Núm. 7, 13 de Enero, 2011

Editorial

Perspectivas

¡Gloria a Dios porque nos permitió llegar al fin de este año! ¡Qué bueno que como cristianos, somos los únicos que realmente podemos iniciar un nuevo año nuevo con expectación, optimismo, y esperanza, porque Jesús dijo: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a pregonar libertad a los cautivos y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos y a predicar el año agradable del Señor. He aquí yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.

¡Bendito sea Dios! Porque el que habita al abrigo del Altísimo, morará confiado, bajo la sombra del Omnipotente, y por eso, los cristianos podemos gozarnos con las alegrías, las bendiciones y la misericordia de Dios que es nueva cada mañana, y fortalecernos con la fe, la esperanza, y la paz que Dios da a los fieles, cuando pasamos por las tormentas que necesariamente tenemos que enfrentar, por el sólo hecho de ser humanos, y peregrinar temporalmente por este mundo. Qué bueno que a pesar de nuestras muchas imperfecciones, incapacidades, y fracasos, si amamos a Dios con todo nuestro corazón, toda nuestra alma, toda nuestra mente y todas nuestras fuerzas, podemos confiar en que, pase lo que pase, a veces no sabemos cómo, pero a los que aman a Dios, y cumplen sus propósitos, todas las cosas les ayudan a bien; y pase lo que pase, podemos cantar con el salmista: “Mas yo en tu misericordia he confiado; mi corazón se alegrará en tu salvación. ¡Cantaré a Jehová, porque me ha hecho bien! ¡Gloria a Dios! (Jn 4:18; Mt 28:20; Sa 90:1; Lam 3:22, 23; Ro 8:28; Sa 13:5).

Nuestra invitación y exhortación es a que sin vacilaciones ni dilaciones, nuevamente y desde el primer día del nuevo año, nos decidamos a vivir para Jesucristo, obedeciendo su llamado a servirle, en uno o más de los múltiples ministerios para los cuáles nos ha capacitado, dentro y fuera el hogar, dentro y fuera de la iglesia, y dentro y fuera del lugar de nuestras diarias labores, y disponiéndonos un año más, a proseguir hacia la meta, galardón, corona, y gloria, con que Dios premia a sus hijos y siervos fieles; de manera que podamos vivir confiadamente diciendo: “El Señor es mi Ayudador, no temeré lo que me pueda hacer el hombre” (He 13:6).

La gratitud a Dios debe ser nuestro principal motivador. ¡Cuántos miles de millones de gentes en el mundo (como en China, India, y los países musulmanes), nacen, crecen, se desarrollan, se reproducen, y mueren, sin haber escuchado ni una sola vez, el bendito nombre de Jesucristo y el maravilloso plan de salvación que Dios a nosotros nos regaló por su pura gracia y amor. ¡Qué privilegio y que grande responsabilidad tenemos este año como hijos, siervos, ministros, e instrumentos escogidos por Dios para salvación, edificación, y bendición de nuestra familia, nuestra iglesia, y nuestra sociedad! Estemos conscientes de que se nos ha confiado el lugar vacante que dejaron tantos grandes y fieles siervos de Dios que fueron promovidos a la Patria Celestial el año pasado. Dios quiera que ninguno de nosotros seamos de los que por la dureza de nuestro corazón, no podamos iniciar este nuevo año, humillados y agradecidos delante de Dios, compungidos y sinceramente arrepentidos por las veces que hemos sido ingratos, majaderos, o indiferentes con nuestro Buen Padre celestial, y con todos aquellos que Él usó para bendecirnos ricamente.

Alabemos hoy a Dios, por el nuevo año diciendo: ¡Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra! Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos. Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza. ¡Alabadle! ¡Bendecid su nombre! Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones. AMEN (Sal. 100). ¡Feliz año nuevo!

Dr. Ernesto Contreras

Nuestra portada.- foto tema del mes de enero de 2010, Calendario Mundo Hispano (Casa Bautista de Publicaciones) con nuestro agradecimiento. EEM

 

ARTÍCULOS DE REFLEXIÓN

EL EXAMEN CIENTIFICO DEL CRISTIANISMO

Por el Dr. Gonzalo Báez Camargo ().  México, 1932

“El cristianismo es un curso de laboratorio”

Rollin N. Walker

EL AUTOR, A QUIEN LEYERE:

Esta pasando rápidamente el día del hombre que considera la religión como un achaque de gentes incultas; de quien, considerando incompatibles la religión y la ciencia, se da un barniz delgado y quebradizo de cientificismo y luego, en nombre de él, desprecia la religiosidad como un indicio de inferioridad intelectual.  La hora llegará, y ahora es, en que ya no sea “de buen tono” exclamar: “Yo no tengo ninguna religión”.  Se apresura, y precisamente con el progreso de las ciencias, el advenimiento del día en que, por el contrario, la ausencia de sentimiento religioso será considerado como un síntoma de inferioridad y de incultura.

Un hombre de ciencia, Einstein, ha señalado ese día al pronunciar estas significativas palabras: “Soy de opinión de que todas las más espléndidas especulaciones en el terreno de la ciencia, brotando un profundo sentimiento religioso, y sin que este sentimiento, no serían fructíferas”. La moderna teoría científica tiende hacia una especie de síntesis trascendental en que la mente científica trabajará en armonía con los sentimientos religioso y el sentido de belleza que el hombre posee” (“Science and God”, A German Dialogue, en la revista “Forum”, de junio de 1930).

Catedrático, un tiempo, de ciencias y a la vez de asignaturas religiosas –daba también estas últimas en el laboratorio- no supe como llegué in día a plantearme esta cuestión: ¿Es susceptible el Cristianismo de ser examinado científicamente? ¿Puede aplicarse el Método científico al estudio de la experiencia religiosa?

Este folleto, escrito especialmente para quienes se hacen la misma pregunta, contiene la respuesta a que he llegado después de largas meditaciones, muchas de ellas tenidas mientras aplicaba el ojo al microscopio u observaba las reacciones químicas. El espacio de que dispongo me obliga a condensar considerablemente mi pensamiento y necesariamente debo acudir al auxilio de la reflexión despaciosa y serena de mis lectores.

Alimento también la esperanza -¿absurda? ¿presuntuosa?- de que este humilde opúsculo sea una contribución efectiva, aunque muy modesta y reducida, para apresurar el día profetizado por Einstein, a la vez que para hacer un poco de luz en el alma de cuantos creen sinceramente que su vocación científica los obliga necesariamente a condenar y rechazar el Cristianismo.

México, agosto 1931.

G.B.C.

Es interesante notar lo que ordinariamente se exige al Cristianismo en nombre de un pretendido criterio científico: cuando no se le pide que presente al alcance de los órganos sensorios las realidades en que cree, se le urgen explicaciones completas, despojamiento absoluto de todas las incógnitas, respuesta concreta y definida a todas las dudas, demostraciones ajustadas al proceso riguroso de la lógica pura. Sin esto, se le niega por completo toda validez científica y se le cataloga entre el acervo de las supersticiones y de las falsedades.

Quienes así proceden, parten de la creencia tácita de que en el terreno de la ciencia todo es completa certidumbre. Analizando su credo científico, podría demostrárseles que creen muchas cosas y viven de acuerdo con muchas cosas acerca de las cuales no existe, bien miradas, absoluta certeza. Desde luego, no es “científico” exigirle a la religión cristiana lo que la misma ciencia no es capaz de obtener. Fijándose bien, ésta participa de los mismos cargos que en su nombre suelen lanzarse contra el Cristianismo.

No todo, en la ciencia, puede demostrarse sensorialmente. Para muchos, sin embargo, demostrar quiere decir hacer accesibles a los sentidos las realidades, Pero salta a la vista desde luego el hecho de que los que nuestros sentidos pueden alcanzar son más bien efectos de las causas que las causas mismas. Escapan éstas, sobre todo las últimas causas a la percepción puramente sensoria. No podemos oler la electricidad, ni verla ni sentirla. Olemos el ozono que ella produce; vemos el alambrillo que ella pone incandescente; sentimos el dolor que su acción produce en nuestros nervios. Pero ella, la electricidad misma, está fuera del alcance del mecanismo silogístico, o que por medio de él se prueban muy imperfectamente. La lógica pura es uno de los métodos, y no siempre de los más seguros, de arribar a la verdad. Carece, por sí sola, de completa validez demostrativa. Sus proporciones, con muy pocas excepciones, sólo son válidas a condición de que se apoyen en hechos demostrados por la experiencia. Todos los silogismos del más hábil dialéctico no bastan para probar que yo amo a mi madre, que soy honrado, que tengo inclinaciones artísticas, que la música de Beethoven o Debussy es superior al “jazz” de Paul Whiteman, que el agua tiene menor densidad a 4 que a 0 grados de temperatura, que las cargas eléctricas de signo contrario se atraen, etc. etc,

El Dr. Hudson de la Universidad de Missouri, dice a este respecto: “¿Qué ciencia, aun de las exactas y naturales, no descansa en postulados indemostrables por evidencias científicas?”.

No existen, en la ciencia, explicaciones completas. La ciencia puede explicarnos, hasta una extensión considerable, el curso que siguen los fenómenos; puede describirlos y señalar las relaciones que entre ellos existen; pero cuando trata de explicar el cómo y el porqué, se encuentra, invariablemente, con que la cadena de los por qué concluye con el no sé, es decir, con el misterio. “Explicar una cosa”  -dicen Kleiber y Karsten en su “tratado Popular de Física” –“es referirla a otras. Por consiguiente, los términos de toda explicación deberán ser conceptos, números y leyes inexplicables. UNA EXPLICACION COMPLETA TERMINA EN LO INEXPLICABLE”.

Los sabios en el “calle de humillación”. El punto de partida y la actitud genuina, pues, del verdadero sabio, del verdadero científico, es el reconocimiento humilde de que la certidumbre completa de la ciencia no es más que un mito vanidoso de los indigestos de la ciencia, de los que se ensoberbecen cuando han conseguido asir un átomo de verdad y creen estar ya, por ese hecho mínimo, capacitados para dictar fallos absolutos.

Escribe el psicoanalista Freíd: “Sería un error creer que una ciencia no se compone sino de tesis rigurosamente demostradas, y sería una injusticia el exigir que así fuera. El catecismo de la ciencia no entraña sino muy pocas proposiciones apodícticas. La mayor parte de sus afirmaciones presenta solamente ciertos grados de probabilidad y lo propio del espíritu científico es precisamente saber contentarse con estas aproximaciones a la certidumbre y poder continuar el trabajo constructor a pesar de la falta de últimas pruebas” (Introducción al Psicoanálisis).

“La prueba es un ídolo ante el cual se tortura a sí mismo el matemático puro. Por lo general, en la Física nos contentamos con sacrificar ante el altar menor de la “plausibilidad”, asegura el notable astrónomo de Cambridge, Arthur S. Eddington. (“The Nature of the Physical World”).

Y un gran biólogo, Gregorio Marañón, afirma de su ciencia: “La verdad biológica es, rara vez, una verdad completa y estable, sino fragmentaria y provisional. Es, pues, arbitrario en nuestra ciencia el considerar cada hallazgo grande o pequeño, como el fin de la verdad” (“La Evolución de la Sexualidad”).

Para examinar, por consiguiente, la religión con un criterio científico, es necesario despojarse de toda soberbia; es necesario estudiarla y meditarla, no desde el picacho absurdo y ridículo de la suficiencia, sino desde “ese vasto valle de humillación” que decía Carlyle “donde los más sabios de los hombres se sienten siempre como niños que recogen arenillas en la playa de un infinito mar”.

EN QUE CONSISTE EL MÉTODO CIENTÍFICO

El hombre con verdadero espíritu científico, sabe, pues, que no todas las realidades pueden “demostrarse” sensorialmente, ni “explicarse” por completo, ni “probarse” lógicamente. Pero, en cambio, es imparcial, sereno concienzudo y respetuosos, frente a los hechos. En efecto, el fundamento de las ciencias modernas es el examen de los hechos. Averiguarlos, determinarlos y estudiarlos, tendrá que ser, por consiguiente, el deber primordial del investigador científico.

La marcha científica. ¿Cuál es, en breves términos, el proceso normal o marcha que sigue la investigación científica?

Ante todo, se va directamente a los hechos; se les observa cuidadosamente, sin prejuicios ni preconcepciones, y con mucha más razón, sin la animadversión mañosa y deshonesta con que algunos dizque estudian y analizan el cristianismo. El estudio de los hechos no se limita únicamente a su descripción, sino que procura principalmente descubrir las relaciones de unos con otros. Cuando dos fenómenos ocurren al mismo tiempo, igual cuando que cuando uno sucede al otro, aspírase a  determinar el vínculo que los liga y las condiciones en que ese vínculo o relación se presenta. En otras palabras, se buscan las relaciones, sean éstas de simple coexistencia o de causalidad.  Algunas ciencias, como las matemáticas o físicas, no descansan sino hasta que pueden precisar estas relaciones en términos numéricos, en cifras y fórmulas. Por supuesto, no siempre es posible esta expresión matemática, como puede notarse en otros campos como el de la psicología, la biología, etc.

Estudiados los fenómenos y encontradas sus relaciones se procede a formular hipótesis, o lo que es lo mismo, suposiciones que expliquen dichos fenómenos y relaciones. Entra aquí, más de lo que muchos “científicos” entecos se figuran, la imaginación. Formular hipótesis quiere decir, en otras palabras imaginar probables explicaciones de los hechos observados. Para decidirse por una de estas suposiciones, el hombre de ciencia las sujeta a prueba y verificación, a la luz de los hechos mismos. Se concede mayor validez a la hipótesis que explica más satisfactoriamente. Así por ejemplo, la teoría de la constitución electrónica de la materia tiene actualmente enorme validez científica porque la hipótesis sobre que se funda es la que hasta aquí explica mejor el mayor número de fenómenos y de sus relaciones.

Entiéndase que la aceptación de una hipótesis no la eximen de ulterior revisión. Las hipótesis están constantemente en el banquillo del examinando.  Cada nuevo descubrimiento, cada nueva observación, constituyen una nueva prueba o examen a que se someten las hipótesis que están en vigor.  Tan pronto se descubre un fenómeno, un hecho, que la hipótesis vigente no consigue explicar, queda expuesta a la modificación. Y aun llega a sustituirse por completo, cuando es considerable el número de hechos que escapan a su explicación, o cuando se formula una nueva suposición que tiene mayor capacidad explicativa.

Los instrumentos científicos de investigación. Son tres, y se reducen, en último análisis, a la experiencia: Observación, experimentación, y examen o consulta de testimonios de otras personas. Ninguna investigación es verdaderamente científica si no emplea estos instrumentos, que se complementan entre sí, apoyándose o rectificándose.

EL CRISTIANISMO SUJETO A EXAMEN CIENTIFICO

Quienes rechazan el Cristianismo en nombre del criterio científico ¿lo han sujetado verdadera y lealmente a estos métodos e instrumentos de investigación?  Es evidente que no. Se le han exigido en todo, demostraciones sensoriales, explicaciones completas y totales, y pruebas pura y rigurosamente silogísticas, y quienes lo condenan, por regla general rechazan toda suerte de testimonios, se niegan a hacer observaciones cuidadosas y desapasionadas, y rehúsan, sobre todo, someterlo a experimentación personal.

¿De qué HECHO ha de partirse? Aplicar al Cristianismo el método científico, quiere decir, ante todo, hacer objeto de un respetuoso y concienzudo estudio, cuando menos tres hechos que nos ofrecen punto de partida y que son de realidad innegable:

a)    La vida y enseñanzas del personaje histórico llamado Jesucristo.

b) El origen y desarrollo del gran movimiento histórico llamado el Cristianismo.

c) La experiencia real y efectiva de regeneración, de cambio de vida, de completa transformación de actitudes, que han tenido durante veinte siglos y siguen teniendo hoy día millares y millones de personas, y que ellas atribuyen con significativa insistencia al Espíritu de Cristo.

Se ve, entonces, que la base para el examen del Cristianismo no son las argumentaciones y disquisiciones teóricas o de lógica pura, sino de hechos. Quien se niega a enfrentarse, primero que todo, con la realidad de estos hechos y en vez de ello se dedica a discurrir por las aristas incómodas del silogismo y a trepar por los hilillos capilares de los distingos de orden secundario, ni tiene el espíritu científico ni está capacitado para juzgar de la verdad del Cristianismo.  Un día hace muchos años, un hombre que había estado con Jesús de Nazareth y había adquirido así la convicción de que éste era el Esperado de Israel, corrió a participárselo a un amigo. Este, antes de conocer a Jesús, antes de oír hablar más de él, inició una argumentación, enteramente lógica según él, para demostrar que el novísimo Maestro galileo no podía ser el Mesías desde el momento que procedía de Nazareth. Pero el otro lo atajó, diciéndole: “Ven y ve”. No es cuestión, pues, de argumentar, sino de ir a encararse con los hechos, ver y oír. Esto es lo que pide el Cristianismo y esto que demanda la más rudimentaria honradez científica.

Aplicando el método científico. Bastará seguir la marcha científica descrita anteriormente, para profundizar en contenido del Cristianismo.  Estudiaremos cuidadosamente los hechos que él presenta, tratando de descubrir relaciones entre ellos.  ¿Qué relación hay entre el hombre histórico, Jesús, y el desarrollo y vitalidad   sorprendentes, únicos, extraordinarios del movimiento iniciado por él?  ¿Qué relación hay entre estos dos hechos y el tercero, no menos notable, del fenómeno de regeneración que muchísimas personas experimentan?  ¿En qué condiciones se efectúa esta experiencia?  Naturalmente en el terreno religioso no pueden precisarse las relaciones en términos aritméticos o algebraicos, pero sí pueden señalarse en términos generales cuando menos.

No cabe duda que un estudio así, nos revelaría una íntima y vital relación entre Jesús, el movimiento cristiano y la experiencia individual de regeneración. El siguiente paso es buscar explicaciones.  Hasta aquí, Jesús aparece como la Causa de los otros dos fenómenos religiosos mencionados. Precisa formular alguna o algunas hipótesis para explicar satisfactoriamente esta evidente relación.  Cada una de las hipótesis debe someterse a rigurosa verificación a fin de seleccionar aquella que, como lo explicamos con anterioridad, explique mejor el mayor número de hechos.

Claro está que en todo este procedimiento, tendremos qué hacer,deberemos hacer uso activo de los tres instrumentos de investigación científica.  Observemos detenidamente: examinaremos con seriedad y desapasionamiento los testimonios, muy especialmente los de aquellos que han experimentado el fenómeno de la regeneración; estaremos dispuestos, deberemos estar dispuestos a experimentar, sobre todo a experimentar.  En este terreno, como en el de algunas ciencias, habrá que experimentar personalmente. El investigador deberá someterse a sí mismo a experimentación; procurará lealmente someterse a las influencias y condiciones que en millares de personas han producido la experiencia religiosa que se estudia.

Lo curioso es que la mayoría de los impugnadores “científicos” del Cristianismo tienen miedo horrible a experimentar por sí mismos.  Quieren analizar el Cristianismo desde lejos, a conveniente remota distancia de su influencia, blindándose previamente con una verdadera escafandra de prejuicios y de animadversión.  En suma, tiene miedo de correr el riesgo de volverse cristianos.  ¿Es científico este temor?  Aun si se tratara de un verdadero peligro de destrucción, -el Cristianismo es, por el contrario, vida,- habrá que recordarles los numerosos casos de hombres de ciencia que han expuesto valerosamente su vida en el curso de sus investigaciones. Noguchi, el eminente médico japonés –para no citar demasiados casos bastará con éste- marcha a los trópicos, entra valerosamente en la zona epidémica de la fiebre amarilla, labora día y noche recogiendo observaciones en la cabecera de los enfermos, contrae la fiebre y aun postrado ya y agonizante, continúa dictando a su secretario sus observaciones, recogidas ahora en sí mismo.  Pero los pseudocientíficos que dicen haber estudiado el Cristianismo, lo primero que hacen es huir de los verdaderos cristianos como de apestados, abstenerse de oír  y analizar sus testimonios, mantenerse enteramente fuera de la “zona epidémica” de las comunidades e iglesias cristianas.  ¿Es ésta una actitud realmente científica?.

