Núm. 3, 14 de Noviembre, 2010

 Regocijaos en el Señor siempre

Estad siempre gozosos
 Noviembre es el penúltimo mes, pero casi todo mundo considera que hemos terminado el año, para bien o para mal. De aquí en adelante las prisas propias del mundo moderno acelerarán el ritmo de vida de por sí agitado. Pero ahora que estudiamos la Epístola del Apóstol San Pablo a los Filipenses debemos rescatar su mensaje de gozo y alegría que debemos tener: Regocijaos, nos dice, ¡Regocijaos en el Señor siempre! “Así que, hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados… Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.Que así sea en este ajetreado fin de año; es nuestro deseo. 
   Invitación Programa 
 
 
 

Noticias Distrito Chihuahua

DOM. 14 de Noviembre 2010
“CENTRO BÍBLICOSHALOM”                                              Calle Atenas No. 5303Col. Constitución DemocráticaNuevo Casas Grandes, Chih. XXV CONFERENCIA DEL DISTRITO CHIHUAHUA ¿Cuándo?   Del viernes 26 de noviembre 2010 a las 12:00 del medio día, al domingo 28 de noviembre después del culto de clausura del medio día.¿En donde?   En el Templo “Cristo el Redentor” de Parral, Chih.Alfareña 1 Bis.  Centro.  Hidalgo del Parral, Chih.¿De cuánto  es la cuota de iscripción?   Hasta el 15 de noviembre $ 300.oo y después $ 350.oo
  
 
 
 
 

Oremos porque el Espíritu de Dios se manifieste abundantemente.

SANTA CONVOCACIÓNEl comité organizador del Congreso te invita a visitar la página de Santa Convocación de nuestra Conferencia Anual Norcentral:

 
 
 
 
 
 

www.congresodeministerioscancen.webnode.comdonde encontrarás toda la información que te interesa acerca de esta actividad. 
PAGINA 1
PAGINA 2

 

PAGINA 3
PAGINA 4
PAGINA 5
PAGINA 6
PAGINA 7
PAGINA 8

 

 

Por favor dé un click en cada página para ver la publicación del periódico Tiempo de la CASE, Núm. 8, correspondiente al bimestre Septiembre – Octubre de 2010. Gracias

Sep Oct pag 121

Sep Oct pag 122

Sep Oct pag 123

Sep Oct pag 124

Sep Oct pag 125

Sep Oct pag 126

Sep Oct pag 127

Sep Oct pag 128

Sep Oct pag 129

Sep Oct pag 130

Sep Oct pag 131

Sep Oct pag 132

VANGUARDIA JUVENIL

Crisálida

crisálida

En octubre del 1988, tres personas de Puebla y tres personas del D.F. y Estado de México fueron invitadas a un evento llamado Caminata a Emaús en Florida. Fue de tanta bendición en sus vidas que pensaron que esta actividad podría ser un instrumento de Dios para apoyar a las iglesias en México.

En abril de 1989, se realizó la primera Caminata a Emaús en México. El amor de Dios manifestado a través de la caminata, el gozo de servirle y el entusiasmo porque esta actividad pudiera estar al alcance de los jóvenes, llevó al consejo de Emaús en aquel tiempo a tomar la determinación de ser la comunidad tutora para que Crisálida, el programa de Emaús para jóvenes, pudiera emerger. De la misma manera que en Emaús, tres jóvenes y tres señoritas fueron a Florida a participar en la Crisálida.  La persona responsable ante el Consejo de Emaús hizo todos los arreglos de tal manera que en noviembre-diciembre de 1990 se realizó la primera Crisálida en México. De esta manera varios miles de jóvenes y señoritas han pasado por esta experiencia de ser una “oruga” en el sentido figurado para surgir como un bella “mariposa” que vuela ya no sola en este mundo sino con Cristo. Tal vez las alas de algunas de ellas, a través de veinte años, se han desgastado, pero evidentemente la gracia de Dios ha sido nueva cada mañana y su fidelidad ha permanecido hasta ahora, ALELUYA.

Nuestro corazón está con la comunidad de Crisálida en México y Puebla en este 20 aniversario y nuestras oraciones son porque este instrumento de Dios pueda continuar siendo de bendición en la vida de muchos jóvenes y señoritas que hoy en día vagan por el mundo sin tener una dirección en su vida. Tanto Crisálida como Emaús son como “perlas de gran precio” que debemos cuidar para que puedan seguir siendo de bendición para muchos otros. Dios les bendiga ricamente.

“Este es el día que hizo Jehová; nos gozaremos y nos alegraremos en él”. Salmos 118:24

“Hagamos fiesta en este día, porque en un día como éste Dios actuó en nuestro favor”. Salmos 118:24 (Versión Lenguaje Actual)

¡De Colores!

Priscila Laguna de Vergara.

 

Tú, ¿qué opinas?

Los alumnos que practican su fe tienen mejores resultados académicos

MADRID, 01/11/2010 (Minuto Digital / ProtestanteDigital.com)
Un estudio revela que los alumnos que practican una religión consiguen mejores resultados en el colegio que aquellos que no lo hacen.

El trabajo, titulado «Práctica Religiosa y Logros Educativos», es obra de Pat Fagan, investigador del Family Research Council y director del Marriage and Religion Research Institute, y revela que un nivel más alto de práctica religiosa puede afectar de forma positiva a la capacidad del estudiante para salir adelante en el colegio.

Los alumnos implicados en actividades religiosas pasan más tiempo haciendo sus deberes, logran mejores resultados en los exámenes y es menos probable que abandonen el instituto. De hecho, el 19,5% de los estudiantes que van poco a la iglesia abandonan los estudios, por un 9,5% entre quienes van con frecuencia.

Para explicar estos resultados, el estudio aduce, entre otras, las siguientes razones: la religión interioriza valores y normas que ayudan a conseguir logros; fomenta altas expectativas personales, y ayuda a los estudiantes a evitar comportamientos sociales desviados (drogas, alcohol o comportamientos delictivos); las familias religiosas tienden a ser más cohesionadas y estables, hacen planes sobre el futuro de los estudiantes y esperan más de ellos; los adolescentes que tienen devoción religiosa tienen más expectativas educativas para sí mismos; la vinculación religiosa integra al alumno con compañeros religiosos, que tienden a estar mejor orientados académicamente, y en consecuencia el grupo anima a implicarse académicamente; la asistencia religiosa potencia las habilidades sociales; las iglesias ofrecen a los estudiantes recursos, una comunidad, y dirección.

Según Fagan, la asistencia religiosa frecuente también tiende a aumentar el total de años de escolarización de los estudiantes. La ventaja para los estudiantes con asistencia religiosa semanal, en comparación con sus compañeros que no van a la iglesia, era equivalente en general a la ventaja que proporciona una madre que tenga tres años extra de educación y un padre que tenga cuatro.

Además, la religión es una de las pocas instituciones de fácil acceso para familias con pocos ingresos, lo cual tiene excepcional relieve para los grupos socioeconómicos desfavorecidos.

Otro descubrimiento fue que la religiosidad tiene un impacto mayor en los resultados educativos de la juventud urbana en comparación con la no urbana. El estudio lo explica porque es más fácil acceder a las instituciones religiosas en las zonas urbanas. Además, la religión puede actuar también como un elemento de control frente a los elementos más negativos de los vecindarios urbanos que tienen un efecto perjudicial en los logros educativos.

 

Fuente: Minuto Digital. Edición: ProtestanteDigital.com.

Del Consejo Latino Americano de Iglesias (CLAI)

El inicio del movimiento

ecúmenico moderno

El contexto

1. El movimiento ecuménico moderno surge como reacción a la fragmentación de la Iglesia de Jesucristo. Es una señal de inconformidad con ella. De cierta forma concluye el período confesional, esto es el período de la división regional del mundo por “confesiones”. La guerra de los treinta años (1618-1648) había sido el último intento de restablecer, por la fuerza, la unidad de la cristiandad, intento que redundó en un terrible fracaso. Desde entonces el Norte era predominantemente protestante, el Sur católico, el Este ortodoxo y el Oeste anglicano y calvinista. Pero la internacionalización del mundo que ocurre en el siglo XIX ya no permite más la separación geográfica de las confesiones, y hace que colisionen principalmente en las áreas misioneras de África y de Asia. De allí surgen importantes impulsos para el ecumenismo.
2. La internacionalización del planeta es consecuencia de las conquistas tecnológicas que acortan las distancias, así como de la migración intercontinental de grandes sectores de la población mundial. Se trata del avance
de la globalización, iniciada con el descubrimiento de las Américas en el siglo XV y se ve fuertemente acelerada en el siglo XIX. La máquina altera los medios de producción, de transporte y de comunicación. Se hacían necesarias organizaciones internacionales para hacer frente a los problemas y a las necesidades de un mundo progresivamente más pequeño. Entre las promociones mencionamos:
– la primera Exposición Mundial, en 1851;
– la fundación de la Cruz Roja, en 1864;
– la creación de la Asociación para el Derecho Internacional, en 1873;
– los Juegos Olímpicos Modernos, realizados por primera vez en 1896.
Infelizmente, también los conflictos políticos se volverían internacionales. Las guerras del siglo XX, sobre todo las de 1914-1918 y de 1939-1945, tendrían proporciones mundiales, con daños inéditos hasta entonces.
3. El colonialismo también es un síntoma de esa internacionalización. La hegemonía europea demuestra que, después de sufrir la pérdida de las Américas en virtud de la emancipación de las mismas, se apodera de África y de Asia como aquel resto del mundo considerado todavía “sin dueño”. Promueve la mezcla de los pueblos, la misión cristiana y el intercambio cultural. De la misma forma, sin embargo, hizo chocar a los intereses colonialistas en la explotación de las riquezas de las regiones ocupadas. En ese contexto actúan las sociedades misioneras. Sería injusto rotular indiscriminadamente de “colonialismo cristiano” la admirable y abnegada obra de las mismas; muchas veces, las misiones entraron en choque con las fuerzas colonizadoras, exigiendo la observancia de principios evangélicos y su primacía sobre los brutales intereses económicos. Aún así, es cierto que los imperios coloniales propiciaron la expansión de la misión; simultáneamente, aguzaron la conciencia de las dolorosas divisiones en la misma cristiandad. En un mundo crecientemente global y, todavía fragmentado, emerge casi naturalmente la idea ecuménica.

4. La primera reacción de las Iglesias a la internacionalización consistió en la constitución de estructuras igualmente globales. Surgen en el siglo XIX e inicios del siglo XX las federaciones y alianzas eclesiásticas. Son las Iglesias protestantes que buscan la comunión con sus hermanos y hermanas en la fe diseminados por el mundo con la intención de conjugar el testimonio. He aquí algunos ejemplos:
– en 1867: Se organiza la “Comunión Anglicana”
– en 1875: Se crea la “Alianza Mundial de Iglesias Reformadas”
– en 1881: Se unen los metodistas en la “Conferencia Ecuménica Metodista”
– en 1905: Se constituye la “Federación Bautista Mundial”
– en 1923: Es creada la “Convención Luterana Mundial”.
No se trata de fundación de Iglesias. Las estructuras son de naturaleza más bien “federativas” entre Iglesias hermanas. En eso se distingue el protestantismo de la Iglesia Católica con su “estructura planetaria”; esta celebra en el Concilio Vaticano I, en 1870, una demostración pública de su “internacionalidad”. Proclama solemnemente la infalibilidad papal y así consagra el centralismo eclesiástico como decidida respuesta a los avances del pluralismo e individualismo de la modernidad. En todo ese escenario, el imperativo de unir es sentido con mucha mayor preeminencia por el protestantismo, en lo que reside seguramente uno de los motivos para su pionerismo ecuménico. Las afinidades doctrinales y la magnitud de los desafíos a enfrentar, cuestionaban la permanencia de las lesivas divisiones en el cuerpo de la cristiandad.
5. Los protestantes querían más que una simple asociación confesional. Las instituciones eclesiásticas quedaron inicialmente al margen de las iniciativas. El protagonismo cupo a personas laicas, por ejemplo del metodista John Mott y del anglicano Joseph Oldham, o a movimientos como la “Alianza Evangélica”, fundada en 1846 con el nombre de “Liga Fraternal de Oración y Combate a la Incredulidad”. Aún deben ser mencionadas la “Asociación Cristiana de Jóvenes”, fundada en 1855, y las “Sociedades Bíblicas”. Entidades como esas prepararon el ecumenismo, trasponiendo las tradicionales fronteras denominacionales y promoviendo la cooperación.
6. De las sociedades misioneras es que parten los más fuertes impulsos para la unión. Pero hay otras causas en la raíz del sueño ecuménico. Se destaca el problema de la economía y de la justicia social en medio al capitalismo emergente. La pauperización de amplias camadas de la población debido a la explotación salvaje del trabajo, el éxodo rural, el crecimiento del proletariado y de la miseria en los centros urbanos, sensibilizaba a las conciencias y clamaba por una reacción de las Iglesias. El embate ideológico de las fuerzas restauradoras después de la revolución francesa de 1789-94 y de los movimientos revolucionarios, por ejemplo del comunismo de Karl Marx, provocaba necesariamente a la fe cristiana. Algo semejante vale decir para el avance del ateismo científico en un mundo progresivamente secular. Las consecuentes pérdidas para la fe eran motivo de inquietud no solo de una confesión o de una Iglesia. Debemos mencionar, finalmente, las amenazas a la paz mediante el exacerbado nacionalismo y militarismo en los países europeos que más tarde, de hecho, detonarían en horribles baños de sangre. Todo ese cuadro compelía a los cristianos y los animaba a juntar fuerzas y voces. El evangelio exigía una respuesta común de la cristiandad.

 

 MADRID, 09/11/2010 (Christian Editing/ProtestanteDigital.com)

Según un sondeo de la empresa editorial Christian Editing, solo 3 de cada 100 nuevos escritores cristianos logra publicar un libro. Pero solo 1 de cada 100 alcanza lectores más allá de su círculo de amigos.

Solo tres de cada cien escritores cristianos logra publicar su libro, concluyó un estudio comparativo de la empresa editorial Christian Editing, entidad que se relaciona con cientos de autores en todo el mundo a través de concursos literarios y programas de publicación independientes.

Tres de cada cien es una proporción bastante favorable si se aprecia desde una perspectiva histórica, donde las posibilidades de difusión de los contenidos en la actualidad se han diversificado y hasta abaratado, informó Christian Editing.

Es sabido que un libro no es un libro hasta que no cumple las funciones para las que se creó, es decir, hasta que el texto no se hace público, y es leído. La gran mayoría de los nuevos escritores no sabe qué hacer para que su texto llegue a este punto.

Las razones por la que algunos textos terminan siendo publicados son pocos conocidas. Y menos conocidas aún son las causas del éxito de un libro. Christian Editing ha investigado las características más comunes de un texto que finalmente se convierte en un libro de relativo éxito, y ha elaborado una lista de preguntas, asegurando que si un autor soporta el embate de las mismas, pudiera estar entre los elegidos.

DIEZ PUNTOS A TENER EN CUENTA

1)    ¿Es usted un escritor pasional o uno ocasional? Un libro puede ser un medio o un fin en sí mismo. Los escritores de ficción, por ejemplo, están entre los escritores que llamaremos “pasionales”, amantes de la belleza literaria y que escriben sin pensar mucho en el futuro de su obra. Por lo general tienen una idea poco realista de la producción y difusión editorial y son los que más fracasan en el intento de de ver publicada su obra, a menos que haya una extraordinaria calidad literaria y una decisiva y perseverante vocación. Un escritor ocasional, en cambio, piensa su libro con un propósito predeterminado. Generalmente es un profesional, un estudioso o un ministro religioso, en que su fuerte no es precisamente escribir, pero sabe lo que quiere y lo que desea lograr con su texto.

2)    ¿Es usted vanidoso o un atrevido? Aunque su obra sea banal e intrascendente, el que escribe por vanidad hará todo lo posible por ver publicada su obra, solo por presumir de ella. Los atrevidos, generalmente por ignorancia, subestiman la envergadura de la producción literaria y su excelencia, son superficiales y tienden a hacer el ridículo. Quieren resultados fáciles y rápidos. En busca de un golpe de suerte, bombardean a las editoriales con textos triviales que casi siempre son desechados.

3)    ¿Sabe si su tema ‘caliente’ pronto será ‘fiambre’? Los argumentos de su libro no necesariamente tiene que ser únicos, ni siquiera novedosos, pero sí diferentes y aportar algo distinto o adicional a lo que ya está publicado. Investigue y lea todo o lo más difundido sobre los asuntos que quiere abordar en su libro, y parta de ahí. Proyéctese mejor en satisfacer intereses universales o informativos de largo plazo. Muchos argumentos son modas pasajeras de una industria editorial bien engrasada, y para cuando usted termine y salga a la palestra, por ejemplo, con su historia de vampiros, su libro será, como se dice en el argot periodístico, un “fiambre”.

4)    ¿Se puso bajo el fuego de opiniones honestas? Si no desea engañarse, someta su texto o parte de él al criterio de varias opiniones independientes y desinteresadas, evitando en lo posible a los aduladores. Para esto solicite la opinión de amigos que no solo le digan que está bueno o malo, sino que le expliquen también sus porqués. No intente en esta etapa impresionar con un diseño bonito, más bien trate de someterles un buen texto. (Eso sí, si no quiere desalentar a muchos, ponga cuidado en la ortografía).

5)    ¿Tiene una idea clara del camino que le falta? Tenga en cuenta que un libro es un producto donde el texto es sólo uno de sus componentes, si bien es el más importante. El proceso editorial posterior al texto abarca varias disciplinas y pasos que el autor no tiene por qué dominar, pero sí conocer de manera general para tener una idea clara del camino a recorrer. Una vez escrito y antes de pasar a imprenta, su texto debe cumplir con las etapas de corrección, diseño, arte de las portadas y revisión de pruebas. Si quiere que su libro lo tomen en serio, no trate de obviar, subestimar o resolver por su cuenta alguna de estas estaciones del camino. Permita que un especialista o una editorial se ocupen de todo ese trabajo complementario.

6)    ¿Conoce las opciones de publicación de hoy en día? La globalización ha hecho que los autores perciban a las grandes editoriales como sus metas innegables. Sin embargo, las editoriales comerciales de hoy tienen una particular dinámica que deja de lado a nuevos o desconocidos escritores; mientras que por otro lado la industria del libro evoluciona hacia la diversificación de soportes de contenido digitales más económicos y otras maneras efectivas para permitir a los autores auto publicarse. En la conquista de los lectores, no se trata de todo o nada. Empiece considerando desde las pequeñas editoriales locales hasta la posibilidad de publicar su texto en un libro electrónico descargable (ebooks).

7)    ¿Tiene un Plan B? Todos los caminos conducen a Roma, o por lo menos varios de ellos. No se paralice con solo un plan de publicación en mente. Tenga un Plan B… y hasta un Plan C. Si como sucede con la gran mayoría de los casos, no tiene la manera de que una editorial considere publicar su libro (Plan A), tenga en cuenta la publicación por su propia cuenta, una modalidad en rápido crecimiento y que se considera una parte vibrante de la industria editorial de hoy. La mejor opción en este caso es acercarse a una empresa editorial que ofrezca paquetes de publicación confiables, de calidad profesional y con algunas opciones de marketing.

