Núm. 25, 14 de Octubre, 2011

Editorial

Puebla, Pue., 14 de Octubre, 2011. Número 25

La Reforma Protestante

Catedral de Wittenberg

  La Historia de la Iglesia de Jesucristo, también llamada la familia de Dios y el cuerpo de Cristo, es una historia gloriosa, extraordinaria y llena de eventos milagrosos, portentosos y úni­cos. La historia del mundo entero, por grandiosa e interesante que sea, queda opacada y reducida a hechos importantes pero sin trascendencia eterna, cuando se compara con la historia del pueblo llamado cristiano por primera vez, en Antioquía (Hch 11:26).

Y es que aunque desde el principio y hasta ahora el pueblo cristiano siempre ha sido minoría en el mundo, su historia está determinada en forma sobrenatural por los designios divinos del omnipotente Dios del universo, y es por ello que aunque breve y limitada, brilla con tal intensidad que ha influido en el curso de los tiempos a tal grado, que el mismo calendario fue partido en dos, y sigue condicionado al cumplimiento de profecías dejadas por escrito, y que aún han de cumplirse al pie de la letra, en los tiempos del fin.

Pero la Historia de la religión cristiana como la de cual­quier organización humana, imperfecta, terrenal, y por lo tanto susceptible de perfeccionamiento y de caer en error, no ha sido mejor ni menos hermosa o vergonzosa que la de las otras religiones no cristia­nas, ya que ha tenido su ración correspondiente de líderes ejemplares; pero también de hipócritas, y sus tristes manifestaciones de celos, iras, pleitos, contiendas, y disensiones; así como sus épocas de gran oscurantismo, apostasía, y herejías que opacan el buen testimonio de los que de corazón sincero, en todos los tiempos, han servido a Dios.

El que juzga a la verdadera iglesia de Jesucristo, la espiritual, la eterna, la gloriosa, única y perfecta, por la imagen que a manera de pobre remedo presentan las organizacio­nes religiosas que en número de más de 3,000, reclaman ser cris­tianas, está peligrosamente expuesto a sentirse defraudado y tentado a caer en la decepción que lleva a la falta de esperanza, fe y salvación. Pero el que se atreve a levantar la mirada por encima del miasma y la falsedad de la pobre condición humana, y decide poner sus ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, simplemente porque Jesucristo jamás defrauda a nadie, permanece firme, inconmovible, confiado y persuadido de que el que comenzó en nosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día del regreso glorioso de Jesucristo, por su iglesia, la esposa gloriosa, sin mancha, ni arruga, ni cosa semejante (He 12:2; Fil 1:6; Ef 5:27).

A pesar de lo imperfecto de las religiones cristianas, ¡Cómo resplandece la salvación y vida abundante que Cristo ofrece, frente a las pobres alternativas que ofrecen las no menos que ridículas filosofías, idolatría, y fábulas de las otras creencias del mundo! Por eso es que ante la constante amenaza de que nuestra religión se enrede en los engaños de los pseudo-cristianos que a manera de traicioneros espejismos, ofrecen a los creyentes alternativas de doctrina, culto, y conducta que aunque disfrazadas de cristianas, no dejan de ser falsas y apócrifas manifestaciones de sincretismo, es necesario que constantemente, Dios levante sus paladines que, como Martín Lutero, denuncien valientemente la apostasía y la herejía, y exhorten a los verdaderos cristianos a rechazar, abandonar y repudiar, cualquier dogma, práctica, o enseñanza que pudiera apartar a los creyentes de la sana doctrina.

El 31 de octubre, el cristianismo celebra el día de la Reforma Protestante, en memoria del día en que el monje Martín Lutero (1517), clavó en la puerta de la iglesia de Witenberg, Alemania, sus 95 tesis o declara­ciones de inconformidad con lo que estaba enseñando y practican­do en la religión oficial de su tiempo. Esto sucedió en la época del Renacimiento, tras el oscurantismo de la llamada Edad Media, junto con el surgimiento de la gran pléyade de notables escultores, poetas, pintores, escritores y artistas cuyas obras siguen siendo hasta ahora, un reto difícil de superar. La trascendencia de la Reforma, no se puede exagerar, y por ello las revistas Time y Life, la colocan como el 3º de los 100 eventos más importantes de la historia de los últimos 1000 años.

El materialismo que en nada se parecía a la sencillez, humildad, y espiritualidad que Cristo predicó, infiltró a la religión, y ya no se predicaban las grandes doctrinas fundamentales del cristianismo, como son la salvación exclusivamente por gracia, la autoridad infalible y final de la Biblia en asuntos de fe y doctrina, ni que sólo había cielo e infierno. Ya no se predicaban tampoco, las máximas paulinas inspiradas por el Espíritu Santo y contenidas en la Biblia, como son que el justo por la fe vivirá; y que justificados pues por la fe, tenemos paz para con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo. Tampoco se proclamaba que  por gracia somos salvos, por medio de la fe; y esto no de nosotros, pues es don de Dios y no por obras para que nadie se gloríe (Ro 1:17 y 5:1; Ef 2:8-9).

La organización religiosa oficial de ese tiempo reclamaba ser la única vía de salvación y el único camino para llegar al cielo, despreciando la bendita sentencia bíblica que dice que hay un sólo Dios y un sólo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo, quien dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí (1ª Ti 2:5; Jn 14:6).

En cambio, se ofrecía la entrada al cielo al mejor postor, a base de indulgencias, o sea perdones basados en las supuestas obras de supererogación (más allá de las que ellos necesitaban para alcanzar su salvación), que los santos o piadosos, ponían a disposición de la religión, para beneficio de los penitentes. Esto quiere decir que se creía que María, los santos y otros piadosos, con sus buenas obras y milagros, habían hecho más méritos de los que necesitaban para entrar al cielo, y esos méritos, se podían vender a favor de los que no tenían suficientes para merecerse la gloria, despreciando y negando que la preciosísima sangre que derramó Jesucristo en la cruz del Calvario, es más que suficiente para pagar por todos nuestros pecados pasados, presentes, y futuros (con sólo reconocerlos, pedir perdón, y aceptar a Jesucristo como propiciación, pago sustitutivo y más que suficiente, por todos nuestros pecados), y no sólo por los nuestros, dice la Escritura, sino por los de todo el mundo (1ª Jn 2:2).

“En el momento en que se escucha el sonido de las monedas cayendo a la caja recaudadora”, decían los pregoneros, “el alma penitente de sus amados que se encuentra padeciendo en el purgatorio, es transportada al descanso y la gloria del cielo”. ¿Qué importaba lo perverso de la vida que se llevara en este mundo si después de la muerte había una segunda oportunidad de salvación, y el perdón de los pecados podía obtenerse en cualquier momento, con dinero?

Si bien esas fueron las principales causas del movimiento de reforma de ese tiempo, eso no quiere decir que actualmente no haya religiones que se dicen cristianas y que de una u otra forma, siguen cayendo en similares apostasías (apartarse de la sana doctrina bíblica) y herejías (decir que Dios miente en algo que específicamente dejó por escrito en la Biblia). Son muchas las sectas que han surgido sobre todo desde finales del siglo XIX, que presumiendo de cristianas, niegan la deidad de Jesucristo, la salvación exclusivamente por gracia, la infalibili­dad única de la Biblia, ó la existencia del cielo y del infierno.

Por ejemplo, se llama simonía, en referencia a Simón el Mago, a quien Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero (Hch 8:9-25), a cualquier forma en que se pretenda justificar vender las bendiciones y la gracia de Dios a los feligreses. Esta es actualmente, práctica muy socorrida por muchos predicadores, individuos, grupos, y organizaciones religiosas que se dicen cristianas, que solicitan dinero a cambio de interceder en oración por los necesitados, ya sea en el templo, o a través de la radio, o la televisión; o como ofenda por una rosa, un trapito, una frasco con agua del Jordán, etc., etc., con supuestos poderes milagrosos o mágicos. En contraste, Jesucristo dijo: “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia (Mt 19:7 y 8).

Por estas causas y por la constante tentación de caer en el pecado de buscar la fama, el favor, y el aplauso de los congregantes; la autoridad y poder sobre los feligreses; y el enriquecimiento a cambio de proveer servicios religiosos, es que, ejerciendo la libertad que tenemos en Cristo, debemos continuar cuidando que en nuestra religión, se reformen, corrijan y mejoren, todas y cada una de las prácticas, ritos, ceremonias, y formas de culto y gobierno que lo ameriten, eliminando todo lo que, aunque parezca inocente y lícito, no tenga fundamento bíblico, no sea Cristo-céntrico, ni dé honra a Dios, ni sea de edificación para la iglesia, o de buen testimonio cristiano para el mundo que nos rodea. La Biblia dice: Todo me es lícito, más no todo conviene; todo me es lícito, mas no todo edifica. Ninguno busque su propio bien, sino el del otro (1ª Co 10:23-24).

La Biblia recomienda que todo se haga siempre decentemente y con orden, y que al cambiar algo bueno, estemos seguros que siempre es por algo mejor, y no a la inversa. Así, sólo debemos incorporar formas de culto, alabanza, o adoración, que estamos convencidos que serán de mayor edificación para nuestra familia de la fe. Hacerlo sólo porque está de moda o por cualquier otra razón, generalmente es una señal de infantilismo espiritual e inmadurez cristiana. Al respecto, la Biblia dice: Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo, y escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí toda rodilla se doblará, y toda lengua confesará a Dios. De manera que cada uno de nosotros dará cuenta a Dios de sí. Por tanto, determinemos no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano. Así que los que somos fuertes debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros agrade a su prójimo para su bien, para edificación. Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo. Cuidemos pues de no ser fácilmente movidos de nuestra manera de pensar, ni seamos conturbados ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera de inspiración divina (Romanos 14:10-13 y 15:1-3; 2ª Ts 2:2).

Jesucristo dijo: ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo! A cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgara al cuello una piedra de molino de asno y que se le hundiera en lo profundo del mar (Mt 18:6,8)

Amados hermanos: Teniendo nosotros pues este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayemos. Antes bien renunciemos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la Palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad, recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como siervos suyos, por amor de Jesús. Así que, amados, teniendo tales promesas, limpiémonos de toda inmundicia de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Que Dios nos conceda siempre, decir con Pablo: “A nadie hemos dañado, a nadie hemos corrompido, a nadie hemos defraudado (2ª Co 4:1-5 y 7:1,2). Amén. Asi sea.

drernestocontreras@hotmail.com

 

 

 

Artículos

Andy Crouch

El Evangelio de Steve Jobs 

El CEO de Apple fue capaz de articular una forma perfectamente secular de la esperanza.

10 DE OCTUBRE DE 2011

El parte médico sobre la muerte de Steve Jobs ha sido la noticia más importante en los periódicos de estos días. Los expertos se preguntan sobre su ausencia y el futuro de la compañía de tecnología más valiosa del mundo. Estas dos cuestiones –la muerte de Jobs y la salud de Apple- son el centro de casi toda la cobertura periodística del momento. Pero yo estoy interesado en la salud de nuestra cultura, y lo que va a pasar con ella ahora que Steve Jobs ha desaparecido de la escena.(*)

Tan cierto como que Steve Jobs es en muchas y notables maneras un diseñador, un innovador, un líder (cruel y exigente), su calidad más singular ha sido su habilidad para articular una forma perfectamente secular de la esperanza .Nada ejemplifica mejor esa capacidad que el temprano logotipo de Apple, en el que se instaló un arco iris encima del arquetipo de la caída humana y su fracaso -la mordida de la fruta prohibida- convirtiéndolo en un símbolo prometedor y de progreso.

En la década de 2000, cuando gran parte del vasto mundo causaba intensa ansiedad en los norteamericanos, lo única cosa que estaba indiscutiblemente mejor, mucho mejor, era nuestra tecnología personal. En octubre de 2001, con el World Trade Center todavía humeante y con el estallido de la burbuja financiera de Internet, Apple introdujo el iPod. En enero de 2010, en las profundidades de la Gran Recesión, el mismo mes en que el desempleo alcanzó el 10 por ciento por primera vez en una generación, Apple presentó el iPad.

 La década  fue marcada por decepción tras decepción en lo político, militar y económico; pero, tecnológicamente fue definida por una serie de eventos que Steve Jobs puso elegantemente a escena , demandando más atención y publicidad cada vez que sacaba un milagro del bolsillo.

El progreso tecnológico es el fruto de numerosos científicos, inventores, ingenieros y empresas. Sin embargo, Apple ha hecho una cosa que casi nadie más hace: poner los frutos de la ingeniería irracionalmente complejas en forma accesible. Antes de la aparición de Apple, los avances en la tecnología informática en gran medida significaron un gran aumento en complejidad y en longitud del manual que acompaña al dispositivo. La década del 1990 fue la edad de Microsoft, cuando los frikis gobernaban el mundo… porque eran los únicos que sabían cómo hacerlo funcionar.

Apple hizo tecnología de seguridad para los “cool” y para la gente común. Hizo los productos que funcionaban muy bien, sin problemas y con una gran cantidad de estilos. Se mejoró notablemente, sin lugar a dudas, de una generación a la siguiente, no sólo en una larga lista de características y en una espiral de complejidad (lo digo mirando a Microsoft Word), pero en la sencillez. Pulse el botón en la cara del IPAD y, si tiene cinco años o noventa y cinco, puede comenzar a usarlo casi sin instrucción. No tiene ningún manual. No requiere ser un friki.
 
 Steve Jobs fue el evangelista de este tipo particular de progreso -y él era el evangelista perfecto, porque no tenía otra fuente de esperanza que compitiera. En su célebre discurso “Comenzando desde Stanford” (que en sí es un modelo elegante, excelente del género), habló con franqueza acerca del diagnóstico inicial de su cáncer en 2003. Vale la pena reflexionar sobre lo que Jobs dijo y dejó de decir: 

“Nadie quiere morir. Incluso la gente que quiere ir al cielo no quiere morir para llegar allá. Y, sin embargo la muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y así es como debe ser, porque  la muerte es probablemente el mejor invento de la vida. Es agente de cambio de la vida, eliminando lo viejo para dar paso a lo nuevo . En este momento, vosotros sois lo nuevo. Pero algún día, no muy lejano, gradualmente vosotros seréis viejos y seréis eliminados. Siento ser tan dramático, pero es muy cierto. Vuestro tiempo es limitado, así que no lo desperdiciéis viviendo la vida de algún otro. No os dejéis atrapar por el dogma, que es vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No dejéis que el ruido de las opiniones ajenas silencie vuestra propia voz interior, el corazón y la intuición. De algún modo ellos ya saben lo que realmente queréis ser.”

Este es el evangelio de una era secular. Tiene la gran virtud de estar basada solamente en lo que todos podemos percibir, que no requiere de la revelación ni del dogma. Y que no promete nada que no puede cumplir, ya que todo lo que se promete es la oportunidad de vivir su propia y única vida, una esperanza que es manifiestamente realizable ya que el que la ofrece es una persona que tiene un éxito espectacular a raíz de seguir a su propia “voz interior, a su corazón y a su intuición”.

Jobs no era la primera persona en expresar esta visión del significado de la vida; los nombres de Sócrates, Buda y Emerson vienen a la mente. Sin duda, aceptar plenamente este evangelio secular exige una austeridad de espíritu que pocos han sido capaces de reunir, aunque suene muy bien en el césped de la Universidad de Stanford.

Tras un análisis profundo,  este evangelio no os ofrece ninguna esperanza que vosotros no podáis generar; más el consuelo de haber sido fieles a vosotros mismos. Pero, resulta extrañamente inocuo frente a la tragedia y el mal.  Dicho discurso habría sido difícil de aceptar en el funeral de Christina Taylor Greene, 9 años de edad, asesinada junto a otros cinco en una soleada mañana de sábado en Tucson, Arizona. No es de extrañar que Barack Obama, que había de hacer frente a las manifestaciones de dolor más profundo en la semana pasada, atrajese la atención a una visión que sólo tiene sentido si hay algo más en el mundo que podemos llegar a ver. Menos que eso solo sirve de frío consuelo, realmente.

 Pero el genio de Steve Jobs ha sido convencernos, por lo menos por un tiempo, que el frío consuelo es suficiente; que el mundo – al menos ese mundo de dispositivos que entra en nuestras mochilas para portátiles y en nuestros bolsillos, revelando nuestras vidas a los demás y las suyas a nosotros- va a mejorar. Este es el sentido en el que el viejo y gastado cliché de “los fieles de Apple” y el “culto a Mac” es cierto. Es una religión de esperanza en un mundo sin esperanza, la esperanza de que vuestra vida ordinaria y mortal pueda ser elegante y significativa, aunque pronto será anticuada, polvorienta, y se deseche como un iPod de 2001.

 Un amigo mío dice que los seres humanos pueden vivir durante cuarenta días sin comer, cuatro días sin agua, y cuatro minutos sin aire. Pero no podemos vivir durante cuatro segundos, sin esperanza. Eso también es cierto para las naciones.

El anuncio del parte médico que lo ausentó de su trabajo se hizo en el día de Martin Luther King Jr.; y en todo el siglo XX no hubo nadie que transmitiera tanta esperanza a nuestra cultura -genuina, bíblica, que respira fe- que el Dr. King. Luego vino Barack Obama, cuya elección ratificó en gran parte todo aquello por lo que King había soñado y luchado, una esperanza, si no completa, genuinamente cumplida.

No obstante, el presidente Obama debe liderar en un mundo de angustia y de terror. Él tiene que aventurarse fuera del jardín amurallado de la tecnología presidida por una manzana mordida (que en el último diseño ya no tiene un arco iris, sino que brilla con la perfección del acero inoxidable). El mismo día en que Steve Jobs presentó el iPad, el presidente Obama tuvo que dar su mensaje sobre el Estado de la Nación, y no hubo un “dispositivo mágico y revolucionario” que pudiera ofrecer. En el mundo del presidente Obama, que es nuestro mundo, lo amargo del fruto mordido es muy real.

 El evangelio de Steve Jobs es, en definitiva, un conjunto de hermosamente pulidas promesas vacías. Pero yo miro a mis vecinos seculares, millones de ellos como ovejas sin pastor, que ya no creen en nada que no puedan ver, y no puedo dejar de sentir compasión por ellos, y algo parecido al miedo. Cuando Steve Jobs ya no esté en el escenario, ¿habrá quedado alguien que puede convencerlos de tener esperanza? 

(*)  Este  artículo fue publicado originalmente  en  enero de 2011.Traducido de Christianity Today de su reedición del 09 de octubre de 2011, por Óscar Margenet Nadal. 
Hemos modificado levemente la introducción original para que coincida con la realidad actual. La original decía:
 El parte médico sobre la forzada ausencia laboral de Steve Jobs es la noticia más importante en los periódicos de hoy. The Wall Street Journal dice que esa nota, breve y conmovedora, plantea “la incertidumbre sobre su estado de salud y el futuro de la compañía de tecnología más valiosa del mundo.” Estas dos cuestiones –la salud de Jobs y de Apple- son el centro de casi toda la cobertura periodística del momento. Pero yo estoy interesado en la salud de nuestra cultura, y lo que va a pasar con ella cuando Steve Jobs desaparezca de la escena- no si llegase a desaparecer. 

 

Autores: Andy Crouch      ©Protestante Digital 2011

 

 

 

Protestantismo y Derechos Humanos

La aportación de la Reforma Protestante en el campo de la defensa de los Derechos Humanos es poco o nada conocida -y mucho menos, reconocida-, en nuestro país y, en general, en el mundo de habla hispana.

Esta nueva obra del escritor e historiador protestante, Máximo García Ruiz, intenta llenar ese vacío histórico. Algo que resulta imprescindible para comprender la evolución de la conciencia occidental sobre este tema, tal como lo entendemos hoy día.

 RESUMEN DEL LIBRO 
Durante una larga parte de la historia de España, o bien porque lo impedían la insidia y la ignominia procedente de sectores integristas que entendían que la identidad española pasaba por la unidad ideológico-religiosa o, en otras ocasiones, a causa de una cierta pereza mental conducente a la ignorancia, se caracteriza por mantener un funesto desconocimiento de la Reforma Protestante del siglo XVI y de la implantación en suelo español de las iglesias derivadas de dicho movimiento, así como de la labor que estas entidades religiosas vienen haciendo, especialmente en el terreno de los Derechos Humanos.

Con este libro el autor nos introduce en el mundo protestante, poniendo al alcance del lector una información inédita para el gran público, desconocido igualmente en sectores académicos. Con un lenguaje asequible, pero sin renunciar por ello al rigor científico y riguroso, nos vamos metiendo en la historia, la sociología y la teología protestante, que sirven de plataforma para entender la dimensión de su compromiso social, a nivel universal. De las comunidades protestantes, tanto españolas como extranjeras, han surgido personajes comprometidos con la defensa de los Derechos Humanos, incluso mucho antes de que la Declaración Universal fuera formulada. Algunos de ellos tienen un espacio en las páginas de este libro.

Se trata, pues, de un libro que viene a cubrir un gran vacío divulgativo que, por otra parte, deja asentada con precisión la contribución de personas vinculadas a la Reforma Protestante con la defensa y propagación de los Derechos Humanos, haciendo de ellos el leit motiv de sus vidas.

El libro ha sido editado por la Universidad Carlos III de Madrid y ADG-N Publicaciones de Valencia, y se distribuye en librerías por la Distribuidora UDI. Su precio es de 18€.

 PERFIL DEL AUTOR 
Máximo García Ruiz, nacido en Madrid, es licenciado en Teología por la Universidad Bíblica Latinoamericana, licenciado en Sociología por la Universidad Pontificia de Salamanca y doctor en Teología por esta misma universidad.

 

 

 

Educación y Conciencia Social

 Por Eduardo Dallal y Castillo

Para quienes hemos vivido muchos años, la visión de la historia que se va desenvolviendo nos permite tener una percepción adecuada de cómo los fenómenos históricos se enlazan, primero unos con otros y, en el interior de cada evento, en las distintas dimensiones de las ciencias humanas que inciden sobre el fenómeno, evento, protagonistas y red social. Esta reflexión viene a cuento después del estímulo mutuo que nos dimos tres personas en una conversación en la que privó la añoranza por las épocas de nuestra primaria y secundaria, allá por los años 40 y 50 del siglo pasado.

 

Lo que nos tocó vivir en aquella época era un verdadero auge de la creatividad, productividad y dedicación de nuestros maestros de primaria y secundaria en sistemas y agrupamientos que después hemos llegado a comprender como movimiento histórico. En aquella época, era un orgullo para muchos estudiarla EscuelaNormalpara Maestros, para después formar parte de equipos de maestros vocacionalmente adecuados, preparados y capaces de un compromiso sostenido.La Secretaríade Educación Pública propiciaba y permitía la oportunidad de que estos equipos con líderes comprometidos en la labor de la enseñanza se concentraran en escuelas escogidas, recibieran apoyos materiales y estímulos para producir libros de texto y se les dejaba en libertad para desarrollar su tarea vocacional en un ambiente de motivación constante para la búsqueda de la excelencia en el conocimiento.

 

Mis interlocutores y yo tuvimos el privilegio de haber sido alumnos de tales grupos en la primaria, en la secundaria y en la preparatoria. Reconocemos que la enseñanza que recibimos era de una calidad superior a la que se recibía en las escuelas particulares, que los libros de texto que se usaban eran escritos en su mayoría por estos mismos maestros, y que la metodología pedagógica que compartían estos maestros era la de inspirar, motivar, guiar y gratificar las mismas actitudes creativas, activas de ayuda mutua y trabajo en equipo, sin chicotes, ni amenazas, ni competitividad egoísta.

 

Algunos de nosotros tuvimos ocasión de emigrar temporalmente a los Estados Unidos y nos encontramos con la sorpresa agradable de que nuestra enseñanza primaria y secundaria nos permitía llevarles una delantera notable a los primos de allende el Bravo. Esto no se daba solamente como cantidad de información, o por calidad literaria o científica, sino también en los términos de primera importancia que siguieron siendo la inspiración, la motivación y el compromiso en la búsqueda del conocimiento. Al llegar a otros países, ya como profesionistas, hemos tenido ocasión de comprobar la misma capacidad y conocimientos.

 

Esta descripción nostálgica nos puede servir de telón de fondo para asomarnos al devenir de la educación en México 60 años después. El movimiento histórico tiene su principio en la biología, ya que de 20 millones de mexicanos pasamos a ser más de los 100 millones de población. El crecimiento de los establecimientos educativos en el país se ha realizado de manera horizontal para poder brindar el acceso a la inmensa mayoría de la población a los establecimientos educativos. Este esfuerzo de crecimiento de la oferta educativa oficial incluye la creación de los libros de texto gratuitos como instrumento pedagógico generalizado, y  la incorporación de cientos de miles de maestros bajo cuya responsabilidad está la aplicación de la tarea educativa.

