Sal. 1:4-6; 2:11; 5:4-6; 9:5-6; 37:10-20; 53:2-4). Además sabían que Dios responde a las necesidades inmediatas y las oraciones de la gente (Sal. 37:5; 55:22; 91:1-11 y otros).

Esa comprensión del Espíritu de Dios en el Antiguo Testamento nos impulsa a agradar, obedecer y glorificar a Dios, pues nuestro sentimiento de gozo y plenitud proviene de su amor y poder. En el propósito de Dios para con nosotros encontramos el verdadero sentido de nuestras vidas.

Por lo tanto, el Antiguo Testamento brindó el fundamento sobre el cual, posteriormente, se edificó la comprensión del Espíritu. Y en una forma maravillosa nos enseña hoy a relacionarnos íntimamente con nuestro Creador y Sustentador. Cada uno de nosotros tiene dentro de sí un misterioso anhelo por conocer y amar a Aquél que nos hizo. Anhelamos y oramos por esto. Y la visión de Dios que nos ha sido dada mediante los inspirados autores del Antiguo Testamento nos capacita para percibir la gloria y la presencia de Dios.

En el Antiguo Testamento tomamos conciencia de cómo Dios se encuentra con nosotros en aquel punto donde se manifiesta nuestra necesidad más profunda, en lo íntimo de nuestra soledad y desesperanza, en los momentos de dolor, de angustia y de tragedia, para los cuales no tenemos palabras adecuadas.

De lo profundo, oh Señor, a ti clamo. Señor, oye mi voz; estén atentos tus oídos a la voz de mi súplica (Sal. 130:1-2).

Finalmente, el Antiguo Testamento nos enseña que, a veces, Dios actúa bendiciéndonos en formas inesperadas. El Espíritu de Dios actúa a través del orden natural, pero no está limitado a la esfera de las leyes naturales. Estas leyes han sido establecidas por Dios y son inquebrantables. Más allá de ello, Dios se manifiesta en nuestras vidas con bendiciones sorprendentes, que surgen de sus vastas fuentes sobrenaturales.

Próximo número:

CAPITULO 2

EL ESPÍRITU SANTO EN LOS EVANGELIOS

Historia

DEL BOLETÍN DEL DOMINGO  27  DE NOVIEMBRE

DE LA IGLESIA DEL PBRO. RUBEN PEDRO RIVERA G.

 

Las mujeres en la Revolución Mexicana

soldaderas

Independientemente de las soldaderas que en gran número acompañaban a sus “juanes” en todos los ejércitos, tanto del Gobierno como de los revolucionarios,  hay que hacer mención de muchas otras mujeres que se comprometieron con la causa desde antes y durante la Revolución.

Grupo especial lo conforman las mujeres  escritoras entre las cuales hay que mencionar a Juana Belén Gutiérrez de Mendoza, directora del periódico “Vésper” consagrado a defender  los derechos de los mineros y a combatir la dictadura de Porfirio Díaz. También es de citar a  Guadalupe Rojo, quien dirigió el periódico  “Juan Panadero” desde el cual defendió a los campesinos de Morelos; Guadalupe  acabó siendo prisionera n la cárcel de Belén. Luego  hay que mencionar a Emilia Enríquez,  colaboradora de la revista “Hogar”, donde difundió sus ideas de renovación política. Continúo con Julia Sánchez quien escribió duras críticas contra la dictadura, en la revista  “El Látigo Justiciero”

Ya metidas en grupo de conspiración encontramos a Carmen Serdán,  Francisca del Valle,  Guadalupe, Rosa y  María Narváez, quienes  coordinaron las operaciones  de oposición al régimen, en el Estado de Puebla, imprimieron y repartieron proclamas y distribuyeron armas , sirviendo además como correos al llevar y traer mensajes y noticias entre los diferentes grupos de conspiradores.

Otras mujeres vendieron sus bienes para apoyar a la causa, mientras otras sirvieron como enfermeras, y están también las que alcanzaron grados militares, como las coronelas  Carmen  Alanís  quien participó en la toma de Ciudad Juárez con 300 hombres bajo su mando, Juana Gutiérrez comandó un batallón  formado  por las viudas , hijas y hermanas  de combatientes muertos. Tal parece que Zapata  llegó a reconocer los méritos de las mujeres entre sus soldados otorgando a una de ellas el grado de general. DEL

Breve historia de la Iglesia en Panamá

 La Iglesia Evangélica Metodista de Panamá (IEMPA) surge como producto del esfuerzo misionero de la Junta de Misiones de Nueva York que oficialmente envió misioneros a Panamá en 1906. La misión se desarrolló en Inglés entre personas norteamericanas que residían en la zona del canal y en Español para personas que residían en la ciudad de Panamá. Una vez que se iniciaron los trabajos de la misión metodista en Panamá se organizó una escuela. Los esfuerzos misioneros que hacían diferentes denominaciones en la zona del canal fueron consolidados en una sola iglesia, surgiendo así la Iglesia Unión. La misión metodista se siguió desarrollando solo en idioma español.

Catedral John Wesley

La misión trató de extender su presencia a otros sitios del territorio panameño e incluso traspasó las fronteras panameñas para establecer la misión en el vecino país de Costa Rica. La misión en Panamá se desarrolla y consolida básicamente en la ciudad de Panamá y en la occidental provincia de Chiriquí.

A fines de la década del 60 y principios de la del 70 del pasado siglo, llegó el momento de enfrentar un proceso de autonomía, aún sin contar con la suficiente madurez para este trascendental paso. En el proceso de autonomía el liderazgo de la Iglesia en Panamá y Costa Rica, incluyendo a la rama de la Iglesia Metodista del Caribe y las Américas, que había establecido su misión en estos territorios desde finales del siglo XIX, llevó a cabo conversaciones y consultas con el propósito de consolidarse como una sola Iglesia. No hubo la suficiente madurez y como el proceso de autonomía ya era un camino sin retorno se llevó a cabo sin la tan esperada y anhelada unidad.

A partir de la década del 70 del siglo pasado, la IEMPA inició su caminar autónomo, debilitada por un proceso de autonomía forzado, sin haber logrado la unidad esperada y con una economía muy limitada que pronto hizo crisis y que llevó al liderazgo a tomar la difícil decisión de prescindir del trabajo pastoral remunerado.

Lema

A partir de ese momento la IEMPA se dedicó a una labor de mantener el trabajo en los diferentes ministerios y en los sitios donde ya tenía presencia, teniendo muchas dificultades para lograrlo y como era lógico sin una estrategia orientada hacia la expansión y crecimiento.

A mediados de la década del 80 la IEMPA logra una organización que le permite reestructurar su trabajo y procede a desarrollar un proceso de preparación y contratación de nuevos pastores para la obra. Teniendo en el horizonte el trabajo de un nuevo cuerpo pastoral en la IEMPA se inicia un proceso de recomposición de liderazgos que desembocó en una situación de luchas internas que nos traen hasta el presente.

Instituto Panamericano

Podemos decir que la historia de la IEMPA ha sido de muchas satisfacciones por el trabajo que hemos logrado realizar en bien de muchas personas necesitadas, pero muy marcados por dificultades internas que en vez de lograr un incremento de nuestra membresía nos ha llevado a una tendencia de decrecimiento. Sin embargo es justo señalar que en la actualidad nos encontramos en un interesante momento histórico donde nuestra iglesia con la dirección de un buen liderazgo apunta hacia el desarrollo de su misión con sentido de unidad y amor.

IEMPA: Un instrumento de Dios transformando el mundo con el poder del evangelio

(“Y me seréis testigos…” Hechos 1:8)

——————————————————————————–

Introducción:

 

– Ciertamente es urgente que las iglesias sean re-evangelizadas y capacitadas para ser testigos del furor de las tinieblas del pecado y del poder del Evangelio.

– Esas son las iglesias confesantes, testigos, instrumento y capaces de contribuir a producir una transformación personal, eclesial y social en el mundo de hoy.

– Pero, la primera que se debe transformar es la misma iglesia, digamos en plural, las iglesias.

– Muchas iglesias tienen enormes poderes, pero no son poderes del evangelio, sino poderes mundanos.

– Según los científicos, el mundo como va, va al despeñadero. Los estilos de vida, el consumismo desenfrenado, la explotación de la naturaleza y todos los demonios ocultos como los que sacó a la luz el Wikileaks, nos muestran que la iglesia encerrada en los templos está dormida en sus laureles y no sabe lo que ocurre en el mundo.

– El contexto regional y mundial está dominado por fuerzas de tinieblas, por demonios del narcotráfico, la corrupción, la parapolítica, el guerrerismo de las armas, la injusticia generalizada que deja enormes sectores sin opción para trabajar y sumidos en la miseria extrema.

– Parece que ya no tenemos regreso, se trata de un ambiente apocalíptico sin respuesta.

– Por ello me llama mucho la atención el título o lema que le han dado a esta Asamblea de la IEMPA.

IEMPA como Instrumento de Dios… Transformando el mundo… Con el poder del Evangelio… Cómo puede la IEMPA tener una misión transformadora eficaz?

• Buscando la voluntad de Dios y descubriendo dones, talentos, habilidades y destrezas.

• Diversificando ministerios, según el sacerdocio universal de todos los creyentes (I P. 2: 9-10).

• El ministerio debe ser precedido por el don y responde a necesidades.

• Haciéndose cargo de la parroquia, responsabilizándose por ella.

• Superando la espiritualidad gaseosa y la utilitarista.

• Volviendo a la espiritualidad que prioriza los carismas del ES.

• Volviendo a la santidad social.

• Capacitándose y formándose según necesidades y desafíos.

• Vivir como iglesia resucitada y en pleno Pentecostés.

• Entonces la IEMPA será una iglesia que traslucirá los frutos del ES y manifestará en todos sus ministerios los signos del reino de Dios.

José Duque, Panamá, XIX Asamblea General, 20-23 enero 2011

Humorismo

 Sobre población

Celebrando con vela el hambre de la tierra con 7,000,000,000 (siete mil millones) de platos.

Proveedor: Cartoon Arts International / The New York Times Syndicate

Fuente: El Nuevo Diario – Managua, Nicaragua.

Intolerancia religiosa

Aunque hay signos de acercamiento

Persiste intolerancia religiosa entre comunidades indígenas de México  

 

En Guerrero, Chiapas y Oaxaca los conflictos por intolerancia religiosa persisten a pesar de los esfuerzos de mediación de los gobiernos.

17 DE NOVIEMBRE DE 2011, MÉXICO.- En Oaxaca, el director de Asuntos Religiosos del gobierno del estado, Francisco de Jesús Zavaleta Rojas, reconoció que hay comunidades indígenas donde existe intolerancia contra los cristianos evangélicos. Al mismo tiempo mencionó que hay cristianos que -en su opinión- son intolerantes con los usos y costumbres católicos, porque se niegan a prestar los servicios y tequios o trabajo comunitario que debe desempeñar todo ciudadano o jefe de familia de una comunidad. Se refiere a participar en procesiones, fiestas tradicionales católicas, algo que va en contra de la conciencia de los indígenas de fe evangélica.

El funcionario informó que durante los últimos meses se ha encauzado la situación de 21 familias que se encuentran desplazadas por asuntos religiosos y que son originarias de Reaguí, Cacalotepec y Estancia de Morelos. Las mismas han incluidas en el Programa de Indígenas Desplazados de la Comisión de Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) para que puedan adquirir un predio y construir su vivienda en la comunidad en donde viven actualmente.

EN CHIAPAS

En Chiapas, la Subsecretaría de Asuntos Religiosos asegura que también trabaja en la mediación entre las comunidades en conflicto.

Enrique Guillermo Ramírez Coronado, encargado del área, dice que poco a poco se ha registrado más tolerancia en las zonas de los Altos y algunas regiones de la Selva, donde generalmente se presentan los conflictos.

EN GUERRERO

 En Guerrero, la Subsecretaría de Asuntos Religiosos considera que estas disputas “van ligadas a la pobreza y la falta de estudios de los habitantes que se acercan a la fe para resolver sus problemas”. En lo que va del año, esta dependencia reportó cinco conflictos activos en municipios de la Montaña y zona Norte.

El titular del ente oficial, Javier Batáz Benítez, comentó que en municipios de la región existe más presencia de la religión católica y algunos se aprovechan de las personas que “por no estar preparados” al no saber leer ni escribir, y debido a las condiciones de pobreza que prevalecen en la zona, “se acercan a la fe para resolver sus problemas”.

Los conflictos se registran en los municipios de Cochoapa el Grande, la localidad más pobre del país, Ahuacotzingo, Zitlala, Tepecoacuilco e Ixcateopan, donde se han presentado problemas de intolerancia religiosa y por no respetar los usos y costumbres.

SIGNOS DE AVANCE

Batáz Benítez mencionó que en Guerrero hay un gran avance en el respeto a la diversidad religiosa, informando que son 227 las asociaciones con registros. Asimismo reconoció que en el caso del municipio de Cochoapa el Grande se dio un conflicto porque autoridades de la localidad, así como habitantes del pueblo no permitían que un integrante de la iglesia minoritaria –evangélica- sepultara en el panteón municipal a su familiar.

“Luego de firmar una minuta de acuerdos se permitió que la persona de religión evangélica sepultara a su familiar en el panteón municipal”, comentó.

“Los conflictos no están programados, no tienen fecha, lugar ni hora, por lo que nos damos a la tarea de visitar a todas las comunidades de la entidad para supervisar si hay algunos problemas. Pero le estamos dando puntual atención a los que tenemos en activo en el estado” puntualizó el funcionario.

OTROS CONFLICTOS

En el municipio de Ixcateopan, en la zona norte del estado, existe una disputa de un terreno entre la diócesis de Chilpancingo–Chilapa con un particular.

A su vez, el arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlo, comentó que la tolerancia sigue siendo un desafío permanente en cuanto “se trata de un valor incluyente y no excluyente, abierto y no cerrado, constructivo y no destructivo”.

 Fuentes: El Universal                   © Protestante Digital 2011

En su viaje a Benin

El papa ataca de nuevo a las Iglesias “evangélicas y pentecostales”  

 

Benedicto XVI expresó que iglesias “evangélicas y pentecostales” son la “combinación del sincretismo de religiones”.

 

18 DE NOVIEMBRE DE 2011, ROMA.- El papa destacó que va a Benin porque es “un país que ha recuperado la democracia, en el que hay paz y libertad responsabilidad y justicia y las religiones conviven en medio de un respeto recíproco”.

Pero dentro de ese respeto recíproco sí cabe  una nueva crítica papal a “las iglesias evangélicas y pentecostales” , las que más crecen en el cristianismo actual. Algo por otro lado habitual en cada viaje papal, salvo que sea en Estados Unidos, un país de mayoría evangélica. También una frase inexacta, ya que las iglesias pentecostales son una de las denominaciones que forman parte del conjunto de las Iglesias evangélicas.

En el encuentro con los periodistas a bordo del avión que le traslada a Cotonú, la capital de Benin,  el papa afirmó que frente a ese desafío de “evangélicos y pentecostales” la Iglesia católica tiene que ofrecer un mensaje sencillo simple, profundo y comprensible.

Declaró que es muy importante que el catolicismo no se conciba como un sistema difícil sino como un mensaje universal.

 ATAQUE A LOS EVANGÉLICOS

 Según Benedicto XVI, “las iglesias evangélicas y pentecostales” están creciendo porque piensa que exponen un mensaje aparentemente comprensivo y una liturgia participativa que, en realidad, es una “combinación del sincretismo de religiones”.

“Eso les garantiza un éxito pero también les implica poca estabilidad”, subrayó el papa. El Obispo católico de Roma agregó que muchas veces esos fieles se pasan de nuevo a la Iglesia católica o a otras Iglesias pentecostales.

Por ello, para que no se produzca esa “huida” de católicos hacia esas iglesias, el mensaje de la Iglesia católica tiene que ser “simple, profundo y comprensible”, un mensaje concreto, “de un Dios que nos conoce y nos ama”, señaló.

 También comentó que la instrucción no tiene que ser muy pesada, sino que hay dar un mensaje concreto y que la liturgia tiene que ser participativa, pero no sentimental (en una nueva alusión a los cultos llenos de expresividad de “evangélicos y pentecostales”).

 Fuentes: Efe                           © Protestante Digital 2011

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

editora@alcnoticias.net a través de thea.jtlnet.com

 MÉXICO

Encuesta Nacional sobre Discriminación recoge opiniones segregacionistas

 

Ciudad de México, miércoles, 16 de noviembre de 2011 (ALC) – La Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS), dada a conocer esta semana, arrojó que el 15 por ciento de la población opinó, de modo específico, que los protestantes deben ser reubicados en zonas especiales que se encuentren alejadas de comunidades esencialmente católicas, a fin de proteger sus derechos.