8)    ¿Posee una plataforma de lanzamiento? Lamentablemente, hoy en día el tema y la calidad de la literatura venden pocos libros. Las editoriales comerciales confían en que sea la popularidad de los autores su mejor agente publicitario. En cualquier caso, sea que publique con una gran editorial o por su cuenta, el alcance de difusión de su libro depende de la plataforma que lo secunde. Si es un desconocido, el camino hacia las estanterías será todavía más empinado, pero tenga de consuelo que, según las estadísticas, con su segundo libro le irá mejor en este sentido, además de que le será más fácil y rentable.

9)    ¿Tiene motivaciones económicas realistas? Los autores con más probabilidades de ser publicados son aquellos que esperan pocos dividendos provenientes de su obra. No porque eventualmente no los obtengan, si no porque son más realistas. Sepa que, por lo general, las primeras ediciones de autores dan pérdidas, pues es alta la inversión que se hace y pocos los libros que se venden.

10) ¿De qué tamaño es su fe? Si usted que es el mejor amigo de sí mismo no está satisfecho de su obra, si no cree en ella como algo digno de tomar riesgos, cómo piensa que un editor o un lector deban hacerlo. A pesar de las dificultades, si la fe que tiene en su libro es al menos del tamaño de un grano de mostaza, es decir, si tiene el convencimiento de que se trata de un esfuerzo legítimo, podrá moverlo hacia el éxito.

Fuente: Christian Editing – Edición: ProtestanteDigital.com

 

Hermano metodista: quizá es un poco pronto para pensar en escribir un libro. ¿Porqué no comienza con un artículo, un ensayo, que podemos publicar en este su espacio? Hay muchos temas de interés. Anímese. La Redacción.

 

Laicidad, Iglesias y Bicentenario en México

Leopoldo Cervantes-Ortiz 

Ciudad de México, jueves, 9 de septiembre de 2010

  Ante las descalificaciones del Estado laico en México proferidas en lenguaje coloquial (y casi vulgar) por Onésimo Cepeda, obispo de Ecatepec, el escritor Fernando del Paso reaccionó elocuentemente, una vez más, para refutarlo sin mencionar su nombre. Del Paso ya había contestado las palabras del obispo de Guadalajara acerca de la aprobación de los matrimonios entre personas del mismo sexo por parte de la Suprema Corte de Justicia mediante un poema publicado en la primera plana de un diario nacional. [1] Ahora, publicó un texto que lleva por título “El Estado laico no necesita el perdón de Dios”, en donde responde puntualmente a los nuevos exabruptos episcopales. Lo primero que hace Del Paso es puntualizar algunas definiciones laicas:

La diferencia entre pecado y delito es una de las tres principales características del laicismo, tal como las plantea el brillante filósofo español Fernando Savater en su libro La vida eterna. Las otras son:

La segunda: “En la sociedad laica tienen acogida las creencias religiosas en cuanto derecho de quienes las asumen, pero no como deber que pueda imponerse a nadie”.

 Esto quiere decir que, en un régimen laico, como el nuestro, el Estado se erige en protector de todas las religiones, concede a todos sus ciudadanos la libertad ejercer cualquiera de ellas y, al mismo tiempo, no puede imponer ninguna religión sobre las demás. De esta libertad goza incluso el presidente de la República, que puede ser católico, protestante, judío o ateo. Sólo se le pide, en caso de ser religioso, que practique su fe con discreción. Y así, con una sola y lamentable excepción, lo han hecho, desde hace más de medio siglo, los presidentes mexicanos que han sabido respetar al laicismo como una de las conquistas del Estado democrático… [2]

Y es que muchos políticos se han quejado de la tibia respuesta del gobierno a las críticas del episcopado, e incluso desde el propio partido en el poder han respondido los ataques, [3] pues todo esto forma parte de una nueva andanada de críticas, a la luz de los festejos del bicentenario de la Independencia. El Episcopado mexicano calificó como “pecado” no sumarse a ellos [4] y, además, divulgó la carta pastoral Conmemorar nuestra historia desde la fe para comprometernos con nuestra patria, en cuyo anuncio se cuestionó severamente la forma en que se ha aplicado la laicidad desde los gobiernos. Con ello puede advertirse que el debate está muy lejos de terminar y que ha entrado a otra etapa. [5] El nuevo ingrediente lo constituye precisamente la relectura de la historia nacional que las cúpulas católicas se empeñan en contradecirle al régimen, aun cuando en los dos últimos sexenios éste se ha alineado bastante con esas posturas, pues los dos últimos presidentes abiertamente han hecho gala de su fe.

El documento (cuyo objetivo principal es “descubrir, junto con todos los mexicanos, los valores y límites de nuestra historia”, parágrafo 2, p. 4), hace una serie de puntualizaciones históricas sobre el papel de la Iglesia Católica en las luchas de independencia y revolución (sección II), y observa que existe una “paradoja que nos ha caracterizado durante muchos años, […] la de un pueblo mayoritariamente católico al que se le trata de impedir su expresión más profunda” (parágrafo 19, p. 11), con lo que reincide en hablar unívocamente del catolicismo como componente esencial de la identidad nacional, a pesar de que dedica el parágrafo 73 para hablar de la pluralidad cultural del país (p. 29). 

Por otro lado, afirma que nuestro sistema educativo está marcado por un laicismo mal entendido, que deja de lado los valores humanos universales como si se tratara de aspectos confesionales. Esta realidad tiene implicaciones graves, pues si no es capaz de reconocer valores universales, mucho menos tiene la posibilidad de comprender las realidades trascendentes del hombre, proyectadas en la cultura que nos caracteriza, y en concordancia con la trayectoria familiar de muchos de nuestros estudiantes. El sistema educativo mexicano ha convertido al laicismo en un instrumento ideológico que pasa por encima del derecho de los padres a la educación de sus hijos y no respeta las raíces culturales más nobles de nuestro pueblo. Es necesario que la educación laica se convierta en una verdadera escuela de respeto y valoración a las diferencias culturales y religiosas que nos caracterizan (parágrafo 125, p. 42, énfasis agregado).

Todo ello en función de que “algunos grupos identificados con un laicismo radical” amenazan a “nuestra cultura” en su intento por eliminar “toda referencia o relación con Dios” (parágrafo 77, p. 29). Y agrega: “El laicismo que se manifiesta de manera amenazante contra la religión no debe tener cabida en una sociedad respetuosa del Derecho, amante de la libertad y verdaderamente democrática.

No hay enemigo más peligroso del Estado laico que el laicismo intolerante que busca disminuir libertades y restringir espacios de expresión (parágrafo 79, p. 30, énfasis agregado). Además, reclama “la vigencia completa del derecho humano a la libertad religiosa, la cual no debe ser interpretada jamás como una búsqueda de privilegios por parte de ninguna confesión” (parágrafo 81, p. 30). 

De ahí que Del Paso, al referirse al tema educativo señala: El Estado laico mexicano no le prohíbe a la Iglesia católica la enseñanza de la religión. No le prohíbe, a ningún padre de familia, que le enseñe a sus hijos a ser católicos. México siempre ha permitido la enseñanza religiosa en las escuelas privadas.

Y, si se alega que sólo los niños de padres en buenas condiciones económicas pueden asistir a las escuelas privadas, la Iglesia católica tiene en México la absoluta libertad –como la tienen todas las otras iglesias– de proporcionar enseñanza religiosa a los niños de familias con escasos recursos pecuniarios en los días y horarios que no interfieran con los de las escuelas públicas, y en los locales que disponga (Idem).

Porque la carta pastoral insiste en la necesidad de una “laicidad positiva” (parágrafo 22, p. 12) que permita una mejor convivencia entre la Iglesia y el Estado, de ahí que “es tan importante que la vida pública de nuestra Nación esté regulada por un auténtico sentido de laicidad, es decir, por la responsabilidad del Estado y de la sociedad para reconocer e impulsar el derecho de todos los ciudadanos a vivir, en lo privado y en lo público conforme a sus convicciones de conciencia en materia religiosa, con entera libertad” (parágrafo 78, p. 30). El parágrafo 82 concluye, de manera inesperada, con el ofrecimiento de que la Iglesia Católica está dispuesta a participar en la consolidación del Estado laico, luego de una serie de argumentos que suenan muy conciliatorios, aunque sin abandonar nunca el tono admonitorio tradicional, sobre todo al insistir en que el país no experimenta una auténtica libertad religiosa, que es el discurso de batalla de las jerarquías católicas desde 1992, como mínimo, pues desde que se aprobó el reconocimiento de las iglesias como asociaciones religiosas, este discurso no ha variado mucho: 

Para que el derecho humano a la libertad religiosa pueda ejercerse conforme a la justicia y a la libertad debe existir una sana separación entre el Estado y la Iglesia. Esta separación no sólo es un beneficio para el Estado, sino que es una exigencia constitutiva de la propia Iglesia [algo impensable en otras épocas], que en la actualidad es particularmente consciente de su legítima autonomía y de su diverso ámbito de competencia. La separación entre el Estado y la Iglesia no implica desconocimiento o falta de colaboración entre ambas instituciones. Al contrario, somos particularmente conscientes de que el Estado y la Iglesia, cada uno a su modo, deben encontrar caminos de colaboración que les permitan servir a las personas y a las comunidades. […] La Iglesia Católica en México, de este modo, se compromete a participar en la construcción de un auténtico Estado laico, garante de libertades y respetuoso de los derechos de todos por igual (pp. 30-31, énfasis agregado).

“Legítima autonomía”, “diverso ámbito de competencia”, “caminos de colaboración”, “responsabilidad compartida”: se trata, nada menos, que del discurso sobre la laicidad en labios de un catolicismo semi-integrista, permanentemente aferrado a los privilegios de la época colonial, más allá de que el lenguaje en plural (“iglesias”) le sigue resultando muy ajeno al Episcopado mexicano, por tradición y convicción claramente inmutables. Ninguna mención a las demás comunidades cristianas: no existen ni tienen importancia porque han violentado, según este abordaje, el dogma de la identidad nacional al rechazar el monopolio guadalupano, razón de ser de la existencia del país: “…fue el Acontecimiento Guadalupano, el encuentro y diálogo de Santa María con el indígena Juan Diego, el que obtuvo un eco más profundo en el alma del pueblo naciente, cualitativamente nuevo, fruto de la gracia que asume y purifica el devenir de la historia. […] Es un acontecimiento fundamental de nuestra identidad nacional” (“Evangelización y ‘Acontecimiento Guadalupano’”, parágrafo, 11, pp. 8-9, énfasis agregado). 

Por todo eso, en la segunda parte de su texto, con un tono más agresivo, y respondiendo a la pregunta sobre qué tan laico es el Estado mexicano, Del Paso fustiga los privilegios que, con todo, sigue detentando tiene la Iglesia Católica, aun cuando nunca parece creer que son suficientes:

En México, en el Estado laico mexicano, la Iglesia católica está exenta de pagar impuestos. No paga impuesto sobre la renta. No paga IETU. No tiene, siquiera, la obligación de hacer una declaración fiscal anual. Y este extraordinario privilegio, una de las tantas, quizás la peor de las varias aberraciones del sistema tributario mexicano, no fue concedido por un gobierno panista. Viene de lejos.

Esto quiere decir que la Iglesia mexicana, de todos esos inmensos ingresos destinados a engordar las arcas del Vaticano y las suyas propias, no dispone de un solo centavo destinado a enriquecer el erario nacional. Quiere decir que la Iglesia no participa, ni con una décima de centavo, en la lucha contra la inseguridad y el crimen. Que la Iglesia no contribuye, ni con una centésima de centavo, a la educación del pueblo mexicano. Que la Iglesia, que con sus ingresos le alcanza y sobra para pagar los jugosos salarios de sus obispos, arzobispos y cardenales, sus palacetes, sus viajes a Roma, sus automóviles y sus choferes, sus inscripciones en los clubes de golf, no colabora, ni con la milésima de un centavo, a la salud del pueblo mexicano. 

Y quiere decir que el Estado mexicano financia, cuando menos en una tercera parte, todos los gastos de la Iglesia mexicana. Quiere decir que el Estado que se llama laico, es sólo laico a medias.

Y esto es una desgracia para México. Esto es corrupción. Corrupción de la Iglesia y corrupción del Estado. Equivale a un soborno que el Estado le paga a Iglesia para tenerla tranquila y callada. [6] 

Como se ve, las cosas en realidad no han variado mucho, pero los intereses de los grupos religiosos se pueden acomodar según corran los vientos: ahora es políticamente correcto aprobar la laicidad, aunque una que esté hecha más a modo, y así el maridaje en el que el Estado también ha obtenido beneficios no se cuestiona en su radical impunidad, pues como escribe Del Paso, la corrupción puede campear hacia ambos lados: “yo te doy, tú me das…”, indefinidamente. Hacen falta más lecturas alternativas de la historia de la laicidad, de la forma en que la asumen y la promueven, tanto el Estado como las iglesias, para que la sociedad, principal destinataria de los cambios, experimente las consecuencias de éstos.

Y qué decir de las demás iglesias, algunas de las cuales lo único que hacen es, gracias a la cooptación de la que han sido objeto sus dirigentes auto-habilitados, servir de eco a los discursos oficiales, como se evidenció en el evento celebrado el 17 de agosto en el Auditorio Nacional (“Un regalo del cielo para México”) en donde únicamente se “respondió a la invitación del Presidente de la República” y se demuestra, una vez más, la ausencia de un discurso propio o de propuestas de análisis a la altura de las circunstancias. En esa ocasión, el director de la Sociedad Bíblica de México recordó la reunión de él y otros líderes con Felipe Calderón:

Nos hizo una cordial invitación para unirnos a las celebraciones patrias. […] Voces comentaron que no hay nada que celebrar, que el país no está para fiestas, porque las metas por las que surgieron estos movimientos se perdieron en el tiempo. 

Sin caer en triunfalismos, como cristianos debemos recordar estas gestas heroicas y a los héroes que nos dieron patria y libertad, porque de esos movimientos surgieron las leyes que nos dan pleno derecho de practicar nuestra fe y nuestros cultos […] [7]

En el evento en cuestión se presentó una edición especial de la Biblia Vence, “la misma que inspiró a Miguel Hidalgo y Costilla para iniciar el movimiento de Independencia”. El orador concluyó diciendo: “Que la lectura de esta palabra traiga bendición al país. Creemos que este texto bíblico es un regalo del pueblo cristiano para México”. Obviamente, después de él tomó la palabra un representante de la Presidencia y el acto evangélico siguió su curso habitual, como sucede en estas reuniones masivas. La relación entre la laicidad, el Estado y las iglesias seguirá siendo materia de duros cuestionamientos. 

 1 F. del Paso, “Plegaria de los huérfanos”, en La Jornada, 18 de agosto de 2010, p.1.

  2 F. del Paso, “El Estado laico no necesita el perdón de Dios” (I), en La Jornada, 7 de septiembre de 2010, http://www.jornada.unam.mx/2010/09/07/index.php?section=politica&article=012a1pol.

 3 Blanca Estela Botello, “Madero a Onésimo Cepeda: el Estado laico es patrimonio de todos los mexicanos”, en La Crónica, 3 de septiembre de 2010, http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=529838.

 4 “Es pecado no festejar Bicentenario: Episcopado”, en El Universal, 30 de agosto de 2010, http://www.eluniversal.com.mx/notas/705115.html.

 5 Carolina Gómez Mena, “Critica episcopado el laicismo intolerante”, en La Jornada, 31 de agosto de 2010, p. 42. Texto completo del documento: http://www.cem.org.mx/prensa/comunicados-de-prensa/3509-carta-pastoral-conmemorar-nuestra-historia-desde-la-fe-para-comprometernos-hoy-con-nuestra-patria.html

 6 F. del Paso, “El Estado laico no necesita el perdón de Dios” (II), en La Jornada, 8 de septiembre de 2010, http://www.jornada.unam.mx/2010/09/08/index.php?section=opinion&article=016a1pol.

7  Claudia Ramírez, “Instituciones cristianas se unen al festejo del Bicentenario”, en El Universal, 21 de agosto de 2010, www.eluniversal.com.mx/estilos/66827.html.

 

Congreso Mundial para la Evangelización

Declaración de la Delegación Latinoamericana 

Con inmensa gratitud al Señor en nuestros corazones,  hoy celebramos en Cape Town la riqueza de la diversidad en medio de la unidad en Cristo.

Reunidos en Cristo hemos celebrado nuestra identidad evangélica, hemos adorado juntos, hemos sido conmovidos hasta las lágrimas, llorando con los que han llorado, y hemos sido inspirados por su perseverancia y fidelidad en medio del sufrimiento. Hemos comido juntos, cantado, compartido y más, mucho, mucho más.

Todos los que hacen posible este histórico congreso, nos dan testimonio del servicio fiel y excelente con que somos convocados a honrar a nuestro Señor Jesucristo.

Si tratáramos de hacer una evaluación de todo lo que ha significado el trabajo de coordinación de este tercer congreso mundial para la evangelización, sólo tendríamos palabras de elogio y gratitud para todos los que han hecho posible esta gran convocatoria. Es por ello, que con un espíritu constructivo pretendemos aportar humildemente, con una pequeña contribución que complete la información audiovisual, que sobre la iglesia latinoamericana se presentara el pasado miércoles 20 de octubre. Sólo detalles para enriquecer un detalle.

América Latina cuenta hoy con una iglesia evangélica pujante, creciente y vibrante. Una iglesia que hace ya algún tiempo con toda seguridad habrá dejado atrás la cifra del 17% de la población latinoamericana. Sin embargo hay una vasta tarea que está pendiente en la agenda evangelizadora de la iglesia.

La nuestra es una iglesia optimista y alejada del ocultismo y del ritual mágico religioso. Una iglesia que comienza a ser ya no sólo promesa sino acción misionera para los no alcanzados, una iglesia que ha dejado de ser exclusivamente iglesia en las zonas rurales, pues está presente en todos los sectores y estratos sociales. Y es una iglesia que tiene el desafío de mantener su integridad teológica frente a las nuevas corrientes de pensamiento que regional y globalmente afectan al mundo actual.

Una iglesia que aunque en el pasado desde el ámbito religioso ha sido objeto de persecución, discriminación, e intolerancia, también ha ido superando paulatinamente estas dificultades y con actitud perdonadora actualmente interactúa amistosamente con quienes desde el pasado han detentado la hegemonía religiosa latinoamericana, y en el encuentro respetuoso hemos coincidido con causas sociales que nos han resultado afines.

En cuanto al Pentecostalismo, como una de las expresiones evangélicas más destacadas de Latinoamérica, podríamos decir que desde hace mucho ya no es patrimonio exclusivo del proletariado de nuestras naciones y ni siquiera lo es de las denominaciones pentecostales. El pentecostalismo latinoamericano ha traspasado las fronteras sociales, demográficas, y culturales de América Latina, e incluso ha contagiado con un encendido vigor, y renovado poder espiritual a gran parte de la familia de iglesias evangélicas e incluso a otras confesiones cristianas del mundo actual.

