Núm. 31, 29 de Diciembre, 2011

Editorial

Puebla, Pue., 29 de Diciembre de 2011. Núm. 31

¡Feliz Año Nuevo!

 Todos estamos estrenando un nuevo año. Si no hubiera nada más que estrenar, piensa la dicha que representa el estrenar un nuevo paquete de 365 días llenos de oportunidades y sorpresas como es el año 2012. Este año no puede ser igual al anterior; será diferente, muy diferente, y mucho dependerá de ti mismo(a).

¡Es preciso hacer el mejor de los planes para aprovechar cada día! Para hacer el plan se requiere invertir tiempo de evaluación y reflexión. ¿Qué propósitos se cumplieron el año que terminó? ¿Qué planes o metas del año pasado quedaron sin lograr? ¿Qué aspectos de mi vida personal me gustaría mejorar y cómo? ¿Hay algún viaje que deseo programar junto con mi familia? ¿Qué giro en particular debo dar a mi negocio? ¿Estoy invirtiendo demasiado dinero en mí mismo de modo que ahora debo enfocar en ayudar a los necesitados? ¿De qué manera podré hacerlo? Éstas y otras preguntas pueden guiar nuestro tiempo de evaluación y reflexión para lanzarnos a trazar nuestros planes y metas del próximo año.

Cada plan o meta tiene mucha más posibilidad de alcanzarse si le ponemos algunas actividades específicas que nos guiarán a ello y las fechas en que queremos llegar allí. Haz el esfuerzo por entender cuáles son los pasos que te llevarán a cada uno de tus objetivos y cuando es el tiempo de ir cubriendo cada uno de ellos.

No olvides poner el énfasis en tu familia. El logro de todos los propósitos del mundo no vale la pena si pierdes tu contacto con tu familia. Acuérdate que la familia es lo primero que conoces y lo que jamás te deja.

Sobre todo, te recomiendo aplicar lo que dice la siguiente frase: “Confía en el Señor de todo tu corazón y no te apoyes en tu propia sabiduría.” Acuérdate que tus fuerzas, conocimiento y recursos siempre tienen un límite. Estarás expuesto a contingencias, peligros y adversidades que requieren más de lo que tú tienes en lo personal y aún en lo colectivo de tus relaciones, para ser resueltas. El secreto que guardan los 365 días del nuevo año es conocido solamente por el creador del universo y de la vida. Acudir a Él es el mayor acto de humildad y sabiduría.

Que Dios te de la gracia de vivir el mejor de los años hasta ahora vividos. Que el transcurso de cada día te llene de satisfacciones y te aliente aún más para disfrutar los que siguen. Que el término de los 365 nuevos te encuentre feliz y agradecido por todo lo que  hayas vivido en el nuevo 2012.

Bendiciones de Dios para ti y los tuyos.

 ¡Feliz Año Nuevo!

 Obispo Raúl García de Ochoa

Artículos

¿Navidad?  

Es hora de utilizar el recuerdo dormido, adulterado, borroso, de lo que ocurrió aquel día para que alcemos la voz y digamos lo que profetizó Isaías.

 

23 DE DICIEMBRE DE 2011.- Los hombres intentaron subastar la Navidad, venderla al mejor postor, y crearon un sucedáneo de marketing económico y religioso.

 Quisieron convertir el pesebre de Belén en un centro comercial de sonrisas superficiales que ocultasen el frío, el dolor y la soledad, y surgió un teatro de luces brillantes.

 Sustituyeron el oro, el incienso y la mirra por comidas opíparas, alcohol, y cocaína, y se encontraron en un laberinto artificial sin salida a la realidad.

 Cambiaron el coro de ángeles por dvds, a los pastores por programas de cotilleo en la televisión y a los sabios de Oriente por adivinos; y se encontraron en un mundo vacío.

 Tampoco hallaron a un matrimonio joven en el establo. Se divorciaron poco antes, por conflictos personales. Él no confiaba en ella, discutían, había habladurías. Cada cual fue por su camino a empadronarse.

 Y, era previsible, no nació ningún niño. No fue complicado abortar. Ella se encontró con que fue la primera y única opción que le ofrecieron. Fácil, sencilla, eliminando los incómodos problemas de la responsabilidad de ser madre en circunstancias difíciles.

 Y se quedó una Navidad que era un sucedáneo comercial, superficial, consumista, virtual, sin familia, sin niño… una cáscara que quería ser hermosa pero terriblemente cuarteada y vacía.

 Aun así, continuaban cada año recordando que un día, en medio de la pobreza, en un lugar con soledad, incomprensión, incomodidades y problemas, la realidad del ser humano cambió paras siempre,  teniendo una fuente de fe, esperanza y amor en cualquier situación.

 En la historia real no hubo sucedáneos en Belén. La fe en Dios de una familia unida frente a la adversidad, que se amaba, rodeó el nacimiento de un niño. El fue el eslabón que unió a pobres y a ricos, a ignorantes y a sabios, a desconocidos y compañeros.

 ¿Un sueño? Aquel niño vivió y murió defendiendo que el ideal de la Navidad era Él mismo, el Hijo de Dios, el camino, la verdad, y la vida que venció a la muerte. O era un loco, o un mentiroso, o realmente Dios se hizo hombre y habitó entre nosotros con el nombre de Jesús, nacido de una virgen.

 Es hora de utilizar el recuerdo dormido, adulterado, borroso, de lo que ocurrió aquel día. Que alcemos la voz y digamos, como profetizó Isaías cientos de años antes de que se cumpliese su anuncio.

 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel (…) Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre . (Isaías 7:14; 9:6-7)

 ¿Un milagro ? Cierto, porque justo eso es lo que Dios pensó que era lo único que podría salvar al ser humano, y cambiar nuestra sociedad. Un milagro que sólo el amor y la gracia de Dios podían obrar. Porque finalmente la fe no es creer sólo en la razón que nos ha llevado a una Navidad falsa, sino creer en el milagro de Dios que hizo real la genuina Navidad.

 ¿Quieres tú creer?

 © Protestante Digital 2011

Óscar Margenet Nadal

Verdades y mentiras sobre la fiesta de Navidad

¿Qué es la Navidad?

La palabra  navidad  es la abreviación de  natividad: natalicio, día del nacimiento. No la encontramos así escrita ni en la versión Reina-Valera 1960 (menciona  nacimiento  32 veces). Tampoco  Christmas  (equivalente a Navidad en inglés) aparece en la versión King James (que menciona a  nativity  7 veces y a  birth  27).  Nunca nos referimos al nacimiento de un niño o una niña como su “navidad”; usamos ese término, exclusivamente, para el nacimiento de Jesús.

 En los últimos decenios las grandes marcas acostumbran a apabullarnos con avalanchas de promociones navideñas; en su afán de multiplicar sus ventas nos arrastran en un alocado trajín de compras. Y en esa afiebrada carrera nos olvidamos de problemas irresueltos, de promesas incumplidas y hasta de qué trata la Navidad. El consumismo también desnuda carencias.

 Este es un período del año propicio para la reunión de familiares, amigos y compañeros de trabajo; de recuerdo de los que se han ido; de compartir y de regalar. Pero, para muchos, es también época de soledad y tristeza.

 Aborrecida, deseada, pero nunca indiferente, la Navidad es para algunos un invento de mercado de grandes multinacionales; para otros –quizás los menos- un tiempo para descubrir su auténtico sentido, lo que aún falta por saber, o la verdad que yace oculta detrás de la fiesta.

 Según de qué lado estemos será la manera de vivirla en esta nueva oportunidad.

 ¿Dónde podemos leer sobre el niño nacido en Belén?

 El Evangelio narra la historia del nacimiento de Jesús, en tiempos del emperador romano Augusto César, y del rey judío Herodes, en una aldea llamada Belén en la región de Judea, bajo la autoridad civil del gobernador de Siria, de nombre Cirenio. Todos estos nombres son de personas y sitios reales, que pasaron a formar parte de la Historia.

 Los historiadores coinciden en que era costumbre del Imperio Romano imponer por la fuerza una rigurosa administración en los territorios conquistados. No era raro que, por esa razón, el Emperador ordenase censos fiscales cada vez que lo considerase oportuno.

 Este era uno de esos casos y, entre todos los habitantes que debían empadronarse estaba el joven matrimonio de José y María. Desde su casamiento vivían en Nazaret, en la región de Galilea, donde José tenía su taller de carpintería; y María estaba embarazada de su primer hijo. Así y todo, tuvieron que recorrer unos 110 kilómetros hacia el sur, para cumplir con el censo en la “ciudad de David”, pues ambos eran descendientes del rey más amado en Israel. Como todos los albergues y posadas habían sido ocupados, a causa del censo, el matrimonio consiguió el sitio menos apropiado para una madre con trabajos de parto: un establo.

 Sabemos todo esto leyendo el Evangelio escrito por el médico de nombre Lucas  (Cap. 1:26-80; 2:1-52)  y también leyendo el Evangelio escrito por el ex cobrador de impuestos Mateo  (Cap.1:1-25; 2:1-23) .

 Sin embargo, el día exacto del nacimiento del Jesús no ha quedado taxativamente registrado en la Biblia; tampoco en la historia secular. Precisamente, algunos escépticos se toman de este silencio cronológico para negarle existencia real al niño de Belén. Nos preguntamos ¿qué hubiese ocurrido si Dios nos hubiera permitido saber el día exacto del nacimiento de su hijo?

 ¿Nació Jesús la Nochebuena del 24, o el 25 de diciembre?

 Hay sobrados motivos para pensar que no fue en ninguna de esas dos tradicionales fechas. No tenemos ninguna información acerca de que los primeros cristianos celebrasen la Navidad, en los tres primeros siglos de la iglesia; menos, que el día de nacimiento fuese en el mes de diciembre, cuando es invierno en esa región.

 La costumbre pastoril en época de primavera y verano en la antigua Palestina, era la de hacer pastar a los rebaños en corrales de campo con pasturas en las noches de temperatura templada o suave. En esos días no guardaban a sus ovejas en el establo que usaban en otoño, invierno y días inclementes. Porque estaban afuera, cuidando el rebaño de los lobos, los pastores vieron a los ángeles cantando la buena noticia de que un Salvador había nacido en la ciudad de David. Por lo tanto, puede inferirse que sólo podría haber ocurrido hasta alrededor del 21 de septiembre, que es cuando comienza el otoño en esa región.

 ¿Por qué, entonces, diciembre? La información de una fiesta próxima a la Navidad es la del 18 de diciembre, cuando se celebraba el solsticio de invierno, llamada “Sol Invictus”, un culto al sol proveniente de la antigua Babilonia. Es bien sabido que el típico sincretismo del Imperio Romano les llevaba a incorporar rituales de las culturas propias de los países que dominaban. Ese día era propicio para sus orgías, en las que el sentido común y la razón eran adormecidos.

 También es sabido que al emperador romano se lo llamaba “Sol” y que así se lo venerase; y que, por decreto imperial se obligaba a los ciudadanos a adoptar la fe de los cristianos, a quienes antes perseguía y masacraba, de a miles. Posteriormente, hizo coincidir aquella fiesta en la que el astro rey sale invicto frente a la oscuridad, con el día (cierto pero no conocido) del nacimiento del Hijo de Dios; pero a una semana adelante como gesto de buena voluntad hacia el Papa, quien trasladó a ese día la Epifanía del 6 de enero (edicto de Milán de 313).

 En resumen: la celebración de la primera Navidad, fue un 25 de diciembre en el siglo IV, por decreto del Emperador romano Constantino, siendo el Papa Julio I Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Apostólica Romana.

 ¿Qué significado tuvo y tiene el nacimiento de Jesús?

 Regresando al relato evangélico: la aparición de ejércitos celestiales que aquella noche cantaron gloria a Dios ante la mirada de humildes y asombrados pastores; el humilde pesebre donde estaban la madre y el niño; la estrella que guio a los magos hasta la casa de José, María y Jesús; todo ello  es una historia que nos habla de la gracia y el amor infinitos de Dios. Esto ya había sido profetizado puntualmente por Miqueas: “Pero tú Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.” (Miqueas 5:2).

 Si lo leemos cuidadosamente  todo el Antiguo Testamento apunta a esta pequeña ciudad  de la que salieron personas clave que forman parte del árbol genealógico terrenal de Jesús.

 “En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo Unigénito al mundo para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó   a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”. (1° Juan 4:9,10)

 Esta celebración es tiempo de regalos. Aunque no deja de ser valioso el celebrar la generosidad y el afecto de una manera concreta, no por ello debiéramos angustiarnos si no podemos hacerlo.

 El nacimiento de Jesús no nos habla de un regalo que damos nosotros, sino de uno que nos da Dios. En el pesebre de Belén, Dios nos entregó el más grande regalo de toda la historia: el Hijo amado. La Biblia declara que ese regalo es vida eterna a través de Jesucristo. Que Jesús vino al mundo y nació de la virgen María no es el final de la historia. Él también vivió como hombre perfecto; murió en la cruz por nuestros pecados; resucitó de entre los muertos; está vivo; y pronto regresará para recoger a su novia, la iglesia, para unirse a ella en una nueva dimensión. Ya uno con ella, Jesucristo juzgará a las naciones con Justicia final e inapelable.

 El niño de Belén creció, ya grande nunca pidió que recordásemos su nacimiento sino su muerte. Hoy es el Señor de los señores y Rey de reyes. Este suficiente Salvador y único Mediador entre Dios y los hombres es, desde todo punto de vista, el mejor regalo que podemos compartir en esta Navidad. ¿Cómo? Siguiéndole 365 días al año.

 Aquél niño nació en un humildísimo pesebre; este Señor y Rey está llamando a la puerta de tu corazón; espera que le abras hoy, pues desea entrar a vivir en él, relacionarse de por vida contigo. Al abrir tu corazón a Él se lo estarás abriendo a Dios. No es – como insisten por allí- que el niño Jesús nacerá en ti; tú eres quien nacerá de nuevo. Descubrirás que eres una nueva persona porque la Navidad ocurrió en ti. Y, recién entonces, tendrás el mejor regalo que jamás hayas adquirido para poder compartirlo con los demás.

 Gracias al eterno amor de Dios podemos desearnos, unos a otros, una  ¡Feliz Navidad!

Dr J. Ernesto Contreras P.

La economía China

 

El fenómeno de China no es nuevo y el mundo occidental ya aprendió a regularlo, y no tenerle miedo.

A partir de la segunda guerra mundial, Japón prometió dominar y conquistar al mundo sin tener ejército y sin disparar un solo balazo, y lo logró con sus productos. Cuando yo era niño (1950), parecía que todos los productos decían “Made in Japan.” Pero pasó lo de siempre, a Japón también le gustó ser rico, y los empleados llegaron a exigir sueldos y prestaciones estratosféricas, de tal manera que ahora uno de los países más caros para vivir es Japón; y actualmente, aunque poderosa, la influencia de los productos japoneses ya llegó a una estabilización. Siguen dominando grandes áreas del mercado; pero no conquistaron el mundo.

 Poco después (menos de 20 años después), tras la guerra de Corea, Corea del sur siguió los pasos de Japón, y todo  parecía ser hecho y maquilado en Corea; pero nuevamente, se llegó a un equilibrio que los mantiene ricos; pero no dominaron económicamente el mundo. Luego siguió Taiwan, y la misma historia.

 Y aunque para fines del siglo XX, todo parecía indicar que el siguiente escogido para ser el maquilador del mundo sería Latinoamérica, con México a la cabeza; pero no se nos hizo, principalmente por la falta del nacionalismo fanático y sacrificial de los asiáticos, y en gran parte, por la falta de visión, voluntad y amor a la patria, de los gobiernos latinoamericanos.

 Fue así que nuestra participación en la guerra por conquistar el mercado con productos hechos en latino américa, no prosperó, y ahora, en el siglo 21, también en menos de dos décadas, china será la maquiladora del mundo, que conquistará el mercado mundial con sus productos, sus sistemas nacionalistas, agresivos, brutales, y demandantes por parte de su pueblo y empleados; pero la experiencia de más de 50 años, nos dice que muy pronto, más pronto que Japón, Corea, y Taiwan, también los chinos exigirán que se les permita gozar de las riquezas generadas en este periodo inicial de sacrificios, y también muy pronto, su competitividad y dominio, llegará al equilibrio que los demás países asiáticos han alcanzado. Basta con ir a presenciar las impresionantes y monumentales transformaciones que han sufrido sus ciudades principales y muchas poblaciones rurales que hasta apenas 5 años eran zonas rurales y olvidadas, para saber que los chinos tan pronto se hagan ricos, impedirán que los sueños de conquista de China, cuando menos por medio del mercado mundial, se hagan realidad. Claro que están las otras alternativas que son la conquista económica, y la conquista bélica; pero Dios nos libre de eso.

 Yo creo que una alternativa mejor para nosotros, es seguir el ejemplo de las economías que por siglos se han sostenido estables, con un sistema económico basados en una calidad, prestigio, y eficiencia insuperables; y capaz de proporcionarles a sus ciudadanos un nivel de vida llamado “del primer mundo,” por generaciones.

 México y Latinoamérica pueden aprender mejores lecciones de economía, gobierno, y mercadotecnia de países como Suiza (por solo citar un ejemplo), que de los cuatro dragones asiáticos.

De las cuevas de Qumram

El manuscrito antiguo más completo con los 10 mandamientos, en un museo de New York 

 

El pergamino que contiene los diez mandamientos expuesto en Nueva York. 

Su estado de conservación es “excepcional”, está escrito en hebreo, y tiene más de 2.000 años de antigüedad.

 

18 DE DICIEMBRE DE 2011, NUEVA YORK.- El manuscrito más antiguo y mejor conservado sobre el que están escritos los Diez Mandamientos que, según la fe judeocristiana, recibió Moisés en el Monte Sinaí, se puede ver desde este pasado viernes 16 de diciembre en el Museo Discovery de Nueva York.

 El pergamino,  escrito en hebreo y de más de 2.000 años de antigüedad , mide alrededor de medio metro de largo (45 cms.) por 7 centímetros de ancho. Está en el museo de Nueva York formando parte de una exposición más amplia sobre los rollos del Mar Muerto; en la que se incluyen más de 500 objetos cedidos por la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA, en su sigla en inglés).

 El pergamino de los Diez Mandamientos se puede visitar sólo hasta el próximo 2 de enero, mientras que el resto de la exposición -que fue inaugurada el pasado 28 de octubre- permanecerá abierta hasta el 15 de abril de 2012.

 LOS ROLLOS DEL MAR MUERTO

El pergamino fue descubierto en 1954 y pertenece, según indica el Museo Discovery en un comunicado, a una colección de más de 900 rollos encontrados a lo largo de los años 40 y 50 en un sistema de cuevas de Qumram, situado cerca del Mar Muerto.

 Este conjunto de manuscritos, escritos en hebreo, arameo y griego, son los documentos más antiguos hallados hasta ahora sobre la vida en la Judea de tiempos de Jesús -de hace más de 2.000 años- y del Antiguo Testamento cristiano.

 El museo neoyorquino expresa en la información acerca del manuscrito de los Diez Mandamientos que “son las reglas que constituyen los pilares de la moral y la ley del mundo occidental” ; destacando que el texto “recoge y define cómo los hombres y las mujeres deben trabajar y vivir juntos bajo la misma fe en una sociedad civil”.

 EL MANUSCRITO DE LOS 10 MANDAMIENTOS

 Es la primera vez que se expone en Nueva York este pergamino, que contiene fragmentos del libro de Deuteronomio. Data de entre el año 50 y 1 a.C. y es uno de los dos únicos manuscritos antes de Cristo que existen actualmente conteniendo los Diez Mandamientos.

 Además, el Museo Discovery resalta en el mismo comunicado que  su estado de conservación es “excepcional”  pese a estar hecho de un material tan frágil como el cuero de piel animal, muy vulnerable a la humedad, la luz y variaciones de la temperatura. A ello ha contribuido el ambiente idóneo para la conservación de las cuevas de Qumram.

 El otro manuscrito antiguo existente, conocido como el Papiro Nash, es propiedad de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido. En su caso se encuentra fragmentado, aunque es más antiguo, de entre el año 150 y 100 a.C.

 Se desconoce la identidad del escriba que se encargó de escribir este texto, aunque la institución neoyorquina informa que muchos expertos creen que todos los Rollos del Mar Muerto fueron escritos por miembros de la secta de los  esenios , que se escindió del judaísmo y vivió en la zona de Qumram, en el desierto al sur de Israel que rodea el Mar Muerto, desde el siglo III a.C. hasta el año 68 d.C.

Fuentes: Efe           © Protestante Digital 2011

Aleandro, Erasmo, Lutero y el emperador Carlos. La Reforma indispensable

 

Erasmo reconoció que Lutero tenía razón, pero, de manera un tanto cínica, añadió que había cometido dos errores graves, atacar la tiara del papa y el vientre de los monjes.

 

16 DE DICIEMBRE DE 2011.- La actividad de Lutero durante la segunda mitad del año 1520 había transcurrido en paralelo con toda una panoplia de acciones papales encaminadas a lograr su aniquilación. Además de Eck –que está horrorizado por el avance de las tesis de Lutero entre el pueblo de Alemania– el principal protagonista de ese empeño es Aleandro. Su misión fundamental es convencer a Carlos, el nuevo emperador, de la necesidad de colaborar en esa tarea. Lo sucedido puede ser reconstruido con detalle.

 El 31 de octubre de 1519, Carlos había enviado su primera carta a los Estados alemanes. Su intención era llegar a Aquisgrán, la capital de Carlomagno y lugar tradicional de la coronación imperial, y desde allí remontar el río Rhin hasta llegar a Worms, donde tendría lugar la primera Dieta de su reinado.

 El 20 de mayo de 1520, Carlos se embarcó en La Coruña rumbo a Amberes. La decisión de realizar el viaje por mar se debe a que el trayecto por barco resulta más seguro que el terrestre a través de Francia.  Al llegar a Amberes, Carlos se encontró con los enviados del papa. Mientras que el nuncio Caracciolo le solicitó su colaboración en una cruzada contra los turcos, Aleandro le pidió que descargara su poder sobre Lutero.

 Influido por su confesor, el franciscano P. Glapion, Carlos no dudó en acceder a las peticiones de Aleandro. De momento, no podía hacer nada en Alemania al no haber sido coronado todavía, pero dictó un decreto ordenando la quema de los libros de Lutero  en Flandes y Borgoña, sus territorios hereditarios. El 8 de octubre, se encendieron en Lovaina las primeras hogueras. Una semana después, sucedió lo mismo en Lieja.

 El 23, tuvo lugar la coronación en la Iglesia de los Tres Reyes Magos. Inmediatamente, Aleandro volvió a solicitar la firma de un decreto imperial que permitiera iniciar la persecución contra Lutero y sus partidarios en Alemania. Sin embargo, los consejeros del emperador no estaban nada dispuestos a apoyar al nuncio papal. En su opinión, iniciar el reinado con un acto de fuerza sólo podría ser considerado un grave error.

