Núm. 6, 29 de Diciembre, 2010

Editorial

En el 2011

Irás por el camino

Irás por el camino buscando a Dios; pero atento a las necesidades de tus hermanos.

En cualquier momento, en cualquier lugar, entre cualquier compañía, te formularás la admirable pregunta de Franklin: “¿qué bien puedo yo hacer aquí?” Y siempre encontrarás una respuesta en lo hondo de tu corazón.

Apareja el oído, los ojos y las manos, para que ninguna necesidad, ninguna angustia, ningún desamparo, pase de largo.

Y cuando a nadie veas en la carretera llena de huellas, que relumbre al sol, cuando el camino esté, muy solitario, vuélvete a tu Dios escondido.

Si El te pregunta dentro de ti mismo: ¿Cómo es que no me buscas hijo mío? Le dirás: -te buscaba, Señor-, pero en los otros.

¿Y me habías encontrado?

Si Señor; estabas en la angustia, en la necesidad, en el desvalimiento de los otros.

Y El, por cada respuesta, se sonreirá dulcemente.

CAM

R E S E Ñ A

“TEMPLO DE CRISTO”

IGLESIA METODISTA DE MÉXICO A.R. EN CUAUTLA, MORELOS.

1895 hasta 2010

115 años por 365 días igual a 41975 días más 28 bisiestos suman 42,003 días entre 7 son 6,000 domingos.

En el estado de Morelos desde su conformación como tal en Abril de 1869, hasta el inicio de la Revolución Mexicana en 1910, se vivía un clima social y político inestable y de agitación, un hacendado de esa época, ante reclamos en su contra por su actitud y trato inhuma a sus trabajadores dijo, “qué podemos explotarle a un indio que no tiene nada”, y el dueño de la hacienda de Coahuixtla, decía, “aquí la justicia para los pobres ya se subió al cielo”, estas dos frases, me parece, representan la imagen de lo que se vivía en el estado y en nuestra Cuautla, en esa época.

En 1873 inicio sus servicios religiosos la Iglesia ubicada en Gante 5, de la Cd de México, iniciándose el trabajo Metodista en nuestra nación, y en 1889, se formó la iglesia “La Santísima Trinidad” en la comunidad de Tepalcingo y de ahí entre 1890 y 1894, los hermanos misioneros Cruz Martínez y Antonio Moreno viajaron a la ciudad de Cuautla, visitando personas para llevar el mensaje de redención.

La vida de esta Iglesia y Templo está ligada al servicio ministerial que prestaron nuestros pastores en estos 115 años, aquí una relación de ellos y sus períodos.

Se desconoce a ciencia cierta la fecha de adquisición del terreno ubicado en Vicente Guerrero nº 85, pero se sabe que el 19 de noviembre de 1895 se ofició el primer culto de la Iglesia Metodista en Cuautla.

Cruz Martínez 1895-1900

Antonio Moreno 1900-1908

Los trabajos continuaron con el pastor Francisco Reyes desde 1908 hasta 1910, año en que se inició la revolución, esta situación provocó que el templo quedara cerrado, algunas versiones mencionan que los zapatistas utilizaron las instalaciones como caballerizas, y que la hermana Juanita Loyola cuidó el templo por algunos años. Se sabe que el Prof. Otilio Montaño líder zapatista y redactor del Plan de Ayala, era simpatizante del metodismo, y probablemente, veló por que el templo fuera respetado por los soldados que militaban en el ejército de Emiliano Zapata.

(Receso de actividades                             1910-1920)

Con el asesinato de Zapata en Abril de 1919 y dispersado su movimiento revolucionario en el estado, la región morelense volvió a sus actividades, en 1920 se reanudaron los trabajos de restauración del templo y de evangelización en Cuautla, se organizó la sociedad misionera femenil y la liga de jóvenes. Con el apoyo del líder agrarista, Rubén Jaramillo (también metodista), se pudo reactivar satisfactoriamente la obra del señor, extendiéndola a las poblaciones de Galeana, Puente de Ixtla, Tlaltizapán, Tlaquiltenango, Yautepec y Jojut!a. Los cultos se reiniciaron con el

Pbro. Norberto Mercado 1920

Pbro. Moisés V. Flores 1921-1927

En 1932, nuestra iglesia recibió al Instituto General de Ligas de Jóvenes y fue sede de los trabajos de la Conferencia Anual del Centro, presidida por el obispo Pbro. Juan Nicanor Pascoe Gómez.

Pbro. Gaspar Aranda                                 1936

Diac. Herminia Gómez                              1937-1939    (expropiación petrolera)

Pbro. Arturo Andrade                                 1940

Pbro. Raúl Ruíz López                              1941-1946

Pbro. Saúl Pedraza                                    1947-1948

Pbro. Francisco Larios Luna                    1949                          †

Pbro. Antonio Marín                                   1950

Pbro. David Arredondo                              1951-1952

Le siguió el periodo pastoral al Pbro. José Luís Oviedo en el año 1953, año en que construyó lo que llamábamos El Aposento Alto y dos habitaciones más, y se adquirió un equipo de sonido.

Pbro. David Juárez Peña                          1954

Pbro. Zacarías Lorenz Jiménez               1955

En el cargo pastoral del Pbro. Miguel Martínez Guzmán de 1956 a 1960, a un año de su llegada en 1957 se formó el coro de nuestra iglesia con el nombre de “Rey David” bajo la dirección de la hna. Melva Bruce, al piano, y con el hno. Melquíades Noyola, en el violín. Este coro en la actualidad lleva el nombre de “Manuel V. Flores”.

Pbro. Zalathiel Rodríguez y Rdz.            1960-1963    † (Mayo 23, 1962 Muerte de Rubén Jaramillo)

Pbro. Fidel Ramírez Sánchez                  1963-1965    proyectos de construcción

Pbro. Andrés Patiño                                  1965-1967

Pbro. Abner Alanís Rangel                      1968-1971

Pbro. Ernesto Eliosa                                  1971-1973

Pbro. Samuel García Onofre                    1973-1975

Pbro. I. Eleazar Zamora Escobar             1975-1981

Pbro. Arnulfo R. Torres                             1981-1982

En 1982, bajo el pastorado del Pbro. Juan Aníbal Guzmán Lauguier (1982-1984), con su liderazgo y empuje, por fin se iniciaron los trabajos para construir un nuevo santuario, y el 27 de noviembre se colocó la primera piedra con la asistencia del obispo Pbro. Alejandro Ruiz Muñoz, la Comisión Pro-Construcción la lideraban la hermana Juanita Moreno y nuestro hermano Salvador Inchaúrregui Torres.

Los trabajos se llevaron cinco años de esfuerzo sostenido y constante de la congregación, el 11 de enero de 1987, se consagró el nuevo templo por el obispo Pbro. Raúl Ruíz Ávila y el superintendente de distrito, Pbro. Juan José Martínez Reséndiz. A partir de esa fecha y hasta la actualidad, el edificio se ha venido ampliando, remozando, equipando y habilitando para dar albergue a nuestros pastores y a las diferentes actividades que se desarrollan. Esto fue durante el cargo del Pbro. I. Moisés Morales Granados de 1984 a 1987

Pbro. I. Enrique Flores Barrera                1987-1988

Pbro. I. Jonás Trujillo Galván                   1988-1992                †

Pbro. L. Israel Gutiérrez Flores                1992-1994                †

Pbro. I. Heriberto Cantoriano Jiménez   1994-1998    Centenario

Pbro. I. Jorge Alberto Ochoa Longi         1998-2002

Pbro. L. Natanael Chávez Ruíz               2002-2004    Conferencia Anual de México

Pbro. I. Elías Franco Morales                   2004-2006

Pbra. I. Edith Molina Valerio                     2006-2008

Pbro. I. Jorge Páez Sandoval                   2008-2010

Actualmente está con nosotros nuestro Pastor Emilio Jesús Saldivar Cano.

En 1986, el Pbro. Manuel V. Flores se congregó con nosotros como pastor adscrito junto con su esposa Vera Vieyra de Andrade, ambos muy queridos por nuestra congregación, con el apoyo de nuestro hermano Flores, y de varios hermanos de nuestra iglesia, en 1990 se creó el material “Vida Nueva” para la Escuela Dominical, y en 1998 el Himnario Metodista Interlineado.

Recordamos siempre con mucho cariño a todos los pastores que compartieron su sabiduría y cariño con nuestra iglesia; de ellos, los Pbros. Enrique Flores Barrera y Fidel Ramírez Sánchez, que ejercieron el episcopado en la Conferencia Anual del Sureste, los pastores Francisco Larios luna, Zalathiel Rodríguez Rodríguez, Moisés Morales Granados, Jonás Trujillo Galván, Heriberto Cantoriano Jiménez, Jorge A. Ochoa Longi y la pastora Edith Molina Valerio, quienes ejercieron la superintendencia de nuestro Distrito y de otros.

También fueron parte de esta congregación como pastores asociados y adscritos

Diac.              Hazal Mc Allister                             1938-1939                †

Pbro. I. J.       Manuel Vigueras Flores                           adscrito 1985-2002 †

Sem.              Lucila Amaro Romero                                1999                          Pbra

Pbro.  L.         Marcos Palafox Montiel                             1999-2001                retiro

Sem.              Abigaíl Arredondo Rivera              2001-2002                Pbra

Sem.              Maressa Freyre Valenzuela                     2002-2003                Retiro

Pbro. I. J.       Eleazar Zamora Escobar                          adscrito 2004-2008 Jubilado

En este 115 aniversario, nuestra iglesia “Templo de Cristo” es la congregación evangélica más antigua en Cuautla y cuenta con las organizaciones de:

Escuela Dominical,

Sociedad Misionera Femenil “Elizabeth”,

Liga de Jóvenes e Intermedios “Daniel”,

Coro “Manuel V. Flores”

Legión Blanca de Servicio Cristiano, “María Elena Reyes”

Coro Infantil “Rey David”

Capillas Infantil y de Jóvenes,

Fraternidad de Varones “Verne Bruce” y en reestructuración el

Grupo de Matrimonios,

Grupos organizados que trabajan por la comunidad y transmiten el mensaje de salvación de nuestro Señor Jesucristo.

Desde 1920 han transcurrido 90 años de servicio ininterrumpido lo que arroja 32872 días, incluidos bisiestos, es decir 14088 cultos dominicales para la honra y gloria de nuestro Dios. Habrá que sumar los cultos de 90 celebraciones de semana santa y otras 90 semanas de navidad.

Hermanos, Los recuerdos que nos acompañan, son gratos y nos hacen evocar momentos de alabanza, predicación, oración, compañerismo, fraternidad, consuelo y paz, en estos muros que nos recuerdan las muchísimas bendiciones derramadas abundantemente por nuestro Dios, a través de la vida de muchos hermanos que hoy disfrutan de la patria celestial, y que conforman la legión Metodista de Cuautla en la Iglesia triunfante. Son recuerdos de hermanos que oraron porque esta congregación se formara, hermanos que oraron porque esta congregación, creciera, hermanos que oraron porque esta congregación permaneciera.

Nosotros, cada uno de nosotros, Pastores y Laicos, Miembros en plena comunión, Probandos, simpatizadores, hombres, mujeres y niños, somos el resultado de esas oraciones, somos la respuesta de Dios a las oraciones de todos esos hermanos que hoy gozan de la presencia de Dios.

No importa la antigüedad personal como miembros de esta congregación, importan las oraciones que hagamos a nuestro Dios para que esta iglesia, permanezca, esta iglesia crezca, esta iglesia sostenga el estandarte de Cristo nuestro Redentor.

Importa el trabajo comprometido, fervoroso, honesto y de calidad, que entreguemos al servicio de nuestro Dios, para extender su Reino en esta nación mexicana.

Aún queda trabajo por hacer, pero hemos caminado 115 años, compartiendo la salvación y el amor de Cristo, no nos detengamos, continuemos la marcha, porque es nuestra misión proclamar la redención que Dios nos da a través de su Hijo Jesucristo.

Esperemos oír de nuestro Dios lo mismo que dijo a Salomón; Yo he oído tu oración y tu ruego que has hecho en mi presencia. Yo he santificado esta casa que tú has edificado, para poner mi nombre en ella para siempre; y en ella estarán mis ojos y mi corazón todos los días (1a Reyes 9:3).

Y digamos como Jonás; Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová, Y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo (Jonás 2:7).

Pero también debemos recordar lo que dice el apóstol Pedro; el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración (1ª Pedro 4:7).

Pero hoy, recordemos y hagamos nuestras las palabras del Rey David;  Este es el día que hizo Jehová; Nos gozaremos y alegraremos en él (Salmo 118:24).

Amén

Reseña leída el domingo 21 de Noviembre de 2010

en el Culto de celebración del CXV Aniversario.

José Manuel Tinoco Ojeda.

CANCEN

C R Ó N I C A

XXV CONFERENCIA DEL DISTRITO CHIHUAHUA,

26 AL 28 DE NOVIEMBRE DE 2010

IMMAR CRISTO EL REDENTOR, DE PARRAL, CHIH.

Los días 26 al 28 de noviembre de 2010, llegamos a la Ciudad de Hidalgo del Parral 75 pastores y líderes laicos para participar en el XXV período de sesiones de la Conferencia del Distrito Chihuahua, territorio dentro de la Conferencia Anual Norcentral (CANCEN). Nos acogió con su ya probada hospitalidad la congregación metodista de Cristo el Redentor. Fuera del templo, estaba la ciudad colonial que fue fundada en la primera parte del siglo XVII, gracias a su rica producción de plata. Tan pródigo era ese suelo para entregar el metal precioso, que asombró a los españoles y el Rey Felipe IV lo denominó “La Capital del Mundo de la Plata”. Ese título histórico ha sido abreviado por los parralenses de hoy, denominando a su ciudad con un orgullo ufano “La Capital del Mundo”. La ciudad es hermosa, y su gente es afable, buen lugar para nuestra sesión de trabajo.

Luego de las inscripciones, la actividad inició con el Culto de Apertura. El mensaje estuvo a cargo de nuestro Superintendente, Pbro. Víctor Cossío Corona, quien expuso el tema “¿Qué Viniste a Buscar?”, haciendo una fuerte exhortación a asumir compromisos por Cristo. Al final de la Conferencia, nos expuso un segundo sermón, intitulado “El Testimonio del Espíritu”. Notamos que el Pbro. Cossío hace hincapié en las doctrinas prominentes del metodismo y en las de la Reforma, como forma preferente del uso del púlpito.

Como siempre, iniciamos la primera sesión con el nombramiento de las comisiones operativas, y dejamos el tiempo para escuchar los informes. El reporte del Superintendente, fue rico en datos y reflexiones, de donde podemos destacar su satisfacción debida por un lado a la unidad de las iglesias para sacar adelante los proyectos distritales, y aún en medio de tiempos duros en muchos sentidos; y por otro lado por la participación laica en todas las formas de ministerio. Otro informe de mayor importancia fue el de la Tesorería del Distrito, leído por la Presidente de la Comisión Distrital de Finanzas y Administración, Hna. Dámaris García Chávez, en sustitución de la Tesorera, Lic. Susana Dosal López, en el que se reflejó un movimiento financiero de $1,470,914.90. Nuestra informante ponderó el que, a pesar del año crítico que nos tocó vivir, tanto iglesias como pastores fueron ejemplarmente fieles al cumplir con sus deberes financieros para la obra de Dios.

De los informes de los Superintendentes Adscritos, Pbros. Rubén Pedro Rivera Garza y Carlos Samuel Flores Chávez, nos llamaron la atención dos situaciones: Del primero, que en Ciudad Juárez se están iniciando reuniones caseras entre las congregaciones de allí, en previsión de las eventuales dificultades futuras para acudir al templo debido a la violencia de la ciudad, puesto que pastores e iglesias hicieron el pacto de no dejar morir el metodismo, pase lo que pase; y del segundo, que se abrió la oficina del Presidente Municipal de Chihuahua para recibir pastores metodistas para orar semanalmente por el edil y su equipo administrativo.

Más adelante, trabajamos de modo prioritario con la elaboración del plan de actividades para el año 2011. Por obviar espacio, nos abstenemos de detallar las iniciativas de las Áreas Básicas y de las Organizaciones Oficiales, y mencionaremos sólo algunos acuerdos sobre los proyectos de Testimonio Cristiano, se tomaron algunos acuerdos, como los siguientes: Primero, al recibir el lamentable comentario del misionero en la Sierra Tarahumara, José Luis Pérez de que, por falta de recursos de la CANCEN, se le había dejado desde hacía tiempo sin salario, de inmediato las iglesias representadas reaccionaron mediante promesas voluntarias para completar su sueldo y prestaciones a partir de diciembre/2010. Segundo, se hizo un calendario para asegurar que en 2011 las distintas iglesias acudan a la Alta Sierra Tarahumara de manera periódica con brigadas médicas y de asistencia social. Tercero, puesto que sostenemos una Casa Hogar Estudiantil en la sierra para ayudar a jovencitas tarahumaras a terminar su secundaria y preparatoria, se buscará la manera para ofrecerles albergue y sustento para que continúen con su preparación universitaria o técnica en Chihuahua. Cuarto, se programará un apoyo más coordinado por todo el Distrito, para elevar el nivel del servicio asistencial que se ofrece en el Albergue para Migrantes en Ciudad Juárez.