Hoy nuestra amada iglesia enfrenta nuevos y serios desafíos. Y es el de evangelizar a una América Latina que además de sufrir una creciente pobreza, violencia, narcotráfico, corrupción, y otros males, también tiene el desafío de ejercer un sólido discipulado que no comprometa su identidad evangélica en tiempos en que observamos globalmente una creciente promoción de la cultura del materialismo y la superficialidad teológica. Igualmente somos llamados como iglesia a ejercer un rol profético, denunciando a todo sistema político injusto y deshumanizante, y a la vez solidarizarnos con las luchas humanas y asimismo, colaborando en la construcción de una sociedad más justa y fraterna.

Amados en Cristo, la semilla de muchos años traída por los misioneros, hoy exhibe maravillosos frutos de notable exuberancia, y sin embargo aún hay muchísimo que hacer, por eso son necesarios los obreros para la mies para que juntos entreguemos a América Latina y al mundo entero el mensaje de esperanza, transformación, y reconciliación en Cristo Jesús.

Dios bendiga al congreso de Lausana y nos ayude a caminar juntos multiplicando el fruto de nuestro encuentro.

Ciudad del Cabo, domingo 24 de octubre, 2010

Yo, evangélico me confieso

 

Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Tercer Congreso Internacional del Movimiento de Lausana sobre Evangelización Mundial     

Por Harold Segura C.

Ciudad del Cabo, octubre 24 de 2010 

Era para estar ahí. Me refiero a la celebración de clausura. Todos, los que llegaron con expectativas y los que trajeron las valijas cargadas de desconfianzas; los optimistas y los pesimistas, repito, todos deberían haber estado allí en el culto de la última noche en Ciudad del Cabo. Comenzamos a las 7:00 p.m. y terminamos a las 9:55 p.m. Tres horas de liturgia profunda, con música de la mejor calidad (un coro de más de 200 voces y una orquesta de músicos profesionales), un sermón que dijo cosas serias y pertinentes (el predicador fue el Dr. Lindsay Brown, actual Director Internacional de Movimiento de Lausana), oraciones previamente escritas, letanías de perdón, de alabanza y, al final, una Cena del Señor (Eucaristía) presidida por el Arzobispo Henry Orombi (Uganda), de la Iglesia Anglicana.

 El programa de esta celebración final lo recibimos a la entrada del salón de reuniones. Era un cuadernillo de 31 páginas con todo el texto escrito de lo que cantamos y oramos. Nada se salió del programa; todo en su orden, todo a su hora. La liturgia fue elaborada siguiendo la tradición de la Iglesia Anglicana de Kenia. Yo, disfruté cada minuto, pero me preguntaba para mis adentros qué estarían pensando nuestras mayorías evangélicas latinoamericanas con esta liturgia tan estricta; y con esta celebración tan adornada de elementos simbólicos que, en muchos casos, no son admitidos dentro de nuestras iglesias por ser considerados católicos (ya sabemos lo anti-católicos que siguen siendo algunos sectores). Permítanme me explico. En la pantalla digital que hacía de fondo se proyectaban íconos antiguos e imágenes de Jesús y los discípulos (ni los íconos, ni las otras imágenes forman parte de la tradición evangélica); al frente, en el altar, la mesa del Señor en el centro con dos cirios encendidos a cada lado (¿pueden imaginarse el cuadro?) y una cruz puesta en lo alto al lado derecho de la mesa. Y para completar la sorpresa, un obispo anglicano revestido con su atuendo arzobispal. 

En lo personal, cada vez aprecio más el lugar de la liturgia (incluidos los íconos antiguos, los que estudio y colecciono desde hace poco tiempo), pero, repito, no representa a la mayoría evangélica y, menos aún, a la pentecostal. Después de la ceremonia me enteré que algunos representantes latinoamericanos decidieron salir cuando vieron tanta pompa ceremonial. Pero fueron pocos. El sentir general fue de admiración y celebración, sobre todo cuando llegó el momento de la Cena del Señor y todos tomamos el pan y el vino (había jugo de uva por si los escrúpulos doctrinales, y vino de verdad por si los buenos gustos).

Durante el día todo había trascurrido con expectativa y mucha alegría. Casi siempre el último día de un congreso es así. Se acerca el final de la jornada y el regreso a casa. En las plenarias de la mañana intervinieron los expositores anunciados en el programa: Los esposos Ramez y Rebeca Atallah (Egípto), como intérpretes de la última parte del libro de Efesios; Patrick Fung (Singapur), David Ruíz (Guatemala) y los esposos Chad y Leslie Neal Segraves (USA) como presentadores del tema del día que era la importancia de asociarse como Cuerpo de Cristo para cumplir con la Misión. Se trataron diversos subtemas: la colaboración de hombres y mujeres para la misión, la cooperación estratégica entre las diferentes partes del Cuerpo de Cristo y,  la necesidad de trabajar unidos para combatir la pobreza bíblica. Esta expresión, pobreza bíblica, se usó en repetidas ocasiones durante esta semana (a mi buen amigo Jesiel Carvajal, del Ecuador, no le gustó la expresión y me lo decía cada que podía). 

De las sesiones de la mañana destaco la participación del latinoamericano, Dr.  David Ruíz, quien recordó la urgencia de iniciar una nueva historia de colaboración para la Misión y dar fin a la colonización con sus modelos impositivos. Se refería él a las formas como los países del llamado Primer Mundo imponen los modelos misioneros y señalan los programas que se deben seguir en los «pueblos de misión». Y terminó proponiendo que en esta nueva época de colaboración imitemos el modelo del apóstol Pablo, centrado en la colaboración entre iguales y fundamentado en la amistad fraterna.

En la tarde participamos de los diálogos y de los foros del día. Yo estuve en el foro acerca de la niñez como campo y sujeto de la misión. De esto mejor no hablar. No vale que se diga que protagonismo misionero de las niñas y los niños es, por ejemplo, promover a los predicadores de cuatro y cinco años (de esos que se encuentran ahora por decenas en los videos de YouTube) y otras cosas más. En este asunto de la niñez, también en misiones estamos en pañales

Mejor regresemos al culto de clausura. Ahí estaba el pueblo evangélico representado por cuatro mil personas, de más de 200 diferentes países del mundo, de diversas culturas, distintos idiomas y, también, vale destacarlo aquí, variados enfoques teológicos (y litúrgicos, que no se nos olvide). Este es el pueblo evangélico y aquí estuvo presente. No hablamos los mismos idiomas, ni pensamos la fe de la misma manera. ¿No es esta una de las mejores riquezas que tenemos? Creo que sí. Prefiero esta diversidad que tantas veces me hace sentir incómodo, a una Iglesia monolítica y regida por una sola forma de cantar, creer, pensar y vivir. La diversidad que propuso Lutero y por la que fue acusado de desestabilizar la unidad de la Iglesia. La diversidad que debemos alentar y valorar después de Lausana III. Eso soy, evangélico; de los de corazón planetario (para recordar la expresión de Segundo Galilea) y convicción ecuménica.

Recuerdo ahora una de las introducciones que escribió el teólogo metodista argentino, Dr. José Míguez Bonino, en uno de sus últimos libros: «He sido catalogado diversamente como conservador, revolucionario, barthiano, liberal, catolizante, moderado, liberacionista. Probablemente todo esto sea cierto. No soy yo quien tiene que pronunciarse al respecto. Pero si trato de definirme en mi fuero interno, lo que “me sale de adentro” es que soy evangélico».[1] 

Y esto mismo es lo que a mí me sale de adentro: yo, evangélico me confieso. Y en estas toldas mantendré mis esperanzas y disgustos; mis frustraciones y anhelos; mi contribución y mis reclamos. Es la identidad que me constituye en mi fe personal y, esta Iglesia, la reunida durante estos días, mi la familia espiritual inmediata, con la que espero seguir construyendo caminos del Reino.

Ciudad del Cabo, más de lo que esperaba… menos de lo que me hubiera gustado. 

–  –  –  –  –  –  –

El movimiento de Lausana ha sido uno de los que más ha afectado a la iglesia evangélica mundial desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días, tanto en la teología como en la práctica de la misión. El Tercer Congreso del Movimiento de Lausana tuvo lugar en Ciudad del Cabo, el 16 al 24 de octubre de 2010. La tecnología actual permitió una más amplia participación.

Mediante un web site en español la organización se propone crear un espacio de reflexión y participación global en idioma español, sabiendo que en muchos países de nuestro continente se han formado grupos de reflexión y diálogo alrededor de la temática propuesta por Lausana: Todo el Evangelio llevado a Todo el Mundo por Toda la Iglesia. Se hace una invitación a sumarse a esta conversación global enviando aportes personales o de grupo.

Unidos en el servicio,

http://www.movimientolausana-lac.com/

Dr. J. Norberto Saracco

Director Internacional Para América Latina

Movimiento de Lausana para la Evangelización Mundial

(ver nota sobre Cape Town 2010: lausana, en noticias internacionales)


[1] José Míguez Bonino, Rostros del protestantismo latinoamericano, Nueva Creación, Buenos Aires-Grand Rapids, 1995, p. 5.

Del Consejo Latino Americano de Iglesias (CLAI)

El inicio del movimiento

ecúmenico moderno

El contexto

1. El movimiento ecuménico moderno surge como reacción a la fragmentación de la Iglesia de Jesucristo. Es una señal de inconformidad con ella. De cierta forma concluye el período confesional, esto es el período de la
división regional del mundo por “confesiones”. La guerra de los treinta años (1618-1648) había sido el último intento de restablecer, por la fuerza, la unidad de la cristiandad, intento que redundó en un terrible fracaso. Desde entonces el Norte era predominantemente protestante, el Sur católico, el Este ortodoxo y el Oeste anglicano y calvinista. Pero la internacionalización del mundo que ocurre en el siglo XIX ya no permite más la separación geográfica de las confesiones, y hace que colisionen principalmente en las áreas misioneras de África y de Asia. De allí surgen importantes impulsos para el ecumenismo.

2. La internacionalización del planeta es consecuencia de las conquistas tecnológicas que acortan las distancias, así como de la migración intercontinental de grandes sectores de la población mundial. Se trata del avance
de la globalización, iniciada con el descubrimiento de las Américas en el siglo XV y se ve fuertemente acelerada en el siglo XIX. La máquina altera los medios de producción, de transporte y de comunicación. Se hacían necesarias organizaciones internacionales para hacer frente a los problemas y a las necesidades de un mundo progresivamente más pequeño. Entre las promociones mencionamos:
– la primera Exposición Mundial, en 1851;
– la fundación de la Cruz Roja, en 1864;
– la creación de la Asociación para el Derecho Internacional, en 1873;
– los Juegos Olímpicos Modernos, realizados por primera vez en 1896.
Infelizmente, también los conflictos políticos se volverían internacionales. Las guerras del siglo XX, sobre todo las de 1914-1918 y de 1939-1945, tendrían proporciones mundiales, con daños inéditos hasta entonces.

3. El colonialismo también es un síntoma de esa internacionalización. La hegemonía europea demuestra que, después de sufrir la pérdida de las Américas en virtud de la emancipación de las mismas, se apodera de África y de Asia como aquel resto del mundo considerado todavía “sin dueño”. Promueve la mezcla de los pueblos, la misión cristiana y el intercambio cultural. De la misma forma, sin embargo, hizo chocar a los intereses colonialistas en la explotación de las riquezas de las regiones ocupadas. En ese contexto actúan las sociedades
misioneras. Sería injusto rotular indiscriminadamente de “colonialismo cristiano” la admirable y abnegada obra de las mismas; muchas veces, las misiones entraron en choque con las fuerzas colonizadoras, exigiendo la
observancia de principios evangélicos y su primacía sobre los brutales intereses económicos. Aún así, es cierto que los imperios coloniales propiciaron la expansión de la misión; simultáneamente, aguzaron la conciencia de las dolorosas divisiones en la misma cristiandad. En un mundo crecientemente global y, todavía fragmentado, emerge casi naturalmente la idea ecuménica.

4. La primera reacción de las Iglesias a la internacionalización consistió en la constitución de estructuras igualmente globales. Surgen en el siglo XIX e inicios del siglo XX las federaciones y alianzas eclesiásticas. Son las Iglesias protestantes que buscan la comunión con sus hermanos y hermanas en la fe diseminados por el mundo con la intención de conjugar el testimonio. He aquí algunos ejemplos:
– en 1867: Se organiza la “Comunión Anglicana”
– en 1875: Se crea la “Alianza Mundial de Iglesias Reformadas”
– en 1881: Se unen los metodistas en la “Conferencia Ecuménica Metodista”
– en 1905: Se constituye la “Federación Bautista Mundial”
– en 1923: Es creada la “Convención Luterana Mundial”.
No se trata de fundación de Iglesias. Las estructuras son de naturaleza más bien “federativas” entre Iglesias hermanas. En eso se distingue el protestantismo de la Iglesia Católica con su “estructura planetaria”; esta celebra en el Concilio Vaticano I, en 1870, una demostración pública de su “internacionalidad”. Proclama solemnemente la infalibilidad papal y así consagra el centralismo eclesiástico como decidida respuesta a los avances del pluralismo e individualismo de la modernidad. En todo ese escenario, el imperativo de unir es sentido con mucha mayor preeminencia por el protestantismo, en lo que reside seguramente uno de los motivos para su pionerismo ecuménico. Las afinidades doctrinales y la magnitud de los desafíos a enfrentar, cuestionaban la permanencia de las lesivas divisiones en el cuerpo de la cristiandad.

5. Los protestantes querían más que una simple asociación confesional. Las instituciones eclesiásticas quedaron inicialmente al margen de las iniciativas. El protagonismo cupo a personas laicas, por ejemplo del metodista John Mott y del anglicano Joseph Oldham, o a movimientos como la “Alianza Evangélica”, fundada en 1846 con el nombre de “Liga Fraternal de Oración y Combate a la Incredulidad”. Aún deben ser mencionadas la “Asociación Cristiana de Jóvenes”, fundada en 1855, y las “Sociedades Bíblicas”. Entidades como esas prepararon el ecumenismo, trasponiendo las tradicionales fronteras denominacionales y promoviendo la cooperación.

6. De las sociedades misioneras es que parten los más fuertes impulsos para la unión. Pero hay otras causas en la raíz del sueño ecuménico. Se destaca el problema de la economía y de la justicia social en medio al capitalismo
emergente. La pauperización de amplias camadas de la población debido a la explotación salvaje del trabajo, el éxodo rural, el crecimiento del proletariado y de la miseria en los centros urbanos, sensibilizaba a las conciencias y clamaba por una reacción de las Iglesias. El embate ideológico de las fuerzas restauradoras después de la revolución francesa de 1789-94 y de los movimientos revolucionarios, por ejemplo del comunismo de Karl Marx, provocaba necesariamente a la fe cristiana. Algo semejante vale decir para el avance del ateismo científico en un mundo progresivamente secular. Las consecuentes pérdidas para la fe eran motivo de inquietud no solo de una confesión o de una Iglesia. Debemos mencionar, finalmente, las amenazas a la paz mediante el exacerbado nacionalismo y militarismo en los países europeos que más tarde, de hecho, detonarían en horribles baños de sangre. Todo ese cuadro compelía a los cristianos y los animaba a juntar fuerzas y voces.

El evangelio exigía una respuesta común de la cristiandad.

 

 

CONOCE TU BIBLIA

Introducción

Gamaliel Hernández Loera

  

Dos palabras

Hay muchos libros muy buenos para conocer la Biblia, o parte de ella, pero me parece, después de mucho observar, que hay muchos buenos cristianos que desean conocer más de la Biblia, pero por muchas razones justas no pueden hacerlo, ya que a muchos les gustaría asistir a un instituto bíblico, o seminario, pero la falta de tiempo, o de recursos, les hace esos deseos imposibles. 

Este cuaderno, que hoy empezamos a analizar con este capítulo, ha sido elaborado con el fin de ayudar a esos hermanos sencillos que no tienen tiempo o recursos, para ir a estudiar. Son cincuenta narraciones de hombres y mujeres importantes de la Biblia, escritos en forma sencilla, deseando de todo corazón, que al leer la lección, y contestar las preguntas de cada lección, puedan conocer mejor la Palabra de Dios.

Estoy seguro que si lee y estudia estas lecciones, y contesta las preguntas que se encuentran al final de cada lección, va a conocer mejor la Biblia. y va a encontrar que en cada lección hay algo que nos puede ayudar a crecer no sólo en el conocimiento de la Palabra, pero también en responsabilidad. 

Si hay alguna cosa que no entienda, no dude en preguntar a su pastor, o a algún hermano que conozca más de la Biblia, estoy seguro que estas  personas están dispuestas para ayudarle, porque todos necesitamos conocer más y mejor la Palabra, la cual nos dice lo que Dios quiere que sepamos.

Si usted ya tuvo la bendición de recibir personalmente a Jesucristo, este cuaderno le será de mucha utilidad, pero si aun no vive Jesucristo en su corazón, es indispensable que arregle esa área de su vida. Cualquier pastor evangélico, o cristiano maduro, le dirá cómo recibir a Jesucristo en su corazón, ya que al hacerlo, asegurará que su nombre esté escrito en el Libro de la Vida. Porque si su nombre no está en el Libro de la Vida, aun no tiene salvación.

Que Dios le permita conocer un poquito más Su palabra a través de esas 50 lecciones que va a estudiar.

Adán,

el hombre que no tuvo infancia

                        Génesis 1:26-28  y 2:18-25

Es muy posible que alguien, con cierta razón, nos diga que todos los personajes que hay en la Biblia son importantes, y tal vez tenga razón muy justificada, pero lo que en esta serie de personajes estamos viendo, es a aquellos que consideramos muy importantes por el papel que jugaron dentro de los planes de Dios, sin pensar que los demás no sean importantes, pues el solo hecho de aparecer en la Biblia ya son importantes y merecen nuestro respeto.

Solamente ha existido en la historia de la humanidad un varón que no conoció la niñez, que no supo lo que era ser travieso, y jugar con cosas muy sencillas. Pero también es el único varón que tuvo un período de inocencia, que ninguno de los demás varones que hemos pisado este planeta hemos experimentado, y ese hombre se llamó Adán. Es cierto él tuvo un período en el cual no conoció la maldad, y  los actos de su vida eran sin malicia. 

La palabra Adán, o Adam, en el original hebreo es la misma, y esa palabra hebrea se ha traducido en nuestras Biblias como Adán, nombre propio o como hombre, o como raza humana, así que hablando claro en el original hebreo  esa palabra aparece 560 veces en la Biblia. Pero como nombre propio, refiriéndose a un varón llamado Adán, sólo aparece 15 veces en el libro de Génesis, 3 veces más en el Antiguo Test., i Crónicas 1:1; Job 15:7 y Oseas 6:7. Luego el nombre aparece 9 veces más en los libros del Nuevo Testamento. 

 Sostengo que Adán ha sido el ser humano que vivió más años, aunque encontramos a otro que vivió más, y éste fue Matusalén, quien dice la Biblia que vivió 969 (Génesis 5:27), pero con la diferencia de que Matusalén tuvo que vivir varios años como infante y  adolescente, y luego como joven para llegar a la edad madura, mientras que Adán vivió 930 años como adulto, y eso hace mucha diferencia en la vida. Adán tuvo algunos privilegios que no tuvieron los demás personajes de la Biblia, y nos sorprende que en toda la Biblia no haya otra persona que haya llevado este nombre. Aunque hay una ciudad con el nombre de Adam, mencionada en Josué 3:16, y se menciona cuando el pueblo de Israel estaba para cruzar el Río Jordán y entrar a Canaán,  pero fuera de esa mención el nombre de Adán no es repetido en otra persona, o lugar en la Biblia, aunque es muy usado en el tiempo después de Cristo, y en nuestro días.

