Núm. 87, 29 de Abril, 2014

Editorial

Época III*Año LXXXIII*Período 2010-14*Núm. 87

Puebla, Pue., 29 de Abril de 2014

[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]-[]

El epílogo de la resurrección

edit.resurreccion

El hecho mismo de la Resurrección de Jesús sucedió sólo ante Dios. Ningún ser humano fue testigo directo del momento en que Cristo resucitó ni pudo nunca describir los hechos que la acompañaron en el preciso momento de suceder. No hay ningún hecho conocido en la Historia con el que comparar la resurrección de Jesús. No es reanimación (como pudiera ser el caso de Lázaro y otros); no tiene nada que ver con la supuesta “inmortalidad del alma” (idea extraña y ajena a la cosmovisión bíblica) y nada podría haber preparado mentalmente a los testigos para evaluar un hecho tan insólito.

No sabemos, si es que fue así en qué “plano dimensional o adimensional sucedió la Resurrección pero lo que sí sabemos es que las apariciones si tuvieron lugar indudablemente en el plano histórico. Dios, en Jesús, seguía revelándose dentro de la Historia aunque el resucitado perteneciera ya a una esfera del mundo totalmente nueva, a una situación definitiva que trascendía la propia Historia.

Parecería que, a partir del momento de su muerte, Jesús se sale de la Historia y vuelve a entrar en esa otra dimensión desconocida de la que vino. Pero no, el resucitado, se hace presente durante una serie de días, para que, al menos entre los suyos no haya lugar a dudas y puedan escucharle, verle y palparle. Y, curiosamente, evita hacer lo que la lógica humana, tan revanchista, hubiera hecho sin duda: aparecer a sus enemigos y detractores para dejarles en evidencia y con la boca abierta. Para exigirles el rendido tributo de reconocer su error y suplicarle su perdón. Pero ahí también se deja ver que, efectivamente, Jesús es el Hijo de su padre. Nada que viole la libre voluntad del hombre puede valer para que la rodilla se doble y confiese que Jesús es el Señor.

La misma vida de testimonio fiel y sufrido de los seguidores de Jesús, cuyo fin fue en, prácticamente todos los casos, el mismo que el de su Maestro nos dice al corazón que las apariciones no fueron un fraude producto del deseo de engañar ni un autoengaño piadoso creado por la misma fe de los discípulos. Al contrario, son las apariciones del Resucitado las que suscitan la fe en una comunidad a punto de disgregarse que ha perdido toda esperanza. Son las apariciones, la convicción absoluta de que el crucificado había resucitado, lo que les llevará a decir que aquel profeta de Nazaret, aquel Mesías fracasado al que siguieron era mucho más que eso, era la presencia de Dios en medio de la Historia del mundo. Una presencia que llegó para nunca más irse y para acompañar, confortar, consolar y guiar a los suyos a todo el trabajo que aún quedaba por delante. Porque todas las apariciones tienen un marcado carácter misionero, en todas laten, explícita e implícitamente, las palabras “Yo os envío”.

Con las apariciones los discípulos toman conciencia de que la resurrección es el sí de Dios a la pretensión de Jesús de ser la presencia misma de Dios en el mundo, desautorizando, de paso, el NO de sus supuestos representantes oficiales y convirtiendo a Jesús mismo –no sólo sus palabras, sus dichos o su filosofía- en el Adán definitivo que abre la posibilidad de una Humanidad reconciliada, salvada y preparada para vivir una vida diferente y plena ante la cual la muerte ya no tendrá poder alguno porque la resurrección de Jesús ha abierto una puerta que nadie ya podrá cerrar. Y es la resurrección constatada lo que le da sentido a este sinsentido porque, con ella como aval, por voluntad y designio de Dios, Padre y Señor de la Historia se llama a la Creación entera a participar en la Resurrección de Jesús.

Dos mil años después, tras muchos experimentos y vicisitudes, mucho de ese trabajo aún está por hacer.

Juan Francisco Muela

Artículos

Lyon/Asis

art.ogb.lyon.valdo

Oscar G. Baqueiro

Lyon es la ciudad francesa donde nació Pedro Valdo hacia 1135 y Asís es la ciudad italiana donde nació Giovanni Bernardone en 1180. Ambos son  reformadores de la Iglesia y ambos tuvieron que ver con los negocios de telas venidas de Oriente. Ambos tienen una crisis de conversión que hizo fuerte eco en la iglesia del Medievo, en que les tocó vivir.

Valdo conoce el evangelio, que lo sacude, en el relato famoso “vende todo lo que tienes y dalo a los pobres” que Jesús aconsejó a un piadoso judío rico que se acercó a preguntarle ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? En esa región se habla el oc, antecesor del francés actual y Valdo empieza a predicar y a circular copias del evangelio traducido a esa lengua.

art.ogb.san fcoMuy pronto lo siguen muchos que asumen el nombre de los “pobres de Lyon” y extienden su influencia a la Provence, vecina ya de Italia. Allí nació Pica quien se casará con Pietro Bernardone, rico mercader en telas radicado en Asís cuyo único hijo Giovanni pasará a la historia como Francisco de Asís. El nombre Francisco recuerda  la patria de Pica, quien de seguro conocía de Valdo y sus pobres.

La iglesia de Roma se molestó con Valdo y sus seguidores, como en el siglo anterior lo había hecho con los cátaros, franceses también, teniendo que emigrar, especialmente al norte italiano donde le perdemos el rastro a Pedro, el primero de los valdenses, como se les llegó a conocer después. Habían organizado una iglesia separada de Roma en 1180 en la ciudad de Lyon.

Francisco tiene su propia experiencia de conversión más joven que Pedro, después de poco tiempo de disolución, participación en  las frecuentes  “guerritas” entre italianos y una seria enfermedad. También le atrae la pobreza y eso lo distancia de su padre, a cuyo apellido renuncia y toma el de Asís, su lugar natal, pero su madre sí lo apoyó.

art.ogb.aprob.orden francA Francisco le toca el papado de Inocencio III quien representa el pináculo del poder  y riqueza papal, quien tal vez por lo mismo se siente atraído por la figura sencilla del Poverelo de Asís, cuando éste solicita el reconocimiento de su movimiento renovador como una nueva orden de su iglesia y ella de carácter mendicante.

Los frailes, por hermanos, menores como se hicieron llamar los seguidores de Francisco, recibieron de su fundador muy severas reglas, las cuales acabaron minando la vida del propio Francisco a una edad relativamente corta. Su iglesia lo reconoce pronto y lo canoniza en un inusual breve plazo. El santo de Asís es admirado hasta hoy por muchos que no profesan el catolicismo romano.

Valdo  es menos conocido pero tiene seguidores actualmente en Italia misma, otras regiones europeas y aún en América del Sur y sin ser muy numerosos tienen buen prestigio no sólo en lo eclesiástico, sino también en lo social. La orden franciscana por su parte no es la más numerosa pero también tiene buen nombre dentro  y fuera del ambiente religioso.

Los Buenos Hábitos del Cristiano

 art.bhabitos

Drernestocontreras@hotmail.com

La Biblia enseña que todo lo que recibimos por gracia, o sea como un don gratuito de Dios, como la Salvación, redención y Justificación ante Dios, el Nuevo Nacimiento y la regeneración espiritual, la perfección y la entera santificación necesarias para entrar al cielo, la resurrección y glorificación del cuerpo, alma y espíritu, y la vida eterna, nos son dadas en plenitud y aseguradas, por los méritos del sacrificio de Jesucristo en la cruz del Calvario, desde el momento mismo en que creemos, recibimos, aceptamos, y confesamos a Jesús como nuestro único y suficiente Salvador.

La Biblia dice: Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo quien nos salvó, y juntamente con Él nos resucitó, para que justificados por su gracia, viniéramos a ser herederos de la vida eterna. Concluimos, pues, que el humano es justificado por fe sin las obras de la ley Mosaica.

En cambio, la vida abundante, la felicidad y el verdadero éxito, durante nuestro peregrinar terrenal y temporal en esta Tierra, rumbo a la patria celestial, nos son dados de acuerdo a nuestra fidelidad, pues todas sus benditas promesas para este mundo, están condicionadas, y su misericordia es dada a millares, sólo a los que aman a Dios y viven de acuerdo su maravilloso plan y propósito.

La Biblia dice: Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Señor está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará, pues nuestro Buen Padre Celestial hace misericordia a millares a los que le aman y guardan sus mandamientos, y que sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Con el fin de parecer lo que decimos que somos, o sea cristianos, y para poder permanecer en sus caminos, ser un buen ejemplo de los creyentes, y diariamente, antes de poner la cabeza en la almohada, presentarnos ante Dios aprobados como obreros que no tenemos de que avergonzarnos y que ponemos bien por obra, la Palabra de Verdad, la Biblia enseña que es necesario que con la ayuda de Dios, cada vez con más diligencia y perseverancia, practiquemos hábitos cristianos y dignos de todo fiel hijo, siervo, ministro, e instrumento de Dios, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo.

art.habitos.depender de DLo más importante es adquirir el hábito de aprender a depender en todo de Dios, y a vivir por fe en lo que Dios declara en la Biblia, y no de acuerdo a las circunstancias, y menos de acuerdo a lo que otros dicen que dijo Dios.

La Biblia dice: Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia, pues sin fe es imposible agradar a Dios. Tener fe es dar gloria a Dios y vivir plenamente convencido de que Él es poderoso para hacer todo lo que ha prometido. Así una vez que conocemos lo que Dios prometió, la fe es pues, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. La fe es un don de Dios y fruto del Espíritu Santo, por lo tanto, si usted necesita más fe, siga el ejemplo de los apóstoles que le dijeron al Maestro: ¡Señor auméntanos la fe! Y recuerde que la fe viene por leer, oír, guardar en el corazón, y obedecer la Palabra de Dios (la Biblia).

art.habit.estud bibliaPor eso, el segundo hábito más importante del cristiano, es disciplinarse a leer, aprender, obedecer, y memorizar la Biblia a fin de que esté siempre preparado para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que les demande razón de la esperanza que hay en nosotros, pues ante las acusaciones, mentiras y herejías del diablo y sus falsos profetas, sólo en la Biblia tenemos la palabra profética más segura, a la cual hacemos bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, pues sólo las Sagradas Escrituras te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús, y sólo, toda ella, es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para convencer, para corregir, y para instruir en justicia, a fin de que el hijo de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. Por eso la recomendación divina es: La palabra de Cristo more en abundancia en ustedes, enseñándose y exhortándose unos a otros en toda sabiduría y sana doctrina. No te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, sino que de día y de noche meditarás en su Santa Palabra, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en ella está escrito porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Cuando obedezcas a la voz de Dios, escrita en la Biblia, y te convirtieres con todo tu corazón y con toda tu alma, entonces oirás la voz de Dios, y te gozarás en ello de la manera que se gozaron nuestros padres.

art.hab.orar sincEl siguiente hábito vital, para una sana vida cristiana, es orar sin Cesar. Orar es tan indispensable para el alma, como respirar lo es para el cuerpo, y orar sin cesar quiere decir disciplinarse a tener siempre en la mente a Dios, comunicarse constantemente con Él ya sea para adorarlo, alabarlo, darle gracias, bendecirlo, pedirle perdón, y fe, bendiciones, dirección, fortaleza, consuelo y paz, con la confianza de que nuestro Buen Padre Celestial, sabe de qué cosas tenemos necesidad, antes que se las pidamos.

La Biblia dice que si alguno tiene falta de sabiduría, que se la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero que pida con fe, no dudando nada; pues no piense el que duda, que recibirá cosa alguna del Señor. Es bueno disciplinarnos a pedir las cosas en el nombre de Cristo, sabiendo que el Espíritu intercede por nosotros, y siguiendo el ejemplo del Maestro que dijo: “pero no sea como yo quiero, sino como tú,” confiando en que en su sabiduría y soberanía, Dios sólo dará lo que ante sus ojos, son buenas cosas.

art.hab.depojarse pecamiLa Biblia dice: Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen ni edifican. La única manera de parecer cristiano, ante Dios, uno mismo y los demás, es adquirir el hábito de despojarse de las prácticas pecaminosas del viejo hombre, revistiendo cada día más, nuestra conducta y pensamiento, de lo que la Biblia llama “el nuevo hombre.” La exhortación bíblica dice: vístanse del nuevo hombre, creado según Dios en justicia y santidad de la verdad, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno. Y anden como hijos de luz por medio de la renovación de su entendimiento, para que comprueben cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. No reine, pues, el pecado en su cuerpo mortal, ni lo obedezcan en sus concupiscencias. No se dejen engañar, que Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará; ni los hechiceros, ni los idólatras, ni los fornicarios, adúlteros o afeminados, ni ninguno que sea esclavo de un pecado, heredarán el reino de Dios. Y esto eran algunos; mas ya han sido lavados, santificados y justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

Que ninguna palabra corrompida salga de su boca, sino más bien acciones de gracias y la que sea buena para la necesaria edificación. Y todo lo que hagan, sea de palabra o de hecho, háganlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios. La Biblia dice: gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. Para ser feliz y cumplir con éxito el maravilloso plan de Dios para nuestras vidas, debemos adquirir el hábito de vivir en victoria contra las constantes tentaciones, burlas, asechanzas, y ataques del diablo y sus demonios. Esto es posible porque Dios ha prometido que al estar bajo la gracia, el pecado no se enseñoreará de nosotros, y que nunca nos dejará ser tentados ni probados más de lo que podemos resistir, sino que juntamente con la tentación y la prueba, nos dará la salida. Debemos aprender cuando huir, resistir, o reprender las tentaciones según sean de la carne, el temperamento, o malos pensamientos y acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

art.habit.Armadura_de_DiosEs sumamente importante que recordemos que Jesucristo despojando a los principados y a las potestades de satanás, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz, y que por lo tanto, el diablo es un enemigo vencido; además, que mayor es el que está en nosotros Jesucristo, que satanás, y que aunque nuestra lucha es sangrienta, cruel, y a muerte contra el diablo y las huestes espirituales de maldad, si Dios es por nosotros ¿Quién contra nosotros? Por tanto, dice la Biblia: vístanse de toda la armadura de Dios, fortalezcan sus manos cansadas, afirmen sus rodillas endebles, y digan a los de corazón apocado: Esfuércense y no teman, porque Dios es nuestro amparo, fortaleza y refugio, nuestro pronto auxilio en la tribulaciones, y ya en breve Dios aplastará a Satanás bajo nuestros pies.

También debemos de cultivar el hábito de asistir, participar y servir en la iglesia, y de considerarnos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras, amándonos y soportándonos. Y no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto vemos que aquel día del regreso de Jesucristo en Gloria, se acerca.

La Biblia dice: Sirvan a Dios nuestro Señor, con alegría, y sírvanse unos a otros por amor, pues sabemos que el que no vive para servir, no sirve para vivir; pues sólo será útil y fructífero para gozar de múltiples satisfacciones legítimas en esta tierra y múltiples galardones, coronas, premios y reconocimientos, cuando comparezca ante el tribunal de Jesucristo, el hijo y siervo de Dios que adquiera el hábito de servir a Dios y al prójimo. Recordemos que el mejor y más trascendental servicio al prójimo, es predicarle el evangelio, discipularlo en la sana doctrina, y ayudarlo en sus necesidades espirituales, mentales, y materiales.

Por tanto, vístanse de toda la armadura de Dios; fortalezcan las manos cansadas, afirmen las rodillas endebles y digan a los de corazón apocado: Esfuércense y no teman, porque Dios es nuestro amparo y fortaleza y nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. He aquí que nuestro Dios viene con retribución, con pago; y ya en breve, Dios mismo vendrá, aplastará a satanás bajo nuestros pies, y nos salvará. AMEN. Y gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. Así que, hermanos míos amados, estén firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que nuestro trabajo en el Señor no es en vano. ¡Gloria a Dios!

Preguntas:

1. ¿Cuál es la diferencia entre lo que recibimos de parte de Dios por gracia y lo que recibimos por misericordia?

2. ¿Para qué sirven los buenos hábitos del cristiano?

3. ¿Cuál es el principal hábito que debe aprender el cristiano?

4. ¿Cuáles son otros tres buenos hábitos del cristiano?

5. ¿Por qué es posible cultivar el hábito de vivir en victoria contra satanás y sus huestes?

JUAN MARÍA TELLERÍA • 16/04/2014

 

El Señor ya nos lo había advertido

 art.ya nos lo habia dicho

Ya os lo he dicho antes (Mt. 24, 25 RVR60)

 

Cada vez que nos adentramos en el ciclo de Semana Santa, de suyo bien arraigado en el mundo cristiano, los creyentes que formamos parte de alguna de las llamadas “Iglesias históricas” estamos habituados a participar en los servicios religiosos especiales que tienen lugar en este período tan entrañable del año litúrgico, todos ellos orientados a recordar una vez más la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor, con todo lo que ello conlleva. Por esta razón, las exposiciones de la Palabra que tienen lugar durante estos días, suelen centrarse en esos preciosos textos de los Evangelios en los que se narran tales eventos.

Nuestra reflexión en esta ocasión también se centra en ciertos sucesos, o mejor dicho, en ciertas palabras pronunciadas por Jesús en lo que debió ser su última semana de vida, ese gran Discurso Escatológico conservado fundamentalmente en los tres Evangelios Sinópticos; muy especialmente, en una particular advertencia dirigida a los discípulos —vale decir, a la Iglesia— en relación con la profusión de falsos cristos y falsos profetas que surgirían, conforme a su declaración, para engañar a muchos (¡incluso a los escogidos de Dios, si ello fuere posible!) por medio de grandes señales y prodigios cuando les fuere dado realizarlos. Mateo 24, Marcos 13 y en mucha menor medida Lucas 21 refieren estas palabras del Señor con absoluta claridad, sin posibilidades de equivocarnos al leerlas.

Que la tradición sinóptica sea unánime en presentar declaraciones semejantes, ubicándolas en la semana de la pasión a muy pocas horas de distancia de los últimos eventos de la vida y ministerio de Jesús, nos hace pensar que el problema de los falsos cristos y falsos profetas era algo que preocupaba especialmente al Redentor, una desazón que no lo abandonó ni siquiera ante los graves acontecimientos que le esperaban y de los que era plenamente consciente. Había una poderosa razón para ello: la constatación de la existencia de falsos profetas en el pueblo de Israel venía de lejos, como habían dejado constancia las propias Escrituras. En efecto, no hay más que leer las advertencias de Dt. 18, 20-22 o recordar nombres propios como los de Sedequías hijo de Quenaana (1 R. 22, 11), Noadías (Neh. 6, 14), Hananías (Jer. 28, 1-4.15-17), y tantas otras menciones que hallamos en el Antiguo Testamento de la existencia de esta clase de personas, que engañaban deliberadamente al pueblo hablando en nombre de Dios, pero sin haber sido comisionados por él, para percatarnos de aquella triste realidad que había sacudido al antiguo pueblo de Dios durante siglos.

art.falsos profetLa inquietud de Jesús estaba, por tanto, más que justificada. Preveía con meridiana claridad la presencia de elementos similares en el devenir de la Iglesia, gentes capaces de simular con total maestría una particular unción divina, en ocasiones hasta con prodigios, fenómenos paranormales y milagros a la carta, y, por ende, con notoria influencia en grupos numerosos de personas que serían literalmente arrastrados lejos del redil de Cristo, con las nefastas consecuencias subsiguientes para sus propias vidas. Y ahí está la historia de la Iglesia Cristiana para corroborarlo. Desde la Jezabel de Ap. 2, 20 hasta los supuestos profetas (¡y cristos!) de nuestros días, muchos de los cuales se manifiestan sin empacho alguno —y con grandes aplausos— en las redes sociales, refulge toda una pléyade de nombres, algunos más conocidos que otros, que en su momento arrastraron (y arrastran) grupos de personas en mayor o menor número, a veces naciones enteras, y que entran dentro de esta categoría: Mani (también llamado Manes en algunos libros y artículos), Mahoma, Joseph Smith, Brigham Young, Ellen White, Charles Taze Russell, Moisés David, David Koresh, Joseph Kibwetere, y suma y sigue. ¿Cuál es su denominador común?, cabría preguntarse. O dicho de otra manera: ¿por qué podemos incluir a tantos nombres tan dispares, de lugares y épocas diferentes, en la categoría de falsos cristos y/o falsos profetas sin temor a equivocarnos? Por un lado, debido a su pretendida vinculación con Cristo, con el cual se identifican de manera directa o de quien dicen ser testigos especiales y continuadores (¡y hasta superadores en algunos casos!), lo acepten o no realmente como Señor y Salvador conforme a la enseñanza del Nuevo Testamento; y por el otro, a causa de un tipo de enseñanzas, no siempre concordes entre sí, que en ocasiones hasta podrían parecer muy bíblicas y muy ortodoxas, pero que en realidad anulan todas ellas por completo la persona y el mensaje redentor de Cristo, o bien haciendo hincapié en temas y pasajes de las Escrituras muy secundarios en relación con el evangelio, o bien tiñéndolo todo de una atmósfera de nueva y definitiva revelación que disimula mal ciertos legalismos monstruosos hasta alcanzar tintes de inhumanidad en casos concretos.

Lo dicho: no tiene nada de extraño que Nuestro Señor mencionara este asunto a escasas horas o días de su prendimiento, muerte y resurrección. Es completamente lógico que deseara advertir, poner en guardia a sus discípulos contra la avalancha de falsos testigos de Dios y del evangelio que el mundo y la Iglesia habrían de conocer y soportar en el decurso de los tiempos.

La proclamación de los eventos pascuales, como se los designa en ciertos trabajos teológicos de altura, es lo que ha marcado, marca y marcará, no sólo la predicación o la evangelización, sino la propia existencia de la Iglesia como tal. Nuestra finalidad como cristianos y discípulos de Jesús de Nazaret no es otra que mostrar a las naciones y los pueblos de la vieja y querida Tierra la realidad de la Redención. No sólo enseñarla o divulgarla de palabra. También vivirla. Sobre todo vivirla y vivirla dignamente. El testimonio del creyente no puede limitarse a expresar oralmente que somos salvos por la Gracia del Dios revelado en Cristo; ha de verse. De poco valor resultará una predicación sobre la liberación y la re-dignificación de la persona humana realizada por Cristo Jesús, por mucho aparato mediático con que se presente, si quienes ejecutan esa proclama no están ellos mismos liberados —no acaban de creérselo del todo— o no son conscientes de esa dignidad que Jesús les ha devuelto, quizás por estar demasiado centrados en sí mismos y no en él. La fuerza de una convicción es algo que se palpa. Lo contrario también.

De ahí que, por un lado, en la Iglesia de Cristo no pueda haber lugar para una centralidad de proclamas espurias sobre asuntos secundarios, por muy bíblicos que puedan parecer o por muy interesantes y llamativos que resulten en sí mismos. La comunidad cristiana no está instituida por Dios para restaurar prácticas judaicas de otro mundo y otra época, ya superadas por la cruz, ni tampoco para hacerse eco de “nuevas revelaciones” en relación con los tiempos finales o con cualquier otro asunto. Cuanto Dios ha querido que sepamos en relación con él o con su restauración de nuestra especie, ya está todo ello ofrecido y presentado de una vez por todas en Cristo. No vendrán nuevos mesías ni tampoco nuevos profetas genuinos para desvelarnos misteriosos arcanos sobre este mundo o el venidero. En Cristo todo está completo.