Finalmente, recibimos instrucciones sobre el proyecto de reunir a todas las iglesias de la CANCEN en una magna asamblea de tres días (29 de abril al 1° de mayo), en la Ciudad de Chihuahua. Se denominará “Santa Convocación”, evocando la fraseología de Levítico 23:3, 4. Aclaremos que no se tratará de recibir representantes de las congregaciones, sino a las congregaciones completas, para convivir en un Instituto sobre Dones y Ministerios.

Como es la costumbre, un Culto de Clausura y una deliciosa comida fraternal cerraron el evento distrital, y todos regresamos a nuestros lugares de origen comentando sobre nuestras expectativas para 2011, despertadas por esta Conferencia de Distrito. Dios dirá…

Pbro. Bernabé Rendón M.

Cronista

CAO

IGLESIA METODISTA DE MÉXICO, A.R.

CONFERENCIA ORIENTAL

DISTRITO EMANUEL

El pasado 18 de Diciembre del presente año, tuvimos nuestra fiesta navideña de familias pastorales en el salón social de la iglesia “El Divino Redentor” con una asistencia aproximada de 55 personas.

Iniciamos con un devocional  dirigido por el Superintendente de Distrito Pbro. Ricardo Martínez quien leyó y compartió el pasaje de Isaías 60:1-3, motivando a los asistentes a compartir al único que puede dar luz y esperanza (nuestro Señor Jesucristo) en medio de una sociedad que se encuentra en oscuridad y tinieblas (pecado, dolor, tristeza etc.), sabiendo que sólo Él tiene poder para redimir y transformar a los seres humanos.

Posteriormente pasamos al patio de la iglesia para romper dos piñatas llenas de dulces donde no solo los niños participaron, sino también los jóvenes y los adultos.

Se llevó un brincolín donde los niños de nuestras familias pudieron divertirse.

También tuvimos un rico momento de convivencia al tomar los alimentos con una variedad de deliciosos platillos y ricos postres.

Además hubo un momento especial de entrega de regalos a los hijos de los pastores.

Agradecemos a la Conferencia Oriental y a todas las iglesias que cooperaron para la realización de esta fiesta y también a todas las iglesias y hermanos que enviaron regalos para los hijos de los pastores. Que Dios les siga bendiciendo y prosperando.

Terminamos con la entrega de bolsitas con dulces a cada uno de los que asistieron.

Fue un hermoso tiempo el que disfrutamos juntos como familias pastorales de nuestro Distrito.

Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.” Hebreos 13:7.

Atentamente: Pbro. Ricardo Martínez Rodríguez

Superintendente


INSTITUTO PARA EL DESARROLLO

Y FORMACIÓN DE LÍDERES

El pasado 4 de Diciembre del presente año, el Instituto para el Desarrollo y Formación de Líderes inició sus actividades en beneficio de los niños y jóvenes pertenecientes a la Iglesia Metodista de México, Conferencia Oriental.

El evento fue realizado en la Iglesia El Divino Redentor ubicada en San Nicolás de los Garza Nuevo León, contando con la asistencia de 51 alumnos y sus padres los cuales pertenecen a las iglesias locales de los 4 distritos que conforman nuestro Estado.

El Obispo de la CAO, el Dr. Raúl García de Ochoa, fue quien realizó la ceremonia de inauguración y dio un mensaje a los niños y asistentes que fueron particularmente invitados a esta ceremonia.

El Instituto, es una organización social no-gubernamental, perteneciente a la Iglesia Metodista de México, Conferencia Oriental, que busca formar y desarrollar el liderazgo en los niños y jóvenes entre 6 y 22 años, mediante programas y acciones ejecutadas con responsabilidad, efectividad y alto profesionalismo.

“FORMAR Y DESARROLLAR PARA EL EJERCICIO DEL LIDERAZGO“

Sus programas y acciones, tienen como orientación principal que los niños y jóvenes adquieran la competencia y  formación necesaria, a fin de que en un futuro, ejerzan su liderazgo para el mejoramiento de su ámbito de influencia.

El objetivo general del Instituto es propiciar ambientes de formación que faciliten a los niños y jóvenes, su desarrollo integral,  para  asumir con ética, el liderazgo, el compromiso y la responsabilidad con su familia, la iglesia, la sociedad y su entorno.

Asimismo el Instituto tiene como objetivos específicos los siguientes:

v  Identificar a los niños y jóvenes que son miembros activos de las iglesias locales de la CAO y que son sobresalientes en el aspecto escolar ó alguna otra área de conocimiento e incorporarlos a este Instituto.

v  Fomentar e incrementar los valores cristianos indispensables para contribuir a una sana convivencia con su familia, comunidad y su entorno.

v  Contribuir en el proceso de formación de los niños y jóvenes a través de programas y actividades que resalten y desarrollen sus potencialidades y cualidades para incrementar así sus relaciones interpersonales, favoreciendo la construcción de una mejor convivencia con su entorno.

v  Brindar espacios de acción física, cognitiva, afectiva y social que ayuden al niño y al joven a potencializar, fortalecer y aplicar sus habilidades para el ejercicio y aplicación de su liderazgo.

v  Dar seguimiento a los niños y jóvenes participantes a fin de apoyar el logro de sus objetivos tanto en el aspecto escolar como en el ministerial, previniendo que se aparten de la vida cristiana.

Es nuestra visión que el Instituto llegue a ser una organización de proyección local, nacional e internacional, con trayectoria y reconocimiento social sobresalientes.

Asimismo, esperamos que la IMMAR, organismos y particulares cooperantes con los que trabajemos, así como nuestros beneficiarios, estén plenamente satisfechos con los resultados y beneficios obtenidos.

Esperamos que estos niños, ya convertidos en adultos, sirvan a su familia, a la iglesia,  a su comunidad, a nuestro país y al mundo entero, convirtiéndose en forjadores de progreso.

Si usted desea apoyarnos, y/ó  tener una mayor información acerca del Instituto, ponemos a sus órdenes los siguientes medios:

www.institutodelideres.org

dirección@institutodelideres.org

fco.valdez@prodigy.net.mx

Bendiciones.

Ing. José Francisco Valdez Obregón

Presidente

Estos son algunos aspectos del evento realizado:

 

CASE

Artículos de Reflexión

Videos

Avivamiento, reforma, evangelismo, acción, transformación… la obra de Dios entre los hombres

Necesita usted apartar un tiempo considerable para poder escucharlo, dura casi dos horas. Tenga a la mano un cuaderno de notas, un boligrafo y prepárase para hacer anotaciones. Espero que esta plática sea de edificacion para su vida como lo ha sido para varias personas.

o bien este otro video: Noche Santa, un poco fuera de la Noche Buena, pero una oportuna audición para el fin de año. Tambien encontrará en este sitio otros videos interesantes.

Permaneced en El para vivir con sabiduría, prudencia y ciencia.

Proverbios 24:3,4; Juan 15:5

Todos en algún momento del año 2011 nos encontraremos en una nueva aventura o circunstancia que nos brindará una posición de responsabilidad, la cual nos exigirá que demos lo mejor de nosotros para guiar a las personas que están involucradas con nuestra labor.

En los primeros siete versículos del capítulo 24 de Proverbios se encuentra una gran perla de valor espiritual para buscarla, obtenerla y aplicarla.

Pongamos atención en el nuevo reto que tenemos delante y para ello es importantes alcanzar el grado más alto del conocimiento, que es la sabiduría. La sabiduría viene de una manera vertical, por parte de Dios, y es una capacidad que ilumina la mente y le permite resolver enigmas, problemas, ecuaciones, situaciones sociales, empresariales, laborales, familiares, espirituales, en fin… para todo lo que tenga que ver con la vida.

La sabiduría vertical solo puede darse por una rendición al Eterno.

La prudencia es la actitud que nos llevará a darle seguimiento a los planos que Dios nos ha dado para que la construcción de la nueva aventura o circunstancia no se vea interrumpida, sino que este bien cimentada y afirmada porque la prudencia, nos ayuda a distinguir lo que es bueno o malo y nos ayudará en la toma de decisiones, y nos dará fuerza en el liderazgo.

Los resultados agradables, y los excedentes  materiales se dan por la ciencia, es decir el hombre y la mujer de Dios se mueven en una dimensión diferente.

La cual tiene que ver con revelación, inventiva, ideas que transforman e inclusive adelantarnos a nuestro tiempo.

Todo ello tiene un gran valor y es parte de la herencia en Cristo, la cual llenará las cámaras de todo fin preciado y agradable.

Si permanecemos en él.

¡Feliz Año Nuevo!

Son los deseos sinceros del Pastor Mario Sánchez Garza, Superintendente Distrito Filadelfia, CAO.

 

Scrooge: de las tinieblas a la luz

Carlos Martínez García.

A Bárbara, Andrea, Melissa, Daniel y Sandra por las navidades pasadas… y por las que vendrán

Nos visitará desde el cielo el sol naciente, para dar luz a los que viven en tinieblas,
en la más terrible oscuridad, para guiar nuestros pasos por la senda de la paz (Lucas 1:79)


Hace cuatro años, en este mismo sitio, fue publicado mi artículo titulado la Conversión de Scrooge. He regresado a ese escrito, lo revisé y lo he ampliado para la presente ocasión. Además le cambié el título. Vayan las siguientes líneas como un presente para los lectores y lectoras. Desde México va un caluroso abrazo. Sigo asombrado por el milagro de la encarnación. Nochebuena de 2010 (antes de compartir la mesa y el corazón con los míos).

Ebenezer

Scrooge estaba más solo que una ostra en el fondo del mar, eso para empezar. Nadie tenía misericordia de él, porque él, a su vez, era cruelmente inmisericorde con cualquiera que se cruzara en su camino. Su amargura era proverbial entre quienes le conocían, y su tacañería había desilusionado a innumerables personas que se le acercaron con la intención de obtener algún donativo para darle un poco de alegría a huérfanos, ancianos, enfermos, viudas y pobres.

De los personajes de la literatura mundial, el creado por Charles Dickens, el ya mencionado Ebenezer Scrooge, es uno de los más memorables y arquetípicos de lo que puede sucederle a una persona cuando las circunstancias de la vida le ponen ante una encrucijada definitoria. De nuevo me topé con él gracias a la magia de la lectura. En estos días previos a Navidad he releído A Christmas Carol, y al hacerlo me concentré en el periplo de Scrooge, en su milagrosa transformación que afectó para bien a la comunidad que le rodeaba. Esas pocas horas que van de la Nochebuena al amanecer del día de Navidad, horas intensas en la vida del inversionista y especulador Scrooge, me las imaginé en sus paisajes, climas, olores, sabores, sonidos y texturas. También traté de ponerme en el lugar de quienes sufrieron por la dureza del corazón de Scrooge, en los zapatos de todos los despojados mediante sus abusos, ambición y engaños.

El entrañable libro de Dickens, conocido en castellano como Canción de Navidad (le vendría mejor Villancico de Navidad, título más cercano al espíritu del original inglés) y disponible en múltiples ediciones de los más variados precios, es una narración conmovedora y que por su extraordinaria calidad sigue cautivando a sus antiguos y nuevos lectores. Apareció por primera vez el 17 de diciembre de 1843, en una semana se vendieron 5 mil copias y pronto tuvo que ser reimpreso. Desde entonces se perfiló como una obra clásica y motivo de influencia para otros escritore(a)s que se han ocupado de la Navidad en cuentos y novelas. Charles Dickens escribió varias otras obras literarias navideñas, pero ninguna alcanzó la trascendencia e influencia de Canción de Navidad.

El libro de Dickens va in crescendo, hasta alcanzar la cúspide cuando Scrooge se despierta aferrado al poste de su cama tras haber experimentado lo revelado a él por el espíritu de la Navidad futura. Antes los espíritus del pasado y del presente le habían llevado a recorrer distintos momentos de su infancia, adolescencia, juventud y albores de la vejez. El despiadado hombre, el mismo que se negaba a contribuir para aliviar los estragos del hambre y la pobreza en la niñez bajo el malthusiano argumento de que la muerte de tantos infantes era una forma de “controlar el exceso de población”, experimenta una conversión radical. Su conversión le representó pasar de una vida solitaria y centrada en sí mismo, a una dada en servicio hacia los demás. Esto fue posible por haber descubierto que el espíritu de la Navidad descansa en el hecho de la encarnación del Verbo “que aunque era rico se hizo pobre” (2 Corintios 8:9, NVI) por causa de nosotros.

La conversión para un buen número de personas es, entre muchas otras cosas, un agudo contraste con la vida pasada. Y en el caso de Ebenezer Scrooge esto fue evidente en cuanto se despertó de su martirizante pesadilla. En unas cuantas páginas del capítulo final (siete en la edición de Penguin Books titulada A Christmas Carol and Other Christmas Writings), Dickens nos presenta a un transformado Scrooge, quien ve con nuevos ojos su aposento, los muebles que le rodean y hasta las cacerolas de sus magros alimentos.

Scrooge, ante la comprobación de que está vivo y tiene la oportunidad de enmendar su anterior deleznable conducta, llora y ríe a la vez, brincotea por toda la habitación. El semblante duro y amargo es sustituido por una nueva expresión en su rostro, así lo describe Dickens: “Realmente, para un hombre que no la había practicado por espacio de muchos años, era una risa espléndida, la risa más magnifica; el padre de una larga progenie de risas brillantes”. Físicamente era el mismo y, a la vez, era otro. Su cara denotaba una apariencia semejante a la que nos habla Proverbios 15:13, “el corazón alegre hermosea el rostro”.

En su prolífica obra Dickens dejó constancia de su conocimiento bíblico. A veces sus citas de Las Escrituras son textuales, en otras ocasiones lo que hace es referirse metafóricamente a pasajes bíblicos.

Por ejemplo, en sus escritos de Navidad es en un cuento (The Seven Poor Travellers) donde encontramos explícitas siete menciones de la Palabra. En Canción de Navidad, me atrevo a decir, la narración toda está impregnada del espíritu bíblico, en particular del Nuevo Testamento. Dickens construye una parábola magistral, que nos lleva a identificarnos con los personajes, a ser interpelados por ellos y a considerar cambios en nuestras conductas. Scrooge es como Zaqueo, a quien todo mundo le daba la vuelta y murmuraba de él a sus espaldas. Zaqueo tenía una excelente posición económica gracias a sus tácticas “bursátiles” depredadoras. Su encuentro con Jesús le cambio radicalmente, de tal manera que Zaqueo comprendió con nitidez que su conversión debía tener repercusiones éticas. De allí que haya decidido dar a los pobres la mitad de sus abundantes bienes y devolver cuatro veces lo defraudado a quienes engañó (Lucas 19:8). La respuesta inmediata de Jesús a la decisión de Zaqueo fue en los siguientes términos. “Hoy ha llegado la salvación a esta casa, ya que éste también es hijo de Abraham”. La salvación tiene que evidenciarse en acciones prácticas, constatables por quienes se relacionan con la persona que dice reconocerse salvo por gracia en Jesucristo.

El mensaje de Charles Dickens es nítido, si un ser humano tan perverso como Scrooge pudo convertirse en una nueva persona, entonces hay esperanza de que otros y otras también puedan transformarse en nuevas criaturas.

Las obras literarias, como la que estamos refiriendo de Dickens, difícilmente van a cambiar al mundo y sus terribles injusticias. Pero sí tienen el potencial para refrescar el alma, conmover los corazones de sus lectores. Bien lo ha dicho el gran escritor mexicano José Emilio Pacheco: “La literatura sirve para cambiarte de manera individual, no tiene los poderes para cambiar a la sociedad […] sólo puede funcionar en términos de la conciencia individual y sensibilizar contra la violencia, la crueldad y darte una conciencia muy grande de la presencia del otro y de lo otro. Eso no lo tendríamos sin la literatura”.

La insensible vida de Ebenezer Scrooge pasó del egoísmo a ultranza hacia tener una conciencia de la presencia del otro, de sus necesidades, sufrimientos, laceraciones personales y sociales. Lo que antes veía como natural, la explotación de los trabajadores y sus familias, cambió de óptica y le llevó a la solidaridad con los enfermos, viudas, huérfanos y demás afectados por la sociedad industrial que devoraba y desechaba la abundante mano de obra barata.

