Núm. 81, 29 de Enero, 2014

Editorial

Época III*Año LXXXIII*Período 2010-14*Núm. 81

Puebla, Pue., 29 de Enero de 2014

__________________________________________________________

edit.libertad2

La libertad en Cristo

Se ha hecho un estudio sobre la teoría de que la mayoría de las personas que creen en Dios y asisten a una actividad de la iglesia van con una sonrisa en el rostro.

Por fuera todo parece muy bien; pero internamente, rugen tormentas.

Algunas de estas sonrisas esconden dolorosas luchas: depresión, demasiado trabajo, ira, envidia, aturdimiento emocional, relaciones mal sanas, dependencias, o tal vez búsqueda de aprobación de los demás; hay personas en la iglesia que luchan con problemas que les controlan la vida.

No experimentan libertad ni una vida plena en Cristo. Más bien se encuentran atrapadas por un pasado. Algunas buscan ayuda, otras no.

¿A dónde pueden ir las personas que quieren ayuda, pero tienen miedo de pedirla?

Dios desea que haya libertad en cada corazón, que sea un lugar de sanidad y libertad.

Por esto vino Cristo y está al lado de cada mortal.

Tú, ¿lo escucharás?

¿Le dejarás que te de libertad?

Artículos

 Oscar G. Baqueiro

Pastoreo o Clericalismo

art.pastoreo.ogb 

Hoy por hoy, en  los ambientes eclesiásticos de las iglesias de la Cristiandad, parece prevalecer entre sus ministros, la preocupación de los asuntos litúrgicos más que la llamada cura de almas o cuidado personal de las ovejas. Lo que sucederá el domingo en los oficios pesa más en la mente de quienes ofician que la situación individual de los feligreses.

Esta despersonalización, que apoyan bien los instrumentos mediáticos, deshumaniza el trato personal entre pastores y ovejas y rebaja el valor y la fuerza de las relaciones espirituales que son tan necesarias e indispensables en los grupos religiosos, tengan el nombre que tengan. El culto es bueno, pero no es suficiente para cultivar la vida interior de los creyentes, sean legos o del clero.

Al concurrente a los templos le hacen bien la Palabra o las liturgias, al pastor u oficiante le falta sentir el apoyo emocional de quienes participan con él en las reuniones dominicales. Unos y otros son siempre susceptibles  de enfermedad, malos ratos y aun de la muerte misma, que es cuando los humanos necesitamos más de las personas que comparten nuestra fe.

Si en el tiempo que transcurre entre domingo y domingo no se pueden comunicar unos y otros en las urgencias de la existencia natural, entonces muy bien se pueden cuestionar el amor fraternal y el valor mismo de la institucionalidad que representan los cuerpos eclesiásticos.

El idioma mismo viene en apoyo de la idea que da nombre a este artículo. El pastor no es el dueño de las ovejas, solo las cuida, alimenta y llega a amar en razón del trato continuo. Opuestamente, la voz de donde viene clero, habla de heredero, que es una manera de ser dueño sin mayores preocupaciones respecto al rebaño, que es su posesión.

Por descontado debe darse que estas líneas pretendan antagonizar las relaciones entre quienes sirven y quienes son servidos en la vida cotidiana de las llamadas, aquí en México, asociaciones religiosas. Todo lo contrario, el propósito es lograr que la cordialidad sea lo cotidiano y corriente en las personas que integran los grupos religiosos locales y  múltiples, pues como todos sabemos, cada día es más difícil transcurrir nuestras existencias que siempre tienen sus más y sus menos.

Carlos Osma

En el desierto de la liberación

 art.en el desierto.c.osma

14/01/2014, Carlos Osma Opinión. Lupa Protestante

Ya hemos salido de Egipto, ya no somos esclavos, por eso sus órdenes y mandatos, sus condenas y desprecios no nos afectan. Ya hemos salido de Egipto, ya somos libres. ¿Por qué no salimos antes? Cuanto tiempo perdido, cuantos miedos absurdos y que poca valentía. Pero al final ya estamos fuera, y aunque nos propusiéramos volver ya no podríamos. Ahora nos vemos de otra forma, ahora sabemos que no somos esclavos, que no hemos nacido para tener la cabeza agachada diciendo sí a su forma y manera de ver el mundo. Nos avergonzamos de haberlos creído, de haber colaborado con su injusticia, de haber interiorizado sus mentiras. Ahora somos libres, ahora decidimos nosotras y nosotros, cada uno desde lo que es, desde lo que siente y lo que piensa. No somos seres divinos, poderosos o influyentes; simplemente somos libres.

Y nuestra libertad no puede ser vivida en Egipto, allí no tiene espacio ni sentido. Nuestra libertad nos lleva directamente hacia la nada, hacia el desierto. Allí nos encontramos, nos apoyamos y ayudamos. Allí nos reconocemos hermanas y hermanos para construir una nueva familia, una comunidad de iguales que siempre recordará que un día fue esclavizada en Egipto. Son absurdas las voces que nos invitan a regresar a Egipto, a esperar que su mundo cambie para saber si nuestra suerte cambia con él. Pero ya no queremos, no nos gusta ese mundo. No queremos formar parte de lugares donde los seres humanos no son respetados tal y como son, o donde sus maravillosos talentos son escondidos en nombre de una ideología opresiva. Su mundo no es el nuestro, y hemos decidido ir en búsqueda de un mundo mejor. En búsqueda de una tierra nueva donde “el lobo y el cordero pacerán juntos, y el león comerá paja como el buey, y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo nombre, dice el Señor.” (Is. 61,25) .

En el desierto de la liberación nos encontraremos tentaciones, engaños más o menos disfrazados de voluntad divina. Allí se nos recordará que necesitamos ser alimentados, que corremos el peligro de no ver saciada nuestra hambre de justicia. Y tendremos que decirles que Jesús, la Palabra de Dios, es quien nos justifica, nada ni nadie más. También nos dirán que sólo desde el Templo de su Dios estamos seguros, que dejándonos caer en el vacío de sus teologías diabólicas obtendremos la salvación. Y tendremos que explicarles que no necesitamos poner a prueba a nuestro Dios, que ya sabemos que él nos ha salvado tal y como somos. Finalmente pondrán su mundo a nuestros pies a cambio de vendernos, de volver a escondernos, de volver a engañarnos a nosotros y a los demás. Y tendremos que reprender al diablo que nos ofrece esto, y decirle que sólo adoramos y seguimos al Dios verdadero que anima a ser y vivir en la verdad.

En el desierto de la esperanza también está Dios, eso lo sabíamos desde el principio porque Ella nos empujó a salir de Egipto en su busca. Dios está a nuestro lado, revelándose de una forma nueva y diferente. Ahora le descubrimos como una amiga, como nuestro aliado. Ahora sabemos que quiere estar con nosotros y que desea que le construyamos un Tabernáculo. No será como los grandes templos de Egipto, será una humilde y rústica construcción, la que podemos hacer viviendo en el desierto. Pero allí es donde se nos revela a nosotras y nosotros, ese es el lugar que ha elegido para mostrarnos quién es y borrar todos los engaños que habíamos creído sobre lo que Él demanda y quiere. Quitemos de nuestra mente todo pensamiento de que Dios no se nos puede revelar en el desierto y en lugares tan poco religiosos. Es el lugar que Ella ha escogido para venir con nosotros. Un Tabernáculo que nos pide que construyamos nosotras y nosotros, porque aunque no somos dignos, Él nos ha pedido que lo hagamos. Un Tabernáculo inclusivo donde todas y todos puedan encontrar de una manera nueva a Dios, donde todas y todos puedan sanar las heridas que los dioses Egipcios han dejado en su cuerpo, donde cada persona liberada de la esclavitud del Faraón pueda ser apoyo de quiénes día a día siguen escapando del terrible Egipto.

Seguimos caminando hacia la Tierra Prometida, pero ciertamente todavía la vemos lejos. Es posible que estemos dando vueltas al desierto, que todavía no estemos preparados para entrar, o que debamos esperar a más gente que aún no se ha atrevido a cruzar el Mar Rojo. Pero llegaremos, más tarde o más temprano llegaremos y nuestra esperanza será saciada. Mientras tanto vivimos donde Dios ha querido traernos, en el desierto de la tentación, pero también de la revelación. En ese desierto somos más libres que nunca, y más felices de lo que jamás hemos sido. Pero nuestra necesidad no ha sido saciada del todo, porque aunque sabemos que tenemos con nosotros a nuestro Salvador, somos conscientes de que la promesa divina es mucho mayor. No nos conformamos, anhelamos todavía más, para nosotras y nosotros, y para millones de personas más.

Carlos Osma es licenciado en Ciencias Matemáticas y profesor de un instituto de secundaria en la provincia de Barcelona. Es miembro de la Església Protestant Barcelona-Centre (Església Evangèlica de Catalunya-IEE).

La necesidad de evangelizar

art.michoacan.

El fin de semana del 11 y 12 de enero, en ciertas comunidades de Michoacán, se suscitaron  actos de violencia por parte del movimiento civil denominado “Auto Defensa”, surgido en la comunidad de Tepalcatepec debido a diversos actos de corrupción por parte del cartel “Los Templarios”; entre ellos, el abuso sexual a mujeres, jovencitas y niñas . Estos enfrentamientos han tenido como consecuencia la pérdida de vidas de civiles, por lo que los pobladores piden justicia al Gobierno Municipal y Federal; ahora el Ejército Nacional se ha implantado en Michoacán, enfrentándose a fuego cruzado con la Auto Defensa siendo el resultado, más muertes y más violencia. El panorama es gris, frustrante, violento, corrupto, diabólico.

Ante esta realidad, la Iglesia debe ejecutar el papel por el cual nuestro Señor Jesucristo la instituyó en la tierra y actuar como la luz del mundo, la voz profética, el ejemplo para vivir en santidad. Jesús dice “El que me quiera seguir niéguese a sí mismo, y tome su cruz y sígame” (Mateo 16:24). Entonces, los seguidores de Cristo (La Iglesia) debemos de negarnos a nosotros mismos, negarnos a nuestras  comodidades, negar nuestro “yo” como principio dominante en nuestras vidas, poniendo la voluntad de Dios como prioridad en nuestra mente, corazón y ser; siendo así nuestro rey el Espíritu de Dios.

 Así viviremos en un estado de crecimiento en la santidad divina. Tomar nuestra cruz es abandonar nuestros malos hábitos, el servir a otros dando nuestro tiempo en oración, escuchar a los que sufren. Nuestra cruz puede ser dejar de practicar un deporte para dar ese tiempo a la oración y lectura bíblica; dejar un sueño propio como la adquisición de cosas no necesarias, y ofrecer apoyo a los necesitados, entre otros aspectos.

Seguir a Cristo es seguir al líder, romper con el pecado, la discriminación, la corrupción, la falta de amor ante la necesidad, injusticia y pérdidas humanas que viven comunidades como las de Michoacán.

La acción de la Iglesia es orar por la comunidad violentada, pero también es anunciar el evangelio a los amigos, vecinos, familiares para evitar que se repita esta violencia en nuestras entidades.

Actualmente, muchos jóvenes son delincuentes en potencia que se están preparando para robar, matar, ser corruptos, violentos, servir a los cárteles en México y/o fuera del país, ser violadores, pederastas, prostitutas, drogadictos, etc.

Si la Iglesia ilumina con el amor del evangelio a estos jóvenes, su camino será corregido para negarse a sí mismos, tomar su cruz, seguir a Cristo y crear una nueva comunidad basada en el respeto y paz en Cristo.

Pbro. Guillermo Niño Fernández

Comisión de Evangelización y Discipulado de la CAM

 

Nuestro corresponsal, Horacio Ríos nos envía la nota adjunta, con la colaboración que mucho le agradecemos:

Saludos Donato:

Te adjunto un artículo del periódico en catalán Naciódigital.cat sobre la distinción hecha a Franklin Albricias Goetz (1892-1972) un pastor metodista español, cuyo padre converso fue uno de los primeros pastores metodistas en España.
 
Tuve el privilegio de conocer a su hermano menor Lincoln y su esposa, en Barcelona durante mis años de editor de El Aposento Alto y en varias ocasiones me invitaron a comer en su casa en el centro de Barcelona.
 
Otro de sus contemporáneos fue el Dr. Daniel Mir, que fue pastor metodista en Barcelona y durante la persecución del Franquismo se exilió a Francia de donde emigró a México en los años 40, y se radicó en Monterrey donde daba las clases de Francés en el Instituto Laurens.
 
En una ocasión tuve el privilegio de predicar en la Iglesia Metodista Evangélica de Rubí (Barcelona) donde él fue pastor.
 
El Dr. Mir, por razones de nuestra política sobre clérigos extranjeros no fungió como pastor, pero fue activo en la comunidad y conocido como “El Consejero del Aire” (por su obra ‘pastoral” de consejería por medio de la radio).
 
También por su amor al soccer por ser español, fue uno de los fundadores del Club de Fútbol Monterrey (Rayados). Como sabes, el fútbol entró a México por los mineros metodistas ingleses en Pachuca.
 
Tristemente, en México desconocemos mucho del Metodismo en España. Tal vez este artículo sea de interés para los lectores de El Evangelista  Mexicano. 
 
Saludos
 

Los Albricias

art.hrios

Funcionarios del Ayuntamiento de Alicante e invitados.

«La historia del protestantismo es, todavía hoy, una historia subterránea.

Y conocerla nos hace conocernos mejor a todos nosotros»

NacióDigital.cat      11/07/2013

art.f.Albricias.2El ayuntamiento de Alicante, en manos del PP, acaba de poner a una plaza de la ciudad, en el barrio de Babel, el nombre de Franklin Albricias Goetz (1892-1972).

La ceremonia de rotulación ha sido llevada a cabo por la alcaldesa, acompañada, simbólicamente, por representantes de la logia masónica Constante Alona y de la iglesia evangélica local, de tradición metodista.

Debo confesar la sorpresa que me ha causado esta noticia, totalmente inesperada, dado el perfil del personaje ahora homenajeado. Franklin Albricias, pedagogo y humanista, enseñando y literato, con carnet del Hércules de la primera hora, era masón en la logia Numancia, con el nombre de “Teófilo”, y pastor protestante, como su padre y su hermano. Hombre de ideas progresistas y fervientemente republicano, pertenecía al Partido Republicano Radical Socialista, de Marcelino Domingo, y más adelante a Acción Republicana e Izquierda Republicana.

Fue teniente de alcalde del ayuntamiento republicano alicantino, con Lorenzo Carbonell, otro protestante, a la alcaldía, y ocupó la presidencia de la Diputación hasta la entrada de las tropas franquistas. Salió de su ciudad, la madrugada del 28 de marzo de 1939, a bordo del carbonero inglés Stanbrook, donde se arracimaban más de dos mil personas, en unas condiciones infrahumanas, en dirección a Orán.

A Constantine (Argelia) se estuvo durante dos décadas, dedicado, fundamentalmente, a su labor de pastor protestante, ya que contaba con una base de compatriotas de esta confesión religiosa, establecidos allí desde un siglo antes, los que hablaban el “patuet”, el dialecto catalán de Argelia, utilizado por la numerosa inmigración procedente de Alicante, Elche, Santa Pola, Parcent, Menorca, etc.

Acabó por establecerse en Suiza, donde ya había hecho de joven los estudios de magisterio, y murió en el cantón suizo de Vaud, ya ciego, hace unos cuarenta años. Su hermano Lincoln (Alicante 1897-Barcelona 1992), se exilió también en Argelia donde, durante veinte años, fue pastor de una iglesia metodista en Orán, hasta que, ya jubilado, regresó a la tierra de los padres.

Franklin y Lincoln, son unos nombres que ya son toda una declaración de principios, eran hijos de un personaje destacadísimo: Francisco Albricias y Baca (1856-1934), un barcelonés forjado en Rubí, donde fundó una escuela, el Casino Rubinense y un periódico republicano. Por no quitarse el sombrero al pasar el viático por delante de su casa, ha de dejar Rubí, por el acoso legal de que fue objeto, y finalmente, desterrado de la población, acabó estableciéndose en Alicante, el destino adecuado, por el clima, para la salud de su esposa. Antes había sido pastor en Monistrol de Montserrat y se había formado como maestro y teólogo, en Suiza. Casado con Julia Goetz Maurer, de familia protestante alsaciana, es en Alicante donde desplegó toda su potencialidad como pedagogo. Murió en Barcelona, en el verano de 1934.

Fue en Alicante donde, en 1897, fundó la Escuela Modelo, aventura pedagógica colosal, por donde pasaron miles de jóvenes, hasta 1937, en que el desenlace de la guerra en forzó al cierre. De ahí salieron el primer alcalde republicano de la ciudad, el presidente de la Diputación republicana, o el director general de Enseñanza Primaria de la República, Rodolfo Llopis, futuro dirigente del PSOE-histórico, en el exilio. Francisco Albricias estuvo delante, durante años, los protestantes de tradición presbiteriana y metodista de todo el estado, a los que representó en numerosos eventos, congresos y encuentros internacionales, tanto en Europa como en América y tradujo al español varias obras de autores extranjeros, sobre temática religiosa, siempre desde una perspectiva evangélica.

Los 40 años de Escuela Modelo constituyen la página más brillante del protestantismo en nuestro país, en materia educativa. Llegó a ser el centro educativo más moderno del estado, de acuerdo con las tendencias más avanzadas que entonces se conocían en Europa. Y la escuela se convirtió en mucho más que una escuela.

El primer museo de Alicante fue, precisamente, el de la escuela Modelo, un centro donde se enseñaba a los alumnos a interesarse por el arte, la música, la historia, la ciencia, de modo que retratos de los grandes inventores de todo el mundo presidían el interior de las aulas, junto a los grandes literatos de todas las épocas. La escuela tenía una sala de proyección, donde también se representaban sainetes y obras teatrales, con frecuencia en la lengua del país, y sobre todo una banda de flautines y tambores que desfilaba por el centro de la ciudad, en los días señalados, logrando captar la simpatía y la atención de los transeúntes. La escuela formó una biblioteca muy importante, además del museo, el cual fue objeto de la devastación franquista que se incautan del local y sus bienes, primero instalando allí el ejército de ocupación y luego la falange. La dictadura restituyó no el edificio, sino el empleo, con un precio simbólico absolutamente vergonzoso, a la comunidad protestante que lo había creado y sostenido.

Me ha parecido que, de vez en cuando, es bueno que conozcamos páginas de nuestra historia que no por desconocidas son inexistentes. Y más aún si, como en este caso, permiten acercarnos a la minoría religiosa más importante del país, después de la católica, una parte, pues, de nuestro pueblo.

La historia del protestantismo es, todavía hoy, una historia subterránea. Y conocerla nos hace conocernos mejor a todos nosotros. A veces personajes singulares, que han tenido un papel preponderante en su época, acaban engrosando las filas infinitos del olvido. Me parecía de justicia recordarlo, más aún si, como es el caso, no hablamos de una sola persona, sino de toda una verdadera saga familiar: los Albricias.

César Vidal Manzanares

 

Diez recomendaciones para 2014

 art.10 recomend.cesar

En esta época de maldad,

lo que debemos hacer es juzgar menos y ayudar más.

 

13 DE ENERO DE 2014

1. Recordemos que ha habido épocas peores. Algunos hasta las hemos vivido. Si vuelvo la vista atrás no puedo decir que en los años sesenta o setenta hubiera nada mejor que lo que ahora vivimos. Ni en sanidad, ni en acceso a la educación, ni en bienestar, ni en consumo, ni en cobertura social, ni en pensiones, ni en ayuda a los desempleados, ni en comunicaciones,… ni en alimentación ni en nada.

Sí, es cierto que éramos más jóvenes, pero eso no lo puede solucionar ningún gobierno. Si de situaciones peores salimos – recuérdese lo que fue la mayor parte del siglo XX- saldremos también de ésta.

2. No esperemos que otros solucionen nuestros problemas. A lo largo de la Historia de España los problemas de los españoles nunca han sido solucionados por otras instancias por mucho que se auto legitimen o se den autobombo. A decir verdad, han contribuido no poco a sembrar la desgracia – cuando no a promover el derramamiento de sangre – y por ello lo más sensato es no esperar nada de ellas – desde luego, nada gratis – y mirarnos a nosotros mismos para intentar salir adelante.

En términos generales, hasta hace poco, cualquier tiempo pasado fue considerablemente peor. Si queremos solucionar algo, pongámonos a ello.

3. En época de indecencia, propongámonos ser más decentes que nunca. Bajo ningún concepto nos sumemos al desplome de la veracidad, al todo vale o al venderse al mejor postor. Frente a las carencias, lo que se necesita es suplirlas no aumentarlas.

4. No nos dejemos llevar por la amargura. El resentimiento o el rencor son cargas muy pesadas incluso en tiempos de bonanza. Pueden aplastar a cualquiera en épocas de dificultad. Deshagámonos de ellas si es que las sufrimos.

5. Estemos dispuestos a perdonar. Desde luego, ocasiones no van a faltar. Pero además el perdón es restaurador y nos libera. Incluso nos asemeja a Dios. Por añadidura, en esta época de maldad, lo que debemos hacer es juzgar menos y ayudar más.

6. Calibremos lo verdaderamente importante. Durante demasiado tiempo se ha vivido con la idea de que la vida merece la pena si se llena de cosas. Es comprensible teniendo en cuenta la escasez de siglos, pero va siendo hora de llenar lo que tenemos – mucho o poco – de vida.

Recuperemos el tiempo con nuestra familia o los amigos y no dejemos que otros nos dicten lo que hemos de hacer con nuestras existencias apelando a la dictadura de lo políticamente correcto o cualquier otro dogmatismo. Si destruye su matrimonio o su vida familiar o su amistad con alguien querido nadie de los que tanto gustan de modelar la sociedad vendrá a echarle una mano.

7. No nos dejemos engañar por demagogos ni salvadores. Si fuera tan fácil arreglar el mundo, ya lo habrían hecho con sus fórmulas mágicas y, de momento, está por ver. En realidad, la mayoría sólo intenta sacar beneficio del río revuelto. En lo que dependa de nosotros, no lo consintamos.

8. Trabajemos con dignidad y orgullo. No permitamos que el desánimo se apodere de nosotros. Estamos trabajando por nosotros y por los nuestros. Por eso vamos a hacerlo bien. No, mejor aún, lo vamos a hacer de manera excelente.

9. No perdamos la esperanza. No es cuestión de engañarse creyendo mensajes interesados, pero tampoco podemos olvidar que sólo podemos cosechar aquello que previamente hemos sembrado.

Plantemos las semillas de la esperanza, con paciencia y con los ojos puestos en el futuro y eso será lo que segaremos; y por último:

10. Dirijámonos a Dios con confianza. Tanto para pedirle ayuda en nuestras dificultades como para darle las gracias por lo que nos otorga. Me consta que algunos de los que leen los posts de este muro son agnósticos o incluso ateos. No importa. Si no creen en Dios, Dios sigue creyendo en ellos y está dispuesto a escucharlos. Si hacen la prueba, no se arrepentirán.

Y ahora sí: feliz 2014.  ¡¡¡Que Dios les bendiga!!!

 ©Protestante Digital 2014

Año viejo, año nuevo

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un año en blanco

 

Este nuevo año es un proyecto en blanco.

Pero el futuro en blanco siempre es ilusión si sabemos cómo escribir.

 

01 DE ENERO DE 2014

Comienza 2014. Un momento creado por el ser humano para marcar el paso del tiempo, el cambio de año. ¿Por qué ahora? Porque sí, porque artificialmente se ha establecido de esta manera en nuestra cultura occidental.

Y el caso es que para muchos 2013 se trata de un año en blanco. Salvo por el acúmulo del polvo de problemas, de manchas y borrones. Pero en definitiva, un año en blanco salvo los disgustos y penas.

Tener en blanco el pasado es siempre malo. Significa que ha estado vacío de contenido real. O que se ha llenado del vacío del olvido, sin nada importante que recordar. La tinta blanca de la rutina a menudo ocupa líneas y líneas que impiden escribir lo verdaderamente esencial. Y caer en la rutina es fácil.

Y al hablar de cosas importantes que recordar no hablamos de éxito, de dinero, de grandes hechos. Hablamos de las tres cosas que para la vida son básicas: fe, esperanza y amor (¡lo dicen hasta los psiquiatras!). Tres factores que si hacemos que dejen de ser teóricos, se convierten en tinta indeleble en la práctica de nuestras vidas, de este año que comienza.

Fe en el futuro, no por lo que digan los políticos y economistas, incluso a pesar de ellos. Porque la confianza es válida dependiendo de en quién o en qué la depositamos. Y la confianza es el motor que nos lleva a esforzarnos en momentos buenos o malos, con el viento a favor o en contra de cualquier obstáculo.

Esperanza por lo que esperamos. El que tiene fe lucha, y el que se esfuerza debe saber que espera cosas concretas. Para 2014, por ejemplo. Metas concretas, objetivos soñados.

Y amor. No sensiblería. No un ñoño mensaje sms o una postal de fotoshop  con una frase a tono. Amor es entrega, disposición a pensar en el otro, voluntad de ponernos en segundo o tercer lugar para buscar lo que es mejor para quien tenemos próximo, comenzando por nuestra familia, nuestro trabajo, nuestro barrio… nuestra sociedad global.

Este nuevo año es un proyecto en blanco. Pero el futuro en blanco siempre es ilusión si escribimos con fe, esperanza y amor.

Todo está por hacer, pero a la vez casi todo es posible. No por confiar en lo que es inconsistente, ni por esperar lo que es vano. Ni sembrando o buscando un amor rosa y estéril.

Pero sí puedes descansar en el Dios del que habló Jesús, que posee todos los ingredientes indispensables para escribir tu vida este año. Una vida que seguro que tendrá momentos difíciles, con renglones torcidos, con letras que unas veces reirán y otras brillarán como lágrimas.

Que cuando acabe 2014, y vuelvas a leer los meses pasados, puedas (podamos) ver que no ha sido un año más, un año en blanco, sino que está lleno de una fe sólida, con la espera gozosa de metas realizadas a través del amor.

Dios también quiere escribir en 2014, en nuestros corazones. El confía en nosotros, en que le busquemos. Y espera que respondamos a su amor, porque es lo mejor que puede ocurrir en nuestras vidas.

Sigamos la estrella que nos lleva al niño de Belén, el del pesebre y la futura cruz vacía. Confiemos en que Él es también verdadero Dios, y esperemos por eso cosas maravillosas más allá de lo racional en nuestra vida. De hecho, ¿hay algo más irracional que un Dios todopoderoso convertido en un pobre niño indefenso, sólo para que podamos confiar, esperar y entender su amor?

Feliz escritura en este año. Tu libro está en blanco, y ahora todo depende de ti, porque de lo imposible ya se ha encargado y encarga Dios.

Editado por: Protestante Digital 2014

Víctor Rey Riquelme

 

La crisis de la educación teológica

y la sociedad

 art.crisis.educacion_teologica

20/01/2014, Víctor Rey Riquelme Cultura, Opinión, Teología. Lupa Protestante

«La educación no consiste sólo en aprender de los libros memorizando algunos hechos, sino también en aprender a mirar, a escuchar aquello que los libros dicen, tanto si lo que dicen es verdadero como si es falso. Todo eso es parte de la educación. La educación no es un mero pasar los exámenes, conseguir un título y un empleo, casarse y establecerse, sino también saber escuchar a los pájaros, ver el cielo, la extraordinaria belleza de un árbol, la forma de las colinas; es sentir todo eso, estar realmente, directamente en contacto con ello, cosa factible a cualquiera que puede leer…» (J. Krishnamurti)

Cualquier proceso educativo se desarrolla siempre en escenarios socioculturales móviles y cambiantes. La educación teológica no está exenta de esta exigencia. Cualquier fenómeno educativo se sitúa permanentemente buscando equilibrios, por lo general inestables, entre fuerzas de adaptación y fuerzas de cambio.

De un lado la educación no es otra cosa que un amplio proceso de transmisión de la cultura dada y heredada de antemano, de aquí que posea una importante función conservadora. Pero al mismo tiempo la educación es también el instrumento mediante el cual se estimula el cambio, se facilita la innovación, se crean en definitiva nuevos procesos culturales de transformación individual y colectiva, de aquí que la educación se constituya así en un factor de desarrollo, en un factor de cambio social y personal. La educación en consecuencia, posee una naturaleza crítica, dialéctica y compleja, dado que se mueve entre los límites de la conservación y la innovación y está sujeta a interacciones, retroacciones y recursiones.  Tener presente este postulado es de suma importancia para hacer una aportación en la renovación de la educación teológica.