 Aleandro comenzó a comprender que su empresa no iba a resultar fácil. Como ya hemos señalado, la resistencia frente a la misión de Juan Eck era considerable. Lejos de ser popular, su tarea no dejó de verse obstaculizada. En septiembre, aún pudo enunciar la bula en Meissen, en Merseburgo y en Brandeburgo, pero la universidad de Leipzig –donde había sido derrotado por Lutero un año antes y donde él se empeñó en que se había alzado con la victoria– le cerró sus puertas. Eck envió después el documento desde Leipzig a Wittenberg a donde llegó el 3 de octubre. El rector, Pedro Burkhard no obedeció la orden de ponerlo en vigor valiéndose de un tecnicismo legal, el de que Eck no había respetado las normas de estilo. Y Wittenberg no fue una excepción. Erfurt, Torgau, Doblen, Friburgo, Magdeburgo, Viena… todas ellas se negaron a obedecer las órdenes contenidas en la bula. Incluso en Ingolstadt, en sus propios dominios, Eck chocó con enormes dificultades a la hora de imponer la voluntad del papa.

 En esos momentos, Colonia se había convertido en la capital del imperio por unas semanas. En torno al nuevo emperador, se arremolinaron las figuras más diversas desde los nobles a los eclesiásticos pasando por los mercaderes y los eruditos como el gran Erasmo. El 29 de octubre, Aleandro llegó a la ciudad con la intención de que el emperador se decidiera, finalmente, por desencadenar la persecución contra Lutero y que en la empresa participara el elector Federico. Sin embargo, lo que encontró fue una hostilidad generalizada.

 De entrada, el elector de Sajonia se negó a recibirlo al igual que a su colega Caracciolo. Sin embargo, los nuncios, en el cumplimiento de su misión, no estaban dispuestos a dejarse desanimar. El 4 de noviembre, mientras se celebraba la misa, se acercaron al elector y le entregaron una carta del papa y la bula, dejándole de manifiesto que no tenía otra salida que proceder a entregar a Lutero y ordenar la quema de sus libros. Para zanjar la cuestión, los nuncios le comunicaron que contaban con el respaldo del emperador y de los príncipes. Pero el elector no era hombre para dejarse doblegar con facilidad e informó a los nuncios de que una misa no era ni el lugar ni el momento para abordar ese tema.

 Al día siguiente,  el elector convocó a Erasmo para pedirle consejo. El veterano humanista reconoció que Lutero tenía razón en sus opiniones, pero, de manera un tanto cínica, añadió que había cometido dos errores graves, atacar la tiara del papa y el vientre de los monjes . En otras palabras, según el príncipe de los humanistas, Lutero no era un hereje, pero había sido un imprudente al cuestionar el inmenso poder del papa y los intereses materiales del clero.

 Si lo sabría Erasmo que en una carta dirigida a Juan Lang el 17 de octubre de 1518 había escrito: “Veo en la monarquía del Sumo Sacerdote romano a la peste de la Cristiandad; los dominicos lo adulan constantemente de un modo vergonzoso. No sé si conviene tocar esta llaga abiertamente. Tendrían que hacerlo los príncipes, pero temo que éstos colaboren con el papa y se repartan el botín. No sé cómo se le ha ocurrido a Eck atacar de este modo a Lutero” (las palabras en cursivo aparecían en griego en el original precisamente para evitar complicaciones)

 Erasmo prefería mantenerse al margen. Sin embargo, ni el elector ni Spalatino estaban dispuestos a perder una baza como la que representaba la opinión favorable de Erasmo. Así, lograron, finalmente, persuadirlo para que pusiera por escrito sus opiniones sobre Lutero.

 El resultado difícilmente puede ser más elocuente: “Los buenos cristianos, los que tienen un espíritu verdaderamente evangélico, se sienten menos golpeados por los principios de Lutero que por el tono de la Bula del papa. Lutero está en su derecho al solicitar jueces imparciales. El mundo tiene sed de la verdad del Evangelio. Resulta injusto enfrentar tanto odio a unas aspiraciones que resultan tan encomiables. El emperador estaría muy mal inspirado si inaugurara su reino con medidas de rigor. El papa está más empeñado en promover sus propios intereses que la gloria de Jesucristo. Lutero todavía no ha sido refutado. El conflicto debería ser confiado a hombres capacitados, libres de toda sospecha. El emperador es un prisionero de los papistas y de los sofistas”.

 Aquellos Axiomas resultaban claramente comprometedores –y, a la vez, reveladores del pensamiento de Erasmo– y por eso no sorprende que el humanista pretendiera que se le devolvieran por temor a las consecuencias. Spalatino comentaría irónicamente que semejante comportamiento era una muestra clara de la “valentía” con la que Erasmo defendía el Evangelio. El juicio era sarcástico, pero lo cierto es que se correspondía con la realidad. Finalmente, el texto fue devuelto al humanista, pero no antes de sacar una copia que se dio a la imprenta.

 Aleandro, desde luego, no estaba dispuesto a permitir que Erasmo se sumara al partido de Lutero y no perdió tiempo a la hora de ordenarle que compareciera ante él. El nuncio le entregó entonces una copia de la bula de excomunión en un acto cargado de simbolismo. El humanista podía darse por enterado de lo que le esperaba si no sabía elegir bando, desde luego, pero, a la vez, quedaban de manifiesto las limitaciones de la Reforma que había propugnado Erasmo. Había sido un intento brillante, dotado de altura, acertado en no pocos de sus planteamientos, pero carente del valor y, sobre todo, de la fe en Cristo que caracterizaban, con todas sus limitaciones y fallos, al agustino Lutero.

Autor: César Vidal Manzanares                   ©Protestante Digital 2011

Documento oficial de la EEA

 “La abstención de participar en la vida pública es un error”

 

Pablo Martínez Vila, autor de este documento de la Alianza Evangélica Europea.

 15 DE DICIEMBRE DE 2011, BARCELONA.-  Ya está disponible ‘Una ética para el cristiano en la vida pública’ (se publica en este número, en artículo aparte).  Este es el título que recibe en castellano el código de conducta que ha impulsado en los últimos meses la Alianza Evangélica Europea (EEA, por sus siglas en inglés), con el apoyo de políticos de diferentes países del continente.  Pablo Martínez Vila, que firma el documento, ha explicado a Protestante Digital las motivaciones detrás del proyecto.  

 En una conversación con Pedro Tarquis, Pablo Martínez Vila ha explicado que se trata de “una hoja de ruta para los creyentes en la vida pública”. Surge de la experiencia de acercamiento sociopolítico en el corazón de Europa. “Desde hace ya años la Alianza Evangélica Europea está haciendo un trabajo de presencia, de influencia para que sean conocidos los valores cristianos y evangélicos”. Con todo este bagaje de fondo y las lecciones aprendidas, salió la oportunidad de crear un  documento “básico, breve conciso y claro, un código ético práctico”.

 Pero ‘Una ética para el cristiano en el vida pública’ no quiere ser simplemente una guía general para la vida política, sino tener “un énfasis muy bíblico”, explica el autor.

 Al ponerse manos a la obra, la comisión impulsora recogió sensibilidades muy diferentes. “Hubo un brainstorming de todo el equipo” en el que recogieron ideas de “gente con mucha experiencia en el campo político, especialmente en Inglaterra”. Así, mientras el documento iba tomando forma, se fue “puliendo” hasta su redacción final.

 Una de las personas que ha participado en el documento es el autor y conferenciante  Samuel Escobar,  que en el prólogo recomienda la iniciativa  “para quienes contemplan la participación en tareas cívicas y políticas y quieren llevarlas a cabo con fidelidad a su identidad cristiana y evangélica”.

 POLÍTICA EN LA BIBLIA

¿En qué se justifica el énfasis tan bíblico de un documento para la vida política?  “La Biblia nos muestra personajes sobresalientes en la vida pública” , dice Martínez Vila. Cita a José en la corte del Faraón, Daniel en la Corte de Babilonia o Nehemías y su liderazgo. “Pero también otros menos conocidos, como lo profetas, que sin ostentar cargos públicos tenían una presencia pública en su tiempo”. Con ello, “nos muestran claramente cómo se puede tener una presencia relevante en la vida pública sin la necesidad de ser un Daniel o un José”.

 TRES TIPOS DE ERRORES HISTÓRICOS 

Es de sentido común reconocer que los cristianos han cometido graves errores en su involucración pública en el pasado. Así que el documento nace también para aprender de algunos de estos fracasos. Martínez Vila los agrupa en tres tipos. Por un lado  ha sido muy frecuente la abstención de los cristianos , “creer que las implicaciones sociales y políticas del evangelio no eran cosa nuestra, que los cristianos debemos preocuparnos fundamentalmente de la salvación del alma (en lo que estamos de acuerdo), pero es indudable que el evangelio tiene unas consecuencias sociales evidentes”. Esta actitud es algo que “ha caracterizado al pueblo cristiano mucho tiempo, y quizás especialmente en nuestra Historia reciente en España”, una reacción ante la falta de libertad.

 Un segundo error de los cristianos es el opuesto a la inactividad:  “ la imposición de nuestros principios” . Hay ejemplos de esto conocidos por todos, como las Cruzadas, el decreto de Constantino que llevó a la ‘cristianización’ del imperio. “Los creyentes somos llamados a exponer pero nunca a imponer”, remarca Martínez Vila.

 Un último fracaso fue “ el matrimonio entre las iglesias y el Estado , un problema que no es exclusivo de la Iglesia Católica Romana a lo largo de la Historia, incluso en la actualidad algunas iglesias reformadas tienen una vinculación con el Estado”.

 “UN INTERÉS CRECIENTE”

 Ética para cristianos en política y vida pública Fe, ética y actividad en la vida pública, en una entrevista a Pablo Martínez Vila, autor del documento de referencia oficial en esta área de la Alianza Evangélica Europea, Una entrevista de Pedro Tarquis. “Gracias a Dios hay una inquietud creciente,  en los últimos diez años ha habido un aumento de la participación de los creyentes : implicación en partidos políticos, acceso a cargos de la administración local, concejales, alcaldes creyentes e incluso a niveles más altos”. Aunque no nos deberíamos fijar sólo en eso, cree Martínez Vila. “Presencia no sólo es ostentar cargos” sino también darse cuenta de “la presencia profética”.

 Visto el aumento del deseo de influenciar para bien en la sociedad, Martínez Vila cree que “es justo resaltar el papel que la Alianza Evangélica Española está jugando, promoviendo esta participación de los creyentes”.

 FE: PÚBLICA Y LIBRE

“Es absurdo”, dice el autor, el concepto secularista de relegar la libertad de las personas para hablar de sus creencias en público.  “De la misma manera en que nadie se quita su ideología al salir de casa para ir a la calle, lo mismo ocurre con los principios de la fe”.

 Si partimos de esta libertad,  ¿se puede ser parte de un partido en el que haya ideas que chocarán con la ética cristiana? “No hay un partido político perfecto ni lo habrá nunca, que se ajuste a las creencias y la ética cristiano-evangélica”. Por tanto, cree Martínez Vila “, es importante ser realistas  y buscar aquel partido que más se acerque a lo que son los valores del evangelio que vemos en la vida de Jesús”. Y hace un paralelismo: “Salvando las distancias, no esperamos para hacernos miembros de una iglesia el encontrar la iglesia perfecta, siempre habrá iglesias con imperfecciones y esto no es obstáculo”.

 EN APOYO A LOS QUE SE IMPLICAN 

Pero, ¿animan realmente las diferentes iglesias en España a los creyentes que se plantean participar en la vida pública? ¿O se ve más bien la política como algo ‘no espiritual’? Martínez Vila cree que si se ha dado lo segundo “es comprensible porque suficiente ha tenido el pueblo evangélico durante cincuenta años para sobrevivir en medio de circunstancias de persecución e intolerancia”.  Pero ahora es cuando “hay un campo a avanzar” . Es tiempo de que las iglesias apoyen “de formas concretas, formando, orando, interesándose, una auténtica pastoral del creyente en la vida pública”.

 Este impulso de la iglesia podría ser de la siguiente forma. “Lo primero es la dependencia en oración, porque afrontamos una lucha que tiene una dimensión espiritual, en último término”. Una vez puesta esta base, los líderes de una iglesia deberían ayudar a esa persona a seguir desarrollando una  “mente cristiana, cristo céntrica, arraigada en la Palabra” . Por último, es interesante dejar espacios en la iglesia en los que se pueda compartir genuinamente cómo está yendo la labor de esas personas con funciones sociopolíticas, un sitio en el que compartir luchas o explicar avances.

 Claro está que  todo lo anterior no significa que la iglesia local tenga que identificarse ideológicamente con ninguna corriente. Por ejemplo, el hecho de tener en la comunidad a un representante de un partido no significará que en esa iglesia se promueva el voto para él o ella.  El apoyo personal y espiritual a un político cristiano no lleva al “maridaje” con las instituciones.  El riesgo de identificarse a pies juntillas con las instituciones sociales está “o bien en diluir el evangelio o bien en que la iglesia acabe finalmente queriendo imponer sus principios cristianos en la sociedad, el fundamentalismo religioso que por desgracia hemos visto y estamos viendo todavía”, dice Martínez Vila.

 ECONOMÍA: “UNA CRISIS ÉTICA”

Durante la entrevista, Pablo Martínez Vila ha hablado también de la actual situación financiera en Europa.  La crisis es “un problema moral” , cree. “Hemos llegado a la situación actual porque antes ha habido una falta de ética, así que lo que necesitamos es un rearme moral”. Plantea que las causas fueron “la codicia, egoísmo, individualismo, cosificación en las relaciones, y todo esto no son problemas de mercado sino son problemas morales”. Remite a  Stanley Kubrick  y su idea de que “el problema del hombre no radica en su sociedad sino en su suciedad”. Una idea que ya definió  Jesús  al explicar que lo que contamina el hombre no es lo que entra en él, sino que sale de su corazón.

 Los valores diferenciales de un cristiano empiezan por la motivación misma de entrar en política.   “La ambición del mundo es un ambición de poder, mientras que la ambición del creyente es la ambición de poder servir” . “Como creyentes no queremos poder, sino poder servir”, repite. Aun así, si es verdad que los cristianos están llamados a ser mansos, no significa que deban se “mudos”. “En el pasado hemos pensado que ser mansos significaba ser mudos, y no, ser mansos es hablar con gracia, con la sal adecuada”.

 APOYO DE LOS POLÍTICOS EUROPEOS

‘Una ética para el cristiano en la vida pública’, que se ha traducido ya a varios idiomas, ha recibido una  acogida “muy cálida” en Europa , “tanto de profesionales de la política como del ex primer ministro de Holanda como otros políticos del Este de Europa”.

 Entre las personas que recomiendan el documento se encuentra el secretario general de la Alianza Evangélica Checa,  Jiri Unger , que ha explicado que “La Alianza Evangélica Europea basa su enfoque sociopolítico en la creencia de que podemos ser radicales y fieles a la totalidad de las Escrituras sin ser extremistas, superficiales o liberales, y al mismo tiempo participar en las confrontaciones inevitables de una manera relacional y respetuosa”.

 Andre Rouvoe , ex ministro del Gobierno de Holanda, dice: “Este documento coloca los principios básicos de la presencia cristiana en el área pública de una forma muy clara y potente. Es mi deseo que muchos cristianos sean motivados para asumir el reto y se conviertan en visible pública y políticamente como seguidores de Jesús”.

 Frank Heinrich , miembro del Parlamento Alemán Bundestag, añade: “Este documento es muy, muy útil. Que anime a muchos más a involucrarse”.

Por su parte,  Martyn Eden , editor de política del grupo comunicativo Premier Media Group ha añadido que “Europa se está volviendo cada vez más secular, y este acercamiento a hacer política es el que más posibilidades tiene de influenciar en los impulsores de políticas y revertir esta tendencia”.

 Autores: Joel Forster            © Protestante Digital 2011

ALIANZA EVANGELICA EUROPEA

Una ética para el cristiano en la vida pública

Acercamiento a la práctica sociopolítica de la AEE

PREÁMBULO

“Afirmamos que debemos mostrar el amor de Dios de manera visible, atendiendo a los que están privados de justicia, dignidad, alimento y techo.

Afirmamos que la proclamación del Reino de Dios de toda justicia y paz, exige la denuncia de toda injusticia y opresión, tanto personal como estructural; no rehuiremos este testimonio profético”. (El Manifiesto de Manila, afirmaciones 8 y 9).

Confesamos que decimos fácilmente que amamos la Biblia, sin amar la vida que ella enseña: la vida de esforzada obediencia práctica a Dios a través de Cristo. Sin embargo, “no hay nada que con mayor elocuencia respalde el evangelio que una vida transformada… Se nos ha ordenado comportarnos de una manera digna del evangelio de Cristo, y aun ‘adornarlo’ resaltando su belleza por medio de vidas santas”. (La Confesión de Fe de Ciudad del Cabo, artículo 6-D).

La Alianza Evangélica Europea (EEA) apoya sin reservas estas tres afirmaciones, así como los apartados 5 y 13 del Pacto de Lausana sobre “Responsabilidad Social Cristiana” y “Libertad y Persecución” (ver apéndice 1). La EEA cree que no hay rivalidad entre el evangelismo y la responsabilidad social. Cualquier debate en esta línea refleja un dualismo anti bíblico entre cuerpo y alma, la vida en este mundo y la vida en el Cielo. Puesto que Jesús predicó y sirvió, nosotros también somos llamados tanto a proclamar como a ser Buenas Nuevas. Las palabras solas no bastan porque el mandamiento de Jesús “Ama a tu prójimo” tiene unas inmensas implicaciones sociales y políticas.

La demostración visible del carácter y los valores de Dios es fundamental para la fe cristiana; apunta al Reino de Cristo en la tierra y nos reta a reflejar a Cristo el Rey. El pueblo cristiano está llamado a imitar a Cristo mediante acciones que reflejen la profunda preocupación de Jesús por la persona en su totalidad (cuerpo, mente y espíritu) y por toda la comunidad humana.

Encarnar el carácter de Dios y ser embajadores de Cristo son tareas difíciles, imposibles de realizar desde el punto de vista humano. Por consiguiente, reconocemos y confesamos nuestra incapacidad para cumplirlas, pero contamos y confiamos en la suficiencia de la gracia de Cristo y en el poder del Espíritu Santo. Estos son nuestros recursos sobrenaturales.

Somos llamados a realizar esta tarea no sólo de forma individual, dependiendo de esfuerzos personales, sino como un cuerpo porque Cristo mismo ha escogido tener una presencia visible en la tierra a través de su Iglesia. Mediante este cuerpo visible El continúa hoy su obra de reconciliación, de justicia y de paz en el mundo.

LOS PILARES

La EEA cree que la acción socio-política del cristiano debería estar profundamente arraigada en la totalidad de la Escritura, con un énfasis especial en la vida y el ministerio de nuestro Señor Jesucristo. Cuando miramos con atención a Jesús como modelo, descubrimos cinco pilares en los cuales quiere apoyarse la EEA.

Al involucrarnos en la esfera pública, nuestro objetivo es seguir los siguientes principios bíblicos:

1 Ser como Cristo

“Puestos los ojos en Jesús… corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante” (Hebreos 12:2)

Porque Cristo es la visible “imagen del Dios invisible” (Col. 1:15), Él se convierte en nuestro modelo supremo en todas las áreas de la vida y nos llama a ser “hechos conformes a la imagen de su Hijo” (Rom. 8:29). En el contexto del espacio público, necesitamos imitar a Cristo sobretodo en:

 Su total dependencia de Dios mediante la oración. La oración es crucial porque a través de ella Cristo nos capacita dando sentido y valor al esfuerzo humano. “Permaneced en mí, y yo en vosotros….tampoco vosotros podéis dar fruto si no permanecéis en mí” (Juan 15:4-5). Llama la atención cómo en los momentos difíciles, Jesús se retiraba a lugares solitarios y oraba (Lucas 5:15-16). La renovación de nuestra visión y fuerzas procede, ante todo, de una relación personal con El.

 Su amor, incondicional y de una gran amplitud, sin discriminación alguna. Amó a los marginados e incluso a sus enemigos con el amor ágape que no requiere sentimientos positivos previos. Amó sin tener en cuenta el resultado de su amor. Él amó primero; siempre dio el primer paso y nos llama también nosotros a tomar la iniciativa: “Todo cuanto queráis que os hagan los hombres, así también haced vosotros con ellos, porque esto es el resumen de la Ley y los Profetas” (Mt. 7:12, texto conocido como “La Regla de oro”).

 Su misericordia y compasión. No dejaba de lado la gracia ni se llenaba de ira al hablar de moral o al relacionarse con los pecadores. En todas sus relaciones, incluso en la controversia o en el desacuerdo, Jesús reflejaba gracia, tratando a todos con dignidad. Jesús llama a sus seguidores a hacer lo mismo: “Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia” (Mat. 5:7). La gracia es una de las características más distintivas de la comunidad cristiana. Nuestras relaciones con los políticos deberían ser más para bendecirles que para “utilizarles”.

 Su justicia y su rechazo del pecado, el conflicto y la opresión. En la Cruz, Dios revela tanto su amor como su justicia. El Evangelio no es únicamente buenas noticias de amor, sino también de justicia (Is. 42:1,4,7; Luc. 4:17-19). “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia” afirmó Jesús claramente en una de las bienaventuranzas (Mt. 5:6). La justicia bíblica, no obstante, es más que un asunto privado y personal: incluye también la justicia social, como se declara reiteradamente en la ley y los profetas (Miq. 6:8).

 Su pureza en todas las áreas de la vida, incluida la lengua. Decir la verdad, rechazar la mentira y la calumnia (Mt. 5:34,37), bendecir y no maldecir (Luc. 6:28), resistir firmemente cualquier forma de corrupción (Luc. 3:14) y de hipocresía (Mt. 6:16-18; Mt. 23:23-36) fueron rasgos distintivos de su enseñanza y de su comportamiento. “Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios” (Mt. 5:8).

 Su carácter de siervo. Desde su nacimiento hasta su muerte, tuvo el espíritu de siervo, rechazando toda forma de poder humano (Is. 42:1; Fil. 2:7). La única vez que Jesús explícitamente afirmó “Aprended de mí” aludió precisamente a la necesidad de ser “manso y humilde de corazón” (Mat. 11:29). Resumió la esencia de su carácter en estas dos cualidades, mansedumbre y humildad. Su liderazgo y autoridad surgieron de su espíritu de servicio, no de su fuerza humana o de su poder (Juan 13:15-16). Su anhelo no fue el poder, sino el poder servir (Mt. 20:28)

 Su valentía para obedecer y someterse a la voluntad de Dios hasta las últimas consecuencias. Esta valentía le llevó a rechazar cualquier concesión o

 “negociación” cuando Satanás le tentó (Mt. 4:1-11; Luc. 23:36-39) y le permitió afrontar la forma más cruel de muerte, la cruz (Fil. 2:8). No vemos el menor indicio de cobardía en El. “…Por eso puse mi rostro como un pedernal y sé que no seré avergonzado ” (Is. 50:7). “El, con determinación, afirmó su rostro para ir a Jerusalén” (Luc. 9:51).

“Jesús, ungido con el Espíritu Santo y con poder, anduvo haciendo el bien y sanando a todos los oprimidos…porque Dios estaba con El” (Hch. 10:38). ¡Qué asombroso resumen!