 

Por otra parte, la educación privada ha tenido que crecer y ofrecer alternativas ante las dificultades para satisfacer la demanda a través de las escuelas oficiales, ya que se creó un nicho comercial que propicia este desarrollo. Cae por su propio peso que un desarrollo numérico de tal magnitud deja de lado la excelencia y la posibilidad de que el proceso educativo estimule la diferenciación, el crecimiento y el desenvolvimiento productivo de los talentos diferentes que existen en unos y otros niños y adolescentes. La calidad de la educación, la posibilidad de ser inspirados, guiados y gratificados en una búsqueda activa del conocimiento se han perdido con la masificación de las tareas educativas, con la legislación que hace, de los alumnos, cosas o números y con el rasero mínimo y pobre dado por los textos gratuitos. A esto hay que agregar la utilización inmoral de grandes cantidades de maestros como tropas de choque en los llamados “movimientos políticos”, que no son más que las pugnas entre pandillas que buscan, ejercen y corrompen el poder para enriquecerse.

 

La agilidad creativa y el valor real de la educación se diluye al punto de perderse en un mar de reglamentos para todos, a pesar de los rituales simbólicos de las escuelas públicas y privadas, que intentan reconocer a quienes sacan la cabeza por encima de una mediocridad pasiva en la que se pierde nuestra historia y se diluye nuestra cultura. Los estímulos que se ofrecen también se diluyen y se pierden al no haber estudios reales de casos o programas adecuados con la continuidad requerida.

 

En esta secuencia de hechos históricos, a algunos nos ha tocado presenciar o participar en algunas etapas. Por ejemplo, plantear la educación abierta automatizada, iniciar especialidades en México tales como psiquiatría y psicoanálisis con niños y adolescentes, plantear la atención a personas talentosas y otros proyectos que fueron tomando forma y fuerza frente a las necesidades educativas que se veían en el país desde hace más de cuatro décadas. Ha sido estimulante la experiencia de acompañar la crítica social con el análisis de los problemas y el planteamiento de soluciones, sobre todo si no está uno solo, si existe la compañía de otras mentes creativas, si hay personas que lo acompañan a uno en las visiones a futuro de un pais necesitado de soluciones más que de lamentaciones.

 

Cuando surgen las ideas en el mundo de la educación, como sucede en otras áreas, hay ocasiones en las que las soluciones planteadas nos permiten ofrecer un plan, o bien somos testigos de los esfuerzos de otros, que demuestran que a las ideas les llega su tiempo de realización. Sabemos que muchas de estas ideas, en el ambiente conservador y cerrado de las instituciones, son tomadas por personas que, de otro modo, continuarían en el letargo de la mediocridad, pero no son capaces de abrirse al reconocimiento de nuevas iniciativas por temor a perder “el hueso”, y acaban por plantear programas superficiales, de ésos que “visten mucho”, pero carentes de profundidad y trivializados en poco tiempo.

 

Es tiempo de que en México se examine el proceso educativo con ojos críticos para puntualizar hacia donde profundizarlo, de manera que dejemos de cultivar denominadores comunes mediocres y accedamos a un mundo cambiante que ya nos ha dejado atrás. No bastan las quejas. La exigencia es para cada uno en su esfera de acción.       

 

 

 

Base del cisma anglicano 

Presentan `Causa Anglica: el tribulado caso matrimonial de Enrique VIII´

El documento, conservado por el Archivo Secreto Vaticano, se presentó en la catedral anglicana de Madrid.

02 DE OCTUBRE DE 2011, MADRID

El pasado jueves 29 de septiembre la catedral anglicana El Redentor de Madrid acogió la presentación de la obra “Causa Anglica: El tribulado caso matrimonial de Enrique VIII”, una realización del Archivo Secreto Vaticano de la  Carta de los Lores de Inglaterra al Pontífice Clemente VII en defensa de la causa de anulación del matrimonio entre Enrique VIII y Catalina de Aragón. 

La imponente y amenazante misiva inglesa de 1530, acompañada por 85 firmas y otros tantos sellos de los suscriptores, se conserva en excelentes condiciones en el Archivo Secreto Vaticano y es considerada de manera unánime el documento central de las circunstancias del Cisma Anglicano.

Un ejemplar del suntuoso e imponente documento (alrededor de un metro de ancho y dos metros de alto), completo con su extraordinario aparato sigillográfico, se expuso en el marco de la Catedral Anglicana del Redentor por cortesía de Scrinium, la Sociedad fiduciaria del Archivo Secreto Vaticano.

 ACTO DE PRESENTACIÓN 
En el evento, promovido y presidido por  Carlos López Lozano , Obispo de la Iglesia Española Reformada de Madrid – Comunión Anglicana, intervinieron  Alberto de la Hera , vicepresidente de la International Religious Liberty Association, catedrático de la Universidad Complutense y ex director de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia, además de  Stefano Della Zana  como Portavoz de Scrinium.

Durante la presentación se informó asimismo del resultado de las investigaciones de los expertos y especialistas del Archivo Pontificio sobre el monumental documento y su tormentoso génesis.

Entre los invitados a esta singular cita se encontraban diversas personalidades de la diplomacia en España, autoridades religiosas de diferentes confesiones y personalidades del ámbito académico.

“Causa Anglica” es la cuarta realización del proyecto Exemplaria Praetiosa Archivi Secreti Vaticani llevado a cabo por Scrinium que prevé la exclusiva publicación de rarísimos documentos inaccesibles, conservados desde hace siglos en el Archivo Pontificio.

 

Fuentes: IERE.      © Protestante Digital 2011

 

 

Lutero: ¿una salvación `barata´?

Lutero y la necesidad de la Reforma (13)

Autor: César Vidal Manzanares

Tal y como señala Pablo, para Lutero esa justicia de Dios que acude a salvar al hombre, un hombre que no puede salvarse a si mismo por sus méritos o sus obras, es aceptada a través de la fe.

26 de marzo de 2011

Sin embargo, esa fe no es ni un mero asentimiento a proposiciones teológicas ni una supersticiosa credulidad. Es la fe en que efectivamente Cristo murió por nuestros pecados en la cruz realizando la expiación que nosotros no podemos llevar a cabo:

“Esto es lo que el apóstol quiere dar a entender cuando dice que el hombre es justificado por la fe… Esto se dice de ti mismo, y para que tu te lo apropies: que Cristo murió por tus pecados y dio satisfacción por ellos” (WA 56, 370, 11 ss).

Ha sido común en la apologética anti protestante el acusar a Lutero, en particular, y a la Reforma, en general, de ofrecer una salvación barata que evita las buenas obras. Semejante acusación no se corresponde con la realidad como ha quedado de manifiesto en obras de eruditos más rigurosos incluidos los católicos.

De hecho, la posición de Lutero era la misma que había expuesto Pablo en su carta a los Romanos. Primero, la salvación es imposible para el hombre, pero Dios acude en su ayuda mediante la muerte de Cristo en la cruz que satisface la pena que merecen nuestros pecados; segundo, esa justicia de Dios ejecutada por Cristo sólo podemos apropiárnosla mediante la fe y tercero, esa justificación por la fe, lejos de ser un acicate para la inmoralidad, es la clave para llevar de ahora en adelante una vida de obediencia a los mandatos de Dios:

“El camino del Señor es la justicia de Dios vista como el Señor presente en nosotros, que después realiza a través nuestro estas buenas obras” (WA 56, 233, 30)

En otras palabras, el hombre no lleva a cabo obras buenas para ser justificado sino que, como ya ha sido justificado por gracia a través de la fe, realiza obras en señal de obediencia agradecida. La conclusión de Lutero cuenta con paralelos paulinos fuera de la carta a los romanos como es, por ejemplo, el pasaje de Efesios 2:8-10 donde el apóstol Pablo afirma: “Porque por gracia somos salvos, por medio de la fe, y eso no es de vosotros, es un don de Dios, no es por obras, para que nadie pueda jactarse. Porque somos hechura Suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, que Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas”.

La posición teológica de Lutero resulta meridiana y explica más que sobradamente el paso de la inquietud espiritual del pecador que no sabe cómo obtener la salvación valiéndose de los medios con que cuenta, a la paz profunda, grata y serena del pecador que se sabe redimido no por si sino por la obra de Cristo en la cruz.

Ante la incapacidad para cumplir con las exigencias de la ley de Dios, son muchas las personas que acaban cayendo en un tormento continuo, verdadero potro del espíritu, al contemplar su insuficiencia o que derivan hacia la hipocresía fingiendo que viven de una manera que no alcanzan a encarnar. Lutero sorteó ambos peligros gracias a la lectura de la Biblia. En ella encontró que su desazón espiritual no debía derivar hacia la desesperación sino que tenía que convertirse en el primer paso para arrojarse de rodillas ante Dios reconociendo su incapacidad para merecer la salvación y aceptando lo que había ganado Cristo en la cruz. En ese sentido, su experiencia recuerda a la del pobre publicano de la parábola que no se atrevía a levantar la mirada en el Templo abrumado por sus pecados (Lucas 18:9-14), a la de la oveja que, extraviada en el monte, nada puede hacer por regresar al aprisco (Lucas 15:1-7), a la de la moneda que es incapaz de regresar al bolsillo de su dueña (Lucas 15:8-10) o a la del hijo pródigo que, tras arruinar su existencia, cayó en la realidad terrible de su presente y buscó el perdón, totalmente inmerecido, de su padre (Lucas 15:11-32).

Llegado a ese punto, Lutero había descubierto también la acción de Dios que consistía esencialmente en el hecho de que Cristo se había entregado por amor en la cruz muriendo y pagando por los pecados del género humano. Ahora el pecador debía decidir si se apropiaba mediante la fe de la obra salvadora de Cristo o la rechazaba con incredulidad, incredulidad dirigida hacia la Palabra de Dios. Si se producía el rechazo, obviamente, el pecador se apartaba del camino de la salvación, pero si, por el contrario, abrazaba el sacrificio de Cristo en la cruz, era justificado por la fe y se abría un nuevo camino en su vida, camino surcado de buenas obras realizadas por Dios en él.

Hasta ahí todo resultaba de una enorme claridad, pero, a la vez, era notablemente incompatible con el sistema de salvación articulado por la iglesia católica durante la Edad Media. ¿Cuánto tiempo tardarían en chocar ambas concepciones en el corazón de Lutero?

© Protestante Digital 2011

 

 

 

La patria en un libro

No es una locura imaginar que la verdadera patria de los pueblos protestantes sea un libro, la Biblia.

01 DE OCTUBRE DE 2011.- Extranjeros y peregrinos, en busca de una patria que no es terrenal pero que existe y se ha hecho presente definitivamente en y por Cristo. Eso dice  Hebreos 11:13-14 . Esto vino a mi mente y corazón al leer lo escrito por  Javier Aranda Luna  en el prólogo a una obra por ser publicada: “No es una locura imaginar que la verdadera patria de los pueblos protestantes sea un libro, la Biblia”. 

El libro para el que Javier escribió el prólogo es de mi autoría, lleva por título  La Biblia y la iconografía heterodoxa de Carlos Monsiváis. Será presentado en el marco del Coloquio Internacional Historia, Protestantismo e Identidad en las Américas, el 7 de octubre, a las 18:30 horas, en la Iglesia Metodista, Gante 5, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.  

 Javier Aranda Luna estudió periodismo en la UNAM. Escribe en la sección de cultura de La Jornada. Es autor de  Biblioteca personal, 51 escritores  (Editorial Cal y Arena), conductor de programas televisivos culturales, en los que frecuentemente entrevista escritores y se ocupa de recomendaciones bibliográficas.  Reproduzco el prólogo de Javier, y le doy las gracias porque sé que lo escribió bajo grandes presiones laborales y compromisos por cumplir.

 JAVIER ARANA: PRÓLOGO 
A estas alturas quedan claras varias cosas después de la Reforma Protestante. Que Martín Lutero ha sido el mayor promotor de la lectura de todos los tiempos. Que los pueblos con mayor número de lectores promedio son principalmente aquellos donde el protestantismo se asentó (Japón es caso aparte). Que las comunidades protestantes le llevan una ventaja de doscientos años a las católicas en materia de lectura pues realmente empezaron a leer de manera significativa a partir de la Ilustración. Que también los países con mayor arraigo protestante son en general más desarrollados económicamente y con las sociedades democráticas más sólidas. No sólo eso, el ejercicio de la crítica literaria profesional puede decirse que es un producto de la cultura protestante por el hábito de leer directamente la Biblia y tener una interpretación personal de todos los libros que la conforman. 

 No es una locura imaginar que la verdadera patria de los pueblos protestantes sea un libro, la Biblia. En esa patria nació Carlos Monsiváis uno de los críticos más agudos del México contemporáneo a quien tuvimos el privilegio de conocer.

Sus lecturas multiculturales de la política y la sociedad en donde se cruzan el cine, la música culta y popular, la poesía de Octavio Paz, la prosa deslumbrante de Martín Luis Guzmán con las canciones de José José, la investigación erudita y el rumor de la calle son producto de esa visión protestante de entender y conectar al individuo con su historia y su comunidad.

Su solidaridad, su lucha por las causas perdidas o difíciles, su militancia contra la intolerancia, la explotación, la injusticia, en realidad son la consecuencia obvia de su formación religiosa. Puede decirse que su crítica mordaz contra los abusos del poder como los feminicidios o los crímenes de odio son ante todo un asunto de ética, de una ética protestante llevada hasta sus últimas consecuencias.

Sólo así es posible entender su apoyo irrestricto a casi todas las minorías: los indios, las mujeres, los sindicatos independientes, las sociedades protectoras de animales, los refugios de niños con sida, los disidentes políticos, los homosexuales y naturalmente las comunidades protestantes perseguidas aun en nuestros días en zonas tan intolerantes como la de San Juan Chamula donde se impide la educación pública a niños con creencias diferentes al catolicismo.

Hace algunos años me invitaron a dar una conferencia en Ixmiquilpan, Hidalgo, en el paupérrimo Valle del Mezquital para apoyar a una comunidad protestante hostigada por grupos católicos extremistas. Cuando Monsiváis se enteró de que había ido me reclamó que no lo hubiera invitado para ir a apoyarlos. No se vale, me dijo, la próxima me invitas.

Cuando uno lo visitaba en Navidad o Semana Santa era común escuchar en su casa —que era una biblioteca de poco más de cuarenta mil volúmenes— Gospel, himnos, estribillos y el Mesías de Handel que seguramente aprendió desde niño.

Como le gustaba jugar con su memoria y su inteligencia un día le propuse a Carlos Monsiváis un ejercicio singular: yo tomaría una antología de poemas, la abriría al azar y el tenía que decirme quién era el autor de los versos mientras yo los leía.

De los catorce poemas que empecé a leer no tardó en identificar a cada uno de sus autores. No sólo eso, cuando yo leía por ejemplo el segundo o el tercer verso el continuaba recitando entre dientes los versos que seguían. No pasé de catorce porque después quise hacer algo similar con una Biblia. Después de que identificó un salmo y un versículo de los evangelios abandoné la empresa. Ese día me enteré que sabía de memoria todos los Salmos, casi todo el libro de Proverbios y no pocos pasajes bíblicos. También ese día me dijo que la mejor traducción al español de la Biblia era la traducción de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera porque su sonoridad rescataba la música del Siglo de Oro español. Picado por su contundente afirmación le pregunté a Octavio Paz, otra inteligencia notable de nuestra cultura cuál era para él la mejor traducción de la Biblia al español: la de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera, me dijo y me informó que lo mismo pensaba Antonio Alatorre, un especialista en la literatura del Siglo de Oro.

 Hace tiempo Carlos Martínez García se ha dedicado a investigar, me parece, lo que podríamos llamar “el código genético de Carlos Monsiváis” a partir de estas líneas: Mi madre puso de su parte mi nacimiento, mi primera formación, mi capacidad de pelearme en vano, mi primer amor por los libros…   Mi verdadero lugar de formación fue la Escuela Dominical. 

Y lo que ha encontrado Carlos Martínez García es la enorme presencia de la cultura protestante en los textos de este escritor: de su autobiografía precoz hasta sus crónicas reunidas en  Apocalipstick , pasando por  El Nuevo Catecismo para indios remisos . El único libro de ficción escrito por Monsiváis.

Ahora que Carlos Monsiváis ya es sus lectores, los textos de Carlos Martínez García reunidos aquí, contribuyen a una lectura más completa y gozosa de las crónicas y ensayos de este cronista que nos hizo mirar al mundo con un ligero aumento de luz.

 

Autor: Carlos Martínez García

©Protestante Digital 2011

 

 

 

Los libros en tiempo de la Reforma

La espiritualidad evangélica en los libros

Uno de los mejores medios para poder rastrear las mentalidades de los pueblos, sus progresos y conquistas, sus debilidades y sus miedos, es a través de los libros.

11 de mayo de 2011.- Si añadimos que la imprenta en el siglo XVI desarrolla una labor ingente para trasmitir ese pensamiento humanístico y científico, secular y religioso, podremos hacernos una idea de aquella España bulliciosa.

 De entre tantas consideraciones sobre ese siglo, una de ellas sostiene que España estuvo prácticamente ausente de la “revolución científica” por el débil desarrollo y peculiar evolución del Humanismo español.” Según Jesús L. Paradinas Fuentes “el desarrollo del movimiento humanístico, al incorporar a su campo de trabajo la lengua y la cultura griega, promovió la recuperación de las tradiciones filosóficas y científicas de dicha cultura, lo que hizo evolucionar el Humanismo renacentista hasta el punto de convertirlo en un movimiento de renovación no sólo literario y educativo, sino también filosófico y científico. Esta evolución se produjo sobre todo en Italia, mientras que en España, por las razones que después indicaremos, el Humanismo, al interesarse principalmente por la recuperación de las tradiciones religiosas de la cultura judeocristiana, evolucionó en otra dirección, configurándose, sobre todo, como un movimiento de renovación religiosa” [i] .

Para este autor no existió continuidad entre el pensamiento científico de los siglos XIII y XIV con el siglo XVII, siendo el siglo XVI un siglo en el que se interrumpe el desarrollo de la ciencia por el Humanismo, el cual sería el responsable de la decadencia. “Creemos, por el contrario – dirá Paradinas-, que existió una verdadera ruptura entre ambos pensamientos científicos y que la ciencia moderna no es el resultado de la evolución de la medieval, sino de una verdadera “revolución”.

 Esta tesis sobre humanismo y ciencia moderna, queremos que nos sirva para poder entender el hecho de que la “renovación religiosa” es la verdadera revolución del siglo XVI en España, mientras en otros lugares es una continuidad del Medievo. Creemos que esta recuperación de la cultura judeocristiana proveniente del mundo judeoconverso español, fue real, llegando a constituirse en el gran movimiento de reforma y no solo pro reforma. Al comparar el humanismo italiano con el español, indicará Paradinas, que mientras los españoles tuvieron poco aprecio por el latín y el griego, en Italia había una tradición cultural que desarrolló el Humanismo de raíz grecolatina. No hubo en España una importante labor de traducción y comentario de las obras filosóficas griegas como en Italia, llegando a ser peligroso, en el siglo XVI, el conocimiento de la lengua griega, hasta el punto que muchos de sus cultivadores fueron perseguidos por la Inquisición como sospechosos de favorecer la “herejía protestante”. [ii] 

“Lo que sí existía en España era una importante tradición cultural interesada por la lengua y la cultura hebrea. En efecto, en España, a diferencia de lo que ocurrió en otras partes de Europa, debido a la presencia de una importante comunidad judía, nunca se abandonó el estudio del Antiguo Testamento en su lengua original. Durante la Edad Media los judíos estudiosos de la Biblia que vivieron en España emplearon los avances de la filología para analizar el texto hebreo del Antiguo Testamento. En el siglo X el célebre Hasday ibn Saprut, cuya familia era originaria de Jaén, estudió lingüísticamente la Biblia, algo que también hicieron, en el siglo XI, Ibn Chiquitilla y Yonah ibn Yanih, naturales de Córdoba. En los siglos siguientes, podemos citar a Abraham ibn Ezra (1092-1167), nacido en Tudela (Navarra), comentador de la Biblia, defensor de la primacía del sentido literal y del estudio filológico del texto hebreo, a quien se considera el fundador de la exégesis crítica e histórica del Antiguo Testamento, y a David Quimhi (1160-1232), nacido en Narbona, pero de origen andaluz, famoso intérprete del Antiguo Testamento de acuerdo con el método filológico.”

“Los cristianos, por su parte, mantuvieron frecuentes contactos con la comunidad judía. Recordemos, por ejemplo, las célebres disputas entre judíos y cristianos, celebradas en Barcelona en 1263 y en Tortosa en 1413, en las que estaba en juego la interpretación del Antiguo Testamento a partir de la versión hebrea del mismo. Así se explica que las traducciones al castellano del Antiguo Testamento tienen siempre en cuenta los textos hebreos originales, más incluso que el texto de la Vulgata, incorporando en ellas, ya desde la época medieval, los avances de la filología rabínica. No hay que olvidar que fue en Castilla, más de doscientos cincuenta años antes de que lo hiciera Lutero al alemán, donde se realizaron las primeras traducciones de los textos bíblicos al Romance. En efecto, ya en el siglo XIII se tradujo del latín al castellano gran parte del Antiguo Testamento y casi todo el Nuevo Testamento. Una de estas traducciones es la llamada Biblia de Alfonso el Sabio, que se recoge en la  Grande y General Storia  (c. 1270). En el siglo XIV se realizan ya traducciones directamente del hebreo al castellano, aunque siguen siendo parciales. En 1422, el gran Maestre de la Orden Militar de Calatrava, Luis de Guzmán, encargó al rabino Mosé Arragel de Guadalajara una traducción de todo el Antiguo Testamento del hebreo al castellano, que estuvo concluida en 1433. Esta traducción, conocida hoy como Biblia de Alba, contiene glosas judías y cristianas que aclararan los pasajes oscuros. También a finales de este siglo, el Maestre de la Orden de Alcántara, Juan de Zúñiga, que vivía en Zalamea, se rodeó de sabios judíos y cristianos, de los que se convirtió en mecenas, con el fin de avanzar en el estudio de la Biblia. Entre ellos estaba el más importante de nuestros humanistas: Nebrija.”

 Concluye esta tesis, afirmando que “la mayor parte de los humanistas españoles, tal vez incluso podíamos decir los mejores, dedicaron sus esfuerzos a la recuperación y estudio de la tradición religiosa judeocristiana. Por lo tanto, sabemos que lo más cultivado en España fue la teología, tanto la especulativa o escolástica como la positiva o bíblica. Pero incluso el desarrollo del Humanismo bíblico se vio frenado en España por la intervención de la Inquisición. 
Los humanistas españoles sintieron pronto los peligros de dedicarse al estudio filológico de la Biblia, por lo que muchos de ellos decidieron, finalmente, abandonar el estudio del hebreo y de la Sagrada Escritura. En consecuencia, Baltasar de Céspedes, al publicar en el año 1600 su conocida obra  Discurso de las letras humanas , excluye del campo de los estudios de humanidad tanto a la Biblia como a la lengua hebrea. Ambas cosas quedan reservadas para los teólogos. Más decisiva aún fue la intervención de la Inquisición para acabar con el débil desarrollo del Humanismo científico en España. Al llegar el siglo XVII la Inquisición, que hasta entonces había condenado sólo a algunos científicos y por razones religiosas, lo hizo ahora de forma masiva y por razones científicas. En efecto, el Índice de Bernardo de Sandoval (1612) y, sobre todo el Nuevo Índice de Antonio Zapata (1632), incluyen entre los autores condenados, de una u otra forma, a la mayoría de los científicos importantes del momento y lo hacen en cuanto tales.” [iii] 


   [i]  El humanismo renacentista y la ciencia moderna . Jesús L. Paradinas Fuentes.

   [ii]  Desarrollo y evolución del Humanismo en España.  Jesús L. Paradinas Fuentes.