Tanto desde un punto de vista ontológico como epistemológico, los saberes educativos son necesariamente saberes críticos, tanto por el carácter inestable e incierto de los procesos educativos en relación a los contextos sociales de cambio y conservación, como por la naturaleza de los sujetos que hacen y participan en la educación. Pero además, este carácter crítico, que procede de la complejidad de los contextos y de los sujetos que participan, posee a su vez un carácter práctico. Un carácter práctico, porque educar es ante todo y sobre todo un hacer en, con, para los sujetos que se educan, por lo que exige continuas acciones y reflexiones de recreación, reconstrucción y reorientación. Decir por tanto que la educación está en crisis, es algo obvio, porque su propia naturaleza es de por sí crítica. Esto es algo importante en cuanto a la educación teológica ya que tanto en la vertiente católica como en la protestante las instituciones que la imparten vienen y son sostenidas por los sectores más conservadores. Asumir en  esos estamentos una actitud crítica muchas veces es ir en contra de lo establecido.

La particular situación de inestabilidad de la educación ocasionada por sus tendencias estabilizadoras y por su necesidad de incorporar y provocar cambios, unido al hecho del importantísimo papel que juega en los cambios sociales y personales, han hecho que cada vez se vayan depositando en los estudiantes nuevas competencias y responsabilidades. Sin embargo, este hecho ignora, que escolarización y educación son procesos de naturaleza diferente, además de que adolece de un optimismo exagerado en las posibilidades de las instituciones escolares y/o educativas. De este modo, se oculta y exculpa la incapacidad o ausencia de voluntad de los gestores políticos y sociales para hacer frente a los factores y causas sistémicas que están en la base de los grandes desequilibrios e injusticias sociales del planeta. Pensar por tanto que únicamente mediante educación formal o informal seremos capaces de resolver todos los problemas sociales de nuestro siglo, no deja de ser una ingenuidad e incluso una irresponsabilidad. No obstante, creer que estos problemas pueden afrontarse sin educación es un error fatal. Como dijo alguien: “La teología no va a cambiar el mundo, pero sin teología no cambiará”. La educación teológica por tanto, es condición necesaria e indispensable para el cambio social, pero en ningún caso resulta suficiente y mucho menos cuando ésta se reduce a determinados espacios de tiempo que los individuos utilizan para obtener titulaciones. Atribuir entonces a los sistemas y procesos educativos la culpabilidad de todos los males sociales, sería una manera de ocultar la falta de voluntad política o de capacidad gestora para hacer frente a los mismos. Sería en suma ignorar el componente educativo y pedagógico de toda praxis social o política y el componente social y político de toda práctica educativa o pedagógica.

Más allá de las tensiones entre conservación e innovación, tensiones que forman parte de la naturaleza intrínseca de los procesos educativos, cuya dinámica oscila permanentemente entre lo nuevo y lo viejo y entre las ideas previas y los nuevos conceptos, lo que aquí intentamos mostrar, es que la educación teológica está en crisis porque sus estructuras, sus funciones, sus procesos y sus productos no tienen la capacidad de responder a la realidad cultural y social del siglo XXI, no son capaces de afrontar las contradicciones y problemas surgidos con la crisis de la modernidad. Pero hay más. Ni incluso las competencias que la vieja sociedad industrial exigía de los sistemas educativos han podido materializarse, de tal modo que en la segunda década del siglo XXI, tenemos aun 69 millones de niños y 774 millones de adultos sin acceso a la educación y otro tanto analfabetismo funcional, como demuestran los informes internacionales de evaluación. Y todo ello unido a la permanencia de unos seminarios e edificios que permanecen en su mayor parte anclados en el arcaico, académico y libresco tradicionalismo pedagógico de las sociedades agrarias, aunque al mismo tiempo se pretenda disfrazar la modernización con novedosos recursos tecnológicos.

Nuestro seminarios e instituciones teológicas, nuestras concepciones de la educación miran excesivamente al pasado, añoran un sistema educativo que tenía su utilidad de cara a la formación del ser humano moderno e industrial.

Un sistema que en la actualidad se muestra simplemente incapacitado para hacer frente a la crisis y a la sociedad del futuro. Hoy, cuando asistimos al desmantelamiento del “Estado del Bienestar” y de la “Escuela Pública” y al florecimiento de todo “lo privado” incluyendo las instituciones educativas, hoy cuando vemos como desde diversas instancias se reivindican instituciones educativas fuertemente competitivas y selectivas orientadas al darwinismo social de la excelencia, comprobamos cómo todo el sistema en su conjunto y específicamente la vida y las prácticas educativas cotidianas de nuestras aulas, no responden a las necesidades de una sociedad de cambios acelerados y en la que aparecen cada vez nuevos problemas y contradicciones

Asistimos a una especie de nostalgia por aquellos sistemas en los que había que atiborrarse de conocimientos inútiles suministrados por la figura de un profesor autoritario al que había que obedecer sin rechistar y en los que necesariamente había que pasar exámenes mensuales, trimestrales, finales, etc, que únicamente superaban una minoría de estudiantes obedientes, atemorizados y de las clases medias urbanas. Sin saber qué hacer con las nuevas posibilidades de autonomía y flexibilidad que brindan muchas de las leyes y normas educativas, se siguen añorando aquellos diseños centralizados y homogéneos para los que se contaba con un rol docente claro, preciso y dotado de poder. Si en la década de los sesenta las acreditaciones académicas contribuían de forma importante a la promoción social para la minoría que estudiaba, hoy asistimos en las sociedades supuestamente desarrolladas, a un panorama desolador, mayoritariamente caracterizado por la masificación de un alumnado desmotivado y obligado a soportar la carga de una escolarización no deseada, en el que las titulaciones ya no tienen el peso específico de promoción social que antaño ofrecían.

A todo esto, hay que añadir también, la delicada y especial situación de un profesorado angustiado, desmotivado, subordinado a exigencias burocráticas y de todo tipo. Un profesorado, que al perder su prestigio social, ve al mismo tiempo como se le castiga recortando sus salarios y empeorando sus condiciones laborales, al mismo tiempo que le multiplican sus competencias profesionales y todo ante unas administraciones educativas que hacen muy poco o nada por evitarlo. Pero además, tenemos que sumar a unas familias en gran parte desestructuradas o en su defecto, desorientadas para hacer frente a las necesidades educativas de sus hijos. Un panorama que se presenta con una especial gravedad, cuando lo inscribimos en una gigantesca crisis de civilización que pone en peligro el planeta entero. No podemos olvidar que nuestros sistemas educativos surgieron precisamente con el industrialismo y bajo su modelo y concepciones organizativas.

La idea de concentrar grandes masas de alumnos en un edificio para ser trabajadas por unos operarios denominados profesores y bajo una dirección centralizada y profundamente burocrática, es sin duda una concepción netamente industrial. Se trataba de conseguir unos productos o titulaciones intercambiables en el mercado, para cuya obtención era necesario superar una serie de controles especializados y disciplinarios. Dicho con otras palabras: la escuela era la institución por antonomasia que se encargaba de producir y reproducir técnica e ideológicamente la fuerza de trabajo.

Todo estaba subordinado a las finalidades explícitas e implícitas del industrialismo ya fuese en su forma capitalista o socialista-soviética: espacios, edificios, horarios, reglamentos, normas disciplinarias, estandarización, eficacia, rendimiento, programas, metodologías, mitos, estereotipos, inculcación ideológica, titulaciones, ciclos, etapas, cursos y niveles. Las finalidades fundamentales consistían en la capacitación de los individuos para comprender e interiorizar conceptos, así como para manejar una reducida gama de procedimientos indispensables para la industria, al mismo tiempo que un breve y compacto núcleo de creencias. Unas creencias que básicamente consistían en:

1. Habilidades instrumentales básicas: lectura, escritura, cálculo, nociones matemáticas elementales, etc., habilidades que irán en aumento en función del nivel alcanzado en las etapas, niveles y grados que conformaban la estructura de cada sistema educativo. Una estructura, que fue y sigue siendo terriblemente selectiva y destinada a seleccionar a los más capaces, es decir, a los que mejor supieron adaptarse y obedecer a las exigencias del sistema.

2. Creencias sólidas acerca del progreso, la naturaleza, la sociedad y la necesidad de selección: pura ideología destinada a aceptar que el progreso es un concepto lineal, cuantitativo e inexorable y sobre todo asociado al dominio de una Naturaleza y a la concepción de una sociedad gobernadas por el principio de evolución, en la cual, la desigualdad o la pobreza son considerados fenómenos naturalmente inevitables.

3. Concepciones unilaterales acerca del tiempo, la materia, el espacio y la causalidad. El tiempo entendido linealmente, de forma sincrónica, sometido a un escrupuloso control, rígido, parcelario, uniforme, fragmentario, lo que traducido a términos de organización escolar significaba aceptar la imposibilidad de concebir una estructura horaria que no incluyese el axioma de una hora, un profesor, una materia y un aula. Un espacio acotado, cerrado, uniformado, rígido y fragmentado con muebles situados en lugares inamovibles: un aula ocupada por alumnos que permanecen inmóviles a lo largo de toda la jornada. Un alumno considerado esencialmente como un ser individual, como un átomo social que se define frente a los demás, puesto que la sociedad se concibe como naturalmente competitiva y selectiva.

4. Concepciones acerca del cambio y la causalidad puramente mecanicistas, de modo que la explicación de los hechos naturales, sociales o escolares se realiza generalmente basándose en causas externas fácilmente identificables y medibles, de control sencillo y manejable. Si el alumno es evaluado negativamente, las causas serán siempre externas a los procesos de enseñanza-aprendizaje, la culpa será siempre del alumno como individuo, de su familia, del ambiente social, de las leyes o del gobierno de turno, pero en ningún caso de los procesos de interacción de profesor-alumno, del ambiente escolar o del aula, de los recursos materiales, de los procedimientos de tratamiento del currículum utilizados o de la idoneidad del programa, o de la habilidades y capacitación del profesor.

Sin embargo, la sociedad industrial no solamente necesita de las instituciones educativas que le proporcionen individuos formados con un repertorio de habilidades, creencias y conceptos, sino sobre todo un cuerpo de principios. La sociedad industrial exige también a los la instituciones educativas que los individuos sean instruidos en un conjunto de axiomas, que al estar situados más allá de la realidad, que al ser considerados como indiscutibles, garanticen el sustrato cognitivo-afectivo necesario para hacer funcionar el sistema social en su conjunto y regular así el comportamiento de los individuos y los posibles conflictos y disfunciones.

Mientras que las creencias se presentan con más base afectiva que racional y por tanto pueden estar sujetas a variabilidad, a discusión e incluso a crítica, los principios se nos aparecen como grandes síntesis axiomáticas, como dogmas, producto de juicios racionales e incluso de descubrimientos científicos y en consecuencia son más difíciles de cuestionar hasta que no aparecen nuevos hechos que aportan razones para su discusión.

Dos alternativas que han nacido en el ámbito de los sectores protestantes en el sur de América Latina, para responder a esta crisis, son el Centro de Estudios Teológicos Interdisciplinarios (CETI) y el Servicio de Estudios de la Realidad (SER).  Estos dos programas de estudios caminan con los estudiantes por un tiempo ayudando a encontrar respuestas a los desafíos que la sociedad de hoy plantea al ser humano.  Los temas del medio ambiente, el trabajo, la educación, la ciencia, la filosofía, la sociología, el tiempo, las familias, las iglesias, el diálogo interreligioso, la política, la economía, la literatura y el arte el general son parte de la malla curricular que el alumno puede seguir.  Estos programas se adaptan a los tiempos de los estudiantes y la interacción intercultural que se produce hace que el espacio sea de una riqueza que no se encuentra en una institución tradicional. Otra aportación es la libertad que el alumno tiene para emitir sus apreciaciones en las cuales nadie está obligado a aceptar sus planteamientos. La experiencia ha demostrado que el estudiar por un tiempo limitado con otros estudiantes de diferentes países hace al alumno más tolerante, más creativo, menos discriminador, y más incluyente. Al final cada grupo de estudio se transforma en una comunidad de amigos donde juntos buscan respuestas a las preguntas de hoy y pautas para vivir con una cosmovisión cristiana renovada. El universo de cada uno se expande y esto se traduce en una caminata académica y espiritual. El alumno toma conciencia de que el futuro se construye en comunidad y ayudado de las ciencias, las artes y en general de la cultura creada por el ser humano.

Víctor Rey Riquelme Fue Presidente de la Fraternidad Teológica Latinoamericana hasta el mes de octubre de 2011. A partir del mes de enero de 2012, en el marco de la Fundación Kairós, será Coordinador del Centro de Estudios Interdisciplinarios, CETI, y del programa de Desarrollo Integral de la Niñez, DINA y profesor de Filosofía, licenciado en Filosofía en la Universidad de Concepción, Ciencias Sociales en la universidad Alberto Hurtado, Teología en el Seminario Teológico Bautista y Comunicación social en la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica.

Juan Antonio Monroy

 

El tiempo según Eclesiastés

 art.el tiempo

Si en la vida hay tiempo de herir y tiempo de curar, sigamos el consejo del apóstol Pablo: “no nos cansemos de hacer el bien” (Gálatas 6:9).

 

08 DE ENERO DE 2014

En el tercer capítulo de Eclesiastés Salomón trata sobre la elección del tiempo, tema apropiado para estos primeros días de un nuevo año. La intención del autor es decirnos que en el mundo establecido por Dios hay un tiempo para cada cosa. Los acontecimientos más trascendentales de la vida, como el nacer y el morir, junto a otros menos importantes, no dependen del hombre, están sujetos a la voluntad de Dios.

Nacer y morir

“Tiempo de nacer y tiempo de morir” (2:2).

El catálogo de actividades comienza con los dos sucesos más importantes del ser humano: el nacimiento y la muerte. Es el ciclo inevitable de la vida, que nadie puede parar. Engendrar es propio de la condición humana, pero detener la muerte está fuera de sus dominios : “no valen armas en tal guerra” (8:8).

Plantar y arrancar lo plantado

“Tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado” (3:2).

Después de hablar de la vida humana es natural que lo haga de la vida vegetal, que va en paralelo con la existencia del hombre.

Job, al ilustrar la brevedad de la vida y la seguridad de la muerte, contrasta la fugacidad de la flor con la decadencia y fin del ser humano: “el hombre nacido de mujer, corto de días, y hastiado de sinsabores, sale como una flor y es cortado, y huye como la sombra y no permanece. Ciertamente sus días están determinados, y el número de sus meses está cerca” de Dios. (Job 14:1-5).

Matar y curar

“Tiempo de matar y tiempo de curar” (3:3).

Nuestras actuaciones como seres humanos pueden estar dirigidas hacia el mal, matar, o hacia el bien, curar.

Para cada cosa disponemos de un tiempo.

Somos más propensos a herir que a curar.

Contrario a lo que Dios hace: “Él es quien hace la llaga, y Él la vendará. Él hiere, y sus manos curan” (Job 5:18).

Si en la vida hay tiempo de herir y tiempo de curar, sigamos el consejo del apóstol Pablo: “no nos cansemos de hacer el bien” (Gálatas 6:9).

Destruir y edificar

“Tiempo de destruir y tiempo de edificar” (3:3).

Tiempo de destruir y tiempo de edificar tiene el mismo sentido que matar y curar. Parece que aquí hay una referencia a las obras arquitectónicas llevadas a cabo por Salomón en el templo, en el palacio y en otros monumentos del reino de Israel.

En una segunda interpretación, no colaboremos a destruir vidas humanas, ni vidas espirituales de nuestros hermanos en la fe; contribuyamos a la edificación, a elevar la vida cristiana de aquellos que forman parte de la Iglesia a la que asistimos.

Llorar y reír

“Tiempo de llorar y tiempo de reír” (3:4).

Si se menciona antes el llanto que la risa es porque lloramos más que reímos. Salomón lo puntualiza en otro lugar: “Aún en la risa tendrá dolor el corazón; y el término de la alegría es congoja” (Proverbios 14:13). El poeta francés Caron de Beaumarchais decía que él se reía de todo por miedo a tener que llorar. Otro poeta, también francés, Nicolás Chamfort, escribió que el día más perdido de su vida era el día que no reía.

Endechar y bailar

“Tiempo de endechar y tiempo de bailar” (3:4).

Endechar y bailar trata de otros dos acontecimientos cumbres en toda vida humana: el funeral, donde se endecha o lamenta, y el matrimonio, donde se suele bailar. Ambos casos son manifestaciones que proceden del corazón. En varios pasajes de la Biblia, como en el caso de David ante el arca (2 Samuel 6:14-16), el baile tiene sentido religioso. Cristo se queja contra los judíos de su época porque no endechaban ni bailaban (Mateo 11:16-17).

Esparcir y juntar piedras

“Tiempo de esparcir piedras y tiempo de juntar piedras” (3:5).

Se han dado varias interpretaciones a este versículo, uno de los más oscuros del texto. La idea central, se ha dicho, es que hay un tiempo para quitar las piedras que impiden la fertilidad en los sembrados y otro tiempo para juntar piedras con vistas a la construcción. Ambos conceptos están contenidos en la parábola de la viña en Isaías 5:1-5.

Abrazar y no abrazar

“Tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar” (3:5).

Las dos cláusulas son fáciles de comprender. Ni podemos estar siempre abrazando a la gente ni debemos dejar de manifestarles nuestros sentimientos de amistad y de amor por medio del abrazo. Hay tiempo para todo. Pero antes de tirar piedras a una persona, como querían hacer los fariseos con la mujer que se menciona en el capítulo 8 de Juan, es preferible abrazarla.

Buscar y perder

“Tiempo de buscar y tiempo de perder” (3:6).

Junto con el gozar y el sufrir de los versículos 4 y 5, aquí se trata de buscar y saber perder; hechos que envuelven nuestra vida desde la cuna a la tumba. Estamos llamados a buscar lo mejor que pueda tener un ser humano, buscar la forma y las oportunidades de estar en disposición de ayudar a otros, y saber aceptar las pérdidas sin angustia ni desesperación.

Guardar y desechar

“Tiempo de guardar y tiempo de desechar” (3:6).

Guardar es ahorrar. El ahorro es poético, porque es creador. El derroche no es poético, porque es destructor. Ahorrar mientras se pueda, porque el sol de la mañana no dura todo el día. Si guardar es ganancia, también se gana al desechar todas aquellas cosas que conducen a la ruina. La ruina física, moral, espiritual. Esto último ha de ser rechazado.

Romper y coser

“Tiempo de romper y tiempo de coser” (3:7).

Romper y coser tienen un sentido natural y otro simbólico.

El primero se refiere al hecho natural de romperse las vestiduras por el uso de las mismas y a coserlas o remendarlas. El sentido simbólico está tomado de la costumbre judía de rasgarse las vestiduras, en unos casos en señal de dolor y en otros para mostrar indignación.

Empleemos el tiempo que nos da la vida en coser cicatrices, no en romper naturalezas débiles de por si.

Callar y hablar

“Tiempo de callar y tiempo de hablar” (3:7).

Se ha repetido en incontables ocasiones: somos esclavos de lo que hablamos; y somos dueños de lo que callamos.

Saber hablar y callar a su debido tiempo es una de las recomendaciones más frecuentes en los libros de Salomón. Es interesante notar que el autor menciona el callar antes que el hablar; y es que resulta más difícil aprender lo primero que lo segundo.

Amar y aborrecer

“Tiempo de amar y tiempo de aborrecer (3:8).

Si callar es más importante que hablar, amar es más importante que aborrecer, de aquí que el verbo amable anteceda al verbo aborrecible.

La ley mosaica, única que conocía Salomón, permitía el aborrecimiento. La ley cristiana, no. Es por lo que Cristo aconseja hacer bien incluso a aquellos que nos aborrecen y amar a quienes se declaran enemigos nuestros (Mateo 5:43-48).

Guerra y paz

“Tiempo de guerra y tiempo de paz” (3:8).

El versículo 8 de Eclesiastés tres resume todas las actividades del ser humano con los extremos de amor y aborrecimiento, guerra y paz.

Estadísticas publicadas en Ginebra, Suiza, afirman que desde el año 3.200 antes de Cristo hasta el siglo XX, es decir, en más de 5.000 años, han tenido lugar 14.513 guerras, que han matado a 3.640 millones de personas. Las mismas fuentes señalan que en esos 5.000 años sólo ha habido 292 años de paz.

La causa es el distanciamiento de Dios, la pérdida de la fe.

EN CONCLUSIÓN: Hagamos del 2014 un año distinto en nuestras vidas.

-Aceptemos el hecho de morir como aceptamos el de nacer.

-Plantemos, no arranquemos a destiempo.

-Curemos, no hiramos.

-Edifiquemos, no destruyamos.

-Riamos más que lloremos.

-Bailemos (?) no endechemos.

-Juntemos, no esparzamos piedras.

-No nos abstengamos de abrazar.

-Busquemos con afán y afrontemos las pérdidas con dignidad.

-Guardemos lo justo y desechemos lo que no conviene.

-Cosamos, no rompamos corazones.

-Aprendamos a callar más que a hablar lo que destruye.

-No aborrezcamos. Amemos.

-Evitemos las guerras y pleitos. Promovamos la paz.

Repitamos cada mañana la oración del salmista: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría” (Salmo 90:12).

Monroy©Protestante Digital 2014

¿Conviene a Costa Rica

tener religión oficial?

 art.conviene a costa rica

Lupa Protestante

17/01/2014, Juan Stam Ética, Opinión

Uno de los cristianos más preclaros del siglo XIX, el danés Sören Kierkegaard, vivía en un país confesional. ¡Toda Dinamarca era Luterana! Pero Kierkegaard percibió, con ojo profético, que no por eso Dinamarca era más cristiana sino que era menos cristiana. Kierkegaard se imaginó el caso de un danés, excéntrico y medio chiflado, que se le ocurrió preguntar si él era realmente cristiano. Con eso, todo el mundo creía que estaba trastornado. Su esposa le contestó, “Pero mi amor, tu eres danés, nacido en Copenhague, y además eres funcionario del estado y llevas corbata y sombrero. ¡Por supuesto eres cristiano!” Kierkegaard entendió que la religión oficial no fomentaba un auténtico cristianismo, de fe genuina, sino una cristiandad meramente formal y superficial.

De igual manera hoy, el rango constitucional de una sola confesión cristiana, con todo el respeto que merece esa confesión, no favorece la auténtica espiritualidad ni de esa iglesia, ni mucho menos del país en general. Nutre una fe aparente, con la falacia de que unos cuántos políticos o un documento pudieran involucrar a Dios en la vida de nuestro pueblo. Eso se realiza sólo por el mover del Espíritu de Dios en las personas y la comunidad, llevándonos a “buscar el reino de Dios y su justicia” en vez del oportunismo y la corrupción que caracterizan las sociedades y los gobiernos de hoy. Eso sólo se pone peor con declarar cristiano al país o anunciar que Jesucristo es el Señor de nuestro gobierno. Mejor sería que confesáramos que en verdad estamos lejos de ser un país cristiano, en ningún sentido, pero que imploramos a Dios que nos ayude a comenzar a vivir, en nuestra vida cívica, un poco más de una fe real. ¿Qué vale que el país sea católico, si no es cristiano?

Sorprende especialmente ver a cristianos evangélicos que se oponen al concepto del estado laico, cuando la separación de iglesia y estado (aunque no de fe y política) es una doctrina clásica del protestantismo. La palabra “laica” tiene amplia base bíblica y teológica y debe aceptarse sin reparos. La palabra “secular”, que no aparece en la enmienda propuesta, significa básicamente “liberado de la autoridad eclesiástica”. En el siglo XVI, durante la Reforma Protestante, las propiedades de la iglesia católica fueron “secularizadas”. Hoy día, cuando un sacerdote deja la sotana, vuelve al “estado seglar”. No son lo mismo secular, secularización, secularidad y secularismo. No debemos permitir que nos asusten con la palabra “secular”. De todos modos, el rango constitucional de la Iglesia Católica no constituye ninguna respuesta eficaz a los desafíos del secularismo moderno.

Con el juramento en nombre de Dios, pasa una cosa sorprendente: ¡Jesucristo lo denuncia! En el Sermón de la Montaña Jesús prohíbe jurar incluso por eufemismos que equivalen al sagrado nombre (San Mateo 5:34-25; Santiago 5:12). El problema no es “sacar el nombre de Dios”; el problema es haberlo metido donde no debía estar. En la fe judía, el Nombre divino era tan sagrado que se prohibía pronunciarlo o hasta escribirlo completo. Para Jesús, jurar en nombre de Dios era tomar en vano su nombre, como sin duda se hace mucho, especialmente entre políticos que han jurado por Dios pero hacen lo contrario. A menudo cuando alguien está mintiendo va a decir, “juro por Dios” o “Dios es mi testigo”, confirmando así que está mintiendo. Por esas ligeras exclamaciones sabemos más bien que nos está engañando. Es mejor no meter a Dios en nuestras mentiras.

En junio de 2009, un sacerdote hondureño, de nombre Andrés Tamayo, predicó contra los que se creen dueños de Dios y que piensan que le tienen a su disposición, como en su bolsillo; y señaló, muy acertadamente, que cuando hacemos eso no estamos hablando del verdadero Dios sino de un dios falso, un ídolo. ¿Es posible encerrar al Dios verdadero en unos cuantos renglones de un documento político o en un juramento formal que después se va a incumplir? Flaco favor le hacemos a Dios con eso. El Dios de las escrituras busca a los que le adoren en espíritu y en verdad, no en fórmulas huecas y rituales insinceros.

 Juan Stam

 

Costarricense, Doctor en teología por la Universidad de Basilea, Suiza. Por muchos años fue profesor del Seminario Bíblico Latinoamericano (hoy UBL), de la Universidad Nacional Autónoma de Costa Rica, y de otras instituciones teológicas en San José. Es autor de muchos artículos y varios libros, en especial, el comentario a Apocalipsis de la serie Comentario Bíblico Iberoamericano.

¿Qué puede hacer el gobierno mexicano

ante la intolerancia religiosa?

art.recom al gob.intol

Sábado, Ene 18, 2014Sección: Artículo, de Milamex

Christian Solidarity Worldwide (CSW) publicó una serie de recomendaciones al gobierno mexicano para enfrentar los problemas de persecución religiosa que se presentan a diario en México:

Que las garantías de libertad de religión y creencia sean defendidas a favor de todos, y que donde aplican otras leyes, por ejemplo comunidades gobernadas por la Ley de Usos y Costumbres, sean practicadas de acuerdo con la Constitución Mexicana y sus obligaciones internacionales de derechos humanos.

Que los oficiales de gobierno a nivel estatal y federal, responsables por asuntos religiosos, en especial en aquellas regiones donde hay violaciones frecuentes de la libertad religiosa o conflictos entre comunidades religiosas, reciban capacitación periódica en mediación y leyes de derechos humanos, especialmente respecto a la libertad religiosa, y suficientes recursos para llevar a cabo sus obligaciones.

Que el Estado tome acción legal activa en contra de individuos y grupos responsables de violaciones de libertad religiosa y otros derechos fundamentales, y obligarles a dar cuenta de sus acciones. Individuos y grupos que han cometido actos criminales deben ser acusados y procesados de acuerdo a la ley.

Que el Estado lleve a cabo investigaciones minuciosas y procese a los responsables de las violaciones en todos los casos mencionados en este reporte, además de los actos de vandalismo en la Catedral de la Ciudad de México en 2011, y la Masacre de la Iglesia de Acteal en 1997,  las comunidades de San Juan Yatzona, Los Llanos, San Gregorio, Guadalupe los Altos, Yashtinin y San Juan Copala, y/o compensación incluyendo provisión de recursos para la relocalización de aquellos casos donde el reingreso no es posible.

Que las autoridades del estado de Chiapas tomen medidas prontas para implementar las recomendaciones (noviembre 2010) de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en el caso de Los Llanos.

Que las autoridades del estado de Puebla tomen pasos inmediatos y concretos para resolver los conflictos en San José de Axuxco y San Rafael de Tlanalapan, y protejan los derechos básicos de sus habitantes, especialmente aquellos que están bajo amenaza.

Que las autoridades del estado de Hidalgo investiguen todos los casos de detención arbitraria y violencia, y procesen a los responsables.

Que el gobierno, donde sea posible, ofrezca protección a líderes de las Iglesias, incluyendo sacerdotes católicos y pastores evangélicos, quienes están amenazados por grupos ilegales armados, y lleve a cabo investigaciones minuciosas de asesinatos, secuestros y amenazas contra líderes de Iglesias, procesando a los responsables ante la ley

–       –    –    –

Pregunta de la Redacción de EEM:

¿Qué pueden hacer las autoridades de la Iglesia Católica al respecto?

Como Christian Solidarity Worldwide (CSW) no le puede recomendar a la Iglesia Católica, lo hace al Gobierno.