El ser como Cristo en todas las circunstancias no es una opción, sino un deber: “Os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis” (Juan 13:15). Los discípulos de Jesús deben mostrar el carácter de su Maestro. Jesús es el modelo para todos los creyentes y en todas las etapas de la vida, independientemente del contexto cultural o el tipo de ministerio: “Para este propósito habéis sido llamados… dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas” (1 Pedro 2:21).

2 Ser celosos por el honor de Cristo y la promoción del Evangelio en todo momento

“Padre, yo te he glorificado en la tierra…” (Juan 17:4)

“Desde Jerusalén y por los alrededores hasta el Ilírico, todo lo he llenado del Evangelio de Cristo” (Rom. 15:19)

De la misma forma que Jesús se preocupaba por la gloria del Padre, la gloria de Cristo debe ser también nuestra principal motivación (Ef. 1:12,14). Deberíamos ser “celosos” por el honor de su nombre (1 Cor. 10:31; Hch. 22:3). La determinación y la promesa de Dios con respecto a la futura gloria de su Hijo también debe ser la nuestra: “… para que en el nombre de Jesús toda rodilla se doble, toda lengua confiese… para la gloria de Dios Padre” (Fil. 2:10-11), “El más elevado de los motivos de cualquier misionero no es ni la obediencia a la Gran Comisión (que es muy importante) ni el amor por los pecadores[…] sino el celo ardiente y un apasionado entusiasmo por la gloria de Jesucristo” (John Stott).

Para realizar bien esta tarea necesitamos:

 Humildad. Ser conscientes de “la viga en nuestro propio ojo” (Mt. 7:3) nos previene de la autosuficiencia y nos hace depender por completo de la capacitación del Espíritu Santo. Ningún ser humano puede hablar entera y perfectamente por Cristo porque El está más allá del conocimiento limitado de cualquier persona. A veces los cristianos en la arena socio-polítíca nos arriesgamos a dañar la reputación de Cristo y la propagación de las Buenas Nuevas con palabras o actos inadecuados.

 Motivaciones limpias. Podemos descubrir motivaciones egoístas ocultas incluso en el servicio cristiano, como nos advierte Pablo: “Porque todos buscan sus propios intereses, no los de Cristo Jesús” (Fil. 2:21). Nuestro mayor anhelo al servir en la esfera pública debe centrarse en los “intereses” de Jesucristo y no en buscar nuestra propia gloria. Jesús dijo acerca de su ministerio: “El que habla de sí mismo busca su propia gloria; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero” (Juan 7:18). Necesitamos pedir como el salmista: “¿Quién puede discernir sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos” (Salmo 19:12).

 Gozo. Es el gozo que surge de hacer la obra del Padre y glorificarle (Juan 17:4). Es un gozo que no depende de victorias humanas, de nuestros logros, sino de la firme convicción de que Cristo es ya el vencedor y un día gobernará sobre toda la Tierra (Fil. 2:9-11). Es un gozo que nos libera del estrés de los resultados visibles o de una sensación de fracaso cuando no alcanzamos nuestros objetivos. Este gozo hace que nuestra tarea no sea una carga a soportar sino un placer a disfrutar.

Somos llamados a “aprovechar bien las oportunidades” (Ef. 5:15-16) en el ámbito público, recordando el valor esencial de la oración a fin de que “pueda dar a conocer con denuedo (sin temor) el misterio del Evangelio, como debo hacer” (Ef. 6:19-20).

3 Ser agentes de transformación espiritual y social

“Resplandecéis como luminares, irreprensibles y sencillos…sin mancha en medio de una generación torcida y perversa…” (Fil. 2:15).

“Así brille vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” (Mt. 5:16).

No somos del mundo, pero hemos sido enviados al mundo (Juan 17:16-18) con un claro propósito: “ser sal y luz” (Mt. 5:13-14). La sal evita la corrupción, la luz ilumina y guía a la verdad. La transformación espiritual y social es el resultado natural de reflejar el carácter de Jesús en todas las áreas de la vida. Es así como los primeros cristianos “pusieron el mundo al revés” (Hch.17:6). El ser como Cristo constituye una fuerza transformadora muy poderosa y se convierte en el mejor testimonio que podemos dar al mundo”(Juan 13:34-35; Hch. 4:13).

La EEA cree que únicamente el retorno de Jesús en gloria proclamará el fin de la batalla contra el mal y permitirá el establecimiento de una sociedad perfecta. No obstante, la EEA está convencida de que, mientras no llega ese día, el pueblo de Dios está llamado a ser sal y luz, y hará todo lo posible para detener la decadencia, desenmascarar la injusticia y aportar, en su lugar, sabor y esperanza a la vida.

Resplandecer como luminares -ser la luz del mundo- implica visibilidad. Jesús mismo nos advierte de un error bastante común: “una lámpara no se enciende y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en la casa” (Mt. 5:15). No podemos escondernos de nuestras responsabilidades públicas y sociales porque no somos llamados a aislarnos en un refugio seguro sólo suspirando por Jerusalén, sino a florecer en Babilonia.

Para cumplir esto necesitamos:

 Construir puentes: cultivar relaciones. Jesús estuvo siempre abierto a relacionarse (la interelación es uno de los rasgos de la Trinidad). El se relacionó con toda clase de personas “en el mundo”, construyendo fuertes vínculos donde la gracia, el amor, la confianza y la fidelidad eran primordiales. La participación política se realiza mejor desde una perspectiva relacional donde surgen los puentes necesarios para el diálogo.

 Ser radicales y equilibrados al mismo tiempo. Es posible ser radical sin ser extremista. Jesús fue radical porque profundizó en las raíces (de ahí la palabra radical) de cada persona y de cada situación, aunque fue siempre un paradigma de equilibrio y autocontrol.

 Ser mensajeros de esperanza. En el espacio público, los cristianos no siempre han llevado esperanza. La esperanza del Evangelio -una esperanza que no es utopía- constituye una de las contribuciones más positivas y distintivas que podemos hacer en una sociedad frustrada -vacía- y frustrante.

Somos conscientes de que el Evangelio no es simplemente un mensaje de mejoría social; pero las buenas nuevas de salvación encarnadas por Jesús tienen profundas implicaciones sociales. Jesús, citando uno de los cánticos proféticos de Isaías, dice de sí mismo : “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y la recuperación de la vista a los ciegos; para poner en libertad a los oprimidos; para proclamar el año favorable del Señor” (Luc. 4:18-19).

Estas palabras de Jesús nos muestran cómo la vocación a ser agentes de transformación social y espiritual está fuertemente arraigada también en el Antiguo Testamento. La enseñanza de la Ley y los Profetas pone énfasis en la asistencia a los pobres y a los extranjeros (Lev. 19:9, 10, 13, 15; Deut. 15:7-18; 24:17); expresa, asimismo, una gran preocupación por la familia y las relaciones sociales, la salud, la violencia, etc. Igualmente, las frecuentes llamadas de los profetas a favor de la justicia y la paz, sus abiertas denuncias contra la opresión y todas las formas de pecados sociales, nos recuerdan las dimensiones socio- políticas de la totalidad de la Palabra y la obra de Dios en este mundo.

Reconocemos, por tanto, que toda la Escritura es pertinente para todas las áreas de la vida (en el apéndice 2 podemos ver ejemplos de las diversas esferas de la sociedad donde se manifiesta esta relevancia del Evangelio hoy en día). La vida abundante que Jesús ofrece (Juan 10:10) es aplicable no sólo a nuestro futuro en el Cielo, sino también a nuestra vida presente.

El registro histórico demuestra que la transformación social gracias a la influencia cristiana ha sido una realidad en la sociedad europea a través de los siglos. Los siguientes son tan sólo unos pocos ejemplos, entre cientos, del poder transformador del Evangelio:

Jan Amos Comenius de Bohemia, siglo XVII, cambió profundamente la manera de educar a los niños. Elizabeth Fry de Gran Bretaña, siglo XIX, jugó un papel decisivo en la mejora del trato que se daba a los presos, cambio que fue para siempre. El trabajo de Josephine Butler de Gran Bretaña, siglo XIX, pionera en promover leyes para impedir la explotación sexual de los niños y salvaguardar unos derechos mínimos para las prostitutas. Friedrich Wilhelm Raiffeisen de Alemania, siglo XIX, impulsó un sistema cooperativo de banca para miles de granjeros pobres. Groen van Prinsterer en Holanda combinó su enorme confianza en la verdad del Evangelio con su carrera política; fue una de las personas que lideraron el “Réveil” (Avivamiento) en Europa Occidental en la segunda mitad del siglo XIX. El “Réveil” tuvo mucha influencia en el establecimiento de la Alianza Evangélica en diferentes partes de Europa. Henri Dunand, conocido por ser el fundador de la Cruz Roja, fue también secretario general de la Alianza Evangélica en Suiza. Un caso notable es el de William Wilberforce (1759-1833) que consiguió la abolición de la esclavitud en Inglaterra. Todos ellos nos dejaron un gran ejemplo del potencial que un cristiano puede tener en el ámbito político.

La EEA da gracias a Dios por los innumerables cristianos en todas las profesiones, tales como políticos, funcionarios públicos, periodistas, educadores, promotores de campañas, empresarios, médicos y otros que buscan seguir también hoy los pasos de estos modelos históricos.

4 Decir “no” cuando es necesario: el lugar y la necesidad para la discrepancia y la controversia

“Has de saber, oh rey, que no serviremos a tus dioses ni adoraremos la estatua de oro…” (Daniel 3:18).

Cuando intentamos ser como Cristo en la sociedad, habrá situaciones en las que necesitemos poner límites y decir “no”. En tales casos el desacuerdo y la confrontación no son una opción sino un deber. Por esta razón necesitamos abordar las diferencias políticas y la controversia de una forma distintiva, propia del seguidor de Cristo.

Aprendemos de la Escritura que:

 La controversia no es intrínsecamente mala. Jesús y los Apóstoles no dudaron en entrar en controversia cuando se trataba de asuntos de fe importantes. Mateo 15:1-20 es un ejemplo y Gálatas 2:11-21 es otro. Al mismo tiempo, la controversia también tiene sus peligros (2ª Tim 2: 16,23). Una manera en que podemos identificar la forma errónea de controversia es porque da un pobre testimonio al mundo: ‘¡Mirad aquellos cristianos cómo se odian unos a otros!’.

 La controversia es inevitable cuando los cristianos participan en la política. No podemos separar la fe y la política como algunos sugieren, pero lo cierto es que son socios incómodos y la historia revela muchos ejemplos. Por desgracia, no en todos los casos se peleó sólo con palabras. Si Cristo es nuestra primera lealtad, la discrepancia tarde o temprano aparecerá: “Vosotros mismos juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios” (Hch. 4:19).

 Las relaciones son un elemento crucial para manejar la controversia en la esfera socio-política. Si discrepo de mi oponente, debo intentar establecer (o re-establecer) una relación con él a fin de comprender el asunto en cuestión desde su perspectiva. El amor, la gracia y la humildad de Cristo deben ser lo primordial en cualquier relación polémica.

 Usa un lenguaje moderado y evita los ataques personales. La mansedumbre es esencial en la discrepancia (2 Tim 2: 24-25, 1ª Ped. 3:15). Dios es “lento en la ira” y nosotros hemos de ser igual. En las ocasiones cuando Jesús tuvo controversias, su objetivo no era derrotar a un oponente sino acercarse a un prójimo. La persuasión y la convicción son herramientas mucho mejores que una defensa agresiva de argumentos (ver como actuaba Pablo en Hch. 17:2; 18:4; 26:28; 28:23).

 En cualquier controversia, Jesús nos llama a ser pacificadores. En realidad, el ser pacificador forma parte de la identidad básica de sus discípulos: “Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios” (Mt. 5:9). Debemos aspirar a traer la paz en cada situación y relación “si es posible, en cuanto dependa de nosotros ” (Rom. 12:18).

 En la controversia, lo que está en juego no son nuestros puntos de vista personales sino la “defensa, la confirmación y el progreso del Evangelio” (Fil. 1:7, 12, 17). El punto límite tiene que ser la fidelidad a Cristo. Es fácil pensar que lo que nos enoja a nosotros también es ofensivo para El y así, sin darnos cuenta, las controversias se pueden convertir en cuestiones de fidelidad para con nuestras propias opiniones.

El llamamiento de Cristo a proclamar y vivir el Evangelio, combatir la injusticia y luchar por la libertad puede acarrear toda clase de antagonismos y persecución. La Iglesia perseguida no es un vestigio de siglos pasados, sino una realidad hoy en día, incluso en varios países europeos que están vinculados o afiliados a la EEA. En Apocalipsis 12 y 13 vemos como ideologías del mal y poderes políticos impíos se levantan para oprimir a la Iglesia, pero también vemos cómo “nuestros hermanos…vencieron el mal por medio de la sangre del Cordero y por la palabra de su testimonio; y no amaron sus vidas, llegando hasta sufrir la muerte” (Ap. 12:10-11).

5 Bien arraigados en la sabiduría de la Escritura

“Yo os envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, sed astutos como las serpientes e inocentes como las palomas” (Mt. 10:16).

Las enseñanzas de Jesús estaban llenas de sabiduría para la vida cotidiana. Su vida entera reflejó la sabiduría que brota del “temor del Señor” (Prov. 1:7). Cuando envió a los doce “al mundo”, les dio varias instrucciones prácticas (Mt. 10) que son útiles para nosotros puesto que también somos “enviados al mundo” de la esfera pública.

Su consejo para ser “astutos como serpientes e inocentes como palomas” puede aplicarse en las siguientes áreas:

 La profesionalidad y la verdad. Los cristianos basan sus ideas y sus objetivos políticos en la verdad bíblica, teniendo cuidado de no utilizar la Escritura simplemente para confirmar sus ideas preconcebidas. Igualmente deberían basar sus acciones políticas en lo que es verídico, sin creer en meros rumores ni tomar atajos para hacer el análisis o el seguimiento de los asuntos. La EEA no espera que los políticos escuchen su voz simplemente porque representa a millones de individuos y miles de iglesias. Lo que sí desea es que la escuchen cuando tenga una contribución relevante que hacer en el debate político y cuando estas ideas se presentan de una forma profesional.

 La independencia política. Jesús fue político (en el sentido de su presencia pública ya descrita), pero se mantuvo al margen de las estructuras políticas: “Mi Reino no es de este mundo” afirmó claramente (Juan 18:36). Nunca trató de influir en la política del César ni en la de Pilato y rehusó activamente ejercer una carrera política: “Jesús, dándose cuenta de que iban a venir y llevárselo por la fuerza para hacerle rey, se retiró otra vez al monte El solo” (Juan 6:14-15). Las preocupaciones de Cristo trascienden las etiquetas de “izquierda” y “derecha”. No existe ningún partido político que sea infalible. Los cristianos, individualmente, pueden, y posiblemente debieran, unirse a los partidos políticos y ejercer una influencia positiva dentro de ellos. No obstante, la EEA cree que las Iglesias y las Alianzas Evangélicas deben ser independientes de los partidos políticos y de los gobiernos, cumpliendo una responsabilidad bíblica y constitucional de participar en el proceso democrático, procurando persuadir a la sociedad de que los valores de Dios son los mejores para todos.

 El apoyo de la Iglesia. Independencia, sin embargo, no significa individualismo (como declaramos en el preámbulo). Creemos firmemente en el valor clave del trabajo en equipo por cuanto“estamos firmes en un mismo espíritu, luchando unánimes por la fe del Evangelio” (Fil. 1:27). La Iglesia puede tener una contribución propia y positva en la política (no se trata de proclamar sólo lo que no se debe hacer) mediante la enseñanza, la promoción de la reconciliación y la oración. También es tarea de la Iglesia apoyar y discipular a los miembros que estén implicados en labores socio-políticas. Por encima de todo, la Iglesia debe no sólo predicar la unidad, sino encarnar la unidad. La unidad de la Iglesia es primordial para realizar nuestra tarea (Juan 17:21; 1 Juan 4:12).

 La responsabilidad: rendir cuentas. Entrar en el ámbito público como cristianos es una vocación difícil. Una salvaguarda útil es rendir cuentas ante un grupo de apoyo donde haya tendencias políticas diversas. El equipo socio-político de la EEA es responsable ante la Secretaría General y, por lo tanto, ante todos los miembros de la EEA. Su trabajo está también guiado por el Equipo de Autorización de la Política Pública de la EEA, cuya membresía es aprobada por la Asamblea General de la EEA.

Nota. Texto redactado por Pablo Martínez Vila en colaboración con la Comisión Sociopolítica de la Alianza Evangélica Europea y aprobado por su Asamblea General (octubre 2011)

00000000000000000

APENDICES

APENDICE 1

El Pacto de Lausana, ap. 5: “Afirmamos que Dios es tanto el Creador como el Juez de todos los hombres. Por lo tanto, debemos compartir Su preocupación por la justicia y la reconciliación en toda la sociedad humana, y por la liberación de todos los hombres de toda clase de opresión. La humanidad fue hecha a la imagen de Dios; consecuentemente, toda persona, sea cual sea su raza, religión, color, cultura, clase, sexo, o edad tiene una dignidad intrínseca, en razón de la cual debe ser respetada y servida, no explotada. Expresamos además nuestro arrepentimiento, tanto por nuestra negligencia, como por haber concebido, a veces, la evangelización y la preocupación social como cosas que se excluyen mutuamente. Aunque la reconciliación con el hombre no es lo mismo que la reconciliación con Dios, ni el compromiso social es lo mismo que la evangelización, ni la liberación política es lo mismo que la salvación, no obstante afirmamos que la evangelización y la acción social y política son parte de nuestro deber cristiano. Ambas son expresiones necesarias de nuestra doctrina de Dios y del hombre, de nuestro amor al prójimo y de nuestra obediencia a Jesucristo. El mensaje de la salvación implica también un mensaje de juicio a toda forma de alienación, opresión y discriminación, y no debemos temer el denunciar el mal y la injusticia dondequiera que existan. Cuando la gente recibe a Cristo, nace de nuevo en Su Reino y debe manifestar a la vez que difundir Su justicia en medio de un mundo injusto. La salvación que decimos tener, debe transformarnos en la totalidad de nuestras responsabilidades, personales y sociales. La fe sin obras es muerta”. (Hech. 17:26,31; Gén. 18:25; Isa. 1:17; Sal. 45:7; Gén. 1:26,27; Sant. 3:9; Lev. 19:18; Luc. 6:27,35; Sant. 2:14-26; Juan 3:3,5; Mat. 5:20; 6:33; 2 Cor. 3:18)

Ap. 13:”Es un deber señalado por Dios, que todo gobierno debe asegurar condiciones de paz, justicia y libertad, en las cuales la Iglesia pueda obedecer a Dios, servir al Señor Jesucristo, y predicar el Evangelio sin impedimento. Por lo tanto, oramos por los gobiernos nacionales y les hacemos un llamado para que garanticen la libertad de pensamiento y de conciencia, y la libertad de practicar y propagar la religión, de acuerdo con la voluntad de Dios en los términos establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Expresamos también nuestra preocupación profunda por quienes sufren prisión injustamente, y especialmente por nuestros hermanos que sufren por el testimonio del Señor Jesús. Prometemos orar y trabajar por su libertad. Al mismo tiempo que no nos dejaremos intimidar por lo que les suceda a ellos. Con la ayuda de Dios, también nosotros procuraremos mantenernos firmes contra la injusticia y permanecer fieles al Evangelio cualquiera sea el costo. No olvidemos la advertencia de Jesús de que la persecución es inevitable”. (1 Tim. 1:1-4; Hech. 4:19; 5:29; Col. 3:24; Heb. 13:1-3; Luc. 4:18; Gal. 5:11; 6:12; Mat. 5:10-12; Juan 15:18-21)

APENDICE 2

“Dondequiera que el Evangelio Cristiano haya llegado y triunfado ha dejado una estela que se ha convertido en una nueva preocupación por la educación, una nueva voluntad para escuchar a los disidentes, nuevos principios de imparcialidad en la administración de la justicia, una nueva gestión del medio natural, nuevas actitudes hacia el matrimonio y el sexo y una nueva sensibilidad para aliviar a los pobres, sanar a los enfermos, rehabilitar a los presos y cuidar a los ancianos y a los moribundos. Es más, estos nuevos valores se expresan a medida que la influencia cristiana crece, no sólo en empresas filantrópicas sino también en la legislación humanitaria” John Stott, “I believe in preaching” (Yo creo en la predicación), (Londres: Hodder & Stoughton, 1982), p.166. (Este libro ha sido traducido al español con el título: “La Predicación: Puente entre dos mundos”).

000000000000000000000000

PROYECTO de Compromiso Cristiano en el Ámbito Público, CÓDIGO DE CONDUCTA de la EEA

Sabiendo que somos llamados a ser embajadores de Cristo en todo lo que afecta a la vida, siendo conscientes de nuestra insuficiencia, y motivados únicamente por el deseo de glorificar al Rey de Reyes, pedimos al Señor que nos ayude a participar de las siguientes conductas y a recomendar estas directrices a todos los que están involucrados en el ámbito público.

El amor

 Hablaremos y nos comportaremos con gracia, mansedumbre y misericordia con todo el mundo.

 Intentaremos establecer relaciones genuinas con todos en el ámbito público, incluyendo a los que no están de acuerdo con nosotros.

 Amaremos especialmente a las personas que la sociedad margina, nos preocuparemos profundamente por ellas y nos atreveremos a desafiar las injusticias que las oprimen.

La humildad

 Oraremos en todo momento, sabiendo que solamente el Señor puede lograr un cambio.

 Conociendo que la cercanía al poder puede corromper, recordamos nuestra dependencia del Señor y nos acercamos a El mediante la oración.

 Es muy fácil reaccionar ante los problemas con insensatez o ira, pero no nos atrevemos a deshonrar a Cristo, por lo que nos aferramos a El y le pedimos que nos corrija suavemente.

 Rendiremos cuentas ante un grupo de apoyo con tendencias políticas diversas que nos ayude a permanecer fieles a nuestro llamamiento.

 Adoptaremos una actitud de servicio tanto hacia los débiles como hacia los fuertes.

La verdad

 Hablaremos y actuaremos con verdad e integridad en todo momento.

 Nuestras ideas y acciones políticas deben basarse en la totalidad de la Escritura. No debemos utilizar la Biblia para confirmar nuestras ideas preconcebidas. Por el contrario, contrastaremos estas ideas con cristianos de diferentes filosofías políticas para asegurarnos de que son verdaderamente bíblicas. Nos esforzaremos por reflejar la amplitud de las inquietudes de Dios, no centrándonos sólo en uno o dos temas.

 Hay una gran cantidad de distorsiones de la verdad en la política y en los medios de comunicación que la representan. Haremos todo lo que nos sea posible para buscar la verdad mediante controles y análisis cuidadosos y para defenderla con firmeza.

La paz

 Los desacuerdos y las controversias son inevitables, pero disentiremos con elegancia.

 Como pacificadores, construiremos puentes donde nos sea posible. Aspiraremos a persuadir, no a discutir.