   [iii]  A partir de 1560 aparecerán una infinidad de libros de contenido teológico y bíblico que contradicen, en parte, la tesis de este autor. Fray Luis de León o Malón de Chaide conocen bien los originales y hacen constantemente un análisis filológico además del teológico. Aparecerán también los exégetas bíblicos contrarreformistas entre los jesuitas, que aun estando prohibida la Biblia se atreven a comentarla. El Índice de Sandoval parece ser el comienzo del declive de las ciencias bíblicas

 

 

 

Matrimonio con Catalina Von Bora y la vida familiar

En 1522 Lutero ya había perdido su fe en la vida monacal y en el celibato. Consideraba que las mujeres que se habían hecho monjas desobedecían a Dios porque no engendraban hijos y a los hombres porque no contribuían a cumplir una de las primeras premisas de Dios “creced y multiplicaos”.

El 17 de junio de 1525 contrajo matrimonio con Catalina von Bora. Catalina había sido una monja católica que tras la abolición de la jerarquía eclesiástica en Alemania escapó junto con un grupo de monjas y fueron traídas por Lutero hasta Wittenberg. Se convirtieron en miembros de la corte del duque Federico de Sajonia. Su boda fue más una casualidad que un acto previsto, puesto que Lutero tenía pensado casarla con otros pretendientes.

El impacto que causó la noticia fue enorme desde todos los ámbitos. Tanto sus partidarios como sus enemigos criticaron el nuevo enlace. Sus enemigos lo consideraban una aberración puesto que atentaba contra el voto de castidad pronunciado por ambos contrayentes durante su anterior vida monacal, y sus seguidores lo veían como una muestra de debilidad en unos momentos en los que la Reforma no pasaba por su mejor momento.

Lutero, que en principio no se había casado por amor, pronto descubrió un amor hacia su esposa que lo desconcertó, llegando a afirmar que se preocupaba más de ella que de Dios. Ella ocupó un lugar clave en su vida. Influyó muchísimo en su vida organizando su vida e incluso modificando sus costumbres. A Catalina se la concibe como la figura clave de la constitución del concepto familiar en la doctrina reformista. Con ella tuvo seis hijos: Johannes, Elizabeth, Magdalena, Martín, Paul y Margarete. Además criaron a cuatro niños huérfanos y a Fabián, sobrino de Catalina.

Se fueron a vivir a un antiguo convento convertido en una gran casa en la que además de ellos dos y sus hijos albergará a amigos, seguidores y que actuará como hospicio temporal para los más necesitados. Martín, con ella desarrollará una faceta de su vida que antes no había experimentado, la de pertenencia a una familia. Los habitantes de la casa comían en una gran mesa redonda presidida por Lutero y tras la comida durante la sobremesa los invitados escuchaban las largas conversaciones del Reformador sobre los más variados temas. En una de ellas hizo referencia al matrimonio contando de forma divertida lo que los santos hacían para curarse de sus tentaciones y que sólo San Agustín ofreció una clara solución a estas tentaciones citando a San Pablo, el matrimonio: era mejor casarse que quemarse.

 

 

 

En la web del Museo de Israel 

Cuelgan 5 rollos de los ‘Manuscritos del Mar Muerto’ en internet

Estos textos bíblicos los más antiguos- están ya digitalizados

y accesibles a través de la red, gracias a Google.

 

26 DE SEPTIEMBRE DE 2011, ISRAEL.- Los primos Jum’a y Mohammed ed-Dhib, dos pastores beduinos, tenían frío en ese valle del desierto de Judea aquel día de 1947 en que decidieron hacer una hoguera con parte de los pergaminos que habían hallado en una cueva. Lo que no quemaron (y lo que se fue descubriendo en 11 cuevas hasta 1956) constituye hoy uno de los mayores tesoros de arqueología bíblica: los Manuscritos del Mar Muerto, que datan del siglo III al siglo I a. C. y son los manuscritos bíblicos más antiguos conocidos. Cinco de ellos han sido digitalizados por Google en colaboración con el Museo de Israel, y son accesibles online, han anunciado hoy fuentes del buscador mediante un comunicado.

El llamado Proyecto digital de los Manuscritos del Mar Muerto permite que los usuarios consulten y exploren estos documentos con un nivel de detalle que hasta el momento no había sido posible alcanzar, indica la nota. La web consta de imágenes de alta resolución, también información histórica y breves vídeos explicativos sobre los textos y su procedencia.

Los Manuscritos del Mar Muerto ofrecen una panorámica crítica de la sociedad judía en la Tierra de Israel durante el periodo del Segundo Templo, la época del nacimiento del cristianismo y del judaísmo rabínico.  Estos documentos “son de una importancia primordial en el mundo de la cultura monoteísta y son uno de los valores enciclopédicos del museo de mayor relevancia. Ahora, gracias a nuestra colaboración con Google, podemos hacer llegar estos tesoros a un público mucho más amplio”, afirma en la nota James S. Snyder, del Museo de Israel.

Los documentos digitalizados son:

–  El Manuscrito del Libro de Isaías, que forma parte del Libro de Isaías y que data aproximadamente del 125 a. C., es el único libro bíblico completo de la antigüedad.

–  El Manuscrito de la Guerra  data de fines del s. I a. C. o de principios del s. I de nuestra era y describe un enfrentamiento entre los “Hijos de la Luz” y los “Hijos de la Oscuridad”, que habría durado cuarenta y nueve años y acabado con la victoria de los “Hijos de la Luz” y la restauración de las prácticas en el Templo, acorde con sus creencias.

–  El Manuscrito del Templo, de principios del s. I de nuestra era, afirma que proporciona instrucciones detalladas de Dios para la construcción y funcionamiento del Templo en Jerusalén. Escrito sobre piel de animal de un grosor de solo una décima de milímetro, el Manuscrito del Templo es el pergamino más delgado de los Manuscritos del Mar Muerto encontrados.

–  El Manuscrito de las Normas de la Comunidad  arroja luz sobre el modo de vida de la Comunidad y trata temas como la admisión de nuevos miembros, los comportamientos en las comidas comunitarias, los rezos, los rituales de purificación y las doctrinas teológicas.

–  El Manuscrito del Comentario de Habacuc  interpreta los dos primeros capítulos del libro bíblico del profeta Habacuc en un estilo original que lo convierte en una fuente clave de conocimiento de la vida espiritual de la aislada comunidad de Qumrán y que demuestra la percepción que esta comunidad tenía de sí misma.

 BÚSQUEDAS Y TRADUCCIONES 
“Al efectuar consultas de búsqueda en Google, se redirige a los usuarios a los manuscritos online, que se pueden ampliar para que los usuarios examinen el texto con todo lujo de detalle, y apreciar lo que no podría verse a simple vista”, señalan las fuentes.

Estas imágenes, indican, tienen una resolución unas 200 veces superior a la de una cámara digital estándar, con unos 1.200 megapíxeles cada una. Para cada fotografía se utilizaron tubos de flash protegidos contra rayos UV con una exposición de 1/4000 de un segundo para reducir al mínimo los daños a los frágiles manuscritos.

Además, el manuscrito del libro de Isaías se puede buscar por columna, capítulo y versículo, y va acompañado por una herramienta de traducción al inglés y la posibilidad de que los lectores puedan ofrecer traducciones de los versículos a su propio idioma.

“Al haber estado implicados en proyectos similares en el pasado, como el Proyecto de arte de Google, la Colección del holocausto del centro Yad Vashem y el Museo del Prado en Madrid, nos hemos dado cuenta de que al poder acceder a documentos y colecciones online, los usuarios de todo el mundo pueden aumentar sus conocimientos y comprensión de eventos históricos fundamentales. Esperamos poder poner todo el conocimiento presente en colecciones y archivos históricos al alcance de todo el mundo y ello incluye poner onlinemás documentos de los Manuscritos del Mar Muerto”, comenta el profesor Yossi Matias, director general del centro I+D de Google en Israel.

 

© Protestante Digital 2011

 

Nota de la Redacción.-

Entre muchas otras cosas, los rollos del Mar Muerto comprobaron la historicidad de la Biblia (fueron hechos menos de 200 años después de que Malaquías escribió su libro, y mil años anteriores a las del Texto Masorético, que hasta entonces eran las copias del Antiguo Testamento, más antiguas conocidas). Incluyen copias de porciones pequeñas de varios libros del Nuevo Testamento, contemporáneas de los originales. Estos rollos descartaron las teorías ateas de que los Libros proféticos, específicamente los de Daniel, por lo exacto del cumplimiento de sus predicciones en cuanto al orden de los imperios a partir del Babilónico hasta el Romano, no pudieron haber sido escritos antes del año 200 a.C.
 
Saludos, Dr. Ernesto Contreras.

Construido a comienzos del siglo XIX 

El ‘cementerio protestante’ de Roma, una joya ignorada

 Con casi 4 mil tumbas, muchas de una hermosura artística excepcional, es visitado sólo por esporádicos turistas extranjeros.

24 DE SEPTIEMBRE DE 2011, ROMA.- Visitar cementerios puede parecer un programa poco seductor. Sin embargo, muchos cementerios del mundo están incluidos en los circuitos turísticos, ya sea por su historia, por tener un emplazamiento particular, por los personajes que allí fueron enterrados o la rica arquitectura de sus tumbas.

 Roma es una de las ciudades con cementerios apreciados por el turismo. Pero no todos los grandes artistas, escritores y políticos que han pasado a la historia en ciudad fueron enterrados en alguno de los cementerios más visitados de la urbe. ¿El motivo? La rígida normativa impuesta por el Estado Vaticano, que impedía dar sepultura en sus iglesias y tierras consagradas a los que no eran católicos, es decir a protestantes, judíos y ortodoxos, así como a suicidas y actores. 

 UN CEMENTERIO PARA LOS DEMÁS 
 Los fieles de otras religiones eran enterrados fuera de las murallas de la ciudad o en campo colindante. El Romanticismo y el Neoclasicismo pusieron de moda a la ciudad eterna y estudiantes y artistas de todo el mundo se afincaron allí, lo que llegó a ser un problema cuando se les debía dar sepultura.

Tal situación hizo que a comienzos del XIX los representantes diplomáticos de Prusia, del Principado de Hannover (Alemania) y Rusia pidieran al cardenal Consalvi, el entonces secretario de Estado pontificio, permiso para la construcción de un cementerio para albergar a los difuntos no admitidos en los cementerios católicos.

Conseguido el permiso, las delegaciones extranjeras empezaron la construcción del nuevo cementerio que fue inaugurado oficialmente el 11 de octubre de 1821, a través del edicto de la Secretaria de Estado del Papa Pío VII (1742-1823). La primera sepultura que acogió el recinto se produjo a finales de 1738 y fue la de un joven estudiante de Oxford (R.Unido), llamado Langton.

 El cementerio, que pasó a ser conocido popularmente como el “de los protestantes” aunque acogía a fieles de otras religiones y a muchos personajes del mundo del arte y de la cultura, se sitúa en una posición privilegiada, el barrio de Testaccio, al lado de la Pirámide Cestia, un edificio sepulcral de estilo egipcio. El mismo fue erigido entre los años 18 y 12 a. C como tumba para el patricio Cayo Cestio, miembro de los “Septemviri Epulones”, los encargados de organizar banquetes en honor de los dioses.

A pesar de sus características, el cementerio no católico es una pequeña joya olvidada, descuidada por los italianos y visitada sólo por esporádicos turistas extranjeros, sobre todo británicos y alemanes, que parecen pasar allí por casualidad.

 PERSONAJES ILUSTRES
 El recorrido entre las casi 4 mil tumbas, muchas de una hermosura artística excepcional, permite realizar un viaje a un mundo ajeno a la modernidad y dominado por la quietud.

Entre sus tumbas destacan las de dos de los máximos exponentes de la poesía romántica inglesa, Percy Shelley (1792-1822) y John Keats (1795-1821), que murieron ambos en Italia.

 Otra tumba importante es la que acoge los restos del escultor estadounidense William Story (1819-1895) y los de su mujer. Sobre esta sepultura hay una escultura de mármol y piedra, graciosa y doliente al mismo tiempo, conocida con el nombre de “Ángel del Dolor”, que fue realizada por el mismo artista poco antes de la muerte de su amada.

También podemos encontrar en este cementerio tumbas de italianos insignes que haciendo una excepción -ya que oficialmente estaba reservado exclusivamente a extranjeros- acabaron en ese lugar debido a sus creencias políticas, como el dirigente comunista y considerado por la iglesia católica como enemigo, Antonio Gramsci.

 OTRAS TUMBAS DESTACADAS  
Gregory Corso (1930–2001), poeta de la generación beat estadounidense. Richard Henry Dana (1815–1882), escritor estadounidense, autor de Two Years Before the Mast. Carlo Emilio Gadda (1893–1973), novelista italiano. August von Goethe (1789–1830), hijo de Johann Wolfgang von Goethe; su monumento presenta un medallón de Bertel Thorvaldsen. Antonio Gramsci (1891–1937), filósofo italiano, líder del Partido Comunista Italiano John Keats (1795–1821), poeta inglés.

Wilhelm von Humboldt (1794–1803), hijo del diplomático alemán y lingüista Wilhelm von Humboldt. Bruno Pontecorvo (1913-1993), físico nuclear italiano. Aleksandr Ivánov (1806–1858), pintor ruso. Malwida von Meysenbug (1816–1903), escritor alemán. Axel Munthe (1857–1949), médico y escritor sueco. Gottfried Semper (1803–1879), arquitecto alemán.

Joseph Severn (1793–1879), pintor inglés, cónsul en Roma, y amigo de John Keats, junto al que se encuentra enterrado. Percy Bysshe Shelley (1792–1822), poeta inglés. John Addington Symonds (1840–1893), poeta y crítico inglés. Wilhelm Friedrich Waiblinger (1804–1830), poeta alemán y biógrafo de Friedrich Hölderlin. Friedrich Adolf Freiherr von Willisen (1798-1864) general prusiano y embajador ante la Santa Sede. Constance Fenimore Woolson (1840–1894) novelista estadounidense y escritora de cuentos, amiga de Henry James. Karl Briullov (1799-1852) pintor ruso.

© Protestante Digital 2011

 

 

CREACIONISMO Y LECCIONES DE BIOLOGIA. 

Los Peces

drernestocontreras@hotmail.com

¡Cuán numerosas son tus obras, oh Dios! Hiciste todas ellas con sabiduría; la tierra está llena de tus beneficios. He allí el grande y anchuroso mar; en él hay innumerables peces, animales pequeños y grandes; y todo cuanto pasa por los senderos del mar; y Leviatán que hiciste para que jugara en él (Salmos 104:24-26; y Salmo 8:8).

Los peces son animales vertebrados acuáticos, generalmente ectotérmicos (su temperatura depende de la del agua que les rodea); hay ‘desnudos,’ pero la mayoría están recubiertos por escamas. Tienen aletas que permiten su desplazamiento en el medio acuático; y tienen branquias por las que captan el oxígeno disuelto en el agua, y desechan el bióxido de carbono.

Hay peces que ‘tragan’ oxígeno del aire, y otros que lo captan por la piel (anguilas). Los peces con esqueleto óseo forman el grupo osteictios; aquellos cuyo esqueleto es cartilaginoso, como los tiburones, el grupo condrictios; y los pocos peces sin mandíbulas, agnatos o cilcostómata. La especialidad de la zoología que estudia los peces, se llama Ictiología.

Los peces son carnívoros: comen otros peces, crustáceos, gusanos, moluscos; y en el agua dulce, insectos, sus larvas, y renacuajos; aunque hay algunos herbívoros. Son ovíparos, y la fertilización de sus huevos es externa. Pero hay unos que practican fertilización interna gracias a una aleta modificada (gonopodio) que deposita semen en un orificio de la hembra.

La mayoría tienen la forma característica (fusiforme); pero hay peces en forma de gusano (filiforme o vermiforme), como las anguilas y morenas; y hay otros que lucen aplastados verticalmente (las rayas); o aplanados de ambos lados (pez ángel). Otros, nadan sobre uno solo de sus flancos, y tienen ambos ojos en el mismo lado (como el lenguado).

Muchos peces migran desde pocos metros, hasta miles de kilómetros; y a diario (como a la superficie para comer), o sólo anualmente; dentro del mar (Oceanódromos), o sólo en ríos y lagos (Potádromos); o desde el agua salada (mar) al agua dulce de los ríos (Anádromos: el salmón), o viceversa (Catádromos); y ya sea para reproducirse, o no (Anfídromos).

La extraordinariamente complicada y precisa conducta instintiva de la migración, generalmente sujeta a un calendario muy exacto, es otro verdadero misterio, y ¿qué la desencadena?, puede ser la concentración del cardumen, la salinidad o temperatura del mar, y la urgencia de la reproducción. Para facilitarla, parece haber corrientes o senderos en el mar.

El pez catádromo más notable es la anguila de agua dulce, cuyas larvas flotan a la deriva en el océano a veces por meses o años; y al madurar, viajan (sin guía alguna) miles de kilómetros a sus riachuelos de origen, donde se desarrollan, y al llegar a adultas, regresan a desovar al mar. Hay anguilas eléctricas, y peces con fotóforos, que producen su propia luz.

El grado de desarrollo de los tejidos y aparatos sensoriales de los peces varía mucho y de acuerdo con los órganos que más usa para detectar a sus presas y depredadores. Algunos tienen ojos y visión a color muy desarrollados; otros que viven en las profundidades, son ciegos; muchos tienen olfato muy agudo; o una ‘línea lateral’ que capta vibraciones.

Sobre el origen de los peces, mencionemos que el Dr. Lance Grande del Museo Field de Chicago, dice que en el lecho Green River de Wyoming E.U.A., de cientos de Km2, hay billones de peces fosilizados no excavados; y en los museos, medio millón de fósiles de todo tipo de peces, a veces con huesos, escamas, y partes blandas, perfectamente conservadas.

Sin embargo, después de más de 150 años de estudiar más de medio millón de peces fósiles, el paleontólogo australiano, experto en peces, Dr. John Long, afirma que la evolución de los peces sigue siendo un misterio, pues como lo afirma el Dr. Duane Gish, todos los tipos básicos de peces conocidos (unos 17), aparecen en el registro fósil totalmente formados.

Hay sitios como la Formación Karroo en Sudáfrica, con más de 800 billones de fósiles; y museos con 500,000 peces fósiles, y más de 100 millones de fósiles de invertebrados (bacterias, insectos, caracoles, etc.); pero nunca se ha  encontrado ni el ‘eslabón perdido’ entre invertebrados y vertebrados; ni formas transicionales, o el ancestro común, de los peces.

Carlos Darwin en su libro Origen de las Especies (1859), dedica dos capítulos a la importancia de los fósiles para sustentar su teoría de la evolución, y se disculpa porque hasta entonces, como hasta hoy, nunca se había encontrado evidencia fósil de la evolución; y deseaba como hasta hoy, que algún día se encontraran las evidencias fósiles necesarias.

El Dr. Andrew Knoll, paleontólogo y maestro de Biología en la U. de Harvard, dice: Lo que más inquietaba a Darwin del registro fósil, era que aún los fósiles más antiguos tipo trilobites y los de todos los tipos básicos de seres vivos conocidos, aparecieron súbitamente, sin ancestros transicionales, y tan perfectamente formados como sus equivalentes actuales.

La realidad es que desde su primera evidencia fósil, en el periodo Cámbrico (primer estrato con fósiles), y a veces antecediendo a los placodermos, de los que algunos suponen que evolucionaron los demás tipos de peces, en todos los estratos fosilíferos, los peces aparecen extraordinariamente complejos, y con sus estructuras completamente desarrolladas.

Agreguemos que los científicos afirman que al final del Devónico (tiempo del Diluvio Mundial), sucedió una extinción masiva del 75% de las especies de peces, y el 70% de los invertebrados marinos, causada por un periodo de volcanismo (erupción simultánea de cientos de volcanes que oscurecieron el cielo), y la glaciación (era del hielo) que ésto provocó.

 “Pregunta ahora a los peces del mar y te lo declararán. ¿Qué criatura de todas éstas no entiende que la mano de Dios la hizo? En su mano está el alma de todo viviente, y el hálito de todo ser humano. Con Dios está la sabiduría y la fortaleza; suyo es el consejo y la inteligencia” (Job 12:7-13).

(Encontrar más aportaciones similares en www.reydereyesercon.com)

 

 

 

Conoce tu Biblia

Hno. Gamaliel Hernández Loera

Jacob desciende, y muere en Egipto

Génesis 46:1-8 Y 26-30

Antes de salir Jacob de Siquem hace algo maravilloso, algo que es de mucho agrado a los ojos de Dios: les pide a todos los que van con él, que le entreguen los ídolos que carguen entre ellos, esto incluye a Raquel, quien había robado los dioses de su padre, y haciendo un bulto, va y los sepulta al pie de una encina. Allí quedó la idolatría. Ahora se van a Betel, a donde le espera el Dios de sus padres. Allí en Betel levanta un altar, adora a Dios, y le ofrece ofrendas.

Fue allí en donde muere Débora, que había sido ama, o nodriza, de Rebeca, aunque no sabemos cómo, dónde, ni cuándo haya muerto Rebeca, pues ya no se menciona en las narraciones que tenemos en la Biblia. Por boca de Jacob sabemos que Rebeca fue sepultada en el lugar en donde están sepultados Abraham, Sara, Isaac y Lea (Génesis 49:31).

Pero algo muy grande pasó a Jacob estando en Betel, pues según Génesis 35:9-12 allí Dios:

1.- Le confirma el nombre de Israel que le había sido dado por el varón con quien luchó.

2.-. Le ordena que crezca y se multiplique físicamente.

3.- Le promete que una nación, y conjunto de naciones, saldrán de sus lomos.

4.- Le promete que reyes serán sus descendientes (todos los de Israel y de Judá)

5.- Le dice que la tierra que Dios dio a Abraham y a Isaac será para él, y para su descendencia.

Allí Jacob erigió  una señal para que se supiera en dónde fue el lugar en que Dios habló con él, y le dio todas las promesas que para él fueron muy grandes. Luego confirmó el nombre del lugar con el mismo nombre que  había dicho antes. Ese lugar se llamó, y se llama Betel, antes era Luz.

Jacob después de estar en Betel se encamina hacia el sur, pues su intención es llegar a donde se encuentra su padre, pero algo pasa que le hace detener un poco su camino, y es que su esposa Raquel está embarazada, y a punto de dar a luz a su segundo hijo. Tienen problemas en el parto y Raquel muere, pero nace Benjamín, el doceavo hijo varón de Jacob. Faltaba como un par de kilómetros para llegar a Efrata, que es Belén, cuando murió Raquel, y allí fue sepultada. Hasta hoy se conserva la tumba de Raquel, la mujer que Jacob amó toda la vida.

Jacob y su gente se dirigen hacia Hebrón, que es el lugar de habitación de su padre. No sabemos cuánto tiempo estuvo al lado de su padre, pero lo cierto es que estuvo hasta que él murió a la edad de 180 años. Dice la Biblia que exhaló Isaac el espíritu, y murió, y fue recogido a su pueblo, viejo y lleno de días; y lo sepultaron Esaú y Jacob sus hijos, Génesis 35:29. Y Jacob ha tomado las bendiciones de su padre Isaac, y habita en la tierra de Canaán, y allí se dedica, con sus hijos, al pastoreo, pero comete uno de los errores grandes de su vida, y es el de preferir a su hijo José, y darle muestras de predilección. Esto hace enojar mucho a sus hermanos, quienes buscan la forma de cómo matarlo, pero como Dios tenía planes muy grandes, sus hermanos lo vendieron, y fue a parar a Egipto como esclavo. Pero el dolor que tuvo que para Jacob fue grande, pues por años vivió engañado por sus hijos, pensando que a José lo mató alguna fiera.

Se presenta una gran sequía y hambre en Canaán, y en toda esa región, pero se sabe que en Egipto hay comida, y alimento para los animales. Jacob ordena a 10 de sus hijos que vayan a Egipto a comprar alimentos. El no quiere despegarse de Benjamín, su último hijo, por temor a que le pase algo semejante a su hijo José. En Egipto son tratados como espías, y tienen que dejar a Simeón como rehén para que vuelvan de nuevo a Egipto, y lleven al otro hermano de ellos, que dicen tener. No podían dejar de pensar en no volver a Egipto, pero tampoco podían dejar morir a su hermano Simeón en la cárcel. Estaban en verdaderos aprietos.

Así que cuando se terminó el alimento tuvieron que hacer planes para ir y comprar más, pero no podían llegar a Egipto sin Benjamín, y  Jacob no admitía la idea de despegarse de Benjamín. Por fin Jacob accede en dejar ir a Benjamín, con sus hermanos a  Egipto, con el juramento de

Judá de que él respondería por su hermano menor. Pero una vez en Egipto, José les hace una pequeña broma, y con ella asegura que sus hermanos le dirían toda la verdad. Benjamín es acusado de robar la copa de plata de José, pero después de la broma José se identifica con  sus hermanos, y les pide todo tipo de información acerca de su padre.