Ebenezer Scrooge experimentó una conversión integral: “Se hizo tan buen amigo, tan buen maestro y tan buen hombre como el mejor ciudadano de una ciudad, de una población o de una aldea del bueno y viejo mundo”. No faltaron los escépticos y criticones de su conversión, ya que “algunos se rieron al verle cambiado, pero él los dejó reír y no se preocupó”. Después de su cambio de vida cada Navidad fue, para Scrooge, una oportunidad para recordar y celebrar la ética del pesebre, la de nacer y renacer para plantar cada día la semilla de Jesús, quien vino a predicar la paz (Efesios 2:17). Rememoraba su conversión y celebraba al autor de la Navidad.

Termino con las últimas líneas con las que Dickens concluye Canción de Navidad, aludiendo al cambio de Scrooge “¡Ojalá se diga con verdad lo mismo de nosotros, de todos nosotros!… ¡Dios nos bendiga a todos!”

Carlos Mnez. Gª es sociólogo, escritor, e investigador del Centro de Estudios del Protestantismo Mexicano.

 

Dad Gracias en todo

Dr. Ernesto Contreras

Por la lectura y estudio de las Sagradas Escrituras, nosotros entendemos que la voluntad de Dios y de Jesucristo nuestro Señor es que demos gracias a nuestro Buen Padre Celestial, en todo. Nótese que al decir en todo, nos exhorta a que aun en medio de las desgracias y calamidades que tenemos que sufrir por el solo hecho de ser humanos y vivir en este mundo, debemos estar agradecidos porque a los que aman a Dios y viven cumpliendo sus propósitos, de una u otra manera, todas las cosas, a final de cuentas, les ayudan a bien; pues entre otras cosas, les permiten madurar como hijos y siervos de Dios y estar cada vez mejor capacitados para vivir en victoria y consolar, fortalecer y ayudar a otros. Eso no quiere decir que los dolores y amarguras deben ser motivo de gratitud, sino que en todo momento, feliz o infeliz, los hijos de Dios podemos dar gracias porque Él está con nosotros todos los días hasta el fin del mundo (como el Ángel de Jehová que acampa alrededor de los que le temen y los defiende), controlando las asechanzas y ataques del enemigo, e impidiendo que seamos probados más allá de lo que podemos resistir.

Cómo debemos darle gracias a Dios porque, siendo que llegamos a este mundo desnudos y sentenciados a morir desde el momento mismo de nuestra concepción, y diariamente caen muertos mil a nuestra derecha y diez mil a nuestra izquierda, sus misericordias para con nosotros han sido nuevas cada mañana, dándonos magnánimamente, buenas dadivas y múltiples dones de lo alto, a través de nuestros padres y de un millón o más de gentes que trabajan día con día, produciendo todas las cosas de las que Dios sabe que tenemos necesidad. ¡Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos, pues cercano está tu Nombre y los hombres cuentan tus maravillas! Nosotros humildemente reconocemos que ante tantas necesidades, riesgos y peligros, si estamos aquí hoy, alabando y glorificando tu precioso nombre, no es sino porque eres bueno y para siempre es tu misericordia.

La Biblia dice: Por nada estéis afanosos sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Una de las grandes diferencias entre los hijos de Dios y los del mundo, es que los del mundo, cuando sufren un golpe y descalabro, lo enfrentan como los niños de la calle, que no tienen otro lugar a dónde correr a derramar sus lágrimas y buscar consuelo, que la fría e insensible pared de un puente peatonal; mientras que al igual que el niño deseado que siempre encuentra en los brazos de su madre caricias, amor y consuelo, nosotros también en cualquier circunstancia adversa, podemos “correr a los brazos del Buen Padre Celestial” y encontrar alivio, ánimo, seguridad y oportuno socorro en medio de la tribulación.

Pero sobretodo, demos con gozo, gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. No hay una sola cualidad, virtud u obra meritoria que explique porqué a nosotros por su bendita gracia, Dios decidió entre miles de millones, buscarnos y tocar a la puerta de nuestro corazón, invitándonos amorosamente a creer, aceptar, recibir y confesar a Jesús como nuestro único y suficiente Salvador. No es posible comprender por qué quiso sacrificar a su Hijo en la cruz, para lavar y perdonar todos nuestros pecados y librarnos del justo juicio de Dios; ni podemos entender por qué quiso regalarnos las tan preciosas y grandísimas promesas de la Biblia; pero ¡Gloria a Dios por la bendita esperanza que nos permite vivir confiados en que para todo hijo de Dios, lo mejor siempre está aún por venir! Pues pase lo que pase, las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. ¡Gracias a Dios por su Don inefable, Jesucristo!

A Dios no le agrada la ingratitud, pues la Biblia enseña que es el primer paso hacia la desgracia de vivir separados del Buen Padre Celestial. En las ciudades fronterizas del norte, muchos cristianos e iglesias evangélicas, contagiados por sus hermanos norteamericanos, celebran el cuarto jueves de Noviembre, el día de acción de gracias a Dios, e invitan a los miembros de la congregación, y de la familia, a reunirse para compartir los motivos de gratitud que acumularon durante todo el año, y a festejar alegres y agradecidos, con una cena especial, las grandes cosas que ha hecho nuestro Dios con nosotros.

Siempre es bueno ser agradecidos con Dios, pues la mejor motivación para que sigamos haciendo nuestro mejor esfuerzo por servir fiel y perseverantemente a nuestro Gran Dios y Salvador Jesucristo, es la gratitud que sentimos cuando nos cuidamos de no olvidar ninguno de sus beneficios. La exhortación bíblica dice: Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo y no nosotros a nosotros mismos. Pueblo suyo somos y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acción de gracias y por sus atrios con alabanza. ¡Alabadle! ¡Bendecid su nombre!

Que Dios nos haga sentir la urgencia de darle gracias por todas y cada una de sus incontables bondades: La vida, la salud, la familia, el trabajo, la iglesia y sobretodo, por una salvación tan grande y su bendita y preciosísima Palabra, que es la Biblia. Por eso y mucho más es que la Biblia recomienda que diario debemos vivir llenos del Espíritu Santo, hablando entre nosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en nuestros corazones, y dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. AMEN. QUE ASI SEA.

 

Unidad, misión, evangelización y espiritualidad

El CMI anima a las iglesias a llamarse unas a otras a la unidad visible, trabajar juntas por una misión en el mundo más fiel y aumentar la dimensión espiritual de sus vidas. Reconociendo que estas áreas están interrelacionadas, pretende hacerlo de manera integrada.

Al tratar la unidad, la misión, la evangelización y la espiritualidad, este programa desempeña su labor, entre otras, a través de la Comisión de Fe y Constitución del CMI, la Comisión de Misión Mundial y Evangelización y de varias redes ecuménicas relacionadas al: racismo, la migración, los derechos y prioridades de los pueblos indígenas, los dalits y las personas discapacitadas. Proporcionan vínculos con muchas iglesias miembros y no miembros y organizaciones activas en estas áreas.

Proyectos

Llamados a ser la Iglesia Una

Este proyecto tiene como objetivo examinar las cuestiones teológicas, históricas y sociales que continúan dividiendo a las iglesias y elaborar los acuerdos que se hayan logrado al respecto (sobre la base del texto “Llamados a ser la Iglesia Una”, aprobado por la 9ª Asamblea del CMI en febrero de 2006).

Espiritualidad y culto

Este proyecto tiene como objetivo alentar a las iglesias a examinar las dimensiones tradicionales o nuevas de la vida espiritual ecuménica, a continuar esforzándose con ocasión de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, y a reunir documentación en relación con el culto y la sanación en la comunidad.

Misión y unidad

Este proyecto tiene como objetivo emprender un estudio internacional sobre la forma de mantener unidos el compromiso por la unidad y el compromiso por la misión y la evangelización -en el marco de los preparativos del centenario de la Conferencia Misionera Mundial celebrada en Edimburgo en 1910, y con objeto de profundizar la comprensión y la práctica ecuménicas de la misión.

Comunidades justas e incluyentes

En relación con la unidad y la misión de la iglesia, este proyecto tiene como objetivo exhortar a las iglesias a que hagan frente al problema de la exclusión y la discriminación que sufren las personas con discapacidades, los indígenas, los pueblos oprimidos a causa de su raza, las minorías étnicas y los dalit, y construyan comunidades justas e incluyentes.

Si usted gusta ver una presentación en power point, de un click: eem. # 6 The Prayer

CENA  DE  NAVIDAD

Pbro. JOSUÉ ALVAREZ ROSALES

NAVIDAD:    Natividad de NUESTRO  Señor    Jesucristo.

“La fiesta de Navidad se remonta a la CUNA de La Iglesia de Occidente, atribuyendo su institución al papa Telésforo, quien murió en el año l38 d.c.  Pero en aquella época, la fiesta de Navidad era movible, pues entre las Iglesias orientales, unas las celebraban en el mes de Mayo o en el de Abril, y otras en Enero, tiempo inmediato a éste, que es el 20 de Diciembre.”

“En España, la celebración de la Navidad es tradición y ya de los primeros tiempos del Cristianismo“ (Enciclopedia Salvat, Tomo IX, pág. 775).

2010, en México, acabamos de celebrar el Bicentenario de la Independencia de México y Centenario de la Revolución Mexicana. Por lo que la Conquista Española, mitad militar, mitad cultural y religiosa, nos trajo la costumbre de la cena de Navidad.

“La cocina completa”, obra de María Montoya de Echagüe, ‘Marquesa de Parabere’ (Ed. Espasa-Calpe), entre los cientos de recetas para preparar pescado, dedica 15 formas diferentes de cocinar el bacalao.  Se ha hecho tan popular el bacalao, como tan caro, que solo un reducido número de familias lo pueden consumir, pero como el comer pescado demanda un vino, los comercios ofrecen ‘arcones’ por más de mil pesos. Y así, siguen los dulces, postres y regalos.

Usted se ha preguntado, ¿por qué José no pudo pagar hospedaje en hotel de cinco estrellas?. Porque un modesto carpintero de Nazaret, no tenía el suficiente dinero para pagar. Los ricos que pagaban hospedaje en el mesón, incluían su cena y su comida.

Los progenitores de Jesús, llevaban quizá un itacate para el camino y la noche, quizá trigo tostado, dátiles secos y cantimplora con agua. No había licores. Los acompañantes circunstanciales, eran los animales que se alojaban en el mesón, cuyos dueños habían pagado por ellos.

Ahora, se considera la cena como familiar, pero el mensaje de Jesús enseña a invitar a los amigos que no tienen familiares, o por un inesperado accidente, como el reciente incendio del ducto de gas que lo hicieron explotar, en San Martín Texmelucan, y murieron 29 personas que se quedaron sin casa, y aún sin familia.

Las familias de escasos recursos que son mayoría en el país, en su cena tendrán sardina, ayocotes y café, pero si están llenos del amor de Dios, tendrán alegría y gozo que suplirán la ausencia de lo superfluo.

Si tiene Biblia en su casa, le recomendamos leer el Evangelio Mateo 1.18-25, 2.1-23,  Lucas 1.26-38; el canto de María, en Lucas 1.39-66.

Nacimiento de Jesús

Pbro. JOSUÉ ALVAREZ ROSALES

Nacimiento de Jesús, San Lucas 2.1-38.

Se dice que hay más de 2 mil millones de Cristianos en el mundo, entre occidentales, orientales y cristianos evangélicos en todo el mundo.  También habitan el globo terráqueo, otros 3 mil millones de personas que profesan diferentes credos religiosos. Sin embargo, ellos son repetuosos hacia la cristiandad, aceptando el calendario que actualmente rige las actividades religiosas culturales, comerciales, sociales, científicas y otras muchas formas de la vida humana.

Navidad nació como fiesta religiosa, pero con el correr del tiempo, se convirtió en fiesta puramente social. Para ciertos grupos, decir “Posada” significa ‘baile’, y generalmente éste conlleva licor para ‘animarse’, pero se continúa hasta embriagarse y caerse. Un gran número de individuos aprovecha para robar, asistir a los antros,  cabarets, o a una playa. Los medios de comunicación: televisión, radio y prensa, enfocan sus proyecciones con lo que les deje mayores ingresos económicos.

Vemos con tristeza cómo aumentan en estos días especiales, la violencia intrafamiliar, los crímenes, robos y asaltos, accidentes por alcoholismo y adicción a la droga.

San Pablo recomienda: “Estén siempre gozosos” (1ª Tesalonicenses 5.16). El gozo es el que produce el Espíritu Santo (Gálatas 5.2-23) es un fruto que proviene de él, es el gozo natural, genuino, del centro hacia afuera, el gozo de un ser libre.

Reflexionemos unos momentos, y que ésta Navidad, valoremos la vida y los recursos que tenemos alrededor nuestro, y hagamos el bien a los demás, cada día, recordando las enseñanzas que Cristo Jesús dejó para cada uno de nosotros, enseñanzas que siguen vigentes en nuestros días.  ¡Felíz Navidad!.


Estudio Biblico

Si desea ver un video sobre la vida de Pablo, en su viaje a Listra, en Galacia, de click en:

http://www.fullcristiano.com/video-15/ThsYsstKO4E/san-pablo/pablo

Carta a los filipenses

Capitulo 4

Gabriel Morales Perea.

En este último capítulo de la carta de Apóstol Pablo a la iglesia de Filipos, encontramos la bella relación, el afecto mutuo entre la iglesia y el apóstol. Recordaremos que la iglesia fue fundada con unas personas Judías cuando asistían a la oración junto al rio, según el relato de Hechos 16 y al crecer el grupo se congregaron personas de diferentes niveles sociales y económicos.

Al dejar Filipos el apóstol Pablo para continuar su segundo viaje misionero, la congregación se preocupa del apóstol y le envía donativos, varios años después al tener noticias de que Pablo es encarcelado, deciden otra vez enviarle ofrendas con los amigos y compañeros del apóstol, para ayudarle en su sostenimiento personal y sin lugar a duda toda la iglesia oraba a Dios intercediendo por su situación personal y el logro de la libertad inmediata de este siervo de Dios. Después envían a Epafrodito con ofrendas de amor; pues la distancia entre la iglesia de Filipos y el lugar de prisión del apóstol es de aproximadamente 1300 km, por eso enviaron a este hombre joven y con disposición de servicio no solo como transportador y mensajero; sino también para que le sirviera como asistente personal.

Inicia el capitulo con una expresión entrañable diciéndole a la congregación: mis hermanos amados y añorados, con la aceptación además, de que ellos eran la corona propia con la que se premiaba al atleta o se distinguía al huésped de una fiesta en la celebración de los grandes acontecimientos y termina esta expresión con un giro completo del lenguaje; pues en el capitulo anterior sus expresiones fueron las de esfuerzo, respeto de las reglas de la competencia y el impulso hacia delante que tienen que hacer todos los atletas y aquí, les habla empleado el termino militar “estar firmes”, posición anterior a movimiento, marcha , carrera o estar presto para una batalla.

Continúa con una amonestación a dos personajes femeninos que muy posible por ser Filipos una colonia romana, estas mujeres gozaban de libertad y la enseñanza Paulina es acorde a la cultura griega en donde decían que las mujeres tenían en la sociedad un lugar subordinado y al saber de las fricciones entre estas dos personas les invita a la unidad como la invitación que hizo a la iglesia en el capítulo 1.

Se dirige muy posiblemente al decir “compañero fiel” a Silas, luego se dirige a Clemente y a otros colaboradores para invitarles a gozarse en el servicio a Dios, en el cumplimiento de sus mandamientos y les reitera la invitación al gozo que el cristiano tiene en su corazón al ser hijo de un Dios poderoso y contar con el gozo de la salvación, manifestando el creyente hacia la gente características propias de amor, de bondad y ser moderado ante las diferencias que se producen por la diversidad de pensamiento en los grupos, no imponiendo la voluntad propia sino considerándonos unos a otros y señala la proximidad de la segunda venida del Señor Jesús; asegurando a todo cristiano el bienestar completo en la paz de Dios y tener un comportamiento loable, propio de un creyente noble.

