Cápsulas de Discipulado

capsulas discipuladoMODELO BÍBLICO PARA HACER DISCÍPULOS.

Muchas personas piensan que los discípulos se hacen a medida que se sientan en un salón de clases o toman un estudio. Si ese es su concepto respecto a hacer discípulos, se sorprenderá. Considere los siguientes preceptos que respaldan un modelo bíblico para hacer discípulos.

GUIAR A LOS DISCÍPULOS A EXPERIMENTAR LA VERDAD.

¿Cómo se puede guiar a una persona para que domine la verdad bíblica? Como acabamos de establecer en las dos anteriores capsulas, dar el ejemplo y establecer al discípulo en la Palabra de Dios son la clave. aSin embargo, un nuevo discípulo necesita tiempo para asimilar las enseñanzas bíblicas. Cuando un discípulo practica la verdad (Vivir la Palabra), la hace parte de su vida. Comparto cinco pasos que el discípulo debe experimentar para dominar la verdad absoluta de Dios:

  1. IMITAR: El discípulo hace lo que el maestro (modelo) haga. Tal vez no entienda sus acciones, pero el discípulo hará lo que haga el modelo. “Sed imitadores de mí, como yo de Cristo.” (1Corintios 11:1); “Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cual haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.” (Hebreos 13:7)
  2. EXPERIMENTAR: El maestro prueba la verdad en la vida real. Ya ha creído lo suficiente para experimentar, pero el discípulo aun no está convencido. Comience probando en situaciones que no sean riesgosas. “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” (Romanos 10:17); “Pero sin fe es imposible agradar a Dios….” (Hebreos 11:6). El maestro y el discípulo deben andar en obediencia para tener experiencia con su Dios Y Señor.
  3. APLICAR: Aplique la verdad en situaciones más complejas. El maestro cree la verdad absoluta de Dios y el discípulo también debe creer y vivir la palabra profética más segura. “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solo oidores, engañándoos a vosotros mismos.” (Santiago 1:22). “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.” (Marcos 9:23).
  4. DEMOSTRAR: El maestro muestra habilidad al vivir la verdad cuando experimenta diferentes condiciones y situaciones. Las verdades absolutas de la Palabra de Dios han llegado a ser sus convicciones y son parte de su sistema de valores. El discípulo debe dar evidencia de su nueva vida en Cristo. “que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.” (Apocalipsis 1:2)
  5. REPRESENTAR: El maestro ejemplifica la verdad como una característica de la vida de un discípulo. “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.” (1Timoteo 4:12).

Jesús nuestro ejemplo, usó cinco principios para que sus discípulos desarrollarán el ideal de una vida cristiana:

  1. SER EJEMPLO: Hacer algo que usted no puede visualizar es difícil. Luego que su discípulo lo vea hacer, las fuerzas en su personalidad se combinan ayudándolo así a imitar.
  2. EXPLICAR: Dar el ejemplo no es suficiente, se necesita explicarlo. A menudo Jesús explicó las cosas de las cuales daba el ejemplo, para que los discípulos no lo entendiesen mal. Los discípulos respondieron experimentando.
  3. GUIAR: El discipulador guía al discípulo a hacer algo con más destreza hasta que el discípulo se siente cómodo con la nueva forma de hacer las cosas. Esto ayuda al discípulo a aplicar lo que ha aprendido.
  4. APOYAR: El discipulador apóya a las personas a vivir la verdad hasta que él o ella lo haya dominado. A medida que los discípulos comiencen a vivir en su nuevo estilo de vida y demuestren lo que han aprendido, sienten que los respalda alguien más experimentado.
  5. COMISIONAR: El discipulador afirma los ministerios del discípulo y lo envía a hacer tareas específicas. Jesús urgió a Pedro: “apacienta mis corderos” (Juan 21:15-18) es un ejemplo de cómo Jesús usó este principio para ayudar a los discípulos a representarlo en el mundo.

Veamos más profundamente como Jesús usó el principio de guiar para ayudar a sus discípulos a aprender y practicar la verdad. Jesús enseño la verdad, una y otra vez, de diferentes maneras involucrando los cinco sentidos. Jesús no lanzó un concepto esperando simplemente que alguien lo captara. Repitió las verdades, las ejemplificó y guió a los discípulos mientras ellos las aplicaban. Si usted va a ayudar a otros a transformar su carácter para que lleguen a ser más semejantes a Cristo, ellos necesitan practicar una verdad hasta que llega a ser algo propio, mientras usted los guía de cerca.

Jesús asignó tareas a sus discípulos y esperó que ellos las llevaran a cabo. Algunas veces fallaron, y entonces Jesús vino a ayudarlos. En Marcos 9:28,29 vemos que los discípulos no pudieron echar fuera los espíritus malignos, Jesús les dijo: “Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno. Jesús les advirtió que solo a través de la oración y el ayuno, podían llegar a hacerlo.   Jesús les dijo a sus discípulos que la falta de fe hizo que no pudieran sanar al niño lunático. Un buen maestro sabe cuándo debe dejar que las personas aprendan por sí mismas y cuando debe intervenir.

FE EN ACCIÓN: Querido Hermano(a) medita en las siguientes declaraciones: Jesús no se limitó a tener una relación positiva con sus discípulos. Los discípulos de Jesús sabían, que ËL los amaba, que se preocupaba porque progresarán y que tenía grandes planes para el futuro de ellos. Pero Jesús no los enseñó dándoles sólo un estímulo positivo cuando hacían las cosas bien. Los discipuladores no pueden sentarse ociosamente permitiendo que los discípulos se equivoquen en sus creencias o prácticas. A pesar del abuso de algunas personas y el mal uso de los conceptos de corrección, no podemos dejar de corregir cuando realmente vamos a beneficiar a una persona. Permitir que los discípulos continúen pecando, evitará que desarrollen un carácter semejante a Cristo y los valores del reino de Dios. Si alguno se une a la misión de Dios en el hogar, la iglesia y el mundo, este debe ser un buen representante de Cristo sin mancha en su testimonio, ni malas acciones o seguir doctrinas falsas.

DECLARACIONES BÍBLICA SOBRE EL VERDADERO DISCIPULADO.

  • LA FORMACIÓN ESPIRITUAL CRISTIANA DEL DISCÍPULO, ES CRECER EN CONFORMIDAD A CRISTO.
  • LA ESPIRITUALIDAD DEL DISCÍPULO ES DE OBEDIENCIA HUMILDE.
  • EL MODELO DEL DISCÍPULO DE SU FORMACIÓN ESPIRITUAL ES JESÚS.
  • EL STATUS NO SE OBTIENE “Buscando ser el número uno”, SINO MÁS BIEN AL SACRIFICARNOS HUMILDEMENTE NOSOSTROS POR OTROS.
  • EL DISCÍPULO PERMITE QUE SU VIDA SE CONFORME A LA IMAGEN

     Y SEMEJANZA DE SU MAESTRO: JESÚS.

  • Comparto segmentos de Vida Discipular,

y de mi experiencia personal con mi  Dios y Señor, en el Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de Dios nuestro Señor. 

Hno. Cuau.

cuauhtemoc-meneses