 

¿Sabías que… 

HNO. GAMALIEL HERNANDEZ LOERA

 

En la Biblia                                        sab.308

308.- Que en los descendientes de José hijo de Jacob, por parte de su hijo Manasés, hay un principal de nombre Gamaliel. Números 1:4-10.

 sab.309

309.- Que Moisés y Aarón, obedeciendo a  Dios, hicieron un censo de todos los que podían salir a la guerra, de 20 años arriba. Números 1:2-3.

 sab.310

310.- Que los que de Israel, en el desierto, podían defenderse en caso de ser atacados eran 603,550, diestros para la guerra. Números 1:46.

 sab.311

311.- Que al salir de Egipto los hijos de José eran, de Efraín 40,500, y de Manasés 32,200, haciendo un total de 72,700. Números 1:33 y 35.

 sab.312

312.- Que de todos los hijos de Jacob, al salir de Egipto, los descendientes de Judá, diestros para la guerra, eran los más numerosos, eran 74,600. Dios sabía que con el tiempo Judá sería un reino. Números 1:27.

 sab.313

313.- Que la tribu de Leví no fue contada para la guerra, por orden explícita de Dios, pues El tenía planes especiales para ellos. Números 1:49.

 sab.314

314.- Que los levitas deberían acampar todo el tiempo alrededor del tabernáculo, porque ellos deberían armarlo y desarmarlo. Números 1:51 y 53.

 sab.315

315.- Que cuando iban los israelitas por el desierto, cada tribu tenía su bandera y caminaban siguiendo a su bandera. 1:52.

 sab.316

316.- Que cuando el pueblo acampaba, tres tribus acampaban a cada punto cardinal, y las tribus de Judá, Isacar y Zabulón acampaban al oriente del tabernáculo, en donde estaba la puerta del mismo. Números 2:3-8.

 sab.317

317.- Que a las tribus de Judá, Isacar y Zabulón se le llamó el Campamento de Judá, formado por 186,400 diestros para la guerra. Números 2:9.

 sab.318

318.- Que las tribus que acampaban al sur, eran las tribus de Rubén, Simeón y Gad. Y a estas tres tribus se les llamó el Campamento de Rubén formado por 151.450 diestros para la guerra. Núm. 2:10-16.

Bibliografía 

En torno al pensamiento de Paul Tillich según Max Horkheimer

 

09/12/2013, Alberto F. Roldán Cultura, Opinión, Teología

 

 “Que la injusticia

no tenga la última palabra”

Paul Tillich
Paul Tillich

No son muchos los teólogos del siglo XX que han influido no sólo en su propio campo, la teología, sino también en la filosofía. Uno de los pocos que logró hacerlo fue Paul Tillich (1886-1965). La explicación radica no sólo en que Tillich fue formado en ambas disciplinas, sino en que también estuvo vinculado a la famosa “Escuela de Fráncfort”. Esa escuela que, dicho sea de paso, debe su creación y subvención en la primera etapa de su desarrollo, a un argentino, Felix Weil, cuyo padre era un alemán radicado en la Argentina  que se enriqueció con la venta de trigo al exterior. Como señala Rolf Wiggershaus en su historia de la Escuela de Fráncfort, “Felix Weil tenía ante sus ojos un ejemplo muy contundente de los éxitos de la libre empresa.”[1] En opinión de ese historiador, Weil no se convirtió ni en un científico ni en un empresario ni tampoco en un artista sino que fue una especie de mecenas de izquierda ya que pertenecía a jóvenes politizados que estaban convencidos de la superioridad del socialismo y sus posibilidades de realización. Pues bien, al vincularse a la Escuela de Fráncfort, Tillich desarrolló una gran amistad con pensadores como Theodor Adorno –de hecho fue el director de tesis de habilitación de este último-, Erich Fromm y, especialmente, de Max Horkheimer (1895-1973).

En este ensayo, tratamos de ver cómo evalúa Max Horkheimer, uno de los pioneros de esa Escuela, la figura y el aporte del teólogo luterano Paul Tillich. Nos basamos en algunos textos de Horkheimer que aparecen en el libro Anhelo de justicia. Teoría crítica y religión, edición a cargo de Juan José Sánchez (Madrid: Trotta, 2000). Básicamente son dos los ensayos en los que Horkheimer se refiere específicamente a Tillich. Se trata de “Última huella de teología. En memoria de Paul Tillich” (1966) y “Recordando a Paul Tillich” una entrevista de Gerhard Rein (1966).

1.    Tillich: apertura al carácter interdisciplinario del saber

El primer texto es una conferencia dictada por Horkheimer en la Universidad Goethe de Fráncfort el 16 de febrero de 1966. Lo que primero destaca Horkheimer es el sentido de la amistad verdadera que evidenciaba Tillich. “Quienes tuvieron que colaborar con él supieron que la tonalidad, el matiz de su voz y de sus gestos, que en él remitía a lo teológico, a lo espiritual, no era superficialidad o rutina, sino verdaderamente expresión de su pensamiento y de sus aspiraciones.”[2]

Otra faceta que destaca Horkheimer es la apertura mental de Tillich hacia las nuevas corrientes en filosofía y ciencias sociales. En efecto, dice:

Con representantes de tendencias sociológicas y psicológicas progresistas, descuidadas en otros lugares, como por ejemplo la teoría de la Gestalt, la psicología social y la teoría social, organizó Tillich seminarios y coloquios conjuntos sobre temas actuales, que fueron seguidos por los estudiantes con sumo interés […][3]

La forma de acercamiento de Tillich a las narraciones bíblicas también capturó el interés de Horkheimer. En efecto, lejos de tomar esas narraciones de forma literal, cosa casi imposible dado el avance de las ciencias, Tillich recurre al “símbolo” como prisma a partir del cual interpretar la fe cristiana. Mediante el concepto de símbolo, comenta Horkheimer, Tillich intentó superar la contradicción entre los diversos campos del conocimiento y, de ese modo, “prestó Tillich, a mi modo de ver, a la forma de vida cristiana seriamente amenazada un inmenso servicio.”[4]

Luego, Horkheimer hace una referencia a la “autonomía” en el sentido kantiano de que el sujeto es responsable ante su propia conciencia. Para Tillich, no hay tal autonomía porque el planteamiento que hace Kant es heredero del cristianismo, en otras palabras, no es otra cosa que religión secularizada. A ello Horkheimer debería agregar –cosa que no hace en este artículo- que a la polarización autonomía vs. heteronomía, Tillich propone la teonomía, entendida como una cultura impregnada de lo religioso pero que no obtura la decisión del sujeto moral. Para Tillich, la fe según la cual el amor es mejor que el odio, hunde sus raíces en la Sagrada Escritura. Por lo tanto: “Con la última huella de teología pierde su fundamento lógico el pensamiento de que el prójimo debe ser respetado, y más aún amado.”[5]

En la parte final del ensayo, Horkheimer destaca la importancia que el concepto de kairós tuvo para el teólogo luterano. Se trata del “momento histórico” en el que la voluntad de Dios puede ser percibida por quienes son llamados al esfuerzo humano contra el desmoronamiento de la sociedad. Finaliza diciendo que el mejor tributo para Paul Tillich se manifestará en el empeño de aceptar la exigencia “de no permanecer indiferentes sino comprometerse, en contra de las tendencia del tiempo y de acuerdo con aquellos símbolos, a favor de relaciones humanas.”[6]

2.    La teología: “un momento” en el quehacer de la filosofía

El otro capítulo en el cual Horkheimer vuelve a referirse a Tillich es una entrevista que mantuvo con Gerhard Rein en 1966. Al preguntársele qué fue lo que le impresionó más del teólogo luterano, dice Horkheimer que Tillich tuvo “la intuición de que algo terrible se aproximaba y le opuso resistencia mediante su socialismo religioso.”[7] Luego, el entrevistador manifiesta su sorpresa de que un teólogo como Tillich alcanzara a ser nombrado para la cátedra de sociología y filosofía en Fráncfort. Y entonces Horkheimer expresa los vínculos que él percibe entre filosofía y teología. Explica:

Yo creo que no existe una filosofía con la que pudiera estar de acuerdo sin que contenga en sí también un momento teológico, pues de lo que en definitiva se trata es de reconocer en qué medida el mundo en que vivimos debe ser interpretado como relativo. Esto lo supieron Kant y Schopenhauer, y pienso que un trabajo filosófico que no sea consciente de ello no merece tal nombre.[8]

Luego, el diálogo se dirige al tema del lenguaje, los símbolos y las nuevas imágenes en el pensamiento de Tillich. Horkheimer insiste en la función liberadora del recurso al símbolo por parte de Tillich. Piensa que ningún teólogo se atrevió a expresar que tanto las narraciones como las historias de la Biblia había que entenderlas en forma simbólica. Y agrega: “Pienso que el simbolismo es una forma necesaria de la religión, si es que ésta quiere seguir existiendo. Y el esfuerzo de Tillich por salvarla es en realidad un esfuerzo por salvar y conservar la cultura occidental.”[9]

Al preguntársele dónde radicaban las diferencias en su conversación con Tillich, señala Horkheimer:

Me gustaría mencionar sobre todo un punto que a mí, como filósofo, me distinguía de él –aunque no de modo que él no respetara mis puntos de vista, como yo los suyos-; me refiero a que nosotros no podemos hablar directamente de Dios y del más allá. Él persistía, como teólogo, en la idea de que el más allá significa la justicia. Pero justamente esto es lo que yo pongo seriamente en duda. Yo no puedo compartir su gran optimismo; solo la nostalgia.[10]

3.    Reflexiones que surgen de este recuerdo de Tillich

De los dos capítulos analizados se percibe un gran aprecio de Horkheimer al aporte que Tillich hizo a la Escuela de Fráncfort y a él en particular. La voz teológica tillichiana era oída con respeto por la amistad que el teólogo reflejaba tanto en sus palabras como en su voz y sus gestos, que siempre remitían a lo teológico y lo espiritual pero de un modo carente de superficialidad. Tillich inspiraba respeto porque él mismo tenía respeto a sus colegas y al pensamiento de otros, aunque no los compartiera.

Si nos preguntamos dónde radica el aprecio de Horkheimer hacia Tillich hay que buscarlo en su insight del teólogo luterano de que la humanidad se encontraba a las puertas de una catástrofe de alcances inusitados que, como modo de contrarrestarlo, exigía una toma de posición hacia la vida y la justicia. Horkheimer parece coincidir con Tillich respecto al kairós que este último percibía como el momento decisivo entendido como la oportunidad para unir esfuerzos ante la inminencia del derrumbe de la humanidad.

Como tercer aspecto importante, lo que llamó la atención de Horkheimer era la apertura mental que Tillich siempre tuve hacia las nuevas corrientes de pensamiento teológico, científico y filosófico. Eso le permitió ser aceptado dentro de una escuela caracterizada por la criticidad hacia todo dogmatismo del pensamiento. Junto con ello, nos parece que el carácter interdisciplinario de la teología de Tillich significó un diálogo fecundo como resultado del cual resultan beneficiadas tanto la teología como la propia filosofía.

Quizás la “concesión” más importante que hace Horkheimer respecto al lugar de la teología dentro de la reflexión filosófica, es cuando dice que no existe una filosofía que él pudiera compartir sin que contenga en sí también un momento teológico. Esto último lo entiende como el reconocimiento de que el mundo debe ser interpretado en su relatividad. Horkheimer parece decir que todo trabajo filosófico debe ser consciente del carácter relativo del mundo y, por ende, debe también estar abierta a las aportaciones que pueda hacerle la teología.

Desde la perspectiva del lenguaje teológico, Horkheimer insiste en la aportación de Tillich respecto a la toma de  distancia que establece hacia el literalismo de los relatos bíblicos y su apuesta decidida por el símbolo. Para Horkheimer esta apertura implica la posibilidad de situar el lenguaje religioso en un ámbito cultural que, desde el Iluminismo pone en entredicho las afirmaciones que clásicamente eran planteadas desde su rigor histórico. En este sentido, podríamos decir que la apuesta de Tillich es un anticipo a lo que posteriormente va a desarrollar de modo más sistemático Paul Ricoeur, al afirmar que el lenguaje religioso es, por antonomasia, simbólico y que el símbolo da que pensar[11], nos ofrece la alternativa de reflexionar a partir de una polisemia de significados.

Finalmente, al preguntársele a Horkheimer en qué aspecto difería Tillich de su planteamiento filosófico, decididamente apunta al tema del optimismo y del pesimismo hacia el futuro. Tillich seguía manteniendo un optimismo en términos de que “el más allá” debe ser interpretado como “justicia”. Pero es posible reinterpretar el punto de vista de Horkheimer para decir que ese núcleo que lo diferencia de Tillich es, dialécticamente, un punto de convergencia ya que tanto Horkheimer como Tillich enfatizan la importancia de la justicia como la meta hacia la cual deben dirigirse los seres humanos. Por otra parte, en otro momento de su reflexión, el propio Horkheimer entiende la teología en estos términos: “La teología es –me expreso conscientemente con gran cautela- la esperanza de que la injusticia que atraviesa este mundo no sea lo último, que no tenga la última palabra.”[12] La búsqueda de la justicia sería, entonces, el punto de convergencia –aunque desde distintas ópticas- entre la filosofía de Horkheimer y la teología de Tillich. Para el primero, la teología tiene significado en tanto genere la esperanza de que la injusticia que caracteriza nuestro mundo no tenga la última palabra. Para Tillich, se trata de la búsqueda del Reino de Dios y su justicia que, en síntesis, es el mensaje central de Jesús.

Como síntesis final, nos parece que las reflexiones de Horkheimer sobre la teología de Tillich ponen en evidencia una vez más que solo una teología que sea respetuosa con la autonomía de las ciencias humanas y con la filosofía puede ser respetada en una cultura que ha superado ampliamente la visión medieval cuando ella era “reina de las ciencias” y la filosofía una simple ancilla theologiae. Articular una teología cristiana abierta a la novedad y en diálogo fecundo con la filosofía y las ciencias sociales sigue siendo el gran desafío para quienes procuramos pensar la fe en nuevos contextos culturales.

Conoce tu Biblia 

HNO. GAMALIEL HERNANDEZ LOERA

Jehú, un azote de Dios

 

II REYES 9:1-13

conoc.jehu2Hablar de Jehú, el décimo rey de Israel, es hablar de uno de los azotes de Dios, el hombre que  El usó para castigar las maldades del rey Acab, y de su distinguida esposa Jezabel. Esta pareja había hecho cosas que ofendieron grandemente a Dios, y aunque el rey Acab mostró cierto arrepentimiento, fue sólo algo temporal. A la muerte de Acab subió al reino su hijo Ocozías, pero solamente reinó dos años, luego reinó su hermano de Ocozías, de nombre Joram.

Hay que notar que hubo también un profeta de Dios de nombre Jehú, pues parece que este  nombre era también popular, ya que hay por lo menos cinco personas, en la Biblia, con ese nombre, que según algunos estudiosos quiere decir Jehová es El.  Y el Jehú de que estamos hablando estaba en el ejército del rey Acab, y él fue testigo de que el profeta Elías le dio una profecía que tendría que cumplirse. El fue testigo de las atrocidades de Acab y de Jezabel.

conoc.eliseoPara principiar, Eliseo recibe la orden de ungir a Jehú como rey de Israel, y lo que Eliseo hace es enviar a uno de  los hijos de los profetas, y pedirle que vaya a Ramot de Galaad, y unja por rey a Jehú hijo de Josafat, hijo de Nimsi. Por supuesto que este Josafat no es el que fue rey de Judá , sino otro Josafat. El hijo de los profetas va y hace lo que Eliseo le pide. Pero recordemos que Joram, hijo de Acab está reinando en Israel, así que lo que Dios le ordena es levantar  una rebelión en contra del rey Joram, pues en esa forma va a cumplir Dios su palabra que había enviado a Acab, por medio de  Elías el profeta de Dios.

Pero el mensaje de Dios a Jehú fue muy claro: Yo te he ungido por rey sobre Israel, pueblo de Jehová.  El pueblo seguía siendo de Jehová, muy a pesar de los gobernantes malvados que había tenido.  Herirás la casa de Acab tu señor, para que yo vengue la sangre de mis siervos los profetas.  Algunos piensan  que como Dios es amor no tiene que dar la recompensa a los malvados, pero ese pasaje nos enseña que Dios no olvida las ofensas hechas a alguno de sus siervos, y a su tiempo va a dar la  recompensa. De la mano de Jezabel, ella era el cerebro de todas las malas acciones llevadas a cabo en el reino. Esa mujer estaba inspirada por el diablo a fin de hacer destrozos de la gente noble de Israel, e implantar el paganismo en todo el reino.

Eliseo le manda decir a Jehú lo que le va a pasar a Jezabel, aun cuando ella está viuda, y aparentemente nadie la había castigado. Estaba viviendo en el reino como la reina madre, pues Joram era su hijo, y su esposo Acab ya había muerto.  Pero Dios tenía una muerte espantosa y degradante para Jezabel. Dios le mandó decir a Jehú: y a Jezabel la comerán los perros en el campo de Jezreel, y no habrá quien la sepulte. Es interesante  que esta unción fuera ordenada a  Elías, y fue Eliseo quien la llevó a efecto, esto nos enseña la afinidad que había entre ambos profetas; los dos servían al mismo Dios, y estaban atentos a llevar a cabo cada una de  las ordenanzas o decisiones que Jehová Dios de Israel hubiera hecho. Jehú  es declarado rey por unción.

conoc.jehuUna vez ungido Jehú principia su labor de castigo que Dios le encomendó, pero los comentadores nos dicen que también tomó el  trabajo por su parte, e hizo cosas que no le fueron ordenadas; pero veamos las cosas principales que hizo:

1.- Estando en Ramot de Galaad va con algunos de los valientes que le siguen, hacia Jezreel en donde estaba el rey Joram, y cuando lo encuentra se da cuenta el rey Joram que lo quieren matar, y quiere huir, pero Jehú con su arco le tira una flecha, y lo mata.

2.- Luego también ordena dar muerte al rey Ocozías de Judá, nieto de Acab; éste había venido a ver al rey Joram, quien era su tío, pues su madre de Ocozías era Atalía, hija de Acab y de Jezabel. Ocozías quiso huir pero lo alcanzaron y le dieron muerte. Esto sucedió fuera de la ciudad de Jezreel, pues Joram y Ocozías habían salido de la ciudad para encontrarse con Jehú.

3.- Luego entra Jehú con su gente a la ciudad de Jezreel, y Jezabel se encuentra en una casa de dos pisos, junto al camino de la entrada de la ciudad. Sabiendo Jezabel que Jehú va a pasar por ahí, se arregla y se asoma por la ventana, y quiere conversar con Jehú. Él ve que hay unos eunucos con ella, y les pregunta que quién está con él, y ve que dos o tres dicen que ellos. Entonces Jehú ordena que la avienten por la ventana. Ella raspa la pared al caer, y es atropellada por los caballos. Luego, después de comer Jehú ordena que vayan a ver qué pasó con Jezabel, y los mensajeros le dijeron que los perros se la habían comido, tal como profetizó Elías.

4.- Pregunta por los hijos de Acab, y se da cuenta que en la ciudad de Samaria tiene a 70. Se comunica con los que los cuidan, y con los principales de la ciudad, y éstos deciden mandarle a Jehú las cabezas de los 70 hijos de Acab. Después de eso dice II Reyes 10:11: Mató entonces Jehú a todos los que habían quedado de la casa de Acab en Jezreel, a todos sus príncipes, a todos sus familiares, y a sus sacerdotes, hasta que no quedó ninguno.

5.- En II de Reyes 10:18-29 se nos explica de la astucia que usó Jehú para exterminar el culto a Baal, que había sido impuesto por Jezabel. Jehú anuncia que él va a honrar a Baal, y que en el gran templo que tienen para Baal en Samaria, se deben juntar, cierto día, todos los sacerdotes de Baal de todo el país; sacerdote que no se presente, va a morir. Así que todos se juntaron en la ciudad de Samaria, y se vistieron de gala, y ofrecieron un gran sacrificio a Baal.

Pero Jehú tenía preparados a 80 de sus guerreros, que a cierta hora indicada entraron y dieron muerte a todos los sacerdotes de Baal, luego derribaron el templo y lo convirtieron en letrinas o excusados. Así exterminó Jehú a todos los sacerdotes de Baal, y destruyó el culto pagano. Pero Jehú no destruyó los becerros de oro que Jeroboam había puesto para que la gente los adorara. Y aunque su obra fue buena, notemos lo que dice el versículo 29: Con todo eso, Jehú no se apartó de los pecados de Jeroboam hijo de Nabal, que hizo pecar a Israel. Jehú hizo el trabajo que Dios le ordenó, pero no sirvió a Jehová de corazón, pues siguió con los ídolos que ya tenía Israel, pero gobernó a Israel por 28 años, y terminó con la dinastía de Acab.

CUESTIONARIO

1.-Jehú fue el _________ rey de ____________. Fue un ________________ de Dios. Su nombre quiere decir _____________________________

2.- Parece que Jehú fue un nombre popular, pues además del rey, y de un ________ se conocen otras ______________________personas que llevan ese nombre.

3.- La orden de ungir a Jehú por rey de Israel fue dada originalmente a ________ éste la pasó a ________________ y éste envió a uno de los ___________________

4.- La orden fue clara para Jehú: Herirás la casa de Acab ________________

5.- Y la profecía para Jezabel fue _________________________________

6.- Jehú fue ungido por rey de Israel en _______________________________ y de allí se fue con sus solados a la ciudad de ________________ para matar al rey Joram

7.- Jehú entró en Jezreel, y Jezabel, estando en un segundo piso, se asomó por una ventana, pero Jehú indicó a unos ___________ que la echaran por la __________

8.- Jezabel, que en un tiempo era muy poderosa, murió atropellada por los ________ de Jehú, y después de eso, fue comida ______________________

9.- Cuando Jehú mató a Joram rey de Israel y a Ocozias rey de Judá, preguntó por los hijos de Acab que estaban en _____________ los mataron a todos, eran _______

10.-Jehú hizo una trampa para terminar con todos los sacerdotes de Baal, citó a todos los del para una reunión en _______________ y allí les dio muerte a ___________

11.- Jehú terminó con la dinastía  de ___________ y reinó sobre Israel _________

Educación

Educación cristiana

ed a dis4

Una aportación para la Educación Cristiana son las lecciones que estamos publicando a partir del número 72 y que continuamos con las lecciones 19 y 20. Forman parte importante de la preparación de los miembros recibidos en Plena Comunión con la Iglesia. Que sirvan también para recordarlas.

Si tiene usted algún comentario que hacer o desea una mayor explicación, particípenosla; con gusto la atenderemos.

educ xna0019
educ xna0020

Educación, Historia 

Manuel de León

Educación metodista en la América del XIX

 

Protestantes españoles por el mundo,

siglo XIX

 educ.metdo.hist

Iglesia Central Metodista en Buenos Aires, Argentina

 

La “Escuela Dominical Argentina” nace a mediados de 1878

por iniciativa de Salvador Negrotto, un gibraltareño

que se había convertido gracias a la predicación de Rule.

 

22 DE ENERO DE 2014

Ya hemos considerado en estas páginas los trabajos de Salvador Negrotto en las Escuelas metodistas que W.H. Rule estableció en Cádiz (España) desde 1837 hasta 1840. Negrotto había nacido en Gibraltar en 1831 y su conversión sería por la predicación de Rule. En la década de los setenta nace la “Primera Iglesia” de residentes americanos y británicos, una congregación de habla española en Buenos Aires.

Este grupo se denominaría más tarde “Segunda Iglesia” de Buenos Aires y posteriormente “Iglesia Central”, constituyéndose en el foco de propagación protestante de la ciudad de Buenos Aires más importante en la década de 1880, a juzgar por el número de congregaciones surgidas de su labor. Sus inicios se constituyen con un grupo que celebra cultos en el local metodista del centro de la ciudad y con una incipiente escuela dominical de donde nacerá la  “Escuela Dominical Argentina”,  a mediados de 1878 cuyo iniciador es Salvador Negrotto. Contaba con un plantel docente de 43 maestros, 28 de los cuales eran argentinos.

De gran éxito había sido el Colegio de Negrotto en calle Esmeralda, en el centro de la ciudad, que había sido fundado ya en el año 1848, bajo el régimen rosista al que Negrotto hace una alusión negativa.  “El Evangelista”  hace referencia a la posición económica de este colegio y nos informa que en algún momento fue “envidiable”.

Su influencia se hace notar en la prensa porteña de mayor circulación como el diario  La Nación , que se hace eco de los principios rectores de esta institución, expresados por su director Salvador Negrotto, y en un muy probable subsidio otorgado por el gobierno de Avellaneda. El discurso mencionado de Negrotto estaba inspirado en un ideal pacifista y progresista, acorde con la visión liberal acerca de la educación como llave privilegiada del cambio social. Este dirigente protestante era educador de profesión y vivía de su colegio.

Una función similar se intentaba en la escuela de artes y oficios, que funcionaba junto a la de niños. Allí se impartían fundamentalmente clases de tipografía, actividad que, aunque incipiente en la ciudad, cobraba cada vez más importancia. Paralelamente funcionaba allí la Imprenta Metodista y se comienza a imprimir  El Estandarte , semanario polémico contra los medios católicos antiliberales, por la iniciativa de Ramón Blanco y otro inmigrante español, Remigio Vázquez, tipógrafo de profesión, empleado en el diario  La Prensa . Vázquez enseña en esta escuela la técnica tipográfica a los jóvenes de los conventillos, al tiempo que participa activamente en la formada “segunda” iglesia, de la que llegaría a ser pastor entre 1898 y 1907, año en que renunció. Su militancia liberal se trasluce en su pedido al gobierno nacional, presentado ante la Conferencia Anual de la Iglesia de 1899, para que se respete la libertad de conciencia en el ejército y en la guardia nacional, ideológicamente monopolizados por el catolicismo.

La presencia metodista en el ‘Bajo” se materializó al principio en tres escuelas levantadas por la obra de Ramón Blanco ii  hacia fines de 1881 y principios de 1882. “Blanco era un inmigrante gallego, nacido en La Coruña en 1853, y llegó a Buenos Aires en 1868, para luego trabajar como aprendiz de carpintería naval en un astillero en Barracas al Sud (Avellaneda) hasta 1874. Fue soldado en el Batallón 6º de Infantería (1874-1876) actuando en la represión al levantamiento de Mitre (1874) durante el gobierno de Nicolás Avellaneda. Fue policía (1876-1880) en la Ciudad de Buenos Aires. En el desempeño de esta última ocupación fue convertido al metodismo, según la tradición, por un sermón de Juan F. Thomson sobre la Inquisición y su incompatibilidad con el verdadero cristianismo. Blanco se dedicó desde entonces a la educación de los sectores populares de Buenos Aires. Murió en un accidente vial en 1901en el barrio de la Boca” iii

Efectivamente, Blanco abandona la policía para dedicarse de lleno a la educación. Consigue su titulo de maestro nacional y comienza a participar activamente en el metodismo. Sus tareas están siempre relacionadas con el elemento obrero de Buenos Aires y luego en Mendoza, donde funda la  Sociedad Protectora de Animales . Lleva adelante una campaña para erradicar los “bodegones” y oficia de mediador en la huelga de los ferroviarios en 1896.

La tarea educativa realizada por Ramón Blanco en el “Bajo” tuvo también el concurso de otro ayudante: Niet, un relojero suizo del centro de la ciudad que se asocia en el reclutamiento de niños marginales para su promoción educativa. El elemento social de los educandos de estas escuelas es buscado por Blanco y Niet “de conventillo en conventillo”. Los niños son descritos por una crónica de la época como “un gran número de criaturas que, teniendo la edad necesaria, no frecuentan escuela ninguna, ni sabían siquiera el alfabeto”. Inmigrantes jornaleros, peones, carpinteros, albañiles, sirvientas, lavanderas, se hacinaban en grupos de siete o más personas en una sola habitación. Los pobres pequeños “árabes”, “vagos y malcriados”, según esta crónica, se transformarán en “personas honradas y útiles para la sociedad, salvadas del vicio y de la ignorancia.

“Las escuelas de Ramón Blanco en la calle Juncal y Paseo de Julio se desarrollaron con tres especializaciones: una escuela de niños, otra de niñas y una escuela de artes y oficios. Hacia marzo de 1884 la escuela de varones detenta una asistencia de 200 alumnos, mientras que a la de mujeres asisten unas 90 niñas. En ese momento la segunda se traslada muy cerca, a la calle Libertad, entre Arenales y Juncal, en el Barrio Norte de la ciudad, quedando a cargo de una misionera norteamericana, la señorita Goodenough. Bajo su dirección la escuela femenina transformó e incrementó su currículum e estudios: si antes se limitaba a la enseñanza de lectura y confección, ahora se impartirán también lecciones de aritmética, gramática, geografía e historia, además de escritura y lectura. Es destacable este perfil de escuela para niños pobres, teniendo en cuenta que en el Buenos Aires de las últimas décadas del siglo XIX, los currículum de esa extensión se utilizaban muy diferenciadamente para establecimientos de una extracción social elevada. Las escuelas para los “pobres” del estado municipal nunca excedían el básico requisito de intentar enseñar a leer y escribir, y siempre con una gran carencia de útiles pedagógicos, por desatenciones en el presupuesto.