En los versículos del 10 al 20 de este capítulo 4 de la carta de Pablo a los filipenses, el apóstol insiste en manifestar su agradecimiento al recibir nuevamente las ofrendas de amor enviadas por los creyentes de Filipos a través de Epafrodito y con esta atención se revive esta acción generosa y bondadosa hacia la persona de Pablo, al recibirlas manifiesta su gozo y agradecimiento; pues cuán difícil es lograr una acción con actitud unánime; no obstante las diferentes corrientes filosóficas en esa región Griega y que perturbaban la fe de algunos creyentes, produciendo distorsión en la doctrina cristiana, en su interpretación y en la forma de vivir. Expresa Pablo desde la prisión de donde escribe, la forma en que sabe vivir, en ese momento no teniendo lo necesario para vivir, padeciendo necesidades; pero les asegura que ninguna de estas situaciones le quitaban el gozo de la salvación y el contentamiento de dirigirse al mundo cristiano de la región Griega al estar pendiente de las circunstancias espirituales y de trato de las congregaciones y particularmente de su relación y trato amoroso con los filipenses, debido a que estos donativos no eran recibidos por el apóstol como una mera cantidad económica, sino como un fruto del amor de ellos al que llama “olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios”, dando la gloria y la honra a Dios Padre, por siempre.

Los últimos tres versículos de esta carta que parece ser escrita en momentos diferentes pero finalmente los Eruditos al traducirla la unen para formar una sola carta con el estilo de redacción de Pablo y su forma característica de fraternidad al dirigirse a ellos, les envía un saludo a todos los creyentes en Cristo Jesús de parte del escritor y de los hermanos que le acompañan; así como los que están al servicio del emperador, prodigándoles una bendición. Recordemos que esta carta la empezó el apóstol con un saludo al estilo griego  “Gracia” (Caris) y la termina con el mismo saludo de Gracia agregándole la “Gracia de nuestro Señor Jesucristo” esto para resaltar los meritos sublimes de Cristo.

–       0  –

El siguiente mes estaremos comenzando el estudio del LIBRO DE JUECES, por lo que publicamos un resumen de dicho libro, con datos tomados del Diccionario de la Santa Biblia, edición 1890, y de la Biblia de Referencia Thompson, versión Reina-Valera de 1960.- La Redacción.

JUECES

El libro de los Jueces, séptimo según el orden en que se han arreglado los del Antiguo Testamento, contiene los anales de la época en que Israel fue gobernado por Jueces, y a menudo se hace referencia a dicho libro en el Nuevo Testamento y otras partes de la Biblia. El libro da cuenta de los pasos en virtud de los cuales el pueblo llegó a rechazar a Dios como su gobernante, y parece haber sido escrito antes de que David tomase a Zión, 1:21, y sin embargo, después de haberse introducido el gobierno monárquico, 17:6; 18:1; 21:25. El periodo de los Jueces fue,  en lo general, de prosperidad; y a la vez que la providencia de Dios confirmó su palabra, “Si rehusáis obedecer y os rebeláis, seréis devorados por la espada”, le cumplió no menos fielmente la promesa de “Si manifestáis buena voluntad y obediencia, comeréis de la grosura de la tierra”.

Autor.- Desconocido; la tradición atribuye el libro a Samuel

Tema Principal.- La historia de Israel durante los tiempo de los catorce jueces. El libro describe una serie de caídas en la idolatría por parte del pueblo de Dios, seguidas por invasiones de la Tierra Prometida y la opresión ocasionada por sus enemigos.

La narración se centra alrededor de las personalidades de los jueces que fueron levantados para ser libertadores de Israel. Se resalta especialmente en el registro el lado oscuro del panorama.

Un estudio de las fechas parece mostrar que el pueblo mantuvo una lealtad exterior al Señor un período de tiempo más largo que lo que podría indicar una lectura casual del libro.

Sinópsis.- Tres períodos en los que puede dividirse el libro:

I.- El periodo inmediatamente después de la muerte de Josué, 1:1 a 2:10.

II.- El período de las siete apostasías, de las seis servidumbres y de la guerra civil. Caps. 3 – 16

La primera servidumbre, a Mesopotania- juez, Otoniel, 3:5-9

La segunda servidumbre, a Moab – jueces, Aod y Samgar, 3:12-31

La tercera servidumbre, a Jabín y Sísara – jueces, Débora y Barac, 4:1-23

La cuarta servidumbre, a Madían – juez, Gedeón, cap. 6 – 7.

La guerra civil – jueces, Abimelec, Tola y Jair, 8:33 a 10:5

La quinta servidumbre, a los filisteos y a Amón – jueces, Jefté, Ibsán, Elón y Abdón, caps 10-12.

 

Intolerancia Religiosa

¿De verdad hay libertad religiosa en México?

Ciudad de México, miércoles, 22 de diciembre de 2010

Por Rosario Brindis Álvarez (Diputada Federal)


El tema de la libertad de culto en México no puede estar escrito con letras minúsculas. Nuestro país ha firmado tratados internacionales en donde se compromete a respetar las creencias de todos los mexicanos, incluso de aquellos que han decidido no practicar ninguna.

La Constitución de Apatzingán de 1814, así como el Plan de Iguala de 1821 establecían que la religión católica apostólica y romana era la única que “debía profesar el Estado, sin la tolerancia de ninguna otra”.

El Acta Constitutiva de la Federación promulgada el 5 de octubre de 1824 decía expresamente que “la religión de la Nación Mexicana será perpetuamente la católica”, además de que procuraba conservar el fuero militar y religioso y prohibir cualquier otra en su artículo tercero.

Hubo diputados constituyentes que se opusieron a estas disposiciones, como Juan de Dios Cañedo, Manuel Solórzano y Lorenzo de Zavala, quienes impulsaron la idea de establecer la libertad de culto y creencias.

Era el inicio de un largo debate en donde los derechos humanos y la libertad de conciencia estaban sometidos a una mayoría que imponía, dictaba y manipulaba, permitiendo que los jerarcas tomaran decisiones en todos los ámbitos, sin importar las consecuencias.

El Presidente Benito Juárez García, debió acotar ese inmenso poder que se escondía en lo divino, pero que era más terrenal por la ambición.
Así, la Ley de Libertad de Culto promulgada el 4 de diciembre de 1860, reconoció por primera vez los derechos negados por aquel conservadurismo. El Artículo Primero de esa Ley que cumple 150 años de existencia dice: “Las leyes protegen el ejercicio del culto católico y de los demás que se establezcan en el país, como la expresión y efecto de la libertad religiosa, que siendo un derecho natural del hombre, no tiene ni puede tener más límites que el derecho de un tercero y las exigencias del orden público… La independencia entre el Estado y las creencias, y las prácticas religiosas, es y será perfecta e inviolable”.

Ya incorporada en la Constitución Política, con las demás Leyes de Reforma, siendo presidente Sebastián Lerdo de Tejada, este documento ha representando un parte aguas para toda la Nación en materia no sólo de culto público, sino de respeto a la pluralidad, a la libertad de conciencia, al reconocimiento de una ideología que pretendió hacer de los templos los únicos centros educativos y de solvencia moral para los mexicanos.

Aquella Ley de Libertad de Culto fue sin duda un primer paso, para dar mayor pluralidad religiosa y no solo libertad de credo. Con ella se reconocía la existencia de nuevos grupos que trajeron además una original y creciente perspectiva en el ámbito de lo ético, de lo moral, e incluso de lo cultural, pues así lo exigían los tiempos.

Hoy debemos modificar nuestro trato hacia todas las Asociaciones Religiosas, incluyendo la terminología; no podemos seguir mencionando la frase “relaciones Iglesia-Estado”, sino “relaciones Iglesias-Estado”, en plural.

A partir de las reformas a los Artículos 3, 5, 24, 27 y 130 Constitucionales, e incluso después de la aparición de Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público en 1992, la relación entre el Estado y todas las Iglesias debe darse en un marco de pluralidad genuina, de concordia y sobre todo de reconocimiento a cada uno de los ámbitos entre estas dos esferas.

México no puede volver a ser la nación intolerante en materia religiosa, sino un país donde convivan todas aquellas creencias que no vulneran los derechos, ni atentan contra las garantías colectivas de los mexicanos; somos un Estado que prefiere la laicidad, antes que regresar a una cultura impositiva, totalitaria, discriminatoria y marginal.

Hoy, nuestra Constitución reconoce el respeto absoluto a la libertad de creencias, aunque esto no quiere decir que en zonas rurales e indígenas no se violentan las leyes de manera impune, en esta materia.

El Gobierno Federal ha ocultado sistemáticamente estos asuntos, creyendo que así no se dañará su deteriorada imagen en esta materia, incluso en el ámbito internacional. Y cito el caso de los inmigrantes expulsados de San Miguel Aloapan, Oaxaca, a quienes Estados Unidos les dio asilo por motivos de persecución religiosa en el 2008 y quienes no son los únicos, si no que hay más migrantes en la misma situación.

Asimismo, la Dirección General de Asociaciones Religiosas, de la Secretaría de Gobernación, aplica a modo la Ley y su respectivo Reglamento, permitiendo que las convicciones personales sean la brújula de sus decisiones. No hay un criterio uniforme en su actuar y ejemplo de ello es la interpretación que hacen respecto a un “notorio arraigo”, como requisito indispensable para que las Asociaciones Religiosas obtengan su registro constitutivo.

También se tienen documentados a lo largo y ancho de la República más de 225 casos de Intolerancia y Discriminación Religiosa, ocurridos en los últimos 4 años, que van desde el asesinato hasta la expulsión de niños de escuelas federales por su distinta preferencia religiosa. Pasando por las amenazas, expulsiones, robos, despojos, violación de mujeres, privación ilegal de la libertad y otros delitos graves, la mayoría impunes.

Los 150 años de la Ley de Libertad de Cultos no pueden seguir con letras minúsculas en el calendario oficial. De otra manera corremos el riesgo de olvidar que tenemos la libertad de escoger, de convivir y de respetar los derechos de los demás.

Julián Hernández `Julianillo´,

realidad y mito

Emilio Monjo

Este pasado 22 de diciembre hace ahora 450 años que Julián Hernández fue quemado vivo por la Inquisición.

El anónimo autor de Artes de la Santa Inquisición Española (vol. IV de la colección Obras de los Reformadores Españoles del siglo XVI, Mad, Sevilla, 2008) lo presenta como uno de los ejemplos de trabajo y motivación en la difusión del Evangelio en España. “Con razón nos admiraríamos de que en un cuerpo tan pequeñito y además tan flaco, que parecía estar compuesto sólo de piel y huesos, se encerrase un espíritu tan grande … Ardiendo en deseos de propagar en su patria la luz evangélica, transportó a España dos toneles enormes de Biblias en español … A pesar de que los ministros inquisitoriales estaban vigilando por todas partes, se introdujo dentro de los muros de la ciudad hispalense. El Paraíso del Señor recibió con suma alegría aquella lluvia oportuna e irrigación saludable.”

Luego, por traición y otras circunstancias se descubrió la situación. “Y así, los Inquisidores, dada su sagacidad diabólica, tras haber sido descubierto y cogido y seguido el cabo del hilo, llegaron hasta el nidito entero de aquella Iglesia, cogieron a la madre con sus polluelos y desbarataron cruelísimamente el propio nido según es costumbre de aquel terrible dragón cruel. Fue aquélla la primera captura de piadosos que desbarató a aquella piadosísima Iglesia, incluso a causa de su gran número llenó de terror a los propios cazadores … Perfectamente se podían ver a un mismo tiempo en aquel entonces, sólo en Sevilla, ochocientos cautivos al mismo tiempo por causa de su piedad y unos veinte o más quemados juntos en la misma hoguera. Fue detenido entre los primeros el propio Julián…”

Luego cuenta cómo tras las torturas cantaba la famosa cancioncilla “Vencidos van los frailes, vencidos van. Corridos van los lobos, corridos van”; y termina la historia con su valentía en la hoguera. También Cipriano de Valera menciona la figura y trabajo de Julián Hernández, “Julianillo”, del que dice que introdujo en España dos pipas de vino llenas de libros. Pues bien, J. E. Longhurst considera que eso no es más que una mitificación propia de la propaganda y que el personaje es mucho menos relevante de lo que se le quiso presentar (“Julián Hernández Protestant Martyr”, 1960). Esa línea de acercamiento la han seguido también otros.

Les propongo que nos acerquemos nosotros, cuando se cumplen 450 años de su muerte en la hoguera de Sevilla, para procurar ver al personaje sin ponerle ni quitarle nada.

No contamos con mucha información. Sin embargo, hoy ya no es de recibo rechazar como simple propaganda lo que se dice en el citado libro de Artes, o despreciar a priori los datos que da Cipriano de Valera. Con todo, no es mucha la información que poseemos.

Sabemos que nació en Valverde, cerca de Medina de Rioseco, la localidad castellana cuna de actividades de los “alumbrados”, y que era joven cuando murió. Lo encontramos en contacto con los primeros grupos de exiliados españoles e integrado en la Reforma europea (era diácono de una congregación luterana en Fráncfort).

Juan Pérez de Pineda lo consideró apropiado para la tarea de colaborar en la edición e introducción de literatura protestante en España. (No se debe olvidar que la conversión de España al Evangelio era una meta que nunca se perdió del horizonte de nuestros padres del XVI.) No sabemos cómo, pero sí que estuvo, al menos, dos veces en España –la segunda, la de su detención y muerte–. La había abandonado en 1551 y regresó por indicación de Juan Pérez de Pineda en 1555, que lo envía “para ver la tierra y conocer qué disposición hay y en qué estado están las cosas de los creyentes afligidos por el amor de Dios”. En este primer viaje solamente trae cartas y noticias para algunos de los amigos del interior; pasó por Zaragoza y, luego de verse con el rector Monterde, fue a Castilla hasta terminar en Sevilla. En esa ciudad tenía que comprobar la posibilidad de colaboración de algunas personas o familias para la edición y distribución de literatura cristiana evangélica.

La segunda visita, en 1557, también por indicación de Juan Pérez de Pineda, incluía el transporte de dos toneles o pipas grades de vino cargadas de Biblias (Nuevos Testamentos) y libros protestantes. Sabemos con las personas con las que tenía que verse de la iglesia de Sevilla (dejo al lector dispuesto para la lectura de todo un corpus documental sobre la reforma en Sevilla en el XVI, que editaremos, d. v., en la colección Investigación y Memoria en breve), y que primero el cargamento estuvo guardado fuera de los muros de la ciudad y luego introducidos en ella. En el reparto de esos libros se produjo su descubrimiento y final detención por la Inquisición. Sabemos que en los más de tres años de interrogatorios y torturas soltó alguna información, aunque no de mucho relieve (sin embargo, suficiente para comprometer al rector Monterde; como ha demostrado Michel Boeglin en su estudio del aragonés). Y sabemos que murió valerosamente en la hoguera. No sabemos más, tampoco menos.

¿Es una figura mitificada por la propaganda protestante? Los hechos muestran a un personaje que tuvo el valor de introducirse en la misma casa de la tiranía para procurar la libertad de sus paisanos, y eso le costó tres años de torturas y finalmente la muerte en la hoguera. Eso no es leyenda, sino la realidad de un creyente comprometido.

¿Ha sido mitificada su figura en el imaginario evangélico? Creo que sí. Y eso no es bueno. Como ya dijo Usoz, no debemos restar algo o sumar de manera incorrecta para con ello beneficiar la causa de la Reforma, pues al final nunca será bueno pretender edificar la casa de Dios con las obras fraudulentas del diablo.

En el imaginario evangélico Julián Hernández ha quedado unido a la figura de un borriquillo con algún fardo a sus lomos; también se lo ha colocado soltando mercancías dentro del monasterio de San Isidoro del Campo (incluso corre por ahí un grabado en el que aparece abriendo cajas de libros ante la mirada de unos monjes). Más aún, tan adentro del citado monasterio lo ha metido la imaginación, que lo han dejado pintado con todo su devenir y trasiego con su borrico en las paredes de la sala capitular, donde lo que realmente existe es una pintura mural, excelente, que muestra algo de la vida de san Jerónimo, con su buen león incluido, ¡de finales del siglo XV! Realmente tenemos documentación sobre sus contacto dentro de los muros de la ciudad de Sevilla, pero no tenemos nada específico que indique su presencia en el citado monasterio; que los libros estuviesen guardados fuera de la ciudad podría suponer que lo fueron dentro del monasterio, pero eso no es seguro, incluso, por tener vigilancia inquisitorial, no sería un buen lugar para llegar con dos pipas de vino por alguien que viene de lejanas tierras.

Lo que sabemos, sabemos; no pongamos datos sin fundamento sobre la figura de quien fue un verdadero héroe de la fe. Si soltó alguna información a los Inquisidores, eso no quita su lugar. Tal como era, así debemos recordarlo. Pues sin quitarle, ni ponerle nada, nos queda un ejemplo a seguir.

En su memoria, recordemos las de todos los que fueron testigos de una vida cristiana ejemplar, que vivieron y murieron en el suelo donde ahora disfrutamos de nuestro tiempo de libertad.