En la Primera Carta a los Corintios 15:45 se hace mención de Cristo como el Segundo Adán, para hacer un contraste entre el hombre que principió la raza humana, la cual cayó en pecado y vive en pecado; y luego Cristo, el Segundo Adán, que es el primero de los hijos espirituales de Dios con los que está formando la iglesia. La raza de Adán, el hombre, tiene fin, pues morimos, mientras que la raza espiritual, la que inició el Segundo Adán, es una raza que tiene vida eterna, una raza que estará viviendo con El por la eternidad. 

Pero veamos algunos privilegios especiales de los que gozó Adán, nuestro padre físico. 

1.- No nació como nacemos todos los humanos, dice la Biblia que Dios creó a este personaje del polvo de la tierra. En Génesis 2:7 dice: Entonces Jehová formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. 

2.- Es el único de los humanos que recibió directamente de Dios el soplo de vida. Esto es lo que hace al hombre diferente a los animales. No importa todo lo que el mundo diga, o haga para convencer de que descendemos de alguno de los animales, dice la Biblia que el hombre tuvo de parte de Dios algo que los animales no tienen: el soplo o aliento de vida.

 

3.- Fue el primero que usó ropa de pieles, dice la Biblia: Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles y los vistió. A fin de tener la piel del los animales tuvo que haber un sacrificio. Fue el primer sacrificio para cubrir la vergüenza y pecado del hombre. 

4.- Fue el primer papá, el primero que engendró y vio a sus niños pequeños. La Biblia men-ciona los nombres de 3 de sus hijos varones: Caín, Abel y Set, pero también dice que tuvo hijos e hijas (Gen. 5:4b), pero no dice cuántos, como en el caso de Gedeón que tuvo 72. 

5.- Muy diferente de lo que dicen algunos sociólogos, que el hombre ha ido poco a poco aumentando su capacidad para razonar, Adán recibe de Dios la capacidad para razonar. Dice Génesis 2:19-20: Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia de campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo les iba a llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos, y a todo ganado del campo.

 

6.- Fue el único hombre que recibió una cirugía de Dios, para removerle una de sus costillas, después de haberle dado una anestesia celestial, y no le quedó cicatriz de la cirugía, aunque le sacó una costilla de su costado, con la que formó a una mujer. 

7.- Fue el único hombre que recibió su esposa directamente de Dios, que no tuvo tiempo de tratarla como persona, y a quien culpa mas tarde de haberle inducido a desobedecer. 

8.- Primero Dios le ordeno que labrara la tierra del Edén, pero una vez que desobedeció, entonces recibió la sentencia de: con dolor comerás de ella (de la tierra) todos los días de tu vida; espinas y cardos te producirá, y comerás plantas del campo, (3:17-18). 

9.- Adán tuvo que pasar por el dolor de saber muerto a uno de sus hijos, dolor que es muy intenso para un  padre. Es el dolor más intenso por el que un padre puede pasar.

10.- Pero fue Adán quien escuchó la primera promesa de un Salvador. En gen. 3:15 Dios promete que la simiente de la mujer (Cristo) aplastaría la cabeza de la serpiente. 

CUESTIONARIO

1.- Todos los personajes que aparecen en la Biblia son _____________________________

             y todos ellos merecen nuestro __________________________________________

2.- Adán tuvo un privilegio que ninguno de los humanos hemos tenido, y por lo visto

nunca  habrá quien lo tenga, y es que tuvo un período de _____________________

3.- La palabra Adán o Adam aparece en el original hebreo _____ veces. Pero Adán, como 

nombre propio se menciona ____ en Génesis, y _____más en el Ant. Testamento. 

4.- En el Nuevo Testamento encontramos el nombre de Adán _______ veces en ______

pasajes, pero en todas partes se refiere a la misma ________________________

 5.- Adán vivió 930 años, y algunos piensan que vivió más años que __________________ quien vivió ______ años, porque Adán no tuvo ___________________________

6.- En la Biblia se menciona una ciudad con el nombre de ___________ y esta mención se hace en  _________________cuando Israel entraba a _____________________ 

7.- Por Génesis 2:7 nos damos cuenta que Adán no _____________como todos los demás humanos, sino que Dios lo formó ___________________________________

8.- Adán recibió de Dios el ____________________________________que es lo que hace la diferencia entre los hombres y _____________________________________

9.- Adán tuvo que ser una persona muy inteligente, pues dice la Biblia que Dios trajo los animales a Adán para que él les _________________________________________

10.- Adán fue el primero en la historia que tuvo una __________________ para removerle una de sus ______________________ de la cual Dios hizo una ________________

11.- Adán escuchó la primera promesa de Dios, ésta está en ______________________

Santa Biblia
 

ESTUDIO BIBLICO 

La carta a los filipenses

Gabriel Morales Perea

Si usted gusta ver un video sobre Filipenses y la vida del apóstol Pablo,

de un click en la siguiente página

http://www.youtube.com/watch?v=LvuKiigcfWM&feature=player_embedded

Carta afectuosa e informativa y expresa el alto aprecio del apóstol Pablo hacia la iglesia de Filipos por sus atenciones y oraciones

Capitulo 1: 1-11

Los primeros dos versículos contienen la forma antigua de escritura al iniciar con los nombres de los remitentes y los destinatarios; así como el saludo griego (Gracia-Caris) y el saludo hebreo Paz ( Bienestar total). Incluyendo en el remitente la indudable autoridad del apóstol y mencionar a Timoteo como Siervos de Jesucristo, o decir ser Esclavos de Cristo es el camino a la libertad perfecta. En la parte del destinatario menciona a los apartados en el Jesús resucitado, llamado Cristo, a los líderes espirituales y a los que ayudan en la congregación.

En los versículos siguientes y hasta el 11 el apóstol Pablo nos enseña su acción de gracias y oración, con el gozo manifiesto en sus palabras al comentar la comunión que debe existir en la iglesia, su oración además es intercesora y levemente menciona la ayuda que le han enviado; por lo que ese recuerdo se ha ampliado al paso de los años y menciona a Dios como testigo del amor que les tiene a través de Cristo Jesús.

La petición del apóstol en su oración a Dios es para el crecimiento espiritual: “que el amor abunde…” equivale a decir como el rio que aumenta su caudal con la alimentación de otros arroyos o la lluvia que vierten agua y poco le disminuyen las filtraciones al cauce, “en ciencia”, conociendo las maravillas y apreciándolas como parte de la perfección de Dios y “en todo conocimiento”; es decir la capacidad que tenemos los humanos para aplicar los principios generales en situaciones particulares.

Se termina esta porción con el propósito de enseñarnos los frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, a saber las actitudes, palabras y acciones santas hacia nuestros semejantes.

Como enseñanza aplicada de este pasaje, hago estas dos preguntas:

  1. Cuando usted hace oración, ¿lo hace con gozo?
  2. ¿Sabe quién ora por usted? Y usted, ¿ora e intercede por otros?

Para gloria de Dios el Padre, a través de Jesucristo.

Versículos 12- 30

En esta segunda parte del capítulo uno, el apóstol Pablo se dirige a la congregación de Filipos, desde una prisión, en espera de la decisión de su juicio, los lugares más probables de la prisión fueron: Roma (años 61-63 d.C.) y Éfeso (años 55-56 d.C.); pero la seguridad de ubicar la ciudad del encarcelamiento desde donde fue escrita esta carta presenta algunas dificultades. El apóstol no obstante privado de su libertad, manifiesta su disposición a morir por Cristo a favor de la obra misionera, aún en medio de los sufrimientos de la prisión exhortando a vivir, teniendo una conducta digna del evangelio predicado.

Inicia este apartado dando a conocer lo que la congregación ignora o supone acerca de su persona, quizás malas noticias; pero no es así, y dice que la prisión lejos de serle una limitante le abre las puertas para nuevos campos de trabajo, las personas que lo visitan, los soldados de la guardia, el halysis (pedazo de cadena que unía la muñeca del prisionero a la del soldado), a los largo de dos años en espera del juicio. ¿Cuánta gente le visitó? Y escucho el mensaje y ¿Cuántos del pretorio también?, es posible que en estas condiciones para el progreso del evangelio muchos se animaron y se atrevieron a hablar la Palabra sin temor, existiendo tres tipos de predicadores: “unos por contención”, “otros de buena voluntad” y otros “por amor” y la intercesión de la congregación ante Dios, resultarán, dice el apóstol en su liberación, lo que equivale a: 1.- Significa seguridad, 2.- Salvación en los cielos y 3.-Salud y bienestar personal, de esa pesada carga de la prisión y con el anhelo de volver a verlos.

El testimonio del apóstol es contundente: “la vida es Cristo” para él la vida solo se vive plenamente en Cristo y la muerte es una ventaja agregada, de ahí que vivir o morir, para Pablo, las dos condiciones son de bendición, porque está preparado para vivir o morir. Si Dios le concede vivir más tiempo dice” trabajaré por Cristo” o si muere “estará de inmediato ante Dios”; sólo que para la congregación de Filipos fue de provecho la puesta en libertad del apóstol.

En los últimos cuatro versículos de este capítulo, Pablo enfatiza cómo debe ser la conducta del cristiano con un comportamiento digno de un ciudadano del cielo prestando atención suprema a esa ciudadanía, ante circunstancias favorables o adversas unidos contra los enemigos del evangelio, fortalecidos por Cristo.

Pablo al predicar fue proseguido, encarcelado, golpeado y humillado y en esas condiciones nos enseña fortaleza, perseverancia, valor y la unidad de la congregación en humildad de acuerdo con el ejemplo de Jesús, quien fue exaltado por su humillación hasta la muerte y muerte de cruz.

HISTORIA

El Metodismo en la Revolución Mexicana

Dr. Rubén Pedro Rivera  

 
 
 
 
 
 
 
 

 

Francisco I. Madero

 

La Revolución Mexicana, con todos sus defectos y fallas, fue un parte aguas en la historia de nuestra patria. México nunca más fue el mismo. A partir de este hecho el país entró en la etapa moderna, la cual hubiera sido más plena y rápida si no se hubieran mezclado tantos odios, ambiciones y partidarismos.

Dentro de esta epopeya las pocas Denominaciones Cristianas que laboraban en México, se vieron atrapadas dentro de un doble conflicto de conciencia:

A.- El conflicto bíblico-ético de violar el mandamiento divino: “No matarás”, así como el de  someterse a la autoridad, puesto que “no existe autoridad que no provenga de Dios”, y

B.- El conflicto surgido del respeto a la relación misionero-obrero nacional; en la cual el misionero por lo general veía con buenos ojos el sistema de gobierno porfiriano que había traído la paz al país tras una larga época de guerras internas, conjuntamente con un relativo progreso; consecuentemente el misionero, generalmente, desaprobaba la rebelión contra el gobierno. El pastor nacional, por el contrario, palpaba y compartía los reclamos del pueblo y se inclinaba por la opción de las armas.

Las dos ramas de la Iglesia Metodista, que tenían obra en México (La Iglesia Metodista Episcopal del Sur –IMES-, y la Iglesia Metodista Episcopal, -IME-), hubieron de entrar en el proceso y desarrollo de La Revolución Mexicana, una vez que resolvieron el doble conflicto. Los misioneros en su casi totalidad tuvieron que salir del país, ante el grave peligro de la inseguridad. Los pastores y congregantes nacionales se vieron en la necesidad de tomar las decisiones de urgencia, que los tiempos demandaban.

Tres períodos puedo señalar dentro de la gesta revolucionaria, en los cuales nuestra Iglesia tomó parte:

1.- Acciones previas a la Revolución Mexicana

2.- La Revolución Mexicana en su apogeo

3.- Las acciones post revolucionarias

Vayamos al primer período. Sin ánimo de ser completos y exhaustivos en ninguno de los períodos, hay que señalar que la participación en La Revolución Mexicana, de las Denominaciones Congregacional, Presbiteriana y Metodista, principalmente, es destacada y cada una tiene sus propios méritos. Sin embargo para el presente escrito interesa la acción metodista sin demerito de lo que corresponde a las otras Denominaciones.

Serias inquietudes y malestares venían sintiéndose en el México de principios del siglo XX. Explotación de los campesinos, pobreza extrema en la mayoría de la población, la riqueza estaba acumulada en unas pocas familias, la clase obrera era igualmente explotada, el analfabetismo era usual, la insalubridad campeaba con epidemias frecuentes, las injusticias menudeaban en todos los ámbitos y los pocos reclamos que hacia el pueblo eran sofocados con una represión que llegaba al crimen. Las primeras rebeliones organizadas se hicieron realidad. La huelga de la fábrica textil de Rio Blanco, Ver., que estalló en 1907, tuvo entre sus líderes al pastor metodista José Rumbia y al activista Andrés Mota, igualmente metodista, en cuya casa se discutieron muchas de las acciones de los obreros para demandar sus derechos. Al final de esta huelga Rumbia estuvo entre los cinco líderes que fueron a dar a la prisión.

En el norte del país, la población de Viesca (entonces parte de Durango), se proclamó en armas, capitaneada por el Presidente Municipal y el pastor. La asonada no prosperó. En la ciudad de Chihuahua (y en el Estado en general), surgieron los clubes liberales con sus reclamos democráticos; en el de la capital chihuahuense militó el Profr. Servando Esquivel, metodista, quien fungiría como director del colegio Palmore. En la ciudad de Saltillo, el Profr. Andrés Osuna se afilió por ese tiempo al club liberal, invitado por Benito Juárez Maza. En San Luis Potosí se llevó al cabo el primer Congreso Liberal de 1901, al cual concurrieron los pastores metodistas Francisco Santos Montelongo (de Cuencamé, Dgo.), y Eucario M. Sein. Otros metodistas eran miembros de organismos liberales promotores de una renovación política, entre ellos estaban el tesorero del club de de Nuevo Laredo, pastor Ismael Tamez, el presidente honorario del club de Tetela de Ocampo, Pue., era el maestro Manuel Pozo; el presidente del club de Cuicatlán, Oax., era Benjamín Ladrón de Guevara, en cuya casa funcionó la iglesia. 

 

José Rumbia Guzmán

La propagación de las ideas liberales corrió de la mano con los principios bíblicos, en los años previos a La Revolución. Los oradores metodistas , tanto laicos como ministros, combinaron razonablemente ambos criterios, relacionándose con un gran número de personas de ideas progresistas, no necesariamente miembros de las congregaciones. Su activismo los llevó a militar en algunos casos dentro de la masonería y principalmente en los clubes liberales. Allí brillaron, entre muchos otros los Profesores: Andrés Cabrera, Leopoldo García , Agustín Romero López, Severo Esquivel, Victoriano Daniel Báez, Leopoldo Sánchez, José Velasco, Pedro Flores Valderrama, Simón Loza, José Rumbia, el ex sacerdote Antonio Valiente y Pozo, Santiago G. Paz, Andrés  y Gregorio Osuna , Adrián y Antonio Gutiérrez, Pedro Galicia Rodríguez, Santiago G. Flores, José Trinidad Ruiz, Felipe Xochihua, Tranquilino Del Valle, Reynaldo Domínguez, Florentino Ortega, Loreto A. Morales, Vicente Mendoza, Adela Ruz, Vicente Osorio, Genaro Paz, Rafael García, Lucas G. Alonso, Guillermo Sherwell, Tomás García, Leopoldo Camarena, Enrique W. Paniagua, Justo A. Euroza, Tarso Reyes, etc., etc.

Los estudiantes de nuestros principales colegios, (San Luis Potosí, Querétaro, Puebla) participaron con arrojo en las manifestaciones populares que se multiplicaron a lo largo y ancho del país en los años previos a La Revolución, y cuando ésta se inició en forma, se incorporaron a las filas en donde muchos hicieron carreras militares de renombre y la mayoría  sucumbió en los campos de batalla Las escuelas metodistas hubieron de cerrar sus puertas, en vista de la ausencia de alumnos. En el caso del Palmore, de Chihuahua, la institución emigró a la ciudad de El Paso, para no interrumpir su labor.

En el período segundo, ya iniciado el conflicto revolucionario, encontramos a un gran número de metodistas involucrados en él. En Durango la familia Contreras, capitaneada por Calixto, (después general), es de las primeras en alzarse. En Gómez Palacio los ferrocarrileros se sublevan dirigidos por el metodista Jesús Agustín Castro; en Guanajuato el maestro metodista Cándido Navarro tomó el mineral de La Luz, a la cabeza de una pequeña tropa; en Tlaxcala, el pastor y profesor Benigno Zenteno (después general), al frente de los congregantes de Panotla, y con el estandarte de la Liga de Esfuerzo Cristiano, toma la capital del Estado;  en la Huasteca Hidalguense el laico metodista Fidencio González se levantó en armas junto con sus peones; otro tanto hicieron los metodistas de Zacualtipan, pronunciados el 15 de mayo de 1911; en Jojutla, Mor., el pastor y profesor José Trinidad Ruiz  (después general) se levantó en armas; el Profr. Otilio Montaño hace lo propio y será el redactor del Plan de Ayala, segundo en firmarlo, tras Emiliano Zapata, siendo el tercero el Gral. José Trinidad Ruiz); en Izúcar de Matamoros, Pue., el pastor Bruno Guerrero Reyes, será uno de los dirigentes que asediaron Jonacatepec en abril de 1911; en Oaxaca, la tropa del Ing. Ángel Barrios lleva como pagador al pastor Victoriano D. Báez; en Tuxtepec, Oax. Ponciano Medina, ex alumno del Instituto metodista de Puebla, encabeza la revuelta; mientras que en Jayacatlán, Oax. David Aguilar, otro ex alumno de la misma escuela, encabeza la rebelión.

 
 
 
 
 
 
 

 

José Trinidad Ruiz

 

Lamentando la necesaria brevedad de este escrito, no podemos ignorar la participación metodista en los diferentes ejércitos que integraron la gesta revolucionaria, en la cual un número considerable alcanzó diversos grados. Entre estos militares están: Calixto Contreras, General; Otilio Montaño, General; Jesús Agustín Castro, General; Alfonso Herrera, Secretario Particular del Gral. Jesús Carranza; Daniel Rodríguez, Médico Militar; Anastasio Maldonado, Teniente Coronel, Andrés Angulo, Coronel; Abel Carro, Capitán Primero; Gonzalo Báez Camargo, Oficial; Victoriano D. Báez, Pagador; Miguel Reyes, Capitán; Carlos Osuna, General; Benigno Zenteno, General; José Trinidad Ruiz, General; José Trinidad Rodríguez, General; Gregorio Osuna, General; Enrique W. Paniagua, General. La lista es incompleta, pero con estos nombres podemos darnos cuenta del porcentaje considerable con el cual el metodismo contribuyó a la causa revolucionaria.