Y por otro, la Iglesia de Cristo ha de abrir de par en par las puertas del Reino de Dios a cuantos sean llamados a formar parte de él, sin otro requisito que la aceptación implícita y explícita del señorío de Jesús. Vale decir, que en ella han de tener lugar gentes de todas las razas, clases y condiciones, sin distinción alguna, necesitadas de redención. No puede, por tanto, constituirse la Iglesia en una institución de y para seres perfectos, sino más bien perfectibles. Quien se acerca a la Iglesia, al cuerpo de Cristo, ha de hacerlo tal como es, en toda su humana miseria, sabiendo que allí será bien recibido. Por eso, en la Iglesia no puede haber trabas ni discriminación alguna para cualquiera que desee entrar en ella, sea cual fuere el color de su piel, sexo o edad, su situación personal o laboral, su estado civil, su condición sexual o su posición en la sociedad. De ahí que, pese a la imagen de conservadurismo radical que pudieran transmitir ciertas ceremonias cúlticas o el mantenimiento de liturgias antiguas que constituyen parte nada desdeñable de su identidad, la Iglesia resulte una entidad totalmente revolucionaria y contestataria del orden impuesto por este mundo, de suyo inhumano e injusto en demasiadas ocasiones. Tal es la razón por la que la Iglesia, debido a su propia esencia y a Aquél que es su cabeza, no ha de escuchar ni atender jamás las exigencias de quienes se creen divinamente comisionados para constituir comunidades de círculos cerrados, siempre “remanentes santos”, sólo para gentes selectas material o “espiritualmente” hablando. La Iglesia no tiene “numerus clausus” porque el Salvador que la ha constituido ha dado su vida por todos.

Jesús lo advirtió con claridad: Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos. MAS VOSOTROS MIRAD; OS LO HE DICHO TODO ANTES. (Mc. 13, 22-23. RVR60. El destacado es nuestro)

Ningún lector del Nuevo Testamento podrá jamás alegar que no lo sabía.

La Pascua de Jesús

Misión para la Vida

art.la pascua

Son muchas las veces que utilizamos la palabra MISIÓN; en diferentes situaciones, sean religiosos, económicos, sociales o políticos… Esta palabra está presente en nuestro hablar de diferentes formas y para ilustrar un sin fin de vivencias… desde misión imposible, misiones de paz, misión económica, misioneros de iglesias, etc… incluso la palabra misil que tiene en misión su origen.

Esta palabra nos viene del latín: misio, -onis.

1.f.  Acción de enviar.

2.f.  Poder, facultad que se da a alguien de ir a desempeñar algún cometido.-

3.f. Comisión (encargo).

 4.f. Comisión temporal dada por un Gobierno a un diplomático o agente especial para determinado fin.

5.f.  Casa o iglesia de los misioneros.

6.f. Tierra, provincia o lugar en que predican los misioneros.

Al dejar la tumba vacía, los primeros discípulos junto a María Magdalena y las otras mujeres, corren para compartir el Anuncio de la Salvación. El pesaj (pasaje-pascua) de Jesús de la muerte a la vida es el inicio de una forma nueva de MISIÓN: el ser enviados no ya por hombres o por reinos… sino por DIOS mismo para entregar  la Buena Nueva.-

En Pascuas, con la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo se nos vuelve a recordar la necesidad imperiosa de ser hoy, en nuestra comunidad y en nuestra vida, una MISIÓN… un envío de Dios para el mundo, el cual nos recuerda el Gran Amor de Dios por su humanidad.-

Con la Resurrección de Jesús la muerte ya no es más… tan solo una separación temporal…

Con la Resurrección de Jesús se alejan la oscuridad y el miedo… porque el Señor de la Historia cumplió con su MISIÓN… la de darnos Vida… y Vida en ABUNDANCIA.

Como Iglesia heredera de este acontecimiento, estamos obligados a ser MISIÓN, como lo fueron Morris y como lo fueron quienes trabajaron y dejaron su Vida, su Testimonio, su AMOR en la Misión Evangélica de La Boca. Argentina.

Que la fuerza del Poder del Espíritu de Dios colme nuestras existencias para seguir siendo sus enviados y enviadas hoy para hablar de su Amor, vivir en la Fe, ser hacedores de la Esperanza y colaboradores de su REINO DE VIDA NUEVA, en este tiempo y en este lugar.-

¡¡¡… en nuestro lugar…!!!      ¡¡¡… en nuestra misión…!!!     ¡¡¡ felices Pascuas de Resurrección !!!

                                      Pastora Mariel Pons

Boletín de noticias de la Iglesia en La Boca, Argentina.

 

 

JUAN MARÍA TELLERÍA • 28/04/2014

 

Una carencia importante

art.una carenc

¿Para qué envenenarme la vida con malos recuerdos si tengo a Dios a mi lado y el Paraíso enfrente de mí? (Proverbio afgano)

 

Cuando se tienen más de cincuenta años y se ha pasado más de la mitad de la vida entre seminarios, facultades de teología y diversas congregaciones, en calidad de alumno y miembro de iglesia con diversos cargos y responsabilidades, por un lado, y también de profesor y pastor, por el otro, uno puede realmente recapitular cuanto ha vivido y reflexionar sobre ello con ciertas garantías de certeza, no tanto por los conocimientos teóricos asimilados como por la práctica, por las “tablas” que ha ido adquiriendo con el decurso del tiempo. En algunos casos se logra alcanzar el status de sabio, dicen. Es posible. En otros, y es lo que hemos comprobado personalmente con no poca tristeza, sólo pareciera que se gana en frustraciones, en amarguras y hasta en rencores mejor o peor disimulados. Bueno, quienes los quieran disimular, pues conocemos a más de uno y más de dos que viven literalmente alimentando odios y removiendo de continuo fantasmas del pasado, de manera que se dirían estar vivos y presentes a cada momento del día.

Por decirlo claro y sin tapujos, lo que nos proponemos con esta sencilla reflexión es llamar la atención hacia el daño permanente que se auto infligen de continuo personas que (¡se supone!) se habían consagrado de por vida al servicio de Dios y del prójimo, y también hacia el perjuicio inmenso que causan, sin poder evitarlo, a quienes los escuchan y en teoría debieran ser instruidos por ellos.

No podemos cerrar los ojos a una trágica realidad: no es oro todo lo que reluce, ni siquiera en los ambientes eclesiásticos. A lo mejor habría que decir: especialmente en los ambientes eclesiásticos. Resultaría insensato pretender que por el hecho de tratarse de cristianos y de servidores, clérigos, obreros o como se los prefiera llamar según la denominación respectiva, se hubiera de respirar siempre una atmósfera paradisíaca. Demasiadas veces los entramados religiosos muestran su peor cara con sus luchas de poder, sus envidias internas, sus rencores, sus venganzas, su crueldad, sus intereses particulares y, por llamarlo por su nombre, su total alejamiento de los ideales enseñados por Jesús de Nazaret. La corrupción y la degradación de los sistemas religiosos no es algo exclusivo de la antigüedad; no sólo se dio en el templo de Jerusalén y el sanedrín de los tiempos de Cristo, ni en la Iglesia oficial de la época de los Reformadores. Es algo que se puede encontrar en todas partes, desde los pasillos y oficinas del Vaticano hasta la capilla evangélica de barrio más sencilla; desde los palacios episcopales y patriarcales de Oriente y Occidente hasta los seminarios o institutos bíblicos del campo misionero en Asia, África o América. Y quien dice capillas, parroquias, iglesias o seminarios, dice también facultades de teología, universidades, hospitales y dispensarios, casas editoras, ONGs y cualquier tipo de institución. Nunca hay que olvidar que las entidades religiosas están dirigidas, administradas y atendidas por seres humanos débiles y caídos; no por ángeles.

El gran problema es cómo hacer frente a realidades tan amargas, o si se prefiere, qué actitud personal tomar frente a ellas. ¡Porque hay que tomar una!

San Pablo, que —como creyente primero y como apóstol después— debió conocer muy bien los entresijos de la Iglesia antigua, desde Jerusalén hasta Roma, y que sufrió como pocos en sus propias carnes verdaderas campañas de desprestigio hacia su persona y su ministerio, cuando no guerras declaradas bien orquestadas por sus enemigos doctrinales y personales —no hay más que leer sus epístolas a los Corintios y a los Gálatas, por no citar sino unos ejemplos muy bien conocidos por todos los creyentes—, es el apóstol que mejores declaraciones ha legado a la Cristiandad sobre el servicio gozoso y agradecido a Dios en medio de tormentas, tempestades y auténticos tsunamis religiosos y eclesiásticos. Palabras como ¡Gracias a Dios por su don inefable! (2 Co. 9, 15); …Cristo es anunciado; y en esto me gozo y me gozaré aún (Fil. 1, 18b); Todo lo puedo en Cristo[1] que me fortalece (Fil. 4, 13); Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él (Col. 3, 17); Estad siempre gozosos (1 Ts. 5, 16); o, por no cansar más al amable lector, el archiconocido Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús (1 Ts. 5, 18), nos dan la clave. Nadie podría, desde luego, acusar a San Pablo de ser un iluso, un idealista o alguien que no tuviera los pies en la tierra: los versículos mencionados se inscriben todos ellos en contextos de dificultades reales, la mayoría de las veces causadas por otros cristianos, no por judíos ni paganos. Y no era el Apóstol de los Gentiles una persona dada a buscar escapismos fáciles o a encastillarse en posturas mentales cómodas hasta que amainasen las tormentas.

Lo que hallamos en sus escritos, y en los de tantos otros siervos de Dios del Antiguo y del Nuevo Testamento, es una clara toma de postura frente a realidades harto complicadas surgidas en el seno del pueblo del Señor y fundamentada en una dimensión que hoy echamos en falta. La Iglesia cristiana del siglo XXI, que ha sido especialmente bendecida al vivir en una época de oportunidades como jamás se habían soñado en épocas pretéritas, denota una gran carencia, vale decir, ese espíritu de gozo y de agradecimiento reales que sus siervos consagrados debieran evidenciar a pesar de las circunstancias vividas, las frustraciones o los sinsabores.

Que las adversidades dejan huella o “pasan factura”, como se dice vulgarmente, es cierto y nadie con dos dedos de frente osará rebatirlo. Que las vidas consagradas a los distintos ministerios de la Iglesia pueden parecer en ocasiones meras colecciones de disgustos y malos recuerdos, es una realidad demasiado evidente en más casos de los que fuera de desear. Pero ello no obsta para que quienes un día, obedeciendo a un llamado divino, se entregaran en cuerpo y alma al servicio divino en sus distintas áreas, muestren agradecimiento por ello y, siempre con la ayuda de Dios, sean capaces de obviar en su conversación y hasta en su predicación todos esos asuntos turbios que ni son muchas veces necesarios de conocer ni a nadie edifican, y mostrar más bien aquello que el Señor desea sirva para alimentar y nutrir adecuadamente a sus hijos.

En la actualidad se publican a diario y en todo el mundo millones de páginas consagradas a la higiene mental, a una actitud positiva ante la vida y asuntos del mismo tenor. Una simple visita a una librería o a los servidores de internet y hasta al quiosco del barrio nos lo demuestra con creces. Es una necesidad imperiosa de las sociedades humanas el enfrentar las realidades de forma adecuada y buscar atajos ante los obstáculos a fin de evitar depresiones y otros males relacionados.

Personalmente no pensamos que lo que San Pablo Apóstol postula sea exactamente eso, sino algo más profundo y que constituya, más allá de una simple convicción, un principio de vida. Diremos para concluir que el gozo y el agradecimiento reales a Dios por todo cuanto hemos vivido, sin descontar lo negativo, incluso aquellos males que se nos han infligido de manera injustificada y por motivos no demasiado claros, cimenta y edifica un tipo de vida más acorde con el testimonio que se exige a todos los siervos de Cristo y, como es lógico, un ministerio que redunda en bendición para aquéllos a quienes está dirigido.

[1] Algunos mss. leen mejor en aquél que me fortalece.

Jerusalén escondía una fortaleza

de la época de David

 art.jerusalen

Excavaciones en la Ciudad de David. / The Jerusalem Post

 

Quince años de excavaciones concluyen con el descubrimiento de una construcción fortificada en la Ciudad de David, realizada para proteger el acceso al manantial de Guijón.

 

03 DE ABRIL DE 2014, JERUSALÉN

Esta semana han concluido los trabajos arqueológicos cerca de los manantiales de Guijón, en el área conocida como la “Ciudad de David” de Jerusalén, con el descubrimiento de una fortaleza que data de la época de los primeros reyes de Israel.

La excavación – una de las más complejas realizadas en la zona en lo últimos años – ha dejado a la vista las fortificaciones, probablemente construidas por los cananeos que habitaban la ciudad antes de que fuese conquistada por David.

Joe Uziel, de la Autoridad de Antigüedades de Israel, explica que “este emplazamiento era la principal fuente de agua para la ciudad, y tenemos evidencia de que fue reconstruida hace unos 3.800 años, en una época cercana a los reyes David y Salomón”.

 Se trata de “una enorme construcción del tiempo del rey David y Salomón. Fue construida para proteger el agua de la ciudad de los enemigos y proteger a la gente que acudía a buscar agua”, agrega Oriya Dasberg, Directora de Desarrollo de la Ciudad de David en declaraciones a The Jerusalem Post.

El trabajo fue dirigido por el profesor Ronny Reich, de la Universidad de Haifa, y Eli Shukrun de la Autoridad de Antigüedades, coordinando a un equipo de una docena de investigadores.

art.jerusalem2jpegEsta ciudadela fortificada protegía los manantiales de Guijón, un área estratégica para la ciudad. En el Libro de Reyes (1:29-40) se describe como el lugar de unción de Salomón.

Esta fortificación es la más grande de las de origen cananeo descubiertas hasta ahora en Israel.

Se cree incluso que se trata de la mayor fortaleza conocida en la ciudad que es anterior al reinado de Herodes, ya en el siglo I de nuestra era.

El lugar, totalmente excavado, se ha abierto esta semana al público.

Fuentes: The Jerusalem PostEditado por: Protestante Digital 2014

 

 

 

De Igniter Media

 La Pasión, según Twitter

 

art.jesus twitter

https://www.youtube.com/watch?v=oWCaXXKcHWE

Un “evangelio 3.0” de nuestro tiempo, escrito en versículos y tuits de menos de 140 caracteres, realizado por la compañía cristiana creativa Igniter Media.

18 DE ABRIL DE 2014, MADRID

La razón de ser de la compañía Igniter Media (EE UU) es el anuncio del mensaje cristiano de una manera atractiva y creativa a través de vídeos. Para anunciar el mensaje de la Pasión, muerte y Resurrección de Jesucristo, la compañía estadounidense elaboró un vídeo que cuenta los pasajes de la Semana Santa al estilo Twitter.

Al principio Jesús escribe mensajes en la red social, tuitea con los apóstoles y aumenta su número de followers, como la mujer samaritana. Pero al acercarse el momento de la crucifixión, aparecen en la escena virtual los que odiaban a Cristo, y empiezan a tramar su muerte.

Comienzan entonces a bajar los seguidores, hasta que llega un momento en el que incluso sus discípulos le traicionan: Judas primero, los demás después quedándose dormidos en el Huerto de los Olivos, Pedro finalmente, le niega en sus tuits… todo ello a través de las redes sociales.

Combinando fotos de quicpicks, se relata todo el proceso hasta la muerte, la tumba, y la resurrección. ¡Los followers vuelven a ascender!

¿Sabías que…

En la Biblia

HNO. GAMALIEL HERNANDEZ LOERA

 

sab.376.espias

376.- Que los 12 espías que envió Moisés anduvieron reconociendo la tierra de Canaán por 40 días. Números 13:25.

sab.382.incredulos

377.- Que 10 de los espías regresaron y asustaron al pueblo diciéndoles que la tierra estaba llena de gigantes. Números 13:31-33.

sab.378.racimos uva

378.- Que los racimos de uvas que había en Canaán eran tan grandes, que era necesario cargarlos 2 hombres con un palo. Números 13:23.

sab.379.10 espias

379.- Que por las palabras de los 10 espías negativos, el pueblo hablaba de mejor volverse a Egipto. Números 14:1-3.

sab.380.jyc animaron

380.- Que los espías Josué y Caleb hablaron animando al pueblo, y por eso el pueblo hablaba de apedrearlos. Números 14:6:10.

sab.381.moises intercede

381.-  Que por la actitud del pueblo, Dios dijo a Moisés que quería destruir al     pueblo, pero Moisés intercedió por el pueblo.  Números 14:12 y 20.

sab.382.incredulos

382.- Que Dios prometió que todos los que lo ofendieron con incredulidad, no entrarían en la tierra de Canaán. Números 14:21-23.

sab.383.josue caleb y 20 años

383.- Que Dios dijo que solamente Josué y Caleb, y los que al ser contados tenían menos de 20 años, entrarían a la tierra prometida. Núm. 14:28-29

sab.384.plaga

384.- Que los 10 espías que hicieron desanimarse al pueblo, murieron de plaga delante de Dios. Números 14:36-37.

sab.385.derrotados

385.- Que después de que Dios los exhortó, y les dijo lo que pasaría, algunos salieron a conquistar Canaán, y fueron derrotados. Números 14:44-45.

sab.386.efa e hin

386.- Que las medidas que se mencionan en Números 15:4, un efa corresponde a 37 litros, y un hin corresponde a 6.2 litros.

sab.387.ofrenda

387.- Que cuando hubieren entrado en Canaán, y principiaren a amasar,          deberían ofrecer una torta a Jehová. Números 15:19-20.

Bibliografía

¿Te gusta escribir?

bibliog.manualwebl

¿Tienes ideas que te gustaría plasmar en un papel y compartir?

¿Tienes historias comenzadas? ¿Tienes relatos terminados?

Milamex te ofrece la oportunidad de prepararte más a través de los consejos y pautas para escribir, que comparte la experimentada y exitosa maestra en la materia: Elisabeth F. de Isáis.

 Leer este instructivo te ayudará a evitar errores comunes y a hacer más interesantes tus textos.  Comparte con otros lo que Dios te ha dado para bendecir al mundo, y con ayuda de este manual ¡hazlo bien!

Conoce tu Biblia

HNO. GAMALIEL HERNANDEZ LOERA

 

Manases, el rey que fue encadenado

 conoc.Manasses

II DE REYES 21:1-18

Hablar del rey Manasés de Judá, es hablar del rey más perverso que subió al trono de ese país, a los doce años de edad, y que reinó cincuenta y cinco. Fue el hijo del rey Ezequías, considerado como uno de los mejores reyes de todos los tiempos. Sin embargo Ezequías tuvo sus enemigos, quienes  a su muerte, de seguro que aconsejaron a Manasés hacer las cosas que hacía su abuelo Acaz. La madre de Manasés se llamó Hepsiba, que quiere decir mi delicia es en ella.  El nombre de Manasés quiere decir  el que hace olvidar. Y principiando con el hijo mayor de José de Egipto, son seis los personajes bíblicos que llevan ese nombre.

Al principiar a ver su historia, nos damos cuenta que la Biblia dice que: hizo lo malo ante los ojos de Jehová, conforme a todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado de delante de los hijos de Israel. Así que ya eso nos da una idea de cómo fue su reino. Dios hacía mucho tiempo ya había dicho: yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco, (I Samuel 2:30b). Así que este reinado tuvo que tener sus desgracias. Este rey fue el gobernante de Judá que fue el más humillado.

conoc.ezequiasEste rey hizo muchas cosas totalmente contrarias a lo que había hecho su padre, quien gozó de la protección de Dios, y vio grandes y poderosos milagros. Pero Manasés fue todo lo contrario, y entre las muchas cosas negativas que hizo, están las siguientes:

1.- Volvió a edificar los lugares altos que Ezequías, su padre, había destruido. Estos eran lugares de adoración pagana que la gente usaba para rendir culto a los diferentes ídolos que se habían introducido en el pueblo de Judá.

2.- Levantó altares  a Baal. Esto es que por todo el territorio dio permiso u ordenó que se levantaran altares a este ídolo que habían llevado de Fenicia.

3.- Hizo una imagen de Asera, como había hecho Acab, rey de Israel. Sabiendo que por la idolatría Dios había destruido a Israel, este rey quiso imitar a aquel  rey que tanto mal hizo al reino de Israel, cuando aún existía.

4.- Adoró y dio culto a todo el ejército del cielo. Esto es que adoró y rindió culto al sol, a la luna, a las  estrellas, a las nubes, etc., según las costumbres orientales.

5.- Además construyó altares paganos en la casa  de Jehová. Ese lugar Dios lo había escogido para adoración exclusiva para Él, pero Manasés se burló de eso, y edificó allí altares paganos, provocando la ira de Dios, contra él y contra Judá.

6.- Pasó a su hijo por el fuego.  Una forma de bautismo pagano, costumbre de las naciones que estaban establecidas cerca de Judá.

7.- Él fue agorero, pero también  instituyó encantadores y adivinos. Mientras su padre tuvo siervos de Dios a su lado, Manasés tenía adivinos, encantadores y brujos a su lado.

8.- Ordenó  colocar una imagen de Asera en la casa de Jehová, cosa que era una gran ofensa a Dios, pues Él había dicho: No tendrás dioses ajenos delante de mí.  Exodo 20:3.

9.- Mandó matar a muchas personas justas de su reino. Los comentaristas nos dicen que hay evidencias de que él mandó aserrar (cortar) por la mitad, al profeta Isaías.

10.- No escuchó a los siervos que Dios le mandó para que lo exhortaran. Estaba ciego y sordo a toda exhortación que Dios le enviara. No quería nada con Dios.

La lista de cosas que hemos mencionado son suficientes para  ganarse un buen castigo de parte de Dios, ya que Él había tenido mucha paciencia, así que Jehová trajo contra él a los generales del ejército del rey de los asirios, los cuales aprisionaron con grillos a Manasés, y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia. Asiria era el país más poderoso en ese tiempo, y acababan de llevar  cautivos a muchos prisioneros de Israel del Norte. Pero si este rey fue llevado cautivo con cadenas y candados, no vamos a imaginarnos que haya sido tratado con dignidad, sino como uno más de los prisioneros. Y lo más seguro es que haya caminado los 800 kilómetros a pie.

Por lo que leemos, tenemos que entender que este rey era un déspota, y si fue él quien ordenó la muerte del profeta Isaías, de seguro que se metió en un gran problema, porque Dios no se iba a conformar y quedarse quieto. Así que permitió  que vinieran los soldados asirios y lo tomaron por la fuerza, de seguro, que con muchos otros de los prisioneros de Jerusalén, y los  llevaron a la ciudad de Babilonia, que en ese tiempo era la capital del imperio asirio.

Ya estando en la cárcel, y sin ningún privilegio, sino un poco de comida, principió a darse cuenta de todos sus pecados y sus errores, así que se humilló delante de Dios, le pidió perdón de todo corazón; y Dios que es infinitamente misericordioso, le perdonó todos los pecados y crímenes que había cometido, y le permitió volver de nuevo a Jerusalén, y continuar siendo el rey de Judá. Este caso, tan especial, nos enseña que no importa cuán bajo haya caído, el ser humano, si se arrepiente de todo corazón delante de Dios, Él está dispuesto a perdonar los más negros y terribles pecados. Si perdonó a Manasés puede perdonar al más vil pecador.

Cuando Dios le permitió regresar a Jerusalén, y sentarse de nuevo en el trono de Judá, principió  a corregir lo malo que había hecho, sacando los ídolos que había puesto en los patios del templo, y sacando la estatua que había colocado en el templo. Hizo varias obras de construcción. Restauró el culto a Jehová, ofreciendo sacrificios de paz y alabanza, como Dios había ordenado. Era otro rey que el que había conocido su pueblo. Y al final de su historia dice que: mandó a Judá que sirvieran a Jehová Dios de Israel.