Emilio Monjo es historiador, escritor y director del CIMPE


Noticias Internacionales

Fecha del documento: 13.12.2010

Mensaje de Navidad 2010

del secretario general del Consejo Mundial de Iglesias

Coros de ángeles proclaman en las alturas el nacimiento de Cristo y humildes pastores propagan las felices nuevas por los campos de Belén. Entre tanto, una madre y un padre cuidan de su hijo recién nacido. En la posada no había lugar para ellos, por lo que se refugian en un establo junto al ganado. Su situación es muy precaria y, sin embargo, el nacimiento del niño da lugar al canto de los ángeles:

Repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales,
que alababan a Dios y decían:
«¡Gloria a Dios en las alturas
y en la tierra paz,
buena voluntad para con los hombres!»

Lucas 2:13-14

El esplendor de la Navidad pone de relieve los muchos contrastes que nos rodean. En primer lugar, se trata de lo que –sorprendentemente– Dios nos ha dado. La revelación de la gloria en las alturas se da a personas que viven de la tierra, que dependen de pequeñas bendiciones que encuentran en los campos y corrales, en el cuidado de sus ovejas y en la celebración de un nuevo nacimiento. Son ellas las primeras en escuchar la promesa de algo que es mucho más que la mera supervivencia o los pequeños placeres. Osan imaginar la posibilidad real de que haya paz en la tierra. El canto de los ángeles los alienta a alabar únicamente a Dios y a buscar la paz con los demás, lejos y cerca.

Los contrastes en las condiciones de vida del mundo actual son por lo menos tan grandes como en los tiempos de Jesús. En todas partes vemos casos extremadamente contradictorios de pobreza y riqueza, tiranía y justicia, violencia brutal y sinceros intentos de reconciliación. Con todo, somos plenamente conscientes de la necesidad de una paz que sea digna de ese nombre: una paz justa para todos.

En esta época del año, al mirar hacia el Año Nuevo, en el Consejo Mundial de Iglesias encontramos aliento en la posibilidad de buscar la paz que nos brinda la Convocatoria Ecuménica Internacional por la Paz (CEIP) que se celebrará en Kingston, Jamaica, en mayo de 2011. Con la adopción del lema “Gloria a Dios, Paz en la Tierra”, la CEIP será la culminación del Decenio para Superar la Violencia (2001-2010) y la ocasión de renovar nuestro compromiso común en favor del establecimiento de una paz justa entre los pueblos.

Le instamos a asegurarse de que su iglesia participará en la CEIP, un acontecimiento al que todas las iglesias miembros del CMI han sido invitadas a enviar a sus representantes. Para el Consejo Mundial de Iglesias la paz constituye un aspecto esencial de la vida de la comunidad de iglesias y la construcción de la unidad de los cristianos.

Estos días volvemos a escuchar los primeros episodios de la vida de Jesucristo nuestro Señor y Salvador. Una vez más, nuestros corazones y nuestros espíritus se sienten renovados y nosotros, en respuesta a ello, nos volvemos a consagrar a la alabanza de Dios en las alturas y a nuestros ministerios de paz en la tierra.

Que la bendición de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, esté siempre con ustedes.

Pastor Dr. Olav Fykse Tveit
Secretario general
Consejo Mundial de Iglesias


Noticias Nacionales

¿Por qué la Luna se vio roja durante el eclipse?

MÉXICO, DF., diciembre 21 (EL UNIVERSAL).- La noche del lunes para el martes se engalanó con un eclipse total lunar que permitió admirar la transformación de la Luna de un brillante plateado a un rojo encendido, al reflejar en su superficie el amanecer y atardecer simultáneos en diferentes partes del mundo.

Tony Phillips de la agencia espacial estadounidense (NASA) explica el fenómeno con mayor detalle. “Imagínate a ti mismo de pie sobre una Luna polvorienta mirando al cielo La Tierra cuelga hacia abajo, completamente oculta detrás del Sol. El eclipse está en marcha. Se podría esperar que la Tierra no se vea, pero no es así. El borde del planeta está en llamas. “A medida que se observa la circunferencia de la Tierra el color se torna más rojo. Esto es porque se está viendo cada amanecer y cada atardecer en el mundo, todos ellos, a la vez.

Este increíble resplandor alumbra en el corazón de la sombra de la Tierra, llenándolo con un brillo cobrizo y la transformación de la Luna en una gran esfera roja”, explicó. El espectáculo celeste de tres horas y media de duración se pudo ver en Norte y Centroamérica, en las regiones donde el cielo era claro. Algunas partes de Europa y Asia pudieron apreciar parte del fenómeno.

Durante un eclipse lunar total, la Luna llena pasa por la sombra creada por la Tierra que cubre la luz del Sol. Un poco de luz indirecta logra pasar y esto le da a la Luna un color espectral.

Destaca que este eclipse lunar total, el único del año, coincidió con la entrada del solsticio de invierno.

La última ocasión que ocurrió un eclipse de solsticio invernal fue hace más de tres siglos, el 21 de diciembre de 1638 y volverá a ocurrir el 21 de diciembre del 2094, dijo el vocero del Observatorio Naval Estadounidense Geoff Chester.

Los eclipses lunares se pueden observar sin protección en los ojos, a diferencia de los eclipses solares.

El próximo eclipse lunar total llegará en junio del 2011, pero no se podrá observar en Norteamérica.

En nuestro país el fenómeno comenzó en punto de las 23:29 horas de la noche del lunes 20 de diciembre.

UN COMENTARIO DE UNO DE NUESTROS LECTORES, AL CUAL AGRADECEMOS SU PARTICIPACION.

UN SIMPLE DESEO
Finaliza el 2010 y llega el tiempo de los buenos deseos. Llega la concluyente etapa de un año más. El 2010, año de celebraciones, de recordar nuestra independencia y nuestra revolución, solo ha generado incógnitas, pero una muy importante ¿ahora qué? Y llegan las buenas intenciones y la nostalgia.
Pero no es tiempo de nostalgia ó de reclamos. Es momento de evaluar y redefinir lo que queremos hacer y ser. Quizás cometimos errores, pecados, y sufrimos el precio de esos actos; pero a su vez, contamos con alegrías, satisfacciones y recompensas, que degustamos con los seres queridos. Y todo ello, debe servir para trazar la línea de continuidad ó de cambio a nuestra vida diaria.
Es por ello, que se aprovecha para realizar una invitación. Redoblar esfuerzos, definir nuevos propósitos, buscar la sabiduría, y aferrarse a la vida. Quizás suene algo normal ó “cursi”, pero el hombre que no busca la felicidad, se hunde en la amargura y en la soledad. El hombre que es feliz, gana, comparte y es mejor ser humano.
Si hay algo que se les pude pedir, sería algo muy simple. No se les pide ser más ricos, ó tener más propiedades, incluso no pedir que tengan salud. Solo podría pedirse que sean más felices de lo que fueron este año.
Con sinceridad y afecto.

José Manuel Tinoco Reyes
Iglesia “Templo de Cristo”
Cuautla, Morelos
CAM

Nuestras  instituciones

II. LAS INSTITUCIONES Y LOS PROYECTOS DE SERVICIO SOCIAL

1. CONFERENCIA ANUAL DEL SURESTE

1.1. Instituciones Educativas

a) Instituto Mexicano Madero. Puebla, Pue.

El Instituto Mexicano Madero tuvo su origen en 1874 en la ciudad de México, con la creación del orfanato fundado por los misioneros Guillermo Butler y Clementina R. de Butler. Al año siguiente fue trasladado a Puebla como escuela elemental, posteriormente se agrega la Escuela Normal y el Seminario Teológico. Para 1893 el Seminario de Teología cambió de nombre a Instituto Metodista Mexicano, el cual se mantuvo hasta 1927, cuando se convirtió en Instituto Mexicano de Maestros.

En 1934, el Instituto Mexicano de Maestros se convirtió en lo que es hoy el Instituto Mexicano Madero, que se encuentra ubicado desde 1910 en la calle 17 Poniente, Plantel Toledo. Su Población actual es de 1,600 alumnos y 168 personas trabajando en la docencia y en apoyo a la educación.

En 1982 el Instituto Mexicano Madero inauguró el plantel Zavaleta, en Camino Real a Cholula, que inició los servicios de educación preescolar y primaria. En 2004 tiene 1,100 alumnos desde preescolar hasta preparatoria y 102 trabajadores entre maestros y personal de apoyo. La Directora es la Lic. Ma. Luisa Cuachayo Lozano.

En ambos planteles Toledo y Zavaleta; se proporcionan servicio educativo en los siguientes niveles: Sección Maternal,   Jardín    de    Niños,   Primaria,   Secundaria   y  Preparatoria. Se cumple con los programas oficiales, pero además con programas institucionales que pretenden ser vanguardia en la formación académica, se otorgan  valores y principios bíblicos a los estudiantes.

b) Instituto Normal México

Fue creado en el año de 1874 por las misioneras Susan Warner y Mary Hastings, con el objeto de preparar maestras para la educación. Hasta 1931, puede considerarse como su “época de oro”. Después de 1930, las maestras norteamericanas regresaron a su patria. La Srita. Altagracia Juárez y otras maestras mantuvieron el fuego vivo y en 1935 iniciaron la escuela Benito Juárez con comercio, primaria, jardín de niños y escuela Inglesa.

Después de 1935, las Sritas. Delfina, Feliciano Manríquez e Isaura Lara iniciaron la Escuela Normal. Las maestras Juana y Adela Palacios quedaron en la Dirección. En 1946 inició la Secundaria Moisés Saenz. En 1967 se abrió la Preparatoria incorporada a la UAP. En 1984 salió la ultima generación de la Normal Primaria. De 1984 a 1989, fue un periodo difícil; en 1989 en dos  meses  se  liquidó  el 50% del personal y se fue el 50% de alumnos, la institución quedó endeudada por mucho tiempo.

De 1989 a la fecha la Directora General es la Lic. Edelmira Acuña Palacios. Durante este periodo, la escuela ha sobresalido y ha adquirido un gran prestigio. En 1998 abrió la escuela Preparatoria con sistema abierto, con mucho éxito. En 1999 debido a un sismo la escuela sufrió deterioros, sin embargo se ha recuperado y hoy es una gran opción más.

c) Universidad Madero (UMAD) Puebla. Pue.

Con la creación de la Escuela Superior de Administración y Contaduría con estudios incorporados a la UNAM, dio inició la Universidad Metodista de México, en el seno del Instituto Mexicano Madero, de quien hereda una rica y centenaria tradición educativa.

En agosto de 1986 en ceremonia realizada en la Biblioteca Palafoxiana obtuvo el nombre oficial de Universidad Madero, con lo que se inició la segunda etapa en la trayectoria de la organización. Posteriormente, en 1990, la Universidad se desincorporó de la UNAM e incorporó sus estudios a la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla.

Por otro lado, en diciembre de 1991 se inició la construcción  de  su campus  actual,  inaugurado  en  su postgrados en la oferta educativa, fortaleciendo la vinculación con la empresa regional a través del Centro Internacional de Negocios y obteniendo reconocimientos tanto regionales como nacionales, tales como el Premio al Mérito Exportador 1997. En Diciembre de 1997 el Premio Nacional de Exportación en la categoría de Instituciones Educativas.

En Marzo de 1998, se abrieron las primeras Maestrías. Desde esa fecha ha estado aumentando el número de carreras y programas académicos. En 2003 obtuvo la acreditación de la FIMPES (Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior). En 2004 cumplió con la certificación Calidad ISO 9000 siendo una de las tres universidades a nivel  nacional que tienen estas dos certificaciones. El Mtro Job César Romero es el Director General del I.M.M. y Rector de la UMAD.

d) Campus Papaloapan. Tuxtepec, Oax.

En 1998 el Consejo Directivo de la Universidad aprobó la adquisición del Centro Universitario del Papaloapan en Tuxtepec, Oax. con Bachillerato y Licenciaturas. Para  2004 se ofrecen Bachillerato, 7 licenciaturas y una maestría con 230 alumnos, 23 docentes y 8 administrativos.

Hoy la UMAD tiene una población de 1450 estudiantes aproximadamente, con 10 licenciaturas y 4 ingenierías. Ofrece estudios de postgrado: las Maestrías en Comercio Internacional y Mercadotecnia, en Administración y en Derecho Internacional y la Especialización en Desarrollo de Habilidades del Pensamiento; la universidad se identifica como una Institución de Educación Superior de origen y filosofía Metodista, de  financiamiento privado, sin fines de lucro, y se ubica entre las cinco mejores de un Estado donde hay más de una centena de IES registradas ante la SEP. De esta manera, la educación metodista ha sentado las bases para formar hombres y mujeres que afrontarán los retos del siglo XXI.

1. 2. Proyectos Médicos y Sociales

En 1945, el Dr. Job B. Leal, fundó en Puebla una Clínica Médico Quirúrgica. Por otra parte, el Profr. Claudio R. Kellogg, organizó proyectos productivos y sociales como: cultivo de hortalizas, selección de maíz y trigo para mejorar las siembras, cría de pollos, conejos, abejas y cultivos de árboles frutales, etc., en bien de la economía de campesinos de los Estados de México, Guanajuato, Puebla y Tlaxcala.9 , sin embargo estos proyectos no progresaron por falta de recursos y mejor administración.

En 1946 fue fundada por un grupo de hombres metodistas en la iglesia de Aztecas, una Cooperativa de Consumo, que en su momento fue exitosa, sin embargo, al correr del tiempo no prevaleció, sobre todo por motivos económicos y de organización.

a) Clínica “El Buen Samaritano. Tatoxca, Pue.

El proyecto fue iniciado por un grupo de hombres metodistas, entre ellos, el Dr. Job Vela y Leal, en Huitzilan, Pue. como “Proyecto Hutzilan”, siendo obispo el Rvdo. Ulises Hernández Bautista, en 1978. Dos años más tarde, por problemas políticos en la comunidad, el proyecto se trasladó a Tatoxca, Pue. La Conferencia de Kansas en E.U.A. y la Iglesia de Arcadia de California, han sido el apoyo económico de esta clínica.

La comunidad cedió en terreno de 2,500 metros cuadrados donde hoy se ubica la Clínica,  se cuenta con sala de espera, tres consultorios, sala de expulsión, cuarto de asepsia y baños sanitarios. Además, se construyeron salas de encamados, área de quirófanos y de rayos X, una bodega y secadoras automáticas. La clínica trabaja todo el año en horario de 9 a 18 horas. El personal está integrado por doctora, enfermera, afanadora y una dentista. Se cobra una cuota de recuperación y las medicinas se cobran al costo. Anualmente se reciben caravanas médicas de hermanos de Estados Unidos.

b) Clínica “Eben Ezer”, Tochimizolco, Pue.

Esta clínica fue fundada en 1989, por los hermanos Olivia Rosales, Dra. Alma Rosales, Isaac Rosales, Saúl Guillén y la Dra. Mancera.  Cuenta con equipo instrumental médico y dental, una doctora atiende las consultas 3 veces por semana. Además anualmente se recibe una caravana de médicos de Arizona y Kansas y de médicos mexicanos. Se recibe ayuda económica para el sueldo de la doctora y para la compra de medicamentos.

c) Casa Hogar de Betania, San Felipe Teotlalcingo, Pue.

Este proyecto fue iniciado por la Federación Centro de las Sociedades Misioneras Femeniles en 1974, con el propósito de tener un lugar de retiro para pastores y diaconisas jubiladas, sin embargo es hasta 1990 cuando en realidad dio inicio su construcción. De 1992 a 2001, fue usado para retiros espirituales y en febrero de 2001, abrió sus puertas como asilo con 2 huéspedes. Se encuentra ubicado en el poblado de “San Felipe Teotlalcingo”, Pue., a 10 minutos de San Martín Texmelucan, Pue.

Cuenta con un terreno de 8,500 metros cuadrados, 12 dormitorios y baños completos,  comedor, cocina, baño completo, sala de estancia, dos talleres y cuarto de lavado, una bodega, oficinas de administración, dos consultorios médicos, baños completos. Una Capilla para 60 personas, caseta de vigilancia, áreas verdes y estacionamiento. La administración está a cargo de las tres presidentas de la Confederación Centro Federación México. Graciela Hernández Gómez. Federación Sureste: Priscila Laguna de Vergara. Federación Septentrional, Beatriz González Espinoza. Y cuenta con un Consejo Administrativo. Su presidenta es Martha Espinoza de López de la CAM. La Cuota de ingresos es de $3,000.00 pesos mensuales, determinado por un estudio socioeconómico. Actualmente se cuenta con 15 huéspedes 7 mujeres y 8 hombres.

d) Proyección Humana de México, A.C. Puebla, Pue.

