Núm. 54, 14 de Diciembre, 2012

Editorial

Puebla, Pue., 14 de Diciembre de 2012

Número 54

 

Preparad el camino

edit.preparad

Reinaba el Rey Herodes llamado el Grande, quien en su enfermedad de poder y ante las constantes conspiraciones en su reinado, mandó matar a sus dos hijos, a Aristóbulo y Alejandro, a su esposa Marianne y ante el anuncio del nacimiento de Jesús como el Rey de los judíos, mandó matar a todos los niños menores de dos años. Los líderes del pueblo de Israel, eran los grupos religiosos que gobernaban el templo y la vida religiosa y social. Fariseos, saduceos, escribas, herodianos, etc. Juan el Bautista los llama “generación de víboras”. Este fue el contexto social y político de la llegada de Jesús a esta tierra, por lo tanto, su mensaje de preparación del nacimiento de Jesús fue de “arrepentíos”.

 1.      De la adoración a Dios y no al hombre. “Volveos a Dios”, era la prédica del Bautista; la característica principal del pecado de esa sociedad que recibiría a Jesús era que habían hecho de la adoración a Dios, una adoración a ellos mismos, toda su vida giraba alrededor del cumplimiento de la ley, pero resaltando su cumplimiento; quien no la cumplía era condenado, ellos de esa manera habían sustituido a Dios por la ley y su cumplimiento. Con ello buscaban la alabanza de la gente.

 2.      De vivir lo que se predica. Generación de víboras”, otra frase que describe, la vida religiosa y social de ese tiempo. Lo que predicaban no lo vivían, su vida era de una doble moral, su  presencia era una, su actuación era otra, a eso Jesús le llamó hipocresía, todo ello, además estaba plagada de injusticia, de falta de consideración, la traición era el elemento de la vida pública y la venganza su consumo.

 3.      Y cambiar la vida de simulación. “Arrepentíos de vuestros pecados y volveos a Dios”. El mensaje de Juan el Bautista es el mensaje de preparación, es el mensaje de concientización, de reconocer que somos lo que somos para que al llegar Jesús el cambio sea verdadero.

 Hoy nuestra vida gira alrededor de la lucha por ser el primero y la competencia por tener más. No está mal si todo fuera honesto, pero en ello, se aniquila al enemigo, y se destruye al ser humano y al medio ambiente que Dios creó. Así mismo, el ambiente de hoy no es tan distinto del de la época del nacimiento de Jesús. Urge un salvador, urge reconocer que andamos mal, que nuestros gobernantes y políticos y que la sociedad en general andamos mal.

 El mensaje de adviento de hoy como de aquel ayer, es que tenemos la esperanza que habrá días mejores para nosotros y para el país pero esta esperanza está en Jesús, y no sólo es recordar el nacimiento de Jesús, es hacer nuestro su amor, amor que nos santificará y nos inundará de su Reino. La Iglesia Metodista de México, como parte de su Reino, tiene la encomienda de extender este Reino, vivirlo y contagiarlo a la sociedad nuestra, hasta que el Señor venga, eso era y es parte de la oración de Jesús en el Padre Nuestro, “Venga tu Reino Señor”, que quiere decir, venga tu amor, vengan esas relaciones de amor, de respeto y tolerancia entre nosotros, venga esa vida de justicia, venga la paz. Que en esta Navidad, nazcamos a esta vida de esperanza y que lo proclamemos, para ir creando e inundando la vida de amor, paz y justicia que son algunas características del Reino de Dios en esta tierra  ¡ Felicidades ¡

Pbro. Juan Pluma Morales

Obispo de la CAS

Artículos 

Belén

art.belen.4

Oscar G. Baqueiro

En el país de Israel, en la tierra de Judá,  desde hace miles de años  hay un pequeño poblado que se llama Belén. Su pequeñez no ha impedido que se le mencione en muchísimos lugares y por incontable gente. ¿Por qué? Pues allí, siendo ya pueblo viejo, nació hace más de 3 milenios David, el hijo menor de la familia presidida por Isaí, quien llegó a ser el segundo rey del pueblo judío.

art.belen.2.davidEl nombre David significa “amado” y en el llamado “rey poeta” se cumplió ser el más amado y, por ende, el más reconocido, pues la Biblia certifica muchos de los salmos de la autoría de David, cuyo sepulcro en la ciudad de Jerusalén es todavía al presente muy visitado tanto por judíos como por no judíos.

Allí, también, hace cosa de dos milenios nació Jesús, quien tenía sangre de David. Con Jesús se inicia el cristianismo que hoy por hoy agrupa a más de 2000 millones de personas que tenemos  una pluralidad amplia, pero con un solo Señor.

art.belen.jesus.En las Sagradas Escrituras se habla de Belén de Judá pocas veces, pero su importancia no se ve reducida por eso. Cada año, al inicio de invierno boreal, miles de peregrinos provenientes de muchos lugares visitan el Templo de la Natividad allí construido, que conmemora la encarnación  del Salvador de la humanidad.

Pero no solo en Belén suceden los festejos,  pues estos son incontables a lo largo y lo ancho de nuestro planeta Tierra,  dentro del folklore de muchas etnias, pero siempre llenos de cantos, alegría, color y mesas bien servidas y con ornamentas mil.

Belén, que en nuestro idioma es también nombre propio femenino, sigue siendo un lugar pequeño, sencillo, pero de enorme atractivo general  por los nacimientos únicos que sucedieron allí: de David y de Jesús.

MÉXICO

Finaliza sexenio político, cuestionado de principio a fin

 art.leopoldo.

Leopoldo Cervantes-Ortiz

 

Ciudad de México, viernes, 30 de noviembre de 2012 (ALC) – Luego de una impugnación que abarcó varios meses después de las elecciones de julio de 2006 y que con muchas dificultades le permitió tomar posesión de la Presidencia de la República, y de seis años en los que muchas de sus decisiones fueron cuestionadas continuamente, Felipe Calderón Hinojosa abandonará el cargo en medio de nuevas polémicas y lo entregará al representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que regresa la poder después de doce años. Esta agrupación política enfrenta también fuertes dudas sobre su eventual renovación después de 70 años de ejercer el poder ininterrumpidamente, hasta el año 2000.

 Abanderado de un partido político de filiación católica y conservadora, Acción Nacional (PAN), Calderón atacó a su contrincante en la contienda electoral y lo calificó de ser un “peligro para México”, sin imaginar siquiera el grado de ilegitimidad que alcanzaría y ante la cual tuvo que responder con “golpes mediáticos” que no alcanzaron a recomponer su imagen y buena parte de sus decisiones, especialmente la que sacó a las fuerzas armadas y a la Marina de los cuarteles para enfrentar a los grupos delictivos ligados, sobre todo, al narcotráfico.

art.leopoldo.mexico

 Tampoco imaginó el número de muertos con que terminaría el sexenio, más de 60 mil, según varias estimaciones, a causa de lo que denominó una guerra frontal contra dichos grupos.

 La falta de sensibilidad ante las víctimas “colaterales” (como se les llamó oficial y eufemísticamente a quienes perdieron la vida como resultado del fuego cruzado) de esta “guerra” tuvo como resultado una serie de protestas que obligó al régimen a proponer una ley dirigida a responder a esa situación, aunque finalmente no fue promulgada por el gobierno, que se asumiría, según se vio, como juez y parte. De ahí que en su última semana en el gobierno, Calderón debió afrontar los duros reproches de los sectores sociales afectados. Simultáneamente, montó una campaña propagandística para “despedirse” de la población, pero agradeciendo a nombre de ella, por ejemplo, que se trató de un “gobierno valiente”. En suma, un gobierno que se agradece a sí mismo sus autocalificados “logros”.

 A todo ello hay que agregar el anuncio hecho esta misma semana en el sentido de que Calderón saldrá del país para trabajar en la Universidad de Harvard, donde cursó una maestría en administración pública. Esto ha sido visto como una burla por parte del vecino país del norte y también como una “suerte” de premiación por la actitud de sumisión con que se comportó el funcionario ante el gobierno estadunidense. Aunque, en honor a la verdad, una noticia así ya no resulta tan novedosa, pues Calderón ha venido a seguir la “tradición” iniciada por Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, quienes como ex presidentes también consiguieron empleos en organismos empresariales y académicos de Estados Unidos.

 Las promesas políticas de cambio se vieron frustradas desde el principio del periodo, pues las alianzas que realizó Calderón con grupos como el de la máxima lideresa del sindicato de trabajadores de la educación, Elba Esther Gordillo (a cuyo yerno se le entregó el control de la educación básica) evidenciaron que no habría mucha diferencia con lo hecho por el PRI en otras épocas y que marcaron un estilo de gobierno criticado por el PAN cuando éste se encontraba en la oposición. A eso hay que agregar el manejo discrecional de recursos y el aumento en algunos puestos gubernamentales que inflaron el gasto público. Al mismo tiempo, muchas dependencias no ejercieron adecuadamente el presupuesto asignado para sus tareas. Éstas y otras muchas fallas y deficiencias marcaron esta etapa presidencial como una de las más desafortunadas de las décadas recientes.

 Adolfo Sánchez Rebolledo evalúa el sexenio y escribe: “Pretender que el balance de un gobierno se mida exclusivamente por la dimensión de algunas obras públicas hace olvidar que México es un país de más de 100 millones de habitantes, con una economía poderosa y atractiva (y apetecible) en el mundo global. Tiene recursos naturales extraordinarios y condiciones geopolíticas únicas para pensar en grande, de modo que las inercias de la actividad económica de por sí arrojan cifras que en otros países resultan inimaginables, pero México tiene un talón de Aquiles: la desigualdad, la terrible polarización que perpetúa la injusticia, la irritación, la desesperanza. Según los datos más optimistas de la Cepal, la pobreza afecta a 35 de cada 100 personas y disminuye más lentamente que en otros países de Latinoamérica” (La Jornada, 29 de noviembre).

 Los proyectos realizados por Calderón muestran un preocupante desfase en relación con las necesidades de la población, especialmente ante urgencias como el crecimiento del empleo, entre otras. Al “populismo” tan satanizado por los regímenes recientes se le ha propuesto como dolorosa alternativa en la práctica la obsesión por mantener estables las variables macroeconómicas para presentarlas como logros insuperables y sobre las llamadas “reformas estructurales” destaca que únicamente se haya aprobado las laborales como una suerte de “premio de consolación” para un gobierno que intentó, literalmente, en el último día, llevar a cabo acciones que no se presentaron creativamente durante seis años. Proyectos francamente ridículos como el cambio de nombre del país fueron enviados a los legisladores a menos de 15 días de que finalizara la responsabilidad gubernamental.

 Agrega Sánchez Rebolledo: “Como quiera, es evidente que años y años de políticas compensatorias han fracasado en la tarea de romper con el círculo vicioso de la pobreza fortaleciendo el empleo como un derecho universal. Lo más grave es que no hay nuevas ideas, un verdadero proyecto de cambio y desarrollo que permita dejar atrás la ruta del estancamiento. La promesa de hacer reformas sin un replanteamiento en serio de los objetivos nacionales llevará, sin duda, a reforzar la integración a la economía trasnacional, pero difícilmente dará cumplimiento a las aspiraciones de la mayoría”.

 De modo que el malestar social que se experimenta al final de este sexenio tiene un sabor ambiguo, pues al cierto respiro por la salida de Calderón le sigue el ascenso del PRI, algo que, para muchos, no presagia cosas muy buenas, aunque tampoco se pierden las esperanzas de un futuro inmediato más favorable.

El Diezmo

Pbro. David E. Almanza Villalobos

De la Iglesia El Buen Pastor.

 art.diezmo

¿Quieres ser bendecido?

Desde que Dios diera a Moisés la Ley en el Sinaí, ya existía el diezmo. En Génesis 28:22 expresó Jacob: “Vejol as, her titen li aser aasrenu laj” “Y de todo lo que me dieres, la décima parte separaré para ti”.

Mucho antes de la ley de Moisés vemos a Abraham quien práctico el dar el diezmo. Génesis 14:20 desde el texto original hebreo: “vayiten lo maaser mikol” “y dio el diezmo de todo”. Vemos así que el diezmo no nació en la ley de Moisés sino en el corazón voluntario del hombre.

Ahora veamos según la ley: Levítico 27:30 “Y el diezmo de la tierra, así como de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, del Señor es; es cosa dedicada al Señor”.

En la ley Dios lo estableció como un precepto. Deuteronomio 14:22 dice: “Indefectiblemente diezmaras todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año”.

El secreto de la prosperidad económica en el pueblo judío hasta el día de hoy, es la fidelidad en sus diezmos y ofrendas.

En el precepto #72 de los 613 mandamientos, expresa que una vez que el trigo era desgranado y limpio se le llamaba “tevel” y el propietario debía de separar 3 partes:

1.- Bikurim: Primicias.  2.- Maazer: Diezmo.  3.- Teruma: Ofrenda.

Cabe mencionar que si se trata de negocio propio, el diezmo se toma solo de las utilidades y no de todo el capital. Ejemplo: Si invertí $10,000 y mi utilidad en aquella semana fue de $1000; mi diezmo sería de $100 y así sucesivamente. En cuanto al salario; si gano $500 mi diezmo es de $50.

Cuando Israel dejaba de practicarlo, se venia la falta de lluvias y la escasez. Hageo 1:5-6 dice: “Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis y no os saciáis; bebéis y no quedáis satisfechos, os vestís y no os calentáis, y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto”.

Las primicias, diezmos y ofrendas se deben ofrecer en la congregación local, donde recibes tu alimento espiritual; pues no se come uno una hamburguesa en Carl´s Junior y la pagas en  Burguer King.

Dios conoce el corazón Éxodo 25:2.

“Di a los hijos de Israel que tomen para mí ofrenda; de todo varón que diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda”.

Éxodo 22:29 dice:

“No demorarás la primicia de tu cosecha ni de tu lagar. Me darás el primogénito de tus hijos”.

Los sacrificios agradables a Dios son ofrecidos donde uno se congrega sin darle uso extra fuera de ahí.

Deuteronomio 12:5-9.

1.- Si no el lugar que el Señor vuestro Dios escogiere…

2.- Y allí llevaréis vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos y la ofrenda elevada de vuestras manos…

Para ser prosperados es necesario cumplir por amor y obediencia la palabra, según está escrito en Números 18:19-21. “Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio…” (Al Pastorado) Mismo Yeshúa (Jesús) conocía esta forma de adoración a Dios y dijo a los fariseos en Mateo 23:23: “Soferim ve parushim jane fim ki teaseru et hameneta ve et hashevet veet hakamin…” “¡Ay de vosotros escribas y fariseos hipócritas! Porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino…”

Mas literalmente en México diría: “Ay de vosotros que solo diezmáis el nopal, los chiles y el cilantro”. Porque en ocasiones diezmamos solo un parte, pues se nos hace mucho dinero dar el todo. Véase Hechos 5:1-11.

2 de Crónicas 7:14: “Si se humillare mi pueblo sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”

Los judíos dan testimonio que el diezmo es la llave de la prosperidad a nivel mundial.

Deuteronomio 16:17 dice: “Y ninguno se presentará delante de Jehová con las manos vacías, cada uno con la ofrenda de su mano, conforme a la bendición que el Señor tu Dios te hubiera dado”.

En el pueblo judío hay multitud de testimonios que el Dios de Israel es fiel en cumplir sus promesas a todo hombre que cree y obedece.

Proverbios 3:9-10 dice: “Honra al Señor con todos tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto”

Si por alguna causa ya sea teológica o histórica, no estas de acuerdo con dar el diezmo, y crees que eso es una ley que quedo atrás con el Antiguo Testamento, esta bien, pero entonces has lo que dice el Nuevo testamento, “da todo lo que tienes” y entrégalo en tu congregación por pequeña que sea. Hechos 2:44-45; 4:34-37. Pero, sino estamos dispuestos a dar el 10% ¿Acaso daremos TODO?

Hemos visto que el diezmo fue practicado antes y después de la ley. Esta escrito en Malaquías 3:10-12: “Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa;  y probadme ahora en esto,  dice Jehová de los ejércitos,  si no os abriré las ventanas de los cielos,  y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador,  y no os destruirá el fruto de la tierra,  ni vuestra vid en el campo será estéril,  dice Jehová de los ejércitos.  Y todas las naciones os dirán bienaventurados;  porque seréis tierra deseable,  dice Jehová de los ejércitos”.

En primer lugar aquí no deja lugar para invertir los diezmos en lo que tu consideres bueno; si alguien osa decir que “Dios le mostró dar los diezmos aquí o allá o invertirlo en esto o aquello”, esta fuera de la palabra de Dios pues aquí no hay vuelta de hoja: “Traer los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa”. No hay supuestas “revelaciones” ni sentimientos, la palabra es clara, lo demás es desobediencia. Si quieres bendecir algún siervo de Dios o ministerio, o a la evangelización, da una ofrenda, pero el diezmo debe ser entregado donde te congregas.

Es en la única parte de la escritura en que el Señor nos dice PROBADME. Si no crees en las promesas de Dios, el problema esta en tu corazón no en Dios. “El dijo y lo hará” 1 Corintios 16:2 dice: “Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas”.

Practica el diezmo y Dios hará lo que ha dicho que haría. ¿Lo crees? Recíbelo.

Véase Deuteronomio 28:1-13, 26:10-19; 2 de Crónicas 31:2-21; Nehemías 10:32-39; Éxodo 35:29, 36:3-7; Hebreos 7:5-7.

Da tus diezmos a tu congregación y según las promesas de Dios serás prosperado. Jesús dijo en Mateo 5:17: “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas, no he venido para abrogar, sino para cumplir”.

Mi conclusión:

Creo que una genuina conversión a Dios tendría notables efectos monetarios. El Antiguo Testamento siempre contempla una estrecha conexión entre las bendiciones espirituales y las materiales, así como el obedecer confiadamente. Yo estoy de acuerdo que el diezmo nació en el corazón del hombre y es ahí donde se tiene que mantener, cuando se saca de ahí es cuando se empieza a especular si es correcto o incorrecto. El problema es ese, que lo sacamos de nuestro corazón y tratamos de contextualizarlo y no es así, no se trata de adecuaciones circunstanciales sino de la gratitud y amor a Dios, así que la pregunta es ¿Porqué lo hemos sacado de nuestro corazón? Es por eso que trate de demostrar bíblicamente, que esto está aun en el corazón de Dios, y debe estar en el corazón del hombre, pero entiendo perfectamente que el que convence es el Espíritu Santo.

Si el diezmo nació en el corazón es porque ese era un corazón de Dios, cuando el corazón deja de ser de Dios, nada hay ahí que pueda nacer para Dios, entonces no nos compliquemos, tenemos que regresar el corazón a Dios para que puedan nacer del él decisiones que honren a Dios.  Santiago 1:17.

No hay duda en que el Antiguo Testamento establece en varios pasajes la entrega de las ofrendas y los diezmos como manera de sostener la obra de Dios. Ciertamente el pasaje más conocido es Malaquías. 3:10, pero hay varios más.

En el Nuevo Testamento hay menos referencias sobre los diezmos debido a que maneja el concepto de ofrendas mayores al diezmo. Ese es el caso de las dos blancas de la viuda (todo lo que tenía). Es el caso del famoso 2 Corintios 9:7, donde se dice que cada uno debe dar conforme lo propuso en su corazón, pero pone como ejemplo a los que han dado más allá de sus fuerzas (2 Corintios 8:2-4), y también se aclara que se debe dar con mayor generosidad (2 Corintios 9:5-6), y lo digo porque algunos mañosos interpretan sin el contexto la frase “conforme lo propuso en su corazón” para dar a entender que se puede dar lo que sea (poquito, pero de corazón).

Las pocas referencias al diezmo en el Nuevo Testamento están primero en la enseñanza de Jesús (Mateo 23:23). Luego aparece con claridad en la enseñanza de Pablo (1Corintios 9:13-14), donde la palabra diezmo no es usada, pero está implicada, y cualquiera que conozca en Antiguo Testamento la puede ver. “Los que sirven en el altar” se refiere a los sacerdotes del templo judío, los cuales comían o vivían de los diezmos ofrecidos en el altar. Luego Pablo dice “Así también ordenó el Señor”, y la palabra “Así” significa “Del mismo modo”, dando a entender que los que sirvan ahora al evangelio deberán sostenerse de los diezmos de la iglesia del modo como lo hacían los sacerdotes del templo judío.

La tercera referencia está en Hebreos 7:8, pero se trata de una deducción: El autor de Hebreos da como señal de que Melquisedec era superior el hecho de que Abraham le dio los diezmos; pero dice que Cristo es el cumplimiento de ese Melquisedec ya que de ambos se da testimonio de que viven (v. 1-3, 15, 16), lo cual nos lleva a pensar que si Melquisedec que representó a Cristo recibió los diezmos, con mayor razón debe recibirlos el mismo Cristo, pues se hace la diferencia en el v. 8 entre los sacerdotes judíos que reciben los diezmos, y otro que vive aún y que recibe también los diezmos.

Una referencia probable a los diezmos sea 1Co. 16:2. Pablo dice que cada uno ofrende “según haya prosperado”. Es decir, no debe dar cada quien lo que desee, sino según sean sus ganancias. Esto significa que los que ganaron poco darían poco, pero los que ganaron más darían más. Deberían dar cada uno una proporción diferente, según hayan prosperado. La pregunta que debemos hacernos es ¿a qué proporción se refería Pablo? ¿Cuál proporción sería pareja a todos los hermanos? En toda la Biblia se habla sólo de una proporción, es decir, el 10%. De este modo el diezmo de los que prosperaron poco sería poco, y el diezmo de los que prosperaron más sería mayor. De otro modo, la proporción sería dispareja e injusta. Por ejemplo, si uno ganó poco y da el diezmo, pero otro ganó el triple y da el 2%, resultará que el que ganó poco dará más que el que ganó mucho, y eso obviamente no sería dar “según haya prosperado”. Por lo tanto, se necesitaba una regla única para que fuera efectivo que el que ganó más diera más que el que ganó menos. ¿Y cuál habría sido esa regla? El pasaje no lo dice, pero lo lógico es pensar que Pablo se refiriera a la regla pareja del diezmo.

Una conciencia protestante

 

27/11/2012, Ignacio Simal Camps

 Opinión, Teología

art.mi conciencia.

“Mi conciencia es prisionera de la Palabra de Dios, y no puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro o correcto actuar contra la conciencia” (Martín Lutero)

 “Mi conciencia es prisionera de la Palabra de Dios”, afirmó Lutero ante la Dieta de Worms. Una afirmación profundamente ecuménica, ya que cualquier persona –no importa a la tradición cristiana a la que pertenezca- podría hacerla suya.

Y también añadió, “no es seguro o correcto actuar contra la conciencia”. Una afirmación rotundamente interreligiosa, ya que cualquier persona de buena fe -no importa a la tradición religiosa a la que pertenezca- o incluso un agnóstico o ateo podrían suscribirla.

No obstante, quisiera ocuparme del aspecto ecuménico de ambas afirmaciones. Por ello, cuando título mi columna “una conciencia protestante”, no hago énfasis en su aspecto confesional sino en su aspecto ecuménico, en su aspecto cristiano sin apellidos.

Una conciencia “protestante” es aquella que discerniendo la realidad social y eclesial que la rodea no puede hacer otra cosa que pasar a la acción de protesta frente, en palabras de Lutero, a la “cautividad babilónica de la Iglesia” y de la sociedad en la que vivimos.

Creo firmemente que la conciencia “protestante” es prisionera de tres elementos que la hacen una verdad ecuménica, que abarca a todos los cristianos y cristianas.

La conciencia “protestante” es prisionera, en primer lugar, de la Palabra encarnada de Dios: Jesús, el Cristo. El Verbo no se hizo letra, sino ser humano. Y es el ser humano Jesús de Nazaret el que nos seduce hasta hacernos voluntariamente presos de su inspirador ejemplo. Somos presos y presas de la justicia y la misericordia que él hizo carne frente a la instituciones o movimientos religiosos de su tiempo.

Jesús de Nazaret practicó en innumerables ocasiones la desobediencia hacia aquellas tradiciones o interpretaciones de la letra de la Torá que sumían a los seres humanos en una división clasista tanto en lo religioso  como en lo social: puros/impuros, pobres/ricos, sanos/enfermos…  De su inspiradora praxis surge una conciencia sensible  a las exclusiones que sufren ciertos sectores de las iglesias o de la sociedad. Una conciencia que protesta ante el Dogma, la Verdad  y ante los que se consideran sus guardianes. Dogma y Verdad que separan y, en ocasiones, envilece y etiqueta a los seres humanos. La conciencia “protestante” nos encamina a la desobediencia tanto en el ámbito de lo civil como en el ámbito de lo religioso a favor de los seres humanos concretos. Del ejemplo de Jesús se deriva la acción de protesta de la conciencia “protestante”.

Ello nos conduce, necesariamente, a la segunda afirmación: La conciencia “protestante” es también prisionera de las víctimas de la historia religiosa y secular, aquí y ahora. Los cristianos y cristianos no debemos olvidar que las iglesias a lo largo de la historia se han puesto de lado de los victimarios, cuando no han sido ellas mismas activamente victimarias. De ello debemos aprender todos los cristianos. Por ello la conciencia “protestante” presa de la Palabra hecha carne, se pone del lado de los excluidos, se solidariza con ellos y les pide perdón por no haber estado a lo largo de la historia a la altura del espíritu de Jesús.

Una conciencia presa de los hombres y mujeres que sufren los embates de un modelo social que privilegia a unos seres humanos sobre otros, no puede ser insensible ante el drama de las mayorías sufrientes. Y a la manera de Jesús, y según la misión que nos encomendó, somos llamados a ser agentes de sanación a través de redes de ayuda mutua, y no de una mera red asistencialista que palia los problemas, pero que no los soluciona. La conciencia “protestante” emprende acciones de protesta y, al mismo tiempo, crea espacios sociales liberados de la crisis sistémica que está azotando a nuestras sociedades.

De ahí que, en tercer lugar, la conciencia “protestante” es presa también de un modelo social concreto –reino de Dios- que trata de encarnarlo en medio de la historia. Jesús de Nazaret, al inicio de su ministerio, lo primero que hizo fue llamar a hombres y mujeres a que le siguieran a fin de constituir una comunidad de vida que anticipara el mundo nuevo que él proclamaba.

El modelo social al que me refiero es aquel que privilegia a los pobres sobre los poderosos, a los excluidos sobre los instalados, el vivir frente al consumir… Por ello, Lucas, en la segunda parte de su obra (Hechos de los Apóstoles) propone un modelo de comunidad, un modelo de “ciudad” donde los pobres y excluidos dejan de serlo mediante el compartir todo lo que se posee (Hch. 2,45; 4,34).

El escritor de la carta a los Efesios, afirmará que el trabajo no tiene como objetivo único el mejorar la calidad de vida del que lo ejerce, sino que es un medio para crear pequeñas “Ítacas”, sin pobres (Ef. 4,28), en medio del tempestuoso mar social en el que navegamos. El mismo Pablo escribirá que el objetivo de ese modelo social es la igualdad socioeconómica (2Cor. 8,14.15). Es más, en la misma carta a los Efesios, se dirá que la pared que divide al mundo en impuros y puros quedó destruida (Ef. 2.14), y nadie negará que todavía existen muchos “muros” que derribar. Y como colofón necesario, el Pablo más radical nos saldrá al encuentro afirmando que “en Cristo” (espacio comunitario) “ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay ni varón ni mujer” (Gal. 3,28) proponiendo todo un camino liberador que apenas hemos recién iniciado.

La conciencia “protestante” es prisionera de la Palabra de Dios hecha ser humano en Jesús de Nazaret, es prisionera de los que sufren el lado oscuro de nuestro actual modelo social y es prisionera de un modelo social donde reina la justicia, la igualdad y la no exclusión. Todo ello nos conduce, como ya he escrito a la acción de protesta por un lado, y por otro, aquí y ahora, a construir espacios sociales alternativos al modelo social mayoritario. En una frase, debemos liberarnos de la esclavitud babilónica de la Iglesia y de la sociedad en la que vivimos y somos.

La conciencia “protestante” siempre cree “en esperanza contra esperanza”, y  su fe no “se debilita al considerar” el cuerpo social en el que vivimos (Ro. 4,18.19) sino que actúa en coherencia con ella, ya que “no es seguro o correcto actuar contra la conciencia”.

 Ignacio Simal, 27 de noviembre de 2012

Presente desde 1986

 

El nombre de Dios seguirá, provisionalmente, en los billetes de Brasil 

 art.brasil.lema

Un billete brasileño con el texto “Dios sea alabado” (Deus seja louvado). 

 

 La Justicia brasileña rechaza la petición de retirar el lema “Dios sea alabado” de los billetes de real del país.

 

30 DE NOVIEMBRE DE 2012, SAO PAULO

La Justicia brasileña rechazó la petición del Ministerio Público Federal del estado de Sao Paulo para que la leyenda “Deus seja louvado” (Dios sea alabado) se retirase de los billetes de real con el objetivo de no privilegiar a ninguna religión ya que el Estado es laico.

 La decisión es provisional y aún puede ser revocada o modificada.

 La petición, realizada hace unas semanas por la procuraduría regional de Derechos Humanos, afirmaba que la existencia de la frase en los billetes choca con los principios de laicidad del Estado y de libertad religiosa.

 El procurador, Jefferson Aparecido Dias, sostuvo en su argumentación que si los reales tuviesen expresiones como Alá sea loado, Buda sea loado, Salve Oxossi, Salve lord Ganesha o Dios no existe, “con certeza cristalina habría agitación de la sociedad brasileña por la vergüenza sufrida por los ciudadanos creyentes en Dios”.

 INVESTIGACIÓN PREVIA

 Durante la fase de investigación del proceso, el Banco Central explicó a la fiscalía que la frase religiosa se ampara en la Constitución de 1988, en cuyo preámbulo se afirma que esta fue promulgada “bajo la protección de Dios” .

 No obstante, el lema fue impreso por primera vez en la divisa brasileña antes de esa fecha, en 1986, en los billetes de cruzado, por decisión del entonces presidente, José Sarney.Sarney, en la actualidad presidente del Senado brasileño, calificó esta petición de “falta de oficio” por parte del Ministerio Público.

 RAZONES LEGALES

 Según la decisión judicial, emitida por la séptima sala de Justicia Federal de ese estado, la mención a Dios en los billetes “no parece ser” una directriz del Estado “en la vida del individuo que lo obligue a adoptar una determinada creencia, al igual que tampoco lo son los festivos religiosos” u otras manifestaciones en ese sentido, como el nombre de las ciudades.

 Además, la jueza Diana Brunstein argumentó que en la solicitud de la fiscalía no se consultó a ninguna institución laica o de confesión no cristiana que manifestara indignación ante el lema ni constan quejas en ese sentido.

 “Entiendo este hecho relevante en la medida en que la alegación de afrenta a la libertad religiosa no viene acompañada de datos concretos recabados en la sociedad que denotaran molestia con la expresión ‘Dios’ en el papel moneda”, arguyó la jueza.

 El 64,6 por ciento de los brasileños, cerca 123 millones de personas, son católicos, y el 22,2 por ciento, cerca de 42 millones de personas, son fieles evangélicos, según datos del censo de 2010. En el país también se profesan de forma minoritaria religiones espiritistas y credos de origen africano, mientras que un 8,0 por ciento de la población afirmó que no tiene religión definida, de los que solo una minoría (615.096 personas) se declaró ateo ante el censo.

 Fuentes: Efe      Editado por: Protestante Digital 2012

Imagen de la NASA

Las luces de la Tierra cuando el planeta duerme 

art.foto de la tierra

Imagen de la Tierra de noche formada por múltiples fotografías con una cámara infrarroja especial a bordo del satélite Suomi NPP. / NASA EARTH 

 

Todo el planeta Tierra, de noche, en una sola fotografía que está formada por múltiples imágenes -sin nubes- captadas por un satélite

06 DE DICIEMBRE DE 2012, NUEVA YORK.- Un satélite con una cámara especial, suficientemente sensible para detectar incluso las luces de un barco en el mar, ha permitido obtener una insólita imagen de todo el planeta Tierra de noche de forma panorámica.

En realidad se trata de una fotografía global compuesta por múltiples imágenes sin nubes que ha tomado el radiómetro infrarrojo del satélite Suomi NPP de la NOAA (Agencia Nacional del Océano y la Atmósfera) y la NASA estadounidenses.

La foto fue presentada en la conferencia de la Unión Geofísica Americana que se celebra en San Francisco.

El sistema de visión del Suomi NPP permite hacer un seguimiento completo de fenómenos meteorológicos como las tormentas y los huracanes o detectar la niebla que difícilmente se distingue con sensores térmicos (infrarrojos) convencionales, han explicado los expertos.

A diferencia de las cámaras que captan toda una imagen en cada exposición, el sistema del Suomi NPP escanea repetidamente una zona del planeta para obtener millones de píxeles. Luego, el equipo evalúa la cantidad de luz en cada píxel de manera que si uno es muy brillante lo atenúa para que no sature, y si es muy oscuro, lo amplifica.

Pueden ver aquí la  imagen ampliada de la fotografía global nocturna de la Tierra.

 Fuentes: El País                 Editado por: Protestante Digital 2012

Joint Implementation Commission

 

Anglicanos y metodistas seguirán colaborando pese a la “decepción” del no a las obispas   

 art.angilc y metod.

La Comisión Conjunta de Aplicación del Pacto Anglicano Metodista (JIC) ha expresado su “decepción por la decisión tomada” en la ordenación de obispas.

 

27 DE NOVIEMBRE DE 2012, LONDRES.- Según informa el Gabinete de Comunicación de la Iglesia Anglicana de España (IERE)  la Comisión Conjunta de Aplicación del Pacto Anglicano Metodista (JIC, por sus siglas en inglés: Joint Implementation Commission)  ha expresado su “decepción por la decisión tomada en el Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra  al no haber encontrado la manera de avanzar” en la cuestión de la ordenación de obispas.

 Añaden que el voto del Sínodo General el martes “puede suponer un obstáculo importante para alcanzar aquella unidad a la que se han comprometido la Iglesia de Inglaterra y la Iglesia Metodista” en el Pacto existente entre ambos, pero que pese a ello “la base de ese Pacto no ha cambiado”.

 “Hay muchas cosas que todavía nos unen y nosotros seguiremos trabajando hacia la plena unidad visible de nuestras iglesias”, han declarado el reverendo Christopher Cocksworth y el profesor Peter Howdle, quienes son co-presidentes del JIC.

 El Pacto se realizó en 2003, con la presencia de la Reina de Inglaterra, en “la base de nuestra historia compartida, nuestro total acuerdo en la fe apostólica, nuestra comprensión teológica compartida de la naturaleza y misión de la Iglesia, su ministerio y supervisión, y nuestro acuerdo en el objetivo de la plena unidad visible, y compromete a las dos iglesias a trabajar para superar los obstáculos restantes a la unidad orgánica de nuestras dos iglesias, en el camino hacia la plena unidad visible de la Iglesia de Cristo”.

 Este Pacto se ha desarrollado especialmente en proyectos comunes, y trabajando juntos, sobre todo a nivel local; y el JIC se ha comprometido a continuar en esta línea de que sus iglesias continúen colaborando y encontrando “nuevas oportunidades para servir al bien común con arreglo al Pacto”.

 Editado por: Protestante Digital 2012

Juan, los motivos del escritor

Las cartas de Juan (II)

Autor: Carlos Martínez García

 art.juan los motivos del escrit.

  

Tenemos el privilegio de acercarnos a Juan, e íntimamente dejarlo que nos enseñe los motivos por los cuales escribió su primera carta.

 

02 DE DICIEMBRE DE 2012

Escribir tiene dimensiones múltiples, especialmente cuando lo hacemos conscientes de que formamos parte de una comunidad de fe. Juan, en su primera carta, agrega a los motivos que le llevan a escribirla vistos en la entrega anterior, su intención de recordar lo pasado y abrir nuevas perspectivas.

 En el versículo siete del segundo capítulo,  Juan manifiesta que escribe no sobre un “mandamiento nuevo, sino uno antiguo que han tenido desde el principio”. Es imprescindible tener perspectiva histórica, hacer memoria  y recordar que la historia de la salvación es una extensa cadena de acontecimientos y promesas. La fe cristiana es histórica, siempre nos encontramos con expresiones concretas en el antiguo Pacto establecido por el Señor, cuyo propósito es crear un pueblo en el que sean encarnados los principios de justicia, misericordia y paz.

 El mandamiento es antiguo, a la vez que en Cristo se revitaliza y es nuevo . Juan lo concreta en las siguientes líneas: “Por otra parte, lo que les escribo es un mandamiento nuevo, cuya verdad se manifiesta tanto en la vida de Cristo como en la de ustedes, porque la oscuridad se va desvaneciendo y ya brilla la luz verdadera” (1 Juan 2:8). En concordancia con el resto del Nuevo Testamento la cita anterior enfatiza la superioridad de Jesús. Notemos la relación que se establece entre verdad, luz y la persona de Cristo. Pero también cómo se extienden esos valores a “ustedes”, es decir, a los discípulos y discípulas que confiesan en palabras y actos el señorío de Cristo en sus vidas.

 La combinación que hace Juan al escribir sobre lo antiguo y su articulación con lo nuevo, nos brinda recursos a quienes escribimos con cierta constancia para que sepamos entrelazar las lecciones históricas con la novedad de la vida y los retos inéditos que nos representa . Aunque la historia puede ofrecernos algunas pautas y hasta enseñanzas claves, de ninguna manera puede trasladarse irrestrictamente a nuestros días. En lo antiguo hay mucho por rescatar, al igual que para evadir. Pero el discernimiento es ineludiblemente nuestro en los días que nos ha tocado vivir como seguidores de Jesús.

 Es una hermosa imagen sobre la que escribe Juan cuando dice que “la oscuridad se va desvaneciendo y ya brilla la luz”. Ente lo que le motiva a escribir está identificar la existencia de lo oscuro y prevenir sobre ello para que la comunidad creyente no sea ensombrecida por las tinieblas. Además nos comunica esperanza cuando afirma que la luz ha despuntado y nos alumbra en nuestro caminar. Me parece aleccionador para quienes escribimos que podemos contribuir cuando ayudamos a identificar los signos de la luz en un mar de tinieblas que pareciera tienen el poder de engullirlo todo. Las escritoras y los escritores cristianos podemos aportar la esperanza de la luz frente a los terribles tiempos oscuros que se ciernen sobre naciones, ciudades y seres humanos.

 Juan escribe porque desea comunicar certeza a los creyentes. En él no hay mensajes ambiguos, busca transmitir seguridad  y en consecuencia confirma que “sus [nuestros] pecados han sido perdonados por el nombre de Cristo” (2:12). ¿Y nosotros, escribimos para esparcir que en Cristo hay perdón, o más bien lazamos iracundas sentencias condenatorias de forma inmisericorde? El de Jesús es un mensaje de redención, ¿cómo lo incorporamos en lo que escribimos, sea poesía, narrativa, ensayo, investigación histórica, exposiciones bíblicas y predicaciones?

 Más adelante Juan escribe a grupos particulares de la Iglesia cristiana: “Les escribo a ustedes, padres, porque han conocido al que es desde el principio” (2:13). Qué duda cabe que necesitamos en la comunidad cristiana modelos de varones que conocen (existencial, espiritual e intelectualmente) a Cristo y se esfuerzan por seguir sus pasos, en primer lugar en su familia. Agrega que también escribe a los jóvenes “porque han vencido al maligno”. Da palabras de reconocimiento, no descalifica a la juventud sino que, en su escrito, encomia que en la lid ha salido victoriosa. Hay que escribir a los jóvenes y sobre ellos, porque con su vitalidad son parte importante de la comunidad de creyentes.

 De las tres veces que confiesa Juan en el versículo 13 del capítulo 2 las razones por las que ha escrito, en la tercera expone que lo hace porque sus destinatarios “han conocido al Padre” . Recordemos que aquí conocer es indisociable de obedecer, poner en práctica lo aprendido intelectualmente, de tal manera que en la obediencia sean reflejados los valores éticos del Reino de Jesús.

 En el versículo 14 reitera lo escrito a los padres en el versículo anterior. A los jóvenes les escribe “porque son fuertes, y la palabra de Dios permanece en ustedes, y han vencido al maligno”. En mucho la fortaleza de los cristianos descansa en qué tan conocedores son de la Palabra del Señor. Leer y releer asiduamente Las Escrituras, hacerlo de manera creativa y encarnada, saber usar las herramientas que nos iluminan el estudio de la Biblia, ser aptos para tender puentes entre los pasajes bíblicos y nuestra cotidianidad, son tareas constantes y vivificadoras. A quienes escribimos es un recordatorio de que aprendamos a entreverar el mensaje bíblico con lo que esforzadamente nos sentamos a redactar.

 Saul Bellow, premio Nobel de Literatura y de novela Pulitzer en 1976, aconseja sobre cómo aprender un oficio, y el de escribir lo es. En pocas líneas resume una vereda que tal vez debiéramos seguir: “El modo más rápido de aprender cualquier materia es relacionarse en privado con quienes mejor la conocen y hacerles hablar”. Tenemos el privilegio de acercarnos a Juan, e íntimamente dejarlo que nos enseñe los motivos por los cuales escribió su primera carta. La cuestión es ¿lo escuchamos con atención, y seguiremos sus lecciones?

©Protestante Digital 2012

La reelección de Barack Obama

07/11/2012, Carmelo Alvarez

art.la reelecc.de barak

Opinión

El resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos tiene implicaciones a varios niveles. Aquí no hubo un enfrentamiento ideológico serio y mucho menos propuestas distintas. Las diferencias fueron matizadas y sin mucha sustancia. Ambos candidatos se movieron hacia un centro político tradicional, con importantes alianzas con los sectores del gran capital. Evidentemente, Obama tiene un carisma natural que apela a sectores importantes de la sociedad, incluyendo a las mujeres y los hispanos e hispanas. Mitt Romney hizo un gran esfuerzo por comunicarse mejor y acercarse a los sectores medios y pobres, pero su ascendencia aristocrática y de multimillonario no logró entusiasmar a la gran masa votante. Un sector importante del Partido Republicano le hizo brazos caídos.