Así mismo, los encuestados propusieron que ante un conflicto religioso en cualquier zona del país, las autoridades locales deberían obedecer la decisión de la mayoría de los ciudadanos, sin importar, para nada, el derecho a la libertad de culto que establece la Constitución de la República.

ENADIS señala, como las regiones con mayor intolerancia religiosa, a León, Toluca y Torreón, donde entre el 47 y el 53 por ciento de los pobladores intuye el rechazo, la ausencia de aceptación y la discriminación, además de la desigualdad, como principales flagelos contras las minorías religiosas del país.

El resultado de la encuesta establece, además, que15 de cada 100 personas que pertenecen a esas minorías y viven en las regiones de Puebla y Tlaxcala, consideran que sus vecinos de barrio o colonia son intolerantes con ellos, lo cual les produce cierto temor y cierto estrés que determina su manera de vivir y que les acarrea no pocos problemas.

También el tema discriminatorio en relación a las personas con discapacidad tomó forma dentro de las estadísticas, cuando se señala a Puebla, Tlaxcala y Guadalajara, como las regiones donde este tipo de ciudadanos sufren el desempleo, ante la ausencia de oportunidades de trabajo que les permitan una inserción natural en la comunidad.  El 40 por ciento de ellos opinó que se mantienen gracias al ingreso económico de padres y familiares, ante la imposibilidad de una vida laboral regular.

Señala ENADIS a Chiapas, Guerrero y Oaxaca con un 41,1 por ciento de habitantes indígenas que se sienten rechazados por las políticas laborales de sus respectivas regiones, en tanto también sufren segregación. Mientras que los estados donde los jóvenes son, con más fuerza, víctimas de la discriminación por la ausencia de oportunidades de trabajo y de experiencia, son el Distrito Federal, Querétaro y Puebla en tercer lugar, impedimento para un desarrollo armónico de los ciudadanos.

En Puebla, siete de cada 10 encuestados opinó que las autoridades debieran defender los derechos de los evangélicos y protestantes de vivir en cualquier parte del estado, de manera que ello sea una garantía constitucional del derecho a la libertad de culto, la cual se viola constantemente por los católicos que, como se sabe, son mayoría en el país.

–  –  –  –  –  –

¿Hermanos: Qué les parece a ustedes éste quince por ciento? Creo que ya sabemos por quiénes orar. La Redacción.

Mayordomía cristiana

La Mayordomía.

 drernestocontreras@hotmail.com

Objetivo: Los cristianos reconocerán que para ministrar adecuadamente en el Cuerpo de Cristo, debemos ser buenos mayordomos de nuestra vida, talentos, recursos y tiempo.

Lectura Bíblica: 1 Corintios 3:11 al 17.

Texto para memorizar: Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. 1 Corintios 4:1.

La Doctrina: Los cristianos evangélicos creemos que todo miembro de la iglesia y cuerpo de Cristo, debe ser un mayordomo fiel.

La lección:

1.         Mayordomo es un siervo encargado de administrar los bienes ajenos (Mt 20:8).

2.         Dios tiene derecho a exigir que sus siervos sean buenos mayordomos (He 4:13 y 13:15).

3.         Dios nos salva, guía, cuida y capacita para que podamos cumplir con nuestra mayordomía (1ª Pd 2:9; 1ª Co 3:4 al 6; He 13:20, 21 y 25).

4.         Dios da la vida, la salud, los talentos, los dones y los ministerios para que seamos  buenos mayordomos (1ª Co 12:4 al 11, 18 y 27 al 30; Ro 12:3 al 8; Fil 4:19; Ef 4: 3 al 16).

5.         Dios prepara las circunstancias y oportunidades para que hagamos las buenas obras que Él preparó de antemano (Ef 2:10; Fil 2: 13; Dt 16:10).

6.         Debemos presentar nuestras vidas y recursos a Dios en ofrenda diaria, por gratitud, con gozo, y adoración (2ª Co 9:6 al 11; Mt 2:11; Ro 12:1, 2; Hch 20:35; He 12:28).

7.         Debemos dar primicias, diezmos, ofrendas y aún más, por amor, porque hacerlo nos bendice, y porque seguramente es la voluntad de Dios; pero no porque debemos cumplir la ley para ser salvos (Pr 3:9, 10; Dt 12:6; Mal 3:10).

8.         Debemos dar a los demás buen ejemplo de mayordomos fieles (Ef 5:1, 2; 1ª Ti 4:11 al16).

9.         Al mayordomo fiel Dios le da más talentos, oportunidades y bendiciones (Lc 12:42 al 44 y 19:20 al 27; He 2:1).

10.      Debemos ser mayordomos fieles, sabiendo que daremos cuentas a Dios (1ª Co 3:5 al 15; He. 13:17; Mt 25:31 al 40; 1ª Pd 5:1 al 4).

11.      El mayordomo fiel recibirá recompensa de acuerdo a su capacidad, a lo que recibió y a su fidelidad (Mr 12:41 al 44; 1ª Co 16:1, 2; Pr 19:17; Mt 25:15 al 23; Lc 12:47 y 48).

12.      El mayordomo fiel será recompensado en el tribunal de Cristo (2ª Co 5:10; Ro 14:10 al 12; Mt 6:19 al 21; 1ª Co. 3:7 y 8; Ap 3:11; Lc 19:15 al 18).

 Conclusión: Todo cristiano debe buscar diligentemente, presentarse diariamente ante Dios, aprobado, como un mayordomo fiel.

Preguntas:

1.         ¿Qué es ser un mayordomo?

2.         ¿Por qué Dios tiene derecho a exigirnos que seamos buenos mayordomos?

3.         ¿Qué debemos ofrecer en servicio a Dios para ser buenos mayordomos?

4.         ¿Por qué debemos dar primicias, diezmos y ofrendas a Dios?

5.         ¿De acuerdo a qué será recompensado el mayordomo fiel?

Ayudas para la lección.

¿QUÉ HUBIERA SIDO DE MÍ?

¿Qué hubiera sido de mí si no me hubieras amado, si no me hubieras buscado y no me hubieras enviado al siervo fiel que afanado, me invitó a creer en ti? Iría vagando perdido, sin rumbo, meta ni guía que me llevara en la vida hacia el destino que había tu santa sabiduría, sólo para mi escogido. ¿Qué hubiera sido de mí si no me hubieras sacado y con amor, rescatado del infierno designado al pecador condenado por siempre, para sufrir? Aunque en la vida alcanzara los aplausos de este mundo, fama, fortuna y tributos, ni con esfuerzos y ayunos, y obras buenas para muchos, hubiera librado mi alma. Por ti sé, que ahora soy salvo porque mi deuda pagaste cuando en la cruz derramaste tu preciosísima sangre, y que con ella lograste victoria sobre el pecado.

Y ahora que salvo vivo, si seguro no estuviera que en medio de los problemas, tu presencia y tus promesas son fieles y verdaderas, no hubiera sobrevivido. Sé que sin firmes columnas: Tu amor, la fe, la esperanza y la paz que sobrepasa toda comprensión humana, jamás la victoria alcanza el que se enfrenta a las luchas.

Sin tu ayuda y protección ¿Cómo hubiera soportado cuando al lidiar con el diablo mil veces fui lastimado y otras tantas, derribado con saña y sin compasión?  No me hubiera levantado reanimado y restaurado, si en el hueco de tu mano, no hubiera en la lucha hallado, cada vez que fui probado, consuelo alivio y cuidado. Y ahora salvo y redimido, ¿qué tanto habría yo logrado si no me hubieras usado y además capacitado con talento, amor y manos, y no te hubiera servido? ¿Qué premio, corona y gloria al final de mi carrera y tránsito por la tierra, me darías, cuando vinieras y las cuentas me pidieras del don y mayordomía? ¡Aunque mucho hubiera hecho y a los pobres repartiera mis dineros y mi hacienda en sacrificial entrega, durante mi vida entera, nada contaría en el cielo! Por los méritos de Cristo, ¡Gloria a Dios! Porque ahora puedo vivir confiado en que al cielo iré al final, cuando el reino establezca el Rey Eterno, con todos los redimidos. Y por su poder divino, sé que llegaré a la meta aprobado, y con la plena satisfacción que en su eterna gloria y morada me espera el galardón prometido. ¿Qué hubiera sido de mí sin tu salvación tan grande? ¡Gracias! Que entre mil millares de perdidos, me encontraste, me salvaste y me llamaste, y ahora vivo para ti. ¡Gloria a ti, Jesús divino! ¡Gloria a ti, por tus bondades! A tu amor, poder y amables misericordia y piedades, ¡Gloria sea por las edades, mi Señor y Dios bendito!

El que no vive para servir, no sirve para vivir.

El ideal, tanto en el cuerpo humano como en el Cuerpo de Cristo que es la iglesia, es que todas las células y miembros del cuerpo cumplan eficazmente su función y ministerios, para que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor (Ef 4:15,16).

Pero que desgracia que mientras peregrinamos por esta tierra, por la maldición heredada en nosotros desde Adán, frecuentemente hay en el Cuerpo algunos que no son de bendición, pues funcionan como parásitos, abscesos, tumores, o callos, que perjudican y entorpecen el desempeño normal del Cuerpo.

Las estadísticas pastorales nos informan que rara vez más del 25% de los congregantes son los mayordomos responsables que diezman y ofrendan consistentemente, y ponen al servicio de Dios y de la iglesia, su tiempo, talentos y recursos, con el fin de bendecirla, sostenerla y edificarla. La mayoría, sólo asisten para recibir, sin que sientan el compromiso de agradecer y corresponder a la provisión, bendición y dirección que Dios les da a través del Cuerpo de Cristo. Otros se conforman con sólo darle a Dios “las migajas que caen de su mesa” y otros, lo que les sobra en tiempo, dinero y talentos.

Y más frecuentemente de lo deseable, hay aquellos que, alegando que les ofende la actitud espiritual supuestamente infantil de sus hermanos, como cánceres malignos, en vez de tolerarlos, causan daño, discordia, y hasta disensión entre los hermanos, por cosas que no trascienden a vida eterna, como las formas de alabar y adorar a Dios. Jesús le dijo a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen! Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos. Mirad por ustedes mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale. Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale. Porque si perdonas a los hombres sus ofensas, te perdonará también a ti nuestro Padre celestial; mas si no perdonas a los hombres sus ofensas, tampoco nuestro Padre te perdonará tus ofensas (Lc 17:1 al 4).

¡Que Dios nos conceda ser mayordomos fieles, de bendición y edificación en la iglesia! AMEN.

Noticias internacionales

ECUADOR

La Iglesia Evangélica Metodista Unida del Ecuador eligió nuevo Obispo

 

Quito, martes, 15 de noviembre de 2011 (ALC) – El pastor Silvio Cevallos Parra fue elegido como nuevo Obispo de la Iglesia Evangélica Metodista Unida del Ecuador (IEMUE), en sesión del Sábado 5 de Noviembre, dentro el marco de la IV Asamblea General Ordinaria de la IEMUE, que se llevó acabo del 3 al 6 de Noviembre con la asistencia de 49 delegados laicos, laicas, pastores y pastoras.

Con la realización de esta Asamblea concluyó la labor episcopal del Dr. Salomón Cabezas, como Primer Obispo de la IEMUE, ministerio que desempeñó por dos gestiones desde el  2001 al 2011. La Asamblea celebró el servicio y testimonio, que junto a su esposa, Anita Bernhardt, entregaron  en favor de la formación y consolidación de la IEMUE.

Por aclamación la Asamblea le otorgó el título de Obispo Emérito en honor a su compromiso y entrega en este periodo formativo de la iglesia.

La IEMUE es una iglesia joven entre la comunidad metodista latinoamericana y mundial, anteriormente conocida como Iglesia Unida del Ecuador, desde 2001 se constituyó como la Iglesia Evangélica Metodista Unida del Ecuador. Al momento cuenta con 20 congregaciones y cuatro nuevas avanzadas misioneras en diferentes espacios urbanos y rurales del país.

 En su ministerio, el Obispo Cevallos está acompañado por su esposa, Marcia Galarza, su hijo Jhonatan y su hija Jessie Gabriela;  él se desempeñó como pastor por 13 años y cumplió diferentes funciones en la Junta General de la iglesia, en el último periodo episcopal fue nombrado Superintendente del Distrito Sierra y pastor a cargo de las Iglesias “El Nazareno” de la localidad de Ascazubi y de la nueva iglesia “Restauración y Vida” en la ciudad del Quinche. Desarrolló su formación Teológica y Pastoral, obteniendo grado de licenciatura en EL SEMISUD en la ciudad de Quito.

El nuevo Obispo fue consagrado en culto especial guiado por el Obispo Stanley Da Silva Moraes de la Iglesia Metodista del Brasil, el Obispo Pablo Morales de la Iglesia Metodista de Panamá y actual presidente del Concilio de Obispos Metodistas de América Latina y el Caribe, y el Obispo emérito, Dr. Salomón Cabezas.  Junto al nuevo Obispo tendrán la tarea de guiar la vida y testimonio de la iglesia el pastor Alfredo Pilatuña como Superintendente del Distrito Sierra, y el pastor Norberto Vivas como Superintendente del Distrito Costa, en trabajo conjunto con la nueva Junta General, también elegida por esta asamblea.

La Asamblea de la IEMUE recibió la visita de representantes de iglesias y organismos compañeros en misión: del Consejo Latinoamericano de Iglesias Evangélicas Metodistas de América Latina y El caribe (CIEMAL), Iglesia Metodista de Brasil, Iglesia Metodista de Gran Bretaña, Pastores de la Iglesia Metodista Unida Conferencias de New York y West Florida Alabama, Junta General de Ministerios Globales (JGMG),  UMCOR,  Concilio Mundial Metodista, Consejo Latino Americano de Iglesias CLAI, Fundación Panes y Peces, y la presencia de personal misionero de Sociedad Misionera y Ministerios Globales.

Fuente: Oficina Nacional de la IEMUE

GUATEMALA

Mesa Nacional del CLAI prepara su asamblea anual. Reflexionarán sobre la situación fiscal del país

Mayra Rodríguez

 

Ciudad de Guatemala, martes, 15 de noviembre de 2011 (ALC) – La Junta Directiva de la Mesa Nacional del Consejo Latinoamericano de Iglesias en Guatemala, acordó realizar su Asamblea Anual el 24 y 25 de noviembre próximos, en la que dedicarán una jornada completa a la reflexión y análisis de la situación fiscal en el país. En la actividad esperan la participación de unas 30 personas de las iglesias episcopal, presbiteriana, luterana, metodista y menonita, así como del Centro Evangélico de Estudios Pastorales en Centroamérica (CEDEPCA) y del Concejo Ecuménico Cristiano de Guatemala.

BRASIL

Pastoralia, publicación teológica pastoral, disponible ahora en Internet

 

Lunes, 14 de noviembre de 2011 (ALC) – En junio de 1977, el Centro Evangélico Latinoamericano de Estudios Pastorales – CELEP, que publicaba “Ensayos Ocasionales” decidió descontinuar esta publicación y reemplazarla con otra llamada Pastoralia. Ahora el material está disponible en Internet.

El número 1 de Pastoralia fue publicada en abril de 1978 con el tema “La pastoral en América Latina”. La publicación tuvo 13 ediciones y fue cerrada en 1991.

Durante los años de su publicación, hubo importantes contribuciones de Orlando Costas, Guillermo Cook, Plutarco Bonilla, Juan Stan, entre otros destacados líderes.

Con el cierre de las actividades del CELEP continental, se decidió dar a este material un destino que pudiera ser accesible a todos. En el momento en que esto se sucedió, internet no tenía las características que tiene hoy.

Ahora todo el material fue digitalizado por Sergio Parise y publicado por primera vez en el sitio de la Iglesia de la Hermandad de Brasil. Ahora está disponible en su propio sitio, http://www.pastoralia.com.br en donde se puede encontrar otros materiales para el trabajo pastoral.

Los textos y artículos publicados puden ser bajados y utilizados, citándose la fuente y autoría.

ARGENTINA

Escuelas de la Iglesia Metodista recibirán reconocimiento por la labor educativa basada en la inclusión y la convivencia

 

 

Buenos Aires, miércoles, 23 de noviembre de 2011 (ALC) – Un acto de reconocimiento a instituciones educativas por su labor de enseñanza basada en la inclusión, la convivencia y el respeto de los derechos humanos se llevará a cabo el 24 de noviembre a las 18 hs. en el Salón Libertador del Palacio San Martin, organizado por la Secretaría de Cultos. Escuelas de la Iglesia Metodista recibirán la distinción.

El homenaje se enmarca en el XXX aniversario de la “Declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o en las convicciones”, proclamada por la Organización de las Naciones Unidas.