El proyecto inició en 1977 con el nombre “Dadles vosotros de comer”, en 1985 se creó la A.C. que ahora lleva el nombre del proyecto. Por 15 años PHM, representó a Proyecto Heifer Internacional y en 1992 se independizó. Por 13 años, el PHM utilizó una granja prestada a la salida de la ciudad de Puebla.

Con apoyo del programa de Avance Especial de la Iglesia Metodista Unida, en 1990, se adquirió un terreno en Tlancualpicán, Pue., desde entonces, se ha desplegado un programa de desarrollo integral en apoyo al sector rural y a la familia campesina en seis áreas: Desarrollo Comunitario, Salud Comunitaria y Familiar, Desarrollo Agrícola, Desarrollo Ganadero y en el año 2000, se realizó la dedicación del Centro de Capacitación para el Desarrollo Integral “Árbol de Vida”.

El propósito de PHM es ofrecer oportunidades a las familias campesinas para que se concienticen y capaciten a fin de lograr una vida digna y plena. Con ese objeto el Centro de Capacitación tiene una granja de producción, demostración y campo experimental, además permite tener prácticas agrícolas, ganaderas y tecnológicas.

e)  Casa Hogar  “La Familia”. Cd. Serdan, Puebla

Su objetivo es atender a niños y niñas huérfanos, desamparados y sin familia. Se les proporciona hospedaje, alimentación, recreación, vida educativa y espiritual y talleres de manualidades. Actualmente se atiende un promedio de 25 infantes. Se recibe apoyo del DIF, Rotarios y Empresas interesadas en programas de Servicio Social; así como de nuestras instituciones educativas metodistas.

Tiene un promedio de 15 años de servicio a la comunidad. Se cuenta con un patronato cuyo presidente es el Hno. Renato González Soriano, nombrado por el Gabinete Conferencia con un promedio de  4 años. El Director es el Hno. Emigdio Sánchez

f) “Hogar Estudiantil Indígena”. Tlaxiaco, Oaxaca.

El proyecto se inició en el año 2002.  El edificio fue dedicado en noviembre de 2004. Su objetivo principal es Promover el mejoramiento cultural, moral, físico y material, así como también la unión y dignificación de la niñez y de la juventud indígena.

Este proyecto esta dirigido por una Asociación Civil, cuyos miembros fueron nombrados por el Gabinete Conferencial de la IMMAR-CASE, por un período de 4 años. El presidente es el Pbro. Jubilado Fidel Ramírez Sánchez. En la actualidad se atienden 10 Adolescentes y está planeado para atender a 15. Se tiene el apoyo de escuelas, iglesias y asociaciones civiles interesadas en atención a estudiantes indígenas oaxaqueños.

g) Habitat para la Humanidad, A.C. (HPH). Puebla, Pue.

Habitat para la Humanidad México, A.C., es una organización de la sociedad sin fines de lucro, basada en principios cristianos que trabaja con personas de diversidad de creencias y de todos los sectores de la sociedad nacional e internacional para desarrollar comunidades con gente en necesidad a través de la construcción y mejoramiento de viviendas, logrando así que cada familia tenga un hogar como un derecho fundamental para que pueda vivir y crecer dignamente.

La Iglesia Metodista de México, A.R.-CASE, está afiliada a HPH, y la representante en el comité Gestor de Puebla es la Arq. Ana Lydia Salazar Guerra, quien fue nombrada por gabinete conferencial por 4 años. Se cuenta con 2 años de servicio a la comunidad. Recientemente HPH construyó en el mes de Octubre del 2004, 75 casas en una colonia marginada en la ciudad de Puebla y la IMMAR-CASE fue patrocinadora de 2 casas, recibiendo un reconocimiento de los directivos nacionales por su participación.

Programa 2011

LEMA: “En Cristo reformando a la Nación”

ENFASÍS: “Más conocimiento, más amor”

TEMA ANUAL 2011: “Servicio”

LIBROS DE ESTUDIO:

  • JUECES Enero-Mayo

Enero

Inicia estudio del libro de Jueces (enero-mayo)

(Vea el resumen que presentamos en la sección de Estudio Bíblico, de este número)

Capacitación de 3 Áreas de Trabajo IMMAR (Todo el mes)

SMF y LBSC Capacitación Nuevas Mesas Directivas (Todo el mes)

8             LBSC Culto de renovación de votos

10-14     Materia de Maestría Seminario “Juan Wesley”  Materia: “El pastor, persona y práctica”

15-16     Actualización – Pastores Suplentes y Locales/Laicos

10-21     Talleres de capacitación cuerpo pastoral  CAM, CAS, y CASE /

Sede: Seminario “Dr. Gonzalo Báez Camargo”

21           Consejo académico e Inscripciones Seminario: “Juan Wesley”

24           Inscripciones, semestre primavera  2011.  Seminario “Dr. Gonzalo Báez Camargo”

24           Inicio de clase. Seminario: “Juan Wesley”

25           Inicio de clases. Seminario “Dr. Gonzalo Báez Camargo”

Explicites en la Comunicación

Uno de los dones que Dios nos ha dado a los seres humanos es la comunicación.

En los últimos tiempos, a velocidad vertiginosa, se han desarrollado medios, técnicas y herramientas con extraordinaria eficacia que todos usamos con más o menos conocimiento y eficiencia.

Como Iglesia Metodista, en nuestra estructura eclesiástica, tenemos lo que ya hemos compartido en el documento “Vertientes de comunicación”: nuestro Órgano Oficial El Evangelista Mexicano, que está apareciendo electrónicamente cada quince días:  www.evangelistamexicano.wordpress.com y la Página Web de nuestra Iglesia Metodista de México que se encuentra en plena actualización; cabe hacer notar que estas herramientas tecnológicas están siendo conformadas con especial dedicación,  calidad y profesionalismo,  por nuestro hermano Donato Rodríguez y sus colaboradores,  veo necesario enfatizar las dos vías: la pastoral y la administrativa, con la intención de darnos a conocer y entender, para una convivencia más armoniosa y exitosa.

En vista de mis personales pesquisas, he percibido que no se está logrando que fluya esta comunicación, y me permito ser más explícito en qué es lo que queremos decir con las dos vertientes de comunicación.

Cada dirigente y en particular cada miembro de la Iglesia Metodista de México tiene la responsabilidad y por tanto, el deber de funcionar institucionalmente, esto significa que todo acuerdo tomado en los diferentes niveles de nuestra estructura administrativa, debe ejercerse a partir de una pronta y fiel comunicación.

Todo acuerdo para que sea oficial deberá haber sido consensado o votado por el cuerpo de gobierno al que pertenece el comunicador. Atesoramos la máxima salomónica: “En el consejo de muchos se haya la sabiduría” (Prov. 11:14, 24:6)

Como Iglesia somos parte de un cuerpo, ¡y qué Cuerpo! el Cuerpo de Cristo, es nuestro privilegio fortalecer la unidad de ese cuerpo, aún y cuando en ocasiones no estemos de acuerdo con las decisiones tomadas,  no hayamos estado presentes en la reunión donde se trató y discutió el asunto, cambiemos de opinión posteriormente, suframos las resistencias al cambio de lo ya establecido, o nos afecte en nuestros intereses personales. Claro que “es de sabios cambiar de opinión” y en ocasiones se obliga traer a la mesa nuevamente el asunto y discutirlo, las reglas parlamentarias nos marcan el procedimiento: debe ser propuesto por alguien que haya estado de acuerdo, votarse la reconsideración por lo menos  por las dos tercereas partes y si el grupo modifica el acuerdo, se modifica y si no, NO.

La comunicación no es sólo de los dirigentes de mayor responsabilidad a menor responsabilidad, también se necesita que haya el reflujo de la información generada o reaccionada con todo derecho y legitimidad. En la Iglesia Metodista no hay jerarquías, Art 37 de nuestra Disciplina vigente, se asienta respecto y a partir del episcopado, pero se aplica en todos los niveles, teniendo presente que delante de Dios no hay acepción de personas, a todos nos ha dado diferentes dones y ministerios, pero su gracia es para todos en justicia, equidad, e igualdad.

La vertiente pastoral correrá de Gabinete General a los Obispos; de los Obispos a los Superintendentes de Distrito; de los Superintendentes de Distrito a los Superintendentes adscritos; de los Superintendentes adscritos a los Pastores; y de los Pastores a las Congregaciones.

La vertiente administrativa deberá fluir de Gabinete General a La Comisión Coordinadora Nacional de Programa; de los presidentes de Programa y presidentes de Organizaciones Oficiales a los Gabinetes Conferenciales; de los Gabinetes Conferenciales a los Gabinetes Distritales; de los Gabinetes Distritales a las Juntas de Administradores; y de las Juntas de Administradores al pleno de la feligresía en la congregación.

Tenemos una gran responsabilidad en la mayordomía de los recursos naturales que Dios ha puesto a nuestro cuidado, por tanto, imprimiremos sólo lo que verdaderamente sea necesario, evitando así la tala de los bosques y hacer nuestra parte en el gran problema del cambio climático y otros elementos ecológicos. Esperamos que toda la comunicación sea electrónica, misma que es extraordinariamente más rápida y económica, y en lo posible, sólo en oficinas episcopales, instituciones y a nivel local se impriman los comunicados para distribuir  adjuntos a los boletines dominicales,  preferentemente se coloquen sólo los ejemplares requeridos para los tableros en las instalaciones del templo u oficinas pastorales..

Reclama la comunicación electrónica, directorios completos y actualizados, requiriendo, por amabilidad y educación elemental, el acuse de recibo de cada envío, para estar seguros de que salió y llegó el mensaje.

Agradezco de antemano su amable consideración y orquestemos nuestra comunicación, de tal manera que sea agradable delante del Señor de la Iglesia y logremos los objetivos que Él nos ha concedido para nuestro bien, testimonio de su gracia y a su mayor honra y gloria.

Dios les bendiga con su presencia, proteja y prospere en todo. Diciembre del 2010.

Pbro. Rafael Murillo Paniagua.

Presidente  Comisión Coordinadora Nacional de Programa de la I. M. M.

Vida y Obra de Wesley

Sermón 4

El cristianismo bíblico (1)

Al lector:

No fue mi intención, al escribirla, que la última parte del siguiente sermón fuese publicada. Sin embargo, las falsas y vulgares descripciones de lo ocurrido que se han publicado en casi todos los rincones de la nación me obligan a publicarlo en su totalidad, tal como fue predicado, para que las personas sensatas juzguen por sí mismas.

Juan Wesley. 20 de octubre de 1744.

Hechos 4:31

Y todos fueron llenos del Espíritu Santo.

1. La frase anterior ocurre también en el capítulo segundo, donde se lee: «Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.» (es decir, los apóstoles, las mujeres, la madre y los hermanos de Jesús). «Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba…y se les aparecieron lenguas repartidas como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo.»2   Uno de los efectos inmediatos fue: que comenzaron a hablar en otras lenguas, de modo que los partos, medos, elamitas y otros extranjeros que se juntaron a causa del estruendo les oían hablar en sus propias lenguas las maravillas de Dios.

2. En este capítulo leemos que habiendo estado los apóstoles y los hermanos orando y alabando a Dios, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo. En esta ocasión no hay ninguna señal visible semejante a la anterior; ni se nos dice que los dones extraordinarios del Espíritu Santo fuesen dados a todos o a algunos de los apóstoles–dones tales como sanidades, el hacer milagros, profecía, discernimiento de espíritus, diversos géneros de lenguas o interpretación de lenguas3

3. Si estos dones del Espíritu Santo han de permanecer en la Iglesia a través de las edades, y si serán devueltos o no al aproximarse los tiempos de la restauración de todas las cosas,4 son asuntos que no es necesario que decidamos. Lo que sí es necesario observar, sin embargo, es que, aun en la época en que la iglesia estaba comenzando, Dios repartió estos dones con mesura. ¿Eran, en esa época, todos profetas? ¿Obraban todos milagros?  ¿Todos tenían el don de sanidad? ¿Hablaban todos en diversas lenguas? Ciertamente que no. Tal vez no había ni uno entre cada mil personas que poseyera uno de estos dones. Probablemente nadie excepto los maestros de la

iglesia, y aun entre estos sólo algunos poseían los dones. Fue, por lo tanto, para un fin más excelente que todos fueron llenos del Espíritu Santo.

4. Fue para darles (lo que nadie puede negar que es esencial a los cristianos de todas las épocas) el sentir que hubo también en Cristo Jesús,5  esos santos frutos del Espíritu6  sin los cuales nadie puede llamarse parte de su pueblo; para llenarlos de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad; para llenarlos de fe (lo cual podría también traducirse como «fidelidad»), de mansedumbre y templanza; capacitándolos para crucificar la carne con sus pasiones y deseos;7 y como consecuencia de este cambio interior, cumplir toda santidad exterior, para andar como Cristo anduvo en la obra de la fe, el trabajo del amor y la constancia en la esperanza8

5. Sin detenernos en especulaciones curiosas e innecesarias acerca de estos dones extraordinarios del Espíritu, examinemos detenidamente este fruto ordinario que, se nos asegura, permanecerá a través de las edades: esa gran obra de Dios entre los seres humanos que conocemos bajo el nombre de «cristianismo»; no como una serie de opiniones o un sistema de doctrinas, sino en lo que se refiere a los corazones y las vidas humanas. Sería útil considerar este cristianismo desde tres puntos de vista:

I. En sus comienzos en cada ser humano.

II. En su extensión de una persona a otra.

III. Como algo que se extiende por toda la tierra.

Mi intención es concluir estas observaciones con una aplicación sencilla y práctica. Consideremos, primero, el cristianismo

[1.]  en sus comienzos, al empezar a existir entre los seres humanos.

Supongamos que una de aquellas personas que oyeron al apóstol Pedro predicar el arrepentimiento y el perdón de los pecados9 se sintió compungida en su corazón, se convenció de su pecado, se arrepintió, y creyó en Jesús. Mediante esa fe en el poder de Dios, la cual es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve,10 esa persona recibe inmediatamente el espíritu de adopción, por el cual clamamos: «!Abba, Padre»!.11 Entonces puede por primera vez llamar a Jesús «Señor» por medio del Espíritu Santo, dando el mismo Espíritu testimonio a nuestro espíritu, de que es hijo de Dios. Ahora puede decir verdaderamente: lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.12

2. Esta es, por tanto, la esencia de la fe para el pecador, la evidencia13 divina del amor de Dios el Padre, a través del Hijo de su amor, que ahora le hace acepto en el Amado. Justificado, pues, por la fe, tiene paz para con Dios.14 Sí, la paz de Dios gobierna en su corazón; una paz que sobrepasa todo entendimiento (pánta noun, es decir, toda concepción puramente racional) guarda su corazón y su mente15 de toda duda y temor, por medio del conocimiento de aquél en quien ha creído.16 Por lo tanto, no tiene temor de malas noticias, porque su corazón está firme, creyendo en el Señor. No tiene temor de lo que los otros seres humanos puedan hacerle, porque sabe que hasta los cabellos de su cabeza están contados. No teme a los poderes de la obscuridad, a los cuales Jesús hoya bajo sus plantas diariamente. Teme el morir menos que nada; no, esta persona desea partir y estar con Cristo17, quien destruyó por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y libró a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.18

3. Su alma, por tanto, engrandece al Señor y su espíritu se regocija en Dios su Salvador.19 Se regocija en su Salvador inefable,20 el Salvador que lo ha reconciliado con Dios, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.21 Se regocija de tener el testimonio del Espíritu

en su espíritu de que es hijo de Dios,22 y se regocija más aún en la esperanza de la gloria de Dios,23 en la esperanza de la sublime imagen de Dios, y en la renovación de su alma en la justicia y santidad de la verdad;24 anticipando la corona de gloria, esa herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible.25

4. El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.26 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo el cual clama: «¡Abba, Padre!».27 Ese amor filial que tiene en su corazón por Dios aumenta constantemente por causa del testimonio que tiene en sí mismo del amor perdonador de Dios hacia él, contemplando cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios.28 De modo que Dios es el deseo de sus ojos, y el gozo de su corazón; su porción en este

momento y en la eternidad.

5. Quien ama a Dios de esta manera no puede sino amar a su hermano también,29 no sólo de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.30 Esta persona dice: «Si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros»;31 ciertamente, a todo ser humano, por cuanto las misericordias de Dios están sobre todas sus obras. De acuerdo con todo lo anterior, el afecto de esta persona amante de Dios incluye a toda la humanidad por amor de su Dios; sin exceptuar a quienes nunca ha visto en la carne, de quienes sólo sabe que son linaje de Dios, por

quienes su Hijo murió; sin exceptuar a los malos o ingratos, y menos aún a sus enemigos, aquéllos que le han maldecido, aborrecido, ultrajado o perseguido a causa de su Señor. Esas personas tienen un lugar especial en su corazón y en sus oraciones. El cristiano las ama como Cristo nos amó a nosotros.