El valor

 En algunos países, llegar a compromisos puede conducir a un peligro real. Cuando surjan las dificultades, rogaremos a Dios para que nos dé valor y sabiduría a fin de saber lo que El quiere de nosotros. Permaneceremos siempre con los hermanos y hermanas que estén en peligro y les pediremos que nos digan como les podemos ayudar.

 En otras partes, los problemas pueden venir en forma de crítica, tergiversación o acciones legales. Una vez más, pediremos al Señor valentía y conocimiento a fin de honrarle en nuestra respuesta. Nos ayudaremos los unos a los otros en tiempos de dificultad.

 Nuestra máxima prioridad debe ser siempre la fidelidad a Cristo. Oramos para tener el coraje de mantenernos en ella.

La sabiduría

 Los políticos no tienen por qué escucharnos. Mejor dicho, si entablamos buenas relaciones y proporcionamos ideas inteligentes, adecuadas y excelentes, con buena información y presentadas profesionalmente, confiamos en que algunos de ellos desearán escucharnos.

 Donde sea posible, los cristianos deberían unirse a los distintos partidos políticos. Ningún partido, ni tan siquiera un partido “cristiano”, es perfecto, todos necesitan de la sal y de la luz. No obstante, como Alianza Evangélica debemos mantenernos alejados de la adhesión del partido en lo posible. El Evangelio es para todos y no podemos dar la impresión de que el Señor prefiere a los miembros de un partido en particular.

 Alentamos a los pastores a desempeñar su función vital de apoyo y discipulado en sus congregaciones, al mismo tiempo que se comprometen con la sociedad y recomiendan orar por el ámbito público y reflexionar bíblicamente sobre los problemas.

La esperanza

 Nuestra esperanza de cambio se fundamenta en Dios. El puede hacer posible la sal y la luz que marca la diferencia.

 Con alegría, esperamos la venida de Cristo y el establecimiento pleno de Su maravilloso Reino.

 Entretanto, viviremos y compartiremos el gozo de su esperanza. La esperanza de que el Evangelio lleve la luz a la situación más oscura.

Golpe al Estado laico

Editorial de La Jornada

En una accidentada sesión, la Cámara de Diputados avaló ayer, por mayoría y con el respaldo de las bancadas de PRI y PAN, una reforma constitucional que permite la realización de actos de culto en espacios públicos sin dar aviso a la autoridad correspondiente, lo que incluye la difusión de ceremonias religiosas en medios masivos de comunicación e incluso abre la posibilidad de que las organizaciones clericales sean concesionarias de radio y televisión.

 La reforma se sustenta en aseveraciones tan falaces como que no permitir la realización pública de ceremonias religiosas es un atentado “a la libertad de creencia” e implica que el Estado mexicano “sea anticlerical por definición”. El señalamiento es improcedente porque en ningún punto de la legislación en vigor se establece que las autoridades tengan capacidad de proscribir o perseguir a ningún credo: por el contrario, el artículo 24 de la Constitución ordena: “El Congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna”, en tanto que el 130, si bien consagra el principio institucional de la separación entre las iglesias y el Estado, ordena al segundo no intervenir en la vida interna de las primeras.

 En todo caso, lo que parece estar detrás de la aprobación legislativa de ayer –además de las presiones ejercidas por la jerarquía católica del país y de un inocultable oportunismo electorero de PRI y PAN– es una grave falta de discernimiento de los legisladores que avalaron la citada enmienda, al sostener que, en aras de la libertad de culto, el espacio público no debe ser regulado en su laicidad: debe recordarse que la esfera pública, en tanto escenario de la interacción social cotidiana, está sometida por definición a la regulación del Estado; éste, a su vez, debe fijar las condiciones de su uso colectivo e individual del espacio público, a efecto de garantizar su accesibilidad a todos los ciudadanos, y ello incluye, desde luego, mantenerlo al margen de cualquier sesgo confesional. No existe, pues, afán “anticlerical” alguno en la reivindicación de que las instituciones estatales acoten la realización de los actos religiosos a los templos, sino el reconocimiento de la necesidad de preservar un ámbito neutral para todas las personas, independientemente de su credo.

 Por otra parte, resulta preocupante que los promotores de la citada reforma equiparen las limitaciones a la difusión de actividades religiosas en medios masivos con una “censura previa”, y que se pretenda, con base en ello, dar concesiones de radio y televisión a las organizaciones religiosas. La argumentación contrasta con el trato discriminatorio que la propia autoridad ha dado en ese ámbito a entidades federativas, municipios, universidades, comunidades, gremios y otras formas de organización social, algunas de las cuales tienen mayor trascendencia legal y social que cualquier instancia religiosa, incluida la Iglesia católica, y que tendrían que verse beneficiadas, antes que éstas, de una eventual liberalización de las concesiones de medios electrónicos. En cambio, un efecto posible de la reforma avalada ayer es la colocación de frecuencias televisivas y radiofónicas en manos de las instituciones religiosas que cuenten con más recursos económicos, y ello podría agravar el desequilibrio que persiste en favor esas organizaciones e incrementar el poder de facto que ejercen sobre la sociedad y las instituciones.

 Por lo demás, es cuestionable la aseveración de que con estas modificaciones en el texto constitucional se reconoce “el derecho implícito en la tutela de los padres sobre los hijos para enseñarles la religión que profesan”, cuando las leyes vigentes permiten que las familias eduquen a sus hijos según sus convicciones religiosas y morales, ya sea en los propios templos o en colegios privados. En cambio, la votación legislativa de ayer sienta un precedente nefasto y un riesgo considerable para la vigencia de otros preceptos, como el carácter laico de la educación pública asentado en el artículo tercero de la Carta Magna.

 En suma, la aprobación de la reforma referida no derivará en una sociedad más libre, como afirman sus impulsores: por el contrario, y dada la correlación de fuerza existentes entre las autoridades políticas y los poderes fácticos –incluida la Iglesia católica– cabe suponer que esto se traduciría, si hallara convalidación en el Senado, en una sociedad más intolerante, en un poder político más atado de manos ante el clero, en una multiplicación de la capacidad de chantaje de las jerarquías eclesiásticas y en un debilitamiento del carácter laico del Estado.

Una buena noticia para terminar el año…

 El misterioso multimillonario que quiere morir en bancarrota

 Yahoo! Noticias, por Thomas Castroviejo

 Nueva York tendrá una vez más una de las universidades más modernas del mundo. Un campus de tecnología de punta de 600 kilómetros cuadrados en Roosevelt Island, que pertenecerá a la Universidad Cornell.

 Se terminará de construir en 2037, aunque las clases empezarán en edificios provisionales el año que viene. Y la universidad no es la única beneficiada: la ciudad de Nueva York recibirá 1.400 millones de dólares en impuestos por esta gran apuesta por la educación puntera. También se generarán 20.000 puestos de trabajo durante su construcción y, una vez esté terminada requerirá a unos 30.000 trabajadores. Una buena inversión en educación.

 Pero el proyecto no es la noticia; es la consecuencia de la noticia. Porque este proyecto no podía haberse puesto a andar sin la donación individual más grande de la historia de Cornell: 350 millones de dólares de golpe. ¿Y quién ha sido responsable de esta donación? La Universidad no lo quiso decir. Se trata de un hombre que pronto cumplirá 30 años regalando donaciones multimillonarias a diversos proyectos beneficiosos para la sociedad, pero rara vez lo ha admitido en público.

 Hoy, gracias al New York Times, sabemos quién es.

 Se trata de Charles F. Feeney, un multimillonario de 80 años que se graduó en Cornell y que el Times describe como “lo más opuesto posible a Donald Trump”. En 1982, Feeney pasó su inmensa fortuna, generada por haber montado las famosas tiendas de Duty Free en las terminales de los aeropuertos, a una asociación llamada Atlantic Philanthropies (Filántropos Atlánticos).

 En 1996, vendió su rentabilísimo negocio a una multinacional por unos 2.470 millones de dólares y de los que él se quedó, según calculó la revista Forbes en aquella época, con unos 975 millones de dólares en su cuenta corriente. Sumado a otros negocios que tenía, logró acumular en su asociación unos $3.500 millones. Y desde entonces no ha parado de regalar. Su plan es morir en bancarrota, sabiendo que su dinero está a mejor recaudo por la sociedad que en manos del notario que distribuya su herencia.

 No le gusta posar para los medios, y de hecho muy pocos saben qué aspecto tiene. Pero quienes le han visto aseguran que la pobreza, cuando llegue, no le cambiará mucho la vida. En todos los perfiles que se han publicado sobre él se comenta que vive frugalmente no por tacañería, sino por principios. Vuela en clase turista, viste un reloj de menos de 10 dólares, vive en una casa alquilada y no se ha comprado un coche.

 Cuando en 1996, el New York Times le preguntó por qué estaba regalándolo todo, Feeney explicó que “Sencillamente decidí que tenía suficiente dinero”. De ahí que firmara el juramento de Bill Gates, otro multimillonario famoso por su principio de dar en vida, de no malcriar a sus descendientes con dinero que no se hayan ganado y que, en realidad, no necesitan.

 Pero mientras Gates es muy público con sus donaciones (porque, por su popularidad, puede atraer atención mediática y quizá inspirar a otros a donar a cierta causa, como su favorita, el hambre en África), él se guarda el secreto.

 Dentro de lo poco que se sabe de sus donaciones está un centro de salud para niños, mujeres y enfermos de cáncer en San Francisco (California) para el que entregó 125 millones de dólares. Ha entregado unos 46 millones de euros a la Universidad de Limerick, en Irlanda, donde también es ciudadano.

 Y para su alma mater, Cornell, ha destinado más de $600 millones en los últimos años, sin contar con los 350 de este mes. También tiene su predilección política: es el mayor donante del partido irlandés Sinn Fein, el brazo político del IRA. Lejos de fomentar el terrorismo que ha hecho conocido al IRA en los últimos años, lo que hizo Feeney al apoyar al partido fue ayudar a trasladar la lucha al terreno político, al diálogo, y alejarlo de las armas.

Fuente: Yahoo US

Derribando mitos

 ¿A un año del fin del mundo maya?  

 Historiadores y científicos explican las incoherencias sobre el supuesto “fin de los tiempos” del calendario maya para el 21 de diciembre de 2012.

 

14 DE DICIEMBRE DE 2011, MÉXICO.- Nueva Era, pseudociencia, ignorancia y supersticiones. El “fin del mundo” en 2012, una teoría que se ha puesto de moda en los últimos años, ha sido analizada recientemente en un ciclo de conferencias en México en el que participaron expertos en la materia . Científicos mexicanos y extranjeros derribaron los mitos creados por los supuestos “profetas modernos” en torno al “cataclismo maya”.

 El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de Ciudad de México organizó una conferencia en la que participaron un astrofísico, una historiadora y dos epigrafistas, que se encargaron de cuestionar el supuesto cataclismo o un “cambio de conciencia de la humanidad, que presuntamente se producirá el 21 de diciembre del año venidero”, explicó el INAH en un comunicado.

 El tema fue analizado por expertos en la cultura maya, entre ellos el historiador  Erik Velásquez, que explicó que la “profecía maya de 2012” surgió en la década de los 70, cuando el escritor Frank Waters escribió un texto con una “mezcolanza de creencias”.

 En dicho documento aseguró que el “Monumento 6 de Tortuguero, en Tabasco, marca el supuesto fin de un Quinto Sol (que es un concepto mexica, no maya) y la llegada de una nueva humanidad o Sexto Sol”, recordó.

 Velásquez señaló que a partir de ese texto comenzó una secuencia de obras sobre la “nueva Era” que ha crecido y genera grandes ganancias, debido a que “satisface la necesidad de mucha gente de creer, pero que no tiene ningún sustento en los métodos de la investigación humanística ni académica”.

 Los mayas del periodo Clásico (250-900 d.C.) “de ninguna manera pensaron que su tiempo se iba a terminar en 2012”, afirmó.

 IMPROBABILIDAD ESTADÍSTICA

Los epigrafistas  Sven Gronemeyer y Erik Velásquez  de la Universidad de La Trobe (Australia) aseguraron que  la citada inscripción en el Monumento 6 de Tortuguero solo señala una fecha sobre la terminación de un ciclo y el comienzo de otro, período en el que retornaría una de las deidades mayas, el dios Bolon Yokte.

 El astrofísico  Jesús Galindo  aclaró que aunque los mayas fueron grandes astrónomos, ni ellos “ni la ciencia actual estarían en posibilidades de plantear un ‘fin del mundo’”. El científico consideró imposible tratar de pronosticar que un cometa “extermine” a la humanidad, “pues es un evento que no se puede predecir con exactitud”.

 Además, las personas  hablan “de las grandes erupciones en el Sol que suceden cada 11 años, pero por suerte tenemos un escudo magnético que evita que nos afecte”,  aseguró.

 CALENDARIO EQUIVOCADO

Por su parte, la historiadora mexicana  Laura Caso Barrera  explicó que la única predicción conocida de los mayas fue escrita en el libro Chilam Balam de Ixil en el siglo XVIII, quienes retomaron una profecía babilónica divulgada por el sabio Beroso del siglo III a.C., a partir de la cual  anunciaron el fin del mundo para el año 1887 de nuestra era.

 Los expertos concluyeron que todas las versiones sobre el “fin del mundo” son rumores y leyendas que sacan de contexto la visión de las antiguas culturas. Añadieron que este fenómeno es parte de la necesidad de creer de mucha gente como consecuencia de la inestabilidad política y económica o por el cambio climático.

 Fuentes: Efe                   © Protestante Digital 2011

Con sede y estudios en Madrid

Nace eMisión TV, una productora protestante de televisión  

 

Proyecto independiente fruto de dos organizaciones evangélicas: Celebración Producciones y Areópago protestante.

 

21 DE DICIEMBRE DE 2011, MADRID.- Acaba de nacer, tras más de un año de “embarazo” una nueva productora de televisión con el nombre de  eMisión TV. Surge como una entidad independiente de la mano de dos organizaciones evangélicas de peso específico: Celebración Producciones y Areópago protestante (a la que está vinculada Protestante digital).

 Su fin es ofrecer programas de televisión que puedan ser utilizados en diferentes emisoras de televisión. L a calidad técnica será de una gama variada e irá desde la adecuada para verse en programas de televisión de calidad digital, hasta un formato de menor peso para visualizarse en internet.

 CELEBRACIÓN PRODUCCIONES

Para este proyecto de eMisión, Celebración Producciones aporta  un completo estudio profesional  situado en Madrid, en la zona de Canillejas; así como  un equipo de profesionales cualificado  y con experiencia en la producción de video y multimedia.

Celebración Producciones añade así su experiencia en este campo; pero también el estar unida a una iglesia de gran vitalidad, y con contactos en España e internacionales que pueden aportar una gran variedad y posibilidades al contenido de los programas; ya que Celebración Producciones  depende de la iglesia Celebración Cristiana, de Asambleas de Dios , con sede en Madrid, que pastorea  Juan Carlos Escobar ; que es además Presidente de la Federación de las Asambleas de Dios de España (FADE), aunque FADE no participa como tal en este proyecto.

 AREÓPAGO PROTESTANTE

Nace eMisión TV, productora protestante de televisión Un proyecto independiente fruto de dos organizaciones evangélicas: Celebración Producciones y Areópago protestante (Protestante digital). Una entrevista de Esperanza Suárez a Pedro Tarquis, Director de eMisión.TV  Por su parte Areópago protestante es una ONG cultural que depende de la Alianza Evangélica Española (AEE), a la que está vinculado el diario online Protestante Digital. La AEE tiene cerca de 140 años de existencia, siendo representante de la España evangélica en las Alianzas Evangélicas Europea y Mundial.

Precisamente, su aportación es la experiencia y trayectoria que como entidad y más concretamente como diario digital tienen desde 1997, y que incluye contenido multimedia.

Protestante Digital fue la primera revista digital protestante en España, y es actualmente  un diario online de enorme presencia e influencia no sólo en el medio evangélico español e internacional, sino también “secular”. Por lo que especialmente aporta al proyecto su visión y experiencia de cerca de diez años de trabajo, con una identidad evangélica clara que no excluye un contenido profesional, cultural, y de diálogo con la actualidad y sociedad de nuestro tiempo.

Su meta, con la que coincide plenamente la nueva productora de eMisión TV,  no es un producto creado para evangélicos, aunque les resulta interesante, sino un contenido pensado en que resulte atractivo para quienes no son creyentes evangélicos, incluidos los no creyentes . Ofrece así una línea y visión claras y consolidadas. Gran parte de los colaboradores de Protestante Digital se suman también al nuevo proyecto que representa eMisión.

 ESTRUCTURA DE eMISIÓN.TV

La productora eMisión tiene una  Junta Directiva  conformada por  Juan Carlos Escobar como Presidente, Amable Morales como Vicepresidente, Pedro Tarquis como Director y Diego Acosta García como Subdirector.

Comenzará a funcionar a todos los efectos como productora en enero de este próximo año, y ya está preparada  su presentación oficial en un acto que tendrá lugar el 17 de enero de 2012  en sus estudios en Madrid.

También a principios del nuevo año 2012 eMisión  anunciará un “casting” para personas que quieran comprometerse y participar en este proyecto, con experiencia, ofreciendo una formación específica; de manera que se pueda ampliar el equipo ya existente. En este anuncio se especificarán los perfiles de colaboración que se necesitan.

 OPINIONES

 Juan Carlos Escobar, Presidente de eMisión, expresa que “ Abrazar este proyecto de TV supone iniciar una andadura que contempla el tratamiento de principios y valores del Evangelio mediante la exposición de temas de máxima actualidad e interés general que, sin duda, vendrá a ser nuestra oportunidad para posicionarnos como una alternativa seria y trascendental en el ámbito de la comunicación cristiana. Además, eMisión TV supone un proyecto abierto, altamente representativo, participativo y exquisito en su selección de contenidos para la consecución de nuestro objetivo, es decir, que muchos descubran a Jesús como máximo interesado en nuestra actualidad y en las transformaciones que se hacen necesarias en la vida de las personas”.

A esta opinión añade  Jaume Llenas,  secretario general de la AEE, que “ Desde la Alianza Evangélica Española vemos el tremendo potencial de este acuerdo estratégico entre Celebración Producciones y Areópago Protestante. La televisión digital va a ser uno de los medios más influyentes en este inicio de siglo y estar presentes, a través de una productora de calidad profesional en cuanto a contenidos y tecnología, es un paso que no podíamos dejar escapar. Nos felicitamos por la posibilidad de que la sociedad disponga de la oportunidad de ver y escuchar otra voz distinta al resto, alternativa e imprescindible”.

 © Protestante Digital 2011

Conoce tu Biblia

Hno. Gamaliel Hernández Loera

Efrain, el privilegio de ser el segundo

 

GENESIS 48:1-22

Dentro de los misterios que el hombre no puede entender está el hecho de que algunos de los personajes bíblicos, siendo los segundos, gozaron de privilegios, que a nuestra forma de pensar, deberían corresponder a los que nacieron primero.  Hay algo especial en esto, pues hay muchos casos en los que Dios ha escogido al segundo y no al primero. No escogió a Caín, sino a Abel; no escogió a Ismael, sino a Isaac; no escogió a Esaú, sino a Jacob; no al primer rey de Israel, que fue Saúl, sino al segundo rey de Israel, que fue David; no a Aarón, sino a Moisés, no al primer Adán, sino al segundo Adán, que es Cristo. Así Dios escogió, a través de Jacob, a Efraín quien era el menor de los dos hijos de José, dejando en segundo lugar al mayor, que era Manasés.

 La palabra Efraín quiere decir doblemente fructífero, siendo el segundo hijo varón  de José y Asenat. Nació en Egipto, y gozó de todos los privilegios de un niño que nace dentro de los cuidados de una familia rica. José era el segundo dentro de todos los habitantes de Egipto, y Efraín tuvo la mejor educación, alimentación y cuidados de su tiempo.

 Cuando recibe la bendición de su abuelo Jacob, Efraín debe haber tenido unos diez años, y nada especial se menciona de él, ni de su hermano mayor, pero estos dos niños iban a jugar un papel muy importante dentro de la historia del pueblo de Israel, y no solamente de Israel, sino de todo el mundo.

 Su abuelo Jacob está cerca de la muerte, y José es notificado de la situación de su padre, así que lleva a sus dos hijos varones, para que vean por último a su abuelo, y a la vez reciban su bendición. La bendición del anciano de la casa era, para los orientales, algo muy especial y muy deseado por los pequeños, que no sabían mucho de la vida. Cuando ellos son presentados ante Jacob, Jacob ya no podía ver bien, así que puso sus manos, según José, sobre cabezas equivocadas, pues puso la mano derecha sobre la cabeza de Efraín, y José esperaba que la pusiera sobre Manasés, que era el mayor, pero cuando José intentó cambiar las manos, Jacob le dijo, que él  sabía lo que estaba haciendo, y al bendecirlos puso a Efraín antes que a Manasés.

 Hasta donde la Biblia nos lo menciona ésta fue la única ocasión  que convivió Jacob, con sus nietos Manasés y Efraín, y la vida continuó. Estos niños crecieron, y tuvieron hijos, y se hicieron viejos, y luego vinieron sus descendientes, y cuando son contados, después de salir de Egipto, tanto Manasés como Efraín eran nombres de tribus. Jacob prometió a José que le daría dos partes de la tierra que iban a conquistar, una por José y otra extra. Así  que cuando se forman las doce tribus encontramos que están las tribus de: Rubén, Simeón. Judá, Aser, Zabulón, Neftalí, I-sacar, Dan, Gad, Benjamín, Manasés y Efraín. No aparecen en la lista los nombres de José, ni de Leví, pero estaban los dos hijos de José, los cuales tienen mucha influencia en la historia de Israel, ya que salieron muchas personas descendientes de estos dos niños: de Efraín 40,500 varones aptos para la guerra, y de los descendientes de Manases 32,200. Se habían multiplicado.

 Es muy interesante notar que Dios no sólo bendijo a estas dos tribus, descendientes de José, con tener muchos varones que podían salir a la guerra, sino que también los bendijo con tener personas muy importantes en la historia de Israel. Entre estos personajes tenemos a Seera, la cual edificó tres ciudades ( I Crónicas 7:24); el famoso Josué, hijo de Nun, (Números 13:7,16) y Jeroboam Primero, que fue el primer rey del Israel del Norte, (Reyes 11:26).

 En la repartición de la tierra de Canaán, la tribu de Efraín se colocó al norte de la tribu de Judá, siendo esta tribu la que estaba más al sur, y en seguida, al noreste estaba la tribu de Benjamín, y al noroeste la tribu de Dan. Con el correr de los años Efraín fue tomando mucha importancia, a tal grado que cuando se dividió el reino de Israel, haciéndose dos naciones diferentes, en algunas ocasiones al hablar de la tierra de Efraín se estaba refiriendo a todo el reino del norte. Efraín vino a ser un sinónimo de Israel.

 Hay algunos pasajes importantes de la Biblia que nos hablan de Efraín, y se refieren al reino del norte, al cual se le conoce como el reino de Israel, por ejemplo:

 Isaías 7:2 dice: Y vino la nueva a la casa de David, diciendo: Siria se ha confederado con Efraín.