Además de la escuela para niñas, que perduraría bajo el impulso de la sociedad femenina metodista durante todo el período objeto de nuestro estudio, Blanco siguió a cargo de la escuela de varones y de la de artes y oficios. Una fuente extra eclesiástica refiere el resultado logrado por la escuela de niños. El ideal que se imponen estos institutos es similar al mencionado para la Escuela Dominical de Negrotto: una suerte de alternación que promueve el ascenso de capas sumergidas por medio de la instrucción teórica y la participación práctica en instituciones educativas y religiosas” iv .

Otro de los pastores de la Segunda iglesia metodista en Buenos Aires fue Juan Robles. Aparece en las  Actas oficiales de la décima reunión de la conferencia anual de Sud-América de la Iglesia Metodista Episcopal habida en Buenos Aires, Argentina, marzo 12 á 18, 1902,  junto a Remigio Vázquez como reporteros de la Conferencia y también en la comisión sobre “Extensión de la iglesia”.

OBRA EN CUBA

De la Cuba española, con sus idas y venidas a Cuba y la península, encontramos a tres liberales procedentes del clero romano y luego conversos. Según Bastián v  Emilio Fuentes Betancourt (1843-1909) fue el más representativo de esta generación de sacerdotes cubanos liberales. Había cursado sus estudios superiores de Derecho canónico y Filosofía en Madrid en 1864-1865, después de lo cual regresó a Cuba, pero, debido a su posición política independentista, fue pronto mandado de vuelta hacia Madrid, en 1875, donde entró en contacto con el medio filosófico krausista y la Institución de Libre Enseñanza que se acababa de inaugurar, para doctorarse con una tesis sobre la poesía cubana.

Como tantos otros cubanos de esta generación fue obligado a exiliarse, primero en Lima, desde 1877, Y luego, desde 1881, en la Ciudad de México, donde, convertido al metodismo, ejerció como pastor, hasta 1887, de la recién fundada Iglesia metodista de la Santísima Trinidad, antes de ser invitado a colaborar como maestro en la fundación de la escuela normal de Jalapa (Veracruz). Quizás ahí se pudo relacionar más estrechamente con la diáspora cubana de emigrados liberales que acababa de implantarse en este estado y entre los cuales prosperó momentáneamente el protestantismo (Herrera, 1992). Su convicción liberal activa lo llevó en 1884 a ser editorialista del principal periódico liberal del país,  El Monitor Republicano , donde vertió ideas democráticas anti-reeleccionistas y críticas a toda tentativa de conciliación del poder político liberal con la Iglesia católica (Bastian, 1989, 189-190), lo que refleja el tipo de liberalismo adoptado por estas élites liberales isleñas.

Otro de estos curas liberales cubanos fue Joaquín de Palma, responsable de la parroquia protestante de la Iglesia episcopal Santiago Apóstol, en Nueva York, desde 1866, donde su patriotismo liberal y independentista le valió el reconocimiento de todo el medio cubano liberal emigrado a raíz del inicio de la llamada «Guerra de los diez años» (1868-1878), y más tarde incluso de José Martí (1853- 1895). En este mismo contexto, Tristán de Jesús Medina (1833-?) fue un tercer sacerdote cubano pasado al protestantismo durante el sexenio liberal; ardiente reformista y abolicionista, fue miembro y vocero de los grupos republicanos, y un amigo de Emilio Castelar en Madrid; ahí tuvo vínculos con la congregación protestante de reciente formación (1869), donde predicó” –dice Bastian-.

****

              i  Miguel A. Alba,  “El Protestantismo en la ciudad de Buenos Aires  (1870-1910). El caso metodista

              ii  Juan Bautista Mazzuchelli,  Ramón Blanco: Un infatigable luchador del bien,  Buenos Aires, la Aurora, 1943, p. 29.

              iii   Estado laico y pluralización religiosa: la participación protestante en el debate público en torno a las leyes laicas en la década de 1880.  Paula Seiguer (Datos extraídos de Actas Oficiales de la Novena Reunión de la Conferencia Anual de Sud-América, Buenos Aires, Imprenta Metodista, 1901.)

              iv  Miguel A. Alba,  “El Protestantismo en la ciudad de Buenos Aires  (1870-1910). El caso metodista. Pág 9

              v  Protestantismo en Cuba y Puerto Rico. Jean Pierre Bastian. Anales de Historia 1998

©Protestante Digital 2014

Himnología 

Himnólogos Metodistas Mexicanos (8)

 

Fidentina Zagoya Cano

 f. zagoya0001

1910 – 2007

 

José Carlo Maya, Compilador

 

El editor agradece a la hermana María Elba Díaz de Martínez su disposición para la elaboración de la siguiente biografía.

“Fidentina Zagoya Cano vio la luz en la Ciudad de Puebla de los Ángeles el 15 de septiembre de 1910. Fue la primera hija de Don Fidel Zagoya Rojas y de Doña Margarita Cano Hernández, quienes radicaban en Puebla, aunque procedían de Tepetlitla, Tlaxcala. La familia llegó a formarse de trece hijos; cuatro que fallecieron a temprana edad; uno que falleció a los quince años: tres a edad adulta y dos, incluyendo a Fidentina, en la tercera edad. Solo sobrevivieron Rebeca, Daniel y Bertha.

A excepción de Fidentina todos sus hermanos nacieron en Tepetitla, Tlax., que es un pueblo que se extiende al pie de un cerro que tiene una longitud de aproximadamente tres kilómetros. Cuenta con tierras de cultivo que antaño pertenecieron a una hacienda llamada San Juan Atoyac.

En Tepetitla, Fidentina pasó su infancia, años difíciles de la época de la Revolución Mexicana. Pero su hogar ya era un hogar cristiano porque su padre había conocido el evangelio en 1905, en su pueblo. Cuando la familia residió en Puebla, él tuvo la oportunidad de convertirse (en 1910) mediante la predicación del Dr. Guillermo Butler. De manera que al recibir a Cristo en su corazón y con la fe y confianza en Dios que llegó a la familia, pudieron sortear todas las dificultades que les acecharon cuando volvieron a establecerse en Tepetitla.

Don Fidel ya había sido movido en su corazón para servir al Señor como obrero de la Iglesia Metodista. Después de prepararse, así lo hizo, de 1923 hasta 1969. Debido a esta situación Fidentina tuvo acceso al Instituto Normal Metodista de la ciudad de Puebla. Realizó ahí todos los estudios hasta obtener el título de profesora normalista en el año de 1934.

Los años que pasó en esa institución fueron muy felices, muy importantes por su valor formativo. Ella amó entrañablemente a su Instituto Normal Metodista donde formó su carácter y adquirió todos los valores para hacer frente a la vida futura.

fidentina zagoya cano0001El Pastor y Profesor Juan Díaz Galindo era un obrero muy dinámico en la Iglesia; desempeñaba el cargo de Secretario de Educación Cristiana de la Iglesia Metodista de México; por ello, visitaba todas las congregaciones metodistas del país, principalmente las rurales, organizando institutos, reuniones y cursos necesarios en la Obra. De manera que algunas ocasiones le toco estar en la congregación de Tepetitla. Allí conoció a Fidentina, Desde entonces cultivaron una gran amistad y amor que perduró toda la vida de ambos. Decidieron unirse en matrimonio, mismo que se celebró en la Iglesia de Emmanuel, de Puebla de los Ángeles, el 24 de enero de 1935.

Fidentina no pudo ejercer su profesión de maestra normalista como ella anhelaba pero lo hizo educando, con dedicación a sus cuatro hijos: María Elba, Juan Cuauhtémoc, Humberto Fidel y Evelina; atendiendo a los niños en la iglesia local, colaborando en los Institutos rurales que su esposo dirigía, principalmente en el pueblo de San Vicente Chicoloapan, Estado de México.

También se destacó como consejera de niños, jóvenes y mujeres, quienes la buscaban para exponerle sus problemas, pero sobre todo, como colaboradora de su esposo al hacerse cargo de sus cuatro hijos, mientras él se ausentaba, a veces por largas temporadas, para trabajar en la Obra de la Iglesia.

Fidentina Zagoya sirvió también como colaboradora de “Comino”, la revista para niños; compuso algunas letras para el himnario infantil “Himnos y Cantos para los Niños”; se hizo cargo durante varios años de organizar y supervisar los servicios de comedor para los estudiantes del Centro Evangélico Unido, siempre en apoyo efectivo de las responsabilidades de su querido esposo. También estuvo lista para apoyar a sus hermanos, a sus sobrinos y a varias personas que vivieron su hogar, procedentes de regiones poco accesibles del país, y necesitadas de instrucción y oportunidades para prepararse y mejorar su nivel de  vida.

Con la Asociación de Ex alumnas Pro Patria del Instituto Normal México, Fidentina fue una fiel y activa socia. Colaboró con la presidenta en turno, igual que muchas otras ex alumnas, para hacer gestiones cuando se trató del reconocimiento de los títulos de las compañeras del antiguo Instituto Normal Metodista, hasta lograr que dichos documentos tuvieran validez oficial; o bien, para visitar a las hermanitas enfermas, o para estar presente en los decesos de las mismas; sobre todo, asistiendo a la Reunión Anual en su querida escuela, y a las reuniones que mes con mes celebra el Grupo México de dicha Asociación.

Seguramente los que la conocieron la recordarán por su carácter alegre, comunicativo, jovial y amistoso, y por los escritos y poemas que surgieron de su pluma.

Sobrevivió a su inolvidable esposo por casi veintidós años. De estos ocupó unos quince años en asistir e involucrarse diariamente en actividades y cursos que patrocina en Instituto Nacional de los Adultos en Plenitud. Se destacó por participar en actividades corales, gimnásticas y en las materias de historia precortesiana, literatura, inglés y tejido. Visitó lugares de interés con el mismo entusiasmo y gran dedicación que supongo lo hizo en su juventud, cultivando con sus compañeras y maestros fuertes lazos de amistad y solidaridad para las mejores causas.

Al morir en la Ciudad de México, a los noventa y seis años y nueve meses, dejó, además de sus cuatro hijos, trece nietos y veinticuatro bisnietos en el Distrito Federal, Querétaro y en el poblado de La Concordia, República del Ecuador.

Desde el 10 de julio de 2007, Fidentina Zagoya Cano de Díaz descansa de sus trabajos, en la presencia de nuestro Señor”.

Algunas de sus composiciones

ARRULLO,                                                  NUM. 134

EN TU CUMPLEAÑOS,                            NUM. 154

ORACIÓN POR LA PATRIA,                    NUM. 217

TODOS LOS NIÑITOS,                              NUM. 232

MONEDITAS,                                              NUM. 241

Publicados en el himnario: Himnos y Cantos para los Niños, CUPSA, 1950, 1ª edición; 1958, sobretiro; 1963, 2ª edición, corregida.

Letra y música del himno Oración por la Patria:

himno fidentina zagoya0001

Historia 

Carlos Martínez García

 

Evangélicos en Monterrey: 150 años

 

Hospital Civil, 1860. Hoy Hospital Universitario, Monterrey. N. L.
Hospital Civil, 1860. Hoy Hospital Universitario, Monterrey. N. L.

Siglo y medio de cristianismo evangélico en Monterrey, Nuevo León

 

(I).Prolegómenos.

Santiago Hickey
Santiago Hickey

Cuando Santiago Hickey inicia en Monterrey lo que sería la Iglesia bautista, el 30 de enero de 1864, ya había antecedentes en otras partes del país de núcleos evangélicos.

 

19 DE ENERO DE 2014 

Están por cumplirse ciento cincuenta años de que se fundara la primera Iglesia evangélica en Monterrey, Nuevo León. Aunque hubo actividades protestantes con anterioridad al 30 de enero de 1864, fue en esta fecha cuando el misionero independiente Santiago Hickey bautizó a los hermanos José María y Arcadio Uranga y a Tomás Martín Westrup. Acto seguido, los tres junto con Santiago Hickey, además de su esposa, conformaron la naciente Iglesia protestante de Monterrey. Westrup fue ordenado pastor del grupo por Santiago Hickey, “con imposición de las manos y plegarias”, como quedó consignado en sus memorias por el primero. 1

Thomas M. Westrup
Thomas M. Westrup

Es necesario dejar asentado que Santiago Hickey, en condiciones sumamente adversas, hizo una efectiva difusión evangélica, pero que su obra no fue la primera de este talante en el país. Escribo esto porque en distintos lugares se afirma que Hickey fue quien primero trajo a México el protestantismo, y/o quien fundó la primera congregación evangélica en la nación. Es de reconocerse la tarea que desarrolló, muy importante no nada más para Monterrey y el norte de México, sino también para otras zonas del país, pero, al mismo tiempo, es necesario tener presentes los antecedentes de cómo se iba abriendo paso en la nación mexicana la construcción de pequeños núcleos cristianos pero no católicos romanos.

Por lo anterior, antes de aportar datos sobre Santiago Hickey y su llegada a Monterrey, de manera sucinta enlisto personajes y esfuerzos que le precedieron en la difusión del protestantismo evangélico en tierras mexicanas.

hist.cmtz2El escocés James Thomson, agente de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, hizo distribución de materiales bíblicos en la ciudad de México y distintas entidades del país entre abril de 1827 y junio de 1830. Logró establecer un pequeño núcleo de nacionales que le apoyaron en la obra de difundir la Biblia, en la traducción católica de Felipe Scío de San Miguel pero sin libros deuterocanónicos. Thomson era de confesión bautista. Del personaje, los tres años mencionados y los resultados de sus trabajos me he ocupado en un libro de mi autoría. 2  De nueva cuenta estuvo en México en 1842-1844, desarrollando esfuerzos de difusión bíblica en Yucatán.

Los extranjeros protestantes radicados en el país, particularmente en la capital, tuvieron cultos religiosos privados acordes con su fe, llegado el momento que consideraron propicio para obtener permiso para la realización de sus ceremonias solicitaron el visto bueno de las autoridades mexicanas. Así sucedió hacia finales de 1849, y de ello daba cuenta alguna prensa. Con el encabezado “Tolerancia de cultos”, una breve nota informaba: “Se asegura que el ministro de Prusia ha pedido al gobierno que le permita poner un oratorio en su casa para celebrar las ceremonias del culto protestante, y que el ministro de relaciones no se opone a esa solicitud”. 3  El redactor, anónimo, agregó un comentario sobre la noticia: “no sabemos lo que habrá de cierto en el particular”. Entonces era presidente de la República José Joaquín Herrera, y ministro de Relaciones Interiores y Exteriores, José María Lacunza. 4

El tema de la tolerancia de cultos se discute apasionadamente en los debates del Congreso Constituyente de 1856-1857. Son expuestos pros y contras de permitir legalmente el establecimiento y expresión pública organizada de creencias distintas a la religión históricamente dominante, la católica romana. Con el fin de apuntalar su posición de apoyo a que las nuevas leyes dejasen de privilegiar al catolicismo romano, el liberal Ponciano Arriaga subraya que ya es una realidad la presencia de creyentes protestantes en el país. Observaba que en Real del Monte, Hidalgo, “existe una capilla protestante a ciencia y paciencia de las autoridades sin que haya motines ni incendios”. 5  Lo cual, como apunta Bastian, “sólo era posible porque tal edificio se encontraba dentro de la propiedad de la compañía y estaba reservado a los mineros extranjeros”. 6  Aunque no se debe descartar tajantemente que hubiesen podido asistir a los servicios ciudadanos mexicanos.

Algunos extranjeros protestantes que decidieron hacer su vida en México no formalizaron su vínculo matrimonial, con su pareja mexicana, ante la Iglesia católica por no identificarse confesionalmente con tal institución. Ellos y ellas se beneficiaron de la Ley del Matrimonio Civil que promulgó el presidente Benito Juárez el 23 de julio de 1859. Dicha Ley “formó parte del proceso de secularización impulsado por el propio Juárez, a través de las Leyes de Reforma”. 7

A principios de 1861 en la ciudad de México comenzaron a legalizarse civilmente varios matrimonios ya existentes que no habían sido admitidos antes por la Iglesia católica, por tratarse de la unión de un protestante extranjero con una mexicana. También se declararon validas nuevas uniones realizadas entre personas que no se reconocían como católicas (al menos una de ellas), sino integrantes de credos protestantes. Lo que antes era imposible por el predominio legal del cuerpo de creencias católicas en las instituciones civiles. 8  No es una distorsión suponer que algunos de estos protestantes cuyo matrimonio quedó civilmente legalizado, tuviesen nexos con otros pertenecientes a la misma fe y pudieran tener reuniones para celebrar sus cultos religiosos.

La ruptura grupal más nítida con la Iglesia católica fue la de los llamados Padres constitucionalistas. Su movimiento se caracterizó por ser “reformista intracatólico, nacionalista y antirromanista”. 9  Iniciaron su organización en 1954. Estos sacerdotes radicados en la ciudad de México hicieron activismo a favor de la Constitución liberal de 1857, en cuyas sesiones se delibera acaloradamente sobre la libertad de cultos, pero que finalmente no es aprobada como pugnaban los liberales radicales. 10  Desde sus primeros escritos se dieron a conocer como “padres constitucionales reformistas”, 11  el nombre de Padres constitucionalistas les fue dado desde fuera del movimiento.

Tres de los sacerdotes iban a desempeñar actividades importantes para el posterior fortalecimiento del cristianismo no católico: Rafael Díaz Martínez, Manuel Aguilar Bermúdez, quien era masón, 12  y Juan Nepomuceno Enríquez Orestes. Éste último destaca por ser el más prolífico del grupo, sus escritos en defensa del movimiento ven la luz en distintas publicaciones de la época.

A la solicitud del grupo de sacerdotes disidentes, a principios de 1861 las autoridades civiles responden otorgándoles en la capital de la nación el templo de la Merced que, por estar en ruinas e inhabilitado para el culto religioso, es sustituido por el de la Santísima Trinidad. 13  Además de los actos eclesiásticos en este lugar, “el grupo cismático no tuvo más actividad que las frecuentes reuniones en la casa del padre [Manuel] Aguilar [Bermúdez], con la presencia de una docena de sacerdotes cismáticos, a las que se unían el diputado Manuel Rojo y el artesano textil enriquecido, Prudencio G. Hernández, entre otros”. 14  El domicilio de Aguilar Bermúdez estaba localizado en el número 4 de la calle de la Hermandad de San Pablo. 15

En casa de Aguilar Bermúdez se reúne una veintena de personas de distintas edades, incluso menores de edad e infantes. Hay lecturas bíblicas, intercambio de opiniones y esporádicamente Aguilar oficia de forma sencilla la Santa Cena, la cual imparte en dos especies, el pan y el vino “los distribuía de rodillas”. 16  Esto acontece antes de la Intervención francesa en México, es decir entre 1861 y principios de 1862. El grupo tenía claras identificaciones con postulados protestantes/evangélicos.

El respaldo del gobierno juarista a los sacerdotes liberales no crea la disidencia religiosa de éstos con Roma y la jerarquía que la representaba en México, sino que le otorga mejores condiciones para que se expresara. Sería un error concluir que es el anticlericalismo juarista el único factor que hace posible el surgimiento de los Padres constitucionalistas. Más bien éstos ven fortalecidos sus esfuerzos por construir un catolicismo diferente (que terminará rompiendo con el tradicional) a la llegada de un régimen favorable a sus ideas.

El 12 de mayo de 1861 el párroco de Santa Bárbara y de Nuevo Morelos, Ramón Lozano, en el estado de Tamaulipas, junto con su feligresía hacen público un manifiesto de 12 puntos. El encabezado dice “Dios, Libertad y Reforma”. Consideran que es necesario protestar contra “los obispos que aún siguen usando el carácter tirano, déspota y feroz que ejercían antes de las Leyes de Reforma [juaristas], sin miramientos a ellas ni consideración a los individuos […] que han declinado mucho de la humanidad y mansedumbre que les encargó el fundador de la religión que encabezan, cuando les dijo ‘yo os envío como corderos entre los lobos’ pudiendo decirse en verdad que hacen el papel contrario, y más bien parecen lobos entre corderos”. 17

El punto primero consigna que las iglesias de “Santa Bárbara y Nuevo Morelos” han acordado “formar espontáneamente una sola Iglesia, apoyada en las creencias católicas en la libertad de conciencia; según lo explican las leyes nacionales de reforma, por cuya razón se denominará católica, apostólica, mexicana”.

Los esfuerzos de Lozano en Tamaulipas reciben influencia de los Padres constitucionalistas, lo que se denota en el nombre del movimiento y los objetivos marcados en su manifiesto. Entre uno y otros se da intercambio de información y experiencias, de ello quedan las evidencias en los escritos periodísticos de Enríquez Orestes. 18

Las reuniones evangélicas iniciadas en 1861 en casa del Padre constitucionalista Manuel Aguilar Bermúdez son trasladadas en 1864 a “los bajos de la casa núm. 21 de la calle de San José del Real”. 19  Coadyuva al movimiento el representante de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, John William Butler, el cual en 1862 fue pieza clave para que Santiago Hickey se mudara de Matamoros a Monterrey para realizar su labor misionera. Entre los asistentes en el nuevo lugar se contaban José Parra y Álvarez, Prudencio G. Hernández y Sóstenes Juárez. 20  Otra fuente menciona al padre Aguilar Bermúdez como quien consigue, en la dirección mencionada, “un espacioso salón […] y allí se celebraron las primeras reuniones públicas bastante concurridas”. 21  Quien facilita el lugar, que era de su propiedad, es el señor Verduzco, “arquitecto y maestro de obras”. Él formaba parte de la congregación, y permite usar las instalaciones sin recibir retribución alguna hasta que el grupo se consolida y tiene fondos para cubrir alguna suma como pago de renta. 22

Creo haber dejado aclarado que para cuando Santiago Hickey inicia en Monterrey lo que sería la Iglesia bautista, el 30 de enero de 1864, ya había antecedentes en otras partes del país de núcleos evangélicos. En el próximo artículo voy a referirme a su llegada a la ciudad regiomontana.

****

Dos sucesos de 1963 (I)

 hist.l cerva

El Congreso de Estudio sobre la naturaleza de la Iglesia y su misión en Latinoamérica fue una reunión innovadora y estratégica que proponía nuevos rumbos para las comunidades de orientación reformada o calvinista hace más de 50 años.

 

12 DE ENERO DE 2014  

Uno de los tantos asuntos que amenazaron con quedarse en el tintero de 2013 fue el recuerdo puntual de dos sucesos acaecidos en América Latina en 1963, sí, hace ya 50 años. Ambos, ligados al devenir de las iglesias del continente, fueron acontecimientos que, con el paso de los años, han sido revalorados en su justa dimensión como verdaderos hitos en la transformación de la cristiandad latinoamericana, con todo y que no dejaron de tener vertientes polémicas, pues significaron grandes saltos en la transformación de su conciencia y misión. Eran los años de los inicios del movimiento Iglesia y Sociedad en América Latina (ISAL), fruto, entre otras cosas, del interés del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) por trabajar temas de frontera entre sus miembros. Asimismo, el ecumenismo daba firmes pasos ante la oposición de amplios sectores de las iglesias más tradicionales.

El primer suceso fue el Congreso de Estudio sobre la naturaleza de la Iglesia y su misión en Latinoamérica, patrocinado por el Comité de Cooperación Presbiteriana de América Latina (CCPAL) y que tuvo lugar en Bogotá, Colombia, entre el 1 y el 8 de diciembre de dicho año. Allí, se dieron cita varios de los más conspicuos representantes del movimiento misionero mundial, como era el caso de Lesslie Newbigin (director de Misión y Evangelización del CMI), John A. Mackay, Ralph W. Lloyd (presidente de la Alianza Presbiteriana Mundial) y Richard Shaull (ex misionero en Colombia y Brasil, profesor del Seminario de Princeton y pionero de la llamada “teología de la revolución”), además de militantes muy activos en las diversas instancias que surgieron en esos años. Destacan los nombres de Mauricio López (funcionario del CMI), Alvin Schutmaat (misionero en Venezuela y Colombia, especialista en música y liturgia), Orlando Fals Borda (profesor universitario y sociólogo eminente), Joaquín Beato y Gonzalo Castillo Cárdenas (posteriormente profesor en el Seminario Presbiteriano de Pittsburgh), y delegados de más de 10 países.

El colombiano Castillo Cárdenas, secretario ejecutivo de la CCPAL, reunió en un volumen algunos trabajos preparatorios, presentaciones de las mesas redondas y las conclusiones aprobadas por el congreso. En la introducción, el editor explica el proceso que desembocó en el congreso y los pasos dados desde un año atrás en la planeación del mismo. Llama la atención el énfasis específico que le dieron los organizadores al necesario balance entre los niveles de iglesias locales y regionales. Mediante la figura de “Institutos Nacionales”, se avanzó en la organización y promoción del análisis eclesial que se estaba gestando. Se realizaron ocho en diferentes momentos hasta la convocatoria para el congreso, pues la secuencia buscada consistió en articular la reflexión y llegar a ese momento climático.

Entre los primeros textos, sobresalen los de Beato (“La misión profética de la Iglesia”) y el propio Castillo (“El desafío de la América Latina a las iglesias evangélicas”), pues manifiestan el cambio de lenguaje y de enfoque que se estaba dando al interior de estas comunidades, algo impensado en las décadas pasadas. Partiendo de premisas bíblico-doctrinales claras, Beato afirma: “Es urgente que el mensaje de la Iglesia Evangélica ponga, valientemente, bajo la soberanía de Dios lo que ocurre en los hogares y en las calles, en las plazas y avenidas, en los mercados y en los almacenes, en las oficinas y en los despachos, en las escuelas y en los hospitales, en los tribunales y en las alcaldías. Le compete dar testimonio de un Dios soberano que, en Jesucristo, juzga el ser humano total, en la totalidad de sus relaciones. (pp. 23-24)”

Y Castillo incluye al final de su exposición una pregunta sumamente acuciante que flota aún en el ambiente:

“…es preciso notar, con acción de gracias, que las iglesias protestantes  adultas  (las más antiguas) ya están tomando conciencia y comenzando a responder al reto planteado por la situación latinoamericana, en lo que tiene que ver con la situación revolucionaria, con la necesidad de aculturación y con la unidad evangélica. […] La cuestión es si los cristianos en su conjunto, y en particular los líderes de las iglesias estarán dispuestos a darle a esta problemática la prioridad que ella exige, y más aún, si estarán dispuestos a hacer los ajustes y sacrificios, los cambios y reorientaciones, con la rapidez, la firmeza y el valor que la situación demanda” (p. 51, énfasis del original).

 En la sección que lleva el título del libro, hay dos participaciones de Mackay: “La Iglesia de Cristo: su misión y unidad” y “La misión de la Iglesia local”. En la segunda sección (“La realidad latinoamericana”) se incluye otra: “El catolicismo latinoamericano ante la renovación del catolicismo romano contemporáneo”, junto a “El protestantismo en América Latina”, de Castillo, además de temas relacionados con la educación y la realidad socio-económica, a cargo estos últimos de Fals Borda y Beato.

Destaca también la participación del diputado mexicano Melchor Díaz-Rubio (“La realidad política de la América latina”), un discurso de alabanzas al gobierno de su país, al lado de Shaull (“La Iglesia y la situación político-ideológica de América Latina”), quien partiendo de dos preguntas básicas (¿qué significa para el hombre hoy el Evangelio de Cristo? Y ¿cómo puede el cristiano expresar su preocupación por el hombre en la situación en que vivimos?) afirma: “Nos sentimos bien en una sociedad liberal y democrática de este tipo, sin muchas complejidades ni choques violentos. Hasta llegamos a pensar, a veces, que la pervivencia de la iglesia depende de la preservación de este orden.

Desafortunadamente, existen muchas señales en la América Latina de una crisis cada vez mayor de este estilo de vida. De un momento a otro se puede producir otro tipo de sociedad bien diferente. […] Nos enfrentamos con nuevos problemas que exigen otras soluciones. Este es el hecho que nos lleva al campo político e ideológico, porque es en este campo donde están aconteciendo las cosas nuevas que van a cambiar, tal vez radicalmente, las formas de nuestra vida latinoamericana” (p. 157).

Este tipo de pensamiento teológico muestra ya el avance hacia lo que pocos años después se conocería como “teología de la liberación”, aunque como ya se ha dicho aquí, estos intentos partían de supuestos más ligados a la tradición doctrinal protestante. El libro concluye con las conclusiones aprobadas por el congreso en seis mesas de trabajo centradas en el testimonio de la Iglesia, a organización y administración eclesiásticas, los ministerios, aculturación de las formas de vida y misión, la congregación como comunidad misionera y las relaciones entre las iglesias. Como se ve, se trató de una reunión innovadora y estratégica que proponía nuevos rumbos para las comunidades de orientación reformada o calvinista, la mayoría de las cuales continuó durante largos años por el camino del conservadurismo y hasta del fundamentalismo. En las mesas, las tímidas voces de muchos participantes no lograron disimular el temor de que muchas de las propuestas no alcanzarían formas concretas para llevarse a cabo.

Este congreso se realizó inmediatamente antes de la Conferencia sobre Misión y Evangelización del CMI en la ciudad de México, de la cual nos ocuparemos en la siguiente entrega.