LA GRAN HIPÓTESIS CRISTIANA

No pretendo, ahora, resumir en este párrafo el contenido total del Cristianismo. Solamente he de señalar cuál es la hipótesis que presenta como explicación de los tres hechos culminantes del mismo: Jesús, el Movimiento Cristiano, la Experiencia de Regeneración Personal.

Puesto que hablamos de método científico, démosle a esta hipótesis una expresión concisa y breve, Podría ser ésta:

Existe una fuerza espiritual superhumana, cuyo atributo supremo es el amor, que opera constantemente con el propósito de redimir perfeccionar al hombre, como individuo y como especie. Esta fuerza encarnó con toda plenitud en el hombre llamado Jesús de Nazareth, dió  origen al movimiento religioso denominado Cristianismo, ha impulsado su desarrollo al través de los siglos, y ha producido y continúa produciendo en las vidas que se someten a su influencia una experiencia de transformación y purificación.

En rigor científico, esta hipótesis, como todas las que se han presentado y se sigan presentando con la pretensión de substituirla, debe someterse a verificación.  ¿Hay alguna otra hipótesis que explique mejor la extraordinaria personalidad de Jesús, la vitalidad y capacidad  de renovación del movimiento cristiano y las íntimas y radicales transformaciones que se han operado y se siguen operando en millares de millares de hombres?

Sólo los cristianos de fe quebradiza y tímida tienen miedo de que la hipótesis cristiana se someta a examen, a critica –sana y verdadera, se entiende- a comparación con otras. Prefieren declararla “de naturaleza indiscutible” y considerar blasfemo e impío todo intento de examinarla. Olvidan que la Verdad es verdad para la eternidad.

Hasta aquí, hemos llamado a la afirmación cristiana “hipótesis” o suposición, simplemente porque estas líneas están escritas para los que se mantienen en terreno estrictamente científico. Para el que esto escribe, sin embargo, y para otros muchos

-multitudes que cubren la tierra- esta afirmación ya no es, no, una simple suposición.  Ha pasado a la categoría de convicción. Quien ha experimentado en su propia vida la operación de esa Fuerza no puede ya quedarse dentro de los contérminos de la hipótesis.  Ya no imagina la existencia de esa Fuerza; la siente, la experimenta, vive por ella.  Ya no supone, sino afirma; ya no imagina, sino ve. La entidad hipotética se le descubre, se le revela, se posesiona de él como una Realidad.

Aquí es donde la experiencia religiosa cristiana trasciende el terreno de la ciencia pura. El examen puramente científico se detiene, propiamente hablando, en la aceptación de la formación cristiana como hipótesis válida. Para ser realmente cristiano se requiere más: se requiere entrar en la experiencia misma y, de este modo, elevar la hipótesis al rango vital de convicción.  ¡Cuánto diéramos, sin embargo, porque impugnadores “científicos” del Cristianismo aceptaran su afirmación, al menos como hipótesis válida y suprema!  Podríamos entonces decirles como Cristo al escriba: “¡No estás lejos del Reino de los Cielos!”.

¿ARGUMENTAR O VIVIR?

No pretendo que el discurso de mis reflexiones anteriores, baste por sí solo para convencer a nadie de la realidad y verdad de los postulados cristianos. Por tendencia y por experiencia, desconfío del poder de la argumentación pura que todo lo más que puede lograr es un simple asentimiento intelectual, insuficiente para dar a un individuo la calidad íntima de cristiano.

Pienso en el método seguido por Jesús.  Firme y tranquilamente, estableció ciertas afirmaciones en cuanto a Dios, en cuanto al hombre, en cuanto a la vida, pero sin preocuparse de fundarlas según cánones rigurosos de la lógica. No las integró y organizó en un sistema compacto, al modo de Tomás de Aquinas o de Espinoza.  Estaba tan cierto de las realidades espirituales, que no experimentó la angustia de tener que apuntalarlas con argumentos silogísticos. Se dedicó, sencillamente a vivirlas.  ¿No se enseñó así que la vida es el supremo argumento?

El Cristianismo según Jesús, más que un cuerpo de doctrinas, es una experiencia personal, un modo de vivir, un tipo nuevo de vida interior.  Por eso decíamos que el investigador del fenómeno religioso tiene que ser a la vez sujeto y objeto de la observación; es actor, más que espectador; al experimentar, ha de experimentar consigo mismo.  La razón es esta naturaleza íntima y personal de la religión cristiana. Por eso al Cristianismo se entra, no por el camino de las argumentaciones, sino por el de la experiencia personal.

El camino a Damasco no está empedrado de disquisiciones y silogismos, sino trazado con lágrimas y sangre del corazón. No consiste en un encuentro con los expositores, comentadores exegetas y canonistas de la ley cristiana, sino en un encuentro –casi diría un choque- transformador, purificador, revolucionador, del alma individual con el Cristo-Espíritu.

Jesús está parado en el camino de la vida y no en el de la dialéctica. Para muchos, primero es comprender y después vivir. Orden enteramente antinatural, porque nadie comprende nada de la vida antes de comenzar a vivir. Lo primero que hacemos es vivir, y a medida que vivimos, vamos conociendo y entendiendo y comprendiendo.  ¿Quién es aquél capaz de suspender el fluir de la vida mientras busca comprenderla?  ¿Y si acaso no llegáramos a comprenderla, dejaríamos por eso de vivirla?.  Vivir, ante todo vivir.

El Maestro insistió en que el camino para convencerse es esforzarse por vivir. Ante el escepticismo y la negación de los de su tiempo, hizo ésta que es una de sus más revolucionarias declaraciones: Vosotros dudáis de lo que yo predico. Dudáis que mi doctrina es de Dios. Pedís señales milagrosas como prueba de mi misión. No es éste el camino. “Únicamente el que quisiere hacer la voluntad de aquel que me envío conocerá de la doctrina si ésta viene efectivamente de Dios o si yo hablo de mí mismo.”

Y es que, después de todo, ¿de qué sirve saber definir y entender y explicar, si no se puede vivir?  Vivir, vivir es loo que importa lo que nos interesa antes que todo.  Ahora bien, nos es imposible vivir sin basar nuestra vida sobre algo. Necesitamos un postulado hipotético para explicar la vida según alguna teoría. ¿Por qué no hacer la prueba de fundar nuestra vida sobre la hipótesis –llamémosla así- predicada y ejemplificada por Jesús?

A quienes dudan del Cristianismo no tengo más que una palabra, en resumen, que decirles: vividlo. Probad a vivirlo.  Y viviéndolo, lo comprenderéis.

Para comprender a Cristo –el Cristianismo es, finalmente, Cristo- se necesita exponerse a su influencia, entregarse a El.  ¡ “Entregarse”!  A quienes esta palabra les asuste, debo recordarles que esta actitud psicológica de “entregamiento” o “rendimiento” es necesaria en otros órdenes de la vida, aparte del religioso, para enriquecerla y perfeccionarla.

El artista que quiere comprender de verdad una obra musical y utilizarla para su cultura interior, ¿no experimenta algo así como entregarse todo él a la influencia de sus armonías?  Para entender y apreciar un cuadro ¿no es menester entrar en la experiencia del arrobamiento, o como si dijéramos, de rendirse a la influencia del color, de la línea, de la belleza de la composición?.

He aquí lo que a este respecto dice magistralmente un gran científico, Eddington, ya citado por mí en el curso del ensayo. “El rendimiento a la influencia mística de una escena de belleza natural es correcta y propia de un espíritu humano, aunque habría parecido una excentricidad imperdonable al “observador” descrito en capítulos anteriores. (El materialista)  La convicción religiosa se describe a menudo en términos un tanto análogos al de “rendimiento”; no puede, por medio de la argumentación, imponerse a quienes no sienten su apelación, en su propia naturaleza” (Op. cit. pág. 337).

Una apelación semejante a la de la belleza pero infinitamente más intensa y elevada, es la que Cristo hace al alma humana.  Cuantos la sienten y responden a ella porque conmueve su naturaleza íntima, encuentran que la vida más completa, más rica, más fructuosa, más elevada, es aquella que se vive en y por el Espíritu de Cristo.

Con los demás no puede argumentarse, es inútil argumentar, del mismo modo es inútil disputar sobre cuestiones de arte con quienes carecen, por una distorsión de su personalidad, del sentido innato y humano de la belleza. Pero en verdad no hay espectáculo más trágico que el de estos hombres, inteligentes quizá, dignos de estimación tal vez, que en medio de la maravillosa música espiritual que llena los espacios, permanecen sordos……

¡Sordos a la Voz, envueltos en la noche oscura y fría, ante el implacable silencio de las estrellas!

En cambio, bienaventurados los que oyen…


 

Las Buenas Metas

¡Feliz Año Nuevo! ¡Qué bendición tan grande es iniciar un nuevo año siendo cristianos, hijos, siervos, instrumentos y ministros de nuestro Gran Dios y Salvador Jesucristo! quien nos ama de tal manera, que estuvo dispuesto a derramar su preciosísima sangre en la cruz del Calvario para pagar por nuestros pecados; y a morir cruentamente, con el único propósito de salvarnos del justo juicio de Dios, la muerte y la condenación eternas.

¡Cómo debemos darle gracias a Dios desde que amanece hasta que vuelve a amanecer porque siendo aun pecadores, Jesucristo nos amó entrañablemente, y murió por nosotros! Y nos amo de tal manera, que entre casi siete mil millones de perdidos, nos quiso buscar, localizar, enviarnos uno de sus siervos ungidos a predicarnos el bendito mensaje de Salvación, e invitarnos a creer, aceptar, recibir, y confesar a Jesucristo, su Hijo unigénito, como nuestro único y suficiente Salvador, sin que hubiera en nosotros una sola cualidad, o un sólo mérito para merecer tan grande salvación que hasta hoy, más de seis mil millones de personas en el mundo no han alcanzado ni gozado.

¡Cómo debemos proponernos este nuevo año, a consagrarnos cada día más, para gozar santa y dignamente, del privilegio de ser de los escogidos y redimidos por Cristo! ¡Cómo debemos procurar cumplir los propósitos de Dios para nuestra vida, dentro y fuera de nuestro hogar, dentro y fuera de nuestra iglesia, y dentro y fuera del lugar donde desarrollamos nuestras diarias labores!

Como un buen estudiante cristiano tiene como metas salir aprobado del siguiente examen, y el próximo año académico, con el fin de llegar eventualmente a graduarse con éxito, y un día integrarse en la sociedad como miembro enteramente preparado, útil, necesario, productivo, y ejemplar del cuerpo de Cristo, que es la iglesia, nosotros también debemos tener metas a corto, mediano, y largo plazo, que estén de acuerdo a la misión y propósito de Dios para nuestras vidas.

La Biblia dice: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman; pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido.

No perdamos pues, nuestra corona, perseverancia, y confianza, que tiene grande galardón; porque es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengamos la promesa. Porque aún un poquito y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo por la fe, día a día vivirá; pero si retrocede, no agradará a su Señor.

Pero ¡Gloria a Dios! Porque nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.

De parte de todos aquí, es nuestra oración que Dios nos permita durante todo el próximo año, seguir siendo de utilidad, bendición, edificación, exhortación, y estímulo para muchos de ustedes. AMEN.

Dr. Ernesto Contreras


Obediencia.

Pbro. David E. Almanza V.

Lectura bíblica: Deuteronomio 28:1-2: “Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios”.

Introducción: Recientemente oí esto: “Usted podrá saber mucha Biblia, libros completos de ella, los 10 mandamientos, recitar promesas como: [Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas Mateo 6:33] o querer aplicar este versículo en su vida: [Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa Hechos 16:31], pero, si no pone por obra la Escritura en su vida, no sirve de nada”.

Esta afirmación me hizo reconsiderar muchas cosas en mi vida, y ruego a Dios que este año que inicia, seamos más obedientes a Jesús, siendo no tan solo oidores, sino hacedores de su palabra.Santiago 1:22.

Presentación: La lectura bíblica inicial, pertenece a una lista de bendiciones a la obediencia, seguida de otra lista muy similar a la desobediencia. Y hoy en día muchos cristianos, citamos la lista de las bendiciones, pero pasamos por alto los dos primeros versículos, o los leemos tan rápido, que no nos percatamos de los requisitos para éstas bendiciones.

1.- Versículos 1 y 2 de Deuteronomio 28. En estos versículos, podemos ver al menos 3 frases condicionales para recibir y aun ser alcanzado pos las bendiciones escritas en este capítulo.

A) “…si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios…”.

B) “…para guardar…” (Todos sus mandamientos).

C) “… y poner por obra todos sus mandamientos…”.

A) “…si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios…”.

La Biblia dice: “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10:17).

Para los judíos es muy importante recitar la Escritura, de modo que los niños que aun no saben ni leer ni escribir, te recitan oraciones rabínicas y textos bíblicos, pues los oyen constantemente. De hecho Deuteronomio 6:6-7 dice: “Y estas

palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes”.

¿Cuántos de nosotros nos preocupamos por escuchar atentamente la Palabra del Señor? Muchos cristianos están más dispuestos a hablar, que a escuchar, y es fácil ver como hay personas que manipulan las conversaciones, antes que tener un diálogo abierto.

Oír atentamente la voz de Jehová nuestro Dios, es aceptar aun lo que no nos gusta de ella. Por ejemplo, Mateo 6:33 dice: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

Nos agrada eso de la “añadidura”, y decimos que buscamos el reino de Dios y por lo tanto reclamamos la añadidura,  pues somos cristianos preocupados por la oración y la lectura de la Biblia, somos capaces de evangelizar, señalar el pecado, recitar pasajes bíblicos etc. pero, no nos detenemos a pensar que es la “Justicia”del reino de Dios.

La Justicia en el reino de Dios, puede parecer humanamente “injusticia”, pues Al que te hiera en una MEJILLA, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues (Lucas 6:29).

Oír atentamente la voz de Jehová nuestro Dios, y buscar su reino y su justicia, es atender también una invitación: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 16:24-25).

El reino y la justicia de Dios, son totalmente diferentes al sistema del mundo, y aun a muchas de nuestras metas, pues Jesús dice: “Si alguno quiere ser EL PRIMERO, será el postrero de todos, y el servidor de todos” (Marcos 9:35).

Oíd atentamente la voz de Jehová nuestro Dios, es entender que no somos protagonistas de nada, que no es nuestra la gloria, ni se trata de nosotros, pues en el reino y la justicia de Dios, hay un código que dice: “Antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (Filipenses 2:3-4).

Alguien que oyó atentamente la voz de Jehová nuestro Dios, y que además busco como muy pocos lo han hecho, la justicia y el reino de Dios, es Pablo, quien nos aconseja: “Es necesario que A TRAVÉS DE MUCHAS tribulaciones entremos en el reino de Dios” (Hechos 14:22).

B) “…para guardar…” (Todos sus mandamientos).

El salmista dijo: Salmo 119:11EN MI CORAZÓN he guardado tus dichos,
Para no pecar contra ti.

Guardar  la Palabra de Dios en nuestro corazón, asegura una fuente de vida eterna que brotara de nuestros corazones (Juan 5:24), un arma para atacar al enemigo (Mateo 4:4), una lámpara a nuestros pies (Salmo 119:105), un espejo que refleja nuestra condición y nuestras intenciones (Hebreos 4:12), es poder de Dios (1 Corintios 1:18), es un martillo que quebranta, fuego que consume.

Guardar la Palabra, no para pelear con ella, sino “para presentarDEFENSA con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en nosotros”. (1 Pedro 3:15).

Para guardar la Palabra, hay que conocerla, no podemos guardar algo que no tenemos.

C) “… y poner por obra todos sus mandamientos…”.

El guardar la Palabra es parte de los versículos en los que estamos meditando, más no solo es archivarla,  es hacer caso de ella, y no solamente usar los pasajes que nos convienen, como el pedir que se cumplan las promesas en nosotros, cuando no cumplimos con las más mínimas responsabilidades como el congregarse, el diezmar, el ofrendar, el predicar, el perdonar, el pedir perdón, el reconocer que nos equivocamos, el escuchar y no solo hablar, es reconocer que no somos absolutos, ni tenemos el mejor criterio, ni toda la verdad, reconocer que Dios le habla también a otras personas, y que no somos nosotros una especie de “iluminados”, descalificando a quien no esté de acuerdo con nuestras ideas espirituales.

Santiago dijo: “Pero sed HACEDORES de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos” (Santiago 1:22). Dicho sencillamente: “¡Obedezcan el mensaje de Dios! Si solo lo escuchan y no lo obedecen, se engañan a ustedes mismos y les sucederá lo mismo que a quien se mira en un espejo: tan pronto como se va, se olvida de cómo era” (BLS).

En Josué 24:24 leemos: “Y el pueblo respondió a Josué: A Jehová nuestro Dios serviremos, y a su voz Obedeceremos”.

El apóstol Pablo le dijo a Timoteo: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15).

Conclusión: Desde mi perspectiva, el “reclamar, confesar, declarar o aun cancelar”, no tiene más trascendencia que la que tiene un placebo. Pues todos nuestros dichos, tienen que estar fundamentados en un vida de obediencia, de respeto y temor a Dios, sembrando para el Espíritu.

1.- Podemos hablar de nuestros “logros”, de nuestros antepasados cristianos, de nuestras instituciones, de nuestros estudios, de nuestros “sacrificios” por la obra de Dios, pero si al final de la jornada no fuimos obedientes, no nos sirve de mucho.

2.- Esto me recuerda al rey Saúl, a quien se le dio una orden muy clara: “Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto. Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos” (1 Samuel 15:2-3).

Pero Saúl, dejándose seducir por el pueblo, perdonó al rey y tomo botín. 1 Samuel 15:9.

Su excusa fue: “De Amalec los han traído; porque el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas, para sacrificarlas a Jehová tu Dios, pero lo demás lo destruimos” 1 Samuel 15:15.

Samuel confronta a Saúl, y Saúl sigue excusándose diciendo que el pueblo fue el que tomo la decisión de perdonar y traer el botín, entonces viene una pregunta crucial, que aun se nos está haciendo como iglesia: “¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová?”, y la respuesta fue: “Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros”. 1 Samuel 15:22.

La consecuencia: “Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey”. 1 Samuel 15:23.

Atención a este pasaje, la desobediencia a Dios, es comparada con la adivinación, y muchos de nosotros, nos burlamos, y aun sentimos “celo” de Dios, en contra de la adivinación, como los horóscopos, tarot etc., juzgando y exhortando a los que la practican, pero si nosotros desobedecemos a Dios, a nuestras autoridades, ya sea jefe de trabajo, gobierno, esposo, etc. estamos en el mismo nivel.

Igualmente la obstinación es decir, la terquedad de pensar que solo nosotros tenemos la razón, y hayamos un sinfín de excusas y argumentos para seguir desobedeciendo, o justificar a una persona o doctrina desobediente; somos acusados de idolatría, pecado que tanto criticamos, y aun nos llenamos de “celo santo”, contra quienes la practican.

Llamamiento: Este año 2011, debemos empezarlo con toda la intención de ser obedientes al Señor, en todo lo que Él nos manda, y entonces se cumplirá en nosotros Deuteronomio 28.

Te sucederán todas estas cosas cuando escuches con el corazón abierto y dispuesto a obedecer, si no estás dispuesto a obedecer de nada servirá “saber” las bendiciones, solo se manifestarán luego de una genuina obediencia, que se debe ver reflejada en la conducta, y no en las intenciones solamente. La obediencia sale del corazón y se materializa visiblemente. Hay que escuchar atentamente a lo que Dios dice y detalladamente todo lo que Él nos pide, porque su palabra es digna de ser respetada por todos. Luego nos promete que seremos exaltados sobre todas las naciones de la tierra, quiere decir que donde quiera que vayas serás exaltado y no avergonzado, las naciones incluyen, regiones,  ciudades, barrios, pueblos y familias. Es decir que las bendiciones que nos exaltan comienzan desde nuestra casa, con la familia, amigos, grupos de conocidos, vecinos y se va ampliando en los territorios que estemos, incluso nos promete “a todas las naciones”.

