La Mujer Virtuosa

La mujer virtuosa

José Manuel Tinoco Reyes

Diez de mayo. Siempre se celebra el “Día de la madre”. Un día único, un día especial. Y salta a la memoria el pasaje de Proverbios 31:10: “Mujer virtuosa… ¿quién la hallará?”. Un pasaje que narra las características de toda buena mujer. Para muchos, y en lo personal, detalla amor, fuerza, disciplina, voluntad, dolor, esperanza, sabiduría, gallardía, templanza, paciencia, consuelo, apoyo… y esas son las cualidades de Mi Madre.

¿Quién halló a la mujer virtuosa?
La halló Dios, y la puso en cada familia, en cada hogar, para que esas palabras, fueran una realidad y fueran, sobre todo, el testimonio del amor maternal de Dios para con nosotros. Por quienes tenemos el gozo de contar con nuestra madre hoy, por quienes a su querida madre, ya se goza en la patria celestial; sintamos el gozo de que Dios hallo a la mujer virtuosa y nos la dio en nuestro hogar, que grata alegría, ¡Que Bendición!

Señor, bendito seas, gracias por esa bendición, gracias por nuestra mamá, nuestra madre amorosa y amada; gracias por hallar, por nosotros, a esa mujer virtuosa, cuya vida, siempre, nos será de testimonio; y aun cuando vemos y escuchemos cosas que nos duelan de la maternidad, tu bendición no cesa, tu bendición no se detiene, y la prolongas a través de nuestra madre.

Gracias por ella, por su vida, y por todo el tiempo que estuvo y estará, esa mujer maravillosa con nosotros, que es mi mamá.

Gracias Señor. Amén.