En el acto participarán escuelas previamente seleccionadas y estarán recibiendo la mención: la Comunidad Educativa la Paz, de la ciudad de Rosario y las escuelas Alberto Schweitzer de Buenos Aires y Williams Morris de Buenos Aires pertenecientes a la Iglesia Evangélica Metodista Argentina (IEMA).

La oficina Episcopal de la IEMA saluda y felicita a las Instituciones Educativas señaladas por su testimonio de Solidaridad  y amor cristiano.

ARGENTINA

El pastor José de Luca será homenajeado en el barrio que fue testigo de su tarea pastoral y social

 

Buenos Aires, jueves, 24 de noviembre de 2011 (ALC) – El sábado 26 de noviembre, a partir de las 15, en Parque de los Patricios, Ciudad autónoma de Buenos Aires, se realizará el Homenaje Popular al pastor José de Luca, de la Iglesia Metodista en Argentina, reconocido y querido luchador por los Derechos Humanos y la dignidad de las personas.

De Luca falleció el 10 de octubre de 2006, luego de un corto proceso desde que se le detectó cáncer. Era oriundo del Barrio de la Boca. Desarrolló una amplia y profunda labor en el área popular en la ciudad de Buenos Aires y en otros lugares del país mediante la organización Acción Popular Ecuménica (APE), fundada por él en la década del 70.

APE integraba a pastores y pastoras evangélicas, mayormente metodistas, Sacerdotes del Tercer Mundo y laicos y laicas de ambas confesiones cristianas más otras personas sin militancia religiosa. Entre el 70 al 85, APE fue uno de los organismos ecuménicos claves de los Derechos Humanos en Argentina con enclave en el área popular.

De Luca  fue presidente de APE excepto el período que estuvo exiliado en Puerto Rico a partir del 76. Fue un exilio “forzado” ya que a raíz de un viaje a México, con su esposa  Nina y su hija Verónica, las personas más cercanas a él le obligaron a quedarse pues había certeza de que su vida corría serio peligro.

A su regreso continuó con su ritmo habitual, continuando con la presidencia de APE al mismo tiempo que ejercía su actividad pastoral y representatividad activa en diversos movimientos de DD.HH. y de lucha social. En los últimos tiempos su tarea se centralizó en el Movimiento Ecuménico de los Derechos Humanos (MEDH), donde por años ejerció la Secretaría General.

BRASIL

La diaconía profética es una importante herramienta para transformar el mundo

Marcelo Schneider

 

San Leopoldo, jueves, 24 de noviembre de 2011 (ALC) – “Es preciso mantener la perspectiva profética de vigilancia y denuncia de las situaciones de violación de los derechos humanos y de la naturaleza, así como seguir dedicándose a las tareas teológicas y pastorales de formación de un liderazgo con los mismos principios proféticos y evangélicos”, afirmó, el lunes 21 de noviembre el secretario general del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI), Rev. Nilton Giese, durante un encuentro promovido por el organismo ecuménico en asociación con el Consejo Mundial de Iglesias, en San Leopoldo.

El segundo día del “Seminario Latinoamericano de Formación en Diaconía” se dedicó a la reflexión acerca de las diferentes dimensiones de la diaconía y sus vínculos con los contextos donde se desarrolla el ministerio diaconal. Los participantes tuvieron, además, oportunidad de visitar proyectos diaconales en la región del gran Porto Alegre.

Giese habló sobre la geopolítica del continente, recordando que, en América Latina, existe la mayor y más diversa unidad vital del planeta. “Nuestras riquezas naturales nos tornan el único lugar en el mundo que tiene la posibilidad de auto sustentarse sin grandes dificultades”, dijo.

No obstante, alertó al hecho de que, aun habiendo tanta diversidad de riquezas culturales y naturales en la región, así como condiciones efectivas y hasta avances en propuestas de integración regional, las perspectivas geopolíticas de América Latina y del Caribe continúan delicadas. “En los mismos moldes en que se permite la instalación de tropas militares de los Estados Unidos en territorio colombiano, los procesos democráticos en otros puntos de América Latina están siendo constantemente amenazados por fuerzas oligárquicas que utilizan, fundamentalmente, los medios de comunicación”, afirmó.

Delante de esta geopolítica regional, las iglesias y los organismos ecuménicos son llamados a asumir una postura profética, afirmando que no es suficiente que nuestras sociedades tengan pisos de democracia, pero sí una base sólida en la sociedad civil que dé sustentabilidad a esta democracia. Sobre este aspecto, se tornó  importante el abordaje del pastor presbiteriano colombiano Milton Mejía, que habló sobre incidencia pública y política a partir del concepto de diaconía profética.

Noticias nacionales

PROGRAMA NACIONAL PARA EL 2012

En la sección de Programa publicamos, mes por mes, el Programa que la Comisión ha elaborado para el año 2012. También publicamos el Programa General con las instrucciones pertinentes por área y el Plan Rector.

CAMRADIO

Nuestra gratitud a Dios por las diversas oportunidades que nos da de mantener comunicación, información, avisos de los diferentes trabajos que como Conferencia se realizan.  Con este fin se ha creado el espacio de la página web oficial de la Conferencia Anual de México con la siguiente dirección:

http://www.immarcam.org.mx .

En este sitio contaremos con el espacio para el Programa de Radio: CAMRADIO, que se transmitirá todos los jueves de las 12:00 a las 13:30 horas., desde Oficinas Episcopales, de la ciudad de México.

Este espacio de radio tiene los siguientes  propósitos:

1.- Ser la Voz de la Iglesia Metodista de México (CAM) en los espacios de la WEB, para presentar y divulgar el Evangelio de Jesús para la Humanidad (Juan 3:16.).

 2.- Ser la Voz Episcopal de la Conferencia Anual de México A.R.

 3.- Ser un espacio Editorial de la CAM de la IMMAR.

 4.-Ser un espacio de reflexión pastoral en los ámbitos familiar, social y eclesial.

 5.-Ser un espacio promotor de la cultura, las artes y la ciencia del mundo cristiano-metodista

Este espacio es para todos nosotros, para mantener la comunicación y conexionalidad.  Si tiene alguna noticia, información, petición de oración que desea compartir, por favor, comuníquenoslo y lo haremos por este medio.

Uno de  los beneficios que la tecnología nos permite es llegar a diferentes partes del país, y a diferentes países, lo cual nos da una mayor conexionalidad.

Les esperamos, todas las voces serán bienvenidas.

Cualquier comunicación, por favor enviarla al correo: programa@immarcam.org.mx

Dios siga añadiendo bendición a su Iglesia.

Templo de Cuautla, Mor. (CAM) cumple 116 Años

Con un solemne Culto de Acción de Gracias a Dios se celebró el 116 aniversario de la Iglesia Metodista en Cuautla,  “Templo de Cristo” (Guerrero 85, Centro), contando con la presencia de pastores, autoridades episcopales y como orador invitado, el Pbro. Fidel Ramírez Sánchez, pastor que fue de esta Iglesia y ex obispo de la IMMAR, se tuvo un servicio especial el domingo 20 de noviembre, a las 12 horas.

El Coro AMEN

Te invita a celebrar con nosotros el nacimiento de Jesucristo con la presentación del tradicional Concierto El Mesías, de Georg Friederich Handel, acompañado por la Orquesta de Cámara Filadelfia bajo la dirección del Mtro. Juárez Lincoln Velázquez. Fecha:   Miércoles 21 de diciembre, 2011. Hora: 19:30 horas Lugar:   La Hacienda de los Morales Av. Vázquez de Mella 525 Col. Del Bosque (Entre Horacio y Periférico).- Boletos a la venta en MILAMEX al 5659 6930

Otro Aniversario de más de cien años: Aztecas, D. F.

 

La Navidad es una época como ninguna otra. . .

Reuniones familiares, regalos, decoraciones, comida especial, viajes, vacaciones. . .  sin embargo, se está  perdiendo la esencia de lo que significa esta bella temporada. Es hora de volver al principio y meditar en distintos aspectos de aquel tiempo cuando sucedió la primera Navidad.  ¡Echemos una nueva mirada a aquellos dramáticos acontecimientos desde el punto de vista de los participantes!.- Milamex Ediciones pone a su disposición su nueva publicación UNA NUEVA MIRADA A LA NAVIDAD. Por un costo de $20.00 cada uno, puede dar un regalo diferente, entretenido y que hará meditar al lector.- Para hacer sus pedidos, favor de comunicarse al:  (55) 5659 6930 o al correo:  libbycampos@milamex.com

Poética

¡ SI ¡

Señor, te dije que sí,

el día que me llamaste;

no tenía nada que ofrecer

ni tengo ahora.

Pero te dije que sí

porque te quiero,

porque tenerte como Jefe,

como Guía y como Amigo,

es más que poseer los tesoros de este siglo.

Señor, ya ha pasado casi un cuarto de siglo,

y todavía te sigo,

y todavía te digo, sí

Aunque ahora tengo para ti menos que nada,

pero tengo más

porque al estar contigo,

la nada es mucho y lo mucho es nada,

así lo dice tu Palabra.

Señor, me quedan muy pocos días

y no quiero perder las melodías

que tú entonas a tus hijos,

cuando están alegres,

cuando ellos sufren,

cuando están en duda,

cuando se sienten solos

cuando todo es nube obscura,

cuando la compresión humana

desaparece toda,

cuando el intelecto se agota

o se agiganta,

cuando se pierde toda la esperanza,

cuando todo se parece a la nada.

Por eso, aunque ni soy,

ni tengo nada,

te vuelvo a decir, sí,

porque morir envuelto en tu servicio,

es mi mejor

y mi más grande anhelo.

Juan M. Isáis

Programa

DICIEMBRE

1-15    Celebración “Por una navidad digna” (Promueve SMF)

4          2do. Domingo de adviento

6-9 y 13-16                Entrega de trabajos y exámenes finales. Seminario “Dr.

Gonzalo Báez Camargo”

11       3er. Domingo de adviento

18       4to. Domingo de adviento

24       Culto de luces

25       Navidad

31       Culto de pacto

CALENDARIO BÍBLICO 2011

 

D I C I E M B R E

4 (2º de Adviento): Morado

Isaías 40:1-11

Salmo 85:1-2, 8-13

2 Pedro 3:8-15a

Marcos 1:1-8

11 (3º de Adviento); Morado

Isaías 61:1-4, 8-11

Salmo 126 o Lucas 1:47-55

I Tesalonicenses 5:16-24

Juan 1:6-8, 19-28

18 (4º de Adviento); Morado

2 Samuel 7:1-11, 16

Salmo 89:1-4, 19-26

Romanos 16: 25-27

Lucas 1:26-38

25 (Navidad) – blanco

Isaías 52:7-10

Salmo 98

Hebreos 1:1-4, (5-12)

Juan 1:1-14

IGLESIA METODISTA DE MÉXICO, A. R.

COMISIÓN DE PROGRAMA

PROGRAMA NACIONAL 2012

CALENDARIZACIÓN

 

LEMA: “En Cristo reformando a la Nación”

ENFASÍS: “Más conocimiento, más amor”

TEMA ANUAL 2012: “Las Sagradas Escrituras”

LIBROS DE ESTUDIO: Salmos, 1ª y 2ª Timoteo

 

 

ENERO

Inicia estudio del libro de Salmos (Enero-Septiembre)

Capacitación de 3 Áreas de Trabajo IMMAR (Todo el mes)

SMF y LBSC Capacitación Nuevas Mesas Directivas (Todo el mes)

6 – 8 Junta Nacional LMJI. Puebla, Pue.

8 LBSC Culto de renovación de votos

9-13 Materia de Maestría Seminario “Juan Wesley”

9 – 13 y 16 – 20 Talleres de capacitación cuerpo pastoral CAM, CAS, y CASE /

Sede: Seminario “Dr. Gonzalo Báez Camargo”

10 – 17 Instituto Mundial Metodista de Evangelismo. Jerusalén, Israel

23 -24 Junta Nacional de Desarrollo Cristiano Sede: CAO ¿?

24-26 Junta Nacional de Testimonio Cristiano SEDE: CANCEN Chihuahua, Chih.

FEBRERO

SMF: Relaciones de Federación (todo el mes)

2 – 4 Encuentro Nacional Intermetodista 2012 SEM Sistema Educativo Metodista.

Puebla. Pue.

2 – 5 Junta Nacional de Programa SEDE: CASE Puebla, Puebla.

12 67 Aniversario LBSC

13 -19 Semana nacional de la LBSC

19 Día del migrante 3er. Domingo (levantar ofrenda especial para este ministerio)

22 Inicia Estación de Cuaresma

23 Reunión del Colegio de Obispos CANCEN Chihuahua, Chih.

24-26 Sesión de trabajo Gabinete General CANCEN Chihuahua, Chih.

24 Día de la Bandera

MARZO

2-4 SMF Congreso Nacional “El Rey te manda llamar” Monterrey N.L.

2 Día mundial de oración

8 Día internacional de la mujer

9 -10 Junta Nacional de Finanzas y Administración, CANCEN, Chihuahua, Chih.

10 LBSC Celebración del Día Internacional de la Mujer

21 Natalicio de Don Benito Juárez

31 – 5 de abril XII Encuentros Nacionales de las LMJI en Mexicali, B. C.

ABRIL

1 – 8 Semana Mayor

5 Día de Comunión

6 Día de Crucifixión

7 Día de Reposo

8 Día de Resurrección

(El día 9 inicia los 50 días de oración y ayuno, previos a Pentecostés)

9-13 SMF Semana de evangelización y acción social.

27-29 FHM Encuentro Nacional de Hombres Metodistas CAO Monterrey, N. L.

28 LBSC Celebración del día del Niño

30 Día del niño

MAYO

1 Día del trabajo

5 Aniversario de la Batalla de Puebla, México.

7-11 SMF Semana Nacional del Hogar Cristiano

12 LBSC Entrega de canastillas en hospitales

13 Celebración Día de las madres (Segundo domingo)

15 Aniversario LMJI

20 Día del Ministerios Cristianos

21-27 Semana Nacional Wesleyana

24 Día de la experiencia del corazón ardiente.

27 Pentecostés

Día del Seminarista (Domingo más cercano al 24 mayo)

JUNIO

SMF Talleres previos a la Asamblea Anual y Dinámicas Bíblicas (todo el mes)

6-10 XXII Conferencia Anual CAO, Templo San Pablo, Piedras Negras, Coah.

10 Día del medio ambiente.

14-16 XXII Conferencia Anual CANCEN, Templo San Pablo, Torreón Coahuila.

17 Día del Padre, Culto de Graduación Seminario Juan Wesley

24 Día del Pastor (Incluye pastor jubilado y viudas de pastores)

28 Reunión del Colegio de Obispos CAM

29-1° Julio Sesión de trabajo del Gabinete General CAM

JULIO

1-3      Asambleas de federaciones SMF, LBSC

Retiro Espiritual de Gabinete General CAM

11-15 XXII Conferencia Anual, CANO, Templo El Mesías, Ensenada, BC.

12-15 XXII Conferencia Anual, CAS, León, Gto.

11-14

18-21

XXVII Conferencia Anual, CAM: Santa Ana Nextlalpan, Edo. Mex.

XXVII Conferencia Anual, CASE: Apizaco, Tlaxcala.

AGOSTO

Mes de las Sagradas Escrituras

Celebración de Escuela Cristiana de Vacaciones (Según Disciplina)

Nota: Hay que enfatizar el nombre de: ECV

Celebración del adulto en plenitud SMF y LBSC

4 – 5 SMF Junta Comité ejecutivo Unidad México, CAO, Monterrey, N.L.

6- 10 Semana de la Juventud LMJI

11          Salvando México

12       Día Internacional de la Juventud

14 – 16 Junta Nacional de Testimonio Cristiano CANO Hermosillo, Son.

Campamento Vocacional Seminario Juan Wesley.

19 Culto de Apertura, Seminario Juan Wesley.

26 Día del adulto en plenitud / Ofrenda para la causa Bíblica

Día de la Biblia

SEPTIEMBRE

Mes de Sociedad Misionera Mexicana

Se elige comisión de candidatura (durante el mes). Art. 143

SMF Celebración especial de Unidad México.

7 – 9 FHM Reunión Nacional de Presidentes Conferenciales y Gabinete Nacional. México, D.F.

16 Día de la Independencia de México

21-22 Taller de Artes y Oficios LBSC ??

Junta Nacional del Área de Desarrollo Cristiano. Querétaro. Qro.

Junta Nacional del Área de Finanzas y Administración. Sede por definir.

25 Día de la Sociedad Misionera Mexicana

28 -30 Congreso Nacional de Testimonio Cristiano (Énfasis en Grupos Pequeños )

CAM.