Las bendiciones simplemente vendrán sobre ti y te alcanzarán,no estarás luchando contra viento y marea, con afanes y aflicciones de todo tipo para recibirlas, ni confesando, declarando, decretando, pisando o cancelando, simplemente vendrán sobre ti. Dios te concede fuerzas, energía, alegría, salud, estrategias, sabiduría, planificación y todo te saldrá bien porque te correrán, te perseguirán, te rodearan y te alcanzaran las bendiciones en toda actividad, área y aspectos de tu vida. Nos recalca que sucederá “si oyes la voz del Señor”.

A pesar de que Dios promete tantas bendiciones a ciertas personas les cuesta prestar atención a lo que Dios dice y oyen a desgano.

Serán bendecidos los frutos de tu vientre, es decir nuestros hijos, ellos estarán inevitablemente bajo la bendición de Dios, recibirán por medio nuestro una buena salud, alegría, paz y prosperidad, ellos también tendrán todo lo que Dios tiene para ellos en la Biblia, por ser el fruto de nuestro vientre. Los embarazos y nacimientos serán felices, para disfrutar, con salud, sin problemas, sin dolor, sin enfermedad, solo por estar en la protección del Señor.

También serán benditas “las cosechas” que simbolizan siembras que realizamos en el pasado, cualquier cosa que hayas sembrado en el pasado no será abortada, son cosechas de toda índole, si en el pasado sembramos amor, comprensión, palabra de aliento, ayuda, generosidad, obediencia, perdón, abnegación, respeto, trabajo, emprendimientos, en todo serán benditas “tus cosechas”, si hay desobediencia puede que la semilla que hayamos sembrado sea escasa o no de ningún fruto.

También nombra “el fruto de tus bestias” que simbolizan todo lo que hayamos invertido para prosperar, las bestias se usaban para arar la tierra y también como vehículos, en definitiva eran una herramienta de trabajo, por lo que nos habla de que nuestras inversiones en maquinarias, vehículos, herramientas y toda clase de elementos que necesitemos para nuestros proyectos no solo que serán provistos, sino que también producirán buenos resultados, serán útiles, productivos y nos traerán riquezas sin tener pérdidas.

Además nombra “las crías” en la nueva versión internacional dice: “los terneritos y los corderitos” que son aquellas cosas que recién nacieron, nuevos proyectos, nuevos deseos que tenemos, sueños que recién comenzamos a trabajar en ellos, son sueños que están en su estado inicial, parecen pequeños, pero estos pequeños comienzos serán bendecidos también.

La bendición del Señor no solo estará en nuestros hogares sino que ira contigo cuando salgas de tu casa, cuando tengas que viajar, en el camino, en las calles, en vacaciones, en toda clase de salidas iras con la protección del Señor, sus ángeles acamparán alrededor tuyo, tendrás protección de accidentes y si intentan robarte Dios te protegerá y te librara, porque eres obediente a su voz. Nadie te podrá dañar, perseguir, agredir ni tocar, porque el Señor todopoderoso estará con nosotros donde quiera que vayamos. A su vez cuando estemos de vuelta a nuestras casas seremos protegidos igualmente y volveremos y entraremos con gran gozo de regreso a nuestro hogar. Será bendito nuestro entrar, nuestro salir y nuestro caminar fuera de casa. Porque la bendición que habita en nuestra casa nos acompañará.

El enemigo puede planear destruirte, atacarte, el diablo tratara de sacarte de la bendición, puede que personas te deseen el mal, te envidien y quieran destruirte, pero por más de que planifiquen contra nosotros el mal, solo encontraran la protección y la poderosa mano del Señor que los expulsara y huirán despavoridos, heridos y asustados por siete caminos. Cuando venga la lucha recordemos y confiemos que más son los que están con nosotros y más grande el que está de nuestro lado.

Y TODO PORQUE OIMOS, GUARDAMOS, Y PUSIMOS POR OBRA TODOS LOS MANDAMIENTOS DE DIOS.

¡¡¡FUIMOS OBEDIENTES!!!

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Epifanía

Enero 2011

Editorial Pastoral del boletín de la iglesia Principe de Paz, Valle Oriente,

San Pedro Garza García, N. L.

Rodolfo Torres Pérez

Parece ser que la Epifanía- manifestación o aparición- se comenzó a celebrar hacia el final del siglo tercero. Después de la afirmación de la deidad eterna de Cristo en el Concilio de Nicea, en el año 325, adquirió importancia la celebración de su nacimiento; la Navidad comenzó a celebrarse en Roma el 25 de diciembre hacia el año 354.

La Epifanía, se celebra el 6 de enero, recuerda el día en que los hombres sabios – magos-llegaron del Oriente para adorar al niño Jesús en Belén y traerle regalos de oro, incienso y mirra; señala el comienzo de la tercera estación, de Epifanía, que va hasta el miércoles, inicio de cuaresma-período de arrepentimiento-, y tiene como máximo ocho domingos. El Bautismo del Señor se celebra el domingo siguiente al día de Epifanía. La Transfiguración del Señor señala el fin de la estación de Epifanía. Nota interesante que se debe resaltar de acuerdo al texto bíblico, es que, ni se llamaban Melchor, Gaspar y Baltasar; ni tampoco venían montando un camello, un caballo y un elefante. Esto se ha incluido a través de la historia como un meta relato.

En resumen:

Estación: Epifanía

Tema: Visita de los hombres sabios, manifestación de la divinidad de Jesús en su Bautismo y en su primer milagro.

Domingos, Duración, Fiestas: Los hombres sabios (magos) llevan presentes a Jesús-Oro, Incienso y Mirra- 6 de Enero. El 9 celebraremos el Bautismo del Señor Jesús y contaremos 8 domingos como tiempo ordinario, hasta llegar al día de su transfiguración y posteriormente celebrar el miércoles 9 de marzo que marca el inicio de la cuaresma -arrepentimiento-.

Lo que las otras religiones piensan de Jesús

MADRID, 27/12/2010 (BBC Mundo / ProtestanteDigital.com)

lo que otros opinan sobre Jesús

«¿Quién dicen que soy?», preguntó Jesús a sus discípulos, y la cuestión sigue presentándose a la humanidad hoy. Así, las principales religiones del mundo ofrecen una respuesta: Jesús fue un rabino para los judíos, un enviado del cielo para los hindúes, o un profeta más para los musulmanes.

Para el hinduismo, que es un conjunto de varias tradiciones religiosas monistas, Jesús es «una figura muy respetada» según el portavoz en España de la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna, Juan Carlos Ramchandani, cuyo nombre hindú es Krishna Kripa Dasa.

De acuerdo con el sacerdote de la tradición Vaishnava, en una de las escrituras sagradas del hinduismo, el Bhavyshya Purana (que data de hace 3000 años aproximadamente), se anuncia el nacimiento de Jesús con el nombre de Isha.

«Esta escritura predice que va a llegar un enviado de Dios, que llamamos avatar. En sánscrito significa ´aquel que desciende´, es decir, que desciende del mundo espiritual al mundo material con un mensaje divino, de amor y de paz».

En el Budismo, en cambio, eliminan todo concepto de divinidad personal. «Para muchos budistas, Jesús fue un ser iluminado, un gran maestro. Yo siento a Jesús más cerca por su humanidad; no lo veo como un dios. Su mensaje de amor me acerca a él, pero si lo veo como un dios, su figura se hace tan lejana que jamás lo podré imitar», explicó José Castelao, reverendo Toan Sunim del templo Zen de la Ciudad de México.

Para la tradición judía Jesús nació, vivió y murió como judío. En la visión monoteísta judía es imposible que una persona sea sinónimo de Dios. «Jesús es percibido como un maestro y un rabino», aclaró Marcelo Polakoff, presidente de la Asamblea Rabínica Latinoamericana. «Lo que plantea una diferencia entre el judaísmo y el cristianismo tiene que ver no con la figura de Jesús en el sentido histórico, sino con la idea de Jesús como un mesías. Compartimos la idea de Jesús, pero diferimos en la idea de Cristo», señaló el rabino. Jesús tampoco es considerado un profeta para los judíos, pues la profecía terminó 400 años antes de la época de Jesús. «El último profeta, en la tradición judía, fue Malaquías», indicó Polakoff.

En el Islam, Jesús (Isa en árabe) es considerado -como Abraham, Moisés, Mahoma- uno de los más grandes profetas de la humanidad. «Jesús, la paz esté con él, fue el hijo de María y no de Dios», enfatizó Muhammadali Ibrahim Bokhari, supervisor general de la Asociación de la Liga Mundial Musulmana. «Creemos que Jesús fue un siervo de Dios, igual que creemos que su madre fue una santa sierva de Dios. Ninguno de los dos son socios de Dios en la administración del Universo», señaló.

Fuente: BBC. Edición: ProtestanteDigital.com.

Nuevos sueños para el 2011

Lo que el malvado teme, eso le ocurre;  lo que el justo desea, eso recibe.  Proverbios 10:24

Hoy no salí a trabajar, quise quedarme en casa para ponerme a evaluar sobre las cosas  que he logrado en este año que está terminando, y qué cosas nunca conseguí aunque lo procuré, estaba apuntando en mi cuaderno de devocionales diarios qué cosas han quedado frustradas y qué otras metas si logré alcanzar, cuando al leer mi cita bíblica mis ojos espirituales se abrieron y me di cuenta de algo sublime, si no alcance todas mis metas es que muchos de mis sueños no eran los sueños de Dios, porque no todo lo que he deseado, no todo en lo que puse mi esperanza estaba en los planes de él, porque una cosa es lo que el justo desea y otra muy diferente es lo que el necio espera. La justicia endereza el camino de los íntegros, pero la maldad hace caer a los impíos. Proverbios 11:5

Dios siempre se encarga de enderezar aquellas cosas que nosotros estropeamos por nuestra inmadurez, pero que mal le va a los que tercamente cierran todos sus sentidos a las claras señales que Dios pone alertándonos. “Los deseos de los justos terminan bien; la esperanza de los malvados termina mal” Proverbios 11:23.
Estudiando con curiosidad tu palabra Señor, noté en los capítulos del once al quince de Proverbios  lo que pretendías enseñarme; he hecho una lista de las cosas que debo desear para mi en 2011, son los deseos del Justo, pero también me percaté de las esperanzas que tienen los necios, las ilusiones y expectativas que van directo al tacho de los sueños tontos, eso, tú no quieres que ni siquiera pase por mi mente, ahora quiero compartirlo con tus hijos, dame de tu bendición para hacerlo, amén.

Deseos del Justo: El justo desea ser íntegro, tener conocimiento, refrenar su lengua, ser discreto y confiable, escuchar el consejo de los sabios, ser bondadoso, sembrar justicia, vivir con rectitud. Dar a manos llenas, ser generoso. Reanimar a muchos, madrugar para hacer el bien, ser prudente, ser piadoso, hacer la voluntad de Dios, amar la disciplina, hacer planes con misericordia y justicia, atender a las necesidades de los suyos, que sus hijos hereden el bien, aliviar al necesitado, ser leal, no ser perezoso, alegrar con las palabras de Dios, ser diligente, pagar las deudas, servir a tiempo y fuera de tiempo, amar como Dios ama.

Esperanza de los malvados:  El necio pone su esperanza en su balanza adulterada, su orgullo, su hipocresía, su riqueza material, su codicia, su ilusión de poder, sus palabras y chismes, ser cruel, sus ganancias ilusorias, su corazón perverso, no pagar sus deudas, acaparar el trigo, su libertinaje, en sus sueños egocéntricos, sus ganancias desmedidas, su insolencia, su boca ligera, su infidelidad, su desprecio al Señor, en los testigos falsos, su inconstancia, su arrogancia, sus maquinaciones, su agresividad, su envidia, su desprecio al prójimo, su manera de pensar.

Estamos en el primer día del nuevo año, antes de llenar tu agenda de miles de sueños por alcanzar, medita en si tus anhelos están en la lista de deseos justos o estas equivocándote, y sin darte cuenta, parece que encaja más en la esperanza de aquellos que no lograrán nada. Vuelve al rumbo correcto, sueña los sueños de Dios y te irá bien!.

Feliz año con la bendición de Dios
Martha Vílchez de Bardales, Pastora

La fuerza del gozo

ENERO 5

No os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza. Nehemías 8.10

El camino hacia la reconstrucción de los muros de Jerusalén había estado repleto de obstáculos. El pueblo tuvo que luchar con rumores, con divisiones, con oposición y con fatiga. En más de una ocasión habían sentido el fuerte deseo de desistir de la tarea que tenían por delante, la tentación de «tirar la toalla».

Un panorama tan duro es más que propicio para el desánimo, tierra fértil para que el agobio se instale en nuestros corazones y andemos con el semblante triste y abatido. Estas son las respuestas normales del alma a situaciones donde la adversidad parece no tener fin. Jesús mismo, frente a la inminencia de la cruz, comenzó a entristecerse y a angustiarse, confesando: «Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo» (Mt 26.37).

El líder sabio no se engaña a sí mismo en cuanto a sus verdaderos sentimientos. Sin embargo, sabe que estos sentimientos deben ser tratados inmediatamente para no afectar su vida espiritual. Jesús no perdió tiempo en convocar a sus tres amigos para que le acompañaran mientras oraba. Sabía que la tristeza que se instala en forma permanente en nuestras vidas afecta profundamente la manera en que vemos y hacemos las cosas. Nos lleva a actitudes negativas y de desesperanza; nos invita a que dejemos de luchar, porque comenzamos a creer que nuestra situación no tiene arreglo. Nos conduce indefectiblemente hacia el camino de la depresión, porque nadie puede vivir en forma indefinida con falta de esperanza. El hombre desanimado ya está derrotado, porque ha perdido la voluntad de seguir peleando.

Jesús, al igual que Nehemías, sabía que era esencial reavivar el gozo, que es la fortaleza del hombre espiritual. Su agonía en Getsemaní no terminó hasta que lo había recuperado. Debidamente fortalecido «por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz» (Heb. 12.2). Este tipo de gozo no es un sentimiento sino una convicción espiritual. Las circunstancias pueden ser adversas en extremo, pero el gozo viene cuando conseguimos sacar nuestros ojos de las cosas que se ven, y ponerlos firmemente en las cosas que no se ven (2 Co 4.18).

El líder cuyo corazón está lleno de gozo realmente es imbatible, porque su vida está firmemente anclada en las realidades eternas del reino, y no en las temporales de este mundo. Tiene una convicción inamovible de que hay un Dios que reina soberano sobre todas las cosas, y que la especialidad de ese Dios es utilizar la adversidad y la derrota para traer bendición a su pueblo.

No permita que la crisis lo entristezca. Si es necesario, derrame su alma delante de Dios, como Cristo en Getsemaní. Pase lo que pase, recupere el gozo de ser parte de los que vencen. El pueblo que está con usted necesita ver a un pastor que no le tiene miedo a las dificultades, porque sabe que nuestro Padre celestial siempre tiene la palabra final en todas las circunstancias.

Para pensar:

¿Cuál es su reacción normal a las dificultades y a las crisis que se le presentan? ¿Qué pasos toma para remediar los sentimientos de abatimiento y desánimo? ¿Cómo puede cultivar el gozo en forma cotidiana?

Shaw, Christopher: Alza Tus Ojos. San José, Costa Rica, Centroamérica : Desarrollo Cristiano Internacional, 2005, S. 5 de enero

5 de Enero

No te Pierdas la Respuesta de Dios

¿Hay para Dios alguna cosa difícil?

Génesis 18.14

El Dios de las sorpresas se manifiesta otra vez… Dios lo hace a los que son fieles. Justo en el momento que la matriz es demasiado vieja para concebir, Sarai queda embarazada. Justo en el momento que el fracaso excede a la gracia, David recibe el perdón…

¿La lección? Tres palabras. No te rindas…

¿Es largo el camino? No te detengas…

¿Está negra la noche? No abandones.

Dios está mirando… Y puede que sin que lo sepas…

Tal vez el cheque está en el correo. Quizá una disculpa esté en proceso de elaboración. A lo mejor el contrato de trabajo está sobre el escritorio.

No te rindas. Si lo haces, es posible que pierdas la respuesta a tus oraciones.

Todavía Remueve Piedras

Lucado, Max ; Gibbs, Terri A.: Gracia Para Todo Momento. Nashville : Caribe-Betania Editores, 2000, S. 20

COMINO

03.- JOSÉ,

EL NIÑO HUERFANO QUE SOÑABA.

José, capturado

Tuve una de las infancias más raras, porque cuando yo nací en la ciudad de Harán, Mesopotamia, ya mi padre tenía a 10 hijos varones y una hija, pero todos hijos de tres mujeres, a las que mi padre no quería, pues yo era el único hijo de la mujer que mi padre amo toda su vida. Cuando estaba muy niño mi padre decidió volver a la casa de mi abuelo Isaac, y nos pusimos a caminar hacia Canaán. Cuando llegamos cerca de Belén, que se llamaba Efrata,  mi madre dio a luz a mi hermanito Benjamín, pero su parto fue tan difícil  que ella murió. Así que yo estaba muy chico, y mi único hermanito de padre y madre se quedo huérfano junto conmigo, pero así crecimos muy unidos mi hermanito y yo. Fui muy obediente con mi padre, y Dios me principio a revelar cosas en sueños. Cosas que yo no podía entender. Una vez soñé que había doce manojos de espigas parados en el campo,  pero  once de ellos se inclinaban hacia mi manojo. Yo conté eso a mi padre y a mis hermanos, pero estos buscaban la forma de matarme. Dios me estaba preparando para el futuro. (Génesis 37)

 

CONFIAR EN DIOS EN TODAS LAS CIRCUNSTANCIAS ES LO MEJOR.




Conoce tu Biblia

SET, EL HIJO SUSTITUTO

GENESIS 4:25-26

Muchos hemos pensado con cierto desprecio hacia Adán por haber comido de la fruta que le dio Eva, pero yo pienso que Dios perdonó su pecado, como perdona cada uno de los nuestros, y que Adán cumplió su labor que Dios le encomendó.

No es posible que podamos imaginarnos el inmenso dolor que haya estado en el corazón  de Adán y de Eva al ver a su hijo bueno, desaparecido. Tampoco sabemos el castigo que le hayan dado a Caín; o si hubo alguna comunicación entre Caín y sus padres, después del crimen cometido en contra de Abel. Es posible que haya sido tanto el disgusto, o dolor, que ya no hayan tenido comunicación  con él, ya que Caín se fue a la tierra de Nod.

La Biblia no nos dice cuántos años después de haber sido formado Adán, engendró a Abel, pero sí nos dice que cuando Adán tenía 130 años de haber sido formado, engendró a Set. Y sí dice la Biblia que cuando nació este tercer hijo, Eva llamósu nombre Set. Porque Dios me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín. El nombre de Set se ha prestado a varias interpretaciones, pero las más comunes son sustitución o nombrado. En algunas notas de algunas Biblias aparece el nombre de Set, como sustitución.

El nombre de Set aparece 7 veces en Génesis 4 y 5, y dos veces más en el resto de la Biblia.  Total 9 veces¸ pero toda la historia que tenemos de Set la encontramos en Génesis 4 y 5, y en Crónicas y en Lucas sólo se menciona en las genealogías. Lucas está dando la genealogía del Mesías, y está probando que Jesús fue descendiente de Abraham, y descendiente directo de Adán, por la línea de Set.

Abraham engendró a Isaac cuando tenía 100 años, pero Adán engendró a Set a los 130 de adulto. Y si Eva fue creada al mismo tiempo de Adán, entonces también tendría 130, mientras que Sara dio a luz a Isaac, su único hijo, cuando ella tenía solamente 90 años.