Desde el punto de vista estrictamente electoral Michelle Obama fue un factor decisivo. Ella es querida y apreciada por el electorado norteamericano, aun por sectores moderados republicanos. Pronostico que será en algún momento en un futuro no muy lejano candidata a la presidencia de los Estados Unidos. Ella tiene una sólida formación académica y ahora, con su particular estilo y despliegue, ha logrado que el público norteamericano la quiera.

Los otros dos factores cruciales en la campaña presidencial de Obama fueron Bill Clinton (que ahora es su gran promotor y consejero) y Colin Powell, el militar de carrera afro-americano, cuyo endoso público de la candidatura de Barack Obama constituyó un apoyo bien efectivo. Recuérdese que Colin Powell fue secretario de estado de George W. Bush, y renunció por la manipulación del vice-presidente Dick Cheney para intervenir en Irak. Me arriesgo a sugerir que puede ser el próximo secretario de estado de Barack Obama. Huelga decir que Hilary Clinton sale de la secretaria de estado, y que recibirá como premio de consolación una magistratura en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Es importante subrayar que hay dos sectores que jugaron papeles muy ambiguos en esta elección presidencial, y para el congreso nacional y el senado. Se trata del “Tea Party”, grupo ultra-derechista en el Partido Republicano que promovió sus propios candidatos y la derecha evangélica, con todos sus matices. Paul Ryan, el candidato a vice-presidente de Mitt Romney, resultó ser un factor negativo. He sostenido que Romney tuvo que ceder a la presión de escogerlo como candidato vice-presidencial pues el liderato tradicional republicano lo dejó solo. Ryan es demasiado ultra conservador aun para sectores moderados dentro del Partido Republicano. Romney necesitaba un moderado carismático para balancear la dupleta presidencial.

La derecha evangélica navegó en dos corrientes difíciles. Primero, quiso enfrentar a Obama (sobre todo por asuntos éticos y de sexualidad humana) y el resultado fue una consolidación de sectores liberales cristianos y librepensadores seculares que endosaron a Obama. Ello incluye una clase artística militante. De hecho, de acuerdo con analistas políticos la derecha evangélica ha disminuido como fuerza política en estas elecciones nacionales y locales.

Hay un factor que lamentablemente sigue siendo crucial en Estados Unidos: el racismo. Que todavía ilustrados periodistas de las grandes cadenas televisivas destaquen el porcentaje del voto blanco comprueba que hay importantes resistencias a candidatos, a cualquier puesto, si la persona es de “color”. Y más aun, que el racismo no disminuye sino que crece en este país.

¿Cuáles son algunos de los asuntos que Barack Obama debe enfrentar?

Tiene que responder a la población hispana, y particularmente a las personas indocumentadas, con una ley de inmigración seria y efectiva. En estas elecciones se movió en terrenos muy ambiguos, y ciertamente oportunistas. Necesitaba ser reelecto y no quiso revolver el avispero. Pero esa reforma se tiene que dar, y él lo sabe.

Su política exterior se ha centrado en el Medio Oriente. Latinoamérica y el Caribe ha sido muy relegada como región. Se podría decir que no varió mucho en relación con las posturas de George W. Bush. Hasta se mantuvieron los mismos funcionarios y embajadores, con señales evidentes de posturas poco dialógicas con los regímenes más importantes de la región. Aún el proceso de paz en Colombia adolece de un endoso serio de parte de los Estados Unidos.

Hay, además, tres asuntos que son resonantes: Medicare, las fuentes alternativas de energía y el apoyo a investigaciones científicas en el área genética. Un número significativo de ancianos le votaron en contra a Obama porque no saben qué va a pasar con el Medicare y los planes médicos. En el área de las fuentes alternativas de energía se habla mucho de apoyo, pero no se dan pasos convincentes y firmes. Los temas de investigación científica en el área genética siguen oscilando entre el tabú y el miedo. El tema es complejo.

Finalmente, pareciera que Barack Obama pudiera ser más audaz en un segundo término en algunos de estos asuntos y otros que están pendientes. Hay que recordar que la Cámara de Representantes la seguirá controlando el partido Republicano. Y las fuerzas detrás del liderato republicano allí es ultra-conservadora. Un ejemplo basta: oposición militante a normalizar relaciones diplomáticas y comerciales con Cuba. No hay que llamarse a engaños.

Lo único que yo le pediría a Obama es que no se meta en aventurismos militares. Todo lo contrario, que demuestre que el premio Nobel de la Paz, que le dieron por equivocación, lo puede reclamar todavía con fuerza moral, espiritual…y política. Ojalá afirme su voluntad con esos valores.

Carmelo Álvarez – Chicago IL, 7 de noviembre 2012

Las Palmas de Gran Canaria

 

Un Belén de 500 toneladas

de arena en la playa  

 art.las palmas1

Construido por escultores internacionales, en la playa de Las Canteras, con cuatro escenas navideñas.

 

04 DE DICIEMBRE DE 2012, LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.- Por séptimo año consecutivo el tradicional Belén de Arena, de Las Palmas de Gran Canaria, ha abierto sus puertas. Ha sido este martes 4 de diciembre en la zona de La Puntilla de la playa de Las Canteras.

 Este año, el Belén expone  cuatro escenas navideñas, realizadas por seis escultores internacionales que han utilizado unas 500 toneladas de arena en 1.500 metros cuadrados y lo han realizado en siete días , según informó el Ayuntamiento en nota de prensa.

 Las escenas tradicionales del Belén, tales como son el nacimiento, los Reyes Magos y las recreaciones de la aldea donde nació Jesús, se entremezclan con guiños exóticos a plantas endémicas de las islas  que los escultores y sus ayudantes han querido dejar en su obra.

art.las palmas 3

 BELÉN: ARTE SOLIDARIO

 El Belén de Arena cumple este año su séptima edición y tras el cierre, que será el 7 de enero, entregará los donativos que hagan los visitantes hasta ese mismo día a la Asociación Española Contra el Cáncer y a Cruz Roja.

 En cuanto a los artistas, la escena central del nacimiento de Jesús la ha elaborado el escultor ruso  Alex Dyakov ; mientras que la escena de los Reyes Magos es obra del americano  Dan Glover . Asimismo, las escenas de la arquitectura de Belén y la de los personajes de la época son del italiano  Leonardo Ugolini , así como del portugués  Pedro Mira , y de los canarios  Bentejuí Ojeda  y  Cristian Ferrer .

 UN ATRACTIVO TURÍSTICO

BELÉN ARENA DE LAS PALMASRespecto al horario de las visitas, que se podrán realizar del 4 de diciembre al 7 de enero del próximo año, será de domingo a jueves de 10.00 a 22.00 horas, mientras que viernes y sábados de 10.00 a 23.00 horas.

 Por su parte,  el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pablo Barbero , señaló que “más allá del valor artístico de las esculturas de arena, el Belén se ha convertido en un referente y en un foco de atención desde el punto de vista de la promoción turística de una ciudad que vive la Navidad al sol y con una temperatura media de 20 grados centígrados”.

 El Belén de Arena del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está  patrocinado por  Promotur, el Patronato de Turismo de Gran Canaria, La Caixa, así como Litografías González y Sand & Art.

Fuentes: Agencias                  Editado por: Protestante Digital 2012

¿Sabías que… 

En La Biblia                                                                        

 

HNO. GAMALIEL HERNANDEZ LOERA

49.- Que los nombres de Miriam y María son el mismo nombre; sólo que Miriam es en el idioma hebreo, y María en el idioma griego.

sabias que.Belen de Judea50.- Que la palabra Belén, o Bethleem, significa casa o lugar del pan.

51.- Que la palabra Betania significa casa o lugar de los dátiles.

52.- Que la palabra Betfagé significa casa o lugar de los higos.

sabias que.Profeta Elías-253.- Que el profeta Elías hizo descender fuego del cielo tres veces. Una vez la narra I Reyes 18, y dos veces las narra II de Reyes 1.

54- Que 42 jóvenes irrespetuosos murieron por gritarle ¡calvo! al profeta Eliseo, según lo narra II Reyes 2.

55.- Que la palabra epístola es de origen latín, y quiere decir carta.

56.- Que cuando leemos en la  Biblia la palabra codo, esta medida equivale 45 centímetros.

57.- Que en ninguna parte de la Biblia se autoriza llamar “reverendo” a los líderes religiosos, sino que todos somos hermanos. Y que hay solamente un Maestro, que es Jesucristo. Mateo 23:8 y 10.

sabias que.magos-de-oriente-II58.- Que en ninguna parte de la Biblia dice que los magos de oriente que adoraron al niño Jesús, eran reyes, ni tampoco que eran tres.

59.- Que solamente dos personajes en la  Biblia se mencionan que celebraron    su cumpleaños: Faraón del tiempo de José, y Herodes Antipas.

sabias que.josecapturado60.- Que José, el hijo de Jacob, nació en Harán, hoy Irak, vivió por unos 15 años en Canaán, hoy Israel. Fue vendido como esclavo por sus hermanos; llegó a ser segundo gobernante de Egipto con el nombre de Zafnat panea, pidió ser sepultado en Canaán, murió a los 110 años; cargaron sus huesos por 40 años, y fue sepultado en la ciudad de Siquem, Israel.

Conoce tu Biblia 

Booz, un símbolo de honestidad

HNO. GAMALIEL HERNANDEZ LOERA

conoc.Bib.booz

RUT 3:1-18

Es por causa de Rut, una extranjera que llegó al pueblo de Israel, que sabemos de Booz, que según algunos, su  nombre quiere decir fuerza o rapidez. Pero por lo que podemos ver en el pasaje que hemos leído, Booz fue un hombre rico que tenía negocios, y especialmente campos de cultivo en las orillas de la aldea, o ciudad de Belén. Y por lo que podemos  percibir por el libro de Rut, Booz era un varón de edad madura, que no había sido casado, lo que llamaríamos en nuestros días, un solterón empedernido, y rico.

Naasón fue una persona muy importante en los tiempos de Moisés, y fue uno de los encargados de contar a los varones que podrían salir a la guerra, según se nos dice en el capítulo 1 del libro de Números. Cuando fue destruida la ciudad de Jericó, fue Salmón, hijo de Naasón, quien rescató a Rahab, la ramera, y más tarde se casó con ella. De ese matrimonio nació un niño, a quien pusieron por nombre Booz, y es este  Booz que tenemos en el libro de Rut.

 Booz era pariente de Elimelec, el marido de Noemí, así como de Mahlón, el esposo de Rut. Y  prevalecía en Israel una costumbre que existió aun antes de la ley, de que cuando una mujer quedaba viuda, y no había tenido hijo varón, entonces el pariente más cercano debería casarse con la viuda, y el varón que naciera de ese matrimonio tendría los derechos del muerto. Así se preservaría el nombre del difunto. Pero si el pariente cercano no quisiera tomar por esposa a la viuda, entonces lo haría otro pariente que siguiera en cercanía. (Deuteronomio 25:5-10).

conocBibl.ruth Cuando Rut llegó a Belén, se dio cuenta que los pobres y las viudas tenían el derecho de ir a los campos de cultivo, para recoger espigas para ellos. Rut pidió permiso a Noemí para ir a buscar un campo en donde la dejaran recoger espigas, para su uso personal de ellas. Es muy probable que Noemí ya estuviera de edad avanzada, así que ella se quedó en la casa, mientras la joven Rut buscaba donde la dejaran recoger espigas de cebada.

 Sucedió la coincidencia de que le dieron permiso a Rut de recoger espigas en un campo que pertenecía a Booz. Cuando Booz llegó al campo preguntó  a su mayordomo de ese lugar, que ¿quién era esa joven? Booz no la conocía, ni sabía quién era, pero una vez que se dio cuenta quién era,  y  que era muy trabajadora, se acercó a ella y le dijo siete cosas muy importantes: 1.- Oye hija mía. 2.- No vayas a espigar a otro campo. 3 Ni pases de aquí. 4.- Aquí estarás junto a mis criadas. 5.- Mira bien el campo que sieguen, y síguelas. 6.- Yo he mandado a los criados que no te molesten. 7.- Cuando tengas sed, ve a las vasijas, y bebe del agua que sacan los criados.  Rut 2:8-9.

 Esta forma de hablar de Booz es muy especial, y se nota que rápidamente sintió una atracción muy honesta y sincera hacia esta viuda. No nos dice la   Biblia todo lo que pasó por la mente y corazón de Booz, pero es muy probable que allí principió un romance que terminó muy bien.

 Aunque Booz no había conocido físicamente a Rut, sí había oído de todo lo que hizo. Así que cuando Booz le dice lo que acabamos de mencionar, Rut sorprendida le pregunta por qué le dice eso, entonces Booz le habla con palabras que le llegaron a Rut al mismo centro de su corazón. Pues  Booz tiernamente le dice:

 He sabido todo lo que has hecho con tu suegra después de la muerte de tu marido, y que dejando a tu padre y a tu madre y la tierra donde naciste, has venido a un pueblo        que no conociste antes. Jehová recompense tu obra, y  tu remuneración sea cumplida de parte de Jehová Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte.

conoc.Bibl.ruth Aquel mismo día, a la hora de comer, Booz invitó a Rut a comer de los alimentos del campo que tenía preparados para él, y para sus siervos. Booz incluso le dijo que mojara su pan en el vinagre, y Rut comió a llenar, y llevó algo de comida para su suegra. Y al terminar de comer, y cuando  Rut volvió a trabajar, Booz ordenó a sus criados que le dejaran caer, a propósito, algunas espigas para que ella las recogiera.

 Booz tenía sus cosechas juntas, y tenía que quedarse en el campo para cuidarlas, así que preparo su cama para dormir en el campo, y así evitar que algún ladrón llegara y le robara. Él estaba bien dormido, cuando Rut, por instrucciones de su suegra Noemí, fue y se acostó a los pies de Booz. Y a la media noche, cuando el varón se estiró sintió a alguien allí acostada a sus pies, y él se sorprendió, y preguntó quién era, entonces Rut se identificó, y le dijo que él era pariente, que podía redimirla.

 Booz estaba muy contento de lo que hizo Rut, y esperó hasta la madrugada, para enviarla de regreso a su casa con seis medidas de cebada, con la promesa que él haría todo lo posible para redimirla y casarse con ella, pero había un pariente más cercano, el cual debería ser consultado primero. Pero por la mañana Booz consigue a diez varones de los ancianos de la ciudad, y viendo que pasaba el pariente de Rut más cercano que él, le dijo que a él le tocaba redimir a Rut, y casarse con ella. El pariente no quiso redimir, pensando que eso le perjudicaría a él.

 Una vez que Booz recibió el zapato del pariente más cercano que él, costumbre muy importante en el pueblo de Israel, Booz, en presencia de los testigos, les dice públicamente que él tomaba todo lo que era de Mahlon, y también tomaba por mujer a Rut la moabita. Como Booz era una persona honesta, sincera y de buena conducta, todos los vecinos lo felicitan, y le desean lo mejor. Ellos le dicen a Booz las siguientes palabras: Jehová haga a la mujer que entra en tu casa como a Raquel y a Lea, las cuales edificaron casa a Israel, y tú seas ilustre en Efrata y seas de renombre en Belén. Naazón de la tribu de Judá, fue de los principales del pueblo que apoyaron a Moisés, luego Salmón, es uno de los guerreros valientes que destruyen a Jericó, y Salmón es padre de Booz, y Booz tiene un hijo que se llama Obed, Obed tiene un hijo a quien llama Isaí, e Isaí tiene ocho hijos varones, de los cuales el menor es David, quien viene a ser el gran rey de Israel, y de la descendencia de David viene el Mesías, Jesús de Nazaret

 CUESTIONARIO:

1.- Es por causa de Rut, una extranjera a Israel, que conocemos a ___________ cuyo nombre quiere decir ________________________ o __________________

2.- Salmón, hijo de un hombre importante llamado _________________, se casó con Rahab la ramera de Jericó, y de ese matrimonio nació _______________ de la presente lección.

3.- Booz, conforme a la ley que tenían en esos lugares, debía casarse con Rut, pero había ______________________________________ a quien deberían consultar primero.

4.- Rut pidió permiso a Noemí para ir a juntar espigas, y le dieron permiso en un campo que era propiedad de _______________, y Rut trabajó ______________

5.- Cuando Booz llegó al campo donde segaban preguntó por la joven, y le dijeron quién era. Booz le dijo _____ cosas a Rut. La primera fue __________________

6.- Aunque Booz no había conocido físicamente a Rut, él sí había oído ____________________

7.- Ese mismo día invitó Booz a Rut a _______________________ y hasta le dijo que podía mojar su pan _____________

8.- Booz durmió en el campo cuidando sus cosechas, pero a media noche, al voltearse, sintió que alguien estaba a sus pies, era ________ quien le dijo que la __________________

9.- Por la mañana Booz, delante de varios testigos le pidió al pariente más cercano que debía redimir lo que era de su pariente, y él dijo al principio ______________

10.- Cuando supo que al redimir las cosas de su pariente Elimelec también tendría que casarse con la moabita, el pariente más cercano ______________________

11.- Los vecinos le dijeron a Booz que deseaban que su mujer fuera como ____________

Crónicas 

CASE, Distrito Tlaxcala

Crónica del LI Período de sesiones

Por José Carlo Maya

La Palmilla, Veracruz. 10 de noviembre de 2012.- El Templo Príncipe de Paz, fue el escenario de este evento que comenzó el jueves 8 de noviembre, por la tarde, con un Taller con el tema La práctica vocacional pastoral, actuando como ponente el Pbro. Enrique Flores

foto de archivo
foto de archivo

La convocatoria previa fue lanzada por el Superintendente Pbro. Hilario Juárez y la Representante laico, Hna. Gabriela Esteban.

Asistieron también los Superintendentes del Distrito Oriente, Noé Sánchez y del Sur Oriental, Jair Limón

El viernes 9, después del  desayuno se realizaron las inscripciones, y a las once comenzó la sesión de organización interna, con informes de Superintendencia, Programa, Finanzas y Áreas de trabajo, así como las organizaciones y Patronatos.

En la segunda sesión, por la tarde, se nombró la comisión de candidatura, se dieron lineamientos de trabajo para las áreas de trabajo y se tuvo el Culto de Apertura y Santa Comunión, predicando el Obispo.

Algunos de los consejos que se dieron a los asistentes fueron:

–          Actualización de los libros de registro de las iglesias.

–          Buscar estrategias para compartir los libros de estudio

–          Los niños deben bautizarse y tomar la Comunión.

–          Usar el libro “La olimpiada del super libro”, editado por Proyección Humana para la Escuela Cristiana de Vacaciones.

–          Que el Taller de Testimonio Cristiano tenga como base los artículos 386 – 532 de la Disciplina Metodista.

Fue electa para el área de Desarrollo Cristiano la probando, Pastora Rosa Aurora Arroyo.

Las actividades del sábado comenzaron con el devocional a cargo del Sub distrito dos, desayuno y la tercera sesión que abarcó la presentación de un panorama general dela Epístola a los Romanos, presentada por el Pbro. Noé Sánchez. Las hermanas Ana Isabel Portilla y Doridey Machorro presentaron las políticas sobre el trabajo de finanzas, y el hermano Joel Carro presentó para su aprobación el Presupuesto del Distrito para 2013, que alcanza la cifra de $513,000.00

Circuló un documento con el título de Observaciones y necesidades del Distrito Tlaxcala, de Libia Flores Juárez, de la Comisión Distrital de Música, que comparte un censo de músicos y una bitácora de observaciones y necesidades del Distrito Tlaxcala. Destaca que de un total de 24 iglesias, existen 14 organistas, 6 Coros, 16 Grupo de alabanza, y dos más diversos.

Dentro de las necesidades se anota a a nueve iglesias en las que se requiere desarrollar este ministerio de la música y apoyar en cuanto a instrumentos. En las iglesias que lo tienen, faltan talleres de capacitación. Se anunció un concierto de coros para el próximo sábado 29 de Diciembre.

Vino una sesión de planeación, preguntas disciplinarias y el culto de Clausura a cargo del Sub distrito Sierra/Golfo, predicando el Pbro. Hilario Juárez.

Después de la tradicional y cordial convivencia culinaria todos regresaron a sus lugares de origen, no sin antes reconocer y agradecer a Dios la organización y bienvenida siempre fraternal de la congregación de La Palmilla.

Disciplina de la IMMAR 

SECCIÓN QUINTA

ADMINISTRACIÓN DE LA IGLESIA

CAPÍTULO I

PENSIONES Y FUNERALES

 

disciplina immar0001PENSIONADOS

Art. 663 PENSIÓN.  Todo Presbítero Itinerante y Presbítero Local Afiliado de tiempo completo, si fue inscrito al IMSS con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley del Seguro Social del 1o. de julio de 1997, tendrá derecho a recibir, por parte de la Conferencia Anual en la que haya servido mayor tiempo, un complemento a la pensión que le otorgue el IMSS.

 Art.  664  ORFANDAD.  Los hijos de pastores que queden huérfanos de padre y madre, recibirán un apoyo económico determinado por la Conferencia Anual en la que haya estado sirviendo el Pastor al momento de su muerte, hasta que éstos cumplan la mayoría de edad.

 Art. 665 VIUDEZ EN EL PASTORADO. La viuda de un Presbítero o el viudo de una Presbítera de tiempo completo recibirán pensión en la Conferencia Anual dentro de la cual su cónyuge haya estado sirviendo al tiempo de su muerte.  Perderá  todo derecho a la misma si contrajere nuevas nupcias.

 FONDO DE FUNERALES

 Art. 666 PROPÓSITO.  Habrá un Fondo de Funerales cuyo propósito será el de ayudar a los deudos de los suscriptores que fallezcan.  La Comisión del fondo de funerales se formará por un presidente, un secretario, un tesorero y dos vocales.  Los cuales serán responsables del fondo de funerales.  Dicha comisión será nombrada por la Conferencia Anual respectiva y durarán en su cargo cuatro años durante el período episcopal correspondiente.

 Art667DERECHOHABIENTES.  Serán derechohabientes del Fondo de Funerales todos los Pastores de la Iglesia Metodista de México, A. R.  El simple hecho de ser Pastor de la IMMAR, lo constituye como derechohabiente con todas las obligaciones y derechos del caso.

 Art. 668 DEBERES.  Los derechohabientes de este Fondo tendrán los siguientes deberes:

a) Cubrirán la cuota de inscripción al ingresar como derechohabientes,

b) Cubrirán la cuota reglamentaria cada vez que fallezca alguno de los suscritos a este Fondo,

c) Llenarán la forma denominada “Designación de Beneficiarios” en la que indicarán a quién o a quiénes y en qué proporción deberá entregarse la cantidad correspondiente en caso de fallecimiento.

 Art. 669 BENEFICIARIO-DERECHOHABIENTE.  Los beneficiarios de un suscriptor de este Fondo podrán ser derechohabientes si cubren las cuotas correspondientes al faltar aquél.

 Art. 670 ADMINISTRACIÓN.  El Fondo de Funerales será administrado por una Comisión designada al efecto por la Conferencia Anual. Dicha  Comisión presentará informe de sus actividades ante aquella.

 Art. 671 PAGO DE CUOTAS.  Cada Cargo Pastoral deberá pagar las cuotas correspondientes a su Pastor o Pastores suscritos con nombramiento oficial. Igualmente cada departamento o dependencia de la Iglesia deberá pagar de su presupuesto las cuotas correspondientes a los ministros de la Iglesia que presten sus servicios allí.

 Art. 672 DONATIVOS ESPECIALES.  El Fondo de Funerales podrá recibir donativos voluntarios para aumentar su caudal sin que ello signifique derechos especiales para los donantes.  También podrá recibir ofrendas especiales de Iglesias locales, instituciones o departamentos que deseen contribuir para este fin.

 Art. 673 BENEFICIOS.  Los servicios de este fondo se concretarán a la entrega de la cantidad determinada por la Conferencia Anual o el cuerpo autorizado a los beneficiarios, designados por el derechohabiente, cuando éste falleciere.

 Art. 674 PÉRDIDA DE DERECHOS.  Un derechohabiente del Fondo de Funerales perderá sus derechos  por los motivos siguientes:

a) Por el incumplimiento en el pago de sus cuotas, caso en el que el derechohabiente podrá recuperar sus derechos si cubre el monto de su deuda,

b) Por retiro voluntario o por separación judicial. En estos casos perderá automáticamente sus derechos.

 Art. 675  EXEQUIAS PASTORALES.  Todo Pastor gozará del privilegio de que al morir, su cuerpo pueda ser velado preferentemente en el templo de la congregación a su cargo o en el cual esté adscrito.

 CAPÍTULO II

TEMPLOS

Art. 676 COMISIÓN ASESORA.  Cada Distrito tendrá una Comisión Asesora y Supervisora de templos, anexos y casas Pastorales Art. 196

Art. 677 CONSTRUCCIÓN DE TEMPLOS O ANEXOS.  Cada Cargo Pastoral que necesite emprender alguna obra de construcción o reparación de su templo o anexos, deberá nombrar una Comisión Local para tal fin.  El Pastor y el Superintendente de Distrito, por ley, forman parte de ella.

Art. 678 REQUISITOS.  Para proceder a la ejecución de cualquier obra de construcción o reparación deberá cumplirse con los siguientes requisitos:

a) Que la Comisión respectiva cuente con asesoría en los siguientes aspectos: trámites oficiales, finanzas, mercadotecnia, arquitectura e ingeniería civil,

b) Tendrá en efectivo por lo menos el 25% del costo total de la obra, además del 50% del mismo total suscrito en promesas,

c) Recabará oportunamente los permisos necesarios de las autoridades civiles que correspondan.

Art. 679 AUTORIZACIÓN.  Ninguna persona estará autorizada para solicitar ayuda financiera fuera de su Iglesia Local o de su Distrito para fines de construcción o reparación de templos o anexos, a menos que tenga permiso escrito del Superintendente del Distrito donde se hará la obra y del Superintendente del Distrito donde se pedirá dicha ayuda.  Para solicitar ayuda económica en una Iglesia, ya sea públicamente en los cultos o personalmente entre la congregación, se necesitará tener la autorización de la Junta de Administradores, tanto de la Iglesia solicitante como de la Iglesia a la que se solicita ayuda.

Art. 680  USO TEMPORAL.  Cuando una institución cristiana o una denominación evangélica solicite hacer uso de un templo o sus anexos, el Pastor y la Junta de Administradores estudiarán el caso, y si consideraren viable dicha solicitud, pedirán el permiso al Superintendente.  Este podrá turnar el caso a las instancias correspondientes sólo si lo considera necesario.  Lo anterior se enfatiza cuando la solicitud proviene de personas o grupos no religiosos y/o con propósitos diferentes a nuestra Iglesia.

Art. 681 REGLAMENTO.  Cada Iglesia local tendrá un reglamento de uso del templo y de sus anexos.

 CAPÍTULO III

COMUNICACIONES

DIRECCIÓN DE LITERATURA Y COMUNICACIONES 

Art. 682 PROPÓSITO.  Ésta Dirección elaborará, compilará, editará, promoverá y distribuirá los materiales que la Iglesia necesite en sus diferentes ámbitos.

Art. 683 INTEGRACIÓN.  Estará integrada por un director, un administrador y un consejo consultivo:

a) El director. Éste será electo por la Conferencia General. Durará en su cargo un período de cuatro años, pudiendo ser ministro o Laico.

b) El administrador. Éste será nombrado por el Gabinete General de una terna presentada por el Consejo Consultivo.

c) El Consejo Consultivo. Éste estará integrado por el Director del órgano oficial, el Director de Archivo e Historia, el Presidente Nacional de Coordinación de Programa y el Administrador de la página WEB. Este Consejo será presidido por el Director de Literatura y Comunicaciones.

Art. 684 COLABORADORES OFICIALES.  Los dos redactores o colaboradores del órgano oficial El Evangelista Mexicano nombrados por cada Conferencia, fungirán también como contacto entre las Conferencias Anuales y el Administrador de la página WEB.

Art. 685 RESPONSABILIDAD.  El Director será responsable de su desempeño ante la Conferencia General y el Gabinete General e informará a las Conferencias Anuales.

Art. 686 AUDITORÍA.  Esta Dirección será objeto de una auditoría anual, y los resultados serán sometidos al Gabinete General.

Art. 687 FUNCIONES.

a) Del Director

1. Elaborará y dirigirá los programas de producciones,

2. Promoverá los programas editoriales,

3. Será responsable del buen funcionamiento de la dirección,

4. Someterá el proyecto del presupuesto al Gabinete  General.

b) Del Administrador

1.  Responderá de su actuación ante el Director y ante el Gabinete General, cuando  este último lo requiera,

2.  Mantendrá al día el movimiento financiero de la Dirección,

3.  Llevará al día el inventario de muebles, equipo y existencias,

4.  Promoverá y distribuirá los materiales producidos.

c) Del Consejo Consultivo

1.  Asesorará al Director en la formulación, ejecución y evaluación de los programas.

2.  Someterá al Gabinete General la terna para el nombramiento de Administrador.

3.  Sesionará cuando menos tres veces al año.

 ÓRGANO OFICIAL

Art. 688 ÓRGANO OFICIAL.  La Iglesia Metodista de México, A. R., publicará un órgano oficial de comunicación que se denominará El Evangelista Mexicano.

Art. 689 DIRECTOR.  El Director del órgano oficial será electo por la Conferencia General, el cual será responsable de su desempeño y rendirá informe del mismo  ante ella, ante el Gabinete General y ante las Conferencias Anuales.

Art. 690 ADMINISTRADOR. Tomando en cuenta una lista de candidatos que cada Conferencia Anual proponga, el Administrador del órgano oficial será designado por el Gabinete General. Dicho Administrador será responsable de su desempeño y rendirá informe del mismo ante el  Gabinete General, la Conferencia General y las Conferencias Anuales.

Art. 691 COLABORADORES OFICIALES.  Cada Conferencia Anual nombrará dos redactores o colaboradores del órgano oficial de la Iglesia.

Art. 692 CONTENIDO.  El órgano oficial publicará documentos oficiales y noticias de la Iglesia. Podrá incluir artículos relativos a doctrinas prominentes del metodismo, homilética, evangelización, educación cristiana, acción social, literatura, ciencia y otros de cultura general.

Art. 693 RESTRICCIÓN.  Por ningún motivo se dará cabida en el órgano oficial de la Iglesia a escritos que se opongan al espíritu cristiano y revelen falta de caridad.

PÁGINA WEB

Art. 694 PAGINA WEB.  El propósito de la página WEB será el siguiente:

a) Servirá como canal de comunicación de la IMMAR

b) Brindará el soporte de comunicación para la difusión del programa nacional de la IMMAR.

Art. 695 ADMINISTRADOR.  Tomando en cuenta una lista de candidatos que cada Conferencia Anual proponga, el Administrador de la página web será designado por el Gabinete General.

Art. 696 RESPONSABILIDAD.  El Administrador de la página web, será el responsable de su desempeño ante el Director del órgano oficial de comunicación denominado El Evangelista Mexicano.

Art. 697 REQUISITOS.  Tendrá conocimientos y experiencia en la elaboración y administración de páginas web.

CAPÍTULO IV

SOCIEDAD DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DEL METODISMO

Art. 698 CONSTITUCIÓN.  Esta Sociedad se constituye bajo el auspicio de la Iglesia Metodista de México, A. R., con funciones específicas, que le permitan obrar con libertad y armonía.

Art. 699 PROPÓSITO.  El propósito de esta sociedad será:

a) Reunir documentos, información, relatos o datos sobre la historia del metodismo en México, para estudiarlos, valorizarlos, clasificarlos y conservarlos,

b) Reunir y clasificar fotografías y objetos que tengan valor histórico y formará con ellos el museo histórico del metodismo en México,

c) Promover el conocimiento de la historia del metodismo en México a través de libros, artículos, ensayos, relatos y biografías que informen, ilustren e   inspiren al respecto.

Art. 700 MIEMBROS.  Habrá dos clases de miembros:

a) Miembros de número.  Esta categoría estará integrada por un número no mayor de 24 miembros. Podrán ser miembros de número las personas que: Residan en el país interesadas en la historia del metodismo en México;  manifiesten expresamente su deseo  pertenecer a la Sociedad;  escriban y presenten un trabajo de contenido histórico sobre el metodismo en México con fines de ingreso a la Sociedad; y que cuyo ingreso haya sido aprobado por el pleno de la Sociedad.

b) Miembros correspondientes.  Toda persona que reúna las condiciones del inciso anterior, pero que resida fuera del país.

Tanto los miembros de número como los correspondientes, a partir del momento de su ingreso y lo más pronto posible, aportarán documentos u objetos que incrementen el acervo histórico de esta Sociedad.

Será  deber de los Miembros de Número, asistir siempre que les sea posible, a las sesiones acordadas o reportar previamente su ausencia. También se aceptará, como deber general, colaborar en las comisiones que se le confieran.

 

Art. 701 ORGANIZACIÓN.  Esta Sociedad tendrá una mesa directiva formada por un presidente, un secretario de actas, un secretario ejecutivo, un tesorero, un vocal primero y un vocal segundo, cuyos deberes serán los siguientes:

a) Del Presidente.

1. convocará y presidirá las sesiones

2. cumplirá y verá que se cumplan los acuerdos y las disposiciones de la Sociedad

3. promoverá con la directiva los propósitos e intereses de la Sociedad

b) Del secretario de actas.

1. Redactará el acta de cada sesión

2. Levantará el registro de miembros con los datos pertinentes de cada uno

3. Pasará lista de asistencia en las sesiones

4. Atenderá la correspondencia de acuerdo con el presidente,

c) Del Secretario Ejecutivo. El Director de Archivo e Historia de la Iglesia Metodista de México, A. R., fungirá como Secretario Ejecutivo de la Sociedad

d) Del Tesorero.

1. Elaborará y presentará un plan financiero para aprobación por parte de la sociedad

2. Administrará adecuadamente los fondos de la sociedad

3. Llevará los registros contables de los movimientos de fondos y recursos económicos de la Sociedad

4. Informará periódicamente tanto a las autoridades de la Iglesia Metodista de México, A. R. como a la propia Sociedad, respecto a la administración de fondos y recursos.

e) Del Vocal primero.

1. Presidirá las sesiones en ausencia del presidente

2. Atenderá las relaciones públicas de la sociedad

3. Entrevistará a los posibles nuevos miembros,

f) Del Vocal segundo.

1. Sustituirá al secretario de actas cuando sea necesario.

Art. 702 DE LA MESA DIRECTIVA.  Esta podrá reunirse a iniciativa del presidente para formular planes de trabajo, someter problemas a la asamblea o resolver asuntos de orden perentorio.

La mesa directiva durará en funciones cuatro años.  La elección de esta se hará en sesión convocada ex profeso. Las vacantes que hubiere en la directiva serán cubiertas por interinos que funcionarán el tiempo faltante para las nuevas elecciones.

Art. 703 REGLAMENTO INTERIOR.  Para el mejor funcionamiento de la Sociedad, ésta deberá elaborar un reglamento interior que coadyuve a este propósito y establezca la debida reglamentación de su estructura y señalamiento de las funciones de los miembros de su mesa directiva.

 

 

CAPÍTULO V

DIRECCIÓN DE ARCHIVO E HISTORIA

 

Art. 704 DEFINICIONES.  La Dirección de Archivo e Historia será el organismo encargado de compilar, conservar, custodiar, utilizar y dar a conocer los materiales referentes al pasado y presente de la Iglesia Metodista de México, A. R.

Art. 705 FUNCIONES.  Las funciones de la Dirección de Archivo e Historia serán las siguientes:

a) Organizará, clasificará, inventariará, catalogará, conservará y custodiará el acervo documental de la Iglesia,

b) Enriquecerá el patrimonio del archivo histórico del metodismo mexicano,

c) Organizará los servicios de consulta a los materiales,

d) Divulgará el contenido del archivo y las labores de la Dirección,

e) Investigará y divulgará la historia del metodismo mexicano,

f) Vinculará los trabajos realizados en el archivo con los del quehacer cotidiano de la Iglesia.

Art. 706 DIRECTOR.  El Director de Archivo e Historia será electo por la Conferencia General, de una terna enviada por la Sociedad de Estudios Históricos del Metodismo de México.

Art. 707 RESPONSABILIDADES.  Las responsabilidades del Director de Archivo e Historia serán las siguientes:

a) El Director será el responsable de promover y llevar a cabo todas las actividades que tiendan al cumplimiento de los objetivos de esta dirección,

b) Presentará un plan cuadrienal de trabajo y presupuestos anuales de operación ante el Gabinete General,

c) Presentará informes del trabajo realizado ante las Conferencias Anuales, la General y el Gabinete General,

d) Fungirá como Secretario Ejecutivo de la Sociedad de Estudios Históricos del Metodismo en México.

Art. 708 DURACIÓN.  El Director de Archivo e Historia durará en su cargo un cuadrienio, y podrá ser reelecto una sola vez. El Gabinete General decidirá si este funcionario es de tiempo completo o parcial.

Art. 709 VACANTE.  Si por algún motivo el cargo de Director quedare vacante, el Gabinete General nombrará a un sustituto.

 

Art. 710 REQUISITOS.  Los requisitos para ser Director de Archivo e Historia serán los siguientes:

a) Será de nacionalidad mexicana,

b) Tendrá una edad mínima, 25 años,

c) Tendrá estudios  relativos a las Ciencias Sociales y Archivonomía,

d) Será miembro en Plena Comunión de la Iglesia Metodista de México, A. R., con una antigüedad mínima de cuatro años.

e) Será un diezmero fiel.

 

 

CAPÍTULO VI

COMISIÓN PERMANENTE DE REVISIÓN Y CONSULTA DE LA DISCIPLINA

Art. 711 NATURALEZA Y PROPÓSITO.  Para dar continuidad y difusión de los trabajos legislativos, la Conferencia General integrará una comisión que se denominará Comisión Permanente de Revisión y Consulta de la Disciplina.

Art. 712 NOMBRAMIENTO.  Para tal efecto la Conferencia General nombrará esta Comisión de entre sus miembros con capacidad y experiencia suficientes.

 

Art. 713 FACULTADES.  Las facultades de esta Comisión serán las siguientes:

a) Revisará  la Disciplina de la Iglesia Metodista de México, A. R., con el objeto de lograr un todo armónico, sistemático y congruente. Deberá sugerir a las autoridades correspondientes las reformas o medidas tendientes a lograr este objetivo,

b) Servirá  de órgano de consulta para las autoridades, funcionarios y miembros de la Iglesia en general, en casos de desconocimiento, duda o interpretación de la Disciplina; y colaborar cuando se le solicite con las diversas comisiones encargadas de publicar la Disciplina,

c) Servirá  de Consejo de Interpretación a la Conferencia General,

d) Informará  cuando se requiera a Conferencias y Gabinetes Distritales, Conferencias Anuales y sus Gabinetes, y al Gabinete General sobre los asuntos de interés disciplinario que atañan a la Iglesia Metodista de México, A. R.,

e) Esta Comisión tendrá facultades legislativas limitadas.  Por lo cual sólo podrá incorporar aquellos proyectos de ley que siendo presentados y aprobados en el Gabinete General sean también aprobados por las Conferencias Anuales para su aplicación transitoria, hasta su aprobación definitiva en la Conferencia General, pero no podrá incorporar proyectos de ley que afecten la Constitución.

Art. 714 INTEGRACIÓN.  Esta Comisión se integrará por ocho miembros, cuatro Pastores y cuatro Laicos.

Art. 715 DURACIÓN.  Los miembros de esta Comisión durarán en su cargo cuatro años y podrán reelegirse un cuadrienio más en forma escalonada.  Esta Comisión funcionará entre uno y otro período de sesiones de la Conferencia General, es decir, cuando ésta esté en receso.

Art. 716 REUNIONES.  Los miembros de esta Comisión se reunirán con la frecuencia que se requiera, pero cuando menos dos veces cada año.

Art. 717 VACANTES.  Cualquier vacante será cubierta por alguno de los delegados a la Conferencia General anterior, por decisión del Gabinete General.

Art. 718 ORGANIZACIÓN.  La Comisión se organizará internamente cada dos años con un presidente y un secretario.

 

 

 

 

 

SECCIÓN SEXTA

ORGANIZACIONES OFICIALES

 

 

CAPÍTULO I

FRATERNIDAD DE HOMBRES METODISTAS

Art. 719 NOMBRE.  Se establecerá dentro de la Iglesia Metodista de México, A. R., una organización que se llamará: FRATERNIDAD DE HOMBRES METODISTAS.

Art. 720 PROPÓSITO.  La Fraternidad de Hombres Metodistas tendrá por finalidad promover el desarrollo espiritual, cultural y económico de sus miembros.  También fomentará las siguientes tareas: la evangelización, la mayordomía cristiana, el aumento de los honorarios de los obreros de la Iglesia, el establecimiento y la promoción de becas para estudiantes, la construcción y reparación de templos y anexos, la agenda general de la Iglesia y la obra del servicio social. Todo esto de acuerdo con las autoridades de la Iglesia.

Art. 721 LEMA.  El lema de la Fraternidad de Hombres Metodistas será: “EL REINO DE LOS CIELOS SE HACE FUERZA, Y LOS VALIENTES LO ARREBATAN” (Mt. 11:12, Rev. Reina Valera 1909).

Art. 722 MIEMBROS.  Podrán ser miembros de la Fraternidad de Hombres Metodistas todos los varones adultos que sean Miembros en Plena Comunión, a prueba o simpatizadores de la Iglesia Metodista de México, A. R.

Art. 723 CUERPOS EJECUTIVOS.  La Fraternidad de Hombres Metodistas tendrá para su gobierno los siguientes cuerpos ejecutivos: un Gabinete nacional, Gabinetes de Conferencia Anual, Gabinetes de Distrito y mesas directivas locales.