OCTUBRE

Libro de estudio I y II de Timoteo (Octubre a Diciembre)

Elección de administradores y gabinetes de organizaciones.

SMF Ofrenda pastores jubilados y viudas de pastores (todo el mes)

1 – 5 Aniversario FHM y Semana del Varón.

4-7 Junta nacional de Programa, CANO Tijuana, BC

7 Día mundial de Comunión

12 Día de la Hispanidad México

14 Aniversario 82 de “El Evangelista Mexicano”

20 – 21 LBSC Retiro Anual de las Mujeres, CANO

25 Reunión del Colegio de Obispos. CASE Puebla, Pue.

26-28 Sesión de trabajo Gabinete General. CASE Puebla, Pue.

29-4 Semana de la Reforma Protestante siglo XVI (Última semana)

NOVIEMBRE

LBSC “Promoción de la Salud” (Todo el mes)

5-9 SMF Semana Nacional de Oración

16-19 Reunión de Directivos del Sistema Educativo Metodista SEM. Chihuahua,

Chih.

20 Aniversario de la Revolución Mexicana

DICIEMBRE

LBSC Festejo a niños en situación de calle y canastillas en hospitales

(Durante el mes).

1-15    SMF “Por una navidad digna” Ofrenda especial

2 Día mundial de Oración por la Paz, Convoca: Concilio Mundial Metodista.

1er. Domingo de adviento

9 2do.Domingo de adviento

16 3er. Domingo de adviento

23 4to. Domingo de adviento

24 Culto de luces

25 Navidad

30 Culto de pacto

31 Culto de Vigilia de Acción de Gracias

DOCUMENTOS QUE ENVIA PARA SU PUBLICACION LA COMISIÓN NACIONAL DE PROGRAMA

De un click

PLAN OPERATIVO NACIONAL 2012 c

PLAN OPERATIVO NACIONAL 2012a

Vanguardia Juvenil

Bienaventuranzas de la juventud

1.- Feliz es el joven que a más de padres, y entusiasmo y energía, tiene a Dios

2.- Feliz es el joven que si bien sabe que su edad es “un divino tesoro”, también entiende que puede tornarse esta riqueza en “miseria infernal” si en vez de apoyarse en lo eterno se apoya en los deseos desordenados, en la rebeldía sistemática, o en cualquier actitud negativa –que lo vuelve un eco, en lugar de una voz.

3.- Feliz es el joven que acepta que el mundo no comenzó con él y que seguramente no se acabará porque él falte. Un joven así dará a la vida su valiosa contribución –respetando lo que de positivo otros realizaron, y dejará humildemente que los demás terminen lo que él, muy a su pesar, dejó inconcluso.

4.- Feliz es el joven que conserva con sencillez el precioso depósito de un vigor y un ánimo superiores, comparado con la persona entrada en años, pero que con humildad reconoce que sus mayores lo aventajan en una experiencia y una sabiduría que nada, sino la edad, podría hacerlo poseedor.

5.- Feliz el joven que gana la dirección de su grupo no por medio de la habilidad y manos, valido de la maña, sino al través de un espíritu servicial, noble, amable y sincero.

6.- Feliz es el joven que a medida que más sabe, más cree –tal hombre o mujer tiene en su mano la llave que abre todas las puertas y que explica todos los misterios del universo y de la vida.

7.- Feliz, en fin, es el joven que ama cuando a otros los destroza el rencor, confía cuando a otros los devora la duda y tiene a Cristo como su Salvador y Señor mientras muchos se arrodillan ante falsos altares.

De este joven o señorita es no solo el Reino del cielo, sino también todo el encanto puro y saludable que esta vida proporciona.

Hermano Garza (qepd)

Versículos citables

Fuente: libro el Eclesiastés.

4:6 Más vale un puño lleno con descanso, que ambos puños llenos con trabajo y aflicción de espíritu.

4:9 Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.

4:13 Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos;

Vida y obra de Wesley

Sermón 28

Sobre el sermón de nuestro Señor

en la montaña 

Octavo discurso

Mateo 6.19-23

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan;

sino haceos tesoros en cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde los ladrones no minan ni hurtan.

Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz;

pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que si la luz que en ti hay es tinieblas,  ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?

1. De los hechos que por lo general se llaman «acciones religiosas», que son verdaderas ramas de la religión cuando nacen de una intención pura y santa, y son hechos de una manera consecuente, pasa nuestro Señor a los hechos dela «vida común», y demuestra que en nuestras vocaciones ordinarias es tan necesaria la pureza de intención como en el dar limosna, ayunar, u orar. Sin duda alguna la misma pureza de intención… …que hace nuestras limosnas y devociones aceptables, debe también convertir nuestro trabajo o empleo en una ofrenda apropiada ante Dios. Si un hombre (…) sigue sus negocios con el fin de elevarse y tener riquezas en el mundo, no sirve a Dios en su empleo, (…) ni tiene más derecho a esperar una recompensa del Señor, que quien da limosna para ser visto, u ora para ser escuchado de los hombres. Porque así como estos designios vanos no deben afectar nuestras limosnas y devociones, tampoco deben entrar en nuestras ocupaciones. (…) No sólo son malos cuando leudan nuestras obras, nuestros actos religiosos, sino que tienen la misma mala índole (…) cuando se mezclan en los negocios diarios de nuestros trabajos. Si fuere lícito tenerlos en nuestras ocupaciones terrenales, lo sería también retenerlos en nuestras devociones. Pero así como nuestras limosnas y devociones no son aceptables sino cuando resultan de una intención pura, de la misma manera nuestro empleo diario no puede considerarse como un servicio al Señor, sino cuando se cumple con la misma piedad del corazón.1

2. Esto lo declara nuestro bendito Señor de la manera más decidida, con esas palabras tan comprensivas como enérgicas, que él mismo aplica y desarrolla en el curso de este capítulo. «La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; mas si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas.» El ojo es la intención: lo que el ojo es al cuerpo, la intención es al alma. Así como el uno guía todos los movimientos del cuerpo, la otra dirige los del alma. Se dice que el ojo del alma es bueno cuando se fija en una sola cosa, cuando no tenemos otro designio sino conocer a Dios y a Jesucristo a quien él mandó;2 conocerle con afectos dignos, amándole como él nos amó; agradar a Dios en todas las cosas; servir a Dios (pues le amamos) de todo nuestro corazón, mente, alma y fuerzas,3 y gozar a Dios en todo y sobre todas las cosas, en esta vida y por la eternidad.

3. «Si tu ojo es bueno» de este modo, fijándose así en Dios, «todo tu cuerpo estará lleno de luz». «Todo tu cuerpo»- -todo lo que guía la intención, como el ojo guía el cuerpo. Todo lo que eres, todo lo que haces, tus deseos, genio, afectos; tus pensamientos, palabras y acciones. Todo esto «estará lleno de luz», lleno de conocimiento verdadero y divino. Este es el primer significado que aquí tiene el término luz. En su luz verás luz.4 Aquel que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz…resplandecerá en tu corazón;5 iluminará la vista de tu inteligencia con el conocimiento6 de la gloria de Dios. Su Espíritu te revelará las cosas profundas de Dios.7 La inspiración del Santo te dará comprensión y te hará tener sabiduría en secreto. Más aún, el ungimiento que has recibido de él permanecerá en ti y te enseñará todas las cosas.8 ¿Cómo confirma esto la experiencia? Aun después que Dios ha abierto los ojos de nuestra inteligencia, si buscamos o deseamos cualquiera cosa fuera de Dios, ¡qué pronto se obscurece nuestro torpe corazón! Las nubes se agrupan otra vez en torno de nuestras almas. Dudas y temores nos abruman de nuevo. Somos arrojados de aquí para allá, y no sabemos qué hacer ni cuál sea el camino que debamos seguir. Pero cuando sólo deseamos y buscamos a Dios, las nubes y los temores se desvanecen; nosotros, que en un tiempo fuimos obscuridad, somos ahora luz en el Señor.9 La noche resplandece ahora como el día,10 y sabemos que la senda de los justos es como la luz.11 El Señor nos muestra el camino que debemos tomar y claramente nos enseña la vía ante nuestro rostro.12

4. El segundo significado que tiene la «luz» en este asunto, es el de santidad. Al buscar a Dios en todo, le encontrarás en todas las cosas, fuente de toda santidad, llenándote constantemente de su semejanza, justicia, misericordia y verdad. Al mirar a Jesús, y al él sólo, serás lleno del sentir que estaba en él;13 se renovará tu alma de día en día, según la imagen del que la creó. Si no quitas de tu mente la mirada en él; si permaneces viendo al Invisible14 sin buscar nada más en el cielo y en la tierra, entonces al contemplar la gloria de Dios, será transformado de gloria en gloria en la misma imagen como por el Espíritu del Señor.15 Otra cosa que también experimentamos diariamente es que por gracia somos salvos por la fe.16 Por medio de la fe se abre la vista de la mente para ver la luz del amor glorioso de Dios. En tanto la mirada permanece fija en Dios, en Cristo, quien está reconciliando consigo al mundo,17 nos llenamos más y más del amor de Dios y de los humanos; de mansedumbre, afabilidad, clemencia; de todos los frutos de santidad que vienen del Señor Jesús para la gloria de Dios Padre.

5. Esta luz de que está lleno aquel cuyo ojo es bueno, significa, en tercer lugar, felicidad lo mismo que santidad. Suave ciertamente es la luz y agradable a los ojos ver el sol.18 Pero ¡cuánto más placentero es ver el sol de justicia resplandeciendo constantemente en el alma! Si existe algún alivio en Cristo, algún consuelo de amor,19 alguna paz que sobrepasa todo entendimiento,20 algún regocijo en la esperanza de la gloria de Dios,21 todo esto pertenece a aquel cuyo ojo es bueno. Cuyo cuerpo, por lo tanto, está lleno de luz.22 Anda en la luz, con Dios está en luz,23 regocijándose siempre y en todo dando gracias; gozando cualquiera sea la voluntad de Dios respecto de él en Jesucristo.24

6. «Pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas».25 «Si tu ojo es maligno». Como se ve, no existe término medio entre el ojo bueno y el tenebroso; si no es lo uno, tiene que ser lo otro. Si la intención que tenemos al hacer cualquier cosa no es puramente la de servir a Dios; si nos proponemos cualquier otro fin, entonces quedan manchadas nuestra mente y nuestra conciencia.26 Por consiguiente, nuestro ojo estará en tinieblas si al hacer cualquier cosa tenemos otro fin fuera de Dios; si nos proponemos algo además de conocer y amar a Dios, agradarle y servirle en todas las cosas; si nuestro designio no es sólo gozar de Dios, encontrar en él nuestra felicidad en esta vida y en la eternidad.

7. Si tu ojo no se fija sinceramente en Dios, «todo tu cuerpo estará en tinieblas»; el velo permanecerá en tu corazón; el dios de este siglo cegará tu mente más aún, no sea que la luz del Evangelio glorioso de Cristo te alumbre.27 Lleno de ignorancia y errores respecto de las cosas de Dios, no podrás recibirlas ni discernirlas. Y cuando tengas algún deseo de servir a Dios, tu voluntad estará cargada de incertidumbre respecto del modo como deberías servirle, encontrando dudas y dificultades por todos lados, y no sabiendo cómo escapar. En efecto, si tu ojo no fuere bueno, si procuras cualquiera de las cosas terrenales, estarás lleno de injusticia e impiedad, tus deseos, genio, afectos, estarán fuera de lugar; serán todos tenebrosos, y viles y vanos. Tu conversación siendo mala como tu corazón y no estando sazonada con sal28 no será digna de dar gracia a los oyentes,29 sino inútil, ociosa, corrompida, que contristará al Espíritu de Dios.

8. Tanto la destrucción como la desventura se encuentran en tu camino, porque el camino de paz no has conocido.30 No hay paz, sólida y duradera paz, para los que no conocen a Dios. No hay verdadero ni durable contentamiento para los que no le buscan con todo su corazón. Mientras que busques las cosas que perecen, todo lo que habrá será vanidad,31 y no sólo vanidad, sino aflicción de espíritu32 y eso tanto al buscar como al gozar de dichas cosas. En verdad que andas en una sombra vana y en balde te inquietas.33 Andas en la obscuridad que puede sentirse.34 Sigue durmiendo, de nada te sirve, porque no te sentirás descansado.35 Bien sabes que los sueños de la vida pueden dar dolor y nunca dan descanso. No hay descanso en este mundo o en el venidero, sino sólo en Dios, que es el centro de los espíritus. «Si la luz que hay en ti son tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?» Si la intención que debe iluminar toda alma, llenarla de conocimiento, amor y paz, y la que en efecto hace todo esto mientras permanece buena, mientras no procura otra cosa sino a Dios, si ésta es tinieblas; si busca otra cosa fuera de Dios y por consiguiente llena el alma de obscuridad en lugar de luz, de ignorancia y error, de pecado y miseria, ¡cuán grandes serán esas tinieblas! ¡Es el humo mismo que sube desde lo profundo!36 ¡Es la noche negra que reina en lo más profundo, en la tierra de las sombras de muerte!37

9. Por consiguiente, «no os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, donde ladrones minan y hurtan».38 Si lo haces, claro está que tu ojo es malo, que no se fija únicamente en Dios. Respecto de los mandamientos de Dios, ya se refieran al corazón ya a la vida, los paganos en África o en América39 cumplen tanto como los que se llaman cristianos. Pues con pocas excepciones, estos los observan tanto como los paganos. Por ejemplo, la mayoría de los súbditos ingleses, llamados comúnmente cristianos, son tan sobrios y templados como la generalidad de los paganos cerca del Cabo de Buena Esperanza. Así también los cristianos en Alemania o Francia son tan humildes y castos como los indios choctow o cheroqíes. Al comparar la mayor parte de las acciones de Europa con las de América, no es fácil decir de qué parte está la superioridad. Al menos las de América no llevan gran ventaja. Esta aserción, sin embargo, no es cierta respecto del mandamiento que estamos considerando. En esto los paganos cumplen mucho mejor.40 No desean ni procuran otra cosa sino alimentos sencillos, ropa modesta con qué vestirse, y esto lo buscan sólo para el día. Con excepción del maíz de que han menester hasta la cosecha del año siguiente, no guardan ni atesoran nada. Sin saberlo, pues, los paganos obedecen este mandamiento constantemente y con eficacia. No se hacen tesoros en la tierra, tesoros de púrpura y lino fino, de oro y plata, que la polilla y el orín corrompan, o los ladrones minen y hurten. Más, ¿de qué manera observan los cristianos lo que profesan haber recibido como un mandamiento del Dios altísimo? No lo observan en ninguna manera. Obran como si jamás se hubiese dado semejante mandamiento a los humanos. Aun aquellos que, en su opinión y la de otras personas, son buenos cristianos, no cumplen con esto de modo alguno. Bien pudiera estar aún perdido en el original griego, puesto que no hacen de él ningún caso. ¿En qué ciudad cristiana podréis encontrar un hombre de cada quinientos, que tenga el menor escrúpulo de atesorar todo lo que pueda? ¿De aumentar sus posesiones hasta donde le sea posible? Es bien cierto que muchos no lo hacen ilícitamente; muchos no estafan ni roban; algunos no engañan al prójimo, no se valen de su ignorancia o de su necesidad. Pero éste es otro asunto. Aun estos sólo tienen escrúpulos respecto del método; no de hacerse tesoros sobre la tierra, sino de reunirlos por medios ilícitos. No les asusta desobedecer a Cristo, sin quebrantar la moralidad pagana. De manera que aun los hombres honrados no obedecen este mandamiento más que los asaltantes de caminos o ladrones de casas. Más aún, jamás intentan obedecerlo. Desde su juventud en adelante nunca han pensado en tal cosa. Fueron criados por sus padres, maestros y amigos cristianos, pero nunca les enseñaron este mandamiento, a no ser para quebrantarlo luego y tanto como pudieran, y continuar quebrantándolo hasta el fin de sus días.