Una vez que José tiene toda la información manda carros, alimentos y regalos para su padre y para las familias de sus hermanos, para que vengan a Egipto donde él los va a proteger del hambre que aun estará por más tiempo en la región, (Gén. 45:16-28). De pronto  Jacob no puede creer que José, su hijo, viva, pero tiene que conocer la historia correcta después  de muchos años. Jacob se encamina hacia Egipto donde es recibido por su hijo José, quien lo protege y coloca a toda su familia en Gosén, una de las regiones más fértiles  de todo el país.

Jacob era pobre físicamente y necesitado, pero tiene un encuentro con el poderoso Faraón, el que elevó a José a la posición e segundo en el reino, pero no vemos que Faraón pueda bendecir a Jacob, pero Jacob sí puede bendecir  Faraón, pues Jacob tiene toda la bendición del cielo, y las grandes promesas que le vinieron de parte de Jehová de los ejércitos.

Cuando Jacob llega a Egipto tiene 130 años, y vive en ese país por los siguientes 17, así que muere a la edad 147 años, teniendo a todos sus hijos presentes, y juntos. Les da instrucciones, que unas de ellas son profecías. El promete una porción de la tierra prometida a cada uno de sus hijos, pero a José le da dos porciones, pero no a él sino a sus dos hijos Manasés y Efraín. Jacob muere en paz, lleno de días, pero tiene un funeral de todo un príncipe egipcio.

Tan pronto como expira Jacob, José ordena a los médicos, sus sirvientes, que lo embalsamen; y  esto llevó 40 días, luego los egipcios lo lloraron 70 días; después hacen una procesión de personas importantes de Egipto, para ir a Canaán a sepultar a Jacob; llegando a Atad, allí endecharon a Jacob por otros 7  días, y así fue sepultado junto a sus padres, y a su esposa Lea, en Hebrón. Jacob, convertido en Israel, viene a ser el padre de la nación que hoy conocemos como Israel.

CUESTIONARIO

1.- ¿Qué hecho grande realiza Jacob, antes de salir de la ciudad de Siquem? ___________________________________________________________________

2.- ¿Quién era Débora que murió, y fue sepultada cuando llegaron a Betel? ___________________________________________________________________

3.- De las cinco cosas mencionadas que Dios hizo a Jacob, mencione la número uno________________________________________________________________

4.- ¿Dónde muere Raquel, la única mujer que amó Jacob toda su vida? ___________________________________________________________________

5.- Jacob, ya estando en Canaán con sus hijos, comete uno de sus errores más grandes, que fue _____________________________________________________

6.- Cuando se presentó una gran hambre en Canaán, Jacob ordenó a ______ de sus hijos, ir a ________________ para comprar comida, pero no dejó ir a su hijo ______

7.- Cuando llegan los hijos de Jacob a Egipto son tratados como ______________ y aunque  les venden alimentos, tiene que quedarse _____________como rehén, hasta que vuelvan.

8.- Una vez que José sabe que su padre vive aún, le envía _____________________ ______________________  para él, y para las familias de sus hermanos.

9.- Jacob es pobre, y anciano de 130 años, pero al encontrarse con Faraón, es _____________ quien bendice a ______________________________ porque tiene la bendición del cielo.

10.- Cuando muere Jacob es embalsamado en _______ días; luego los egipcios lo lloran otros _________ días. En seguida lo llevan a Canaán, y en Atad lo lloran ______ días más.

11.- Por fin Jacob es sepultado en el mismo lugar donde estaba sepultado _________

 

 

Curiosidades

*En el siglo IX el Papa ordenó que colocaran un gallo en los campanarios de las iglesias para simbolizar el hecho de que San Pedro negara tres veces a Jesús antes del canto del gallo según se refiere en el Evangelio de San Marcos. Como los campanarios de las iglesias ya estaban adornados con veletas para medir la dirección del viento, pusieron el gallo en la punta, estableciendo así la costumbre. 

*Antes de 1890 se vendían lápices de varios colores hasta que ese año la compañía L&C Hardmuth de Austria introdujo un nuevo lápiz para dibujo de gran calidad que tenía varios grados de dureza y cuyo exterior estaba pintado de color amarillo. El lápiz tuvo tal éxito que ha partir de entonces, el color amarillo se convirtió en sinónimo de calidad, así que pronto otros productores comenzaron a fabricar lápices amarillos. 

*Cuando la luz pasa a través de la atmósfera terrestre, los colores son desviados y dispersados en muchas direcciones por las moléculas atmosféricas. Los colores azul y morado son los que más se desvían haciendo que se dispersen por todo el cielo, por eso es que vemos el cielo color azul. 

*Una persona típica tiene más de 1,460 sueños al año. 

* Al nacer tenemos 300 huesos, pero de adulto solo tenemos 206. 

* En el año 732 después de Cristo, el Papa Gregorio III prohibió que se comiera la carne de caballo porque era considerado algo maléfico ya que antes se acostumbraba sacrificarlo en ceremonias religiosas paganas que incluían beber su sangre y comer su carne, ya que creían que adquirían su fuerza y su velocidad. 

* Thomas Alva Edison, el inventor de la bombilla eléctrica, tenía miedo a la obscuridad.

 

 

Documentos

CELEBRACIÓN DEL

DÍA DE LA REFORMA PROTESTANTE

 

PROCLAMACIÓN:

En este día nos reunimos para alabar a Dios celebrando lo que nuestra tradición conserva con el nombre de Día de la Reforma Protestante.

 Fue un 31 de Octubre de 1517 cuando Martín Lutero clavó las 95 tesis en la puerta de la catedral de Wittenberg, un gesto habitual en el ámbito académico de aquella ciudad.

El contenido de esa proclama podría resumirse diciendo que por primera alguien decía con todas las letras que en materia religiosa la última autoridad no era el Papa sino las Sagradas Escrituras, que la venta de indulgencias era una herejía, que los Sacramentos no eran siete sino dosÐ, que el pan de la eucaristía no dejaba de ser pan, ni el vino dejaba de ser vino. Y sobre todo: que “El justo por la fe vivirá” Romanos 1.17 

¡Gloria sea al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el Principio es ahora y será siempre, por los siglos de los siglos! Amén.

 

INVOCACIÓN 

CANTO

 

NOTICIA HISTÓRICA 

Juan Wesley, el iniciador del movimiento metodista de renovación  de la Iglesia es heredero de la Reforma Protestante, en razón de que fue un sacerdote de la Iglesia Anglicana, la cual ya había cortado su dependencia del papado romano y cuyos teólogos habían adoptado las principales doctrinas de la Reforma, incorporándolas en sus 39 Artículos de Fe, los que luego Wesley  y los líderes metodistas mantuvieron como plataforma teológica que hasta hoy, nos sustenta.
Mientras Lutero buscaba apasionadamente por todos los caminos estar en paz con Dios, obsesionado por la condición pecadora del ser humano, Wesley buscaba por todos los métodos de la espiritualidad heredada, la santidad de vida, interior y exterior. Algo los hizo parecidos: ambos líderes comienzan su aventura espiritual en los circuitos universitarios: Lutero en la Universidad de Wittenberg y Wesley en la de Oxford, y para ambos, esa búsqueda personal de salvación y de integridad de la vida cristiana también tendrá consecuencias eclesiásticas y sociales imprevisibles para ambos. 

Ahora bien, Juan Wesley se unió -espiritualmente hablando- a Martín Lutero y predicó enseñando con denuedo la triple verdad que distinguió al protestantismo en su origen: “Sola Gracia”, “Sola Fe”, “Sola Escritura” y levantó con entusiasmo la bandera protestante de la Justificación por la Fe. Sin embargo llegaría el momento en el que en un tema clave, se pondría a medio camino entre los grandes reformadores protestantes (Lutero y Juan Calvino) y el catolicismo romano. Me refiero al tema de la Santificación por la Fe. Es éste el aporte teológico, y la novedad histórica que el metodismo aportó a la Reforma.

 

Dice Wesley: “¿Quién ha escrito mejor que Lutero sobre la Justificación por la fe sola? ¿Y quién fue más ignorante de la Santificación o más confundido en su concepción que él? Por otra parte, cuantos escritores de la Iglesia Romana han escrito con fuerza y con base bíblica sobre la santificación. […] pero quienes desconocían enteramente la naturaleza de la Justificación. […] Pero ha querido Dios dar a los metodistas un conocimiento pleno y claro de cada una y la amplia diferencia entre ellas”.   -Sermón 107: Sobre la Viña de Dios 

Desde entonces los metodistas somos aquellos protestantes que tenemos el deber de celebrar la Reforma levantando su bandera teológica de la Justificación por la fe (= perdón de los pecados solo por la gracia de Dios), pero sin olvidar de agitar a la misma vez la bandera teológica de la Santificación por la fe, porque tal como dice la Palabra de Dios: “sin santidad nadie verá al Señor” (Heb 12.14) o lo que es lo mismo: “la fe sin obras está muerta” (Stg 2.26). 

CANTO:  “Castillo Fuerte es Nuestro Dios”

 

LECTURA ANTIFONAL – Romanos 12.1-18 

Invitación a la oración

Crear comunidad es decir camino compartido, multitud de manos que se unen para hacer, entre todos, la marcha más liviana.

Crear comunidad es hablar de abrazo de miradas que se buscan para intentar encontrar en la unidad la mirada de Aquel que por todos dio su vida.

Crear comunidad es compartir la vida, entrelazarla, es reunir bajo las mismas esperanzas las diferencias para que así, no nos separen.

Crear comunidad es hablar de proyecto común, sueños compartidos, camino acompañado.
Es pensar en el otro y en lo mejor para ese otro y pensar, pensar juntos en lo mejor de nosotros para todos los otros.

Crear comunidad es darse fuerzas entre todos. Es alentarse con la palmada al hombro, es corregirse sin miedo a los enojos. Es animarse a crecer juntos poco a poco.

Crear comunidad es hablar de apertura y entrega servicial a los demás. Es aprender a brindarse, generosos. Crear comunidad es hablar de común-unidad de criterios verdaderos -(los del Evangelio-, de opciones valientes -las de Jesús- y de desafíos audaces -los del Reino en marcha-.

Crear comunidad es un encuentro que no excluye a nadie y permanece abierto a todos los que vendrán, animados y alentados por el Espíritu Santo, divino arquitecto de una comunidad que alaba a Jesucristo como Señor y Salvador.

 

SILENCIO Y ORACIÓN PERSONAL 

COLECTA

Señor Jesús, Eterno y siempre bendito Dios, Tú sabes que no hemos cumplido con tu ley, la ley del amor, ya sea porque hemos hecho y dicho cosas en contra de hermanos nuestros que ahora nos pesan, o porque hemos callado y dejado de hacer otras que hubiesen sido motivo de felicidad para ellos o redundado para su bien. Ayúdanos a fijar nuestra mirada en Ti, para que recibamos el aliento necesario que nos permita desandar caminos de desunión y amar a los hermanos de la iglesia, en la confianza de que Tú existes, Tú ves, Tú conoces los corazones y nada mal podrá separarnos de tu amor.

            A Ti Redentor te pedimos, ten piedad de nosotros y ayúdanos a amar.

            A Ti Salvador te rogamos, ten piedad de nosotros y ayúdanos a amar.

            A Ti que tienes poder para santificarnos te imploramos, ten piedad de nosotros y danos tu paz. Amén

 

CANTO 

PALABRAS DE SEGURIDAD

Dice la Palabra Santa: “Irrevocables son los dones y el llamado de Dios” (Romanos 11.29). Si algo es irrevocable y además tan profundamente misterioso como la Voluntad de Dios, ¿para qué perder tiempo y gastar energías sintiendo celos el llamado y los dones de otro? Construyamos nuestra comunidad, agradeciendo cada uno los dones y el llamado que Dios ha decidido darle. Amén.

 

LECTURA CENTRAL 

MENSAJE

 

CANTO 

OFRENDAS Y ANUNCIOS

 

ORACIÓN COMUNITARIA Y PADRE NUESTRO 

CANTO

 

ENVÍO Y BENDICIÓN 

 


Ð En realidad, tal como enseñan los eruditos, convendría decirse que Lutero mantuvo dos sacramentos (el Bautismo y la Eucaristía) y no barrió a un tercero de un modo radical, hablamos de la Penitencia. Si el/la animador/a considera adecuado al ambiente y al tiempo disponible, valdría la pena hacer esta observación ya sea en este lugar de la liturgia o incluso como parte de la predicación. No es un tema menor el recordar que Lutero tuvo una intuición teológica certera en cuanto al poder sanador de la confesión personal auricular, aunque no necesariamente con un sacerdote o pastor, pero sí con otro humano. Para sentirme perdonado, Justificado al decir de la Reforma, es necesario que un oído humano me escuche decir quién he sido y quiero dejar de ser, para Gloria de Dios.

 

 

Estudios Bíblicos

Marcos

Marcos era hijo de una hermana de Bernabé, Colosenses 4:10; Hechos 12:12 muestra que era hijo de María, una mujer piadosa de Jerusalén, en cuya casa se reunían los apóstoles y los primeros cristianos. Se supone que el evangelista se convirtió por testimonio del apóstol Pedro, porque lo trata de hijo suyo, I Pedro, vers. 13. Así pues, Marcos estaba muy unido a los seguidores de nuestro Señor, si es que él mismo no era uno del grupo.

–Marcos escribió en Roma; algunos suponen que Pedro le dictaba, aunque el testimonio general dice que, habiendo predicado el apóstol en Roma, Marcos que era el compañero del apóstol, y que comprendía claramente lo que predicó Pedro, tuvo el deseo para poner por escrito los detalles. Podemos comentar que la gran humildad de Pedro es muy evidente en donde quiera se hable de él. Apenas si se menciona una acción u obra de Cristo en que este apóstol no estuviera presente y la minuciosidad demuestra que los hechos fueron relatados por un testigo ocular.

-Este evangelio registra más los milagros que los sermones de nuestro Señor, y aunque en muchos aspectos relata las mismas cosas que el evangelio según San Mateo, podemos cosechar ventajas del repaso de los mismos sucesos, enmarcados por cada evangelista en el punto de vista que más afectara su propia mente.

 

Comentario de Matthew Henry

Editorial Unilit. 1999.

 

 

Himnología

HIMNO

Castillo Fuerte

Martín Lutero, escribió un buen número de magníficos himnos, los que por espacio de muchos años, se han estado cantando a través de Alemania y que hoy forman una parte no despreciable de la himnología cristiana. El gran Reformador, en medio de su absorbente trabajo, de sus grandes luchas y de los peligros a que continuamente estuvo expuesto, encontró tiempo suficiente para escribir inspiradísimos salmos cristianos, a los que también preparó música selecta. Estos himnos llegaron a tener una preponderancia tal en su época, que Coleridge ha dicho, con razón, que “Lutero hizo tanto a favor de la Reforma por medio de sus himnos, como por medio de la traducción de la Biblia”.

De todos los himnos de Lutero, el más grande, por todo concepto, es aquel sobre el cual nos proponemos escribir algunas ideas en esta ocasión. El primer verso de este himno famoso, que también le sirve de título, “Castillo fuerte es Nuestro Dios” (EIN FESTE BURG IST UNSER COTI), ha sido perpetuado, al ser grabado sobre el mármol de la tumba del gran Reformador, en Witenberg. De esta manera, al contemplar su tumba y recordar sus obras, el viajero no podrá dejar de hacer memoria de ese gran cántico religioso.

Catillo fuerte es nuestro Dios,

Defensa y buen escudo;

Con su poder nos librará en este trance agudo,

Con furia y con afán acósanos Satán;

Por armas deja ver astucia y gran poder;

Cual él no hay en la tierra.

 

Se dice que este himno fue inspirado por los tres primeros versículos del Salmo 46: Dios es nuestro refugio y fortaleza; socorro muy experimentado en las angustias. Por tanto, no temeremos aunque la tierra sea removida, y aunque las montañas se trasladen al centro de los mares; aunque bramen y se turben sus aguas, aunque tiemblen las montañas a causa de su bravura.

 

Este himno fue escrito por la época en que los príncipes evangélicos presentaron su protesta a los desmanes de la Iglesia Papal, ante la Dieta de Espira; protesta de la que ha venido el apelativo “protestantes” tan generalmente usado hoy, y que, como se ve, a su significación etimológica une también una grandísima significación histórica.

Algún tiempo después, “Lutero acostumbraba cantar este himno mientras la Dieta de Augsburgo se encontraba en sesión. Pronto llegó a ser una de las consignas de la Reformación, animando a los ejércitos a la batalla, y sosteniendo a los creyentes en horas de prueba. Después de la muerte de Lutero, Melancton, su amigo y colaborador, encontrándose un día es Welmer con sus desterrados amigos Jonás y Creuziger, oyó a una jovencita cantar este himno en la calle, y deteniéndose, le dijo: “Canta, sigue cantando, mi niña; no puedes imaginar a quién estas confortando”.

 

Lutero reunía en sí las condiciones de un buen músico, de un inspirado poeta, y de un excelente cantor; y el que ha sido llamado “el padre de la himnología evangélica en Alemania”, sabía poner en sus cánticos toda la energía de su alma varonil y todo el sentimentalismo de su espíritu selecto. Sus himnos, cantados por él, no dejaban de hacer una profunda impresión en los que le escuchaban. Tan cierto es lo que venimos diciendo, que acerca de la influencia de sus himnos se cuenta la siguiente hermosa anécdota, que extractaremos en obsequio a la brevedad.

 

En la primavera del año 1518, el caballero de Erbach, gentil hombre alemán de grandes dotes de carácter, y romanista furibundo, extraviado por todo lo malo que había oído decir de Lutero, se propuso capturar al “terrible hereje”, a fin de entregarlo en manos de los emisarios del papa. Al efecto, sabiendo que al día siguiente Lutero había de pasar por el bosque de Oden, en las cercanías de Witenberg, llegó de noche, ya tarde, a un mesón en el camino que el gran Reformador había de seguir, haciéndose acompañar de gran número de servidores. Allí decidió pasar la noche con el fin de dirigirse muy temprano al bosque de Oden para aprehender a Lutero. Y por la mañana siendo aún muy temprano, fue despertado el caballero de Erback por un melodioso canto religioso, que alguien con bien educada voz de magníficas tonalidades, entonaba en la habitación inmediata.

 

Este canto melodioso cautivó al caballero de Erback, y mientras se cubría con sus ropas, preguntó al mesonero quién era su vecino. “Es un sacerdote que dentro de breves momentos partirá”, fue la respuesta que recibió, e inmediatamente se dirigió a visitar a su vecino de una noche. Después de un momento de franca conversación, a petición del caballero su vecino entonó otro cántico y se dispusieron a despedirse. Deseando saber el nombre de la persona que tanto bien le había hecho con su canto, el caballero demandó el nombre del cantor, a la vez que le exponía el propósito de su viaje. Y entonces el célebre reformador dijo al caballero: “si ha venido usted para aprehender a Lutero, no necesita tomarse la molestia de ir hasta el bosque de Oden; porque Lutero está en su presencia. Lutero soy yo”. Y cuenta la anécdota que el caballero, no pudiendo creer que un hombre que cantaba himnos religiosos con tanta devoción y espíritu cristiano fuese un “hereje”, demandó de Lutero la razón de sus creencias, y que, convencido por los argumentos bíblicos del reformador, abandonó las prácticas de la Iglesia de Roma, y se convirtió en uno de los mejores amigos y defensores de Lutero.

 

Este himno de Lutero, a través de todos sus versos, pone de manifiesto la gran fe del reformador –esa fe que demostró en todos los momentos de su vida agitada y batalladora, y que producía en él la confianza, el aliento y la confortación. Dios, para él, era “castillo fuerte”, donde encontraba en todo momento y circunstancia:

“defensa y buen escudo”

contra las acechanzas de sus enemigos, por numerosos y fuertes que éstos fueran.

 

Nuestro poeta reformador, en toda su vida demostró siempre un gran valor, que nada ni nadie podía hacer flaquear. Este es un hecho que nos asombra cuando seguimos paso a paso la vida de este hombre. Pero para mejor comprenderlo, hay que tener presente que su valor no era esa valentía personal que es más bien un acto de voluntad o un hábito del peligro. Su valor era algo de infinito más mérito: era la confianza plena, absoluta,  inconmovible, de que con él y por él peleaba “el príncipe de los ejércitos celestiales”.

Nuestro valor no es nada aquí,

Con él todo es perdido;

Más por nosotros pugnará de Dios el Escogido.

Y por eso, porque tenía esa confianza, recorrió el camino que Dios le trazara, con paso firme y ánimo tranquilo.

¿Sabéis quién es? Jesús, el que venció en la cruz.

Señor de Sabaoth. Y pues él solo es Dios,

El triunfa en la batalla.

 

Tomado de “Himnos famosos”, de A. S. Rodríguez García,

Versión condensada de Laura H. de Disselkoen,

Casa Bautista de Publicaciones. 1968

 

 

Historia 

EL METODISMO EN COSTA RICA.

Iglesia Evangélica Metodista de Costa Rica

A principios del siglo XX, se inicia el peregrinar de la Iglesia Metodista en Costa Rica como una misión, de la Iglesia Metodista Episcopal de los Estados Unidos. La cual opta el 26 de abril de 1917 por abrir obra misionera en Centroamérica.

Los países escogidos son Panamá y Costa Rica. En octubre de ese mismo año, se puede decir comienza el ministerio de la obra de la Iglesia Evangélica Metodista por los hermanos Eduardo Zapata, de México y el obispo Amos Miller de Estados Unidos. En 1919 el Obispo Miller compró una propiedad estratégicamente ubicada en  avenida central, en el centro de San José.

El edificio “Centro Catalán” después de ser remodelado se convirtió en la capilla de la Iglesia “El Redentor”. Bajo el obispado del Rvdo. Thirkfiel (1920-1924) llegaron más misioneros y se abrieron nuevos centros de predicación en Alajuela, San Ramón y Barrio México.

Desde 1920 en Alajuela se establece  la Iglesia, se organizó una escuela diurna y en 1928 se construyó una hermosa capilla costado sur del parque central de esta provincia.

En San José, nace el colegio Metodista en 1921, destacándose en el ámbito nacional como una de las mejores instituciones del país, en la actualidad.

La Iglesia Evangélica Metodista, “La Nueva Jerusalén” en San Sebastián nace en la década de los 60 y cuatro años más tarde se construye el templo.

NUESTRAS RELACIONES ECUMENICAS

 
Como parte de la Iglesia Universal de Jesucristo, la IEMCR cree que el Señor de la Iglesia llama a todos los cristianos en todas partes del mundo a la unidad en todas los niveles de la vida de la Iglesia, a través de relaciones con otras Iglesias cristianas a nivel nacional o continental.
 
La IMECR reconoce que la Iglesia está dividida en varias denominaciones o comuniones o confesiones, y que con derecho ocupa su lugar entre ellas. Reconoce lo pecaminoso de las divisiones dentro de la Iglesia cristiana y por el poder dado por acción del Espíritu Santo, busca la unidad de la misma.
 
La IEMCR fiel a su vocación ecuménica, está abierta a todo movimiento que promueva la unidad de los cristianos en la proclamación y servicio a los seres humanos, bajo la sola dirección de Jesucristo, el Señor de la Iglesia.
 
La IEMCR está afiliada a:

  Iglesia Metodista Unida USA,Sitio web: www.umc.org
  Consejo de Iglesias Metodistas de América Latina
(CIEMAL),
Sitio web: www.ciemal.org
  Concilio Mundial de Iglesias Metodistas
Sitio web: www.worldmethodistcouncil.org
  Federación Alianza Evangélica Costarricense
Sitio web: www.alianzaevangelica.org
  Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI)
Sitio web: www.claiweb.org
  Junta General de Ministerios Globales
Sitio web: www.gbgm-umc.org

12 de Octubre

Hoy se conmemora la fecha en que la expedición de Cristóbal Colón llegó a las costas de una isla americana, en 1492. El festejo se le conoce como el Descubrimiento de América.

El 12 de octubre se ha considerado como un día memorable porque a partir de entonces se inició el contacto entre Europa y América, que culminó con el llamado “encuentro de dos mundos”.

A la celebración de esta fecha también se le conoce como el día de la raza, la denominación fue creada por el ex ministro español Faustino Rodríguez-San Pedro, como Presidente de la Unión Ibero-Americana, que en 1913 pensó en una celebración que uniese a España e Iberoamérica, eligiendo para ello el día 12 de octubre.