Entre los judíos hay una leyenda que no es muy clara, y algunos la interpretan diciendo que Adán y Eva tuvieron 30 hijos y 30 hijas, mientras que otros interpretan que fueron 300 de cada sexo, pero como es leyenda no le hacemos mucho caso. Aunque tenemos que saber que ellos recibieron la orden de Dios de fructificad y multiplicaos, llenad la tierra y sojuzgadla, Génesis 1:28. Así que lo más seguro es que hayan tenido mucho hijos e hijas, los cuales a su vez también se multiplicaron mucho.

Set tuvo un hijo, que por lo visto debe haber sido su primogénito a quien le llamó Enós, y éste le nació cuando Set tenía 105 años. Después de Enós, Set tuvo hijos e hijas. Pero lo importante es que cuando este niño nació los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová. Como que todos se habían alejado de Dios, y Set les ayudó a volver al de Dios.

Hay algunos traductores que dicen que esa última línea del versículo 26 se puede traducir: desde entonces los hombres comenzaron a invocar a sus ídolos como Jehová. Esto para dar el argumento que desde el tiempo de Set los hombres se fueron alejando de Dios, aunque hubo algunos muy piadosos, después de Set. Después de Set se mencionan 8 personajes de mucha importancia en su línea, que son la conexión con la vida de Adán, ellos son: Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared, Enoc, Matusalén, Lamec y Noé. Dice el hermano Judas, en el versículo 14, que Enoc fue el séptimo desde Adán.

Los teólogos no se ponen de acuerdo en lo que signifiquen las palabras de Génesis 5:3 que dicen: Adán engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen. Hay muy diversas opiniones, pero como dije antes, yo estoy seguro que después de que Adán desobedeció y fue castigado, también fue perdonado por Dios, y Adán vivió el resto de su vida temiendo a Dios, y honrándole conforme él había sido instruido. También sabemos que los descendientes de Caín siguieron otra forma de conducta, totalmente alejados de Dios.

Creemos que después de que nacieron Caín y Abel, Adán y Eva tuvieron muchos hijos, quienes se multiplicaron. También después de que nació Set, les nacieron más hijos e hijas. Algunos siguieron a Dios, pero otros, la mayoría, se alejaron tanto, que Dios tuvo que poner fin a esas generaciones, sacando a Noé y a su familia, de entre ellos,  para que formaran una nueva descendencia, o podríamos decir una nueva humanidad.

912 años fueron suficientes para que Set diera buen testimonio, tener descendencia y suplir a Abel quien se fue al cielo. No encontramos que Set haya rehusado venir a suplir un lugar vacío. Estoy seguro que antes de que naciera Set ya había muchas personas en la tierra. Pero Adán y Eva esperaron 130 años para recibir a uno que vendría como sustituto de Abel. No hay forma de saber qué edad tenían Adán y Eva cuando murió Abel, sólo nos dice la Biblia que Adán tenía 130 años cuando nació Set. Pero sí estoy seguro que recién fueron creados principiaron a engendrar hijos e hijas.

Hay en Números 24:17 una nota muy importante para nosotros y  es la mención de los hijos de Set. Esa porción de la Biblia está en la profecía que sale de los labios de un profeta desobediente llamado Balaam. Dios dio a través de él una profecía especial, pues en ese mismo versículo se menciona la estrella de Jacob. Esa estrella es identificada por los magos como la estrella de un Rey, y por eso ellos llegan a Jerusalén buscando a un Rey. En esa porción habla que Dios va a destruir a los hijos de Set, y esto va en contra de la Biblia, pues todos los habitantes del mundo somos hijos de Set, De  Set vino Noé, y todos venimos de Noé. Algunos traductores dicen que esas palabras también se pueden traducir como hijos del tumulto, o de la rebeldía. Eso hace más sentido, pues la destrucción de los impíos está profetizada en muchas partes de la Biblia, pero no podemos cambiar lo escrito, porque es posible que Dios esté diciendo algo que por ahora nosotros no entendemos, y podemos caer en maldición al cambiar lo que están diciendo las Escrituras.

Cuestionario:

1.- Cuando Adán tenía ___________años de haber sido formado nació  ____________.

Cuando nació Set, Eva dijo ________________________________________

2.- Hay muchas teorías en cuanto a lo que significa el nombre de Set, pero lo que más

Común se dice es que significa _________________________________________

3.- El nombre de Set aparece ___ veces en Génesis 4; ___ veces en génesis 5¸  ____ vez en I de Crónicas 1:1, y ___ vez en Luchas 3:38. Total _______ veces en toda la Biblia.

4.- Entre los judíos hay una leyenda que algunos interpretan que Adán y Eva tuvieron ____  hijos y _____ hijas; pero otros dicen que fueron _______ hijos y ________ hijas

5.- La orden específica  dada por Dios a Adán y Eva fue: ____________________________________________________________________________________________

6.- Según nuestra versión de la Biblia, ¿Qué pasó cuando nació Enós, el primer hijo de Set.

__________________________________________________

7.- Después de Set se mencionan 8 personajes que en alguna forma sirvieron a Dios, son:___________________________________________________________________

8.- Llegó un tiempo en que tanto los descendientes de Caín como los de Set se alejaron deDios, y El llamó a ______ para que fuera el que salvara a la ___________________

9.- La expresión  los hijos de Set, que se haya en Números 24:17, según algunos intérpretes, también se podría traducir ___________________________________

10.- La expresión anterior es parte de una  profecía dada por ________________            cuando también predijo que vendría ____________________________________

11.- ¿Dónde dice la Biblia que no debemos quitar ni poner a la escritura? ____________

Estudios bíblicos

Jueces 1 y 2

Gabriel Morales Perea

Dos gentiles conversos, versados en el Tanaj (*), discurren acerca del Libro de los Jueces (William Blades, 1891)

(*) El Tanaj (del acrónimo en hebreo תַּנַ”ךְ) es el conjunto de los 24 libros de la Biblia hebrea. Constituye, junto a otros libros, el llamado por los cristianos Antiguo Testamento.

Gracias a Dios, por concedernos la vida y poder ver el inicio del año 2011, en esta ocasión haremos un breve recorrido por la historia del pueblo de Israel para conocer además de su historia, su acercamiento y alejamiento de Dios y la vida de los caudillos levantados por Dios para poder ocupar el territorio que a cada tribu le había sido asignado; pero por la falta de obediencia completa, al no desalojar de su territorio a estos habitantes, les causaron problemas y vivió con dificultad el pueblo judío. A diferencia del libro de Josué donde se narra la conquista de Canaán con acciones rápidas y completas, en el libro de Jueces se habla de una ocupación difícil y lenta, parcial y sin un plan como nación para ocupar el territorio.

Esta historia desagradable nos hace pensar que como personas, familias, sociedad y nación, debemos vivir cerca de Dios y no adoptar formas paganas y/o de idolatría o ser absorbidos por la mayoría y adoptar sus prácticas, que al parecer sutiles e inofensivas, pueden encerrar consecuencias desagradables.

En el capítulo 1:1 encontramos la pregunta ¿quién de nosotros subirá primero a pelear contra los cananeos?, esta consulta a Dios se debe a que su guía Josué había muerto, la respuesta de parte de Dios fue enviar primero a Judá y éste invitó a su hermano Simeón y fueron a la guerra en donde en donde el Señor, nuestro Dios entregó en sus manos al cananeo y al ferezeo y se menciona que hirieron a muchos hombres para poder conquistar el territorio que les había sido asignado.

Encontramos también la conquista de la ciudad de Debir, población importante situada cerca de la ciudad de Hebrón y a cambio de esta conquista Caleb le da a Otoniel el conquistador, su hija Acsa en matrimonio, pidiendo ella a su padre que también le diera las fuentes de agua y les concedieron los manantiales de arriba y de abajo del territorio heredado.

Se mencionan también en este capítulo otras conquistas como las que hicieron: Judá y Simeón para tomar la población de Sefat, cambiándole el nombre y designándola como Horma, además de conquistar a Gaza y a los territorios filisteos de Ascalon y Ecron y encontramos que los hijos de la tribu de Benjamín no expulsaron al pueblo jebuseo que habitaba en la ciudad de Jerusalén.

Contra Betel subió la tribu de José y contra Betseán, Taanac, Dor y los habitantes de Meguido y sus aldeas subieron Manases y Efraín para combatir al pueblo cananeo pero no lo expulsaron y hasta que los Israelitas se hicieron fuertes los hicieron tributarios y siguieron habitando con ellos.

Los últimos versículos de este capítulo nos mencionan las conquistas de las tribus de Zabulón, Aser, Neftalí, Dan, quienes no acabaron con los cananeos ni los amorreos, habitando con ellos hasta posteriormente hacerlos tributarios.

El capítulo 2 inicia con la aparición del ángel de Jehová en Boquim dándoles el recordatorio de Dios desde que los sacó de Egipto, hasta darles la tierra prometida a las tribus de Israel, recordándoles en este mensaje el no hacer pacto con los habitantes de esas tierras y derribar sus altares de idolatría; pero el pueblo israelita omitió este ordenamiento y como consecuencia esos pueblos serían azotes para sus costados y la idolatría, tropezadero para el pueblo, después de este mensaje el pueblo lloró dándole así nombre a este lugar “Boquim”.

A la muerte de Josué a la edad de 110 años y al paso del tiempo aquellos hombres que vieron y fueron protagonistas de las conquistas de este gran caudillo y conocer las bendiciones de Dios, estas generaciones fueron muriendo y llegó el momento que la generación de la época no conocía a Jehová ni la obra que Él había hecho por Israel, (Jueces 2:10), haciendo lo malo ante los ojos de Dios y yéndose hacia la idolatría.

Se nos menciona este alejamiento del pueblo, hacia su Dios y la influencia de la idolatría de los pueblos que habitaban en medio de ellos y que ahora era el cumplimiento de lo que Dios les había dicho que serían azotadero a su costado por lo que Dios los entregó en manos de saqueadores que los despojaron y los puso en manos de sus enemigos, a los cuales no pudieron enfrentarse, por donde quiera que salían, la mano de Jehová estaba contra ellos para mal (2:15).

Es en esta época en la que Dios además de castigar a su pueblo por su desobediencia, muestra su amor hacia ellos dándoles la oportunidad a través de caudillos o conquistadores, someter a los pueblos que los oprimían en diferentes lugares del territorio israelita y consecuentemente levantarse en medio de una o más tribus y desde ahí manifestar la autoridad para el resto de la nación, a estos héroes se les conoce como “JUECES”, los cuales actuaron como instrumento de Dios para liberar a su pueblo. La palabra Juez significa también, guía, dirección y gobierno; por lo que realizaron estos eminentes personajes una misión especial, en un preciso momento y por un tiempo limitado. Pero hubo ocasiones que el pueblo no oyó a sus jueces y fueron tras dioses ajenos y se apartaron del camino de sus padres, o al morir el juez el pueblo se descarriaba; por lo que el enojo de Dios se hizo manifiesto sobre el pueblo para probarlos y que decidieran seguir a Dios o no, y cuando tenían a su Juez, Dios estaba con el Juez.

Desierto de Judá

Esta enseñanza, también nos refiere a seguir a Dios, personal o familiarmente en nuestra congregación y crecer en su camino mediante el servicio a Él, si usted no tiene definido aun algún ministerio o servicio dentro de la iglesia, puede acercarse a su pastor, para la orientación debida.

Aportación del Pastor Rodolfo D. Recillas, de Nuevo Casas Grandes, Chih.

Aunque la cronología no puede determinarse con exactitud, estos datos pueden ayudarnos:

REF. AÑOS PERIODO

3.8                8 Esclavitud bajo Cusan-ristaim

3.11             40 Gobierno del juez OTONIEL

3.14             18 Esclavitud bajo Eglón

3.30             80 Paz después de la liberación por AOD

3.31              (?)    Gobierno del juez SAMGAR

4.3              20 Opresión de Jabín

5.31             40     Paz después de DÉBORABARAC

6.1                7 Servidumbre bajo Madián

8.28             40 Gobierno del juez GEDEÓN

9.22               3 Gobierno de Abimelec

10.2            23 Gobierno del juez TOLA

10.3            22 Gobierno del juez JAIR

10.8            18 Opresión de los amonitas

12.7              6 Gobierno del juez JEFTÉ

12.9              7 Gobierno del juez IBZÁN

12.11           10 Gobierno del juez ELÓN

12.14           8 Gobierno del juez ABDÓN

13.1            40 Esclavitud bajo los filisteos

15.20; 16.31 20 Gobierno del juez SANSÓN

Total           410 años                      REF. = Referencia.

Esta lista no es total. Hch. 13.20 menciona 450 años.

No da la duración del gobierno de Samgar. (Jue. 3.31)

No se habla del tiempo de opresión por los sidonios y maonitas. (Jue. 10.12).

Fraternidad de Hombres Metodistas

Propósito.-

La Fraternidad de Hombres Metodistas tendrá por finalidad promover el desarrollo espiritual, cultural y económico de sus miembros. También fomentará las siguientes tareas: la evangelización, la mayordomía cristiana, el aumento de los honorarios de los obreros de la Iglesia, el incremento del fondo de pensionados, el establecimiento y la promoción de becas para estudiantes, la construcción y reparación de templos y anexos, la agenda general de la Iglesia y la obra del servicio social. Todo esto de acuerdo con las autoridades de la Iglesia.

Lema.-

“El reino de los cielos se hace fuerza, y los valientes lo arrebatan”

(Mateo 11:12, Reina Valera, 1909)

Este video presenta un rápido repaso a algunas de sus actvidades más recientes.

<object width=”640″ height=”385″><param name=”movie” value=”http://www.youtube.com/v/6N4npg2gPIM?fs=1&amp;hl=es_MX”></param><paramname=”allowFullScreen” value=”true”></param><param name=”allowscriptaccess” value=”always”></param><embed src=”http://www.youtube.com/v/6N4npg2gPIM?fs=1&amp;hl=es_MX” type=”application/x-shockwave-flash” allowscriptaccess=”always” allowfullscreen=”true” width=”640″ height=”385″></embed></object>

Recuerden que esperan a todos los varones metodistas en Veracruz.

Historia

TEMPLO METODISTA

“LA SANTÍSIMA TRINIDAD”

Esta publicación aparece en Internet (Google, templos metodistas) bajo el rubro de “Reseña del templo Metodista de La Santísima Trinidad, Centro Histórico, Ciudad de México”. Anuncia una foto que no se pudo bajar, por lo cual colocamos otra en su lugar. Reproducimos esta publicación con motivo del reciente aniversario del templo en su dedicación a la gloria de Dios (24 de Diciembre de 1873).

El templo Metodista de la Santísima Trinidad se encuentra en el número 5 de la calle de Gante del Centro Histórico de la Ciudad de México, sitio en que estuvo el claustro menor y la portería del claustro principal del Convento Grande de San Francisco que, de acuerdo con la historiadora y cronista Ángeles González Gamio:
Se edificó en el predio que había sido la sede del famoso zoológico del emperador Moctezuma, del cual hace una detallada descripción el soldado-cronista Bernal Díaz del Castillo, quien menciona, entre otros muchos datos, que además de toda clase de aves, mamíferos y peces, tenía enanos, albinos y personas deformes, que eran cuidadas y alimentadas con todo esmero por los cientos de personas que atendían el que sin duda fue uno de los primeros zoológicos del mundo.
Los franciscanos fueron la primera orden en llegar al nuevo continente; se dice que su primer convento estuvo cerca de la Plaza Mayor. Las construcciones iniciales fueron muy modestas, obedeciendo al espíritu austero que caracterizó a los primeros frailes, que arribaron recién rea­lizada la conquista. Esta parquedad se fue perdiendo al paso de los siglos, y en el XVIII, cuando reconstruyeron el conven­to, que había padecido severos hundi­mientos, lo hicieron a todo lujo.
Esta maravilla, que llegó a abarcar 32 mil 224 metros cuadrados -el equivalen­te a dos manzanas completas-, contaba con jardín, huerta, cementerio, comedor para 500 personas, templo, 11 capillas magníficas, enfermería y 300 celdas; tras la exclaustración fue mutilado para abrir las calles de Gante y 16 de Septiembre, y después fue fraccionado y vendido a par­ticulares, quienes, en su mayoría, destru­yeron las edificaciones, salvándose úni­camente cuatro de ellas, y algunas queda­ron fragmentadas, como los restos de la sala de Profundis, que se encuentran dentro de la panadería La Ideal…
Si nos remontamos a 1524, en ese año se produjo la llegada de la primera misión franciscana conocida como de Los Doce, miembros de la Orden de Frailes Menores de Observancia, encabezados por fray Martín de Valencia, quienes venían provistos de la bula omnímoda, que contenía además de amplísimas facultades eclesiásticas, un mandato apostólico para establecer la iglesia en México. A este grupo se le unió el lego fray Pedro de Gante, quien había arribado un año antes. Se instalaron provisionalmente en una casa situada en la manzana que forman las actuales calles de Justo Sierra, Guatemala, del Carmen y Argentina, mientras construían su convento a expensas del conquistador Hernán Cortés. En 1525 tomaron posesión del sitio que se les asignó para la fundación de su monasterio en donde había estado la casa de las fieras del emperador Moctezuma.
Así surgió la capilla abierta de San José de los Naturales de la capital de Nueva España fue la primera iglesia que en esta tierra se hizo, según fray Pedro de Gante. Data de 1527­-1530 y se ubicaba en lo que hoy es la calle de Madero, entre el Eje Central y la calle de Gante. Existió antes que la iglesia cerrada de San Francisco y constaba originalmente de una sola crujía con siete arcos al frente -en el central se hallaba el altar­- que daban hacia un atrio amplísimo para recibir a los indígenas que venían a escu­char la misa desde los pueblos de los alrededores de la ciudad. Esta capilla abierta se creó cuando a algún fraile se le ocurrió poner una imagen bajo el techado del patio, lo que posibilitó su veneración y la idea de que se podía oficiar la misa en el lugar. Este fue el surgimiento de las capillas abiertas que tanto proliferaron en todo México.
Cervantes de Salazar la describió en 1554: cuenta con cuatro capillas posas y un camino procesional señalado con árboles, además de una gigantesca cruz de madera en el centro del a­trio. El célebre arquitecto Claudio de Arciniega proyectó el Túmulo Imperial que allí se edificó a la muerte del empera­dor Carlos I de España y V de Alemania; también amplió la capilla en tres naves a todo el ancho, de siete tramos cada una.
En 1525 se edificó la iglesia que más tarde se denominó iglesia grande, cuyo presbiterio estuvo cubierto por una bóveda, obra de un cantero castellano. En 1527 se derrumbó y, por órdenes del presidente de la Primera Audiencia Nuño Beltrán de Guzmán fue reconstruida, también se le alargó el coro por medio de arcos. Fue reedificada una vez más en 1590 por el arquitecto fray Francisco de Gamboa que la concluyó en 1602, aunque su deterioro fue constante debido a las constantes inundaciones que en ese entonces sufría la Ciudad de México.
La importancia del Convento de San Francisco fue tal que se erigió como uno de los referentes más importantes sobre los asuntos religiosos, políticos, económicos y culturales, de tal suerte que al monasterio llegaban decenas de carretas cada día tan sólo para abastecer de víveres a los religiosos franciscanos que allí moraban. No resulta exagerado afirmar que se trataba de una ciudad dentro de otra ciudad.
A mediados del siglo XIX, el convento ocupaba una muy extensa superficie limitada al norte por la calle de San Francisco (hoy Francisco I. Madero) al poniente por la avenida San Juan de Letrán (Eje Central Lázaro Cárdenas), al sur por la calle de Zuleta (Venustiano Carranza), y al oriente por casas particulares; además de otras dependencias que estuvieron fuera de estos límites. Según el plano publicado por García Cubas en El libro de mis recuerdos, el recinto constaba del templo grande de San Francisco, once capillas y otras dependencias construidas en diferentes épocas: atrio, claustro exterior, portería, claustro principal, cocina, antesacristía, jardín y panteón, sala de profundis, salón del refrectorio, patio del noviciado, galería y capilla de enfermería, claustro y celdas de los religiosos, patios de los diversos departamentos, bodegas, y claustro de la calle de Zuleta, entre otras.
En 1856, al ser descubierta en este convento una conspiración contra el gobierno, el presidente Ignacio Comonfort expidió un decreto por el que suprimía a la Orden y se disponía la apertura de una calle que lo dividió en dos partes al prolongar el callejón de Dolores hasta San Juan de Letrán, también se demolieron los edificios y se ocuparon los terrenos para su utilidad pública.
Este decreto abrogó el convento y declaró bienes nacionales los que hasta entonces habían pertenecido a la Orden, con excepción de la iglesia principal y las capillas. Por esos años la huerta fue fraccionada para viviendas. El arquitecto y agrimensor Manuel María Delgado dirigió la demolición del inmueble para unir las actuales calles de Independencia y 16 de Septiembre. Como resultado de las gestiones realizadas por un grupo de liberales, los franciscanos pudieron regresar al convento en la parte que les fue asignada por las autoridades. En esa época aún se conservaban once de sus capillas.
A raíz de las Leyes de Reforma, la Orden fue suprimida definitivamente. En 1861 la iglesia grande quedó cerrada al culto y fue desmantelada, lo que ocasionó la destrucción de parte de los retablos, así como las tribunas y la sillería del coro, mientras que algunas pinturas fueron trasladadas a la Academia de Bellas Artes. Con la finalidad de prolongar la calle de Betlemitas (hoy Gante) se inició la demolición de otra parte del convento y de la Capilla de los Servitas, y se bajaron las campanas.
El convento fue dividido en doce lotes que se remataron en subasta pública. El lote formado por el claustro y la antesacristía fue adquirido por Eulalio Delgado quien, a su vez, vendió una parte a Jean Perrot en 1864. En 1866, Giuseppe Chiarini decidió instalar un circo en el claustro, por lo que abrió una comunicación hacia la actual calle de Gante, mientras que las caballerizas quedaron instaladas en la iglesia. Estas obras fueron realizadas por el arquitecto Luis G. Carrillo. Ante el fracaso de la empresa de Chiarini,  los propietarios enajenaron la posesión a James Sullivan, quien la vendió en 1870 a la Compañía de la Iglesia Episcopal Metodista de Nueva York.
En 1873, lo que alguna vez fue el claustro se acondicionó para la celebración del culto metodista, por lo que el 24 de diciembre de ese año se dedicó la iglesia a la Santísima Trinidad. Un arquitecto estadounidense proyectó la fachada en un estilo gótico muy abreviado que se construyó en mamposteo recubierto de aplanado. Actualmente el claustro está cubierto con estructura metálica, la construcción de tres niveles entre la calle y el claustro mayor se realizó en el siglo XIX, tiene muros de tabique, piedra y tezontle. Sus entrepisos y cubierta son de concreto y de forma plana. El recinto templario de esta fachada cuenta con un tragaluz que no corresponde con la arquitectura barroca del claustro mayor, En su interior, después de un pasillo se llega al claustro mayor del convento que aún muestra su esplendor a los visitantes.
El inmueble fue declarado Monumento el 16 de diciembre de 1931 e incluido en el Diario Oficial de la Federación el 11 de abril de 1980.