Isaías 7:5 dice: Ha acordado maligno consejo contra ti el sirio, con Efraín.

Isaías 7:9 dice: y la cabeza de Efraín es Samaria.

Oseas 4:17 dice: Efraín es dado a ídolos, déjalo.

Jeremías 7:15 dice: Os echaré de mi presencia, como eché a todos vuestros hermanos, a toda la    generación de Efraín.

Zacarías 9:10 dice: Y de Efraín destruiré los carros, y los caballos de Jerusalén, y los arcos de guerra serán quebrados.

 En estos y otros muchos pasajes, al mencionar la palabra Efraín se está refiriendo al reino del norte, así que hablar de Israel o hablar de Efraín en muchos pasajes, es hablar del mismo pedazo de tierra, o sea del mismo reino.

 Además de la tribu de Efraín, la cual fue famosa, y produjo personas de mucha importancia, también hubo lugares que llevaron su nombre, en honor de él, por ejemplo:

 1.- Había una ciudad que llevó el nombre de Efraín. Dice en II Crónicas 13:19 que  siguió  el rey             Abdías al rey Jeroboam I, y le tomó algunas ciudades, a Betel con sus aldeas, a Jesana con sus aldeas, y a Efraín con sus aldeas.  Por este pasaje nos damos cuenta que Efraín era una ciudad importante, durante el tiempo de los reyes de Judá y de Israel.

2.- El apóstol Juan nos dice que Jesús se retiró a una ciudad llamada Efraín (11:54). No sabemos si esta ciudad sea la misma que aparece en II de Crónicas; pero si existía en tiempos de Cristo, le sirvió como una ciudad de descanso, o refugio.

 3.- Por II Samuel 18:6 nos damos cuenta que era también el nombre de un bosque.

 4.- Una de las puertas principales de la ciudad de Jerusalén se llamó Efraín. II Reyes 14:13.

 5.- En Apocalipsis siete, aparece el nombre de José en vez de Efraín, pero aparece Manasés.

 CUESTIONARIO

1.- Hay muchos casos en los que Dios escogió al segundo y no al primero: Escogió a Isaac y no a _______________; escogió a Jacob y no a _____________; a Moisés y no a ________

2.- Los dos hijos varones de José nacieron en __________________, pero el  nombre de Efraín, que fue el menor, quiere decir ___________________________________

3.- Cerca de la muerte de Jacob él bendice a los hijos de José, y pone su mano derecha sobre la cabeza de ________________, y la izquierda sobre la cabeza de ___________________

4.- José piensa que su padre se está equivocando debido a que ya no puede ver, pero su padre le dice a José que _____________________________________________

5.- Al multiplicarse los descendientes de los hijos de Jacob, y al salir de Egipto, ya Efraín cuenta con _______________ aptos para la guerra, mientras que Manasés tiene ___________

6.- Hay al menos tres personas muy importantes dentro de la historia de Israel, que fueron descendientes de Efraín, ellas fueron ________________________________

7.- Una vez que fue conquistada la tierra de Canaán, y que Josué con los ancianos, dio a cada tribu su porción, la tribu de Efraín fue colocada al ______________________

8.- Con el tiempo la tribu de Efraín tomó preponderancia en la vida del pueblo de Israel, a tal grado que llegó el tiempo cuando hablar de Efraín era ____________________

9.- Cristo, cuando llegaron los días críticos, antes de su crucifixión,  tuvo necesidad de reposar un poco, y dice Juan 11:54 que se retiró a la ciudad de _________________

10.- Hubo en un tiempo en Jerusalén una puerta muy famosa que llevó también el nombre de ___________________ , aunque con el tiempo ha cambiado de nombres.

11.- En II de Samuel 18:6 dice que Efraín era el nombre de un __________________

Crónicas

“La Conferencia más aplaudida”

Así la bautizó nuestro Superintendente, y así lo sentimos quienes estuvimos allí.

El pasado sábado 26 de noviembre de 2011 nos tocó el turno a los miembros de las iglesias del Distrito 7 San Pablo de reunirnos a celebrar nuestra 7a Conferencia de Distrito, con el lema de “No aflojes el paso”. Fue  en un hermoso lugar: el templo “Camino de Emaús”, ubicado en la colonia Rancho Grande, de la bella ciudad de Reynosa, Tamaulipas. Nos convocó nuestro Superintendente, el Pbro. Isidro Garrido Garrido, y nos recibió con afecto el Pastor Héctor Cavazos Flores, junto con su apreciada esposa, la hermana Mary, y hermanos de la congregación, que nos estaban esperando con un rico cafecito y pan… ¡Mmhh, delicioso!

Iniciamos con una oración y bello tiempo de alabanza dirigidos por el Pastor Fernando Fuentes Amador, seguida de una inspiradora predicación dada por el Pastor Roberto Gómez Montelongo, quien con el texto de 1o de Reyes 18:1-18 nos instó a no aflojar el paso, pues Dios nos ha dado ya tres cosas para continuar: Su Nombre, Su Presencia y Su Poder. Los pastores de este Distrito –y muy en especial los de la región Ribereña- lo saben bien: hay peligro, es cierto, pero Dios está con ellos.

Luego vinieron el pase de lista y la lectura del acta anterior: aquí comenzaron los aplausos, que ya no se detendrían: para el secretario, Pastor Fernando Fuentes; para los informes del Superintendente y los de los comisionados de Distrito: Roberto Gómez Montelongo y Silvano Reyes García, así como para el Tesorero, Pastor Pablo Galindo. Puros aplausos, pero para el Señor, porque en estos tiempos tan convulsionados para la región ha fortalecido a nuestros pastores y su arrojo para manifestar el amor que tienen por el Señor nos inspiró.

Después de un rato, el receso: más café, más pan y más amabilidad de los hermanos de Camino de Emaús, y ya desde ese momento se empezó a percibir el delicioso aroma de un pollito asado que nos estaban preparando.

Vamos adelante, se terminó el receso. Nuestro Superintendente nos invita a pasar a un  tiempo de capacitación. Entonces nos repartimos por departamentos y por una hora estuvimos en una especie de taller donde pudimos recibir ideas para trabajar en el área donde nos corresponde estar: varones, femenil, jóvenes, evangelización, educación cristiana y tesorería. Hicimos grupitos para trabajar, siempre oliendo el aroma del pollito que estaban asando.

Se terminó el tiempo de capacitación: ahora la foto de grupo y a los asuntos generales. Se nombró como Presidente de Varones al Hno. Noé Roldán de la Garza Vargas, quien sustituye en el cargo al Hno. Camilo Centeno; también a Elizabeth Fuentes Silva para apoyar el trabajo con los jóvenes del Distrito.  El hermano Noé da ideas de cómo pueden trabajar las fraternidades a nivel local y les invita al Congreso Nacional de Varones, que se piensa realizar del 27 al 29 de abril de 2012.

Se define el lugar donde se hará la 8a Conferencia de Distrito, que será la Iglesia El Buen Pastor, en Reynosa, el próximo 21 de abril de 2012, con la ayuda de Dios.

Al cierre de nuestra Conferencia hubo un culto inspirador, con una oración profética por la ciudad basada en Isaías 60 y dirigida por la hermana Fanny Santoyo, una predicación motivadora de nuestro Superintendente Isidro Garrido, con el mismo tema y pasaje del culto de apertura, pero enfocándolo a cuatro cosas que debemos evitar, para así no aflojar el paso: el temor, el desgaste físico, la tristeza y la depresión. Y finalmente, un tiempo sustancioso de intercesión donde los líderes allí presentes tuvimos oportunidad de orar y bendecir a nuestros pastores del Distrito. Gloria a Dios.

Para rematar esta conferencia tan “aplaudida”, dimos un aplauso a los hermanos de la Iglesia Camino de Emaús, que nos dieron frijoles a la charra, pollo asado, guacamole, tortillas y refresco. Después del refrigerio espiritual, el alimento para el cuerpo. Felicidades, hermanos de Camino de Emaús, gracias a Dios por la vida de ustedes.

Atentamente presentada por

Ma. Elena Silva de Fuentes  Cronista de la Conferencia

Doctrina

Artículos de Religión de la IMMAR

INTRODUCCION

Iniciamos la publicación quincenal de los veinticinco Artículos de Religión de nuestra Iglesia con el deseo de darlos a conocer y reflexionar acerca de su importancia:

“Nos permiten conocer de manera más personal a Dios como nuestro Creador, Salvador y Santificador” y nos ayudan a vivir sus enseñanzas divinas.

Cambiarán la administración, gobierno de la Iglesia y forma de ritual, pero los Artículos de Fe nunca cambiarán. El artículo 26 de la Disciplina Metodista nos dice que “la Conferencia General podrá tomar acuerdo cuyo efecto sea enmendar, suprimir o aumentar las disposiciones de esta Disciplina, excepto los Artículos de Religión…” Esta restricción nos da la seguridad de uniformidad doctrinal en los 136 países del mundo, en donde hay Iglesia Metodista

Los veinticinco Artículos de Religión fueron extractados por el Rev. Juan Wesley, fundador de la Iglesia Metodista en Inglaterra, de los 39 artículos de la Iglesia Anglicana.

Los presentamos aquí acompañados de un breve comentario extraído del libro “Artículos de Religión de la Iglesia Metodista”, del Pbro. Josué Álvarez Rosales, 1992, con la esperanza de que se facilite el estudio autodidacta de cristianos metodistas que desean o necesitan conocer más acerca de su fe en Cristo y “santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” (II Pedro 3.15)

ARTICULO 1

DE LA FE EN LA SANTISIMA TRINIDAD

“Hay un solo Dios vivo y verdadero, el cual es eterno, sin cuerpo ni partes, e infinito en poder, sabiduría y bondad, creador y conservador de todas las cosas, así las visibles como las invisibles. Y en la unidad de esta deidad hay tres personas de una misma substancia, poder y eternidad, el Padre, el hijo y el Espíritu Santo”

COMENTARIOS

1.- Los atributos naturales de Dios son los siguientes:

a.- Es eterno, no tiene principio ni fin.

b.- Es Omnipresente, es decir, está en todo lugar al mismo tiempo

c.- Es Omnisciente, es decir, que todo los sabe, en el cielo y en la tierra.

d.- Es Omnipotente, puede hacer todo cuanto quiere

e.- Es inmutable, es decir, que tiene una naturaleza perfecta que no varía jamás.

f.- Es una unidad absoluta y la esencia de su ser invisible.

g.- Es también una Trinidad, que consta del Padre, Hijo y el Espíritu Santo. En el Antiguo Testamento la expresión en el hebreo es Elohim, que es el plural de Dios.

2.- Los atributos morales de Dios son:

a.- Dios es Amor y por lo tanto tiene un afecto paternal hacia el mundo y la humanidad.

b.- Es Santo, estando completamente libre de toda clase de pecado y de impurezas.

c.- Es justo, es decir, da a cada uno una recompensa o un castigo, de acuerdo a sus merecimientos.

d.- Es misericordioso, inclinándose siempre a compadecer al miserable y ayudarlo.

e.- Es verdadero, es decir, representa las cosas exactamente como son.

CAPITULO 4

El Espíritu Santo y la Iglesia

Jesús integró a sus discípulos a una comunidad de fe y de oración. Pero hasta el día de Pentecostés carecían de los recursos espirituales necesarios para llevar adelante la tarea. Habían caminado con Jesús; se habían sentado a sus pies y aprendido de él; lo habían contemplado llevando a cabo su ministerio de sanidad y, cuando los envió al mundo, habían participado en actividades importantes de predicación y curación. Desde lejos presenciaron su crucifixión. Todos ellos, junto con muchos otros, habían visto al Cristo resucitado y habían escuchado sus enseñanzas y sus instrucciones. El Cristo resucitado se les apareció durante un período de cuarenta días, durante los cuales enseñó lo concerniente al reino de Dios (Hch. 1:3). Escucharon la orden del Maestro: “Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” (Mt. 28:19). Estaban llenos de esperanza debido a la promesa que hizo su Señor resucitado de que recibirían poder cuando el Espíritu Santo viniera sobre ellos (Hch. 1:8).

Luego vino Pentecostés. ¿Qué pasó en Pentecostés, particularmente en relación con la vida cotidiana de la comunidad de fe y oración, es decir, la iglesia?

Hemos visto que el Espíritu Santo está activo en varias etapas de la experiencia cristiana. En otras palabras, el Espíritu está presente en forma dinámica en cada ser humano y, de maneras especiales, en el transcurso de la vida de los cristianos. Además, el Espíritu Santo está presente en la comunidad de fe y oración que lleva el nombre de Jesucristo. La iglesia es el cuerpo de Cristo. ¿Cuál es la contribución que el Espíritu Santo hace a la formación, educación y extensión mundial de la iglesia? Por lo menos, yo sugeriría los siguientes cinco aspectos:

(1) el Espíritu Santo une a los cristianos en una comunidad de fe y oración;

(2) el Espíritu Santo está presente de manera activa en la iglesia, a fin de preservar la identidad e integridad del evangelio;

(3) el Espíritu Santo llama a algunas personas a proclamar el evangelio, enseñar la Palabra y administrar los sacramentos;

(4) el Espíritu Santo convoca a todos los cristianos a vivir responsablemente en comunidad; y

(5) el Espíritu Santo llama a todos los cristianos a unirse en la gran misión de la evangelización mundial. Consideremos estos puntos en el orden indicado.

El Espíritu Santo une a los cristianos entre sí

El Espíritu Santo une a los cristianos en las congregaciones lo-cales entre sí y en grupos fraternales. El poder y la presencia del Espíritu Santo es el que nos motiva a orar los unos por los otros, y a fortalecernos mutuamente en la fe y en la práctica de la vida cristiana.

Aun desde los tiempos de la iglesia primitiva han existido diferencias entre los cristianos. La iglesia es imperfecta porque está formada por seres humanos imperfectos. Sin embargo, estamos unidos unos a otros por medio de Jesucristo, nuestro Señor crucificado y resucitado. Por medio del Espíritu Santo compartimos jun-tos el ministerio de la oración intercesora los unos por los otros, y por toda persona que sepamos que esté padeciendo necesidad. Obviamente, esta oración intercesora se expresa en el servicio.

La gente decía de los primeros cristianos que se amaban unos a otros. Mediante ese amor, se convirtieron en respuestas vivas a la oración de Jesús, pidiendo la unidad de todos sus seguidores (Jn. 17). Pablo comparó a la iglesia con el cuerpo físico. Destacó que tenemos diferentes habilidades y manifestaciones del Espíritu, para el bien de todos; pero que todos estamos unidos en Cristo. “Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos

los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también es Cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu” (1 Co. 12:12-13).

El Espíritu Santo nos une en una comunidad viva sostenida por la oración y la fe. Cada uno de nosotros necesita un sistema de apoyo. El Espíritu Santo nos provee de ese apoyo mediante la familia de la fe, al igual que por medio de los grupos de oración, de estudio y de servido dentro de la iglesia. El Espíritu Santo hace que este sistema de apoyo esté disponible en la experiencia del culto público, y en la unidad que surge de la oración y de la adoración.

El Espíritu Santo y la integridad del evangelio

El Espíritu Santo obra en la iglesia para preservar la integridad del evangelio. El tesoro más precioso de la iglesia es el evangelio de la salvación en Jesucristo. El poder de Dios es la salvación mediante la cual somos perdonados y recreados con el fin de vivir en el reino de Dios de manera valiente y efectiva mientras nos encontramos en la tierra. El evangelio también es la base para nuestra salvación eterna. Por consiguiente, el Espíritu Santo ha estado obrando continuamente dentro del cuerpo de Cristo para preservar el evangelio.

El evangelio responde a las preguntas más profundas del espíritu humano. ¿Cómo podemos ser perdonados? ¿Dónde podemos encontrar el poder para ser lo que Dios quiere que seamos? ¿Cuál es el significado y propósito de nuestra vida? ¿Qué ocurre después de la muerte? ¿A dónde debemos recurrir para sentirnos libres de culpa y perdonados? Si no vamos al pie de la cruz, ¿a dónde iremos?

Si deseamos recibir poder para llevar una vida efectiva para triunfar sobre la tentación y los hábitos destructivos, ¿a dónde iremos? ¿Iremos a la ciencia, a la tecnología, a las computadoras? ¡Claro que no! Sabemos que para eso tendremos que retornar una y otra vez a Jesucristo, nuestro Salvador y Señor, quien mediante

el Espíritu Santo está siempre vivo en nuestras almas para bendecimos y darnos poder para vivir creativamente.

Si queremos conocer la respuesta a la pregunta sobre el significado de la vida, ¿a dónde iremos? ¿A los filósofos, a los sabios del mundo, a la cultura y la civilización? ¡Claro que no! Debemos re-tornar a la Biblia y al evangelio, que es el poder de Dios para alcanzar la salvación. Por medio del evangelio hallamos nuevo significado para nuestras vidas.

En la Biblia encontramos una escena fascinante, en la cual Jesús hizo algunas afirmaciones categóricas que provocaron que muchos de sus seguidores lo abandonaran. Jesús les dijo a los doce: “¿Queréis acaso iros también vosotros? Y Simón Pedro le respondió: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” (Jn. 6:67-48). Nos unimos a Simón Pedro haciendo la misma pregunta: si no es a Jesús, ¿a quién iremos? ¿Cómo obra el Espíritu Santo en la iglesia para preservar la integridad del evangelio? Aquí van algunas sugerencias:

1. El Espíritu Santo ilumina la Biblia a fin de que podamos entenderla por medio de los ojos de la fe. El Espíritu inspira a los pastores para que crezcan y profundicen en su comprensión de la Biblia como la Palabra revelada de Dios. A través de la escuela dominical y otros grupos de estudio, el Espíritu Santo ilumina las mentes de los laicos, ayudándoles a crecer en la comprensión de la Biblia y las promesas de Dios en Jesucristo.

2. El Espíritu Santo ha obrado en la iglesia y continúa haciéndolo mediante las afirmaciones contenidas en los grandes credos. Es-tos credos representan esfuerzos de la iglesia para resumir el significado de la revelación bíblica. Los credos destacan las doctrinas y los énfasis que se encuentran en la profundidad del evangelio.

3. Además, el Espíritu Santo está obrando en la vida de la iglesia por medio del sacramento del Bautismo y de la Cena del Señor. En los órdenes de culto para estos dos sacramentos, tenemos afirmaciones profundas concernientes a la naturaleza del evangelio. El Espíritu Santo ha estado obrando en el desarrollo de estas afirmaciones y continúa haciéndolo en y a través de la co-munidad de oración y de fe, para lograr un entendimiento más profundo de las liturgias del Bautismo y de la Cena del Señor, con su énfasis claro sobre el evangelio de salvación en Jesucristo.

4. El Espíritu Santo obra en y a través de los grandes himnos. Es-tos himnos han sido seleccionados a lo largo de un periodo que abarca muchos siglos, por cristianos que sintieron que habían sido inspirados por el Espíritu Santo. A través de ellos se cuenta la historia de salvación, la verdadera naturaleza del evangelio y la salvación ofrecida por Dios en Jesucristo.

5. Una vez más el Espíritu Santo ha confirmado la verdad y el poder del evangelio mediante el testimonio de vida de cristianos que se han destacado en las congregaciones locales. El Espíritu Santo les ha enseñado a comprender que no somos perdonados, ni se nos ha otorgado poder gracias a nuestras obras, o por la cultura, o la civilización, o las computadoras, o la ciencia, sino por la gracia de Dios (Efesios 2:8). Por consiguiente, el Espíritu Santo ha obrado para identificar y mantener la integridad del evangelio de salvación en Jesucristo, por medio de estos testigos que encontramos en todas nuestras iglesias locales.

El Espíritu Santo y quienes han sido llamados al ministerio

El Espíritu Santo llama a algunas personas para que dediquen sus vidas a la predicación del evangelio, a la enseñanza de la Biblia, a la administración de los sacramentos y a ser líderes espirituales en el cuerpo de Cristo. En el Antiguo Testamento, Dios eligió a ciertas personas para brindar liderazgo moral y espiritual. Los elegidos fueron Abraham, Moisés, David y los profetas. Jesús eligió a los doce. El Señor resucitado comisionó a los discípulos y seleccionó a Saulo de Tarso. A lo largo de la historia, y mediante el Espíritu Santo, Dios ha llamado a muchos para comunicar el evangelio a fin de que la iglesia pueda avanzar. Nuestra herencia particular incluye a: Susana Wesley, Juan y Carlos Wesley, Francis Asbury, Harry Hosier, Jacobo Albright, Felipe Guillermo Otterbein y muchos predicadores itinerantes que no podemos mencionar por falta de espacio.

La política administrativa de Dios ha sido, y continúa siendo, llamar a algunas personas para realizar la gran obra de proclamar el evangelio de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Este llamado ha llegado a las personas por la presencia y la inspiración del Espíritu Santo. Aquéllos que han sido llamados pertenecen a una larga sucesión de personas que se remonta hasta los apóstoles.

Sabemos que la obra de Cristo no se habría desarrollado de manera efectiva si algunos no hubieran sido llamados por Dios y ordenados por la iglesia para el ministerio.

Podemos ver la obra del Espíritu Santo en este proceso que se desarrolla en la iglesia cuando, después de un cuidadoso examen y la oración, la congregación reconoce la autenticidad del llamado al ministerio y consagra a quienes han sido llamados. Estos experimentan un sentimiento de asombro, de misterio, de insuficiencia, y un deseo de hacer lo mejor para el Señor; están animados por la profunda convicción de la necesidad de orar por la constante presencia del Cristo resucitado a través del poder del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo nos llama a una vida responsable en la comunidad

El Espíritu Santo obra en el corazón de los creyentes que integran la comunidad de fe y oración, llamándolos a vivir responsablemente. Los cristianos no se encuentran aislados del mundo en el que viven, y el Espíritu Santo nos ayuda a reflejar el amor de Cristo en nuestras obras. El Espíritu Santo está presente, no sólo en las experiencias extraordinarias, sino también en el cumplimiento de nuestros deberes en amor. El Espíritu Santo nos sostiene y nos da poder para vivir responsablemente en el ámbito de nuestra actividad cotidiana y obra en nuestros hogares, en los lugares donde trabajamos, en nuestra recreación, en el ejercicio de nuestra ciudadanía y en nuestra vida como iglesia.

El Espíritu Santo y la evangelización mundial

Podemos observar la presencia dinámica del Espíritu Santo en el deseo de la comunidad de fe para evangelizar el mundo. Este anhelo es obra del Espíritu Santo. Todos necesitan el evangelio. Porque el evangelio, según el decir de Pablo es: “poder de Dios para salvación de todo aquel que cree” (Ro. 1:16).