Es así como el día de hoy se recuerda  como uno de los momentos cumbres de la historia universal porque significó el encuentro de dos mundos humanos que se habían desarrollado independientemente, sin que uno conociera la existencia del otro.

Con información de http://www.oyemexico.com

 

 

 

Noticias internacionales

BRASIL

El Concilio Mundial Metodista eligió su primer Presidente Latinoamericano

Miércoles, 12 de octubre de 2011 (ALC) – “El Metodismo se está moviendo hacia el Sur” – ha sido lo destacado del discurso del ex-presidente John Barret en el primer día del Concilio Mundial Metodista. Las Iglesias Metodistas del Hemisferio Sur son las que más crecen y no es por acaso que, tanto el Secretario General elegido – el Obispo Ivan Abrahams (Obispo Presidente de la Iglesia Metodista en Sudáfrica), cuanto el nuevo Presidente Mundial – el Obispo Paulo Lockmann (Obispo de la Iglesia Metodista de Brasil), son ambos del Sur. Un hecho histórico para América Latina y Caribe es que ha sido la primera vez, desde el año de su creación en el 1881, que un Obispo Latinoamericano es elegido Presidente del Concilio Mundial Metodista.

La reunión Mundial del Metodismo acontece a cada cinco años y representa más de 75 millones de miembros da familia wesleyana esparcida por el mundo. Iglesias de 136 países son miembros y dos eventos son realizados – el Concilio y la Conferencia. Bajo el lema: “Jesucristo para la Sanación de las Naciones”, casi cuatro mil metodistas han participado de talleres y mesas redondas para promover la comunión, la reflexión y la capacitación del liderazgo metodista en nivel mundial.

El Concilio Mundial Metodista ocurrió entre los días 1 al 3 de agosto. En los días siguientes, fue realizada la Conferencia Mundial Metodista, hasta el 8 de agosto. Los eventos fueron realizados en Durbán, África del Sur. Temas resultantes de problemas sociales graves, como la inmigración, el hambre y la pobreza, han sido tratados, especialmente por el hecho del evento haber sido realizado en el continente africano. Con fines de señalar una respuesta a algunas necesidades, entre tantas, un banco de recaudación para el Fondo de Desarrollo ha sido creado, y más de un millón de comidas han sido preparadas y distribuidas durante el evento.

El Obispo Lockmann ha sido Presidente de CIEMAL en el quinquenio 2003-2008 y ha confirmado su apoyo al seguimiento del trabajo en compañerismo misionero: “La labor y quehacer de CIEMAL están en mi corazón y desde el Concilio Mundial Metodista seguiremos trabajando conjuntamente”, ha declarado el nuevo Presidente Mundial a la Secretaría General de CIEMAL.

————————

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

Metodistas piden acciones para “extirpar el pecado social de la corrupción”

Lunes, 3 de octubre de 2011 (ALC) – El Colegio Episcopal de la Iglesia Metodista suma su voz a los brasileños “empeñados en extirpar el pecado social de la corrupción en las estructuras de poder” y pide transparencia de la gestión pública, el fin del sigilo en votaciones relacionadas a denuncias de fraudes administrativa y falta de decoro, y el establecimiento de la Comisión de la Verdad.

Corrupción y tráfico de influencia han causado prejuicios a la población brasileña, de modo especial en los sectores más empobrecidos, “por desvío de recursos que podrían ser aplicados a mejoras en la salud pública, educación, saneamiento, prevención”, dicen los obispos en pronunciamiento dirigido a la iglesia.

También piden la efectiva complementación de la Ley de la Ficha Limpia (Ley Complementar 135/2010) aprobada por el Legislativo, mas aún no practicada por decisión del Judicial.  La Ficha Limpia es una campaña de la sociedad brasileña con el objetivo de mejorar el perfil de candidatos a cargos electivos del país, adoptando criterios de inelegibilidad.

 

Evangélicos protestan por posición del Presidente ante la ONU sobre la propuesta de creación de un Estado Palestino

Ciudad de Guatemala, miércoles, 5 de octubre de 2011 (ALC) – Una protesta que recorrió las calles de esta capital ayer, integrada por centenares de evangélicos, criticó el apoyo que diera a la creación de un Estado Palestino el actual presidente Alvaro Cólom, lo cual fue considerado como una vergüenza “y por eso organizamos esta marcha pacífica para expresar nuestro repudio”, afirmó Felipe Marroquin, uno de los organizadores de la protesta.

Los manifestantes dijeron que ello podría convertirse en una maldición para el país, a partir del apoyo que diera a esa iniciativa Cólom, el pasado 21 de septiembre, desde la Asamblea General de la ONU, aunque el mandatario hizo la salvedad de que el tema debiera ser resuelto a partir de una negociación entre los israelíes y los palestinos, que conciliara las posiciones de ambos.

Los evangélicos que marcharon en una cantidad aproximada a las 300 personas, dijeron que también se trataba de respaldar al Estado de Israel, por entender que ese era el pueblo elegido por Dios “y todo aquel que esté en contra de eso será maldecido”, declaró Marroquín.

Expresó que entregaron un pronunciamiento a la Embajada de Israel, en esta capital sobre su posición, así como una copia enviada al Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu

 

Mie, Oct 12.- Sección: Medio Oriente, Noticiero Milamex

Esperanza

Un congreso sobre el tema Esperanza en medio del conflicto, se tendrá en el Colegio bíblico de Belén del 5 al 9 de marzo de 2012, con 120 personas inscritas desde ahora. El año pasado asistieron 250 participantes de 20 países. Los oradores incluirán a Shane Claiborne, Alex y Bishara Awad, Gary Burge, John Ortberg, Lynne Hybels, Ronald J. Sider, Salim Munayer y Tony Campolo. (ANS)

 

Argentina, Mar, Oct 11.-  Sección: América, Noticiero Milamex

Superclásico de la juventud

El Superclásico de la juventud terminó el 24 de septiembre en el estadio único de La Plata, con la participación de Carlos Annacondia, Claudio Freidzon, Alberto Mottesi, Ricardo Montaner, Lucas Leys y Dante Gebel. Asistieron según la policía, 38,018 jóvenes el viernes y 74,329 el sábado. (Grupo Línea abierta)

 

Mar, Oct 11.- Sección: Comunicaciones, Noticiero Milamex

Película Jesús

La película “Jesús” tendrá un nuevo alcance con una versión digital, informan sus líderes. Hasta ahora la cinta basada en el Evangelio de Lucas se ha exhibido en 220 países, con 6 mil millones de presentaciones, y ha sido traducida a 1,100 diferentes idiomas desde su inicio en 1979. (ANS)

 

 

 

Lun, Oct 10.- Sección: Comunicaciones, Noticiero Milamex

El Poder del Espíritu Santo

Ha sido extendido el plazo para el concurso de ensayo de Letra Viva sobre el tema  El poder del Espíritu Santo, ¿qué significa hoy en América Latina? La fecha ahora es el 30 de noviembre, informa Ian Darke. www.facebook.com/concursoletraviva.com

 

 

Mie, Oct 5.- Sección: Medio Oriente, Noticiero Milamex

Israel aislado de Egipto: ¿Una fuerte señal?

Desde que el  9 de septiembre miles de egipcios marcharon a la embajada de Israel en el Cairo y la atacaron, la segunda venida del Señor está más cerca que nunca, según el profeta de los tiempos finales Hal Lindsey, autor del libro de gran venta El último gran planeta Tierra. (Por desgracia el testimonio de Lindsey se ha manchado debido a sus cuatro matrimonios).

Señala Lindsey, “Los profetas Zacarías, Ezequiel e Isaías todos profetizaron que en los últimos días la renovada nación de Israel se hallaría sola y sin amigos, expuesta al mar, rodeada de enemigos. . . Rara vez hemos visto a una nación enfrentar tantas amenazas letales a su existencia misma”.

En el ataque a la embajada, los egipcios tiraron los muros de concreto, robaron archivos de las oficinas, quemaron la bandera de Israel y por poco iban a linchar a los seis guardias. Todo el personal diplomático huyó a Israel con sus familias. Desde 1979 los acuerdos del campo David habían mantenido la paz entre Egipto e Israel, hasta ahora. Egipto es el vecino sureño del país judío.

Durante años Egipto y Turquía fueron los únicos vecinos que más o menos defendían a Israel, pero en últimas fechas Turquía ha cambiado también.  El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu acusó a su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan, el 25 de septiembre, de haber expresado “acusaciones escandalosas contra Israel que no tenían nada que ver con los hechos”. Había dicho que Israel usa el holocausto como un “pretexto para matar a palestinos”.

Otro problema para Israel es la votación en las Naciones Unidas para reconocer la nación de Palestina en Gaza, el West Bank y el este de Jerusalén, para volver a las fronteras anteriores a 1967. Todos los países árabes y muchos otros dieron su voto favorable a la propuesta, aunque EUA ha indicado que vetará la decisión en el Concilio de Seguridad. Toda una controversia amenaza en el horizonte.

Nota de la Redacción:

Acabamos de recibir el siguiente correo electrónico:

De: miguel medina ibañez <mmedinaibanez@hotmail.com>
Asunto: Violencia contra Coptos en Egipto.
A: todos los hermanos.

Fecha: miércoles, 12 de octubre de 2011, 11:50
Hermanas/Hermanos:
 
Tal como se anticipaba ahora los destinatarios de la violencia en el Norte de África son las minorías cristianas, en especial las Iglesias Coptas, que son aproximadamente el 10% de la población. No deberá sorprendernos que todas las congregaciones sean objeto de violencia.
 
Se anticipa un desplazamiento masivo de cristianos. Es importante hacer notar la opinión de la Iglesia ante las autoridades de la embajada egipcia. Si tenemos algo que decir, este es el momento de hacerlo.
 
En Tlayacapan Morelos se encuentra una pequeña misión Copta, definitivamente se requiere coordinación ecuménica para esta empresa, el artículo esta fechado el 11 de octubre de 2011.  

Mayores informes:

Miguel Medina Ibáñez
Tel.: 2594 2411
Cel.:55 2321 0238
Email:  mmedinaibanez@hotmail.com

 

 

Noticias nacionales

I N V I T A C I Ó N

Esta sección, que aparece quincenalmente, recibe envío de noticias, crónicas, informes, actividades, pasadas o por venir, fotos de eventos, invitaciones, etc. de cada Pastor o Laico de cada iglesia metodista de la República Mexicana. Solamente solicitamos, atentamente, anotar los datos completos, para una identificación correcta: Conferencia, Distrito, Sub distrito, Templo, Pastor, Laico, nombre del evento, fecha, lugar, en su caso, nombres de las personas que aparezcan en las fotografías, etc. Nuestros correos electrónicos, a sus órdenes, son:

evangelista.mexicano@gmail.com,

elevangelistamexicano@iglesia-metodista.org.mx,

ameyal_prepa@yahoo.com.mx.

 Para la juventud metodista

En la sección de Vanguardia Juvenil incluimos la nota reportaje de Gustavo Ali Alarcón, sobre el Encuentro Mundial de la Juventud realizado en África del Sur, dentro del marco del Concilio Mundial Metodista, los días 28 al 31 de julio pasado.

 

Presentación del Libro del Centenario del Colegio Sara Alarcón

Como hemos vendido informando a través del Programa de RadioCAM, en www.immarcam.org.mx, que se transmite todos los jueves de las 12:00 a las 13:30 Hrs., así como en FB de la Conferencia Anual de México, y a través de invitación por nuestro Obispo Andrés Hernández Miranda, el día sábado 15 de Octubre, a las 11 horas, se presentará en el Salón Recinto de Homenaje a Don Benito Juárez, del Palacio Nacional, ciudad de México, el Libro Centenario del Colegio Sara Alarcón. Visión amplia y Lucha continua, 1910-2010.

En el Programa de Radio del jueves, 6 de Octubre, platicamos con la Lic. en Arqueología, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, quien también tiene estudios de Museología y Turismo, Lic. Karina Rebeca Durand Velasco, cómo se da la relación para la presentación de El Libro del Colegio Sara Alarcón en uno de los Salones del Palacio Nacional y cuál es el impacto e interés que los encargados de la difusión Cultural de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público observaron en relación a esta Institución Educativa Metodista.

Les anexamos la Cartelera de Octubre de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, donde podrá encontrar la información de este evento.  En la pág 38 del Boletín que se anexa:

Cartelera de Octubre

 

Le invitamos nuevamente a que nos escuche por la radio a través del medio electrónico.

Para las Ligas de Intermedios y de Jóvenes

En la sección de Vanguardia Juvenil se incluye la nota reportaje de Gustavo Ali Alarcón, sobre el Encuentro Mundial que los jóvenes tuvieron en África del Sur, dentro del marco del Conciclio Mundial Metodista, los días 28 al 31 de julio pasado. 

Hablando de RadioCAM

Con motivo del 81 aniversario del periódico El Evangelista Mexicano, y su primer año de difusión a través de los medios electrónicos fue invitado el director del mismo, José Donato Rodríguez Romero, para hablar sobre el órgano oficial de la Iglesia. En dicha entrevista se abordaron varios temas relacionados con la prensa metodista y su historia. Recuerden que estos programas de radio se transmiten los días jueves de las 12 a las 13.30 horas a través de: www.immarcam.org.mx. O http://elnidodelalbatros.listen2myradio.com

 

Congreso “Conociendo y reflexionando la herencia wesleyana, para ser metodistas fieles al señor”  (2o congreso teológico).

A todos los metodistas de la CAM, de otras conferencias y cristianos de otras iglesias

Les invitamos a inscribirse a este Congreso en donde reflexionaremos en nuestra Herencia Wesleyana y Metodista, en 5 temas:

1) EL BAUTISMO DE INFANTES ¿Tiene base bíblica? ¿Es pertinente esta práctica para hoy?

2) NUESTRA TEOLOGÍA ¿Tiene alguna respuesta frente a la violencia e inseguridad que estamos viviendo?

3) REFLEXIONES Y PISTAS TEOLÓGICAS Sobre si es pertinente aceptar a la naturaleza como una quinta fuente para hacer teología (Las 4 son Sagradas Escrituras, Tradición, Razón y Experiencia).

4) LA ACTUALIDAD MUNDIAL DE LA TEOLOGÍA METODISTA ¿Cuáles son los temas que se tratan en la actualidad? y

5) PRESENTACIÓN DE ALGUNOS SERMONES DE WESLEY, en español, no incluidos en los tomos de las obras de wesley.

Estos sermones integrarán los materiales que estaremos entregando, y se les entregarán en sus materiales a los primeros 100 que se inscriban

CONFERENCISTA: DR. EDGARDO COLÓN-EMERIC Catedrático de la Universidad de Duke Divinity School. Autor entre otros títulos de: “Wesley, Aquinas & Christian Perfection”. El Dr. Colón es conocedor también del contexto hispano.

COSTO: Únicamente 50 pesos (mexicanos) por persona. Pero si están en posibilidad, les invitamos a cubrir un poco más.

LUGAR: Templo Metodista “La Santísima Trinidad” Gante 5, México, D.F. Muy cerca de las estaciones del metro Bellas Artes, Allende y San Juan de Letrán.

DÍA Y HORA: 28 y 29 de octubre de 2011. El 28 daremos inicio a las 16:00 hrs y el 29 a las 09:00 hrs.

PROCEDIMIENTO DE INSCRIPCIÓN: Deposite en banco Banamex a la cuenta: IGLESIA METODISTA DE MÉXICO, A.R., 234-7562672.  Una vez que se haya inscrito deberá escribir a jorge8axxi@gmail.com, con copia a: jochoa@immarcam.org.mx (es necesario que lo haga a los 2). Así habrá apartado su material, si es de los primeros 100 inscritos. El día del Congreso deberá llevar consigo su baucher de depósito.

TODO/AS PUEDEN PARTICIPAR: Ya sea de cualquier Conferencia, Distrito, Iglesia e incluso denominación.

Nota dirigida a Pastore/as y Administradore/as del Distrito Centro: Para ustedes estimado/as pastore/as y hermano/as esta es una actividad oficial y por lo tanto esperamos su asistencia.

 

Primer Gala de Adoración,

Organizada por la Iglesia Metodista de México A.R y Corchea management, en beneficio de las misiones metodistas en el estado de Michoacán.

La Gala consistirá en un concierto en el cual se interpretarán diversos himnos entonados por la afamada soprano Luz María Rivera y el reconocido tenor Alejandro Esparza, al piano acompañará el maestro Leonel Iván Jiménez.

La entrada al evento será libre.

*Participación especial: Valeria Estefanía López Cardeña (Soprano),  David Isaí Enriquez Lujambio (Flauta)

Más información:  www.corcheamanagement.com
moises.jjimenez@corcheamanagement.com

 

 

BIBLIOTECA NACIONAL METODISTA

La directora de Archivo e Historia, hermana Lilia Palos de Ortega, tuvo una participación en la plenaria del Coloquio Internacional de Protestantismo e Identidad en América Latina, con la finalidad de invitar a los allí reunidos a conocer y visitar las nuevas instalaciones en la calle de Sadi Carnot.

Tuvo la oportunidad de constatar que entre las ponencias que se presentaron hay más de 10 trabajos de investigadores de posgrado y licenciatura que han consultado nuestro acervo metodista, y han expresado su agradecimiento a la Iglesia Metodista por abrirles las puertas. Son varios temas los que fueron presentados, todos de gran interés para la historia del protestantismo. Se editará un libro con todos los trabajos de estos tres días de trabajo, en los que participaron varios miembros de la Iglesia Metodista de México.

El día 7 se trasladaron los trabajos a la sede alterna del coloquio,  a Gante 5, al Templo La Santísima Trinidad, que fue marco también de este evento para los temas restantes.

Por la tarde expuso el tema LA IMPORTANCIA DEL ARCHIVO Y ACERVO DE LA IMMAR, sus orígenes, desarrollo, planes de digitalización con UMAD, la re catalogación y restauración,  dando realce a la inauguración del nuevo espacio remodelado en la Col. San Rafael, y el apoyo que ha dado la Iglesia Nacional en este proyecto.

 

AGRADECIMIENTO

A NUESTROS AMIGOS Y HERMANOS DONANTES:

Profra, Griselda Márquez, Corl. Roberto Frías, Ing. Ernesto Arrioja Juárez, Erasmo Piñas, Ing. Benjamín Alaniz Reyes. Profra. Patricia Maroto. Hna. Irma Paz Zapata Quijano, Ing. Raúl Negrete, Profr. Pedro Serrato, Hna. Olga Sánchez Ríos, Dr. Mariano Beltrán Adame y un donativo anónimo.

“Porque Macedonia y Acaya, tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén. Les pareció bueno hacerla, ya que son deudores a ellos, porque si los gentiles han sido hechos partícipes de sus bienes espirituales, deben también ellos ayudarlos con bienes materiales.” Romanos 15.27,28

Estimados hermanos y amigos:

Me privilegia notificar a ustedes, que gracias a la ayuda de Dios, por conducto de ustedes, el Sábado 1º. De Octubre, se terminó de pintar, nuestro templo “SIÖN” Balbuena. Ustedes, han sido la pieza clave, para entusiasmar a nuestra congregación, que ha cobrado nuevo aliento. Para tal efecto estamos celebrando campamentos de trabajo, en donde con el concurso de los pocos hermanos con que cuenta la congregación, estamos haciendo las labores de pintados de las demás áreas. Se han pintado loas baños y se ha puesto nueva iluminación, se ha pintado la cocina, y se ha cambiado la iluminación. Se han hecho diversos arreglos en el área de electricidad, para evitar serios problemas. Se ha reparado por el herrero el zaguán de ingreso al salón social. Es tal el entusiasmo, que el Dr. Noé Núñez García y su apreciada esposa, este próximo sábado que tendremos campamento de trabajo, llevaran el almuerzo de atole y tamales y la Hna. Olga Sánchez Ríos, dueña de la tortería, la Texcocana, llevara tortas para la comida. Aún nos resta mucho trabajo: (aplanado de todos los muros del edificio, para evitar la humedad, hacer la contra barda, pintura del salón social, salones de clases, oficina pastoral, sala de juntas, cuartos de servicio, casa pastoral, y demás anexos; y por supuesto la parte interna de nuestro templo, y el cambio de la barda perimetral que está a la entrada) pero tengo la confianza en que Dios proveerá.

Seguimos requiriendo de materiales, que tengo la confianza en Dios, que Él proveerá. Se han contratado los servicios de un electricista y de un herrero, por lo que continuamos con los trabajos. Aprovecho la ocasión para invitarlos, al concierto de la Reforma, que D. M. tendremos el Domingo 30 de Octubre a las 12. 00 Hrs. Con el Coro Juvenil, de la Iglesia de Balderas.

Reitero a ustedes la seguridad de mi distinguida consideración

Con mi afecto y respeto

Pbro. Abner Alaniz Rangel, pastor de la iglesia Sión, Col. Balbuena, D. F.

 

Coloquio internacional sobre protestantismo en el Palacio de la Inquisición

Del 6 al 8 de este mes se reunieron estudiosos y especialistas sobre `Historia, protestantismo e identidad en las Américas´, entre ellos dos colaboradores de Protestante Digital: Carlos Martínez García y Leopoldo Cervantes-Ortiz, y varios miembros de la Iglesia Metodista.

05 DE OCTUBRE DE 2011, MÉXICO.- La historia tiene giros inesperados, sorprendentes. En un edificio colonial que fue sede del Santo Oficio, la Santa Inquisición en la Nueva España, tuvo lugar  el coloquio internacional “Historia, protestantismo e identidad en las Américas”. 

Diversas instituciones y organismos fueron los gestores del acto, entre ellas la UNAM, el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y la Fraternidad Teológica Latinoamericana.

Tres días intensos, ya que fueron programadas 75 presentaciones en un amplio abanico histórico , porque hay ponencias que se ocupan del siglo XVI y otras de los movimientos religiosos protestantes/evangélicos más recientes.

 EL PROTESTANTISMO EN MÉXICO 

Para el caso de la génesis del protestantismo en México existe un cúmulo de estudios y datos que ya han dejado atrás la idea, muy común, de que el asentamiento de esa creencia fue obra casi exclusiva de misioneros y misioneras que llegaron al país en el inicio del último tercio del siglo XX.

Un estudio pionero sobre el carácter endógeno del protestantismo en aquellas tierras, en el que se expone fuerte evidencia documental, lo sintetiza bien en pocas líneas: “En los orígenes de los trabajos para intentar promover el protestantismo en general en México, dados a partir de la década de los cincuenta del siglo XIX, encontramos que casi todos ellos presentaban un marcado carácter individual; es decir, exento de una organización misional que los respaldara pero que en su momento las sociedades misionales aprovecharían en su favor. De tal suerte que, cuando éstas llegaron a México, se encontraron con un trabajo precedente que les evitó partir de cero (Abraham Téllez, Proceso de introducción del protestantismo desde la Independencia hasta 1884, p. 157)”.

CARLOS MARTÍNEZ GARCÍA

Dos colaboradores de Protestante Digital participan en el encuentro. Uno es el periodista, escritor, historiador y defensor de los derechos humanos Carlos Martínez García; que tuvo una ponencia el viernes 7 de octubre en la mesa 4, bajo el título general de “Catolicismo y protestantismo: tolerancia y cambio social”. Su participación se titula “Manuel Aguas: de sacerdote católico a precursor del protestantismo en México; la ruptura de 1871”.

Manuel Aguas  nace en el norteño estado mexicano de Chihuahua, en 1830. Estudia cuidadosamente Historia de la Reforma del siglo XVI. En los primeros meses de 1871 El Monitor Republicano desliza la posibilidad de que Manuel Aguas se hubiese convertido al protestantismo. El provincial de los dominicos, fray Nicolás Arias, dirige una carta a Manuel Aguas, quien ya había dejado de ejercer el sacerdocio católico meses atrás, el 12 de abril de 1871. Cuatro días después, Aguas responde sin ambages que sí ha cambiado su fe. Casi al final de su escrito, Aguas explica: “hermano mío, en vuestra carta me preguntáis si me he adherido a la secta protestante. Rechazo la palabra secta, a no ser que se entienda por ella seguidor de Cristo; creo que mejor se debe aplicar a vos esa expresión, mientras seáis romanista, porque seguís a Roma y no a Jesús. […] ¿He de negaros que soy protestante, es decir, cristiano, y discípulo de Jesús? Nunca, nunca quiero negar a mi Salvador”.

En el marco del coloquio, el mismo viernes 7 de octubre a las 18 horas, en Gante número 5,  fue presentado un libro también de Carlos Martínez García: “La Biblia y la iconografía heterodoxa de Carlos Monsiváis” , en un acto abierto y de libre acceso que fue transmitido directamente por internet.