10. No existe otro ejemplo de fatuidad espiritual, en todo el mundo, más sorprendente que éste. La mayor parte de estas mismas personas leen o escuchan la lectura de la Biblia, muchos en el día del Señor. Han leído o escuchado estas palabras cientos de veces. Sin embargo, jamás sospechan que dichas palabras, los condenan más que las que prohíben a los  padres ofrecer a sus hijos a Moloc. Pluguiese a Dios hablar a estos miserables pecadores con su voz, su poderosa voz, para que se salven al fin de esta trampa del diablo,41 y caigan las escamas de sus ojos.42

11. Preguntas, ¿qué cosa es hacerse tesoros en la tierra? Es necesario examinar esto detenidamente. En primer lugar, a fin de poder discernirlo claramente, hagamos observar qué cosas no se prohíben en este mandamiento. Primeramente, en este mandamiento no se prohíbe procurar lo bueno delante de todos los hombres,43 procurar con qué darles aquello a que tienen derecho,44 todo lo que justamente pueden esperar de nosotros. Tan lejos está de Dios prohibir esto, que nos manda que no debamos a nadie nada.45 Debemos, por consiguiente, ser muy diligentes en nuestro trabajo a fin de no deber a nadie nada; siendo ésta una ley común de justicia que nuestro Señor no vino a destruir, sino para cumplir.46 Ni se prohíbe, en segundo lugar, que nos proveamos de las cosas necesarias para el cuerpo: alimentos suficientes, sencillos y sanos qué comer y vestimenta aseada qué ponernos. Es además nuestro deber, puesto que Dios nos da la facultad de hacerlo, proveernos de estas cosas, a fin de que comamos nuestro propio pan47 y no seamos gravosos a nadie.48 Ni se prohíbe, en tercer lugar, que proveamos para nuestros hijos y los de nuestras casas. También esto es nuestro deber, aun según los principios de la moral pagana. Todo ser humano debe proveer las cosas necesarias de la vida para los miembros de su familia, y hacer que estos aprendan a ganar estas cosas para que puedan mantenerse cuando él les falte y ya no exista. Digo que deben aprender a proveer estas cosas, las cosas sencillas y necesarias de la vida (no cosas delicadas y superfluas), con su trabajo diligente, porque ningún ser humano está obligado a proveer par sí mismo ni para los suyos los medios de ser extravagantes y estar ociosos. Si alguno deja de proveer para sus hijos (lo mismo que para las viudas que haya en su casa,49 de quienes Pablo habla especialmente en las palabras tan conocidas que dirige a Timoteo), prácticamente ha negado la fe, y es peor que un incrédulo,50 o pagano. Por último, no se nos prohíbe en estas palabras que de tiempo en tiempo vayamos guardando lo que fuere necesario para la consecución de nuestros negocios, hasta tal grado o punto que podamos llenar los objetivos siguientes: en primer lugar, no deber a nadie nada;51 en segundo, procurarnos las cosas necesarias para la vida; y en tercero, proveer lo necesario para nuestra familia mientras vivimos, y enseñarles a ganar el pan para que sepan sostenerse cuando Dios nos llame a su presencia.

12. Podemos ahora discernir claramente (a no ser que no deseemos hacerlo), qué cosa es la que se nos prohíbe aquí. Es el procurar proveerse de más de lo necesario para satisfacer los fines ya mencionados. El trabajar por obtener más riquezas, más plata y oro. El guardar más de lo que se requiere para satisfacer las necesidades, esto es lo que aquí se prohíbe clara y absolutamente. Si las palabras tienen algún significado, sin duda que esto es lo que quiere decir, pues ninguna otra cosa pueden expresar. Por consiguiente, cualquiera que no debe nada a nadie, que tiene el alimento y la vestimenta necesarios para sí mismos y su familia, y que además de esto posee suficiencia para continuar sus negocios y satisfacer todas estas justas necesidades; quienquiera, digo, que se halle en tales circunstancias y, sin embargo, esté procurando hacerse de mayores posesiones, vive abierta y habitualmente negando al Señor que le rescató. Prácticamente ha negado la fe, y es peor que un incrédulo, ya sea de África o de América.

13. Ustedes que viven en el mundo y que son del mundo en que viven, escúchenme. Tal vez sean estimados en mucho por la gente, pero delante de Dios son abominación.52 ¿Hasta cuándo estará abatida hasta el polvo su alma?53 ¿Hasta cuándo se cargarán ustedes con grueso lodo?54 ¿Cuándo despertarán y verán que los paganos que piensan seriamente están más cercanos al reino de los cielos que ustedes? ¿Cuándo se convencerán de que su obligación es escoger la mejor parte, aquella que nadie puede quitarnos?55 ¿Cuándo procurarán hacerse sólo «tesoros en el cielo»,56 renunciando, evitando y aborreciendo todo lo demás? Si están procurando hacerse sólo «tesoros en la tierra»,57 ¿no están perdiendo el tiempo y gastando sus fuerzas en ganar algo que no es el pan?58 Porque, ¿cuáles serán los frutos si tienen buen éxito? ¡Habrán asesinado su propia alma! ¡Habrán apagado la última chispa de su vida espiritual! ¡Ahora mismo, en medio de la vida, están en la muerte! ¡Personas vivas, pero cristianos muertos! Porque «donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón».59 Sumergidos en el polvo están sus corazones. Sus almas están por el suelo.60 Sus afectos no están en las cosas de arriba, sino en las de la tierra,61 en algarrobas que envenenarán, mas nunca podrán satisfacer un espíritu inmortal creado para Dios. Su amor, gozo y deseo consisten en las cosas que perecen al usarlas. Han perdido el tesoro del cielo: Dios y Cristo se les han perdido. ¡Han ganado riquezas y el fuego del infierno!

14. ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!62 Cuando los discípulos se sorprendieron al oír a nuestro Señor hablar así, lejos de retractarse él repitió la misma verdad importante en términos más enérgicos: «Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios».63 ¡Cuán difícil es para aquellos cuyas palabras todas reciben aplausos, no considerarse como sabios! ¡Cuán difícil es dejar de creer que son mejores que esa muchedumbre de personas pobres, bajas, sin educación! ¡Qué difícil no buscar la felicidad en las riquezas, o en las cosas que dependen de ellas; no gratificar los deseos de la carne, los de ojo, o las vanidades de la vida!64 Oh ricos, ¿cómo escaparéis de la condenación del infierno?65 ¡Sólo para con Dios todas las cosas son posibles!66

15. Y aun cuando no tengan éxito, ¿qué fruto sacan de procurar tesoros en la tierra? Porque los que quieren enriquecerse (los que lo desean o procuran ya sea que tengan éxito o no) caen en tentación y lazo (una treta, una trampa que el diablo pone) y en muchas codiciosas necias y dañosas, deseos con los que la razón nada tiene que ver; deseos que en realidad de verdad no son propios de seres racionales e inmortales, sino de las bestias brutas que carecen de inteligencia; deseos que hunden a los hombres en destrucción y perdición,67 en la miseria presente y eterna. No necesitamos sino abrir los ojos para ver diariamente las tristes pruebas de todo esto: personas que, anhelando y procurando hacerse ricas, codiciando el dinero, que es la raíz de todo mal, han traspasado sus corazones de muchos dolores68 y anticipado el infierno a donde se encaminan. Es de observarse la cautela con que el Apóstol se expresa en este pasaje. No afirma esto absolutamente de los ricos, puesto que una persona puede ser rica sin haberlo procurado debido a la Providencia que todo lo rige, y que no le ha dejado escoger. Pero sí lo afirma de quienes desean o procuran hacerse ricos. Las riquezas, a pesar de que son peligrosas, no siempre hunden a los hombres en destrucción y perdición. Pero el deseo de las riquezas sí: los que con toda conciencia las desean y deliberadamente procuran obtenerlas, ya sea que ganen el mundo o no, infaliblemente pierden sus propias almas. Esos son los que venden en una cuantas piezas de plata u oro69 al que los rescató con su sangre; esos los que hacen un pacto con la muerte y el infierno, el cual pacto permanecerá. Pues diariamente se están haciendo dignos partícipes de la herencia del diablo y sus ángeles.70

16. ¿Quién amonestará a esta generación de víboras a huir de la ira venidera?71 Ciertamente que no serán los que esperan a sus puertas, o los que adulan con bajeza deseando alimentarse de las migajas que caen de sus mesas,72 ni los que buscan su aprobación o temen sus enojos; ninguno de aquellos que se ocupan de cosas terrenales. Empero si hay en la tierra algún cristiano, si hay alguna persona que haya vencido al mundo, que sólo desee a Dios y no tema sino a aquel que puede matar el cuerpo y echar el alma en el infierno,73 tú, oh hombre de Dios, clama a voz en cuello, no te detengas, alza tu voz como trompeta.74 Grita en voz alta y muestra a estos honorables pecadores la condición tan desesperada en que están. Tal vez si haya un alma entre mil que quiera escuchar, que se levante y sacuda el polvo; que rompa esas cadenas que ahora la sujetan a la tierra y al fin se haga tesoros en el cielo.

17. Si acaso sucede que una de esas almas, que debido al omnipotente poder de Dios se levante y pregunte: «¿Qué debo haber para ser salvo?»75 la respuesta según los oráculos de Dios es clara, plena y cabal. Dios no te dice: «Vende todo lo que tienes».76 A la verdad que quien mira en el corazón de los seres humanos, vio que era necesario imponer esto en un caso especial, el del joven rico. Pero ese mandato nunca lo dio como una regla general para todos los ricos, de todas las generaciones venideras. La dirección general que da es: «No te ensordezcas».77 Dios no ve como los humanos ven.78 El no te aprecia por razón de tus riquezas, por tu grandeza o apariencia, por cualquier calidad o conocimiento que directa o indirectamente se deban a tu riqueza, que se puedan comprar u obtener con dinero. Todo esto es ante su presencia como la basura y la escoria: que tu opinión sea la misma. Ten cuidado de no creerte un ápice más sabio o mejor con motivo de estas cosas. Pésate en otra balanza; mídete sólo  con la medida de la fe y el amor que Dios te ha dado. Si tienes más conocimiento y amor de Dios que el pastor que acompañado de sus perros cuida de sus ovejas,79 por sólo este hecho y por ninguna razón, eres más sabio y mejor, de mayor valor y honra. Pero si no posees este tesoro, entonces eres más torpe, más vil, más despreciable, no diré ya que el último de tus siervos bajo tu techo, sino que el mendigo lleno de llagas que esté tirado a la puerta de tu casa.80

18. En segundo lugar, no confíes en las riquezas inciertas.81 No esperes ayuda de ellas, ni les confíes tu felicidad. Primero, no busques en ellas ninguna ayuda. Te equivocas miserablemente si es que estás buscando ayuda en el oro o en la plata. No pueden ponerte por encima del mundo ni tampoco del diablo. Sabe, pues, que tanto el mundo como el príncipe de este mundo82 se ríen de semejantes preparativos contra ellos. De muy poco valdrán cuando vengan los problemas–si es que permanecen en la hora de prueba. Pero no es seguro que permanecerán, porque ¡cuán a menudo se hacen alas y vuelan!83 Y aun cuando no fuere así, ¿de qué valdrán en las aflicciones comunes de la vida? Si el deleite de tus ojos,84 la esposa de tu juventud,85 tu hijo, el único hijo que tienes, el amigo íntimo de tu alma,86 caen de un solo golpe,87 ¿podrán tus riquezas reanimar el cuerpo sin aliento, o llamar al espíritu que antes habitaba en él? ¿Te podrán defender de las enfermedades, dolencia y penas? ¿Acaso afligen estas cosas sólo a los pobres? Muy al contrario: tu siervo que pastorea tus ganados o que labra la tierra sufre menos enfermedades y dolores que tú. Estos mal deseados huéspedes le visitan menos: y si acaso llegaran, es más fácil expulsarlos de la humilde cabaña que de los grandes palacios. Durante las horas en que tu cuerpo sufre el castigo de los dolores, o que le consume la enfermedad, ¿de qué te sirven los tesoros? Deja que te responda el pobre pagano: Como a la vista enferma la pintura, Como a la gota el ser muy fomentada, O como al oído la cítara destemplada.88

19. Pero te espera una aflicción mayor que todo esto. ¡Tienes que morir! Te has de sumergir en el polvo de la tierra. Volverás al polvo de donde fuiste hecho, a mezclarte con la tierra común. Tu cuerpo volverá a la tierra tal cual fue en su origen, y tu espíritu volverá a Dios que lo creó.89 Y el tiempo vuela: los años se van deslizando con un paso rápido y silencioso. Tal vez tus días toquen a su fin: el mediodía de tu vida pasó, y las sombras de la noche comienzan a posarse sobre ti. En ti mismo sientes acercarse la inevitable decadencia; las fuentes de vida se secan al mismo tiempo. Ahora bien, ¿de qué te sirven las riquezas? ¿Endulzan acaso el trance de la muerte? ¿Hacen que esa hora solemne sea deseable? Todo lo contrario. ¡Cuán amarga eres, oh muerte, al hombre que vive tranquilo en sus posesiones!90 ¡Qué poco aceptable le es aquella sentencia: «Esta noche vienen a pedirte tu alma»91 ¿Evitarán acaso el indeseado golpe, o retardarán la terrible hora? ¿Pueden librar tu alma de probar la muerte?92 ¿Podrán devolverte los años que pasaron? ¿Les será posible añadir al tiempo que se te ha fijado un momento, un mes, un día, una hora? ¿O te seguirán acaso más allá de la tumba, las cosas buenas que aquí has escogido? Nada de eso: desnudo viniste al mundo y desnudo saldrás de él.93 El morir es natural, todo lo has de dejar. Terrenos, mansiones, tu amada esposa. De todos los árboles que has sabido cultivar, Sólo te ha de esperar el ciprés, junto a la rosa.94 Por cierto, que si estas verdades no fuesen demasiado claras para entenderse (como lo son para negarse) ninguna persona por morir pondría su esperanza en la ayuda de las riquezas inciertas.95

20. No busques en ellas la felicidad. En esto también descubrirás que son como pesas engañosas,96 lo que ciertamente toda persona reflexiva debe inferir de lo que llevamos expuesto. Porque si la mucha plata y oro, y las ventajas y placeres que proporcionan, nos pueden librar de ser miserables, es claro que tampoco podrían hacernos felices. ¿Qué felicidad pueden proporcionar al que en medio de todos sus placeres, se sienta constreñido a exclamar: Aun en mis nuevos palacios tristes pensamientos me persiguen; Y bajo mis dorados techos los cuidados me atormentan.97 A la verdad que la experiencia respecto de esto es tan abundante, manifiesta e innegable, que vuelve enteramente superfluos todos los demás argumentos. Apelamos, por consiguiente, a los hechos. ¿Son los ricos y los grandes los únicos felices? ¿Son felices en realidad de verdad? ¡Casi estuve a punto de decir que son las personas más miserables!98 Oh tú, rico, al menos habla la verdad según te la dicte tu corazón. Habla, por ti y por tus hermanos. Aun en medio de la abundancia Sentimos que algo nos falta, Y la ausencia de ese algo Disipa toda complacencia.99 Y así será, hasta que la noche de la muerte absorba los días de la vanidad. Por cierto, la mayor torpeza que puede cometerse en la vida es buscar la felicidad en las riquezas. ¿No estás persuadido de esto? ¿Será posible que aun esperes encontrar la felicidad en el dinero o en las cosas que proporciona? ¿Podrán acaso la plata, el oro, las comidas y las bebidas, los caballos, los sirvientes, los ropajes deslumbrantes, las diversiones y los placeres (así llamados) hacerte feliz? ¡No pueden darte la felicidad como no pueden hacerte inmortal!

21. No son más que vana pompa. No te preocupes por ella. Pon tu confianza en el Dios viviente100 y estarás seguro bajo la sombra del Todopoderoso.101 Su felicidad y verdad serán tu escudo y adarga.102 El es una ayuda presente en todo tiempo de problemas,103 ayuda que nunca puede fallar. Aunque todos los amigos desaparezcan podrás decir: «¡Viva Jehová…y enaltecido sea el Dios de mi salvación!»104 El se acordará de ti cuando estés enfermo y en cama,105 en la hora cuando es vana la ayuda humana,106 cuando todas las coas del mundo de nada te sirvan. El mullirá tu cama en toda tu enfermedad.107 El endulzará tu sufrimiento. La contemplación del Señor hará que aplaudas en medio de las llamas. Y en la hora en que esta habitación de tierra108 esté pronta a desplomarse, a caer reducida en polvo, él te enseñará a decir: «¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde oh sepulcro, tu victoria?…Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo».109 ¡Confíen en él tanto para la felicidad como para toda ayuda! Todas las fuentes de felicidad son suyas. Confíen en aquel que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos,110 quien, movido de su abundante y amorosa misericordia, nos da estas cosas con su propia mano a fin de que al recibirlas como dones suyos y primicias de su amor, gocemos de todo aquello que nos pertenece. Su amor santifica cuanto probamos, infunde vida y dulzura en todo. Cada una de sus criaturas nos guía al gran Creador, y toda la tierra es una escala al cielo. El transmite los goces que están en su poder a todo lo que da a sus hijos agradecidos, quienes, teniendo comunión con el Padre y con su Hijo Jesucristo,111 le gozan en todo y sobre todas las cosas.