Queda por mencionar, aunque también sea de paso, la tarea post revolucionaria del metodismo. En virtud de la nueva Constitución de 1917, las iglesias evangélicas hubieron de sujetarse a las limitaciones aprobadas por el Congreso Constituyente, las cuales prohibían a los religiosos ejercer las tareas de la docencia, y a las iglesias el poseer y dirigir escuelas; los ministros debían registrarse en cada Estado y sujetarse al número de ministros que el Gobierno consideraba suficiente para cada Entidad Federativa. No se podían celebrar actos religiosos fuera de los templos y éstos pasaban a ser propiedad de la nación, los misioneros extranjeros no podrían fungir como pastores, etc. Al adoptar la postura de obediencia a la ley, nuestras iglesias perdieron escuelas y ministros por igual. De esta manera el metodismo decayó numéricamente y perdió fuerza como organismo activo y participativo en los quehaceres sociales y políticos. Aún así encontraremos a varios metodistas sirviendo a la patria en diversas tareas, no necesariamente militares. Por ejemplo el Dr. Andrés Osuna fungió como Ministro de Educación, bajo el régimen de Carranza; y a los siguientes personajes sirviendo como diputados federales: Pedro Galicia Rodríguez, Elías Amador, Juan Neftalí Amador, Leopoldo García .- José Rumbia, por su parte fungió como secretario particular del gobernador Antonio Hidalgo; Alfonso Herrera ocupó el cargo de Secretario de la Universidad Nacional; Andrés Manning, asumió las funciones de Director de Instrucción Pública, en Hidalgo. Muchos más sobrevivientes llegaron también a ocupar puestos de la mayor importancia, principalmente en el área de la educación. Un estudio más acucioso nos daría cuenta de la tarea metodista en la consolidación del México moderno, pero eso será otro capítulo reservado para otra ocasión.

El metodismo hizo su parte en la epopeya de la Revolución y queda para la historia el juicio de su obra.

La Revolución Mexicana

20 de Noviembre de 1910

Por Zalathiel Jiménez Pozo (†) 

(Publicado en noviembre de 1961, págs. 25 y 26, de El Evangelista Mexicano).

La Revolución Mexicana

 

La Revolución Mexicana hecha por el pueblo y para el pueblo, contó con la cooperación de todos los sectores sociales excepto dos: el clero católico romano y “los amigos de Don Porfirio”. Y como ella significó un movimiento noble y generoso hacia la Justicia, la Libertad y la Dignidad humanas, contó con las simpatías, los brazos y las oraciones del sector evangélico

Desde luego, los protestantes aparecen ya en los primeros años de nuestro siglos, actuando en la lucha social antes que en la fase armada. Baste recordar la función señera del Ministro Metodista JOSE RUMBIA entre los obreros textiles de Santa Rosa y Orizaba, allá en los inicios de 1906. Y en el campo de las programaciones político-sociales cómo no recordar a los metodistas Antonio y Adrian Gutiérrez en San Luis Potosí, al lado del Apóstol de la Democracia, Don Francisco I. Madero, en los días en que la militancia con el enorme chaparrito era peligro de cárcel y de muerte; y por qué no recordar igualmente a los metodistas Carlos Laguna, Carlos y Ranulfo Carrera Ruiz y más de una decena de alumnos del Instituto Metodista Mexicano de la ciudad de Puebla que con Aquiles Serdán prendían la antorcha libertaria? ¿No en los propios sótanos del glorioso IMM estaba la imprenta donde se editaban volantes, manifiestos y boletines que supieron ganar la voluntad del pueblo para la causa de la Revolución?

Y, en la rápida reminiscencia de la aportación metodista a la Revolución Mexicana, cómo olvidar en los prolegómenos la presencia viril y cívica de la juventud presbiteriana de Coyoacán que en los primeros días de 1911 dirigió franca y mesurada carta a Don Porfirio Díaz pidiéndoles renunciara a la Primera Magistratura del país, carta en la que aparece la firma de otro eminente metodista, el Sr. Prof. y Lic. Agustín Romero López, por aquellos días distinguido alumno de la siempre bien querida Escuela Preparatoria de Coyoacán (presbiteriana)? ¿Por qué no evocar la juvenil figura de la metodista Agustina Caletti Martínez, hoy la querida Hna. Calleti de Chávez, que aprovechando la aparenta inocuidad de sus pocos años servía de enlace entre los maderistas de la ciudad de México y, posteriormente, sirvió a los carrancistas?

En cuanto la Revolución Mexicana hecha trueno surgió en el Norte, la figura valiente del metodista Pascual Orozco inicia las victorias de Chihuahua, que se van extendiendo día tas días hasta llegar a la Gran Tenochtitlán. Y casi al mismo tiempo en el Sur, en lugar preferente al lado del Jefe del Ejército Libertador, como su inspirador social y consejero político de los años del caudillaje y del peligro, hemos de encontrar al metodista Otilio Montaño, brazo derecho del Gral. Emiliano Zapata. (Aquí resulta sugerente el hecho de que el zapatismo y e orozquismo acabaron divorciándose de Madero en cuanto éste, satisfecho por el triunfo y engañado por la amañada docilidad de sus enemigos, disolvió al ejército de la Democracia, con lo que hizo posible la traición de Huerta, Blanquet y Mondragón).

A más andar, en la etapa bélica del Ejército Constitucionalista, cuyo Primer Jefe fue Don Venustiano Carranza, el fuego revolucionario arde por todo el territorio nacional y se levantan en el Norte los metodistas Jesús Carranza, Miguel Acosta, José María Tapia, los tres Generales Osuna; y en Guerrero el presbiteriano Daniel Peralta Alarcón cuyos hermanos, Miguel y Rubén ingresaron poco después a las fuerzas de otro protestante, David Cerecedo Estrada en el Estado de Hidalgo; y en Veracruz, entre otros, Enrique Wesley Paniagua; en Oaxaca se alzaban los tres hermanos Medina Estrada. Y, al mismo tiempo, entre lo más selecto del elemento civilista que rodeaba a Don Venustiano, hallan sitio de honor los metodistas Andrés Osuna y Alfonso Herrera. En Tanto, en el Sur, particularmente en Morelos, Otilio Montaño y J. Trinidad Ruiz, metodistas, siguen siendo jefes prominentes del sector que busca la reivindicación agraria. Y, como si esto fuera poco, una parvada de alumnos del Instituto Metodista Mexicano, abandona las aulas para sumarse a la Revolución, y allá van Anastasio Maldonado, Andrés Angulo, Juan Díaz Galindo –hoy director del Seminario Evangélico Unido-, y muchos más que llevaron su desinterés y su ideal al servicio del pueblo en aras de la Patria.

Por lo demás, sería ingrato olvidar la aportación de la prensa evangélica a la causa de la Libertad Social. “El Abogado Cristiano” fue un fanal de orientación social –no política-, cuyas páginas portaban además del mensaje espiritual del Evangelio, la información científica y la inquietud social que se palpaban en el mundo; y era leído el órgano de la Iglesia Metodista Episcopal por protestantes, liberales y buenos mexicanos porque, sin relegar su misión espiritual, servía a las necesidades apremiantes del pueblo oprimido.

Algunos elementos extraños al sector evangélico, ahora dicen que el Protestantismo se encierra entre las cuatro paredes de sus templos y se sustrae a la acción social. Quienes así piensan juzgan la obra del Protestantismo con cierto criterio católico romano: que solo lo que haga el clero puede considerarse obra de la Iglesia; y se engañan. El Protestantismo mexicano, leal y ardiente mantenedor del principio de la separación de la Iglesia y el Estado, se abstiene de operar corporativamente, empero inspira a sus miembros par que luchen por el bienestar social sin menoscabo de la gloria de Dios y la dignidad individual.

Por otra parte, el protestante mexicano es furibundamente patriota. Jamás su labor será entreguismo a potencia extranjera alguna, ni ahora ni nunca. Ni en los días en que los hermanos Flores Magón propiciaban un movimiento apátrida en Baja California, ni hoy que los seducidos por “otra revolución” se internacionalizan y olvidan a México por contemplar a Rusia.

Los evangélicos de México seguimos creyendo en una Revolución hecha por y para mexicanos, en pro de la Justicia, de la Libertad y de la Dignidad humanas, tan pisoteadas por los conceptos rojos.

Cuadro de Honor.

Militares de origen protestante en los ejércitos revolucionarios en México, entre 1910 y 1920. Anexo No. 1, tomado del libro Protestantismo y Sociedad en México, de Jean Pierre Bastian, Editorial CUPSA, 1983.

 

 

Militares de origen protestante
 

 INTOLERANCIA RELIGIOSA

Violencia católica contra protestantes

De algunos mitos difundidos sobre el protestantismo (XXXII)

Agresiones permitidas

El avance del protestantismo (2)

Señalaba en mi última entrega cómo la iglesia católica decidió enfrentarse con la Reforma mediante una represión brutal y despiadada. De hecho, la idea de dar una respuesta teológica a lo que estaba sucediendo se retrasó durante años y la razón fundamental fue que la hoguera y la espada bastarían – como había sucedido un siglo antes con Huss – para extirpar lo que tachaba de herejía y era un clamor por regresar a las enseñanzas de la Biblia.

Incluso cuando el catolicismo fue articulando respuestas de un signo no sólo represivo, éste elemento siguió pesando enormemente. El concilio de Trento pudo definir las posiciones oficiales de la iglesia católica, pero esperaba mantenerlas no mediante la persuasión o el poder de convicción sino gracias al brazo secular que apoyaría a la Inquisición allí donde existiera o que incorporaría en su legislación el castigo de posiciones teológicas no-católicas. De manera semejante, la Compañía de Jesús – sin duda, la creación más formidable de la Contrarreforma – tuvo muy presente el papel que tenían que representar los poderes públicos en la lucha contra la Reforma. Los datos al respecto son demoledores.

En los países donde la represión católica fue terrible desde el principio – España, Italia, etc. – no hubo posibilidad de que la Reforma prosperase. Sin embargo – y éste es un dato que debería llevarnos a reflexionar – a pesar de la tea y de la prohibición, del exilio y de la Inquisición, desarraigar todos los brotes protestantes llevó varias generaciones. Cabe preguntarse qué hubiera sucedido si el principio de libertad religiosa o la libre confrontación de ideas hubiera estado establecido, pero todo hace pensar que el retroceso de la iglesia católica habría sido no menos espectacular que en otras zonas de Europa.

Sin embargo, no se trató sólo de España o de Italia. En otros lugares también la regla general de la iglesia católica fue recurrir a la violencia para frenar el avance del protestantismo o para intentar recuperar terreno. Esa circunstancia se aplica a naciones que se consideran tradicionalmente católicas como Austria. Hacia 1580, el noventa por ciento de los nobles de la Baja Austria eran protestantes – en su mayoría identificados con el luteranismo – y lo mismo podía decirse de la Alta Austria, donde además algunos de los nobles se identificaban más con la teología calvinista.

La iglesia católica en estos ducados era un cadáver y no podía extrañar semejante circunstancia dado su estado moral. Por citar un ejemplo, se puede señalar que en la Baja Austria en 1563 había 463 monjes y 160 monjas que tenían 199 concubinas, 55 esposas y 443 hijos.

Pero no sólo era el comportamiento del clero el que había permitido el crecimiento espectacular del protestantismo. La razón fundamental de su expansión estaba en la libertad aunque fuera limitada. En 1568 y 1571, forzado por la necesidad de elevar impuestos, el emperador Maximiliano II había concedido libertad de conciencia en la Baja Austria. El resultado había sido obvio – un crecimiento espectacular del protestantismo – y, por supuesto, las autoridades católicas no estaban dispuestas a tolerarlo. En 1578, Rodolfo II, a la sazón viviendo en Viena, ordenó la clausura de todas las instituciones protestantes de la capital incluida una notable escuela de gramática que mantenían los estados. En 1597, los archiduques de Tirol y Stiria y el duque de Baviera –un estado donde el protestantismo avanzaba extraordinariamente– se reunieron en Munich para juramentarse en la contención del protestantismo. En 1599, una Comisión de Reforma de Baviera, extraordinariamente influida por los jesuitas, decidió cerrar todos los enclaves protestantes en el ducado y comenzar la quema de libros. Sólo en Graz fueron arrojados a las llamas más de diez mil. En 1600, se forzó al exilio a los protestantes sin excluir a aquellos que podían prestar grandes servicios como fue el caso del matemático y profesor Johannes Kepler. Tras semejante éxito, se procedió a la persecución de los protestantes en Carintia y Carniola.

En algunos lugares del imperio, las medidas anti-protestantes no sólo eran una manifestación de fanática intolerancia sino una “pura locura” como las definió el historiador Geoffrey Parker (The Thirty Years War, Nueva York, 1987, p. 9) ya que se dictaron para poblaciones como las de Hungría y Transilvania en las que apenas quedaban católicos. Daba igual. De lo que se trataba era de impedir cualquier alternativa espiritual a la iglesia católica por absurdos y violentos que pudieran resultar los medios para conseguirlo.

Sabido es que como, al fin y a la postre, el intento de extirpar del imperio el protestantismo mediante el recurso a la violencia acabó provocando una serie de conflictos armados que se conocen convencionalmente como Guerra de los Treinta años (1618-48). Como en Holanda o Francia antes, los protestantes tuvieron que defender su libertad, su vida y sus haciendas de los ataques de un poder despótico que pretendía exterminarlos.

El resultado fue desigual. Ciertamente, en Alemania acabó reconociéndose la libertad religiosa tan aborrecida por la iglesia católica, pero no es menos cierto que la nueva potencia hegemónica en el continente era Francia que se erguía sobre una España destrozada tras asumir el papel de espada de la Contrarreforma y que ciertas zonas del imperio fueron recatolizadas a sangre y fuego para las próximas generaciones. Seguramente, sería digno de interés reflexionar por qué en esas zonas –y no en otras- nacieron y triunfaron precisamente Hitler y su movimiento nacional-socialista a inicios del s. XX. Ciertamente, existían diferencias notables entre el neo-paganismo socialista de Hitler y el catolicismo, pero para muchos austriacos y bávaros la idea de quemar libros, perseguir disidentes y proscribir a los judíos había resultado natural desde hacía siglos y, difícilmente, podían presentar muchas resistencias psicológicas a ellos. Seguramente, tampoco fue casual que Heinrich Himmler, según confesión propia, articulara las SS siguiendo el esquema de la Compañía de Jesús.

La realidad de lo que acabamos de exponer resulta tan obvia –el protestantismo siempre triunfó cuando había libertad de expresión y se vio contenido cuando la respuesta era la hoguera y el potro de tormento- que, periódicamente, se editan libros católicos para justificar la Inquisición. Los argumentos – debo decirlo claramente – causan verdadero sonrojo y van desde afirmar que hubo otras inquisiciones en otros lugares, que su acción fue suave por comparación, que se ha exagerado mucho en las cifras de la represión y que incluso era popular. Ni una sola de esas afirmaciones es cierta ni resiste el menor análisis crítico, pero, por añadidura, todas pasan por alto lo terrible del sistema inquisitorial con una ligereza que horripila.

Ha sido el mejor historiador español de los últimos tiempos dedicado a la Edad Moderna, Manuel Fernández Álvarez, uno de los últimos autores que ha afirmado: “lo que marcó más sombríamente aquella sociedad fue la existencia de la Inquisición, con su impacto directo: el terror generalizado” (Sombras y luces en la España imperial, Madrid, 2004, p. 21). Quizá esa circunstancia no resulte tan grave para personas que añoren una sociedad sometida al terror en pro de la ortodoxia católica, pero para los que amamos la libertad semejante perspectiva resulta ciertamente pavorosa. No sólo eso. Cuando Carlos III –expulsor de los jesuitas de España y su imperio– indicó que no pensaba disolver la Inquisición porque a él no le molestaba ni tampoco a su pueblo, no indicaba –como creen algunos apologistas de la Inquisición– la benevolencia de la institución sino el grado de encanallamiento a que había descendido la sociedad española. Tras años de hogueras y mazmorras, la mentalidad inquisitorial había quedado incorporada a nuestra psicología de tal manera que nadie lo encontraba extraño. Perseguir al prójimo por pensar de otra manera, legitimar el exterminio del adversario ideológico, arrojar a la hoguera al disidente, quemar los libros que se oponían al propio pensamiento… todo ello era considerado normal y aceptable. ¿Puede sorprendernos el sectarismo propio de hispanos e hispano-americanos a lo largo de los siglos? No debería. Costó siglos de represión el crearlo y que, al fin y a la postre, se haya vuelto también en contra de la iglesia católica no deja de ser una ironía de ésas en que tan pródiga es la Historia.

No se trata, sin embargo, únicamente de que la Reforma triunfara en unos lugares o de que la Contrarreforma lograra mediante la violencia y el terror recuperar algunos espacios. Tampoco se trata sólo de cómo cuando ha fracasado ese esquema represivo el protestantismo se ha extendido con rapidez. Se trata fundamentalmente de las consecuencias de que triunfara una visión u otra. J. H. Elliott es otro de los grandes historiadores que han señalado la diferencia entre el triunfo del catolicismo y del protestantismo: “En una sociedad educada había menos lugar para la superstición y el fanatismo, y la tenaz insistencia del protestantismo en el estudio de las Escrituras alentó la promoción de la educación y la extensión de la alfabetización. No es extraño que Catalina de Médicis, enfrentada a una pléyade de talentos hugonotes, admitiese que las tres cuartas de sus súbditos mejor educados eran hugonotes. Pero parece que había implicado algo más que los logros educacionales. El protestantismo de finales del siglo XVI parece que creó en toda Europa una nueva y distinguible generación de dirigentes de la sociedad – Coligny, Waslsingham, Oldenbarneveldt, Du Plessis-Mornay, La Noue – destacada por la gran seriedad de sus propósitos y por su integridad. Eran hombres dispuestos a dedicar sus vidas a una causa, pero que lo hacían sobre la base de un elevado criterio del valor moral y de la opinión individual de sus asociados” (La Europa dividida, Madrid, 3 edición, 1979, pp. 404-5).

No sucedía lo mismo en España y sus colonias. Ésa es la gran tragedia de España –y de las naciones que nacieron de ella– que extiende su sombra hasta el día de hoy, pero también ése es otro tema. De momento, en la próxima entrega, intentaré concluir, Dios mediante, esta serie.

Incomprensible loa de la Comisión Interamericana de DDHH a la política integradora de Chiapas

CIUDAD DE MEXICO, 01/11/2010 (ALC/ProtestanteDigital)


Aún cuando persisten denuncias de intolerancia religiosa en Chiapas, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) avaló al Gobierno de ese estado mexicano, señalando que es “un ejemplo de avanzada a nivel nacional” en el tema de los derechos humanos.

La expresión fue de Rodrigo Escobar Gil, relator de la CIDH para Costa Rica, México y República Dominicana, declaraciones que a su vez fueron secundadas por Felipe González, presidente de la CIDH durante la comparecencia del Gobernador del Estado de Chiapas ante el pleno de este organismo en Washington.

Sin embargo, Luis Antonio Herrera, Coordinador de Comunicación Social Región Altos del Consejo Estatal de Iglesias Evangélicas del Estado de Chiapas, expresó que la CIDH “tiene un problema grande con esta afirmación”, ya que desde este estado “no podemos decir lo mismo, cuando se viven casos de intolerancia por el tema religioso, situación que ha llevado a varias familias a estar exiliadas de sus comunidades, separadas de sus seres queridos, viviendo de la caridad y en condiciones difíciles solo por profesar una religión diferente a la de sus agresores y expulsadores”.