Art. 724 DEPARTAMENTOS.  A fin de lograr más eficazmente su propósito y sus tareas, la Fraternidad de Hombres Metodistas distribuirá su trabajo en tres departamentos: Espiritual, Evangelización y Socio-cultural.

Art. 725 ASAMBLEAS.  La Fraternidad de Hombres Metodistas tendrá para su gobierno las siguientes asambleas: la General, la de Conferencia Anual y la de Distrito. La única que tendrá facultades legislativas y administrativas será la Asamblea General. Las asambleas de Conferencia Anual y de Distrito serán exclusivamente administrativas.

 

 

 

CAPÍTULO II

SOCIEDADES MISIONERAS FEMENILES

Art. 726 AUTORIZACIÓN.  En cada congregación de la Iglesia Metodista de México, A. R., las mujeres se organizarán y formarán una SOCIEDAD MISIONERA FEMENIL.

Art. 727 NOMBRE.  Cada Sociedad Misionera Femenil adoptará un nombre particular, preferentemente bíblico, el de su Iglesia y el del lugar respectivo.  Y solamente en el caso de que se fusionen dos Sociedades, podrán adoptar un nombre nuevo.

Art. 728 OBJETIVO.  El objetivo de cada Sociedad será el siguiente:

a) Promoverá y cultivará la vida espiritual de las socias a fin de que cada una llegue a una convicción clara y profunda de su salvación personal en Jesucristo, por la experiencia de la posesión y plenitud del Espíritu Santo,

b) Interesará y unificará a las mujeres de la Iglesia en la vida y servicio cristiano,

c) Procurará su elevación espiritual, moral, social y compartirla.

Art. 729 LEMA.  El lema de estas organizaciones femeniles será: “ORACIÓN Y COOPERACIÓN”.

 

Art. 730 BENDICIÓN.  La bendición de esta organización será la de Deuteronomio 31:8 “Jehová va delante de ti, El estará contigo, no te dejará ni te desamparará, no temas ni te intimides”.

Art. 731 COLORES.  Los colores oficiales serán el oro y el azul celeste; el oro simboliza fidelidad, y el azul celeste, servicio.

Art. 732 ESTANDARTE.  Cada sociedad, federación, confederación y Unidad México, podrá tener su propio estandarte con el lema y los colores oficiales, indicando el nombre particular de cada grupo, el de su Iglesia y el del lugar de procedencia.  Las medidas para el estandarte de cada Sociedad Misionera Femenil será de noventa centímetros de largo por sesenta centímetros de ancho; las medidas para el estandarte de cada federación, confederación y Unidad México será de un metro con veinte centímetros de largo, por noventa centímetros de ancho.  Solamente se autoriza el empleo del blanco aparte de los colores oficiales.

Art. 733 SOCIAS.  La Sociedad Misionera Femenil asociará a todas las mujeres que crean que la organización responde a sus intereses y que al utilizar sus talentos, estos sirvan para incrementar los objetivos del grupo.  Cada socia de la Sociedad Misionera Femenil aportará su oración, cooperación y asistencia regular a las reuniones, su sostenimiento económico o cualquier otra forma en que pueda ayudar a la organización.

Habrá tres clases de miembros:

a) Activas. Lo serán aquellas que cumplan con el objetivo de la Sociedad, que asistan con regularidad a las reuniones, juntas y celebraciones, que cooperen con responsabilidad en los trabajos de la misma. Estas socias tendrán derecho a voz y voto para tomar acuerdos.

b) Afiliadas/os. Serán aquellas personas que no pudiendo ser socias activas, cooperen de alguna manera con el objetivo de la Sociedad.

c) Honorarias/os. Serán aquellas personas a quienes por razones especiales la sociedad les confiera tal distinción.

Art. 734 REUNIONES.  Cada Sociedad celebrará semanalmente una reunión devocional usando como base la Biblia, el Anuario de Temas publicado por la Unión Nacional Interdenominacional de Sociedades Femeniles Cristianas, así como los boletines y libros de estudio que sugiera la Federación.  Celebrará sesiones de negocios cuando menos cada tres meses y las reuniones extraordinarias que acuerde la propia mesa directiva.

Art. 735 RECURSOS HUMANOS.  Los trabajos de la Sociedad se llevarán a efecto por medio de promotoras de: a) Vida Espiritual, b) Vida Familiar Cristiana, c) Evangelización y Discipulado, y d) Bienestar a la Comunidad.

Art. 736 RECURSOS FINANCIEROS.  La Sociedad reunirá fondos para cubrir sus demandas financieras, por medio de ofrendas de platillo, ofrendas personales, ventas, labores manuales, talentos, “cajitas de bendición”, etc.  El manejo de los recursos estará sujeto a los acuerdos que la propia mesa directiva determine.

Art. 737 MESA DIRECTIVA.  Cada Sociedad elegirá su propia mesa directiva de acuerdo a los siguientes lineamientos:

a) Para ser elegible a la mesa directiva es necesario haber sido Miembro en Plena Comunión de la Iglesia Metodista de México, A. R., por lo menos durante cuatro años y estar activa en su Sociedad dos años antes de su elección, y que sea de buen testimonio cristiano,

b) En la reunión de negocios de la Sociedad Misionera Femenil se eligen las siguientes funcionarias: Presidenta, vicepresidenta, secretaria de actas y archivo, tesorera, subtesorera y promotoras de áreas de trabajo,

c) La mesa directiva durará en funciones un año y sus integrantes no podrán permanecer más de dos años consecutivos en el mismo cargo. Esta entrará en funciones al comenzar el año civil,

d) La mesa directiva será consagrada por el Pastor de la Iglesia Local.

 

Art. 738 PLANES, PROYECTOS Y PRESUPUESTOS.  Inmediatamente después de ser nombrada y de entrar en funciones, la mesa directiva formulará sus proyectos y presupuestos de acuerdo con sus planes de trabajo.

 

CAPÍTULO III

LEGIÓN BLANCA DE SERVICIO CRISTIANO

Art. 739 NOMBRE.  El nombre de esta organización de mujeres será: LEGIÓN BLANCA DE SERVICIO CRISTIANO. Bajo este nombre genérico las unidades locales adoptarán un nombre particular.

Art. 740 FINALIDAD.  La finalidad de la Legión Blanca de Servicio Cristiano, es ofrecer a las mujeres metodistas y simpatizantes que desempeñan trabajos seculares, estudian o son amas de casa, la oportunidad de agruparse para estudiar, reflexionar y capacitarse a la luz de las Escrituras Sagradas cómo trabajar por la vida mediante el servicio gozoso para los demás en la Iglesia y en la comunidad sin acepción de personas, así como para desarrollar una fe vigorosa que les permita enfrentarse a los desafíos de nuestro tiempo. Para lograr esta finalidad se plantean los siguientes objetivos:

a) Favorecer el crecimiento espiritual mediante el estudio de la Biblia, la oración, y la reflexión constantes para tomar conciencia de lo que significa ser una mujer cristiana hoy, y formar parte de la comunidad que es la Iglesia.

b) Mediante el servicio a los demás, por el amor a Jesucristo, proclamar y trabajar por la vida en todas sus manifestaciones dondequiera que se encuentre y denunciar toda forma de pecado que atente contra ésta.

c) Promover las diferentes formas de capacitación para las Legionarias a fin de sostener, incrementar y mejorar las diferentes formas de servicio que estén a su alcance en favor de la vida tanto en la Iglesia como en la comunidad.

d) Desarrollar las potencialidades de liderazgo femenil cristiano en la Iglesia y en la comunidad.

e) Colaborar con la Iglesia nacional, conferencial, distrital y local, como lo entendió el apóstol Pablo refiriéndose a los distintos ministerios, bajo un mismo Espíritu y un mismo Señor.

f) Cultivar la comunicación, el compañerismo fraternal y apoyo en trabajos conjuntos con organizaciones hermanas, grupos cristianos nacionales e internacionales, a fin de incrementar la unidad y el testimonio para que el mundo crea.

g) Fortalecer y conservar la mayordomía de nuestros recursos materiales y económicos para sostener el trabajo de nuestra organización, el diezmo para la Iglesia Local y las aportaciones que estén a nuestro alcance.

 

Art. 741 MEMBRESÍA.  La Legión Blanca de Servicio Cristiano agrupará a todas las mujeres dispuestas a responder a la finalidad señalada y a utilizar sus talentos para fortalecer el programa del grupo. Cada socia de la Legión aportará sus oraciones, su servicio, su asistencia regular a las reuniones, su sostén económico y toda forma de ayuda según sus posibilidades. Habrá dos tipos de socias:

a) Socias activas: Son las damas que asistan a las reuniones con regularidad, que puedan ocupar cargos oficiales, que desempeñen comisiones o tomen alguna parte en el programa de actividades de la Legión, y que sean Miembros en Plena Comunión de la Iglesia Metodista de México, A. R.

b) Socias honorarias: Son las damas que, no pudiendo asistir regularmente a las reuniones, simpatizan con la finalidad de la organización y desean colaborar con sus ideas, su dinero, sus habilidades, dones y talentos, etc. Para que estas socias puedan ocupar cargos oficiales se requiere un antecedente de actividad, en la Legión, por lo menos de seis meses antes a su elección y ser Miembros en Plena Comunión de la Iglesia Metodista de México, A. R.

Art. 742 LEMA.  El lema de la Legión Blanca de Servicio Cristiano será: “SERVICIO CON GOZO”.

 

CAPÍTULO IV

LIGA METODISTA DE JÓVENES E INTERMEDIOS

Art. 743 AUTORIZACIÓN OFICIAL.  Habrá en la Iglesia Metodista de México, A. R., una organización oficial propia para la juventud.  La Iglesia auspiciará y fomentará su organización y su programa de trabajo.

Art. 744 NOMBRE.  El nombre de esta organización será: LIGA METODISTA DE JÓVENES E INTERMEDIOS.

Art. 745 PROPÓSITO.  El propósito de la Liga Metodista de Jóvenes e Intermedios será ayudar a la juventud a alcanzar la experiencia de la comunión vital con Jesucristo como Salvador personal; ayudarla en el desarrollo armónico de los diversos aspectos de la vida juvenil de acuerdo a los principios cristianos; y proporcionarle oportunidades adecuadas para participar activamente en el establecimiento del Reino de Dios en la tierra.

Art. 746 OBJETIVO.  El objetivo de la Liga Metodista de Jóvenes e Intermedios será el mismo que sustenta la Iglesia Metodista de México, A. R.

Art. 747 LEMA.  El lema de la Liga Metodista de Jóvenes e Intermedios será: “ELEVAOS Y ELEVAD, TODO POR CRISTO”.

 

Art. 748 DISTINTIVO.  El distintivo de la Liga Metodista de Jóvenes e Intermedios será la Cruz de Malta con las iniciales LMJI. La cruz de malta será roja sobre un fondo blanco. Estos colores se reconocerán como los oficiales de la organización: el rojo, simbolizando la salvación en Jesucristo y el blanco, la santidad.

Art. 749 VOTO.  Todo joven, para ser miembro activo de la Liga Metodista de Jóvenes e Intermedios deberá haber firmado el siguiente voto: “Continuamente me esforzaré en vivir y ayudar a otros a vivir, conforme al más alto ejemplo de vida y experiencia que encontramos en Jesucristo. Me abstendré de todos aquellos actos mediante los cuales no glorifique al Señor y tomaré parte activa en los trabajos de la Liga y de la Iglesia”.

Art. 750 MIEMBROS.  Los miembros se clasificarán por grupos de edades y por su grado de relación.

a) Por grupos de edades habrá tres clases de miembros: intermedios menores, intermedios mayores y jóvenes.

1. Intermedios menores serán las personas comprendidas entre los 12 y 14 años de edad.

2. Intermedios mayores serán las personas comprendidas entre los 15 y 17 años de edad.

3. Jóvenes serán las personas comprendidas entre los 18 y 28 años de edad.

b) Por el grado de relación en la Liga Local habrá tres tipos de miembros: activos, a prueba y honorarios.

Art. 751 ÁMBITOS DE TRABAJO.  Habrá en la Liga Metodista de Jóvenes e Intermedios cuatro ámbitos geográficos de actividades: Local, Distrital, Conferencial y Nacional.

a) El ámbito local comprenderá el lugar o zona donde esté ubicado el templo de la Iglesia Metodista a la que pertenezca la Liga, o el local habitual de reunión de la misma,

b) El ámbito distrital será determinado por la Convención Conferencial, y cualquier cambio necesitará ser aprobado por dicha reunión oficial

c) El ámbito Conferencial será determinado por el Congreso Nacional, y cualquier cambio necesitará ser aprobado por dicha reunión oficial,

d) El ámbito nacional estará determinado por los límites geográficos de la República Mexicana.

Art. 752 ÓRGANO OFICIAL.  La Liga Metodista de Jóvenes e Intermedios contará con un órgano de comunicación nacional, cuyo nombre será: “VANGUARDIA JUVENIL”.

Art. 753 COMITÉS LOCALES PRO-ACTIVIDADES.  Cada Liga que reciba una actividad en cualquier ámbito, nombrará un comité local pro-actividad que se regirá por lo estipulado en los Artículos 12, 151 al 159  de la Constitución de las ligas.

Art. 754 RELACIONES.  Para su obra general, la Liga Metodista de Jóvenes e Intermedios tendrá las siguientes relaciones:

a) Con las autoridades de la Iglesia Metodista de México, A. R., correspondientes a cada ámbito,

b) Con el asesor del trabajo juvenil correspondiente,

c) Con las demás organizaciones de la Iglesia Metodista de México, A. R.

d) Con los organismos juveniles nacionales e internacionales de las Iglesias con las que la Iglesia Metodista de México, A. R. tenga relaciones.

 

 

 

CAPÍTULO V

GRUPO DE MATRIMONIOS

Art. 755 NOMBRE.  Se constituirá en el seno de la Iglesia Metodista de México, A.R., la organización denominada: GRUPO DE MATRIMONIOS, nombre genérico al cual puede añadirse uno particular en cada unidad local, toda vez que este último, sea paradigma de una pareja cristiana.

Art. 756 PROPÓSITO.  Integrar a la pareja como tal, promoviendo su desarrollo armónico en los papeles de esposos y padres cristianos, para lograr de esta manera, un servicio más pleno en el amor al prójimo tanto dentro como fuera de la Iglesia con la consiguiente congruencia entre la palabra y el hecho.

Art. 757 LEMA.  El que adoptará el grupo será: “UNIR A LA PAREJA Y UNIR A LAS PAREJAS, CRECIENDO ESPIRITUALMENTE EN CRISTO”.

Art. 758 EMBLEMA.  Estará constituido por la silueta de la pareja en una semblanza de amor cristiano.

Art. 759 MIEMBROS.  Podrán ser miembros de esta organización, los matrimonios constituidos por Miembros en Plena Comunión, parejas de Probandos y/o parejas simpatizantes interesadas en llevar a cabo el objetivo del grupo.

Art. 760 MESA DIRECTIVA.  Estará integrada por parejas de matrimonios que tendrán los cargos de presidente, secretario y tesorero, los cuales deberán ser Miembros en Plena Comunión de la Iglesia Metodista de México, A. R.

Art. 761 ELECCIÓN.  La mesa directiva se elegirá el primer domingo del mes de diciembre, de entre los miembros del grupo.

Art. 762 DURACIÓN DEL CARGO.  Será por un año civil, a partir del primer día de enero hasta el 31 de diciembre del mismo año.

 

Art. 763 REELECCIÓN. Sólo se podrá ocupar un cargo en la mesa directiva durante dos años consecutivos, pudiendo ser éste el mismo o uno diferente, según el caso.  Se puede ocupar otro cargo un año después.

Art. 764 PLANES DE TRABAJO.  Deberá presentarse un plan de trabajo que contemple objetivos a largo, mediano y corto plazo, congruentes con las necesidades del grupo y con los planes de la Iglesia Local.

Ámbitos de trabajo. Habrá en la organización “Grupo de matrimonios” cuatro ámbitos geográficos de actividades: Local, Distrital, Conferencial y Nacional.

a) El ámbito  local comprenderá el lugar donde esté ubicado el templo de la Iglesia Metodista a la que pertenezca la Organización

b) El ámbito Distrital será determinado por la Conferencia de Distrito que corresponda a cada zona geográfica, y cualquier cambio necesitará ser aprobado por dicha reunión oficial

c) El ámbito Conferencial será determinado por la Conferencia Anual que corresponda a cada zona geográfica, y cualquier cambio necesitará ser aprobado por dicha reunión oficial

d) El ámbito Nacional será determinado por la Conferencia General, y cualquier cambio necesitará ser aprobado por dicha reunión oficial

 

 

 

SECCIÓN SÉPTIMA

RECONCILIACIÓN Y RESTAURACIÓN

 

CAPÍTULO I

GENERALIDADES

Art. 765 OBJETIVOS.  Los objetivos de las siguientes disposiciones disciplinarias serán las siguientes:

a) Pondrá a salvo los intereses espirituales, morales, doctrinales, materiales, sociales y la buena imagen de la Iglesia Metodista de México, A. R (IMMAR), y/o de sus miembros ante la sociedad.

b) Logrará el restablecimiento de la observancia del buen testimonio cristiano y de las disposiciones de la presente Disciplina de la IMMAR, en los casos de conducta que los estén quebrantando.

c) Se asegurará que la aplicación de las medidas que tiendan al logro de los anteriores objetivos, sean de tal naturaleza y medida, que no afecten el testimonio de la IMMAR, ni se conviertan en piedras de tropiezo en la vida cristiana de quienes sean sujetos a este procedimiento.

Art. 766 BASES BÍBLICAS Y TEOLÓGICAS.  Según las Sagradas Escrituras deberá buscarse la conciliación de las partes en un ambiente de mutua comprensión que desemboque en la reconciliación, en caso de que algún miembro de la IMMAR presente conductas que denigren el testimonio cristiano.

En caso de que esto no sea posible por la negatividad de alguna o de todas las partes, la IMMAR, a través de los organismos que más adelante se establecen y de acuerdo con esta Disciplina, resolverá lo que proceda para lograr la restauración de quienes estén sujetos a este tipo de situaciones. (Ga. 6:1-3; 2 Co. 5:18-20; Mt. 18:15-22; 1 Co. 5:5; 1 Ti. 1:20; etc.)

Art. 767 PERFIL METODISTA DE LA RECONCILIACIÓN Y DE LA RESTAURACIÓN.  En cuanto a lo que enseñan las Sagradas Escrituras sobre la conducta del cristiano, y lo que la presente Disciplina establece para la buena imagen de la IMMAR: “Si hay alguno entre nosotros que no las obedezca, o que habitualmente quebrante alguna de ellas, háganselo saber a aquellos que velan por esa alma como responsable de ella.  Le amonestaremos del error de su camino.  Le tendremos paciencia por algún  tiempo. Pero si entonces no se arrepiente, ya no tendrá lugar entre nosotros.  Habremos librado nuestra alma” (Párrafo final de Las Reglas Generales, que para normar la vida de las nacientes Sociedades Metodistas, escribió Juan Wesley, y que desde siempre ha sido un modelo -si bien no literal, sí conceptual- de lo que se espera de un Metodista).

 

 

 

CAPÍTULO II

ORGANISMOS ENCARGADOS

DE LA RECONCILIACIÓN O RESTAURACIÓN

Art.  768 COMISIÓN DE RECONCILIACIÓN.  Para conocer las conductas que denigran el testimonio cristiano o quebrantan la Disciplina de la IMMAR, y para ayudar a corregirlas, se establece la Comisión de Reconciliación, misma que procederá  como más adelante se establece.

Art. 769 COMISIÓN DE RESTAURACIÓN.  Su función es continuar los asuntos que no finiquitó la respectiva Comisión de Reconciliación, de acuerdo con el procedimiento que más adelante se describe.

Art. 770 INTEGRACIÓN.  Estas comisiones se integrarán:

a) En la Iglesia Local, con tres miembros en plena comunión de esa Iglesia, electos en Conferencia de Iglesia, y el Pastor.

b) En el Distrito, por un Pastor y dos Laicos electos por la Conferencia de Distrito, y el Superintendente de Distrito.

c) En el ámbito de la Conferencia Anual, por un Pastor y dos Laicos electos por la Conferencia Anual, y el Obispo respectivo.

d) En el ámbito Nacional, por un Pastor y dos Laicos miembros en plena comunión, que lo hayan sido por lo menos durante los cuatro años anteriores, electos por la Conferencia General, y un Obispo nombrado por el Gabinete General.

Art. 771 REQUISITOS.  Tanto para la Comisión de Reconciliación, como para la de Restauración, en cualquiera de los ámbitos señalados en el artículo anterior, sus integrantes deberán reunir los siguientes requisitos:

a) Tendrán un buen testimonio cristiano

b) Poseerán un amplio conocimiento bíblico, teológico y del metodismo

c) Tendrán conocimientos jurídicos

d) Serán Miembros en Plena Comunión de la IMMAR, desde por lo menos un año en Plena Conexión, para Laicos deberán ser Miembros en Plena Comunión por lo menos cuatro años anteriores a su elección. Sólo los Pastores itinerantes formarán parte ministerial de esta Comisión, en los ámbitos Conferencial y Nacional.

e) Serán diezmeros fieles.

Art. 772 INCONFORMIDAD.  Si los acuerdos emitidos por alguna Comisión de Restauración fueren lesivos o no satisfactorios para alguna de las partes, éstas podrán elevar su inconformidad:

a) En la Iglesia Local, a su Conferencia de Cargo Pastoral

b) En el ámbito distrital, a su Conferencia de Distrito

c) Las inconformidades que surjan en un Área Conferencial, las conocerá su respectiva Conferencia Anual.

d) Y en el ámbito nacional las resolverá la Conferencia General.

Para tratar lo relativo a las inconformidades que se presenten, la Conferencia respectiva deberá deliberar y resolver en pleno, con una mayoría de por lo menos dos terceras partes de sus miembros presentes y votantes.

Art. 773 DOCUMENTACIÓN.  Toda la documentación producida por las gestiones que realice la Comisión de Reconciliación y la Comisión de Restauración, se manejará con original para la secretaría de la respectiva Comisión y con copia a la secretaría de la Conferencia inmediata superior.  En cualquier momento, los interesados podrán solicitar la exhibición del expediente.

 

 

CAPÍTULO III

DE LAS FALTAS

 

FALTAS ECLESIÁSTICAS

Art. 774 FALTA ECLESIÁSTICA.  Lo serán las conductas que denigran el testimonio cristiano, demeritan la buena imagen de la IMMAR ante la sociedad civil, o atentan en contra de sus intereses espirituales, morales, doctrinales y sociales, o de alguno de sus miembros.

Art. 775 ÁRBITRO.  De estas conductas, las que ya están tipificadas y son perseguidas por las leyes del Estado, no tienen lugar en los presentes dispositivos.  Pero si miembros de la IMMAR recurren a  los organismos que se establecen en éste capítulo para alcanzar la reconciliación o la restauración, los mismos podrán arbitrar los respectivos arreglos, previa firma de convenio en el que se comprometerán las partes a la observancia de los acuerdos a que se llegue. (En 1 Co. 6: 1-8, el apóstol Pablo, recomienda a los corintios, que en vez de acudir a los incrédulos para juzgar las contiendas internas de la Iglesia, los santos, que han de juzgar a los ángeles, consideren el asunto).

Art. 776 DESCRIPCIÓN.  En los artículos que siguen, se describen algunas de las faltas eclesiásticas, pero de ninguna manera éstas se limitan a las aquí enunciadas.  Toda conducta lesiva a los intereses e imagen de la IMMAR y/o de sus miembros, cometida por alguno de ellos, queda sujeta a los organismos encargados de lograr la reconciliación o la restauración, según sea el caso.

 

Art. 777 FACULTAD DISCRECIONAL.  Los integrantes de las Comisiones de Reconciliación o Restauración, según sea el caso, ejercerán la facultad discrecional para calificar la gravedad de las faltas eclesiásticas o disciplinarias y asignarles las medidas que correspondan, pero siempre con estricto apego al espíritu y a la letra de la presente Disciplina. Además, serán directamente responsables ante la respectiva Conferencia inmediata superior, la que podrá sancionar de inmediato a la Comisión que tome acuerdos improcedentes  o injustos.

Art. 778 INTERESES DE LA IMMAR.  Cuando sólo la IMMAR sea la ofendida o estén en riesgo sus intereses a causa de alguno de sus miembros, cualquier otro miembro de la IMMAR, pondrá los hechos en conocimiento de la respectiva Comisión de Reconciliación, y ésta buscará anular la conducta indeseada.  Si el atentado o riesgo proviene de una persona ajena a la IMMAR, el hecho se comunicará a la autoridad administrativa correspondiente, la que actuará en consecuencia.

 

Art. 779 ENUNCIACIÓN.  De manera solo enunciativa, no limitativa, se listan las faltas eclesiásticas que requieren medidas disciplinarias hasta de exhortación en privado y por escrito.  En caso de reincidencia, la exhortación será en público.

a) Irresponsabilidad.  A quien en el desempeño de sus funciones en el seno de la IMMAR, se conduzca con falta de responsabilidad y con ello lesione el trabajo de la Iglesia en cualquiera de sus ámbitos, se le considerará como irresponsable.

b) Murmuración.  Quien propale rumores o los acoja en contra de la integridad moral o la imagen de la IMMAR, o de alguno de sus miembros, incurre en murmuración.

c) Crítica mordaz.  Cuando la crítica no revista un interés constructivo, sino que tenga por interés destruir la reputación de la IMMAR, o de alguno de sus integrantes, se infiere un daño moral que se llama crítica mordaz.

d) Acciones imprudentes.  Son las que comete quien actúa con ligereza y causa con ello un daño.

e) Acciones inconvenientes.  El que actúe como obstáculo para realizar una acción en favor de la IMMAR, o que cause daños y perjuicios a la misma, en sus programas o personas realizará una conducta denominada inconveniente.

f) Acciones impropias.  Estas son actos indebidos o inadecuados al carácter cristiano que empaña la imagen de la IMMAR.

g) Carácter irascible.  Es la pérdida del control de las emociones y se expresa con agresiones verbales, por lo que atenta contra las relaciones fraternales y rompe la armonía.

h) Acciones indignas.  Son acciones viles o ruines que pueden cometerse en perjuicio de la IMMAR, o de alguno de sus miembros.

i) Inmoralidad.  Son el quebrantamiento de las buenas costumbres, de los principios éticos cristianos, o la simple Comisión de prácticas que lastiman moralmente a la congregación a la que pertenezca el sujeto.

j) Adulterio o fornicación.  La práctica de relaciones sexuales fuera del matrimonio, sin importar el estado civil de quien las cometa.

k) Administración negligente.  La comete el Pastor o funcionario que en el ejercicio de sus funciones, por negligencia o descuido, cause quebranto espiritual, moral, material, o que empañe la imagen de la IMMAR ante la sociedad civil.

l) Enseñanza doctrinal dolosa.  Se le imputará al Pastor o Laico que predique, publique, enseñe o disemine, pública o privadamente, doctrinas en contra de la Palabra de Dios, de la fe cristiana o de los Artículos de Religión de la IMMAR.

m) Irreverencia.  Consiste en hacer uso de manera irrespetuosa, sin consideración y en tal forma que lastima la conciencia cristiana, de quienes normalmente los usan para Dios de los lugares destinados al culto o de los objetos dedicados al servicio del Señor.

 n) Desobediencia y rebeldía.  Es negarse a sujetarse a las autoridades eclesiásticas superiores, no acatando o desacatando los acuerdos, órdenes, o disposiciones que se le impartan, sin motivos, de manera injustificada y en forma obcecada.

ñ) Blasfemia.  Se comete cuando conscientemente se profieren palabras gravemente injuriosas para Dios, o se agrede verbalmente a alguno de sus semejantes.

o) Discordia.  Es sembrar premeditadamente enemistades, y/o causar divisiones entre los miembros de la IMMAR, sea con verdades manipuladas o con mentiras.

p) Cisma.  Quien con sus palabras o actos invite a miembros de la IMMAR a separarse de la comunión de la misma, incurre en cisma. Esta será considerada como una de las faltas eclesiásticas de mayor gravedad, por lo que su corrección deberá ser prioritaria.

 

FALTAS DISCIPLINARIAS

Art. 780 CONCEPTO.  Son faltas disciplinarias, todas aquellas conductas que quebranten o pongan en riesgo de ser quebrantados, cualquiera de los dispositivos de la presente Disciplina, ya sea por Comisión, omisión, o ignorancia.  Cualquier grado de actitud que encarne este tipo de conducta, deberá ser corregido de acuerdo a lo dispuesto en esta parte de la Disciplina de la IMMAR.

 

 

CAPÍTULO IV

 

PROCEDIMIENTO

Art. 781 INFORME DE FALTAS.  Cualquier falta eclesiástica o disciplinaria, debe ser informada a la Comisión de Reconciliación respectiva, en un documento que contendrá el nombre completo, domicilio particular, teléfono y los mismos datos de la Iglesia Local en la que se congrega, del autor del informe de faltas y del probable infractor.  Además contendrá una relación de los hechos, la falta o faltas cometidas, cómo ocurrieron éstas, y lugar y fecha de las mismas.

Así mismo, incluirá los datos de otras personas que puedan ampliar la información.  El documento deberá ser firmado por su autor o autores.

Art. 782 TRÁMITE DEL INFORME.  El documento mencionado en el artículo anterior se dirigirá precisamente al Presidente de la Comisión de Reconciliación respectiva, con copia a quien presida la Conferencia inmediata superior, o bien al Presidente del Gabinete respectivo.

 

Art. 783 CONVOCATORIA A SESIÓN DE ESTUDIO.  Dentro de los siguientes diez días hábiles, después de recibir el informe de faltas, el presidente de la Comisión respectiva, convocará al resto de los integrantes de su Comisión de Reconciliación a la Sesión de Estudio y Acuerdos para lograr la reconciliación.

Art. 784 LOS TRABAJOS.  Los trabajos de la Comisión convocada se realizarán cuando mucho a los treinta días hábiles a partir de la fecha de la convocatoria, en un lugar en el que puedan estar presentes también todas las personas interesadas en la reconciliación:

a) El autor del informe de faltas,

b) La persona señalada en la Comisión de faltas,

c) Las personas que puedan aportar mayores datos sobre el informe presentado por ambas partes.

A todos ellos se les citará con por lo menos quince días hábiles de anticipación. El Secretario de la Comisión se cerciorará de la confirmación de asistencia de todos los que integran la Comisión.

Art. 785 SESION DE ESTUDIO.  El día que se señale para el desarrollo de la Sesión de Estudio, se deberá buscar resolver el asunto en su totalidad precisamente en esa sola sesión; para lo cual el presidente programará lo necesario para que los miembros de la Comisión no se retiren, hasta que se llegue a los acuerdos procedentes.

 

Art. 786 MISIÓN.  Los trabajos de la Comisión de Reconciliación deberán enfocarse al solo objeto de lograr consenso entre las partes, de dar su perdón mutuamente y restablecer su comunión.

 

Art. 787 PASTORAL DE LA RECONCILIACIÓN.  De manera no limitativa, para tal efecto, el estudio del informe de faltas y la recepción de testimonio acerca de las faltas, no tendrán efecto para juzgar, sino para establecer las bases de la reconciliación. La Comisión deberá buscar:

a) Previamente al inicio de cualquier concertación la motivación a una actuación caritativamente cristiana y a una plena consagración a Jesucristo, por parte de las personas interesadas en el asunto.

b) Se escuchará por separado a cada interesado, así como a quienes contribuyan con su testimonio.

c) Se preparará un Proyecto de Reconciliación, el cual se someterá también por separado a la aprobación de las partes; y se irán incorporando o excluyendo en el proyecto las propuestas de las partes. Sólo hasta que a juicio de la Comisión se llegue a un consenso, entonces se llamará a las partes para que escuchen la propuesta de la Comisión, y en su caso hagan nuevos aportes.

d) No se permitirán expresiones faltas de caridad cristiana entre las partes, la Comisión deberá dar ejemplo de cordura en su actuación.

e) Al final, con el acta circunstanciada se anexarán los informes y testimonios con que se dio inicio a la sesión. Un extracto de esta acta y el acuerdo se hará del conocimiento de todos los interesados.

Art. 788 ORDEN DEL DÍA.  El conocimiento y resolución de un informe de faltas, se desarrollará en su totalidad en una sola sesión, misma que tendrá el siguiente orden del día:

PRIMERA PARTE

a) Pase de lista

b) Lectura del Informe de Faltas y de todos los demás documentos que presenten las partes.

c) Entrevistas por separado con:

1. El autor del Informe de Faltas

2. Quien o quienes sean señalados como en probable Comisión de faltas.

3. Quienes tengan datos para ampliar el informe. Ambas partes pueden presentar a estas personas.

d) Proyecto de Reconciliación. Esto lo preparará, a puerta cerrada, la Comisión de Reconciliación respectiva.

SEGUNDA PARTE: Caritativa de Conciliación.

a) Presentación del Proyecto de Reconciliación a cada una de las partes por separado. Se escucharán y se incorporarán, en lo posible, las aportaciones de cada parte; o en su caso, se extraerán los elementos que las partes recomienden, si esto procede.

b) Redacción final del Proyecto de Reconciliación, en el que ya se incorporan aportes de las partes y se excluyen, a su sugerencia, puntos improcedentes.

c) Entrevista con ambas partes para la firma del proyecto de Reconciliación. A partir de ese momento pasa a ser Acta de Reconciliación.

d) Breve devocional de Acción de Gracias.

 

Art. 789 CONTUMACIA.  En caso de que alguna de las partes, o ambas, se nieguen a aceptar el Proyecto de Reconciliación se preparará en el acto un comunicado a la Comisión de Restauración respectiva, para que ésta inicie los trabajos que le corresponden.

 

Art. 790 NOTIFICACIÓN.  La notificación a la Comisión de Restauración respectiva, se acompañará de una copia completa de todos los documentos recibidos y producidos por la Comisión de Reconciliación que remite, e irá dirigido precisamente al Presidente de la Comisión de Restauración respectiva. Dicha notificación, deberá enviarse en el acto mismo que concluye la Sesión de Estudio de la Comisión de Reconciliación

 

Art. 791 CONVOCATORIA A LA SESIÓN DE RESTAURACIÓN.  El Presidente de la Comisión de Restauración respectiva, convocará a los demás integrantes de su Comisión, para la Sesión de Restauración, dentro de los treinta días hábiles al siguiente en el que recibió la notificación de la Comisión de Reconciliación.

Dentro de los primeros quince de estos treinta días, el Secretario de la Comisión de Restauración, confirmará la asistencia de todos los integrantes de la Comisión y citará a los interesados para asistir a la Sesión de Restauración, apercibiéndolos que de no hacerlo, se les tendrá por inconformes con los acuerdos a que se lleguen dentro del desarrollo de la Pastoral de reconciliación.

Art. 792 TRABAJOS DE LA COMISIÓN DE RESTAURACIÓN.  Su ministerio es de continuar lo iniciado por la Comisión de Reconciliación, buscar los caminos que permitan el restablecimiento de la comunión de los santos.  Solamente en casos extremos podrá acordar la Comisión de Restauración: “no hubo lugar a acuerdo”; expresión que significa el fracaso de los esfuerzos de restauración, y deja al agraviado – incluso si este es de la IMMAR- en libertad de acudir a la siguiente instancia que nuestra Disciplina establece.

Art. 793 PASTORAL DE RESTAURACIÓN.  En lo general es similar a la Pastoral de reconciliación antes descrita. Además, la Comisión de Restauración procurará, antes de su pase de lista, llevar a los interesados a una experiencia del perdón de Dios, habida cuenta de que sólo un corazón perdonado puede a su vez dar o recibir el perdón de su hermano.

 

Art. 794 ORDEN DEL DÍA DE LA SESIÓN DE RESTAURACIÓN.  Seguirá el mismo orden del día ya establecido para la Comisión de Reconciliación, sólo se agregan en la primera parte:

a) Organización interna de la Comisión de Restauración.

b) Devocional de apertura: En busca del perdón de Dios.

c) Proyecto de Restauración. Este lo preparará la Comisión de Restauración a puerta cerrada, sumando en él los aportes de las partes.

d) En caso de encontrarse imposible el consenso, declarar que “no hubo lugar a acuerdo”, para los efectos que se establecen en esta Disciplina.

Art. 795 SESIÓN DE PRÓRROGA.  En casos de extrema necesidad y a juicio de la Comisión respectiva (de Reconciliación o de Restauración), se podrá llegar como acuerdo final, a convocar a una Sesión de Prórroga. De ser así, se firmará  por las partes el compromiso formal de asistir a la misma, el día, lugar y hora que en el acto se acuerde, lo cual constará en el referido convenio, y se redactará con apercibimiento a las partes, que de no asistir, se les tendrá por inconformes con los acuerdos a que se pudiere llegar.

 

Art. 796 LIMITACIÓN.  Las sesiones de prórroga, sea esta de reconciliación o de restauración, a que se refiere el artículo anterior, se podrán convenir por la Comisión respectiva cuantas veces sean necesarias hasta por seis meses en cada etapa.

 

Art. 797 RESPONSABILIDAD.  Las Comisiones de Reconciliación o de Restauración, según sea el caso, son directamente responsables ante la Conferencia inmediata superior de la aplicación estricta de lo dispuesto en la presente Disciplina en el desempeño de sus funciones. El no hacerlo así constituye en responsables solidarios a todos los integrantes de la Comisión respectiva y quedan sujetos a las sanciones que en el mismo ordenamiento Metodista se establecen.

 

 

CAPÍTULO V

APELACIÓN

Art. 798 NOTIFICACIÓN.  La Conferencia inmediata superior será informada de las inconformidades que pudieren suscitarse en las sesiones de reconciliación o de restauración de acuerdo con lo que se establece en esta Disciplina.

 

Art. 799 RESPONSABILIDAD.  El inconforme tiene la responsabilidad de informar por escrito siguiendo el mismo formato que se establece para los informes de faltas Art. 781

 

Art. 800 PROCEDIMIENTO.  La Conferencia respectiva, al conocer de la inconformidad, la deberá tratar en pleno, y ahí resolver:

a) Si se confirman los acuerdos de la Comisión cuestionada.

b) Si se confirman en parte, y en qué parte no, y en qué sentido se modifican.

c) Si se modifican en todas sus partes.

Art. 801 ACUERDO FINAL.  El acuerdo al que llegue la Conferencia, que conozca de la inconformidad, es inapelable. Si la inconformidad persiste, se podrá abrir el procedimiento que se especifica en la sección de Administración de Justicia.

 

Art. 802 FACULTAD.  Los puntos no previstos en la presente Legislación serán resueltos por la Comisión o Conferencia respectiva, en el momento que se necesite.

 

 

SECCIÓN OCTAVA

ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

 

CAPÍTULO I

GENERALIDADES

Art. 803 PROPÓSITO.  Para salvaguardar los intereses espirituales, teológicos y materiales de la Iglesia Metodista de México, A. R., se establece un sistema de impartición de justicia, que se integrará, se estructurará y funcionará en los términos que establece la presente sección.

Art. 804 VALIDEZ.  Este sistema de impartición de justicia tendrá validez y se aplicará en todos los lugares en donde exista trabajo de la Iglesia Metodista de México, A. R., y cuando se presenten los casos que en esta Sección se prevén.

Art. 805 SUJETOS.  El sistema de impartición de justicia se aplicará a: los miembros laicos de la Iglesia cualquiera que sea su relación con ésta; a los Pastores, cualquiera que sea su relación con la iglesia, Superintendentes de Distrito, Obispos, o funcionarios y a todos aquellos que realicen un trabajo fuera del ámbito eclesiástico con alguna organización paraeclesiástica, pero que mantengan su calidad de miembros de la Iglesia o que lo hagan en nombre o representación de la propia Iglesia.

 

Art. 806 FALTAS ECLESIÁSTICAS.  Son faltas eclesiásticas las acciones y omisiones que se sancionan en la presente sección de la Disciplina de la Iglesia Metodista de México, A. R.

Art. 807 EXCLUYENTES DE RESPONSABILIDAD.  Son circunstancias excluyentes de responsabilidad, las siguientes:

a) Incurrir involuntariamente el sujeto en acciones u omisiones previstas en esta Ley.

b) Obrar, en forma legítima, en cumplimiento de un deber o en ejercicio de un derecho.

c) Obrar en cumplimiento de la orden o mandato de un superior.

d) Obrar bajo coacción o violencia física o moral.

 

 

 

CAPÍTULO II

DE LAS PENAS

Art. 808 LAS PENAS.  Las penas son las sanciones que se imponen a quienes infringen cualquiera de la disposiciones contenidas en esta sección de la Disciplina de la Iglesia Metodista de México, A. R.

Art. 809 SON PENAS PREVISTAS PARA LAS FALTAS ECLESIÁSTICAS:

a) Amonestación: privada o pública.

b)Apercibimiento

c) Suspensión temporal de derechos y funciones

d) Privación de derechos y funciones

e) Pérdida de relaciones y funciones Pastorales.

f) Expulsión de la Iglesia.

Art. 810 AMONESTACIÓN.  Amonestación es la llamada de atención que se hace privada o públicamente para corregir a quien comete una falta eclesiástica leve.

Art. 811 APERCIBIMIENTO.  Apercibimiento es el extrañamiento que se hace por escrito a quien comete una falta eclesiástica, con el objeto de prevenir su reincidencia.

Art. 812 SUSPENSIÓN TEMPORAL DE DERECHOS Y FUNCIONES.  La suspensión temporal de derechos y funciones es una sanción por la que el sujeto deja de gozar los derechos y de ejercer las funciones que tenía encomendadas, por un tiempo determinado. La suspensión no podrá exceder, en ningún caso, de dos años.