A los 67 años le llegó la muerte, y tuvo que dejar a este mundo, diríamos, en paz, aunque no logró una conversión del pueblo. Fue sepultado en su casa, no en los lugares especiales de los reyes, y tomó el reino su hijo Amón, que fue quizás peor que Manasés, en maldad y desobediencia, y fue asesinado  a los dos años de haber principiado a reinar. La  gente mató a los que lo mataron, y pusieron sobre el trono a su hijo Josías, quien fue otro de los buenos reyes de Judá.

CUESTIONARIO:

1.- Manasés fue el rey más ____________________ que subió al trono de Judá. Principió a reinar a los _________años, y reinó _________________ sobre Judá.

2.- Manasés hizo todas las abominaciones de las naciones que Jehová había destruido, y no se acordó que Dios dice: Yo honraré ______________________

3.- Se le hizo muy atractivo lo que había hecho Acab, rey de Israel, así que él mismo hizo una ___________________, la diosa llevada de Fenicia.

4.- Pasó a su hijo por el fuego, que era una de las costumbres paganas, algo así como el _________________. Esto era muy popular entonces en esos lugares.

5.- Mandó matar a mucha gente justa de Judá. Los comentaristas nos dicen que mandó _________________________ uno de los más grande profetas de Dios.

6.- Por sus maldades Dios permitió que vinieran _______________________

7.- Manasés fue encadenado y llevado  de Jerusalén a _____________ que son como ___________ kilómetros. Y lo más seguro es que haya ido a _________

8.- Una vez preso y en Babilonia, este rey que era muy _____________ no tuvo ningún ___________________ salvo una poca de ____________________

9.- Allí en la  cárcel el rey  Manasés se ____________ pidió perdón a Dios, y Dios le _______________  y le permitió volver a Jerusalén como__________

10.- Una vez en Jerusalén principió a _______________________________

11.- Lo último que ordenó a Judá fue que ____________________________

Entrevista

Venezuela: evangélicos, fe y política

 entrev,g.doumat

Georges Doumat

 

Le doy las gracias a Protestante Digital por esta excelente oportunidad que me brinda para hablar un poco acerca de la profunda crisis que vivimos en nuestra nación Venezuela.

 

11 DE ABRIL DE 2014

Georges Doumat B. es comunicador, pastor, escritor y licenciado en Teología (mención pastoral). Fundó la organización Verdad y Vida Comunicaciones, dirige desde su inicio, hace 22 años, el quincenal venezolano Verdad y Vida (también  http://www.verdadyvida.org ), la emisora Celestial FM; y es pastor junto a su esposa Verónica Montaner en el Centro Cristiano El Elyon –El Dios Altísimo- en la Isla de Margarita, Venezuela. Tiene dos hijos, Pedro y Georges Jr.

Pregunta.- ¿Qué número de evangélicos existen actualmente en Venezuela?

Georges Doumat.-Según cifras dadas por el pastor Samuel Olson, presidente del Consejo Evangélico de Venezuela (CEV), el pasado mes de enero, la Iglesia del Señor ronda el 17%. Los últimos 14 años ha crecido más de un 7%; esto durante el gobierno socialista que encabezó el fallecido Hugo Chávez.

P.- ¿Cuáles serían las denominaciones o grupos más numerosos?

GD.- Obviamente que en Venezuela se mantiene la tendencia latinoamericana; es decir, la iglesia pentecostal es la de más crecimiento, ante un casi estancamiento de la denominaciones tradicionales. Sin embargo, las iglesias independientes y las apostólicas son las que más están creciendo en número en las principales ciudades del país.

P.- ¿Qué entidades se consideran más representativas por el Gobierno y por los propios evangélicos?

GD.- Existen varias federaciones de iglesias y organizaciones cristianas, pero a nivel del gobierno esto no tiene ningún peso; de hecho, al CEV no se le toma en cuenta en importantes reuniones, como acaba de suceder en la Conferencia de Paz celebrada en el Palacio de Miraflores donde al representante de este Consejo se le impidió la entrada a la misma.

En realidad la parcialización política hace rato que se sentó en las bancas de nuestras congregaciones, por lo que se nos hace muy difícil ejercer el ministerio pastoral sin que algunos se sientan aludidos. A veces no hallamos cómo orar, pues al señalar el motivo de oración algunos se sienten aludidos, cuando eso es un error, puesto que la Iglesia está llamada a ser y comportarse de manera imparcial, no así dejar de denunciar la injusticia, el pecado y la mala gestión pública de funcionarios, parlamentarios, jueces, etc., puesto que el hecho de ser “sal” y “luz” ya dice mucho de nuestro papel en la sociedad de todos los tiempos desde Cristo hasta la fecha.

P.- ¿Cómo fue acogido el mandato de Chávez?

GD.- Como acabo de señalar ha traído crecimiento, pero no por lo que implica su ideologización, sino porque la misma crisis y las adversidades siempre generan avivamiento y crecimiento; y Venezuela, específicamente el mandato de Chávez y ahora Nicolás Maduro tiene adeptos tanto como opositores entre el pueblo evangélico. La tendencia nacional también se ve reflejada puertas adentro de cada iglesia. Existen cosas que apoyamos y otras que señalamos –a la luz de la Biblia- como incorrectas y generadoras de conflictos; pero todavía es inconveniente ofrecer un balance del mandato de estos últimos 14 años.

P.- Nuestra impresión, desde fuera, es que se atendió mejor a las clases más necesitadas, pero no se acabaron con problemas de fondo como la corrupción y la violencia, ¿es así en tu opinión?

GD.- En mayor grado. La mayoría de las congregaciones cristianas están en barriadas y zonas de bajos recursos, y allí hay mucho más apoyo a la gestión gubernamental; pero como Iglesia hemos sufrido los mismos problemas; por ejemplo los que señalas: corrupción y violencia (que ha sido generada por la inseguridad e impunidad o “justicia selectiva”).

Los problemas de la Iglesia del Señor se mantiene igual desde las barriadas hasta en las más importantes ciudades; la falta de apoyo para con el pueblo cristiano en general es uniforme a nivel nacional, se nos llama cuando ya no hay más remedio y de eso hemos publicado mucho en el periódico Verdad y Vida, denuncia tras denuncia del liderazgo cristiano hacia la desatención del gobierno a las exigencias y necesidades del pueblo evangélico.

P.- ¿Coincide con la de la mayoría de evangélicos, o hay división de opiniones?

GD.- Lamentablemente existe una marcada parcialización en el país que afecta a la Iglesia de Jesucristo también. Coincido con algunos, pero difiero de muchos.

Personalmente tengo un criterio bien formado desde mi condición de comunicador; tengo una lectura difícil de hacer pública por las implicaciones que traerá y por mi función de pastor de una congregación que tiene oficialistas, opositores y ni-ni (con ninguno de los anteriores). He ido publicando algunas cosas, pero en su tiempo publicaré un libro al respecto.

P.- ¿Qué está pasando actualmente en Venezuela, ante el conflicto de unas elecciones ganadas por un pequeño margen? ¿Es ese el problema de fondo?

GD.- Ese ha sido uno de los problemas, puesto que el margen fue muy cerrado y no hubo una revisión del escrutinio que se había prometido, eso ha generado un problema de gobernabilidad, sumado a la corrupción el despilfarro que hasta ha sido denunciado por parcialidades dentro del mismo gobierno, como es el sonado caso de los 25 mil millones de dólares otorgados a “empresas de maletín”, hecho público por personeros del alto gobierno sin que hasta la fecha haya ni un imputado y mucho menos un detenido.

Así como ese caso existen muchos más que han venido colmando el corazón de los venezolanos, de oficialistas y opositores al mismo tiempo, pues mientras el pueblo vive una aguda escasez, problemas con la inseguridad y la violencia, un férreo control cambiario, etc.; poco se ha hecho en materia de justicia. La justicia venezolana está en terapia intensiva, y nosotros que somos un pueblo que se mueve y promueve la justicia divina no podemos ser convidados de piedra ante este grave pecado; si no se respeta la Constitución Nacional y se violan las leyes el país va a un resbaladero que terminará en un profundo abismo, eso es lo que muestra Dios en las Sagradas Escrituras.

P.- ¿Qué postura o posturas tienen los evangélicos venezolanos en esta situación?

GD.- Unos deploran al gobierno, aunque oran por una salida pacífica y constitucional, no dejan de reclamar sus derechos. Por otro lado está el grupo afecto que vive chocando y rebotando entre los hechos y lo que dice Dios en la Biblia; pero finalmente terminarán aceptando la voluntad de Dios claramente establecida en su Palabra. Dios está por encima de cualquier gobierno y ley humana.

La Iglesia ora, clama, ayuna, usa las armas espirituales; por cierto las únicas válidas para el Señor. Muchos salen a la calle pero a expresar de una manera muy distinta a la del resto del pueblo no creyente. Nuestra lucha es espiritual y sólo con las armas del Espíritu de Dios lograremos el cambio y la paz en Venezuela.

No propugnamos nada inconstitucional, no alentamos salidas violentas, no creemos en un quítate tú para ponerme yo, pero de que es necesario un profundo cambio en la política del Gobierno nacional lo es; o el gobierno comienza a dar pasos de unidad y reconciliación nacional o Dios lo hará a su manera. El Señor no tolerará por mucho más tiempo la injusticia, opresión y escasez a la que estamos sometidos todos los venezolanos por igual, sean rojos, azules o del color político que sea.

P.- ¿Qué papel están jugando las instituciones evangélicas? Nos llamó la atención que al Consejo Evangélico Venezolano no se le dejase entrar en la Conferencia de paz.

GD.- Como lo dije anteriormente, eso debe cambiar de inmediato, porque no muestra buen síntoma nacional y menos para dentro de la Iglesia. El hecho de que algunos líderes tengan una postura personal no significa que se deba “castigar” a toda la Iglesia Evangélica, porque entonces ya hemos dejado de ser una República democrática; por eso mi llamado al Gobierno nacional al respecto; no somos enemigos de ellos, pero tenemos que ser imparciales como líderes de la Iglesia, así se lo he hecho saber a grandes amigos que tengo en el alto gobierno y lo hago público hoy en Protestante Digital.

P.- Algo más que quieras añadir

GD.- Sí. Seguimos orando y creyendo que la gracia y la misericordia de Dios sobrepasarán esta crisis coyuntural en la que se encuentra nuestra amada Venezuela. Si la mayoría de los gobiernos no han querido meterse y mediar políticamente, nosotros si lo estamos haciendo ante el verdadero Soberano de Venezuela: Jesucristo. Sólo en Cristo hay paz, unidad y prosperidad para Venezuela. Urge un arrepentimiento nacional y volvernos al Señor de la Biblia, no al Cristo de la religión; creo que 500 años de religión hueca y vacía, sumada a esta grave crisis nacional han sido suficiente para darnos cuenta que Venezuela debe convertirse a Jesucristo de corazón y no por tradición.

Gracias por esta oportunidad… Que Dios nos ilumine en Venezuela, España y el resto del mundo.

Autores: Georges Doumat B.©Protestante Digital 2014

Estudio Exegético

Estudio Exegético – Homilético 158

Mayo de 2014

ISEDET

Servicio elaborado y distribuido por el Instituto Superior Evangélico de Estudios Teológicos (ISEDET), Buenos Aires, Argentina.- Los Estudios Exegético-Homiléticos (EEH) son ayudas para la predicación elaborados por docentes y estudiantes de doctorado del ISEDET. Se elaboran mensualmente sobre los textos del Leccionario Ecuménico Trienal que la mayoría de las Iglesias utiliza en todo el mundo.


http://publicaciones.isedet.edu.ar/ojs/index.php/eeh

Este material puede publicarse mencionando su origen

Álvaro Michelin Salomon

Domingo 04.05.2014, 3º de Pascua

est.3o dompas

Hechos 2:14a.36-41 (EEH 25 del 14 de abril de 2002)

Salmo 116:1-4.12-19 (EEH 37 del 17 de abril de 2003 + EEH 49 del 8 de abril de 2004)

1 Pedro 1:17-23 (EEH 61 del 10 de abril de 2005)

Lucas 24:13-35 (EEH 24 del 30 de marzo de 2002 + EEH 96 del 22 de marzo de 2008)

Como los cuatro textos del leccionario ya fueron comentados, procederemos a puntualizar algunas líneas de reflexión hermenéutica y pastoral.

1. Hechos 2:14a.36-41

Para Lucas, el escritor de Hechos, estos versículos forman parte del primer sermón pronunciado por un discípulo de Jesús después de la resurrección del Señor; o, si lo preferimos, es el primer mensaje cristiano predicado en la Fiesta de Pentecostés cuyo contenido es descripto con unos cuantos detalles (en Hch 2:11 leemos que diversos mensajes cristianos ya fueron pronunciados en dicha ocasión pero no recibimos su contenido específico). El sermón de Pedro en Pentecostés se presenta, entonces, como un modelo de proclamación cristiana en la misión de la Iglesia que parte desde Jerusalén hacia el mundo del vasto Imperio Romano de aquel tiempo.

En el v. 36 tenemos la conclusión del sermón: “Sépalo bien todo el pueblo de Israel, que a este Jesús, a quien ustedes crucificaron, Dios lo ha hecho Señor y Cristo” (versión Reina-Valera Contemporánea). Esta conclusión contiene una rotunda confesión de fe, un credo cristiano en miniatura dedicado a Jesús: el Crucificado por los humanos fue resucitado por Dios.

En los vv. 37-39 se nos presenta un diálogo entre Pedro y sus oyentes. El mensaje cristiano llama a la reacción de los escuchas provocando una pregunta fundamental: “¿qué haremos?”. Es decir: el futuro no debe ser igual al pasado; ahora, con Cristo resucitado, la vida personal y comunitaria necesita ser cambiada. Hay que asumir responsabilidades y culpas pero, asimismo, el Evangelio puede convocar a una existencia renovada y superadora de todo pecado y de toda culpa. La respuesta de Pedro (vv. 38-39) contiene una exhortación múltiple con el siguiente contenido:

  • El llamado al arrepentimiento,
  • El llamado al bautismo en Jesucristo para el perdón de los pecados,
  • La promesa del Espíritu Santo para quienes están escuchando a Pedro,
  • La promesa del Espíritu Santo para los descendientes de la primera generación cristiana,
  • La promesa del Espíritu Santo para quienes están lejos de Jerusalén,
  • La promesa del Espíritu Santo para toda persona que reciba el llamado de Dios a creer.

En otras palabras éste es el contenido de aquel credo de la Iglesia de Jerusalén, modelo para otras comunidades:

Proclamación del Evangelio al pueblo – escucha de la proclamación y fe en Cristo resucitado – arrepentimiento personal – Bautismo y recepción del perdón – don del Espíritu Santo – promesa del Espíritu Santo para muchas otras personas.

El v. 41 cuenta el crecimiento cuantitativo de la primera Iglesia de Jerusalén.  El dato de los tres mil convertidos en Jerusalén muestra el vigor de la predicación cristiana, la necesidad de seguir a Cristo que tenían muchas personas y el lugar que ellas recibieron en las comunidades cristianas. En los vv. 42-47 leemos sobre el crecimiento cualitativo de la primera Iglesia, así como su testimonio en medio del pueblo.

2. Salmo 116:1-4, 12-19

La Septuaginta (versión griega del Antiguo Testamento) y la Vulgata (versión latina de la Biblia) toman el Salmo 116 de la Biblia Hebrea y lo dividen en dos: el Salmo 114 y el Salmo 115. Las biblias protestantes y la Biblia de Jerusalén (católica) siguen la numeración hebrea.

El orante ha sufrido una grave enfermedad o fue víctima de una persecución y estuvo a punto de morir. Se reconoce deudor frente al Señor y le da gracias. El templo, la ciudad de Jerusalén y su pueblo son testigos de esta vida en oración personal y profunda en respuesta al Señor de la vida. La fe personal se une al culto en el templo. La situación angustiante que fue superada no es vista como una casualidad sino como el resultado del acompañamiento de Dios. Y esta oración individual, como tantas otras en el libro de los Salmos, es convertida en oración del pueblo que lee, ora y canta como comunidad de fe reunida y agradecida.

3. 1 Pedro 1:17-23

Esta exhortación apostólica reúne oración y acción, fe en Dios como Padre y Juez de toda persona y exhortación ética. La santidad cristiana (ver vv. 14-15) no es algo para unos pocos cristianos que efectúen obras meritorias y sobresalgan sobre el resto, sino que es el llamado a una forma de vida en la sociedad que sea representativa de Cristo. La epístola no se dirige a algunos miembros de iglesia especiales sino “a los expatriados y dispersos en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, y que fueron elegidos según el propósito de Dios Padre y mediante la santificación del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser limpiados con su sangre…” (1:1-2b). Entre todas estas innumerables personas había, seguramente, hebreos y no hebreos, gente con tradición religiosa del Antiguo Testamento y muchos otros con trasfondos religiosos y culturales diferentes. Muchos de ellos debían sobrellevar pruebas y sufrimientos nada fáciles por el hecho de ser cristianos (vv. 6-7; 3:8—4:19).

Todo el cap. 1 de esta epístola tiene un fuerte sello trinitario (aunque la doctrina de la Trinidad aún no estaba desarrollada como en los siglos posteriores). Ya en los vv. 1-2 tenemos la referencia a los cristianos que están “marcados” por Jesucristo, Dios Padre y el Espíritu.

Asimismo notamos un fuerte componente comunitario, en el cual la santidad de vida no es una cualidad individual aislada sino la forma de vida integral que debe visualizarse concretamente en la iglesia (vv. 22-23) y en la sociedad (2:11-17), así como en el hogar (2:18—3:7).

El texto del leccionario que nos toca, 1:17-23, combina admirablemente una confesión de fe o credo cristiano con un llamado a la vida en el amor fraternal mediante el Espíritu. Hay teología (cristología) y predicación para una vida liberada y transformada por el amor no fingido.

4. Lucas 24:13-35

Interpretación pastoral

v. 13 – “Ese mismo día, dos de ellos iban de camino a una aldea llamada Emaús…” – El día de fiesta de la Pascua de Resurrección aún no había llegado para esos dos discípulos. Aún experimentaban la pasión y crucifixión del Señor, las cuales eran un poco la de ellos también. Volver de Jerusalén a su pueblo era volver a la rutina de todos los días y al gran esfuerzo de remontar la tristeza por la pérdida del Maestro.

v. 14 – “Iban hablando de todo lo que había sucedido” – No era para menos: la memoria de los hechos acontecidos esa última semana estaba fresquita; había mucho para contarse y poco para explicarse. ¿Cómo podía ser que su Maestro Jesús hubiera sido humillado de esa manera mediante torturas, juicios deshonestos y la condena capital de la crucifixión? ¿Podía Dios estar presente allí?

vv. 15-16 – “Y mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó y los iba acompañando. Pero ellos no lo reconocieron, y es que parecían tener vendados los ojos.” – En medio de la discusión, la frustración, los recuerdos imborrables y la desazón, un Desconocido comienza a caminar con ellos en el regreso a casa. Este Desconocido “los iba acompañando” y, si bien ellos no se lo impidieron, no pudieron saber quién era. Estaban demasiado absortos en sus preocupaciones, angustias y en su falta de explicación razonable para lo acontecido recientemente.

v. 17 – “Se veían tan tristes que Jesús les preguntó: –¿De qué tanto hablan ustedes–?” – La pregunta pastoral de Jesús permite comenzar el diálogo en el camino. El Desconocido abre el juego, después del acercamiento físico, con el acercamiento verbal, de manera que los dos discípulos expresen toda su preocupación con libertad y en confianza.

vv. 18-24 – “…¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no sabe lo que ha sucedido en estos días?– ¿Y qué ha sucedido?–, preguntó Jesús. –Y ellos le respondieron…—” – La respuesta de los discípulos es un credo cristiano, el cual incluye el testimonio de las mujeres sobre la resurrección de Jesús, testimonio no creído en un primer momento por los discípulos varones. Pero este credo cristo-céntrico formulado por los dos discípulos acompañados del Resucitado aún no incluía la fe y el gozo de la resurrección. Ellos dieron testimonio de Jesús pero faltaba algo más: reconocer al Resucitado, alegrarse por ello y completar su fe con el evento pascual.

vv. 25-27 – “Entonces Jesús les dijo…” – Jesús aprovecha la caminata en común para realizar un estudio bíblico a la luz de sí mismo. El Antiguo Testamento se completa con el Nuevo, y éste habla de Jesús y su ministerio. Jesús hace en el camino la interpretación bíblica que les faltaba a sus compañeros de ruta.

vv. 28-29 – “…Quédate con nosotros, porque ya es tarde, y es casi de noche…” – Los discípulos no quieren desprenderse fácilmente del Desconocido que les iluminó el evento pascual recordando su Biblia Hebrea. Algo importante había en Él que les hizo invitarlo a pasar con ellos. Seguramente tenían aún mucho por aprender y descubrir.

vv. 30-31 – “Mientras estaba sentado a la mesa con ellos…en ese momento se les abrieron los ojos, y lo reconocieron…” – El Desconocido se había acercado para acompañarlos en el camino a casa; comenzó la conversación con una pregunta motivadora; aceptó la invitación de entrar en la casa y compartir un rato más; cenó con ellos y la cena sirvió de signo iluminador que completó el proceso de perfeccionamiento del gozo y la fe que a ellos les faltaba. Ahora sí los discípulos comprendieron por la visión de la fe que el Desconocido era el mismo Señor Jesús Resucitado. Con aquella cena pascual post-crucifixión y resurrección estuvieron en condiciones de emprender otro camino, pero ahora con el ánimo y la voluntad totalmente transformados.

v. 32 – “Y se decían el uno al otro: –¿Acaso no ardía nuestro corazón mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?—” – Ellos ya habían comenzado a experimentar en el camino que algo nuevo les estaba aconteciendo; sin aún poder racionalizar el hecho, sin todavía mejorar su teología (cristología), su corazón les estaba latiendo con mayor fuerza porque la interpretación bíblica que recibieron fue unida a la memoria viva del Crucificado… y estaba tan cerca de ellos este Crucificado que, para ellos, se estaba transformando en una nueva y poderosa presencia resucitada. Pero aún no había llegado el momento para completar su descubrimiento. Faltaba una señal más de esta presencia.

vv. 33-35 – “En ese mismo instante se levantaron y volvieron a Jerusalén… les contaron lo que les había sucedido en el camino, y cómo lo habían reconocido al partir el pan.” – La noche estaba avanzada y ya habían cenado; estarían cansados de la caminata desde Jerusalén, pero ello no fue obstáculo para volver a encontrarse con los demás discípulos. Valía la pena compartir el descubrimiento gracias a la nueva presencia de Jesús con ellos, la presencia del Resucitado. Entonces sí la vida podía cambiar de sentido y la crucifixión adquiría una nueva luz, ya no como derrota, desazón y frustración, sino como el cumplimiento de las profecías. La cruz no era sólo un evento humano trágico y desagradable, sino que allí se manifestaba una parte del designio de Dios. Pero la historia de Jesús y de su movimiento no terminaba allí, continuaba con mayor fuerza y proyección en lo que ya había sido el testimonio de las mujeres, testimonio que ahora había que reconocer como auténtico y fiel. Los discípulos varones estaban entonces en condiciones de vivir su propia experiencia pascual y ello era para festejar y compartir. “…Se levantaron y volvieron a Jerusalén. Allí encontraron reunidos a los once y a los que estaban con ellos.”