foto contemporánea

Fuentes de información:
Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles de Propiedad Federal. Conaculta-INAH. México.2002.
Arquitectura Religiosa de la Ciudad de México. Siglos XVI al XX. Una Guía. Asociación del Patrimonio Artístico Mexicano, A. C. México. 2004.
González Gamio, Ángeles. Vivir en el Centro Histórico. Periódico La Jornada. 15 de mayo de 2005.
http://www.ordenjuridico.gob.mx

Intolerancia religiosa

MARTIRES Y PERSEGUIDORES

de Alfonso Ropero

de Editorial Clie,

LA OBRA:

A lo largo de los últimos cuatrocientos años, la conocida obra del escritor británico John Foxe (1515-1587): EL LIBRO DE LOS MÁRTIRES ha sido el texto básico y fundamental sobre historia de los mártires cristianos en todo el mundo protestante. Pero a la vez, duramente criticada por sus opositores, que la han tachado de una parcialidad evidente, propia de la época en que fue escrita (Siglo XVI); y de una incuestionable falta de rigor científico-histórico .

Se echaba de menos un texto de nuevo cuño que abordara el tema desde una perspectiva más ajustada a criterios analíticos más amplios y rigurosos, más propios del siglo XXI. Este es precisamente, el objetivo  y propósito de este trabajo minucioso del historiador Dr. Alfonso Ropero, que nos honra  presentar a nuestros lectores.

A diferencia de la obra de Foxe, MARTIRES Y PERSEGUIDORES analiza no sólo el hecho histórico y documentos del martirio, sino también el contexto político, social y religioso de las persecuciones, teniendo en cuenta no sólo la razón de los perseguidos, sino también las razones de los perseguidores. Abordara  los diversos puntos de vista de los implicados, de los perseguidos y de los perseguidores, y de aquellos factores que pasaron desapercibidos en su época, pero que contribuían a dictar sus normas de conducta: los cambios sociales y culturales, las crisis políticas y económicas, la mezcla de pueblos, las catástrofes naturales y humanas. Busca entrar en la mente de unos y otros, rastreando sus creencias y sus miedos, tratando de comprender sus motivos, y entender sus razones.

Con esta idea en mente, el autor divide su extensa y documentada obra en cinco partes básicas:

PARTE I. CAUSAS Y TEOLOGÍA DEL MARTIRIO

PARTE II. LOS APÓSTOLES  SU OBRA Y SU MARTIRIO

PARTE III. EMPERADORES Y MÁRTIRES

PARTE IV. CONSTANTINO: LA IGLESIA DE PERSEGUIDA A PERSEGUIDORA

PARTE V. PERSECUCION DE CRISTIANOS BAJO EL ISLAM

No elude por tanto en su análisis ninguno de los aspectos, incluídos los más negativos y sombríos en la historia de la Iglesia, como puedan ser, el acoso y derribo de templos paganos por parte de los cristianos y el martirio de la científica alejandrina Hipatia, ampliamente difundido por la reciente versión cinematográfica de Alejandro Amenabar

Un libro que con independencia de su alto valor pedagógico como texto de historia en seminarios e institutos, debería recomendado por los pastores y utilizado como texto de estudio en grupos celulares y clases de E.D. y leído por todos los cristianos del siglo XXI.

MÁRTIRES Y PERSEGUIDORES tiene un mensaje especial para los cristianos de hoy. Con su lección de desprendimiento y sacrificio, en contraste con la brutalidad y el odio, saca a la luz lo peor y lo mejor de la humanidad; y también pone de manifiesto el poder de la fe y la fuerza de la convicción. Nos introduce en la vida de la Iglesia desde una perspectiva nueva e interesante, la del sufrimiento pero también la del testimonio, que eso es lo que viene a significar martirio, con toda su carga de heroísmo conmovedor y de ejemplaridad luminosa.

Nuestra cristiandad acomodaticia del siglo XXI no debe perder de vista que los primeros documentos literarios del cristianismo consisten en Actas y Pasiones de los mártires.; y que en el  N.T  los capítulos dedicados a la Pasión y Muerte de Jesucristo y los dedicados a las persecuciones sufridas por los apóstoles, cubren la mayor parte del texto.  La Iglesia cristiana ha sido fecunda en mártires y fecundada por los mismos. Pero antes de ser una Iglesia de mártires, es una Iglesia mártir. En su constitución ontológica se le imprime de modo indeleble la forma Christi, que se expresa en la pasión y muerte de Cristo en la cruz. Lo que pertenece a Cristo es también de su Iglesia; por tanto, también para ella tiene que concretarse y realizarse la forma seguimiento obediencial, que alcanza su culminación en la pasión y muerte por amor. “haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” (Filipenses 2:8)

Una obra única en su género, que combina su extraordinaria calidad histórico-científica con un alto valor formativo en los aspectos morales y espirituales.

EL AUTOR:

Alfonso Ropero, Th.M., Ph.D. (St Anselm of Canterbury Unviersity & St Alcuin House), escritor e historiador español, ha dedicado casi tres décadas a la enseñanza de lal historia del cristianismo y a la historia de la filosofía. Sus investigaciones se han plasmado un buen número de libros, ensayos y conferencias. En la actualidad compagina sos labores docentes con el cargo de Editor General de CLIE.

Para que nuestros lectores puedan comprobar por si mismos la naturaleza y calidad de esta obra, les ofrecemos descargar GRATUITAMENTE en PDF, el índice, la introducción y un capítulo de la primera parte, que pueden bajar del siguiente enlace:

http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.clie.es%2Fpa%2Fwp-content%2Fuploads%2F2011%2F01%2Fmartires.pdf&h=64cda

PROTESTANTES ENJUICIADOS

POR LA INQUISICION EN IBEROAMERICA

De Gonzalo Báez-Camargo

Editorial Cajica, Serie histórica

“La obra protestante en Iberoamérica se inició, propiamente hablando en el siglo XIX. Cobró cuerpo y fuerza, en términos generales, durante las últimas cuatro décadas. Pero sus iniciadores no fueron los primeros protestantes que vinieron a la América Hispana y Latina. Durante los tres siglos que duró la Colonia, muchos protestantes pisaron territorio americano. La mayoría fueron descubiertos y procesados con toda diligencia por la Inquisición”.

“La reedición de esta obra es, de alguna manera, un reconocimiento a la fecunda trayectoria de Gonzalo Báez-Camargo, autor prolífico, erudito y traductor bíblico, periodista, maestro y conferencista brillante. Don Gonzalo (1899-1983), pertenece a una generación de protestantes latinoamericanos a la que le correspondió solidificar logros e instituciones del protestantismo de finales del siglo XIX y principios del XX”

Arquidiócesis de Oaxaca legitima la persecución

a `sectarios evangélicos´

MÉXICO DF, 04/01/2011 (CMVida – ProtestanteDigital.com)

El portavoz de la Arquidiócesis de Oaxaca defendió a los indígenas católicos de Ixtlán y a las autoridades locales, que agredieron a un grupo de 70 evangélicos por no profesar la religión mayoritaria, calificándolos de “sectas” que pretenden dividir a los pueblos.

La intolerancia religiosa sigue generando episodios de discriminación y agresiones a los evangélicos en algunas regiones de México. Los abusos no han cesado en los últimos meses, mientras la Iglesia católica intenta ocultarlos o justificarlos.

Tras el último episodio de violencia, el portavoz de la Arquidiócesis de Oaxaca, José Guadalupe Barragán Oliva, defendió a los indígenas católicos de la comunidad de La Palma, municipio de Ixtlán (Oaxaca) y a las autoridades locales, que agredieron a un grupo de 70 evangélicos por no profesar la religión mayoritaria, calificando a los indígenas protestantes de “sectas”.

La periodista Sofía Valdivia, del diario ADN Sureste, entrevistó al portavoz de la Arquidiócesis, quien señaló que es “legítima la actitud de los católicos”, ya que “las sectas sólo se dedican a dividir a las comunidades”, así que los evangélicos “primero se meten y luego salen llorando…”.

RELIGIÓN Y POLÍTICA
El sacerdote Barragán Oliva acusó a los evangélicos buscan es “dividir a las comunidades en nombre de Cristo”. Por ello, considera que la respuesta de los católicos “no es intolerancia religiosa, sino es una defensa a un valor suyo que es la dignidad, y sus costumbres”. Además acusó a los evangélicos de moverse “no por una cuestión religiosa, sino por cuestión política”.

Hace algunos meses, pobladores de La Palma incendiaron el templo cristiano evangélico, quemaron el mobiliario y algunas biblias, al tiempo que prohibieron la entrada o salida de 70 miembros de la congregación cristiana “Más que Vencedores” y amenazaron con lincharlos.

EL GOBIERNO MINIMIZA LOS HECHOS
Mario Alberto Guzmán Castrezana, Secretario General de Gobierno en Oaxaca, acompañó personalmente a los evangélicos para constatar los hechos e iniciar una mesa de diálogo en La Palma.

El funcionario declaró al reportero Misael Sánchez, del diario El Tiempo, que efectivamente en la entidad hay 13 casos de intolerancia y persecución religiosa pero aclaró que no se tienen catalogados como “focos rojos”. También declaró que era inexacta la denuncia en el sentido de que los cristianos estuvieran secuestrados o privados de su libertad de tránsito, negando así lo que afirmaba el pastor local Abraham Velazco Martínez.

“Los cristianos dicen que fueron excluidos de las listas de habitantes de la comunidad, mientras los lugareños y sus autoridades refieren que fueron ellos mismos los que solicitaron ser dados de baja”, dijo Guzmán Castrezana al periodista oaxaqueño.

Ante este panorama, es de temer que las denuncias presentadas en Oaxaca por delitos como despojo, daños en propiedad federal, amenazas de muerte, privación ilegal de la libertad, entre otros, queden en la impunidad, como ha sucedido en la mayoría de los casos que hasta ahora se han presentado ante instancias judiciales en Estados como Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán donde los casos de persecución religiosa se han vuelto más frecuentes.

Fuente: CMVida – Edición: ProtestanteDigital.com


Noticias internacionales

Publican libro sobre pentecostalismo

en transición y globalización

En el marco del centenario de la llegada de los primeros misioneros pentecostales a Nicaragua, el teólogo Carlos Aguirre Salinas presentó en el auditorio, del Consejo Nacional de Pastores de Nicaragua (CPEN), esta semana, la obra El Pentecostalismo en transición y la globalización.

Trinidad Vásquez
Managua, miércoles, 29 de diciembre de 2010
El texto fue editado en cooperación con la Red de Estudios Latinoamericana Pentecostales, (RELEP), y la Casa Giordano Bruno que coordina el doctor y teólogo Alberto Araica.

En la realización de la obra se contó con investigadores y sociólogos de la Facultad Evangélica de Estudios Teológicos (FEETS), el Seminario Teológico Bautista de Managua y encuestas entre las iglesias históricas y la iglesia Asambleas de Dios, de línea pentecostal.

El autor al ser entrevistado por ALC dijo que el primer misionero norteamericano independiente que llegó a León, la segunda ciudad de Nicaragua, lo hizo en 1910 y en el ‘12 llegaron a Matagalpa, a 145 kilómetros al norte de esta capital, misioneros pentecostales con propósitos evangelísticos.

Para Aguirre Salinas es interesante el desarrollo del pentecostalismo en el país, porque es un movimiento cristiano, creciente, dinámico y atractivo, para la gente de escasos recursos económicos y obreros, mujeres amas de casas y artesanas.

Hoy hay un nuevo rostro del pentecostalismo que son lo que llegan a la mega iglesia Hosanna, profesionales, pequeños y grandes empresarios de clase media y alta, que llenan el parqueo desde pequeños autos hasta camionetas de 70 mil dólares.

Explicó que el libro lo escribió en medio de un mercado religioso y en medio del debate de la llamada Teología de la Prosperidad latente y otras corrientes religiosas; y por eso, su nombre de Pentecostalismo en Transición y Globalización en Nicaragua, “porque vivimos en expansionismo evangelístico, cruzadas de profetas y apóstoles norteamericanos y de América del Sur que, anualmente, llegan a Nicaragua”, expresó.

Dentro de este nuevo “look” de la Iglesia, el autor trata de reflejar ese nuevo rostro del movimiento pentecostal, que otros llaman nuevo estilo de doctrina e himnología.

El propósito del teólogo es narrar el peregrinaje del pentecostalismo, desde su llegada a Nicaragua, y no duda que el libro será de gran utilidad para la familia pastoral y los investigadores e historiadores religiosos.

La verdadera Navidad llegó 18 veces

diarias a Times Square estas fiestas

NUEVA YORK, 04/01/2011 (Christian Post/ ProtestanteDigital.com.)  En una de las pantallas gigantes que emite anuncios constantemente en Times Square, la American Bible Society (ABS) emitió su mensaje de Navidad. En 30 segundos, se destaca un lema: «Dios bajó porque por usted le mereció la pena hacer ese viaje».

El anuncio se mostró estas fiestas en la pantalla de la CBS, y dado que Times Square es una importante intersección de Manhattan (Nueva York), situada en la esquina de la Avenida Broadway y la Séptima Avenida, tuvo la posibilidad de ser visto por nada menos que 1,5 millones de personas cada día. «El propósito del anuncio era llevar un mensaje actual de la Navidad y la Biblia a las personas que se encuentran en dicho lugar, en una forma en que fuese impactante para ellos, y estimular así un mayor deseo de leer la palabra de Dios,» dijo Christy Lynn Wilson, portavoz de ABS.

El anuncio se iniciaba como si se estuviese flotando en el espacio exterior a la atmósfera, para desde ahí hacer un zoom sobre el planeta Tierra, que se iba centrando sobre Times Square hasta llegar a la plaza, en la que se encontraba el espectador. A continuación, el anuncio decía en inglés: «Dios bajó porque por usted le mereció la pena hacer ese viaje. Descubre la historia completa: UncoverChristmas.com» (“Descubra la Navidad.com”).

HECHO POR PROFESIONALES
La Sociedad Bíblica contó para realizar el anuncio con The Winn Group. «ABS vino a nosotros, ya que necesitaban algo de ayuda para compartir un mensaje que llegase a muchas personas; y a la vez que no desvirtuase el auténtico sentido de la Navidad».

Así se lo expresaron a The Winn Group: «un mensaje sobre el verdadero significado de la Navidad: que Dios envió a su único Hijo a la Tierra, en forma de hombre, para rescatar a la humanidad, para que ninguno se pierda, sino tenga vida eterna» explicaron desde The Winn Group, que tuvieron que asumir el reto de convertir este texto en ideas e imágenes creativas… y en 30 segundos de tiempo.

Como empresa de marketing, estrategia y medios creativos que sirve sin fines de lucro a organizaciones que promueven un mensaje, The Winn Group, con sede en Texas, asumió el reto y produjo el anuncio para ABS.

Noticias nacionales

Los números de 2010

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: Wow.

Números crujientes

Imagen destacada

Un Boeing 747-400 transporta hasta 416 pasajeros. Este blog fue visto cerca de5,400 veces en 2010. Eso son alrededor de 13 Boeings 747-400.

In 2010, there were14 new posts, not bad for the first year! Subiste 184 imágenes, ocupando un total de 98mb. Eso son alrededor de 4 imágenes por semana.

The busiest day of the year was 12 de octubre with 196 views. The most popular post that day was Editorial.

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fuerangante5.com.mxmail.live.comfacebook.com,mail.yahoo.comes.wordpress.com.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por el evangelista mexicanohttp://www.evangelistamexicano.wordpress.com,iglesia metodista de mexicoevangelista mexicano y“judith perez angeles”.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

Editorial septiembre, 2010
52 comentários

2

CASE noviembre, 2010
2 comentários

3

CAM septiembre, 2010

4

CAS septiembre, 2010
2 comentários

5

CANCEN septiembre, 2010
2 comentários

Nuestras instituciones 3.

Por el Pbro. Juan Pluma Morales.

2. CONFERENCIA ANUAL DE MÉXICO

2.1. Instituciones Educativas

Colegio Sara Alarcón. México, Distrito Federal

El Colegio Sara Alarcón fue fundado en 1910, con la finalidad de realizar obra social a través de la educación. En  sus inicios fue llamada “Escuela Industrial”, sus objetivos fueron ayudar a las señoritas mexicanas con pocos recursos. Funcionaba con un Departamento de Economía Doméstica con el manejo de industrias como panadería, conservación de frutas, lavandería y otras.

Tiempo después se abrió un plantel cercano al actual que fue denominado “Escuela Normal y de Comercio”, y que en los años cuarenta cambió su nombre por el de “Hijas de Juárez” para la Primaria y Secundaria; así como “Laura Temple”, para el Departamento de Comercio, en honor a su fundadora.La señorita Sara  Alarcón fue  maestra de la Escuela Industrial y laboró para esta institución desde 1919,

bajo su dirección se crearon los departamentos de primaria y secundaria con incorporación a la SEP. Es en honor a su valiosa labor docente y directiva que el colegio adquirió su actual nombre.