Autores: Leopoldo Cervantes-Ortiz

©Protestante Digital 2014

Intolerancia religiosa

 Carlos Martínez García

 

Ataques contra protestantes

en Ixtapan del Oro

Junio-julio de 1881

 int rel.ixtapan del o

Ataques contra protestantes en Ixtapan del Oro

Ixtapan del Oro, en la actualidad.

 

Santiago Pascoe fue uno de los misioneros que denunció los crecientes ataques a evangélicos en la localidad.

 

12 DE ENERO DE 2014 

El misionero Santiago Pascoe conoció bien de persecuciones en su contra. Algunas ocasiones las sufrió personalmente, en otros momentos supo de esas intolerancias perpetradas contra los evangélicos y las denunció por escrito.

Este personaje llegó a México en 1865, procedente de Inglaterra con la intención de “propagar el evangelio del Señor Jesucristo”. Él mismo escribe: “fue preciso buscarme ocupación por algunos años, mientras aprendía el idioma, la religión y costumbres del país. Vine contratado de contador y agrimensor de una compañía inglesa para explotar una mina de plata en los montes de Ixtapan del Oro del estado de México”. 1

A partir de agosto de 1872 Santiago Pascoe distribuye biblias y materiales evangelísticos en Toluca. De manera formal Pascoe, su familia y algunos convertidos inician reuniones de carácter evangélico el domingo 23 de febrero de 1873. Por la mañana tiene a su cargo la predicación el pastor Francisco Aguilar. En la noche tal actividad le corresponde a Pascoe, “hubo mayor asistencia y unas cuantas vidrieras fueron quebradas [por los antagonistas al grupo]. En pocas semanas la asistencia llegaba a unas cien personas, habiendo como veinticinco miembros y cuarenta candidatos”. 2

Pascoe fue el tercer predicador en los servicios que se llevaron a cabo a partir del 25 de diciembre de 1873, en ocasión de abrirse lo que fuera el Claustro Mayor de San Francisco a las actividades de la Iglesia Metodista de Gante número 5, en el centro de la ciudad de México. Unos meses antes de que le correspondiera predicar en el lugar mencionado, él publicó (y al parecer escribió) un folleto que daba cuenta de la persecución padecida por la célula de la Iglesia de Jesús en Capulhuac, estado de México, el 12 de abril de 1873, sábado de Gloria. Los agresores utilizaron armas blancas y de fuego. Resultando heridos cinco de Joquicingo (que habían asistido a confraternizar con sus hermanos en la fe de Capulhuac) y muerto Luis Gonzaga, quien recibió un balazo y veintisiete puñaladas. 3  El escrito que dio cuenta del martirio de Gonzaga está incluido en un libro escrito por un nieto de Santiago Pascoe. 4

Como agente de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, bajo la dirección de Pascoe “trabajaron muchos repartidores en varios estados de la República [mexicana], colocando por la venta o por la donación miles de ejemplares del Sagrado tomo”. 5

El 28 de noviembre de 1888, en Southport, Inglaterra, tiene lugar el deceso de Santiago Pascoe. 6   Su labor periodística a favor de la causa evangélica sería recordada como “extraordinaria y fecunda” por Victoriano D. Báez, ministro metodista, quien evocaba: “sus escritos fueron casi siempre de combate, pero ¡qué combate tan noble! Sus enemigos, por más obcecados, le rindieron pleito homenaje por su caballerosidad y energía”. Agregaba que “sus demás escritos doctrinales tienen un sabor tan exquisito, que gustan tanto hoy día como en los días de su publicación. Casi no hay evangélico en México que no posea algún escrito del egregio campeón. Su labor periodística formará época en la historia del protestantismo”. 7

El misionero Santiago Pascoe fue muy activo en el periodismo, además de escribir en distintas publicaciones fundó  El Heraldo , con sede en Toluca. Frecuentemente entraba en polémica con quienes él llamaba “los romanistas”. Enviaba remitidos a los principales diarios del país, ya fuese para denunciar actos persecutorios contra alguna comunidad evangélica o bien para defender la legitimidad del protestantismo en el país. 8  En ocasión de los actos en contra de la integridad de los evangélicos en Ixtapan del Oro, estado de México, Pascoe hizo llegar una carta al director de  El Monitor Republicano , la que fue publicad en la edición correspondiente al 17 de junio de 1881. A continuación la reproducimos:

“Varias veces me ha pedido noticias de lo que pasa por aquí: le remito ahora una crónica breve y fiel de las hazañas de los católicos de Ixtapan del Oro.

Desde que las Leyes de Reforma fueron decretadas por primera vez, jamás han sido obedecidas en esta población. La reciente circular del presidente de la República sobre la observancia de las dichas Leyes, fue honrada aquí con una soberbia procesión religiosa en las calles, el día 8 de mayo.

El 5 del actual se inauguró el culto protestante en Ixtapan, previo el aviso a la autoridad como la ley exige. En perfecta paz se abrió el culto, aunque era día de plaza y en pleno día. No hubo desorden ni disgusto de ninguna clase.

El presidente municipal puso en conocimiento del arzobispo católico (que estaba de paso en Villa del Valle, cabecera de este distrito) del culto protestante que se trataba de establecer, y sin duda, aquel dignatario le dio las instrucciones convenientes.

Vuelto a Ixtapan, el alcalde mandó reunir los pueblos inmediatos para saber si estaban conformes con tener un templo protestante: los vecinos, hasta entonces bastante pacíficos, llegaron a creer que no podían soportar tal novedad.

El jueves 9 del presente, al presentarse el predicador protestante en Ixtapan para celebrar culto, encontró mucha gente reunida: fue llamado al juzgado, donde le informaron que el pueblo insistía en que no se verificara el culto. El alcalde rogó mucho en el mismo sentido. La gente se atumultuaba muy amenazante y no fue posible celebrar el culto.

El día 10 recibí un oficio del I. Ayuntamiento terminantemente suspendiendo el culto evangélico en Ixtapan, hasta que la Jefatura Política resolviera lo conveniente.

El alcalde fue al Valle para pedir auxilio y para poder hacer respetar la ley y para dar garantías a los protestantes. El digno jefe no pudo prestarle auxilio alegando que sus soldados, siendo católicos, serían los primeros en molestar a los protestantes.

Los católicos, orgullosos al ver que las autoridades les apoyan tan eficazmente, claman, no sólo que se prohíba el culto evangélico en su población, sino que sean desterrados los que viven en este rancho de San Telmo donde hay culto también, y juran que a balazos nos echarán.

Hoy, domingo, el 12, no hubo culto en Ixtapan: los protestantes guardaron mucha prudencia con el fin de provocar un tumulto; más en vano, muchos católicos de varios pueblos, armados de machetes, garrotes y piedras, se agruparon en la plaza, y viendo que no hubo víctimas en el templo protestante, se echaron sobre tres indígenas protestantes de Santa Cruz y miembros de la congregación de San Telmo. Estando en la plaza y completamente sin armas, los pobres resistían a una turba de fanáticos capitaneados por un cuñado del presidente municipal. Llegó la comisión y a la cárcel fueron a dar los tres agredidos protestantes. La comisión enseguida recorrió las calles en busca de los pocos protestantes que habían ido a la plaza a comprar sus alimentos: encontraron a mi mozo, indio y protestante que había ido a traer el recaudo para mi casa: estaba él sentado tranquilamente lejos del lugar del tumulto, pero le llevaron a la cárcel. Ningún católico fue encarcelado, sólo los cuatro protestantes, y hasta robaron las frazadas de las tres víctimas del tumulto.

El alcalde había salido de la población antes del alboroto.

Hace pocas horas que aconteció lo relatado, y los rumores y las amenazas de lo que nos van a hacer los embravecidos católicos nos aturden. El orden está completamente trastornado: las autoridades son impotentes, y aun peor, son indiferentes. El Jefe Político ha cruzado sus brazos y no alza ni un dedo para vindicar la majestad de la ley. Los revoltosos, los católicos, embriagados con el triunfo y de aguardiente, son los dueños de la situación: y los muchos bandidos y pronunciados de profesión que hay por aquí, están alerta para aprovecharse de la oportunidad.

Nosotros, los protestantes, estamos recogidos en nuestros montes esperando a ser asaltados y resueltos a defender nuestras vidas y hogares, y nadie bajará a la población hasta que el gobierno del estado ponga remedio a esta situación tan triste y peligrosa, y devuelva a la ley su soberanía y a los ciudadanos sus garantías.”

Semanas después, el primero de agosto, en un escrito que redacta a las dos de la madrugada, Santiago Pascoe emite un nuevo comunicado que hace llegar a distintos periódicos. En su edición del 10 de agosto y en primera plana  El Telégrafo  (“Diario político y literario, comercial y de aviso”) reprodujo el escrito:

“Habiendo quedado impunes los motines católicos de junio 9, del 12 y del 16, sin castigo de ninguna clase, los fanáticos y bandidos, que son los que gobiernan aquí, han hecho otro motín y han derramado sangre.

El culto protestante quedó suspenso desde junio 9 hasta ayer julio 31, día en que (engañados por las promesas de las autoridades superiores), los protestantes se animaron a seguir sus cultos. Se amotinó el pueblo capitaneado por los mismos caudillos de los motines anteriores. El predicador protestante está sitiado por los sublevados en una casa en Ixtapan, sin poder salir de la población. A las tres de la tarde una turba de asesinos se echó sobre varios protestantes, hombres y mujeres, hiriendo gravemente a varios con balazos, machetazos, palos y pedradas. A las nueve de la noche llegaron a este rancho un protestante y su mujer –ella encinta–, ambos heridos y bañados en sangre.

Los infames católicos dieron todos sus golpes en la cabeza. Hasta esta hora –11 horas después del motín– no se sabe la suerte de tres protestantes, víctimas del motín: pero uno de ellos, herido muy gravemente, fue llevado por los católicos, no sabemos a dónde, ni para qué. Mañana espero saber la suerte de ellos, y la del predicador de los protestantes residentes en Ixtapan.

He aquí, pues, el resultado inevitable de la indiferencia y promesas vanas de las autoridades. Pedí justicia y socorro al tiempo de los motines anteriores, y me la dieron con el filo de la espada: yo fui el molestado y el amenazado, no los revoltosos que cometieron los crímenes. Tal vez esta nueva denuncia me resultará en nuevas y mayores molestias, pero es imposible callarme en presencia de tantos crímenes.

Por telegrama pido al señor Presidente nos auxilie, pues la triste experiencia nos ha convencido de que jamás habrá garantías, ni civilización aquí, si no pone un remedio el gobierno federal. Si pido socorro de nuevo al señor gobernador, de nuevo nos dejará a las crueles misericordias del jefe político de este Distrito, cuya punible indiferencia ha sido el origen de tantos males.

Auxílienos usted, con su poderosa voz: pues la sangre ha comenzado a correr y solo Dios sabe cuándo se parará.”

Sobre el desenlace no he hallado más información, si, por ejemplo, actuó el gobierno federal para proteger los derechos de los evangélicos en Ixtapan, o el caso quedó como uno más en la extensa cadena de intolerancias padecidas por los protestantes.

****

1  En  Apolonio C. Vázquez, Los que sembraron con lágrimas. Apuntes históricos del presbiterianismo en México, Publicaciones El Faro, México, 1985, p. 192.

2  Juan N. Pascoe, “Rasgos biográficos de Santiago Pascoe”,  El Abogado Cristiano Ilustrado, 28/VIII/1913, p. 553.

3  Nicanor F. Gómez Pascoe,  Ahora sí soy su soldado, Publicaciones El Faro, México, 2004, p. 59 y  El Abogado Cristiano Ilustrado, 15/II/1888, p. 27.

4  Nicanor F. Gómez Pascoe, op. cit., pp. 65-71.

5  H. P. Hamilton, “Las Sociedades Bíblicas, su obra en México”,  El Abogado Cristiano Ilustrado, 1/I/1893, p. 9.

6   El Faro, 15/I/1889, p. 12.

7  Victoriano D. Báez, “Prensa evangélica: su importancia, sus defectos, su porvenir”,  El Abogado Cristiano Ilustrado, 13/VIII/1903, 270.

8  Por ejemplo  El Monitor Republicano, 17/VI/1874, p. 3.

©Protestante Digital 2014

Libro de estudio

 Un vistazo a lo que dice el mundo secular en el Internet

El libro de la Biblia llamado Éxodo

libro.exodo.Moses041

Moisés, obra de José de Ribera

Autor Atribuido a Moisés

Título original         שׁמות (hebreo)

El Éxodo (Del latín: exŏdus, y este del griego: ἔξοδος, significa “salida”) es el segundo libro de la Biblia y de la Torá (el Pentateuco, la Ley), del Tanaj (la Biblia hebrea), y del Antiguo Testamento cristiano. En él se habla de la salida de la esclavitud de Egipto y la huida del pueblo de Israel, donde tuvieron que cruzar por el Mar Rojo en búsqueda de la tierra prometida.

Los judíos llaman al libro por sus segundas palabras: We-‘eleh shemoth (ואלה שׁמות) (i.e., “y éstos son los nombres”) o simplemente Shemoth (en hebreo, שמות, “nombres”). La Septuaginta lo titula ‘Exodos’ (ἔξοδος) que significa “partida”. En la traducción al latín se adoptó ese nombre, con las diferentes transformaciones en la grafía según cada idioma dando como resultado, el término “éxodo”.

Naturaleza del libro

El principal propósito del Éxodo es mantener vivo en la memoria del pueblo hebreo el relato fundacional de sí mismo como nación: la salida de Egipto y la consiguiente liberación de la esclavitud. A través de su huida y la búsqueda de la Tierra Prometida, el israelita adquiere conciencia de su unidad étnica, filosófica, cultural y religiosa por primera vez.

El Éxodo establece también las bases de la liturgia y el culto, y está dominado en toda su extensión por la figura del legislador y conductor, el patriarca Moisés.

Historicidad

Como en muchos otros libros históricos, la historia que se narra aquí está muy lejos de la definición científica moderna, pues se trata de una historia religiosa y cultural antes que bélica, diplomática o política.

Es una historia popular, que se esfuerza por convertir la posible expulsión de Egipto1 en una gran epopeya nacional, despreocupándose del todo por los aspectos fácticos y académicos.

El alfabeto hebreo apareció finales del siglo VIII a. C. Después de siglos de tradición oral, los relatos pasan a la forma escrita, sufriendo las lógicas modificaciones y mitificación.

Teniendo en cuenta los hallazgos arqueológicos y los abundantes documentos egipcios de la supuesta época del éxodo, se llega a la conclusión de que no hay evidencias suficientes que el éxodo sucediera de la manera como la Biblia narra.

Teoría de los dos Éxodos

Ante la ausencia de pruebas arqueológicas sobre el éxodo, los especialistas que están a favor de que su tradición esté basada en residuos de hechos reales, han planteado la posibilidad de que haya ocurrido más de un salida de poblaciones semíticas desde Egipto hacia Canaán. Un hecho histórico candidato a ser el primer residuo tradicional de tal epopeya es la llamada Expulsión de los Hicsos, sin embargo al no explicar por si mismo la interconexión religiosa de una civilización politeísta (los hicsos) en relación con los proto hebreos (monoteístas), además de no existir evidencia de escritura proto-hebraica sino hasta muchos siglos después, ya que se cuenta con evidencia que los Hicsos sí conocían la escritura; existe otra época en que tal vacío podría encajar mejor: Durante fines del reinado y caída de Amenhotep IV (Akenatón), pues son varios los autores que apuntan a tal posibilidad, entre ellos el psicólogo Sigmund Freud (Moisés y el monoteísmo), el argentino Patricio Colombo Murua (Tras las Huellas de Moisés) y el boliviano Ariel Villazón (¿Dioses? o Impostores), quienes creen que la conexión monoteísta entre Akenatón y Moisés es muy sugerente y podría ser una buena solución al enigma. Por otra parte, si bien existen muchas teorías sobre el tema, y se ha hablado de varias oleadas de éxodos, parece más plausible creer que la Teoría de los dos éxodos se podría aproximar mejor a la verdad, es decir: dos residuos tradicionales entremezclados y fusionados por el paso del tiempo.

El Éxodo como fábula Literaria

El arqueólogo israelí Israel Finkelstein y el historiador Neil Asher Silberman en su obra La Biblia Desenterrada son los principales especialistas modernos que plantean la inexistencia de un éxodo hebreo. “El éxodo no existió” afirmó fehacientemente Finkelstein el año 2006, pues bajo la lupa de las indagaciones arqueológicas no hay pruebas en absoluto del éxodo; décadas de búsquedas en Kadesh de Barnea sin arrojar ningún resultado, la inexistencia de evidencias egipcias y sobre todo porque la arqueología contradice en el tema tácitamente a La Biblia, pues hay evidencias de asentamientos proto-israelíes en Canaán desde mucho antes que las fechas probables del Éxodo. En otras palabras Finkesltein propone una invasión pacífica de Canaán por parte de elementos nómadas originarios durante el declive de las ciudades estado cananitas, no así por la supuesta conquista comandada por Josué.

Autores

El libro ha sido atribuido tradicionalmente por judíos y cristianos al legislador Moisés (como los demás libros del Pentateuco).

Hipótesis documentaria

Según la hipótesis documentaria, los principales autores de este trabajo habrían sido yavistas, elohístas, sacerdotes y la llamada deuteronomista. Además, se estima que la poética Canción del mar y el Código del pacto escrito en prosa, son trabajos originalmente independientes de autores asociados a los grupos antes indicados.

En esta hipótesis, los elohístas son identificados como únicos responsables del episodio del Becerro de oro, y la tradición sacerdotal como autores de las instrucciones para crear el Tabernáculo, las vestimentas, los objetos rituales, y la descripción de su creación. Los tres autores o equipos de escritores principales son también directamente responsables de cada una de las partes del código de la ley: los elohístas del Pacto, los sacerdotes del Decálogo ético, y los yavistas del

Decálogo de rituales.

Se estima que las otras partes del libro fueron construidas con versiones entremezcladas de yavistas, elohístas y sacerdotes. La reconstrucción de las historias en esas fuentes, aplicando esta hipótesis, permite identificar las variaciones entre las historias. Por ejemplo, la tradición sacerdotal nunca advierte al faraón acerca de las plagas, pero en su lugar presenta a las plagas como una prueba de sus magos, y siempre involucra a Aarón. En cambio, en la tradición elohísta se da una advertencia al faraón, que la desoye. Se describe al faraón como alguien que duda en ceder, pero finalmente se aferra a su decisión cuando Moisés amenaza con las plagas. Estos autores difícilmente dan una opinión positiva acerca de Aarón.

Si se narran dos éxodos que suceden en distintas épocas, posteriormente refundidos, el primero o yavista se correspondería con la expulsión de los hicsos por Amosis I, y el episodio del paso del mar Rojo, un recurso literario cuyo precedente se encuentra en el Papiro Westcar, donde un mago egipcio “separaba” las aguas de un lago.2

Cronología

Hipótesis según el relato bíblico

“Cruzando el mar rojo”, Nicholas Poussin

La narración de este libro —desde la muerte del hijo undécimo de Jacob, José al levantamiento del Tabernáculo en el desierto— cubre cerca de ciento cuarenta y cinco años; estamos entonces ante un supuesto de cerca de cuatrocientos treinta años (Éx. 12:40) desde el tiempo de la promesa hecha a Abraham (Gal. 3:17).

José murió a la edad de ciento diez años (Gén:50:26). La familia de Jacob salió desde el valle de Beerseba en Canaán (Gen 46:5) y bajo el amparo de José fueron a radicarse al valle de Gosén, en Ramesés (supuestamente Pi-Ramsés, en idioma egipcio) (Gen 47:6), allí se multiplicaron. Anteriormente, estas tierras estaban habitadas por los Hicsos hasta el 1.500 a. C. y eran destinadas al pastoreo.

La ciudad egipcia de la cual salen es Ramesés, dirigiéndose alrededor de 600.000 hebreos y un número indeterminado de gente no-hebrea hacia Sucot. Ramesés podría ser la actual Qantir en el Bajo Egipto, en la tierra de Gosén, donde vino a morar la familia de Jacob bajo el amparo de José y donde se multiplicaron los hebreos en aquellos tiempos (Gén: 47:1). Desde Sucot, los hebreos y quienes le acompañaban salieron a Etam, a la entrada del desierto (Éxodo 13:20) y fueron a acampar a Pi-hahirot, entre Migdol y el Mar Rojo hacía Baal-zefón.

En Génesis 15:13, Yahweh le indica a Abraham que su descendencia morará 400 años en tierra ajena como nación esclava, y en Éxodo 12:40 se indica que se cumplieron 430 años exactos el mismo día en que se liberó al pueblo hebreo de Egipto.

El templo de Salomón se construyó alrededor de 480 años después de la salida de Egipto (1Reyes 6:1).

“Salida de los Israelitas de Egipto”, de David Roberts, 1829

Hipótesis basadas en la historia de Egipto

La datación de su composición cronológica es, empero, dificultosa, y para alcanzar una certeza razonable hay que relacionar esta narración con la historia del Antiguo Egipto.

Ha habido muchos intentos por ajustar las fechas de los eventos acontecidos en este libro para precisarlos de acuerdo al calendario gregoriano. Estas tentativas muchas veces no toman en cuenta ciertas consideraciones:

¿Quién fue el Faraón de esa época? (su nombre aparece escrito como Faraón);

las fechas de descripciones no bíblicas de un gran número de pueblos semitas que abandonaron Egipto; y las fechas que la arqueología establece para la destrucción de Jericó.

En general, se supone que la correcta identificación del Faraón mencionado en el Éxodo es la clave para establecer la cronología correcta.

Han sido propuestos varios faraones y dinastías posibles:

Amosis I, Tutmosis III o Amenhotep II de la Dinastía XVIII —siglo XV a. C. Algunos, sin embargo, cuestionan las evidencias arqueológicas que sostienen la fecha del Éxodo y la fecha de la conquista de Canaán, pero los asentamientos conocidos más antiguos de israelitas no aparecen hasta c. 1230 a. C., después que los muros de Jericó fueran destruidos.

Ramsés II o Merenptah de la Dinastía XIX —siglo XIII a. C. Tienen el soporte de los semíticos en tiempos de los Hicsos, aunque esto contradice algunos aspectos claves narrados en la Biblia. A pesar de todo, hay quienes creen que esta hipótesis concuerda con los recientes descubrimientos arqueológicos en Tell el-Daba y Jericó.

Si se acepta como opresor a Seti I, la esclavitud se verificó entre 1310 y 1290 a. C. y el Éxodo durante la segunda mitad del reinado de Ramsés II.

La Biblia no identifica claramente al faraón reinante en la época del Éxodo, habla de una ciudad transcrita como Ramsés: (Éxodo 12,37: “Partieron los hijos de Israel de Ramsés a Sucot, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños…” Números 33,3: De Ramsés salieron en el mes primero, a los 15 días del mes primero…” Números 33,5: “Salieron pues, los hijos de Israel de Ramsés y acamparon en Sucot).

Cálculo de la fecha del comienzo del Éxodo

Aunque la Biblia no cita al faraón del Éxodo por su nombre, sí da la fecha exacta del Éxodo. En 1 Reyes 6:1 se lee que Salomón comenzó a construir el Templo en el cuarto año de su reinado, 480 años después que los hijos de Israel salieron de Egipto. La mayoría de los estudiosos de la Biblia estiman que el cuarto año del reinado de Salomón era el año 967 a. C. Luego la fecha de Éxodo fue 1447 a. C. (967 + 480), cuando gobernaba Tutmosis III, o Amenofis II, pero no hay ningún documento ni resto arqueológico egipcio que confirme este acontecimiento.

Ruta emprendida según el relato bíblico

En el relato bíblico se expone que, después de atravesar el Mar Rojo, los hebreos se adentraron en el desierto de Shur o Etam y tres días después llegaron a Mara. En este lugar, la unidad del pueblo hebreo empezó a resentirse y murmuraban a pesar de los hechos que habían visto de Dios y se oponían contra Moisés (Éxodo 15:24).

Desde Mara se trasladaron a Elim, un oasis de doce fuentes de agua, desde este lugar se adentraron el desierto de Sin en dirección al monte Sinaí orillando el Mar Rojo; ya habían transcurrido dos meses desde la partida de Egipto. Aquí se verifica el evento del maná proporcionado por Yahweh.

Ya el desierto de Sin, la congregación se trasladó desde locaciones como Dofca, Alús y en Refidim en Horeben el desierto de Parán, un lugar sin agua, allí combatieron por primera vez como un pueblo a los Amalequitas venciéndoles (Éxodo 17:13). En este lugar, Moisés golpea una roca con su vara y brota agua potable.

Desde Refidim, el pueblo hebreo entró al desierto del Sinaí y acamparon en el contorno del monte Sinaí o monte Horeb a los 90 días de haber salido de Egipto, y es el lugar donde Moisés recibió los Diez Mandamientos o Decálogo, además se constituyó el Sacerdocio de Aarón o levítico, las primeras leyes civiles y religiosas en el pueblo judío, adicionalmente se construyó el primer Tabernáculo, el Arca de la Alianza. (Éxodo 25:10). En este lugar permanecieron dos años y dos meses y al salir del Sinaí, el pueblo de Israel estaba regido en todo aspecto legal, civíl, moral y religioso. (Éxodo 10:11).

Desde Sinaí partieron al desierto de Parán y habitaron en Kibrot-hataava (Éxodo 11:35) para trasladarse a Hazerot en pleno desierto. Desde este lugar, Moisés asigna a doce espías para reconocer la tierra de Canaán (Éxodo 13) desde el monte Neguev en el desierto del mismo nombre. Mientras tanto, la congregación avanza a Ritma y de allí a Rimón-peres.

La tierra de Canaán reconocida estaba habitada por jebuseos, anacitas, Amalequitas, amorreos y cananeos.

La información conseguida en cuarenta días, fue mal recibida por la congregación, dado que diez de los doce espías incitaron a murmuraciones en contra de sus líderes, lo que provocó una funesta rebelión en el pueblo en contra de Yahweh debido a que pensaban que Dios los estaba llevando a la muerte ante gente aparentemente más poderosa que los mismos israelitas (Números 14) y muchos pugnaron por volver a Egipto.

Yahweh, maldice a los diez espías quienes fallecen de plaga (Números 14:36) y además condena al pueblo de Israel a cuarenta años en el desierto del Neguev. Sólo son autorizados a salir del desierto, Caleb y Josué (Números 14:30) y adentrarse en Canaán. Israel intenta rebelarse ante la condena en el desierto pero son derrotados por los amorreos liderados por el rey de Edom y los obligan a permanecer entre Cades, el desierto de Moab y el Neguev y allí permanecen casi 40 años. Aarón fallece en el monte Hor (Núm.20:22-29)

Cuando se cumplieron los 40 años, y hubo fallecido toda la generación adulta, la generación precedente pudo por fin entrar a Canaán teniendo como líder a Josué (Deuteronomio 2: 14 -24). Moisés no es autorizado a entrar a Canaán y sólo se le permite observar la tierra de la herencia desde el Monte Pisga o Nebo (Deut. 3:27/ Deut. 32: 48-52) para fallecer en este mismo lugar y ser enterrado en Moab.

Sentido religioso

Dos hechos fundamentales de la historia de Israel son: la salida de Egipto y la revelación del monte Sinaí, y ambos son narrados en el Éxodo.

El milagro de la liberación muestra y confirma la elección por Yahveh del pueblo judío, y el establecimiento de la liturgia yahvista fue su consecuencia.

Sentido cristiano

Para los cristianos, la celebración de la primera Pascua prepara el camino para la Resurrección cristiana y la formación del Pueblo de Dios es el antecedente de la Iglesia como asamblea y reunión de fieles a través de la liturgia.

El Nuevo Testamento reinterpreta muchos de los acontecimientos del Éxodo: San Pablo insiste en esto de manera especial (1 Cor. 10:2-4), y luego compara el pasaje del Mar Rojo con el bautismo y la Eucaristía (1 Cor. 79:8).

En el Evangelio de Juan se compara al Mesías con Moisés, y Cristo opone el maná al “pan de la vida”. En más de una ocasión se ha hecho notar el paralelismo de la estructura del Éxodo con este Evangelio, especialmente en los primeros capítulos.

Por último, en la Epístola a los Hebreos se concibe la muerte como el Éxodo de la vida hacia la Tierra Prometida del Cielo, el sacerdocio cristiano como el hebreo, el sacrificio de Cristo como el del Sinaí y la Antigua Alianza como la Nueva, sacramentada con la sangre de Jesús.