Podemos tomar este significativo relato pascual como una alegoría de lo que nosotros mismos podemos experimentar en nuestro camino a Emaús:

  • Cuando estamos tristes, desesperanzados, sin fuerza;
  • Cuando alguien nos comienza a acompañar y, tal vez, a aconsejar sabiamente;
  • Cuando volvemos a la Biblia y re-descubrimos una nueva luz en textos que nos hablan al corazón;
  • Cuando aceptamos que el acompañamiento de otras personas, y el acompañamiento que podamos brindar a otros, no sea meramente puntual sino permanente o, por lo menos, con una cierta proyección;
  • Cuando celebramos juntos el amor de Cristo en una casa o en un templo;
  • Cuando compartimos el gozo de ser comunidad viva.

Domingo 11.05.2014, 4º de Pascua

est.4odompas

Hechos 2:42-47 (EEH 25 del 21 de abril de 2002)

Salmo 23 (EEH 50 del 2 de mayo de 2004)

1 Pedro 2:19-25 (EEH 61 del 17 de abril de 2005)

Juan 10:1-10 (EEH 97 del 13 de abril de 2008)

Comentaremos brevemente el texto de Hechos.

Hechos 2:42-47

Como consecuencia del evento relatado como el primer Pentecostés cristiano, Lucas presenta el crecimiento cualitativo de la primera Iglesia en Jerusalén. Pedro predicó el Evangelio y ello tuvo grandes repercusiones en el movimiento de Jesús, al punto que se comenzó a organizar la Iglesia contando con muchas características distintivas. Algunas de estas características unen el cristianismo con el judaísmo; otras las separan. Los primeros cristianos/as son hebreos, participan del templo en Jerusalén, oran al mismo Dios del judaísmo y siguen al hebreo Jesús de Nazaret. Pero también, en su seguimiento a Jesús el Crucificado, afirman que Él ha resucitado y que el Espíritu Santo les impulsa a actuar como nunca antes lo habían hecho. El Espíritu que antiguamente no era el privilegio de todo el pueblo sino de algunos como Moisés y los ancianos colaboradores, o los profetas posteriores, ahora es derramado sobre todos los creyentes en Jesús el Mesías.

Los galileos discípulos de Jesús estaban en Jerusalén, incluyendo a las mujeres acompañantes (Lc 8:1-3; 23:49). Asimismo mucha gente del pueblo común de Judea había participado de la Pascua y sido testigos de la crucifixión del Maestro (Lc 19:37ss y paralelos). Después de la resurrección comienza a reorganizarse el movimiento de Jesús y ello incidirá en lo personal y lo comunitario, en lo espiritual y social, en lo íntimo y en las relaciones económicas. Lo que los discípulos y todos los seguidores/as de Jesús pudieron aprender de Él tienen que ponerlo en práctica, y Lucas nos lo muestra en Hch 2:42-47, uno de los resúmenes de la vida de la Primera Iglesia de Jerusalén.  La multiplicación de los panes y los peces tiempo atrás, las comidas de Jesús con muchas personas y el estar cotidianamente con su pueblo, ahora cobran la dimensión del compartir comunitario de la Iglesia de Jerusalén. Tiene que haber una clara línea de continuidad entre el tiempo del ministerio de Jesús y el nuevo tiempo de la misión de su Iglesia, no sólo en palabras sino también en acciones.

Sin decirlo Lucas expresamente me parece que esos resúmenes, un tanto idealizados tal vez, quieren ser modelos para el cristianismo que se va extendiendo en gran parte del Imperio Romano. Como expresando: así como la Primera Iglesia en Jerusalén, las demás iglesias deben escuchar el Evangelio y ponerlo en práctica en actitudes, acciones solidarias concretas, oraciones y comidas compartidas. La vida personal de cada creyente le importa a la comunidad y ésta sirve a los más necesitados. Los pobres son atendidos en sus necesidades, todos los miembros se gozan juntos y así dan un testimonio positivo y evangelizador en medio del pueblo.

Si queremos trasponer el modelo de la Iglesia de Jerusalén según Hch 2 a nuestros días, deberíamos concluir diciendo que nuestras iglesias deberían contar con, por lo menos, algunas de las siguientes características:

  • Una predicación bíblica clara y cristocéntrica, que apele al corazón y llame al arrepentimiento, al bautismo y a la esperanza en el don del Espíritu Santo;
  • La sana convivencia entre creyentes de distintas procedencias, etnias y culturas;
  • Junto a la predicación, la sana exhortación a todos/as, el acompañamiento permanente de parte de los ministros y la cálida recepción de parte de los miembros a los recién llegados;
  • El crecimiento numérico de la Iglesia como resultado de todo lo anterior;
  • El crecimiento cualitativo de la Iglesia en otros aspectos como son: la perseverancia en la doctrina (teología), en el compañerismo fraternal y en las comidas compartidas; la importancia del culto, el Bautismo y la Santa Cena; la solidaridad con los pobres; la alegría y sencillez de corazón; y el testimonio cristiano en el pueblo.

Domingo 18.05.2014, 5º de Pascua

est.5o dompas

Hechos 7:55-60 (EEH 25 del 28 de abril de 2008)

Salmo 31:1-5, 15-16 (EEH 49 del 4 de abril de 2004)

1 Pedro 2:2-10 (EEH 61 del 24 de abril de 2005)

Juan 14:1-14 (EEH 97 del 21 de abril de 2008 + EEH 86 del 27 de mayo de 2007)

Breve comentario al texto de Juan en una línea interpretativa que atraviesa todo este evangelio.

Juan 14:1-14

El Evangelio de Juan, que es bastante diferente de los Sinópticos (Mt, Mc y Lc), tiene como un énfasis especial los diálogos que Jesús entabla con diversas personas, incluyendo los discípulos. Jesús habla con un par de aspirantes al discipulado (Jn 1:37ss). Luego habla con Simón, a quien llama Pedro (1:42). Después encuentra a Felipe y le exhorta a seguirle (1:43). Posteriormente Natanael conoce a Jesús y entabla una conversación iluminadora con Él (1:45ss). En una boda Jesús habla con su madre y después con los mozos del servicio (Jn 2:1-11). En Jerusalén se enoja contra los cambistas que hacían sus negocios en el templo (2:13-16) . Acto seguido discute con los líderes de Jerusalén sobre un mal entendido con respecto al templo (2:18-22). Un fariseo, líder en Jerusalén, llamado Nicodemo, va a entrevistarse con Jesús por la noche (3:1ss). Junto al pozo de Jacob en Sicar de Samaria, Jesús dialoga con una mujer en una conversación que a ella le cambiará la vida, así como a una buena parte de su pueblo (4:1-42). En Caná de Galilea tiene un contacto con un oficial romano, cuyo hijo es sanado por la intercesión de Jesús (4:46ss). Y la lista sigue…

Inmediatamente antes de nuestro texto de Jn 14:1-14, en ocasión del lavado de los pies por parte de Jesús a sus discípulos, Simón Pedro se enoja con Jesús por su intención pero después acepta el hecho, aunque todavía no comprenda cabalmente la dimensión del mismo (13:1-20). Más adelante nuevamente Simón Pedro toma la palabra dirigiéndose a Jesús porque no entiende lo que Él expresa (13:36ss).

En Jn 14:1-14 toman la palabra Tomás y Felipe. Tomás formula una pregunta: “Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?” (v. 5). Felipe, por su parte, le pide algo: “Señor, muéstranos al Padre. Con eso nos basta.” (v. 8). Ambas intervenciones de los discípulos le dan pie a Jesús para seguir enseñando. El EvJn nos muestra, así, la pedagogía del diálogo que aplica Jesús. La enseñanza del Maestro según este evangelio incluye, por definición, las preguntas y respuestas que juegan en sus múltiples contactos humanos. Ello es en sí mismo, si queremos, una revelación del método pastoral de Jesús.

Es cierto que los capítulos posteriores (Jn 15—17) se caracterizan por largos monólogos de Jesús, matizados por algunas preguntas que los discípulos no se animan a formularle directamente (16:17-18), o, inclusive, por alguna pregunta que Jesús se hace a sí mismo delante de los discípulos (16:19, 31).

En la narrativa de la Pasión resurgen con fuerza y dramatismo los diálogos de Jesús, ahora con sus adversarios, pero ello sumado, por un lado, al triste protagonismo de Simón Pedro; y por otro lado, al último juicio a Jesús que involucra a los principales líderes religiosos de Jerusalén disputando con Pilato (caps. 18—19).

En los relatos de la Resurrección encontraremos nuevos diálogos de Jesús, especialmente con María Magdalena y Simón Pedro, pero también con los demás discípulos como grupo (caps. 20—21).

Si no hemos abundado en el contenido mismo de Jn 14:1-14 es porque quisimos destacar el método dialógico de Jesús. En la comprensión del EvJn, Jesús es un fino psicólogo que se permite enseñar dialogando, comprendiendo a sus interlocutores aunque éstos no siempre lo entiendan a Él… al menos en un primer momento. Pero esta pedagogía de las preguntas y respuestas no queda confinada en el EvJn a un momento puntual sino que se proyecta en la memoria evangélica para ser recuperada, posteriormente, al leer y/o escuchar el Evangelio. Los cristianos/as de la segunda y la tercera generación que tomaban conocimiento, probablemente en Éfeso, Asia Menor, del testimonio sobre Jesús en este evangelio, estaban como invitados a formar parte de esos diálogos, a identificarse con los discípulos, con Marta y María de Betania, con María Magdalena, con Nicodemo y la Samaritana. Esta sucesión de personas que entraron en contacto directo con Jesús y que necesitaron aprender de Él, de su ministerio total hasta su resurrección, es como el fundamento que se proyecta en la sucesión de tantos otros discípulos/as de Jesús en muy diversas latitudes y generaciones.

Sería bueno preguntarnos como Iglesia y como cristianos/as:

  • ¿Cómo son nuestros diálogos? ¿Aprendemos y enseñamos a través de ellos?
  • ¿Qué métodos aplicamos para la formación en el discipulado cristiano, en el liderazgo, en los ministerios?
  • ¿Tiene incidencia real y efectiva en todo ello la lectura e interpretación bíblica, o consideramos que la pedagogía a aplicar hoy en nuestras iglesias pasa por otro lado?
  • ¿Es la exteriorización sin filtro de los sentimientos, el “decir todo lo que pienso, caiga quien caiga y guste a quien guste”, la ocasión para la caída de los diálogos edificadores que requieren de mucha paciencia, ponerse en el lugar del prójimo y aprender a comprenderlo?

Domingo 25.05.2014, 6º de Pascua

est.6odom pas

Hechos 17:22-31 (EEH 26 del 5 de mayo de 2002)

Salmo 66:8-20

1 Pedro 3:13-22 (EEH 62 del 1 de mayo de 2005)

Juan 14:15-21 (EEH 86 del 27 de mayo de 2007 + EEH 14 del 20 de mayo de 2001).

Breve comentario del Salmo.

Salmo 66:8-20

Este salmo comienza por la alabanza universal a Dios y culmina con una oración individual. El texto del leccionario opta por los vv. 8-20, los cuales se pueden dividir en vv. 8-12 como oración colectiva, y vv. 13-20 como oración individual.

vv. 8-12 – Esta sección se combina con la anterior de los vv. 1-7 particularmente por la mención de las duras pruebas que atravesó Israel: vv. 9-12 + 6. Tanto el cruce del mar en la salida de Egipto como la supervivencia en medio de una guerra, o la opresión en Egipto y su liberación, fueron la ocasión para que Dios mostrara su poder y su amor a Israel. Toda esta memoria histórica de liberación no debe perderse y debe ser motivo permanente de adoración al Señor. Si Israel es el Pueblo de Dios no lo es por casualidad. El Dios Creador del universo es también el Dios Liberador que protegió a su pueblo elegido y lo sigue protegiendo. Tanto la historia como el presente deben ponerse en oración y dar gracias al Señor porque Él es el Dios de la historia, del presente y del futuro.

vv. 13-20 – Es una oración individual pero con la exhortación a que el Pueblo de Dios acompañe esta súplica. El salmista desea dar testimonio de su liberación por parte del Señor. No quiere quedarse solo con su gozo, desea compartirlo en la comunidad de fe. El salmista siente que es un creyente justo y fiel y que el Señor lo recompensó con su misericordia. Agradece y bendice al Señor por ello en el templo, allí donde puede ofrecer sacrificios de animales como símbolo de su gratitud al Señor. Dios lo sacó del pozo de la angustia y entonces puede, ahora sí, dar testimonio con palabras y gestos litúrgicos. Sus hermanos/as de fe tienen que poder compartir su gozo. Ha recorrido el camino de la liberación y tanto su corazón como su lengua dan cuenta de este nuevo estado de su alma. Está en sintonía con el Señor porque en medio de su angustia y sufrimiento no cayó en la infidelidad espiritual ni en la falta de ética personal. Entonces puede saborear en carne propia el gusto de la oración escuchada, de la cercanía de Dios, de su acompañamiento poderoso… y de la comunidad de hermanos/as llamada a participar con él de su culto.

Toda la tierra (vv. 1 y 4), todo el Pueblo de Dios (vv. 5 y 16), todos los pueblos (v. 8), y, por supuesto, el salmista mismo (v. 13), están invitados a participar de la bendición a Dios, el Creador y Liberador, el Sustentador de su pueblo y de este individuo orante fiel. Si hay fe personal debe haber testimonio; también debe haber culto y gestos litúrgicos; tiene que existir alabanza y gozo comunitario, participativo, con la invitación explícita a muchas personas. Y si existe todo esto, entonces podrá haber continuidad histórica de generación en generación para que unos y otros sigan alabando al Dios de la historia, la libertad y el futuro. No hay esperanza bíblica sin memoria histórica; pero tampoco hay memoria histórica sin continuidad en un futuro de libertad, vida y comunidad renovada por el amor de Dios.

Texto bíblico para sumar a la reflexión: Romanos 10:1-15.

Eventuales temas de debate y/o abordaje en la predicación:

  • Lo personal de la fe y la vida eclesial comunitaria: ¿ser cristianos sin iglesia? ¿basta con la piedad personal? ¿Basta con el culto comunitario sin piedad personal?
  • Los testimonios personales de fe y el culto comunitario: interrelación; secciones litúrgicas; oración de intercesión…

Para profundizar:

Luis ALONSO-SCHÖKEL – Cecilia CARNITI: Salmos I (1—72) – Traducción, Introducciones y Comentario, Estella, Navarra, Ed. Verbo Divino, 1992.

Roland E. MURPHY – Salmos, en Comentario Bíblico “San Jerónimo”, dirigido por R. Brown, J. Fitzmyer y R. Murphy, Tomo II, Madrid, Ed. Cristiandad (trad. del inglés), 1971.

Jueves 29.05.2014, Ascensión del Señor (Blanco)

est.ascenc

Hechos 1:1-11 (EEH 26 del 12 de mayo de 2002)

Salmo 47 o Salmo 93

Efesios 1:15-23 (EEH 68 del 20 de noviembre de 2005 + EEH 3 del 4 de junio de 2000 + EEH 62 del 8 de mayo de 2005)

Lucas 24:44-53 (EEH 14 del 27 de mayo de 2001 + EEH 110 del 24 de mayo de 2009).

Breve comentario al Salmo 47.

Salmo 47

Es un Salmo de la realeza de Yavé, así como los Salmos 93 y 96—99. Yavé es rey, el supremo gobernante de Israel y de todas las naciones; ningún humano se le iguala en dignidad, autoridad y poder sobre el mundo.

El Salmo se dirige a todos los pueblos desde la confianza en el Dios de Israel. Todo el mundo está invitado a alabarle. Esta referencia internacional va de la mano con la internacionalidad de Israel en los tiempos antiguos, particularmente con el exilio de muchos israelitas en Babilonia y durante el tiempo posterior. El sufrimiento del Israel sometido a las invasiones de otras naciones sobre su tierra, como Asiria y Babilonia, es y será cambiado por el reconocimiento espiritual de todos los pueblos al Dios de ese pequeño pueblo antes avasallado y oprimido. Y tal reconocimiento al Dios de Israel implica, entonces, el reconocimiento de la historia de liberación y protección de Yavé a Israel. Porque en la antigüedad se consideraba la fortaleza y seriedad de los dioses protectores de los respectivos países de acuerdo a las batallas vencidas o ganadas por éstos. Una batalla ganada por un pueblo era una batalla ganada por su dios.

Se puede entender que la insistencia de un salmo como éste en Dios como rey supone, sin decirlo explícitamente, la desilusión del salmista sobre la historia de los reyes humanos que gobernaron a Israel en el Norte (Samaria) y en el Sur (Jerusalén). ¿Por qué, si no, poner tanto énfasis en que sólo Dios es el monarca absoluto, no sólo sobre Israel sino también sobre todas las naciones? Seguramente hay implícita una revisión histórica y, mirando hacia delante, supongamos que en el tiempo del exilio judío en Babilonia (Siglo VI a.C.), el salmista apunta hacia un futuro de Israel sin reyes humanos ni para Israel ni para Babilonia ni para otros países, con la intervención directa de Dios sobre su pueblo en el concierto de las demás naciones. De esa manera, entonces, la alabanza a Dios como rey puede ser absoluta, sin temor a desilusiones.

Hay exegetas que defendieron la hipótesis de que existió en Israel una fiesta especial dedicada a celebrar la monarquía universal de Dios; otros ponen en duda esta teoría. Lo cierto es que un salmo como éste exhorta a alabar al Dios de Israel y podemos entender en el lugar que sea, donde estén los israelitas, ya sea en su tierra como en Babilonia o en otros países de la dispersión.

Una interpretación posible desde el cristianismo, especialmente en el Día de Ascensión, nos lleva a unir el sentido del Salmo 47 con el sentido de los relatos evangélicos sobre la ascensión de Jesús. Jesús es entronizado después de su resurrección, ocupando el lugar de privilegio en autoridad y poder con Dios. Ningún humano se le puede igualar en dignidad, reconocimiento y honor: sólo Jesús es el Mesías, el rey de justicia y misericordia para todas las naciones.

Otra línea interpretativa nos puede llevar a considerar un pasaje como Efesios 6:10-20, donde, con un lenguaje e imágenes tomadas del ámbito militar, los cristianos/as son llamados a fortalecerse con el Espíritu y la Palabra de Dios para resistir en un mundo adverso. En síntesis: Dios es el monarca absoluto sobre el mundo, Cristo es el Mesías y su representante, y los seguidores/as de Cristo deben armarse espiritualmente para no desmayar en su testimonio en una sociedad que puede, muchas veces, ir en contra del Evangelio y de la misión cristiana.

Aunque nuestros países cuenten con libertad religiosa y de expresión de ideas, es necesaria mucha valentía para no avergonzarse de dar testimonio en la sociedad. Podemos caer fácilmente en la tentación de que, por la pluralidad de ideas, filosofías, ideologías y religiones, el cristianismo pierda visibilidad, presencia, testimonio claro y concreto, pasando a ser solamente una propuesta más entre muchas. Si nosotros mismos no estamos convencidos de que el Evangelio debe ser una propuesta de vida y esperanza para toda la sociedad, conformándonos con el Evangelio para nosotros nada más, será muy difícil dar testimonio cristiano más allá de las actividades acostumbradas de la Iglesia.

Para profundizar:

Luis ALONSO-SCHÖKEL – Cecilia CARNITI: Salmos I (1—72) – Traducción, Introducciones y Comentario, Estella, Navarra, Ed. Verbo Divino, 1992.

Roland E. MURPHY – Salmos, en Comentario Bíblico “San Jerónimo”, dirigido por R. Brown, J. Fitzmyer y R. Murphy, Tomo II, Madrid, Ed. Cristiandad (trad. del inglés), 1971.

 

Historia

Carlos Martínez García

 

Segundo viaje de 

James Thomson a México,

1842-1844 (III)

 

hist.cmg.thompsonSus misivas a la SBBE dan cuenta de que su labor como distribuidor de materiales bíblicos a veces parecía tener el horizonte despejado, y en otras ocasiones los nubarrones le llevaban a informar que las oportunidades para cumplir con su labor eran escasas.

 

05 DE ABRIL DE 2014 

Congruente con su idea y visión de traducir la Biblia, o porciones, a los idiomas indígenas de México, Diego Thomson proyecta viajar a Yucatán. Esta península, conformada por los estados actuales de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, estaba convulsa desde poco antes de que Thomson iniciara su segunda visita al país.

En 1841 la llamada República de Yucatán se independizó de México, a causa del centralismo prevaleciente en la nación mexicana. En el mismo año fue promulgada la Constitución yucateca, el 16 de mayo. El documento consideraba proteger las garantías individuales y la libertad religiosa, en contraposición con lo decretado por la Constitución mexicana de 1824. Esta había declarado al catolicismo romano como la religión oficial del país y no permitía la expresión de ningún otro credo.

hist.cmg.thmpson.yucata

Los intentos separatistas yucatecos se consolidan en agosto de 1841, y el 14 de tal mes zarpa desde Veracruz un barco en el que viajaba un contingente militar cuya meta era combatir a los rebeldes. El presidente entonces era Anastasio Bustamante, quien en marzo había sido declarado Benemérito de la Patria.

A causa de la sublevación organizada en su contra, el presidente Bustamante renuncia el 5 de octubre al puesto. Lo sustituye uno de los sublevados, Antonio López de Santa Anna, quien es designado presidente del país (9 de octubre) por una Junta de Representantes. Una de las obsesiones de Santa Anna fue reintegrar al país a Yucatán.

En diciembre de 1842, Thomson escribe una extensa carta a la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera (SBBE). En ella informa de las vicisitudes que enfrenta al tratar de posicionar al Nuevo Testamento como libro de lectura en el sistema escolar público. Los altibajos de la vida política nacional, los enfrentamientos entre facciones e intereses, hacían imposible poder llegar a un acuerdo con autoridades más empeñadas en combatir a sus adversarios, que en darle algo de estabilidad a las instituciones públicas. Vislumbra, a pesar de todo, que podría tener mejores resultados y que para ello era necesario “tener mucha o poca paciencia, considerando las cosas y el país en cuestión. La oración apresurará nuestros movimientos, y espero prosperar y tener éxito en ellos”.

En la carta de vísperas de Navidad de 1842, Diego Thomson comenta entusiasmado que ha estado conversando con quien fuera gobernador de Yucatán (Pedro Marcial Guerra Rodríguez) antes del movimiento separatista. Él informa al enviado de la SBBE que la lengua predominante es el maya, y que sumando la población de Yucatán con la de Campeche y partes de Tabasco, el número de hablantes de maya ascendía a un millón de personas.

El número de hablantes de maya, considera Thomson, es una oportunidad que debe explorarse. Comenta que el ex gobernador le ha extendido una recomendación a Thomson ante el obispo, quien era su hermano (José María Guerra). No sabía Thomson si podría viajar hacia Yucatán en próximos meses, porque antes quería asegurase de que la carta de recomendación había sido recibida por el obispo, quien a su vez le haría conocer si era bienvenido. Entonces era sumamente difícil intercambiar cartas de y hacia la entidad, debido a “la cerrada guerra que se emprende ahora desde aquí contra Yucatán”, comentaba Thomson.

La opinión de Thomson era favorable al movimiento independentista de Yucatán, el cual consideraba contaba con apoyo popular: “los sentimientos e intereses de los indios [mayas] están personal y profundamente envueltos en la cuestión, y ellos se han incorporado a la lucha por su propio bien y conveniencia, y no en obediencia a unos pocos gobernantes militares. Fue un ejército de indios el que primero quebró el poder español en México”.

En la correspondencia a la SBBE, tanto en la de su primera estancia en México (1827-1830) como en la segunda (1842-1844), Thomson no desarrolla ampliamente sus opiniones políticas sobre lo que sucedía en México. Lo que sí existe son alusiones y comentarios breves sobre las condiciones políticas opresivas. Thomson aludía a la necesidad de que el país se democratizara, y opinó favorablemente por las causas libertarias. En 1829, ante el esfuerzo español por reconquistar México, él se congratuló porque falló esa intentona. En el caso de Yucatán consideraba que el movimiento independentista abría puertas a libertades negadas en México. Años después, fuera de México, se enteraría de que Yucatán se reincorporaba, en 1848, a la nación mexicana.

