Sexo Seguro

sexo-seguro

Drernestocontreras@hotmail.com

¡Hola! Soy el Dr. Ernesto Contreras y hoy quiero hablarles sobre el Sexo Seguro.

El ser humano, es un ser bisexuado y con dimorfismo sexual. O sea, hay hombres y mujeres y el cuerpo del varón es diferente al de la mujer. También es un ser social forzoso, o sea, que desde que está en el vientre materno y hasta su edad adulta y vejez, depende de los demás, así como los demás dependen de él para subsistir.

Por eso es que lo más conveniente es que los niños y adolescentes se críen y crezcan en familia, y bajo el cuidado y protección de un matrimonio formado por un hombre y una mujer. Todo varón, al llegar a la edad adulta, si no tiene don de continencia, o sea, que no puede vivir felizmente sin tener relaciones sexuales, debe casarse con una mujer y formar un matrimonio.

Eso les permitirá a ambos, practicar el sexo seguro.

Las relaciones sexuales premaritales y extramaritales con varias parejas sexuales, no son seguras y frecuentemente exponen a la persona a infecciones y enfermedades sexualmente transmitidas. También las relaciones antinaturales, por la boca o el ano, frecuentemente se asocian con el contagio de enfermedades sexualmente transmitidas. Los microbios que causan estas enfermedades, se transmiten por contacto íntimo y a través del semen, las secreciones vaginales y la sangre.

No sobreviven expuestos al medio ambiente, por lo que no se pueden contagiar a través de albercas, sanitarios o utensilios de cocina, por ejemplo. Tampoco se contagian por el contacto casual o superficial con las personas infectadas, como cuando se les saluda, abraza o se les da un beso. Actualmente hay más de 30 enfermedades sexualmente transmitidas. Pueden ocurrir en cualquier edad, pero son mucho más frecuentes entre las personas de 15 y 24 años, que no practican el sexo seguro.

Casi todas las enfermedades sexualmente trasmitidas, si se diagnostican a tiempo y se tratan adecuadamente bajo supervisión médica, son curables. Pero algunas de ellas pueden causar esterilidad o cáncer, otras son incurables, y otras, como el SIDA y la Sífilis en etapas avanzadas, son mortales. Las más frecuentes son la clamidia, la gonorrea, las tricomonas, el herpes genital, las verrugas genitales, la sífilis y el SIDA. La Clamidia y la gonorrea, son causadas por bacterias que no causan muchas molestias en la mujer, pero si no se detectan y curan oportunamente, ocasionan infertilidad e inflamación pélvica dolorosa y persistente, y si la mujer da a luz, pueden infectarle los ojos y pulmones del recién nacido y hasta causarle ceguera. Las tricomonas son microbios que suelen causarle a la mujer ardor al orinar, comezón, inflamación, y ulceraciones en la vagina, relaciones sexuales dolorosas, y salida de escaso desecho vaginal verdoso y maloliente. En el varón, la gonorrea y las tricomonas frecuentemente causan ardor y salida de desecho o pus al orinar.

Estas tres enfermedades, si se tratan oportunamente y bajo estricto control médico, son curables, pero para evitar nuevos contagios, siempre se debe dar tratamiento tanto a la persona infectada como a sus parejas sexuales.

Las verrugas en o alrededor del pene y la vagina, son causadas por un tipo de papiloma virus. Dan pocas molestias, pero aunque muchas se pueden tratar y quitar, la enfermedad solo excepcionalmente se cura y mientras exista, se contagiará a las parejas sexuales. Otro tipo de Papiloma virus puede causar cáncer en el ano, pene, la vulva y el cuello uterino.

El Herpes genital es causado por un virus que causa comezón y múltiples vejiguitas y úlceras dolorosas que desaparecerán y reaparecerán espontáneamente en y alrededor del pene y la vagina. Es incurable y si al dar a luz, la mujer contagia a su bebé, puede poner en peligro la vida del recién nacido.

La Sífilis es causada por un microbio que inicialmente se manifiesta por una úlcera dura y no dolorosa llamada chancro duro, localizada en o alrededor del pene, la vagina, el ano o la boca y que desaparece espontáneamente en unos días. También a veces aparece un enrojecimiento temporal de palmas y plantas. Si no se cura oportunamente, puede no dar molestias y progresar infectando varios órganos del cuerpo y causar daño cerebral y afectar el corazón. Aunque no dé molestias, la persona infectada con Sífilis, contagia la enfermedad a sus parejas sexuales, y si se embaraza, causará deformidades muy serias en el bebé, y a veces, hasta su aborto.

El SIDA es causado por el virus VIH y contagiado por el uso de jeringas, agujas y equipos de tatuaje con gotas o manchas de sangre contaminada con virus, así como por la práctica de relaciones sexuales de alto riesgo, a través del semen y la secreción vaginal. La leche materna lo transmite al recién nacido. Ni la picadura de insectos o el contacto con mascotas, pueden transmitirlo. El SIDA es incurable y mortal, pues destruye progresivamente el sistema inmune de la persona afectada y la deja indefensa en contra de múltiples infecciones que la deterioran y matan. Una tercera parte de los infectados no muestras molestias, pero al igual que los demás, siguen transmitiendo la enfermedad a sus parejas sexuales. El uso del condón disminuye el riesgo de contagio, pero no lo elimina al 100%.

En resumen, sólo el sexo seguro practicado exclusivamente dentro del matrimonio, evita el 100% de las enfermedades sexualmente transmitidas. Si una persona que ha tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio, presenta molestias al orinar, salida de secreciones, úlceras, comezón o ronchas en o alrededor del pene, la vagina o del ano, debe consultar un médico, pues se deban o no a enfermedades sexualmente transmitidas, debe hacerse un diagnóstico oportuno y tratarse adecuadamente para evitar en lo más posible, consecuencias serias y hasta fatales en ella y en sus parejas sexuales.

Pues bien, muchas gracias por su atención y que Dios les siga bendiciendo con buena salud. ASI SEA

ernesto_contreras