Crónica Distrito Peninsular, CANO

Crónica de la Conferencia del Distrito Peninsular CANO: Un llamado apremiante a la evangelización

Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir (Lc 10.1).

Pbro. Jesús Caos Huerta Rodríguez

 Durante los primeros días del mes de noviembre, en la ciudad de Tijuana B.C., se realizó la XXVII conferencia del Distrito Peninsular en la Conferencia Anual Noroeste (CANO).  La iglesia “Dios es amor” fue la responsable de albergar dicho evento.  La asamblea sesionó por espacio de tres días comprendidos del 2 al 4 de noviembre. A esta convocatoria acudieron la mayoría de los pastores de los 23 cargos pastorales que conforman el Distrito Peninsular. Asimismo, hubo también una representación de distintos funcionarios de la Conferencia de Distrito  y de algunos laicos integrantes de las diferentes Juntas de Administradores procedentes de las iglesias locales. El tema de la conferencia fue “evangelismo hacia fuera del templo”; mientras que, el lema fue “De dos en dos a toda la ciudad”. El versículo del evangelio de Lucas 10.1 fue la base para la construcción tanto del tema como del lema.  

 Dadas las peculiares geográficas del Distrito Peninsular los diversos representantes de los cargos pastorales estuvieron llegando en el transcurso de día. La extensión territorial del mismo abarca todo el estado de Baja California, el norte de Baja California Sur y la parte noroccidental de Sonora. Por tal motivo, resulta muy común que los delegados a la conferencia estén llegando a lo largo de la mañana dentro del periodo de inscripción  que barca de las 9:00 a las 13:00 horas. El arribo de los asistentes concluyó con el inicio de la comida fraternal de bienvenida alrededor de la una de la tarde.

  Después de la comida se dio el comienzo formal de la Conferencia de Distrito con la celebración de la eucaristía. Para tal propósito, fueron invitados a oficiar este sacramento santo los presbíteros Antonio Romero Cota y Jesús Caos Huerta Rodríguez, quienes comienzaron el acto litúrgico a través la invocación del prefacio  Sursum corda con el cual abre la “Gran plegaria eucarística”. Una vez habiendo realizado la “Oración de humilde acceso”, oración litúrgica procedente de nuestra herencia anglicana, se procedió a impartir los elementos de la comunión. Sin duda, este acto fue altamente significativo, pues expresa de manera simbólica una realidad palpable: “siendo muchos, somos uno en una misma mesa con el Señor”. Es decir, a pesar de las diferencias de género, edad, pensamiento es posible coincidir y convivir como un solo cuerpo bajo la gracia divina que se manifiesta en el sacramento.

 Al terminar el culto de apertura se procedió a la instalación de la asamblea con el fin de iniciar los asuntos administrativos del distrito. El superintendente de distrito, Pbro. Juan Manuel Lozano Luna, fue quien presidio la asamblea. Este, a su vez, invitó al obispo de la CANO, Pbro. Felipe de Jesús Ruiz Aguilar, para que lo acompañara en la conducción de la misma. A ellos dos se sumaron como secretarios el Pbro. Ugan Fernando Alarcón Alarcón y el Prob. Conferencial Juan Carlos López. Tras el pase de lista y la definición del quórum la asamblea fue declarada abierta en sesión. Ello ocurrió alrededor de las 15:00 horas.  Después que fueron electas las comisiones internas para que operaran dentro del desarrollo de la conferencia se presentaron los informes correspondientes. El primero en hacerlo fue el Superintendente de Distrito, posteriormente los demás funcionarios de distrito hicieron los mismo. Cada uno de los informes fue remitido a la Comisión de estudio, Análisis y Evaluación de Informes. Hacia las 18:00 de la tarde prácticamente se daba por concluida la primera sesión de la asamblea.

 Una vez habiendo cenado unos ricos molletes, preparados por la iglesia anfitriona, los delegados entraron de nuevo a las instalaciones del templo “Dios es amor” para participar del culto cristiano. El pastor Héctor Solorio fue el responsable de conducir el servicio. En tanto que el grupo de alabanza de la iglesia “Ismaschías” de San Luis Río Colorado Sonora estuvo a cargo de la música. El Obispo de la CANO, Pbro. Felipe de Jesús Ruiz Aguilar, fue el expositor de la Escritura. La prédica estuvo encaminada a meditar sobre el versículo lema de Lc 10.1; a través de este texto se hizo referencia a considerar la evangelización como parte de la vida del discípulo de Cristo.

 El segundo día de actividades inició con un breve devocional a las 7:00 de la mañana. En esta ocasión el tiempo de reflexión estuvo encabezado por el Prob. Conferencial Juan Carlos López, quien de nuevo se centró en el versículo de Lc 10.1. El eje fundamental de la exposición giro en torno a la idea de una evangelización “terapéutica”.  El anuncio de la “buenas nuevas” se da dentro de un contexto de genuino interés sanador por el “otro”. Sin este tipo de acercamiento no se puede realizar una auténtica proclamación del Reino de Dios; pues de lo contrario, las actividades evangelistas se reducirían únicamente a un mero proselitismo. Al término del devocional la iglesia “Dios es amor” preparó unos ricos, pero picosos chilaquiles, como parte del desayuno.