La evidencia más sorprendente de la actividad del Espíritu Santo, después del primer Pentecostés, fue el poder de esos cristianos para ganar a otros para Cristo. Miles se convirtieron (Hch. 2:41; 4:4; 5:14; 6:7). Sin duda, muchos de ellos habían estado antes con Jesús. Lo habían oído predicar y enseñar; habían visto sus mila-gros. Ciertamente, algunos de ellos o sus familiares habían sido sanados por él, También estaban conscientes de la crucifixión. Además, quienes fueron llenos del Espíritu Santo en Pentecostés, hacía poco que habían estado con el Señor resucitado. La resurrección había colmado sus mentes con un sentimiento de asombro, de misterio y de gloria respecto a la poderosa acción sobrenatural de Dios, El Espíritu Santo convirtió el recuerdo sagrado de esos acontecimientos, tan frescos en sus mentes, en una fuente dinámica de testimonio. Ellos testificaron sobre la gloria de Dios en Jesucristo con especial énfasis en su resurrección.

Este poder del Espíritu Santo para ayudar a la gente a dar testimonio de Jesucristo, no sólo se vio en Jerusalén, sino también en Antioquía, donde los seguidores de Jesús fueron llamados cristianos por primera vez (Hch. 11:26). Allí un gran número creyó y se convirtió al Señor (Hch. 11:21).

¿En qué consistía esta fuente de poder para ganar gente para Jesucristo en esos días? Sus seguidores obedecieron el mandato de Jesús cuando les dijo: “pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén hasta que seáis investidos del poder de lo alto” (Lc. 24:49). Es decir, fue a través del poder del Espíritu Santo que esos prime-ros cristianos en Jerusalén, Antioquía y otros lugares, pudieron percibir la gloria de lo que Dios habla hecho en Jesucristo. Ellos recuperaron la visión del trato de Dios con Moisés y con los profetas según está descrito en las únicas Escrituras que tenían (lo que nosotros ahora conocemos como el Antiguo Testamento). Experimentaron la sagrada memoria de la vida, la muerte y la resurrección de Jesús. Por medio del Espíritu les fue dada una conciencia santa de la necesidad de la salvación que tiene cada persona. Vie-ron a la gente como criaturas perdidas en un desierto de pecado, malos hábitos, desesperanza y muerte. Sobre todo, experimentaron con frescura la vida nueva en Cristo. Sintieron en su interior la obra de un nuevo poder para vivir en rectitud y por la gracia mediante la fe. Al mismo tiempo les fue dada una visión del plan de Dios para llevar adelante la obra del Reino por medio de Jesucristo (ver Ef. 1:9-10). Todo esto se manifestó en sus vidas por la presencia del Espíritu Santo.

En resumen, el poder evangelizador de esos primeros cristianos les vino mientras esperaban en Jerusalén con sus almas dispuestas a recibir de lo alto el poder del Espíritu Santo. Por lo tanto, para ellos se había hecho imperativo testificar. Fueron impulsados por el Espíritu Santo para unirse a la gran tarea de ganar a otros para Jesucristo y su Reino. Esta necesidad de dar testimonio fue lo que movió a los cristianos de Antioquía a enviar a Pablo y Bernabé en aquel primer viaje misionero (Hch. 13:1; 15:35). También impulsó a Pablo a ir a Macedonia, a Filipos, a Tesalónica y Berea, para seguir luego hasta Atenas y Corinto, y finalmente a Éfeso (Hch. 16:6; 18:21).

El día de hoy, muchos cristianos han sentido el mismo deseo de comunicar el evangelio dondequiera que estén. Ellos hablan oído una y otra vez la promesa del Señor resucitado: “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (Hch. 1:8).

Algunas veces, el Espíritu Santo dio a la gente el poder para dar testimonio mediante la formación de nuevas iglesias locales o asociaciones. Algunas veces, este poder condujo a la creación de escuelas, monasterios, hospitales, hogares y organismos de ayuda social. Pero el objetivo supremo siempre fue atraer a la gente a la comunidad de fe y oración reunida en el nombre de Jesús. Nunca deberíamos olvidar a quienes han colaborado en nuestras congregaciones locales o en los campos misioneros, asumiendo responsabilidades y, a veces, enfrentando oposición violenta. Desde los primeros tiempos hasta la era moderna, y aun hoy en algunas partes, los cristianos han experimentado persecución. La obra del Señor Jesucristo nunca ha sido fácil. Jesús nunca prometió tareas fáciles a sus seguidores, pero sí prometió sostenerlos y darles el poder de la presencia de su Espíritu. La sangre de los mártires, ciertamente, ha regado la semilla de la iglesia.

San Agustín estaba agudamente consciente de las dificultades. Por eso dijo que el esfuerzo por las almas es como “una carga pesada y una tarea penosa”. Y así ha sido siempre. Por esta razón, son muchos quien con el correr de los siglos se han refugiado en las formas más fáciles de actuar. Pero muchos también han trabajado duramente en la ardua tarea. La iglesia de Jesucristo en marcha conlleva magníficos testimonios de su fidelidad.

La gran pregunta para nuestro tiempo es: “¿Acaso nos hemos detenido en Jerusalén hasta que hayamos sido investidos del poder de lo alto?” ¿No es este poder la base definitiva para la renovación de la iglesia?

Próximo número:

CAPITULO 5

EL ESPÍRITU SANTO Y EL ÉNFASIS WESLEYANO

EN LA EXPERIENCIA CRISTIANA

Historia

Los gobernantes de México por sus entidades

Oscar G. Baqueiro

 

Esta investigación se refiere a 54 personas que de manera legítima tuvieron el poder ejecutivo en nuestra nación. No se pensó en los que fueron parciales o espurios en su desempeño, como es el caso de los contras reformistas o los de la convención de Aguascalientes. Sí están contemplados los constitucionales e interinos.

De los 56 personajes consultados de 2 no se encontraron datos de sus respectivos lugares de nacimiento; las entidades de Aguascalientes, Zacatecas, Hidalgo, Guanajuato. Nuevo León, Colima, Baja California N. y Querétaro dieron un elemento humano cada una.

Por otra parte los estados de Q. Roo, Yucatán, Chiapas, Tabasco, Campeche,

Tlaxcala, Morelos, Nayarit, Sinaloa, Chihuahua y Baja California S. hasta

Ahora, no han  aportado ningún personaje parala PrimeraMagistraturadel país.  La suma de ambos casos habla de 19 entidades de las 31 que integran los Estados Unidos Mexicanos.

El Estado de Veracruz puntea con 6 presidentes, le iguala el D. F. con otros seis; le sigue Sonora con 4 presidentes, l vicepresidente y un candidato asesinado; enseguida entra Michoacán con un emperador (fusilado después) y 4 presidentes (que incluye al actual).

Los estados de Guerrero y Puebla emparejan con 4 presidentes cada uno de ellos.

A su vez las entidades de Jalisco y Coahuila aportaron 3 presidentes cada una;

por su parte Tamaulipas, Durango, S. Luis Potosí y Oaxaca dieron a 2 de sus hijos, respectivamente, para presidir nuestra nación.

De las 54 personas involucradas el apellido López aparece en 3 de ellos; además del fusilamiento del michoacano Iturbide ya citado, el guerrerense Guerrero fue asesinado, aunque ambos no estaban ya en funciones  ejecutivas y el coahuilense Madero es asesinado después de arrancarle su renuncia y el también coahuilense Carranza fue masacrado cuando era el presidente constitucional..

Encontramos también los extremos de una presidencia de 45 minutos (Lascurain, distritofederalense), y la de 3 decenios (Porfirio Díaz) oaxaqueño,  y la de Santa Anna veracruzano, que entra y sale múltiples ocasiones de la silla presidencial.

De las 31 entidades que integran  nuestra república, un tercio, once, están pendientes de aportar alguien para que ocupe la presidencia mexicana.

Intolerancia religiosa

ESTADOS UNIDOS

NACIONES UNIDAS: Norma y consenso contra la intolerancia religiosa

 

Nueva York, miércoles, 21 de diciembre de 2011 (ALC) – Una norma en la que se compromete a los gobiernos mundiales a que combatan todo signo de intolerancia religiosa, fue aprobada por consenso en el seno de la Organización de Naciones Unidas (ONU), este lunes 19 de diciembre, y a tono con la celebración de la Navidad parte del mundo.

 Su Asamblea General descartó el extremismo islamita, propuesto por el bloque musulmán en un texto presentado, el cual ponía sobre la mesa una condena a la “difamación de religiones”, cuando críticos occidentales afirmaron que, de esa manera, sería justificada la “ley de la blasfemia”, la cual permitiría condenar a muerte, según el Islam, a quienes insultasen el Corán o a la figura de Mahoma.

Dicha resolución fue tomada por consenso, cuando las 193 naciones que integran el cónclave, lo hicieron sin necesidad de llevarlo a votación.

 El documento aprobado afirma que cualquier acto discriminatorio “por razones de religión o creencias, constituye una violación de los derechos humanos” y, en consecuencia, será sancionado por ese organismo.

 A la vez, manifiesta su preocupación por el odio religioso y la postura de algunas naciones en el crecimiento de esa tendencia, lo cual no contribuye a una coexistencia pacífica y de aceptación a nivel global.

 Esta acción de la ONU pone distancia de algunos textos aprobados en el pasado, en los cuales pesaba mucho la voz de la OCI (Organización de la Conferencia Islámica), que está presidida por Pakistán, único país del planeta donde existe una ley de la blasfemia que protege solo a la religión musulmana, de la cual es víctima Asia Bibi, quien vive, desde hace un año, en el llamado corredor de la muerte, por supuestas ofensas al dios Mahoma.

 ————————

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

Noticias internacionales

SUIZA

Mensaje de Navidad del CMI:

Que la gracia y la paz de Dios se manifiesten a más gente

CMI/ALC

 Ginebra, martes, 20 de diciembre de 2011 (ALC) – “La gracia de Dios se ha manifestado para salvación a toda la humanidad.” (Tito 2:11, RVR1995)

Gracia y paz a todos ustedes en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

¡Que la manifestación de la salvación misericordiosa del Dios trino ilumine nuestros corazones, mentes y espíritus en esta época de alegría!

Los relatos del Nuevo Testamento del adviento y la natividad de Jesús ponen de relieve el carácter universal del acontecimiento de Cristo. El texto bíblico dice, sin reservas, que la gracia de Dios se manifiesta a toda la humanidad, ofreciendo la promesa del perdón, la sanación y la reconciliación con Dios en el cielo y con nuestro prójimo en la tierra.

La gracia de Dios se ha manifestado en la persona de Jesucristo. Por el bien de los pastores marginados y de sus familias Jesús se manifiesta en su tierra natal, atrayendo la atención de ricos y poderosos sabios de tierras lejanas, y se revela a María y José como un don del misterio de Dios.

A través de estos testimonios fieles y de la proclamación de las buenas nuevas a lo largo de los siglos, Jesús se nos manifiesta y estamos llamados a responder a su presencia entre nosotros hoy.

En mayo de 2011, unas mil personas se reunieron en Jamaica en torno al tema

“Gloria a Dios y Paz en la Tierra”, un tema que está en el centro del mensaje navideño y que fue el motor de la Convocatoria Ecuménica Internacional por la Paz (CEIP). Este canto de los ángeles que nos narra Lucas llamó nuestra atención sobre la necesidad de una paz justa para todos en el siglo XXI.

 Orando por que la paz de Dios se manifieste a toda la humanidad, el mensaje de la CEIP afirma: “Junto con copartícipes de otras creencias, hemos reconocido que la paz es un valor central de todas las religiones, y la promesa de paz se extiende a todas las personas, independientemente de tradiciones y compromisos. Mediante la intensificación del diálogo interreligioso procuramos llegar a una convergencia con todas las religiones del mundo en relación con estas cuestiones”.

 Asimismo, hace la siguiente exhortación a los cristianos: “Nosotros, en nuestra calidad de iglesias, tenemos la posibilidad, si osamos hacerlo, de enseñar la no violencia a los poderosos, porque somos seguidores de aquél que vino como un niño indefenso, murió en la Cruz, nos dijo que dejemos de lado nuestras espadas, nos enseñó a amar a nuestros enemigos,  y resucitó de entre los muertos”.

 ¡Que la gracia y la paz de Dios se manifiesten a muchas más personas durante estas Navidades! En nombre del Consejo Mundial de Iglesias, les deseo lo mejor para el año que está por comenzar y oro por que Dios bendiga nuestro viaje juntos durante los próximos años.

 Pastor Dr. Olav Fykse Tveit

Secretario general.- Consejo Mundial de Iglesias

————————

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

Noticias nacionales

Jornada especial por la paz y la justicia en México.

Evento celebrado en la Basílica de Guadalupe, México, D. F. el día 20 de Diciembre de 2011. a las 19:00 horas. El siguiente, es el texto presentado por el obispo Andrés Hernández Miranda de la Iglesia Metodista de México, A. R., de la Conferencia Anual de México.

Antecedente: fuimos invitados por el Padre Edgar Valtierra para orar por la paz y la justicia en un acto sin precedente, en el cual no habría misa, sino solamente la participación de los invitados, no mayor a diez minutos.

La paz de Dios sea con todos nosotros.

Mi saludo al cardenal Norberto Rivera y a los líderes que participamos de esta celebración de oración.

Es muy interesante encontrarnos en torno de esta reunión para participar en la búsqueda de la participación de Dios en medio de los conflictos que aquejan a México y también al mundo entero.

En la Escritura encontramos, en el texto de Levítico, al hablar de ofrendas y holocaustos: el primero es un sacrificio de adoración a Dios en el que se consume todo el animal sacrificado; después, la segunda ofrenda en orden es precisamente por la paz.  La paz perfecta de Dios para con su pueblo. Enmarcada aun más en el decálogo que consta de tres principios fundamentales y bien orquestados: la paz entre Dios y nosotros, entre nosotros y la familia, y entre nosotros como personas y nuestro prójimo.

Es también muy interesante que encontramos en el libro del salmista el texto que manifiesta pidamos por la paz de Israel, de donde al parafrasear el texto mismo podemos decir: roguemos por la paz de México.

Podemos entender que la paz no es solo un concepto de un deseo anhelado, sino aun más, es: un derecho, un privilegio y una responsabilidad al vivir y convivir con la humanidad, por lo que podemos decir: somos participes de una labor muy en grande desde la misma perspectiva de Dios.

Porque en la presentación de Jesucristo nuestro salvador hallamos que él declaró:” mi paz os doy, no como el mundo la da”, y hasta lo cantamos: porque el mundo no tiene esa paz.  Solo los que hemos creído en Jesucristo, a quien en esta temporada celebramos en su nacimiento y, como se ha dicho ya de la lectura del profeta Isaías, al declarar los nombres del que nacería, entre estos está: es el Príncipe de la paz.

Puedo compartir que entre los testimonio de muchos creyentes, cuando hemos luchado con nuestras solas fuerzas, nuestros deseos, anhelos y capacidades y, no encontramos o alcanzamos la meta deseada, se llega el momento de ser humildes delante de Dios y nos ponemos a orar rogando que él sea quien dirija nuestro trabajo, nuestras oportunidades y, en muchos momentos después de la oración hallamos que la tarea se facilita y  hasta nos parece inverosímil la manera en que se dan los resultados, para gloria de Dios lo comparto.

Así, nos toca como iglesias, como pueblo de fe en Dios y en su Hijo muy amado buscar esa presencia y participación de Dios en medio de todos los asuntos que aquejan a nuestro país y al mundo entero.

Podemos decir que  este encuentro y participación de los diferentes credos aquí presentes son también una pequeña muestra del anhelo de la oración dicha por el Maestro y Señor Jesucristo en el Evangelio según San Juan, capítulo 17.

“Padre te ruego que sean uno, así como tu y yo somos uno”

No todos estarán de acuerdo en eventos como este; pero cuanto más nos acerquemos y conozcamos e incursionemos en lo que nos puede fortalecer, breguemos juntos; en lo que nos separe o lastime: considerémonos unos a otros en amor, fe y esperanza.

Les invito a inclinar su rostro y oremos a Dios nuestro Señor.

“Padre y Señor del Príncipe de Paz, hoy te agradecemos al estar en esta comunión de intercesión por nuestro país y por el mundo, en medio de la celebración del nacimiento del Don Inefable, el gozo de estas fiestas de diciembre: señor te rogamos por la paz de México, te rogamos por la paz del mundo. En el nombre de Jesucristo, amén, amén y amén.

A nuestros lectores

Les invitamos a abrir todas las pestañas de “Secciones” que contiene este periódico, y también la pestaña de “Conferencias” en la cintilla negra de la primera página, donde se ubica la fecha y número de periódico. Esta dedicada a material que nos es enviado por las diferentes conferencias. Esta número contiene material de la CAM, CANO y la CASE.

Legión Blanca de Servicio Cristiano

La LBSC de la Conferencia Anual del Sureste invita a las hermanas integrantes de las mesas directivas locales a una REUNION DE CAPACITACION en el Templo El Divino Salvador (13 Oriente 2016, Puebla, Pue.), el sábado 7 de Enero de 2012. Llevar planes de trabajo de su organización local).

CAM-PACITACIÓN

Evento público. Cualquier joven o señorita puede ver y unirse a este evento de las Ligas Metodistas de Jóvenes e Intermedios.  Descripción: ¿fuiste electo en el gabinete de tu Liga para el 2012?

 Sábado 21 de Enero, a partir de las 9 de la mañana, en el Templo El Mesías, de Balderas No. 47, Centro Histórico de la Ciudad de México.

Ven con todas tus dudas, pues este taller es para ti.- Empieza bien el año preparándote, informándote y sobre todo ENTREGÁNDOTE por COMPLETO para el trabajo que DIOS te ha ¡ENCOMENDADO!   CONOCERÁS: El Plan de Trabajo del Gabinete Conferencial de la LMJI. Fechas y sedes de las próximas actividades. Y mucha más información.

Interesante y novedoso libro:

Aventura Misionera Infantil

Recibimos el siguiente comentario proveniente del Estado de Chihuahua, enviado el 03/01/2012 a las 9:54 pm., haciendo la invitación que damos a conocer:

Feliz Año Nuevo 2012 les desea AVENTURA MISIONERA INFANTIL. Somos un ministerio creado para mostrar a los niños la importancia de llevar el evangelio a todas las naciones, hace 12 años empezamos en el Templo Shalom de la Iglesia Metodista de México, A.R. en Chihuahua, México con 120 niños. Es un evento de un solo día que organizamos año con año y hoy en día hemos logrado juntar en un evento a 1450 niños en el Centro de Convenciones de Chihuahua, ahora también capacitamos a iglesias de otros lugares de México y otros países para que hagan lo mismo con la finalidad de que muy pronto tengamos un gran ejército de niños que oren por las misiones, que ofrenden y que se preparen para un día ir hasta lo último de la tierra así como nos enseña la Biblia.

Se necesita un gran equipo de voluntarios dispuestos a poner los dones y talentos que Dios les ha dado al servicio de Su obra. Para ver fotos del ministerio puedes buscarnos en Facebook como: Aventura Misionera Infantil ¡Bienvenidos seas a este fascinante mundo de la Aventura Misionera Infantil donde la creatividad, la alegría, y por supuesto la aventura se reúnen con el solo propósito de agradar a Dios a través de enseñarles a los niños el Plan Maestro de todos los tiempos:

“Que Cristo Jesús vino a este mundo y dio su vida para que todos los pueblos le conozcan y sean salvos”,

y lo más importante, que ellos pueden formar parte de este plan involucrándose en las misiones desde su temprana edad.

Trayendo a la mente las palabras del famoso predicador D.L. Moody

“Si se gana un niño para Cristo, se ha ganado un alma y toda una vida; si se gana a un adulto solo se ha ganado un alma.”

Además de esto, durante las Aventuras Misioneras tenemos la bendición de recibir visitas de muchos niños que no han conocido del amor de Dios y eso es una gran oportunidad para poder indicarles el verdadero camino al Padre, que es Jesús, ¡Es una puerta abierta muy grande! Debemos utilizar todos los recursos a nuestro alcance para que toda Aventura Misionera Infantil que se realice sea un evento de verdadera calidad para el Señor.

Únete al equipo y sé parte de la visión.

Sinuhé Navarro

Director de Aventura Misionera Infantil

correo:misionesshalom@hotmail.com

Poética

Oración de Año Nuevo

Señor, tú me has dado un año limpio y nuevo

ayúdame sus páginas puras conservar;

quiero escribir en ella sólo pensamientos buenos

sin intenciones malas que tenga que borrar.

No permitas que ensucie mi boca y mi mano

esta página blanca que tan pura se ve,

haz, oh Dios, que yo sepa que en mi llanto humano

pronto auxilio amoroso a tu lado tendré.

Que tu gozo me inunde al cumplir mi deber

estar siempre yo quiero a tu fiel voluntad,

y la voz de tus labios que me causa placer,

siembre paz en mi alma, una paz de verdad

Condúceme, Señor, por sendas tranquilas,

pero si acaso estas se abrieran por

caminos de montañas encrespadas y en filas

haz que yo te responda: “Heme aquí Señor”.

S. Ellis.

 

Versículos citables

Fuente: libro

El Eclesiastés

7:1 Mejor es la buena fama que el buen ungüento;

y mejor el día de la muerte que el día del nacimiento.

7:2 Mejor es ir a la casa del luto que a la casa del banquete;

porque aquello es el fin de todos los hombres,

y el que vive lo pondrá en su corazón.

7:3 Mejor es el pesar que la risa;

porque con la tristeza del rostro se enmendará el corazón.

7:5 Mejor es oír la reprensión del sabio que la canción de los necios.

7:6 Porque la risa del necio es como el estrépito de los espinos debajo de la olla.

Y también esto es vanidad.

7:7 Ciertamente la opresión hace entontecer al sabio,

y las dádivas corrompen el corazón.

7:8 Mejor es el fin del negocio que su principio;

mejor es el sufrido de espíritu que el altivo de espíritu.

7:9 No te apresures en tu espíritu a enojarte;

porque el enojo reposa en el seno de los necios.

7:10 Nunca digas:

¿Cuál es la causa de que los tiempos pasados fueron mejores que estos?

Porque nunca de esto preguntarás con sabiduría.

7:11 Buena es la ciencia con herencia,

y provechosa para los que ven el sol.

7:12 Porque escudo es la ciencia, y escudo es el dinero;

mas la sabiduría excede, en que da vida a sus poseedores.

7:13 Mira la obra de Dios;

porque ¿quién podrá enderezar lo que él torció?

7:14 En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera.

Dios hizo tanto lo uno como lo otro,

a fin de que el hombre nada halle después de él.

7:19 La sabiduría fortalece al sabio más que diez poderosos

que haya en una ciudad.

7:20 Ciertamente no hay hombre justo en la tierra,

que haga el bien y nunca peque.

7:21 Tampoco apliques tu corazón a todas las cosas que se hablan,

para que no oigas a tu siervo cuando dice mal de ti;

7:22 porque tu corazón sabe que tú también dijiste mal de otros muchas veces.

7:29 He aquí, solamente esto he hallado: que Dios hizo al hombre recto,

pero ellos buscaron muchas perversiones.