22. En tercer lugar, no procures aumentar tus riquezas. «No os hagáis tesoros en la tierra»,112 es un mandamiento claro y positivo como el que dice: «No cometerás adulterio».113 ¿Cómo podrá una persona rica hacerse más rica, sin negar al Señor que la rescató? Más claro, ¿cómo podrá una persona que ya tiene las cosas necesarias para la vida, ganar o procurar más sin hacerse culpable? «No os hagáis» –dice el Señor– «tesoros en la tierra». Si a pesar de esto atesoras dinero y posesiones que «la polilla y el orín corrompen», y que «ladrones minan y hurtan»,114 si has de comprar más y más fincas y terrenos,115 ¿por qué te llamas cristiano? Tú no obedeces a Jesucristo. Ni tienes la intención de seguir su precepto, ¿con qué derecho te apropias su nombre? ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que digo?116

23. Si preguntas: «Pero, ¿qué debemos hacer con nuestros bienes, si es que no los hemos de atesorar, viendo que tenemos más de lo que necesitamos? ¿Los hemos de tirar?» Te respondo: que si los hechas en el mar o en el fuego para ser consumidos, estarían mucho mejor dispensados que lo que ahora están. No puedes imaginar un modo más eficaz de desperdiciarlos que atesorarlos para tu posteridad, o guardarlo para ti tonta y superfluamente. De entre todas maneras posibles de desprenderse de ellos, estas dos son las peores, las más opuestas al Evangelio de Cristo y las más perniciosas a tu alma. Un escritor ya fallecido ha demostrado muy eficazmente cuán pernicioso es esto a vuestras almas: Si despreciamos nuestro dinero, no sólo incurrimos en la culpa de desperdiciar uno de los talentos que Dios nos ha dado, (…) sino que nos hacemos este otro mal: convertimos este talento útil en un medio poderoso de corrompernos, porque en el hecho mismo de emplearlo mal satisfacemos con él alguna mala pasión y complacemos deseos injustos y vanos a los que como cristianos debemos renunciar. Así como se puede abusar de un chiste y de los gracejos, y los que abusan de ellos se exponen a mayores torpezas, así también el dinero no sólo puede malgastarse, sino que, si no se emplea conforme a la razón y a la religión, hará que la gente lleve una vida más torpe y extravagante de la que habría llevado sin él. Por consiguiente, quien no gasta su dinero para hacer bien a los demás lo emplea en perjudicarse a sí mismo. Obra como el que rehúsa dar una medicina a su amigo enfermo, cuando él mismo no puede beberla sin correr el peligro de inflamar su sangre. Este es el caso del dinero superfluo: si lo das a los que lo quieren, es como un veneno; si lo gastas en ti mismo en algo que no necesitas, sólo inflama y desarregla tu mente (…). Al usar de las riquezas cuando no tienen uso real, ni existe verdadera necesidad, sólo las usamos en perjuicio nuestro creando deseos irracionales, alimentando malas disposiciones, satisfaciendo pasiones torpes y sustentando la vanidad de la mente. Porque el mucho beber y comer, la ropa fina y las casas magníficas, el aparato y la pompa, los placeres y diversiones amenos, son cosas malas y nocivas para el corazón. Son la comida y el alimento de toda la torpeza y debilidad de nuestra naturaleza (…). Son el sostén de algo que no debería respaldarse. Son contrarias a esa sobriedad y piedad del corazón que se alimenta de cosas divinas. Son como otras tantas cargas en la mente, que debilitan nuestra inclinación a elevar los pensamientos y afectos hacia las cosas de arriba. Así que el dinero que de este modo se gasta no sólo se pierde y desperdicia sino que se emplea en malos fines y con pésimos resultados para la corrupción y el desorden de nuestros corazones; nos vuelve incapaces de seguir las doctrinas sublimes del Evangelio. Es como quien se guarda de dar dinero a los pobres a fin de comprar veneno para sí.117

24. Igualmente inexcusables son los que guardan lo que no necesitan para propósito razonable alguno: Si alguien tuviera manos, ojos y pies, que podría dar a los que quisieran, y los guarda en un cofre (…) en lugar de dárselos a sus hermanos ciegos y cojos, ¿no tendríamos razón de considerarle miserable y cruel? Si en lugar de dar esas manos, ojos y pies a los que los necesitan, y asegurar así un premio eterno, prefiriese enterrar esos miembros, ¿no haríamos bien en tenerle por loco? Ahora bien, el dinero es como los ojos o los pies. En consecuencia, si guardamos el dinero en cofres (…) al mismo tiempo que algunos hermanos pobres y afligidos lo necesitan para darle uso (…) nuestra crueldad es semejante a la del hombre que pudiendo dar un ojos, manos y pies a los ciegos, mancos y cojos, prefiere guardar esos miembros. Si preferimos guardar el dinero en lugar de usarlos bien y asegurar un premio eterno, somos tan locos como el quien teniendo ojos y manos que dar los guarda bajo llave, en lugar de obtener una bendición eterna dándoselos a los que los necesitan.118

25. ¿No será esta otra razón por la que apenas podrán entrar los ricos en el reino de los cielos?119 La gran mayoría de ellos están bajo de la maldición, la maldición especial de Dios, puesto que según el tenor general de sus vidas no sólo están robando a Dios, malgastando y desperdiciando los bienes del Señor, y con esos mismos medios corrompiendo sus almas, sino también robando a los pobres, los hambrientos, los desnudos, cometiendo injusticia contra las viudas y los huérfanos, y haciéndose responsables de todas las necesidades, aflicciones y sufrimientos que pueden pero no quieren remediar. La sangre de los que perecen por la avaricia de quienes guardan el dinero o lo desperdician ¿no clamará contra ellos desde la tierra?120 ¿Qué cuenta darán al que ha de juzgar a los vivos y a los muertos?121

26. El mejor modo de emplear aquello de lo que no tengas necesidad lo puedes aprender, en cuarto lugar, de las palabras de nuestro Señor que son el complemento de las que dijo antes: «haceos tesoros en el cielo donde ni la polilla ni el orín corrompe, y donde ladrones no minan, ni hurtan».122 Emplea todos tus ahorros en algo que preste mayor seguridad que la de este mundo. Pon tus tesoros en el banco del cielo, y Dios te los devolverá en el gran día. A Jehová presta el que da al pobre, y… [él] se lo volverá a pagar123 «Ponlo a mi cuenta», dice el Apóstol, «yo lo pagaré…por no decirte que aun tú mismo te me debes también».124 Da a los pobres con intención pura, con rectitud de corazón y anota: «Tanto dado a Dios», porque en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mi lo hicisteis.125 Esta es la parte de un mayordomo fiel y prudente:126 no vender su casa o sus terrenos ni sus valores a no ser que esté obligado por razones muy poderosas; no desear ni procurar aumentarlos, ni desperdiciarlos en vanidades, sino emplearlos enteramente con fines sabios y racionales para los cuales el Señor los ha puesto en sus manos. El mayordomo prudente después de haber provisto para su propia familia con todo lo necesario para la vida y la piedad,127 se hace amigos con lo que de tiempo en tiempo queda de la riquezas de injusticia, para que cuando éstas falten (le) reciban en las moradas eternas;128 para que cuando se disuelva éste su tabernáculo terreno, los que hayan sido llevados y estén reclinados en el seno de Abraham,129 los que hayan comido su pan y vestido con las ropas que él les haya dado, y alabado a Dios por el consuelo recibido, le den la bienvenida al paraíso y a la casa de Dios, eterna en los cielos.130

27. Austedes pues, los ricos de este siglo,131 les mandamos, puesto que tenemos autoridad de nuestro gran Señor y Maestro, que perseveren en hacer el bien; que constantemente hagan buenas obras.132 Sean misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso,133 quien hace el bien y no se cansa. ¿Hasta dónde deben ser misericordiosos? Hasta donde alcancen sus fuerzas, con todo el poder que Dios les haya dado. Sea ésta su única norma para hacer el bien y no las vanas máximas y costumbres del mundo. Les mandamos, que sean ricos en buenas obras.134 Si poseen mucho, den con abundancia: de gracia recibisteis, dad de gracia,135 atesorando sólo en el cielo. Sean prontos para repartir136 a cada cual de acuerdo a sus necesidades. Distribuyan, den a los pobres, den pan al hambriento,137  vistan al desnudo,138 hospeden al extranjero,139 lleven o manden auxilios al que está en la cárcel. Curen al enfermo, no por milagros, sino por la bendición de Dios sobre la oportuna ayuda que ustedes presten. Permite que la bendición de aquel que estaba listo a morir de necesidad te alcance.140 Defiende al

Oprimido, aboga por la causa de los huérfanos y haz que se alegre el corazón de la viuda.141

28. Les exhortamos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que compartan con buena voluntad, koinonikoús eînai;142 que tengan el mismo espíritu (si bien no la misma condición exterior) de aquellos creyentes de los tiempos antiguos, quienes perseveraban firmes en tê koinonía, en esa bendita y santa comunión,143 en la que ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosa en común.144 Sean mayordomos buenos y fieles145 de Dios y de los pobres, diferenciándose de ellos sólo en estas dos circunstancias, que tienen todas sus necesidades satisfechas con la parte que les ha tocado de los bienes del Señor, y que además tienen la bendición de dar. Atesoren, pues, buen fundamento, no para el mundo presente, sino para el tiempo por venir, echen mano a la vida eterna.146 En verdad, el gran fundamento de todas las bendiciones de Dios, bien temporales ya eternas, es el Señor Jesucristo, su justicia, su sangre, lo que ha hecho y sufrido por nosotros, y nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto147 en este sentido, ni un apóstol, ni un ángel del cielo.148 Pero debido a sus méritos, cualquier cosa que hagamos en su nombre es un fundamento que merecerá buena recompensa en aquel día en que cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.149 Por consiguiente, trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece.150 Por tanto, todo lo que les viniere a la mano por hacer, háganlo según sus fuerzas.151 Por consiguiente, No dejes pasar la oportunidad; Aprovecha los preciosos instantes, Y en los años que pasan veloces Asegura la eternidad.152 Perseverando en bien hacer, busca su gloria, y honra e inmortalidad.153 Haciendo constantemente y con celo toda clase de buenas obras,154 espera esa hora feliz cuando el Rey habrá de decirte: «Tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; fui forastero y me recogisteis; desnudo, y me cubristeis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí».155 «Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la función del mundo».156

Sermón 28

 

Sobre el sermón de nuestro Señor

en la montaña

 

Octavo discurso

Mateo 6.19-23

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan;

sino haceos tesoros en cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde los ladrones no minan ni hurtan.

Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz;

pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que si la luz que en ti hay es tinieblas,  ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?

1. De los hechos que por lo general se llaman «acciones religiosas», que son verdaderas ramas de la religión cuando nacen de una intención pura y santa, y son hechos de una manera consecuente, pasa nuestro Señor a los hechos dela «vida común», y demuestra que en nuestras vocaciones ordinarias es tan necesaria la pureza de intención como en el dar limosna, ayunar, u orar. Sin duda alguna la misma pureza de intención… …que hace nuestras limosnas y devociones aceptables, debe también convertir nuestro trabajo o empleo en una ofrenda apropiada ante Dios. Si un hombre (…) sigue sus negocios con el fin de elevarse y tener riquezas en el mundo, no sirve a Dios en su empleo, (…) ni tiene más derecho a esperar una recompensa del Señor, que quien da limosna para ser visto, u ora para ser escuchado de los hombres. Porque así como estos designios vanos no deben afectar nuestras limosnas y devociones, tampoco deben entrar en nuestras ocupaciones. (…) No sólo son malos cuando leudan nuestras obras, nuestros actos religiosos, sino que tienen la misma mala índole (…) cuando se mezclan en los negocios diarios de nuestros trabajos. Si fuere lícito tenerlos en nuestras ocupaciones terrenales, lo sería también retenerlos en nuestras devociones. Pero así como nuestras limosnas y devociones no son aceptables sino cuando resultan de una intención pura, de la misma manera nuestro empleo diario no puede considerarse como un servicio al Señor, sino cuando se cumple con la misma piedad del corazón.1

2. Esto lo declara nuestro bendito Señor de la manera más decidida, con esas palabras tan comprensivas como enérgicas, que él mismo aplica y desarrolla en el curso de este capítulo. «La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; mas si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas.» El ojo es la intención: lo que el ojo es al cuerpo, la intención es al alma. Así como el uno guía todos los movimientos del cuerpo, la otra dirige los del alma. Se dice que el ojo del alma es bueno cuando se fija en una sola cosa, cuando no tenemos otro designio sino conocer a Dios y a Jesucristo a quien él mandó;2 conocerle con afectos dignos, amándole como él nos amó; agradar a Dios en todas las cosas; servir a Dios (pues le amamos) de todo nuestro corazón, mente, alma y fuerzas,3 y gozar a Dios en todo y sobre todas las cosas, en esta vida y por la eternidad.

3. «Si tu ojo es bueno» de este modo, fijándose así en Dios, «todo tu cuerpo estará lleno de luz». «Todo tu cuerpo»- -todo lo que guía la intención, como el ojo guía el cuerpo. Todo lo que eres, todo lo que haces, tus deseos, genio, afectos; tus pensamientos, palabras y acciones. Todo esto «estará lleno de luz», lleno de conocimiento verdadero y divino. Este es el primer significado que aquí tiene el término luz. En su luz verás luz.4 Aquel que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz…resplandecerá en tu corazón;5 iluminará la vista de tu inteligencia con el conocimiento6 de la gloria de Dios. Su Espíritu te revelará las cosas profundas de Dios.7 La inspiración del Santo te dará comprensión y te hará tener sabiduría en secreto. Más aún, el ungimiento que has recibido de él permanecerá en ti y te enseñará todas las cosas.8 ¿Cómo confirma esto la experiencia? Aun después que Dios ha abierto los ojos de nuestra inteligencia, si buscamos o deseamos cualquiera cosa fuera de Dios, ¡qué pronto se obscurece nuestro torpe corazón! Las nubes se agrupan otra vez en torno de nuestras almas. Dudas y temores nos abruman de nuevo. Somos arrojados de aquí para allá, y no sabemos qué hacer ni cuál sea el camino que debamos seguir. Pero cuando sólo deseamos y buscamos a Dios, las nubes y los temores se desvanecen; nosotros, que en un tiempo fuimos obscuridad, somos ahora luz en el Señor.9 La noche resplandece ahora como el día,10 y sabemos que la senda de los justos es como la luz.11 El Señor nos muestra el camino que debemos tomar y claramente nos enseña la vía ante nuestro rostro.12

4. El segundo significado que tiene la «luz» en este asunto, es el de santidad. Al buscar a Dios en todo, le encontrarás en todas las cosas, fuente de toda santidad, llenándote constantemente de su semejanza, justicia, misericordia y verdad. Al mirar a Jesús, y al él sólo, serás lleno del sentir que estaba en él;13 se renovará tu alma de día en día, según la imagen del que la creó. Si no quitas de tu mente la mirada en él; si permaneces viendo al Invisible14 sin buscar nada más en el cielo y en la tierra, entonces al contemplar la gloria de Dios, será transformado de gloria en gloria en la misma imagen como por el Espíritu del Señor.15 Otra cosa que también experimentamos diariamente es que por gracia somos salvos por la fe.16 Por medio de la fe se abre la vista de la mente para ver la luz del amor glorioso de Dios. En tanto la mirada permanece fija en Dios, en Cristo, quien está reconciliando consigo al mundo,17 nos llenamos más y más del amor de Dios y de los humanos; de mansedumbre, afabilidad, clemencia; de todos los frutos de santidad que vienen del Señor Jesús para la gloria de Dios Padre.

5. Esta luz de que está lleno aquel cuyo ojo es bueno, significa, en tercer lugar, felicidad lo mismo que santidad. Suave ciertamente es la luz y agradable a los ojos ver el sol.18 Pero ¡cuánto más placentero es ver el sol de justicia resplandeciendo constantemente en el alma! Si existe algún alivio en Cristo, algún consuelo de amor,19 alguna paz que sobrepasa todo entendimiento,20 algún regocijo en la esperanza de la gloria de Dios,21 todo esto pertenece a aquel cuyo ojo es bueno. Cuyo cuerpo, por lo tanto, está lleno de luz.22 Anda en la luz, con Dios está en luz,23 regocijándose siempre y en todo dando gracias; gozando cualquiera sea la voluntad de Dios respecto de él en Jesucristo.24

6. «Pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas».25 «Si tu ojo es maligno». Como se ve, no existe término medio entre el ojo bueno y el tenebroso; si no es lo uno, tiene que ser lo otro. Si la intención que tenemos al hacer cualquier cosa no es puramente la de servir a Dios; si nos proponemos cualquier otro fin, entonces quedan manchadas nuestra mente y nuestra conciencia.26 Por consiguiente, nuestro ojo estará en tinieblas si al hacer cualquier cosa tenemos otro fin fuera de Dios; si nos proponemos algo además de conocer y amar a Dios, agradarle y servirle en todas las cosas; si nuestro designio no es sólo gozar de Dios, encontrar en él nuestra felicidad en esta vida y en la eternidad.