 De vuelta al templo, a las 9:00 horas y durante el transcurso de la mañana hasta las 13:00, los delegados participaron de un taller dirigido por el Área de Testimonio Cristiano Conferencial a cargo del Pbro. Noé Israel Caudillo. A lo largo de todo este tiempo participaron varios pastores y laicos en la exposición de diversas actividades y testimonios personales. Todos ellos fueron coordinados por el Pbro. Noé Israel, quien es el que preside esa Área en la CANO. La impartición del taller tuvo como punto de referencia el Programa de Evangelización Permanente Para la Iglesia Local (PEPPIL). A través de este instrumento evangelístico diseñado por la IMMAR se buscó hacer conciencia sobre la importancia que tiene el desarrollo de estrategias para el crecimiento numérico en la membresía en las iglesias locales. A la conclusión del taller nuevamente la iglesia anfitriona estaba esperando a los delegados para ofrecerles unas deliciosas tostadas de tinga.

 En punto de las 14:15 comenzó el segundo taller de la conferencia. Esta vez la temática estuvo encaminada hacia el Área de Finanzas. La conducción de este tiempo fue responsabilidad del Hno. Enrique Valencia y el Hno. David Tavera. Ambos hermanos abordaron los asuntos relacionados a la situación financiera de distrito, así como del registro de propiedades. El acento recayó en la necesidad de regularizar las situaciones financieras y administrativas de los diferentes cargos pastorales. Además también se compartió la noticia respecto a la regularización de la propiedad de la iglesia “Torre Fuerte” en la ciudad de Tijuana. El predio donde se ubica dicha iglesia tiene un enorme valor comercial, de ahí la importancia de que esté completamente regularizado. Este taller concluyó alrededor de las 15:30 y hubo un breve receso.

   Hacia las 15:30 dio inicio la última sesión de la asamblea. Se leyó el acta de la sesión anterior y tras la revisión fue aprobada por el pleno con las enmiendas correspondientes. Como parte del protocolo de la conferencia fueron leídas una a una las preguntas disciplinarias, en tanto que iban siendo contestadas por las respectivas comisiones y funcionarios de distrito. Así la Comisión de Relaciones leyó su informe. El carácter de la mayoría de los Presbíteros Locales fue aprobado y se renovó la licencia de los distintos Predicadores Locales. También se recomendó al Predicador Local Jacob Williem Van Der Schaff para que recibiera las órdenes de Presbítero Local, lo cual fue aprobado en la asamblea por unanimidad. De la misma manera se les dio licencia de Predicador Local a los pastores Héctor Rodolfo Solio Torres y Enrique Amezola Camacho. Ambos hermanos iniciaron su relación con el distrito como Predicadores Locales. Por último, esta comisión también recomendó al Pbro. L. Jesús Gómez Castro a la Conferencia Anual para que sea recibido a prueba. Acto seguido, la Comisión de estudio, Análisis y Evaluación compartió su dictamen. Todos los informes, sin excepción, fueron aprobados. Se continuó con el resto de las preguntas disciplinarias. Por último, se recordó que la próxima Conferencia de Distrito sería en la Iglesia “Lirios de los Valles” en el Ejido “Rubén Jaramillio” de B.C. Asimismo se decidió mediante votación que la Iglesia “Torre fuerte” en Tijuana B.C. recibiría la Conferencia para el año 2020.

 Después de cenar tacos de carne asada se realizó un culto de adoración.  Dicho evento comenzó alrededor de las 18:30. La dirección del culto correspondió al Hno. Víctor Rodríguez Madrid, el Representante Laico de Distrito. La exposición de la Escritura fue responsabilidad del Pbro. Noé Israel Caudillo. Una vez más el texto base para la predicación fue Lc 10.1. De nuevo el tema se focalizó en la necesidad apremiante de compartir el evangelio.  Sin duda ese fue el tema de toda la conferencia, pues tanto las predicaciones como los talleres tuvieron como objetivo principal exhortar a la iglesia para que realice su misión evangelizadora.

 Llegó el tercer y último día de laconferencia. Esta vez las actividades dieron inicio a las 9:00 horas con eldesayuno para, posteriormente, comenzar a las 10:00 con la escuela dominical.El tema abordado volvió a discurrir sobre el evangelismo. El Pbro. Noé IsraelCaudillo expuso un formato para realizar un plan de evangelismo local enconjunto con la Junta de Administradores de cada cargo pastoral. Al cabo de una hora de estar trabajando sobre esedocumento se dio por concluido el tema de la escuela dominical. El cultodominical, con el cual se clausura formalmente la conferencia, comenzó a las11:00. En este espacio, como en los anteriores, la participación del grupo dealabanza de la iglesia “Ismaschías” fue crucial. El superintendente dedistrito, Pbro. Juan Manuel Lozano Luna, hizo uso del púlpito para compartir susermón con base en el versículo lema de toda la Conferencia. Tras exponer elsuperintendente su lectura del texto, por ser primer domingo del mes, se diolugar a la celebración de la santa cena. Fue el Pbro. Arturo González Sandovalel encargado de oficiar el sacramento. Después de participar de la eucaristía,el superintendente clausuró oficialmente la Conferencia, impartió la bendiciónfinal y dio por terminada la  XXVIIConferencia del Distrito Peninsular.

Indudablemente la riqueza de la diversidad de la iglesia metodista se vio reflejada en la manera que fue abordado el versículo temático por cada expositor. A pesar de ser un mismo texto cada pastor expuso un enfoque diferente. Eso habla de la variedad de opiniones que reside en el seno de metodismo; sin embargo, aun cuando existe multiplicidad de perspectivas es posible que todas ellas converjan en un mismo lugar, en un mismo espacio, en una misma institución, es decir, en la Iglesia Metodista de México.