 

Art. 813 PRIVACIÓN DE DERECHOS Y FUNCIONES.  La privación de derechos y funciones es una sanción que implica que el sujeto pierde definitivamente el goce de sus derechos y el ejercicio de las funciones que tenía encomendadas, sin perder su calidad de miembro de la Iglesia.

Art. 814 PÉRDIDA DE RELACIONES Y FUNCIONES PASTORALES.  La pérdida de relaciones y funciones Pastorales es una sanción que implica que el Pastor cesa en sus relaciones y funciones y en el goce de sus derechos como tal, volviendo a la calidad de miembro de la Iglesia Metodista de México, A. R.

Art. 815 EXPULSIÓN DE LA IGLESIA.  Expulsión de la Iglesia es una sanción por la que el sujeto pierde el goce de sus derechos, el ejercicio de sus funciones, si las tiene, y su calidad de miembro de la propia Iglesia; lo que implica pérdida de privilegios eclesiásticos y sacramentales de la Iglesia Metodista de México, A. R. (Véanse 1 Co. 5:5-7; y 1 Ti. 1:18-20; ahí el apóstol Pablo considera que hay casos extremos, en los que es preferible que la Iglesia se deshaga de quienes perturban su vida interna y manchan su testimonio e imagen exterior).

 

 

 

CAPÍTULO III

DE LAS FALTAS ECLESIÁSTICAS Y SUS PENAS

FALTAS DE CARÁCTER MORAL

 

Art. 816 ACCIONES IMPRUDENTES.  Al que actúe con ligereza, causando un daño previsible, se le sancionará en la forma prevista en el Art.  820

Art. 817 ACCIONES INCONVENIENTES.  Al que actúe como obstáculo para realizar una acción en favor de la Iglesia, o que cause daños y perjuicios a la misma, en sus programas o personas, se le sancionará en la forma prevista en el Art. 820

Art. 818 ACCIONES IMPROPIAS.  Al que cometa acciones inadecuadas o indebidas del carácter cristiano, se le sancionará en la forma prevista en el Art. 820

Art. 819 CARÁCTER IRASCIBLE.  Al que en sus relaciones eclesiásticas muestre carácter irascible, se le sancionará en la forma prevista en el Art. 820

Art. 820 PENALIZACIÓN.  A quienes cometan las faltas previstas en los cuatro artículos precedentes se les amonestará privadamente, y si reinciden, públicamente.

Art. 821 INMORALIDAD.  Al que cometa acciones inmorales o en contra de las buenas costumbres o de los principios éticos cristianos, se le suspenderá en sus derechos y funciones.

Art. 822 ACCIONES INDIGNAS.  Al que cometa acciones viles o ruines, en perjuicio de sus semejantes o de la Iglesia Metodista de México, A. R., se le suspenderá en sus derechos y funciones.

Art. 823 CALUMNIAS.  Al que falsamente acuse a otro con malicia para causar daño, de proferir palabras, o de realizar actos o tener intenciones deshonestas o imputarle falsamente la Comisión de un delito o falta eclesiástica; se le aplicará la pena de apercibimiento prevista en el Art. 811

Art. 824 DIFAMACIÓN.  Al que comunique dolosamente a una o más personas la imputación que haga a una tercera de un hecho cierto o falso, determinado o indeterminado que pueda causarle deshonra, descrédito o perjuicio o exponerlo al desprecio de alguien; se le aplicará la pena de apercibimiento prevista en el Art. 811

 

Art. 825 ADULTERIO O FORNICACIÓN.  Al que cometa adulterio o fornicación: se le aplicará la pena de privación de derechos y funciones prevista en el Art. 813

FALTAS DE CARÁCTER ECONÓMICO

 

Art. 826 ABUSO DE CONFIANZA.  Al que en perjuicio de la Iglesia o de sus miembros disponga para sí o para otro de cualquier bien mueble que se le haya puesto a su cuidado, custodia o administración, pero del que no tenga el dominio; se le sancionará con la privación de derechos y funciones prevista en el Art. 813 y estará obligado a reparar el daño causado, devolviendo el bien del que dispuso.

 

Art. 827 ROBO.  Al que se apodere de una cosa mueble que esté al servicio o para uso de la Iglesia, en legítima posesión de ésta, bajo custodia o depósito legal, sin que tenga derecho al apoderamiento y sin consentimiento de la persona que pueda disponer de ella legítimamente; se le aplicará la pena de privación de derechos y funciones prevista en el Art. 813 obligándolo a restituir el bien robado.

Art. 828 DESPOJO DE BIENES INMUEBLES.  Al que por iniciativa propia, sin tener derecho a ellos, con violencia o furtivamente, o empleando amenazas o engaños, se apodere, ocupe o haga uso de un inmueble que esté destinado al servicio o uso de la Iglesia o de sus instituciones de servicio social y que esté en posesión legítima de la propia Iglesia, ya sea por concesión del Gobierno Federal o por algún otro acto de carácter civil, se le aplicará la pena de privación de derechos y funciones prevista en el Art. 813 obligándolo a la restitución del inmueble.

Art. 829 FRAUDE.  Al que engañando a Pastores, funcionarios o miembros de la Iglesia, aprovechándose del error en que éstos se encuentren,  se haga ilícitamente de alguna cosa o alcance algún lucro indebido; se le aplicará la pena de privación de derechos y funciones prevista en el Art. 813 obligándolo a restituir el bien defraudado.

Art. 830 ACCIÓN PENAL.  En los casos de los artículos anteriores las autoridades de la Iglesia Metodista de México, A. R., en cualquiera de sus ámbitos, tienen la vía expedita para recurrir a las autoridades judiciales y a los procedimientos del orden común.

FALTAS DE CARÁCTER ADMINISTRATIVO

 

Art. 831 ABUSO DE AUTORIDAD.  Al Pastor o funcionario que haga un uso indebido de las facultades que le han sido conferidas en virtud de ocupar un cargo, afectando moral o materialmente a personas o bienes, se le impondrá la sanción de apercibimiento.  Art. 811.   Si reincidiese se le suspenderá definitivamente del cargo conferido.

Art. 832 ADMINISTRACIÓN NEGLIGENTE.  Al Pastor o funcionario que en uso de sus facultades, por negligencia o descuido, causare quebranto espiritual, moral o material a los miembros, a una organización o a una congregación de la Iglesia Metodista de México, A. R., se le impondrá la sanción de apercibimiento.  Art. 811.   Si reincidiese se le destituirá del cargo.

Art. 833 USURPACIÓN DE FUNCIONES.  Al que sin ser Pastor se atribuya ese carácter y ejerza alguna de las funciones de tal; al que sin ser funcionario de la Iglesia Metodista de México, A. R., ya sea Pastor o Laico, se atribuya ese carácter, ejerciendo las funciones de tal, y al Pastor que sin haber sido nombrado o electo para un cargo determinado se atribuya ese carácter y ejerza alguna de las funciones de tal; se le aplicará la pena de suspensión temporal de derechos y funciones prevista en el Art. 812

 

FALTAS DE CARÁCTER RELIGIOSO

 

Art. 834 HEREJÍA.  Al Pastor o Laico que predique, publique, disemine o enseñe, pública o privadamente, doctrinas en contra de la Palabra de Dios, de la fe cristiana o de los Artículos de Religión de la Iglesia Metodista de México, A. R.; se le impondrá la sanción de apercibimiento. Art. 811.   Si reincidiese se le expulsará de la Iglesia.  Art. 815

Art. 835 IRREVERENCIA.  Al que con actitud irreverente o irrespetuosa haga uso indebido de los lugares de culto o de los objetos dedicados al servicio del Señor; se le amonestará privadamente y en caso de reincidencia se le amonestará públicamente.

Art. 836 DESOBEDIENCIA Y REBELDÍA.  Al que se niegue a sujetarse a sus autoridades superiores, no acatando o desacatando los acuerdos, órdenes o disposiciones que se le impartan, o se rehusare a desempeñar el trabajo que se le hubiere asignado oficialmente o dejare de hacerlo por motivos injustificados; se le suspenderá un año a partir de la fecha en que cometió la falta, no se le asignará nombramiento ni prestación alguna, y si reincidiere se le sancionará con la pérdida de relaciones y funciones Pastorales.

Art. 837 BLASFEMIA.  Al que conscientemente profiriere palabras gravemente injuriosas en contra de Dios o de sus semejantes; se le apercibirá, exhortándolo a cambiar su actitud e invitándolo a no usar palabras ociosas. Si reincidiere se le aplicará la suspensión de derechos y funciones prescrita en el Art. 812

Art. 838 DISCORDIA.  Al que premeditada y continuamente siembre enemistades o cause divisiones y haga circular falsos rumores entre los miembros de la Iglesia; se le amonestará primeramente en privado y públicamente si reincidiere.  Art. 810

Art. 839 CISMA.  Al Pastor o Laico que con sus palabras, con sus actos, o con sus escritos causare divisiones en la Iglesia; se le apercibirá por las autoridades correspondientes  Art. 811 y  si reincidiere se le expulsará de la Iglesia. Art. 815

 

 

CAPÍTULO IV

DEL PROCESO JUDICIAL

LA FISCALÍA ECLESIÁSTICA

 

Art. 840 FISCALÍA ECLESIÁSTICA.  Para la investigación, aclaración, estudio y resolución de los hechos que pueden constituir faltas eclesiásticas se establece la Fiscalía Eclesiástica.

Art. 841 PERMANENCIA.  La Fiscalía Eclesiástica es un organismo permanente en cuanto a su existencia, pero que debe renovarse en cuanto a los sujetos que la integran.

Art. 842 INTEGRACIÓN.  Este organismo se integrará en todo el ámbito de la Iglesia: en el ámbito local estará formada por tres miembros, los cuales serán Laicos; en los ámbitos distrital, conferencial y nacional este organismo se integrará con cinco miembros, tres de los cuales serán Pastores y dos serán Laicos.

Art. 843 REQUISITOS.  Para integrar la Fiscalía Eclesiástica se requiere ser Miembro en Plena Comunión de la Iglesia Metodista de México, A. R., tener una antigüedad mínima de cuatro años con ese carácter, así como ser de reconocida capacidad y calidad moral.

Art. 844 NOMBRAMIENTO.  Los integrantes de la Fiscalía Eclesiástica serán nombrados por:

a) En la Iglesia local, por la Conferencia de Iglesia.

b) En el ámbito distrital, por la Conferencia de Distrito.

c) En el ámbito conferencial, por la Conferencia Anual.

d) En el ámbito nacional, por la Conferencia General.

Art. 845 PERÍODO.  Los integrantes de este organismo durarán en su cargo cuatro años, excepto en la Iglesia Local, donde serán elegidos anualmente.

Art. 846 FACULTADES.  Las facultades de la Fiscalía Eclesiástica serán:

a) Vigilar que se alcancen los principios de legalidad en el ámbito de la impartición de la justicia.

b) Promover la pronta, expedita y debida impartición de justicia.

c) Perseguir las faltas eclesiásticas.

d) Intervenir en el proceso judicial para representar y salvaguardar los intereses tanto espirituales como morales y materiales de la Iglesia.

 

LA INVESTIGACIÓN

 

Art. 847 ACUSACIÓN.  Todo proceso judicial en la Iglesia Metodista de México se iniciará con una acusación fundamentada que se formulará por escrito, conteniendo la descripción del hecho o hechos que puedan llegar a constituir una falta eclesiástica y señalando con toda claridad las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que se hayan realizado tales hechos. Dicha acusación deberá contener también el nombre, domicilio y demás señas de quien es acusado así como los mismos datos de quien ha resentido los efectos de los hechos que se denuncian o de quien presenta la acusación; y deberá ir calzada con la firma de éste último. Al escrito de acusación deberán acompañarse los documentos en que se funde dicha acusación, así como los nombres de los testigos.

Art. 848 LA COMPETENCIA DE LA FISCALÍA.  La acusación deberá presentarse ante la fiscalía eclesiástica del ámbito en que se hayan cometido los hechos denunciados (local, distrital, conferencial o nacional).

Art. 849 EXPEDIENTE.  Toda la documentación producida por las gestiones que realice la Fiscalía, se manejará por escrito y se integrará en un expediente.

En cualquier momento, los interesados podrán solicitar la exhibición del expediente.

Art. 850 INVESTIGACIÓN.  La Fiscalía Eclesiástica, como primera medida deberá citar al acusador para que ratifique o rectifique su denuncia; deberá citar al acusado para que produzca su declaración respecto de los hechos; podrá citar testigos y allegarse cualquier elemento que le sirva para el esclarecimiento de los hechos.

Art. 851 ESTUDIO.  Una vez que la Fiscalía Eclesiástica haya reunido todos los elementos y realizado todas las diligencias que considere pertinentes, procederá a su minucioso estudio y dictará su resolución.

Art. 852 RESOLUCIÓN.  La Fiscalía Eclesiástica determinará en su resolución:

a) Que ha comprobado la procedencia de la acusación y por tanto ha lugar a juicio.

b)  Que no encontró, previo el estudio y análisis de los elementos que tuvo al alcance y de las diligencias practicadas, que la acusación fuera procedente y por tanto declarará que no hay lugar a juicio; archivará el expediente que haya formado con motivo de la acusación; y notificará al presunto acusado esta resolución, así como al acusador y a las autoridades de la Iglesia Metodista de México, A. R.

 

Art. 853 MEDIDAS PREVENTIVAS.  Si la Fiscalía Eclesiástica resolvió que hay lugar a juicio tomará las siguientes medidas preventivas:

a) Consignará el original del expediente formado con motivo de la investigación al tribunal que corresponda, de acuerdo con el ámbito en que haya actuado el acusado (local, distrital, conferencial o nacional).

b) Comunicará su resolución al acusado y a las autoridades eclesiásticas a efecto de que dicten las medidas administrativas que correspondan.

La resolución de la Fiscalía que implique la celebración de un juicio en contra del acusado lleva aparejada su suspensión provisional de funciones hasta en tanto se dicte sentencia.

 

EL JUICIO

 

GENERALIDADES

 

Art. 854 TÉRMINO JUDICIAL.  Se entiende por término judicial el lapso en que deben realizarse las diligencias de investigación, de enjuiciamiento, de dictado de sentencia y de apelación.

Presentada una acusación la Fiscalía Eclesiástica dispondrá de sesenta (60) días naturales para practicar las diligencias del caso y dictar resolución.

El tribunal eclesiástico que reciba la consignación de un expediente deberá realizar todas las diligencias del caso y dictar sentencia en un término que no excederá de ciento cincuenta (150) días naturales.

Si la persona que acusa, llamado también ofendido, estuviere inconforme con la sentencia, podrá apelar de ella en un término no mayor de quince (15) días naturales contados a partir del día siguiente en que le fue notificada; igual derecho se otorga al acusado si fuere él quien no estuviere conforme con la mencionada sentencia.

Art. 855 NOTIFICACIONES.  Notificaciones son los avisos que la Fiscalía Eclesiástica, los Tribunales de primera instancia o los Tribunales de apelación deben hacer a las partes (ofendido o acusado) que intervienen en un juicio y serán para citar a la práctica de una diligencia, para comunicar la resolución de la investigación, la sentencia de primera instancia o de apelación, o cualquier otro asunto que se juzgue pertinente.

Las notificaciones deberán hacerse por escrito y entregarse personalmente al acusado o a persona que resida en el domicilio de aquel, o por correo certificado con acuse de recibo; pero siempre deberá existir una constancia fehaciente de que dicha notificación fue realizada.

Art. 856  GARANTÍAS DEL ACUSADO.  El acusado, durante el proceso, gozará de las siguientes garantías:

a) Se le hará saber, desde el inicio del proceso, quien lo acusa, de que se le acusa y demás circunstancias del caso.

b) Podrá nombrar uno o más defensores, pero uno de ellos será designado representante común de la defensa.

c) Se le notificarán oportunamente todas las resoluciones que se dicten en el proceso.

d) Podrá ofrecer todas las pruebas que crea pertinentes y que se relacionen directamente con el hecho que se le imputa.

e) Podrá apelar de la sentencia, en la forma prevista en esta sección.

f) No podrá ser juzgado dos veces por la misma falta eclesiástica.

EL JUICIO O PROCESO

 

Art. 857 AUDIENCIAS Y DILIGENCIAS.  Tanto la Fiscalía como los Tribunales Eclesiásticos podrán celebrar, dentro de la averiguación o proceso, tantas audiencias o diligencias como sean necesarias para oír declaraciones, recibir testimonios, practicar inspecciones o reconstrucción de hechos. De toda audiencia o diligencia se levantará un acta en la que se asentarán las circunstancias que se suscitaron, las declaraciones, los interrogatorios, y respuestas que se den a estos y cualquier otra circunstancia, será firmada por todos los que en ella intervengan y se agregará al expediente.

Art. 858 LAS PRUEBAS.  Dentro de los primeros quince (15) días de iniciado el juicio o proceso, el acusado podrá ofrecer todas las pruebas que estime pertinente para aclarar los hechos a él imputados, el mismo derecho tendrá el acusador a fin de comprobar la verdad de los hechos que han dado origen al proceso.

 

Art. 859 LAS PRUEBAS, DEFINICIÓN Y ENUMERACIÓN.  Prueba es todo elemento lícito de que pueden valerse la Fiscalía o los Tribunales Eclesiásticos para llegar al convencimiento de la verdad. Las pruebas que pueden presentarse en el juicio son: confesional, testimonial, documental, pericial, inspección, reconstrucción de hechos, careos y presunciones.

 

Art. 860 CONFESIÓN.  La confesión es la declaración que hace el acusado, aceptando su responsabilidad en los hechos que se le imputan, ante la Fiscalía que lo investiga o el Tribunal Eclesiástico que lo juzga.

Art. 861 TESTIMONIO.  Toda persona, cualquiera que sea su edad, sexo, condición social o antecedentes, deberá ser interrogada como testigo, siempre que pueda dar alguna luz para el esclarecimiento de los hechos. Los testigos serán examinados por separado, las preguntas se consignarán en el acta y se acompañarán de la respectiva respuesta. En cada ocasión se hará una sola pregunta y el testigo dispondrá de un tiempo prudente para dar su respuesta. Las preguntas no podrán ser capciosas y deberán implicar una sola respuesta clara y precisa.

Art. 862 DOCUMENTOS.  La prueba documental consiste en todos aquellos documentos que se relacionen con los hechos motivo del juicio, los cuales serán presentados en condiciones de ser leídos con facilidad por el Tribunal Eclesiástico, el cual los examinará cuidadosamente y en su oportunidad les dará el valor probatorio que estime pertinente.

Art. 863 PERITOS.  La prueba pericial consiste en el examen de alguna persona o de algún objeto que requiera de un conocimiento especial; este examen será practicado por peritos en la materia los cuales, una vez practicado el examen, rendirán un dictamen ante el Tribunal Eclesiástico, quien hará su valoración probatoria y los tomará en cuenta al dictar su sentencia.

Art. 864 INSPECCIÓN Y RECONSTRUCCIÓN DE HECHOS.  La prueba de inspección o de reconstrucción de hechos consiste en la práctica de visitar lugares relacionados con los hechos motivo del juicio, el examen de libros que se encuentren en lugares especiales y que no puedan ser llevados al lugar del tribunal y el examen de otros elementos que sirvan para esclarecer los hechos. La reconstrucción de hechos consiste en reproducir los hechos motivo del juicio, reproduciendo también las circunstancias de modo, lugar y tiempo y otras circunstancias accesorias. El tribunal le dará el valor probatorio pertinente en el momento de dictar la sentencia.

Art. 865 CAREOS.  El careo consiste en la confrontación personal y en forma oral entre el acusado y su acusador; entre el acusado y los testigos, entre éstos y el acusador y entre los testigos entre sí. En el careo cada uno hará ver al otro su participación o punto de vista sobre el hecho que dio motivo al juicio. El careo deberá practicarse para aclarar las contradicciones que existan entre quienes participan en él. En el careo nunca participan más de dos personas a la vez.

Art. 866 PRESUNCIONES.  Las presunciones o indicios son las circunstancias o antecedentes que, teniendo relación con la falta eclesiástica, pueden razonablemente fundar una opinión sobre el hecho que motivó el juicio.

Art. 867 TRÁMITE DE JUICIO.  Una vez que el Tribunal Eclesiástico haya recibido el expediente de la Fiscalía, lo notificará al acusado y al ofendido y les concederá un plazo de quince (15) días para la presentación y ofrecimiento de las pruebas que estimen pertinentes.

Art. 868 PROVISIONES DE TRIBUNAL.  Concluido el plazo señalado en el artículo anterior, el tribunal realizará todas las audiencias y diligencias necesarias para desahogar todas las pruebas que hubieren sido ofrecidas y una vez hecho esto conceder al acusado y al ofendido un plazo de diez días para que, por escrito, aleguen lo que crean conveniente.

 

Art. 869 SENTENCIA.  Cuando se hubieren concluido las audiencias y diligencias antes señaladas, el tribunal estudiará el expediente y dictará sentencia, ésta deberá ser absolviendo o condenando al acusado y deberá ser clara, precisa y congruente; deberá contener los razonamientos, consideraciones y fundamentos legales en que se base y el fallo absolutorio o condenatorio, y la sanción, en su caso, que se imponga al acusado.

Art. 870 NOTIFICACIÓN DE LA SENTENCIA.  La sentencia deberá ser notificada inmediata y personalmente al acusado, al acusador y a las autoridades de la Iglesia Metodista de México A. R., en los términos del Art. 855

Art. 871 APELACIÓN.  Tanto el acusado como el acusador dispondrán de un término de quince días contados a partir del día siguiente a aquel en que les fue notificada la sentencia para apelar de ella. Si dentro de ese plazo el tribunal no recibe ningún escrito de apelación de alguna de las partes, declarará firme la sentencia y las autoridades correspondientes procederán a ejecutarla. Esta declaración igualmente se notificará a las partes y a las autoridades de la Iglesia Metodista de México, A. R., en la forma prevista por el Art. 855.  En su caso y en igual forma les será notificada la interposición de la apelación.

Art. 872 EJECUCIÓN DE LA SENTENCIA.  La sentencia será ejecutada en sus términos por la autoridad de la Iglesia que corresponda tomando las medidas administrativas y eclesiásticas que el caso amerite.

 

Art. 873 TRÁMITE DE APELACIÓN.  Recibido el escrito de apelación, el Tribunal que dictó la sentencia apelada y ante el que debe presentarse dicha apelación enviará el expediente respectivo, incluyendo el escrito de apelación al Tribunal de Apelaciones que corresponda para que la tramite. Para el trámite de apelación las partes presentarán un escrito en el que manifiesten las razones de su inconformidad con la sentencia y el tribunal de apelación dictará su resolución inapelable, dentro de un término de sesenta días hecho lo cual la notificará a las partes y a las autoridades de la Iglesia Metodista de México, A. R., para su conocimiento, y en su caso, su ejecución.

Art 874 SENTENCIA DE LA APELACIÓN.  La sentencia que dicte el Tribunal de Apelación deberá tener las mismas características que la sentencia del Tribunal Eclesiástico, según lo establece el Art. 869 y deberá contener los razonamientos, consideraciones y fundamentos legales y deberá ser: confirmando la sentencia apelada o revocándola. Si la sentencia es confirmada, se notificará a las partes y autoridades de la Iglesia y se enviará al Tribunal Eclesiástico respectivo para su cumplimiento, dándose por concluida la apelación.

Art. 875 SENTENCIA REVOCADA.  Si la sentencia de apelación revoca la sentencia del Tribunal Eclesiástico, el expediente se devolverá a éste; el Tribunal Eclesiástico tomará las medidas que estime pertinentes para cumplir con la sentencia de apelación y dictará una nueva sentencia que repare la sentencia revocada; hecho lo cual, se procederá a su ejecución, informando de este hecho al tribunal de apelación.

Art. 876 EXTINCIÓN DE LA SENTENCIA.  La ejecución de la sentencia se extingue:

a) Por la muerte del sentenciado.

b) Por el cumplimiento de la pena impuesta.

c) Por el perdón que se otorgue al sentenciado por parte del acusador, o de las autoridades de la Iglesia, si cambiaren las circunstancias que dieron motivo a la acusación.

 

 

 

CAPÍTULO V

TRIBUNALES ECLESIÁSTICOS

TRIBUNALES ECLESIÁSTICOS

 

Art. 877 ESTABLECIMIENTO.  Para la impartición de justicia se establecen Tribunales Eclesiásticos en los ámbitos local, distrital, Conferencial y nacional.

Art. 878 NOMBRAMIENTO.  Los integrantes de los diversos Tribunales Eclesiásticos serán nombrados conforme se enuncia en seguida:

a) En la Iglesia Local, por la Conferencia de Iglesia.

b) En el ámbito distrital, por la Conferencia de Distrito.

c) En el ámbito conferencial, por la Conferencia Anual.

d) En el ámbito nacional, por la Conferencia General.

Art. 879 INTEGRACIÓN.  Los Tribunales Eclesiásticos de los ámbitos distrital, conferencial y nacional se integrarán por cinco miembros, tres de los cuáles serán Pastores y dos Laicos; en el ámbito local se integrará por tres miembros, los que serán Laicos.

Art. 880 REQUISITOS.  Todos los integrantes de los diversos Tribunales Eclesiásticos deberán ser miembros en Plena Comunión de la Iglesia Metodista de México A. R., con una antigüedad mínima de cuatro años, que sean diezmeros fieles y de reconocida capacidad y calidad moral.

Art. 881 ORGANIZACIÓN.  Cada Tribunal Eclesiástico se organizará internamente nombrando un presidente y un secretario; todos los miembros participarán con los mismos privilegios en las audiencias y diligencias que se celebren y tendrán voz y voto. Las decisiones se tomarán por votación, y en caso de empate, el presidente tendrá voto de calidad.

Art. 882 PERÍODO.  Los miembros de los Tribunales Eclesiásticos durarán en su cargo cuatro años, excepto en el caso del Tribunal Eclesiástico de la Iglesia Local en el que durarán un solo año. Los miembros de los Tribunales Eclesiásticos podrán ser reelectos en forma escalonada y por una sola vez.

Art. 883 FACULTADES DEL PRESIDENTE.  El Presidente del Tribunal Eclesiástico tendrá las siguientes facultades:

a) Convocará y presidirá todas las audiencias y diligencias que se practiquen durante la tramitación del juicio.

b) Firmará todos los documentos que se elaboren con motivo del juicio.

c) Proveerá todo lo necesario para la celebración de las audiencias y diligencias.

d) Designará a un miembro del tribunal, distinto del secretario, para que formule un proyecto de sentencia.

e) Firmará la sentencia que dicte el tribunal.

Art. 884 FACULTADES DEL SECRETARIO.  El Secretario del Tribunal Eclesiástico tendrá las siguientes facultades:

a) Levantará un acta de todas las audiencias y diligencias que se practiquen durante el juicio y las autorizará con su firma.

b) Formulará y enviará las notificaciones y se cerciorará que éstas lleguen a su destinatario.

c) Despachará los asuntos que deban remitirse a la fiscalía eclesiástica o al tribunal de apelación.

d) En casos especiales, substituirá al Presidente del tribunal.

e) Gozará de fe pública para certificar documentos y dar veracidad a las actas y diligencias que se practiquen.

Art. 885 COMPETENCIA.  Los Tribunales Eclesiásticos serán competentes para resolver los juicios que lleguen a plantearse en contra de alguno de los miembros de la Iglesia Metodista de México A. R., por alguna de las faltas eclesiásticas establecidas en la presente edición de la Disciplina. En los casos que más adelante se indican estos mismos tribunales deberán actuar como Tribunales de Apelación.

 

Art. 886 TRIBUNALES ECLESIÁSTICOS DE LA IGLESIA LOCAL.  El Tribunal Eclesiástico de la Iglesia Local conocerá y resolverá los juicios que lleguen a plantearse por faltas eclesiásticas cometidas por alguno de sus miembros.

Art. 887 TRIBUNAL ECLESIÁSTICO DEL DISTRITO.  El Tribunal Eclesiástico del Distrito conocerá y resolverá los juicios que lleguen a plantearse por faltas cometidas por algún Presbítero Local, cuya relación de miembro está en la Conferencia de Distrito. Este tribunal actuará como Tribunal de Apelación tratándose de apelaciones promovidas en contra de sentencias dictadas por el Tribunal Eclesiástico de la Iglesia Local en juicios seguidos en contra de sus miembros.

Art. 888 TRIBUNAL ECLESIÁSTICO DE LA CONFERENCIA ANUAL.  El Tribunal Eclesiástico de la Conferencia Anual conocerá y resolverá los juicios que lleguen a suscitarse por faltas eclesiásticas cometidas por algún Superintendente de Distrito, Presbítero Itinerante, y Presbítero Local cuya relación de miembro está en la Conferencia Anual.

Este tribunal actuará como Tribunal de Apelación tratándose de apelaciones promovidas en contra de sentencias dictadas por el tribunal eclesiástico de la Conferencia de Distrito en juicios seguidos en contra de Presbíteros Locales.

 

Art. 889 TRIBUNAL ECLESIÁSTICO DE LA CONFERENCIA GENERAL.  El Tribunal Eclesiástico de la Conferencia General conocerá y resolverá los juicios que llegaren a plantearse por faltas eclesiásticas cometidas por algún obispo de la Iglesia Metodista de México, A. R.

El Tribunal Eclesiástico de la Conferencia General actuará como Tribunal de Apelación tratándose de apelaciones promovidas en contra de sentencias dictadas por el Tribunal Eclesiástico de la Conferencia Anual en juicios seguidos en contra de Superintendentes de Distrito, Presbíteros Itinerantes y Presbíteros Locales que tengan su relación de miembros con la Conferencia Anual.

CORTE DE APELACIONES

 

Art. 890 CORTE DE APELACIONES DE LA CONFERENCIA GENERAL.  Para integrar debidamente el sistema judicial de la Iglesia Metodista de México A.R., se establece la Corte de Apelaciones de la Conferencia General.

Art. 891 NOMBRAMIENTO.  Los integrantes de la Corte de Apelaciones de la Conferencia General serán nombrados durante el período de sesiones de la propia Conferencia General.

Art. 892 INTEGRACIÓN.  La Corte de Apelaciones de la Conferencia General se integrará con cinco miembros, tres de los cuales serán Pastores y dos Laicos, los cuales durarán en su cargo cuatro años y podrán ser reelectos una sola vez.

 

Art. 893 REQUISITOS.  Para integrar la Corte de Apelaciones de la Conferencia General se requiere ser Miembro en Plena Comunión de la Iglesia Metodista de México, con una antigüedad mínima de cuatro años, que sean diezmeros fieles y ser de reconocida capacidad y calidad moral.

Art. 894 ORGANIZACIÓN.  La Corte de Apelaciones de la Conferencia General se organizará internamente nombrando un presidente y un secretario; todos los miembros participarán con los mismos privilegios en todas las actuaciones que celebren y tendrán voz y voto. Las decisiones se tomarán por votación, y en caso de empate, el Presidente tendrá voto de calidad.

Art. 895 FACULTADES DEL PRESIDENTE.  Las facultades del Presidente de la Corte de Apelaciones son las siguientes:

a) Presidirá todas las sesiones que celebre este órgano durante la tramitación de la apelación.

b) Firmará todos los documentos que se elaboren con motivo de la tramitación de la apelación, incluyendo la sentencia que se dicte.

c) Conducirá todos los trabajos necesarios para la tramitación y resolución de la apelación.

d) Designará a un miembro de la corte distinto del secretario, para que formule un proyecto de sentencia.

 

Art. 896 FACULTADES DEL SECRETARIO.  El Secretario de la Corte de Apelaciones tendrá las siguientes facultades:

a) Levantará un acta de todas las sesiones que se realicen durante el trámite de la apelación y las autorizará con su firma.

b) Elaborará y enviará las notificaciones y se cerciorará  que éstas lleguen a su destino, incluyendo la notificación de la sentencia que se dicte, la cual deberá comunicar al acusado, al acusador y a las autoridades de la Iglesia.

c) Agregará al expediente todas las actas que levante, así como cualquier otro documento que conste en el juicio.

d) Concluida la apelación, conservará, para su archivo, copia de la sentencia que se dicte.

e) En casos especiales, substituirá al Presidente de la Corte.

f) El Secretario gozará de fe pública.

Art. 897 COMPETENCIA.  La Corte de Apelaciones de la Conferencia General conocerá y resolverá las apelaciones que llegaren a plantearse en contra de las sentencias pronunciadas por el Tribunal Eclesiástico de la Conferencia General por razón de faltas eclesiásticas cometidas por un obispo de la Iglesia Metodista de México, A. R.

NORMAS GENERALES

 

Art. 898 PERMANENCIA Y AUTONOMÍA.  La Fiscalía Eclesiástica y los Tribunales Eclesiásticos de todos los ámbitos, así como la Corte de Apelaciones de la Conferencia General son órganos judiciales permanentes y autónomos que podrán funcionar en cualquier momento sin necesidad de autorización de alguna de las autoridades  de la Iglesia, pero están obligados a informarlas de la presentación de toda acusación, de la investigación y del resultado de ésta; de la iniciación de un juicio y de su sentencia y, en su caso, de la tramitación de una apelación y de su sentencia, a fin de que aquellas puedan dar cumplimiento a la resolución o sentencia, y tomar las medidas procedentes.

Art. 899 INSTANCIAS.  Ningún juicio tendrá más de dos instancias: la primera instancia se tramitará ante los Tribunales Eclesiásticos y la segunda instancia se planteará ante los tribunales, cuando actúen como Tribunal de Apelación y la corte de apelaciones; por tanto, las sentencias que no sean apeladas en su término o las que se dicten en apelación serán definitivas y en contra de ellas no habrá ningún otro recurso.

Art. 900 PROCEDIMIENTO.  El procedimiento establecido en la presente sección de la Disciplina será seguido en todos los ámbitos judiciales en que se actúe: local, distrital, conferencial y nacional y en la tramitación de las apelaciones se aplicará como auxiliar en todo aquello que pueda ayudar a los tribunales de apelación.

 

Art. 901 PRESIDENCIA.  En todos los Tribunales, la presidencia siempre será ocupada por un Pastor; excepto en el caso del Tribunal Eclesiástico del ámbito local, donde, necesariamente, la presidencia la ocupará un laico.

Art. 902 JURISDICCIÓN.  Por razón de ubicación territorial tendrán jurisdicción, es decir, serán competentes los tribunales tanto de primera instancia como de apelación en la circunscripción geográfica en donde se haya cometido el hecho que dio origen a la investigación, juicio o apelación; excepto en el caso del Tribunal de la Conferencia General y la Corte de Apelaciones correspondiente, que tendrán jurisdicción nacional.

 

Art. 903 COMUNICADO.  Los Presidentes de los diversos Tribunales y de la Corte de Apelaciones rendirán un informe ante el organismo que los eligió, en el respectivo período de sesiones.

 

Art. 904 VACANTES.  Si en alguno de los órganos que integran el sistema judicial de la Iglesia Metodista de México, A. R., se diera, por cualquier causa, la ausencia temporal o definitiva de algunos de sus miembros, las vacantes que resultaran se cubrirán de la siguiente manera:

a) Las vacantes que hubiere en la Fiscalía y en el Tribunal Eclesiástico de la Iglesia Local, del Distrito o de la Conferencia Anual, se cubrirán con los nombramientos que hagan las Conferencias respectivas en el período de sesiones que efectúen después de presentada la vacante.

b) Las vacantes que hubiere en la Fiscalía, en el Tribunal Eclesiástico o en la Corte de Apelaciones de la Conferencia General, serán cubiertas por el nombramiento del Gabinete General de la Iglesia Metodista de México en la sesión que efectúe, inmediatamente después de presentada la vacante.

Art. 905 PRESCRIPCIÓN DE LAS FALTAS ECLESIÁSTICAS.  Ningún miembro  de la Iglesia Metodista de México podrá ser sometido a juicio si en el término de dos años no se presenta en su contra acusación formal, de acuerdo con las disposiciones de la presente sección; pasado ese término se pierde toda acción para formular cualquier acusación. El término de dos años se contará a partir del día siguiente de aquel en que se cometió el hecho que puede ser materia de la acusación, pero si se tratara de varios hechos que en su conjunto pueden ser motivo de la acusación, el término empezará a contarse a partir del día siguiente de aquel en que se cometió el último de los hechos que presuntamente constituyen una falta eclesiástica.

Art. 906 REINCIDENCIA.  Si algún miembro de la Iglesia, Pastor o Laico, después de ser declarado culpable por la sentencia firme, en los términos del Art. 869 reincidiera o cometiera una nueva falta eclesiástica y se le sometiera a un nuevo juicio podrá recibir del tribunal que lo juzgue una sanción mayor, dentro de las establecidas por esta Sección, a la prevista para la falta que dio motivo al nuevo juicio.

Art. 907 PRIVACIÓN DE HONORARIOS.  Si el acusado, Pastor o Laico, percibieran por su trabajo en la Iglesia alguna remuneración económica, no podrá ser privado de ella durante el proceso; la privación de honorarios sólo procederá cuando se dicte sentencia condenatoria cuya ejecución implique tal privación.

Doctrina 

Artículos de religión

Artículo XXI

Del matrimonio de los ministros

art.relig.el matrim.

“La ley de Dios no manda que los ministros de Cristo hagan voto de celibato o que se abstengan del matrimonio; lícito es pues a ellos, lo mismo que a todos los cristianos, contraer matrimonio según su propia discreción, conforme juzguen que ayuden a mejor a la piedad”.

Pruebas bíblicas:

I Timoteo 3.2, Mateo 8.14; el matrimonio Dios lo determinó: Génesis 2.18-24; Jesús cita este pasaje –Mateo 19.5-6; Levítico 21.13-14. San Pablo dice –Efesios 5.22-32, I Corintios 7.9, Hebreos 13.14; el celibato es engaño del diablo –I Timoteo 4.1-3; el apóstol Pedro (el primer papa (¿) fue casado) –Mateo 8.14; el diácono Felipe tenía cuatro hijas que profetizaban –Hechos 21.8-9; el obispo debe tener esposa –I Timoteo 3.14; los diáconos también –I Timoteo 3.12; Pablo reclama el derecho de tener esposa –I Corintios 9.5.

Comentario:

La Iglesia católico romana ordena y consagra sacerdotes según la orden de Melquisedec (Salmo 110.4), esto significa que continúan con el sacerdocio judío. Los sacerdotes del pueblo de Israel se casaban (Éxodo 28.1), su esposa debía ser una doncella virgen (Levítico 21.14). Fue el papa Gregorio VII (Hidelbrando, 1703-1785), quien para combatir la inmoralidad insistió denodadamente en el celibato de los sacerdotes.

(Compendio Manual de la biblia, por Henry H. Halley. P.685)

(tomado del libro Artículos de Religión de la Iglesia Metodista

Pbro. Josué Álvarez Rosales,

Escuela Dominical de la Iglesia El Buen Pastor, Puebla, Pue., 2009).

Historia 

Gante 5

25 de Diciembre de 1873

139 años

Gante%201873[1]

“… Fueron necesarios casi seis meses para llevar a cabo el acondicionamiento del local. Quedaron borradas todas las trazas desagradables de los últimos usos a que había sido sometido. Volvieron a esplender las labores de piedra labrada de su magnífico interior…

Uno de los primeros diarios capitalinos que dio aviso de la inminente inauguración del primer templo metodista de la Ciudad, fue el liberal “El Federalista”. Lo hizo el 21 de diciembre de 1873, comentando, con un tono zumbón: “Ya tienen un nuevo lugar de oración los que creen en el Infierno y niegan la existencia del Purgatorio. Damos el pésame a nuestra vecinita (probablemente alude a la Iglesia Católica Romana), que defiende la existencia de uno y otro achicharradero”.

Poco después empezaron a aparecer en otros diarios los avisos oficiales de la inauguración, los cuales se publicaron varios días sucesivos hasta fines del año. (“El Monitor”, “El Siglo XIX”). Decía así:

AVISO RELIGIOSO

“Los cultos religiosos dedicados a la apertura de la iglesia evangélica de la Santísima Trinidad (situada en la calle de Gante núm. 5) tendrán lugar los días 25 y 28 del actual y 4 de enero próximo, de la manera siguiente:

“DIA 25 DE DICIEMBRE

“En la mañana a las diez y media, sermón por el Rev. Dr. J. Carter.

“En la noche a las siete y media, sermón por el Rev. Dr. Ramírez.

“DIA 28 DE DICIEMBRE

“En la mañana a las diez y media, sermón por el Sr. D. Santiago Pascoe, de Toluca.

“En la noche a las siete y media, sermón por el Rev. Alejo Hernández.

“DIA 4 DE ENERO DEL AÑO DE 1874

“En la mañana a las diez y media, sermón por el Sr. D. M. Guerrero, M. D., de Pachuca.

“En la noche a las siete y media, sermón por el Sr. D. Arcadio Morales

“Se invita al público a asistir”.

El 24 de diciembre, “El Siglo XIX” sacó una gacetilla anunciando la inauguración y añadía el siguiente comentario: “Infatigables han sido los trabajos del Sr. Bwtter (sic) para llevar a cabo su religioso pensamiento, no escusándose ni aun de empuñar la pala personalmente para estimular a los obreros a la pronta terminación del edificio. El inteligente y juicioso joven Roberto Wilson pronunciará un elegante discurso análogo (sic) al acto de inauguración.  (Al día siguiente publicaba una aclaración de Mr. Wilson en sentido de que no era exacto que él tendría a su cargo un discurso inaugural. Decía esta nueva nota: El Sr. D. Roberto Wilson.- No pronuncia hoy discurso alguno en la inauguración del templo evangélico de la “Santísima Trinidad”. Conste.”)

El día 25, o sea el mismo de la apertura del templo, “El Monitor Republicano” anunciaba también en gacetilla dicho acto. Se trataba, decía, de “templo evangélico metodista” que “acaba de fundar el reverendo obispo de la Iglesia de Jesús, Monseñor Bwter” (sic).