Durante nueve meses más, de enero a septiembre de 1843, Diego Thomson permaneció en la ciudad de México. Sus misivas a la SBBE dan cuenta de que su labor como distribuidor de materiales bíblicos a veces parecía tener el horizonte despejado, y en otras ocasiones los nubarrones le llevaban a informar que las oportunidades para cumplir con su labor eran escasas. No le faltaba entusiasmo ni decisión por cumplir con el trabajo para el que fue enviado, lo difícil era que las autoridades obstaculizaban sus trabajos.

A inicios del verano de 1843 Thomson redacta otra carta (23 de junio). En ella notifica que el edicto de la Catedral de México (17 de junio de 1828) librado contra las biblias distribuidas por él en su primera visita a México ha sido desempolvado y vuelto a poner en práctica. Por lo anterior la aduana le ha retenido los materiales que le había remitido la SBBE, el que considera Thomson es “un acto ilegal por parte del administrador de la aduana”. Alberga esperanzas de que en el futuro, “cuando haya aquí un sistema más liberal, las cosas serán de otro modo, y entonces la ley habrá de verse y aplicarse, no lo dudo, tal como yo la veo”. Sin embargo, el panorama para cuando escribe es ominoso porque “la regla, en este momento, es una marcada intolerancia”.

Pese a las prohibiciones del edicto de 1828, y la disposición de las autoridades civiles para coadyuvar en llevar al cabo los deseos clericales de que las biblias de Thomson no circularan, el colportor daba cuenta que “la Palabra de Dios es estimada y buscada aquí”, por muy distintas personas. Thomson siempre encontró resquicios para evadir los obstáculos prohibicionistas.

©Protestante Digital 2014

 

Los Profetas de la Biblia

profetas

El Profeta Isaías

Drernestocontreras@hotmail.com

profetas.isaiasIsaías (“Salvación de Jehová‟ o “Dios salva‟), nació en Jerusalén y profetizó principalmente en Judá (reino del sur). Fue hijo de Amoz (2º R 19:2), y era de familia aristocrática, rica y respetada. Estaba casado y tenía cuando menos, dos hijos. Se dice que era culto, decidido, y hombre de acción, con un carácter compasivo y humilde (Is 7:3; 8:13,18; 6:5; 16:9; 21:3; 65:2).

Fue enérgico defensor de los pobres y del pueblo explotado. Su proclama era: Aprendan a hacer el bien; busquen el juicio, restituyan al agraviado, hagan justicia al huérfano, amparen a la viuda. Vengan luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si sus pecados fueren rojos como la grana y el carmesí, serán emblanquecidos como la nieve y la blanca lana (Is 1:17-20).

Isaías fue llamado a su ministerio profético alrededor del año 758 a. C., a la muerte del rey Uzías (Is 1:1 y 6:1), cuando tenía unos 20 años de edad. Vivió unos 80 años: los últimos, turbulentos y difíciles 40 años del reino del sur (Judá); y profetizó la derrota de Senaquerib rey de Nínive, cuando Dios aniquiló su ejército con una mortal diarrea (701 a.C.).

profetas,isaias2Su ministerio terminó abruptamente, al iniciarse el reinado del malvado rey Manasés, cuando de acuerdo con el libro apócrifo Ascensión de Isaías, este rey, que ya había asesinado a varios profetas, también mató a Isaías, a quien dio la orden de aserrarlo en dos, dentro de un tronco de cedro hueco, donde el profeta se había refugiado (Leer 2º R 21 y He 11:37).

Isaías es considerado un héroe nacional y el más grande de los profetas de Israel, de todo el mundo, y de todos los tiempos; así como también un clásico de la literatura hebrea, por la pureza y belleza literaria de sus escritos, la variedad de sus ricos simbolismos, y el asombroso y exacto cumplimiento de sus extensas profecías (predicciones u oráculos).

Los últimos cuarenta años del Siglo VIII a. C., produjeron grandes hombres; pero el más grande fue el profeta Isaías.  De todos los profetas de Israel, Isaías es el rey. Las escrituras que llevan su nombre, están entre las más profundas de toda la literatura. Isaías es el Pablo del Antiguo Testamento. (ISBE, Isaías; Kyle M. Yates, Predicando a los profetas, p. 83; George L. Robinson, El libro de Isaías, p. 22; Elmer A. Leslie, Isaías, p.15).

Herberto dice: El libro de Isaías está en el Antiguo Testamento como el libro de Romanos, está en el Nuevo Testamento. Es un libro lleno de una rica verdad teológica. Es el profeta de la Redención, por lo que se considera el profeta mesiánico o evangélico, por excelencia En ninguna otra porción bíblica escrita bajo la Ley, encontramos una visión tan clara de la gracia divina. El profeta proclama que la historia del mundo tiene significado solamente a la luz de la misión trascendental (redentora) del pueblo de Israel y del siervo de Jehová (El Mesías).

Isaías resalta la indignidad humana ante la santidad de Dios (25 veces dice: El Santo de Israel). Anuncia la grandeza de Dios, Señor del mundo y de la historia, y la necesidad de proclamar su gloria al universo entero. Jerome escribió: Isaías no compuso una profecía, sino un evangelio. Los escritores del Nuevo Testamento citan 21 veces el libro de Isaías (C.I. Scofield); y los Padres de la Iglesia le llamaban el evangelio según San Isaías.

Aunque algunos, sin bases firmes, suponen que el libro de Isaías es producto de 2 o 3 escritores, la tradición judía, la traducción griega de los setenta (La Septuaginta), el libro apócrifo del Eclesiástico (48:17-21), y los manuscritos del Mar Muerto, se lo atribuyen sólo a Isaías. Lo importante es reconocer que Isaías escribió bajo inspiración del Espíritu Santo, y que por lo tanto sus escritos, son Palabra de Dios, único autor de la Biblia.

Isaías profetizó sobre la primera venida del Mesías siete siglos antes de su nacimiento: Menciona su concepción virginal; su vida de bendición, su sufrimiento y muerte propiciatoria; su eternidad y naturaleza divina, y le atribuyó los nombres de Emanuel, Admirable, Consejero, Dios Fuerte, y Príncipe de paz. Isaías también predijo que la gracia alcanzaría a los gentiles.

Isaías tiene dos secciones principales. En la primera (caps. 1 al 39), el profeta mira hacia el cautiverio de Babilonia, e incluye su ministerio entre los años 740 a 685 a. C., durante los reinados de los reyes Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías.

En la segunda sección (caps. 40 al 66), el profeta mira hacia el futuro, más allá de los cautiverios, y hasta el fin del mundo.

Los mensajes de Isaías incluyen 7 grandes temas sobre el futuro tanto inmediato como lejano, y tanto de Israel, como del mundo entero:

1. Israel en la cautividad babilónica; y el juicio sobre sus opresores y las naciones vecinas.

2. El regreso de Israel de Babilonia.  2

3. La manifestación del Mesías en su humillación (Cap. 53).

4. La bendición de los gentiles.

5. La Manifestación del Mesías en el juicio final (apocalíptico) del mundo.

6. El nuevo cielo y la nueva tierra.

7. El reinado final (milenial) del Hijo de David.

Del capítulo 1 al 6:13. Profetiza

1. Juicio, condenación y exilio (cautividad) por la rebelión de Israel.

2. La futura redención de Israel.

3. El llamamiento y la aceptación de Isaías a su ministerio.

4. El rechazo de Emanuel (cap. 7:1-12:6).

5. La futura salvación de Jehová, el Redentor venidero (cap. 8:1-9:7).

6. La destrucción de la orgullosa Samaria (9:8-10:4).

7. El derrocamiento del falso imperio, y el establecimiento del futuro, glorioso, eterno, y superior imperio del Mesías (10:5-12:6).

En los caps. 13 al 23 y 34 y 35, profetiza:

8. Los juicios de Dios sobre Babilonia (13:1-14:27; 21:1-10); 9. Filistea (14:28-32); 10. Moab (caps. 15-16);

10. Damasco y Samaria (cap. 17); 11. Etiopía (cap. 18); 12. Egipto (caps. 19 y 20); 13. Edom (21:11-12); 14. Arabia (21:13-17); 15. Jerusalén (cap. 22); y 16. Tiro (cap. 23); y 17. El juicio de los gentiles (cap. 34)

Del capítulo 24:1 al 27:13, profetiza el juicio universal:

18. Sobre el pecado (cap. 24); pero también profetiza sobre las promesas de Dios:

19. Jehová el Libertador, Vencedor y Consolador (Cap. 25).

20. El himno de regocijo por la consolación de Judá (cap. 26).

21. La destrucción de los opresores, y la preservación del pueblo de Dios (cap. 27 y 35).

De los caps. 28 al 30, profetiza “Ayes”:

22. Contra borrachos y burladores (cap. 28). 23. Contra los que pretenden engañar a Dios (cap. 29). y 24. Contra los que confían en humanos y no en Dios (cap. 30).

En los caps. 31 y 32, profetiza:

25. La liberación futura por la gracia de Dios.

En el cap. 33, profetiza sobre:

26. Castigo de los traicioneros y el triunfo de Cristo.

En los caps. 36 al 39 (tiempo de Ezequiel), advierte:

27. La destrucción de Judá y su rey, por parte de Senaquerib, que fue impedida.

Y de los caps. 40 al 66, profetiza la consolación futura:

28. El propósito de la paz; 29. La majestad del Jehová el Consolador (cap. 40); 30. El desafío del Dios proveedor, a los incrédulos (cap. 41); y 31. El Siervo de Jehová (el individuo y la nación: cap. 42); 32. La redención por gracia (43:1-44:5).

 Luego habla sobre: 33. Los ídolos muertos vs el Dios Viviente (44:6-23); 34. El Dios Soberano que usa y convierte a los paganos (44:24-45:25); 35. Las lecciones que deja la caída de Babilonia, y la preservación de Israel (caps. 46 y 47); y

36. El juicio sobre la hipocresía y falta de fe en Israel (cap. 48).

Luego promete (56: 9-57:21): 37. La restauración de Israel, y la luz a los gentiles (cap. 49).

Y contrasta: 38. La verdadera y falsa adoración (cap. 58); 39. La pecaminosidad de Israel y la obediencia de los siervos de Dios (cap. 50); 40. Confiar en Dios y no temer al hombre (51: 1-16).

Luego: 41. Invita a Israel a despertar y retornar al favor divino (51:17-52:12).

Ahora profetiza sobre: 42. El triunfo del Siervo divino, mediante su sufrimiento propiciatorio (52:13- 53:12).  3

43. La bendición que alcanzarán los que confíen en Dios, el Mesías (54:1-56: 8).

44. La salvación de Israel al confesar su pecado (cap. 59).

45. La gloria y paz de los redimidos (cap. 60).

46. La condenación de los malos gobernantes de Israel (56: 9-57:21).

Por último, habla sobre: 47. Las misericordias pasadas de Israel, y su anhelo de liberación (63:7-64:12).

Y da profecías sobre el fin: 48. El reino que traerá el Ungido (cap. 61); 49. La restauración y glorificación de Sión (62:1-63:6 y 66). 50. El castigo de los rebeldes, y la misericordia de Dios para el Israel espiritual (cap. 65); y 51. El juicio final (cap. 66).

 

Noticias internacionales

Nace la Alianza Evangélica de Venezuela (AEV)

 not int.venezu

El Consejo Evangélico (CEV) y la Confederación Evangélica Pentecostal (CEPV) acordaron crear la Alianza Evangélica de Venezuela (AEV). Ambas organizaciones agrupan más de tres mil iglesias en el país.

 

10 DE ABRIL DE 2014, CARACAS

El presidente del CEV, pastor Samuel Olson, recalcó que la AEV “no es una estructura, no se requiere afiliación, es un paraguas para cubrir a todos los que quieran ser parte de esta iniciativa y compartan los mismos principios”.

Para el pastor Alejandro Lasenere, asesor legal de la Confederación Evangélica Pentecostal, es importante que la sociedad venezolana sienta el respaldo de la Iglesia Evangélica. “El problema en Venezuela es espiritual, debemos clamar a Dios por nuestro país”

Entre los objetivos de esta alianza están reafirmar los principios de la Reforma Protestante relacionados con: la separación de la Iglesia del Estado, así como el autofinanciamiento para su desarrollo y el sostenimiento de sus obras sociales, respetando las particularidades de cada comunidad y cada organización de Iglesia en lo espiritual y doctrinal, pero reafirmando la unidad de la Iglesia como cuerpo de Cristo.

“Se afirma nuestro deseo de de trabajar por el país, pero no estamos sujetos a ninguna ideología político-partidista”, dijo Olson.

La reunión se inició con un tiempo de cantos y oración. Contó con una nutrida concurrencia de miembros de estas organizaciones que han decidido crear la Alianza Evangélica de Venezuela, ante el desafío en las palabras del Señor Jesucristo “llamados a hacer uno”. Los pastores Samuel Olson y Carlos Rojas, presidentes del CEV y la CEPV presentaron ante la asamblea a la AEV.

El encuentro también contó con la participación de iglesias independientes que no forman parte del CEV ni de la CEPV, sin embargo ven con buenos ojos la creación de esta alianza.

Durante fueron presentados los informes de ambos entes donde especificaron las tareas cumplidas y las metas que desean alcanzar, entre ellas establecer contacto con las asociaciones de iglesias para compartir esta visión y fomentar el dialogo interreligioso. La CEPV ha contribuido en el proceso de legalización de las iglesias del país.

La alianza busca ser una plataforma para el servicio a la Nación, con el fin de afianzar en el país una cultura democrática, de inclusión, participación, aspectos que forman parte de la herencia cristiana universal.

Durante la reunión se abrió un espacio entre los asistentes para coordinar un evento que contemple la participación de los miembros de esta alianza con el fin de orar en Caracas y en el interior por el país.

También se tiene prevista la realización de otras actividades como tiempos de intercesión, vigilias y petición por la reconciliación y la paz de la nación.

Fuentes: El UniversalEditado por: Protestante Digital 2014   Creative Commons     Tags:  Alianza Evangélica de Venezuela, AEV, Consejo Evangélico de Venzuela, CEV, Confederación Evangélica Pentecostal, CEPV

En Barcelona

Encuentro Adece: un espacio para ‘repensar’ la comunicación

 not int.adece

Daniel Giralt-Miracle, Juan Antonio Monroy, Alfredo Pérez Alencart y Stuart Park, en la Biblioteca de Catalunya. /M. GaLa

 

La Biblioteca de Catalunya acogió el VI encuentro de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos este pasado fin de semana.

08 DE ABRIL DE 2014, BARCELONA

El desafío de la comunicación ante una sociedad plural fue el tema abordado en el encuentro de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (Adece) que celebró su encuentro anual este pasado fin de semana en Barcelona.

Un encuentro marcado por la participación de dos referentes de la cultura catalana: Daniel Giralt-Miracle, que recogió el premio Personalidad del año  que concede Adece por sexto año consecutivo, y Carles Duarte, poeta catalán que recitó varios de sus poemas. Participaciones que se complementaron con conferencias, talleres, debates, y la entrega de premios del certamen literario González-Waris.

“A grandes rasgos podemos decir que el encuentro fue todo un éxito”, cuenta Juan Carlos Martín, secretario general de Adece. Las conferencias celebradas en la Biblioteca de Catalunya tuvieron una buena asistencia, y sobre todo destacaron por su gran calidad.

PERSONALIDAD DEL AÑO A GIRALT-MIRACLE

 “La entrega del Premio Personalidad del Año a Giralt-Miracle fue un acto muy emotivo, presidido por cinco personajes del calibre Pablo Martínez, que habló de Stuart Park y su obra; por el propio Stuart, que habló de sus últimos libros (sobre Eclesiastés,  La vida breve; y sobre las últimas palabras de Jesús en la cruz, (Las siete palabras)”, explica Juan Carlos Martín.

“Alencart y Monroy presentaron a Giralt-Miracle, quien, con palabras impregnadas de emoción, sinceridad, sentido del humor y gran profundidad teológica y oportunidad ética, habló de las influencias que marcaron su trayectoria profesional y espiritual, estrechamente ligadas siempre”.

DEBATE SOBRE COMUNICACIÓN EN LA RADIO

El sábado por la mañana se realizó en el mismo escenario un debate sobre “los medios cristianos y los cristianos en los medios”. En la mesa se sentaron a dialogar la escritora Viviana Rivero, “como testimonio de lo que significa para un creyente con éxito en el mundo editorial no cristiano aparecer con frecuencia y gran audiencia en los medios de su país”, dice Juan Carlos Martín; Roberto Velert, que “habló de la necesidad de formación para trabajar en radio y de compromiso con los medios cristianos por parte de las iglesias”; y Julio Pérez, que “expresó que la visión de una radio de orientación evangélica no debe excluir la visión de una radio generalista de base cristiana, aunque la realidad prácticamente excluye ese tipo de sueños hoy día”.

Del debate, el secretario general de Adece destaca “opiniones interesantes, como la necesidad de evitar los victimismos y la culpabilización de las iglesias, que bastante difícil lo tienen para sus necesidades básicas; o el problema del recelo doctrinal o interdenominacional, entre otros, con que se puede encontrar quien pretende servir en los medios. Hubo también algunos testimonios de personas que llegaron al conocimiento de Cristo gracias a la radio”.

 La mañana se completó con la participación de Carles Duarte, poeta catalán de larga trayectoria y reconocimiento. “Deleitó a los asistentes con sus maravillosas dotes de rapsoda, con su altísima poesía de trasfondo bíblico, filosófico y espiritual que leyó en traducción castellana, aunque a petición del público también leyó en su lengua original. Así como el público disfrutó de la lectura y explicaciones, el poeta salió realmente satisfecho de la experiencia”, cuenta Martín.

Le siguió la entrega de premios literarios: González-Waris y Adán, este último al escritor Juan Miguel Torrero Guilarte.  Juan Antonio Monroy leyó el poema ganador del González-Waris, escrito por una autora cubana, Dª María Mayelín Barrera Castro, de Las Tunas.

FORMACIÓN EN PERIODISMO Y AUTOEDICIÓN

 Los talleres de la tarde, sobre periodismo -impartido por Jordi Torrents- y autoedición -a cargo de Noa Alarcón- tuvieron “un nivel muy alto y se comentaron cuestiones de interés que probablemente se irán implementando en iniciativas que el resto de miembros de Adece, y el público en general, irán viendo en los próximos meses”. Cerró el ciclo de conferencias el escritor Daniel Jándula con el tema “Escrito en piedra”. “Inolvidable conferencia -dice Juan Carlos Martín- que enseguida decidimos debía aparecer publicada por Adece”.

Hubo lugar también para la presentación de novedades literarias. Se presentó la  Colección Kyrie de Literatura,  una iniciativa de libros digitales que ha comenzado en febrero de este año. En la asamblea general, se renovaron todos los cargos, entre ellos el del presidente, cargo en el que continuará el escritor afincado en Salamanca Alfredo Pérez Alencart.

Editado por: Protestante Digital 2014

Universidad de Baylor (EEUU)

Las personas materialistas son más propensas

a la depresión

 not int,materialista

Una investigación concluye que las personas más materialistas están destinadas a tener un estado de insatisfacción continuo en su vida.

07 DE ABRIL DE 2014, EE.UU.

Una investigación ha concluido que las personas más materialistas, esto es, más preocupadas por comprar el último modelo de móvil recién salido de fábrica, un coche de gama alta, una casa más grande, vestuario de marca… estar siempre a la última, en definitiva, están destinadas a tener un estado de insatisfacción continuo en su vida.

El estudio, publicado en la revista Personality and Individual Differences, ha sido desarrollado por un equipo de científicos de la Universidad de Baylor (EEUU) que contó con un total de 246 participantes con una edad media de 21 años y a quienes se les sometió a una encuesta online de 15 minutos orientada a medir el nivel de materialismo, la gratitud por lo que se posee, la satisfacción de necesidades y la satisfacción general en la vida.

Los resultados revelaron que quienes habían tenido una calificación baja en gratitud y alta en la satisfacción de sus propias necesidades eran más propensos a ser materialistas y a sentirse menos felices con su vida.

¿Por qué esta correlación?

Esto sucede porque a las personas materialistas les resulta más difícil ser felices con lo que tienen, siempre necesitan más porque centran su vida en lo que no poseen, por lo que se convierten en personas insatisfechas y con tendencia a la depresión.

Por el contrario, la gratitud por lo que se posee conforma un estado de ánimo positivo en el que lo importante son las personas que nos rodean en lugar de nosotros mismos y nuestras posesiones.

Fuentes: Muy interesanteEditado por: Protestante Digital 2014

Dos iglesias evangélicas, española y rumana, se unen

 not int.dosigles

Algunos niños y jóvenes de la congregación.

Iglesia de Cristo y Ágape se integran como una sola congregación “con un solo objetivo: ser más útiles para la extensión del reino de Dios”.

07 DE ABRIL DE 2014, MADRID

Dos iglesias evangélicas locales en Madrid han formalizado su unión, formando ahora una sola congregación. Se trata de la Iglesia de Cristo en Madrid (C/ Teruel,25) y la Biserica Crestin dupa Evanghelie “Agape” (iglesia rumana).

“El origen de la integración –explica Jesús Manzano, miembro de la iglesia- hay que buscarlo un tiempo atrás cuando ambas iglesias decidieron trabajar juntas en la calle, con las personas sin techo, compartiendo con ellas el amor de Dios por medio de llevarles alimentos y de hablarles de que aún en la indigencia hay esperanza, pues Jesucristo da la oportunidad de hacer de todo lo caído, de todo lo roto, una nueva criatura”.

Esta colaboración en la obra social y de ayuda al prójimo les llevó a unirse cada vez más. “Ambas congregaciones nos fuimos dando cuenta de que además de ese ministerio había otras muchas cosas que nos unían, no solo en cuestiones doctrinales y cúlticas, sino también en la visión de cómo servir y llegar a nuestra sociedad”,añade Manzano.

“Por ello -continúa- decidimos dejar todo tipo de personalismos y unirnos en una sola congregación para ser no sólo más grande, sino también más fuerte, que nos permitiera proponernos y alcanzar nuevos objetivos en los cuales Dios pudiera ser glorificado”.

El proceso no ha estado exento de algunas renuncias. “Fuimos conscientes de que debíamos dejar nuestros ‘capillismos’, que si bien nos eran cómodos, pero sin embargo nos impedían alcanzar nuevas metas y utilizar más adecuadamente los recursos que Dios nos ha dado para hacer Su obra, a la vez que con ello testimoniamos de la unidad como símbolo del amor de Dios”, dice Jesús Manzano.

La iglesia mantendrá la celebración de dos cultos el domingo; uno por la mañana en castellano y otro por la tarde en rumano, “pero con un solo objetivo”, concluye Manzano: “ser más útiles para la extensión del reino de Dios”.

Editado por: Protestante Digital 2014

Este de China

Cristianos chinos acampan para impedir la demolición de una iglesia

 not int. este de china

Miles se manifiestan frente a la iglesia tras amenazas de demolición, este viernes. / ShanghaiList

Miles de cristianos de Zhejiang se manifiestan contra una ley que “pretende frenar la propagación del cristianismo”.

06 DE ABRIL DE 2014, BEIJING

Desde hace varios días, cientos de cristianos chinos están acampando en los alrededores de una iglesia sobre la que hay una orden de demolición.