Actualmente, el colegio tiene como misión impartir una educación integral que logre la excelencia académica, así como una formación orientada hacia una mejor calidad de vida, y de servicio a los demás, sustentada en los valores universales que permiten al alumno su desarrollo y dignificación. Esta la desarrolla a partir de la impartición de educación bilingüe en los niveles de preescolar, primaria, secundaria y de bachillerato a los más de 900 alumnos que conforman su población estudiantil.

El Colegio Sara Alarcón forma parte de la International Association of Methodist Schools, Colleges and Universities (IAMSCU), que alberga instituciones de más de 51 países de todos los continentes; de la Asociación Latinoamericana e Instituciones Metodistas  (ALAIME) que reúne a más de 120 escuelas de América Latina y también de Instituciones de educación Particular de la República Mexicana (IEPRM) que alberga a los más importantes colegios bilingües de la  República Mexicana. La directora actual es la Mtra. Patricia Maroto.

b) Seminario “Gonzalo Báez Camargo. México, Distrito Federal

Fue fundado en julio de 1917 por las Iglesias: Congregacional, Discípulos de Cristo, Metodista Episcopal (norte), Metodista Episcopal (sur),  Presbiteriana, Presbiteriana del sur, de los Amigos y la IMCA. Ha estado en: Puebla, Sadi Carnot, Balderas y Aztecas, en el D.F. En 1957 se trasladó a Lago Mask 3888. En 1969, como Centro Evangélico Unido se unió a la Comunidad Teológica de México, en San Jerónimo. Las instituciones teológicas que la integraron eran el Seminario Luterano,  Seminario Episcopal, Seminario Bautista, Facultad de Teología Reformada y el Seminario Evangélico Unido.

Ha cambiado de nombre en varias ocasiones, Instituto Mexicano de Estudios Superiores, luego Centro Evangélico Unido (CEU). En el año de 1980 la Conferencia General autorizó la formación de su  Seminario Metodista en sustitución del CEU. Inició labores docentes en las instalaciones del Instituto Teológico Latino en el D.F. El internado se instaló en lo que fue la Escuela Metodista para Diaconisas en Sadi Carnot No 73 de la misma Colonia.

En 1981, por acuerdo de la I.M.M., la Escuela de Diaconisas y el Seminario Metodista de México fueron fusionados, buscando una mayor equidad para la mujer dedicada al ministerio. En 1984, el Seminario Metodista de México adoptó el nombre del “Dr. Gonzalo Báez Camargo”. En 1997, se trasladó a San Jerónimo, como Centro Evangélico Unido.El Seminario ofrece actualmente en sus sistema escolarizado licenciaturas en Teología

y Misionología con una duración de 4 años. Cuenta con el sistema de Extensión tiene bachillerato en Teología y Pastoral con una duración de 3 a 4 años. Asimismo se ofrecen 4 maestrías con la especialidad en Teología, Metodismo, Pedagogía Religiosa y Biblia que pueden cursarse en 2 años. Para el ciclo escolar 2004-2005, cuenta con 17 estudiantes de 1º. a 4º. Año, 10 estudiantes especiales y 5 en proceso de tesis. El actual director es el Pbro. Roberto Arteaga Vargas.

2.2. Proyectos Médicos y Sociales

La Asociación Civil Mauricio Olivera inició actividad el 12 de agosto de 1998, pero  legalmente fue hasta el 13 de septiembre del mismo año durante el obispado de la Pbra. Graciela Álvarez Delgado. El objeto y razón de ser, fue darle apertura legal a la Obra Social de la Conferencia Anual de México –CAM- de la Iglesia Metodista de México AR. Su Presidenta actual es la Mtra. Alejandra Soriano.

a) Centro Infantil “Bethel”. Col Morelos, México D.F.

El trabajo lo inició la Iglesia Metodista Bethel el 1 de diciembre de 1992. El objetivo fue y es apoyar a madres solteras y familias de escasos recursos económicos en la educación de sus hijos. Apoyar a  los niños a superar las alteraciones mentales generadas por situaciones de abuso. Hasta Julio de 1993 los resultados fueron excelentes, los servicios que se proporcionaban era el de lactancia, maternal y preescolar, y los extracurriculares eran: escuela para padres, convivencias, así como servicio médico y dental. El resultado fue visible al terminar el ciclo escolar este año con 15 niños. Además de los ingresos de la iglesia de Bethel, se recibían donativos económicos y en especie de las iglesias de Gante, Satélite y Aztecas, de la comisión Conferencial de Acción Social  y Voluntarios en Misión.

En agosto de 1999, cuando inició operaciones Maurilio Olivera A. C., se contaba con tres niños. En los ciclos escolares 2000 al 2003 la matricula fue entre 16 y 46 niños, sin embargo los egresos continuaban siendo mayores que los ingresos. Se han hecho esfuerzos por incorporar el Centro Infantil a la SEP ya que es un requerimiento para poder proporcionar el servicio del tercer año de preescolar, sin embargo no ha sido posible,  actualmente funciona con maternal y primero y segundo de preescolar con 14 niños.

b) Nuestros Hemanos más Pequeños. México, D.F.

En la Iglesia “El Divino Redentor”, de Aztecas, D.F., inició el proyecto en su primera fase en octubre de 1996, con el establecimiento de un comedor para niñas en situación de calle, ministerio que se llamó “Nuestros Hermanos más Pequeños”. Gracias al apoyo del Dr. Ariel Waller, del pastor Benjamín Hernández, de Legión Blanca de las Iglesias: de Aztecas, Gante y Balderas, así como de otros hermanos metodistas.

La segunda fase comenzó en enero de 1997, con 15 niños y adolescentes entre 9 y 18 años de edad. Aunque el proyecto estaba destinado para las niñas fue necesario atender también a niños. Durante este período se proporcionó desayuno sabatino, deportes, actividades manuales, devocional, atención a la salud física y espiritual y apoyo individual abordando los problemas que llevaron a los niños a abandonar su hogar. La tercera fase se inició en Mayo de 1999, cuando el proyecto quedó integrado a la Asociación Civil Maurilio Olivera. A los niños, se les permitía bañarse, se les otorgaba ropa limpia y alimento preparado por las hermanas de la Legión Blanca de Aztecas, Balderas y Gante. Para el año 2000 se logró el apoyo de las Iglesias, con un calendario de participación de los tres Distritos de la CAM. En el año 2001 se inició el trabajo de lunes a viernes. En el año 2003 el proyecto quedó fuera del amparo de la iglesia de Aztecas y ya no fue posible proporcionar el aseo personal a los niños y jóvenes.

A partir del 2002 se obtuvieron los siguientes logros: La incorporación de dos educadores de calle para trabajar entre semana con los niños directamente en Plaza del Estudiante. La extensión del trabajo a los puntos de encuentro: Las Conchas, Teatro Blanquita, Garibaldi, Caballito Reforma y Zócalo. Además se logró el apoyo financiero de las instituciones gubernamentales PACMIC, del Instituto de Asistencia e Integración Social de la SEDESOLDF, y del DIF durante dos años consecutivos. Hasta el año 2004 han sido  219  los jóvenes identificados que viven en situación de calle. De éstos 155 son menores de 18 años y todos consumen drogas como inhalables, mariguana, cocaína y pastillas. Se han redoblado esfuerzos para alcanzar a esta población inestable, por lo que cada sábado asisten en promedio de 10 niños y jóvenes.

c) Dispensario Médico “El Buen Samaritano”. Jiutepec, Mor.

En 1991, la misión “Juan Wesley”, en base a su fe, donó parte del terreno de la misión para la construcción de un Dispensario. Este inició actividades de consulta general el 4 de julio de 1999. En el año 2000 funcionó con la autorización del Municipio como Dispensario Medico Metodista, proporcionando servicio médico general y otras actividades educativas. El objetivo del Dispensario es apoyar a la población de Jiutepec, Morelos y zonas aledañas a lograr una mejor calidad de vida proporcionando servicios médicos y odontológicos. Con el apoyo de Voluntarios en Misión se levantó una construcción y con la asesoría de Maurilio Olivera, A.C, ha mejorado la organización, administración y dirección del dispensario.

De 2000 y hasta Marzo de 2004 el servició médico se proporcionaba tres días a la semana por un médico contratado por honorarios profesionales y una recepcionista. La cuota de recuperación por donativo era de $10.00 (Diez pesos 00/100 M. N) y se proporcionaban de 15 a 20 consultas diarias. A algunos no se les cobra cuota. El servicio dental se inició en Abril de 2001 dos días a la semana cuya cuota de recuperación por donativo de $15.00 (Quince pesos 00/100 MN). A partir de Abril de 2004 el servicio médico se proporciona de lunes a sábado y el odontológico dos días a la semana. A la fecha sólo se mantiene del donativo de los pacientes, con el que se cubre el sueldo de la recepcionista, quien se encarga también de la limpieza. El impacto directo que tiene este Dispensario es a 800 personas de la zona donde se encuentra ubicado y en forma indirecta a la población de Jiutepec Morelos. En el año Conferencial 2003-2004 se proporcionaron 1,447 consultas de medicina general.

d) Dispensario Médico “El Edén”.  San Andrés Tlalamac Edo. De México.

En el año 1992 se iniciaron los contactos con la Organización Metodista Internacional de Voluntarios en Misión UMVIM, con el propósito de visitar Tlalamac e identificar la necesidad de otorgar servicios médicos a la comunidad. En Febrero de 1994 el Hno. Bob Clanton dirigente del grupo de Carolina del Norte presentó a la iglesia los  planos de construcción  de una clínica. Así inició el proyecto de construcción de la Clínica “El Eden”.

En octubre del año 2000 se inició el servicio médico una vez por semana. En febrero del año 2001 se inició de manera formal el servicio médico general con la autorización del municipio funcionando como Dispensario Médico Metodista. Se amplió el horario de servicio a tres días a la semana de 09:00 a 15:00 hrs. El donativo de recuperación era de $10.00. El programa de trabajo incluye además del servicio médico, el de orientación y prevención, cuidado de la salud, atención de embarazo, niño sano, enfermedades crónico degenerativas, control de natalidad y principios elementales de higiene.

Desde 1999 Maurilio Olivera A.C. ha intervenido en la organización, administración y dirección del Dispensario. En Septiembre de 2001 a solicitud de la Asociación se presentó el proyecto de construcción de clínica “El Eden” autorizado por Desarrollo Urbano MPAL de Atlauta, México. Este proyecto contemplaba una construcción de dos pisos con un costo de $500,000.00. Los grupos de UMVIM han aportado el dinero y mano de obra para el 60% de avance de la construcción. El impacto directo que tiene este Dispensario es a 3,140 personas que habitan en Tlalamac. En el año conferencial 2003-2004 se proporcionaron 1,454 consultas de medicina general y  226 consultas odontológicas.

e) Centro Infantil “Sión”.  Distrito Federal.

Inicio actividades el 3 de Noviembre de 1997 y se solicitó el permiso oficial en Junio de 1999. Posteriormente se solicitó la apertura del Centro que la Pastora Leticia Echeverría  sostuvo fundamentalmente durante ese tiempo y que al darse su cambio se canceló el trabajo ante la imposibilidad de que se pudiera continuar en la Iglesia de Tacubaya.

f) Programa Metodista Dominical en Consejo de Menores. México, D.F.

El 8 de marzo de 1987, la Hna. Teresa Grajales de Caso López promotora del Área de Bienestar a la Comunidad, de las S.M.F., solicitó permiso el C. Lic. Cuauhtémoc Martínez Hernández, Director de dicha institución para visitar a las menores internas del Consejo de Menores. Así dio inicio el proyecto con 40 niñas, llevándoles el mensaje de salvación, un refrigerio y un trabajo manual. Tres meses después, el Lic. Martínez solicitó visitar también a los varones.

Debido a la reubicación de las mujeres, en 1988, se continuó el ministerio sólo con varones, con un promedio de 250 adolescentes. En el año de 1994, el Lic. Miguel Ángel Ruíz Vera, Director del Centro de Atención Especial, Dr. Alfonso Quiroz Cuarón, solicitó, se visitaran también a los jóvenes internos de este Centro. En los años 1989-1998, la Hna. Graciela Ávila de Rincón, colaboró con la hna. Tere en la coordinación de estas visitas. De 1998 a 2002, coordinaron las visitas, las Hnas. Amada Osorio y Martha Hernández. En 1999, bajo la gestión de la Pbra. Ma. Esther Romero Reyna, Superintendente del Distrito Centro de la CAM, se inició la participación de las iglesias del mismo Distrito, después se extendió a toda la Conferencia. De 2002-2005, la coordinadora es la Hna. Martha Hernández de Martínez.

Durante el mes de junio del 2004, se iniciaron una serie de pláticas de “orientación familiar” para los padres de los internos, son una serie de reflexiones a los padres sobre la condición de la familia. En enero del 2005, el mismo proyecto se dio en el Centro de Atención Especial “Dr. Alfonso Quiroz Cuarón”, a solicitud de la Lic. Claudia L. Valencia Barreto, Subdirectora del Consejo. En el Centro de Diagnóstico de Varones se atienden un promedio de 300 jóvenes. La Secretaría de Gobernación y la de Seguridad Pública ha dado reconocimientos a la IMMAR y a la Federación de S.M.F. por su labor en llevar palabras de aliento a los menores de esa institución.

g) Pan y Consolación. Templo “El Buen Pastor”. Iglesia Churubusco, D.F.

El proyecto fue iniciado por la Iglesia “El Buen Pastor”, haciendo suya la oportunidad de cruzar la calle y responder a la necesidad urgente que sufren los familiares de los pacientes internos en el Hospital General Xoco, que atiende principalmente a víctimas de asalto con violencia o accidentados en tránsito.

Desde hace más de cuatro años, miembros de esta congregación (entre 10 y 18 personas), invitan a las personas que se encuentran en las salas de espera para que entren al anexo del Tempo y reciban un sencillo pero suculento desayuno, palabras de aliento, fe y esperanza en el amor de Dios. Este ministerio se realiza cada sábado, con un promedio de asistencia semanal entre 40 y 120 personas que reciben “pan y consolación” A la vez, el Señor ha abierto las puertas del nosocomio para que un grupo de hermanos y hermanas pase a orar con los enfermos.

Poética

Sobre la Gracia

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe. Y esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe. (Efesios 2, 8-9)

Es algo inmerecido.
Por ejemplo:
dos veintenas de años
latidos de mi corazón sin huelgas,
juegos del aire en mis pulmones,
periplo de mi sangre sin barreras.

Dos veintenas de años
el sol no escamoteó su cita
diaria,
me acarician los cuatro elementos.

No merezco
el doble filo de mi mirada:
bálsamo
y
puñal,
el manto de promesas con que cubro
mi pobre desnudez,
el manto de versos para los días de frío.

Fue sólo gracia
su muerte en cruz
por mí.

Ante la evidencia
sólo sé
decir gracias
al Autor
de la Gracia.

Carolina Galán Caballero
Segundo accésit -modalidad poemas- XXIV Certamen Literario González-Waris, 2009


CANTO A LA ENFERMERA.

A ti va mi canto, mi fiel compañera,

Mujer que me auxilias en noble misión.

Con odas hermosas, cantar yo quisiera

Los actos heroicos de tu profesión.

Siendo casi niña, ofrendaste gozosa

El bello perfume de tu juventud.

Aceptaste lucha y vida azarosa,

Ya que el sacrificio es tu excelsa virtud.

Juraste en tu inicio, servir con ternura,

Prodigar doquiera paciencia y bondad.

Cuidar del enfermo con santa dulzura,

Derramar tus dones a la humanidad.

Tus cálidas manos son bálsamo tibio.

Restauras heridas, curas con unción.

Con tu vida misma procuras alivio

Al ser desvalido: ¡Sublime misión!

Amigo o enemigo, le tiendes la mano.

Le besas la frente, calmas su dolor.

No importa quién sea: Es un ser humano

Que ávido implora un poco de amor.

Verás pasar años, los meses y días

Mientras caen marchitas hojas de tus huertos.

Verás que se olvidan bellas melodías

Mientras das tu vida en tantos cuerpos yertos.

Sabrás de alegrías sublimes y puras

Que premien con creces lo que hayas sufrido.

Otras veces tu alma sabrá de amarguras

Al ver que se muere tu enfermo querido.

Habrá duras pruebas para tu entereza:

Gente que te hiera sin haber razón.

No desmayes nunca, sigue con firmeza

Al clímax supremo de tu vocación.

Y no quieras siempre pedirle a la vida

Grandes recompensas, medallas y honor.

El hombre es mezquino y pronto se olvida:

Te paga desprecios cuando das amor.

Mas no por insultos, inicuos fantasmas,

Te des por vencida y pierdas la fe.

¡Tu estás por encima de todos los miasmas,

pues tienes el alma que lucha y que cree!

¡Si muchos se olvidan, yo sí te venero!

¡Contigo, sin miedo, yo quiero luchar!

Acepta mi brazo, humilde y sincero:

Sabremos unidos perder y triunfar.

Si anónima quedas llegado tu invierno

Y nadie se duele de tu soledad,

No te vayas triste. ¡Hay un Dios Eterno

que habrá de premiarte en la eternidad!

¡A ti va mi canto, dulce compañera,

mujer que ayudas en noble misión,

que Dios te bendiga, mi fiel enfermera:

Ésta es mi ferviente y constante oración.

(*) Foto: Florence Nightingale.  FlorenciaGran Ducado de Toscana12 de mayo de 1820 – Londres13 de agostode 1910).


SÓLO DIOS.

Dr. J. Ernesto Contreras P.


Sólo Dios puede amar al más perdido,

Despreciable y cruel de los malvados,

Que merece el infierno y el castigo

Por sus muchos delitos y pecados.

Sólo Dios puede amar al terrorista,

Fanático y demente, que en el nombre

De su dios y nación, quita la vida

De inocentes niños, mujeres y hombres.

Sólo Dios ama hasta al degenerado,

Y al que mata a un bebé para abortarlo,

Al que abusa de niños maltratados

Y los vende por placer a un depravado.

Sólo Dios por amor, puede ofrecerle

Salvación y perdón al desalmado

Que viola con violencia a las mujeres

Y el pecado presume muy ufano.

Sólo Dios puede hacer que la ofendida Perdone al que secuestra al ser amado

Aún después que lo mata y lo mutila,

Y se gasta el rescate que ha cobrado.

Sólo Dios puede hacer que una madre

Ame y busque a la hija sinvergüenza

Que tanto la ha ofendido, y en la cárcel,

Le haga leve el rigor de su condena.

Sólo Dios puede hacer que un padre ame,

Bese, abrace y perdone al hijo malo

Que vuelve vez tras vez, a que lo ampare

Fingiendo no haber hecho ningún daño.

Y que el padre se olvide de las noches

Que con llanto y dolor paso velando,

Y le ofrezca ayudarlo sin reproches,

A empezar nuevamente, perdonado.

Sólo Dios pudo amar de tal manera

Al mundo pecador que envió a su Hijo

A morir y a pagar por sus ofensas

En la cruz del Calvario, como un pillo.

Sólo Dios va rogándole al perdido

Que con fe, hoy acepte a Jesucristo

Y se postre ante Él arrepentido,

Pidiéndole perdón, al recibirlo.

Si es sincero y promete ahora portarse,

Con la ayuda de Él, como Dios manda,

No habrá deuda o sentencia que pagarle

Y libre del infierno será su alma

Que lavada con sangre sacrosanta,

Gozará de vida nueva, restaurada,

Que Cristo con su muerte le comprara

Y sólo por amor, Dios le regala.

Si tú, como hijo pródigo, estas harto

Del diablo, sus mentiras y su engaño,

De sufrir las secuelas del pecado

y tener en vez de éxitos, fracasos

¡Ven! Que Dios, el Buen Padre, está dispuesto

A sacarte del fango y rescatarte.

¡Sólo Dios está presto hoy a salvarte!

¡Sólo Dios, a librarte de todo eso!

No hay remedios, ni hierba o medicina

Que sane o regenere a los malvados.

Sólo Dios, por su gracia, los alivia,

Y transforma si aceptan su regalo.