EL DOLOR DEL EXILIO

Herrera destacó que las familias perseguidas no pueden estar de acuerdo con lo que declara la CIDH porque ellos tienen algo que ni la CIDH ni el Gobierno del Estado de Chiapas conocen y que es el dolor del exilio, este dolor que sin temor a equivocarme, duele más que todas las declaraciones que se han hecho desvirtuando el origen del problema y tratando de encubrir la falta de capacidad de sus funcionarios y de interés del Gobierno del Estado de Chiapas en atender la problemática”.

Asimismo criticó que el Sr. Felipe González, presidente de la CIDH, se atreva a declarar que el Gobierno de Chiapas “incorpora a las minorías”, sin reconocer que en las instalaciones de La Albarrada de San Cristóbal de las Casas, están refugiadas 11 personas evangélicas indígenas por haber sido expulsadas de su comunidad Lázaro Cárdenas Chilil, Mpio. de Huixtán, Chiapas, desde hace casi un año.

Desde noviembre de 2009 las autoridades de procuración de Justicia y el Gobierno local no han podido solucionar el problema. Además de ello, Herrera denunció en un comunicado que también están los exiliados de Nachig y los problemas de seis comunidades más en Chiapas, estado que a los ojos del mundo aparece como el más humanitario.

 

Fuente: ALC – Edición: ProtestanteDigital.com

Noticias Internacionales 
 
Cape Town 2010: Lausana 3 cerró llamando a extender el Evangelio 
 

 

capetawn 2010

 

CIUDAD DEL CABO, 01/11/2010 (Mundo Cristiano/CBN News/ProtestanteDigital.com)
El Congreso de Lausana, un evento histórico que podría impactar el evangelismo mundial en las siguientes décadas, ha concluido en Ciudad del Cabo con la participación de miles de cristianos de todo el mundo. Los líderes reunidos en Sudáfrica compartieron novedosas maneras de difundir las buenas nuevas de Jesucristo.

Cuatro mil doscientos cristianos evangélicos de 198 países se congregaron para celebrar el Congreso Lausana sobre la evangelización mundial, conocido como Ciudad del Cabo 2010. Los participantes asistieron por diversas razones, pero el director ejecutivo de Lausana, Doug Birdsall destacó la meta última del encuentro: “Nos reunimos con el propósito único de la evangelización mundial.”

Con mucho entusiasmo, algunos participantes han comentado lo vivido durante el evento. Para Remon Shohdy, de Egipto, ha sido “una experiencia sensacional estar en un congreso con gente de todo el mundo” Por su parte, Arun, asistente de la India dijo que fue emocionante ver lo que Dios está haciendo alrededor del mundo, pues eso permite ver lo que a cada uno le toca hacer en todo esto.”

Muchos de los asistentes llegaron en respuesta al llamado de Dios a la iglesia a llevar el evangelio a todo el mundo. Como lo menciona Rene Palacio: “Esta es una maravillosa oportunidad para involucrarme en un movimiento que es mucho más grande que yo”.

URUGUAY

Debatirán en Foro regional los derechos de la juventud en América Latina y el Caribe

Montevideo, jueves, 4 de noviembre de 2010 (ALC) – A diez años de la firma de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), realizada la Conferencia Mundial de Juventud en Guanajuato (Mexico) y habiéndose lanzado el Año Internacional de la Juventud: ¿cuál es la situación del derecho de los jóvenes en América Latina y el Caribe? ¿Qué pueden hacer y qué están haciendo las organizaciones juveniles basadas en la fe (OJBF) a nivel de Latinoamérica y el Caribe? ¿Cuáles son las responsabilidades y los niveles de articulación entre los Estados, la sociedad civil y las organizaciones religiones y juveniles en esto? Estas serán las preguntas que se abordarán en el Foro regional: Los jóvenes y sus derechos en América Latina y el Caribe.

En el marco del acuerdo que el Fondo de Poblaciones de las Naciones Unidas a nivel regional viene desarrollando con la Pastoral Juvenil del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) desde el año 2008, se propuso un seminario formativo, de debate y propuesta, tanto desde lo académico, el Estado, las organizaciones sociales, y las OJBF,  teniendo como eje los derechos de los y las jovenes latinoamericanos y caribeños.

El Foro se realizará este sábado 6 de Noviembre desde las 10AM en el Instituto Nacional de Juventud, de esta capital.

El Programa del Foro incluye los siguientes paneles: Los jóvenes y sus derechos en América Latina y el Caribe (sociedad civil, gobiernos, organizaciones basadas en la fe); Situación del derecho de los jóvenes en Latinoamérica y el Caribe, a diez años de los ODM; La perspectiva desde el Fondo de Población de Naciones Unidas en el Uruguay; Acciones y compromisos de los gobiernos, prioridades para Uruguay; Qué pueden hacer y qué hacen las organizaciones basadas en la fe en el contexto latinoamericano y Cuales son el aporte y las principales reivindicaciones de la sociedad civil y las organizaciones juveniles latinoamericanas para el cumplimiento de los derechos.

Los talleres, en tanto, tendrán temario sobre Jóvenes, empleo y proyectos productivos;  Desigualdades de género y juventud; Salud y prevención de VIH y Participación juvenil y políticas públicas.

El Evangelio se predica, pese a los narcotraficantes, en la frontera de México

 

 

El Evangelio se Predica

 

MEXICO C, 01/11/2010 (ProtestanteDigital.com)
La batalla entre cárteles de droga se incrementa a niveles con casos a menudo mortales en la frontera entre México y Texas. En lugar de ver esa área como tierra de nadie, Buckner Internacional decidió sembrar las semillas del evangelio en las pequeñas aldeas marginales llamadas ´colonias´.

Jorge Zapata, encargado del programa de evangelización a lo largo de la frontera, expresa que la esperanza de Jesucristo es lo más grande que les ha ocurrido a estas colonias. “Estas familias no tienen esperanza y nadie les ayudará, especialmente con los temas de inmigración”. Del otro lado de la línea fronteriza, muchos cristianos estadounidenses tienen miedo de ministrar. “Temen acercarse a la frontera”, afirma Zapata.

La violencia entre cárteles es una distracción para la misión. Zapata afirma que han visto otros grupos misioneros que tienen miedo de la frontera. “Ellos piensan que la violencia está del lado de los Estados Unidos, pero la mayor parte de los problemas ocurren del lado de México”. Hay cientos de personas rebiendo esperanza.”Hemos visto familias y comunidades ser transformadas por el poder del evangelio”, concluye Zapata.

Piñera encabeza reconocimiento al pueblo evangélico en La Moneda

SANTIAGO DE CHILE, 01/11/2010 (Noticias 123 Chile/ProtestanteDigital.com)

Presidente Piñeira

El Presidente Sebastián Piñera participó en la ceremonia de celebración del Día Nacional de las Iglesias Evangélicas, que se llevó a cabo el viernes 31 en el Patio de Los Cañones del Palacio de La Moneda.

El mandatario llegó al evento mientras pronunciaba un discurso el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet. Fue recibido con el aplauso de los presentes, entre los cuales se encontraba un considerable número de representantes del mundo evangélico, como el conferencista internacional Luis Palau, para quien Piñera tuvo un especial gesto al tratarlo como amigo y hermano.

Al dirigirse al público, el jefe de Estado destacó: “Esta ha sido una mañana en que ustedes han aportado alegría, canto, esperanza, fe, y se ha sentido la presencia de Dios en La Moneda”.

Y también citó la Biblia al expresar lo bueno que sería si uno pudiera siempre recordar dos lecciones tan sencillas, pero que a veces cuesta recordar y sobre todo cuesta practicar: ´buscar a Dios y todo lo demás vendrá por añadidura´, y ´amar al prójimo como a ti mismo´”.

Piñera también recibió regalos de parte de representantes religiosos y entonó junto a Larroulet y la ministra secretaria general de Gobierno, Ena von Baer -además del resto del público- un himno cristiano.

En tanto, el titular de la secretaría general de la Presidencia resaltó la importancia de la oración y la fe en el rescate de los trabajadores de la mina San José.

Traducción de la Biblia: aún falta llevar la Palabra a 2.200 idiomas

Traducción de la Bíblia

NUEVA YORK, 01/11/2010 (MNN/ProtestanteDigital.com)
El ministerio The Seed Company (La Compañía Semilla) señala que la traducción bíblica ha llegado al fin de un ciclo. Pero aún quedan 2.200 idiomas sin traducción de las Escrituras.

Cuando Kwame Nkrumah, de Ghana, escuchó por primera vez la Palabra de Dios en su propio idioma, se convirtió a Cristo. Nkrumah, quien es hijo de un curandero brujo, tuvo esta experiencia siendo niño. “Tener la Palabra en mi propio idioma implica que Dios conoce mi idioma, conoce a mi grupo étnico y se preocupa por nosotros”, comparte hoy.

El Nuevo Testamento en lengua dilo fue concluido en 2006. Pero Nkrumah asegura que el trabajo todavía no está terminado: “Ahora nos estamos preparando para comenzar a traducir el Antiguo Testamento. Esperamos en Dios y confiamos que Dios levantará socios para que podamos darle toda la Biblia a mi pueblo en esta vida”.

Nkrumah señala que desde la traducción del Nuevo Testamento, el 60% de su gente se ha convertido al cristianismo. Quienes quieran apoyar la labor de traducción pueden asumir el costo de un versículo por veintiséis dólares estadounidenses (ver http://www.OneVerse.org). Dos mil doscientos idiomas todavía no tienen una palabra de la Biblia en su lengua.

Irán: retrasan ejecución de un pastor protestante como presión a otros a dejar su fe

Irán

IRAN, 01/11/2010 (Mundo Cristiano/ProtestanteDigital.com)
El pastor Yousef Nadarkhani fue declarado culpable de apostasía, lo cual conlleva la pena de muerte en Irán. Su ejecución estaba programada en principio para el 24 de octubre, pero algunas fuentes aseguran que las autoridades la están retrasando con el fin de poner más presión sobre otros pastores, para que se alejen de Cristo.

Según la ley iraní, una vez que el veredicto por escrito se entrega, hay 20 días para apelar a la Corte Suprema de la República Islámica Tribunal. En el caso del pastor Yousef Nadarkhani, la ejecución ordenada por “crímenes de pensamiento”, ha sido temporalmente suspendida.

Funcionarios de seguridad iraníes han informado a los tribunales que la medida ha sido postergada hasta nuevo aviso.Mientras tanto, Nadarkhani se mantiene en una prisión de seguridad en Lakan, que está justo al sur de su ciudad natal de Rasht. Su esposa fue condenada a cadena perpetua.

Nadarkhani pertenece a una de las mayores comunidades protestantes en Irán y ha sido acusado de convertir a los musulmanes a Cristo.

Fue detenido en octubre pasado después de protestar contra la decisión de las autoridades locales sobre la imposición de la lectura del Corán a los niños cristianos. Cristianos y activistas de derechos humanos mantienen oración para que el gobierno de Irán libere a la pareja.

CUBA

Celebran Curso Básico de Capellanía Carcelaria Evangélica

Cuba

José Aurelio Paz

La Habana, martes, 2 de noviembre de 2010 (ALC) – Tras la apertura por parte de las autoridades cubanas en permitir la celebración de cultos evangélicos en las prisiones cubanas, la Pastoral de Capellanía del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), acaba de concluir una primera etapa de formación de líderes de distintas iglesias que se ocupan de esta labor, comprendida entre los días del 18 al 27 de este mes que termina.

Con una participación de 55 capellanes, formados por pastores y misioneros laicos de la región oriental del país y una amplia representación de denominaciones eclesiales, se celebró el primer Curso Básico de Capellanía Carcelaria Evangélica, en las ciudades de Camagüey, Bayamo y Holguín, respectivamente.

Un espacio de amplia participación donde representantes de 18 denominaciones evangélicas socializaron sus experiencias personales, a partir del trabajo local que realizan con la población penitenciaria de la Isla, y recibieron entrenamiento pastoral por parte de especialistas, a fin de lograr una labor coordinada y coherente con los propósitos de predicar el Evangelio de Jesucristo a uno de los sectores sociales más necesitados de esperanza.

El curso viene avalado por el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) y el Seminario Evangélico de Teología (SET), de Matanzas, el cual pretende agregar excelencia académica a ese acompañamiento pastoral que venía verificándose, desde hace años, de manera espontánea y personal, y ahora se realiza, además, también a través de cultos en las prisiones.

Los Cursos Básicos de Capellanía Evangélica se extenderán a todo el país con el propósito de llegar a entrenar a 300 capellanes.

Entre las materias que se imparten están formación espiritual, consejería pastoral, criminología, resolución de conflictos, familia, liturgia, violencia y adicciones, entre otras.

Actualmente la celebración de cultos en las prisiones, en las que participan capellanes de distintas denominaciones eclesiales integrando los equipos de atención espiritual a los presos y a las presas, “constituye un signo de unidad cristiana en el servicio”, según  las palabras del reverendo y pastor bautista Francisco (Paco) Rodés, quien está al frente de esta pastoral del CIC.

Argentina: la única cárcel evangélica del mundo podría tener los días contados

Argentina

BUENOS AIRES, 04/11/2010 (Pulso Cristiano / ProtestanteDigital.com)
La cárcel «Cristo la única esperanza» retenía entre sus muros a condenados que manifestasen su fe evangélica, que junto a los guardias, convivían en un ambiente poco común en un centro penitenciario. Sin embargo, una reestructuración del sistema penitenciario de Buenos Aires podría acabar con este sistema, ya que destinaría a este centro penitenciario a presos mayores de 60 y 70 años, llevando a los reclusos actuales a otras cárceles de la provincia.

La reestructuración del Servicio Penitenciario Bonaerense que impulsa el ministro de Justicia, Ricardo Casal, prevé que los presos procesados y los penados sean alojados en distintas cárceles. La resolución 1938 del Ministerio de Justicia del 26 de octubre pasado establece en su artículo cuatro que la Unidad 25 de Olmos albergue a presos mayores de 60 y de 70 años, lo que implica que los actuales 250 internos –en su gran mayoría hombres que llegaron a la fe en Cristo- deberán ser trasladados a otros destinos, desarticulándose un penal único en el mundo.

«La idea es muy buena y no creo que esté pensada en contra de los evangélicos», admitió a Pulso Cristiano el pastor y suboficial mayor del Servicio Penitenciario provincial, Juan Zuccarelli. Pero en la práctica pondrá fin a un centro carcelario reconocido legalmente como «unidad cristiana evangélica» en tiempos del ex ministro Juan Pablo Cafiero, en 2003

 Noticias Nacionales
 
 
 
 

  

 
 
 
 
 

Federación de Hombres Metodistas

 

De la Redacción del periódico.- Hermanos, saludos; gracias por estar accediendo a este medio de comunicación. Han sido de bendición los resultados que se están obteniendo por medio de la publicación de nuestro órgano informativo. Deseamos hacer dos peticiones: Una, a los pastores que nos lean; favor de difundir, durante varios domingos, por medio de sus boletines de iglesia o anuncios en el tablero, la dirección de nuestro quincenal (aparece, vía Internet, y con la ayuda de Dios, los días 14 y 29 de cada mes),  www.evangelistamexicano.wordpress.com. Dos, a nuestros lectores; incluyan algún comentario personal, al final de cada artículo, con el fin de estimular el trabajo de nuestros colaboradores. Siempre serán bienvenidos a la Redacción sus comentarios, sugerencias, observaciones,  etc. Muchas gracias.

Próxima Junta de Gabinete General.- Los días 26 al 28 de este mes estará reunido, en la ciudad de Puebla, el Gabinete General de nuestra Iglesia para su sesión de trabajo. El domingo participarán en los cultos de varias iglesias de la ciudad. 

Integración de las Juntas de Administradores.- Durante estos meses se estarán integrando las Juntas de Administradores de cada iglesia metodista en la República Mexicana. También se celebrarán Talleres de Capacitación y de Trabajo para integrar el plan de actividades del año 2011.

Base de datos de aniversarios de iglesias.- Estamos invitando a todas las congregaciones, organizaciones e instituciones metodistas a enviar a esta Redacción, la fecha de su aniversario, a fin de publicar cada quincena las correspondientes.

Las actividades para este fin de año han sido y son las siguientes:

NOVIEMBRE

1-5      Semana Nacional de Oración (Promueve SMF)

5-6      FHM Retiro anual

10-13  Encuentros Bíblicos, deportivos y culturales de las Instituciones educativas      Sede: Colegio Sara Alarcón. Recibe en Oaxtepec, Mor.

19-21 VI Encuentro Nacional de Mujeres Metodistas (Chihuahua)

20       Aniversario de la Revolución Mexicana

25-28 Gabinete General. SEDE Puebla

28       1er domingo de Adviento

 

DICIEMBRE

1-15    Celebración “Por una Navidad digna” (Promueve SMF)

3-5      Brigada nacional evangelística  Sede: San Luís Potosí

5          2do. domingo de Adviento

12       3er. domingo de Adviento

19       4to. domingo de Adviento

24       Culto de luces

25       Navidad

31       Culto de acción de gracias y pacto / Consagración juntas de administradores

Libro.- Adviento

Adviento

El Adviento señala el inicio del año cristiano. Comienza cuatro domingos antes de la Navidad.  La palabra Adviento viene del latín Adventus, que significa venida. En esta estación celebramos la llegada de Cristo al mundo en su nacimiento, y anticipamos su regreso en victoria final. Esta estación llama a la comunidad a prepararse para recibir a Jesucristo.

Durante esta estación se usan los colores morado o azul para las estolas, paramentos y  estandartes.  Otros elementos visuales para la estación pueden incluir una corona de adviento con cuatro velas moradas (se encenderá  una cada domingo), y  una vela blanca al centro (que se encenderá en la víspera o el Día de Navidad). Otros símbolos pueden incluir trompetas y estandartes con escenas del nacimiento de Cristo.

(Tomado del libro “Fiesta Cristiana”, por el Obispo Joel N. Martínez y Raquel Mora Martínez)

Proyección Humana de México, A. C. ofrece un manual de Adviento que en este año 2010 inicia el 28 de noviembre.   El objetivo de publicar este manual es animar y guiar a las congregaciones a una relación transformadora con Dios; además de ofrecer oportunidades para que los miembros de las congregaciones se conecten en esta gran comunidad de fe cristiana y juntos celebren el gran acontecimiento de la venida de Jesús, el Salvador del mundo.

El manual contiene tres partes que tienen la intención de guiar a las personas a avanzar a una madurez cristiana:

     1.        SERVICIOS DE ADVIENTO (Para usarlos en el culto dominical

    2.        ESCUELA DOMINICAL O CULTO INFANTIL (Cuatro clases)

    3.        CALENDARIO DE ADVIENTO (Para usarlo en los hogares)

A la venta en Oficinas Episcopales CASE

(4 Poniente 311) o en oficinas de

Proyección Humana de México, A. C.

(Perote No. 1, Col. La Paz)

Costo: $100.00

OBITUARIO

Pbro. Francisco Larios Luna

En las huestes celestiales.