7. Si tu ojo no se fija sinceramente en Dios, «todo tu cuerpo estará en tinieblas»; el velo permanecerá en tu corazón; el dios de este siglo cegará tu mente más aún, no sea que la luz del Evangelio glorioso de Cristo te alumbre.27 Lleno de ignorancia y errores respecto de las cosas de Dios, no podrás recibirlas ni discernirlas. Y cuando tengas algún deseo de servir a Dios, tu voluntad estará cargada de incertidumbre respecto del modo como deberías servirle, encontrando dudas y dificultades por todos lados, y no sabiendo cómo escapar. En efecto, si tu ojo no fuere bueno, si procuras cualquiera de las cosas terrenales, estarás lleno de injusticia e impiedad, tus deseos, genio, afectos, estarán fuera de lugar; serán todos tenebrosos, y viles y vanos. Tu conversación siendo mala como tu corazón y no estando sazonada con sal28 no será digna de dar gracia a los oyentes,29 sino inútil, ociosa, corrompida, que contristará al Espíritu de Dios.

8. Tanto la destrucción como la desventura se encuentran en tu camino, porque el camino de paz no has conocido.30 No hay paz, sólida y duradera paz, para los que no conocen a Dios. No hay verdadero ni durable contentamiento para los que no le buscan con todo su corazón. Mientras que busques las cosas que perecen, todo lo que habrá será vanidad,31 y no sólo vanidad, sino aflicción de espíritu32 y eso tanto al buscar como al gozar de dichas cosas. En verdad que andas en una sombra vana y en balde te inquietas.33 Andas en la obscuridad que puede sentirse.34 Sigue durmiendo, de nada te sirve, porque no te sentirás descansado.35 Bien sabes que los sueños de la vida pueden dar dolor y nunca dan descanso. No hay descanso en este mundo o en el venidero, sino sólo en Dios, que es el centro de los espíritus. «Si la luz que hay en ti son tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?» Si la intención que debe iluminar toda alma, llenarla de conocimiento, amor y paz, y la que en efecto hace todo esto mientras permanece buena, mientras no procura otra cosa sino a Dios, si ésta es tinieblas; si busca otra cosa fuera de Dios y por consiguiente llena el alma de obscuridad en lugar de luz, de ignorancia y error, de pecado y miseria, ¡cuán grandes serán esas tinieblas! ¡Es el humo mismo que sube desde lo profundo!36 ¡Es la noche negra que reina en lo más profundo, en la tierra de las sombras de muerte!37

9. Por consiguiente, «no os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, donde ladrones minan y hurtan».38 Si lo haces, claro está que tu ojo es malo, que no se fija únicamente en Dios. Respecto de los mandamientos de Dios, ya se refieran al corazón ya a la vida, los paganos en África o en América39 cumplen tanto como los que se llaman cristianos. Pues con pocas excepciones, estos los observan tanto como los paganos. Por ejemplo, la mayoría de los súbditos ingleses, llamados comúnmente cristianos, son tan sobrios y templados como la generalidad de los paganos cerca del Cabo de Buena Esperanza. Así también los cristianos en Alemania o Francia son tan humildes y castos como los indios choctow o cheroqíes. Al comparar la mayor parte de las acciones de Europa con las de América, no es fácil decir de qué parte está la superioridad. Al menos las de América no llevan gran ventaja. Esta aserción, sin embargo, no es cierta respecto del mandamiento que estamos considerando. En esto los paganos cumplen mucho mejor.40 No desean ni procuran otra cosa sino alimentos sencillos, ropa modesta con qué vestirse, y esto lo buscan sólo para el día. Con excepción del maíz de que han menester hasta la cosecha del año siguiente, no guardan ni atesoran nada. Sin saberlo, pues, los paganos obedecen este mandamiento constantemente y con eficacia. No se hacen tesoros en la tierra, tesoros de púrpura y lino fino, de oro y plata, que la polilla y el orín corrompan, o los ladrones minen y hurten. Más, ¿de qué manera observan los cristianos lo que profesan haber recibido como un mandamiento del Dios altísimo? No lo observan en ninguna manera. Obran como si jamás se hubiese dado semejante mandamiento a los humanos. Aun aquellos que, en su opinión y la de otras personas, son buenos cristianos, no cumplen con esto de modo alguno. Bien pudiera estar aún perdido en el original griego, puesto que no hacen de él ningún caso. ¿En qué ciudad cristiana podréis encontrar un hombre de cada quinientos, que tenga el menor escrúpulo de atesorar todo lo que pueda? ¿De aumentar sus posesiones hasta donde le sea posible? Es bien cierto que muchos no lo hacen ilícitamente; muchos no estafan ni roban; algunos no engañan al prójimo, no se valen de su ignorancia o de su necesidad. Pero éste es otro asunto. Aun estos sólo tienen escrúpulos respecto del método; no de hacerse tesoros sobre la tierra, sino de reunirlos por medios ilícitos. No les asusta desobedecer a Cristo, sin quebrantar la moralidad pagana. De manera que aun los hombres honrados no obedecen este mandamiento más que los asaltantes de caminos o ladrones de casas. Más aún, jamás intentan obedecerlo. Desde su juventud en adelante nunca han pensado en tal cosa. Fueron criados por sus padres, maestros y amigos cristianos, pero nunca les enseñaron este mandamiento, a no ser para quebrantarlo luego y tanto como pudieran, y continuar quebrantándolo hasta el fin de sus días.

10. No existe otro ejemplo de fatuidad espiritual, en todo el mundo, más sorprendente que éste. La mayor parte de estas mismas personas leen o escuchan la lectura de la Biblia, muchos en el día del Señor. Han leído o escuchado estas palabras cientos de veces. Sin embargo, jamás sospechan que dichas palabras, los condenan más que las que prohíben a los  padres ofrecer a sus hijos a Moloc. Pluguiese a Dios hablar a estos miserables pecadores con su voz, su poderosa voz, para que se salven al fin de esta trampa del diablo,41 y caigan las escamas de sus ojos.42

11. Preguntas, ¿qué cosa es hacerse tesoros en la tierra? Es necesario examinar esto detenidamente. En primer lugar, a fin de poder discernirlo claramente, hagamos observar qué cosas no se prohíben en este mandamiento. Primeramente, en este mandamiento no se prohíbe procurar lo bueno delante de todos los hombres,43 procurar con qué darles aquello a que tienen derecho,44 todo lo que justamente pueden esperar de nosotros. Tan lejos está de Dios prohibir esto, que nos manda que no debamos a nadie nada.45 Debemos, por consiguiente, ser muy diligentes en nuestro trabajo a fin de no deber a nadie nada; siendo ésta una ley común de justicia que nuestro Señor no vino a destruir, sino para cumplir.46 Ni se prohíbe, en segundo lugar, que nos proveamos de las cosas necesarias para el cuerpo: alimentos suficientes, sencillos y sanos qué comer y vestimenta aseada qué ponernos. Es además nuestro deber, puesto que Dios nos da la facultad de hacerlo, proveernos de estas cosas, a fin de que comamos nuestro propio pan47 y no seamos gravosos a nadie.48 Ni se prohíbe, en tercer lugar, que proveamos para nuestros hijos y los de nuestras casas. También esto es nuestro deber, aun según los principios de la moral pagana. Todo ser humano debe proveer las cosas necesarias de la vida para los miembros de su familia, y hacer que estos aprendan a ganar estas cosas para que puedan mantenerse cuando él les falte y ya no exista. Digo que deben aprender a proveer estas cosas, las cosas sencillas y necesarias de la vida (no cosas delicadas y superfluas), con su trabajo diligente, porque ningún ser humano está obligado a proveer par sí mismo ni para los suyos los medios de ser extravagantes y estar ociosos. Si alguno deja de proveer para sus hijos (lo mismo que para las viudas que haya en su casa,49 de quienes Pablo habla especialmente en las palabras tan conocidas que dirige a Timoteo), prácticamente ha negado la fe, y es peor que un incrédulo,50 o pagano. Por último, no se nos prohíbe en estas palabras que de tiempo en tiempo vayamos guardando lo que fuere necesario para la consecución de nuestros negocios, hasta tal grado o punto que podamos llenar los objetivos siguientes: en primer lugar, no deber a nadie nada;51 en segundo, procurarnos las cosas necesarias para la vida; y en tercero, proveer lo necesario para nuestra familia mientras vivimos, y enseñarles a ganar el pan para que sepan sostenerse cuando Dios nos llame a su presencia.

12. Podemos ahora discernir claramente (a no ser que no deseemos hacerlo), qué cosa es la que se nos prohíbe aquí. Es el procurar proveerse de más de lo necesario para satisfacer los fines ya mencionados. El trabajar por obtener más riquezas, más plata y oro. El guardar más de lo que se requiere para satisfacer las necesidades, esto es lo que aquí se prohíbe clara y absolutamente. Si las palabras tienen algún significado, sin duda que esto es lo que quiere decir, pues ninguna otra cosa pueden expresar. Por consiguiente, cualquiera que no debe nada a nadie, que tiene el alimento y la vestimenta necesarios para sí mismos y su familia, y que además de esto posee suficiencia para continuar sus negocios y satisfacer todas estas justas necesidades; quienquiera, digo, que se halle en tales circunstancias y, sin embargo, esté procurando hacerse de mayores posesiones, vive abierta y habitualmente negando al Señor que le rescató. Prácticamente ha negado la fe, y es peor que un incrédulo, ya sea de África o de América.

13. Ustedes que viven en el mundo y que son del mundo en que viven, escúchenme. Tal vez sean estimados en mucho por la gente, pero delante de Dios son abominación.52 ¿Hasta cuándo estará abatida hasta el polvo su alma?53 ¿Hasta cuándo se cargarán ustedes con grueso lodo?54 ¿Cuándo despertarán y verán que los paganos que piensan seriamente están más cercanos al reino de los cielos que ustedes? ¿Cuándo se convencerán de que su obligación es escoger la mejor parte, aquella que nadie puede quitarnos?55 ¿Cuándo procurarán hacerse sólo «tesoros en el cielo»,56 renunciando, evitando y aborreciendo todo lo demás? Si están procurando hacerse sólo «tesoros en la tierra»,57 ¿no están perdiendo el tiempo y gastando sus fuerzas en ganar algo que no es el pan?58 Porque, ¿cuáles serán los frutos si tienen buen éxito? ¡Habrán asesinado su propia alma! ¡Habrán apagado la última chispa de su vida espiritual! ¡Ahora mismo, en medio de la vida, están en la muerte! ¡Personas vivas, pero cristianos muertos! Porque «donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón».59 Sumergidos en el polvo están sus corazones. Sus almas están por el suelo.60 Sus afectos no están en las cosas de arriba, sino en las de la tierra,61 en algarrobas que envenenarán, mas nunca podrán satisfacer un espíritu inmortal creado para Dios. Su amor, gozo y deseo consisten en las cosas que perecen al usarlas. Han perdido el tesoro del cielo: Dios y Cristo se les han perdido. ¡Han ganado riquezas y el fuego del infierno!

14. ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!62 Cuando los discípulos se sorprendieron al oír a nuestro Señor hablar así, lejos de retractarse él repitió la misma verdad importante en términos más enérgicos: «Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios».63 ¡Cuán difícil es para aquellos cuyas palabras todas reciben aplausos, no considerarse como sabios! ¡Cuán difícil es dejar de creer que son mejores que esa muchedumbre de personas pobres, bajas, sin educación! ¡Qué difícil no buscar la felicidad en las riquezas, o en las cosas que dependen de ellas; no gratificar los deseos de la carne, los de ojo, o las vanidades de la vida!64 Oh ricos, ¿cómo escaparéis de la condenación del infierno?65 ¡Sólo para con Dios todas las cosas son posibles!66

15. Y aun cuando no tengan éxito, ¿qué fruto sacan de procurar tesoros en la tierra? Porque los que quieren enriquecerse (los que lo desean o procuran ya sea que tengan éxito o no) caen en tentación y lazo (una treta, una trampa que el diablo pone) y en muchas codiciosas necias y dañosas, deseos con los que la razón nada tiene que ver; deseos que en realidad de verdad no son propios de seres racionales e inmortales, sino de las bestias brutas que carecen de inteligencia; deseos que hunden a los hombres en destrucción y perdición,67 en la miseria presente y eterna. No necesitamos sino abrir los ojos para ver diariamente las tristes pruebas de todo esto: personas que, anhelando y procurando hacerse ricas, codiciando el dinero, que es la raíz de todo mal, han traspasado sus corazones de muchos dolores68 y anticipado el infierno a donde se encaminan. Es de observarse la cautela con que el Apóstol se expresa en este pasaje. No afirma esto absolutamente de los ricos, puesto que una persona puede ser rica sin haberlo procurado debido a la Providencia que todo lo rige, y que no le ha dejado escoger. Pero sí lo afirma de quienes desean o procuran hacerse ricos. Las riquezas, a pesar de que son peligrosas, no siempre hunden a los hombres en destrucción y perdición. Pero el deseo de las riquezas sí: los que con toda conciencia las desean y deliberadamente procuran obtenerlas, ya sea que ganen el mundo o no, infaliblemente pierden sus propias almas. Esos son los que venden en una cuantas piezas de plata u oro69 al que los rescató con su sangre; esos los que hacen un pacto con la muerte y el infierno, el cual pacto permanecerá. Pues diariamente se están haciendo dignos partícipes de la herencia del diablo y sus ángeles.70

16. ¿Quién amonestará a esta generación de víboras a huir de la ira venidera?71 Ciertamente que no serán los que esperan a sus puertas, o los que adulan con bajeza deseando alimentarse de las migajas que caen de sus mesas,72 ni los que buscan su aprobación o temen sus enojos; ninguno de aquellos que se ocupan de cosas terrenales. Empero si hay en la tierra algún cristiano, si hay alguna persona que haya vencido al mundo, que sólo desee a Dios y no tema sino a aquel que puede matar el cuerpo y echar el alma en el infierno,73 tú, oh hombre de Dios, clama a voz en cuello, no te detengas, alza tu voz como trompeta.74 Grita en voz alta y muestra a estos honorables pecadores la condición tan desesperada en que están. Tal vez si haya un alma entre mil que quiera escuchar, que se levante y sacuda el polvo; que rompa esas cadenas que ahora la sujetan a la tierra y al fin se haga tesoros en el cielo.