Vida y obra de Wesley

Sermón 31

Sobre el sermón de nuestro Señor

en la montaña

Undécimo discurso

Mateo 7:13-14

Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la

puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y

muchos son los que entran por ella;

porque estrecha es la puerta y angosto el camino que

lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

 

1. Nuestro Señor nos advirtió acerca de los peligros que nos acechan cuando nos acercamos por primera vez a la religión, los obstáculos que surgen naturalmente de nuestro interior, de la maldad de nuestros corazones. Pasa ahora a advertirnos acerca de los obstáculos exteriores, fundamentalmente el mal ejemplo y los malos consejos. Por causa de uno u otro miles que alguna vez estuvieron en el buen camino volvieron a perderse. Sí, muchos que no eran nuevos en la religión, personas que ya habían avanzado en el camino de la justicia. Por tal motivo, nos hace llegar su advertencia con todo fervor y lo repite una y otra vez utilizando una variedad de expresiones, para que de ningún modo lo pasemos por alto. Para prevenirnos efectivamente acerca del primero, dijo «Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.» Para protegernos en contra de lo segundo–los malos consejos–dijo: «Guardaos de los falsos profetas»1 Aquí consideraremos sólo el primer aspecto.

 2. Dijo nuestro bendito Señor, «Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.»

 3. En primer lugar podemos advertir las características inseparables del camino al infierno: ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a perdición, y muchos son los que entran por ella. Y en segundo lugar, las características inseparables del camino al cielo: estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

 I.1. Observemos, en primer lugar, las características inseparables del camino al infierno: ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a perdición, y muchos son los que entran por ella.

 2. ¡Es en verdad ancha la puerta y espacioso el camino que conducen a perdición! La puerta del infierno no es otra cosa que el pecado, y la maldad es el camino a la perdición. ¡Y qué puerta tan ancha la del pecado! ¡Qué amplio el camino de la perdición! El mandamiento de Dios es amplio sobremanera,2 ya que alcanza no sólo todas nuestras acciones, sino toda palabra que pronuncian nuestros labios, y más aún, cada pensamiento que viene a nuestra mente. Y el pecado es igualmente amplio con respecto al mandamiento si consideramos que todo incumplimiento del mandamiento es pecado. En realidad es mil veces más amplio, porque existe una sola manera de guardar el mandamiento: sólo lo guardamos debidamente cuando lo que hacemos, la forma en que lo hacemos y todas las circunstancias que lo rodean son correctas. En cambio, existen mil maneras de quebrantar cada mandamiento, así que esta es la puerta ancha sin lugar a dudas.

 3. Consideremos esto más detenidamente. ¡Qué enorme alcance tienen esos pecados originales, de los cuales derivan todos los demás, esos designios carnales que son enemigos de Dios,3 la soberbia, la obstinación y el amor por el mundo! ¿Es posible fijar sus límites? ¿Acaso no se encuentran diseminados en todos nuestros pensamientos, no forman parte de todas nuestras actitudes? ¿No son la levadura que, en mayor o menor medida, leuda toda la masa de nuestros afectos? Cuando nos examinamos detenida y honestamente, ¿no descubrimos raíces de amargura que brotan4 continuamente contaminando y arruinando todo lo que hacemos? ¡Y cuán innumerables sus consecuencias en todo tiempo y nación! Suficientes para cubrir toda la tierra de lugares tenebrosos llenos de habitaciones de violencia.5

 4. ¿Alguien sería capaz de contabilizar todos los  malos frutos que ha dado, de contar todos los pecados cometidos contra Dios o contra el prójimo (y no me refiero a pecados imaginarios sino a los que son producto de nuestra triste experiencia cotidiana)? No sería necesario recorrer toda la tierra para encontrarlos. Visita un reino cualquiera, cualquier país, ciudad o pueblo y verás ¡qué abundante cosecha! Y no es necesario que sea una nación donde todavía reinan las tinieblas de los mahometanos o paganos; bien puede ser una nación que conoce el nombre de Cristo, una nación que confiesa ver la luz del evangelio de la gloria de Cristo.6 Busca aquí mismo, en este reino, en esta ciudad donde ahora vivimos. Nos llamamos cristianos, sí, de la mejor clase: ¡somos protestantes, cristianos reformados! Pero ¡ay! ¿Quién hará que la concepción reformada que alcanzó nuestro pensamiento se encarne en nuestros corazones y en nuestras vidas? ¿No sería esto necesario? ¡Cuán numerosos son nuestros pecados! ¡Y qué tremendos! ¿Acaso no es verdad que día a día vemos cómo abundan a nuestro alrededor toda clase de hechos manifiestamente abominables? Pecados de todo tipo cubren la tierra como las aguas cubren el mar.7

¿Quién puede contarlos? Antes bien, vé y cuenta las gotas de lluvia, o las arenas a la orilla del mar. Así de ancha es la puerta, así de espacioso es el camino que lleva a perdición.

 5. Y muchos son los que entran por esa puerta, muchos van por ese camino–casi tantos como los que entran por la puerta de la muerte, como los que se hunden en las cámaras de la muerte.8 No podemos negar, tampoco podemos aceptarlo sino con pena y vergüenza, que aun en este país que se considera cristiano, la mayoría de las personas de todo sexo y edad, de toda profesión y ocupación, de toda posición y nivel, alto y bajo, ricos y pobres, están siguiendo el camino de la perdición. La gran mayoría de los habitantes de esta ciudad viven en pecado en el momento presente, quebrantando visible y habitualmente la misma ley que confiesan observar. Quebrantan la ley abiertamente; están obvia y visiblemente alejados de la piedad y de la justicia. Es evidente cómo faltan a su deber para con Dios y con el prójimo. Nadie puede negar, entonces, que todas estas personas están en el camino que conduce a perdición. Debemos agregar a este grupo aquellos que tienen nombre de que viven,9 pero nunca han vivido para Dios,10 aquellos que por fuera se muestran hermosos ante las demás personas, pero por dentro están llenos de inmundicia,11 llenos de soberbia o vanidad, de enojo o venganza, de ambición o codicia. Esta clase de personas se aman a sí mismas, aman al mundo, y aman el placer más de lo que aman a Dios.12 Es muy probable que el mundo les tenga en alta estima, pero para Dios son abominación. ¡Cómo engrosarán estos santos del mundo las filas de los hijos del infierno! También debemos agregar a todos aquellos que, sin importar lo que sean con respecto a otras cosas, o si tienen una cierta apariencia de piedad,13 ignoran la justicia de Dios y procuran establecer la suya propia como la base de su reconciliación con Dios y para ser aceptados por él, y no se han sujetado a la justicia de Dios.14 Si consideramos todos estos elementos en su conjunto, cuán terriblemente cierta es la afirmación de nuestro Señor «Ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella.»

 6. No se refiere esto solamente al vulgo, a los pobres, a la parte vil y necia de la humanidad, sino también a hombres  eminentes en el mundo, hombres que poseen muchos campos y numerosas yuntas de bueyes. Por el contrario, muchos que el mundo juzga sabios según la carnemuchos poderosos que poseen poder, coraje, riquezas, muchos nobles15 son llamados. Son llamados a transitar el camino ancho por el mundo, la carne y el diablo, y no desoyen ese llamado. Sí, cuanto más alto se elevan en poder y fortuna, más bajo se hunden en la maldad. Cuantas más bendiciones reciben del Señor, más pecados cometen. No utilizan su honor, sus riquezas, conocimientos o sabiduría como instrumento para trabajar por su salvación, sino para destacarse en el vicio y así asegurar su perdición.

 II.1. Y la razón por la cual muchos de ellos se sienten tan seguros en el «camino ancho» es precisamente porque es ancho; pero no tienen en cuenta que esto es inseparable de su carácter de perdición. Dijo el Señor: «Muchos son los que transitan por él» precisamente por la misma razón por la cual deberían huir de él, porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

 2. Esta es una característica inseparable del camino al cielo. Tan angosto es el camino que conduce a la vida, a la vida eterna, tan estrecha la puerta, que nada sucio, nada impuro puede entrar. Ningún pecador puede atravesar esa puerta hasta tanto haya sido salvado de su pecado. No sólo de su pecado exterior, de su manera de vivir, la cual recibió de sus padres.16 No alcanza con que haya dejado de hacer lo malo aprendido a hacer el bien.17 No sólo debe ser salvo de todo obrar pecaminoso y de todo hablar mal y en vano, sino que debe cambiar en su interior, renovarse completamente en el espíritu de su mente.18 De otro modo no podrá atravesar la puerta de la vida, no podrá entrar en la gloria.

 3. Porque angosto es el camino que lleva a la vida—el camino a la santidad universal. Es sin duda angosto el camino hacia la pobreza de espíritu, la mansedumbre, el hambre y la sed de justicia.19 Es angosto el camino de la misericordia, del amor verdadero, de la pureza de corazón, de la pacificación, de soportar toda clase de mal por causa de la justicia.20

 4. Pocos son los que lo hallan. ¡Ay, cuán pocos encuentran siquiera el camino de la justicia de los paganos! ¡Cuán pocos hay dispuestos a no hacer a otros lo que no quieren que les hagan a ellos!21 ¡Cuán pocos pueden presentarse ante Dios libres de toda injusticia o falta de amor! ¡Cuán pocos son los que no han pecado con su lengua,22 que no han hablado iniquidad, que no han dicho mentira! ¡Qué pequeña parte de la humanidad puede considerarse inocente de transgresiones manifiestas! ¡Y cuánto más pequeña la proporción de los rectos de corazón, los puros y santos delante de Dios! ¿Dónde están los que pueden aparecer verdaderamente humildes ante sus ojos, los que se aborrecen y se arrepienten en polvo y ceniza23 delante de Dios su Salvador? ¿Dónde los que son firmes y constantes en sus responsabilidades, conscientes de sus necesidades, los que pasan en temor todo el tiempo de su peregrinación?24 ¿Dónde están los verdaderamente mansos y cordiales, los que nunca se dejan vencer por el mal, sino que vencen con el bien el mal?25 ¿Dónde los que tienen sed de Dios y continuamente claman26 para ser renovados según su imagen? ¡Cuán pocos seres hay sobre la tierra con el alma rebosante de amor por toda la humanidad, seres que amen a Dios con todas sus fuerzas, que le hayan entregado su corazón y que fuera de él nada deseen en la tierra!27 ¡Cuán pocos son los que amando a Dios y a la humanidad dedican todas sus fuerzas a hacer el bien a todos,28 y están dispuestos a sufrirlo todo, incluso la muerte, a fin de salvar un alma de la perdición eterna!

 5. Son tan pocos los que se encuentran en el camino de la vida, y tan numerosos los que están en el camino de la perdición, que existe un gran riesgo de que el mal ejemplo nos arrastre con la fuerza de un torrente. Un solo ejemplo basta, si lo tenemos siempre presente, para causar una fuerte impresión en nosotros; particularmente si va bien con nuestra naturaleza, si coincide con nuestras propias inclinaciones. ¡Cuánto más fuerte ha de ser el impacto de tantísimos ejemplos, continuamente delante de nuestros ojos, todos ellos conspirando junto con nuestros corazones para arrastrarnos con la corriente! ¡Qué difícil resistir la corriente y guardarnos sin mancha del mundo!29

 6. Lo que acrecienta la dificultad es que no son las personas torpes e ignorantes, o al menos no son sólo ellas, las que nos dan el mal ejemplo, las que se agolpan en el camino de la caída, sino personas amables, bien educadas, distinguidas; los sabios, los conocedores del mundo, los entendidos en las profundas y variadas ramas del saber, los racionales, los elocuentes. Todos ellos, o casi todos, están en contra nuestro. ¿Cómo podremos resistir su ataque si son tan hábiles que pueden hacernos creer que lo peor es lo mejor? ¿Acaso no conocen el arte de la persuasión? Sí, también saben mucho de lógica, y son versados en el arte de discutir y presentar controversias. Es por tanto sencillo para ellos probar que el camino ancho, precisamente por ser ancho, es el camino correcto. Dirán que quien sigue a la mayoría no puede hacer el mal,30 sino sólo quien no la sigue; que tu camino es equivocado porque es angosto y porque tan poca gente transita por él. Te demostrarán que el mal es el bien y que el bien es el mal, que el camino a la santidad es el camino a la perdición y que el camino del mundo es el único camino al cielo.

 7. ¿Cómo podrán defender su causa personas ignorantes, que no han estudiado, frente a tales oponentes? Es una lucha desigual y, además, no son estas las únicas personas que deben enfrentar. Hay muchos hombres poderosos, nobles e influyentes, también sabios, en el camino que lleva a la perdición. Y utilizan un método más sencillo para refutar, que no es la razón ni los argumentos. Por lo general no apelan al entendimiento sino al temor de cualquiera que se opone a ellos, un método que siempre resulta eficaz, aun en los casos en que una discusión no resultaría provechosa. Porque el miedo pone a todos al mismo nivel: toda persona puede sentir miedo, tenga o no capacidad para razonar. Y todos aquellos que no crean firmemente en Dios, que no tengan una absoluta confianza en su poder y en su amor, no pueden menos que sentirse atemorizados ante la posibilidad de ofender a quienes tienen el poder del mundo en sus manos. No es de extrañar, entonces, que su ejemplo se convierta en ley para quienes no conocen a Dios.

 8. También muchos ricos se encuentran en el camino ancho. Estos apelan a la esperanza humana, y a todos los vanos deseos con tanta fuerza y eficacia como los nobles y poderosos apelan al miedo. Así que difícilmente puedes permanecer en el camino del reino a menos que te consideres muerto para las cosas terrenales, a menos que estés crucificado para el mundo y que el mundo esté crucificado para ti,31 y que tu único deseo sea Dios mismo.

 9. ¡Qué oscuras, qué incómodas, qué amenazantes las perspectivas en el camino opuesto! ¡Una puerta estrecha que muy pocos encuentran! ¡Un camino angosto que muy pocos transitan! Además, esos pocos no son sabios, ni estudiosos ni elocuentes. No pueden argumentar de manera clara o contundente; no pueden aventajar a su opositor en una discusión. Tampoco saben cómo probar aquello en lo que creen, o explicar siquiera las cosas que experimentan. Ciertamente, abogados de esta clase jamás conseguirán promover, sino más bien desacreditar, la causa que han abrazado.

 10. Aesto debe agregarse el hecho de que no son nobles ni honorables; si lo fueran, tal vez podríamos tolerar sus tonterías. Se trata de personas que no tienen importancia ni autoridad, que no cuentan para el mundo. Son seres inferiores, de baja clase social, y no tienen ningún poder para hacerte daño aun cuando quisieran hacerlo. Por lo tanto, no hay razón alguna para tener miedo de ellos. Tampoco puedes esperar mucho de ellos ya que la mayoría probablemente te responda: «No tengo plata ni oro»,32 o tienen muy poco. Algunos de ellos apenas tienen qué comer o qué vestir. En razón de esto, y también porque no viven de la misma manera que las demás personas, se habla mal de ellos en todas partes, los desprecian, los difamanpadecen persecución y se los trata como la escoria del mundo, el desecho de todos.33 Así es que tus temores, tus esperanzas, y todos tus deseos (excepto aquellos que vienen directamente de Dios), sí, todas tus pasiones continuamente te impulsan a retomar el camino ancho.

 III.1. Es por eso que el Señor nos exhorta con tanto fervor: «Entrad por la puerta estrecha». O, como lo expresa otro texto: «Esfuérzate a entrar por la puerta angosta» (agoonízesthe eiseltheîn) lucha con todas las fuerzas de que seas capaz. «Porque muchos» dijo el Señor, «procurarán entrar»–intentarán pero sin esforzarse–«y no podrán».34

 2. Es cierto que las palabras que siguen parecen sugerir que existe otra razón para que «no puedan entrar». Después de haber dicho: «Les digo que muchos procurarán entrar, y no podrán», agregó «Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empiecen a llamar a la puerta, (árxeesthe éxoo estánai, lo cual quiere decir «estén a la puerta», pues (árxeesthe solamente está ahí para darle fuerza y elegancia a la frase) diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo les dirá: No sé de dónde sois. Apártense de mí todos ustedes, hacedores de maldad.»35

 3. Podría parecer a primera vista que su demora para buscar, más que la forma en que lo hicieron, fue la razón por la cual no pudieron entrar. Pero en realidad, da igual. Por eso se les ordena alejarse, porque habían sido hacedores de maldad, porque habían transitado el camino ancho. Dicho de otra forma, porque no habían luchado hasta la agonía para entrar por la puerta estrecha. Probablemente habían buscado antes de que cerraran la puerta, pero eso no era suficiente. Y sí se esforzaron después de que la cerraron, pero ya era muy tarde.

 4. Por lo tanto, tú «esfuérzate» ahora, en este tu día, «a entrar por la puerta angosta». Y para lograrlo, grábalo en tu corazón y ten siempre presente, como primordial pensamiento, que si estás en el camino ancho, estás en el camino que conduce a perdición. Si los que van contigo son muchos, tan cierto como que Dios es verdad, tú y ellos, todos, van camino al infierno. Si estás caminando como camina la mayoría de las personas, estás caminando hacia el abismo más profundo. ¿Viajan contigo muchos sabios, muchos ricos, muchos nobles y poderosos?36 Esta es la señal, no necesitas ninguna otra, de que no lleva a la vida. Antes de entrar en detalles, he aquí una regla breve, simple e infalible: en cualquier cosa que te propongas hacer, si no eres diferente serás condenado. El camino al infierno no tiene nada especial, pero el camino al cielo es algo muy diferente. Si te acercas tan solo un paso hacia Dios ya no eres como las demás personas. Pero no te preocupes por esto, pues es preferible quedar solo que caer al abismo. Corre con paciencia la carrera que tienes por delante,37 aunque tus compañeros sean pocos. No siempre ha de ser así. Dentro de poco estarás en la compañía de muchos millares de ángeles, de la congregación de los primogénitos, de los espíritus de los justos hechos perfectos.38

 5. Ahora entonces, «esfuérzate por entrar en la puerta angosta», profundamente convencido acerca del inmenso peligro en que se encuentra tu alma si estás en el camino ancho, si no tienes pobreza de espíritu y no vives esa religión interior que la multitud, los ricos, los sabios tienen por locura. «Esfuérzate por entrar», sintiéndote atravesado por el dolor y la vergüenza de haber corrido durante tanto tiempo con esa multitud irresponsable, ignorando por completo, acaso  despreciando, la santidad sin la cual nadie verá al Señor.39 Esfuérzate hasta la agonía con un temor santo, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo,40 aun ese reposo que queda para el pueblo de Dios,41 tú no puedas alcanzarlo.42 Esfuérzate con todo fervor, con gemidos indecibles.43 Esfuérzate orando sin cesar,44 en todo tiempo, en todo lugar eleva tu corazón a Dios, y no le dejes descansar hasta que estés satisfecho cuando despiertes a su semejanza.45

 6. En conclusión: «Esfuérzate por entrar por la puerta estrecha», no sólo por medio de esta agonía del alma, con convicción, pena, vergüenza, deseo, temor, orando sin cesar, sino también ordenando tu camino,46 esforzándote por andar en los caminos del Señor, el camino de la inocencia, la piedad y la misericordia. Abstente de toda especie de mal,47 haz bien a todos,48 niégate a ti mismo, deja de lado tu voluntad en todo, y toma tu cruz cada día.49 Debes estar preparado para cortar tu mano derecha, sacar tu ojo derecho y echarlos de ti;50 para perder todos tus bienes, amigos, salud, todas las cosas que hay en la tierra, y así podrás entrar en el reino de los cielos.

Sermón 30

Sobre el sermón de nuestro Señor

en la montaña

Décimo discurso

Mateo 7:1-12

No juzguéis, para que no seáis juzgados.

Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados,

y con la medida con que medís, os será medido.

¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu

hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?

¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja

de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo?

¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y

entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se

os abrirá.

Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca,

halla; y al que llama, se le abrirá.

¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide

pan, le dará una piedra?

¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas

dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que

está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

Así que, todas las cosas que queráis que los hombres

hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos;

porque esto es la ley y los profetas.

 

 

1. Nuestro bendito Señor, una vez cumplido su principal propósito que era, en primer lugar, explicar la esencia de la religión verdadera, nos alertó en contra de las falsas interpretaciones humanas que dejarían sin efecto la palabra de Dios. Luego fijó las reglas con respecto a las buenas intenciones que deben guiar todas nuestras acciones, y por último, procedió a señalar los principales obstáculos con que tropieza esta religión para concluir con una conveniente aplicación práctica.

2. En el capítulo quinto nuestro gran Maestro describió detalladamente los diferentes aspectos de la religión interior. Expuso ante nosotros cuáles son las cualidades del alma de un cristiano auténtico; las actitudes que conforman esa santidad sin la cual nadie verá al Señor;1 y los sentimientos que son intrínseca y esencialmente buenos y aceptables delante de Dios cuando nacen de la fuente verdadera, de una fe viva en Dios por medio de Cristo Jesús. En el capítulo sexto nos enseñó cómo todas nuestras obras, aun aquellas que por naturaleza son indiferentes, pueden llegar a ser santas, buenas, y aceptables para Dios, si las hacemos con intención pura y santa. Todo lo que hagamos movidos por otro interés, carece de valor delante de Dios; mientras que toda obra consagrada a Dios, él la valora grandemente.

3. En la primera parte de este capítulo, Jesús señala cuáles son los obstáculos más serios y frecuentes para alcanzar esta santidad. En la última parte, nos exhorta de diferentes maneras a vencer todos los obstáculos para alcanzar el premio del supremo llamamiento de Dios.2

4. El primer obstáculo contra el cual nos alerta es el juzgar a otros: «No juzguéis, para que no seáis juzgados». No juzgues a otros para que el Señor no te juzgue a ti, para que la venganza no caiga sobre tu propia cabeza. «Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido»–por medio de esta regla simple y equitativa Dios permite que nosotros mismos determinemos cómo nos tratará Dios el día del juicio.

5. Contando desde el instante en que por primera vez nos arrepentimos y creímos en el evangelio hasta el momento en que llegamos a ser perfeccionados en el amor, no existe período ni etapa en la vida en que algún hijo de Dios pueda prescindir de esta advertencia. Nunca faltan ocasiones propicias para juzgar a otros y las tentaciones que se presentan son innumerables. Muchas de ellas aparecen tan hábilmente disfrazadas que caemos en pecado sin siquiera haber sospechado el riesgo, y los daños que esto provoca son imposibles de enumerar. Siempre resulta dañado el que juzga a otro, porque al hacerlo hiere su alma y se expone al juicio de Dios; pero a menudo también resultan dañados quienes son juzgados, porque bajan los brazos, pierden las fuerzas y ven obstaculizado su camino; tal vez a causa de esto salgan completamente del camino3 y retrocedan hasta su perdición. Sí, con frecuencia cuando brota alguna raíz de amargura muchos son contaminados4–por causa de los cuales el camino de la verdad es blasfemado,5y también es blasfemado el preciado nombre por el cual fuimos llamados.