El día 13 de noviembre, a las 15 menos cuarto, fue llamado por su Señor el insigne

Pbro. Francisco Larios Luna. Fue atendido en sus últimos momentos por sus hijos Ariel y Magdalena, hasta el último aliento. Agradecemos a Dios por la vida de tan insigne siervo suyo y rogamos porque la Gracia, benevolencia y comunión del Santo Espíritu del Señor sean en este momento de duelo, luto y apoyo en la consolación.

Bendiciones y saludos, Obispo Andrés Hernández Miranda

Francisco Larios Luna

Datos biográficos tomados del libro Testimonios de vida pastoral de jubilados y pensionadas, IMMAR, 1995.

Nació en García de la Cadena, Zacatecas. Recibió su llamamiento en la congregación de Cd. Allende, Coahuila. Se jubiló en el año 1978. Su esposa ,  Profra. Libia Lozada de Larios. Sus hijos: Ariel H. Larios Lozada y Magdalena Larios de Barragán.

Sus 58 años de vida ministerial los comenzó en San Vicente Chicoloapan, Estado de México, desde donde también abrió trabajo en Atenco. Prosiguió en Aztecas, San Agustín y Apaxco, Querétaro, Sabinas Hidalgo, N. L., Tulyehualco, Balbuena, Delicias, Chih., Cuautla, Tepalcingo, Mor., San Agustín Atlapulco, Portales, Col. Anáhuac, Balderas, Superintendencia Distrito de México, Balderas nuevamente, Aztecas nuevamente, Tacubaya, D. F., Portales, D. F., y adscrito a Balderas.

Cuando contestó la pregunta: escribe lo más hermoso del ministerio en tu experiencia, el dijo: “no puedo decir otra cosa que mi ministerio fue y es una maravilla porque en él aprendí a llevar con paciencia mis cargas y sobre llevar las de mis hermanos y ponerlas todas en las benditas manos de mi Cristo. Porque éstas se han transformado en alas para elevarnos más cerca de nuestro Dios”.

Su respuesta a: tu mensaje a los pastores: “hermano pastor, no olvidemos que nuestro Señor Jesucristo es Sabiduría y potencia de Dios, y nos dice cual es la meta suprema en nuestro ministerio. Llama la atención el esmero, el espíritu de sacrificio con que se adiestran quienes van al espacio en pos de la Luna o de Marte. Se requiere disciplina para adecuarse a las condiciones espaciales, y yo me pregunto: ¿qué pues, tiene de ilógico que el ministerio acepte la disciplina de Cristo para escalar las alturas de su Reino?

Gracias Señor, por la vida de Francisco Larios Luna, tu siervo.

PROGRAMA

Adviento-Navidad completo

NOTA: Este es un archivo PDF y para descargarlo necesita dar un “click” sobre el enlace titulado “Adviento-Navidad completo” de color morado, si no esta de ese color oprima “Sigue leyendo”.

Si no cuenta con el programa “Adobe Reader” descarguelo de esta pagina: http://get.adobe.com/es/reader/ dando “click” en este enlace.

Tomadas del Boletín, editado por el Pastor Rodolfo   Daniel    Rivera   Resillas 

 BOLETÍN  SEMANAL   No. 61IGLESIA METODISTA DE MÉXICO A. R.

Vida y obra de Wesley

El casi cristiano

Notas Introductorias

Juan Wesley

 

 Si usted desea ver un video biográfico de Wesley, de un click en la siguiente página:

<object width=”480″ height=”385″><param name=”movie” value=”http://www.youtube.com/v/W8_wlqT3fDI?

El señor Wesley predicó este sermón primero en Londres y un mes después en Oxford. No es peculiar a ninguna época ni de ningún lugar el tipo o carácter que describe; si bien no cabe duda que los metodistas de Oxford ofrecían la mejor oportunidad de describir la vida del “casi cristiano.” La sinceridad, el celo, el cumplimiento escrupuloso de los deberes diarios y la incansable diligencia en llenar sus obligaciones, eran las cualidades que combinadas, formaban el carácter que por desprecio llamaron “metodista.” A pesar de todo esto, declara el autor de este sermón que todas estas cualidades pertenecen solamente al “casi cristiano.” Sin la verdadera santidad, esta apariencia de piedad está destituida de todo poder. Es evidente que el señor Wesley no se olvidó de los elementos de la religión genuina peculiares al carácter que aquí presenta, como puede verse en el sermón noveno, en que contrasta esta misma formalidad con la enemistad e indiferencia naturales en el hombre. Nada puede hacer más enfática la apreciación tan profunda que tenía de lo importante que es esta crisis del alma, conocida bajo el nombre de conversión, como el hecho de presentar aquí todos los auxilios de la gracia, anteriores a dicha conversión, como estériles sin esa suprema experiencia que transforma al hombre casi converso en verdadero cristiano.

La peroración dirigida a sus oyentes, al traer a la memoria su experiencia entre ellos, es característica del predicador: muéstrese enteramente libre de esa porfía orgullosa que engendra la seguridad de las propias opiniones; de esa falsa consecuencia que induce a los hombres a sostener un error simplemente porque antes lo habían abrazado como una verdad. Habla de sí mismo como de otro individuo y usa de su propia experiencia para amonestar a otros en contra del error. Hay algunos ejemplos de la desaprobación propia muy diversos de los que el señor Wesley ofrece aquí, y son los de ciertas personas recientemente convertidas, que hacen enfática, y aun exageran su vida perversa pasada, a fin de hacer el contraste con su modo de vivir actual más pronunciado y notable. Esta práctica si no de condenarse, es peligrosa. Silos conversos han de mencionar los pecados nefandos de esta vida, deberán hacerlo con dolor profundo y un sentimiento de humildad muy diferente de toda clase de alarde, puesto que de otra manera se corre el peligro de dar una impresión muy diferente de la que se intenta: los oyentes tal vez no experimenten un sentimiento de gratitud por la salvación de un gran pecador, sino más bien una duda de la sinceridad del que habla y de la realidad del cambio.

En el caso del señor Wesley, las alusiones que hacía a su propia experiencia eran pertinentes y hechas con un espíritu de verdadera humildad; mientras que los cargos que se hacía a sí mismo eran esfuerzos por servir a Dios, que sobrepujaban a las pretensiones más exageradas de los que le escuchaban. El contraste es muy marcado. Si le hubiese faltado celo y rectitud, ¿cuál no habría sido la condenación de aquellos que despreciaban todas estas cosas, las cuales constituyen la verdadera vida cristiana

Contiene este sermón la sustancia de las “reglas Generales de las Sociedades Unidas” que se publicaron en 1743, casi dos años después de predicado este sermón.

ANALISIS DEL SERMON II

I. ¿Qué significa el ser casi cristiano

1. Significa tener la sinceridad de los paganos que incluye la justicia, la verdad y el amor.

2. La forma de piedad; el no cometer ciertos pecados exteriores, haciendo el bien aun a costa de dificultades y trabajos, y usando de los medios de gracia públicamente, en la familia y en lo privado.

3. Sinceridad y resolución positivas de servir a Dios.

II. ¿Qué significa el ser cristiano decididamente

1. Significa amar a Dios.

2. Amar a nuestros hermanos.

3. Tener no una fe muerta y especulativa, sino aquella que nos asegura el perdón de nuestros pecados y que desarrolla el amor del corazón y la obediencia a los mandamientos de Dios.

SERMON II

EL CASI CRISTIANO [1]

Por poco me persuades a ser cristiano (Hechos 26:28).

Existen muchas almas que hasta este punto llegan: pues desde que se estableció en el mundo la religión cristiana, ha habido un sinnúmero, en todas épocas y de todas nacionalidades, que casi se han decidido a ser cristianos. Mas viendo que de nada vale ante la presencia de Dios, el llegar tan sólo hasta este punto, es de la mayor importancia que consideremos:

Primero, lo que significa ser casi cristiano.

Segundo, lo que es ser cristiano por completo.

1.   (I). 1. El ser casi cristiano quiere decir: en primer lugar, la práctica de la justicia pagana; y no creo que ninguno ponga en duda mi aserción, supuesto que la justicia pagana abraza no sólo los preceptos de sus filósofos, sino también esa rectitud que los paganos esperan unos de otros y que muchos de ellos practican. Sus maestros les enseñan: que no deben ser injustos ni tomar lo que no les pertenece sin el consentimiento de su dueño; que a los pobres no se debe oprimir ni hacer extorsión a ninguno; que en cualquier comercio que tengan con ellos, no se ha de engañar ni defraudar a ricos ni a pobres; que no priven a nadie de sus derechos y si fuere posible, que nada deban a ninguno.

2.   Más aún: la mayoría de los paganos reconocían la necesidad de rendir tributo a la verdad y a la justicia y aborrecían, por consiguiente, no sólo al que juraba en falso, poniendo a Dios por testigo de una mentira, sino también al que acusaba falsamente a su prójimo calumniándolo. En verdad que no tenían sino desprecio para los mentirosos de todas clases, considerándolos como la deshonra del género humano y la peste de la sociedad.

3.   Además: esperaban unos de otros cierta caridad y

misericordia; cualquier ayuda que se pudieran prestar sin detrimento propio. Practicaban esta benevolencia, no sólo al prestar esos pequeños servicios humanitarios que no causan al que los hace gusto ni molestias, sino también alimentando a los hambrientos; vistiendo a los desnudos con la ropa que les sobraba, y en general, dando a los necesitados lo que no les hacía falta. Hasta tal punto llegaba la justicia de los paganos; justicia que también poseen los que casi son cristianos.

(II). 4. La segunda cualidad del que casi es cristiano, es que tiene la apariencia de piedad, de esa piedad que se menciona en el Evangelio de Jesucristo, que tiene las señales exteriores de un verdadero cristiano. Por consiguiente, los que casi son cristianos no hacen nada de lo que el Evangelio prohíbe: no toman el nombre de Dios en vano; bendicen y no maldicen; no juran jamás, sino que sus contestaciones son siempre: sí, sí; no, no; no profanan el día del Señor ni permiten que nadie lo profane, ni aun el extranjero que está dentro de sus puertas; evitan no sólo todo acto de adulterio, fornicación e impureza, sino aun las palabras y miradas que tienden a pecar de esa manera; más aún toda palabra ociosa, toda clase de difamación, crítica, murmuración, “palabras torpes o truhanerías,” etapea, cierta virtud entre los moralistas paganos; en una palabra, se abstienen de toda clase de conversación que no “sea buena para edificación” y que por consiguiente, contrista “al Espíritu Santo de Dios con el cual estáis sellados para el día de redención.”

5. Se abstienen de beber vino, de fiestas y glotonerías, y evitan hasta donde les es posible, toda clase de contención y disputas; procurando vivir en paz con todos los hombres. Si se les hace alguna injusticia, no se vengan ni devuelven mal por mal. No injurian, no se burlan ni se mofan de sus prójimos por razón de sus debilidades. Voluntariamente no lastiman, ni afligen, ni oprimen a nadie, sino que en todo hablan y obran conforme a la regla: “Todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros, así también haced vosotros con ellos.”

6. En la práctica de la benevolencia, no se limitan a obras fáciles y que cuestan poco esfuerzo, sino que trabajan y sufren en bien de muchos, a fin de proteger eficazmente a unos cuantos por lo menos. A pesar de los trabajos y las penas todo lo que les viene a la mano lo hacen según sus fuerzas, ya sea en favor de sus amigos o ya de sus enemigos; de los buenos o de los malos, porque no siendo “perezosos” en este o en cualquier otro “deber,” hacen toda clase de bien, según tienen oportunidad, a “todos los hombres;” a sus almas lo mismo que a sus cuerpos. Reprenden a los malos, instruyen a los ignorantes, fortifican a los débiles, animan a los buenos y consuelan a los afligidos. A los que duermen espiritualmente procuran despertar, y guiar a aquellos a quienes Dios ya ha movido, al “manantial abierto…para el pecado y la inmundicia,” a fin de que se laven y queden limpios; amonestando también a los que ya son salvos por la fe a honrar en todo el Evangelio de Cristo.

7. El que tiene la forma de la santidad usa también de los medios de gracia, de todos ellos y siempre que hay la oportunidad. Con frecuencia asiste a la casa de Dios y no como algunos, quienes se presentan ante el Altísimo cargados de cosas de oro y joyería, mostrando vanidad en el vestido y, ya sea por sus mutuas atenciones, impropias de la ocasión, o su impertinente frivolidad, demuestran que no tienen la forma ni el poder de la santidad. Pluguiese a Dios que no hubiera entre nosotros algunas personas de esta clase, que entran al templo mirando por todas partes y con todas las señales de indiferencia y descuido; si bien algunas veces parece que piden la bendición de Dios sobre lo que van a hacer; quienes durante el culto solemne se duermen o toman la postura más cómoda posible, o conversan y miran para todas partes, como si no tuvieran nada serio que hacer y Dios estuviese durmiendo. Estos no tienen ni la forma de piedad; el que la posee, se porta con seriedad y presta atención a todas y cada una de las partes del solemne culto; muy especialmente al acercarse a la mesa del Señor, no lo hace liviana o descuidadamente, sino con tal aire, modales y comportamiento, que parece decir: “Señor, ten misericordia de mí, pecador.”

8. Si a todo esto se añade la práctica de la oración con la familia, que acostumbraban los jefes del hogar y el consagrar ciertos momentos del día a la comunión con Dios en lo privado, observando una conducta irreprochable, tendremos una idea completa de aquellos que practican la religión exteriormente y tienen la forma de piedad. Sólo una cosa les falta para ser casi cristianos: la sinceridad.

(III). 9. Sinceridad quiere decir un principio real, interior y verdadero de religión, del cual emanan todas estas acciones exteriores. Y a la verdad que si carecemos de este principio, no tenemos la justicia de los paganos, ni siquiera la suficiente para satisfacer las exigencias del poeta epicúreo. Aun ese mentecato en sus momentos sobrios, decía:

Oderunt pecare boni, virtutis amore;

Oderunt pecare mali, formidini pœnœ.

“Por amor a la virtud dejan de pecar los buenos; mas los malos por temor del castigo.”

De manera que si un hombre deja de hacer lo malo, simplemente por no incurrir en las penas, no hace ninguna gracia. “No te ajusticiarán.” “No alimentarás a los cuervos colgado de un madero,” dijo el pagano y en esto recibe su única recompensa. Pero ni aun según la opinión de ese poeta es un hombre inofensivo como este, tan bueno como los paganos rectos. Por consiguiente, no podemos decir con verdad de una persona, quien, guiada por el móvil de evitar el castigo, la pérdida de sus amistades, sus ganancias o reputación, se abstiene de hacer lo malo y practica lo bueno, y usa de todos los medios de gracia, que casi es cristiana. Si no tiene mejores intenciones en su corazón, es un hipócrita.

10.  Se necesita, por lo tanto, de la sinceridad para este estado de casi ser cristiano; una intención decidida de servir a Dios y un deseo firme de hacer su voluntad. Significa el deseo sincero que el hombre tiene de agradar a Dios en todas las cosas; con sus palabras, sus acciones, en todo lo que hace y deja de hacer. Este propósito del hombre que casi es cristiano, afecta todo el tenor de su vida; es el principio que lo impulsa a practicar el bien, abstenerse de hacer lo malo y a usar los medios que Dios ha instituido.

11.  En este punto, probablemente pregunten algunos: “¿Es posible que un hombre pueda ir tan lejos y, sin embargo, no ser más que casi cristiano” “¿Qué otra cosa además se necesita para ser cristiano por completo” En contestación diré: que según los oráculos sagrados de Dios y el testimonio de la experiencia, es muy posible avanzar hasta tal punto y sin embargo, no ser más que un casi cristiano.

12.  Hermanos, grande “es la confianza con que os hablo.” “Perdonadme esta injuria” si declaro mi locura desde los techos de las casas para vuestro bien y el del Evangelio. Permitidme pues, que hable con toda franqueza de mí mismo, como si hablase de otro hombre cualquiera; estoy dispuesto a humillarme para ser después exaltado; y a ser todavía más vil para que Dios sea glorificado.

13.  Durante largo tiempo y como muchos de vosotros podéis testificar, no llegué sino hasta este punto; si bien usaba de toda diligencia para desterrar lo malo y tener una conciencia libre de toda culpa; “redimiendo el tiempo;” me aprovechaba de todas las oportunidades que se presentaban de hacer bien a los hombres; usaba constante y esmeradamente de todos los medios de gracia tanto públicos como privados; procuraba observar la mejor conducta posible en todos lugares y toda hora y, Dios es mi testigo, hacía yo todo esto con la mayor sinceridad puesto que tenía vivos deseos de servir al Señor y resolución firme de hacer su voluntad en todo; de agradar a Aquel que se había dignado llamarme a pelear “la buena batalla” y a echar mano de la vida eterna; sin embargo, mi conciencia me dice, movida por el Espíritu Santo, que durante todo ese tiempo yo no era más que un casi cristiano.

II. Si se pregunta: ¿qué otra cosa además de todo esto significa el ser cristiano por completo contestaré:

(I). 1. En primer lugar, el amor de Dios quien así dice en su Santa Palabra: “Amarás pues al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de toda tu mente, y de todas tus fuerzas.” Ese amor que llena el corazón, que se posesiona de todos los afectos y desarrolla las facultades del alma, empleándolas en toda su plenitud. El espíritu de aquel que de esta manera ama al Señor, de continuo se regocija en Dios su Salvador; su deleite está en el Señor a quien en todas las cosas da gracias; todos sus deseos son de Dios y permanece en él la memoria de su nombre; su corazón a menudo exclama: “¿A quién tengo yo en los cielos” “Y fuera de ti nada deseo en la tierra.” Y ciertamente, ¿qué otra cosa puede desear además de Dios A la verdad que no el mundo ni las cosas del mundo: porque está crucificado al mundo y el mundo a él; “ha crucificado la carne con los afectos y concupiscencias;” más aún, está muerto a toda clase de soberbia porque “la caridad…no se ensancha;” sino que por el contrario, como el que vive en el amor, así “vive en Dios, y Dios en él” y se considera a sí mismo menos que nada.

(II). 2. En segundo lugar, otra de las señales del verdadero cristiano, es el amor que profesa a sus semejantes, pues que el Señor ha dicho: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Si alguno preguntase: “¿Quién es mi prójimo” le contestaríamos: todos los hombres del mundo, todas y cada una de las criaturas de Aquel que es el Padre de los espíritus de toda carne. No debemos exceptuar a nuestros enemigos ni a los enemigos de Dios y de sus propias almas, sino que los debemos amar como a nosotros mismos, como “Cristo nos amó a nosotros;” y el que quiera comprender mejor esta clase de caridad, que medite sobre la descripción que Pablo da de ella. “Es sufrida, es benigna;…no tiene envidia” no juzga con ligereza; “no se ensancha,” sino que convierte al que ama en humilde siervo de todos. El amor “no hace sinrazón…no busca lo suyo sino sólo el bien de los demás y que todos sean salvos; “no se irrita,” sino que desecha la ira que sólo existe en quien no ama; “no se huelga de la injusticia, mas se huelga de la verdad; todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera.”