17. Si acaso sucede que una de esas almas, que debido al omnipotente poder de Dios se levante y pregunte: «¿Qué debo haber para ser salvo?»75 la respuesta según los oráculos de Dios es clara, plena y cabal. Dios no te dice: «Vende todo lo que tienes».76 A la verdad que quien mira en el corazón de los seres humanos, vio que era necesario imponer esto en un caso especial, el del joven rico. Pero ese mandato nunca lo dio como una regla general para todos los ricos, de todas las generaciones venideras. La dirección general que da es: «No te ensordezcas».77 Dios no ve como los humanos ven.78 El no te aprecia por razón de tus riquezas, por tu grandeza o apariencia, por cualquier calidad o conocimiento que directa o indirectamente se deban a tu riqueza, que se puedan comprar u obtener con dinero. Todo esto es ante su presencia como la basura y la escoria: que tu opinión sea la misma. Ten cuidado de no creerte un ápice más sabio o mejor con motivo de estas cosas. Pésate en otra balanza; mídete sólo  con la medida de la fe y el amor que Dios te ha dado. Si tienes más conocimiento y amor de Dios que el pastor que acompañado de sus perros cuida de sus ovejas,79 por sólo este hecho y por ninguna razón, eres más sabio y mejor, de mayor valor y honra. Pero si no posees este tesoro, entonces eres más torpe, más vil, más despreciable, no diré ya que el último de tus siervos bajo tu techo, sino que el mendigo lleno de llagas que esté tirado a la puerta de tu casa.80

18. En segundo lugar, no confíes en las riquezas inciertas.81 No esperes ayuda de ellas, ni les confíes tu felicidad. Primero, no busques en ellas ninguna ayuda. Te equivocas miserablemente si es que estás buscando ayuda en el oro o en la plata. No pueden ponerte por encima del mundo ni tampoco del diablo. Sabe, pues, que tanto el mundo como el príncipe de este mundo82 se ríen de semejantes preparativos contra ellos. De muy poco valdrán cuando vengan los problemas–si es que permanecen en la hora de prueba. Pero no es seguro que permanecerán, porque ¡cuán a menudo se hacen alas y vuelan!83 Y aun cuando no fuere así, ¿de qué valdrán en las aflicciones comunes de la vida? Si el deleite de tus ojos,84 la esposa de tu juventud,85 tu hijo, el único hijo que tienes, el amigo íntimo de tu alma,86 caen de un solo golpe,87 ¿podrán tus riquezas reanimar el cuerpo sin aliento, o llamar al espíritu que antes habitaba en él? ¿Te podrán defender de las enfermedades, dolencia y penas? ¿Acaso afligen estas cosas sólo a los pobres? Muy al contrario: tu siervo que pastorea tus ganados o que labra la tierra sufre menos enfermedades y dolores que tú. Estos mal deseados huéspedes le visitan menos: y si acaso llegaran, es más fácil expulsarlos de la humilde cabaña que de los grandes palacios. Durante las horas en que tu cuerpo sufre el castigo de los dolores, o que le consume la enfermedad, ¿de qué te sirven los tesoros? Deja que te responda el pobre pagano: Como a la vista enferma la pintura, Como a la gota el ser muy fomentada, O como al oído la cítara destemplada.88

19. Pero te espera una aflicción mayor que todo esto. ¡Tienes que morir! Te has de sumergir en el polvo de la tierra. Volverás al polvo de donde fuiste hecho, a mezclarte con la tierra común. Tu cuerpo volverá a la tierra tal cual fue en su origen, y tu espíritu volverá a Dios que lo creó.89 Y el tiempo vuela: los años se van deslizando con un paso rápido y silencioso. Tal vez tus días toquen a su fin: el mediodía de tu vida pasó, y las sombras de la noche comienzan a posarse sobre ti. En ti mismo sientes acercarse la inevitable decadencia; las fuentes de vida se secan al mismo tiempo. Ahora bien, ¿de qué te sirven las riquezas? ¿Endulzan acaso el trance de la muerte? ¿Hacen que esa hora solemne sea deseable? Todo lo contrario. ¡Cuán amarga eres, oh muerte, al hombre que vive tranquilo en sus posesiones!90 ¡Qué poco aceptable le es aquella sentencia: «Esta noche vienen a pedirte tu alma»91 ¿Evitarán acaso el indeseado golpe, o retardarán la terrible hora? ¿Pueden librar tu alma de probar la muerte?92 ¿Podrán devolverte los años que pasaron? ¿Les será posible añadir al tiempo que se te ha fijado un momento, un mes, un día, una hora? ¿O te seguirán acaso más allá de la tumba, las cosas buenas que aquí has escogido? Nada de eso: desnudo viniste al mundo y desnudo saldrás de él.93 El morir es natural, todo lo has de dejar. Terrenos, mansiones, tu amada esposa. De todos los árboles que has sabido cultivar, Sólo te ha de esperar el ciprés, junto a la rosa.94 Por cierto, que si estas verdades no fuesen demasiado claras para entenderse (como lo son para negarse) ninguna persona por morir pondría su esperanza en la ayuda de las riquezas inciertas.95

20. No busques en ellas la felicidad. En esto también descubrirás que son como pesas engañosas,96 lo que ciertamente toda persona reflexiva debe inferir de lo que llevamos expuesto. Porque si la mucha plata y oro, y las ventajas y placeres que proporcionan, nos pueden librar de ser miserables, es claro que tampoco podrían hacernos felices. ¿Qué felicidad pueden proporcionar al que en medio de todos sus placeres, se sienta constreñido a exclamar: Aun en mis nuevos palacios tristes pensamientos me persiguen; Y bajo mis dorados techos los cuidados me atormentan.97 A la verdad que la experiencia respecto de esto es tan abundante, manifiesta e innegable, que vuelve enteramente superfluos todos los demás argumentos. Apelamos, por consiguiente, a los hechos. ¿Son los ricos y los grandes los únicos felices? ¿Son felices en realidad de verdad? ¡Casi estuve a punto de decir que son las personas más miserables!98 Oh tú, rico, al menos habla la verdad según te la dicte tu corazón. Habla, por ti y por tus hermanos. Aun en medio de la abundancia Sentimos que algo nos falta, Y la ausencia de ese algo Disipa toda complacencia.99 Y así será, hasta que la noche de la muerte absorba los días de la vanidad. Por cierto, la mayor torpeza que puede cometerse en la vida es buscar la felicidad en las riquezas. ¿No estás persuadido de esto? ¿Será posible que aun esperes encontrar la felicidad en el dinero o en las cosas que proporciona? ¿Podrán acaso la plata, el oro, las comidas y las bebidas, los caballos, los sirvientes, los ropajes deslumbrantes, las diversiones y los placeres (así llamados) hacerte feliz? ¡No pueden darte la felicidad como no pueden hacerte inmortal!

21. No son más que vana pompa. No te preocupes por ella. Pon tu confianza en el Dios viviente100 y estarás seguro bajo la sombra del Todopoderoso.101 Su felicidad y verdad serán tu escudo y adarga.102 El es una ayuda presente en todo tiempo de problemas,103 ayuda que nunca puede fallar. Aunque todos los amigos desaparezcan podrás decir: «¡Viva Jehová…y enaltecido sea el Dios de mi salvación!»104 El se acordará de ti cuando estés enfermo y en cama,105 en la hora cuando es vana la ayuda humana,106 cuando todas las coas del mundo de nada te sirvan. El mullirá tu cama en toda tu enfermedad.107 El endulzará tu sufrimiento. La contemplación del Señor hará que aplaudas en medio de las llamas. Y en la hora en que esta habitación de tierra108 esté pronta a desplomarse, a caer reducida en polvo, él te enseñará a decir: «¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde oh sepulcro, tu victoria?…Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo».109 ¡Confíen en él tanto para la felicidad como para toda ayuda! Todas las fuentes de felicidad son suyas. Confíen en aquel que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos,110 quien, movido de su abundante y amorosa misericordia, nos da estas cosas con su propia mano a fin de que al recibirlas como dones suyos y primicias de su amor, gocemos de todo aquello que nos pertenece. Su amor santifica cuanto probamos, infunde vida y dulzura en todo. Cada una de sus criaturas nos guía al gran Creador, y toda la tierra es una escala al cielo. El transmite los goces que están en su poder a todo lo que da a sus hijos agradecidos, quienes, teniendo comunión con el Padre y con su Hijo Jesucristo,111 le gozan en todo y sobre todas las cosas.

22. En tercer lugar, no procures aumentar tus riquezas. «No os hagáis tesoros en la tierra»,112 es un mandamiento claro y positivo como el que dice: «No cometerás adulterio».113 ¿Cómo podrá una persona rica hacerse más rica, sin negar al Señor que la rescató? Más claro, ¿cómo podrá una persona que ya tiene las cosas necesarias para la vida, ganar o procurar más sin hacerse culpable? «No os hagáis» –dice el Señor– «tesoros en la tierra». Si a pesar de esto atesoras dinero y posesiones que «la polilla y el orín corrompen», y que «ladrones minan y hurtan»,114 si has de comprar más y más fincas y terrenos,115 ¿por qué te llamas cristiano? Tú no obedeces a Jesucristo. Ni tienes la intención de seguir su precepto, ¿con qué derecho te apropias su nombre? ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que digo?116

23. Si preguntas: «Pero, ¿qué debemos hacer con nuestros bienes, si es que no los hemos de atesorar, viendo que tenemos más de lo que necesitamos? ¿Los hemos de tirar?» Te respondo: que si los hechas en el mar o en el fuego para ser consumidos, estarían mucho mejor dispensados que lo que ahora están. No puedes imaginar un modo más eficaz de desperdiciarlos que atesorarlos para tu posteridad, o guardarlo para ti tonta y superfluamente. De entre todas maneras posibles de desprenderse de ellos, estas dos son las peores, las más opuestas al Evangelio de Cristo y las más perniciosas a tu alma. Un escritor ya fallecido ha demostrado muy eficazmente cuán pernicioso es esto a vuestras almas: Si despreciamos nuestro dinero, no sólo incurrimos en la culpa de desperdiciar uno de los talentos que Dios nos ha dado, (…) sino que nos hacemos este otro mal: convertimos este talento útil en un medio poderoso de corrompernos, porque en el hecho mismo de emplearlo mal satisfacemos con él alguna mala pasión y complacemos deseos injustos y vanos a los que como cristianos debemos renunciar. Así como se puede abusar de un chiste y de los gracejos, y los que abusan de ellos se exponen a mayores torpezas, así también el dinero no sólo puede malgastarse, sino que, si no se emplea conforme a la razón y a la religión, hará que la gente lleve una vida más torpe y extravagante de la que habría llevado sin él. Por consiguiente, quien no gasta su dinero para hacer bien a los demás lo emplea en perjudicarse a sí mismo. Obra como el que rehúsa dar una medicina a su amigo enfermo, cuando él mismo no puede beberla sin correr el peligro de inflamar su sangre. Este es el caso del dinero superfluo: si lo das a los que lo quieren, es como un veneno; si lo gastas en ti mismo en algo que no necesitas, sólo inflama y desarregla tu mente (…). Al usar de las riquezas cuando no tienen uso real, ni existe verdadera necesidad, sólo las usamos en perjuicio nuestro creando deseos irracionales, alimentando malas disposiciones, satisfaciendo pasiones torpes y sustentando la vanidad de la mente. Porque el mucho beber y comer, la ropa fina y las casas magníficas, el aparato y la pompa, los placeres y diversiones amenos, son cosas malas y nocivas para el corazón. Son la comida y el alimento de toda la torpeza y debilidad de nuestra naturaleza (…). Son el sostén de algo que no debería respaldarse. Son contrarias a esa sobriedad y piedad del corazón que se alimenta de cosas divinas. Son como otras tantas cargas en la mente, que debilitan nuestra inclinación a elevar los pensamientos y afectos hacia las cosas de arriba. Así que el dinero que de este modo se gasta no sólo se pierde y desperdicia sino que se emplea en malos fines y con pésimos resultados para la corrupción y el desorden de nuestros corazones; nos vuelve incapaces de seguir las doctrinas sublimes del Evangelio. Es como quien se guarda de dar dinero a los pobres a fin de comprar veneno para sí.117

24. Igualmente inexcusables son los que guardan lo que no necesitan para propósito razonable alguno: Si alguien tuviera manos, ojos y pies, que podría dar a los que quisieran, y los guarda en un cofre (…) en lugar de dárselos a sus hermanos ciegos y cojos, ¿no tendríamos razón de considerarle miserable y cruel? Si en lugar de dar esas manos, ojos y pies a los que los necesitan, y asegurar así un premio eterno, prefiriese enterrar esos miembros, ¿no haríamos bien en tenerle por loco? Ahora bien, el dinero es como los ojos o los pies. En consecuencia, si guardamos el dinero en cofres (…) al mismo tiempo que algunos hermanos pobres y afligidos lo necesitan para darle uso (…) nuestra crueldad es semejante a la del hombre que pudiendo dar un ojos, manos y pies a los ciegos, mancos y cojos, prefiere guardar esos miembros. Si preferimos guardar el dinero en lugar de usarlos bien y asegurar un premio eterno, somos tan locos como el quien teniendo ojos y manos que dar los guarda bajo llave, en lugar de obtener una bendición eterna dándoselos a los que los necesitan.118

25. ¿No será esta otra razón por la que apenas podrán entrar los ricos en el reino de los cielos?119 La gran mayoría de ellos están bajo de la maldición, la maldición especial de Dios, puesto que según el tenor general de sus vidas no sólo están robando a Dios, malgastando y desperdiciando los bienes del Señor, y con esos mismos medios corrompiendo sus almas, sino también robando a los pobres, los hambrientos, los desnudos, cometiendo injusticia contra las viudas y los huérfanos, y haciéndose responsables de todas las necesidades, aflicciones y sufrimientos que pueden pero no quieren remediar. La sangre de los que perecen por la avaricia de quienes guardan el dinero o lo desperdician ¿no clamará contra ellos desde la tierra?120 ¿Qué cuenta darán al que ha de juzgar a los vivos y a los muertos?121

26. El mejor modo de emplear aquello de lo que no tengas necesidad lo puedes aprender, en cuarto lugar, de las palabras de nuestro Señor que son el complemento de las que dijo antes: «haceos tesoros en el cielo donde ni la polilla ni el orín corrompe, y donde ladrones no minan, ni hurtan».122 Emplea todos tus ahorros en algo que preste mayor seguridad que la de este mundo. Pon tus tesoros en el banco del cielo, y Dios te los devolverá en el gran día. A Jehová presta el que da al pobre, y… [él] se lo volverá a pagar123 «Ponlo a mi cuenta», dice el Apóstol, «yo lo pagaré…por no decirte que aun tú mismo te me debes también».124 Da a los pobres con intención pura, con rectitud de corazón y anota: «Tanto dado a Dios», porque en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mi lo hicisteis.125 Esta es la parte de un mayordomo fiel y prudente:126 no vender su casa o sus terrenos ni sus valores a no ser que esté obligado por razones muy poderosas; no desear ni procurar aumentarlos, ni desperdiciarlos en vanidades, sino emplearlos enteramente con fines sabios y racionales para los cuales el Señor los ha puesto en sus manos. El mayordomo prudente después de haber provisto para su propia familia con todo lo necesario para la vida y la piedad,127 se hace amigos con lo que de tiempo en tiempo queda de la riquezas de injusticia, para que cuando éstas falten (le) reciban en las moradas eternas;128 para que cuando se disuelva éste su tabernáculo terreno, los que hayan sido llevados y estén reclinados en el seno de Abraham,129 los que hayan comido su pan y vestido con las ropas que él les haya dado, y alabado a Dios por el consuelo recibido, le den la bienvenida al paraíso y a la casa de Dios, eterna en los cielos.130

27. Austedes pues, los ricos de este siglo,131 les mandamos, puesto que tenemos autoridad de nuestro gran Señor y Maestro, que perseveren en hacer el bien; que constantemente hagan buenas obras.132 Sean misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso,133 quien hace el bien y no se cansa. ¿Hasta dónde deben ser misericordiosos? Hasta donde alcancen sus fuerzas, con todo el poder que Dios les haya dado. Sea ésta su única norma para hacer el bien y no las vanas máximas y costumbres del mundo. Les mandamos, que sean ricos en buenas obras.134 Si poseen mucho, den con abundancia: de gracia recibisteis, dad de gracia,135 atesorando sólo en el cielo. Sean prontos para repartir136 a cada cual de acuerdo a sus necesidades. Distribuyan, den a los pobres, den pan al hambriento,137  vistan al desnudo,138 hospeden al extranjero,139 lleven o manden auxilios al que está en la cárcel. Curen al enfermo, no por milagros, sino por la bendición de Dios sobre la oportuna ayuda que ustedes presten. Permite que la bendición de aquel que estaba listo a morir de necesidad te alcance.140 Defiende al

Oprimido, aboga por la causa de los huérfanos y haz que se alegre el corazón de la viuda.141

28. Les exhortamos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que compartan con buena voluntad, koinonikoús eînai;142 que tengan el mismo espíritu (si bien no la misma condición exterior) de aquellos creyentes de los tiempos antiguos, quienes perseveraban firmes en tê koinonía, en esa bendita y santa comunión,143 en la que ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosa en común.144 Sean mayordomos buenos y fieles145 de Dios y de los pobres, diferenciándose de ellos sólo en estas dos circunstancias, que tienen todas sus necesidades satisfechas con la parte que les ha tocado de los bienes del Señor, y que además tienen la bendición de dar. Atesoren, pues, buen fundamento, no para el mundo presente, sino para el tiempo por venir, echen mano a la vida eterna.146 En verdad, el gran fundamento de todas las bendiciones de Dios, bien temporales ya eternas, es el Señor Jesucristo, su justicia, su sangre, lo que ha hecho y sufrido por nosotros, y nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto147 en este sentido, ni un apóstol, ni un ángel del cielo.148 Pero debido a sus méritos, cualquier cosa que hagamos en su nombre es un fundamento que merecerá buena recompensa en aquel día en que cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.149 Por consiguiente, trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece.150 Por tanto, todo lo que les viniere a la mano por hacer, háganlo según sus fuerzas.151 Por consiguiente, No dejes pasar la oportunidad; Aprovecha los preciosos instantes, Y en los años que pasan veloces Asegura la eternidad.152 Perseverando en bien hacer, busca su gloria, y honra e inmortalidad.153 Haciendo constantemente y con celo toda clase de buenas obras,154 espera esa hora feliz cuando el Rey habrá de decirte: «Tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; fui forastero y me recogisteis; desnudo, y me cubristeis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí».155 «Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la función del mundo».156

Videos y presentaciones

Presentación:

Mariposas mensajeras.

Le invitamos a verlo:  MARIPOSAS_MENSAJERAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s