Bosquejo:

1. Oprimidos en Egipto 1:1-11:10

Esclavitud en Egipto 1:1-22

Preparación del Libertador 2:1-4:31

Lucha contra el opresor 5:1-11:10

2. Liberador de Egipto 12:1-14:31

Redención por sangre 12:1-51

Institución de la pascua 12:1-28

La décima plaga-muerte de los primogénitos 12:29-51

Redención mediante la Poderosa Ayuda Divina 13:1-14:31

Consagración de los primogénitos 13:1-16

Cruce del mar Rojo 13:17- 14:31

3. Educación de los Redimidos en el desierto 15:1-18:27

Canto triunfal de los redimidos 15:1-21

Los redimidos puestos a prueba 15:22-17:16

Prueba amarga 15:22-27

Hambre 16:1-36

Sed 17:1-7

El conflicto 17:8-16

Gobierno de los redimidos 18:1-27

4. “Consagración de los Redimidos en el Sinaí” 19:1-34-35

Aceptación de la Ley 19:1-31:18

Directivas dadas a Moisés 19:1-25

Los mandamientos de carácter moral 20:1-26

Las ordenadas de carácter social 21:1-24:11

Reglamentos de carácter religioso 24:12-31-18

Infracción de la Ley 32:1-14

El becerro de oro 32:1-14

Rompimiento de las tablas 32:15-35

Restauración de la Ley 33:1-34:35

Visión renovada 33:1-34:35

Las segundas tablas 34:1-35

5. La adoración de los redimidos en el Tabernáculo, Sacerdocio y ritual 38:1-40:38

Ofrendas y obreros para el Tabernáculo 35:1-40:38

Construcción del Tabernáculo y nombramiento de quienes participaron 36:1-39:43

Se erige el tabernáculo y desciende la Gloria Divina 40:1-38

Liga Metodista de Jóvenes

lmjiIniciamos una nueva sección, dedicada a las Ligas Metodistas, con el objetivo de ir escribiendo la historia de esta organización juvenil de nuestra Iglesia Metodista.

Solicitamos en envío de colaboraciones que nos hablen de este aspecto.

Iniciamos con la participación de la Lic. Alma Dorantes González, del INAH, Jalisco, documento bajado de internet, que narra la vida de la Liga Metodista en Ahualulco, Gudalajara, a principios del siglo pasado.

De un clic:

LMJ.alma_dorantes

Noticias internacionales

Nebulosa a 17 mil años luz de la Tierra

 

La NASA encuentra la ‘mano de Dios’

 not int.la mano

Gracias a su telescopio espacial de rayos X, la NASA ha fotografiado la imagen de un cuerpo celeste cuya forma se asemeja a una mano humana extendida.

 

10 DE ENERO DE 2014, EE.UU.

La NASA ha hallado, gracias a su telescopio espacial de rayos X NuSTAR, lo que se ha resuelto en llamar la “Mano de Dios”. La imagen, ciertamente, se presta a esa descripción: unos dedos de un verde azulado -con el dedo gordo perfectamente distinguible del índice, el anular y el corazón- rozan y parecen querer coger una nube rojiza ubicada a unos 17.000 años luz de la Tierra.

Científicamente hablando, la mano sería producto de la explosión de una estrella en una supernova y la posterior expulsión de una enorme nube de materia cósmica, visible en la zona azul de la imagen, según explica la agencia espacial estadounidense, citada por el portal Space.

“La ‘Mano de Dios’ es una nebulosa que se encuentra a 17.000 años luz de distancia de la Tierra”, agregó el Observatorio de rayos-X Chandra de la NASA, que además indicó que las imágenes de las partes verdes y rojas de este cuerpo celeste se lograron capturar gracias a la utilización de rayos-X de baja energía.

Se cree que la iluminación captada por los rayos X es el resultado de la interacción del material expulsado tras la explosión de la estrella con los campos magnéticos cercanos. Sin embargo, los científicos de la NASA no están seguros de si el material expulsado de hecho ha tomado la forma de una mano o de si su interacción con las partículas del púlsar de una nebulosa de viento hace que se vea de esa forma.

“No sabemos si la forma de la mano es una ilusión óptica, pero con NuStar [telescopio espectroscópico de gama nuclear, por sus siglas en inglés] la mano se ve más como un puño, lo que nos está dando algunas pistas”, indicaron los investigadores.

Los investigadores esperan que la Mano de Dios ayude a proporcionar muchos más detalles sobre el fenómeno de los agujeros negros y la forma en que “crecen e interactúan con las galaxias”.

Fuentes: La Vanguardia Editado por: Protestante Digital 2014

En La Biblia App

Los versículos de la Biblia más compartidos en 2013

 not int.los versic. mas

Leyendo la Biblia en una tablet. / BibleApp

 

La aplicación para móviles más extendida ha publicado una lista con los versículos favoritos de sus usuarios, que son más de 100 millones en todo el mundo.

10 DE ENERO DE 2014, ESPAÑA

La  YouVersion  o La Biblia App es una conocida aplicación de lectura de la Biblia que cuenta con una gran expansión en todo el mundo. De hecho, hay más de 123 millones de dispositivos móviles que cuentan con esta aplicación instalada.

La aplicación, que cada vez es más popular entre los cristianos, da la posibilidad de compartir versículos con otros usuarios a través de correo electrónico o redes sociales. De esta forma, se ha realizado una medición de cuáles han sido los textos más compartidos desde esta plataforma.

Según los desarrolladores de YouVersion, en 2013 la aplicación se ha instalado 49 millones de veces y sus usuarios han compartido y reenviado 68 millones de versículos.

LOS MÁS COMPARTIDOS

Los versículos que más se han enviado en 2013 son los siguientes:

1. Este es el día que hizo el Señor: alegrémonos y regocijémonos en él. (Salmos, 118: 24)

2. Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte a su debido tiempo. (1ª Pedro 5, 6)

3. No temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra. (Is. 41, 10)

4. Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. (Mt. 7, 7)

5. Los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán (Is. 40, 31)

6. No tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino Uno que ha sido tentado en todo como nosotros, pero sin pecado. (Heb. 4, 15)

7. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra. (Ef. 5, 25-26)

8. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Yahvé tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas (Josué. 1, 9)

9. No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio (2. Tim. 1, 7)

10. El Señor es mi roca, mi baluarte y mi libertador; mi Dios, mi roca en quien me refugio; mi escudo y el cuerno de mi salvación, mi altura inexpugnable. (Salmos 18, 2)

LOS MÁS POPULARES

 La aplicación también permite señalar los versículos favoritos, aquellos que los usuarios marcan cuando realizan su lectura de la Biblia. Aquí vuelven a destacar los versículos de superación, ánimo y esfuerzo, que también dominaban la lista anterior. Son:

1. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece (Fil. 4, 13)

2. Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán (Is. 40, 31)

3. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén. (Mt. 6, 13)

4. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Yahvé tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas (Js. 1, 9)

5. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias (Fil. 4, 6)

CAPÍTULOS MÁS LEÍDOS

También se ha analizado cuáles son los 5 capítulos más leídos en la aplicación.

1. Romanos 8, que trata sobre la vida en victoria del cristiano y su esperanza.

2. Romanos 12, que comienza con los famosos versículos de compromiso.

3. Mateo 5, que contiene las bienaventuranzas y parte del sermón de la montaña.

4. 1ª Juan 4, que habla sobre el gran amor de Dios.

5. Hebreos 12, que comienza hablando de la carrera cristiana.

EL MÁS POPULAR DE TODOS: FILIPENSES 4.13

De entre todas las categorías, se hace un análisis que ha determinado que el versículo del año 2013 en esta aplicación ha sido Filipenses 4:13: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Fuentes: ReL, Protestante Digital Editado por: Protestante Digital 2014

Tiene 2 mil años

Exponen el osario de Santiago,

hijo de José, hermano de Jesús

 not int.tiene 2 mil años

Imagen del osario de Jacobo hallado en Jerusalén.

 

El osario estaría datado en el año 63, fecha en que murió Santiago, y se trata de una nueva evidencia histórica de la existencia de Jesús de Nazaret. Va a ser expuesto en Israel.

09 DE ENERO DE 2014, JERUSALÉN

Una caja caliza de 2.000 años de edad, que algunos creen que contiene los restos de Santiago, el hermano de Jesucristo, está lista para exponerse al público en Israel, a pesar de que está desencadenando reacciones por parte de los católicos que rechazan que Cristo tuviese hermanos biológicos.

La famosa revista “Biblical Archeology Review” dio a conocer en 2002 el descubrimiento de un osario de piedra caliza del primer siglo de nuestra era con una inscripción en idioma arameo que decía lo siguiente: “Jacobo, hijo de José, hermano de Jesús”

La noticia dio la vuelta al mundo. ¿Acaso se había encontrado un resto arqueológico que se refería a Santiago (o Jacobo, sinónimos), el hermano de Jesucristo? En el momento del hallazgo no se dudó en que estos eran sus restos, pero en junio del 2003 la Dirección de Antigüedades de Israel anunció que el osario no era auténtico.

Sin embargo, varios expertos reunidos en Atlanta en noviembre de 2003 han sostenido la autenticidad del osario, y, además, el número de la revista “Biblical Archeology Review” correspondiente a enero-febrero de 2004 ha vuelto a publicar un artículo favorable también a la autenticidad de este objeto arqueológico.

Oded Golan, el coleccionista de antigüedades de Israel que es dueño del osario de piedra caliza, insiste en que “esta es la evidencia más antigua que menciona el nombre de Jesucristo”,

John Meier, profesor de la Universidad Notre Dame, apoyó por su parte la hipótesis de Lemaire y señaló que “por primera vez, se pueden poner las manos en algo próximo a Jesús”.

EL OSARIO

La caja encontrada, un osario, de 50 centímetros de largo y unos 27,5 de ancho, muestra en una de sus caras el siguiente texto en arameo, escrito con una forma de cursiva usada, según los expertos, sólo entre los años 10 y 70 del siglo I: ‘Ya’akov bar Yosef akhui di Yeshua’ (‘Jacobo, hijo de José, hermano de Jesús’).

Este texto hace referencia a José (nombre que coincide con el esposo de Maria, padre adoptivo de Jesús), a Jacobo (o Santiago, nombre que coincide con el hijo de María y José que se mencionan en la Biblia como hermano de Jesús) y además confirma la existencia de un “Jesús” que tuvo parentesco con estas personas, y que como es lógico lleva a pensar en Jesús de Nazaret.

Según el paleógrafo André Lemaire, de la Universidad de “La Sorbona”, que es quien dio a conocer el descubrimiento, este osario, que se encuentra vacío y es propiedad de un coleccionista que vive en Israel, “proporciona la más sólida mención de la época del Nuevo Testamento a la figura central de la Cristiandad y es el primer descubrimiento arqueológico que corrobora las referencias bíblicas hacia Jesús”. El experto indicó que en el siglo I de nuestra era no era usual escribir varios nombres en estas cajas funerarias. De las decenas de osarios encontrados hasta ahora, solamente en dos se hacen referencias a un hermano del muerto. Por ello, el experto francés interpreta que la palabra ‘Jesús’ que aparece en este osario se debe a que debía ser una persona muy popular o que llegó a representar un papel de cierto relieve en su época.

SANTIAGO, HERMANO DE JESÚS

Son variadas las referencias que tenemos del apóstol Santiago, hermano del Señor, en las Sagradas Escrituras. A él se refiere Pablo (El Apóstol) en la carta a los Gálatas (1,18-19), cuando dice “No vi a ningún otro apóstol, excepto a Santiago, el hermano del Señor”. Este Santiago sería el mismo al que se refiere Lucas en el capítulo 15 versículo 13 de los Hechos de los Apóstoles. Y Santiago es uno de los hermanos de Jesús que se cita en el Evangelio de Mateo (13, 55-56).

Josefo, conocido historiador judío, se refiere a Santiago así: “Así pues, habiendo pensado esta clase de persona, Anano, que disponía de una ocasión favorable porque Festo había muerto y Albino estaba de camino, convocó una reunión de jueces y llevó ante él al hermano de Jesús, que es llamado Mesías, de nombre Santiago, y a algunos otros. Los acusó de haber transgredido la ley y los entregó para que fuesen apedreados”.

Santiago, el hermano de Jesús, que sería dirigente de la comunidad judeocristiana de Jerusalén, debió ser ejecutado en el año 63 de nuestra era, aproximadamente.

Según el paleógrafo André Lemaire, el osario estaría datado en el año 63 después de Cristo y se trataría de una nueva evidencia histórica de la existencia de Jesús de Nazaret.

Lemaire reconoce que de los cuarenta mil habitantes que tenía Jerusalén en aquella época, los nombres de Jacobo, José y Jesús eran muy comunes y, desde un punto estadístico, podría haber unos veinte que se llamaran Jacobo y que, además, fueran hijos de José y hermanos de Jesús. Sin embargo, contra esta objeción estadística, Lemaire señala que “es muy dudoso que hubiera un Jacobo que tuviera un hermano que mereciera el honor de ser mencionado en su tumba”.

Fuentes: The Christian PostEditado por: Protestante Digital 2014

Reconocido cantante

Murió Nelson Ned,

el ‘pequeño gigante’ que encontró a Jesús

 not int.nelson ned

El brasileño Nelson Ned, durante una actuación en directo. / Univisión

 

El brasileño, famoso cantante de boleros en toda Sudamérica, sufrió una neumonía grave de la que no se recuperó.

07 DE ENERO DE 2014, SAO PAULO

El cantante brasileño Nelson Ned falleció el 5 de enero en el hospital en Sao Paulo, tras una complicación respiratoria de la que no pudo recuperarse. Tenía 66 años y su salud estaba muy deteriorada en los últimos años, tras sufrir un derrame cerebral.

“El pequeño gigante de la canción”, apelativo que recibió por sus escasos 1.12 metros de estatura, se consagró en la década de los sesenta como una de las voces románticas más famosas de Brasil y su éxito internacional llegó con la grabación de varios discos en español.

Ídolo en países como Argentina, México y Colombia, entre otros, Nelson Ned enfrentaba problemas de salud desde hace varios años, que se agravaron en 2003 cuando sufrió un accidente vascular cerebral (AVC).

Después de una vida de excesos, Ned se convirtió en los años noventa a la religión evangélica y, desde entonces, interpretó con éxito música del género religioso, también en portugués y español.

UNA ESTRELLA DESDE NIÑO

Nelson Ned D’Ávila Pintos, nació en Ubá (Minas Gerais, Brasil) el 2 de marzo de 1947. Fue el primogénito de los siete hijos. Conocido en el medio artístico como Nelson Ned, el pequeño gigante, se casó con Maria Aparecida, con quien tuvo tres hijos.

Al nacer, a Nelson se le diagnosticó una anormalidad celular por el que desarrolló enanismo. La estatura de Nelson alcanzó los 1,12 metros, una condición que no le impidió convertirse en un gran cantante y compositor.

 A los 14 años comenzó su carrera, apareciendo en la televisión local. Dos años después le ofrecieron llevar un programa que se llamó: “Gente, el tamaño no importa”. Ganó el concurso “Un cantante por un millón” y, cuando menos se esperaba, apareció en São Paulo para presentarse en la “Discoteca la Chacrinha”.

La década de los 60 fue propicia para el comienzo de las presentaciones y grabación de discos, inclusive en varios países de América Latina, donde fue muy popular. Con un repertorio ligado a la música romántica, sus presentaciones atrajeron multitudes en estadios y teatros

CONVERSIÓN AL CRISTIANISMO

El año 1993 Nelson Ned se entregó a Cristo después de una vida de excesos, con problemas de drogas y promiscuidad sexual, como él mismo contaba: “antes de ser cristiano era muy depravado, bebía mucho, usaba mucha droga y tenía muchas mujeres. Ahí, Dios habló conmigo una madrugada: ‘O usted cambia o lo saco de aquí’. Entonces resolví cambiar”, declaró el artista.

Se hizo creyente evangélico y comenzó a concentrar su carrera a la música cristiana, componiendo canciones espirituales que expresaban su fe. En 1996 publicó su autobiografía, “El Pequeño Gigante de la Canción”. Posteriormente grabó varios discos, en español y portugués, con canciones de testimonio y de alabanza.

En 2004 lanzó su último trabajo de música cristiana llamado “Jesus Ressuscitou”. En muchas de sus canciones compartía su testimonio de cambio de vida y su esperanza en Jesús:

SALUD FRÁGIL

La salud de Nelson estuvo muy deteriorada en los últimos años de su vida. La voz imponente y melodiosa del cantautor se apagó a los 66 años de edad el el 5 de enero de 2014 cortada por una neumonía grave que puso fin a su vida en el hospital donde había sido trasladado. Su cuerpo fue cremado y sus restos descansan en el Cementerio Horto da Paz de la ciudad paulista.

Fuentes: Univisión, Iglesia Bautista de Basauri Editado por: Protestante Digital 2014

Próximos estrenos 

Historias bíblicas que brillarán con luz propia

en cine y TV

 not int.prox.estrenos.

Noé, Moisés y Jesús serán protagonistas en la gran pantalla este 2014, mientras para televisión se prepara la segunda parte de la miniserie ‘La Biblia’ junto a otros estrenos basados en los diez mandamientos o en los pecados capitales.

 

17 DE ENERO DE 2014, ESPAÑA

El éxito de la miniserie  La Biblia  ha desatado el presupuesto para las producciones que se nutrirán de historias o conceptos bíblicos durante el próximo 2014.

En el caso del cine, se esperan varios estrenos de superproducciones de Hollywood que buscan su inspiración en las páginas de las Escrituras. El afamado director Ridley Scott (Alien, El reino de los cielos), prepara en Exodus una aproximación al éxodo bíblico, con su Moisés particular, encarnado por el actor de  Batman , Christian Bale.

Mucho se está hablando de  Noé, la película en la que Russell Crowe (Gladiator, Robin Hood) encarnará al personaje bíblico en un mundo abocado a su fin por el diluvio. La dirección de Darren Aronofsky (Cisne negro) despierta la curiosidad de los cinéfilos hacia una historia que no se ha llevado tantas veces a la gran pantalla, a diferencia de la de otros personajes bíblicos como Moisés o el mismo Jesús.

 De mano de los productores de La Biblia llegará  Hijo de Dios, una versión de los capítulos emitidos el pasado año en televisión, centrándose exclusivamente en la historia de Cristo. Está por ver si aportará algún material nuevo al ya emitido en la pequeña pantalla con notable éxito en todo el mundo.

A finales de 2014 o a principios de 2015 llegará a las salas otra producción con contexto bíblico. Será  María, que se acercará a la figura de la madre de Jesús desde los ocho a los 27 años de edad, con Ben Kingsley como el rey Herodes.

LA TELEVISIÓN SE SUMA A LA MODA

Las producciones televisivas no serán ajenas al fenómeno bíblico. Ya se ha aprobado una secuela para la miniserie  La Biblia , que se llamará  A.D. Beyond The Bible , que contará la historia de los primeros cristianos. El estreno está programado para 2015, con doce episodios.

 Los nuevos proyectos también incorporarán otros aspectos de la religión. Tal es el caso del canal de cable básico de Estados Unidos WGN America, con una miniserie que abordará los Diez Mandamientos desde el punto de vista de distintos directores en cada episodio. La lista incluye a Gus van Sant (Milk), Lee Daniels (El mayordomo), Jim Sheridan (En el nombre del padre) y Wes Craven (la saga de Scream) en la lista de los colaboradores, además del actor Michael Cera. “La posibilidad de darle mi propio giro personal de una manera contemporánea a uno de estos ancestrales mandamientos no tiene precio”, explicó Craven.

Otra miniserie con episodios temáticos estará a cargo de David Mamet (Phil Spector) y que será emitida por Fox en Estados Unidos. En ella, se creará una historia basada en los siete pecados capitales definidos por la tradición católica: ira, avaricia, gula, orgullo, lujuria, envidia y pereza. Los mismos funcionarán como temáticas para cada capítulo, pero con un hilo conductor a lo largo de la serie.

Fuentes: La TerceraEditado por: Protestante Digital 2014

Cuba

Histórica exposición bíblica visita La Habana

 Expo

Miguel Díaz-Canel Bermúdez y el Cardenal Jaime Ortega, durante la inauguración de la muestra. / Cuba.cu

 

La colección de documentos de la familia Green se muestra en la Catedral de la capital de Cuba, donde en los últimos cinco años se han distribuido 1,5 millones de ejemplares de la Biblia.

15 DE ENERO DE 2014, LA HABANA

En la Plaza de la Catedral de La Habana, cientos de pastores, sacerdotes y líderes católicos inauguraron una exhibición titulada: “La Biblia: Camino de Dios en el camino del hombre”. La Catedral de La Habana contará con la exhibición de arqueología religiosa de la historia bíblica durante 21 días.

La exposición está compuesta en gran parte por piezas de la colección Green, uno de los coleccionistas bíblicos más grandes del mundo. El hecho conjunta varios factores: es una exhibición de una familia filantrópica norteamericana, de origen pentecostal, que se presenta en una Catedral católica y con presencia de pastores en el acto.

PIEZAS DE GRAN VALOR

Entre las piezas expuestas se encuentra una hoja de la Biblia de Gutenberg, textos y mascarillas funerarias del Antiguo Egipto, reliquias de la Edad Media, así como papiros y piezas arqueológicas de valor incalculable. En total la muestra está formada por 72 objetos vinculados a la escritura y difusión a través de la historia de los textos de gran valor histórico, cultural y religioso.

Según explicó en conferencia de prensa el canciller de la arquidiócesis de La Habana, monseñor Ramón Suárez Polcari, como parte del evento, visitará Cuba el responsable de los famosos Archivos Secretos y Biblioteca del Vaticano, el arzobispo francés Jean-Louis Brugues, así como el cardenal de Florencia, Giuseppe Betori.

Entre las piezas se encuentran también rollos de la Torá, el texto más sagrado del judaísmo, vasos y jarras de la Edad de Bronce, códices con los salmos elaborados entre los siglos III y IV, así como escrituras funerarias egipcias, ejemplares de la Biblia impresos antes de la Reforma de Martín Lutero y otro que fue propiedad de la reina María Cristina de Austria.

En el acto inaugural participaron más de cincuenta actores, actrices y miembros de la Orquesta Sinfónica y bailarines de ballet, realizando una presentaron artística de la historia de la salvación.

El evento fue auspiciado por el Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo de la Habana, la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias Evangélicas de Cuba, el Museo de la Biblia y la American Bible Society, entre otros.

Según informó Melvin Rivera, director internacional de Sociedades Bíblicas Unidas y asistente al acto de inauguración de la exposición, en los últimos cinco años la Comisión Bíblica de Cuba ha distribuido 1.5 millones de Biblias por todo el país.

Fuentes: CBN News MundoCristiano, Mundo Cristiano CBN Editado por: Protestante Digital 2014

Crónica viaje misionero

Macedonia espera la siembra de la buena semilla

 not int.macedonia

Iglesia evangélica en Bitola, Macedonia. / Fotos: Ig. Cristiana Evangélica Palma de Mallorca

 

Las iglesias evangélicas del pequeño país balcánico trabajan en minoría sin perder la fe en una sociedad castigada por el paro y que desconfía de la religión ortodoxa oficial. 

14 DE ENERO DE 2014, MALLORCA

Un equipo de cinco personas de la Iglesia Cristiana Evangélica de Palma de Mallorca (conocida comúnmente como Iglesia de Murillo) y pastoreada por el pastor Miguel Navarro, visitó Macedonia desde el 19 de noviembre hasta el 5 de diciembre.

Visitaron cinco ciudades del país balcánico: Kumanovo, Skopje, Bitola, Prlep y Ohrij y en cada una de ellas se reunieron con pastores de diferentes denominaciones. El motivo de esta visita era comprobar en terreno la situación de la iglesia evangélica en Macedonia. Uno de los miembros de la iglesia mallorquina, Vangel Macowsky, procede de este país y sirvió de contacto.

“En la conversación sostenida con los pastores y hermanos se pudo percibir un ambiente de pesimismo debido a los altos niveles de desempleo en el país -comentan en la crónica del viaje desde la Iglesia de Palma-. Pero también era recurrente la queja de por qué los ministerios cristianos invierten más en países vecinos que en la propia Macedonia. Ven cómo los recursos espirituales y financieros son desviados hacia otros lugares soslayando a su país”.

UN LUGAR DONDE INVERTIR

 La conclusión era que por el momento Macedonia es un país para invertir, para entregar, para dar y sembrar sin medida, y no para estrujar o quitar la poca riqueza espiritual y material que poseen. “En medio de tanto ministerio actual ávido de riquezas, éste no es un lugar próspero para cosechar”, agregan.

Por eso se manifestaban felices de recibir la visita. “Es un hecho histórico”, decía un pastor y teólogo de la ciudad de Bitola. Porque, confesó, es la primera vez desde que pastorea iglesias en aquel lugar que una iglesia extranjera se preocupa de visitar a las de Macedonia y de comprobar en terreno la situación de las mismas. Esto nunca se había realizado, excepto entre las de la misma congregación, pero nunca una visita que abarque a iglesias de diferentes congregaciones.

ENTRE LA OPRESIÓN ORTODOXA Y LA AMENAZA ISLÁMICA

 La iglesia evangélica en Macedonia se encuentra en una sociedad polarizada en cuanto a creencias religiosas. Es por ello que los pastores realizan esfuerzos a diario para compaginar su llamado pastoral con la vida familiar, llegando en ocasiones a realizar verdaderos sacrificios para no abandonar a los pocos miembros de “ser presas del acechante, constante y peligroso llamado de la iglesia ortodoxa y del integrismo islámico, presentes en cada esquina aquí en Macedonia”.

NECESIDADES

Las iglesias evangélicas, sin embargo, continúan con su labor con ánimo. El viaje de hermanos extranjeros, en este caso españoles, fue celebrado en cada iglesia y hogar que visitaban. “Ellos anhelan sentirse apoyados de forma más constante desde afuera, ya que necesitan este aliento espiritual para llevar adelante el evangelio en medio de esta nación, atada a la idolatría y paganismo milenarios”, comunica la misión mallorquina.

A pesar del hostil ambiente que les rodea, los pastores y hermanos tienen una amplísima visión para este país. Uno de los pastores con quienes compartieron decía: “Mi sueño es que un día Macedonia vuelva a ser cristiana”.

Fuentes: Iglesia Cristiana Evangélica de Mallorca Editado por: Protestante Digital 2014

Rep. Dominicana 

Evangélicos dominicanos celebran año nuevo con presencia presidencial

 

Marcos Witt, participando con algunas de sus canciones en la reunión de año nuevo evangélica en Rep. Dominicana.

not int.rep dominic

El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, asistió por primera vez al acto de año nuevo que celebra el ministerio Batalla de la Fe desde 1964.

 

13 DE ENERO DE 2014, SANTO DOMINGO

Unas 50.000 personas se congregaron a principios de año en el Estadio Olímpico Félix Sanchez de Santo Domingo, capital de República Dominicana, para celebrar un ya tradicional culto de año nuevo al que, por primera vez, asistió un presidente de gobierno.

Danilo Medina, máximo mandatario del país, estuvo presente en la concentración número 50 que cada primer día del año celebra el Ministerio de la Batalla de la Fe que dirige el pastor Ezequiel Molina Rosario.

El evento, que comenzó a celebrarse en el año 1964 en diversos lugares de la ciudad, y que en 1981 pasó a efectuarse en el Estadio Olímpico Felix Sánchez. Congregó más de 50 mil personas.

Tradicionalmente el presidente participa de los oficios de año nuevo organizados por la Iglesia Católica en la Catedral de Santo Domingo. Medina es el primer presidente que ha asistido a ambos actos. En un momento de la reunión, subió al escenario, donde hubo una oración para que Dios le diese sabiduría.

El conocido cantante Marcos Witt tuvo la participación principal en la parte de las alabanzas.

CRECIMIENTO E INFLUENCIA EVANGÉLICA EN EL PAÍS

En un artículo de opinión publicado en la prensa nacional, el pastor y periodista Tomás Gómez Bueno expresa: “la tradicional ruta del Palacio Nacional a la Catedral de Santo Domingo encontró este año una parada en la masiva concentración evangélica, donde el presidente Medina, en un jubiloso baño de alabanzas y exclamaciones evangélicas, saludó la multitud de fieles congregados en el estadio. Con esta visita del presidente Medina se pone fin a la hegemonía protocolar de la Iglesia Católica, como la única instancia cristiana donde tradicionalmente nuestros presidentes se dirigían a participar de los oficios religiosos en el primer día del año.”

La participación de Medina es un indicador del notable crecimiento de la comunidad evangélica y su nivel de influencia en todos los ámbitos de la sociedad dominicana. “Esta visita presidencial viene a subrayar el gran desafió que en el orden social tiene la comunidad evangélica y sus líderes, de cara al cumplimiento de la misión que el Señor les ha encomendado en su Palabra.

Fuentes: Tomás Gómez Bueno Editado por: Protestante Digital 2014

Estudio mundial

El planeta Tierra, cada vez más hostil a la fe

 not int.el planeta

Llega a su máximo grado, en los últimos seis años, la hostilidad hacia la religión en el mundo; según el Pew Research Center.

 

24 DE ENERO DE 2014, EE.UU.

El prestigioso Instituto señala que las restricciones son fuertes o muy fuertes en el 43 por ciento de los países del mundo, y experimentan un incremento respecto a hace seis años.