6. El amor no se envanece.32 Humilla hasta el polvo a las almas en que habita. Por lo tanto, la persona que hemos venido mencionando es humilde de corazón.33 Se considera a sí misma pequeña, despreciable y vil. Ni busca ni recibe las alabanzas de otras personas, sino la que viene de Dios. Es humilde y sufrida, amable y compasiva con todo el mundo. La fidelidad y la verdad no le abandonan, sino que están atadas a su cuello y escritas en la tabla de su corazón.34 Por el mismo Espíritu es capaz de abstenerse de todo, acallando su alma como se acalla a un niño. Esta persona ha sido crucificada al mundo, y el mundo ha sido crucificado para ella35–superando así los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida.36  El mismo amor omnipotente de Dios le salvó tanto de la pasión como del orgullo, de la lujuria como de la vanidad, de la ambición como de la avaricia, y de toda disposición contraria a la de Cristo.

7. Es fácil creer que quien tiene este amor en su corazón no puede hacer mal a su prójimo. Le es imposible hacerle daño a otro ser humano a sabiendas. Está muy lejos de la crueldad y del mal, de la injusticia o de la acción depravada. Con el mismo cuidado, pone guarda a su boca y guarda la puerta de sus labios,37 por temor a ofender de palabra en contra de la justicia, la misericordia o la verdad. Ha echado a un lado toda mentira, falsedad o fraude; ni se halló engaño en su boca.38 No difama a nadie, ni salen de su boca palabras duras.

8. Tal persona está convencida de la verdad de la palabra que dice que «separados de mí nada podéis hacer»39 y, por consiguiente de la necesidad de recibir el riego de Dios a cada momento;40 por lo cual persevera cada día en las ordenanzas de Dios, los medios establecidos por Dios para derramar su gracia a los seres humanos: en la doctrina de los apóstoles o sea, sus enseñanzas, recibiendo alimento en su alma con su voluntad bien dispuesta a recibir; en el partimiento del pan, que esta persona comprende es la comunión del cuerpo de Cristo; y en las oraciones y alabanzas que se levantan en la gran congregación.41 Así crece diariamente en gracia, aumentando en fortaleza, en el conocimiento y el amor de Dios.

9. Empero el cristiano no se satisface solamente con abstenerse del mal. Su alma está sedienta de hacer el bien. La palabra continua en su corazón es: «Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.42 Mi Señor anduvo haciendo el bien; ¿y no voy yo a seguir sus pisadas?» Así que, según tiene oportunidad, si no puede hacer bienes mayores, alimenta a los hambrientos, viste a los desnudos, protege a los huérfanos y a los extranjeros, visita y ayuda a quienes están enfermos o en prisión.43 Reparte todos sus bienes para dar de comer a los pobres.44 Se regocija en trabajar o en sufrir por ellos; y en cualquier circunstancia en que pueda ser de beneficio para otra persona, está especialmente dispuesto a negarse a sí mismo. No existe para el cristiano nada tan valioso que no esté dispuesto a sacrificar por ayudar a los pobres, recordando la palabra del Señor: «En cuanto lo

hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.»45

10. Así era el cristianismo en sus comienzos. Así era el cristiano en días antiguos. Así eran todos aquellos que, habiendo escuchado las amenazas de los principales sacerdotes y los ancianos, alzaron unánimes la voz a Dios,… y todos fueron llenos del Espíritu Santo….Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma (pues de tal manera el amor de aquél en que habían creído los movía a amarse mutuamente). Y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.46 Tan profundamente los cristianos habían

crucificado al mundo y el mundo había sido crucificado para ellos. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Y abundante gracia era sobre todos ellos. Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.47

II. En su extensión de una persona a otra.

1. Echemos una mirada, en segundo lugar, a la propagación de este cristianismo de una persona a otra, y cómo va extendiéndose por toda la tierra. Esta fue la voluntad de Dios desde el principio, quien no enciende una luz para ponerla debajo de un almud, sino sobre el candelero para que alumbre a todos los que están en casa. Esto fue lo que había declarado Jesús a sus primeros

discípulos: «Vosotros sois la sal de la tierra, …. la luz del mundo», a la misma vez que les daba aquel mandato general: «Así alumbre nuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.»48

2. Y si suponemos que algunas de estas personas amantes del género humano ven al mundo entero sumergido en la maldad, ¿podríamos creer que serían indiferentes ante la visión de la miseria de aquéllos por quienes su Señor murió? ¿No se conmoverían sus entrañas por ellos, y sus

corazones a causa de tanto mal? ¿Podrían permanecer ociosas todo el día, aun si no hubieran recibido ningún mandamiento de aquél a quien aman? ¿No se esforzarían, usando todos los medios en su poder, para arrebatar algunos de estos tizones del fuego?49 Sin duda alguna que lo harían así. No escatimarían esfuerzos para traer a cualquiera de estas pobres ovejas que se han extraviado, para volverlas al gran Pastor y Obispo de sus almas.50

3. Así se comportaban los cristianos antiguos. Trabajaban, siempre que tenían la oportunidad, haciendo bien a otros, advirtiéndoles que huyeran de la ira venidera; que escaparan de la condenación del infierno. Proclamaban: «Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan».51 Clamaban en voz alta: «Volvéos, volvéos de vuestros malos caminos»;52 «y no os será la iniquidad causa de ruina».53 Los cristianos discutían con los demás acerca del dominio propio y de la rectitud o justicia, acerca de las virtudes opuestas a los pecados que los dominaban, y acerca del juicio venidero, de la ira de Dios que sin duda vendrá sobre los obradores de maldad en aquel día en que Dios juzgará a toda la humanidad.

4. Procuraban hablarle a cada persona según su necesidad. Ante las personas descuidadas, que no se preocupaban por su obscuridad y sombra de muerte, tronaban: «Despiértate tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo.»54 Pero para aquellas personas que ya estaban despiertas, y padeciendo bajo la conciencia de la ira de Dios, sus palabras eran: «Abogado tenemos para con el Padre,…..él es la propiciación por nuestros pecados.»55 Mientras tanto, a quienes habían creído, les exhortaban al amor y a las buenas obras; a perseverar en el bien hacer; y a abundar más y más en aquella santidad sin la cual nadie verá al Señor.56

5. Y su trabajo en el Señor no fue en vano. Su palabra se diseminó y fue glorificada. Creció y prevaleció.57 Por otra parte, las ofensas prevalecieron también. El mundo en general se sintió ofendido, porque los cristianos testificaban de que las obras del mundo eran malas. Quienes vivían para complacerse a sí mismos se sintieron ofendidos, no sólo porque estos cristianos les criticaban sus pensamientos («Dice que conoce a Dios,» dicen, «y se llama a sí mismo hijo del Señor….su vida es distinta a la de los demás, y su proceder es diferente…. se aparta de nuestra compañía como sí fuéramos impuros….se siente orgulloso de tener a Dios por Padre.»)58 sino más aún porque muchos de sus compañeros les fueron arrebatados y ya no corrían con ellos con el mismo desenfreno de disolución.59 Quienes eran personas de reputación se sintieron ofendidas porque, a medida que se extendía el evangelio, bajaban en estima a los ojos de los demás; y porque muchos dejaron de adularlos con títulos y de darles el honor que sólo Dios merece. Los comerciantes se reunieron y dijeron: «Varones, sabéis que de este oficio obtenemos nuestra riqueza; pero veis y oís que [estos han] apartado a muchas gentes con persuasión…hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse». Sobre todo, las llamadas personas religiosas, las de religión externa, los santos de este mundo,60 se sintieron ofendidas y listas en todo momento para clamar: «¡Varones israelitas, ayudad! Porque hemos hallado que esos hombres son una plaga, y promotores de sediciones por todo el mundo. Estos son los hombres que por todas partes enseñan a todos contra el pueblo y contra la ley.»61

6. Fue así que los cielos se obscurecieron con nubes, y la tormenta comenzó. Mientras más se extendía el cristianismo, más daño se hacía, a la vista de aquéllos que no lo recibieron; y creció el número de aquéllos que se enojaron más y más contra «estos que trastornan el mundo entero»;62 por lo cual gritaban una y otra vez: «Quiten de la tierra a tales hombres, porque no conviene que vivan».63 Y creían firmemente que quienes los mataran estarían rindiendo un servicio a Dios.64

7. Mientras tanto no dejaban de desechar su nombre como malo;65 por lo cual se hablaba contra esta secta en todas partes.66 La humanidad hablaba toda clase de mal contra ellos, tal como hacía con los profetas que habían vivido antes que ellos.67 Y todo lo que alguno afirmaba, los demás lo creían; por lo cual las ofensas crecían en número como las estrellas de los cielos. De esa forma, en el tiempo ordenado por el Padre, surgió la persecución por todas partes. Algunos sufrieron, durante un tiempo, la vergüenza y el reproche; algunos, el despojo de sus bienes; algunos experimentaron vituperios y azotes; algunos prisiones y cárceles;68 y otros resistieron hasta la sangre.69

8. Fue entonces que las columnas del infierno se estremecieron y que el reino de Dios se extendió más y más. Los pecadores en todas partes se convertían de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios.70 Dios les dio a sus hijos palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan.71 Y sus vidas tenían tanta autoridad como sus palabras. Sobre todo, sus sufrimientos daban testimonio al mundo entero. Fueron aprobados como siervos de Dios en tribulaciones, en necesidades, en angustias; en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos; en peligros en el mar, peligros en el desierto; en trabajo y fatiga, en hambre y sed, en frío y en desnudez.72 Y después de haber peleado la buena batalla, haber sido llevados como ovejas al matadero, y haberse ofrecido en libación en el sacrificio y el servicio de su fe, su sangre clamaba a una voz; por lo cual los paganos pudieron decir que hasta muertos, su sangre aún hablaba.

9. Así se extendió el cristianismo por el mundo. ¡Mas cuán rápidamente apareció la cizaña entre el trigo! ¡Cuán pronto el misterio de la iniquidad se manifestó junto al misterio de la justicia!73 ¡Cuán rápidamente encontró Satanás un asiento en el templo de Dios! Hasta que la mujer huyó al desierto,74 y los creyentes desaparecieron de entre los hijos de los hombres. Aquí estamos siguiendo un camino muy trillado: la siempre creciente corrupción de las generaciones sucesivas ha sido descrita abundantemente de tiempo en tiempo, por aquellos testigos que Dios levantó,

para mostrar que había construido su Iglesia sobre la roca, y que las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.75

III. Como algo que se extiende por toda la tierra.

1. Y ¿no veremos cosas aun más asombrosas que éstas, y aun más admirables que las que han sido desde la fundación del mundo? ¿Puede Satanás hacer que falle la verdad de Dios? ¿Puede hacer que las promesas de Dios no tengan cumplimiento? Si no puede, llegará el día en que el cristianismo prevalecerá y cubrirá la tierra. Detengámonos por un momento, y examinemos (el tercer punto prometido) esta visión extraña: la de un mundo cristiano. Los profetas antiguos inquirieron y buscaron diligentemente acerca de esta salvación, el Espíritu que estaba en ellos les daba testimonio:76 «Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones … y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.»77 «Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa. Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo.  … Y levantara pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.»78 «Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. … No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.»79

2. Las palabras del gran Apóstol tienen el mismo significado, las cuales es evidente que no se han cumplido: «¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. … Pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles … y [si] su defección es la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración? … Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, … que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo.»80

3. Supongamos ahora que el tiempo ha llegado y que las profecías se han cumplido. ¡Qué espectáculo tan sublime! Todo es paz, reposo y seguridad para siempre.81 No se escucha el estruendo de las armas, ni confusión de voces, ni se ven mantos revolcados en sangre.82 La destrucción ha terminado: las guerras han cesado en la tierra. No hay ninguna guerra interna: ningún hermano se levanta contra su hermano; ni hay nación o ciudad divida contra sí misma, destrozándose interiormente. La discordia civil ha concluido para siempre, y no queda nadie para destruir o herir a su prójimo. No hay opresión que haga entontecer al sabio;83 ni extorsión que muela a los pobres;84 ni robos ni hurtos; ni rapiña ni injusticias; porque todo el mundo está satisfecho con las cosas que ahora posee. Así que la justicia y la paz se besaron;85 han echado raíces y llenado la tierra; la justicia florece en la tierra, y la paz mira desde el cielo.86

4. Y junto a la santidad y la justicia, se encuentra también la misericordia. La tierra ya no está llena de habitaciones de molestia.87 El Señor ha destruido a los sanguinarios, a los que están llenos de malicia, a los envidiosos y vengativos. Si hay provocación alguna, no hay quien sepa devolver mal por mal; de hecho, no hay nadie que haga el mal, ni siquiera uno. Todas las personas se han vuelto mansas como palomas,88 y se han llenado de paz y gozo en el creer,89 unidos en un solo cuerpo, por un Espíritu, se aman fraternalmente. Todos son de un corazón y un alma; y ninguno dice ser suyo propio nada de lo que posee.90 No hay entre ellos quien tenga necesidad; porque cada persona ama a su prójimo como a sí misma. Y todos siguen una misma regla: «todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos.»91

5. De lo anterior se desprende que ninguna palabra cruel se escucha entre ellos–ni contención de lenguas, ni de ninguna otra clase, ni murmuración, ni difamación–sino que cada cual abre su boca con sabiduría, y la clemencia está en su lengua.92 Son igualmente incapaces de cometer fraude o engaño. Su amor es sin fingimiento. Sus palabras son siempre expresión justa de sus pensamientos, que abren una ventana a sus pechos, de modo que cualquiera que lo desee puede mirar en sus corazones y ver que en ellos sólo hay amor y Dios.

6. Así que cuando el Señor Dios omnipotente toma su poder y reina,93 y sujeta a sí mismo todas las cosas,94 Dios hace que todo corazón rebose de amor, y que toda boca se llene de alabanza. Bienaventurado el pueblo que tiene esto; Bienaventurado el pueblo cuyo Dios es Jehová.95

«Levántate» (dice el Señor) «resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti … y conocerás que yo Jehová soy el Salvador tuyo y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob … y pondré paz por tu tributo, y justicia por tus opresores. Nunca más se oirá en tu tierra violencia, destrucción ni quebrantamiento en tu territorio, sino que a tus muros llamarás Salvación, y a tus puertas Alabanza. … Y tu pueblo, todos ellos serán justos, para siempre heredarán la tierra; renuevos de mi plantío, obra de mis manos, para glorificarme.»96 «El sol nunca más te servirá de luz para el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará, sino que Jehová te será por luz perpetua, y el Dios tuyo por tu gloria.»97

IV. Habiendo considerado el cristianismo en sus comienzos, en su desarrollo y en su extensión por toda la tierra, sólo me queda concluir este asunto con una sencilla aplicación práctica.

1. Primeramente quisiera preguntar: ¿Dónde existe esta clase de cristianismo? ¿Dónde viven los cristianos? ¿Qué país es ése cuyos habitantes están todos llenos del Espíritu Santo, son todos de un corazón y un alma98? ¿Dónde no se permite que ninguna persona entre ellas carezca de nada, sino que constantemente se reparte a cada uno según su necesidad?99 ¿Un lugar en donde todos y cada uno tienen el amor de Dios llenando sus corazones, y moviéndolos a amar a sus prójimos como a sí mismos? ¿Dónde están llenos de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia100? ¿Quiénes no ofenden en ninguna forma, ni en palabra ni en hecho, en contra de la justicia, la misericordia y la verdad, sino que en todo tratan a las demás personas como ellas quisieran ser tratadas? ¿Podemos llamar cristiana con propiedad a alguna nación que no responda a dicha descripción? Entonces, confesemos que no hemos visto hasta la fecha a ninguna nación cristiana sobre la tierra.

2. Os ruego, hermanos, por las misericordias de Dios, aunque me consideren loco o tonto, que me escuchen todavía un poco más, con paciencia. Es necesario que alguien les hable con claridad. Es particularmente necesario en este tiempo; porque, ¿quién sabe si será el último? ¿Quién sabe cuán pronto el juez justo dirá: «No voy a sufrir más a este pueblo»?101 De modo que si aun Noé, Daniel y Job estuvieran en la tierra, ellos apenas salvarían sus propias almas. ¿Quién les hablará con esta franqueza si yo no lo hago? Por lo tanto, me he decidido y hablaré. Y les conjuro, por el Dios viviente, que no se opongan a recibir una bendición de mi mano. No digan en sus corazones:

«Non persuadebis, etiamsi persuaseris» (No me has persuadido, aunque has sido muy persuasivo); o, en otras palabras, «Señor, no recibiré nada por medio del que has enviado. ¡Permíteme mejor perecer en mi sangre que ser salvado por medio de este hombre!»