Decía además este periódico, que se había invitado a las ceremonias al Presidente de la República, ministros, cámaras, prensa y personas notables de la ciudad. Terminaba “El Monitor” con la siguiente excitativa: “Creemos que nadie que sienta en sí el espíritu del progreso dejará de concurrir a la solemne inauguración del nuevo templo”.

El acto de dedicación del antiguo claustro de San Francisco a una nueva misión evangelizadora, como templo metodista de la Santísima Trinidad, tuvo lugar el Día de Navidad de 1873 a las diez y media de la mañana. Así se continuaba lo que de más evangélico tenían las tradiciones y memorias que permanecían, como un aroma lejano, entre las piedras del venerado recinto, y que diez años de mundanal profanación no habían podido extinguir del todo. Y así como un día, no lejos de ahí, se había levantado como símbolo de una misión de rescate espiritual, una gran cruz de madera, ahora se elevaba dentro del propio sagrario de los viejos claustros, mediante la predicación del Evangelio, otra vez el emblema sacrosanto de la Cruz, aunque esta vez invisible y dentro de las almas.

Interesante coincidencia es que ambas cruces, la visible de antaño, la invisible de hogaño, se levantaran en la misma ocasión: el Día de la Natividad del Señor.

Calle_de_Gante

La congregación metodista de la capital había venido creciendo poco a poco. Teniendo ya un local amplio y adecuado para un desarrollo intenso de su obra, su ritmo de crecimiento se aceleró. En el frente del edificio se acondicionaron oficinas y residencias. Los demás departamentos, formados en el espacio que ofrecían los claustros bajo y alto, fueron hallando poco a poco empleo con clases de instrucción religiosa, reuniones de oración, juntas para la organización y expansión del trabajo.

En un principio, el patio, convertido en hermoso santuario, era demasiado grande para los pocos fieles y simpatizadores que asi se reunían. Pero el grupo aumentaba rápidamente. En cada culto se veían caras nuevas: amigo o parientes traídos por los conversos, y sin faltar los curiosos. Entre unos y otros caía la simiente de la palabra evangélica, produciendo frutos de arrepentimiento y de iluminación  de las conciencias…”

(tomado del libro de Gonzalo Báez-Camargo, “Biografía de un templo”, ediciones Luminar, 1953

gante

Intolerancia religiosa 

En Kaduna, con dos coches-bomba

 

Decenas de víctimas en ataque a un templo evangélico de Nigeria  

 int.rel.

Imagen de archivo de un atentado similar contra un templo protestante en Nigeria. 

 

Hasta el momento se contabilizan diecisiete muertos y decenas de heridos en un ataque a la iglesia de un cuartel en Nigeria.

 

27 DE NOVIEMBRE DE 2012, NIGERIA.- Diecisiete personas murieron como consecuencia del atentado que se produjo este domingo 25 de noviembre y otras treinta resultaron heridas en un ataque perpetrado con dos coches bomba contra una iglesia de un cuartel de la Fuerzas Armadas de Nigeria en el estado de Kaduna, en el norte del país.  Esos datos fueron divulgados por el portavoz del Ejército nigeriano, brigadier general Bolaji Koleoso, en un comunicado.

 El atentado se produjo en la Iglesia Protestante de un cuartel, situado en la localidad de Jaji, a unos 35 kilómetros de la capital homónima de Kaduna.

 Al parecer,  se estrelló contra la iglesia un primer coche bomba, que afectó en su   mayoría a miembros del coro, ya que el atentado tuvo lugar cuando había concluido el servicio religioso y los asistentes habían empezado a marcharse.

 Pero  cuando miembros de la iglesia acudían a ayudar a las víctimas, hizo su aparición un segundo suicida que impactó con un coche lleno de explosivos de nuevo contra el templo , según aseguraron testigos al diario local “Daily Trust”.

 Las autoridades han acordonado las rutas de entrada y salida del cuartel tras este ataque, el último de ese tipo que golpea a Kaduna desde que un suicida atentara el pasado 28 de octubre contra una iglesia católica y acabara con la vida de ocho personas.

 El ataque ocurrió un día después de divulgarse que el Ejército de Nigeria ha ofrecido 290 millones de nairas (unos 1,8 millones de dólares) como recompensa por información que conduzca a la captura de 19 dirigentes de Boko Haram, incluido su líder, Abubakar Shekau.

 BOKO HARAM

 Aunque nadie se ha declarado, de momento, responsable del atentado, pocos dudan que haya sido la secta radical islámica Boko Haram, que se ha atribuido en el pasado acciones similares.

 Boko Haram, cuyo nombre significa en lengua local “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer la ley islámica en el país, de mayoría musulmana en el norte y preponderancia cristiana en el sur.

 El grupo terrorista radical ha asesinado a más de 3.000 personas en ataques cometidos desde 2009 , según afirmó a comienzos de este mes el jefe del Ejército de Tierra de Nigeria, Azubuike Ihejirika.

 Anteriormente, la cifra de referencia era la de la ONG pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), que hablaba de más de 1.500 muertos desde 2009, cuando Boko Haram inició una sangrienta campaña en venganza por la muerte de su líder, Mohammed Yusuf, a manos de la Policía.

 HRW, al igual que Amnistía Internacional y otras organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, también ha denunciado numerosos abusos por parte de las Fuerzas de Seguridad de Nigeria.

 Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

 Fuentes: Efe, Buonanotizia         Editado por: Protestante Digital 2012

Noticias internacionales 

GRAN BRETAÑA

En una conferencia misionera el pastor iraní Nadarkhani agradeció “oraciones y apoyo”

 not int.pastor nadarkhani

 

Londres, jueves, 29 de noviembre de 2012 (ALC) – El pastor Yousef Nadarkhani acudió como invitado especial a la Conferencia Nacional de la agencia misionera Christian Solidarity Worldwide, celebrada en Londres el 10 de noviembre, en la que agradeció a los que oraron por él durante su encarcelamiento en Irán.

 “Esta es una oportunidad para mí de compartir acerca de lo que el Señor hizo por mí, y darle las gracias porque me apoyaron con sus oraciones, y apoyaron a mi familia en un momento muy difícil”, dijo.

 “Es mi oración, y pido al Señor que os bendiga por lo que hicisteis por mí como un pequeño miembro del cuerpo de Cristo. Hoy mi presencia aquí es la voluntad de Dios y el resultado de aquellos que oraron por mí”.

 Nadarkhani también compartió la Palabra en cuatro cultos en el templo londinense de Holy Trinity Brompton, el pasado 11 de noviembre. Próximamente regresará a Rasht, en Irán, junto a su familia e iglesia.

 Él fue condenado a muerte por apostasía en 2010, pero terminó siendo liberado el 8 de septiembre de este año después de comparecer ante un tribunal en el que fue absuelto del cargo de apostasía. Aunque le culpabilizaron de “evangelizar a los musulmanes” condenándole a tres años de cárcel, quedó libre al considerar la corte que este tiempo ya se había cumplido.

 Mervyn Thomas, director ejecutivo de Christian Solidarity Worldwide, considera que fue “un placer dar la bienvenida a Nadarkhani a nuestra conferencia, y escuchar su testimonio de fe y perseverancia, y de su amor a Dios, a su familia y a su nación. Su tranquilo arrojo, su integridad y su falta de recriminación por lo que le hicieron no deja de resultar impactante para aquellos que le oímos, que sin duda hemos sido desafiados a examinar nuestro propio compromiso con la fe”, concluyó.

Fuente: Conexzion/ Internacional Noticias Cristianas.

 CUBA

 Denuncia Consejo de Iglesias, congelación de fondos en EEUU para impedir celebración de Asamblea del CLAI en La Habana

 not int.cuba

José Aurelio Paz

 

 La Habana, miércoles, 28 de noviembre de 2012 (ALC) – Una declaración del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), dada a conocer este lunes aquí, plantea que “una vez más se manifiestan las políticas de bloqueo contra Cuba y su pueblo por parte de la presente administración estadounidense”, al congelarse la mayor parte de los fondos depositados en una agencia de un banco ecuatoriano, radicado en los Estados Unidos, y que estaban dedicados a sufragar gastos de alojamiento y alimentación para la celebración de la VI Asamblea General del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI), a celebrarse en esta capital en febrero de 2013.

 El documento, rubricado por el presbítero Joel Ortega Dopico, actual presidente del CIC, expresa que “desde que la Junta Directiva del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) decidió aceptar la invitación de las iglesias cubanas para celebrar su VI Asamblea General en La Habana, Cuba, del 19 al  24 de febrero del 2013, los líderes del CLAI y del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), las iglesias cubanas miembros del CLAI y la Mesa CLAI-Cuba, de conjunto, hemos estado trabajando en las coordinaciones y arreglos locales imprescindibles para este evento”, y muestra el reconocimiento a todas aquellas personas y entidades que han laborado todo este tiempo en la organización de la magna cita, a fin de que “sea una bendición para todos y todas”.

 En cuanto al actual proceder de la política norteamericana al congelar dichos fondos, que provienen de los aportes que hacen las iglesias de la región al CLAI para su trabajo (lo cual muestra una vez más el carácter extraterritorial del bloqueo que afecta no solo a Cuba), la declaración expresa que ello constituye “una seria limitación a la libertad de las iglesias cristianas a desarrollar su labor de testimonio y servicio ecuménicos en toda Latinoamérica.

 “No obstante, en primer lugar, el CLAI ha podido constatar nuevamente lo que significa el bloqueo para el pueblo cubano en términos de privaciones, limitaciones y sufrimientos, porque, en este momento, ambas partes lo estamos experimentando como Iglesia latinoamericana”, cuando “Cuba, acusada de no respetar la libertad religiosa, da todas las facilidades para nuestra labor evangélica y de servicio a nuestras iglesias y pueblos en el continente latinoamericano y Estados Unidos, que se autoproclama como ejemplo de la libertad religiosa en el mundo, la limita y coarta, con políticas éticamente inaceptables para cualquier cristiano o cristiana; políticas que, además, representan una época que pertenece al pasado”, expresa el documento.

 Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC

 

PANAMÁ

Mensaje de obispos muestra preocupación por socavamiento de la democracia en Centroamérica

 

Lunes, 3 de diciembre de 2012 (ALC) – “Nos preocupa el socavamiento de la democracia, amenazada no por los regímenes militares de antaño, sino por la adulteración de la vida política y por la tendencia de constituirse partidos únicos en varios de nuestros países y por los altos índices de corrupción que involucran a todo tipo de funcionarios, electos o no”, afirma el Mensaje de los Obispos de Centroamérica, al concluir en Panamá la reunión del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), celebrado aquí del 26 al 30 de noviembre.

El documento expresa, además, que “Nuestra Iglesia centroamericana se debe a nuestra sociedad. En ella vemos hoy signos de esperanza en unas nuevas generaciones con acceso a la educación, en una red social creciente de organizaciones que buscan defender derechos y promover justicia. Pero, sin ánimo de ser pesimistas, vemos con profunda preocupación múltiples signos que manifiestan deterioro y oscurecen nuestro futuro como sociedades.”

Otros aspectos señalados, como motivo de análisis son “la falta de oportunidades honestas para las generaciones jóvenes que buscan, entonces, salidas a sus demandas, muchas veces al margen de la legalidad y de la moral. Nos preocupa también la violencia creciente, vinculada las más de las veces con el crimen organizado y con el narcotráfico.”

CUBA

Jóvenes presbiterianos presentan disco como parte de un proyecto comunitario

 

José Aurelio Paz

La Habana, lunes, 3 de diciembre de 2012 (ALC) – El proyecto juvenil “1 para Cristo”, de la Primera Iglesia Presbiteriana-Reformada de La Habana, acaba de presentar un disco, esta semana que concluye, el cual, con igual título, conmemora el segundo aniversario de una iniciativa que ha involucrado a los jóvenes de esa comunidad eclesial en la labor comunitaria de visitar enfermos y ancianos, intercambiar con grupos de otras congregaciones y desarrollar el ministerio de la música desde la perspectiva de las raíces cubanas.

 El reverendo Héctor Méndez, al momento de presentar el disco, habló del valor que su congregación da a los jóvenes y expresó que ese era un día de acción de gracias por poder presentar un producto musical que, sin dudas, será una valiosa herramienta para la comunidad religiosa que él lidera en su labor evangelizadora con la masa juvenil.

 El CD tiene, como mejor insumo, textos de contenido cristiano sustentados sobre la base de la calidad en los arreglos vocales y una fresca interpretación que realizan estos jóvenes a la sombra de la directora musical de esa iglesia, la profesora Sandra Santos.

 BRASIL

 

Pastora Romi asume como secretaria general de CONIC invitando a reflexionar sobre diálogo interreligioso

 

not int.pstora romiBrasilia, miércoles, 5 de diciembre de 2012 (ALC) – Al tomar posesión en la función de secretaria general del Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de Brasil (CONIC), la pastora luterana Romi Márcia Bencke dio cumplimiento a su primer acto oficial: convidó a los 18 representantes regionales del organismo ecuménico a reflexionar sobre el diálogo interreligioso para que la Comisión Teológica pueda emitir documento respecto del tema antes de abril de 2013.

 Romi fue instalada en la celebración ecuménica oficiada el 30 de noviembre, en la Parroquia  San José Obrero, en Brasilia, que contó con la participación de autoridades religiosas, civiles,  representantes de entidades sociales, amigos, amigas e invitados.

 En la homilía, el presidente de CONIC, don Manoel João Francisco, analizó la importancia de cultivar  una fe sólida, mas basada en la comprensión y en la aceptación del otro, en el amor al prójimo y en la valorización de las diferencias. “La diferencia es una fuente de riqueza en la búsqueda de la verdad”, dijo,  destacando que la entidad que preside quiere ampliar la participación de iglesias en el cuadro de miembros.

 Participaron de la celebración ecuménica también presidentes y obispos de las iglesias miembros  del CONIC, la asesora de la Secretaria de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Marga  Ströher; el secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Iglesias en Brasil, Darli Alves; la vice- presidenta nacional del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) Mujer, Regina Perondi;  la asesora del Centro de Estudios Bíblicos, Mônica de Souza; el asesor de la Secretaria General de la  Presidencia, del Departamento de Diálogos Sociales, Alexandre Brasil, que en la oportunidad  representó al ministro Gilberto Carvalho; la coordinadora de Sirviendo a los Pastores y Líderes  (SEPAL), Ilaene Schüler, el secretario ejecutivo del Consejo Indigenista Misionero, Cleber  Buzatto; el facilitador de la Red Ecuménica de la Juventud, Lucas Correa, y el coordinador del Movimiento  de Educación de Base, padre Gabriele Cipriani.

————————

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

 LÍBANO

Fallece a los 91 años en El Líbano, el Patriarca Ortodoxo de Antioquía y Oriente

 

not.int.patriarcaBeirut, jueves, 6 de diciembre de 2012 (ALC) – Monseñor Ignacio IV Hazim, el patriarca ortodoxo griego de Antioquía y Oriente, falleció ayer, a los 91 años en el hospital de su comunidad en Beirut, víctima de un infarto cerebral, según información de fuentes oficiales.

Nacido en l921 en el pueblo de Mhardey y procedente de una piadosa familia ortodoxa, el religioso, cuyo nombre original era habib  Hazim, fue uno de los fundadores de la Organización de la Juventud Ortodoxa, convirtiéndose en miembro de la convención sagrada de los patriarcas ortodoxos desde 1961, y, diez años más tarde, nombrado obispo metropolitano ortodoxo en la ciudad siria de Takatia, convirtiéndose así en el patriarca de Antioquía, bajo el nombre de Ignacio IV, y considerado como el centésimo décimo séptimo sucesor de San Pedro en la Sede de Antioquia.

Calificado de tener el tercer rango jerárquico de la Iglesia Ortodoxa, después de los patriarcas de Constantinopla y Alejandría, al ser elegido como tal dijo en aquella ocasión: “Conozco que seré juzgado si no llevo la Iglesia y a cada uno de vosotros en mi corazón. Me es imposible dirigirme a ustedes como si fuera diferente a ustedes. Ninguna diferencia nos separa, soy una parte integral vuestra; estoy en ustedes y les pido que estén en mí. Porque el Señor viene, el Espíritu desciende sobre los hermanos reunidos, juntos en comunión, y así se manifiesta una gran diversidad de carismas en la unidad del Espíritu.”

Como patriarca le imprimió un nuevo dinamismo al Santo Sínodo, y exhortó siempre a los obispos a que estuvieran cerca del pueblo y que fueran motivados por el desarrollo de la vida espiritual y organizativa de la Iglesia, separándola de las facciones políticas. Por sobre todo, el patriarca siempre buscó pastores que fueran dedicados al llamado espiritual que recibieron así como él un día lo recibió.

Según la tradición cristiana, la Iglesia griego ortodoxa de Antioquía y Oriente fue fundada por la comunidad cristiana establecida en Antioquía (ubicada en la actual Turquía) por los apóstoles Pedro y Pablo.

GUATEMALA

 

Comisión de las iglesias para asuntos internacionales del CMI emite comunicado sobre paz y seguridad

 

Mayra Rodríguez

 

not int. cmiCiudad de Guatemala, viernes, 7 de diciembre de 2012 (ALC) – Un comunicado hecho público esta semana por la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales (CIAI), del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), reunida en Antigua del 30 de noviembre al 2 de diciembre, expresa que “representantes de varias iglesias, organizaciones ecuménicas, instituciones y movimientos de la sociedad civil, agradecemos a Dios la oportunidades para orar, discernir y dialogar que nos ayudaron a definir y entender la situación de la paz y seguridad humana en América Latina.”

Así mismo, “Identificamos las realidades actuales en el ámbito regional que afectan la dignidad de millones de personas tales como la inseguridad humana, la pobreza, el desempleo, el feminicidio, la discriminación y la exclusión de los pueblos indígenas y los migrantes de las actividades principales de la sociedad,  la violencia,  el crimen organizado orquestado por los grupos del crimen organizado y la narcoactividad, y la violencia contra la niñez y la juventud, todos marcados por la impunidad. Las políticas de militarización como respuesta a las acciones del crimen organizado y de la narcoactividad no solo fracasaron, sino que han aumentado los índices de violencia y, en definitiva, benefician al gran capital”, expresa la declaración.

También señala que se constata la situación de inseguridad social como un fenómeno que requiere atención urgente,  así como la  implementación de políticas públicas, nacionales y regionales en las que los estados latinoamericanos asuman sus responsabilidades y obligaciones para promover la integridad de las personas y comunidades. “También somos testigos de situaciones en diferentes países de América Latina en las que el Estado no ha logrado garantizar a la población el  acceso a la educación, a la salud, a la protección social, al empleo, a la justicia, a las oportunidades de desarrollo social y cultural, así como a sus derechos fundamentales.”

 El texto alude a la desigualdad en la distribución de la riqueza, la exclusión social y la situación de riesgo en la que se encuentran las poblaciones más vulnerables, cuando “destruyen los cimientos de la democracia y los valores de la vida en abundancia (Juan 10:10).  Es necesario abordar esas problemáticas mediante reformas estructurales en lo económico y lo político. Los Estados están obligados a garantizar la plena vigencia y satisfacción de los derechos humanos de todos los ciudadanos. Reclamamos políticas públicas que aseguren su vigencia, a través de mecanismos internos de protección que resguarden la vida, la seguridad humana y el desarrollo humano.  Además afirmamos nuestra convicción de que deberían garantizarse la verdad, la justicia, y la protección de los derechos humanos. El fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y del Sistema Universal de Derechos Humanos, resulta ineludible. La cooperación internacional y la construcción desde una óptica crítica del derecho internacional, son aportes que se deben hacer desde los Estados y la Sociedad Civil.”

 Bajo control de ‘Monseñor 007’

 

Tras ‘Vatileaks’ el Vaticano implanta la identificación con microchip a sus empleados 

 

La Ciudad del Vaticano, en Roma 

 

 Los empleados del Estado Vaticano serán controlados mediante una tarjeta de identidad con un dispositivo de rastreo implantado en un microchip.

 07 DE DICIEMBRE DE 2012, ROMA.- El Vaticano presenta nuevas medidas de seguridad tras el escándalo «Vatileaks» para prevenir futuros ataques a su sistema de su seguridad. A partir de ahora los empleados del Estado Vaticano tendrán una tarjeta de identidad con un dispositivo de rastreo implantado en un microchip.

 También se han incluido controles más estrictos para aquellos que vengan del exterior y pretendan ingresar fotocopias de los archivos del Vaticano, expedientes o documentos, explica «The Telegraph».

 Los apartamentos papales que incluyen las viviendas del Papa Benedicto XVI y las oficinas del estado mayor personal, se encuentran en el interior del Palacio Apostólico y han quedado totalmente fuera del alcance de cualquier persona sin autorización estricta.

 CASCADA DE ACONTECIMIENTOS

 Todo este despliegue es culpa de Claudio Sciarpelletti, el experto en informática declarado culpable de complicidad en el ex mayordomo del Papa Paolo Gabriele en el escándalo Vatileaks.

 La decisión se produjo cuando los tres jueces que evaluaron el caso plantearon dudas sobre la credibilidad de Sciarpelletti y la amistad entre los dos hombres.

 Sciarpelletti fue condenado en noviembre de complicidad con Gabriele, declarado culpable de haber robado documentos privados del pontífice y luego haberlos cedido a un periodista italiano a principios de este año.

 Además, el Vaticano cuenta con el Sacerdote esloveno Mitja Leskovar, un experto anti-espionaje apodado «Monseñor 007», encargado de aplicar los nuevos procedimientos de seguridad con los documentos de identidad previstos para ser introducidos a partir de 1 de enero.

 Fuentes: Efe              Editado por: Protestante Digital 2012

 

 

SUIZA

 

El CMI invita a jóvenes comunicadores a trabajar para su próxima asamblea

 

Ginebra, lunes, 10 de diciembre de 2012 (ALC) – El Consejo Mundial de Iglesias busca jóvenes profesionales de la comunicación de sus iglesias miembros y las organizaciones ecuménicas a trabajar para la próxima 10 ª Asamblea, de 23 octubre a 10 noviembre 2013 en Busan, República de Corea.

Esta será una oportunidad para los hábiles comunicadores jóvenes para trabajar con un equipo diverso de profesionales de la comunicación de todo el mundo.

Al invitar a los jóvenes profesionales, el CMI espera incluir su perspectiva única de compartir historias de la asamblea con audiencias de todo el mundo. Además de obtener experiencia valiosa de comunicación, estas posiciones también ofrecen una oportunidad para la formación ecuménica.

Los y las jóvenes profesionales deben tener experiencia de 3 a 5 años en el campo de los medios y las comunicaciones, ya sea en la iglesia o los medios de comunicación generales.

Quienes soliciten deben estar entre las edades de 22 y 30 años. También tendrán que demostrar una fuerte participación en las actividades de la iglesia, los jóvenes o ecuménico en su comunidad. La fluidez en Inglés hablado y escrito es esencial. La fluidez en coreano, francés, alemán o español será una ventaja para algunas posiciones.

Los solicitantes están invitados a revisar los perfiles de trabajo y presentar una carta de intención y currículo vitae a Linda Hanna en el Departamento de Comunicación del CMI no más tarde del 31 de enero de 2013.

SUIZA

 

La Comunión Mundial de Iglesias Reformadas votó para reubicar sus oficinas de Ginebra a Hannover, Alemania

 

not int.com mund igl ref.Ginebra, martes, 11 de diciembre de 2012 (ALC) – “Damos la bienvenida a la decisión de Hannover, que permite a la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas (CMIR) seguir viviendo con su misión como una Comunión de Iglesias. Nos mantendremos enfocados en nuestro mandato de buscar la unidad de la iglesia y la justicia en la sociedad y la economía y el respeto al medio ambiente “, Jerry Pillay, presidente del Comité, el 5 de noviembre al anunciar la decisión.

La medida se produce en respuesta a las preocupaciones sobre el costo de funcionamiento de la organización en Suiza. Estos incluyen los salarios del personal y el alto valor del franco suizo.

La mayoría de las cuotas de afiliación y las donaciones a la CMIR se realizan en Euros o dólares estadounidenses que han caído en valor en los últimos años frente al franco suizo.El traslado a Hannover está previsto para finales de diciembre de 2013. Las nuevas oficinas se ubicarán en el Centro Calvino, propiedad de la Iglesia Evangélica Reformada de Alemania, donde la Alianza Reformada tiene sus oficinas. La CMIR cuenta con una plantilla de siete miembros.

El secretario general, Setri Nyomi, dijo: “Estoy muy agradecido por el equipo de personal de la CMIR que se han dado a sí mismos y fielmente sus dones profesionales a la familia de iglesias reformadas de todo el mundo y han estado a la vanguardia de hacer una diferencia en el mundo . Ellos son los llamados a hacer nuevos sacrificios en esta época de traslado. “

El movimiento de la iglesia reformada ha tenido sus oficinas en Ginebra desde 1948, cuando la  Alianza Presbiteriana Mundial (organismo predecesor CMIR) pasó de Edimburgo, Escocia. En el momento en que el Consejo Mundial de Iglesias estaba en formación y los líderes de la Iglesia Reformada sentía que era importante estar cerca de sus colegas en el movimiento ecuménico mundial.

Según Nyomi, con el paso a Hannover se espera ahorrar CHF (francos suizos) 200, 000 por año.

Fuente: CMIR- Traducción: Claudia Florentin

Noticias nacionales 

En Monterrey, México

 

Récord: transcriben la Biblia completa en una hora 

 

Voluntarios transcribiendo la Biblia. (Foto: Especial). 

 

Más de dos mil personas participaron de esta iniciativa del 70 aniversario de la carrera de Teología en la Universidad de Montemorelos.

 

26 DE NOVIEMBRE DE 2012, MÉXICO.- ¿Cuánto se tarda en copiar la Biblia completa? Desde este sábado se puede hacer en menos de una hora, o eso al menos es lo que consiguieron en la Universidad de Montemorelos de Monterrey, donde  más de dos mil plumas se pusieron a la tarea de transcribir las Escrituras.

 El tiempo, registrado como récord Guinnes de “celeridad” en transcribir la Biblia, quedó en 59 minutos,52 segundos y 1 décima.

 Esta iniciativa se realizó con el objetivo de conmemorar el 70 aniversario de la universidad y carrera de Teología, por lo que los participantes transcribieron en hojas tamaño carta, entre 20 y 24 versículos cada uno.

 José Andrade,  coordinador del evento, dijo que ” quisimos de esta manera reconocer el valor que tiene La Biblia y no tan solo para nosotros, sino para la humanidad. Que los gobiernos, los países, las familias, tenemos estos valores que hemos obtenido por La Biblia”.

 El evento se llevó a cabo en las instalaciones del Gimnasio de la institución educativa donde se instalaron 250 mesas, cada una con ocho lugares frente a un notario público que dio fe de la hazaña. Participaron en total 2153 personas, entre ellas unos 800 estudiantes de la Universidad.

 Fuentes: Sexenio Nuevo León             Editado por: Protestante Digital 2012

 

 Comentario recibido de una visita

a la Dirección de Archivo e Historia

de la IMMAR:

Octubre 31, 2012. Hoy estuvimos disfrutando, una interesante plática con la Directora del archivo e Historiadora, Mtra. Lilia Palos Gómez con visita guiada por las cuatro salas que consta la Dirección de archivo, de la Iglesia  Metodista de México.

 Conocimos y nos cultivamos sobre  el cuidado  y la administración de este acervo histórico cultural,  sobre la historia del metodismo en nuestro país.  Hubo preguntas, comentarios, sobre todo de la diaconisa Estela Almazán esposa del Pastor Porfirio Miranda,  y de Juanita Sandoval  también esposa quienes  estudiaron en la Escuela de Puebla, levantó mucho interés y recuerdos.  Estuvimos en  grata hermandad, nos llevamos un   dulce momento. Nuestra femenil  “Dorcas” de Anáhuac agradece a nuestros hermanos que nos acogieron con gran amor.

 Estuvo con nosotros la Hermana Enriqueta Ortega, de Gante quien nos obsequió con un delicioso pastel, que también hizo recordar el primer aniversario de la Dirección Archivo e Historia el pasado lunes 22 de este mes. Precisamente en este lugar.

 Además de conocer este lugar entregamos el libro de actas históricas (copia) de la Sociedad Auxiliadora de las Señoras “Dorcas”  de la Iglesia de Santa Julia que data de Enero de 1919 a Junio de 1926. Hoy con el nombre de Sociedad Misionera Femenil “Dorcas” de Anáhuac templo Gethsemaní.

 Aprovechando nuestra estancia en este lugar,  se firmó el acta de 1917 de la SMF “Febe” donde destaca el primer aniversario el 4 de noviembre del mismo año de nuestra SMF “Dorcas” Anáhuac, siendo la presidente en ese año la Sra. G. C de Hauser, firmada por la secretaria interina Sra. Josefina Guevara de Velasco.

 A petición nuestra, dicha acta se buscó y encontró en el Libro de Actas  del mismo año  y fuimos bendecidas al recibir una copia histórica de gran relevancia de manos de la hermana Marinela y de su esposo Iván Jiménez,  con anuencia de su sociedad Misionera Femenil “Febe”.

 Dios queda con nosotros en todo tiempo. Bendiciones.

Ana María Ruiz Romero Presidenta actual  de esta SMF “Dorcas Anáhuac.

 COMENTARIO E INVITACIÓN especial a conocer las necesidades de nuestra Dirección del Archivo e Historia en Sadi Carnot No 73:

 Creo faltan manos, hay muchas cajas con materiales, sin abrir; es una tarea ardua y falta personal que se necesita para ordenar y clasificar , sin embargo se solicita manos que digan “aquí estoy”, “cada día puedo servir, dar, dos horas, 3, o medio día”, y alguien que guíe y oriente para ordenar tanta información que se encuentra en esos libros históricos, revistas, documentos, es hermoso lo que se custodia allí, de  valía  histórica indiscutible. Creo que allí tendremos orientación y MANOS A LA OBRA..        Ana Ma. Ruiz Romero.

Periodismo evangélico

‘El Faro’: réquiem por una revista centenaria (I)

  

Los estudiosos de la prensa religiosa de la segunda mitad del siglo consideran a El Faro como una verdadera alternativa ante la aplastante propaganda católica.

 period.el faro

03 DE DICIEMBRE DE 2012

No cabe duda de que, en algunas ocasiones, ante algún fenómeno o situación, se presentan circunstancias que los ubican de manera contradictoria. Es el caso de lo sucedido con la revista presbiteriana  El Faro,  fundada por los misioneros estadunidenses en enero de 1885, pues por un lado, en los meses recientes es posible acceder a sus primeros números (hasta diciembre de 19913) en la Hemeroteca Nacional Digital de México de la UNAM ( http://www.hndm.unam.mx ), y por otro, se encuentra fuera de circulación desde hace más de un año, como resultado de un extrañísimo acuerdo de la asamblea general de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México (INPM) .

 Y es que estamos hablando de una benemérita institución protestante cuya relevancia parece no ser apreciada lo suficiente por esta dirigencia actual porque 127 años de labor periodística y formativa no pueden ser echados por la borda de manera tan irresponsable.

 Su actual director no ha publicado ninguna explicación en el sitio de la editorial ( http://www.publicacioneselfaro.com.mx ) al respecto y, al comunicarse por teléfono, la persona que responde sólo informa que “muy pronto se publicará de nuevo”, dado que su edición es ahora responsabilidad del ministerio de educación de la INPM, y que ya no existe el comité editorial de antaño.

 Quien esto escribe coordinó dicho comité entre 1995 y 1996, una época que presagiaba lo que ha sucedido. En un periodo más reciente, la revista incluso perdió los derechos de su título original, por lo que pasó a denominarse  La Luz de El Faro,  lo que se ocultó mediante un recurso de diseño ( http://www.mbaestudio.com/port/edfaro.html ).

 Por todo ello, resulta casi profético leer el segundo párrafo del primer editorial (o presentación) de la revista que, utilizando el lenguaje metafórico para explicar la razón del título de la revista y relacionándolo con la imagen de la portada y del logo que lo distinguiría, señala:

 Los faros, lo mismo que todas las invenciones del ingenio humano, han sufrido en el transcurso del tiempo una serie de innovaciones de tal naturaleza progresiva, y tendiendo a su perfección, que apenas puede existir un punto de comparación entre los primeros que se idearon, y que venciendo dificultades casi insuperables se llevaron a cabo, y los que actualmente existen prestando tan importantes servicios a los navegantes, y llamando tan justamente la atención de cuantos tienen la oportunidad de verlos alguna vez . [1]

 Esta visión tan optimista, típica de la época, permeaba la conciencia de  los fundadores de la publicación, quienes luego de casi 15 años de presencia presbiteriana en el país, consideraron oportuno el momento de lanzar un órgano informativo que, al mismo tiempo, difundiera las ideas protestantes a contracorriente del fuerte rechazo que generaba en una sociedad tan tradicional. Esa es la razón por la que los estudiosos de la prensa religiosa de la segunda mitad del siglo consideran a  El Faro  como una verdadera alternativa ante la aplastante propaganda católica, como ya lo había sido uno de sus antecedentes,  La Antorcha Evangélica,  fundada por Juan Amador y publicada en dos épocas (1869 y 1873) . Sus juicios en ese sentido son muy atendibles:

 Una de las mejores publicaciones no católicas, bellamente impresa y que tuvo más larga vida  —apareció de 1885 a 1908—, fue El Faro, única que reúne las características de “revista”, pues ésta  debe tener, ante todo, páginas para ver y páginas para leer, aunque sea variable la proporción entre textos y grabados; requiere de una portada, a diferencia del diario o periódico […] [2]

 A esta primera observación le sigue un análisis detallado de la simbología religiosa que le dio nombre a la publicación:

 …su símbolo era el faro de Eddystone, construido sobre la roca del mismo nombre, un bajo arrecife al suroeste del pueblo de Plymouth. La idea era hacer el parangón entre ese faro que guía a los navegantes y el “faro celestial, a fin de que nos alumbre y prevenga de los escollos de los que está sembrado el mundo” [“El faro de Eddystone y el faro celestial”]. Su objetivo era dar a conocer la Biblia y afianzar los preceptos morales, de justicia y progreso. Sus textos son conscientemente sencillos, nada ampulosos, porque desean comunicarse con el pueblo en general para contribuir a su ilustración y promover su bienestar . [3]

 Luego de esta mirada sobre sus características editoriales se agrega una valoración equilibrada de la actividad presbiteriana en el país en su marco histórico y su difícil inserción en la vida social:

 La labor de los  presbiterianos fue intensa. Esta revista da cuenta de sus recorridos por el país, de la instalación de nuevos templos en distintas poblaciones y de sus conflictos con la iglesia católica, a la que ataca despiadadamente por enviar a Roma los dineros que aquí recolecta, en tanto que la evangélica invierte dinero en México, paga a sus ministros y acepta las conquistas de la ciencia, y aun ve con placer todos los progresos y las invenciones que tienen por objeto hacer más placentera y cómoda la vida.

 Asimismo, se hace un recuento estadístico del impacto, hasta ese momento, de dicha actuación:

 La Iglesia presbiteriana ingresó al país al retorno de Juárez, y en 1885 contaba con 58 iglesias y congregaciones distribuidas en ocho estados. Su feligresía alcanzaba los 15 mil miembros y había ordenado a 14 ministros en su seminario teológico. Poseía 17 escuelas dominicales y sostenía 12 escuelas, a las que asistían 465 menores [“La iglesia presbiteriana”, en El Faro, 1 de julio de 1885, p. 7]. Las cifras muestran su preocupación por llegar a los niños y a los jóvenes, pues está consciente de que son éstos los que asimilan más profundamente las nuevas doctrinas y llegarán más tarde a ser ellos mismos propagadores de esa religión. (Idem.)

 El índice del primer número habla muy bien de cómo el contenido intentó realizar estos propósitos de una manera consistente:

 p. 1: El faro de Eddystone (imagen)

 “El faro de Eddystone y el faro celestial”, p. 2.

 “La misión de El Faro”, pp. 2-3.

 Reflejos literarios: Rev. T.L. Cuyler, “El muy honorable señor William Ewart Gladstone”, p. 3.

 Idem, “El legado de paz”, p. 3.

 Rev. W.P. Breed, “Cristo vive en mí”, pp. 3- 4.

 Reflejos filosóficos: El Evangelista Mexicano, “Pláticas con los indiferentistas”, pp. 4-6

 Reflejos bíblicos: Antiguo Testamento: Génesis 1.1, p. 6.

 Refracciones populares: Carta de P.C. Díaz, p. 6.

 “Al C. Presidente de la República”, p. 6.

 “La Iglesia Presbiteriana”, pp. 6-7.

 Luces varias, p. 7.

 Pláticas con los niños: “La religión de un niño”, p. 8; “El sermoncito de Juanita”, p. 8.

 “La bomba metropolitana”, p. 8.

 “A nuestros lectores”, p. 8.

 En 1985, durante la celebración de su centenario, los seis números del año estuvieron dedicados a discutir los alcances de la revista . Los números monográficos se ocuparon de los siguientes aspectos: “La génesis de  El Faro ”, “Órgano de comunicación”, “Órgano de controversia”, “Órgano de educación teológica”, “Órgano de servicio social” y “La misión permanente de  El Faro”.  En la siguiente entrega se revisarán los avances que experimentó la revista con el paso de los años.

 ——————————————————————————–

   [1] “El faro de Eddystone y el faro celestial”, en  El Faro,  núm. 1, 12 de enero de 1885, p. 2,  http://www.hndm.unam.mx.

   [2] María Teresa Camarillo, “Publicaciones periódicas religiosas del último tercio del siglo XIX”, en Belem Clark de Lara y Elisa Speckman Guerra, eds.,  La república de las letras: asomos a la cultura escrita del México decimonónico. Volumen 2. Publicaciones periódicas y otros impresos.  México, UNAM, 2005 ,  pp. 142-143.

   [3] Ibidem.,  p. 143.

Autores: Leopoldo Cervantes-Ortiz

©Protestante Digital 2012

Programa 

CALENDARIZACIÓN

 programa

PROGRAMA NACIONAL

2013

 

LEMA: “En Cristo reformando a la Nación”

ÉNFASIS: “Más conocimiento, más amor”

TEMA ANUAL 2013: La Razón, como fuente de nuestro quehacer teológico”

 

LIBROS DE ESTUDIO:

Romanos, Proverbios.

 

ENERO           

 

Inicia estudio de la Carta a los Romanos (enero-junio)

Capacitación de 3 Áreas de Trabajo IMMAR (Todo el mes)

SMF y LBSC Capacitación Nuevas Mesas Directivas (Todo el mes)

1o.          INICIO DEL AÑO DE GRACIA CRISTIANO

6             Domingo de Epifanía. LBSC Culto de renovación de votos

7-11       Materia de Maestría Seminario “Juan Wesley”

7 – 11    Talleres de capacitación cuerpo pastoral CAM, CAS, y CASE

“Diversidad sexual dentro de la iglesia” Profe: Dr. Ted Jennings

“El Desafío Pastoral de nuestros Tiempos” Dr. Ricardo Blanco

“El Periodismo, un recurso permanente del Ministro” Mtro. Donato Rodríguez

Sede: Seminario “Dr. Gonzalo Báez Camargo”

14 – 18   Talleres de capacitación cuerpo pastoral CAM, CAS, y CASE

“Textos Bíblicos sobre la Resurrección” Dr. René Krúger

“Espiritualidad en el seguimiento de Jesús” Dr. José Duque.

“La Carta a los Romanos a la luz de la crisis económica y de la violencia”

Dra. Elsa Tamez.

Sede: Seminario “Dr. Gonzalo Báez Camargo”

18 – 21   Junta Nacional de Desarrollo Cristiano Sede: CANO La Paz, B. C.

22-24     Junta Nacional de Testimonio Cristiano Sede: Puebla, Pue.

30 enero al 02 de febrero Juegos Intermetodistas 2013 Encuentros Culturales, deportivos y bíblicos del

Servicio Educativo Metodista (SEM) (J. Villagrán, Pachuca, Hgo.).

 

FEBRERO

SMF: Relaciones de Federación (todo el mes)

10           68 Aniversario LBSC

14 – 17   Junta Nacional de Programa Sede: CAO. Reynosa, Tams.

11 -17    Semana nacional de la LBSC

17           Día del migrante 3er. Domingo (levantar ofrenda especial para este ministerio)

20           Inicia Estación de Cuaresma

21           Reunión del Colegio de Obispos CAO

22 – 24   Sesión de trabajo Gabinete General CAO

24           Día de la Bandera

 

MARZO

 

1o.          DÍA MUNDIAL DE ORACIÓN

8             Día internacional de la mujer

8 – 9        Junta Nacional de Finanzas y Administración. Tijuana, B. C.

10           LBSC Celebración del Día Internacional de la Mujer

15 – 17   XX Encuentro Nacional Fraternidad de Hombres Metodistas. San Carlos Son.

21           Natalicio de Don Benito Juárez

24 – 31   SEMANA MAYOR

23 – 27   Campamento Nacional de las LMJI en Puebla, Pue. *

24           Domingo de Palmas. Entrada Triunfal

28           Día de Comunión

29           Día de Crucifixión

30           Día de Reposo

31           DOMINGO DE RESURRECCIÓN

 

* NOTA: Se aprobó esta actividad sólo por esta única ocasión. Acordando que en

lo sucesivo, por organización alguna NO se ocupe la Semana Santa.

Sociedad de Estudios Históricos del Metodismo en México

“La Iglesia Metodista en México y su Legislación”

Trabajo inaugural que para ingresar como Miembro de Número de la Sociedad De Estudios Históricos del Metodismo de la Iglesia Metodista de México presenta el Licenciado Samuel Martínez Arias.

MEXICO D.F., JULIO DE 1987.

