Carta Misionera

Carta de nuestra misionera en la Amazonia

Militsa de Gyves Nájera

Enero de 2020.

A Dios se la Gloria por lo que hizo por mí

Ha terminado el 2019 y no puedo estar más agradecida con nuestro Señor por la inmerecida oportunidad de participar en su obra y por darme el gozo de servirle en el campo misionero.

La última vez que me comuniqué con ustedes les pedí se unieran en oración ya que a finales de noviembre, como equipo recibimos a los hermanos Kakataibos para una actividad que llamamos EMLIKA (Encuentro Ministerial de Lideres Kakataibos), misma que realizamos cada año para poder capacitar a los líderes de las diferentes comunidades.

Adicionalmente, íbamos a tener por las tardes un taller para maestros de escuela dominical, lo cual fue muy gratificante, ya que pudimos entrenar a 8 maestros para 4 diferentes comunidades. La idea principal de esta capacitación de maestros es poderles entregar los materiales de escuela bíblica que se han traducido. Hasta ahora, tenemos 3 historias terminadas y presentadas en esta forma de librito: “La Creación”, “La Caída” y “El Nacimiento de Jesús”. Les recuerdo que, en total, es una serie de 13 libritos que iremos completando lo antes posible.

Gracias a Dios, pudimos entregar a cada comunidad una caja con materiales para colorear, hacer manualidades y las tres historias en un promedio de 40 libros de cada uno para que trabajen sus comunidades.

Lo que viene: la traducción y elaboración de libritos continúa

Sí Dios lo permite, el plan es regresar en el mes de febrero. O sea, en un mes. Esto es todo un reto: volver tan pronto. Así que le ruego a Dios que aumente mi fe. Ya están traducidas las 13 historias, pero falta revisar algunas y terminar e imprimir los 10 libritos que faltan.

Estaré en la Amazonía de febrero a abril para poder visitar algunas comunidades y ver cómo están utilizando los materiales, seguir con la capacitación y poder llevarles algunos de los nuevos libritos. Los siguientes libros son “El llamamiento de Abraham” y “La historia de Abraham e Isaac”.
Además de esas 13 historias, se han podido traducir con más detalle “Daniel en el Foso de los Leones” y “Jonás”. Estos queremos presentarlos como libros para jóvenes y adultos.

Falta mucho por hacer

Gracias a Dios, todos los hermanos se emocionaron mucho con los libritos para los niños. Estas son las primicias, aún nos falta elaborar 10 más para tener una serie completa.

También, hemos estado trabajando en la traducción de la historia de “Daniel en el Foso de los Leones”, ya que en marzo tenemos nuestro campamento juvenil y el tema principal es la vida de Daniel. Este es un proyecto un poco más ambicioso, ya que no será un libro para colorear sino un librito a colores, pero confío en Dios, que hasta hoy siempre ha sido fiel.
Como les compartí, debo volver en febrero. Una de las razones principales es que los Kakataibos están realizando un trámite para que una organización nos apoye para la traducción del Nuevo Testamento y, gracias a Dios, ya pudimos pasar el primer requisito. Este trámite es largo y hay que llenar muchos formatos, así que como equipo estamos viendo la manera de apoyarles para agilizar los tiempos de esos trámites.

Una bendición extra es que Dios me permitió que dos de mis traductores tuvieran la confianza de invitarme a ser madrina de la graduación de sus hijitos. Es muy lindo poder establecer lazos de confianza y cariño con ellos.

Gracias a Dios por ver de nuevo a los niños de la casa de la esperanza

El fin de semana pasado pude viajar a Nuevo Progreso para poder compartir algunos días con los pequeños de la Casa de la Esperanza. Fue un tiempo refrescante y muy lindo saber que han estado orando por su Tía Mili, mientras está en el campo. Fue una bendición que el pastor Manuel Osorio y su esposa me acompañaran ya que han sido de gran bendición en este proyecto, capacitándonos y estando de cerca con los pequeños viendo sus necesidades emocionales y espirituales.

Algunas peticiones:

  • Por sabiduría al visitar las iglesias y poder compartir con pasión, amor y compromiso el proyecto Kakataibo.
  • Qué Dios multiplique mi tiempo y mis fuerzas. Que en este tiempo pueda nuevamente visitar la Casa de la Esperanza y pasar tiempo con los niños.
  • Les pido se unan en oración para que Dios provea para cada aspecto que será necesario para regresar al campo: boletos de avión, impresión de libritos, gastos de traducción y sustento.
  • Por mi entrada a Perú: que Dios me de gracia antes las autoridades de migración para poder estar el tiempo necesario y poder servir a los Kakataibos.

Gracias por ser parte de este ministerio.

Sirviendo con fe al Rey.