La percepción de que aumenta la persecución hacia la religión en general, y hacia los cristianos en especial, ha sido confirmada por el último estudio del prestigioso Pew Research Center.

Según este instituto, el número de países con un nivel alto o muy alto de restricciones a la libertad religiosa alcanzó en 2012 su pico más elevado de los últimos seis años, y afecta al 43 por ciento de los países.

EL 76% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL SUFRE POR SU FE

En términos de población mundial afectada, el Centro afirma que 5.300 millones de personas (el 76 por ciento de la población mundial), vive hoy en países donde se ejerce algún nivel de restricción o persecución de los creyentes.

Esta cifra tan abultada se debe en gran medida a la presencia entre los países más perseguidores de dos grandes potencias demográficas como China y la India (teniendo en cuenta que no se ha incluido a Corea del Norte por falta de datos, país que según Puertas Abiertas es el mayor perseguidor de cristianos del mundo).

En 2011 los afectados por la presión antirreligiosa o intolerante hacia las propias creencias suponían un 74 por ciento de la población, y en 2007 el 68 por ciento.

Fuentes: Reuters Editado por: Protestante Digital 2014

Poética 

Florentino Ulibarri, de su libro “Al viento del Espíritu”

Selección: Isabel Pavón.

11 DE ENERO DE 2014 

 

Bendición para el año nuevo

 poéticabendici para el año nvo

Que tu mirada gane en hondura y detalle

para que puedas ver más claramente

tu propio viaje con toda la humanidad

como un viaje de paz, unidad y esperanza.

Que seas consciente de todos los lugares

por los que caminas y vas a caminar en el nuevo año,

y que conozcas por experiencia

qué bellos son los pies del mensajero que anuncia la buena noticia.

Que no tengas miedo a las preguntas

que oprimen tu corazón y tu mente,

que las acojas serenamente y aprendas a vivir con ellas

hasta el día en que todo quede al descubierto.

Que des la bienvenida con una sonrisa

a todos los que estrechan tu mano:

las manos extendidas forman redes de solidaridad

que alegran y enriquecen con su presencia protectora.

Que sea tuyo el regalo de todas las cosas creadas,

que sepas disfrutarlas a todas las horas del día,

y que te enfrentes, con valentía y entusiasmo,

a la responsabilidad de cuidar la tierra entera.

Que el manantial de la ternura y la compasión

mane sin parar dentro de ti, noche y día,

hasta que puedas probar los gozos y las lágrimas

de quienes caminan junto a ti, tus hermanos.

Que despiertes cada mañana sereno y con brío,

con la acción de gracias en tus labios y en tu corazón,

y que tus palabras y tus hechos, pequeños y grandes,

proclamen que todo es gracia, que todo es don.

Que tu espíritu esté abierto y alerta

para descubrir el querer de Dios en todo momento,

y que tu oración sea encuentro de vida, de sabiduría,

y de entendimiento de los caminos de Dios para ti.

Que tu vida este año, cual levadura evangélica,

se mezcle sin miedo con la masa

y haga fermentar este mundo en que vivimos

para que sea realmente nuevo y tierno.

Y que la bendición del Dios que sale a tu encuentro

que es tu roca, tu refugio, tu fuerza, tu consuelo

y tu apoyo en todo momento, lo invoques o no,

descienda sobre ti y te guarde de todo mal.

Tomado de La Red de Liturgia de CLAI

Autor: Florentino Ulibarri

©Protestante Digital 2014

Reflexiones

 Reflexiones de Pedro García Carlos

 

Hay que tomar en brazos

la propia vida…

ref.hayquetomaren propios

Arthur Miller fue uno de los grandes escritores del Siglo XX. Muchos lo conocieron porque en los años sesenta se casó con la actriz Marilyn Monroe. En una de sus obras escribió una frase muy significativa: “Hay que tomar en brazos la propia vida y besarla”.

Creo que es una frase excelente porque si hay algo importante que debemos hacer es vivir disfrutando la vida que Dios nos ha dado. En el pensamiento bíblico, encontramos que la vida es corta. “Acabamos nuestros años como un pensamiento” lo dijo Moisés en el único salmo que escribió. “Es niebla que aparece por un poco de tiempo y luego desaparece” dice Santiago en su Epístola. Si pasamos tan rápido por esta vida, vamos a vivirla plenamente. No la desperdiciemos en odiar, tener rencores o resentimientos. No dejemos que el pesimismo o  los temores nos paralicen.

Tomar en brazos la vida es amar, ayudar, servir. Es darnos a los demás en actos de bondad y de amor. Es reír, llorar y afrontar cada circunstancia =sea buena o sea mala=  y con la ayuda de Dios sacar el mejor provecho de lo que nos llegue a suceder, es decir, alcanzar la victoria.

Abrazar la vida es vivir con alegría y entusiasmo, persiguiendo un sueño, alcanzando una meta o luchando por un ideal. Es darle gracias a Dios, porque la vida se renueva con cada amanecer.

“Tomar en brazos la propia vida y besarla” porque es un regalo de Dios y en Cristo su hijo, podemos vivirla abundantemente…

El Abejorro de Dios

 ref.elabejorro

El abejorro es un insecto grande y velludo, que zumba mucho al volar. Según los científicos el abejorro no debería de volar, pues sus alas son muy pequeñas en proporción  al tamaño de su cuerpo. Pero como el abejorro no tiene  ninguna información científica, ni sabe nada de la lógica humana, vuela.

Permítanme hacer una comparación analógica.  A veces escuchamos voces negativas de diferentes partes que nos impiden volar, es decir, limitan nuestros sueños o deseos de superación:

•         Ya no es tiempo para que estudies.

•         Las mujeres no tenemos las mismas oportunidades.

•         Resígnate a tu suerte.

•         No tienes capacidad para algo grande.

•         No llegaras muy lejos.

•         Te limita tu avanzada edad.

Estas voces opositoras y otras más, nos llegan con frecuencia para que nos sintamos derrotados y no alcancemos nuestros sueños. Pero déjame decirte, Tu eres el abejorro de Dios, que contra todos los pronósticos, puedes extender tus alas y levantar el vuelo hacia las cumbres. Tus ensueños no se han secado, todavía la ilusión reverdece y aun  brilla la esperanza.

Echa mano de los inagotables recursos divinos: la oración, el poder del Espíritu, el valor de la Palabra  y sobre todo la presencia de Dios. Hay un enorme potencial que el Señor ha puesto en nosotros, que solo se termina cuando llega el final de la jornada. Graba en tu mente y corazón estas verdades divinas: “La fe mueve montañas”; “Al que cree todo le es posible”; “No te he dicho que si crees, veras la gloria de Dios?” Si lo crees, prepárate a ver las maravillas de Dios, para quien nada hay imposible, y Él te ama, con un amor incondicional y eterno…

Edinburg, Tx. 13 de Enero del 2013

La oración es Renovación

 ref.mi orac. de cada

La oración es el medio para hablar con Dios y tener comunión con El. La oración es uno de los grandes privilegios que tenemos como creyentes en Cristo. A través de la oración entramos a la presencia de Dios, y es el mayor regalo que el hombre puede recibir. La oración trae grandes beneficios a la vida, uno de ellos es que somos renovados cuando oramos.

Los relojes que se fabricaban antiguamente tenían un mecanismo para darles cuerda periódicamente para que trabajaran bien. La vida es como esos relojes, necesita dársele cuerda. La oración da cuerda a los relojes de la vida. No tienes que estarle dando vueltas a las manecillas para ponerlas a tiempo, si la cuerda funciona bien.

La oración es renovación, porque a través de ella nuestra vida adquiere nueva orientación. En la oración encontramos a Dios y nos encontramos a nosotros mismos. Y nos da la fuerza para seguir avanzando en la dirección que hemos hallado.

La oración no es un mero estimulante, es una renovación de energías. Porque en la oración recibimos una transfusión de vida… de la vida de Dios.

Nuestra visión del universo y de todo aquello que nos rodea, se aclara en la oración. Allí recibimos una perspectiva correcta de las cosas, y nos levantamos con paz. Porque tenemos la convicción de que Dios tiene todo en sus manos y nada escapa a su control y a la realización de sus propósitos eternos…

 

 

Reflexiones de Juan Pluma Morales

 

¿En manos de quién?

ref.en manos de quien

1 Reyes 3:3-15

 

TESTIMONIO Y REFLEXIÓN.

Una pelota de basquetbol en mis manos vale $19.00. Una pelota de basquetbol en las manos de Michael Jordan vale alrededor de $33,000.000. Todo depende de en manos de quién está el asunto. Una raqueta de tenis en mis manos, no sirve para nada. Una raqueta de tenis en manos de Pete Sampras, significa el Campeonato en Wimbledon. Todo depende de en manos de quién está el asunto.

Una honda en mis manos es un juego de niños. Una honda en manos de David es el arma de la victoria del Pueblo de Dios. Todo depende de en manos de quién está el asunto. Dos peces y cinco panes en mis manos son un par de sándwiches de pescado. Dos peces y cinco panes en manos de Jesús son el alimento para miles. Todo depende de en manos de quién está el asunto. Unos clavos en mis manos pueden servir para construir una pajarera. Unos clavos en las manos de Jesucristo producen la Salvación de toda la humanidad. Todo depende de en manos de quién está el asunto.

Salomón sabía a quién pedía lo que pedía, estaba seguro que dependía de en manos de quién estaba su asunto y por lo tanto, sabía que recibiría la bendición. Todo depende de en manos de quién está nuestra vida, nuestra petición y la seguridad de nuestra salvación. Igual todo depende de en manos de quién está nuestro país, está en manos de gente que no conoce a Dios y por eso hay que trabajar mucho, porque eso nos ha llevado a la situación que vivimos.

CONTEXTO DEL TEXTO BÍBLICO

David tenía setenta años de edad. Su salud se había deteriorado por los años de dificultades. Abisag sirvió como su enfermera y para mantenerlo abrigado. La estafeta tenía que pasarla a su hijo y éste, por supuesto, ante esta gran tarea necesitaba de Dios, pero sobre todo que permitiera actuar a Dios. Este es el contexto.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Siempre Dios está dispuesto a darme algo, si es que no ya me lo ha dado.

2. Al pedir a Dios algo, esto debe estar de acuerdo a la voluntad de Dios.

3. En el pedir está también el dar. Salomón dio sacrificio de alabanza al Señor

ORACIÓN

Señor gracias porque mi pasado ha estado en tus manos, mi presente igual lo está y mi futuro confío en que lo tienes en tus manos. Señor toma mi presente cada día y permite que mi futuro sea moldeado con tus manos de amor, gozo y poder para tu honra y tu gloria. Pero igual nuestro país está en tus manos, moldea a sus gobernantes, quebrántalos para que se den cuenta que es mejor darte la honra y la gloria que buscar su propio bien. En el nombre de Jesús. Amén.

reflex.La Reflexion de hoy16 – el tutor

El amor de una madre

ref.el amor de

Romanos 5:8

 

TESTIMONIO Y REFLEXIÓN

Inglaterra vio un destello de un amor en al año de 1878. La segunda hija de la reina Victoria era la princesa Alicia. Su hijo menor estaba infestado de una enfermedad conocida como difteria negra. Los doctores pusieron en cuarentena al muchacho y le dijeron a la madre que no se acercase. Pero ella no pudo hacerlo. Un día, lo escuchó susurrar a la enfermera: “¿Por qué mi mamá ya no me da besos?”. Aquellas palabras derritieron su corazón. Corrió hasta su hijo y le cubrió de besos. Tras un periodo de unos días, ella fue enterrada. ¿qué habrá impulsado a una madre a hacer tal cosa?, ¿ qué condujo a Dios a hacer algo aún más grande? EL AMOR.

CONTEXTO DEL TEXTO BÍBLICO

El apóstol Pablo en esta su carta está luchando para explicar a judíos y a judíos conversos en un mundo romano que la ley es importante, pero lo es más el amor de Dios., su gracia a través de la cual somos salvos. En este capítulo 5, nos habla de la justificación que tenemos en Cristo Jesús, es decir el pago que hizo Dios y luego Jesús por nuestras deudas que a través de la fe borra todo, eso es amor.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que el amor de Dios es tan real, que dio a su único Hijo, para pagar por mí.

2. Que el monto de mis pecados fueron perdonados por la muerte de Jesús.

3. Jesús al morir por mí, me desafía igual a entregar mi vida para que otros vivan en la salvación.

ORACIÓN

Señor, gracias por ese acto tremendo de amor al enviar a tu único Hijo para morir por mí, Señor Jesús gracias por entregar tu vida por mí que no lo merecía. Ahora ayúdame a hacerlo igual, a dar mi vida para que otros te conozcan a ti. En este mundo, con tu amor por favor destruye el odio, la soberbia, la avaricia y la violencia. Te alabo oh Señor, gracias una vez más. Amén.

Los Pobres

ref.los pobres

Marcos 14:3-9

 

TESTIMONIO

Jim Wallis enojado, cortó con unas tijeras su Biblia. Era seminarista del Trinity Evangelical Divinity School y junto con unos cuantos compañeros de clase, eliminaron algunos versículos. Le hicieron la cirugía a los sesenta y seis libros, empezando por el Génesis y no parando hasta llegar al Apocalipsis. Cada vez que encontraban un versículo que hablaba sobre pobreza, justicia u opresión lo recortaban. Querían ver cómo de inmisericorde quedaba la Biblia. Cuando terminaron, casi dos mil versículos yacían en el suelo y sólo quedaba un libro con las páginas hechas jirones.

Si quitáramos de la Biblia todos los asuntos que se refieren a los pobres, le quitamos el corazón, la prioridad de Dios son los pobres. Jesús en su primer mensaje, declaró su pasión por los pobres, leyendo al libro de Isaías. Su objetivo eran los pobres, los quebrantados de corazón, los cautivos, los ciegos y los oprimidos.

CONTEXTO DEL TEXTO

Mateo y Marcos ubican estos acontecimientos un poco antes de la institución de la Santa Cena, mientras que Juan los pone en la semana anterior, antes de la Entrada Triunfal. Se dice que fue María la hermana de Marta y Juan quien derramó este perfume en los pies de Jesús, este fue un acto de adoración y no tenía nada que ver con los pobres. Jesús nunca dijo que no debíamos ocuparnos de los pobres, ni justificó la indiferencia hacia ellos. Alabó a María por su acto de adoración exento de todo egoísmo. La esencia de la adoración a Cristo es presentarle nuestro más grande amor, respeto y devoción y estar dispuestos a sacrificar ante Él lo que nos sea más preciado.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que a Jesús hay que adorarlo con lo más valioso y mejor que se tenga.

2. Que aunque Jesús dice que siempre tendremos a los pobres, no es por él sino por nosotros, por nuestro egoísmo, nuestro sistema y nuestra avaricia.

3. Tenemos que dar a Jesús lo más que podamos y en ello se incluye la vida.

ORACIÓN

Señor, la pobreza se debe a nuestra maldad, a que el sistema de vida nuestro es de muerte, porque está basado en la ganancia mal habida, en la competencia deshonesta y en la avaricia. Por favor ayúdanos a adorarte con lo mejor que tenemos y que nuestros gobernantes y políticos que manejan al sistema de mi país, sean transformados por tu poder para que haya una equitativa distribución de la riqueza. En tu nombre. Amén.

Vales mucho

ref.tuvales muhc

1ª. Corintios 12:14-27

TESTIMONIO

Un carpintero desea construir un mueble y además cuenta con el diseño y hará su mejor esfuerzo, sin embargo, no cuenta con todas las herramientas para hacerlo, sólo tiene dos herramientas y le faltan otras más. Por supuesto que no puede construir el mueble porque le faltan herramientas, necesita tener todas las herramientas para hacer el mueble. Y algunas herramientas aunque pequeñas, pero todas son muy importantes.

Del mismo modo, cuando Dios construye su iglesia, usa una gran variedad de personas, todas con dones distintos y todas son importantes. Los dones son otorgados por Dios y espera que nos pongamos en sus manos para ser usados por el Gran Carpintero del mundo

CONTEXTO DEL TEXTO

Pablo escribió esta carta a la iglesia en Corinto mientras visitaba Éfeso, en su tercer viaje misionero. Y estando allí, se enteró de los problemas en Corinto. Casi simultáneamente, una delegación de la iglesia de Corinto visitó a Pablo para pedirle su consejo en relación con las divisiones. Por lo tanto la carta tiene el propósito de ayudarles a corregir aquellos problemas y también aprovechó la oportunidad para contestar las preguntas que la iglesia le había planteado en una misiva anterior. Así después de haberles exhortado, les pone el ejemplo del cuerpo para explicarles cómo debe ser una iglesia.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1.         Que somos miembros de un cuerpo, el cuerpo de Cristo que es su iglesia.

2.         Que como tal, somos muy importantes delante del Señor, no importa la posición o trabajo.

3.         Como miembros de un cuerpo, nos dolemos y/o nos gozamos, pero siempre en el cuerpo se actúa en equipo y para beneficiar al cuerpo.

Oración

Señor, dame la conciencia clara de que pertenezco a un grupo de personas que como yo tienen debilidades, son vulnerables y finitas, pero tienen una gran bendición de ser guiadas por ti. Señor en tu nombre haremos proezas, porque somos un cuerpo que usado en tu nombre seremos bendición. Ayúdanos a ser bendición con los que sufren con los olvidados y con los que no tienen esperanza. En tu nombre. Amén.

Reflex.ion.22.la injusticia y los pobres

El Ídolo

 ref.elidolo

Mateo 6:7-15

 

TESTIMONIO Y REFLEXIÓN

Hace algunos años estando de pastor en una iglesia en la Ciudad de México, el Presidente de la Sociedad Bíblica de México, me llamó por teléfono y me dijo que el ex presidente de la Sociedad Bíblica del Uruguay quería conocerme y conocer el templo histórico del metodismo, hicimos una cita y platicamos, teníamos personas conocidas comunes, -los Ferrari, Aníbal Guzmán ya fallecido, Mortimer Arias, etc., pero además él como Uruguayo, en ese año era el entrenador de un equipo importante de México, le pedí de favor que diera una plática sobre fútbol a La liga de Jóvenes de la iglesia y para ello, le pedí a mi hija que lo organizara, ella era del Gabinete de la Liga.

Llegó el tiempo de la plática con la Liga y fue un evento extraordinario, llegaron a la reunión, ligueros de otras iglesias, hermanos mayores, y gente que no era de la iglesia, no cabían, la plática fue fabulosa y toda la reunión. Al final todo mundo quería una firma de este entrenador, querían tocarlo, admirarlo y una foto con él, etc.  En ese momento en que lo conocí, estaban jugando la final del fútbol mexicano, y para esa final me dio unos boletos.

Pero lo rescatable de esa experiencia fue que así como todos los aficionados y fanáticos querían estar al lado de su ídolo, nuestra experiencia es que al conocer a Jesús debiéramos también estar con él todos los días y cada día renovar nuestra relación con él para admirarlo y echarle porras. Al fin de cuentas, Él prometió estar todos los días con nosotros, pero  quién sabe si nosotros hemos querido estar todos los días con Él, eso depende de la relación que tengamos con él. Recordemos Él renueva su amor cada mañana, es decir cada mañana nos ofrece una nueva relación.

CONTEXTO DEL TEXTO

Jesús había hablado fuerte, en el Sermón del Monte, su mensaje era el amor por sobre la ley, en su última parte, habla sobre el amor, pero radicalmente el amor a los enemigos. Algo que jamás nadie había sostenido, esa era una revolución de Jesús, pero en medio de ello, enseña a sus discípulos a orar y a pedir el pan de cada día. Es decir, su presencia cada día en sus vidas.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que la oración es importantísima porque nos une con el ser máximo de nuestras vidas.

2. Que Jesús es mi ídolo, por tanto, necesito verlo siempre, hablarle y abrazarlo.

3. El se da a mí y a todos cada mañana, quiere vernos todos los días a su lado, depende de nosotros que queramos verlo también.

ORACIÓN

Señor Dios, gracias porque me conoces desde el vientre de mi madre, es un gran privilegio, pero además me llamaste para ser parte de tus siervos. Dame el gozo de tenerte siempre a mi lado y de compartirte a otros que no te conocen, pero sobre todo te suplico que eches el mal de nosotros y pon actitudes, acciones y bendiciones justas y llenas de tu amor para tener otra sociedad y otro país. En tu nombre. Amén.

Reflex.ion23 - Adriana vio a Jesus (1)

Oración para cada día

 ref.orac.decadadia

I Juan 1:8-10

TESTIMONIO Y REFLEXIÓN

En el texto “Oraciones para cada día de la semana”, y en el fragmento correspondiente al domingo por la noche, Juan Wesley se hace algunas preguntas e invita a todo cristiano a hacérselas al inicio de sus devocionales vespertinos.

Entre otras: ¿Hice alguna cosa sin la debida atención, sin procurar la gloria de Dios? ¿Reclamé a alguna persona sin necesidad? ¿Empleé en obras de misericordia las partes del día que no usé en oración , lectura o meditación? Y más adelante confiesa: Señor líbrame de la indolencia, del miedo y del abatimiento del espíritu, líbrame oh Dios del amor idolátrico a cualquier criatura; sé que muchos se pierden por amar esas criaturas. Sobre todo líbrame, oh Dios de la idolatría de amarme a mí mismo. Sé que esa es la raíz de todos los males, sé que me creaste no para hacer mi voluntad, sino la tuya. Sé que el principal pecado del diablo es tener una voluntad contraria a la tuya. Ayúdame contra él, el más peligroso de todos los ídolos, para que yo pueda discernir todas las astucias y resistir a todo su poder. Pastor de Israel, recíbeme esta noche y me pongo bajo tu protección. Acepta mis pobres servicios y perdona todos mis pecados. Que todos nosotros que esperamos tu salvación podamos amarla y alabarla eternamente. Oh Dios Padre, Dios, Hijo, Dios Espíritu Santo.

La confesión es importante, eso permite soltar lo que nos tiene amarrados a un problema, pero igual es importante la introspección y la búsqueda de algún problema del que no tenemos conciencia. Wesley lo recomienda en nuestras meditaciones.

CONTEXTO DEL TEXTO

Juan el evangelista, se enfrenta a dos enseñanzas principales de los herejes de su tiempo y escribe contra ellas. Los que negaban la realidad el pecado y los que negaban que Cristo fuera el Mesías. Por ello estar consciente del pecado y confesarlo es parte de la sanidad divina.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que el pecado es una realidad en mi vida, es una acción que me aleja de Dios.

2. Que debo estar consciente de que he cometido pecado y debo confesarlo.

3. Debo reconocer que hay pecado personal y pecado social, es decir, lo que hice personalmente que afecta mi relación con Dios y lo que hice y que afecta mi relación con mi prójimo.

ORACIÓN

Señor perdóname mis pecados que tú conoces, pero también perdóname del pecado de no publicar tu amor, perdóname porque a veces soy excluyente y me adjudico tus bendiciones, perdóname porque no he ayudado al pobre y al necesitado. Y perdóname porque no he buscado la justicia y la paz.

Gracias en tu nombre. Amén.

Vanguardia Juvenil

Apasionado por la Juventud

 

Gracia ¿licencia para- pecar?

 VJ.gracia

José Antonio Hurtado

3 de Enero de 2014

“¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?” Romanos 6:1-2

Nadie de nosotros merecía una salvación tan grande como la que Dios nos ha dado, aun cuando éramos pecadores y no merecíamos perdón, Dios nos perdonó, nos limpió de todo pecado y ahora nos ha dado una nueva vida, una vida en Cristo.

Lo triste de esto es que muchos utilizan la gracia con una licencia para pecar, pues hay quienes piensan que la Gracia de Dios permite que no estemos bajo ninguna Ley.

vj.versicEn Efesios 2: 8 y 9 leemos: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”. Sin duda la gracia es un don de Dios, que no es que nosotros queramos o merezcamos, sino que es un regalo de Dios, que sin merecerlo se le es otorgado a todos aquellos que lo quieren aceptar.

Con la venida de Cristo y su perdón, podemos alcanzar esa Gracia que Cristo nos da, en donde todos aquellos que quieran alcanzar la gracia de Dios lo pueden lograr, tan solo con arrepentirse de corazón de sus pecados y comenzar a vivir una vida agradable a Dios.

Hoy en día la gracia de Dios es la que nos permite arrepentirnos de nuestros pecados, pues mientras haya gracia, aún es posible.

Lo triste de esto es que muchos utilizan la gracia con una licencia para pecar, pues el simple hecho de saber que aún tengo oportunidad de arrepentirme me hace concretar cosas que deberían estar ya canceladas de hace mucho tiempo. Pablo lo decía de esta forma: “¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?” (Romanos 6: 1, 2).

Lo que Pablo quería decir, es que ¿Cómo es posible que vivamos aun en el pecado, cuando ya morimos a él?, y es que es igual que cuando un ladron fue encarcelado por robar, paso muchos años de su vida en esa cárcel horrible, pero luego fue perdonado, pero al regresar al pueblo, volvió a robar nuevamente, ¿Acaso no basto todo el tiempo de cárcel?, ¿Acaso era un excelente lugar para pasar muchos años de su vida?, ¿Qué era lo mínimo que se esperaba de él, al ser perdonado?, si, se esperaba que no robara más.

Así mismo, luego de ser perdonados, se espera de nosotros que evitemos a toda costa el pecado, Jesús decía: “Vete, y no peques más”.

Lastimosamente muchas veces podemos convertir la gracia de Dios en una desgracia, digo desgracia porque al no tener cuidado podemos aprovecharnos de ella convirtiéndola en una desgracia para nuestra vida, llevando de esta manera una vida de pecado continuo que nos puede alejar de la Gloria eterna. En Hebreos 12:15a leemos: “Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios”.

Es por esa razón que cada día debemos hacer lo que Pablo le dice a Timoteo que haga: “Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús” (2 Timoteo 2:1).

No utilicemos la GRACIA de Dios como libertinaje, no te aproveches de ese regalo que Dios te dio; imagínate que alguien te regala una tarjeta de crédito, con saldo límite de $500, pero tu comienzas a gastar y a gastar y cuando sientes el crédito se sobre giro y ahora tienes una deuda de $5,000, ¿Qué hiciste con el regalo que se te obsequio?, ¿Qué clase de respuesta diste al bien que alguien te quiso hacer?, ¿Será que se merecía que te aprovecharas del regalo?, Claro que NO, no seas aprovechados, no utilices la gracia como ocasión para pecar.

No convirtamos la GRACIA de Dios en un libertinaje, al contrario, tratemos cada día de guardarnos lo más que podamos para no aprovecharnos de ella. Al contrario seamos buenos administradores de esta gracia: “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios” (1 Pedro 4:10)

No conviertas la gracia en una desgracia para tu vida, no te confíes en lo que te dicen que no importa lo que hagas, que mientras estés en el periodo de la gracia no hay problema, al contrario toma muy en cuenta estos versículos bíblicos y vívelos:

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras” Tito 2: 11-14

Autores: José Antonio Hurtado©Protestante Digital 2014

Vida y obra de Wesley

Sermón 81

 

En qué sentido hemos de dejar el mundo

 v y o w1

2 Corintios 6.17-18

 

Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,

y no toquéis lo inmundo, y yo os recibiré. Y seré a vosotros

por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor

Todopoderoso.

j wesley0001 - copia1. ¡Cuán abrumadoramente pocos en el mundo religioso han considerado debidamente estas palabras! Las hemos leído una y otra vez, pero nunca las hemos tomado a pecho ni hemos observado que contienen un mandamiento directo y expreso como ninguno en toda la Biblia. Y podemos temer que son todavía menos los que comprenden el significado genuino de este consejo. En Inglaterra, numerosas personas lo han entendido como una orden de salir de la Iglesia oficial. Y en el mismo sentido ha sido entendido por miles en los reinos vecinos. En gran abundancia se han pronunciado sermones y se han escrito libros sobre la base de esta suposición. Y por cierto que muchas personas piadosas han fundamentado primordialmente en este texto su separación de la Iglesia. Y dicen: «Dios mismo nos lo ordena: Salid de en medio de ellos, y apartaos.» Y sólo con esta condición «él nos recibirá, y seremos hijos e hijas del Señor Todopoderoso».

Pero esta interpretación es totalmente extraña al propósito del apóstol, quien no está hablando aquí de tal o cual iglesia, sino de otro tema bien diferente. Ni el apóstol mismo ni ninguno de sus hermanos derivó semejante deducción de esas palabras. Si así lo hubieran hecho, sería una contradicción lisa y llana tanto del ejemplo como de los preceptos de su Maestro. Porque aunque la iglesia Judía era entonces tan completamente impura y tan vacía de santidad como cualquier iglesia cristiana de las que hay actualmente sobre la tierra, sin embargo nuestro Señor asistió constantemente a su culto. Y aconsejó a sus seguidores, en éste como en todos los otros aspectos, a seguir en sus pisadas.1 Esto está claramente contenido en aquel notable pasaje: «En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen y no hacen.»