DEDICACION:

A todos aquellos que de alguna forma han contribuido a la formación de la legislación de la Iglesia Metodista en México, ministros y laicos; también a todos aquellos que participaron en la creación de la Sociedad de Estudios Históricos del Metodismo; particularmente, a la memoria del Prof. Juan Díaz Galindo, humilde siervo de Dios, cuya dimensión solo he podido comprender a través de su ausencia definitiva.

 “La Iglesia Metodista En México y su Legislación”

 LIC. SAMUEL MARTÍNEZ ARIAS.

discipl0001

 Documento de 1881, no considerado en este trabajo

“NIHIL NOVUM SUB SOLE”, ECLESIASTES 1:9,

EN VERSION DE SAN JERONIMO.

Efectivamente, nada hay nuevo bajo el sol, así lo expresó el Predicador y posiblemente no se encontrará nada nuevo en este trabajo y aunque el texto bíblico antes citado encierra una verdad universalmente aceptada, tengo la aspiración, al iniciar este trabajo inaugural, de hacer alguna contribución al estudio de la historia del metodismo y de la iglesia Metodista en México; si al concluirlo alcanzo este objetivo, creo que el esfuerzo realizado no habrá sido en vano.

           Antes de entrar en materia, justo es dar algunas palabras de agradecimiento.

Primeramente a nuestro Padre Celestial, quien en algún momento de la Historia, permitió que surgiera una corriente vivificadora para su iglesia, el movimiento metodista, el cual rescato para los creyentes y difundió entre ellos algunos principios básicos de la fe cristiana: la certeza de la salvación, la pureza de vida y la santificación. A Él sea la honra y la gloria por todos los siglos. Amén.

También deseo expresar una palabra de reconocimiento y gratitud a las autoridades de nuestra iglesia, quienes en su momento apoyaron la creación de esta Sociedad de Estudios Históricos del Metodismo, la que hoy es una realidad que presta y debe prestar grandes beneficios al pueblo metodista al difundir el pasado histórico de nuestra iglesia, el cual nos debe servir de base en la búsqueda de un futuro mejor.

Este sentimiento de gratitud lo hago extensivo al grupo de metodistas, unos presentes y otros que ya gozan de la Presencia Celestial, quienes promovieron y fundaron esta Sociedad. Mi reconocimiento a ellos, los que tuvieron el espíritu visionario para su creación con vistas a integrar, preservar y difundir lo que los metodistas hemos sido en el devenir del tiempo.

             Una última palabra de agradecimiento es para mí ignoto patrono, quien al proponerme como candidato para ingresar a esta Sociedad, satisfizo, quizá sin saberlo, un viejo anhelo personal de quien esto escribe y que me permite dar cumplimiento a una vocación largamente adormecida.

           Además una palabra de felicitación para el Lic. Rubén Ruíz Guerra, Director del Archivo e Historia de la Iglesia Metodista de México, pues su empeño y actividad desarrollada han hecho posible la reorganización tanto del acervo documental y gráfico que constituye el archivo histórico de nuestra Iglesia como de esta misma Sociedad de Estudios Históricos del Metodismo.

   Dice el viejo aforismo latino: “Ubi societas, ubi jus”; esto es: “donde hay una sociedad, hay un derecho”, y desde los más remotos tiempos este principio ha tenido universal aplicación.

            El pueblo de Israel no fue la excepción de este principio y así encontramos en diversas citas bíblicas el establecimiento de leyes y mandamientos que deberían ser observados por el pueblo Escogido. Leemos en Deuteronomio 5:1 “Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos; aprendedlos y guardadlos, para ponerlos por obra”; Deuteronomio 6:1 “estos, pues, son los mandamientos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra…”; Deuteronomio 12:1 “estos son los estatutos y decretos que cuidareis de poner por obra”.

            Así, sobre la base de un conjunto de normas y principios establecidos en el Pentateuco surgió una legislación muy completa para el pueblo Hebreo que con el trascurso del tiempo se incluyó en la literatura rabínica creada paralelamente al texto bíblico, literatura que constituye la Mishná y la Guemara y que unidas ambas forman el Talmud, verdadero cuerpo de leyes que consta de 613 disposiciones relativas a: el culto de Jehová, el sacerdocio, las festividades religiosas, al derecho civil y de familia, a los actos de comercio, a los delitos y sus correspondientes penas, así como los principios relativos a las siembras y cosechas.

           El mismo Señor Jesucristo concedió suma importancia a la ley y así lo declaro expresamente, cuando pronuncio las siguientes palabras como parte del bien llamado Sermón del Monte: “No penséis que he venido para abogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir… os digo que hasta que pase el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido”, (Mateo 5:17-18).

 La Iglesia Cristiana de los primeros tiempos, con una fuerte herencia judía tampoco pudo escapar a la necesidad de establecer normas, instituir reglas, fijar principios de doctrina y cuerpos de gobierno. Ejemplos de estos los encontramos en la historia que narran los diversos libros del Nuevo Testamento: la celebración del Concilio de Jerusalén (Hechos 15);  la vida en común de los primeros cristianos (Hechos 2:43-47 y 4:32-37); la elección de los siete diáconos (Hechos 6:1-7). Muchas son las citas que encontramos en la literatura respecto a las iglesias fundadas en diversos lugares del mundo entonces conocido y las implicaciones de organización y funcionamiento que este hecho implica.

           Fuera del texto bíblico pero dentro de la historia de la iglesia encontramos que al creer y desarrollarse esta, se fue institucionalizando,  de tal manera que muchas fueron las reuniones y concilios que se efectuaron, basta citar como ejemplo los Concilios de Nicea, en el año 325, donde la iglesia obtuvo el reconocimiento oficial del Imperio Romano y el Concilio de La odisea del año 379. En donde se fijó el canon de las Sagradas Escrituras y en él participaron cristianos de la talla de Atanasio y Jerónimo.

 Si volteamos a velocidad vertiginosa las páginas de la historia, encontraremos que el Siglo XVIII los esfuerzos que realizaban los hermanos Juan y Carlos Wesley de llevar a cabo un trabajo de predicación del Evangelio de Amor a Jesucristo, quitándole todas sus impurezas y purificando la Iglesia de Inglaterra, aún sin la intención de formar una nueva denominación cristiana, construyeron en realidad el inicio de una actividad que traería como consecuencia precisamente un efecto contrario: la formación de una nueva secta cristiana que instituyo una nueva forma de la iglesia universal de Jesucristo: la Iglesia Metodista.

           Repetimos la sentencia latina “ubi societas, ubi jus”; y así donde se constituyó una nueva sociedad religiosa, surgió la ley. El establecimiento de la Iglesia Metodista y su legislación, tanto en Inglaterra como en E.U.A. se logró a través de 10 pasos que se fueron dando sucesivamente en el tiempo y en el espacio.

      El primero de ellos fue la formación de sociedades religiosas.

      El segundo paso fue dado por Juan Wesley en 1739 cuando estableció su propia sociedad religiosa, fuera ya de toda influencia morava.

   El tercer paso se dio en 1740, una vez que los Wesley decidieron administrar el sacramento de la comunión a sus sociedades.

     El cuarto paso se dio en el año de 1741, cuan Wesley estableció el ministerio itinerante de los laicos, bajo su propia dirección.

      Un quinto paso fue dado en 1742, con la división de las sociedades en clases, dirigidas por líderes laicos.

      El sexto paso se dio en el año de 1743. Los hermanos Wesley publicaron en ese año “Las Reglas de las Sociedad Unidas”, las cuales constituyeron la base de una declaración de fe y de una legislación para el Metodismo Wesleyano, es decir, para “un pueblo llamado metodista”.

    El séptimo paso tuvo lugar en el año de 1744, cuando Wesley sostuvo su primera conferencia anual compuesta de predicadores que él personalmente selecciono.

     El octavo paso fue igualmente trascendente. Consistió en que Wesley comenzó a ordenar ministros. Este hecho dio a las sociedades metodistas un carácter más definitivo como iglesia separada, aun el propio Wesley instó a los miembros de sus sociedades para permanecer como miembros de la Iglesia Anglicana, entendiendo por esta a “todos los creyentes en Inglaterra que tienen la Palabra de Dios y los Sacramentos, excepto los papistas y los disidentes”.

           En el año 1746, Wesley abandono los conceptos que él tenía sobre la membresía de la Iglesia y sobre el carácter de los ministros; y revoluciono sus enfoques sobre la organización eclesiástica. En esa época sostuvo que: “ la sucesión apostólica ininterrumpida es una fábula que ningún hombre puede predicar o probar”. Por otra parte, él estaba convencido de que el carácter de Obispo fue originalmente, en tiempos bíblicos, el mismo que el de Presbítero. Desde esta posición él llego a la conclusión de que él mismo era “episkopos”, conforme a la Escritura y, que, por lo tanto, él tenía tanto derecho como cualquier obispo misionero de la Iglesia Primitiva para ordenar ministros como sus representantes, quienes podían administrar los sacramentos. Una vez que él comenzó a ordenar ministros, su sociedad metodista se encamino a ser una iglesia distinta e independiente.

    Dentro de la evolución del movimiento metodista se dio un noveno paso en el año 1784, cuando Wesley declaro que los metodistas de las colonias americanas que se habían convertido en ciudadanos de una nueva nación deberían ser “totalmente desligados, tanto de la Corona inglesa, como de su jerarquía eclesiástica”.

           El décimo, y último paso, que configuro a la Iglesia Metodista en una forma más próxima a la que conocemos actualmente, se dio en la Conferencia de Navidad celebrada en Baltimore, Maryland, el 24 de diciembre de 1784. Sesenta predicadores se reunieron con el Reverendo Coke y aprobaron un plan de organización para la iglesia de los Estados Unidos de América, propuesto por Wesley, adoptando el sistema episcopal o de obispo.

            El panorama histórico del metodismo que brevemente hemos esbozado en los párrafos precedentes, nos deja en aptitud de asomarnos ahora al nacimiento y evolución de la Iglesia Metodista en nuestro país. Es sin embargo, necesario hacer  previamente esbozo a la situación que guardaba México en los inicios del último tercio del Siglo XIX. Escribe Don Daniel Cosío Villegas: “Las guerras de Reforma e Intervención son las últimas de una larga serie que se inicia en 1810; fueron aquellas, además, la recta final de una carrera con la que el país, esforzado, pero jadeante, pretendía alcanzar el Mundo Occidental, al cual lo había arrojado su independencia de España; pero, más que este, el achicamiento de ese mundo: al encogerse nos hizo a todos ricos y desvalidos, cabeza y cola, parte de una sola civilización y de una cultura única. Esa serie de guerras, en efecto, crea al país la oportunidad de definir en una primera aproximación su nacionalidad y sus instituciones; y lo obliga a echar del escondrijo de una vida pasiva y sombría a grandes masas populares que, como soldados adeptos políticos, van de un confín al otro lado del país, pisándolo, palpándolo, haciéndolo suyo poco a poco” y, continua escribiendo el Maestro Cosío Villegas: “ la Reforma y la Intervención dejan al país no sólo una herencia de grupos humanos, fuerzas políticas activas y latentes, sino una herencia de ideas y aspiraciones, también fuerzas políticas activas o latentes”.

Este es el panorama nacional del México del inicio del último tercio del Siglo XIX: un país desgarrado por las guerras internas o externas, pero que, con la Restauración de la Republica, empieza a concebir una idea más clara y precisa de su identidad nacional. Este sentimiento de encontrarse a sí mismo de México y del mexicano trae aparejada la apertura para buscar nuevas formas de expresión  y desarrollo. La incipiente industrialización del país, por medio de la inversión de capitales extranjeros, facilita a sus habitantes el encuentro con gentes extrañas de otros países; con otros lenguajes, costumbres e ideologías. Y pienso que son conscientes en la búsqueda de nuevos cauces y derroteros. Este fue el panorama que encontró el Obispo Gilberto Haven de la Iglesia Metodista Episcopal, cuando llego a la Ciudad de México en la Navidad de 1872, para dar los primeros pasos para el establecimiento de la Obra Metodista en nuestro país. Lo que ocurrió después en la historia de la fundación de la Iglesia Metodista en México ya ha sido magistralmente narrado por la querida y admirada pluma de nuestro hermano Gonzalo Báez Camargo, quien ya goza de la presencia del Padre Celestial.

             Entramos, ahora sí, a la reseña de la legislación de la Iglesia Metodista en México.

            Verdad sabida es que la legislación de ésta se encuentra contenida en la llamada “Disciplina”, la cual podría definirse como el cuerpo de Doctrina, leyes y ritual que establece la existencia de la Iglesia Metodista, su fundamento teológico y doctrinal, su estructura, su funcionamiento y la determinación del ritual que debe usarse en la impartición de los Sacramentos y de otros actos trascendentales de la vida de sus miembros.

            Para los efectos de este trabajo, he dividido el estudio de la evolución de la Disciplina de la Iglesia Metodista en tres etapas:

 a)        La primera, desde su fundación, hasta 1930;

b)        La segunda, desde 1930 hasta 1958 y

c)         La tercera, desde 1975 hasta la fecha.

 PRIMERA ETAPA.

            Sin entrar en mayores disquisiciones históricas, comenzaremos por decir que una vez que se inició en México el movimiento metodista en el año de 1873, la primera Disciplina que entro en vigor, se publicó en el año de 1882, en la Ciudad de México, por orden de la junta Anual de la Misión Metodista Episcopal en México, dictada ene l año de 1878. El texto de esta Disciplina está basado en la traducción de la Disciplina de la Iglesia Metodista Episcopal de los Estados Unidos, aprobado en su Conferencia General efectuada en 1876; la impresión se hizo en la Imprenta Metodista Episcopal que se encontraba ubicada en un lugar ampliamente conocido por los metodistas mexicanos: Calle Gante número 5.

            Esta primera Disciplina principia con una alocución episcopal, a manera de prólogo, y los obispos que la suscriben manifiestan como su propósito: “…el encomendarnos muy eficazmente a vosotros, miembros de nuestra Iglesia, nuestra forma de Disciplina, la cual ha sido elaborada por la experiencia en una larga serie de años y por estudios y observaciones  que hemos hecho acerca de otras iglesias antiguas y modernas… es nuestro deseo ardiente leáis, meditéis, aprendáis y comprendáis el contenido de ella. Después de las Santas Escrituras, debéis tener conocimiento de los Artículos de Fe y de los reglamentos de la Iglesia a la cual pertenecéis”.

            El texto de la Disciplina que comentamos está dividido en seis partes que son: Primera Parte: Origen, doctrinas y reglamento; Segunda Parte: Gobierno de la Iglesia; Tercera Parte: Administración de la Disciplina; Cuarta Parte: Las Instituciones y Beneficio de la Iglesia; Quinta Parte: Economía Temporal; y Sexta Parte: El Ritual.

            Debo hacer notar que aun cuando están incluidas en su índice las Partes Cuarta y Quinta se omitieron en esta traducción ya que: “la edición había de tener el carácter de provisional con la mira ulterior de una revisión esmerada del texto de la versión, para fijar de una manera definitiva la terminología eclesiástica en algunas de sus partes peculiares y esenciales”.

            Previa y breve nota histórica acerca del origen del metodismo , la Disciplina que comentaremos contiene 25 Artículos de Fe; el Reglamento General que establece la Sociedad Unida, la cual se define como: “una compañía de individuos que, teniendo la forma, buscan la potencia de la santidad y se unen para orar, para recibir la palabra de exhortación y para vigilarse con amor los unos a los otros, a fin de auxiliarse en la obra de su salvación”. A su vez cada Sociedad se dividió en clases compuestas de no más de 12 individuos; cada clase tenía un director, que era en verdadero líder y guía conforme a los deberes que le imponía el Reglamento. Como nota curiosa debo señalar que acorde con la época de surgimiento, este reglamento contiene, en su artículo 36 una declaración expresa en contra de la esclavitud.

            Contiene la Disciplina comentada disposiciones sobre la Comunidad de la Iglesia y los Medios de Gracia. Estos los hace consistir en el culto público, reglas sobre el espíritu y la verdad del canto y el establecimiento de las clases y sus reuniones.

            Establece la forma de gobierno de la Iglesia, el cual reside en sus conferencias que son: la conferencia general, como órgano supremo de gobierno y compuesta de delegados tanto ministeriales como laicos o legos, la cual tiene facultades legislativas y electorales para el nombramiento de obispo; la conferencia anual, cuyas facultades son de supervisión del trabajo en una circunscripción determinada y de recepción de nuevos presbíteros al ministerio itinerante y el presidente de una conferencia anual debería formular lo que hasta la fecha conocemos como preguntas disciplinarias, las que en esencia no han variado con el trascurso del tiempo.

            Establece esta Disciplina de 1882 como uno de los órganos de gobierno la conferencia de distrito, al frente de la cual habrá un presbítero y tendrá facultades de supervisión del trabajo temporal y espiritual del distrito y para conceder y prorrogar las licencias a los predicadores legos; en la conferencia de distrito se analizara el carácter de los predicadores legos, por medio de las preguntas disciplinarias elaboradas para este nivel; otro órgano de gobierno de la iglesia es la conferencia trimestral que, por razón de la división básica que soportaba a la Iglesia, se constituía por circuitos y estaciones, que eran los lugares de predicación; esta conferencia trimestral sería el equivalente a las actuales conferencias de cargo pastoral. La conferencia trimestral debería, en suma, atender y vigilar los asuntos espirituales y materiales de los circuitos o estaciones.

            El capítulo correspondiente al Ministerio Cristiano establecía el lema para los predicadores: “Santidad al Señor”; igualmente establecía que podían  ingresar en él: “los que profesaban ser movidos del Espíritu Santo a predicar” así como una exhortación a todos los predicadores a la unidad entre ellos y a la oración y trato cordial de los unos para con los otros.

 Se establecían las órdenes ministeriales de diáconos y presbítero pero, para ser recibido en plena conexión con la conferencia anual, se requiere que la recepción se haga después de solemne ayuno y oración y luego de responder a un cuestionario formulado en la propia conferencia.

           Estableció, dentro de sus órganos de gobierno, el sistema episcopal y señalo sus derechos y facultades. El sistema estaba representado por un obispo, elegido en Conferencia General.

            Una de las grandes modalidades de esta disciplina, misma que se conserva hasta el día de hoy, es la estructura primordial de su organización; ya desde aquellos años de 1882, podemos hablar de los trabajos de la Iglesia en seis diferentes niveles.

            Establece nuestra Disciplina de 1882 los procedimientos para la elección y consagración de los presbíteros itinerantes, que incluye como acto final, la imposición de manos de un obispo y de varios presbíteros;  igualmente, establece la orden de Diácono. Establece también los cargos de supernumerario, que es aquel “cuya salud esta averiada” (sic.), así como el cargo de predicador “envejecido”.

            Dedica un capítulo a los predicadores legos, a los que les da una gran importancia como pilares en el desarrollo de los trabajos de la Iglesia Metodista.

            La administración de la iglesia la encarga, la Disciplina que comentamos a la junta de directores y administradores, la cual es la comisionada para ayudar al presbítero encargado de la administración de los asuntos espirituales y temporales de los circuitos y estaciones.

            Una última parte de nuestro cuerpo legal que analizaremos se refiere a la “Administración de la Disciplina”, y se le puede equiparar con un dispositivo legal que establece la impartición de justicia para los obispos, ministros o predicadores itinerantes, a prueba y legos o laicos. También se incluye el proceso en contra de un miembro de la iglesia y los recursos de apelación.

            La parte VI de la Disciplina la constituye El Ritual, con los órdenes para la impartición de los Sacramentos: el Bautismo y la Cena del Señor; la solemnización del matrimonio; el oficio de difuntos, y termina con una sección dedicada a la ordenación de ministros, la cual principia por la fórmula de consagración de obispos, la ordenación de presbíteros y de diáconos.

            El Ritual contiene otras fórmulas tales como la empleada para colocar la piedra angular de un templo y la dedicación de este.

            Esto es, a groso modo, el contenido de la primera Disciplina que tuvo vigencia y aplicación en la primitiva Iglesia Metodista Episcopal, en nuestro país. No pretendo hacer un desmenuzamiento de otras disciplinas que estuvieron en vigor en nuestra iglesia; pero las que a continuación mencionamos, en base a su año de edición, siguieron los mismos lineamientos de la que anteriormente hemos analizado y comentado, y son reflejo fiel de lo ocurría en las Conferencias Generales de la Iglesia Metodista Episcopal de los Estados Unidos: Disciplina de 1891, la cual establece la Junta Oficial y ya incluye el texto traducido el inglés de las partes Cuarta y Quinta relativo a la Economía Temporal y a los Establecimientos de Instrucción y Beneficencia; la editada en 1908, la cual incluye ya la constitución de las diversas organizaciones metodista, tales como la Sociedad Misionera de mujeres, la Sociedad de Temperancia de la Iglesia, la Liga Epworth (movimiento juvenil) y la Fraternidad Metodista de hombres; los comités de educación, de escuelas dominicales, evangelismo de la ciudad, la Sociedad de ayuda para los libertos y la junta de pensionados de la conferencia, etc. Dato curioso, esta disciplina de 1908 establece los límites de las Conferencias Anuales fuera del territorio de los Estados Unidos. Y entre ellas se encuentra: “ la Conferencia de México, la cual incluirá la República Mexicana, excepto los estados de Chihuahua y Sonora y el territorio de la Baja California; también incluirá América Central”.

            En relación a la Disciplina editada en 1912, puedo señalar como sus notas características, que es una edición conjunta de la “imprenta Moderna de Santiago de Chile, de la Imprenta Metodista, Buenos Aires, Argentina y de la Imprenta de Gante, Ciudad de México” (sic). En cuanto a las reformas y adiciones encontramos el establecimiento de “Los Ministros Supernumerarios” que son aquellos que: “con motivo de su salud u otra razón igualmente satisfactoria, se hayan temporalmente imposibilitados para trabajar con eficacia…” Esta disciplina termina con un Apéndice que  incluye modelos de constitución para la Escuela Dominical y las Sociedades Misioneras de Escuela Dominical y una sección general en la que se establecen los cursos que deben seguir los candidatos “para nuestro ministerio de Conferencia General”. Una nota distintiva es que el currículo de estudios se incluye también el idioma italiano.

            El último ejemplar de una Disciplina a la que tuvimos acceso, de la primera etapa de la historia de la iglesia Metodista en México, es la edición de 1920, que pocos cambios o ningún cambio introduce en su texto, excepto que en el Apéndice substituye el currículo de estudios en idioma italiano por un curso para predicadores portugueses, escrito, desde luego en lengua portuguesa.

           Hasta aquí la primera etapa de la historia de nuestra Iglesia y sus Disciplina.

    Una breve anotación histórica. La inquietud de unificación de la Iglesias Metodista Episcopal del Sur tomó forma y: “Las Conferencias Generales de ambas Iglesias reunidas respectivamente en mayo de 1928 y mayo de 1930, tomaron los acuerdos encaminados a realizar la unión”.

 En la Ciudad de México, los días 8 y 9 de julio de 1930 se constituyó una Comisión Unificadora compuesta por representantes de ambas Iglesias; esta Comisión sentó las bases  para la unificación y así, el 16 de septiembre de 1930, en el templo de las calles de Gante, se reunió la primera Conferencia General de la Iglesia Metodista de México, la que eligió su primer obispo, el Dr. Juan N. Pascoe, e instituyo su primera Disciplina, la cual, en principio, siguió los lineamientos básicos de las estructuras y funcionamiento de toda Iglesia Metodista, universalmente reconocidos.

            De modesto podemos calificar, pero no por ello carente de brillo, el esfuerzo de la Iglesia Metodista en México por tener su primera Disciplina como iglesia autónoma: podemos decir, enunciativamente, que su contenido fue el siguiente: las Reglas Generales, los artículos de la fe; la Iglesia, su soberanía y sus poderes; las conferencias que son la General, Las Anuales, de Distrito, de cargo pastoral, de iglesia y las juntas oficiales; el Ministerio Cristiano, que establece las ordenes de diáconos y presbíteros, del pastor, los cargos laicos; el Episcopado y sus características; la Economía temporal, la construcción de casas pastorales, los ministros jubilados y un capítulo dedicado a la administración de justicia.

            Esta primera Disciplina, producto de la Primera Conferencia General de 1930 y editada en el año de 1931, contiene, además, la constitución del organismo encargado de llevar adelante el programa de la Iglesia: la junta de Educación Religiosa, en todos sus niveles, nacional, conferencial y local; establece también las organizaciones oficialmente reconocidas como parte integrante de la iglesia: la Liga Metodista de Jóvenes, la Confederación Misionera Femenil. Sin seguir un orden sistemático y congruente, establece un capítulo de misiones y obras de benevolencia; y entre los órganos de trabajo y organizaciones oficiales intercala el establecimiento de los presbíteros de distrito, las diaconisas y los pastores, con sus respectivos requisitos, facultades y deberes. Termina esta primera Disciplina de la Iglesia Metodista de México, estableciendo el Curso de Estudios de las conferencias anuales de la Iglesia.

            No cabe duda que la experiencia es excelente maestra. Prueba de ello lo es el hecho de que la Disciplina editada en 1934, con motivo de la Segunda Conferencia General, ya presenta otro rostro. Los asuntos son el principio los mismos, pero se muestra más ordenados y sistemáticamente y contiene una visión más clara del plan y programa de la iglesia, cuando establece ya, por primera vez comisiones encargadas de evangelismo, misiones, acción social y aparece por primera ocasión el credo social de la iglesia.

            La nota característica de esta disciplina es que desaparece el cargo de obispo, y las funciones de éste la encomienda a un superintendente general, quien, desde luego, mantiene las mismas funciones de un obispo. Siguiendo con este criterio, esta Disciplina suprime el cargo de presbítero de distrito, y lo sustituye por el de superintendente de distrito.

            De la Tercera Conferencia General, reunida en la Ciudad de Puebla, deriva la edición de la Disciplina de 1938. Sigue los lineamientos de la edición de 1934, pero incluye dos modalidades: primero, la expresión “Educación Cristiana” sustituye a “Educación Religiosa” y, ¡oh sorpresa! Desaparece la Liga de Jóvenes y es substituida por la “División Juvenil” de la Iglesia Metodista de México. El término “división”, se aplica en todos los niveles, nacional, conferencial, y local. Ver para creer y vivir para experimentar.

            En el año de 1942 se edita la Disciplina de la Iglesia Metodista de México que contiene su Constitución, Doctrinas y Gobierno, la cual recogió los acuerdos de la Cuarta Conferencia General reunida en la ciudad de Monterrey, N.L. Modesta en su presencia, lo es también en su aportación al mejoramiento de la legislación metodista mexicana; sus méritos consisten en que hace aparecer nuevamente  como tal a la Liga Metodista de Jóvenes e incluir como apéndice el Programa General de la iglesia así como restablecer el cargo de obispo, eliminando la denominación de “superintendente general”; la Iglesia Metodista de México retornó al sistema episcopal, de derecho, y de la misma manera y con el mismo criterio, suprimió la denominación de superintendente de distrito y vuelve a llamarlo presbítero de distrito.

discipl.20001            La experiencia es una gran maestra y los metodistas hemos aprendido mucho de ella; así la Conferencia General de 1946 produjo una edición de la Disciplina de nuestra Iglesia que, sin abandonar su esencia eminentemente cristiana y metodista, está muy bien ordenada, sistematizada. Entre las modificaciones que contiene están las siguientes: desaparecer el nombre de junta oficial y se substituye por el de junta de administradores; incluye un capítulo sobre Reglas de Conducta que observará todo ministro de la Iglesia Metodista de México, así como las recomendaciones del Señor Wesley para la hora del Culto. Esta edición hace énfasis en el ministerio de las mujeres y dedica una gran extensión pata tratar este tema: crea la Escuela Metodista para Diaconisas y su Consejo de Administración.

            Crea esta Disciplina como cuerpo auxiliar de la conferencia general el “consejo de interpretación”, para decidir puntos constitucionales, compuesto de cinco miembros… “Este consejo decidirá todo caso de enmienda propuesto, cuando exista duda si este afecta a un punto fundamental de la Disciplina…” .

            Considera nuestra Disciplina de 1946 que el episcopado de constituye con un fin exclusivamente administrativo y fija como lugar de residencia del obispo, preferentemente, la Ciudad de México.

            Una nota característica de esta Disciplina de 1946 lo es el hecho de que empieza a destacar prepondera mente la figura del obispo, situación ésta que es la práctica traería graves problemas al correr del tiempo.

            La edición de la Disciplina formulada en la Conferencia General reunida en Torreón, Coah., en 1950 presenta por primera vez una modalidad que se ha observado hasta nuestro días, dividir su texto en dos partes fundamentales que son: la Constitución que comprende cuatro sesiones, las cuales deben considerarse las bases fundamentales, invariables e inmutables de nuestra Iglesia; la Legislación General, la cual reglamenta las disposiciones constitucionales.

            Las cuatro acciones que integran la Constitución son las siguientes: la primera, comprende Soberanía, Artículos de Religión y Reglas Generales; la Sección Segunda, Organización y Gobierno; La Sección Tercera, el Obispo y los Presbíteros de Distrito; y la Cuarta, La Administración de Justicia.

            La Legislación General contiene Organización y Gobierno, en su Título Primero, el cual se forma a su vez de las siguientes partes: primera, cuerpos gubernamentales, segunda, el obispo y los presbíteros de distrito; el Título Segundo se dedica al Ministerio Cristiano y se compone de tres partes: predicadores, diaconisas y escuelas bíblicas, lo cual es una innovación en la legislación metodista; el titulo Tercero se dedica  a los miembros de la  Iglesia; el Titulo Cuarto, a economía temporal; y el Titulo Quinto habla de la Administración de Justicia, en tres partes: el proceso de un obispo; el proceso de un ministro y otros procesos. El Titulo Sexto regula los departamentos de la Iglesia: de oración, de evangelismo, de educación cristiana, de acción social y de misiones.

            El titulo Séptimo establece las organizaciones oficiales de la Iglesia: Sociedad Misionera Mexicana, Fraternidad de Señores, Sociedades Misioneras Femeniles, Liga de Jóvenes, Liga  Metodista de Menores. El Apéndice incluye: el curso de estudios para predicadores, itinerantes, curso post-seminario, las comisiones del cuadrienio y otros nombramientos y un directorio general.

Como características especiales de esta Disciplina, podemos señalar las siguientes:

Por primera vez se incluye el nombre oficial de iglesia, como Iglesia Metodista de México.

Se reconoce la existencia de un Consejo de cooperación, cuya existencia se enuncia, pero cuyo articulado y reglamentación se omite por acuerdo expreso de la Conferencia General.

La función del obispo se amplía para cumplir fines no sólo administrativos, sino también espirituales.

Anteriormente, apuntábamos la creación de escuelas bíblicas, “tipo secundaria”, para alumnos que, teniendo vocación ministerial, hicieran un curso pre-teológico que les permitiera acceder al seminario o a la escuela de diaconisas.

Pasaron ocho largos años para que nuestra iglesia pusiera en circulación una nueva edición de su Disciplina; así, en el año de 1958 se publicó ésta, conteniendo las reformas aprobadas por las Conferencias Generales efectuadas en la Ciudad de México, 1954 y Monterrey, N. L., 1958.

Esta nueva edición sigue fundamentalmente la estructura y el sistema de la edición de 1950. Sin embargo, incluye una serie de reformas y adiciones que representamos brevemente, a manera de catálogo:

Dentro de las reglas generales incluye un apartado que titula “Reglas Religiosas”.

En la Constitución, sección de organización y gobierno, capítulo relativo a los cuerpos gubernamentales, incluye como tales, a las Conferencias de Distrito, de Cargo Pastoral y de Iglesia, así como a las Juntas de Administradores.

Confirma la presencia del Episcopado, al negar a la Conferencia General la facultar de abolir el cargo de Obispo o de substituirlo por alguna otra forma de gobierno. Sigue el criterio de la Disciplina de 1950 al no incluir los artículos relativos al Consejo de Cooperación, por lo que este permanece en profundo misterio. No sabemos cuál fue el propósito y cómo estuvo integrado.

Una característica muy especial de esta edición 1958 de nuestra Disciplina, consiste en que un buen número de artículos van acompañados de notas aclaratorias y comentarios, algunos de ellos muy extensos, como los relativos a la iglesia local, comentario que deja abierta la posibilidad de llegar a tener conferencias de circuito; el extenso comentario y notas sobre los predicadores a prueba y un comentario igualmente largo sobre “la relación oficial y trabajo pastoral de la diaconisa a prueba, las diaconisas con credenciales, las diaconisas asociadas y las obreras voluntarias”. En estos tres casos, aun cuando se hace alusión a diversos artículos de la legislación, no podemos pensar que estrictamente se trate de disposiciones que tengan fuerza obligatoria o carácter de ley. Estos comentarios y notas explicativas se agregaron al texto de la disciplina sin aplicar ningún criterio de técnica legislativa; en todo caso, hubiera sido la base para incluir otro cuerpo legal que reglamentara dichas materias.

La edición 1958 de la Disciplina, dedica un capítulo especial al Consejo Episcopal. Igualmente, en la sección de Ministerio Cristiano, y particularmente en el capítulo de Pastores, agrega a estos un buen número de deberes que cumplir.

Hace, nuestra Disciplina de 1958, en este renglón de Ministerio Cristiano, modificaciones importantes: establece predicadores locales, predicadores suplentes, y divide en dos capítulos distintos lo relativo a predicadores jubilados y pensionados, substituye las escuelas bíblicas por lo que denomina “instituciones de preparación teológica”.

En relación a miembros en plena comunión y miembros a prueba, la Disciplina establece los derechos eclesiásticos que deben disfrutar estos miembros; agrega un capítulo sobre miembros inactivos

El seguro ministerial se substituye con el fondo de funerales, el cual es muy ampliamente regulado por la Disciplina. Finalmente, en la parte de Organizaciones Oficiales, la Disciplina autoriza, con este carácter, a la Liga Metodista de adultos jóvenes y reconoce la existencia de un periódico oficial para la juventud metodista (recordemos su nombre, “Vanguardia Juvenil”).

Una última anotación sobre la Disciplina de 1958. Las Legiones Blancas de Servicio se incluyen en la Constitución de las Sociedades Misioneras Femeniles.

Hasta aquí la segunda etapa del desarrollo y evolución de la Disciplina de la Iglesia Metodista de México

La tercera y última etapa en el largo camino recorrido por la Disciplina, se inicia en el año de 1975. La edición que circulo en este año recoge los acuerdos de varias conferencias generales de la novena, celebrada en 1962, en México, D.F.; de la Décima, de 1966, de Monterrey, N.L.; de la Décimo primera, de 1970, de México, D.F.; de la extraordinaria, de México, D.F, en 1972, y de los dos periodos de sesiones de la Décimo segunda, efectuados en Saltillo Coah., en 1974 y las sesiones finales en México, D.F., en 1975.

En esta nueva edición, la Disciplina y la propia Iglesia Metodista de México, toma su propio rumbo, sin perder su espíritu netamente metodista. Se busca y obtiene una mejor educación a la realidad de nuestro país y de la iglesia; esta avanza y progresa y, que mejor demostración de ello, que el afán de perfeccionar su legislación, para que  a través de su aplicación se obtuvieran mayores y mejores resultados en el cumplimiento de su vida y misión.

La edición de 1975 de nuestra Disciplina es reflejo fiel de la dinámica que la Iglesia imprime a su trabajo. En primer lugar, suprime todas las notas aclaratorias que aparecían en la edición anterior, así como los comentarios respectivos.

En cuanto a los órganos gubernamentales, desaparece el misterioso Consejo de Cooperación; se instituye el Gabinete General y desaparece la Conferencia de Cargo Pastoral.

La facultad de elegir obispo se trasfiere de la Conferencia General, a las Conferencias Anuales, por lo que aquella pierde su carácter electoral.

El presbítero de distrito cambia su denominación y cobra su antiguo nombre de superintendente de distrito.

La Disciplina que se analiza, otorga a los cargos pastorales la  posibilidad de enviar hasta tres delegados laicos a la Conferencia Anual, atendiendo al número de miembros en plena comunión  que tenga  cada cargo pastoral.

El superintendente de distrito pierde el privilegio de nombrar un delegado laico ante la Conferencia Anual; igualmente, la integración de un Gabinete Conferencial y sus funciones; establece la llamada comisión de candidatura en todos los niveles  de los órganos de gobierno de la Iglesia Metodista de México.

La junta de Administradores aumenta su número con el agregado de los presidentes de organizaciones, misioneros y obreros adscriptos al cargo pastoral.

Crea entre los miembros de la Junta de Administradores una comisión permanente que resuelva los asuntos del cargo pastoral en ausencia del pastor; y, por lo que hace a  los administradores, limita el periodo de su ejercicio a no más de cuatro años continuos en el trabajo.

Una de las reformas más importantes establecidas en la Disciplina de 1975, es la que consiste en crear las áreas episcopales y determinar la elección de un obispo por cada área episcopal, elección que, como ya hemos dicho, se hace en conferencia anual; y fija a cada obispo su lugar de residencia dentro del área episcopal a su cargo, suprimiendo, por razones lógicas, el anteriormente llamado gabinete episcopal

Se incluye dentro de la sección de Ministerio Cristiano un capítulo dedicado a los predicadores itinerantes a prueba, mismo que substituye una de las largas notas aclaratorias que incluía la Disciplina de 1958. También dentro de la sección de Ministerio Cristiano, se suprime la orden de diacono en el nivel de Conferencia Anual y el capítulo de predicadores supernumerarios; establece la orden de diacono a nivel de conferencia de distrito. Finalmente, en esta misma sección, regula más ampliamente el Consejo de Administración de la Escuela para Diaconisas.

En materia de cuidados pastorales, suprime la atención que el pastor debe prestar a los menores que quedan huérfanos y que hayan sido bautizados en el cargo pastoral y suprime también lo relativo a la membresía automática de la familia del pastor al cargo pastoral al cual se halle adscrito

En materia de economía temporal, y particularmente, sobre construcción y conservación de templos y anexos, es más breve la regulación que hace al respecto.

Suprime la Comisión General de publicaciones y el asunto referente a literatura, lo reduce al órgano oficial de la iglesia.

También, nuestra Disciplina comentada es muy poco explicita en el capítulo relativo al fondo de funerales.

Supongo que, como error tipográfico, omite el artículo 818 que versa, dentro de la sección de administración de justicia, sobre juicios o procesos durante la Conferencia General y, en esta misma materia, incluye una nueva modalidad: el proceso de un predicador a prueba.

 Quizá con poco acierto, la Disciplina de 1975 suprime las Juntas Generales de Evangelismo, de Educación Cristiana, de Acción Social y de Misiones, en los niveles General y Conferencial; suprimiendo también los cargos respectivos de secretarios ejecutivos, quedando los trabajos de estas áreas encomendados exclusivamente al ámbito de la iglesia local. Suprime también el texto del Credo Social de la Iglesia Metodista de México.

 Crea la Oficina Coordinadora de la Obra Institucional y un encargado de ese trabajo, que recibe el nombre de coordinador nacional; pienso que este fue un gran avance en el área de los servicios que la iglesia debe presentar a sus miembros y a la sociedad en general.

 Felizmente, incluye esta Disciplina el patrocinio de la Iglesia Metodista de México para la constitución de la Sociedad de Estudios Históricos del Metodismo, uno de los cuyos propósitos estamos cumpliendo el día de hoy, al informar a los miembros de la Iglesia sobre la historia del Metodismo en México.

 En la sección de Organizaciones, la Disciplina de 1975 presenta las siguientes adiciones, modificaciones y reformas:

 Cambia de nombre la Fraternidad de Varones, la que a partir de esa fecha, se denomina Fraternidad de Hombres Metodistas.

 La Liga Metodista de Jóvenes se re-estructura para adecuar su organización a la nueva estructura de la iglesia nacional. Ignoramos los motivos, pero esta Disciplina suprime, como organización oficial, la Liga de Menores, a la vez que reconoce como organización oficial a la Legión Blanca de Servicio Cristiano.

Hasta aquí el enunciado a algunos comentarios sobre la edición de la Disciplina de la Iglesia Metodista de México aparecida en 1975. Sin embargo, en relación con ella, queremos hacer una reflexión:  son innumerables los cambios que se efectuaron en ella, unos, movidos seguramente por el lapso de 17 años trascurridos entre su antecesora de 1958 y ésta, cuyo comentario ahora incluimos. Pero también pienso que estos cambios no obedecieron al simple trascurso del tiempo, sino también a una real y profunda necesidad de adecuar la Iglesia a las necesidades y la realidad de su entorno.

 Al terminar el examen de la Disciplina de 1975 sentí haber llegado al clímax de este trabajo; me habría gustado darlo aquí por terminado, mas decidí seguirlo hasta el fin, para poder decirme a mí mismo, al ponerle termino: “Opera finita est” (la labor está terminada).

 Así pues, después de esta muy personal reflexión, continuo.

Aparece en los comienzos de 1984 la Disciplina de pasta azul que contiene los acuerdos y reformas aprobados en las Conferencias Generales Decimotercera y Decimocuarta de 1978 y 1982, reunidas, respectivamente, en Nuevo Laredo, Tamps., y Cuernavaca, Mor.

 De buena presencia, pero con poca fortuna editorial, respecto a su contenido, esta edición sigue los principios y lineamientos de su antecesora. Y poco hemos encontrado, al realizar su análisis, que haya sido reformado o adicionado. Así pues, enuncio las modificaciones que hemos detectado.

 En la parte de Constitución, encontramos el establecimiento de una Comisión Nacional de Finanzas y del cargo de tesorero general; suponemos que es de la iglesia nacional, pues el artículo respectivo no lo aclara. La comisión  y el cargo de tesorero se reglamentan posteriormente en la parte de Legislación, sección de Economía Temporal.

 En la Sección de Ministerio Cristiano, se establece la orden de diacono de cargo pastoral, el que se constituye por la elección de la conferencia de iglesia y se confirma por la imposición de manos del pastor y de la Junta de Administradores.