Según los líderes religiosos, en febrero comenzó una campaña por parte de las autoridades para quitar las prominentes cruces de la ciudad. Esto es a causa del rápido crecimiento del cristianismo, que anuncia sus cultos con grandes cruces en la provincia de Zhejiang, en el este del país.

Desde hace dos meses se han producido seis demoliciones de cruces en ciudades como Hangzhou y Zhoushan, según denunció China Aid, un grupo de defensa de los cristianos con sede en Texas. Ahora hay una amenaza de demolición en la iglesia Sanjiang, en la ciudad de Wenzhou, un gran edificio que puede albergar hasta 2.000 personas.

En la iglesia Sanjiang, los funcionarios exigieron que la iglesia eliminara varias cruces pequeñas en su fachada: cuando los líderes de la iglesia se negaron los funcionarios amenazaron con derribar todo el edificio, dijo Zheng Leguo, líder de la iglesia evangélica de Wenzhou.

“Algunos altos funcionarios creen que hay demasiadas cruces, muchas iglesias” dijo un portavoz de la congregación. Sin embargo los funcionarios locales niegan que se quiera derribar el edificio, aunque admiten estar en negociaciones con la iglesia acerca de su adecuación para alguna de sus funciones, como es la de acoger a algunas personas que pernoctan allí.

Aunque la constitución de China reconoce la libertad de religión, el gobierno limita la práctica religiosa a los lugares de culto aprobados oficialmente. El cristianismo se ha propagado entre los habitantes del país de forma sorprendente, principalmente en base a reuniones por casas, ocultas de la presión de las autoridades, que se ha ido rebajando a medida que el país se abre al contacto con el exterior.

Fuentes: Washington PostEditado por: Protestante Digital 2014

Prayer breakfast

Desayuno de Pascua de Obama con líderes cristianos

 not int.desay obama

Un momento del desayuno de oración / AP

“Esta semana de Pascua, reconocemos mucho dolor, pecado, y tragedia en el mundo, pero también manifestamos estar abrumados por la gracia de un Dios maravilloso”, dijo.

14 DE ABRIL DE 2014, WASHINGTON

Más de un centenar de líderes cristianos de diferentes orígenes y Estados de la Unión se reunieron este lunes en la Casa Blanca, para celebrar la resurrección de Jesucristo.

Se trata de una tradición iniciada por el presidente Barack Obama hace cuatro años, aunque este año, sin embargo, las circunstancias obligaron a un comienzo teñido por la muerte.

El presidente estadounidense rindió en primer lugar homenaje a las tres víctimas del tiroteo mortal del domingo en un centro judío y en una casa de retiro en Kansas, un crimen cometido en la víspera de la Pascua.

“Tenemos que seguir viniendo juntos a través de las distintas religiones para combatir la ignorancia y la intolerancia, incluido el antisemitismo que puede llevar al odio y a la violencia”, reflexionó Obama.

“Así que, esta semana de la Pascua, comenzamos reconociendo que hay una gran cantidad de dolor y una gran cantidad de pecado, y mucha tragedia en este mundo, pero sin embargo también manifestamos estar abrumados por la gracia de un Dios maravilloso”, dijo.

Con sentido del humor, el presidente dijo que, como regla, procura no predicar a los predicadores. “Señor, llena mi boca con cosas que valgan la pena y hazme callar cuando ya he hablado lo necesario”, dijo, dibujando sonrisas entre los muchos asistentes.

Obama habló también de su reciente encuentro con el Papa en el Vaticano y leyó unas líneas de un texto que le entregó Francisco.

PRESENCIA DE LATINOS EVANGÉLICOS

El reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Líderes Hispanos Cristianos, participó en el encuentro: “Creo que es increíble que la nación más poderosa del planeta y probablemente el edificio más importante en términos políticos en el mundo, acoja un momento en el que estamos celebrando la resurrección de Jesucristo como Señor y Salvador “, dijo Rodríguez.

“El cristianismo en América, desafortunadamente, especialmente el cristianismo evangélico u ortodoxo, afirmas creer en la Biblia, pero en la práctica existe más una actitud de oposición y lucha, y eso es una lástima, porque el cristianismo apunta más al amor y la gracia, a la salvación y la redención”, añadió Samuel Rodríguez.

Fuentes: MundoCristianotvEditado por: Protestante Digital 2014

 

Noticias nacionales

Dedican Nuevo Testamento mixteco

not nal.Hablantes_de_Mixteco_en_México.svg_-540x362

Lun, abr 14, 2014Sección:

Nacionales Noticiero Milamex.

La dedicación del Nuevo Testamento con Salmos y Proverbios en el idioma mixteco de Magdalena, se celebró el 22 de febrero en la Iglesia Divino Salvador en Zaragoza Peñasco, Oaxaca. (ILV)

not nal.estragos 34

        ESTRAGOS      (Tiempos de reflexión en el cambio)Revista electrónica de la Iglesia Metodista de México A.R., en su Conferencia Anual del Noroeste. Obispo Pbro. I. David Ibarra (Entérese de las noticias dando un clic en el título azul)

not nal.Curso MAYO

Reflexiones

De Pedro García Carlos

 

El significado de la Cruz   (Día 16 Abril)

 

refl.sign cruzLa cruz representa el espíritu de la entrega total, de la renunciación y del servicio. Es la más grande revelación del amor de Dios.

La cruz viene a ser el puente de amor que une al hombre con Dios. San Pablo escribió que en la cruz “Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo”.

Hay paradojas en la cruz; la derrota, fue el principio de la victoria. La hora  más oscura se convirtió en la más luminosa, y el odio que allí se manifestó dejo descubierto el corazón de Dios, latiendo de amor por todos los hombres.

La cruz de Cristo es la única base sobre la cual Dios perdona nuestros pecados. En la cruz se reconciliaron eternamente tanto la misericordia como la justicia divina.

La cruz fue el precio de nuestra propia salvación, el precio de su sangre.

Cristo tomo en la cruz nuestro lugar, allí llevo nuestro pecado, juicio y muerte. El murió por nosotros.

La gloria de Dios brillo intensamente en todo su esplendor, en la cruz de Cristo.

En la cruz Jesús enseño un nuevo poder. El poder de vencer la violencia con la paz, el mal con el bien, el odio con el amor…y el mundo con una cruz…

Tener Fe…   (20)

 refl.tener fe

Tener fe,

Es dar la bienvenida,

A lo que no se ve.

Es mirar el sol

Más allá de la tormenta.

Tener fe,

Es confiar plenamente

En Dios

Para quien todas las cosas

Son posibles.

Es obedecerle

Aunque ahora,

No entienda sus caminos.

Tener fe,

Es despojarse

Del temor al futuro,

Porque Dios tiene

Nuestros tiempos en sus manos.

Tener fe,

Es poner la mirada en Cristo

Como el objetivo supremo

De la vida,

Y seguirle cada día,

Hasta el fin de la jornada…

El significado de la adoración   (25)

 refl.adorac

Adorar al Señor, es expresarle espontáneamente nuestro amor, en cantos de alabanza que glorifiquen su nombre.

Adorar a Dios, es humillarnos ante El, reconociéndole como creador y dueño absoluto de nuestra vida.

La verdadera adoración, nace de un corazón agradecido a Dios, al reconocer que todo lo que tenemos, somos y recibimos, viene de su gracia inagotable.

Adorar a Dios, es bendecirlo con todo nuestro ser: Espíritu, alma y cuerpo.

La adoración es la respuesta del hombre, a la revelación que  ha recibido de Dios. El se ha dado a conocer a nosotros los hombres.

La adoración es algo que presentamos a Dios, como un reconocimiento de lo que Él es y todo lo que ha hecho por nosotros.

La adoración es la disposición de oír la voz de Dios, y obedecerle, viviendo como es digno del Ser que adoramos.

Todo adorador es bendecido por Dios. “Yo honrare a los que me honran”, dice el Señor.

La adoración produce un gozo que en el mundo nunca se podrá encontrar.

La adoración es la ocupación más sublime del alma…

De Juan Pluma Morales

Dio su vida   (día 15)

I Pedro 1:18-20

refl.dio su vidaTESTIMONIO Y MEDITACIÓN

Un capellán estaba hablando a un soldado en un sitio para animales domésticos en un hospital. “Usted ha perdido un brazo en la gran causa”, dijo al capellán.  No, dijo al soldado con una sonrisa. “Yo no lo perdí yo lo di.”  De esa misma manera, Jesús no perdió Su vida. Él la dio determinadamente. “Él murió para que nosotros pudiéramos ser perdonarnos y tener vida.”

A pesar de la laceración en su cuerpo, los escupitajos en su cara, la mofa de los soldados, la corona en su cabeza, los clavos en sus manos y pies, la esponja con vinagre y la espada en el costado, el trato más cruel que cualquier ser humano haya vivido, Jesús no se sacrificó, aunque teológicamente así se vea, es el cordero de Dios sacrificado por nosotros, más bien, Él dio su vida por amor a ti y a mí.

EL CONTEXTO DEL TEXTO

En el pasaje bíblico el apóstol Pedro habla de la salvación tan grande, tan costosa, que nadie sino Jesús pudo pagar el precio, pero lo hizo por puro amor. A la vista nuestra su muerte fue un sacrificio pero en realidad fue una entrega voluntaria y amorosa.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que fui rescatado de una manera desviada manera de vivir, por la entrega de la vida de Jesús.

2. Que esa entrega valiosa, no se compara con ninguna moneda o precio mundano.

3. Que el propósito de Jesús al dar su vida, es darme vida y dar vida a la gente que vive bajo el sistema de muerte en este mundo.

ORACION

Señor Jesús no tengo palabras para describir lo que hiciste por mí en la cruz, fueron varios momentos de sufrimiento y dolor, los que yo hubiera vivido. Señor abre los ojos a este mundo ciego que vive en la oscuridad de la injusticia y la maldad, cambia Señor al sistema de muerte por el sistema de vida en tu nombre. Amén.

Herido por mí.   (16)

Isaías 53:1-7

refl.herido por miTESTIMONIO Y MEDITACIÓN

Durante la Primera Guerra Mundial el Príncipe de Gales visitó a 36 hombres muy heridos en un hospital en las afueras de Londres. El Príncipe y sus escoltas pasaron por el pabellón principal y estrecharon las manos con la mayoría de ellos. Cuando se preparaba para salir, el Príncipe indicó que él había visto a sólo 30 hombres”. ¿Dónde es los otros seis”? Aunque él fue informado que los otros seis eran casos sumamente severos y estaban en una sección diferente del pabellón, el visitante especial exigió ver los otros. Cinco hombres mutilados y heridos se vieron ” ¿Pero dónde está el último?” inquirió de nuevo el Príncipe. Aunque fue informado que por lo grotesco de la apariencia del hombre sería insoportable, él insistió en verlo. El Príncipe se quedó silencioso un momento, y entonces se acercó al hombre e inclinándose hacia el ¡lo besó! Con una voz quebrantada al Príncipe de Gales se le oyó decir de él, “Heridos por mí.”

CONTEXTO DEL TEXTO

Desde el Salmo 52, al hablar de mi siervo, se habla de Jesús el Mesías, luego en este capítulo 53, el profeta se pregunta ¿quién creerá a este anuncio?, de un hombre, humilde, sufrido, sin atractivo “Despreciado y desechado entre los hombres,  varón de dolores,  experimentado en quebranto;  y como que escondimos de él el rostro,  fue menospreciado,  y no lo estimamos”.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que es extraordinario que casi al pie de la letra se cumpla una profecía en la vida de Jesús, alrededor de 800 años antes que viviera.

2. Que al ser herido psicológica y físicamente sintió lo cruel que es el hombre sin Dios. Y sin embargo, lo ama.

  1. Que al ser herido por mí, contradictoriamente, fui sanado al dar su vida.

ORACIÓN

Señor Jesús cuando alguien me hiere física y psicológicamente, puedo entender algo de lo que pasaste en la cruz, lo que no entiendo es tu amor hacia mí que soy nada. Gracias por aceptar las heridas que sanan las mías, gracias por dar la vida que da vida a mi vida. Te alabo y bendigo, en tu nombre. Amén.

Un nuevo pacto   (17)

Juan 6:53-57

refl.nuevo pactoTESTIMONIO Y MEDITACIÓN

La historia de hombre ha estado salpicada de sangre. En la Biblia se haya el sacrificio de animales y el rociamiento de la sangre en el pecador. Para los médicos la sangre representa la vida, pues alimenta y sustenta a cada célula en el cuerpo  con sus valiosos elementos nutritivos y es un símbolo de vida en la fe cristiana, aunque en el Antiguo Testamento también es símbolo de muerte, como en Génesis 4:10 “la voz de la sangre de tu hermano, clama a mí desde la tierra” y a los judíos les estaba prohibido tomar la sangre (Gen. 9:4), tal vez esta fue la razón por la cual los discípulos y la gente cuando oyó las palabras de Jesús “Comed mi carne y bebed mi sangre”, se escandalizó, pero por qué no dijo, “comed mi carne y derramad o rociad mi sangre”. Por supuesto que Jesús no buscaba que fuéramos caníbales. Sino que está dando un significado profundo a esas frases.

El teólogo Oscar Cullman en su obra “Adoración de los cristianos primitivos” propone que el primer milagro de Jesús, la conversión de agua en vino, así como el milagro del pan a los 5 mil, en el evangelio de Juan, se refieren al Nuevo Pacto.  Y en el caso de la Santa Cena, tiene 3 significados, primero que no habrá más cordero sacrificado, Él es el Cordero, y el que come su carne y bebe su sangre tienen vida, y por lo tanto hay que celebrarla, es  decir tiene un carácter festivo,  Jesús al ordenar celebrarla en memoria de su muerte, es también un “brindis a la Vida, un brindis a Jesús que triunfó sobre la muerte” y finalmente, el Nuevo Pacto significa el inicio de una nueva relación, por ello después de la cena, les lavó los pies y esa nueva relación se inicia aquí y trasciende allá.

CONTEXTO DEL TEXTO

Jesús había hecho el milagro de la multiplicación de los peces y los panes, lo cual daba un significado profundo a lo que sucedería después, y esto suscitó una controversia, entonces Él dijo que Él es el pan de vida. Jesús estaba dando vida no a 5 mil gentes, sino a más de 5 mil porque no era sólo dar de comer, pan físico, como el maná que Moisés dio al pueblo de Israel, Él es el pan de vida.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que el pan y el vino significan la carne y sangre de Jesús.

2. Que al comerla significa que Jesús entra a mi vida y le da vida.

3. Que al participar de la Santa Cena, Jesús me está dando vida, yo festejo y celebro este acto y con ello inicio una nueva relación con Él y con mis hermanos, una relación de amor.

ORACIÓN

Señor dame más de ese pan y de esa sangre, vivifica mi ser, santifícalo y que tu amor corra por todas mis células, por todas mis venas para que yo pueda transpirar amor con mis hermanos y hermanas y así dignificarte a ti que eres el dueño, el creador y la vida misma. En tu nombre. Amén.

La Cruz   (18)

I Corintios 1:18-31

refl.la cruzTESTIMONIO Y MEDITACIÓN

Hoy nadie pensaría colgarse al cuello una silla eléctrica o una soga, que son lo más próximos a la cruz que hoy mucha gente lleva como fetiche o símbolo. La cruz fue un instrumento de tortura, un aparato para la ejecución de los rebeldes en una sociedad imperial, era la forma habitual del imperio romano para eliminar a los presos políticos que no se sometían a él; la cruz nunca fue un símbolo religioso, más bien un símbolo que evocaba la represión imperial y la dominación política.

Jesús sabía de todo lo anterior y más, sin embargo, escogió el camino de la cruz, además dice Max Lucado que él escogió los clavos, el mazo, las espinas, etc. porque si no hubiera podido detener el látigo del soldado, y su mano que sostenía el mazo que cayó en el clavo, pudo bajarse de la cruz, golpear y destruir a los que le escupían y se mofaban de él ¿por qué no opuso resistencia alguna? por amor a ti, y a mí, pero no solo eso, porque además sabía de la lista de pecados, errores y horrores nuestros que le fueron clavados en la cruz, alguien tenía que pagar, y porque con todo ello, buscó y busca una respuesta y una transformación radical de parte nuestra: dejar nuestras acciones que conducen a la muerte e iniciar actitudes, sentimientos y hechos que llevan a la vida, para demostrar a los “poderosos” políticos, empresarios y ricos que no es pagando mal por mal o mal por bien el camino de la vida sino pagando bien por bien o bien por mal  y finalmente escogió la cruz para vivir a tu lado y al lado mío, Por todo eso Jesús escogió la cruz. Gloria a Dios.

CONTEXTO DEL TEXTO

Para los judíos y para los romanos, la muerte de Jesús era una derrota para él y su movimiento y una victoria para el imperio. Judíos y romanos, los poderosos de ese tiempo, buscaban que Jesús les rindiera culto, y hoy es lo que desean nuestros políticos, empresarios y gobernantes que rindamos culto al poder, a la influencia y a la riqueza. Sin embargo Jesús vino para cambiar ese sistema de vida, que es un sistema de muerte, vino como un siervo pobre y humilde, y ofreció su vida y su reino, el reino del amor a aquellos que le creemos. Esto parece locura para el mundo, pero Cristo es nuestro poder, el único camino para ser distinto para bien. Con la muerte de Jesús permitieron que Jesús resucitara y así diera vida y vida eterna.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que el camino de la cruz, es decir su muerte, fue y es locura para muchos, pero es la forma que Jesús usó para pagar bien por mal y transformar este mundo que vive al revés.

2. Que lo débil del mundo escogió Dios para derrotar a los poderosos, en riqueza, poder, influencias y en orgullo.

3. Que si quiero la transformación de mi sociedad, de mi gente, debo empezar por mí y socializarlo a otros para que Jesús siga transformando vidas y así, a mi sociedad.

ORACIÓN

Señor Jesús gracias por dar tu vida en la cruz, gracias por sufrir la crueldad de los hombres de ese y de este tiempo, gracias porque es tu amor y mi culpa los que te hicieron tomar la decisión de la cruz, gracias porque tienes esperanza y yo también de que este mundo cambie, no tardes Señor, porque la crueldad y la avaricia de los poderosos continúa en contra de inocentes, pobres y de gente sencilla. Señor sálvanos. En tu nombre. Amén.

Tumbas famosas   (19)

Lucas 24:5

refl.tumbas famSon famosas las pirámides egipcias porque contienen los cuerpos momificados de los antiguos potentados egipcios. La Abadía de Westminster, en la ciudad de Londres, Inglaterra, es renombrada porque en ella descansan los restos de los nobles y notabilidades inglesas. El cementerio de Arlington en la ciudad de Washington, Distrito de Columbia, EE. UU., es reverenciado porque es el honroso lugar donde descansan los restos de muchos americanos prominentes. La rotonda de los hombres ilustres en México. Entre la tumba de Cristo y estos lugares que se acaban de mencionar existe una diferencia tan grande como la que existe entre la noche y el día. Estos lugares son famosos, y atraen visitantes, de cerca y de lejos, por lo que contienen, mientras que la tumba de Cristo es famosa por lo que NO CONTIENE.

Llegar a casa, después de un día de trabajo, es el anhelo más importante de nuestra vida. Todos nos sentimos satisfechos y tranquilos al llegar a casa, después de un día de trabajo, después de una quincena. Sin embargo, ¿cómo llega usted a casa? ¿Derrotado, enojado, angustiado, alegre, cansado? Jesús llegó triunfante, victorioso, con una satisfacción plena porque había cumplido su misión y porque había derrotado a la muerte. No me imagino la apoteosis, las vallas, la multitud que se formó al recibirle, y ver que llegaba victorioso a casa.

CONTEXTO DEL TEXTO

Después de los acontecimientos cruentos del viernes anterior, el domingo, coinciden los evangelios, que las mujeres llegaron primero al sepulcro para ver a su Señor. Sin embargo no estaba el cuerpo, oh tremenda decepción, no obstante dos varones con vestiduras blancas les anunciaron que había resucitado.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

  1. Que una vez más se cumplen las palabras de Jesús que al tercer día resucitaría.
  2. Que su resurrección fue un acontecimiento de poder.
  3. Que esta experiencia me da esperanza de vida para mí y para la humanidad. Porque terminó la Semana Santa, pero ahora sigue la vida santa.

ORACIÓN

Señor gracias por demostrarme tu amor en la entrega de tu vida, gracias por mostrarme que estando muerto por mis pecados, en tu poder fuiste levantado para vivir. Gracias por la trascendencia de este acto que da esperanza a un pueblo sin esperanza, ahora permite que yo refrende esta experiencia en mi vida y en la vida de otros. En tu nombre. Amén.

La Corona   (22)

Marcos 15:17.

refl.la coronaTESTIMONIO Y MEDITACIÓN

Dice el doctor Guthrie: “Hay coronas usadas por los monarcas cuyo valor no sería posible calcular. El precio pagado por las joyas es lo de menos importancia. Esas coronas costaron miles de vidas y ríos de sangre humana; pero en nuestra estimación la corona de Cristo es de más valor que todas las demás en conjunto. Cristo llegó a ser Rey en su muerte. Se humilló más que todos. Llegó a su reino por la puerta de la tumba y ascendió a su trono por medio de los escalones de la cruz y el Padre, le regresó a su trono y una vez más le puso la corona.

Con una corona de espinos te hiciste rey por siempre, eso es lo que dice la alabanza y es para nosotros, porque para Él y para su Padre Jesús fue, es y será el Rey de reyes y Señor de señores.

Con su partida inició el pentecostés, ayer igual lo iniciamos y hoy les invitamos a estar en oración y meditación todos los días y ayuno desde los jueves, 6 pm y hasta los viernes a la misma hora, durante estos 50 días, para recordar también su partida y entronización definitiva en cada corazón como Rey y Señor de la vida.

CONTEXTO DEL TEXTO

Después de haber hecho dos juicios a Jesús, por orden del Sumo Sacerdote y de los fariseos más radicales, Jesús fue golpeado vilmente, laceraron su cuerpo, traspasaron su costado, después de burlas y mofas hirientes, le pusieron una corona de espinos. Toda la furia y prepotencia de fariseos y saduceos fue descargada en Jesús, no entendían que participaban en el plan de Dios.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BIBLICO

  1. Que la corona de espinos fue uno más de los flagelos y ofensas más que dieron a Jesús.
  2. Que en ella como en todos los demás instrumentos de martirio, iban mis culpas.
  3. Que Jesús es el Rey de reyes y Señor de señores y está sentado a la diestra de Dios Padre intercediendo por nosotros. Gloria a Dios.

ORACIÓN

Señor Jesús la corona de espinos seguramente fue muy difícil; allí iba mi maldad, mi egoísmo, mi soberbia, gracias por no reprocharme, gracias por llevar en tu cuerpo mi culpa y darme la bendición de ser llamado tu hijo. Hoy este mundo clama por tu presencia en gente desquiciada, inhumana, ambiciona, ladrona, asesina, traficante de influencias, drogas, mujeres, niños, órganos, etc. Señor trae tu paz a esta humanidad. En tu nombre. Amén.

El Portal   (23)

1 Juan 1:5-1 

refl.el portalTESTIMONIO Y MEDITACIÓN

Juan Wesley mantiene que las principales doctrinas metodistas son: el arrepentimiento, la fe y la santidad. La primera, el arrepentimiento, es el portal de la religión, la segunda es la puerta misma que le da acceso y la tercera, la santidad, es la esencia de la religión. Luego en el prefacio de la colección “Espiritualidad e Himnos” sostiene que en el evangelio de Cristo no hay religión solitaria no hay “santos solitarios” eso sería similar a “adúlteros santos” el Evangelio de Cristo no conoce otra clase de religión que no sea una religión social; no conoce otra santidad que no sea la social… la mejor manera de manifestar nuestro amor cristiano es “haciendo bien a todos los hombres, especialmente a los hermanos en la fe” Este es el camino cristiano.