LEOPOLDO CERVANTES-ORTIZ

El sábado 8 de octubre, en la mesa 11 sobre “Prensa, cultura protestante e identidad latinoamericana”, participó el otro colaborador habitual de P+D, Leopoldo Cervantes-Ortiz (Centro Basilea de Investigación y Apoyo) para abordar el tema “Protestantismo y cultura: la poesía de Gonzalo Báez-Camargo”.

Los miembros de la Iglesia Metodista, fueron los maestros José Vergara Laguna    (Universidad Iberoamericana-Puebla) y Daniel Escorza Rodríguez  (Fototeca Nacional/Escuela Nacional de Antropología e Historia, México), quienes presentaron los temas: Visiones periféricas: aproximaciones a un ensayo de geografía metodista; e Imaginarios y protestantismo en México, el uso de la fotografía en la prensa metodista, 1890-1910; respectivamente. Ambos, miembros de número de la Sociedad de Estudios Históricos del Metodismo en México

 

© Protestante Digital 2011 y El EM.

 

 

La Conferencia Anual de México INVITA a la

Consulta de Ministerios y Muestra Pedagógica

 

que se realizará el día 26 de noviembre en el Colegio Sara Alarcón, de las 9:00 a las 17:00 Hrs.

Los propósitos de esta actividad son los siguientes:

Conocer los Ministerios que las diversas congregaciones de la CAM realizan en el nombre de nuestro Dios hacia la Comunidad, y de esta manera participar en Reformar a la Nación.

Informar, apoyar y capacitar a las  congregaciones, que aún no tienen un ministerio hacia la comunidad, en alguna actividad que puedan realizar según las características propias de su comunidad.

Presentación de una muestra pedagógica que proporciona herramientas para la preparación y capacitación de los diferentes ministerios educativos y de formación.

ACTIVIDADES:

Muestra y presentación de Ministerios: Ministerio Carcelario, Ministerio en Clínicas, Ministerio en Hospitales, Ministerio con niños en situación de calle, Ministerio con desayunadores, Ministerio de Tortas de Amor, Ministerio con Migrantes, Ministerio con personas en situación de calle, Ministerios que las Organizaciones realizan en el nombre de nuestro Dios

Exposición y muestra pedagógica, Librería Maranatha, Sociedad Bíblica de México, Conferencia Anual Septentrional, Casa Unida de Publicaciones, Casa Nazarena, Creciendo en Cristo, Material de Liturgia Conferencial, Escuela Cristiana de Vacaciones, Semana Santa y Navidad, Tecnología doméstica, Inmujeres (Instituto Nacional de las Mujeres), Cáncer de mama, Instituto de la Juventud, El Matrimonio como institución, Violencia intrafamiliar

Talleres: Panadería, Conservas, Huertos Familiares. Los Talleres de Panadería, Conservas y Huertos Familiares tienen un costo de $ 30.00 cada uno, con un cupo limitado a 15 personas.  Estos talleres se impartirán 3 veces cada uno.

Una de las finalidades de los Talleres es saber elaborar productos que puedan ayudar al ingreso familiar, y puedan establecerse como oficios en la congregación para poder obtener recursos que apoyen a los gastos mismos de las iglesias, sobre todo a aquellas que necesitan de un subsidio por la Conferencia.

Manualidades, Material de reciclado, Papiroflexia, Manualidades para fechas especiales, Moppets.- uso y manejo del franelógrafo

NOTA: Los talleres que se presentaran son talleres que se realizan en diversas congregaciones.

CONFERENCIAS

Sexualidad para parejas (Duración de 2 horas), Importancia de la Educación Cristiana, Desarrollo Social.-  Apoyo que el gobierno proporciona para proyectos sociales

La entrada es gratuita. 

 

COMISIÓN CONFERENCIAL DE PROGRAMA: Hna. Beatriz Flores Garza; Presidenta de Programa; Hna. Erika Gómez, Desarrollo Cristiano; Hna. Alma Italia Pascoe, Finanzas y Administración; Hno. Leopoldo Bolaños, Testimonio Cristiano

 

 

 

ANIVERSARIO IGLESIA GETHSEMANI

Nuestro director de la página web de la IMMAR, Rafael Murillo Álvarez, nos comparte la foto que tomó en ocasión del aniversario de la Iglesia Metodista Gethsemani, en la Colonia Anáhuac de la Ciudad de México, en el mes de julio pasado. Felicitaciones hermanos.

 Legión  Blanca de Servicio Cristiano

Las hermanas de la Legión, sirviendo, nos han enviado una presentación que ahora ponemos a su disposición, tratando de informar  y orientar acerca de su acción y servicio:

 sirviendo a las iglesias

 

 

Obituario

Acaba de morir un genio, al que todos le quedamos a deber, inclusive los metodistas.

MÉXICO, D.F., octubre 6 (EL UNIVERSAL).- Steve Jobs, genio de Apple, revolucionó la computadora, la reproducción de la música, el teléfono celular, la animación en la pantalla grande e introdujo la tablet, por mencionar algunas de sus invenciones y aportaciones durante sus 56 años de grande trayectoria.

Pero también quedará en la memoria de miles de seguidores por medio de sus palabras, citas, frases y vestimenta, entre otras curiosidades. A continuación algunos ejemplos:

-Jeans azules, playera negra y lentes, fue el look que, aunque no acompañó siempre a Steve, quedó en el imaginario de los seguidores de Apple, ya que en sus presentaciones solía lucir así.

-Jobs fue el creador del juego Breakout, juego icónico de Atari, y de acuerdo con varias versiones, el ex consejero delegado de Apple mintió a su amigo y cofundador de Apple, Steve Wozniak, sobre la paga que obtendría por éste

-Steve Jobs era budista y no comía carne

-Jobs dejó el colegio Reed en los primeros 6 meses, ya que no sabía qué hacer con su vida y no quería gastar el dinero de sus padres, pero continuó asistiendo como oyente por 18 meses.

-Estudió caligrafía y tipografía, en especial los tipos serif y san serif .

Entre sus frases o citas se encuentran:

-“One more thing” (una cosa más), una de sus frases celebres que utilizaba en cada keynote para sorprender con algo que no se preveía en la presentación

-“A veces cuando se innova cometes errores. Es mejor admitirlos rápido y mejorar tus otras innovaciones”

-Ser el hombre más rico en el cementerio no me importa a mí… Ir a dormir diciendo que hicimos algo grandioso… eso es lo que me importa”

-Quiero poner un “ding” (*) en el universo

-Yo valía un millón cuando tenía 23, y más de 10 millones cuando tenía 24, y más de 100 millones cuando tenía 25, y no fue tan importante porque nunca lo hice por el dinero”

“Desafortunadamente, las personas no se rebelan contra Microsoft. Ellos no saben otra mejor”

“Lo que una computadora es para mí, es la herramienta más sobresaliente con la que nosotros hemos llegado. Es equivalente a una bicicleta para nuestras mentes”

“Cambiaría toda mi tecnología por una tarde con Sócrates”

“Nosotros solíamos soñar con estas cosas. Ahora podemos construirlas. Es bastante genial”

“Yo pienso que si tú haces algo y resulta bastante bueno, entonces deberías de hacer algo más grandioso, no pienses en ello por mucho tiempo. Sólo imagina qué es lo que viene”

 

homenaje postumo

Descanse en paz.

 “Sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios” (1a Cor. 3:22-23)

 

 

(*) ding = Éste (sonido) sirve como notificación, en su teléfono, de que hay una nueva oferta disponible.

Nota de la Redacción:

En la sección de artículos encontrará usted uno que habla sobre “El Evangelio de Steve Jobs”, de Andy Crouch, por cortesía de Protestante Digital 2011.

 

 

Poética

Comparto mi última poesía.

(Hay 50 más en www.reydereyesercon.com, listas para ser usadas gratuitamente)

Vive Siempre Agradecido

drernestocontreras@hotmail.com

¡Gloria Dios que nos concede el gozo, salud, y vida! ¡Gloria a Dios que nos alivia las cargas, y nos invita a vivir agradecidos!

Cuando la vida te llene de bondades y alegrías; cuando todo te sonría y el gozo llene tu día, vive más que agradecido.

Cuando la tormenta pase con sus negros nubarrones, y se llenen de colores a tu alrededor las flores, salta y canta agradecido.

Es bueno que te recuerde que si ahora estás contento y lleno de paz y aliento, debes, bendiciendo al cielo, con Dios, ser agradecido; pues son más los que ahora sufren en pobreza, duelo, y llanto; los que en medio del quebranto, no encuentran razón o canto, para estar agradecidos.

Es bueno que reconozcas que todo lo que recibas, sea don, dádiva, o vida, siempre te vendrá de arriba. Sé pues muy agradecido.

Desnudo llegaste al mundo y desnudo partirás; y aunque nada has de llevar, porque aquí puedes gozar, haz de estar agradecido. Hay muchos que hurgan a diario en la basura un bocado, y si a ti no te ha faltado qué comer por tantos años, siempre vive agradecido.

La herencia de nuestro ancestro y padre Adán, desde el huerto, es que tú termines muerto; y si aún vivo está tu cuerpo, con Dios, vive agradecido. La paga del pecado es muerte, y ya que todos pecamos, si Dios vida te ha prestado, y tu muerte ha postergado, dile: “Estoy agradecido.”

Desde que eres concebido, naces como sentenciado a terminar sepultado; y dures uno o cien años, Mira: ¡Vive agradecido! El Ángel de Dios te libra de mil pestes y peligros; de riesgos y de enemigos. Por eso alaba hoy a Cristo, postrado y agradecido.

Si son miles los microbios que te invaden y contagian, y sólo porque Dios te sana, despiertas cada mañana, ¡Bendícelo, agradecido! No olvides sus bendiciones, y proclama sus verdades, su favor, sus sanidades, misericordia y bondades; y adórale, agradecido.

Y ante la peor amenaza que es sufrir en el infierno el justo castigo eterno, en vez de gozar del cielo y vivir agradecido, yo te ruego que hoy recibas la gracia de Jesucristo: El don perfecto y gratuito que Dios le da al más perdido, que le acepta, agradecido. Con su sangre Él ha saldado la deuda de tus pecados; vida eterna te ha comprado, para que en gloria alabando, vivas siempre agradecido.

¡Gloria Dios que nos concede el gozo, salud y vida!

¡Gloria a Dios que nos alivia las cargas y nos invita a vivir agradecidos!

 

 

 

Programa

OCTUBRE

13       Programa Radio CAM. 12  a 13.30 hrs. www.immarcam.org.mx

14       81 Aniversario del periódico oficial de la Iglesia “El Evangelista Mexicano”

15       Presentación del libro del Centenario del Colegio Sara Alarcón, en el Recinto Homenaje a Juárez, en Palacio Nacional, D. F. Entrada libre. 11.00 a 12.30 hrs

20       Programa Radio CAM. 12  a 13.30 hrs. www.immarcam.org.mx

22       – Inauguración de las nuevas instalaciones del Archivo Nacional: Sadi Carnot 73, Col. San Rafael, D. F.  (12 am)        

– Jornada de Historia. Sociedad de Estudios Históricos del Metodismo en México.        SEDE: Sadi Carnot 73, Col. San Rafael, México, D. F., mismas instalaciones de CUPSA, a partir de las 10 de la mañana.

22-23 LBSC Retiro Anual de Mujeres. CANO Tijuana

22-23 Junta Nacional Desarrollo Cristiano CASE “Emmanuel” Puebla, Centro.

24-30 Semana de la Reforma Protestante.  Siglo XVI (Última semana de octubre)

27       Programa Radio CAM. 12  a 13.30 hrs. www.immarcam.org.mx

 

NOVIEMBRE

LBSC “Promoción de la Salud” (Todo el mes)

3          Programa Radio CAM. 12  a 13.30 hrs. www.immarcam.org.mx

7-11    SMF Semana Nacional de Oración

10       Programa Radio CAM. 12  a 13.30 hrs. www.immarcam.org.mx

12       FHM Reunión Nacional de Gabinetes Conferenciales

Vanguardia Juvenil

realizan encuentro mundial

de la juventud 

en África del Sur

Texto: Gustavo Ali Alarcón

El Seminario internacional de Jóvenes Metodistas, convocado por el Concilio Mundial Metodista y el departamento de la Juventud, se realizó en la casa de Retiros Koinonia ubicado a las afueras de la ciudad de Durban Sudáfrica, del 28 al 31 de Julio.

Un tiempo donde Lideres de Jóvenes de 45 países y de todos los continentes pudieron compartir sus experiencias e intercambiar realidades, durante 4 días, a través de devocionales organizados por los participantes, seminarios, conferencias, talleres y tiempo para compartir en una noche cultural y conocer la de Sudáfrica. Se pudo ver la conexionalidad mundial que tiene la Iglesia Metodista en el mundo. Cabe mencionar que este encuentro se realizo en el marco del Concilio y Conferencia Mundial Metodista que se desarrolló del 1 al 8 de agosto de 2011 en la misma ciudad de Durban. El tema central de esta Conferencia fue “Jesus Christ for the Healing of the Nations” (Jesucristo para la sanidad de las Naciones). Todas las actividades estuvieron dirigidas a reflexionar para ser instrumentos de Dios para  sanar nuestras naciones.

La Juventud Metodistas de Latinoamérica y el Caribe estuvo representada por una delegación reducida, pero muy representativa. Entre ellos: Aaron Sandoval, presidente de la Juventud de Chile; Javier Titirico, Coordinador Juventud de Bolivia; Ana Carolina Camargo, Secretaria de la Confederación de Jóvenes Metodistas de Brasil; Samuel Murillo, en representación de la Juventud de México; Angélica, de Puerto Rico y Gustavo Alí, como Coordinador Continental de la Juventud, desafortunadamente por problemas económicos algunos Jóvenes de nuestra región no pudieron participar de este encuentro Mundial, ya que los costos de viaje son demasiado altos y a pesar de que el Concilio Mundial ofreció un estipendio para su participación no fue posible su viaje hasta Sudáfrica.

La mayoría de los Jóvenes que representamos a Latinoamérica y el Caribe, también pudimos ser parte del Concilio Mundial Metodista, como observadores, asistiendo a sus sesiones y siendo parte de la presentación del Informe de parte de la Directora del departamento de Juventud del Concilio, nuestra hermana Fabiola Grandon, y es para nosotros un hecho importante que una joven de nuestra región sea parte y dirija a la Juventud Mundial, hasta ese entonces; fue así que pudimos estar presente y apoyar su presentación en las sesiones del Concilio; este es un hecho trascendental para el metodismo mundial.

Ya durante la Conferencia Mundial, de la misma manera, se hizo una buena representación del continente y juntamente con las Delegaciones y Obispos de la Región, se participó de todas las actividades que se tuvieron en el Centro de Convenciones en Durban; un hecho importante fue que nos permitieron hacer una exposición a manera de informe, de cuál es la realidad de la Juventud Metodista en nuestro continente. El hermano Gustavo Ali, como Coordinador Continental del Programa Joven en Misión de CIEMAL, fue el responsable ante la Conferencia Mundial de presentar este informe verbal ante más de dos mil personas. El evento concluyó con una gran marcha evangelística en las calles de Durban, donde se pudo dar testimonio de nuestra Fe y de la Unidad del Metodismo mundial; de esta manera se dio por concluido este encuentro que solo se realiza cada 5 años.

 

 

Levántate

Pablo Villanueva 

03 DE OCTUBRE DE 2011

Rise up, Rocky!

Fade in. Se oye el contundente tren guitarrístico de Survivor, el imparable “The eye of the tiger”; los focos del pabellón ciegan y abrasan con todo su fulgor, el respetable brama y aclama a sus ídolos. La megafonía escupe a borbotones los nombres de los dos púgiles, que saltan al ring entre vítores y ovaciones. El ambiente, cortante y brumoso a la vez, presagia, como en aquella película de  Los Inmortales,  que al final de la velada “Sólo puede quedar uno”. O ganas o pierdes, o vences o te machacan. Nada de golpes bajos, quiero que sea un combate limpio. Saludaos. Protectores a la boca, el sudor corre por la frente. La victoria está en tus manos. Ding, ding, comienza el round one.

Esta podría ser una sucinta y breve descripción del comienzo de un combate de boxeo, de la final del campeonato de los pesos pesados, por ejemplo. En ese tipo de eventos un boxeador sabe que se lo juega todo. Por eso quiere ser ágil en movimientos de gacela por el cuadrilátero, demoledor y certero con sus golpes; hábil en bloquear, felino para asestar un buen par de ganchos, conectar algún uppercut y culminar con un directo noqueador y definitivo. Confía en sí mismo, ha estudiado al rival y se agolpan en su cerebro frío y concentrado todas las variables posibles del combate. Incluso considera que puede que, si el contrincante está inspirado, le toque besar la lona en algún momento. Si eso sucediese ¿Qué hacer? Sólo piensa en una cosa: Si es derribado, tendrá que levantarse lo más rápido posible, antes de que el árbitro decrete con su número diez marcado a manos abiertas que su gloria ha quedado enterrada para siempre en un pozo.

A veces podemos observar, si lo pensamos detenidamente, que la vida es también un combate. Cada día es un nuevo round, damos lo mejor de nosotros en cada asalto, pero a pesar de todo, nuestros enemigos parecen inagotables e incansables. Su frescura diaria nos resulta un tsunami que está a punto de engullirnos: cuando no es algún problema en el instituto, la universidad o el trabajo, es un comentario burlón y venenoso sobre nuestra fe, el cierre de nuestra iglesia por normativas obsoletas y anticonstitucionales o acaso un problema económico; también se trata a veces de un desarreglo emocional, algo que nos cuesta digerir en nuestro interior, o un hábito perjudicial y adictivo que nos atrapa en sus fauces y nos vuelve dependientes del mismo, e incluso una dolencia física que no remite (muchas veces producida como reflejo de todo lo anterior). Cada una de esas circunstancias se nos representa como un puñetazo constante en nuestro diario vivir, que nos mina la capacidad de seguir adelante. Y llegamos al punto en el que, como el entrenador preocupado por su pupilo cuasi derrotado, queremos arrojar la toalla inmediatamente y que todo se acabe. Muchos hemos hecho nuestra la frase de Groucho en esos duros momentos: ¡Que se pare el mundo, que yo me bajo!

Alguien me dijo una vez una frase sencilla, pero sabia: lo importante no es caer o no caer, lo importante es lo rápido que te levantes de tu caída. Así como el boxeador sabe que si cae, tiene diez segundos para levantarse, nosotros debemos tener la rapidez mental y espiritual de levantarnos lo más rápido posible, dejando atrás toda adversidad o, simplemente, poniéndola en las manos de Dios para que Él la solucione a su tiempo o nos dé la paciencia y las fuerzas necesarias para superar la prueba. Las circunstancias nos pueden tumbar, pero no destruir, si somos conscientes que Dios está a nuestro lado. Él pelea por nosotros.

Podemos y debemos recordar (y grabarnos a fuego, si fuera posible, pues tatuárnoslo sería harto imposible, no tenemos tanta piel) que Cristo ha vencido al mundo y a la aflicción que en él hay (Juan 16:33), que si Él está con nosotros, quién o qué podrá contra nosotros (Romanos 8:31), que mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo (1ª Juan 4:4), que ningún arma prosperará contra nosotros (Isaías 54:17) y que el Señor nos defiende en todo (Salmo 34:7), por no citar otro millón de promesas en las que Dios mismo nos alienta a levantarnos y a confiar en Él. El diablo ha venido para robar, matar y destruir y es verdad que Satanás no juega a indios y vaqueros sino que tira a matar, pero Cristo está con nosotros todos los días hasta el fin del mundo y vino para que tuviésemos una vida en abundancia. Pablo, el apóstol, hablaba al final de sus días en la Tierra de que había peleado la buena batalla. No se me ocurre mejor manera de interpretar esa aparente antítesis de términos, “buena” y “batalla”, que pensar que la única batalla buena es la que ya está ganada de antemano, sin pelear, sin sudar, sin ponernos nerviosos. Esa es la batalla de la vida, la batalla contra el mal, la que Jesucristo ya peleó y ganó en una cruz, habiendo pasado antes por todas las tentaciones posibles y habiéndolas resistido todas sin pecar para darnos acceso, pase VIP, al backstage y al frontline de su Reino sin fin.

Tenemos a Dios, tenemos la batalla ganada, tenemos las herramientas para no olvidarlo: Su palabra, la oración, los otros hermanos que forman la iglesia y hasta las cicatrices físicas o emocionales, marca de la sanidad completa que Cristo nos ha proporcionado en avatares pasados y vencidos ya. Si caemos, correremos a levantarnos de nuevo, porque en Jesús está la victoria.

Fade in. Suena “Champion of the world”, el himno de Noel Richards que desafió en Wembley a la más famosa canción de los “Queen”. La gente  ruge; ante  nosotros, un inmenso mar de cristal, una ciudad dorada con puertas perladas. Todos aclamamos al Rey y gritamos su nombre hasta el infinito. Hay un fragor de batimiento de palmas, una calidez como sólo se siente en el hogar y un Amor que lo invade todo. No hacen falta focos, una Luz que lo llena todo invade a los millones de millones de personas que doblamos nuestras rodillas justo cuando en medio de esa Luz se levanta del trono el Salvador. Sólo hay Uno, sólo queda Jesús. Hemos ganado, ya no hay más combate, sólo el torrente ensordecedoramente bello de una adoración agradecida y eterna.

 

 

MAS VALE PREVENIR
 

 

El Tabaquismo.

drernestocontreras@hotmail.com

 

De acuerdo con muchos estudiosos, se acepta que el tabaco es una planta solanácea, cuya variedad mexicana (nicotiana tabacum), es una de las 40 especies del género nicotiana; y originaria de las tierras donde floreció la cultura maya entre el 2000 a.C. y el 987 d.C. (la península de Yucatán, Chiapas, Campeche, Guatemala y Honduras).

A partir de los mayas, el comercio difundió el tabaco en toda América, y los españoles lo conocieron al llegar Cristóbal Colón a las islas caribeñas en 1492. Francisco Hernández lo llevó y cultivó en España; Juan Nicot lo llevó a Francia; y Sir Walter Raleigh, a Inglaterra. Luego desde Europa, se difundió a través de sus colonias, a todo el mundo.

El tabaquismo es la adicción al tabaco provocada principalmente por uno de sus componentes activos, la nicotina. No se ha encontrado ninguna razón que haga que fumar sea una necesidad. La principal razón por la que los fumadores dicen que se iniciaron en el hábito, es por la imitación de otros fumadores, o porque el fumar los ayuda a calmar su ansiedad.

Así, hay estudios recientes que comprueban que la dependencia psicológica y emocional es más importante que la adicción orgánica. Por ejemplo, en enero del 2007, se descubrió que una lesión en una estructura cerebral profunda, llamada ínsula (relacionada con las emociones), cortaba de raíz y súbitamente, las ansias de fumar en las personas.

Hay unas 4,000 sustancias nocivas y hasta cancerígenas en el humo del cigarrillo; hay 26 enfermedades relacionadas con el tabaquismo; y las más frecuentes son la bronquitis crónica y el enfisema, que llegan a ser incapacitantes; así como muchos tipos de cánceres incurables y mortales; y las enfermedades cardiovasculares como el infarto al corazón.

El mayor daño lo hace el humo caliente inhalado a través del cigarrillo, el cual daña poco a poco, e irreparablemente, los finos vellos o cilios que recubren el interior de las vías respiratorias, y que junto con el moco, sirven para arrastrar y expulsar durante la expiración, las partículas de polvo y basura que inconscientemente, ingresan durante la inspiración.

Esto es lo que provoca primero, la tos del fumador, y después, la infección respiratoria permanente, llamada Bronquitis crónica. Luego, sucede la ruptura progresiva e irreparable de los alveolos pulmonares, que son los millones de globitos que forman el pulmón, y que sirven para intercambiar el bióxido de carbono por el oxígeno, durante la respiración.

Cuando en ambos pulmones se acumulan gran cantidad de enormes sacos rotos y no funcionales, ni útiles para el intercambio de gases, junto con una buena cantidad de secreciones llenas de microbios, que el pulmón es incapaz de expulsar, se desarrolla el Enfisema Pulmonar, que incapacita permanente e irreversiblemente al fumador crónico.

Los estudios científicos y clínicos de investigadores como los médicos ingleses Austin B. Hill y Richard Doll, culminaron en 1954, más de 50 años de estudios en fumadores. Fue entonces que en el British Medical Journal, se publicaron los hallazgos que comprueban inequívocamente, que el tabaquismo es la principal causa del cáncer pulmonar.