Por lo que respecta a toda la legislación que anteriormente se había establecido en materia de diaconado femenil, prácticamente desaparece: desaparecen la diaconisa a prueba, la diaconisa con credenciales, la asociada; igualmente desaparecen el consejo general de diaconisas, las juntas de diaconisas de Conferencias Anuales, la Escuela Metodista de Diaconisas y su consejo de Administración. También desaparecen las instituciones de preparación teológica, cuya finalidad era impartir cursos pre-teológicos. Como romántico recuerdo, queda en la Disciplina de 1984 solamente una descripción general de lo que debe ser una diaconisa y el tenue perfil de la obrera voluntaria.

 Con esta Disciplina termina una época en el trabajo de la Iglesia Metodista de México. Por mi mente pasan en este momento los nombres y rostros de muchas diaconisas a quienes tuve el privilegio de conocer, muchas de las cuales ya no están más con nosotros; con otras, podemos aún convivir, pero para todas ellas, en esta ocasión, dejo mi pequeño, modesto, pero sincero homenaje por su entrega y colaboración en los trabajos de predicación del Evangelio y del extendimiento del Reino de Dios. Para las mujeres que sintieron el llamamiento del Señor para ser sus siervas en el ministerio cristiano se abrieron las puertas de los seminarios para que pudieran alcanzar, en igualdad de circunstancias con los varones, una plena conexión con la Iglesia Metodista de México.

 Nuestra Disciplina de 1984 regula el establecimiento de instituciones de preparación teológica, seminarios, cuyo propósito es la preparación teológica-pastoral de hombres y mujeres llamados por Dios al ministerio pastoral o a otras tareas de la iglesia, regulando con todo acierto el establecimiento, propósito, funciones, administración y dirección de los seminarios oficiales metodistas.

 Una última edición de la Disciplina de 1984. Con todo tino, establece las comisiones de programa, cuya función consiste en asumir la dirección de los programas de toda la iglesia, para coordinar los trabajos  y el cumplimiento del propósito de la iglesia.

 La tercera y última etapa en que hemos dividido este trabajo incluye con una breve alusión a la edición 1987 de nuestra Disciplina. Mientras se ha estado elaborando este trabajo, la Comisión Permanente de Revisión y Consulta de la Disciplina ha estado trabajando en esta última edición, que incorpora a nuestro cuerpo legal las resoluciones emanadas de la Decimoquinta Conferencia General, efectuada en Saltillo, Coah., en agosto de 1986. Esperamos que en estos días el pueblo metodista, pastores y laicos, la tengan ya en sus manos, con la idea de conocerla, estudiarla y practicarla.

 Contiene esta edición de 1987 una revisión a fondo y exhaustiva de nuestro cuerpo legal. Su presentación se ha diseñado de tal manera que pueda ser de uso permanente y seguramente tendrá buena acogida entre todos los metodistas de hoy.

 A estas alturas, sería muy prolijo anunciar todas las modificaciones y adiciones que contiene, pero si deseo destacar puntos que resultan interesantes.

 Se da una nueva forma de propósito general de la iglesia, tanto en la Constitución, como en la legislación; establece y regula la Dirección de Literatura y Comunicaciones, la Dirección de Literatura y Comunicaciones, la Dirección de Archivo e Historia; igualmente instituye la Comisión Permanente de Revisión y Consulta de la Disciplina; desaparece al Oficina Coordinadora de obra Institucional y su coordinador nacional y se establece el Consejo Directivo de esta área, encabezado por un presidente que será prácticamente, el director de este trabajo eclesiástico.

 Nuestra Disciplina de 1987 reincorpora como órgano de gobierno de la iglesia a la Junta de Cargo Pastoral y crea las Comisiones Nacional y Conferencial de Programa; las comisiones conferenciales, distritales y locales de Educación Cristiana, de Evangelización y Discipulado, y de Acción Social; y re-establece el texto del Credo Social de la Iglesia Metodista de México, antes suprimido.

Concluimos aquí el análisis de la legislación que, por más de un siglo, ha regido la vida de la Iglesia Metodista en este país. Con yerros unas veces, con aciertos las más, la legislación ha sido un algo cambiante en la forma, pero no en el espíritu. A pesar de las múltiples modificaciones, reformas y adiciones, sentimos que nuestro cuerpo de leyes, en nuestro aquí y en nuestro ahora, conserva el perfil del metodismo tal y como se ha esculpido en cualquier lugar de la tierra. Nuestros principios siguen siendo los mismos: la seguridad de la salvación por la Gracia Divina; la pureza de vida y su realización a través de los frutos del Espíritu y la santificación. Seguimos pensando y actuando como Juan Wesley: “el mundo es nuestra parroquia”; en lo no esencial, “pensamos y dejamos pensar”, estrechamos las manos de quienes tienen un corazón recto como el nuestro, en términos de 2° de Reyes 10:15; hacemos uso de los hermosos himnos de Carlos Wesley: “Pudiera yo cantar en mil lenguas las glorias de tu amor”, “Con cánticos Señor, mi corazón y voz”, “Sólo excelso amor Divino”. “Jesús tu excelso y santo Amor”, “Cariñoso Salvador, huyo de la Tempestad”, “Ved del Cielo Descendiendo”, “Iglesia de Cristo”; “Ven Jesús muy esperado”, “Oíd un son en alta esfera”, “El Señor resucito”, “Tocad Trompeta ya” y muchos otros himnos de la inspiración del Cantor del Metodismo.

 Por los principios que practicamos, creemos y sentimos; por la alabanza en los himnos Wesleyanos, afirmamos categóricamente que, a través de los tiempos, tenemos y hemos conservado una precisa y preciosa identidad metodista, pero, sobre todo, una personalidad que nos identifica con Cristo, por lo que podemos considerarnos, con modestia, no sólo genuinos metodistas, sino verdaderos cristianos.

 Comparto, finalmente, con ustedes, un último pensamiento debido a  la pluma del inolvidable Dr. Gonzalo Báez Camargo, a quien rindo, desde aquí, póstumo, pero muy sincero homenaje, por medio de esta líneas: de su folleto titulado “El porqué del protestantismo en México”, editado por la Casa Unida de Publicaciones en 1930, dejo para ustedes los siguientes conceptos, muy validos en el día de hoy: “No olvidemos, mayormente, que todo el poder y todo el dinamismo que habemos menester para llevar a cabo nuestra misión, provienen de la amistad con Jesús y de la vigorizada conciencia de que, al igual en la hora del brillante triunfo, como en las opacas horas del conflicto, Él está con nosotros. Mantengámonos siempre cerca de Jesús y que su gracia renovadora y purificadora, nos haga cada vez más dignos y más idóneos para su servicio”. Amén y Amén.

México, D.F., julio de 1987.

 

Lic. Samuel Martínez Arias.

SOCIEDAD DE ESTUDIOS HISTORICOS DE LA

IGLESIA METODISTA DE MÉXICO

CONTESTACIÓN AL DISCURSO DE INGRESO

DEL LIC. SAMUEL MARTINEZ ARIAS

10 DE JULIO, DE 1987.

Sr. Obispo, Pbro. Raúl Ruíz Ávila;

Sr. Pdte. de la Soc. de Est. Históricos,

      Pbro. Gustavo A. Velasco.

Sr. Srio. Ejecutivo, Lic. Rubén Ruíz Guerra

H. Miembros de la Conferencia Anual de México.

Me siento altamente honrado por la encomienda de contestar, a nombre de la Sociedad de Estudios, al trabajo de ingreso que ha presentado el Sr. Lic. Samuel Martínez Arias, con el título de  “La Iglesia Metodista en México y su Legislación”.

El tema abordado por el Lic. Martínez Arias, que yo recuerde, no ha sido tratado, de ahí su importancia al iniciar el cambio de futuras investigaciones. Su elaboración requirió, obviamente, el esfuerzo y la dedicación al estudio de cada edición de la Disciplina, no como quien lee una colección de diversos temas; sino como quien examina el mismo libro en sus diversas ediciones buscando los cambios, las diferencias y las adiciones, y aún los errores. A través de esta disertación podemos ver y aun sentir los momentos históricos, las inquietudes e ideales de la Iglesia. Los que como el subscrito, hemos tenido el privilegio de vivir en ella, siendo testigos de su desenvolvimiento, de sus conflictos, de sus logros y victorias, así como de sus decepciones; podemos ver en la Disciplina reflejadas esas diversas experiencias en los cambios y variaciones de la misma. Pero solo nos damos cuenta de estos hechos cuando hay algún estudioso que los descubra y nos lo haga notar, como en el caso de nuestro distinguido hermano Martínez Arias.

El estudio que comentamos cobra importancia porque versa sobre un asunto de interés para los metodistas, como lo es la Disciplina.

El obispo Jorge A. Miller, allá por los años veinte, reunió a los seminaristas metodistas para una plática sobre metodismo, y nos dijo en esencia: Jóvenes, el ministro metodista tiene dos fuentes de inspiración, de autoridad y de acción: 1°, la Biblia, y después la Disciplina. La Biblia para todo asunto de doctrina y de fe; la Disciplina para todo asunto de organización y administración. Sobre estos dos libros debe basarse la vida, la inspiración y el trabajo del pastor metodista.

Huelga decir que el trabajo del Hno. Martínez Arias nos hace volver los ojos hacia nuestra Disciplina y reconocer su importancia, porque está hecho no como documento de entretenimiento literario, sino como el “vademécum”, esto es, que debe ir con nosotros, en la cabeza y en el corazón, como guía para todos los asuntos de gobierno y administración en nuestra Iglesia. Y no solamente los ministros, sí que también los miembros de la Iglesia, e indispensablemente cada uno de los administradores y presidentes de organizaciones.

El estudio del Hno. Martínez Arias se desarrolla partiendo del postulado “ubi societas, ubi jus”, o sea “donde hay una sociedad, hay un derecho”, y lo ejemplifica con la legalización mosaica para Israel. Siguen los diez pasos que hubo en el desarrollo e institucionalización del metodismo y su legislación.

Al pasar el metodismo en México hay un bosquejo de la condición que guardaba el país después de las luchas por la independencia, la Reforma y la Intervención, condición que era de efervescencia de fuerzas latentes en política, en ideas y aspiraciones. Aparece el obispo Haven dando los primeros pasos para establecer la obra metodista, y en su oportunidad aparece también la Disciplina, que por supuesto, es la de la Iglesia Metodista Episcopal de los E. Unidos, ya que México es una misión de ella. Señala tres etapas: La Primera, de 1882 a 1930, en que el metodismo en México se convirtió en Iglesia Autónoma.

La segunda etapa comienza con la primera Disciplina, que se publicó en 1931. Esta ya es nacional, para encausar el trabajo de las Conferencias Anuales tanto de la Frontera como la del Centro.

La tercera etapa comprende de la Disciplina de 1975 a  la de 1984, con una breve mención a la de 1987.

Permítaseme hacer una referencia a la labor de la Primera Conferencia General para redactar la primera Disciplina de la Iglesia Metodista de México. Cuando se comienza un trabajo sin antecedentes, como que se va pisando terreno virgen, no hay vereda que seguir, y como el verso de Machado, “hay que hacer camino al andar”. Era la primera vez que un grupo de mexicanos se abocaba a redactar los artículos iniciales de una disciplina. Formaban la comisión un grupo de ministros de la Conferencia Fronteriza y de la del Centro, y entre ellos el subscrito. Pomposamente uno de los ministros propuso que el primer capítulo dijera: “Por la voluntad de Dios y de los miembros en Plena Comunión de la Iglesia Metodista de México, con esta fecha, 16 de septiembre, de 1930, se constituye la Iglesia Metodista de México”. Llevado al pleno, después de mucha discusión se aprobó con modificaciones de forma más que de fondo.

Las comisiones de la Conferencia trajeron sus trabajos conforme al programa, sobre organización y gobierno, ministerio cristiano, economía temporal, episcopado, etc. produciendo el material para la primera Disciplina de nuestra Iglesia. Huelga decir que los lineamientos generales eran solamente trasplante de los de la Iglesia Metodista Episcopal de los Estados Unidos.

Terminamos nuestro comentario al discurso de recepción que ha leído nuestro hermano, el Lic. Samuel Martínez Arias, expresando que es de apreciarse profundamente su noble esfuerzo que, por lo que se ha dicho, señala rumbos o caminos para nuevas investigaciones sobre la historia, la filosofía y los ideales de la Iglesia Metodista de México.

Lic. Samuel Martínez Arias, bienvenido al seno de la SOCIEDAD DE ESTUDIOS HISTORICOS DE LA IGLESIA METODISTA DE MÉXICO.

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” San Juan Cap. 8:32

M. Olivera Chávez.

Vanguardia Juvenil 

Estrellas con los pies en la tierra

 

Falcao y Kaká: rivales en el campo, hermanos en la fe 

VJ.jugadores

 Falcao y Kaká, futbolistas seguidores de Jesús. 

 

 En el campo lo darán todo por sus equipos. Son amigos y comparten la misma fe en Jesús.

 

28 DE NOVIEMBRE DE 2012, MADRID.- El jugador de moda esta temporada es, sin duda, Radamel Falcao. El delantero colombiano del Atlético de Madrid lidera al equipo en su impecable trayectoria en liga y triunfa en los partidos con su selección.

 Uno de los aspectos que siempre se destacan del jugador colombiano es su actitud combativa en el campo (le llaman “el Tigre”), en contraste con la tranquilidad y sencillez que transmite cuando habla. Siempre que lo hace, se muestra feliz y no le cuesta reconocer las cosas importantes en su vida: el fútbol, su familia, y por supuesto, su fe en Dios.

 Antes del partido Real Madrid-Atlético de Madrid de este fin de semana ,  el delantero fue entrevistado en El Larguero,  el programa que dirige en la Cadena Ser el periodista José Ramón de la Morena. Falcao repasó la actualidad del club atlético y sus sensaciones antes del partido, pero también habló de su relación con Kaká, contra el que se enfrentará este fin de semana en el partido de liga contra el Real Madrid (aunque por lo visto hasta ahora, es difícil que Kaká llegue a saltar al campo de juego).

 Radamel  Falcao dijo que es amigo de Kaká, el jugador del Real Madrid con el que comparte la misma fe. “Hemos compartido momentos juntos en la iglesia”, explicó.

 Falcao  contó además que es evangélico “desde muy niño”, gracias al testimonio de su madre.  La iglesia también ha formado parte importante de su vida matrimonial, ya que conoció a su mujer en una reunión. “Ella tiene un gran corazón y es fundamental en mi carrera deportiva, desde que estoy con ella me ayuda a tener los pies en la tierra, me complementa”, explicó el futbolista.

 UNA FE VIVA

 El Falcao más íntimo José Ramón de la Morena entrevista a Falcao en la cadena SER, abordando temas como su niñez, su fe, su mujer, su relación con Kaká, los peligros de la fama… Una entrevista editada por Protestante Digital para resaltar las facetas más íntimas de la vida de Falcao. Preguntado por las diferencias con el catolicismo, Falcao explicó que “se trata de aprender más de la vida y ponerlo en práctica. No se adoran santos ni imágenes. Hay servicio los domingos pero jugando ese día es muy difícil asistir”.

 En el contexto de fama en el que se mueven los futbolistas a veces resulta difícil tener los pies en la tierra. El entrevistador  preguntó si era posible “mantener la fe en Cristo en un mundo en el que te idolatran”, a lo que Falcao contestó que “todo lo que me ha pasado es gracias a Dios. Él me ha dado la salud y el talento para poder estar donde estoy. El día que deje de reconocer eso, no sé si estaré tan centrado en mi vida”.

 En cuanto a la popularidad, Falcao intenta “que no influya en lo que verdaderamente es importante que es mi rendimiento en el campo, y que no me cambie nada. Quiero disfrutar de ella y compartirla con la gente que me rodea, pero sé que alguna vez se acabará”.

 Además  resaltó la importancia de su relación con Dios. “Cada uno tiene una relación personal con Dios. La Biblia es el manual de lo que a Dios le gustaría que hiciésemos, además nos comunicamos a través de la oración (…). Intento orar en todo momento cosas sencillas, algo personal, no tan protocolario”.

 Al final, en una serie de preguntas cortas y respuesta rápida,  le dicen “¿Qué persona es la que más ha influido en tu vida, fuera del fútbol?”. La respuesta es fácil imaginarla: “Jesús”.

 También contó que le gusta asistir a los cultos dominicales (“misas” lo llamó De la Morena, a lo que él cortésmente respondió que “servicios religiosos”), pero que el ritmo de partidos, que suelen caer en domingo o en fin de semana fuera de casa, le hacen muy difícil hacerlo. Sólo le es posible cuando juegan en Madrid y en sábado.

Fuentes: CADENA SER               Editado por: Protestante Digital 2012

Vida y obra de Lutero 

X – El Dios Oculto

7942091-estatua-de-martin-lutero-y-luther-place-memorial-church-en-washington-dc[1]

Los párrafos siguientes contienen las célebres pero también muy discutidas exposiciones de Lutero acerca del Dios oculto, el “Deus absconditus”, con lo que se hace referencia al obrar de Dios en sí, fuera de su palabra revelada y sin ella. La discusión se dirigió y se dirige en dos direcciones: tiempos hubo en que los pensamientos expresados por Lutero se consideraban ofensivos por la presunta arbitrariedad y amoralidad que le atribuían a Dios; hoy día en cambio existe a veces el peligro de que se haga del “Deus absconditus” de Lutero un concepto global para limitar así y relativizar el carácter singular e inequívoco de la revelación de Dios en Jesucristo. Lo uno como lo otro es incorrecto. Quien no acepta la ocultación de Dios como fondo de su revelación, racionaliza la revelación divina; en cambio, quien hace de la ocultación de Dios el punto de partida para especulaciones histórico-filosóficas, se desvía hacia el gnosticismo. Lo uno y lo otro debe evitarse si se quiere hacer justicia a Lutero.

No es esta la primera vez que Lutero presenta la distinción entre el Dios que se nos ha manifestado, y el Dios que en su majestad reina en lo oculto, inaccesible a todos; antes bien, dicha distinción le es propia desde el comienzo de su labor teológica. Puede ser que haya recibido un primer impulso en este sentido al usar las obras de Dionisio Areopagita (obispo ateniense del siglo I) en sus lecturas sobre los Salmos de los años 1513 a 1515. En su Comentario sobre Romanos, p.ej., distingue entre el “Deus intrinsece” y el “Deus extrinsece”. Constantemente distingue entre el “Deus in maiestate” y el “Deus in verbo”, o como dice aquí, el “Deus praedicatus” (pág. 151:11; 151:24; 152:3; WA 18, 684, 34; 685, 3; 9). Así que el “Dios oculto en su majestad” (pág. 152:16; WA 18, 685, 21) no es en absoluto un concepto introducido especialmente para combatir a Erasmo o para defender el “servum arbitrium”, sino que pertenece por su esencia al concepto de la revelación de Dios. Pues este mismo Dios que lo es todo en todo, se ligó espontáneamente, por gracia, a su palabra, haciéndose así concebible, audible, comprensible y manifiesto. Dios no es conocible y manifiesto por su esencia; antes bien, el hecho de que lo sea lo debemos a una auto-limitación suya para la cual la única explicación es su voluntad y su amor. Pero esto no quiere decir que el haya dejado de ser libre, independiente, incomprensible, eterno e inaccesible. En efecto: el no renuncia a ser Dios, sino que nos revela que Dios es el. “Pues (en su actuar como Dios oculto) él no se auto-limito mediante su palabra, sino que se reservó plena libertad sobre todas las cosas”365 (pág. 152:18; WA 18, 685, 23). Siendo pues que la revelación es la “excepción”, la auto-manifestación espontanea del en si inescrutable Dios, también sus palabras siempre estarán rodeadas de y envueltas en un obrar que antes que revelárnoslo a Dios, nos lo oculta. Así es como se ha de entender el paralelismo del Deus absconditus y el Deus revelatus: son los dos aspectos inseparables del Dios único, viviente y soberano, que también como Dios revelado sigue siendo el sujeto de su revelación, sin “entregarse” a los hombres o al mundo.

Lutero exige por lo tanto que se distinga entre el “Verbum Dei”, palabra de Dios, y el “Deus ipse”, Dios mismo, en persona (pág. 152:21; WA 18, 685, 26), así como había afirmado en el comienzo de la obra: “Dios y las Escrituras de Dios son dos cosas”366 (pág. 34:19; WA 18, 606, 11); y esta distinción debe hacerse de la manera que el terrífico resplandor del “Deus ipse” siempre de nuevo nos ahuyenta y nos echa en brazos del “Deus praedicatus”. “Nos corresponde guiarnos por la palabra, no por la voluntad inescrutable”367 (pág. 153:2; WA 18, 685, 31). Sobre la base de esto se puede comprender que el “sola scriptura” es para Lutero no un “principio” teológico – ¡como tal sería una racionalización de Dios! – sino el lugar que Dios mismo nos dejó y nos concedió donde podemos acercarnos a él sin estrellarnos contra él (comp. pág. 160:3 “luchar con Dios a la manera de los gigantes”;368 WA 18, 690, 26). En cierto pasaje, Lutero identifica este acceso a Dios mediante la palabra directamente con la encarnación, poniendo frente al Dios oculto, el Dios encarnado (pág. 158:12 y sigs.; WA 18, 689, 23 y sigs.). Hasta es capaz de colocar estos dos aspectos de Dios en una vecindad tan estrecha que el contraste resulta vivísimo. Y este es quizás el pasaje más profundo en este capítulo tan fecundo en ideas. ¡El Dios encarnado vierte lágrimas por la perdición del incrédulo – perdición que la Voluntad de la Majestad ha resuelto en sus designios inescrutables! Es de admirar que Lutero no intenta solucionar esta paradoja, sino que la deja sin solución, tal como corresponde al estado real de las cosas. “A nosotros nos corresponde… adorar con reverencia al Dios que puede y quiere cosas tales”369 (pág. 158:26; WA 18, 690, 1).

Es imposible detenernos más ampliamente en esta cuestión; para hacerlo, tendríamos que detallar lo que Lutero enseña respecto de la revelación de la palabra.

Basta con que nos hayamos dado cuenta de que Dios es oculto y también manifiesto, y que ambos aspectos están inseparablemente unidos, ya que se trata de la ocultación y revelación de uno y el mismo Dios. Su ocultación le confiere a la revelación su soberanía divina, su revelación empero le quita a la ocultación sus horrores y hace de Dios un Dios cercano a nosotros.

Un pensamiento más debe mencionarse: Lutero aplica aquí la misma regla que Erasmo había usado en contra de él, si bien en un contexto muy distinto: “Lo que está por encima de nosotros, nada nos importa”370 (pág. 151:27; WA 18, 685, 6). El Dios oculto no quiere ser conocido por nosotros; nos es inaccesible porque quiere serlo. En otras palabras: Por cuanto Dios no quiere que se lo comprenda a menos que sea en su palabra, por esto, rige para nosotros: “Lo que está por encima de nosotros nada nos importa”. El hacer alto en este límite es, pues, el alto de la fe obediente que investiga la naturaleza de Dios siguiendo las pautas que Dios mismo dio para ello; podríamos decir también: conforme a la analogía de la fe, no conforme al propio parecer. El camino indicado por Dios es Jesucristo, el Crucificado, “en quien están todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento, pero escondidos” (pág. 158:13; WA 18, 689, 24). Así que también aquí hay una ocultación, pero una ocultación que está abierta para la fe, en tanto que aquella otra ocultación del Deus absconditus es el abismo que atrae a los incrédulos y los sepulta (pág. 207:1 y sigs.; WA 18, 718, 3 y sigs.).

Con su silencio, Dios rodea como con tinieblas impenetrables aquel centro luminoso y radiante llamado Jesucristo, para que éste solo sea el camino, la verdad y la vida.

Erasmo interpretó el “Lo que está por encima de nosotros, nada nos importa” en un sentido muy distinto. Para él se caracteriza con estas palabras la unidad de fe y razón. Donde esta unidad corre peligro; Erasmo levanta esta regla como señal de alarma. Lutero en cambio tiene en mente la unidad de la voluntad de Dios que se nos revela, y de nuestra obediencia de fe que investiga a Dios en el camino señalado, en su palabra. De ahí parte Lutero para definir el límite del “Nada nos importa”.

Es en todo sentido una palabra evangélica y un dulcísimo solaz para los míseros pecadores cuando Ezequiel dice: “No quiero la muerte del pecador, sino antes bien que se vuelva y viva”. De igual naturaleza son también los pasajes siguientes: Salmo 28:

“Porque un momento dura su ira; su voluntad es más bien la vida”; Salmo 68: “!Cuán benigna es tu misericordia, oh Señor”; igualmente: “Porque soy misericordioso”, y aquella palabra de Cristo en Mateo 11: “Venid a mi todos los que estáis trabajados, y yo os hare descansar”; además, Éxodo 20: “Yo hago misericordia en muchos millares a los que me aman”.371 ¿Y acaso no está compuesta casi más de la mitad de la Sagrada Escritura de puras promesas de la gracia, en las cuales Dios ofrece a los hombres misericordia, vida, paz y salvación? Mas ¿qué otra cosa dicen las palabras de promesa sino esto: ¿“No quiero la muerte del pecador”? ¿Y si Dios dice “yo soy misericordioso”, no es lo mismo como si dijera: “No estoy airado; no quiero castigar; no quiero que vosotros muráis; quiero perdonar, ¿quiero ser indulgente”? Y si no quedaran firmemente en pie aquellas promesas divinas mediante las cuales pueden volver a levantarse las conciencias agobiadas por el reconocimiento de su pecaminosidad y aterradas por el miedo ante la muerte y el juicio, ¿qué lugar habría para el perdón y la esperanza? ¿Qué pecador no caería en la desesperación? Pero así como no se puede probar el libre albedrío con las demás palabras de misericordia o promesa o consuelo, tampoco se lo puede probar con esto: “No quiero la muerte del pecador”, etcétera.

Pero nuestra Disquisición una vez más omite distinguir entre palabras de la ley y palabras de promesa; a este pasaje de Ezequiel le da un carácter legalista y lo explica así: “No quiero la muerte del pecador”, esto es: “no quiero que cometa un pecado mortal o que llegue a ser un pecador digno de muerte; sino antes bien, que se vuelva del pecado si es que cometió uno, y así viva”. Pues si la Disquisición no diese esta explicación, nada aportaría al tema en cuestión. Explicarlo así empero significa tergiversar totalmente y anular aquella tan deliciosa palabra de Ezequiel: “No quiero la muerte”. Si así es como queremos leer y entender las Escrituras en nuestra ceguedad, ¿es de extrañar que nos parezcan oscuras y ambiguas? Pues el texto no dice: “No quiero el pecado del hombre”, sino: “No quiero la muerte del pecador”, con lo que indica claramente que está hablando del castigo del pecado que el pecador experimenta por su pecado [de poena peccati sese loqui, quam peccator pro suo peccato sentit], a saber, del temor ante la muerte. Y así levanta y consuela al pecador sumido en esta aflicción y desesperación, para no apagar el pabilo humeante ni quebrar la caña cascada372 sino despertar la esperanza de perdón y salvación, a fin de que el pecador se vuelva más y más, a saber, se vuelva de la pena de muerte a la salvación, y viva, esto es, se sienta bien y goce de una conciencia tranquila.

Pues también esto debe tomarse en cuenta: así como la voz de la ley se hace sonar solo sobre aquellos que no sienten ni reconocen su pecado, como dice Pablo en Romanos, cap. 3: “Por medio de la ley es el conocimiento del pecado”,373 así la palabra de la gracia viene solamente a aquellos que por estar conscientes de sus pecados están profundamente afligidos y se ven tentados a caer en desesperación. Así ves que en todas las palabras que expresan ley, es puesto de manifiesto el pecado, porque allí se nos muestra qué debemos hacer. Y por otra parte ves también que en todas las palabras de promesa es evidenciado lo malo que agobia a los pecadores o a aquellos que han de ser levantados, como en este pasaje: “No quiero la muerte del pecador”; aquí se menciona claramente la muerte y el pecador, tanto lo malo mismo de lo cual uno está consciente, como también al hombre que está consciente. Pero en ese otro pasaje: “Ama a Dios de todo corazón”, se nos indica lo bueno que debemos hacer, no lo malo de que estamos conscientes, a fin de que reconozcamos cuan imposible nos resulta hacer lo bueno que ahí se nos ordena.

Por lo visto, nada más improcedente pudo aducirse a favor del libre albedrio que

este pasaje de Ezequiel; más aún: este pasaje es una irrebatible prueba en contra. Pues aquí se indica cómo se comporta el libre albedrío en cuanto al reconocimiento del pecado y al ‘volverse’, y qué capacidad tiene al respecto, a saber: que solo caería aún más profundamente y agregaría a los pecados la desesperación y la impenitencia, si Dios no se apresurase a venir en su ayuda y con una palabra de promesa lo llamase atrás y lo levantase. En efecto: la solicitud con que Dios promete su gracia para llamar atrás y levantar al pecador es una prueba suficientemente fuerte y clara de que el libre albedrío por sí solo no puede hacer otra cosa que caer más hondo y (como dice la Escritura) hundirse en el infierno, a no ser que creas que Dios es de una superficialidad tal que derrocha palabras de promesa sin mirar si son necesarias para nuestra salvación, sino por el puro gusto de hablar. Así puedes ver que el libre albedrío no solo es negado por la totalidad de las palabras con carácter de ley, sino que también es refutado categóricamente por todas las palabras de promesa, quiere decir, que la Escritura entera lucha en contra de él, y esto te demuestra que con la palabra “no quiero la muerte del pecador” no se intenta otra cosa que predicar y ofrecer en el mundo la misericordia de Dios, que es aceptada con alegría y gratitud solo por los afligidos y los atormentados por el temor a la muerte, es decir, por aquellos en quienes la ley ya cumplió su función de llevar al conocimiento del pecado. Aquellos empero que todavía no experimentaron en si esa función de la ley, que no llegaron al conocimiento del pecado ni sienten temor a la muerte, desprecian la misericordia que se ofrece en esta palabra. Por otra parte: por qué unos son tocados por la ley y otros no son tocados, de modo que aquellos aceptan la gracia que se les ofrece, y estos la desprecian – esto es cuestión aparte que no entra en la esfera de lo que Ezequiel trata en el pasaje mencionado. El profeta habla de la misericordia de Dios que es predicada y ofrecida, no de aquella oculta y veneranda voluntad de Dios374 quien conforme a su propio designio dispone quienes serán y como serán los que según su divino plan han de ser susceptibles [lat. capaces] a la misericordia predicada y ofrecida, y participes de ella. Esta voluntad no debemos tratar de investigarla, sino que debemos adorarla con reverencia, como el secreto más profundamente venerable del majestuoso Dios, reservado a Él solo y puesto fuera de nuestro alcance, mucho más digno de sagrado temor [multo religiosius] que incontables multitudes de grutas coricianas.375

Si ahora la verbosa Disquisición pregunta: “¿Deplora acaso el justo Señor la muerte de su pueblo, muerte de la cual el mismo es el autor?”, cosa que le parece demasiado absurda, nosotros respondemos, como ya queda dicho: hay que hacer una diferencia entre el disputar acerca de Dios o la voluntad de Dios que nos es predicada, revelada, ofrecida y a la que rendimos culto [lat. culta], y el disputar acerca del Dios que no nos es predicado ni revelado ni ofrecido y al que no le rendimos culto. Por lo tanto: en cuanto que Dios se esconde y quiere ser un Dios ignoto para nosotros, nada nos importa.

Aquí, pues, tiene plena validez aquello de que “lo que está por encima de nosotros, nada nos importa”.376 Y para que nadie piense que esta diferenciación es invento mío, cito las palabras de Pablo quien escribe a los tesalonicenses respecto del anticristo que éste “se levantará sobre todo lo que es llamado Dios y es objeto de culto”,377 con lo que indica claramente que existe la posibilidad de que alguien se levante sobre Dios en cuanto que este Dios es predicado y es objeto de culto, vale decir, que se levante sobre la palabra y el culto mediante el cual Dios es conocido por nosotros y se comunica con nosotros. Pero sobre el Dios que no es objeto de culto y que no es predicado, sobre Dios en su esencia y majestad, nada puede levantarse, sino que todo está bajo su mano poderosa. Por lo tanto, debemos abstenernos de hacer especulaciones en cuanto a Dios en su majestad y esencia; pues en este plano nada tenemos que ver con él, ni tampoco quiso él que en este plano tuviésemos que ver con él. Pero en cuanto que se vistió y manifestó en su palabra en la cual se nos ofreció, si tenemos que ver con él, porque ésta es su adorno y su gloria con que esta vestido; como lo hace resaltar el salmista.378 Así decimos: El justo Señor no deplora la muerte del pueblo que el mismo opera en ellos; en cambio, deplora la muerte que el halla en el pueblo y que él se esfuerza en extirpar. Pues este es el fin que persigue el Dios predicado: que el pecado y la muerte sean quitados, y nosotros seamos salvados.379 En efecto: “envió su palabra y los sanó”.380 Por otra parte, el Dios oculto en su majestad no deplora ni quita la muerte, sino que obra la vida, la muerte y todo en todos.381 Pues en su actuar como Dios oculto, él no se auto-limito mediante su palabra, sino que se reservó plena libertad sobre todas las cosas.

La Disquisición, empero, en su ignorancia se engaña a si misma al no hacer distinción alguna entre el Dios predicado y el Dios oculto, esto es, entre la palabra de Dios y Dios mismo. Mucho es lo que Dios hace sin que mediante su palabra nos muestre que lo está haciendo; y mucho es lo que él quiere sin que en su palabra nos muestre que lo quiere. De esta manera él no quiere la muerte del pecador, a saber, conforme a su palabra no la quiere; la quiere en cambio conforme a aquella voluntad inescrutable. Ahora bien: nosotros debemos fijarnos en la palabra sin tocar aquella voluntad inescrutable, puesto que nos corresponde guiarnos por la palabra, no por la voluntad inescrutable.

¿Quien, además, podría guiarse por una voluntad totalmente inescrutable e incognoscible? Es suficiente saber que en Dios hay cierta voluntad inescrutable; en cambio, qué quiere esta voluntad, porqué lo quiere, y en qué medida, esto de ninguna manera nos es lícito inquirirlo, desear saberlo, ocuparnos en ello o tocarlo; solo nos corresponde temerlo y adorarlo. Por lo tanto es correcto afirmar: “Si Dios no quiere la muerte, el hecho de que nos perdamos debe atribuirse enteramente a nuestra voluntad”.382 Correcto, digo, si lo hubieses afirmado con relación al Dios predicado; porque este “quiere que todos los hombres sean salvos”,383 puesto que llega a todos con su palabra salvadora, y la culpa es de la voluntad si uno no lo acepta, como dice Cristo en Mateo 23: “!Cuantas veces quise juntar a tus hijos, y no quisiste!”.384 Pero por que aquella Majestad no quita o cambia en todos esta culpa de nuestra voluntad, ya que no está en el poder del hombre hacerlo, o porque le atribuye al hombre esa culpa, a pesar de que le es imposible al hombre no incurrir en ella –esto no nos es licito investigarlo–; y aunque lo investigaras extensamente, nunca llegarías a descubrirlo, como dice Pablo en Romanos 11: “¿Quién eres tú para que alterques con Dios?”.385 Baste lo dicho para poner en claro el pasaje de Ezequiel; pasemos ahora a los demás puntos.

La Disquisición agrega en su argumentación que “una tan grande cantidad de exhortaciones que hay en las Escrituras, tantas promesas, amenazas, demandas, reprensiones, súplicas, bendiciones y maldiciones, tantísimos mandamientos forzosamente quedarán invalidados si nadie tiene la capacidad de guardar lo que se mandó”.386 Como siempre, la Disquisición olvida que es en realidad el problema, y se ocupa en algo distinto de lo que se había propuesto; no ve tampoco como todos sus argumentos se dirigen con mayor fuerza contra ella misma que contra nosotros. Pues todos estos pasajes los toma como base para probar la libertad y facultad de guardarlo todo –al mismo resultado llega también con las consecuencias que extrae de estas palabras– cuando en realidad quería probar un libre albedrío que sin la gracia no es capaz de querer algo bueno, y un cierto esfuerzo que no debe atribuirse a sus facultades [las del libre albedrío]. No veo que uno solo de los pasajes pruebe tal clase de esfuerzo; allí solamente se insiste en lo que debe hacerse, como ya se dijo repetidas veces. Pero es preciso repetirlo, ya que la Disquisición toca tan frecuente y erradamente sobre la misma cuerda deteniendo a los lectores con un inútil acopio de palabras.

Una de sus últimas citas del Antiguo Testamento es el pasaje de Deuteronomio 30: “Este mandamiento que yo te ordeno hoy no está por encima, ni está colocado a la distancia, ni situado en el cielo, para que puedas decir: ¿Quién de nosotros será capaz de ascender al cielo y traérnoslo, para que lo oigamos y cumplamos con la obra? Antes bien, muy cerca de ti esta la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas”.387 En este pasaje –así quiere hacernos creer la Disquisición– “se declara que lo que se ordena no solo depende de nosotros, sino que está a nuestro alcance, es decir, es fácil o al menos no es dificil”.388 ¡Muchas gracias por una instrucción tan erudita! Y bien, si Moisés afirma tan claramente que el guardar todos los mandamientos nos resulta no solo factible, sino hasta fácil, ¿a qué viene entonces todo este empeño? ¿Por qué no sacamos a relucir enseguida el texto ese y nos pronunciamos a favor de un albedrío libre y sin trabas [lat. Et liberum arbitrium asseruimus libero campo]? ¿Qué necesidad hay ya de Cristo, qué necesidad hay del Espíritu? Hemos dado con el pasaje que tapa la boca a todos y que no solo afirma claramente que el albedrío es libre, sino que también enseña que es fácil guardar los mandamientos. ¡Cuán tonto fue ese Cristo que con el derramamiento de su misma sangre compro para nosotros a aquel Espíritu que no nos hace falta, al solo efecto de ponernos en condiciones de guardar sin dificultad los mandamientos! ¡Si esto ya lo traemos en la naturaleza! Hasta la misma Disquisición retira aquellas palabras suyas en que había afirmado que el libre albedrío sin la gracia no puede en manera alguna querer lo bueno, y en cambio dice ahora que el libre albedrío posee una fuerza tan grande que no solo quiere lo bueno, sino que guarda sin esfuerzo todos los mandamientos, aun los más importantes. Ahí se ve a que extremo llega el hombre que en su corazón es indiferente a la causa que defiende: indefectiblemente se traiciona a sí mismo.

 ¿Qué necesidad hay de seguir refutando la Disquisición? ¿O quién podría refutarla más  categóricamente de lo que ella misma se refuta? Ahí si puede hablarse de una bestia que se devora a sí misma. ¡Cuán cierto es que el mentiroso debe ser dueño de una memoria fiel!

Acabamos de discurrir acerca de ese pasaje del Deuteronomio. Agreguemos un breve comentario. Aun sin tomar en cuenta la magistral exposición que Pablo hace al respecto en Romanos 10,389 veras que aquí no se habla para nada, ni con una sola silaba, de la facilidad, dificultad, potencia o impotencia del libre albedrío o del hombre para guardar o no guardar los mandamientos, a no ser que aquellos que hacen de las Escrituras una interpretación capciosa [qui Scripturas captent] mediante sus deducciones y pensamientos personales, las tornen para sí mismos oscuras y ambiguas a fin de que así puedan hacer con ellas lo que se les antoje. Si no eres capaz de verlo con tus ojos, al menos aplica los oídos, o pálpalo con las manos. Moisés dice: “No está por encima de ti, ni está colocado a la distancia, ni situado en el cielo ni al otro lado del mar”. ¿Qué es esto: por encima de ti”, “colocado a la distancia”, “situado en el cielo”, “al otro lado del mar”?

¿Querrán oscurecernos ahora también la gramática y las palabras de uso más frecuente hasta el punto de que seamos totalmente incapaces de hablar claro, con el solo objeto de mantener su tesis de que las Escrituras son oscuras? Lo que nuestra gramática indica con estos vocablos no es la cualidad o cantidad de las facultades humanas, sino la distancia local. En efecto: “por encima de ti” no significa cierta fuerza de la voluntad, sino un lugar que está por encima de nosotros. Igualmente, “a la distancia”, “al otro lado del mar”, “en el cielo” no expresan nada en cuanto a una fuerza en el hombre, sino el lugar situado arriba,

a la derecha, a la izquierda, atrás, adelante o a cierta distancia de nosotros. Quizás alguien se ría de mí porque discuto de una manera tan elemental y porque ante tamañas eminencias expongo el tema en forma ya pre masticado y les enseño a conectar las silabas, como si tuviera que habérmelas con niños analfabetos. Pero ¿qué voy a hacer, si veo que en una tan clara luz se están buscando tinieblas, y que se empeñan en ser ciegos aquellos hombres que en defensa de su tesis nos citan una tan larga serie de siglos, tantas mentes esclarecidas, tantos santos, mártires y doctores, y respaldándose en todas estas autoridades, mencionan una y otra vez el referido pasaje de Moisés, sin rebajarse, no obstante, a mirar de cerca las silabas, o a dar a sus pensamientos la orden de hacer siquiera un solo análisis minucioso del texto que tanto ponderan? Vaya ahora la Disquisición y pregunte cómo es posible que un oscuro particular vea lo que no alcanzaron a ver tantos hombres de renombre público, los maestros de tantos siglos. Lo cierto es que este texto los acusa, aun ante un tribunal presidido por un muchachito, de haber estado ciegos más de una vez.