(III). 3. Aún hay otro requisito para ser verdaderamente cristiano, que pudiera considerarse por separado, si bien no es distinto de los anteriores, sino al contrario, la base de todos ellos es: la fe. Excelentes cosas se dicen de esta virtud en los Oráculos de Dios. “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios,” dijo el discípulo amado. “A todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre.” “Y esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe.” El Señor mismo declara que: “El que cree en mí, aunque esté muerto vivirá.”

4. Nadie se engañe a sí mismo. “Necesario es ver claramente que la fe que no produce arrepentimiento, amor y buenas obras, no es la viva y verdadera, sino que está muerta y es diabólica; porque aun los demonios mismos creen que Jesucristo nació de una virgen; que hizo muchos milagros y declaró ser el Hijo de Dios; que sufrió una muerte penosísima por nuestras culpas y para redimirnos de la muerte eternal; que al tercer día resucitó de entre los muertos; que subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre y que el día del juicio vendrá otra vez a juzgar a los vivos y a los muertos. Estos artículos de nuestra fe y todo lo que está escrito en el Antiguo y Nuevo Testamentos, los demonios creen firmemente, y sin embargo, permanecen en su estado de condenación porque les falta esta verdadera fe cristiana.”[2]

5.    “Consiste la verdadera y única fe cristiana,” usando el lenguaje de nuestra Iglesia, “no sólo en aceptar las Sagradas Escrituras y los Artículos de nuestra fe, sino en tener una plena seguridad y completa certeza de que Cristo nos ha salvado de la muerte eterna. Es una confianza firme y una certidumbre inalterable de que Dios nos ha perdonado nuestros pecados por los méritos de Cristo, y de que nos hemos reconciliado con El; lo que inspira amor en nuestros corazones y la obediencia de sus santos mandamientos.”

6. Ahora bien, todo aquel que tenga esta fe “que purifica el corazón” (por medio del poder de Dios que reside en él) de la soberbia, la ira, de los deseos impuros, “de toda maldad,” “de toda inmundicia de carne y de espíritu;” y por otra parte lo llena con un amor hacia Dios y sus semejantes, más poderoso que la misma muerte, amor que lo impulsa a hacer las obras de Dios; a gastar y gastarse a sí mismo trabajando en bien de todos los hombres; que sufre con gozo los reproches por causa de Cristo, el que se burlen de él, lo desprecien, que todos lo aborrezcan, más aún, todo lo que Dios en su sabiduría permite que la malicia de los hombres o los demonios inflijan sobre él; cualquiera que tenga esta fe y trabaje impulsando por este amor, es no solamente casi, sino cristiano por completo.

7. Mas ¿dónde están los testigos vivientes de todas estas cosas Os ruego, hermanos, en la presencia de ese Dios ante quien están “el infierno y la perdición… ¿cuánto más los corazones de los hombres” que os preguntéis cada uno en vuestro corazón: ¿Pertenezco a ese número ¿Soy recto, misericordioso y amante de la verdad, siquiera como los mejores paganos Si así es, ¿tengo solamente la forma exterior del cristiano ¿Me abstengo de hacer lo malo, de todo lo que la Palabra de Dios prohíbe ¿Hago con todas mis fuerzas todo lo que me viene a la mano por hacer ¿Uso de los medios instituidos por Dios siempre que se ofrece la oportunidad ¿Y hago todo esto con el deseo sincero de agradar a Dios en todas las cosas

8. ¿No tenéis muchos de vosotros la conciencia de encontraros muy lejos de ese estado de mente y corazón; de que ni siquiera estáis próximos a ser cristianos; de que no llegáis a la altura de la rectitud de los paganos; de que ni aun tenéis la forma de la santidad cristiana Pues mucho menos ha encontrado Dios sinceridad en vosotros, el verdadero deseo de agradarle en todas las cosas. No habéis tenido ni la intención de consagrar todas vuestras palabras y obras, vuestros negocios y estudios, vuestras diversiones a su gloria. No habéis determinado ni siquiera deseado, hacer todo “en el nombre del Señor Jesús” y ofrecerlo todo como un sacrificio espiritual, agradable a Dios por Jesucristo.

9. Mas suponiendo que hayáis determinado y decidido hacerlo, ¿será bastante el hacer propósitos y el tener buenos deseos, para ser un verdadero cristiano En ninguna manera. De nada sirven los buenos propósitos y las sanas determinaciones a no ser que se pongan en práctica. Bien ha dicho alguien que “el infierno está empedrado de buenas intenciones.” Queda por resolver la gran pregunta: ¿Está vuestro corazón lleno del amor de Dios ¿Podéis exclamar con sinceridad: “¡Mi Dios y mi Todo!” ¿Tenéis otro deseo además de poseerlo en vuestro corazón ¿Os sentís felices en el amor de Dios ¿Tenéis en El vuestra gloria, vuestra delicia y regocijo ¿Lleváis impreso en vuestro corazón este mandamiento: “Que el que ama a Dios, ame también a su hermano” ¿Amáis pues a vuestros semejantes como a vosotros mismos ¿Amáis a todos los hombres, aun a vuestros enemigos y los enemigos de Dios, como a vuestra propia alma, como Cristo os amó a vosotros ¿Creéis que Cristo os amó y se dio a sí mismo por vosotros ¿Tenéis fe en su sangre ¿Creéis que el Cordero de Dios ha “quitado” vuestros pecados y los ha tirado como una piedra en lo profundo del mar ¿Creéis que ha raído la cédula que os era contraria, quitándola de en medio y enclavándola en la cruz ¿Habéis obtenido la redención por medio de su sangre, aun la remisión de vuestros pecados Y por último, ¿da su Espíritu testimonio con vuestro espíritu de que sois hijos de Dios

10.  El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que está en medio de nosotros, sabe que si algún hombre muere sin esta fe y sin este amor, mejor le fuera al tal hombre el no haber nacido. Despiértate, pues, tú que duermes e invoca a Dios; llámale ahora, en el día cuando se le puede encontrar; no le dejes descansar hasta que haga pasar todo “su bien delante de tu rostro,” hasta que te declare el nombre del Señor “Jehová, fuerte, misericordioso, y piadoso; tardo para la ira, y grande en benignidad y verdad; que guarda la misericordia en millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado.” Que ningún hombre os engañe ni os detenga antes de que hayáis obtenido esto, sino al contrario clamad de día y de noche a Aquel que “cuando aun éramos flacos, a su tiempo murió por los impíos” hasta que sepáis en quién habéis creído y podáis decir: “¡Señor mío, y Dios mío!” orando sin cesar y sin desmayar hasta que podáis levantar vuestras manos hacia el cielo y decir al que vive por siempre jamás: “Señor, tú sabes todas las cosas; tú sabes que te amo.”

11.  Pluga al Señor que todos los que aquí estamos reunidos sepamos no solamente lo que es ser casi cristianos, sino verdaderos y completos cristianos; estando gratuitamente justificados por su gracia por medio de la redención que es en Jesús; sabiendo que tenemos paz con Dios por medio de Jesucristo; regocijándonos con la esperanza de la gloria de Dios y teniendo el amor de Dios derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos es dado.

PREGUNTAS SOBRE EL SERMON II

1. (I. 1). ¿Qué significa el ser casi cristiano 2. (I. 1). ¿Qué quiere decir “la rectitud pagana” 3. (I. 1). ¿Practicaron esa rectitud algunos paganos ¿Puede usted citar un ejemplo 4. (I. 2). ¿Enseñaban el respeto a la verdad 5. (I. 3). ¿Se amaban y protegían mutuamente 6. (II. 4). ¿Cuál es el segundo requisito para ser casi cristiano 7. (II. 5). ¿Qué se dice respecto a la temperancia 8. (II. 6). ¿Qué se dice de sus buenas obras 9. (II. 7). ¿Hace uso de los medios de gracia 10. (II. 8). ¿Con qué otros deberes cumple 11. (II. 9). ¿Qué quiere decir sinceridad 12. (II. 10). ¿En qué consiste la sinceridad 13. (II. 11). ¿Puede uno llegar hasta esa altura y no ser sin embargo sino un casi cristiano 14. (II. 12). ¿Qué dice el señor Wesley de sí mismo 15. (II. 13). ¿De qué manera apela al testimonio de sus oyentes 16. (III. 1). ¿Qué otra cosa se necesita para ser un verdadero cristiano 17. (III. 2). ¿Cuál es el segundo requisito 18. (III. 3). ¿Qué otra cosa se incluye 19. (III. 4). ¿Qué se dice de la relación que hay entre la fe y las buenas obras 20. (III. 5). ¿A qué iglesia se refiere 21. (III. 5). ¿De qué libro tomó esta cita Del “Libro de las Homilías,” una serie de sermones que el Arzobispo Crammer y otros prepararon, los cuales sermones se leían públicamente en las iglesias durante la época de la reina Isabel y sus sucesores, debido a la falta de predicadores competentes. Juntamente con los XXXIX Artículos forman las Doctrinas de la Iglesia Anglicana. 22. (III. 6). ¿Qué efecto tiene la verdadera fe 23. (III. 7). ¿Hay testigos vivientes de estas verdades 24. (III 8). ¿Qué exhortación hace 25. (III. 10, 11). ¿Cómo concluye el sermón

[1] Predicado en la iglesia de Santa María, Oxford, ante aquella universidad el día 25 de julio de 1741.

[2] Homilía sobre la salvación del hombre.

Voz Episcopal

Saludo de la CAM

 Obispo Andrés Hernández Miranda,  Siervo de mi Señor.

 

  

Obispo Andrés Hernández Miranda

 

Son muy interesantes los caminos que el Señor nos hace transitar. La experiencia de llegar a este muy Honorable cargo, me hace poder compartir con ustedes lo siguiente: mi vida está señalada por los aconteceres de la oración. Muchos han compartido en algún momento de su vida que han sido dedicados a Dios por sus padres ante la inminente presencia de la muerte ante la vida. Yo tuve un hemiplejia siendo muy pequeño, seguramente mis padres oraron y ofrecieron muchas cosas; nunca supe de la idea de haberme dedicado al Señor; pero seguramente oraron mucho por la salud 

Después, el Señor participó conmigo en tres ocasiones muy significativas en respuesta a oraciones, las cuales puedo considerar de respuesta inmediata de parte de Dios.

Ha habido otras respuestas ya en mi trabajo ministerial que nos han dejado sorprendidos de la manera en que Dios actúa con nosotros.

En este tiempo del proceso hacia el episcopado la oración no ha faltado, y puedo compartir que al saber de ideas y pensamientos de hermanos y hermanas que nos estiman como ministros y familia, les compartimos la necesidad de orar de la siguiente manera: jornadas de 40 días de oración en tres momentos con motivos muy objetivos. Primero orar y buscar la bondad de Dios en todos y cada uno de los ministros con la oportunidad de ser electos. Segundo tiempo, orar por la persona que Dios ya tenía elegida para asumir esta magistratura. Y tercero, orar por la Iglesia en general para que vivamos la Santa Voluntad de Dios nuestro Señor. Así lo comprometimos y así creemos que lo vivimos.

Ahora hay dos tareas en las que estamos involucrando a la Iglesia desde la dirección del Señor. La primera atrevernos a poner en práctica mucho de lo que ya hemos recibido en talleres y seminarios “Orar en grupos pequeños”, en grupos de máximo diez hermanos; vivir nuevamente parte de la experiencia wesleyana de las reuniones semanales que ellos tenían y se preocupaban entre otras cosas de: Orar unos por otros, confesarse pecados unos a otros, escudriñar la Palabra de Dios y escuchar la Palabra de Dios que habla a sus vidas, y fortalecerse en los testimonios que cada uno podrá compartir para escuchar de otros y entre ellos las maneras diversas en que Dios actúa entre nosotros.

La invitación es de la siguiente forma: Que los pastores formen un grupo con hermanos/as de la Iglesia y tengan un día y hora para realizar estos eventos. Dos, que los superintendentes tengan un pequeño grupo de entre cinco y diez pastores de su distrito para poder hacerlo igualmente, y que los Obispos podamos hacer algo similar.

Como Obispo en la CAM hemos iniciado dos grupos, uno de ministros y otro de laicos.

Ya un ministro dijo: es  mucho viajar para orar una hora, él desearía que fuese más tiempo; le compartimos que eso es lo interesante porque, no solamente es una hora aquí, sino tener como grupo las siguientes convicciones: saber y confiar en que durante los otros días hasta el nuevo encuentro tendremos a hermanos y hermanas orando, intercediendo por nosotros, y más aún: lo que en el grupo se compartió, en el seno del grupo se queda para evitar murmuraciones y otras ofensas hacia la gente que está confiando en nuestra hermandad y calidad humana.

Todo esto no es nuevo bajo el sol; pero sí se ha dejado de hacer y esto nos ha complicado la vida en no pocos momentos.

Ahora hay lugares en donde se podrán tener grupos con sus autoridades en jornadas de cuarenta días. Esto habrá que aclararlo desde un principio, para evitar desatenciones y malos momentos. Cuando un grupo de hermanos este por terminar su tiempo, la esperanza es que no se queden sin continuar, sino por el contrario, que se formen otros grupos con ellos, y así dar crecimiento y seguimiento a todo, para involucrar a toda la Iglesia y a los que no pertenecen aun a la misma, y en un tiempo podrán llegar a ser parte de la misma.

Así que amada Iglesia Metodista, recuperando oportunidades y tiempos ya lejanos, el horizonte se avizora como una esplendidez de parte de Dios para sumar esperanza y mejores tiempos en la obra del Reino.

Dios quiere que el pecador se salve, Dios quiere que la Iglesia se dinamice, Dios quiere que unos y otros declaremos su nombre con júbilo; porque Él está con nosotros y nosotros somos de Él. Sólo sé que en Dios haremos proezas. Para Su honor y gloria. Amén y amén.

CANO

Avance

Pbro. Eduardo A. Carrillo González

 

  

Obispo Eduardo Carrillo Cano

 

 

“Te levantaras y tendrás misericordia de Sion, porque es tiempo de tener misericordia de ella, porque el plazo ha llegado”. Salmo 102.13

La benevolencia de nuestro sistema de itinerancia, como el sistema de renovación en el ejercicio episcopal y de la superintendencia, siempre ha sido una experiencia que alimenta nuestro ánimo, nuestra perspectiva de trabajo, donde creemos que Dios una vez mas se compromete acompañarnos con su renovada unción fresca, de tal manera que como cuerpo de Cristo, pastores y congregaciones, somos abrasados con la sensación de una nueva oportunidad para llevar al campo del Señor aquello que no hemos podido ejercer, como también una oportunidad para no volver a cometer aquellos errores donde pudiéramos haber lastimado, ofendido parte del cuerpo de Cristo.

El salmo 102, escrito por David, es un cantico nacido de un corazón afligido por todas las circunstancias propias del reinado, mas a partir del versículo 12, el corazón de David refleja su propia naturaleza espiritual y de confianza en Dios,  tomando el sentir de Dios y diciendo de Dios mismo, que el tiempo de tener misericordia de Sion ha llegado, que el plazo de la intervención de Dios a favor de su pueblo ha llegado.

La conferencia Anual del Noroeste celebra grandemente esta nueva etapa en su liderazgo, esta nueva experiencia donde Dios nos brindará a cada uno de nosotros, pastores, lideres, congregaciones, superintendentes y obispo, el retomar la visión que nos heredaran nuestros antecesores y que nos dieron testimonio de perseverancia, servicio, amor y compromiso para con la obra de Dios, y tomando este fundamento viene a nosotros esta hermosa afirmación, El tiempo de la revelación de la misericordia de Dios hacia nuestra conferencia ha llegado, el plazo para experimentar nuevas bendiciones de parte de Dios ha llegado.

Sin lugar a dudas pastores, congregantes, la palabra de Dios nos enseña que existen tiempos de misericordia, existen tiempos donde el oído de Dios es cautivado por nuestro clamor y el desciende en su gloriosa presencia para hacer cumplir cada una de sus promesas. Dios tiene plazos para derramar su misericordia sobre su pueblo, como fruto de su bondad, Dios tenia un plazo para derramar de su gracia sobre Israel y cuando El lo considero levanto a un Moisés, a un Aron, a un Josué para guiar a su pueblo a la libertad y conquista de la tierra prometida,  Dios derramó su misericordia a su tiempo para levantar  a un José desde las tinieblas de la cárcel al mando de Egipto, Dios a su tiempo envió a su hijo Jesucristo para traer un mensaje de salvación y dar su vida por cada uno de nosotros,                                                                                         

Que hermosos son los tiempos divinos, los tiempos cuando Dios se acerca y habla a nuestro corazón, cuando Dios abre su mano para derramar esos gloriosos plazos de darnos algo mas especial.

Tu tiempo ha llegado pastor, el tiempo de las respuestas a tu oración ha llegado, el tiempo de experimentar cosas que Dios tenia reservadas para tu ministerio ha llegado para revelártelas,  solo Dios quiere que le creas, que tengas la fe suficiente de creer y esperar cosas nuevas para tu vida, una renovación fresca para tu ministerio, una fortaleza especial para tus manos, una renovación en tu visión pastoral, una manifestación especial de la presencia de Dios sobre tu vida que te brindará un corazón de Pastor, un corazón con pasión por las almas. El tiempo de la visitación para tu vida ha llegado, el plazo se ha cumplido. Regresemos a nuestro campo pastoral con la perspectiva de un corazón abierto y manos abiertas, extendidas, que tomarán el arado, sembrarán la preciosa semilla con la convicción de que Dios te permitirá encontrar esa gran perla, y ver como Dios comenzará a bendecir tu trabajo.

Querido congregante caminemos juntos en nuestra fe y no dudes de cada una de las oraciones que has elevado a Dios, no dudes de tu servicio que has ofrecido a Dios, no subestime tu fidelidad, lealtad a Dios; el tiempo de la respuesta ha llegado, el plazo para que tu vida sea llevada por Dios a otro nivel espiritual ha llegado, el tiempo de la respuesta divina por esa oración por tu hijo, por tu esposo, o esposa, por tu ser querido, por esa necesidad ha llegado, solo Dios pide que le creas, que le brindes la oportunidad de que sus manos se abran para derramar sobre tu vida y los tuyos sus riquezas en gloria.

Los tiempos de conquistar reinos ha llegado, los tiempos de hacer justicia y alcanzar las promesas de Dios ha llegado, llenemos nuestro corazón de fe y si existiere alguna duda sobre la intervención de Dios sobre nuestra Conferencia, vengamos al altar y juntamente con los discípulos oremos diciendo, Señor, ayuda a nuestra fe.

El momento de avanzar ha llegado, Dios pide de cada uno de nosotros solo que nos levantemos, no dudemos, vayamos a trabajar, vayamos a nuestros campos y veamos como Dios comenzara abrir puertas a favor de nosotros, como Dios esta preparando a personas para bendecirnos, como Dios se valdrá de las mismas circunstancias adversas para revelar su fidelidad y cuidado sobre nosotros, Avancemos con la certidumbre que nuestro buen Dios es capaz de recoger fruto donde menos nos imaginamos, Avancemos con responsabilidad, avancemos con la experiencia de los años de trabajo, avancemos con la seguridad que inspira la mano de Dios sobre nosotros, avancemos como conferencia pues el tiempo de tener misericordia por parte de Dios ha llegado, avancemos creyendo que el plazo ha llegado.

   (parte del sermón de clausura del XX periodo de sesiones de la CANO)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s