6. Sin embargo, no parece que nuestro Señor hizo esta advertencia única o principalmente para los hijos de Dios, sino más bien para los hijos de este mundo, para aquellas personas que no conocen a Dios. Tales personas no pueden evitar escuchar acerca de otra gente que no es del mundo, hombres y mujeres que siguen la religión descrita anteriormente y se esfuerzan por ser humildes, responsables, amables, misericordiosos y puros de corazón. Saben que existen quienes desean fervientemente alcanzar la santidad, y mientras tanto hacen el bien a todos y soportan pacientemente sus males. Quien alcanza tal calidad de vida, no puede pasar desapercibido, así como una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.6 ¿Y por qué aquellos que ven sus buenas obras no glorifican a su Padre que está en los cielos?7 ¿Qué excusa ponen para no seguir sus pasos ni su ejemplo, para no imitarlos así como ellos imitan a Cristo?8

Pues lo que hacen es condenar a quienes deberían imitar a fin de justificarse a sí mismos. Dedican su tiempo a descubrir faltas en su prójimo en lugar de corregir las suyas propias. Se preocupan tanto por otras personas que se desvían del camino, que ellos mismos nunca llegan a transitarlo, o al menos nunca avanzan, nunca van más allá de una apariencia de piedad; una piedad muerta, sin fuerza.9

7. A ellos fundamentalmente están dirigidas las palabras de nuestro Señor «Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano», las inseguridades, los errores, la imprudencia, la debilidad de los hijos de Dios, «y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?» No te das cuenta de esa condenable falta de penitencia, de esa soberbia satánica, esa maldita obstinación, ese idolátrico amor por el mundo que están dentro de ti y que hacen que toda tu vida sea abominable para el Señor. Pero lo más importante, ¡con qué irresponsabilidad e indiferencia bailas al borde mismo de la boca del infierno! Y cómo, luego, con qué autoridad, decencia o modestia dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo–el excesivo celo de Dios, el absoluto renunciamiento, el desentenderse de preocupaciones y trabajos mundanos, el deseo de estar en oración noche y día, o de escuchar palabras de vida eterna–¡Y he aquí la viga en el ojo tuyo! No una «paja» como alguna de estas mencionadas. ¡Hipócrita! Pretendes preocuparte por los demás y no te preocupas ni por tu propia alma; haces alarde de tu celo por la causa de Dios, cuando en verdad ni le amas ni le temes. Saca primero la viga de tu propio ojo. Saca la «viga» de la impenitencia. Conócete a ti mismo. Reconoce que eres un pecador; que tus entrañas son maldad10, que eres corrupto y abominable11 y que la ira de Dios está sobre ti.12 Saca la «viga» de la soberbia. Aborrécete a ti mismo; húndete en polvo y ceniza. Considera lo pequeño, mezquino, malo y vil que eres. Saca la «viga» de la obstinación. Aprende qué significan las palabras «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo». Niégate a ti mismo y toma tu cruz cada día.13 Exclama con toda tu alma «He descendido del cielo» (porque en verdad así fue; tu espíritu es eterno aunque tú no lo sepas) «no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió».14 Saca la «viga» del amor al mundo. No ames al mundo, ni las cosas que están en el mundo.15 Tú estás crucificado para el mundo, y el mundo está crucificado en ti.16 Utiliza las cosas del mundo, pero disfruta sólo de Dios; encuentra en él toda tu felicidad. Pero, por sobre todas las cosas, saca la «viga» más importante: la apatía y la indiferencia. Piensa seriamente que «sólo una cosa es necesaria», y precisamente en «esa cosa» tú rara vez has pensado. ¡Reconoce que eres un pobre y vil gusano arrastrándote con tus culpas sobre el borde de un abismo! ¿Quieres saber qué eres? Un pecador nacido para morir, una hoja que se lleva el viento; eres como vapor pronto a desaparecer, apenas aparece se disipa en el aire y ya no se lo ve más.17 Primero debes ver todas estas cosas y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano. Sólo cuando te hayas librado de tus propios males, entonces sabrás cómo corregir a tu hermano.

8. Pero, ¿qué significa exactamente «no juzguéis»? ¿Qué tipo de enjuiciamiento es el que prohíbe este texto? En primer lugar, no es lo mismo que hablar mal de una persona, aunque a menudo ambas cosas van unidas. La diferencia radica en que «hablar mal» es contar algo malo acerca de una persona que está ausente, mientras que se puede juzgar a alguien que esté ausente o presente de manera indistinta, y para ello ni siquiera es necesario hablar; basta con pensar mal de otro. Aunque tampoco debemos creer que nuestro Señor condena todo mal pensamiento que podamos tener de los otros. Si veo a una persona cometer un robo o un asesinato, o la escucho blasfemar el nombre de Dios, no puedo evitar pensar mal del ladrón o del asesino. Esto no es juzgar mal; no hay pecado en esto, ni nada que sea contrario a una relación de afecto.

9. Lo que aquí se condena es la clase de juicio que implica pensar algo acerca de otra persona que sea contrario al amor. Esto puede hacerse de varias maneras: podemos pensar, por ejemplo, que alguien es culpable cuando en realidad no lo es. Podemos echarle la culpa (aunque sólo sea mentalmente) de cosas que nunca hizo–palabras que nunca pronunció, acciones que nunca llevó a cabo. O podemos pensar que su forma de actuar era equivocada cuando en verdad no lo era. Y aun en el caso de que no haya nada condenable ni en la acción en sí ni en su forma de actuar, podemos suponer que su intención no era buena, y condenarle por ello, al tiempo que quien escudriña los corazones ve que esta persona obraba con sencillez y sinceridad de Dios.18

10. En segundo lugar, no sólo podemos pecar por juzgar y condenar al inocente, sino por condenar al culpable con más severidad que la que merece. Esta clase de juicio es al mismo tiempo una ofensa contra la justicia y contra la misericordia; y sólo el más poderoso y tierno afecto puede librarnos de ella. Sin este amor estamos prontos a suponer que aquél que sabemos en falta es más culpable de lo que en realidad es. Subestimamos cualquier cosa buena que haya en él. Sí, una vez que encontramos algo malo en una persona, nos resulta muy difícil llegar a creer que todavía queden cosas buenas en ella.

11. Todo esto pone de manifiesto cuánto nos falta para alcanzar ese amor ou logizetai kakón, que no tiene malos pensamientos,19 que nunca saca conclusiones injustas o despiadadas, no importa qué indicios haya. El amor no presupone que porque una persona cayó en pecado una vez, eso significa que es culpable de hacerlo habitualmente. Y aun cuando haya sido culpable de hacerlo habitualmente en el pasado, el amor no concluye que todavía siga siendo culpable; mucho menos que por ser culpable de esto, también sea culpable de otros pecados. Esta clase de razonamiento corresponde a la manera errada de juzgar a los demás contra la cual nos advierte nuestro Señor. Si amamos a Dios, si amamos nuestras propias almas, debemos evitar caer en esto por todos los medios a nuestro alcance.

12. Pero supongamos que no condenamos al inocente, ni condenamos al culpable más allá de lo que merece; aun así es probable que no nos hayamos librado de la trampa. Es que existe una tercera clase de juicio errado: condenar a una persona sin contar con evidencia suficiente. Aun cuando lo que nosotros creíamos resultara cierto, eso no nos absuelve. No alcanzaba con creerlo, sino que los hechos debían ser probados, y hasta tanto no lo fueran no debimos haber juzgado. Digo «hasta tanto no lo fueran», porque aun cuando los hechos fuesen luego bien probados, no tenemos disculpa a menos que las pruebas hayan sido anteriores al juicio y corroboradas con la evidencia presentada por la otra parte. Tampoco tenemos disculpa si alguna vez llegamos a dictar sentencia antes de darle oportunidad al acusado de que se defienda. Aun un judío podría enseñarnos esto, como una simple lección de justicia, independientemente de la misericordia o amor fraternal. Recordemos lo que dijo Nicodemo, «¿Juzga acaso nuestra ley a un hombre si primero no le oye, y sabe lo que ha hecho?»20 También lo que dijo Festo, un pagano, cuando el jefe de la nación judía quiso que se sentenciara a Pablo, su prisionero, «No es costumbre de los romanos entregar alguno a la muerte antes que el acusado tenga delante a sus acusadores, y pueda defenderse de la acusación.»21

13. No caeríamos tan fácilmente en el pecado de juzgar a otros si tan solo siguiéramos la norma que otro romano pagano afirmó poner en práctica él mismo, «Tal es la distancia que me separa de creer con ligereza la evidencia que presenten todos los hombres o un hombre cualquiera en contra de otro, que ni siquiera creo fácilmente o en forma inmediata la evidencia que un hombre presenta contra sí mismo. Siempre le doy la oportunidad de recapacitar, y muchas veces también le doy consejo.»22 Tú, que eres cristiano, ve y haz lo mismo, no sea que los paganos se levanten en el juicio y te condenen.23

14. Si nos dejáramos guiar por la norma clara y expresa que nos enseñó nuestro Señor, rara vez nos juzgaríamos o condenaríamos unos a otros, y aun cuando llegáramos a hacerlo, al menos podríamos reparar el mal inmediatamente. «Si tu hermano peca contra ti», (o si eso es lo que oíste, o lo que crees) «ve y repréndele estando tú y él solos.» Este es el primer paso a seguir. «Más si no te oyere, toma contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.» Este es el segundo paso. «Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia»,24 ya sea a los veedores o a toda la congregación. Entonces habrás cumplido con tu parte. Encomienda todo a Dios y no pienses más en ello.

15. Pero supongamos que por la gracia de Dios tú has podido «sacar la viga de tu propio ojo» y ahora «ves bien para sacar la paja del ojo de tu hermano», aun así debes cuidarte de no resultar lastimado por tratar de ayudarlo. No des lo santo a los perros,25 y aunque no debes apresurarte a catalogar a nadie como tal, si resulta evidente que estas personas merecen tal apelativo, entonces recuerda que no debes echar perlas delante de los cerdos. Guárdate de tener celo de Dios que no es conforme a ciencia,26 ya que éste es otro gran obstáculo en el camino de quienes anhelan ser perfectos como el Padre que está en los cielos es perfecto.27 Quienes tienen este anhelo no pueden sino desear que toda la humanidad sea partícipe de esta bendición. Y cuando nosotros mismos participamos por primera vez del don celestial, de la divina convicción de lo que no se ve,28 nos preguntamos por qué el resto de la humanidad no ve aquello que nosotros vemos con tanta claridad; y no dudamos en absoluto que podremos abrir los ojos de todas las personas con quienes nos relacionamos. De allí que, sin demora, nos  lancemos al ataque de cuanta persona encontramos, instándolas a ver, quieran o no. Y por el fracaso de nuestro celo incontenible, a menudo provocamos sufrimiento a nuestra propia alma. Para evitar que derrochemos nuestras fuerzas en vano nuestro Señor agrega esta advertencia (útil para todos, pero muy especialmente para quienes ahora están viviendo el primer amor de su conversión):«No des lo santo a los perros, ni eches tus perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y te despedacen».29

16. «No des lo santo a los perros». Ten cuidado de no pensar que alguien merece este apelativo hasta que tengas prueba plena, irrefutable, hasta tal punto que ya no puedas negarlo. Pero una vez que se ha probado clara e indiscutiblemente que se trata de personas impuras y malvadas, que no sólo desconocen sino que son enemigos de Dios, de toda justicia y santidad de la verdad.30 A tales personas no des lo santotò ágion, lo santo, llamado así enfáticamente. La santa doctrina del evangelio–algo tan especial–el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades31 y que ahora nos es dado a conocer sólo por revelación de Jesucristo y por la inspiración de su Santo Espíritu, no debe prostituirse con personas que ni siquiera han oído si hay Espíritu Santo.32 Por cierto los embajadores de Cristo no pueden evitar predicar el evangelio ante la congregación, donde es posible que haya alguna de estas personas, ya que es nuestro deber hablar, escuchen o dejen de escuchar.33 Pero este no es el caso de los cristianos en forma individual. Ellos no tienen esa tremenda responsabilidad. De ninguna manera están obligados a imponer estas grandes y gloriosas verdades a quienes las contradicen y blasfeman, a quienes tienen una arraigada enemistad hacia ellas. No, no deberían tratar de hacer esto sino más bien sobrellevarlos de la mejor manera posible. No discurran con estas personas acerca de la remisión de pecados y el don del Espíritu Santo; en cambio háblenles a su modo, y según sus propios principios. Al racional, honorable e injusto epicúreo háblale acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero.34 Probablemente esta sea la mejor fórmula para que Félix se espante.35 Reserva los temas más elevados para personas que hayan alcanzado un nivel más alto.

17. «Ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos». En principio, muéstrate reacio a hacer tremendo juicio con respecto a otra persona. Pero si los hechos son claros e irrefutables, si es obvio más allá de toda discusión; si los cerdos no tratan de ocultar lo que son sino, por el contrario, se vanaglorian de su vergüenza; si ni siquiera tratan de aparentar pureza de corazón o de vida, sino que cometen con avidez toda clase de impureza;36 entonces, no eches tus perlas delante de ellos: No les cuentes acerca de los misterios del reino, acerca de cosas que ojo no vio, ni oído oyó,37 porque a causa de la ignorancia que hay en ellos y por haber perdido toda sensibilidad, estas cosas no pueden penetrar sus corazones; no pueden comprenderlas. No les cuentes acerca de las preciosas y grandísimas promesas38 que Dios nos ha dado en el Hijo de su amor. ¿Qué pueden saber acerca de ser partícipes de la naturaleza divina quienes ni siquiera sienten deseos de huir de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia?39 Tanto como los cerdos saben acerca de las perlas, y tanto como el entusiasmo que sienten los cerdos por ellas, así es el deseo que sienten ellos por conocer lo profundo de Dios.40 Y así es también el conocimiento de los misterios del evangelio que tienen quienes están inmersos en el barro de este mundo, en los placeres, deseos y preocupaciones mundanas. No eches estas perlas delante de ellos, no sea que las pisoteen, no sea que desprecien por completo lo que no llegan a entender, y hablen mal de cosas que no conocen. Probablemente éste no sería el único inconveniente: no sería extraño que, por su naturaleza, se volvieran y te despedazaran, devolviéndote mal por bien, maldición por bendición y odio por buenos deseos. Hasta ese punto llega la enemistad de la carne contra Dios y contra todas las cosas de Dios. Tal es el trato que puedes esperar de estas personas si les haces la imperdonable afrenta de tratar de salvar de muerte su alma,41 de arrebatarlos como tizones del fuego.42

18. Y sin embargo, no debes perder completamente la esperanza ni aun por quienes ahora se vuelven contra ti y te despedazan. Si todos tus argumentos y toda tu persuasión fracasan, aún queda otro recurso, un recurso que suele resultar eficaz cuando ningún otro método da buenos resultados. Es la oración. Por lo tanto cualquier cosa que desees o necesites, ya sea para otros o para tu propia alma, Pide, y se te dará; busca, y hallarás; llama, y se te abrirá.43 Ignorar esto es el tercer gran obstáculo en nuestro camino hacia la santidad. Aun así no tenemos porque no pedimos.44 ¡Cuánto más tolerantes y amables, cuánto más humildes de corazón podríamos haber sido este día si tan sólo lo hubiésemos pedido! ¡Cuánto más amor hubiéramos brindado a Dios y a las demás personas si nos hubiésemos mantenido constantes en la oración!45 Así que ahora, al menos pidey se te daráPide poder experimentar plenamente y practicar con perfección la religión que nuestro Señor describió de modo tan bello. Y se te dará la posibilidad de ser santo como él es santoen toda tu manera de vivir.46 Busca de la manera que él nos instruyó, escudriñando las escrituras, escuchando su Palabra, meditando en ella, haciendo ayuno, participando de la Cena del Señor, y seguramente hallarás. Hallarás una perla preciosa,47 esa fe que ha vencido al mundo,48 esa paz que el mundo no puede dar,49 las arras de nuestra herencia.50 Golpea: continúa en oración, y cumple con todas las cosas que el Señor instruyó. No dejes que tu mente se canse o desfallezca. Prosigue a la meta.51 No te rindas ante una negativa; no le dejes ir si no te bendice.52 Y te serán abiertas las puertas de la misericordia, de la santidad, del cielo mismo.

19. Compadeciéndose de la dureza de nuestros corazones, tan remisos a creer en la bondad de Dios, nuestro Señor tuvo a bien extenderse sobre este punto, repitiendo y confirmando lo que ya había dicho: «Porque todo aquél que pide, recibe», de modo que nadie quede fuera del alcance de su bendición; «y el que busca», todo aquel que busca, «halla» el amor y el rostro de Dios. «Y al que llama», a todo aquel que llama, se le abrirán las puertas de la justicia.53 No hay aquí, pues, motivo para que alguien se desanime pensando que pedirá, buscará o golpeará en vano. Sólo debemos recordar que es necesario orar siempre, buscar, golpear, y no desmayar.54 Entonces la promesa se mantendrá firme, tan firme como las columnas del cielo, o más firme aun porque el cielo y la tierra pasarán, pero sus palabras no pasarán.55

20. A fin de eliminar cualquier pretexto de incredulidad, en los versículos siguientes nuestro bendito Señor apeló a nuestros propios sentimientos para explicar mejor lo que ya había dicho. «¿Qué hombre hay de vosotros», preguntó Jesús, «que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?» Piensen en el cariño que ustedes sienten naturalmente, ¿creen que podrían rehusar una petición razonable de alguien a quien aman? ¿Que si les pide un pescado le darían una serpiente?56 ¿Seríamos capaces de darle algo que le lastime en lugar de darle algo de provecho? De modo que por lo que nosotros mismos sentimos y hacemos podemos tener la más absoluta certeza de que por una parte, ningún mal podrá sobrevenirnos a consecuencia de nuestra petición, y por otra, que será atendida de manera efectiva, supliendo todas nuestras necesidades. Pues si nosotros, siendo malos, sabemos dar buenas dádivas a nuestros hijos, ¡cuánto más nuestro Padre que está en los cielos, que es todo bondad, que es la esencia misma de la bondad, dará buenas cosas a los que le pidan! O como lo expresó en otra ocasión: «dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan!»57 En él están contenidas todas las cosas buenas: toda sabiduría, paz, gozo, amor; todos los tesoros de la santidad y la felicidad; todas las cosas que Dios ha preparado para los que le aman.58

21. Pero para que tu oración tenga valor delante de Dios, procura tener una relación de caridad con todas las demás personas; de otro modo, es más probable que acabes por echar una maldición y no una bendición sobre tu cabeza. No puedes esperar que el Señor te bendiga si no eres caritativo con tu prójimo. Por tanto, preocúpate por salvar este escollo cuanto antes. Reafirma tu amor al prójimo y a toda la humanidad. Y ámalos a todos, no sólo de palabra, sino de hecho y en verdad.59 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.60

22. Esta es la ley real, la regla de oro que contiene a la vez misericordia y justicia. Es esa ley que aun un emperador pagano ordenó escribir sobre el portal de su palacio;61 una regla que muchos creen que está grabada en la mente de toda persona que viene al mundo.62 Y hay mucho de cierto en esto, ya que tan pronto un ser humano la escucha, reconoce su valor y la incorpora a su conciencia y entendimiento. Tan es así que ninguna persona puede a sabiendas quebrantarla sin sentirse condenado por su propia conciencia.

23. Esto es la ley y los profetas. Todo lo que está escrito en la ley que Dios reveló a la humanidad desde tiempos remotos, y todos los preceptos que Dios dio a conocer por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio,63 todo está resumido en estas pocas palabras, todo está contenido en esta breve norma. Si la entendemos correctamente, ella encierra toda la religión que nuestro Señor vino a establecer aquí en la tierra.

24. Podemos entenderla en sentido positivo o en sentido negativo. Si la entendemos en sentido negativo, el significado sería: «Aquello que no quieres que los demás te hagan a ti, no lo hagas tú a ellos.» He aquí una norma sencilla, para tener siempre a mano, siempre fácil de aplicar. En todos los casos en que esté involucrado tu prójimo, haz de cuenta que se trata de ti mismo. Imagina que las circunstancias han cambiado y que tú te encuentras exactamente en la posición en que está él. Cuida, entonces, de no encolerizarte o pensar mal, que tus labios no emitan palabra, no hagas nada que hubieses condenado en él si las circunstancias realmente hubiesen cambiado. Si entendemos la regla en sentido positivo, significa simplemente, «Todo lo que razonablemente esperarías de él, suponiendo que tú estuvieras en su lugar, pues eso mismo haz tú, empeñando toda la fuerza de que seas capaz, con todos.»

25. Veamos uno o dos casos de aplicación práctica. Está claro en la conciencia de todo ser humano que no deseamos que otros nos juzguen, que piensen mal de nosotros sin razón o con ligereza, mucho menos que hablen mal de nosotros, que hagan público nuestros defectos o debilidades. Pues bien, aplica esto a tu propia vida. No hagas a otros lo que no quisieras que te hicieran a ti, y nunca más juzgarás a tu prójimo, nunca volverás a pensar mal sin razón o con ligereza, y mucho menos hablarás mal de él. Nunca mencionarás los defectos de una persona ausente, aun cuando sean reales, a menos que estés convencido que es absolutamente necesario para beneficio de otras almas.

26. Además, nos gustaría que toda persona nos apreciara y amara, y que nos tratara con justicia, misericordia y verdad. Y podemos desear razonablemente que nos hagan todo el bien que esté a su alcance sin perjudicarse ellos mismos. En lo que respecta a las cosas materiales (según la norma que conocemos) deberían renunciar a las cosas superfluas para darnos cosas que nos sean de utilidad, a las cosas que les son de utilidad para satisfacer nuestras necesidades, y a las cosas que les son necesarias para satisfacer una situación extrema. Ahora bien, sigamos nosotros la misma regla: hagamos a los demás como quisiéramos que ellos hicieran con nosotros. Amemos y respetemos a todas las personas; que la justicia, la misericordia y la verdad gobiernen nuestro pensamiento y nuestra acción. Renunciemos a las cosas superfluas para dar a nuestro prójimo cosas que le sean de utilidad (¿y entonces quién quedará con cosas superfluas?); renunciemos a cosas que nos sean de utilidad para responder a las necesidades de nuestro prójimo; renunciemos a nuestras necesidades para atender situaciones extremas de nuestro prójimo.

27. Esta es la moral pura y auténtica. Haz esto y vivirás.64 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios.65 Pero es necesario señalar que nadie puede vivir conforme a esta regla (nadie ha podido hacerlo desde el principio del mundo), nadie puede amar a su prójimo como a sí mismo, si no ama primero a Dios. Y nadie puede amar a Dios si no cree en Cristo, si no es redimido por su sangre,66 y el Espíritu mismo da testimonio a su espíritu de que es hijo de Dios.67 La fe sigue siendo, por tanto, la raíz de toda salvación, presente y futura. Sin embargo, debemos decir a todo pecador: «Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo.»68 Serás salvo ahora, para que seas salvo por toda la eternidad; salvo en la tierra, para que seas salvo en el cielo. Cree en él, y la fe obrará por el amor.69 Amarás al Señor tu Dios porque él te amó primero; amarás a tu prójimo como a ti mismo. Y luego será tu gloria y tu gozo poner en práctica y aumentar este amor, no sólo absteniéndote de hacer lo que sea contrario a él—todo pensamiento, palabra o acción que no sea bondadoso—sino mostrando a toda persona la misma bondad que quisieras que te mostraran a ti.

Videos y presentaciones

Haciendo planes para el 2012

En estas fechas que son propicias para planear la vida para el siguiente año, y que esta usted considerando vender algo, tome en cuenta el mensaje de esta presentación -de un click:

Valorandolavida_lacasagrisWan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s