¡Dios te ama y tiene un plan maravilloso

que feliz hará el resto de tu vida!

¡Abre hoy tu corazón! ¡Ten fe en que sólo

Dios te ofrece por Cristo, nueva vida!

DR ERNESTO CONTRERAS RODRIGUEZ.

Prosigo a la meta

Dr. J. Ernesto Contreras P.

Si contemplo lo inmenso del cielo

y el correr infinito del tiempo,

¡qué pequeño y qué breve parezco

en un mundo tan grande y complejo!

No parece que sea trascendente

ni importante que acabe en la Tierra

la misión y preciosa tarea

que mi Dios y Señor me ha encargado.

Él me ama y exige que cumpla

con mi empeño y su ayuda divina,

si feliz quiero ser en la vida

y llegar al final satisfecho.

Es por eso que estoy decidido

a aceptar hoy el reto planteado

que se antoja increíble alcanzarlo

por los pocos recursos que tengo.

Lo imposible, que es llegar al cielo

salvo, santo y resucitado,

Jesucristo me lo ha asegurado

y por gracia, es mi destino eterno.

Lo difícil, que de mí depende,

es saber qué se me ha encomendado,

presentarme ante Dios, aprobado,

como útil y buen instrumento.

Es mi anhelo que al fin de mis días,

pueda oír que mi esposa bendice

a mi Dios por todo lo que hice,

a pesar de que no fui perfecto.

Y aunque no fui el mejor, que mis hijos

de mi nombre, jamás se avergüencen.

Que me admiren y juzguen que deben

darme honra y seguir mi ejemplo.

De mis padres, quiero ser su orgullo

por mi buen testimonio y conducta.

Reto, estímulo, apoyo y ayuda,

quiero ser a consiervos y hermanos.

Y que el mundo, colegas y amigos,

compañeros de tantas labores,

más que darme aplausos y honores,

glorifiquen a Dios por mis hechos.

Quiero al fin, repetir con San Pablo:

“He peleado la buena batalla,

he guardado la fe y la esperanza,

y en victoria acabé la carrera”.

Y al venir mi Señor, en su reino,

quiero oírlo decir: “Bien, buen siervo.

Goza el premio y corona que tengo

para ti, por tus obras y esfuerzo.



No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, Yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Fil. 3: 12 al 14. AMEN.

José Bustillos

El Evangelista Mexicano, número 12,  diciembre de 1930

31 de Diciembre

A los lejos… ¿oís? son los acordes de la dulce guitarra:

es que el pueblo la toma entre sus manos, la pulsa… ¡le da su alma!

Tal parece que lloran, mas no es cierto, esos acordes cantan.

Despiden con un himno de alegría al año que acaba.

¡Qué rumor! Descuidad; son los carruajes, los carruajes que pasan.

La ciudad está inquieta; todos ríen y se agitan y cantan.

Los mecheros del gas abren temblando su abanico en llamas;

brillan en el azul escaparate las confituras blancas,

y brillan en el heno los juguetes de frágil porcelana.

La ciudad está inquieta; todos ríen y se agitan, y cantan,

y, sin embargo, hay algo de amargura en esta noche helada;

hay un fantasma que adorna sus cabellos con amapolas pálidas,

y que lleva la orla de su manto humedecida en lágrimas.

¿No lo véis?… Son las doce de la noche.

¡Es el año que pasa!

¿Te acordaste hoy de orar?

Dr. Ernesto Contreras Pulido, 1999.

¿Te acordaste hoy de orar?

La oración es para el alma

El oxígeno que sana,

Limpia, alivia y restaura.

La oración permite al alma

Con Dios Padre, dialogar.

¿Te acordaste hoy de orar?

¿Muy temprano en la mañana

Y antes de dejar tu cama

Elevaste una plegaria

Y diste al Buen Dios las gracias

Nada más por despertar?

¿Por haber amanecido

Tan pronto abriste los ojos

Al Buen Padre que amoroso

Velo tu sueño y reposo,

Cantando salmos con gozo,

Alabaste agradecido?

¿Le diste también las gracias

Inclinando la cabeza

Cuando sentado a la mesa

Viste como te alimenta,

Te sacia y da nuevas fuerzas,

Por pura misericordia?

Por el trabajo del día

Que suple necesidades,

Por todos tus familiares,

La iglesia y tus amistades

Y sus múltiples bondades

Lo bendices noche y día?

No es bueno que se te olvide,

Que es Dios el que cada día,

Te conserva y da la vida,

Sana todas tus dolencias,

Y de peligros te libra

Mientras tu confiado vives.

¿Te has puesto a meditar,

Aunque sea por un momento,

Que al que da vida y aliento,

La casa, abrigo y sustento,

Cuidado y todo lo bueno,

Debes por siempre adorar?

¿Y cuando vienen las pruebas,

Tribulación y desgracias

Ante el trono de la gracia

Pides al Señor clemencia,

Fe, fortaleza, paciencia,

Y esperanza en sus promesas?

Dios siempre oye tu oración.

Si al buscarlo crees que existe,

Él te da lo que tu pides

Si con fe, aceptas humilde

Que haga lo que tu dices,

Si es la voluntad de Dios.

A veces te dice: “Espera

Con paciencia la respuesta”.

Y a veces también, te niega

Las cosas que más anhelas

Pues juzga que no son buenas,

Ni bendicen, ni aprovechan.

¿Te acordaste hoy que orar

No es sólo a Dios pedir más,

Interceder y clamar?

Pues también es confesar

El pecado y ofrendar

La vida entera a Jehová.

Y al final de la jornada

Al disfrutar las victorias,

La cosecha, premio y glorias,

Antes de acabar el día

Postrado ante Él, de rodillas,

Es darle a Dios la alabanza.

Mas que nada, desde el alba

Es dar gracias y exaltarle

Por su salvación tan grande

Y por la vida abundante,

Que al que cree, mi Cristo amante,

Gratuitamente, regala.

Ora siempre y sin cesar,

De la alborada al ocaso,

En público o en privado,

De pié, acostado o sentado,

O de rodillas postrado,

Pero acuérdate de orar.


José Bustillos

El Evangelista Mexicano, número 12,  diciembre de 1930

31 de Diciembre

A los lejos… ¿oís? son los acordes de la dulce guitarra:

es que el pueblo la toma entre sus manos, la pulsa… ¡le da su alma!

Tal parece que lloran, mas no es cierto, esos acordes cantan.

Despiden con un himno de alegría al año que acaba.

¡Qué rumor! Descuidad; son los carruajes, los carruajes que pasan.

La ciudad está inquieta; todos ríen y se agitan y cantan.

Los mecheros del gas abren temblando su abanico en llamas;

brillan en el azul escaparate las confituras blancas,

y brillan en el heno los juguetes de frágil porcelana.

La ciudad está inquieta; todos ríen y se agitan, y cantan,

y, sin embargo, hay algo de amargura en esta noche helada;

hay un fantasma que adorna sus cabellos con amapolas pálidas,

y que lleva la orla de su manto humedecida en lágrimas.

¿No lo véis?… Son las doce de la noche.

¡Es el año que pasa!


¿Te acordaste hoy de orar?

Dr. Ernesto Contreras Pulido, 1999.

¿Te acordaste hoy de orar?

La oración es para el alma

El oxígeno que sana,

Limpia, alivia y restaura.

La oración permite al alma

Con Dios Padre, dialogar.

¿Te acordaste hoy de orar?

¿Muy temprano en la mañana

Y antes de dejar tu cama

Elevaste una plegaria

Y diste al Buen Dios las gracias

Nada más por despertar?

¿Por haber amanecido

Tan pronto abriste los ojos

Al Buen Padre que amoroso

Velo tu sueño y reposo,

Cantando salmos con gozo,

Alabaste agradecido?

¿Le diste también las gracias

Inclinando la cabeza

Cuando sentado a la mesa

Viste como te alimenta,

Te sacia y da nuevas fuerzas,

Por pura misericordia?


Por el trabajo del día

Que suple necesidades,

Por todos tus familiares,

La iglesia y tus amistades

Y sus múltiples bondades

Lo bendices noche y día?

No es bueno que se te olvide,

Que es Dios el que cada día,

Te conserva y da la vida,

Sana todas tus dolencias,

Y de peligros te libra

Mientras tu confiado vives.

¿Te has puesto a meditar,

Aunque sea por un momento,

Que al que da vida y aliento,

La casa, abrigo y sustento,

Cuidado y todo lo bueno,

Debes por siempre adorar?

¿Y cuando vienen las pruebas,

Tribulación y desgracias

Ante el trono de la gracia

Pides al Señor clemencia,

Fe, fortaleza, paciencia,

Y esperanza en sus promesas?

Dios siempre oye tu oración.

Si al buscarlo crees que existe,

Él te da lo que tu pides

Si con fe, aceptas humilde

Que haga lo que tu dices,

Si es la voluntad de Dios.

A veces te dice: “Espera

Con paciencia la respuesta”.

Y a veces también, te niega

Las cosas que más anhelas

Pues juzga que no son buenas,

Ni bendicen, ni aprovechan.

¿Te acordaste hoy que orar

No es sólo a Dios pedir más,

Interceder y clamar?

Pues también es confesar

El pecado y ofrendar

La vida entera a Jehová.

Y al final de la jornada

Al disfrutar las victorias,

La cosecha, premio y glorias,

Antes de acabar el día

Postrado ante Él, de rodillas,

Es darle a Dios la alabanza.

Mas que nada, desde el alba

Es dar gracias y exaltarle

Por su salvación tan grande

Y por la vida abundante,

Que al que cree, mi Cristo amante,

Gratuitamente, regala.

Ora siempre y sin cesar,

De la alborada al ocaso,

En público o en privado,

De pié, acostado o sentado,

O de rodillas postrado,

Pero acuérdate de orar.

Programa

8 Principios fundamentales para una

Teología de la adoración

Tomado de The Worship Sourcebook,

Traducido y adaptado por Pbro. Emmanuel Vargas Alavez

1. El culto cristiano debe ser bíblico.

La Biblia es la fuente de nuestro conocimiento de Dios y de la redención del mundo en Cristo. El culto debe incluir lecturas adecuadas de la Escritura. Debe presentar y describir el ser, carácter y acciones de Dios de maneras que sean consistentes con la enseñanza bíblica. También debe obedecer mandatos bíblicos explícitos sobre las prácticas del culto y debe emitir advertencias bíblicas sobre el culto falso e inadecuado. El culto principalmente debe concentrar su atención donde lo hace la Biblia: en la persona y obra de Jesucristo como el Redentor de toda la creación y el fundador e inaugurador del Reino de Dios a través de la obra del Espíritu Santo.

2. El culto cristiano debe ser dialogante.

En el culto, Dios habla y Dios escucha. Por el poder del Espíritu Santo, Dios nos desafía, nos conforta, y nos despierta. Y por la influencia del Espíritu Santo nosotros escuchamos y luego respondemos con alabanza, confesión, petición, testimonio y dedicación. La Biblia constantemente describe a Dios como iniciando y participando en continuas relaciones con su pueblo.  Una vida saludable con Dios mantiene el equilibrio entre escuchar atentamente y hablar honestamente. Lo mismo sucede en un culto sano. Esta es la razón por la que nuestras palabras son importantes en el culto: son usadas por Dios para hablarnos, y también llevan nuestra alabanza y oración a Dios.

3. El culto cristiano debe enfatizar el pacto.

En el culto, se renueva, afirma y sella la gracia de Dios y el nuevo pacto con nosotros en Cristo. La relación en la que Dios nos recibe no es una relación contractual de obligaciones, sino una relación de pacto o basada-en-promesas de amor desinteresado. Es más como un matrimonio que como un contrato legal. En el culto se nos dan a conocer las promesas de Dios para nosotros y también permite que nosotros nos volvamos a comprometer en esta relación de pacto. Una pregunta que se debe hacer después de cualquier culto o servicio, es si nos ha permitido hablar con Dios como fieles y comprometidos socios del pacto.

4. El culto cristiano debe ser trinitario.

En el culto nos dirigimos al Dios trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Un Dios en tres personas, el Dios de santidad, amor, belleza y poder. Dios es quien a través de su gracia nos invita al culto y después escucha nuestra respuesta. Dios es quien perfecciona y media nuestras alabanzas y peticiones. También es Dios quien nos ayuda a captar lo que escuchamos y nos impulsa a responder. Así pues, en el culto somos llevados a una relación con Dios (el Padre) a través de Dios (el Hijo) y por Dios (el Espíritu Santo). El culto es la arena donde el Dios trino está activo y nos acerca a sí mismo, usando objetos tangibles, físicos (como el agua, el pan y el vino); usando las melodías, ritmos y armonías; a través de gestos, sonrisas y apretones de mano que nos nutren y desafían. En el culto concentramos nuestra atención en este Dios que se da a sí mismo. Esta forma de centrarnos en Dios también nos previene de caer en la tentación de adorar al mismo culto.

5. El culto cristiano debe ser comunitario.

El evangelio de Cristo nos lleva a una vida comunitaria con otras personas. El culto es un ambiente en el que vemos a la iglesia en acción e intentamos demostrar y profundizar la unidad, santidad y testimonio de la iglesia. El culto es una actividad de la primera persona plural (nosotros). En el culto es extremadamente significativo que aunque hay personas bastante diferentes pueden ofrecer sus alabanzas juntas, orar juntas, escuchar juntas y hacer sus promesas juntas.

6. El culto cristiano debe ser hospitalario, amoroso yabierto.

El culto cristiano nunca debe estar centrado en nosotros mismos. En el culto oramos por el mundo y ofrecemos la hospitalidad a quienes viven en miedo, desesperanza y soledad. El culto público nos envía fuera para vivir vidas llenas de adoración, servicio y testimonio. El culto no solamente nos conforta con las promesas del evangelio, sino que también nos incomoda (en el mejor sentido) cuando nos damos cuenta de lo tremendo del miedo y fractura que vive nuestro mundo y la desesperada necesidad del mundo por un Salvador. El culto provoca la gratitud de nuestros corazones y naturalmente nos lleva a servir a las necesidades de nuestro quebrantado mundo.

7. El culto cristiano debe estar “en”, pero no ser “del”mundo.

El culto cristiano siempre refleja la cultura desde donde se ofrece. Modelos de discursos, estilos de vestir, sentido del tiempo, ritmos y armonías musicales, y estilos de símbolos visuales varían ampliamente dependiendo del contexto cultural. Al mismo tiempo, el culto no debe ser esclavo de la cultura. Debe permanecer siendo profético, desafiar toda dimensión de la cultura local que está en oposición al evangelio de Cristo.

8. El culto cristiano debe llevarnos a un derramamiento generoso y excelente de nosotros mismos a Dios.

El culto no debe ser miserable. Como el perfume con que se ungió los pies de Jesús, nuestro culto debe ser un generoso derramamiento de nuestro amor y adoración al Dios que nos ha creado y redimido. El culto nos pide nuestras mejores ofrendas. Cuando practicamos la música, preparamos las palabras que diremos, separamos nuestras ofrendas monetarias y de tiempo, y nos aseguramos que estamos descansados y listos para dar toda nuestra atención, es cuando estamos practicando el tipo de excelencia digna de nuestro gran y generoso Dios.

Conclusión.

Estas normas, que son más ilustrativas que recetas, apuntan a las duraderas lecciones de la sabiduría Cristiana que vienen de dos mil años de práctica y reflexión. Y porque son tan importantes, estas normas básicas no simplemente deben estar en los libros y páginas electrónicas sobre el culto. Más bien deben funcionar habitualmente en la mente y corazón de los líderes del culto y adoradores de cada semana. Quienes dirigen el culto y quienes forman la congregación tienen la gozosa tarea de imaginar en que el culto puede ser verdaderamente bíblico, dialogal, encaminado al pacto, trinitario, hospitalario y excelente.

 

Sermón 7

El camino del reino 1

1 Wesley no indica cuándo ni dónde predicó este sermón. Sí sabemos que predicó sobre el texto de Marcos 1.15 por lo menos 17 veces. Además, este sermón tiene un texto secundario, al cual Wesley hace referencia

repetidamente. Se trata de Ro. 14.17. Wesley predicó casi doscientas veces sobre este segundo texto.

Marcos 1.15

El reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. Estas palabras naturalmente nos mueven a considerar: primero, la naturaleza de la verdadera religión, llamada aquí por el Señor «el reino de Dios», y que dice él

«está cerca»; segundo, el camino que él ha señalado en estas palabras: «Arrepentíos, y creed en el evangelio.»

I. 1. Debemos considerar, en primer lugar, la naturaleza de la verdadera religión, llamada por nuestro Señor «el reino de Dios.»El gran Apóstol usa la misma expresión en la Epístola a los Romanos, cuando explica las palabras del Señor, diciendo: Porque el reino de Dios no escomida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el EspírituSanto.2

2. El reino de Dios, o sea, la verdadera religión no es comida ni bebida. Es cosa bien sabida que no sólo los judíos inconversos, sino gran número de aquéllos que habían aceptado la fe en Cristo, eran, sin embargo, celosos de la ley,3 aun de la ley ceremonial de Moisés. Por lo tanto, observaban todo lo que encontraban escrito en ella, tanto sobre las ofrendas de carne o bebida, como sobre ladistinción entre carnes puras e impuras. Y no sólo lo observaban ellos mismos sino que lo exigían también a los gentiles que se habían convertido a Dios. A tal grado lo exigían que algunos de ellos enseñaban, a cualquiera que se unía a ellos: Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, y guardáis toda la ley, no podéis ser salvos.4

3. En oposición a esto declara el Apóstol, tanto aquí como en otros lugares, que la verdadera religión no consiste en comida ni bebida, ni en la observación de rituales; ni en ninguna cosa exterior, en nada fuera del corazón; la sustancia de la verdadera religión consiste en justicia, paz y gozo en elEspíritu Santo.5

4. No en alguna forma exterior tal como rituales o ceremonias, aun del tipo más excelente. Supongamos que sean tan dignas y significativas, que sean expresiones de cosas interiores; suponiendo que sean tan útiles, no sólo para el vulgo, cuya inteligencia sólo se funda en lo que ve; sino también para personas de entendimiento, personas de buenas capacidades, como sin duda hay. Supongamos que estas ceremonias, tal como en el caso de los judíos, fueron establecidas por Dios mismo. Aun durante el período de tiempo en el cual estas leyes estuvieron vigentes, la verdadera religión no consistió principalmente en esto. No si hablamos en el sentido más estricto. ¡Cuánto más se aplica esto a los ritos y formas cuyo origen es estrictamente humano! La religión de Cristo es mucho más elevada y más profunda que todo esto. Estas cosas externas son buenas en su lugar mientras permanecen subordinadas a la verdadera religión. Y sería superstición oponerse a ellas si se aplicaran sólo ocasionalmente como ayudas a la necesidad humana. Pero no deben ser llevadas más lejos de la cuenta. Que no sueñe nadie que tienen un valor intrínseco; o que la religión no podría subsistir sin ellas. Esto las haría abominables ante Dios.

5. La naturaleza de la religión está tan lejos de consistir en esto, en formas de adoración, en rituales y ceremonias, que no consiste propiamente en acciones exteriores de ninguna clase. Es cierto que nadie puede llamarse religioso si es culpable de acciones viciosas o inmorales; o si les hace a las demás personas lo que no le gustaría que le hicieran bajo las mismas circunstancias.

Tampoco puede llamarse religiosa la persona que sabe hacer el bien y no lo hace.6 Sin embargo, es posible abstenerse de hacer mal y practicar lo bueno, sin por ello tener religión. Sí, dos personas pueden hacer la misma obra exterior–por ejemplo, alimentar al hambriento o vestir al desnudo–y al mismo tiempo una ser verdaderamente religiosa, y la otra no tener religión alguna. Una puede actuar por amor de Dios, y la otra por amor a la alabanza. Tan manifiesto es que, a pesar de que la verdadera religión conduce naturalmente a toda buena palabra y obra, sin embargo su verdadera naturaleza tiene mayor profundidad, pues reside en el corazón humano.