2 A pesar de que ellos digan y no hagan, a pesar de que sus vidas contradigan sus doctrinas, aunque sean hombres impíos, aquí nuestro Señor no solamente permite sino que requiere que sus discípulos les escuchen. Porque les requiere que «guarden y hagan lo que ellos dicen», pero esto no podría ser si primero no los escuchasen. Conforme a esto, mientras los apóstoles estuvieron en Jerusalén asistieron constantemente al culto público. Por lo tanto, es seguro que estas palabras no tienen referencia alguna a una separación de la Iglesia oficial.

3. Tampoco contienen referencia alguna al consejo dado por el apóstol en su primera epístola a los Corintios. El pasaje completo dice así: «Os he escrito por carta que no os juntéis con los fornicarios; no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.»3 Esto se refiere totalmente a los que son miembros de la misma comunidad cristiana. El apóstol se lo dice expresamente, no da este consejo de no juntarse con estas personas, con respecto a los paganos o a las personas en general; y agrega esta razón muy sencilla: «en tal caso os sería necesario salir del mundo»; no podrían realizar ninguna transacción o negocio en él. Pero si alguien, «llamándose hermano», que está conectado con vosotros en la misma sociedad religiosa, «fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis». ¡Qué advertencia tan importante es ésta! ¡Pero cuán poco es observada aun por aquéllos que en otros aspectos son cristianos bien conscientes! Ciertamente, algunas de sus partes no son fáciles de observar, por una razón muy sencilla: no son fáciles de comprender. Quiero decir que no es fácil de entender a quién corresponden esos rasgos. Es muy difícil, por ejemplo, saber, excepto en algunos casos notorios, a quién pertenece el carácter de «ladrón» o de «avaro». Apenas podemos conocer a uno u otro sin aparentar que somos, por lo menos, entrometidos en lo ajeno.4 Y sin embargo, la prohibición de mantener relaciones con éstos es tan fuerte como la de mantenerlas con los fornicarios o adúlteros. Sólo podemos actuar con corazones sencillos, sin erigirnos como jueces infalibles, conforme a la mejor luz que tenemos y con el deseo de estar todavía mejor informados.

4. Pero aunque esta recomendación se refiere únicamente a nuestros hermanos cristianos, (a los que al menos lo son por profesión externa), la del texto es de una extensión mucho más amplia: indudablemente se relaciona con toda la humanidad. Claramente requiere de nosotros mantenernos a distancia, hasta donde ello sea posible, de todas las personas impías. Por cierto que parece que la palabra que traducimos como «cosa impura», tou akazártou, podría ser más bien traducida como «persona impura», aludiendo probablemente a la ley ceremonial que prohibía tocar a alguien que estaba legalmente impuro.5 Pero aun aquí, si hemos de entender la expresión literalmente, si hemos de tomar las palabras en su sentido más estricto, se llegaría al mismo absurdo: nos sería necesario, como dice el apóstol, «salir del mundo». No seríamos capaces de permanecer en aquellas vocaciones que la providencia de Dios nos ha asignado. Si no fuéramos a relacionarnos para nada con personas con tales caracteres, nos sería imposible tramitar nuestros negocios temporales. De modo que todo cristiano consciente no tendría nada más que hacer que huir al desierto. No bastaría con recluirnos, con encerrarnos en monasterios o conventos, porque aun allí tendríamos relaciones con personas impías para procurarnos las cosas necesarias para la vida.

5. Esas palabras, por consiguiente, se han de entender necesariamente con una restricción considerable. No nos prohíben tener relación con cualquier persona, buena o mala, en cuanto a los negocios del mundo. Mil ocasiones se presentarán en que hemos de relacionarnos con ellos, para tranzar en aquellos asuntos que no pueden ser realizados sin ellos. Y algunos de éstos requerirán que tengamos intercambio frecuente con bebedores o fornicarios, y también a veces nos será requerido emplear un tiempo considerable en su compañía; de otra manera, no nos sería posible cumplir los deberes de nuestras diversas vocaciones. Tal intercambio con las personas, santas o no, no es de ninguna manera contrario al consejo del apóstol.

vyow6. ¿Qué es entonces lo que prohíbe el apóstol? Primero, tener trato con impíos cuando no hay ninguna necesidad, ningún llamado providencial, ningún negocio, que necesariamente lo requiere; en segundo lugar, tratar con ellos más frecuentemente que lo que los negocios necesariamente lo requieren; tercero, emplear más tiempo en su compañía que lo necesario para concluir con nuestro negocio; y, por encima de todo, y en cuarto lugar, escoger a personas impías, por más ingeniosas y agradables que sean, para que sean amigos «como de la familia». Si cualquier ejemplo de esta clase ha de admitir menos disculpa que otros, ello es lo que el apóstol prohíbe expresamente en otro lado: unirse en yugo desigual con los incrédulos en matrimonio, o sea con cualquier persona que no tiene el amor de Dios en su corazón, o por lo menos temor de Dios delante de sus ojos. No conozco nada que pueda justificar esto, ni siquiera el buen sentido, el ingenio o la belleza de tal persona; ni la ventaja temporal, ni el miedo a la necesidad; no, ni siquiera el mandato de un padre o una madre. Porque si cualquier padre o madre manda hacer lo que es contrario a la Palabra de Dios, el hijo debe obedecer a Dios antes que a los hombres.

7. El fundamento de esta prohibición queda asentado ampliamente en los versículos precedentes: «¿Qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?» (Tomando esta palabra en el sentido extenso de alguien que no tiene ni el amor ni el temor de Dios en su corazón) «Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.» Y prosigue: «Por lo cual, salid de en medio de ellos (los injustos, los hijos de las tinieblas, los hijos de Belial, los incrédulos) y apartaos, y no toquéis lo inmundo, y yo os recibiré.»

8. Aquí está el resumen de esta prohibición: no tener más relaciones con las personas irreligiosas que las absolutamente necesarias. No puede haber una «camaradería» provechosa entre el justo y el injusto, así como no puede haber «comunión» entre la luz y las tinieblas (sea que uno entienda esto como las tinieblas naturales o espirituales). Así como Cristo no puede tener «concordia» con Belial, tampoco un creyente en él puede tener concordia alguna con un incrédulo. Es absurdo imaginar que pueda haber una verdadera unión o concordia entre dos personas mientras una de ellas permanece en las tinieblas y la otra anda en la luz.

Son súbditos no solamente de dos reinos separados, sino también opuestos. Actúan sobre la base de principios bien diferentes; se proponen fines totalmente diferentes. La consecuencia será que con frecuencia, si no siempre, caminarán por senderos diferentes. ¿Cómo podrán andar juntos, si no estuvieren de acuerdo? ¿Hasta que ambos sirvan ya sea a Cristo o a Belial?

9. ¿Y cuáles son las consecuencias de nuestra desobediencia a este consejo? ¿De que no salgamos de en medio de las personas irreligiosas? ¿De no permanecer separados de ellas, sino de contraer o de continuar una relación familiar con ellas? Es probable que inmediatamente ello no tenga ninguna mala consecuencia aparente o visible. Difícilmente pueda esperarse que ello nos conduzca inmediatamente a algún pecado exterior. Quizás en ese momento no sea causa de que descuidemos algún deber externo. Primero habrá de minar los fundamentos de nuestra religión; poco a poco desalentará nuestro celo por Dios; gentilmente enfriará ese fervor de espíritu que acompañó a nuestro primer amor. Si ellos no se oponen abiertamente a nada de lo que nosotros decimos o hacemos, sin embargo su mismo espíritu afectará a nuestro espíritu en grados insensibles, y le hará transfusión de su misma tibieza e indiferencia hacia Dios y las cosas de Dios. Debilitará todas las fuentes de nuestra alma, destruirá el vigor de nuestro espíritu, y hará que más y más disminuya nuestro ritmo al correr la carrera que tenemos por delante.

10. En los mismos grados, toda relación innecesaria con personas irreligiosas debilitará nuestra evidencia y convicción divinas de las cosas que no se ven; nublará los ojos del alma, mediante los cuales vemos a aquel que es invisible, y debilitará nuestra confianza en él. Gradualmente abatirá nuestro gusto por los poderes del siglo venidero, y amortiguará esa esperanza que antes nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús. Imperceptiblemente enfriará aquella llama de amor que antes nos capacitó para decir: «¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? ¡Y fuera de ti nada deseo en la tierra!» De esta manera golpea a la raíz de toda religión vital, de nuestra comunión con el Padre y con el Hijo.

v y o w11. En los mismos grados, y en el mismo modo secreto e imperceptible, nos ha de preparar para que «retrocedan nuestros pasos de nuevo a la tierra». Nos guiará suavemente a recaer en el amor al mundo del cual habíamos huido limpiamente; a caer delicadamente en «los deseos de la carne», la búsqueda de la felicidad en los placeres de los sentidos; en «los deseos de los ojos», la búsqueda de la felicidad en el placer de la imaginación, y en «la vanagloria de la vida», su búsqueda en la pompa, las riquezas, y la alabanza humana. Y todo esto puede hacerse mediante la ayuda del espíritu que «con su astucia engañó a Eva», antes de que seamos sensibles de su ataque o de que seamos conscientes de alguna pérdida.

12. Y no es sólo el amor al mundo en todas sus ramificaciones el que necesariamente nos va cautivando mientras nos relacionamos con personas de espíritu mundano más allá de lo que el deber lo requiere, sino todas las otras malas pasiones y tendencias de las que el alma humana es capaz: particularmente el orgullo, la vanidad, espíritu de censura, suspicacia maligna, inclinación a la venganza; mientras por otro lado la liviandad, la diversión superficial y la disipación se apoderan de nosotros y aumentan continuamente. Sabemos cómo todas estas cosas abundan en las personas que no conocen a Dios. Y es imposible que no se insinúen en todos los que se relacionan frecuente y libremente con ellos: se insinúan más profundamente en todos aquellos que no tienen aprehensión de que haya peligro alguno, y sobre todo si tienen algún afecto especial o más amor que lo que el deber requiere por quienes no aman a Dios y con los cuales se tratan con familiaridad.

13. Hasta aquí he supuesto que las personas con quienes tú te relacionas son ésas que solemos llamar «gente bien», los que son señalados, en términos vulgares actuales, como personas de carácter «digno», una de las palabras más tontas y sin sentido que jamás se hayan puesto de moda. Yo he supuesto que están libres de maldecir, de blasfemar, de usar lenguaje profano; de quebrantar el día de reposo y de embriagarse; de lascivia en palabras o acciones; de la deshonestidad, la mentira y la calumnia; en una palabra, que están totalmente libres de todo vicio manifiesto de cualquier clase. De otro modo, quienquiera tenga por lo menos temor de Dios debe de cualquier manera mantenerse a distancia de ellos. Pero me temo que he hecho una suposición que difícilmente pueda ser admitida. Me temo que algunas de las personas con quienes tú te relacionas no merecen ni siquiera el sello de «gente bien», y que no son «dignos» de nada sino de vergüenza y desprecio. ¿No viven algunos de ellos en pecado ostensible? ¿Maldiciendo y blasfemando, en embriaguez e inmundicia? Ya no puedes seguir ignorando esto, porque ellos muy poco se preocupan por ocultarlo. Ahora bien, ¿no es cierto que todo vicio sea por naturaleza contagioso? ¿Porque quién puede tocar la brea y no mancharse? Por lo tanto, de los tales indudablemente debes huir, como de delante de una serpiente. De otro modo, ¡cuán pronto podrán las malas conversaciones corromper las buenas costumbres!

14. He supuesto asimismo que esas personas irreligiosas con que tú frecuentemente tratas no tienen ningún deseo de comunicar su propio espíritu a ti, o de inducirte a ti a seguir su ejemplo. Pero esta también es una suposición que difícilmente pueda ser admitida. En muchos casos su interés puede ganar ventaja al ser tú participante de sus pecados. Pero suponiendo que el interés está fuera de la cuestión, ¿no desea naturalmente toda persona, y más o menos se esfuerza para ello, atraer a sus conocidos a su propia opinión o partido? De modo que así como todas las personas buenas desean hacer que otros lleguen a ser buenos como ellos y para ello se esfuerzan, del mismo modo las personas malas desean y se esfuerzan para que sus compañeros se vuelvan tan malos como ellos.

15. Pero si no lo hacen, si admitimos esta suposición casi imposible: que ellos no desean ni hacen ningún esfuerzo para que nos convirtamos a su propio carácter y prácticas, aun así es peligroso relacionarse con ellos. Hablo no solamente acerca de las personas francamente viciosas, sino de todos los que no aman a Dios o que por lo menos no le temen ni sinceramente buscan el reino de Dios y su justicia. Admitiendo que esos compañeros no se esfuerzan en hacerte a ti como a uno de ellos, ¿acaso esto prueba que no estás en peligro por su causa? ¡Mira ese pobre miserable enfermo de una plaga! El no desea ni hace el más mínimo esfuerzo para comunicarte su enfermedad. Sin embargo, ¡ten cuidado! ¡No lo toques! No, no te le acerques, o no sabes cuán pronto podrás estar en su misma condición! Para trazar un paralelo: aunque supusiéramos que el hombre del mundo no lo desea, ni se lo propone ni se esfuerza en comunicarte su desarreglo, ¡no lo toques! No te le acerques demasiado. Porque no son solamente sus razonamientos o sus persuasiones lo que puede infectar tu alma, sino que su propio aliento es infeccioso, particularmente para aquellos que no tienen aprehensión a ningún peligro.

16. Si relacionarte libremente con personas de mentalidad mundana no tiene ningún otro mal efecto sobre ti, seguramente que gradual e imperceptiblemente apartará tu mente de las cosas celestiales. Dará a tu mente una predisposición que arrastra permanentemente tu alma hacia la tierra. Te inclinará, sin que seas consciente de ello, para que en vez de ser transformado por la renovación de tu entendimiento, te conformes nuevamente a este siglo, a su espíritu, a sus pautas y a su vana conversación. Caerás nuevamente en esa liviandad y disipación del espíritu de la cual antes habías escapado limpiamente, en esa superficialidad de las apariencias y en esa conducta tonta, inconsistente y sin provecho que para ti eran abominables cuando tu alma vivía para Dios. Y diariamente irá decayendo esa sencillez de lenguaje y de conducta con la cual en un tiempo adornaste la doctrina de Dios nuestro Salvador.

17. Y si vas tan lejos en tu conformidad con el mundo, difícilmente pueda esperarse que te detengas allí. Irás más lejos en corto tiempo; una vez que hayas perdido pie y comenzado a deslizarte barranca abajo, hay mil probabilidades contra una que no te vas a detener hasta que llegues al pie de la cuesta; hasta que tú mismo caigas en uno de esos pecados externos que tus compañeros cometen delante de tus ojos o a tus oídas. Con ello, el espanto y el horror que al principio te golpearon disminuirán gradualmente, hasta que al final ellos prevalecerán sobre ti y seguirás su ejemplo. Pero supongamos que no te conducen al pecado externo; si ellos infectan tu espíritu con orgullo, ira, o amor al mundo, es suficiente: con eso basta, si no hay profundo arrepentimiento, para ahogar tu alma en la perdición eterna por cuanto, aparte de todo pecado externo, ocuparse de la carne es muerte.

18. Pero peligroso como es relacionarse con familiaridad con hombres que no conocen a Dios, más peligroso aun es para los hombres relacionarse con mujeres de tal condición; pues ellas son más insinuantes que los hombres, y tienen un poder de persuasión mucho más grande, particularmente si tienen una personalidad agradable o una conversación placentera. Tienes que ser más que hombre si puedes relacionarte con las tales y no sufrir ninguna pérdida. Si no sientes ningún deseo imprudente o impuro (¿y quién puede prometer que no lo sentirás?), es escasamente posible que no sientas más o menos que padeces de una inapropiada blandura, lo cual te hará menos dispuesto y menos capaz de persistir en ese hábito de negarte a ti mismo y tomar cada día tu cruz, en lo cual consiste el carácter de un buen soldado de Jesucristo. Y sabemos que no sólo los fornicarios y los adúlteros, sino también los blandos y afeminados, los delicados seguidores del Maestro que se negó a sí mismo, no tienen herencia en el reino de Cristo y de Dios.

19. Tales son las consecuencias que seguramente han de sobrevenir, aunque quizás lentamente, cuando se mezclan los hijos e hijas de Dios con las personas del mundo. Y de esta manera, más bien que por ninguna otra ni que por todos los otros medios puestos juntos, el pueblo llamado metodista perderá probablemente su fuerza y se volverá como los demás. Ciertamente que es con un buen propósito y por causa de un deseo real de promover la gloria de Dios, que muchos de ellos admiten un trato familiar con las personas que no conocen a Dios. Tienes la esperanza de despertarlos de su sueño, y de persuadirlos a buscar las cosas que hacen a su paz. Pero si después de un tiempo competente de prueba no puedes hacer ninguna impresión en ellos, tu sabiduría consistirá en dejarlos en manos de Dios. De otro modo, es más probable que tú seas dañado por ellos antes que puedas hacerles algún bien. Porque si tú no levantas sus corazones al cielo, ellos derribarán el tuyo a tierra. Por lo tanto, retírate a tiempo, y sal de en medio de ellos y apártate.

20. ¿Pero cómo puede hacerse esto? ¿Cuál es el método más fácil y efectivo para separarnos de las personas irreligiosas? Quizás unos pocos consejos aclararán este asunto a quienes desean conocer y hacer la voluntad de Dios.

En primer lugar, no invites a ninguna persona irreligiosa a tu casa excepto en alguna ocasión muy especial. Puedes decir: «Pero la buena educación lo requiere, y seguramente que la religión no es enemiga de la buena educación». El apóstol mismo nos aconseja ser amigables tanto como compasivos. Respondo: Puedes ser bien educado, bastante bien educado, y sin embargo mantener a esas personas a una distancia apropiada. Puedes ser cortés en mil circunstancias, y no obstante, mantenerte apartado de ellos. Y nunca fue la intención del apóstol recomendar una cortesía tal que fuese un lazo para el alma.

21. En segundo lugar, con ningún motivo aceptes una invitación de una persona irreligiosa. Nunca te dejes compeler a hacer una visita a menos que desees que ella te sea devuelta. Puede ser que una persona que desea familiarizarse contigo repita la visita dos o tres veces. Pero si tú te abstienes de devolvérsela el visitante pronto se cansará. No es improbable que se sienta desobligado, y quizá muestre señales de resentimiento. Has de estar preparado para ello, de modo que cuando algo así acontezca, ni te sorprendas ni te desanimes. Es mejor agradar a Dios y desagradar a los humanos que agradar a los humanos y desagradar a Dios.

22. En tercer lugar, es probable que tuvieses familiaridad con personas de este mundo antes que tú mismo conocieses a Dios. ¿Qué es lo mejor que se puede hacer al respecto? ¿Cómo puedes dejar más fácilmente el trato con ellos? Primero, deja que haya tiempo suficiente para probar si puedes, mediante los argumentos o la persuasión, empleados con suavidad y a su debido tiempo, inducirlos a escoger la buena parte. No escatimes esfuerzos. Ejerce toda tu fe y tu amor, y lucha con Dios para bien de ellos. Si después de todo no puedes percibir que les has hecho impresión alguna, será tu deber apartarte gentilmente, para que no te veas enredado con ellos. Esto puede hacerse en poco tiempo, fácil y tranquilamente, con no devolverles sus visitas. Pero puedes esperar que te reprochen con altivez y sin ninguna amabilidad, si no en tu cara, seguramente a tus espaldas. Y esto puedes sufrirlo a cambio de una buena conciencia. Esto es precisamente el vituperio de Cristo.

23. Cuando Dios tuvo el agrado de darme la resolución estable de ser un cristiano no nominal sino real (teniendo entonces alrededor de veintidós años de edad) mis conocidos eran tan ignorantes de Dios como yo. Pero había una diferencia: yo conocía mi propia ignorancia, ellos no conocían la suya. Débilmente me esforcé por ayudarles, pero fue en vano. Mientras tanto, hallé por triste experiencia que aun la así llamada inofensiva relación con ellos desalentaba todas mis buenas resoluciones. Pero el problema era cómo deshacerme de ellos, lo cual mentalmente decidí una y otra vez. No veía ninguna posibilidad, a menos que Dios tuviese el agrado de trasladarme a otra facultad. Así lo hizo, de una manera totalmente contraria a toda probabilidad humana. Fui elegido como miembro de una facultad donde no conocía a nadie. Preveía que muchísima gente me vendría a ver, ya sea por amistad, por cortesía o por curiosidad, y que recibiría la oferta de nuevas y viejas relaciones. Pero entonces yo me había fijado un plan. Al entrar, como acontecía, en un nuevo mundo, resolví no formar relaciones al azar, sino por elección, y elegir únicamente a quienes yo tuviese razón para creer que me ayudarían en mi camino al cielo. Por consiguiente, observé estrictamente el temperamento y la conducta de todos los que me visitaron. No vi ninguna razón para pensar que la mayor parte de estos amaran o temieran a Dios. Por lo tanto, no escogí tales relaciones: no podía esperar que ellos me hicieran algún bien. Entonces, cuando alguno de estos venía a verme, me comportaba tan cortésmente como podía. Pero cuando me preguntaban: «¿Cuándo vendrá usted a verme?» no le daba respuesta. Cuando habían venido unas cuantas veces, y hallaban que yo todavía declinaba devolver la visita, no los veía más. Y bendigo a Dios que ésta ha sido mi regla invariable durante cerca de sesenta años. Yo sabía que se seguirían muchos comentarios, pero eso no me conmovía, porque sabía muy bien que era mi llamamiento andar por mala fama y por buena fama.

24. Sinceramente os aconsejo a todos vosotros los que resolvéis ser no «casi, sino plenamente cristianos», que adoptéis el mismo plan, por más contrario que sea a la carne y la sangre. Observa estrictamente cuáles de aquellos que encuentras en tu camino tienen afinidad contigo. ¿Quién de entre ellos tienes razón para creer que teme a Dios y hace justicia? Anótalos como dignos de relacionarse contigo; frecuenta esa relación alegre y libremente en todas las oportunidades. En cuanto a todos los que no responden a esa característica, amable y tranquilamente déjalos que se vayan. Por más sensibles y de buen genio que sea, no te rendirán ningún verdadero servicio. Y aunque no te conduzcan a ningún pecado externo, serán una obstrucción permanente a tu alma, e impedirán que corras con vigor y animadamente la carrera que tienes por delante. Y si algunos de tus amigos que alguna vez corrió bien se vuelve atrás del santo mandamiento que les fue dado, utiliza primero todos los métodos que la prudencia puede sugerir para traerlos de regreso al buen camino. Pero si no puedes prevalecer, déjalos que se vayan; solamente continúa encomendándolos a Dios en oración. Abandona todo trato familiar con ellos, y salva tu alma.

25. Te aconsejo, en cuarto lugar, que te muevas con circunspección con respecto a tus relaciones. Con tus padres, sean religiosos o no, debes por cierto mantener la relación si ellos lo desean, y también con tus hermanos y hermanas, más particularmente si ellos desean tu servicio. No sé si estás bajo tal obligación con respecto a tus parientes más distantes. Por cierto que la cortesía y el afecto natural pueden requerir que los visites a veces. Pero si ni conocen ni buscan a Dios, ciertamente debería ser lo más a menudo que sea posible. Y cuando estás con ellos no deberías quedarte un día más de lo que la decencia requiere. Además, con cualquiera de ellos que estés recuerda en todo momento aquella solemne advertencia del apóstol: «Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, para dar gracia a los oyentes.» No tienes autoridad para desviarte de esta regla; de otra manera contristas al Espíritu Santo de Dios. Y si te mantienes aferrado a ella, aquellos que no tienen ninguna religión pronto se dispensarán de tu compañía.

26. Es de esta manera que todos los que temen o aman a Dios deben «salir de en medio» de todos los que no le temen. De esta manera, en el sentido llano de las Escrituras, debes «apartarte» de ellos, de todo trato innecesario con ellos. Así es: «No toquéis», dice el Señor, «ninguna cosa o persona impura» más allá de lo que la necesidad requiere; «y yo os recibiré» en la familia y en la casa de Dios. «Y seré para vosotros por Padre», os abrazaré con paternal afecto, «y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso». Es una promesa expresa para todos los que renuncian a la compañía de personas irreligiosas, siempre que su espíritu y su comportamiento sean en otros aspectos también adecuados a su oficio. Aquí Dios se compromete absolutamente a darles todas las bendiciones que ha preparado para sus amados hijos, tanto en el tiempo como en la eternidad. Por lo tanto, que todos aquellos que tienen alguna consideración por el favor y la bendición de Dios cuiden, en primer lugar, cómo contraen alguna relación o forman alguna conexión con personas irreligiosas más allá de lo que los negocios necesarios o algún otro llamado providencial requieren; y, en segundo lugar, que con toda la rapidez posible, con todo lo que la naturaleza del asunto lo admita, rompan totalmente la relación ya contraída y todas las conexiones ya formadas. Que ningún placer resultante de esa relación, ninguna ganancia encontrada o esperada de tales conexiones sea de alguna consideración cuando se pone en la balanza en contrapeso a un mandamiento claro y positivo de Dios. En tal caso, «arráncate tu ojo derecho», deshace la relación más placentera «y apártala de ti», abandona toda idea y todo propósito de buscarla nuevamente. «Córtate la mano derecha», renuncia absolutamente a la conexión más provechosa, «y échala de ti.» «Mejor te es entrar con un solo ojo en la vida», o con una sola mano, «que teniendo dos, ser echado en el infierno de fuego.

Vídeos y presentaciones

Si es usted amante de la vida, de la buena música (Amazing Grace), y de los trenes, le invitamos a ver y escuchar la siguiente presentación que algún amable lector nos envió con sus mejores deseos, con motivo del principio del año nuevo.

~_Moscu_~_{_canta_Helmut_Lotti_}

y aprovechando la oportunidad, digamos lo siguiente (bajado de internet):

Amazing Grace

El final de la página 53 de los Himnos de Olney, donde se recoge la primera versión de lo que después sería conocido como “Amazing Grace”. El cántico está colocado bajo el epígrafe «I. Chronicles. Hymn XLI. Faith’s review and expectation. Chap. xvii. 16, 17.» y ya muestra el conocido estribillo «Amazing grace! (how sweet the sound) / That sav’d a wretch like me! / I once was lost, but now am found, / Was blind, but now I see.»

“Amazing Grace” (conocido en algunas regiones hispanohablantes como “Sublime gracia”) es un himno cristiano escrito por el clérigo y poeta inglés John Newton (1725-1807) y publicado en 1779. La composición, una de las canciones más conocidas en los países de habla inglesa, transmite el mensaje cristiano de que el perdón y la redención es posible a pesar de los pecados cometidos por el ser humano y de que el alma puede salvarse de la desesperación mediante la Gracia de Dios. La gracia de Dios es un antiguo concepto de la tradición judeocristiana.

Newton escribió la letra a partir de su experiencia personal. Educado sin ninguna convicción religiosa, a lo largo de su juventud vivió varias coincidencias y giros inesperados, muchos de ellos provocados por su recalcitrante insubordinación. Fue forzado a unirse a la Royal Navy y como marinero, participó en el mercado de esclavos. Durante una noche, una tormenta golpeó tan fuertemente su embarcación que, aterrorizado, imploró la ayuda de Dios, un momento que marca el comienzo de su conversión espiritual. Su carrera como tratante de esclavos duró algunos años más, hasta que abandonó la marina para estudiar teología.

Ordenado sacerdote de la Iglesia de Inglaterra en 1764, Newton fue nombrado párroco de Olney (Buckinghamshire), donde comenzó a componer himnos junto al poeta William Cowper. “Amazing Grace” fue escrito para ilustrar un sermón en el día de Año Nuevo de 1773. No se sabe si había música para acompañar los versos, puesto que pudo ser recitado por los feligreses sin melodía. Fue impreso por primera vez en 1779 dentro de la colección de Himnos de Olney de Newton y Cowper. A pesar de ser relativamente desconocido en Inglaterra, “Amazing Grace” fue usado extensamente durante el Segundo Gran Despertar en Estados Unidos a comienzos del siglo XIX. La letra ha sido adaptada a más de veinte melodías, si bien la más conocida y frecuente en la actualidad es la llamada “New Britain”, que fue unida al poema en 1835.

El autor Gilbert Chase ha escrito que “Amazing Grace” es «sin lugar a dudas, el más famoso de todos los himnos populares», mientras que Jonathan Aitken, biógrafo de Newton, estima en su obra que el himno es cantado cerca de diez millones de veces cada año. Ha tenido una particular influencia en la música folk y es un cántico emblemático de los espirituales americanos. “Amazing Grace” contempló un resurgir de su popularidad en los Estados Unidos durante la década de 1960 y desde entonces ha sido interpretado miles de veces, siendo un clásico de los cancioneros populares dentro de los países de habla anglosajona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s