Crónica Distrito Filadelfia, CANCEN

Crónica de la Primera Conferencia del distrito Filadelfia, Conferencia Norcentral (CANCEN)

Realizada los días 2 y 3 de noviembre de 2018 en las instalaciones del templo “La Santísima Trinidad” en Nombre de Dios, Dgo.

Pbra. Dora Luz Vázquez Campa (cronista)

La fecha programada para la Primera Conferencia del Distrito Filadelfia se llegó más rápido de lo que pensábamos en medio de expectación y de gozo por volvernos a ver como distrito. El arribo de los delegados a las instalaciones del Templo La Santísima Trinidad, en Nombre de Dios, Dgo., se fue dando paulatinamente durante el mediodía del viernes dos de noviembre del año en curso; la iglesia anfitriona nos tenía preparado todo para que la recepción fuera dentro de un ambiente cálido y fraternal.

En el ambiente flotaban interrogantes ya que ese día tendría lugar la elección del primer Superintendente de Distrito; porqué el primero, pues porque a partir del acuerdo tomado en la pasada conferencia anual del mes de junio del año que transcurre, el sub distrito Durango-Zacatecas pasó a ser formalmente Distrito, con 15 cargos Pastorales dentro de su jurisdicción. Después de las inscripciones de rigor, a las trece horas dio comienzo el Culto de Apertura y Santa Comunión, servicio que fue dirigido por el Pbro. Gerardo Rodarte Estupiñán, hasta ese momento Superintendente Adscrito del Sub Distrito Durango-Zacatecas. La exposición de la Palabra de Dios estuvo a cargo de nuestro Obispo el Pbro. Rodolfo Rivera de la Rosa, quien también ofició la Santa Cena, siendo todos edificados con el mensaje y la participación de la mesa del Señor; al término de éste, pasamos al comedor a degustar una deliciosa comida preparada por las hermanas de la Sociedad Misionera Femenil Ana Priscila y enseguida tuvimos un breve tiempo de confraternidad entre los asistentes.

A las dieciséis horas dieron inicio formalmente los trabajos de la conferencia con la sesión de organización y preguntas disciplinarias; en esta primera sesión también se tuvo la elección de Superintendente de Distrito, acto que fue presidido por nuestro Obispo Rodolfo Rivera de la Rosa, contando con un quorum de 51 votantes, representando a trece de los quince cargos pastorales. La terna que se presentó ante la asamblea fue la siguiente:

1.- PBRO. GERARDO RODARTE ESTUPIÑÁN

2.- PBRA. DORA LUZ VAZQUEZ CAMPA

3.- PBRO. MANUEL MAXIMILIANO GONZÁLEZ FRAYRE

En la primera ronda hubo elección de Superintendente en la persona del Pbro. Manuel Maximiliano González Frayre con 30 Votos; enseguida, se tuvo el acto protocolario, por parte de nuestro obispo Rodolfo Rivera de la Rosa, de consagración del primer superintendente del distrito Filadelfia, así como su familia, para el ministerio que se le estaba encomendando de parte de Dios y de la asamblea.

En este acto de consagración pasamos un momento chusco ya que la hija del recién electo superintendente hacía su arribo al templo, en el preciso instante, trayendo consigo un porta traje para su papá porque le tocaba compartir la Palabra de Dios en el culto de adoración a las dieciocho horas de ese mismo día,, pero había olvidado el traje. Obviamente, no se hizo esperar la reacción de los asistentes, quienes entre risas y bromas, decían: “¿Qué pasó, pastor?”, “¿Todo planeado?”, “Hasta mandó traer el traje”. A lo que el pastor Max aclara:

– “No hermanos, no. El traje ya venía en camino antes de que yo fuera electo”.

Fue un agradable momento para bajar la tensión de la elección. Al término de esta sesión se tuvo un receso para pasar al anexo al cafecito y galletas que nos prepararon las hermanas de la Sociedad Misionera Femenil.

A las dieciocho horas con quince minutos dio inicio el culto de adoración, dirigido por el Pbro. Pascual Hernández y ministrando la Palabra de Dios el Pbro. Manuel Maximiliano González Frayre, superintendente de distrito electo, con el mensaje: “Buscar a Dios es lo mejor”; fue un culto inspirador y un mensaje que nos animó a buscar a Dios en todo momento y máxime en este tiempo, donde inicia un ciclo en este recién creado distrito, ciertos de que el Señor nuestro Dios estará con nosotros en todo momento.

A las veinte horas pasamos al comedor a disfrutar unos deliciosos tamales que nos ofrecieron nuestras hermanas anfitrionas y después de ello, pasamos a descansar.

A las ocho de la mañana del sábado tres de noviembre de dos mil dieciocho, comenzamos las actividades del día con el desayuno y a las nueve de la mañana se tuvo un devocional de oración e intercesión.

A las nueve horas con treinta minutos dio inicio la segunda sesión plenaria de preguntas disciplinarias y elección de Gabinete Distrital, quedando conformado de la siguiente manera:

  • COORDINADOR DE PROGRAMA: PBRO. ANTONIO CALZADA HERNÁNDEZ.
  • COORDINADOR DEL ÁREA DE ADMINISTRACIÓN Y FINANZAS: HNA. JOSEFA MORENO.
  • TESORERO: C.P. REBECA ISABEL MONTERO RODRÍGUEZ.
  • PRESIDENTE ÁREA DESARROLLO CRISTIANO: HNA. MARIBEL CHAIREZ
  • PRESIDENTE ÁREA TESTIMONIO CRISTIANO: PBRO. PASCUAL HERNÁNDEZ.

Luego de ser presentados estos hermanos ante la asamblea como el gabinete que trabajará con el recién electo superintendente durante los próximos dos años, se tuvo el acto de consagración por el Pbro. Manuel Maximiliano González Frayre.

Enseguida, se recibió el dictamen de la Comisión de Análisis y Evaluación de Informes de los Funcionarios Distritales; después de esto se dio el tiempo para un pequeño receso.

A las doce horas con cuarenta y cinco minutos se tuvo la sesión de asuntos generales.

A las catorce horas pasamos a disfrutar una deliciosa comida en medio de la cual la fraternidad se manifestó en abrazos y expresiones de gratitud a Dios por el viento nuevo que sopla en el naciente Distrito Filadelfia, pero también llegó el momento que no queríamos, la hora de la despedida, todos regresamos a nuestros lugares de origen, llenos de fortaleza y confianza en que buscaríamos a Dios en todo momento, porque: es lo mejor.

Nuestra gratitud al Pbro. Israel Gómez Argumedo y su esposa Mayra Domínguez, a la Sociedad Misionera Femenil Ana Priscila, al Grupo de Alabanza e Iglesia la Santísima Trinidad, por el amor con el que nos recibieron y las atenciones que tuvieron para cada uno de los asistentes, por lo que damos la honra y la gloria a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Fraternalmente.