Se llegó a la conclusión de que la fórmula matemática de: 20 cigarrillos al día, por 20 años consecutivos, causa una lesión precancerosa en las vías respiratorias, que en más o menos tiempo, se transformaba en un cáncer pulmonar que irremediablemente, causa la muerte del 50% de los pacientes en menos de 5 meses, pues no hay tratamiento útil.

También se comprobó la relación causa efecto del tabaquismo en la ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias) y con ello, que el tabaquismo es la principal causa de las enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial, los accidentes vasculares cerebrales, y el infarto del corazón, que son las principales causas de muerte en el mundo.

Además, en los últimos 50 años se ha comprobado que el tabaquismo es causa contribuyente en la aparición de muchos otros cánceres, como el del labio, la boca, la lengua, la laringe, el estómago, la mama, la vejiga, y el útero; y que cuando el tabaquismo se asocia con alcoholismo, los riesgos de desarrollar cáncer, se incrementan significativamente.

También se comprobó que el tabaquismo incrementa significativamente el riesgo de aborto, y del nacimiento de bebés con bajo peso y mayores riesgos de enfermedad, al nacer. Y que el costo para los gobiernos, por la atención médica, incapacidades, y pérdida de horas de trabajo de los fumadores, se ha ido incrementado astronómicamente, cada año.

Por todo esto, para el 2004, la OMS estimaba que el tabaquismo causaba 4.9 millones de muertes anuales, y que es la principal causa de muerte prevenible en el mundo; que causa 1 de cada 3 muertes por cáncer; y 8 de cada 10 muertes por causas no violentas. Además, que es la mayor causa de incapacidad respiratoria y muerte prematura en el mundo.

También se comprobó que el tabaquismo de segunda mano (la inhalación de humo del cigarrillo por no fumadores), es perjudicial para la salud, y en casi todo el mundo, se ya prohibió fumar en los lugares públicos como centros comerciales, edificios de oficinas, y restaurantes; así como en los transportes públicos, como los taxis, autobuses, trenes, y aviones.

Por último, mencionaremos que el tabaquismo causa distracciones que se asocian con accidentes automovilísticos (otra de las principales causas de muerte en el mundo); y que es la causa de la mayoría de los incendios forestales y de casas particulares; así como de las enormes pérdidas económicas que todo esto ocasiona.

 Todo esto, llevó a que a partir de 1964 cada vez en más países, por ley, se incluya en las cajetillas de cigarros, la siguiente leyenda: “El fumar es nocivo para la salud y causa cáncer.” Pero aún así, aunque el tabaquismo causa millones de muertes anualmente, hasta ahora, las tabacaleras no han tenido problemas para reclutar nuevos fumadores cada año.

Aún así, siguen siendo la mayoría, los adolescentes que sabiamente deciden nunca iniciarse en esta, la más mortal de las drogadicciones; y cada vez hay más fumadores que juiciosamente, deciden valientemente, usar con éxito, los métodos cada vez más efectivos disponibles en el mercado, para dejar de fumar (chicles, parches, etc., etc.).

La buena noticia es que las probabilidades de morir por enfermedades causadas por el tabaquismo, disminuye en un fumador a casi las mismas de un no fumador, después de sólo 10 años de no fumar; y que aunque las primas de los seguros de vida son mayores para los fumadores, éstas disminuyen después de dejar de fumar tan solo 5 años ó más.

Por todo ello, yo le invito a que en este mismo momento, con toda sinceridad, haga el siguiente pacto: “Propongo en mi corazón no contaminar mi cuerpo, con ninguna de las inmundicias de este mundo, como el tabaco, el licor, y las otras drogas.” Y si usted valientemente ha hecho un pacto así, lo felicito y le deseo una larga, sana, y feliz vida. Así sea.

P. D. Para más de 50 pps y videos similares y disponibles gratuitamente

para su uso, consultar www.reydereyesercon.com Gracias.

 

Jaime Fernández Garrido

Di Caprio marca el camino

 Un niño “normal” de nuestro primer mundo, ve más de 100.000 actos de violencia en cine y televisión en los primeros 14 años de vida.

29 DE SEPTIEMBRE DE 201.- La película “Diario de un rebelde ” presentaba al actor Leonardo di Caprio, vestido completamente de negro y cubierto con una gabardina del mismo color, matando a algunos de sus compañeros de clase con un arma.  Parece que los miembros de la banda de Colorado que mataron a 13 personas en una escuela antes de suicidarse seguían su pista, porque todos iban vestidos de la misma manera que di Caprio. 

No sé si has escuchado alguna vez que  un niño “normal” de nuestro primer mundo, ve más de  100.000 actos de violencia en el cine y la televisión en los primeros 14 años de su vida . Sé que a muchos no les importa o no les interesa, pero nadie puede negar que esos actos de violencia influyen determinantemente en la vida de todos, y mucho más en la de los más pequeños.

 Hemos añadido un problema más a nuestras familias. Un problema del que muy pocos se han dado cuenta: la televisión en cada habitación. Nadie tiene control de lo que ven los niños, y esa no es precisamente la razón más cruel, sino el hecho de que la gente ya no habla, ya no se comunica. Cada uno se encierra en su habitación con su “caja tonta” y la vida pasa y se desarrolla en un solo cuarto de la casa.

 No existe ninguna razón para que se haga así, sólo la comodidad y el hecho de que cada uno viva en su “universo”. ¿Las consecuencias? Niños en edad escolar que sufren depresiones porque nadie les escucha: la televisión y los juegos de ordenador enseñan pero no escuchan, y la necesidad de ser escuchado es imperiosa en el ser humano. Si nos falta, nos falta casi todo.

El problema de la televisión, los ordenadores, la play station y muchos otros “come tiempos” es que no nos dejan momentos para pensar, para reflexionar. Instantes en los que podamos examinar lo que ha ocurrido a lo largo del día. Momentos para leer algo importante o para escribir un pequeño diario. La televisión quita el tiempo a casi todo, y nos “obliga” a permanecer sentados como espectadores mientras la vida se escapa a nuestro alrededor y nosotros perdemos la belleza de casi todo.

¡Hay gente que incluso se duerme viendo la televisión, y queda encendida toda la noche! Muchas personas ya no son capaces de vivir sin ella. Incluso los matrimonios han dejado de hablar en su propia habitación, porque la tele está encendida y cada uno quiere ver su programa favorito.

 Al final nos extrañamos que nadie quiera hablar con nosotros. Que nuestros hijos o nuestros padres no nos comprendan y que el mundo sea demasiado insensible. A veces nos duele que nadie nos entienda y que no quieran escuchar lo que nos sucede. Nos preguntamos la razón de que la gente viva en su propio mundo y no se preocupe por los demás. Fruncimos el ceño al ver que nuestros hijos ya no juegan y han perdido la imaginación y la fantasía…  Mientras seguimos sintiéndonos felices con un mando en la mano y tragando una mentira tras otra. 

©Protestante Digital 2011

 

Versículos citables

 Fuente: Libro Eclesiastés.

 

1:1 Los proverbios de Salomón,

hijo de David, rey de Israel. 

1:2 Para entender sabiduría y doctrina, 
Para conocer razones prudentes, 

1:3 Para recibir el consejo de prudencia, 
Justicia, juicio y equidad; 

1:4 Para dar sagacidad a los simples, 
Y a los jóvenes, inteligencia y cordura. 

1:5 Oirá el sabio, y aumentará el saber, 
Y el entendido adquirirá consejo, 

1:6 Para entender proverbio y declaración, 
Palabras de sabios, y sus dichos profundos. 

1:7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;
Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza. 

1:8 Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, 
Y no desprecies la dirección de tu madre; 

1:9 Porque adorno de gracia serán a tu cabeza,
Y collares a tu cuello. 

1:10 Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar,
No consientas.

1:15 Hijo mío, no andes en camino con ellos. 
Aparta tu pie de sus veredas, 

1:20 La sabiduría clama en las calles, 
Alza su voz en las plazas; 

1:33 Mas el que me oyere, habitará confiadamente 
Y vivirá tranquilo, sin temor del mal.

 

 

 

 Vida y obra de Wesley

 Sermón 25

 Sobre el sermón de nuestro Señor en la montaña

 Quinto discurso

Mateo 5:17-20 

“No penséis que he venido para abrogar la ley o los

profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.

Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo

y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley,

hasta que todo se haya cumplido.

De manera que cualquiera que quebrante uno de

estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los

hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos;

mas cualquiera que los haga y los enseñe,

 éste será llamado grande en el reino de los cielos.

Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor

que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de

los cielos”

 

1. Entre la multitud de reproches que cayeron sobre aquel que fue despreciado y desechado entre los hombres,1 no pudo faltar el de que era un maestro de novedades, el introductor de una nueva religión. Esto pudo afirmarse con tanta más apariencia de verdad, cuanto que muchas de las expresiones que usara no eran comunes entre los judíos, sea que no las usaban nunca o si lo hacían no era con el mismo sentido, ni con tanta fuerza o plenitud de sentido. Añádase a esto el hecho de que el adorar a Dios en espíritu y en verdad,2 debe parecer siempre una nueva religión a los que no conocen otra adoración sino la exterior, sólo la apariencia de piedad.3

 

2. No es improbable que algunos hayan tenido esperanzas de que así fuese –de que estaban aboliendo la religión antigua para introducir otra, una de la que se alegrarían que fuese una vía más fácil para entrar al cielo. Pero nuestro Señor refuta con estas palabras, tanto las vanas esperanzas de unos, como las calumnias infundadas de otros. Las consideraré en el orden en que se encuentran, tomando un versículo por tema de cada una de las divisiones de mi discurso.

 

I.1. Primero, «No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir». Nuestro Señor, a la verdad, vino a destruir, a disolver y a abolir para siempre el ritual o la ley ceremonial dada por Moisés a los hijos de Israel, que contenía todos los preceptos y ordenanzas relativos a los antiguos sacrificios y al servicio del templo. Todos los apóstoles dan testimonio de esto. No sólo Bernabé y Pablo –quienes resistieron decididamente a los que enseñaban a los cristianos que es necesario que guarden la ley de Moisés.4 No sólo Pedro, quien calificó la insistencia tesonera en la observancia de la ley ritual como tentar «a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo, que ni nuestros padres ni nosotros», dijo, «hemos podido llevar».5 Sino que todos los apóstoles, y los ancianos y los hermanos, […] habiendo llegado a un acuerdo, declararon que el mandarles guardar esta ley era tanto como perturbar sus almas, y que había parecido bien al Espíritu Santo y a ellos no imponerles ninguna carga.6 Nuestro Señor anuló el acta de los decretos que había contra nosotros […], quitándola de en medio y clavándola en la cruz.7

 

2. Pero el Señor no derogó la ley moral contenida en los Diez Mandamientos, y hecha respetar por los profetas. El objeto de su venida no fue revocar ninguna de sus partes. Esta es una ley que no se puede abrogar nunca, que está firme como el testigo fiel en el cielo.8 La ley moral descansa sobre una base muy diferente del cimiento de la ley ceremonial o ritual que se designó temporalmente como rémora para un pueblo desobediente y de cerviz dura, mientras que la primera existe desde el principio del mundo, estando escrita no en tablas de piedra,9 sino en los corazones de todos los humanos desde que salieron de las manos del Creador. Si bien las letras que Dios escribió con su dedo10 están en gran parte desfiguradas por el pecado, no obstante, no se podrán borrar por completo, mientras que tengamos alguna conciencia del bien y del mal. Cada una de las partes de esta ley debe permanecer vigente en todas las épocas del género humano, puesto que no depende del tiempo o del lugar, o de cualquiera circunstancia que pueda cambiar, sino de la naturaleza de Dios y de la naturaleza humana, y de las relaciones que existen entre ambas.

 

3. «No he venido para abrogar, sino para cumplir». Algunos han creído que nuestro Señor quiso decir: He venido a cumplir esto, por medio de mi completa y perfecta obediencia. Y no cabe duda de que, en este sentido, cumplió con la ley en todas y cada una de sus partes. Pero eso no parece ser lo que quiere decir aquí, pues nada tiene que ver con el tema presente. Sin lugar a dudas lo que quiere decir (de acuerdo con lo que antecede y sigue) es: he venido a establecer la ley en toda su plenitud y a pesar de todas las interpretaciones de los seres humanos; he venido a sacar a la plena y clara luz todo lo que haya en ella de incierto y obscuro; he venido a declarar cuál sea el significado completo y verdadero de todas sus partes; a mostrar su largura y anchura, toda la extensión de cada uno de los mandamientos en ella contenidos, y la altura y la profundidad de la inconcebible pureza y espiritualidad de esa ley en todas sus partes.

 

4. Nuestro Señor ha hecho esto abundantemente en las partes precedentes y subsiguientes del discurso que estamos considerando, en las que no introduce en el mundo ninguna religión nueva, sino la misma que ha existido desde el principio: una religión cuya substancia es, sin dudas, «tan antigua como la creación»,11 siendo coetánea con el ser humano y habiendo venido de Dios al mismo tiempo que fue el hombre un ser viviente.12 (Digo substancia porque ahora alguna de sus circunstancias se refieren al ser humano como criatura caída.) Una religión de la cual han testificado en todas las generaciones siguientes, tanto la ley como los profetas. Y sin embargo, nunca se explicó tan claramente ni se entendió tan por completo, hasta que a su gran Autor en persona plugo dar al género humano esta aplicación auténtica de todas sus partes esenciales, declarando al mismo tiempo que nunca cambiaría, sino que permanecería vigente hasta el fin del mundo.

 

II.1. «Porque de cierto os digo»–introducción solemne que denota tanto la importancia como la certeza de lo que se dice–«que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota, ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido».13 «Una jota» – literalmente, ni una jota, la letra más insignificante; «una tilde», mía keraía, un ángulo o punto de una consonante. Es una expresión proverbial que significa que ningún mandamiento contenido en la ley moral, ni la mínima parte en cualquiera de ellos, por muy insignificante que al parecer fuere, deben anularse jamás. «[Ni…] pasará de la ley»; ou mè parélthe apò toû nómou. La doble negativa en el griego original fortifica el sentido de tal manera que no deja el menor lugar a la contradicción, y como se observará, la palabra «pasará» no es solamente futuro, declarando lo que será, sino que tiene a la vez la fuerza de un imperativo, mandando lo que debe ser. Es una palabra llena de autoridad que expresa el poder y la voluntad soberana de aquel que habla, de aquel cuya palabra es la ley del cielo y de la tierra, y que permanece por los siglos de los siglos.14 «Hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde pasará de la ley»; o como dice la cláusula que sigue, éos án pánta génetai, hasta que todo se haya cumplido, hasta la consumación de todas las cosas. Por consiguiente, no cabe aquí esa pobre evasiva (con la que algunos se han deleitado grandemente), de que «ninguna parte de la ley había de pasar, hasta que toda la ley se cumpliese. Mas se ha cumplido por Cristo, y por lo tanto, ahora debe pasar para que se establezca el Evangelio».15 De ninguna manera la palabra «todo» se refiere a la ley, sino a todas las cosas del universo, como tampoco se refiere la expresión «cumplido» a la ley, sino a todas las cosas en el cielo y en la tierra.

 

2. De todo esto podemos aprender que no existe ninguna contradicción entre la ley y el Evangelio; que no es necesario que perezca la ley para que se establezca el Evangelio. A la verdad, ni la primera suple al segundo, ni viceversa, sino que están unidos en perfecta armonía. Más aún, las mismas palabras consideradas bajo distintos aspectos son parte tanto de la ley como del Evangelio. Si se las considera como mandamientos, son parte de la ley; mas si como promesas, del Evangelio. Así, por ejemplo, «Amarás al Señor tu Dios, de todo corazón»,16 considerado como un mandamiento, forma parte de la ley; considerado como una promesa, es una parte esencial del Evangelio, no siendo éste sino los mandamientos de la ley propuestos como promesas.17 En consecuencia, la pobreza del espíritu, la pureza del corazón, y todas las demás cosas que la ley santa de Dios manda, vistas bajo la luz del Evangelio, no son sino otras tantas grandes y preciosas promesas.18

 

3. Por consiguiente, existe entre la ley y el Evangelio la relación más íntima que pueda concebirse. Por una parte, la ley prepara el camino constantemente, por decirlo así, y nos dirige hacia el Evangelio; por otra, el Evangelio nos guía continuamente al cumplimiento más exacto de la ley. La ley, por ejemplo, nos manda amar a Dios y a nuestros prójimos; que seamos mansos, humildes y santos. Sentimos nuestra insuficiencia para hace estas cosas; más aún, que para los hombres esto es imposible.19 Pero escuchamos la promesa de Dios de darnos ese amor, de hacernos humildes, mansos y santos. Entonces nos acogemos a este Evangelio, a estas buenas nuevas: se nos concede según nuestra fe, y la justicia de la ley se cumple en nosotros20 por medio de la fe que es en Cristo Jesús. Podemos observar, además, que todo mandamiento en la Sagrada Escritura es sólo una promesa encubierta. Porque con esta declaración: «Este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las escribiré»,21 Dios se comprometió a dar todo lo que ordena. ¿No manda que oremos sin cesar,22 que estemos siempre gozosos,23 que seamos santos como él también es santo?24 ¡Es suficiente! El obrará en nosotros todo esto.Nos acontecerá según su palabra.25

 

4. Pero si esto es así, no hay que vacilar en lo que debemos pensar de aquellos que, en todas las épocas de la iglesia, se han propuesto cambiar o suplantar algunos de los mandamientos de Dios, diciendo ser guiados por la dirección especial del Espíritu Santo. Cristo nos ha dado en este pasaje una regla infalible para juzgar todas estas pretensiones. Si escuchamos a Dios, veremos que en su designio el cristianismo ha sido la última de todas sus dispensaciones, e incluye toda la ley moral de Dios, tanto por medio de preceptos como de promesas. Después de esta dispensación ya no habrá otra. Esta debe durar hasta la consumación de todas las cosas. En consecuencia, todas estas nuevas revelaciones proceden de Satanás y no de Dios, y por supuesto, todas las pretensiones respecto de una dispensación más perfecta caen por tierra. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.26

 

III.1. «De manera que cualquiera que quebrantare uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos».27 ¿Quiénes son aquellos que hacen de «la predicación de la ley» un motivo de reproche? ¿No ven sobre quién debe caer este reproche? ¿Sobre qué cabeza ha de caer por último? Quienquiera que con este motivo nos desprecia, desprecia al que nos envió.28 Porque ¿quién ha predicado la ley como él la predicó? Aun cuando no vino para condenar al mundo, sino para salvar al mundo,29 cuando vino expresamente y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por el evangelio,30 ¿quién podrá «predicar la ley» más expresa y rigurosamente de lo que Cristo lo hizo en estas palabras? ¿Y quién podrá corregirlas? ¿Quién podrá enseñar al Hijo de Dios a predicar? ¿Quién podrá enseñarle un modo mejor de anunciar el mensaje que ha recibido del Padre?

 

2. «Cualquiera que quebrantare uno de estos mandamientos muy pequeños», o uno de los menores de estos mandamientos. «Estos mandamientos», haremos observar, es una expresión que nuestro Señor usa como equivalente de «la ley» o «la ley y los profetas», que es lo mismo, puesto que nada añadieron los profetas a la ley, sino que sólo la declararon, explicaron o aplicaron según los movió el Espíritu Santo.31 «Cualquiera que quebrantare uno de estos mandamientos muy pequeños», especialmente si se hace voluntaria y presuntuosamente. Sólo uno, «porque cualquiera que guardare toda la ley y» de esta manera, «ofendiere en un punto, se hace culpable de todos»,32 tiene la ira de Dios sobre sí33 tan seguro como si los hubiese quebrantado todos. De manera que no se hace excepción de alguna mala inclinación preferida; no se reserva lugar para ningún ídolo. Aunque se eviten todos los demás pecados, no hay disculpa para consentir uno solo por querido que sea. Lo que Dios requiere es completa obediencia–que cuidemos de obedecer todos sus mandamientos–de otra manera perdemos no sólo los esfuerzos que hacemos por guardar algunos de ellos, sino también nuestras almas, y eso para siempre. «Muy pequeños»–o uno de los más pequeños de estos «mandamientos». Aquí se echa por tierra otra excusa por medio de la cual muchos que no pueden engañar a Dios, engañan sus almas miserablemente. «¿Este pecado», dice el pecador, «¿no es pequeño? ¿No me lo perdonará el Señor? Ciertamente que no será escrupuloso en esto, puesto que no ofendo en otras partes más importantes de la ley». ¡Vana esperanza! Hablando en el lenguaje humano, podemos llamar grandes unos mandamientos y pequeños otros. Pero en realidad eso no es así. Hablando rigurosamente, no hay pecados pequeños. Todo pecado es una transgresión de la ley perfecta y santa, y una afrenta a la gran Majestad del cielo.

 

3. «Y así enseñe a los hombres» En cierto sentido, puede decirse que cualquiera que infringe abiertamente cualquier mandamiento, enseña a otros a hacer lo mismo. Porque el ejemplo muchas veces habla más elocuentemente que los preceptos. Así es muy claro que los borrachos consuetudinarios enseñan la borrachera; los que quebrantan el domingo constantemente enseñan a sus prójimos a profanar el Día del Señor. Pero esto no es todo; los que por hábito infringen la ley, rara vez se contentan con esto. Por lo general enseñan a otras personas de palabra y por ejemplo a hacer lo mismo; especialmente cuando endurecen su cerviz y odian la reprensión. Semejantes pecadores comienzan por ser abogados del pecado; defienden aquello que han decidido no abandonar. Disculpan el pecado que no quieren dejar y de esta manera enseñan directamente todos los pecados que cometen. «Muy pequeño será llamado en el reino de los cielos»– -es decir, no tendrá parte en él. Es un extraño al reino de los cielos. Es un extraño al reino de los cielos que está en la tierra; no tiene parte en la herencia, no participa de justicia, paz y El sermón de la montaña, V 115 gozo en el Espíritu Santo.34 Por consiguiente, no podrá ser partícipe de la gloria que será revelada.35

 

4. Pero si el que de esta manera infringe y enseña a otros a quebrantar «uno de estos mandamientos muy pequeños […] muy pequeño será llamado en el reino de los cielos»–y no tendrá parte en el reino de Cristo y de Dios; si aun éste será echado a las tinieblas de afuera donde será el llanto y el crujir de dientes,36 entonces ¿dónde estarán aquellos a quienes nuestro Señor dirige primera y principalmente estas palabras? ¿Aquellos que teniendo el carácter de maestros enviados de Dios, sin embargo, quebrantan sus mandamientos, más aún, enseñan a otros abiertamente a hacer lo mismo, siendo corruptos tanto en sus vidas como en sus doctrinas?

 

5. Hay varias clases de estos individuos. Los de la primera clase son quienes viven en algún pecado deliberado y habitual. Si un pecador cualquiera nos enseña con su ejemplo ¡cuánto más nos enseñará un ministro pecador, aunque no pretenda defender, disculpar, ni atenuar su pecado! Si así lo hace, es a la verdad un asesino, esto es, el asesino general de su congregación. Está poblando las regiones de la muerte. Es el instrumento escogido del príncipe de las tinieblas. Cuando se muera, el infierno abajo saldrá a recibirle.37 No podrá sumergirse en los profundos abismos38 sin arrastrar consigo una multitud.