3. Hermanos, aunque hablo así, estoy persuadido de cosas mejores102 en cuanto a ustedes. Permítanme preguntarles, entonces, con amor tierno, y en espíritu de humildad: ¿Es ésta una ciudad cristiana? ¿Se encuentra aquí el cristianismo según las Sagradas Escrituras? ¿Estamos nosotros, como comunidad, tan llenos del Espíritu Santo como para disfrutar en nuestros corazones, y mostrar en nuestras vidas los frutos genuinos del Espíritu? ¿Son todos los dignatarios, los jefes y directores de colegios e instituciones, y sus respectivas sociedades (sin hablar de los habitantes del pueblo), de un corazón y un alma? ¿Ha sido el amor de Dios derramado en nuestros corazones?103 ¿Tenemos el mismo sentir que él tenía? ¿Y están nuestras vidas en conformidad con ello? ¿Somos santos en nuestra manera de hablar, así como aquél que nos llamó es

santo?104

4. Espero que tomen ustedes en consideración que no se trata aquí de asuntos extraños; que la cuestión aquí no tiene que ver con opiniones dudosas de un tipo o de otro; sino que se trata de las consecuencias fundamentales e indiscutibles de nuestro cristianismo común. Para su decisión, apelo a sus propias conciencias, guiadas por la Palabra de Dios. Quien no se sienta condenado por su propio corazón, que vaya en paz.

5. Entonces, en el temor y ante la presencia del gran Dios ante quien todos hemos de comparecer, pido a quienes tienen autoridad sobre nosotros, a quienes respeto por razón de su dignidad, que consideren (y no a la manera de hipócritas delante de Dios): ¿Están llenos del Espíritu Santo? ¿Son ustedes representantes dignos de aquél a quien están llamados a representar entre los seres humanos? «Yo dije: Vosotros sois dioses».105 ¡Ustedes los magistrados y autoridades son, por razón de su dignidad, aliados del Dios del cielo! En sus respectivos puestos y empleos están llamados a mostrarnos al Señor nuestro gobernante. ¿Son todos los pensamientos de sus corazones, todos sus anhelos y deseos, dignos de su llamado? ¿Son todas sus palabras como aquéllas que vienen de la boca de Dios? ¿Hay dignidad y amor en todas sus acciones? ¿Hay esa grandeza que las palabras no pueden expresar, que sólo puede emanar de un corazón lleno de Dios–y que, a la vez, es consistente con el carácter del ser humano que es un gusano, y con el hijo de hombre, también gusano?106

6. Ustedes, hombres venerables que han sido especialmente llamados a formar las mentes tiernas de la juventud, a disipar las tinieblas de la ignorancia y del error, y a enseñarles a ser sabios para salvación, ¿están llenos del Espíritu Santo? ¿Están llenos de todos esos frutos del Espíritu107 que requiere el desempeño de sus funciones? ¿Están sus corazones consagrados a Dios? ¿Están llenos de amor y de celo por establecer su reino en este mundo? ¿Les recuerdan a aquellos que tienen bajo su cuidado que el fin razonable de todos sus estudios es el conocer, amar y servir al único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien Dios ha enviado?108 ¿Les inculcan día a día ese amor que es lo único que no perece? Porque cesarán las lenguas, y la ciencia filosófica acabará,109 y sin amor todo conocimiento es sólo una espléndida ignorancia, vana pompa, aflicción de espíritu. ¿Hay en todo lo que enseñan una tendencia al amor a Dios y a toda la humanidad por amor de su nombre? ¿Piensan en esto en relación al tipo, modo y medida de los estudios que les prescriben; deseando y trabajando para que dondequiera que les toque ir a estos jóvenes soldados de Cristo puedan ser antorchas que ardan y alumbren, honrando en todo el evangelio de Cristo? Y permítanme preguntarles: ¿desempeñan con todas sus fuerzas el gran trabajo que han emprendido? ¿Ejercitan, en el cumplimiento de sus deberes, todas las facultades de su alma, usando todo el talento que Dios les ha dado, al máximo de sus fuerzas?

7. No quiero que se diga que estoy hablando aquí como si todos los que están a su cargo tuvieran intención de dedicarse al ministerio. De ninguna manera: hablo desde el punto de vista que todos deben ser cristianos. ¿Pero qué ejemplo les estamos dando nosotros los que gozamos de la beneficencia de nuestros antepasados, los que somos estudiantes, tutores o eruditos, en especial los que tenemos cierto rango y eminencia? ¿Abundan ustedes en los frutos del Espíritu, en humildad, abnegación, mortificación, seriedad y compostura de espíritu, en paciencia, sobriedad y templanza, y se esfuerzan, por otra parte, en hacer el bien a todos los seres humanos, en aliviar las necesidades externas y en encaminar las almas al verdadero conocimiento y amor de Dios? ¿Es éste el carácter de la mayoría de los estudiantes en los colegios? Me temo que no lo sea. Por el contrario, ¿no nos echan en cara nuestros enemigos, y quizás con buenas razones, que el orgullo y la soberbia de espíritu, la impaciencia y la inquietud, la morosidad y la indolencia, la gula y la sensualidad, y aun una proverbial inutilidad, prevalecen entre nosotros? ¡Ojalá Dios borrara de

nosotros este reproche; de modo que aun su memoria pereciera para siempre!

8. Muchos de nosotros estamos más directamente consagrados a Dios, llamados a trabajar en las cosas sagradas.110 ¿Somos, entonces, modelos para los demás en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza?111 ¿Está escrito en nuestra frente y en nuestro corazón: «Santidad al Señor»?112 ¿Qué motivos nos impulsaron a entrar al santo ministerio? ¿Fue verdaderamente con el solo propósito «de servir a Dios, confiando en que fuimos verdaderamente movidos por el Espíritu Santo para tomar sobre nosotros este cargo y ministerio, con el fin de promover su gloria y para la edificación de su pueblo»? ¿Estamos «decididos a entregarnos por completo y con el auxilio de Dios a este santo oficio? ¿Hemos abandonado, hasta donde ha sido posible, los cuidados y estudios mundanos? ¿Nos hemos dedicado exclusivamente a este bendito trabajo, subordinando a él todos nuestros esfuerzos y estudios»?113 ¿Somos aptos para enseñar?114 ¿Recibimos nuestra enseñanza de Dios a fin de poder enseñar a otras personas? ¿Conocemos a Dios? ¿Conocemos a Jesucristo? ¿Ha revelado Dios a su Hijo en nosotros?115 ¿Nos ha hecho ministros competentes del Nuevo Pacto?116 ¿Dónde está entonces el sello de nuestro apostolado?117 ¿Qué personas muertas en sus pecados y maldades118 han resucitado por nuestra palabra? ¿Tenemos celo ardiente de salvar a las almas de la muerte, de modo que nos olvidamos hasta de comer? ¿Hablamos claramente por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios?119 ¿Estamos muertos al mundo y a las cosas del mundo, haciendo tesoros en el cielo?120 ¿Nos enseñoreamos sobre la grey del Señor, o somos los últimos,

los siervos de todos? ¿Se nos hace pesado sufrir reproches por Cristo, o nos regocijamos con ello? ¿Cuando nos golpean en una mejilla, nos sentimos resentidos? ¿Nos impacientamos con las afrentas? ¿O volvemos la otra mejilla; sin dejarnos vencer por el malo, sino venciendo con

el bien el mal?121 ¿Tenemos un celo fanático que nos hace aborrecer a los que no piensan como nosotros, o estamos inflamados de un amor que nos hace hablar con mansedumbre, humildad y sabiduría?

9. Una vez más: ¿qué diremos respecto a la juventud en este lugar? ¿Tienen la forma o el poder de la santidad cristiana? ¿Son ustedes dóciles, humildes, dispuestos a recibir consejo; o son tercos, voluntariosos, sabelotodo y soberbios? ¿Son obedientes a sus superiores tanto como a sus padres; o desprecian a aquéllos a quienes deben la mas profunda reverencia? ¿Son diligentes en su fácil trabajo, prosiguiendo sus estudios con toda fidelidad? ¿Redimen ustedes el tiempo, haciendo durante el día todo el trabajo que puedan? ¿O están conscientes de que están malgastando cada día, ya sea en leer lo que no tiene nada de cristiano, o en jugar, o en quién sabe que otra cosa? ¿Son mejores administradores de su fortuna que de su tiempo? ¿Procuran ustedes, por principio, no deber nada a nadie? ¿Recuerdan el día de descanso para santificarlo; para pasar tiempo en la adoración a Dios? Cuando están en su casa, ¿consideran que Dios está allí? ¿Se comportan como quien ve al Invisible? ¿Saben cómo guardar sus cuerpos con santificación y dignidad? ¿No se encuentran entre ustedes la borrachera y la corrupción? ¿No hay entre ustedes quienes se gloríen en lo que debe ser su vergüenza? ¿No toman muchos de ustedes el nombre de Dios en vano; quizás ya por hábito, sin remordimiento ni temor? ¿No son muchos de ustedes perjuros? Me temo que su número cada vez se acrecienta más. No se sorprendan, hermanos: ante Dios y ante esta congregación confieso que he estado entre su número, jurando solemnemente observar muchas cosas que entonces no comprendía, y aquellos estatutos que ni siquiera había leído en ese momento ni muchos años después. ¿Qué es esto sino perjurio? Pero si lo es, ¡qué gran pecado, pecado poco común, pesa sobre nosotros! ¿Y no verá todo esto el Señor?

10. ¿No será una de las consecuencias de esto el que ésta sea una generación frívola; frívola con respecto a Dios, en las relaciones unos con los otros, y en relación con sus propias almas? Porque, ¿cuántos entre ustedes dedican, de una semana a otra, una sola hora a la oración privada? ¿Cuántos piensan en Dios en sus conversaciones? ¿Quién de ustedes conoce la obra del Espíritu, su obra en los corazones humanos? ¿Pueden soportar, siempre que sea sólo de vez en cuando en la iglesia, alguna plática sobre el Espíritu Santo? ¿No darían ustedes por sentado, si alguien comenzara este tipo de conversación, que debe tratarse de un «hipócrita» o de un «entusiasta»? En el nombre de nuestro Señor todopoderoso les pregunto: ¿Qué clase de religión es la suya? No quieren ni pueden siquiera soportar 100 El cristianismo bíblico que se les hable del cristianismo. ¡Oh, mis hermanos! ¿Qué ciudad cristiana es ésta? ¡Tiempo es de actuar, oh Señor!122

11. Porque, a la verdad, ¿qué probabilidad, o, mejor dicho, qué posibilidad, humanamente hablando, hay de que vuelva a este lugar el verdadero cristianismo, el que se rige según las Sagradas Escrituras? ¿Qué posibilidad de que toda clase de personas que moran entre nosotros pueda hablar y vivir como personas llenas del Espíritu Santo? ¿Quién debe restaurar este cristianismo? ¿Aquéllos que tienen autoridad? ¿Están ustedes convencidos, entonces, de que éste es el cristianismo según las Escrituras? ¿Desean que sea restablecido? ¿Están dispuestos a perder su libertad, su fortuna, y aun la vida, lo que más precian, con tal de ser instrumentos de la restauración de este cristianismo? Supongamos que tienen este deseo, ¿quién tiene un poder en

proporción a la tarea? Quizás alguno de ustedes ha hecho algún esfuerzo débil, pero sin mayor éxito. Entonces, ¿debe ser restaurado este cristianismo por personas jóvenes, desconocidas, de poca importancia? No sé si ustedes están dispuestos a soportarlo. Algunos de ustedes dirán: «Joven, al decir esto nos haces un reproche.» Mas no hay peligro de que tal cosa ocurra, de tal forma está la nación llena de iniquidad. ¿Qué debe enviar Dios? ¿Hambre, pestilencia (los últimos mensajeros de Dios a una tierra rebelde) o espada? ¿Enviará el ejército de extranjeros romanistas a reformarnos y volvernos al primer amor? Caigamos mejor en la mano de Dios antes que caer en la mano de otros seres humanos.123 Señor, sálvanos, que perecemos. ¡Sácanos del pantano, que nos hundimos! ¡Defiéndenos de estos enemigos! Porque vana es la ayuda humana. Para ti todo es posible. Conforme a la grandeza de tu poder, preserva a aquéllos que han de morir. Y defiéndenos según te plazca. ¡Más no conforme a nuestra voluntad sino a la tuya!

1 Sermón predicado en Santa María, Oxford,

ante la Universidad, el 24 de agosto de 1744.

2 Hch. 2.1-4.

3 1 Co. 12.28-30.

4 Hch. 3.21.

5 Fil. 2.5.

6 Gá. 5.22.

7 Gá. 5.22-24.

8 1 Ts. 1.3.

9 Lc. 24.47.

10 He. 11.1.

11 Ro. 8.15.

12 Gá. 2.20.

13 En el original, esta palabra

está en griego: élegjos.

14 Ro. 5.1.

15 Fil. 4.7.

16 2 Ti. 1.12.

17 Fil. 1.23.

18 He. 2.14-15.

19 Lc. 1.46-47.

20 1 P. 1.8.

21 Col. 1.14.

22 Ro. 8.16.

23 Ro. 5.2.

24 Ef. 4.23-24.

25 1 P. 1.4.

26 Ro. 5.5.

27 Gá. 4.6.

28 1 Jn. 1.3.

29 1 Jn. 4.21.

30 1 Jn. 3.14.

31 1 Jn. 4.11.

32 1 Co. 13.4.

33 Mt. 11.29.

34 Pr. 3.3.

35 Gá. 6.14.

36 1 Jn. 2.16.

37 Sal. 141.3.

38 1 P. 2.22.

39 Jn. 15.5.

40 Is. 27.3.

41 Hch. 2.42-46.

42 Jn. 5.17.

43 Mt. 25.35-39.

44 1 Co. 13.3.

45 Mt. 25.40.

46 Hch. 4.23-24.

47 Hch. 2.1,42; 4.31-35.

48 Mt. 5.13-14.

49 Hay aquí una alusión autobiográfica,

pues Wesley se consideraba a sí mismo

un «tizón arrancado del fuego» desde

que, en 1709, fue rescatado de un

incendio en su hogar.

50 1 P. 2.25.

51 Hch. 17.30.

52 Ez. 33.11.

53 Ez. 18.30.

54 Ef. 5.14.

55 1 Jn. 2.1-2.

56 He. 12.14.

57 Hch. 19.20.

58 Sabiduría, 2.13-16.

59 1 P. 4.4.

60 Frase que Wesley tomó prestada del reformador

español Juan de Valdés. Véase su carta a su padre

del 10 de diciembre de 1734.

61 Hch. 21.28 y 24.5.

62 Hch. 17.6.

63 Hch. 22.22.

64 Jn. 16.2.

65 Lc. 6.22.

66 Hch. 28.22.

67 Mt. 5.11-12.

68 He. 11.36

69 He. 12.4.

70 Hch. 26.18.

71 Lc. 21.15.

72 2 Co. 6.4-5; 11.26-27.

73 2 Ts. 2.7; 1 Ti. 3.16.

74 Ap. 12.6.

75 Mt. 16.18.

76 1 P. 1.10-11.

77 Is. 2.2,4.

78 Is. 11.10-12.

79 Is. 11.6,9.

80 Ro. 11.1,11-12,25-26.

81 Is. 32.17.

82 Is. 32.17.

83 Ec. 7.7.

84 Is. 3.15.

85 Sal. 85.10.

86 Sal. 80.14.

87 Sal. 74.21.

88 Mt. 10.16.

89 Ro. 15.13.

90 Hch. 4.32.

91 Mt. 4.32.

92 Pr. 31.26.

93 Ap. 19.6.

94 Fil. 3.21.

95 Sal. 144.5.

96 Is. 60.1,16-18,21.

97 Is. 60.19.

98 Hch. 4.32.

99 Hch. 4.35.

100 Col. 3.12.

101 Ex. 8.8,9,29-31; Jer. 7.16.

102 He. 6.9.

103 Ro. 5.5.

104 1 P. 1.15.

105 Sal. 82.6.

106 Job 25.6.

107 Gá. 5.22.

108 Jn. 17.3.

109 1 Co. 13.8.

110 1 Co. 9.13.

111 1 Ti. 4.12.

112 Ex. 28.36.

113 Estas oraciones aluden a los servicios de

ordenación para diáconos y para presbíteros

en el Libro de Oración Común.

114 2 Ti. 2.24.

115 Gá. 1.16.

116 2 Co. 3.6.

117 1 Co. 9.2.

118 Ef. 2.1.

119 2 Co. 4.2.

120 Mt. 6.20.

121 Ro. 12.21.

122 Sal. 119.126.

123 Alude a 2 S. 24.14.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s