De acuerdo a Wesley la vida cristiana inicia cuando un hecho importante -Dios- nos quebranta y nos permite reconocer nuestros errores y pecados, y entonces viene el arrepentimiento, de allí viene la fe en Jesucristo, uno aprende a confiar en quien dio su vida por uno mismo y entonces viene la santidad que es la relación continua de Dios con nosotros y viceversa, pero que se concreta en el otro, en el próximo o prójimo. Confesar nuestros pecados es parte del arrepentimiento, cuando uno confiesa deja una carga enorme y viene la sanidad, entonces estamos en el portal de la religión, a esto sigue la fe y luego la santidad. Si no hay arrepentimiento no hay fe y no hay santidad y “sin santidad nadie verá al Señor”. Pero todo este proceso se inicia con el arrepentimiento.

CONTEXTO DEL TEXTO

Juan escribió esta carta para poner a los cristianos otra vez en el camino, mostrándoles la diferencia entre la luz y las tinieblas (la verdad y el error), y animando a la iglesia a crecer en el amor genuino para Dios y los demás. También escribió para asegurarles a los creyentes verdaderos que poseían vida eterna y para ayudarles a conocer que su fe era genuina, de modo que pudieran disfrutar de todos los beneficios de ser hijos de Dios.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Si digo que no tengo pecado, soy un mentiroso, todos hemos pecado, el problema es reconocerlo.

2. Confesar mis pecados sólo viene por un quebrantamiento, si no el orgullo crece y nunca reconoceremos nuestros errores.

3. Pero confesar y arrepentirme, es sano y Jesús de esa manera me limpia y me lleva a una vida nueva.

ORACIÓN

Señor cuánto has hecho porque yo reconozca mis errores, la cruz, los clavos, la corona, la espada, las mofas, la burla, las heridas, el flagelo, la sangre, el martirio, y luego la resurrección, todo eso para que yo reconozca mis pecados y te reconozca a ti. Reconozco que soy duro, pero gracias por ablandarme y permitirme confesarte mis pecados. Señor, eso falta en mucha gente en la sociedad, a los poderosos, mafiosos, ladrones, políticos,  gobernantes y gente común, que han pecado, tócalos, quebrántalos y convéncelos para que se arrepientan de todo lo que han hecho y vengan a ti, a una vida nueva; entonces tendremos un país nuevo. En tu nombre. Amén.

Guardar y hacer crecer nuestra fe   (24)

Proverbios 3:21-22 

refl.guardar y hacTESTIMONIO Y MEDITACIÓN

Juan Wesley en una carta dirigida a Hannah Ball en diciembre de 1778, señala que las cosas pequeñas o difíciles, contrarias a nuestra voluntad pueden proporcionar grandes bendiciones, debemos poner en práctica Marcos 8:34, “tome su cruz y sígame”. En otro texto dice: “Las tentaciones prueban la fe de la misma manera que el oro es probado por el fuego. Sabemos que el oro se purifica al pasar por la prueba de fuego, cuando se separa el metal noble de la escoria. Lo mismo ocurre con la fe en el fuego de la tentación; cuanto más se prueba, más se purifica. Es más, no sólo se purifica, sino que también se fortalece, se afirma y crece abundantemente por las innumerables muestras de la sabiduría, de poder, de amor y de fidelidad a Dios. Por lo tanto, aumentar nuestra fe es uno de los fines que Dios persigue en su gracia al permitir que atravesemos diversas pruebas.

CONTEXTO DEL TEXTO

Mientras el libro de los Salmos es para una vida devocional, el de Proverbios es para la vida diaria. Proverbios da sugerencias prácticas para una vida eficaz. Este libro no solo es una colección de dichos hogareños, contiene consejos espirituales profundos extraídos de la experiencia. Un proverbio es una frase corta y sabia, fácil de aprender y llama a una persona a actuar. No argumenta sobre criterios espirituales ni morales básicos, supone que ya los tenemos. El libro de Proverbios se enfoca en Dios (carácter, obras y bendiciones) y nos dice cómo vivir en relación íntima con El.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que si guardo los mandatos del Señor, aunque haya prueba, Dios estará conmigo.

2. El Señor es mi confianza en todos los momentos de mi vida.

3. Como ser humano tengo temor de las pruebas, problemas, enfermedades y tentaciones, pero el Señor es mi fortaleza.

ORACIÓN

Señor gracias por darme la seguridad que no me abandonarás aún en los momentos más difíciles de mi vida, gracias porque allí estarás, y esa ha sido mi experiencia. sigue dando paz en el interior de mi corazón, porque me angustio por lo que veo en mi sociedad, actúa también en la vida de quienes no te conocen ni te buscan, cambia y transforma al que hace daño, al ventajoso, al traicionero, al fraudulento y ayúdame a construir una sociedad justa y llena de paz. En tu nombre. Amén.

El enojo   (25)

Efesios 4:26

refl.enojoTESTIMONIO Y MEDITACIÓN

Max Lucado en su libro “En manos de la gracia” relata que Kevin Tunell tiene que enviar un dólar a una familia que preferiría olvidar. Lo demandaron por un millón y medio de dólares, pero aceptaron $936, a pagar un dólar a la semana. La familia espera el pago cada viernes, de modo que Tunell no olvida lo ocurrido el primer viernes de 1982.

Ese día murió la hija de la familia. A Tunell lo declararon culpable de homicidio y de conducir borracho, tenía 17 años, ella 18. Estuvo un buen tiempo en la cárcel y pasó 7 años haciendo campaña en contra de manejar borracho. Tunell gira el cheque a nombre de la víctima, lo envía a la familia de ella y el dinero se deposita en un fondo de beca. Ofreció a la familia pagar de una vez por todas más de lo que debía pagar, pero la familia no lo aceptó. Su odio les llevó a que Tunell recordara su culpa siempre.

En la parábola de Jesús de los dos deudores, de Mateo 18:23-31, eso hizo también el que debía mucho, porque aunque su Señor le perdonó la gran deuda, él nunca lo valoró y por eso fue y maltrató a quien le debía poco. Y a veces eso sucede en nuestra vida, porque nuestro corazón está no en Jesús sino en el enojo, el odio, en la venganza. ¿Cómo reacciona usted? las reacciones vengativas han creado divisiones, divorcios, resentimientos, guerras y miles de muertes. Por supuesto hay situaciones que no se pueden tolerar, pero es mejor recordar lo que dijo Pablo “mía es la venganza yo pagaré dice el Señor” Romanos 12:19

CONTEXTO DEL TEXTO

El apóstol Pablo en esta carta busca que los creyentes en Éfeso dejen la vida vieja  con todas sus características e inicien la nueva vida en Cristo Jesús. Éfeso, era un centro comercial, político y religioso para toda Asia Menor, el templo a la diosa Artemisa (Diana es su equivalente romano) se hallaba localizado allí y estaban influenciados por todas las corrientes, costumbres y vida placentera, por ello Pablo exhorta a los cristianos a dejar la vida antigua y seguir una vida nueva.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que como ser humano me enojo y puedo llegar al odio, sin embargo

2. Al exhortarme a no pecar, quiere decir Pablo que en Cristo puedo controlar mi enojo.

3. Pero debo hacerlo casi de inmediato, que no pase mucho tiempo, porque dejar pasar el tiempo, puede llevarme al resentimiento y luego al odio, a la venganza y por fin a la destrucción.

ORACIÓN

Señor, como ser humano me enojo porque algunas veces me han herido, he querido vengarme, pero todo lo dejo en tus manos, al mismo tiempo me enoja que los malos prosperan, quienes manejan la justicia, se aprovechan de ella y en muchos casos pagan justos por pecadores. Señor ayúdame a vivir tu justicia y que ésta se empodere de nosotros para que veamos cambios, cambios, cambios. En tu nombre. Amén.

El Proveedor   (28)

Filipenses 4:19

refl.el proveedTESTIMONIO Y MEDITACION

Supongamos que un padre pasa por todas las molestias que significa construir una cancha de básquetbol (con cestas y todo) en el patio, para su hijo. ¿No crees que también suplirá la pelota que necesita? Cuando la madre cocina la cena, ¿no provee también los platos, los vasos y los cubiertos necesarios? De igual modo, si Dios nos ha dado VIDA y un CUERPO, ¿suplirá también todas nuestras NECESIDADES (Filipenses 4:19)?

Todos hemos vivido en escasez y en abundancia, esto es parte de la vida, por supuesto el sistema en el que vivimos tiene la característica de que unos pocos acumulan su riqueza en base a otros, esos tienen oportunidades privilegiadas que los segundos no tienen, y en ello radica el sistema injusto. Sin embargo Dios no nos deja y él nos da oportunidades que debemos aprovechar para salir adelante. Eso es lo que el apóstol Pablo está diciendo.

CONTEXTO DEL TEXTO

La carta a Filipenses es la carta del gozo, ese gozo que tiene su base en Jesús y significa una vida completa, no un momento. Pablo está motivando a la iglesia a seguir a Jesús con gozo, en el sufrimiento, en la escasez, en la abundancia, en el servicio, en la fe y en el dar, de esta manera seguimos la meta hasta alcanzar la estatura del varón perfecto.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que Dios me ama tanto que me provee todo. Vida para trabajar y tener lo suficiente.

2. Que en la escasez y en la abundancia debo ser agradecido.

3. Mi fortaleza está en Jesús y eso debo publicarlo.

ORACIÓN

Señor gracias por darme más de lo que merezco; es más no merezco nada, pero gracias por bendecirme. Eso me da la oportunidad de bendecir a otros, pero también Señor te pido que ayudes a quienes manejan el sistema económico a que éste sea justo y no injusto como lo es hoy. Donde unos tienen muchas súper oportunidades y otros nada. En tu nombre. Amén.

El Regalo   (29)

Efesios 4:1-4

refl.dianiñoTESTIMONIO Y MEDITACIÓN

A menudo aprendemos mucho de nuestros hijos. Hace algún tiempo, un amigo castigó a su hija de tres años por desperdiciar un rollo completo de papel dorado para envolturas. Estaban escasos de dinero y él se puso furioso cuando la niña trató de decorar una caja para ponerla bajo el árbol de Navidad. A pesar de todo, la pequeña niña le llevó el regalo a su papá la mañana siguiente y le dijo: – “Esto es para ti, papi.” Él se sintió avergonzado de su reacción anterior, pero su enojo volvió cuando vio la caja vacía. Él le gritó: – “¿No sabes que cuando uno da un regalo, se supone que haya algo dentro de él?” La pequeña niña lo miró con lagrimas en sus ojos y dijo: – “Papi, no está vacía, yo tire besitos dentro de la caja, todos para ti, papito.” El padre se sintió destrozado. El rodeó con sus brazos a su hijita y le rogó que lo perdonara. Mi amigo me dijo que él conservó aquella caja dorada junto a su cama por años. Cuando él se sentía desanimado, sacaba uno de aquellos besos en el aire y recordaba el amor con que una niña los había depositado allí.

En este Día del Niño, donde la mayoría de las iglesias lo celebra el domingo anterior a la fecha, recordemos que Jesús dijo que para entrar en el Reino de los Cielos debemos ser como niños y esto significa leales, amorosos, perdonadores, sinceros e imitadores. Dios nos bendiga.

CONTEXTO DEL TEXTO

El apóstol Pablo escribe a los de la iglesia de Éfeso y les llama Santos y Fieles en Cristo Jesús” Es un honor para esta iglesia recibir estos calificativos, a pesar de sus errores, Dios bendecía a esta iglesia. Sin embargo, ninguna iglesia es perfecta y al escribir esta carta Pablo les exhorta a vivir una vida en el espíritu y exhorta a hijos y a los padres a caminar en el Señor.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

1. Que un día fui hijo y tuve que obedecer y hacer lo que mi padre me ordenaba.

2. Por tanto, desde mi experiencia debo valorar a mis hijos.

3. Como padre debo actuar como el Gran Padre que me ama, a pesar de mis errores.

ORACIÓN

Señor gracias por ser mi Padre, gracias por amarme, comprenderme y exhortarme, ahora enséñame a ser buen hijo tuyo y buen padre de mis hijos, a amarlos, a enseñarles Tu camino, a vivir como tú quieres, porque sé que este mundo cambiará si en el hogar cambiamos para bien. En tu nombre. Amén.

Vida y obra de Wesley

Sermón 87

El peligro de las riquezas

vyow.riquezasjoven-rico

1 Timoteo 6.9

Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición.

1. ¡Cuán innumerables son las malas consecuencias que han tenido lugar porque la gente no conoce y no toma en consideración esta gran verdad! ¡Y cuán pocos son los que aun en el mundo cristiano la conocen o la consideran debidamente! ¡Cuán pequeño es el número de aquellos, aun entre los auténticos cristianos, que la comprenden y la toman a pecho! La mayoría la pasa por alto livianamente, recordando escasamente que tal texto se halla en la Biblia. Y muchos le incorporan tal interpretación que lo despojan de toda clase de efecto. «Los que quieren enriquecerse» dicen, «esto es, los que quieren enriquecerse de cualquier modo, que quieren enriquecerse bien o mal, que están resueltos a lograr su propósito, a alcanzar su fin, cualesquiera sean los medios que usen para lograrlos, esos caen en tentación, y en todos los males enumerados por el apóstol». Pero por cierto que si este fuera todo el significado del texto bien podría estar fuera de la Biblia.

2. Esto está tan lejos de ser todo el significado del texto que no es ni parte de su significado. El apóstol no habla aquí de ganar riquezas injustamente, sino de algo bien distinto: sus palabras deben entenderse en su sentido llano y obvio, sin restricción ni calificación cualesquiera sean. San Pablo no dice: «Los que quieren enriquecerse por malos medios», mediante el robo, el despojo, la opresión o la extorsión; los que quieren enriquecerse mediante el fraude o artificios deshonestos, sino simplemente, dice: «Los que quieren enriquecerse», éstos, admitiendo y suponiendo que los medios que utilizan son de lo más inocentes, «caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición».

3. ¿Más quién cree en esto? ¿Quién lo recibe como la verdad de Dios? ¿Quién está profundamente convencido de ello? ¿Quién lo predica? Grande es la compañía de predicadores hoy en día, regulares e irregulares. ¿Pero cuál de ellos predica abierta y explícitamente esta extraña doctrina? Según la aguda observación de un gran hombre, «el púlpito es el baluarte del predicador temeroso.» ¿Pero quién, aun en su baluarte, tiene el coraje de proclamar una verdad tan fuera de moda? No recuerdo que en sesenta años haya escuchado predicar un sermón sobre este tema. ¿Y qué autor durante el mismo lapso lo ha proclamado desde la prensa? ¿Por lo menos en el idioma inglés? No conozco ni uno, no he visto ni oído a tal autor. He visto a dos o tres que apenas lo rozan, pero ninguno de ellos lo trata expresamente. Yo mismo lo he tocado frecuentemente al predicar, y dos veces en lo que he publicado: una vez al explicar el Sermón del Monte de nuestro Señor y una vez en el discurso sobre «las riquezas de iniquidad». Pero nunca he predicado ni publicado ningún sermón expresamente sobre el tema. Ya es hora de que lo haga, que me explaye tan vigorosa y explícitamente como pueda para dejar un testimonio pleno y claro detrás de mí cuando Dios se complazca en llamarme.

4. ¡Oh que Dios me diese hablar con palabras directas y compulsivas! ¡Y que vosotros las recibáis con corazones honestos y humildes! Que no se pueda decir: «Estarán delante de ti como pueblo mío, y oirán tus palabras, y no las pondrán por obra. Y he aquí que tú eres a ellos como cantor de amores, hermoso de voz y que canta bien; ¡y oirán tus palabras mas no las pondrán por obra!» ¡Oh que vosotros no seáis oidores olvidadizos, sino hacedores de la obra, para que seáis bienaventurados en lo que hacéis! En esta esperanza trataré: Primero, de explicar las palabras del Apóstol. Y en segundo lugar, de aplicarlas. Pero ¡Oh! Para estas cosas, ¿quién es suficiente? ¿Quién es capaz de detener la corriente general? ¿De combatir todos los prejuicios, no sólo del mundo vulgar, sino también del culto y del religioso? Con todo, ¡nada es demasiado difícil para Dios! Todavía su gracia nos basta.

En su nombre, entonces, y mediante su fuerza intentaré:

I. Explicar las palabras del apóstol.

vyow.desear31. Primeramente, consideremos qué es «ser rico». ¿Qué quiere decir el apóstol mediante esta expresión? El versículo precedente establece el significado de esto: «Teniendo sustento y abrigo (esta palabra, literalmente, incluye tanto vivienda como vestimentas) estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse…», esto es, los que quieren tener más que estas cosas, más que «sustento y abrigo». Se deduce sencillamente que cualquier cosa que es más que estas, en el sentido del apóstol, es riquezas, o sea cualquier cosa que esté por encima de las cosas simplemente necesarias o, a lo sumo, convenientes de la vida. Quienquiera que tenga suficiente alimento para comer y ropa para ponerse, junto con un lugar donde reclinar su cabeza, es rico.

2. Consideremos, en segundo lugar, qué significa esta expresión, «los que quieren enriquecerse». ¿No implica esto, primeramente, «los que quieren enriquecerse» y tener más que «sustento y abrigo», a aquellos que deliberadamente desean más que alimento para comer, ropa para vestirse y un lugar donde reclinar su cabeza, o sea más que las cosas simplemente necesarias y convenientes de la vida? Por lo menos todos los que se permiten a sí mismos este deseo, que no ven ningún daño en él, «desean enriquecerse».

3. Y lo mismo hacen, en segundo lugar, todos los que con calma, deliberadamente y a propósito se esfuerzan por lograr más que «sustento y abrigo»; quienes se proponen y se esfuerzan no sólo por lograr los recursos mundanos que les proporcionarán las cosas necesarias y convenientes de la vida, sino por más que esto, sea para almacenarlo o para gastarlo en cosas superfluas. Todos ellos demuestran innegablemente su «deseo de enriquecerse» al esforzarse en lograrlo.

4. ¿Acaso no debemos, en tercer lugar, hacer figurar entre «los que quieren enriquecerse» a todos aquellos que se hacen tesoros sobre la tierra, algo tan expresa y claramente prohibido por nuestro Señor como el adulterio o el homicidio? Se admite (1) que hemos de proveer las cosas necesarias y convenientes para los miembros de nuestra propia familia; (2) que las personas dedicadas a los negocios han de guardar todo lo que les sea necesario para llevar adelante dichos negocios; (3) que hemos de dejar a nuestros hijos aquello que les provea lo necesario y conveniente después que hayamos dejado el mundo; y (4),que hemos de proveernos de todas las cosas honestamente a la vista de las personas, de modo que no debamos a nadie nada. Pero almacenar algo más, cuando todo esto ha sido hecho, es lo que nuestro Señor lisa y llanamente ha prohibido. Cuando realiza tranquila y deliberadamente, es una clara prueba de nuestro deseo de enriquecernos. Y amontonar dinero de esta manera no es más consecuente con la buena conciencia que arrojarlo al mar.

vyow.ser rico25. Debemos incluir entre ellos, en cuarto lugar, a todos los que poseen más de los bienes de este mundo que lo que usan conforme a la voluntad del Dador; yo debiera decir del Propietario, porque él solamente nos los presta, o para hablar más estrictamente, nos los confía como a mayordomos, reservándose la propiedad de ellos para sí mismo. Y por cierto que no podría actuar de otra manera, puesto que son la obra de sus manos; él es y debe ser el dueño de los cielos y de la tierra. Este es su derecho inalienable, derecho del cual no puede despojarse. Y juntamente con esa porción de sus bienes que él ha colocado en nuestras manos nos ha entregado las Escrituras, especificando los propósitos para los cuales él nos los ha confiado. Por lo tanto, si guardamos en nuestras manos más de lo que es necesario para los propósitos precedentes, ciertamente caemos bajo el cargo de «querer enriquecernos». Por encima de eso, somos culpables de enterrar el talento de nuestro Señor, y por causa de ello estamos sujetos a ser declarados malos, por ser siervos inútiles.

6. Bajo esta imputación de «querer enriquecerse» caen, en quinto lugar, todos los avaros. La palabra probablemente designa a aquellos que se deleitan en el dinero, que se complacen en él, los que en él buscan su felicidad, que cobijan su oro y plata, sus billetes y sus pagarés. Así era el hombre descrito por el distinguido pintor romano, quien prorrumpió en aquel soliloquio natural …Populus me sibilat, at mihi plaudo Ipse domi quoties nummos contemplor in arca. (El pueblo me silba, pero en casa me aplaudo, cuando contemplo el dinero en mi cofre del tesoro). Si hay algunos vicios que no son naturales al ser humano, debiera imaginarme que éste es uno de ellos, puesto que el dinero, por sí mismo, no gratifica ningún deseo natural o apetito de la mente humana, y puesto que, durante una observación de sesenta años, no recuerdo un sólo ejemplo de una persona entregada al amor al dinero que no haya descuidado emplear este precioso talento conforme a la voluntad de su amo. Después de esto, el pecado fue castigado por el pecado, y a este mal espíritu le fue permitido entrar en ella.

7. Pero aparte de este tipo grosero de codicia, el amor al dinero, hay una forma más refinada de codicia, nombrada por el gran apóstol, pleonexía, lo cual literalmente significa «un deseo de poseer más», más de lo que ya tenemos. Y esos también caen bajo la descripción de «los que quieren enriquecerse». Es verdad que este deseo, bajo restricciones apropiadas, es inocente y aun recomendable. Pero cuando sobrepasa los límites (¡Y cuán difícil es no sobrepasarlos!) entonces cae bajo la presente censura.

8. ¿Pero quién es capaz de recibir estas palabras tan duras? ¿Quién puede creer que ellas son las grandes verdades de Dios? No muchos sabios, no muchos nobles, no muchos famosos por su cultura, ciertamente ninguno de los que no son enseñados por Dios. ¿Y quiénes son aquellos a quienes Dios enseña? Permitamos que nuestro Señor responda: «El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios.» Los que tienen una mentalidad distinta estarán tan lejos de recibirla que no serán capaces de entenderla. Dos hombres sensibles como los que más en Inglaterra se reunieron hace un tiempo para releer y considerar aquel sencillo dicho: «No os hagáis tesoros sobre la tierra.» Luego de larga y profunda consideración uno de ellos prorrumpió: «Positivamente, no lo puedo entender. Por favor, ¿puede usted entenderlo, Sr. L.?» El Sr. L. respondió honestamente: «Por cierto que no. No puedo concebir qué quiere decir el Sr. Wesley. No lo entiendo para nada.» ¡Tan absolutamente ciego es nuestro entendimiento natural con respecto a la verdad de Dios!

9. Habiendo explicado la primera parte del texto, «los que quieren enriquecerse», y habiendo señalado de la manera más clara que podía a las personas de quienes se habla, intentaré ahora, con la ayuda de Dios, explicar qué se dice de ellos: «Caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición.» «Caen en tentación.» Esto parece significar mucho más que simplemente «son tentados.» Entran en tentación: caen a plomo en ella. Sus olas les rodean y los cubren totalmente. De aquellos que de tal manera entran en tentación muy pocos escapan. Y los pocos que lo hacen quedan penosamente chamuscados por ella, aunque no totalmente consumidos. Si de alguna manera escapan es con sólo la piel de sus dientes y con profundas heridas que no se curan fácilmente.