 

6. Junto a estos está la clase de personas bonachonas, que llevan una vida fácil, no haciendo daño a nadie, quienes no se hacen problemas con el pecado exterior ni con la santidad interior; personas que no se hacen notables ni de un modo ni de otro, ni en favor ni en contra de la religión; cuya vida es muy regular tanto en público como en privado, pero que no pretenden ser más estrictos que sus prójimos. Un ministro de esta clase infringe no sólo uno o unos cuantos de los mandamientos muy pequeños de Dios, sino todas las partes mayores y de más peso de la ley, que se refieren al poder de la piedad, y todas las que requieren que nos conduzcamos en temor todo el tiempo de nuestra peregrinación;39 que nos ocupemos de nuestra salvación con temor y temblor,40 que tengamos siempre lomos ceñidos, y nuestras lámparas encendidas;41 que luchemos o agonicemos a entrar por la puerta angosta.42 «Y así enseñe a los hombres»43 con todo el ejemplo de su vida; con el tenor general de su predicación, la que por lo general tiende a lisonjear en su sueño agradable a los que imaginan que son cristianos y no lo son; a persuadir a todos los que están bajo su ministerio a seguir durmiendo y descansando.44 Nada extraño será, por consiguiente, que tanto él como los que le siguen despiertan juntos en las llamas eternas.45

 

7. Pero sobre todo esto, en la vanguardia de los enemigos del Evangelio de Cristo se encuentran los que abierta y explícitamente murmuran de la ley y juzgan la ley misma46; que enseñan a los hombres a infringir (lûsai), a disolver, a soltar, a desatar la obligación de no sólo un mandamiento –ya sea el más pequeño o el mayor– sino todos de un mismo golpe; quienes enseñan, sin pretender ocultarlo, es estas palabras «¿Qué cosa hizo nuestro Señor con la ley? Abolirla.» «Hay un sólo deber, el de crecer.» «Todos los mandamientos son contrarios al espíritu de nuestros tiempos.» «Nadie está obligado a dar un sólo paso más allá de lo que la ley requiere, o dar un ochavo, comer o dejar de comer un sólo bocado.»47 Esto, a la verdad, es llevar las cosas demasiado lejos.48 Es oponerse al Señor cara a cara y decir que no supo dar el mensaje con que se le envió. ¡Oh, Señor, no les imputes este pecado!49 ¡Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen!50

 

8. La más sorprendente de todas las circunstancias de este tremendo engaño, es que quienes más engañados están creen verdaderamente que honran a Cristo al derrumbar su ley, y que enaltecen su ministerio al destruir su doctrina. En verdad, le honran como cuando Judas le honró y le dijo: «¡Salve, Maestro!» y le besó.51 En justicia puede decir a cada uno de ellos: «¿Con un beso entregas al Hijo del Hombre?»52 No es más que traicionarle con un beso el hablar de su sangre y quitarle su corona; hacer a un lado cualquiera parte de su ley con el pretexto de hacer progresar su Evangelio. Y en efecto, ninguno que predique la fe de tal manera, podrá escapar de esta acusación, ya sea que directa o indirectamente tienda a hacer a un lado cualquiera parte de la obediencia, o que predique a Cristo de tal modo que anule o debilite en cualquier grado el menor de los mandamientos de Dios.

 

9. En verdad, es imposible tener una opinión demasiado exaltada acerca de la fe de los escogidos de Dios,53 y debemos todos declarar: «Por gracia sois salvos por medio de la fe;… no por obras para que ninguno se gloríe».54 Debemos proclamar con fuerza a todo pecador arrepentido, «Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo».55 Pero, al mismo tiempo, es de nuestro deber procurar que todas las personas sepan que no apreciamos otra fe, sino aquella que obra por el amor,56 y que no somos salvos por la fe sino en cuanto nos libra tanto del poder como de la culpa del pecado. Y cuando decimos: «Cree y serás salvo», no queremos dar a entender: «Cree y pasarás del pecado al cielo, sin la santidad que existe entre ambos estados, supliendo la fe el lugar de la santidad». Más bien: cree y serás santo; cree en el Señor Jesús y tendrás juntamente paz y poder. Tendrás poder que vendrá de aquel en quien has creído, de hollar el pecado debajo de tus plantas; poder de amar al Señor tu Dios de todo tu corazón,57 y de servirle con todas tus fuerzas. Tendrás poder perseverando en bien hacer, de buscar gloria y honra e inmortalidad.58 Pero tú no sólo cumplirás sino enseñarás59 todos los mandamientos de Dios, desde el más pequeño hasta el mayor. Los enseñarás con tu vida lo mismo que con tus palabras, y luego serás llamado «grande en el reino+ de los cielos».60

 

IV.1. Cualquiera otra vía que enseñemos al reino de los cielos, a la gloria, la honra y la inmortalidad,61 bien que la llamemos «el camino de la fe», o con cualquier otro nombre, es, en realidad de verdad, el camino de la destrucción.62 No traerá al final paz al ser humano. Porque así dice el Señor: «Os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y de los fariseos, no entraréis en el reino de los cielos».63 Los escribas, con tanta frecuencia mencionados en el Nuevo Testamento como los oponentes más porfiados y vehementes de nuestro Señor, no eran secretarios o personas que se ocupaban de escribientes, como el término parece indicar. Tampoco eran letrados, en la acepción común de ese término (aunque el término nomikoí se traduce en nuestra versión como los doctores de la ley). Su ocupación no se asemejaba en lo absoluto a la de los letrados de nuestros días. Estaban familiarizados con las leyes de Dios y no con las leyes humanas. Aquellas eran objeto de su estudio; su ocupación propia y especial era leer e interpretar la ley y los profetas, particularmente en las sinagogas. Eran los predicadores regulares y fijos entre los judíos, de manera que si tratásemos de rendir el sentido de la palabra en el original diríamos los teólogos, porque su profesión era el estudio de la teología, y eran generalmente –como su nombre lo indica– letrados, los hombres de más saber que entonces había en la nación judaica.

 

2. Los fariseos formaban una muy antigua secta o grupo de personas entre los judíos, así llamado originalmente de la palabra hebrea perush que significa «separar» o «dividir».64 Lo que no quiere decir que se hayan separado o dividido de la iglesia nacional, sino que se distinguían de los demás por su mayor severidad de vida, por su gran exactitud en la conversación. Porque eran muy celosos de la ley en sus mínimos puntos, pagaban diezmos en menta, anís y comino.65 Y por consiguiente, eran honrados por el pueblo y generalmente estimados como los más santos entre todos. Muchos de los escribas pertenecían a la secta de los fariseos. El mismo Pablo, quien se educó para escriba, primero en la Universidad de Tarso, y después en la de Jerusalén a los pies de Gamaliel  -uno de los escribas o doctores de la ley más sabios que había entonces en la nación-  se declara ante el concilio, diciendo: «Yo soy fariseo, hijo de fariseo»;66 y ante el rey Agripa, «conforme a la más rigurosa secta de nuestra religión, viví fariseo».67 Todo el cuerpo de los escribas generalmente opinaba y obraba de acuerdo con los fariseos. De aquí que nuestro Salvador con tanta frecuencia hable de ellos al mismo tiempo, como si en muchos respectos se les considerase bajo el mismo punto de vista. En este pasaje parece que se les menciona juntamente como los profesores más eminentes de la religión: los primeros considerados como los más sabios y los últimos como los más santos.

 

3. No es difícil determinar lo que en realidad era «la justicia de los escribas y fariseos». Nuestro Señor ha preservado la descripción auténtica que uno de ellos diera de sí mismo. Habla con claridad y muy por completo de su propia justicia y no es de suponerse que haya omitido  ninguna parte. Efectivamente, subió al templo a orar, pero tan absorto estaba en sus propias virtudes, que se olvidó del propósito con que había ido.68 Porque es de notarse que, propiamente hablando, no ora en lo absoluto. Sólo le dice a Dios cuán bueno y sabio es. «Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.»69 Por consiguiente, consistía su justicia de tres partes: Primera, «no soy como los otros hombres»; no soy ladrón, injusto, ni adúltero; «ni aun como este publicano». Segunda, «ayuno dos veces a la semana». Tercera, «doy diezmos de todo lo que gano». «No soy como los otros hombres.» Este no es un punto insignificante. No todo ser humano puede decir esto. Es como si hubiera dicho; no me dejo llevar de la corriente, la costumbre. Vivo no según las costumbres, sino según la razón; no según el ejemplo de los demás, sino conforme a la Palabra de Dios. «No soy ladrón, injusto, ni adúltero»; por comunes que sean estos pecados, aun entre aquellos que se llaman pueblo de Dios (la extorsión, especialmente, cierta clase de injusticia legal que las leyes humanas no castigan, el aprovecharse de la ignorancia o necesidad de los demás, extorsión que se ha extendido por todo el país); «ni aun como este publicano»; no soy culpable de ningún pecado conocido o presunto, ni un pecador reconocido, sino un hombre justo, honrado, de vida y costumbres sin mancha.

 

4. «Ayuno dos veces a la semana». Esto significa más de lo que a primera vista entendemos. Todos los fariseos más estrictos observaban los ayunos semanales, a saber, los lunes y jueves. El primer día ayunaban en memoria de Moisés que, según enseñaba la tradición, recibió en ese día las dos tablas de piedra escritas por el dedo de Dios.70 El segundo en conmemoración de que las arrojó de sus manos, cuando vio al pueblo bailando alrededor del becerro de oro.71 En esos días no probaban ningún alimento, sino hasta las tres de la tarde, hora en que se empezaba a ofrecer el sacrificio vespertino en el templo, donde tenían la costumbre de permanecer hasta esa hora–en algún rincón, habitación o patio–a fin de poder asistir a todos los sacrificios y tomar parte en todas las oraciones públicas. Acostumbraban emplear los intervalos de tiempo en oraciones directas a Dios, parte en escudriñar las Escrituras, en leer la ley y los profetas, y meditar sobre dicha lectura. Tiene, pues, mucho significado la frase: «Ayuno dos veces a la semana», segunda parte de la justicia del fariseo.

 

5. «Doy diezmos de todo lo que gano.» Los fariseos cumplían esto con la mayor exactitud. No exceptuaban la cosa más insignificante, ni la menta, el anís o el comino.72 No retenían absolutamente nada de lo que creían pertenecía a Dios, sino que daban cada año los diezmos completos de todos sus bienes y de todas sus ganancias, cualesquiera que fueran. A pesar de esto, los fariseos más estrictos–como han hecho observar a menudo los que están familiarizados con los escritos antiguos de los judíos–no satisfechos con dar a Dios y a sus sacerdotes y levitas el décimo de lo que poseían, daban otro diezmo a Dios para los pobres, y esto continuamente. Daban en limosnas la misma proporción de lo que poseían,73 tal como daban en diezmos, y lo hacían con la mayor exactitud y arreglo a fin de no retener ninguna parte, sino dar a Dios por completo las cosas que, según creían, pertenecían a Dios. De manera que en resumen, daban todos los años la quinta parte completa de lo que poseían.

 

6. Esta era «la justicia de los escribas y de los fariseos»: una justicia que, bajo muchos conceptos, iba mucho más allá de lo que muchos han acostumbrado imaginarse. Pero tal vez alguno dirá que fue falsa y fingida, porque no eran sino una cofradía de hipócritas. Algunos de ellos indudablemente lo eran. Hombres que en realidad no tenían religión, ni temían a Dios, ni deseaban agradarle; que estimaban en poco la honra que viene de Dios74 y sólo buscaban la alabanza de los demás. Estos son los que el Señor condena tan severamente y reprocha con tanto rigor en muchas ocasiones. Más no debemos suponer que si muchos de los fariseos eran hipócritas, todos lo fueran. Ni es la hipocresía, en verdad, esencial al carácter del fariseo. No es ese el distintivo característico de su secta. Sino más bien éste, según el relato de nuestro Señor, que confiaban de sí como justos, y menospreciaban a los otros.75 Este es su verdadero distintivo. Pero el fariseo de esta clase no puede ser un hipócrita. Debe ser sincero, en el sentido ordinario de la palabra, pues de otra manera no podría «confiar de sí como justo». El hombre que en este pasaje se recomendaba a Dios, indudablemente se creía justo. Por consiguiente, no era un hipócrita; no tenía conciencia de falta de sinceridad. Habló ante Dios lo que pensaba; es decir, que era mucho mejor que los demás. El ejemplo de Pablo, si no hubiera otro, es suficiente para destruir toda duda. Podía decir, no sólo cuando ya era cristiano, Por esto procuro tener siempre una conciencia sin remordimiento ante Dios y ante los hombres,76 sino también desde los tiempos en que fuera fariseo: «Varones hermanos, yo con toda buena conciencia, he vivido delante de Dios hasta el día de hoy».77 Era, por consiguiente, tan sincero como fariseo como cuando se hizo cristiano. No era hipócrita cuando perseguía a la iglesia, como no lo fue cuando predicó la fe a los que una vez había perseguido. Añádase, pues, esto a la «justicia de los escribas y de los fariseos», la creencia sincera que eran justos y de que en todas las cosas rendían servicio a Dios.78

 

7. Y sin embargo, nuestro Señor dice: «Si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos». ¡Declaración solemne y de peso! Y que deben considerar seria y profundamente todos los que llevan el nombre de Cristo. Antes de saber si nuestra justicia excede la de ellos, veamos si al presente llegamos a su altura. Primero, un fariseo no era «como los otros hombres».79 En las cosas exteriores era especialmente bueno. ¿Lo somos nosotros? ¿Nos atrevemos a ser distintos, peculiares? ¿Acaso no preferimos ir con la corriente? ¿Muchas veces no dejamos de lado la religión y la razón juntamente, porque no queremos «aparecer singulares»? ¿No tenemos más estar fuera de moda, que del camino de salvación? ¿Tenemos valor para resistir la corriente? ¿Para ir  en contra del mundo; para obedecer a Dios antes que a los hombres?80 De otra manera, el fariseo nos deja muy atrás desde los primeros pasos. Sería bueno que nos esforzáramos por alcanzarlo. Pero examinemos más de cerca. ¿Podemos usar su primer argumento para con Dios, que en substancia es: «No hago ningún mal; no vivo en franco pecado; no hago nada que mi corazón condene»? ¿No haces nada? ¿Estás seguro de eso? ¿No tienes ciertos hábitos que tu corazón condena? Si es que no eres adúltero, si no eres falto de castidad ya de palabra o de hecho, ¿no eres injusto? La gran norma de la justicia, lo mismo que de la misericordia, es: «Hagamos a los demás, así como queremos que hagan con nosotros»81 ¿Vives según esta regla? ¿No haces nunca a ninguna persona lo que no quisieras que te hiciesen? Más aún, ¿no eres injusto? ¿No eres extorsionador? ¿No te aprovechas de la necesidad o ignorancia de alguna persona cuando compras o vendes? Supongamos que eres comerciante: ¿no pides ni recibes más del valor verdadero de lo que vendes? ¿No pides ni recibes más de los ignorantes que de los que saben, de un niño, que de un comerciante de experiencia? Y si así lo haces, ¿por qué no te condena tu corazón? ¡Eres un extorsionador descarado! ¿No exiges de aquellas personas que necesitan con urgencia y sin demora algunos efectos que sólo tú puedes vender, un precio más subido que el usual? Si así lo haces, debes saber que esto no es otra cosa sino una completa extorsión. A la verdad, no te acercas a la justicia de los fariseos.

 

8. En segundo lugar, un fariseo–según nuestro lenguaje común–usaba los medios de gracia. Así como ayunaba seguido y mucho, dos veces a la semana,82 también asistía a todos los sacrificios. Era constante en la oración pública y privada; en leer y escuchar la lectura de la Sagrada Escritura. ¿Haces todo esto? ¿Ayunas mucho y seguido? ¿Dos veces por semana? Mucho me temo que no sea así, ¿Siquiera una vez a la semana, «todos los viernes del año»? (Así lo manda clara y terminantemente nuestra iglesia a todos sus miembros; que observen todos esos días, lo mismo que las vigilias y los días de cuaresma, como días de ayuno y abstinencia.) ¿Ayunas dos veces al año? Mucho temo que algunos de entre ustedes no pueden alegar ni siquiera esto. ¿No dejas pasar ninguna oportunidad de asistir al sacrificio cristiano y participar de él? ¡Cuántos hay que se llaman cristianos y se olvidan de esto por completo; que dejan pasar meses y años sin comer de ese pan ni beber de esa copa! ¿Lees o escuchas la lectura de la Sagrada Escritura todos los días, y meditas en ella? ¿Te unes en oración con la gran congregación diariamente,83 si tienes la oportunidad? ¿Y si no, siempre que puedes, especialmente en ese día del cual te acuerdas para santificarlo?84 ¿Haces esfuerzos por crear las oportunidades? ¿Te alegras cuando te dicen: «a la casa de Jehová iremos»?85 ¿Eres celoso y diligente en la oración privada? ¿No permites que pase un sólo día sin hacer oración? ¿No están más bien, algunos de ustedes, tan lejos de pasar varias horas al día en oración, como el fariseo, que se figura que una hora es suficiente, si no demasiado? ¿Pasas una hora al día, o a la semana, orando a tu Padre que está en secreto?86 ¿Tal vez una hora al mes? ¿Has pasado orando en lo privado una sola hora desde que naciste? ¡Pobre cristiano! ¿No se levantará el fariseo en juicio contra ti, y te condenará?87 ¡Su justicia está más allá de la tuya, como los cielos están de la tierra!

 

9. El fariseo, en tercer lugar, pagaba diezmos y daba limosnas de todo lo que poseía, y ¡cuán abundantemente! De manera que era, como decimos en nuestros días, «un hombre que hacía mucho bien». ¿Somos tan buenos como él en esto? ¿Quién de nosotros hace tantas obras buenas como él hacía? ¿Quién de nosotros le da a Dios la quinta parte de todos sus bienes? ¿De lo que posee y de lo que gana? ¿Quién de nosotros da–supongamos–de cien libras esterlinas anuales, veinte para Dios y los pobres; de cincuenta diez; y así en mayor o menor proporción? ¿Cuándo será nuestra justicia igual a la de los escribas y fariseos en usar todos los medios de gracia; en cumplir todas las ordenanzas de Dios; en evitar el mal y hacer el bien?

 

10. Y aun si fuera igual a la suya, ¿de qué nos valdría? «Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y los fariseos, no entraréis en el reino de los cielos». Pero ¿cómo podrá ser mayor que la de ellos? ¿En qué supera la justicia del cristiano a la de un escriba o la de un fariseo? La justicia cristiana supera a la de los escribas y fariseos, primeramente, en su grado. La mayor parte de los fariseos, si bien rigurosamente exactos en muchas cosas, se atrevían, animados por las tradiciones de los ancianos, a ignorar otras igualmente importantes. Así, por ejemplo, eran muy celosos en guardar el cuarto mandamiento, al extremo de que no desgranaban una espiga el día de reposo,88 pero apenas se acordaban del tercero, disimulando los juramentos innecesarios y aun los falsos. De manera que su justicia era parcial, mientras que la justicia de un verdadero cristiano es completa. No guarda sólo una parte de la ley de Dios y se olvida de lo demás, sino que guarda todos sus mandamientos, los ama y los valora más que el oro y las piedras preciosas.89

 

11. Puede muy bien haber sucedido que algunos de los escribas y fariseos hayan procurado guardar todos los mandamientos y, por tanto, fueran sin mácula con respecto a la justicia de la ley, es decir, de la letra de esa justicia.90 Mas la justicia del cristiano supera a la justicia de los escribas y los fariseos, puesto que cumple con el espíritu lo mismo que con la letra de la ley; tanto con la obediencia interior como con la exterior. En este punto, pues, en su espiritualidad, no cabe comparación. Esto es lo que el Señor ha probado tan evidentemente en todo el tenor de su discurso. Su justicia era solamente externa; la justicia cristiana es interna al ser humano. Los fariseos limpiaban lo que estaba afuera del vaso y del plato;91 los cristianos están limpios interiormente. El fariseo procuraba presentar a Dios una vida buena; el cristiano un corazón santo. Aquellos sacudían las hojas, tal vez el fruto del pecado; estos ponen el hacha a la raíz,92 al no contentarse con la forma exterior de la piedad,93 por muy preciosa que ésta fuera, a menos que la vida, el Espíritu, el poder de Dios para salvación,94 se dejen sentir en lo más íntimo del alma. Así que no hacer el mal, sino practicar el bien, obedecer a todas las ordenanzas de Dios (la justicia del fariseo),95 son cosas todas externas; mientras que, por el contrario, la pobreza en espíritu, el llorar, la mansedumbre, el hambre y sed de justicia, el amor del prójimo y la pureza de corazón96 (la justicia del cristiano), son todas cosas interiores. Aun el hacer la paz (o hacer el bien), y sufrir por causa de la justicia,97 sólo tienen derecho a las bendiciones que se les siguen cuando son las expresiones de esas disposiciones interiores, las que son su origen y las que deben ejercitar y confirmar. De modo que, a la par que la justicia de los escribas y fariseos era sólo externa, se puede decir, en cierto sentido, que la justicia del cristiano es sólo interior–siendo todas sus acciones y sentimientos como nada por sí mismas, y siendo estimadas ante Dios sólo conforme a los motivos que las impulsan.

 

12. Quienquiera, pues, que seas, tú que llevas el venerable y santo nombre de cristiano, mira, en primer lugar, que tu justicia no sea menor que la justicia de los escribas y los fariseos. No seas como los otros hombres.98 Ten valor para permanecer solo; para ser ¡Particularmente bueno, contra todo ejemplo!99 Si sigues a los muchos, será para hacer el mal.100 No te dejes guiar por la costumbre o la moda, sino sigue la religión y la razón. No tengas nada que ver con la práctica de los demás. Cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.101 A la verdad, si puedes salvar el alma del otro, hazlo; pero si no, salva al menos una, la tuya. No andes en el camino de la muerte, porque es ancho y muchos andarán en él;102 Más aún, por esta misma muestra puedes conocerlo. El camino por donde andas ahora ¿es ancho, muy frecuentado y de moda? Entonces infaliblemente lleva a la destrucción. ¡No te vayas a condenar por causa de malas compañías! ¡Deja de hacer el mal;103 huye del pecado como de una serpiente!104 Al menos, no hagas daño. El que practica el pecado es del diablo.105 Que no se te encuentre en ese número. Respecto de pecados externos, ciertamente que aun ahora mismo te basta la gracia de Dios. En esto, al menos, procura tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres.106 En segundo lugar, no permitas que tu justicia sea menor que su justicia, respecto de las ordenanzas de Dios. Si por causa de tu trabajo o debilidad del cuerpo, no puedes ayunar dos veces a la semana, no obstante, sé fiel a los intereses de tu alma y ayuna cuantas veces te lo permitan tus fuerzas. No te asustes de la oración pública, ni pierdas la oportunidad de abrir tu corazón en oración. No desprecies nunca la oportunidad de comer de ese pan y de beber de ese vino que es la comunión del cuerpo y sangre de Cristo.107 Sé diligente en escudriñar las Escrituras; lee lo que puedas y medita sobre ello de día y de noche. Regocíjate al aprovechar todas las oportunidades de escuchar la palabra de reconciliación,108 declarada por los servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios.109 Regocíjate en el uso de todos los medios de gracia, en cumplir constante y atentamente con todas las ordenanzas de Dios. Vive al menos, con arreglo a «la justicia de los escribas y los fariseos», hasta que puedas sobrepasarla. En tercer lugar, no hagas menos bien que los fariseos. Da limosnas de todo lo que posees. ¿Alguien tiene hambre? Aliméntale. ¿Tiene sed? Dale de beber. ¿Está desnudo? Cúbrelo.110 Si tienes bienes terrenos, no limites tu beneficencia a una pequeña proporción. Sé misericordioso hasta más no poder. ¿Y por qué no, aun como este fariseo? Hazte amigos, mientras que tienes tiempo, de las riquezas de injusticia, para que cuando faltares, cuando éste tu tabernáculo terrenal se disuelva, te reciban en las moradas eternas.111

 

13. Pero no te detengas ahí. Que tu «justicia sea mayor que la de los escribas y de los fariseos». No te contentes con guardar toda la ley y ofender en un punto.112

Afiánzate de todos sus mandamientos y aborrece todo camino de mentira.113 Haz todo lo que él manda y de todas tus fuerzas. Por medio de Cristo que te fortalece,114 podrás hacer todas las cosas, si bien sin él nada puedes hacer.115

Sobre todo, haz que tu justicia sea mayor que la de ellos en su pureza y espiritualidad. ¿Cuál es, para ti, la más exacta forma de religión? ¿La justicia exterior más perfecta? ¡Elévate y profundiza más que todo eso! Sea tu religión la del corazón. Sé pobre en espíritu, pequeño, bajo, despreciable y vil en tus propios ojos; sorprendido y humillado hasta el polvo al contemplar el amor de Dios que está en Jesucristo, tu Señor.116 Sé serio; que todo el tenor de tus pensamientos, palabras y obras fluya de la más profunda convicción de que te encuentras al borde del gran abismo, tú y todos los humanos, listos a caer, ya en la gloria perdurable, ya en el fuego eterno.117 Sé manso: que tu alma se llene de dulzura, afabilidad, paciencia, tolerancia, para con todos los seres humanos; al mismo tiempo que todo lo que en ti exista, esté sediento de Dios, el Dios viviente,118 anhelando despertar según su semejanza y quedar satisfecho con ello. Ama a Dios y a todo el género humano. En ese espíritu haz y sufre todas las cosas. Así, tu justicia será «mayor que la de los escribas y fariseos», y serás «llamado grande en el reino de los cielos».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s