6. Digo del corazón, porque la religión no consiste en la ortodoxia o las opiniones correctas; las cuales, aunque no son propiamente exteriores, no están en el corazón sino en el entendimiento. Se puede ser ortodoxo en cada punto; se puede apoyar no sólo las opiniones correctas sino también defenderlas celosamente de sus opositores; se puede tener creencias correctas acerca de la encarnación de nuestro Señor, acerca de la bendita Trinidad, y acerca de cada doctrina contenida en los oráculos de Dios; se puede afirmar cada uno de los tres credos (el llamado de los Apóstoles, el Niceno, y el de Atanasio) y aun así se puede no tener más religión que la de una persona judía, turca o pagana. Se puede incluso ser tan ortodoxo como el diablo (aunque quizás no tanto; pues cada persona yerra en algún punto, mientras que no podemos concebir que el diablo tenga ninguna opinión errónea), y sin embargo estar tan lejos de la religión del corazón como lo está él.

7. La religión consiste en esto: sólo esto es ante Dios de gran precio. El Apóstol lo resume en estas tres manifestaciones: justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.7

Primero está la justicia. No podemos dejar de comprender lo que esto significa si recordamos las palabras de nuestro Señor describiendo los fundamentos de los cuales dependen la ley y los profetas: «Amarás al Señor tu Dios con todo tucorazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todastus fuerzas. Este es el principal mandamiento»,8 la primera y gran manifestación de la justicia cristiana. Te deleitarás en el Señor tu Dios, lo buscarás y encontrarás felicidad en él. Dios será tu escudo, y tu galardón será sobremaneragrande,9 en el tiempo presente y en la eternidad. Todos tus huesos dirán: «¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Yfuera de ti nada deseo en la tierra.»10 Y habiéndole entregado tu corazón, lo más profundo de tu alma, para que en ella reine sin rival, puedes clamar con todo tu corazón: «Te amo, oh Jehová, fortaleza mía. Jehová, roca mía ycastillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en élconfiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi altorefugio.»11

8. El segundo mandamiento es semejante a éste; la segunda manifestación de la santidad cristiana está íntimamente relacionada con él: «Amarás a tu prójimo comoa ti mismo.»12 Amarás (tendrás la mejor buena voluntad, el afecto más sincero y cordial, los deseos más fervientes de evitarle o eliminar todo mal y de procurar todo el bien posible) a tu prójimo: no sólo a tus amigos, a tus parientes

o conocidos; no sólo a las personas virtuosas, a las amistosas, a las que te aman, a las que prevén o devuelven tu bondad; sino también a cada criatura de Dios, a cada ser humano, a cada alma creada por Dios. No se debe hacer excepción con aquellos que nunca has visto en la carne, los que no conoces ni por vista ni de nombre; sin exceptuar a quien sabes que es malo, o ingrato, aun aquella persona que te calumnia y te persigue. A cada una de estas personas debes amar como a ti mismo; con la misma sed por su felicidad de todo tipo, el mismo cuidado incansable por cuidarla y protegerla en contra de todo mal y sufrimiento de cuerpo y alma.

9. ¿No es este amor el cumplimiento de la ley,13 la suma total de la santidad cristiana? Cumple toda justicia interior, pues implica entrañable misericordia, humildad,  (sabiendo que el amor no se envanece14), benignidad, mansedumbre, paciencia (sabiendo queel amor no se irrita,sino que cree, espera, soporta todas las cosas15). Cumple toda justicia exterior porque el amor no hace mal alprójimo16 ni en palabra ni en hecho. El amor no hace voluntariamente daño ni ofensa a nadie. Además, es celoso de toda buena obra. Toda persona amante del género humano hace bien a todo el mundo, siempre que tiene la oportunidad, sin parcialidad ni hipocresía, y está llena demisericordia y de buenas obras.17

10. La verdadera religión, o el corazón recto delante de Dios y de los seres humanos, significa tanto felicidad como santidad. No se trata sólo de justicia, sino también de paz y gozo en el Espíritu Santo.18 ¿Qué paz? La paz de Dios, la cual sólo Dios puede dar, y que el mundo no puede quitar; la paz que sobrepasa todo entendimiento,19 toda concepción puramente racional; por ser una concepción sobrenatural, un gustar divino de los poderes del mundo por venir. Paz que el ser natural no conoce, no importa lo versado que sea en las cosas de este mundo; ni tampoco puede conocer en su estado presente, porque se tiene que discernir espiritualmente. Es una paz que hace desvanecer toda duda, toda incertidumbre dolorosa; puesto que elEspíritu Santo da testimonio al espíritu de la persona cristiana de que es hija de Dios.20 Y desvanece el miedo, todo temor que produzca tormento; el temor a la ira de Dios; el temor al infierno; y, en particular, el temor a la muerte. Quien tiene la paz de Dios desea partir (si es la voluntad de Dios) y estar con el Señor.21

11. Junto con esta paz de Dios, cuando reina en el alma, existe también el gozo en el Espíritu Santo; un gozo que obra en el corazón por el Espíritu Santo, por el siempre bendito Espíritu de Dios. El Espíritu es quien imparte en nosotros ese regocijo suave, humilde, en Dios por medio de Cristo Jesús, por quien hemos recibido ahora lareconciliación con Dios.22 Esto nos permite ahora confirmar la declaración del salmista real: «Bienaventurado[o feliz] aquél cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto supecado.»23 El Espíritu es quien inspira al alma cristiana con este gozo firme y sólido que surge del testimonio del Espíritu de que se es hijo de Dios; y eso le da al ser humano el poder alegrarse con gozo inefable,24 en la esperanza dela gloria de Dios25 (esperanza tanto de la gloriosa imagen de Dios, la cual es en parte, y será plenamente revelada en él, como de la corona incorruptible de gloria, reservada en los cielos).26

12. Esta santidad y felicidad, unidas en una, a veces son llamadas en los escritos sagrados «el reino de Dios» (como lo hace el Señor en el texto), y a veces, «el reino delos cielos». Se llama «reino de Dios» porque es el fruto inmediato del reinado de Dios en el alma. Tan pronto como, usando de su infinito poder, establece su trono en nuestros corazones, inmediatamente son llenos con la justicia, la paz y el gozo en el Espíritu Santo. Se llama «reino de los cielos» porque es (en cierta medida) como si se abriera el cielo en el alma. Cualquiera que goza de esta experiencia, puede confesar ante los ángeles y los seres humanos «La vida eterna se ha ganado, Gloria en la tierra ha empezado»;27 según el tenor constante de la Sagrada Escritura, que declara repetidamente que Dios nos ha dado vida eterna, y estavida está en su Hijo. El que tiene al Hijo[reinando en su corazón] tiene la vida. Porque esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.28 Quienes han recibido este don, aunque estén en el horno encendido, pueden dirigirse a Dios contoda confianza, diciendo:

Defendidos por tu poder,

Oh, Hijo de Dios, Jehová,

Que en forma humana

Quisiste descender,

Te adoramos.

Incesantes aleluyas

A ti sean ofrecidas;

Alabanzas te ofrecemos aquí,

Como en tu trono en el cielo,

Aquí te rendimos.

Porque donde está tu presencia

Allí está el cielo.29

13. Este reino de los cielos o de Dios se ha acercado. El sentido en que estas palabras fueron dichas originalmente significaba que el tiempo había llegado, que Dios se había manifestado en la carne y había venido a reinar en los corazones de su pueblo. ¿Y no se ha cumplido ahora el tiempo? Porque he aquí yo estoy con vosotros todos losdías, con quienes predican la remisión de pecados en mi nombre, hasta el fin del mundo.30 Dondequiera que el evangelio de Cristo se predica, allí el reino se ha acercado. No está lejos de ninguno de nosotros. Puedes entrar ahora mismo si lo deseas, si has escuchado su voz que te dice: «Arrepiéntete y cree en el evangelio.»

II. 1. Este es el camino: caminen por él. Ante todo, arrepiéntanse, esto es, conózcanse a sí mismos. Este es el primer arrepentimiento, antes de la fe, la convicción o conocimiento propio. Despiértate, entonces, tú queduermes.31 Reconoce que eres pecador, acepta qué clase de pecador eres. Reconoce la corrupción de tu naturaleza interior, por la cual te encuentras más allá de la justicia original, por cuanto la carne desea lo que es contrario al Espíritu,32 por causa de la mente carnal que es enemistad contra Dios, porque no se sujetan a la ley de Dios, nitampoco puede.33 Comprende que te has corrompido en todo tu poder, en toda facultad de tu alma, que eres completamente corrupto en todas ellas, por estar los fundamentos totalmente torcidos. Los ojos de tu entendimiento están tan obscurecidos que no pueden discernir a Dios ni las cosas de Dios. Las nubes de la ignorancia y del error descansan sobre ti, y te cubren con la sombra de muerte. No sabes nada como debes saberlo, ni sobre Dios, ni sobre el mundo, ni sobre ti mismo. Tu voluntad no es la voluntad de Dios, sino que está totalmente perversa y torcida, opuesta a todo lo bueno, a todo lo que Dios ama, y dispuesta a todo mal, a toda abominación que Dios detesta. Tus afectos están separados de Dios, y desparramados por el mundo entero. Todas tus pasiones, tanto tus deseos como tus odios, tus gozos y tus tristezas, tus esperanzas y temores, están fuera de foco, son exagerados en extremo o colocados en objetos indignos. Así que no hay nada sano en tu alma, sino que desde la plantadel pie hasta la cabeza (para usar una fuerte expresión del profeta)sólo hay herida, hinchazón y podrida llaga.34

2. Tal es la corrupción interior de tu corazón, de lo más íntimo de tu naturaleza. ¿Y qué clase de ramas esperas que crezcan de raíces tan podridas? De ellas nace la incredulidad, siempre tratando de separarse del Dios viviente; diciendo: «¿Quién es el Todopoderoso, para que lesirvamos? ¿Y de qué nos aprovechará que oremos a él?»35 De aquí la independencia, pretendiendo ser igual al Omnipotente; de aquí el orgullo, en todas sus formas, que te enseña a decir: «Yo soy rico, y me he enriquecido, y deninguna cosa tengo necesidad.»36 De esta fuente de maldad

brotan las corrientes amargas de la vanidad, del deseo de alabanza, de la ambición, de la codicia, de los deseos de la carne, los deseos de los ojos y el orgullo de la vida. De esa fuente brotan la ira, el odio, la malicia, la venganza, la envidia, los celos, las sospechas; de tal vienen los deseos malos y pecaminosos que te traspasan con muchos dolores y que, si no pones remedio a tiempo, acabarán por hundir tu alma en la perdición eterna.

3. ¿Y qué frutos pueden esperarse de ramas como éstas? Sólo frutos amargos e indefectiblemente malos. Del orgullo surgen la contienda, la alabanza de sí mismo, la búsqueda y el deseo constante de recibir alabanzas de los otros, y de robar así a Dios la gloria que él no comparte con otro. De los deseos de la carne vienen la glotonería, las borracheras, la lujuria o sensualidad, la fornicación, la inmundicia, todo lo cual mancha de diversas formas el cuerpo que fue hecho para ser templo del Espíritu Santo. De la incredulidad vienen toda palabra y obra mala. Faltaría tiempo si fueras a reconocer todas las faltas; todas las palabras ociosas que has pronunciado: provocando al Altísimo, entristeciendo al Santo de Israel; todas las obras malas que has hecho, sean totalmente malas en sí mismas, o al menos que no hiciste para la gloria de Dios. Porque tus pecados reales son más numerosos de lo que puedas expresar, más que los cabellos de tu cabeza. ¿Quién puede contar la arena del mar, o las gotas de lluvia, o las iniquidades?

4. Y ¿no sabes que la paga del pecado es la muerte,37 muerte no sólo temporal sino también eterna? «El alma que pecare, esa morirá»38 ha dicho el Señor. Morirá la segunda muerte. Esta es la sentencia: «sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder.»39 ¿No sabes que todo pecador está en peligro del fuego del infierno,40 o mucho más, que está ya condenado y en camino a ser ejecutado? Mereces la muerte eterna. Esta es la justa recompensa por tu maldad tanto interior como exterior. ¿Comprendes esto, lo sientes? ¿Estás totalmente convencido de que mereces la ira de Dios y lacondenación eterna? ¿Sería Dios injusto si ahora mismo mandase que la tierra se abriera y te tragase, si en este momento cayeses en el abismo y en el fuego que nunca se apagará? Si Dios te ha permitido tener un verdadero arrepentimiento, sientes profundamente que estas cosas son así; y que sólo su misericordia permite que no seas consumido, aniquilado por completo de la faz de la tierra.

5. ¿Qué harás para aplacar la ira de Dios, para expiar todos tus pecados, y para escapar del castigo que justamente mereces? ¡Ay de ti, porque nada puedes hacer! No puedes hacer nada que pueda en ninguna medida hacer reparación ante Dios por una obra, palabra o pensamiento malos. Si desde este momento pudieras obrar bien en todo, si desde esta hora hasta el momento en que debas volver a Dios pudieras vivir en forma perfecta, en obediencia ininterrumpida, aun esto no repararía lo pasado. Aunque no aumentes la deuda, no podrías saldarla tampoco. Todavía permanecería tan grande como siempre. Sí, la obediencia presente y futura de toda la humanidad, y de todos los ángeles del cielo, no podría dar satisfacción a la justicia de Dios por un solo pecado. ¡Cuán vana es entonces la idea de ofrecer satisfacción por tus propios pecados mediante alguna obra que pudieras hacer! Cuesta mucho más redimir una sola alma de lo que la humanidad entera podría pagar. De manera que, si no hubiera ninguna otra ayuda para un pecador culpable, sin duda que perecería eternamente.

6. Supongamos que la obediencia perfecta en el futuro pudiera dar satisfacción por los pecados pasados. Esto no te aprovecharía de nada; puesto que no podrías lograr tal obediencia ni siquiera en un punto. Comienza ahora. Haz la prueba. Sacude de ti ese pecado que ahora te domina. Comprobarás que no puedes. ¿Cómo podrías entonces cambiar tu vida y convertirte de malo en bueno? De hecho, es imposible a menos que tu corazón cambie. Mientras el árbol sea malo, no puede dar buen fruto. ¿Pero eres capaz de cambiar tu propio corazón del pecado a la santidad? ¿De despertar al alma muerta en pecado, muerta para Dios y viva para el mundo? Tan imposible es como resucitar un cuerpo muerto, volver a la vida a quien está en la tumba. Eres tan capaz de despertar el alma como de darle vida a un cuerpo muerto. No puedes hacer nada, ni más ni menos, en este asunto. Te encuentras totalmente imposibilitado. El entender esto, que eres completamente inútil, así como culpable y pecador, de eso se trata el arrepentimiento verdadero, el cual es precursor del reino de Dios.

7. Si a esta convicción íntima de tus pecados interiores y exteriores, de tu completa pecaminosidad y desvalimiento, añades sentimientos puros: tristeza de

corazón por haber despreciado la misericordia que te han ofrecido; remordimiento y condenación propia, sin hablar palabra, teniendo vergüenza aun de levantar los ojos al cielo; temor de la ira de Dios que aún sientes sobre ti, de su maldición pesando sobre tu cabeza, y de la indignación terrible que está lista para devorar a aquellas personas que olvidan a Dios y desobedecen a nuestro Señor Jesucristo;

deseo ardiente de escapar de tal indignación, de cesar de hace mal y aprender a hacer bien; si todo esto sientes, entonces te digo, en el nombre del Señor: «No estás lejos delreino de Dios.»41 Un paso más y entrarás. Te has arrepentido. Ahora, cree en el evangelio.

8. El evangelio (esto es, las buenas nuevas para los culpables, los inútiles pecadores) en el más amplio sentido de la palabra significa la revelación total de Dios a la humanidad por medio de Jesucristo; y, a veces, el relato de lo que nuestro Señor hizo y sufrió mientras vivió entre los seres humanos. La substancia del evangelio es: que CristoJesús vino al mundo para salvar a los pecadores;42 o

porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna,43 o mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.44

9. Cree esto y el reino de Dios es tuyo. Por medio de la fe alcanzas la promesa: Dios perdona y absuelve a todos los que verdaderamente se arrepienten y creen en su santo evangelio. Tan pronto como Dios te habla al corazón: «Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados»,45 su reino viene; tú tienes la justicia, la paz y el gozo en elEspíritu Santo.46

10. Cuídate, sin embargo, de no engañar a tu alma con respecto a la naturaleza de esta fe. No es (como algunas personas han concebido vanamente) un mero asentimiento a la verdad de la Biblia, a los artículos de nuestro credo, o a todo lo que está contenido en el Antiguo y Nuevo Testamentos. Los demonios también creen esto, tan bien como tú o yo; sin embargo, siguen siendo demonios. Pero la

fe está por encima y más allá que todo lo anterior. Es una segura confianza en la misericordia de Dios a través de Jesucristo. Es una confianza en el Dios perdonador. Es una prueba o convicción divina de que Dios estaba en Cristoreconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados;47 y sobre todo que el Hijo de Dios me ha amado y se ha entregado por mí; y que ahora yo estoy reconciliado con Dios por la sangre de la cruz.48

11. ¿Crees esto? Entonces, la paz de Dios está en tu corazón, y la tristeza y el dolor huirán para siempre. Ya no tienes dudas sobre el amor de Dios; es tan claro como la luz del mediodía. Puedes decir en voz alta: «Tu amor, oh Señor,cantaré perpetuamente; de generación en generaciónanunciará mi boca tu fidelidad».49 Ya no tienes temor al infierno, o a la muerte, o a quien antes tenía el imperio de la muerte, el diablo; ni estás ya temeroso de Dios mismo; sólo tienes un temor tierno, de hijo, de ofenderle. ¿Crees esto? Entonces tu alma engrandece al Señor; y tu espíritu seregocija en Dios tu Salvador.50 Te regocijas porque tienesredención por su sangre, el perdón de pecados.51 Te regocijas con el espíritu de adopción por medio del cual puedes decir en tu corazón: ¡Abba, Padre!52 Te regocijas en la plena esperanza de inmortalidad, en proseguir al blanco alpremio del supremo llamamiento;53 en anticipar todas las bendiciones que Dios tiene preparadas para todos los que le aman.

12. ¿Crees esto? Entonces el amor de Dios se ha derramado en tu corazón,54 y le amas porque él te amó primero. Y por cuanto amas a Dios, amas también a tu

hermano.55 Y por cuanto estás lleno de amor, paz y gozo, también estás lleno de paciencia, benignidad, fidelidad, bondad, humildad y dominio propio, así como todos los demás frutos del Espíritu56–en una palabra, con toda disposición santa, angelical o divina. Por tanto, mirando acara descubierta (porque el velo ha sido quitado) como enun espejo la gloria del Señor, su glorioso amor, y la gloriosa imagen en la que has sido creado, tú erestransformado degloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritudel Señor.57

13. Este arrepentimiento, esta fe, esta paz, gozo, amor, este cambio de gloria en gloria, es lo que la sabiduría del mundo ha calificado de locura, de entusiasmo58 de distracción. Pero tú, seguidor de Dios, no hagas caso a esto: no seas movido por ninguna de estas cosas. Tú sabes en quién has creído. Procura que nadie tome tu premio. Conserva todo aquello que has alcanzado. Mantente firme, y prosigue el camino, hasta que hayas alcanzado todas las grandes y preciosas promesas. Y tú, que aún no conoces al Salvador, no dejes que otros te hagan sentir avergonzado del evangelio de Cristo. No te dejes atemorizar por quienes hablan mal de las cosas de las cuales no saben nada. Dios volverá pronto tu tristeza en gozo. No te desesperes, ten un poco de paciencia, y él te quitará tus temores, y te dará un espíritu recto. Cercano está el que te salva. ¿Quién es que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.59 Refúgiate en los brazos del Cordero de Dios, con todos tus pecados, no importa cuántos sean; porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.60

 

Videos y presentaciones

REFLEXIONES PARA UN NUEVO AÑO.

TE DOY GRACIAS POR ESTOS DOCE MESES.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s