10. En segundo lugar, caen en lazo, el lazo del diablo, el cual éste ha puesto intencionalmente en su camino. Yo creo que la palabra griega significa exactamente un armadijo, una trampa de acero, que no presenta ninguna apariencia de peligro. Pero tan pronto como una criatura toca el resorte, la trampa se cierra repentinamente y le aplasta los huesos hasta hacerlos pedazos, o la manda a una ruina inevitable.

11. En tercer lugar caen «en muchas codicias necias y dañosas»: anoétous, tontas, insensatas, fantásticas, tan contrarias a la razón y al sano entendimiento como lo son a la religión; «dañosas» tanto al cuerpo como al alma, tendientes a debilitar y aun a destruir toda tendencia celestial producto de la gracia; destructoras de esa fe que es obra de Dios; de esa esperanza que está llena de inmortalidad; del amor a Dios y al prójimo, y de toda buena palabra y obra.

12. ¿Pero qué deseos son estos? Esta es la pregunta más importante y merece la más profunda consideración. En general, pueden resumirse en uno: el deseo de felicidad fuera de Dios. Esto incluye, directa o remotamente, todo deseo necio y dañino. San Pablo lo expresa con las palabras: «amando a las criaturas más que al Creador»; y siendo «amadores de los deleites más que de Dios». En particular son (para emplear la exacta y bella enumeración de San Juan) «los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida»: a todos los cuales el deseo de riquezas tiende tanto a engendrar como a acrecentar.

13. El «deseo de la carne» generalmente se entiende en un sentido demasiado estrecho. No se refiere, como comúnmente se supone, solamente a uno de nuestros sentidos, sino que incluye todos los placeres sensibles, la gratificación de cualquiera de los sentidos externos. Tiene referencia particularmente al gusto. ¿Cuántos miles de personas hallamos hoy en día en quienes el motivo dominante es ampliar el placer de gustar? Quizás no gratifican este deseo de un modo grosero, como para incurrir bajo la imputación de intemperancia; mucho menos como para violentar su salud o perjudicar su entendimiento mediante la glotonería o la embriaguez. Pero viven en una sensualidad refinada y habitual, en un elegante epicureísmo que no lastima el cuerpo sino que solamente destruye el alma, manteniéndola a distancia de la verdadera religión.

14. La experiencia muestra que la imaginación es gratificada principalmente por medio del ojo. Por lo tanto, «el deseo de los ojos», en su sentido natural, es desear y buscar la felicidad gratificando la imaginación. Ahora bien, la imaginación es gratificada ya sea por la magnificencia, la belleza o la novedad; especialmente por esta última, puesto que ni los objetos grandiosos ni los hermosos causan placer mucho más tiempo que mientras son nuevos.

15. Buscar la felicidad en el saber de cualquier índole cae bajo «el deseo de los ojos», si es en historia, en idiomas, en poesía o en cualquier rama de la filosofía natural o experimental; y aun debemos incluir las diversas clases de saber, tales como la geometría, el álgebra y la metafísica. Porque si nuestro supremo deleite está en alguna de éstas, estaremos en ello gratificando «el deseo de los ojos».

16. «La vanagloria de la vida» (cualquiera sea el significado de esa expresión muy poco común: hé alazonéia tou bíou) parece implicar especialmente el deseo de honores, o de la estima, el aplauso o la admiración de los demás. Y como las riquezas atraen mucha admiración y son ocasión de mucho aplauso, proporcionalmente suministran alimento para la vanagloria, y de esta manera pueden ser incluidas en este párrafo.

17. El deseo de comodidad es otro de estos deseos necios y dañinos; el deseo de evitar toda cruz, toda medida de molestia, peligro, dificultad; el deseo de vivir un ensueño alejado de la vida y de ir a cielo (como se dice vulgarmente) «sobre un lecho de plumas». Todos pueden observar cómo las riquezas primero engendran y luego confirman y acrecientan este deseo, haciendo a las personas más y más blandas y delicadas, más reacias y ciertamente más incapaces de tomar su cruz cada día, de sufrir penalidades como buen soldado de Jesucristo, y de arrebatar el reino de los cielos mediante la violencia.

18. Las riquezas, ya sean deseadas o poseídas, conducen naturalmente a unos u otros de estos deseos necios y dañinos; y al proporcionar los medios de gratificarlos todos, tienden naturalmente a aumentarlos. Y hay una conexión cercana entre los deseos impuros y toda otra pasión o tendencia impura. Fácilmente pasamos de estas al orgullo, la ira, la amargura, la envidia, la malicia, el deseo de venganza; a un espíritu contumaz, que no admite consejos ni admoniciones, y ciertamente a toda tendencia terrenal, sensual y diabólica. El deseo o la posesión de riquezas tiende a crear, fortalecer y acrecentar a todos estos.

19. Y haciéndolo así, en la misma proporción en que prevalecen, traspasan a los hombres con muchos dolores; dolores de remordimiento, por una conciencia culpable; dolores provenientes de todas las malas tendencias que inspiran o acrecientan; dolores inseparables de esos mismos deseos, dado que todo deseo impuro es un deseo incómodo, y dolores provenientes de la contradicción de dichos deseos entre sí, por lo cual es imposible gratificarlos a todos. Y finalmente «hunden» al cuerpo en dolor, enfermedad, y «destrucción», y al alma en eterna «perdición».

II.1. Y ahora, en segundo lugar, voy a aplicar lo que se ha dicho. Y este es el punto principal. Porque, ¿de qué sirve el conocimiento más esclarecido, aun de las cosas más excelentes, aun de las cosas de Dios, si ello no va más allá de la especulación, si no se traduce a la práctica? ¡El que tiene oídos para oír, oiga! Y lo que oye, que inmediatamente lo ponga en práctica. ¡Oh que Dios me diese aquello que yo ansío: que antes que yo me vaya y perezca, y no me vean más, pueda ver un pueblo plenamente consagrado a Dios, crucificado al mundo, y el mundo crucificado a ellos. ¡Un pueblo verdaderamente entregado a Dios, en cuerpo, alma y substancia! ¡Cuán alegremente diría entonces: «Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz!»

2. Pregunto entonces, en el nombre de Dios, ¿Quién de vosotros «desea enriquecerse»? ¿Quién de vosotros (preguntaos en vuestros corazones, ante la vista de Dios) desea seria y deliberadamente (y quizás os aplaudáis a vosotros mismos, como ejemplo no pequeño de vuestra prudencia) tener más que alimentos para comer, ropa para ponerse y una casa que os cubra? ¿Quién de vosotros desea tener más que las cosas sencillas que son necesarias y convenientes para la vida? ¡Deteneos! ¡Considerad! ¿Qué estáis haciendo? ¡El mal está delante de vosotros! ¿Correréis sobre la punta de una espada? ¡Por la gracia de Dios: volveos y vivid!

3. Por la misma autoridad pregunto: ¿Quiénes de ustedes se están esforzando por ser ricos? ¿De procurarse más que las cosas simplemente necesarias y convenientes para la vida? Colocad, cada uno de vosotros, la mano sobre el corazón e inquirid seriamente: ¿Soy yo uno de esos? ¿Estoy trabajando, no sólo por lo que necesito, sino por más de lo que necesito? Que el Espíritu de Dios le diga a quien le corresponda: « ¡Tú eres ese hombre! »

4. Pregunto, en tercer lugar, ¿Quién de vosotros está de hecho haciéndose tesoros sobre la tierra? ¿Aumentando sus bienes? ¿Añadiendo, tan rápidamente como puede, casa a casa y heredad a heredad? Mientras así te beneficies, serás loado cuando prosperes. ¡Dirán de ti que eres un hombre «sabio» y «prudente»! Un hombre que «sabe aprovechar su oportunidad». Así es, y siempre lo ha sido, la sabiduría del mundo. Pero Dios te dice: « ¡Necio! » ¿Acaso no estás atesorando para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios?

5. Quizás preguntéis: « ¿Pero acaso tú mismo no nos aconsejas ganar todo lo que podamos y ahorrar todo lo que podamos?» ¿Y es posible hacer esto sin «desear» y al mismo tiempo «esforzarse» por enriquecerse? ¿Es posible suponer que nuestros esfuerzos tengan éxito sin hacernos al mismo tiempo «tesoros en la tierra»? Yo respondo: «Es posible». Es posible que ganes todo lo que puedas sin que perjudiques tu alma o tu cuerpo; puedes ahorrar todo lo que puedas, evitando cuidadosamente todo gasto innecesario, y sin embargo nunca «hacerte tesoros en la tierra», ni tampoco desearlos ni esforzarte por ello.

6. Permíteme hablar tan francamente de mí mismo como lo haría de otra persona. «Gano todo lo que puedo» (a saber, escribiendo) sin dañar a mi alma o a mi cuerpo. «Ahorro todo lo que puedo», sin malgastar nada por gusto, ni una hoja de papel, ni un vaso de agua. No gasto nada, ni un chelín, a no ser como un sacrificio a Dios. Sin embargo, «dando todo lo que puedo», estoy efectivamente protegido contra el peligro de «hacerme tesoros sobre la tierra». Y estoy protegido de desear enriquecerme o de esforzarme por ser rico puesto que «doy todo lo que puedo». Y de que hago esto llamo a testificar a todos los que me conocen, tanto amigos como enemigos.

7. Pero algunos pueden decir: «Sea que te esfuerces por ello o no, tú eres innegablemente rico. Tienes más que lo necesario para vivir. Lo tengo. Pero el apóstol no pone la carga simplemente en poseer cualquier cantidad de bienes sino en poseer más de lo que empleamos conforme a la voluntad del Dador. Hace cuarenta y dos años, teniendo el deseo de proveer a la gente pobre con libros más baratos, más cortos y más sencillos que cualquiera de los que yo había visto, escribí muchos tratados pequeños, generalmente –vendidos- a un penique cada uno, y luego varios más grandes. Algunos de ellos tuvieron una venta como yo no lo había pensado, y por este medio, inadvertidamente, me hice rico. Pero nunca lo deseé ni me esforcé por lograrlo. Y ahora que me ha sobrevenido de improviso no acumulo tesoros sobre la tierra; no acumulo absolutamente nada. Mi deseo y mi esfuerzo en este aspecto es «redondear mis cuentas al fin del año». Me veré obligado a dejar mis libros detrás de mí cuando Dios me llame. Pero en todos los demás aspectos mis manos serán mis ejecutoras.

8. Y ahora, mis hermanos, que vosotros los que sois ricos sean siquiera como soy yo. Preguntaos vosotros, los que poseéis más que el alimento y la vestimenta: « ¿Qué haremos? ¿Arrojaremos al mar lo que Dios nos ha dado?» ¡Dios no permita que lo hagáis! Es un talento excelente que puede ser empleado en gran manera para la gloria de Dios. Vuestro camino se extiende llano ante vuestro rostro; si tenéis valor, caminad en él. Habiendo «ganado» (en sentido correcto) «todo lo que podéis», y «ahorrado todo lo que podéis», a pesar de la naturaleza, la costumbre y la prudencia mundana, «dad todo lo que podéis». Yo no digo: «Se un buen judío, dando un diezmo de lo que posees». Tampoco digo: «Se un buen fariseo, dando un quinto de tus bienes». No me atrevo a aconsejarte a que des la mitad de lo que tienes; no, ni tampoco los tres cuartos, ¡sino todo! Levantad vuestros corazones y veréis en qué sentido esto ha de hacerse. Si deseas ser un mayordomo fiel y prudente, de esa porción de los bienes del Señor que en el tiempo presente él ha colocado en tus manos, mas con el derecho a recuperarlos cuando a él le plazca, (1) provee las cosas necesarias para ti mismo: alimentos para comer, vestimenta para cubrirte, cualquier cosa que la naturaleza requiera para preservar tanto tu salud como tus fuerzas; (2) provee estas cosas para tu esposa, tus hijos, tus sirvientes, y todos los otros que estén comprendidos en tu casa. Si cuando esto ha sido hecho, queda un excedente, entonces haz el bien a los de la familia de la fe. Si todavía hay un excedente, según tengas oportunidad, haz el bien a todos los hombres. Al obrar así, da todo lo que puedas; y en un sentido cabal, todo lo que tienes. Porque todo lo que se entrega de esta manera es realmente dado a Dios. Das a Dios las cosas que son de Dios, no sólo por lo que das a los pobres, sino también mediante aquello que gastas en proveer las cosas necesarias para ti mismo y para tu familia.

9. ¡Oh vosotros, metodistas, escuchad la palabra del Señor! Tengo un mensaje de Dios para toda la humanidad, pero sobre todo para vosotros. Por más de cuarenta años he sido un siervo para vosotros y para vuestros padres. Y no he sido como una caña agitada por el viento. No he variado en mi testimonio. Os he testificado exactamente lo mismo desde el primer día hasta ahora. Pero, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? Me temo que no muchos ricos. Me temo que es necesario aplicar a algunos de ustedes aquellas terribles palabras del apóstol: «¡Vamos ahora, ricos! ¡Llorad y aullad por las miserias que os vendrán! Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego.» Ciertamente así será, a menos que vosotros a la vez ahorréis todo lo que podéis y deis todo lo que podéis. ¿Pero quién de vosotros ha considerado esto desde que escuchasteis por primera vez la voluntad de Dios al respecto? ¿Quién está decidido ahora a considerarlo y practicarlo? ¡Por la gracia de Dios, comienza hoy!

10. ¡Vosotros, «amantes del dinero», oíd la palabra del Señor! ¿Suponéis que el dinero, aunque se multiplique como la arena del mar, puede dar felicidad? Entonces estáis entregados a un poder engañoso, para que creáis una mentira, una mentira palpable, refutada diariamente por mil experiencias. ¡Abrid vuestros ojos! ¡Mirad a vuestro derredor! ¿Son los ricos los más felices? ¿Tienen la porción más grande de contentamiento los que tienen las mayores posesiones? ¿No es verdad lo contrario? ¿No es una observación común que las personas más ricas son generalmente las más descontentas, las más miserables? ¿No tenían más felicidad la mayor parte de ellos cuando tenían menos dinero? Mirad dentro de vuestros pechos. Si habéis acrecentado vuestros bienes, ¿habéis acrecentado proporcionalmente vuestra felicidad? Tenéis más fortuna, ¿pero tenéis más contentamiento? Sabéis lo contrario. Sabéis que al buscar la felicidad en las riquezas sólo estáis tratando de beber en copas vacías. Y por más que estén finamente decoradas y pintadas, aún están vacías.

11. ¡Vosotros los que deseáis enriqueceros, oíd la palabra del Señor! ¿Por qué habéis de ser golpeados aún más? ¿Ni aun la experiencia os enseñará sabiduría? ¿Saltaréis dentro de un hoyo con los ojos abiertos? ¿Por qué todavía debéis caer en tentación? No otra cosa sino la tentación os acosará mientras estáis en el cuerpo. Pero aunque os acose por todos lados, ¿por qué os meteréis en ella? Esto no es necesario; es vuestro propio acto voluntario. ¿Por qué habéis de arrojaros una vez más «en un lazo», en la trampa que Satanás os ha preparado, la cual está lista para romperos los huesos en pedazos, para quebrantar a muerte vuestra alma? Después de una clara advertencia, ¿por qué habéis de hundiros una vez más en «codicias necias y dañosas»? Codicias tan necias, tan incongruentes con la razón como lo son con la misma religión. Deseos que ya os han hecho tanto mal que ni todos los tesoros sobre la tierra pueden contrapesar.

12. ¿No os han dañado ya, no os han herido en lo más tierno, debilitando y aun destruyendo vuestra hambre y sed de justicia? ¿Tenéis ahora el mismo anhelo que una vez tuvisteis de la imagen plena de Dios? ¿Tenéis el mismo deseo vehemente como antes lo tuvisteis de ir adelante a la perfección? ¿No os han lastimado ya debilitando vuestra fe? ¿Tenéis ahora «la impresión inmanente de la fe, como certeza de lo que se espera»? ¿Soportáis todas las tentaciones, provenientes del placer o del dolor, como viendo al invisible? ¿Tenéis cada día, cada hora, un sentido ininterrumpido de su presencia? ¿No os han dañado con respecto a vuestra esperanza? ¿Tenéis ahora una esperanza que está llena de inmortalidad? ¿Es todavía grande vuestra sincera expectativa de todas las preciosas y grandísimas promesas? ¿Gustáis ahora de los poderes del siglo venidero? ¿Estáis sentados en los lugares celestiales con Cristo Jesús?

13. ¿No os han herido como si apuñalaran vuestra religión en pleno corazón? ¿No han enfriado, si es que no lo apagaron, vuestro amor a Dios? Esto se determina fácilmente. ¿Tenéis el mismo deleite en Dios que una vez tuvisteis? ¿Podéis decir ahora: Nada deseo, ni abajo ni arriba, Feliz, feliz en tu amor? Me temo que no. Y si vuestro amor a Dios está en cierto modo decaído, lo mismo está vuestro amor al prójimo. ¡Estáis pues heridos en la misma vida y espíritu de vuestra religión! Si perdéis el amor, lo perdéis todo.

14. ¿No estáis heridos con respecto a vuestra humildad? Si habéis aumentado vuestros bienes, no puede ser de otra manera. Muchos pensarán que eres una persona mejor porque eres más rico. ¿Y cómo podrás evitar que tú mismo pienses así? Digo esto considerando especialmente las recomendaciones que algunos te darán con toda simplicidad, y muchos con el propósito de servirse ellos mismos de ti. Si estás herido en tu humildad, ello se manifestará por esta señal: no serás tan receptivo de enseñanzas o de consejos como lo eras antes; no eres tan fácil de convencer ni de ser persuadido. Tienes una opinión mucho mejor de tu propio juicio y estás más adherido a tu propia voluntad. Antes, podías ser guiado con un hilo; ahora nadie puede hacerte dar vuelta ni con coyundas de carreta. Te alegrabas de ser amonestado o reprendido; pero eso es tiempo pasado. Y ahora consideras a una persona como tu enemigo porque te dice la verdad. ¡Que cada uno considere esto con calma y vea si no es su propio retrato!

15. ¿No estáis igualmente heridos con respecto a vuestra mansedumbre? Una vez aprendiste una excelente lección de aquel que era manso y humilde de corazón. Cuando te maldecían, no respondías con maldición. No devolvías agravio por agravio, sino por lo contrario, bendición. Tu amor no se irritaba, sino que te capacitaba en todas las ocasiones para vencer con el bien al mal. ¡Más bien puede decirse que no puedes soportar nada: ni injurias ni aun afrentas! ¡Con qué rapidez te excitas! ¡Qué pronto eso sucede: «¿Qué? ¡Hacerme eso a mí! ¡Qué insolencia es esta! ¡Cómo se atreve! No soy ahora como era tiempo atrás. Que sepa que soy capaz de defenderme.» Lo que quieres decir es: «de vengarme». Y si no agarras a tu consiervo por el cuello no será porque no quieres sino porque no eres capaz de hacerlo.

16. ¿No estáis heridos también en vuestra paciencia? ¿Ahora vuestro amor todo lo soporta? ¿Todavía con vuestra paciencia poseéis vuestras almas, como cuando primeramente creísteis? ¡Oh, qué cambio hay aquí! Has aprendido a estar frecuentemente de mal humor. Estás a menudo sin sosiego; te sientes mal y le das rienda suelta al enfado. ¡Hallas que demasiadas cosas vienen atravesadas de modo que no sabes cómo podrás soportarlas! Hace muchos años estaba visitando en Londres a un caballero que temía mucho a Dios, y que generalmente donaba cada año nueve décimos de su renta anual. Vino un sirviente y arrojó algunos trozos de carbón en el fuego. Salió una bocanada de humo. El distinguido caballero se echó hacia atrás en su silla y exclamó: «¡Oh, señor Wesley, estas son las cruces con que me encuentro cada día!» ¿No hubiera sido un poco menos impaciente si hubiera ganado cincuenta libras por año en vez de cinco mil?

17. Pero para volver al tema: Vosotros los que habéis tenido éxito en vuestros esfuerzos por aumentar vuestras posesiones, ¿no os habéis hundido insensiblemente en la molicie mental, y acaso también corporal? Ya no os regocijáis más en sufrir penalidades como buen soldado de Jesucristo. Ya no os apresuráis a entrar al reino de los cielos, ni lo arrebatáis. No os negáis a vosotros mismos alegre y gozosamente, ni tomáis vuestra cruz cada día. ¡No podéis negaros a vosotros mismos el pobre placer de echar un sueñito o de una cama blanda, en vez de escuchar la palabra que puede salvar vuestras almas! Por cierto, «uno no puede salir tan temprano en la mañana, además está oscuro, y hace frío, y hasta lluvioso también: todo junto. ¡Ni pensarlo!» No decías eso cuando eras pobre. Entonces no tomabas en cuenta ninguna de estas cosas. Es el cambio de las circunstancias lo que ha causado este cambio de melancolía en tu cuerpo y tu mente; no eres más que la sombra de lo que fuiste. ¿Qué han hecho de ti las riquezas? «Pero no se puede esperar que yo haga lo mismo que hacía antes; ahora he envejecido.» ¿No he envejecido yo tanto como tú? ¿No ando en mis setenta y ocho años? Sin embargo, por la gracia de Dios no aflojo el paso todavía. Ni tampoco aflojarías tú, si todavía fueses pobre.

18. Estáis tan profundamente heridos que habéis casi perdido vuestro celo por las obras de misericordia así como por las de piedad. Alguna vez avanzaste, a través del frío o de la lluvia, o cualquier obstáculo que hubiera en tu camino, para ver a los pobres, los enfermos, los atribulados. Anduviste por todos lados haciendo el bien, y hallaste a aquellos que no eran capaces de hallarte. Alegremente te arrastraste hasta dentro de sus sótanos, trepaste a sus buhardillas, para suplir todas sus necesidades, y gastar y gastarte asistiendo a sus santos. ¿Andas ahora en los mismos pasos? ¿Qué te lo impide? ¿Temes que se te arruine tu saco de seda? ¿O acaso hay otro león en el camino? ¿Tienes miedo de contagiarte con parásitos? ¿No tienes miedo de que el león rugiente te atrape? ¿No tienes temor de aquel que ha dicho: «En cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis». ¿Y qué vendrá después? «Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles».

19. ¡Cuán conscientes erais en tiempos pasados de aquellas palabras: «No aborrecerás a tu hermano en tu corazón; razonarás con tu prójimo, para que no participes de su pecado»! Tú reprobaste, directa o indirectamente, a todos aquellos que pecaron ante tus ojos. Y a ello siguieron felices consecuencias. ¡Qué buena era una palabra dicha a su debido tiempo! Era a menudo como saeta en mano del valiente. Muchos corazones fueron traspasados. Muchas personas de corazón robusto, que desdeñaban escuchar un sermón, cayeron subyugados ante su cruz, y sintieron sus saetas en sangre bañadas. ¿Pero quién de vosotros tiene ahora esa compasión por los ignorantes y por aquellos que han errado el camino? Puede ser que sigan errantes por vuestra causa, y que se hundan en el lago de fuego sin retardo ni estorbo. El oro a acorazado vuestros corazones. Tenéis otras cosas que hacer. Sin defensa ni piedad, que caigan los miserables.

20. De esta manera os he dado a vosotros, ganadores, amantes y poseedores de riquezas, una advertencia más, que puede ser la última. ¡Oh, que no sea en vano! ¡Que Dios escriba todo esto en vuestros corazones! Aunque es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja que entrar un rico en el reino de Dios, sin embargo, las cosas imposibles para los hombres son posibles para Dios. ¡Habla, Señor! ¡Y aun los ricos que escuchan estas palabras entrarán en tu reino! Arrebatarán tu reino, todo lo venderán por la perla de gran precio: serán crucificados al mundo, y tendrán todas las cosas por basura para ganar a Cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s