¿Qué es, en definitiva, lo que Moisés quiere decir con estas palabras tan fáciles de entender y tan claras? Sencillamente esto: “Yo he cumplido cabalmente con mi oficio de legislador, digno de confianza. No es culpa mía que ellos no sepan todos los mandamientos y no los tengan a todos presentes ante la vista. Tampoco les queda lugar para la excusa de que no conocían o no tenían los mandamientos o que tenían que buscarlos en otra parte. Así que si no los guardaron, la culpa no la tiene la ley ni el legislador, sino ellos mismos, ya que la ley existe, y el legislador la enseñó. Por lo tanto no queda la excusa de que hayan obrado en ignorancia, sino solamente la acusación de que obraron con negligencia y desobediencia. No hay necesidad de bajar las leyes desde el cielo o de traerlas de los confines allende el mar o desde grandes distancias. Tampoco puedes pretextar no haberlas oído o poseído: las tienes cerca de ti; Dios te las prescribió, por mi intermedio las oíste, con tu corazón las percibiste, y las aceptaste como leyes que habían de ser tratadas entre vosotros asiduamente por los levitas, conforme al testimonio de estas palabras mías y de mi libro. Resta una sola cosa: que cumplas estas leyes”.

Y ahora dime, por favor: ¿qué se atribuye aquí al libre albedrío? Aquí solo se exige que cumpla las leyes que posee, y se elimina la excusa basada en una presunta ignorancia o inexistencia de las leyes.

Esto es más o menos lo que la Disquisición aduce del Antiguo Testamento a favor del libre albedrío; desvirtuado esto, no resta nada que no quede igualmente desvirtuado, sea que la Disquisición agregue más citas, o sea que quiera agregarlas; pues lo único que puede aducir son palabras de carácter imperativo o subjuntivo o desiderativo con las cuales se indica no lo que nosotros somos capaces de hacer o hacemos (como ya se lo dijimos tantas veces a la Disquisición que lo viene repitiendo hasta el cansancio), sino lo que debemos hacer y lo que se exige de nosotros, a fin de que nos percatemos de nuestra impotencia y lleguemos a conocer qué es el pecado. Y si a estas palabras, para que prueben algo, se les agregan deducciones y semejanzas inventadas por la razón humana, lo que prueban es que el libre albedrío, para ser tal, no puede limitarse a un mero esfuerzo o cierta modesta aspiración, sino que debe poseer toda la fuerza y la potestad enteramente libre de hacer todas las cosas sin necesidad de la gracia de Dios, y sin el Espíritu Santo. Y así, con toda esa diputación verbosa, reiterada e importuna, de hecho se prueba lo que había que probar, a saber, aquella opinión aceptable que atribuye al libre albedrío una impotencia tal que sin la gracia no puede en manera alguna querer lo bueno, y que lo define como sometido a la esclavitud del pecado y poseedor de un esfuerzo no adjudicable a sus propias facultades, en fin, como ese monstruo que a un mismo tiempo no es capaz de hacer cosa alguna por sus propias fuerzas y no obstante tiene facultades para hacer un esfuerzo; monstruo que consiste en una evidentísima contradicción.

Luego la Disquisición pasa al Nuevo Testamento, y nuevamente pone en pie de guerra un ejército de palabras imperativas a favor de aquella mísera esclavitud del libre albedrío, y acude a las tropas auxiliares de la razón carnal, es decir, a deducciones y semejanzas; esto es como si vieras pintado o en sueños a un rey de las moscas rodeado de lanzas de paja y escudos de heno, frente a frente con una formación verdadera y real de hombres armados. Así luchan los ensueños humanos de la Disquisición contra los batallones de las palabras divinas. Abre la marcha el pasaje de Mateo 23, algo así como el Aquiles390 de las moscas: “Jerusalén, Jerusalén, ¡cuántas veces quise juntar a tus hijos, y no quisiste!”.391 Si todo es hecho por necesidad –dice la Disquisición– .no habría sido plenamente justificado que Jerusalén respondiera al Señor: “¿Por qué te atormentas con lágrimas inútiles? Si no era tu voluntad que prestáramos oídos a los profetas, ¿por qué los enviaste? ¿Por qué nos imputas a nosotros lo que hicimos por necesidad, porque tu así lo querías?”. Esto es lo que dice la Disquisición. Nosotros, empero, respondemos:

Admitamos por el momento que sea correcto y válido lo que la Disquisición deduce y demuestra aquí. Cabe preguntar sin embargo: ¿qué se demuestra? ¿Acaso la opinión aceptable que afirma que el libre albedrío no es capaz de querer lo bueno? Muy al contrario: se demuestra que la voluntad es libre, incorrupta, capaz de hacer todo lo que los profetas dijeron. Pero demostrar la existencia de una voluntad tal no fue el propósito de la Disquisición. Bien, demos a la Disquisición misma la oportunidad de hallar aquí la respuesta: Si el libre albedrio no es capaz de querer lo bueno, ¿por qué se carga entonces en su cuenta el no haber escuchado a los profetas a quienes por sus propias fuerzas no era capaz de escuchar, ya que ellos enseñan cosas buenas?392 ¿Por qué Cristo derrama inútiles lágrimas, como si aquellos de quienes él sabía con certeza que eran incapaces de querer, tuviesen la facultad de querer? Yo diría entonces: que la Disquisición lo libere a Cristo de su necia actitud [insania] a favor de esa opinión aceptable que ella sustenta, y en el acto la opinión nuestra queda librada de ese Aquiles de las moscas. En consecuencia: o el pasaje de Mateo prueba el libre albedrío entero, o lucha con igual fuerza contra la Disquisición misma y la derriba con sus propias armas.

Nosotros repetimos aquí lo que ya dijimos antes: que acerca de aquella voluntad secreta de la Majestad divina no se debe disputar; en cambio, a la temeridad humana que yerra sin cesar y que continuamente se empecina en investigar esa voluntad [Semper impetit et tentat], se le debe hacer desistir de ello y retener para que no se ocupe en escudriñar aquellos secretos de la Majestad divina que para nosotros es absolutamente intocable, ya que habita en luz inaccesible, como lo atestigua Pablo.393 Ocúpese el hombre más bien en el Dios hecho carne, o, como dice Pablo, en Jesús el crucificado, en quien están todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento, pero escondidos;394 porque por medio de Jesús, el hombre tiene en abundancia lo que debe saber y lo que no debe saber. Este Dios hecho carne, pues, es el que dice aquí: “Yo quise, y tú no quisiste”.

El Dios hecho carne, digo, fue enviado para esto: para querer, decir, hacer, sufrir, ofrecer a todos todo lo que es necesario para la salvación, aun cuando el mismo sea ofensa para muchísimos que conforme a aquella voluntad secreta de Dios son abandonados a su propia suerte [relicti], y muchísimos otros que, endurecidos, no aceptan al que quiere, dice, hace y ofrece, como lo expresa Juan con las palabras: “La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron”,395 y “a lo suyo vino, y los suyos no le recibieron”.396 Y a este Dios hecho carne le es propio llorar, estallar en lamentos y gemir a causa de la perdición de los impíos, a pesar de que sucede conforme al eterno propósito de la voluntad de la Majestad divina que algunos queden abandonados a su propia suerte y rechazados de manera que se pierden. Y a nosotros no nos corresponde preguntar por qué la Majestad procede de este modo, sino adorar con reverencia al Dios que puede y quiere cosas tales. No creo tampoco que alguien se ponga a criticar aquí el hecho de que esta voluntad de la cual se dice “!Cuántas veces quise…!” haya sido manifestada a los judíos aún antes de que Dios se hiciera carne, ya que se los acusa de haber matado a los profetas que fueron antes de Cristo, y de haberse resistido así a la voluntad de éste. Pues es cosa sabida entre los cristianos que los profetas lo hicieron todo en nombre del Cristo venidero quien aparece en las promesas como el Dios que se haría carne. Así, pues, es correcto llamar ‘voluntad de Cristo’ a todo cuanto desde el comienzo del mundo ha sido ofrecido a los hombres por los ministros de la palabra.

La Razón por su parte, impertinente y satírica como es, dirá a ese respecto: ¡Evasiva muy hábilmente inventada es ésta, de recurrir a la temible y venerable voluntad del majestuoso Dios cada vez que uno se ve acosado por la fuerza de los argumentos, y de imponer silencio a nuestro contrincante ni bien comienza a sernos molesto! El mismo ardid lo emplean los astrólogos que con sus inventados epiciclos397 eluden cualquier pregunta acerca de todo movimiento que hay en el cielo. Respondemos: No se trata de un invento nuestro, sino de una enseñanza corroborada por las Escrituras divinas. En efecto, así dice Pablo en Romanos 11: “¿Porqué, pues, es indagado Dios? ¿Quién puede resistir a su voluntad? Oh hombre, ¿quién eres tú para contender con Dios? ¿O no tiene potestad el alfarero…?”, etcetera.398 Y ya antes que Pablo había escrito Isaías, en el capítulo 58 (de su libro): “Por cierto, de día en día me buscan y quieren saber mis caminos, como gente que hubiese hecho justicia. Me piden juicios conformes a la justicia y quieren acercarse a Dios”.399 Creo que con estas palabras queda suficientemente demostrado que al hombre no le es licito investigar la voluntad del majestuoso Dios. Además, la cuestión que aquí nos ocupa es de índole tal que en ella los trastornados hombres intentan penetrar ante todo en aquella voluntad temible y venerable; por esto, aquí es ante todo el lugar de exhortarlos entonces a guardar silencio y adoptar una actitud reverente. En otras cuestiones en que se tratan cosas de las cuales se puede dar razón y se nos manda dar razon,400 no procedemos de la misma manera. Si alguien persiste en querer investigar la ‘razón’ de aquella voluntad y hace caso omiso de nuestra advertencia, a este le damos vía libre para luchar con Dios a la manera de los gigantes.401 Ya veremos que triunfos obtendrá; y estamos seguros de que no menoscabará en nada la causa nuestra, ni contribuirá con nada a la suya propia. Pues esto quedara como un hecho inamovible: o probara que el libre albedrio lo puede todo, o las citas escriturales presentadas se constituirán en argumentos contra el mismo. En ambos casos, empero, el yace postrado como vencido, y nosotros permanecemos en pie como vencedores.

El otro texto es el de Mateo 19: “Si quieres entrar en la vida guarda los mandamientos”.402 ¿No sería afrentoso decir “si quieres” a una persona cuya voluntad no es libre? Así arguye la Disquisición, a lo que respondemos: “¿Así que por esta palabra de Cristo, la voluntad es libre?” Pero tu querías probar que, estando ausente la gracia divina, el libre albedrio no puede en manera alguna querer lo bueno y es necesariamente un esclavo del pecado. ¿Cómo, pues, te atreves ahora a presentarlo como enteramente libre? Lo mismo habrá que decir respecto de estos otros pasajes: “Si quieres ser perfecto”; “si alguno quiere venir en pos de mi”; “el que quiera salvar su vida”; “si me amáis”; “si permaneceis”.403 En fin, como dije, juntemos todas las conjunciones “si” y todos los verbos en modo imperativo, para ayudar a la Disquisición al menos con una cantidad de vocablos. Todos estos imperativos, dice la Disquisicion,404 son inoperantes si a la voluntad humana no se le atribuye nada. ¡Cuán poco adecuada es esa conjunción ‘si’ a la simple necesidad! Respondemos: Si estos mandamientos son inoperantes, lo son por culpa tuya; es más: no son nada, dado que tu afirmas por una parte que a la voluntad humana no se le atribuye nada, ya que presentas al libre albedrío como incapaz de querer lo bueno, y por otra parte, aquí lo presentas como capaz de querer todo lo bueno, a no ser que para ti, las mismas palabras sean al mismo tiempo operantes e inoperantes, puesto que al mismo tiempo lo afirman todo y lo niegan todo. Y me extraña que un autor pueda deleitarse en repetir tantas veces lo mismo, olvidando constantemente su verdadero propósito. ¿O será acaso que, desconfiando de la causa que defiende, quiso llevarse la victoria por lo voluminoso de su libro, o vencer a su adversario por el cansancio y por la molestia que le ocasiona la lectura? Dime, por favor: ¿a raíz de qué consecuencia ha de suceder que cada vez que se diga: “Si quieres, si alguno quiere, si queréis”, al instante tenga que estar presente también la voluntad y la capacidad? ¿No es que muchísimas veces señalamos con tales expresiones más bien la incapacidad e imposibilidad? Daré algunos ejemplos: “Si quieres igualar en el canto a Virgilio, querido Mevio,405 debes cambiar tu modo de cantar”; “si quieres superar a Cicerón, Escoto, debes hacer gala de la más acabada elocuencia en lugar de andar con argucias”; “si quieres emular a David, es preciso que produzcas salmos similares (a los de él)”. Con todos estos ejemplos se indica algo que es imposible para las fuerzas propias, si bien todo ello es posible con ayuda del poder de Dios. Idéntico es el caso con las Escrituras: en pasajes tales como los recién citados, se pone de manifiesto que puede ser hecho en nosotros por el poder de Dios, y que no podemos hacer nosotros mismos.

Además, si todo esto se dijese acerca de cosas que son completamente imposibles de hacer, de suerte que ni siquiera Dios estuviera dispuesto a hacerlas jamás, entonces si podría hablarse de que lo dicho es inoperante o ridículo ya que ha sido dicho en vano.

Ahora empero esas palabras son dichas de un modo tal que no solo queda de manifiesto la impotencia del libre albedrio, factor por el cual no se concreta nada de lo dicho, sino que al mismo tiempo se señala que alguna vez, todas las tales cosas existirían y serían hechas, pero por una fuerza ajena, a saber, la divina, si es que realmente queremos admitir que en tales palabras hay cierta indicación de lo que debe hacerse y lo que es posible. Alguno podría interpretarlo también así: “Si quisieres guardar los mandamientos, ¿esto es, si alguna vez tuvieres la voluntad de guardarlos (sin embargo, la tendrás no de ti mismo, sino de Dios quien la otorga al que él quiere otorgársela), ellos también te guardaran a ti”. O para detallarlo algo más: Aquellas palabras, ante todo las de modo subjuntivo, parecen haber sido expresadas en esta forma también a causa de la predestinación de Dios y parecen incluirla como factor para nosotros incognito, como si quisieran decir: ‘Si quieres, si quisieres’, esto es, si ante Dios fueres un hombre tal que él te considera digno de esta voluntad de guardar los mandamientos, entonces serás guardado. Con esta figura retórica (lat. tropo) se dan a entender las dos verdades, a saber, que nosotros no somos capaces de nada, y que, si hacemos algo, es Dios quien obra en nosotros. Esto es lo que yo diría a los que no quieren contentarse con la afirmación de que con aquellas palabras solo se quiere poner de manifiesto nuestra impotencia, y que insisten en que ellas prueban también la existencia de cierta fuerza y capacidad para cumplir con los mandamientos dados. Así al mismo tiempo resultaría cierto que nosotros no podemos hacer nada de lo que se nos manda, y a la vez podemos hacerlo todo; lo primero por nuestras propias fuerzas, lo segundo por la gracia de Dios.

Referencias

365 Neque enim tum verbo suo definivit sese, sed liberum sese reservavit super

            omnia.

366 Duae res sunt Deus et Scriptura Dei.

367 Verbo enim nos dirigi, non voluntate illa inscrutabili, oportet.

368 Gygantum more cum Deo pugnare.

369 Reverendus Deus, qui talia et possit et velit.

370 Quae supra nos, nihil ad nos.

371 Los textos citados en este parrafo son: Sal. 30:5 (Vulg. 29:6 y no 28 como

            Tiene Lutero); Sal. 69:16 (Vulg. 68:17); Jer. 3:12; Mt. 11:28; Ex. 20:6.

372 Is. 42:3.

373 Ro. 3:20.

374 El original tiene “metuenda voluntas”: voluntad que debe mirarse con

            Respetuoso temor.

375 Vease nota 53.

376 “Quae supra nos, nihil ad nos”. Lutero aplica aquí la misma regla que Erasmo      habia esgrimido contra él, si bien en un contexto muy distinto (véase pág.    1:27). El pensamiento de Lutero es evidente: El Dios oculto es oculto e inaccesible para nosotros porque quiere serlo; y por cuanto Dios no quiere            ser comprendido sino en su palabra predicada, revelada, etc., por esto rige para nosotros el “Quae supra nos, nihil ad nos”, lo que está por encima de nosotros, nada nos importa. El “non plus ultra” colocado aquí para marcar el límite es el non plus ultra que se impone a sí misma la fe obediente que al investigar la esencia de Dios se atiene estrictamente al camino que Dios mismo ha indicado para ello.

377 2 Ts. 2:4.

378 Sal. 21:5.

379 Ez. 18:23; 33:11.

380 Sal. 107:20.

381 1 Co. 12:6.

382 Véase pág. 146:19 y sigs.

383 1 Ti. 2:4.

384 Mt. 23:37.

385 Ro. 9 (no 11):20.

386 Disquisición, párr. 10.

387 Dt. 30:11, 12, 14 (cit. según la Vulgata).

388 Disquisición, párr. 10.

389 Ro. 10:6 y sigs.

390 Aquiles: el más famoso de los heroes griegos en la Guerra de Troya.           (“Argumento Aquiles” –raciocinio que se tiene por decisivo para demostrar   justificadamente una tesis– Dice. de la Real Academia Española.

391 Mt. 23:37.

392 Original ‘Ut bona docentes’. La versión alemana edición Munich, 1954, tiene:

            “so sie            doch das Gute lehren” (y esto a pesar de que ellos enseñan lo

bueno). En forma similar se tradujo en la edición St. Louis (Walch) XVIII, col. 1801: “Wiewohl sie Gutes lehrten” (a pesar de que enseñaban cosa buena). Sin embargo, esta traducción, aparte de no reproducir fielmente el “ut bona docentes”, resta claridad al razonamiento expresado en el texto original latino, que evidentemente es el siguiente: El libre albedrio es incapaz de querer lo bueno. Los profetas enseñan lo bueno. Luego, el libre albedrío es incapaz de escucharlos. ¿Por qué imputárselo?

393 1 Ti. 6:16.

394 Col. 2:3.

395 Jn. 1:5. (La version Valera Rev. 1960 traduce “no prevalecieron contra ella”           tomando el verbo griego ‘katelaben’ en el mismo sentido que la mayoria de    los exegetas griegos a partir de Orígenes).

396 Jn. 1:11.

397 Astron.: Circulo que se suponia descrito por un astro, mientras que el centro         de dicho circulo describia, a su vez, otro circulo alrededor de la Tierra   (Diccionario Durvan de la Lengua Española).

398 Ro. 9:19 y sigs. (no ‘Romanos 11’ como indica Lutero). La version de          Lutero (Quid igitur quaeritur Deus) difiere notablemente de las traducciones  corrientes, incluso la Vulgata (Quid adhuc quaeritur?). El original griego (ti eti memphetai) dice, en traducción literal: .Por qué, pues, reprocha? El sujeto y el objeto del. verbo ‘reprochar’ lo suple el contexto: el sujeto es Dios, el objeto el hombre.

399 Is. 58:2.

400 1 P. 3:15.

401 Ovidio, Metamorph. I, 152 y sigs.

402 Mt. 19:17.

403 Mt. 19:21; Mt. 16:24; Mt. 16:25; Jn. 14:15; Jn. 15:7(8:31).

404 Disquisición, parr. 12.

405 Maevius, poetastro y antagonista de Virgilio; comp. Horacio, Epod. X.

Vida y obra de Wesley 

Sermón 54

 

Sobre la eternidad

 v y ob w.1

Salmo 90:2

 

Desde la eternidad y hasta la eternidad, Tú eres Dios.1

1. De buena gana hablaré de ese tremendo asunto llamado eternidad. Mas ¿cómo podremos asirlo en nuestro pensamiento? Tan vasto es que la estrecha mente de los seres humanos es del todo incapaz de entenderlo. ¿Pero no tiene alguna afinidad con otro asunto incomprensible, la inmensidad? Esta es el espacio ilimitado. ¿Y qué es la eternidad? Es la duración ilimitada.

 2. Por lo general se ha considerado a la eternidad como divisible en dos partes, que han sido denominadas la eternidad a parte ante, y eternidad a parte post;2 esto es, en lenguaje sencillo, aquella eternidad que ya pasó, y la que está por venir. ¿No parece haber una insinuación de esta distinción en el texto? «Tú eres Dios desde la eternidad», ésta es una expresión de aquella eternidad que ha pasado; «hasta la eternidad» ésta, una expresión de la eternidad por venir. Acaso algunos en verdad puedan pensar que no es estrictamente apropiado hablar de una eternidad que ya pasó. Pero el sentido es fácilmente comprensible. Nos referimos a aquella duración que no tuvo comienzo; y por eternidad por venir nombramos aquella duración que no tendrá fin.

 3. Es Dios únicamente quien (usando el enaltecido lenguaje de la Escritura) «habita la eternidad»3 en ambos sentidos. Sólo el gran Creador, más ninguna de sus criaturas, es «desde la eternidad y hasta la eternidad»: tan sólo su duración como tal, no ha tenido comienzo y no podrá tener fin. Teniendo esto en consideración es que habla así al dirigirse a Emanuel, Dios con nosotros,4 ¡Salve, Hijo de Dios, coronado de gloria, Antes que el tiempo llegara a ser; Entronizado con tu Señor a mitad de ronda de la vasta eternidad!5 Y de nuevo: ¡Salve, Hijo de Dios, coronado de gloria, Cuando el tiempo deje de ser; Entronizado con el Padre a lo largo de La completa eternidad!6

 4. «Antes que el tiempo llegara a ser»; pero ¿qué es el tiempo? No es fácil decirlo, a pesar de que hemos usado el término con frecuencia. No sabemos propiamente qué es: no podemos expresar adecuadamente su definición. ¿Pero de alguna manera no es un fragmento de la eternidad, cortado en ambos extremos?7 ¿No es aquella porción de la duración que comenzó cuando empezó el mundo, que habrá de continuar mientras este mundo permanezca, y entonces expirará para siempre? ¿Aquella porción que al presente es medida por la revolución del sol y los planetas, colocada, por decirlo así, entre dos eternidades, la pasada y la que está por venir? Pero tan pronto como los cielos y la tierra escapen delante de la faz del que está sentado en el gran trono blanco,8 no existirá más tiempo, sino que se hundirá para siempre en el océano de la eternidad.

 5. ¿Mas por cuáles medios podrá un ser humano mortal, criatura de un día, formarse una idea de la eternidad? ¿Qué podremos encontrar dentro del alcance de la naturaleza para ilustrarla? ¿Con qué comparación la vamos a cotejar?9 ¿Qué puede haber que tenga alguna semejanza con ella? ¿No debe haber alguna suerte de analogía entre la duración ilimitada y el espacio ilimitado? El gran Creador, el Espíritu Infinito, habita la una y el otro, ambos. Esta es una de sus peculiares prerrogativas: ¿No lleno yo, dice el Señor, el cielo y la tierra?10 ¡Ciertamente, no sólo las más distantes regiones de la creación, sino también toda la expansión del espacio sin límites! Entretanto cuántas de las criaturas humanas pueden decir, He aquí, sobre una estrecha porción de tierra, En medio de océanos infinitos, estoy Seguro, inconmovible! ¡Un punto del tiempo, un momento del espacio, Llévame hacia aquel celestial lugar, O reclúyeme en el infierno!11

 v y ob w.46. Pero dejando uno de estos ilimitados océanos al Padre de la eternidad, a quien únicamente pertenece la duración sin principio, volvamos nuestros pensamientos sobre la duración sin fin. Este no es un atributo incomunicable del gran Creador; más bien él se ha mostrado complacido en hacer partícipes de ello a innumerables multitudes de sus criaturas. Lo ha hecho conocer no sólo a los ángeles, arcángeles y a toda la compañía del cielo, quienes no han de morir, sino que le glorificarán y vivirán en su presencia para siempre, sino también a los moradores de la tierra que habitan en casas de barro.12 Cuyos cuerpos en verdad, serán quebrantados por la polilla,13 pero cuyas almas jamás morirán. Dios los hizo, como dice un antiguo escritor, para ser imagen de su misma eternidad.14 Ciertamente todos los espíritus (tenemos razones para creer así) están revestidos de inmortalidad; no teniendo un principio de corrupción interna, y sin el riesgo de alguna violencia externa.

 7. Tal vez podemos ir un paso más adelante. La materia en sí misma, como el espíritu, ¿no es en un sentido eterna? Por cierto no a parte ante, como algunos insensatos filósofos, tanto antiguos como modernos, han soñado. No que haya existido alguna cosa desde la eternidad; pues para ello tendría que ser Dios. Por cierto, sería el único Dios; porque es imposible que hubiera dos Dioses, o dos eternidades. Mas aunque nada haya existido junto al gran Dios desde la eternidad, ningún otro puede ser eterno, a parte ante. No obstante, no es un absurdo suponer que todas las criaturas son eternas, a parte post. Toda materia, en rigor, está cambiando continuamente y ello de diez mil maneras. Pero aquello que es cambiable de ningún modo implica que es perecedero. La substancia puede permanecer una y la misma, aunque bajo innumerables formas. Es muy posible que cualquier porción de materia pueda disgregarse en los átomos con que estuvo originalmente compuesta. ¿Pero qué razón tenemos para creer que uno de estos átomos alguna vez fue o será aniquilado? Nunca puede serlo, a menos que lo sea por el poder indomable de su poderoso Creador. ¿Mas es probable que alguna vez él llegue a ejercer este poder para deshacer cualquiera de las cosas que ha hecho? En esto Dios tampoco es hijo de hombre para que se arrepienta».15 En verdad toda criatura bajo el cielo cambia y debe cambiar continuamente su forma, de lo cual fácilmente podemos dar cuenta, como claramente surge de los últimos descubrimientos que el fuego etéreo16 entra en la composición de cada parte de la creación. Est es esencialmente edax rerum.17 Es el disolvente universal, el discohere, es decir, el poder desintegrante de todas las cosas bajo el sol. Por esta fuerza son disueltos aun los cuerpos más duros y sólidos. Esto surge de los repetidos experimentos llevados a cabo por Lord Bacon con los diamantes, quien demuestra que aun los diamantes, sometidos a una elevada temperatura, pueden convertirse en polvo.18 Y que a una temperatura más elevada aun, (extraño como pueda parecer) estos serán totalmente consumidos en llamas. En efecto, por esto hasta los cielos mismos serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán.19 Pero sólo serán disueltos, y no destruidos; se fundirán, pero no perecerán. Aunque pierdan su forma presente, no obstante ninguna de sus partículas perderá su existencia; sino que cada átomo permanecerá bajo una forma u otra para toda la eternidad.

 8. Pero aun así, seguiríamos inquiriendo ¿qué es esta eternidad? ¿Cómo podríamos derramar algo de luz sobre este asunto tan incomprensible? No puede ser objeto de nuestro entendimiento. ¿Más a qué semejanza podremos compararlo?20 ¡Cuán infinitamente trasciende todo esto! ¿Qué cosas temporales podemos poner en comparación con aquellas que son eternas? ¿Cuál es la duración del perdurable roble, de los antiguos castillos, de la columna de Trajano,21 del anfiteatro de Pompeyo;22 cuál es la antigüedad de las urnas Toscanas,23 probablemente más añejas que la fundación de Roma; o de las pirámides de Egipto, suponiendo que hayan permanecido enhiestas por tres mil años, cuando se las pone en balance con la eternidad? Todo se desvanece en la nada. Más aún ¿cuál es la duración de los collados eternos,24 figurativamente así llamados, que han permanecido desde el diluvio universal, o acaso desde la fundación del mundo, en comparación con la eternidad? Nada más que una insignificante cifra. Vayamos más lejos aún. Consideremos la duración desde la creación de las primeras criaturas de Dios, del arcángel Miguel en particular, hasta el momento en que será comisionado para hacer sonar su trompeta y pronunciar su tronante voz a través de la bóveda celestial, «¡Levántense, los muertos, y vengan al juicio!» ¿No es acaso un momento, un punto, una nada en comparación con la insondable eternidad? Agreguemos a esto mil, un millón de millones de edades, antes que las montañas fueran creadas, y el mundo y la esfera terrestre fueran hechos;25 ¿qué es todo esto en comparación con aquella eternidad que ha pasado? ¿No es menor, infinitamente menos, que una sola gota de agua ante todo el océano? En efecto, inmensurablemente menos que un día, una hora, un momento ante un millón de años. Retrocedamos aun miles de millones, y sin embargo no estaremos más cerca del comienzo de la eternidad.

 9. ¿Somos capaces de formarnos una concepción más adecuada de la eternidad por venir? En orden a esto comparémosla con los diversos grados de duración que conocemos. Una efímera mosca vive seis horas, desde la seis de la tarde hasta medianoche. Es una corta vida comparada con la del ser humano, que se extiende por sesenta u ochenta años. Y ésta en sí misma es breve si se la compara con los novecientos sesenta y nueve años de Matusalén.26 Sin embargo, ¿qué son estos años, que se han sucedido unos a otros desde que los cielos y la tierra fueron hechos, y hasta el tiempo en que los cielos pasarán, y la tierra con todas sus obras sea consumida, si lo comparamos con lo prolongado de aquella duración que nunca tendrá fin?

 10. A fin de ilustrar esto un fallecido autor ha repetido un sorprendente pensamiento de San Cipriano. Supóngase un globo de arena tan grande como el globo terráqueo; supóngase que un grano de esta arena fuera aniquilado, reducido a nada, en mil años. Todo el tiempo que tomaría esta esfera en ser destruida a razón de un grano cada mil años, tendría infinitamente menor proporción con la eternidad (duración sin fin) que un solo grano de arena podría tener con toda aquella masa.27

v y ob w.2 11. Para inculcar más profundamente este importante punto en sus mentes, consideren otra comparación. Supóngase que el océano se acreciente tanto como para incluir todo el espacio entre la tierra y los estrellados cielos. Supóngase que una gota de esta agua sea aniquilada una vez cada mil años. No obstante, toda la extensa duración de ese océano antes de ser aniquilado (a razón de una gota cada mil años) sería infinitamente menor en proporción a la eternidad, que una gota de agua respecto de aquel océano. Observen entonces aquellos espíritus inmortales, ya sea que están en este o en el otro mundo. Cuando ellos hayan vivido miles de miles de años, más aún, millones de millones de eras, su duración apenas habrá comenzando: sólo estarán en el umbral de la eternidad.

 12. Pero aparte de esta división de la eternidad entre lo pasado y lo por venir, hay otra división de la eternidad que es de indecible importancia. Aquello que está por venir, en tanto se relaciona a los espíritus inmortales, es una eternidad ya feliz o miserable.

 13. Vean los espíritus de los justos que ya están alabando a Dios en una feliz eternidad. Estamos prontos a decir: «¡Cuán breve les parecerá a aquellos que abrevan del torrente de las delicias28 a la mano derecha de Dios!» Estamos prestos a clamar, ¡Un día sin noche ante su mirada moran, Y la eternidad parece como un día!29 Pero esto es hablar solamente según la manera humana, porque las medidas de largo y corto son sólo aplicables al tiempo que admite límites y no a la duración ilimitada. Esta avanza (según nuestras bajas concepciones) con una rapidez indecible e inconcebible, o quizás sería mejor decir que no avanza o no se mueve en absoluto, sino que es un océano quieto e inmóvil. Mas los habitantes del cielo no cesan día y noche de decir: «¡Santo, santo, santo, es el Señor Dios Todopoderoso; el que era, el que es y el que ha de venir!».30 Y cuando millones de millones de edades hayan transcurrido, su eternidad sólo habrá comenzado.

 14. ¡Por otra parte, en qué condiciones están aquellos espíritus inmortales que han escogido una eternidad miserable! Digo que la eligieron, pues es imposible que ésa fuera la suerte de cualquier criatura sino a resultas de su propia obra y acción. Viene el día cuando cada alma estará obligada a reconocer a la vista de los seres humanos y de los ángeles, que Ningún fatal decreto tuyo selló, o determinó el inalterable hado; ni destinó mi nonata alma al infierno, o me condenó desde el seno de mi madre.31 En qué condiciones estará tal espíritu luego que la sentencia sea ejecutada: «Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles».32 Supóngase que ahora está apenas inmerso dentro de un lago que arde con azufre,33 donde no tiene reposo de día ni de noche, sino que el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos.34 ¡Por los siglos de los siglos! ¡Qué pasaría si nosotros tuviéramos que estar encadenados por sólo un día, o una hora, en un lago de fuego, cuán extremadamente largo nos parecería el día o la hora! No sé si no nos parecería como mil años. ¡Más luego de miles y miles de años pensemos que apenas habrán probado su amarga copa! Luego de millones de años no estarán más cerca del fin que el momento que empezaron.

 15. ¿Quién será entonces el que, pareciendo tener la inteligencia de un ser humano, deliberadamente prefiera (necia, insensata y distraídamente) las cosas temporales a las eternas? Aun concediendo la absurda e imposible suposición que la maldad es felicidad, suposición contraria a toda razón, así como a toda experiencia, ¿quién prefiere la felicidad de un año, digamos de mil años, a la felicidad de la eternidad, si millares de épocas son en comparación infinitamente menos que un año, un día, un momento? Especialmente cuando tomamos en consideración que rechazar una eternidad feliz implica (lo que en verdad nunca deberíamos olvidar) la elección de una eternidad miserable. Pues no hay, y no puede haber, ningún punto medio entre el gozo eterno y el sufrimiento eterno. Un vano pensamiento que algunos han abrigado es que la muerte pondrá fin tanto al alma como al cuerpo. No pondrá fin ni a uno ni a otro; sólo alterará la manera de sus existencias. Puesto que el cuerpo volverá a la tierra como era, y el espíritu volverá a Dios que lo dio.35 Por ende, el momento de la muerte deberá ser de una felicidad inefable o de un horror inexpresable. Y aquel horror no tendrá fin. ¡Jamás! ¿Dónde se hunde el alma, ante el terrible sonido? ¡Dentro de un abismo oscuro y profundo!36 ¡Aquel que ha hecho la desdichada elección con cuánta frecuencia desearía ambas muertes, la de su alma y la de su cuerpo! Es posible que pueda rogar como supone el Dr. Young: ¡Cuando me haya atormentado diez mil, un millón de años en el fuego, déjenme entonces expirar!37

v y ob w.3 16. Esta incalificable necedad, esta indecible insensatez de preferir las cosas presentes a lo eterno es, con todo, la enfermedad de cada persona nacida en este mundo, en tanto se encuentra en su estado natural. Pues tal es la constitución de nuestra naturaleza que como el ojo ve una sola porción del espacio de una vez, así la mente sólo ve tal porción de tiempo de una vez. Y como todo el espacio que se encuentra más allá de esto es invisible al ojo, todo el tiempo que se encuentra más allá de este ámbito es invisible a la mente. Así que no percibimos ni el espacio, ni el tiempo que están lejos. El ojo ve distintivamente el espacio que está próximo, con los objetos que contiene. De igual manera la mente ve distintivamente aquellos objetos que están dentro de tal distancia de tiempo. El ojo no ve las bellezas de China. Están a una distancia muy grande. Hay un gran espacio entre nosotros y ellas; por tanto, no nos afectan. Son como si nada para nosotros; para nosotros es lo mismo que si no existieran. Por la misma razón la mente no ve ni las bellezas ni los terrores de la eternidad. No nos afectan de modo alguno, porque están tan distantes de nosotros. Sobre esta base es que nos parecen nada; precisamente como si no existieran. Mientras tanto estamos dedicados a las cosas del presente, sean del tiempo o del espacio; y las cosas parecen menores y menores en tanto están más y más distantes de nosotros. Y así debe ser; tal es la constitución de nuestra naturaleza, hasta que lo natural sea cambiado por la gracia todopoderosa. Mas esto no es excusa para aquellos que siguen en su ceguera natural con respecto al futuro; porque hay previsto un remedio para ello, que es hallado por todos los que lo buscan. Y por cierto, se da libremente a todos los que lo piden con sinceridad.

 17. Ese remedio es la fe. No me refiero a la fe de un pagano, que cree que hay Dios, y que es galardonador de los que le buscan,38 sino a la que el Apóstol defina, la certeza o la convicción de lo que no se ve;39 una evidencia y convicción divinas del mundo invisible y eterno. Sólo esto abre los ojos del entendimiento,40 para ver a Dios y las cosas de Dios. Esto quita o vuelve transparente el velo impenetrable, «que pende entre el ser mortal y el inmortal»,41 cuando La fe arroja su reveladora luz, Dispersa las nubes, desvanece las sombras; Lo invisible surge a la vista Y Dios es visto por ojos mortales.42 Así pues, el creyente (en el sentido bíblico) vive en la eternidad y recorre la eternidad. Su perspectiva se amplía. Su visión no está ya limitada por las cosas presentes, ni por un hemisferio terrenal, aunque éste fuese, como dice Milton, «diez veces mayor que el largo de esta tierra».43 La fe coloca lo invisible, el mundo eterno, continuamente delante de su faz. En consecuencia no mira a las cosas que se ven: Riqueza, honor, placer, u otra cosa, Que este mundo pasajero puede dar.44 Estas no son su meta, el objeto de su búsqueda, su deseo o felicidad, sino más bien las cosas que no se ven: el favor, la imagen y la gloria de Dios. Sabe que las cosas que se ven son temporales, una sombra, un sueño, una neblina que se desvanece;45 en tanto que las cosas que no se ven son eternas,46 reales, sólidas, inmutables.

 18. ¿Cuál puede ser entonces mejor ocupación para una persona sabia que meditar acerca de estas cosas, que ensanchar con frecuencia sus pensamientos «más allá de los límites de esta diurna esfera»,47 para extenderse aun más allá de los estrellados cielos, en los campos de la eternidad? ¡Qué medio de confirmar su desprecio por las pobres y pequeñas cosas de la tierra! Cuando una persona de enormes posesiones estaba jactándose ante su amigo de la grandeza de su heredad, Sócrates le pidió que trajera un mapa de la tierra y señalara dónde estaba Ática. Cuando esto fue hecho (aunque no con facilidad, por cuanto era un pequeño país), solicitó a Alcibíades indicar su propia heredad. Cuando no pudo hacerlo, fue fácil observar cuán insignificantes eran las posesiones de las que se enorgullecía en comparación a toda la tierra.48 ¡Cuán aplicable es todo esto al presente caso! ¿Alguien se valora a sí mismo por sus posesiones terrenales? Qué es todo el globo terráqueo ante el espacio infinito? Una pequeña hilacha de la creación. ¿Y qué es la vida del ser humano, o la duración de la tierra misma, sino una hilacha de tiempo, si se las compara con la longura de la eternidad? ¡Piensa en esto! Permite que se introduzca en tu pensamiento hasta que tengas alguna comprensión, aunque imperfecta, de aquel «ilimitado, insondable abismo, sin fondo ni ribera».49

 19. Mas si la desnuda eternidad, por así decirlo, es tan vasta, un objeto tan sorprendente como para abrumar tu pensamiento, ¡cuán enorme es la idea de contemplarla revestida de felicidad o de miseria! ¡Perpetua bendición o dolor! ¡Felicidad eterna, o miseria eterna! Uno pensaría que eclipsaría todo otro pensamiento de una criatura razonable. Acepta sólo esto: «estás al borde de una eternidad feliz o miserable». El Creador te desafía a extender tus manos sea hacia una u otra, y uno se imaginaría que ninguna criatura racional podría pensar en ninguna otra cosa. Uno supondría que este único asunto absorbería toda su atención. Por cierto ello debe ser así; sin duda si estas cosas son así sólo puede haber una cosa necesaria. ¡Elijamos, al menos ustedes y yo, no importa lo que hagan los demás, la mejor parte que nunca nos será quitada!50

 20. Antes de concluir este tema permítanme tratar dos notables pasajes de los Salmos (uno en el octavo y otro en el centésimo cuadragésimo cuarto) que tienen una estrecha relación con esto. El primero es: «Cuando veo los cielos, obra de tus dedos; la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?»51 Aquí el ser humano es considerado como un cero, con un punto comparado con la inmensidad. El segundo dice: «Oh, Señor, ¿qué es el hombre para que en él pienses […] El hombre es semejante a la vanidad; sus días son como la sombra que pasa».52 En la nueva traducción inglesa53 las palabras son aún más fuertes: «¿Qué es el hombre, que tú tomas conocimiento de él? ¿O el hijo del hombre, para que lo tengas en cuenta?» Aquí el salmista parece considerar la vida del ser humano como un momento, como nada comparada con la eternidad. Lo que el primero quiere decir es: ¿Cómo puede ser que aquél que llena los cielos y la tierra tenga en cuenta al átomo que es el ser humano? ¿Cómo puede ser que el ser humano no esté completamente perdido en la inmensidad de las obras de Dios? El propósito del segundo es: ¿Cómo puede ser que «el que habita la eternidad»54 se incline para considerar la criatura de un día; alguien cuya vida se desvanece como una sombra? ¿No es éste, acaso, un pensamiento que ha asaltado muchas mentes serias así como ocurrió con David, y que les ha dado una suerte de temor a menos que sean olvidados delante de quien abarca todo el espacio y toda la eternidad? ¿Pero, no surge este temor de suponer que Dios es como nosotros? Si consideramos el espacio ilimitado o la duración ilimitada, ante esto nos reducimos a nada. Pero Dios no es un ser humano. Un día y un millón de años son lo mismo delante de él. Por lo tanto existe la misma desproporción entre él y el ser perecedero, como entre él y la criatura de un día. Por tanto, siempre que tal pensamiento reaparezca, siempre estés tentado a temer ser olvidado ante el inmenso y eterno Dios, recuerda que nada es pequeño o grande, que no hay duración larga o corta, delante de él. Recuerda que Dios ita praesidet singulis sicut universis, et universis sicut singulis; que él preside sobre cada individuo como sobre el universo; y sobre el universo como sobre cada individuo.55 Así que se puede decir enérgicamente: ¡Padre, cuán amplia tu gloria reluce, Señor del universo y Dios mío! Tu bondad custodia sobre todo. Como si el mundo entero fuera un alma: ¡Y aún cuentas cada sagrado cabello mío Como si yo fuera tu único cuidado!56 Epworth, 28 de junio de 1786.

* 1 Versión castellana del traductor, siguiendo el sentido del original hebreo y el texto de Wesley. La versión castellana de Reina y Valera dice: «Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s