Categoría: Reflexiones

EDITORIAL

La reconciliación que nos hace falta

“Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios”.

Colosenses 1:9-10

Nuestras Conferencias Anuales han clausurado sus periodos de sesiones correspondientes a 2019. Al momento de cerrar esta edición, se habrán celebrado las asambleas de la CAM, CANCEN, CASE, CAO, CAS y CANO. En todas ellas se habrán evaluado los programas de trabajo y planteado los lineamientos para el año conferencial 2019-2020. Se habrá escuchado, argumentado, debatido y aprobado lo que habremos de enseñar y predicar en los siguientes meses, asignando obreros pastorales en las más de 500 congregaciones de la Iglesia Metodista de México en todo el territorio nacional. Bajo la conducción del Espíritu Santo y la convicción de ser un instrumento del Señor para Reformar a nuestro amado México, nos hemos comprometido con predicar el Evangelio del Reino en toda la Nación.

Uno de los temas que se tocó permanentemente fue el arrepentimiento como base de la santificación. El énfasis en el arrepentimiento supone la humildad para reconocer que no hemos actuado de manera pertinente ni eficaz en algunos aspectos, desde lo espiritual hasta lo administrativo. Algunas veces, anquilosamiento de estructuras administrativas que no coadyuvan a la misión de la iglesia, y otras, descuido en nuestra vida devocional como iglesia, nos han debilitado. Por ello, aunque el camino a la santificación verdadera comienza con el arrepentimiento, sigue quedando pendiente la reconciliación y la restauración, como asuntos medulares en los que debemos restituir a quien hemos dañado y debemos hacer lo que debíamos o hemos dejado de hacer.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

El Peligro del Conocimiento Teológico

El peligro del conocimiento teológico

Cometemos un craso error cuando en nuestro deseo de combatir la falta de conocimiento bíblico, convertimos el conocimiento en un fin y no en un medio.

José Daniel Espinosa Contreras

El título de este artículo, a priori, puede ser confuso. ¿Cómo el conocimiento teológico podría ser peligroso? ¿No sé supone más bien que este conocimiento es beneficioso e imprescindible? ¿No reside el verdadero peligro en la falta de este conocimiento teológico en las iglesias? Ciertamente, la falta de conocimiento bíblico y teológico es uno de los grandes males que afecta a muchas iglesias cristianas, dando lugar a toda clase de herejías, sectas y prácticas vergonzosas. En otro contexto, el profeta Oseas escribió: «Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento» (Oseas 4,6). El conocimiento es indispensable. El apóstol Pablo oraba por sus hermanos en Colosas para que fuesen: «Llenos del conocimiento de su voluntad» (Colosenses 1,9). Pero tal conocimiento no es un fin en sí mismo, sino que es un medio que persigue un fin mayor: la transformación integral de nuestras vidas a la imagen de Jesucristo, de modo que nos convirtamos en verdaderos adoradores del Dios verdadero. De modo que cometemos un craso error cuando en nuestro deseo de combatir la falta de conocimiento bíblico, convertimos el conocimiento en un fin y no en un medio. Y sí, este es un peligro real que amenaza a la Iglesia en Occidente.

Sabemos que el conocimiento teológico se ha convertido en un fin cuando los Seminarios Bíblicos y Facultades Teológicas pierden su dimensión práctica y se enfocan únicamente en el conocimiento; cuando se evalúa el conocimiento del estudiante, pero no su carácter o vida devocional; cuando el estudio de la Palabra de Dios te lleva a hincar los codos, pero no a hincar las rodillas en actitud de adoración; cuando las iglesias miden el grado de madurez de sus miembros por su conocimiento de los conceptos teológicos de la Sagrada Escritura y no tanto por su piedad o poder espiritual, cuando nos es fácil aprender teología, pero nos resulta complicado vivirla.

Debería resultarnos aleccionador el hecho de que los mayores conocedores del Texto Sagrado en tiempos de Jesucristo –fariseos, escribas y doctores de la Ley–, fuesen los que recibiesen las críticas más duras por parte de Jesús (Mateo 23,13-33). ¿De qué les sirvió su conocimiento? Sus vidas giraban en torno al estudio e interpretación de la Ley, pero sus vidas no habían sido afectadas por la misma. Y algo anda mal, muy mal, cuando puedes pasar horas de estudio alrededor del texto bíblico, pero su mensaje no te conmueve de manera personal y auténtica a cada momento.

Seguir leyendo “El Peligro del Conocimiento Teológico”

Cielos Nuevos y Tierra Nueva

Cielos nuevos y tierra nueva

“Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra;
y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento”.

Isaías 65:17 RVR 1960

Alan Sánchez Cruz

El profetismo en Israel data desde los tiempos del patriarca Abraham (siglo XVIII a.C.), hasta el siglo II a.C., si se considera a Daniel como profeta apocalíptico. Los profetas se caracterizaban por involucrarse en el acontecer social, político y religioso entre dos sectores en un mismo pueblo: denunciaban a poderosos que oprimían a los más vulnerables. No debiera ser ajeno para nosotros el nombre de Amós, quien, según Salvador Carrillo Alday, es “el profeta de la justicia social”, puesto que actualmente nuestro país padece un marco similar al del profeta del antiguo Israel, en razón de falta de seguridad y violencia como males cotidianos.

El texto bíblico arriba citado nos habla de otro profeta, Isaías, a quien Carrillo Alday llama “el profeta del Mesías”, y es bien conocido aquel versículo: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (9:6). Dicho sea de paso, la esperanza mesiánica, además de anunciar la restauración gloriosa de Israel por medio de un imperio que otorgará paz sin fin, no se limita a la esfera humana pues también significa restauración en la naturaleza (al menos en el mensaje de Isaías).

En nuestros días tenemos una gran deuda con la creación. Hemos sido provistos de una enorme casa con aromas, colores diversos y con seres que nos ofrecen compañía, llamada naturaleza. Pero, siendo que al principio de los tiempos, cuando Dios creo los cielos y la tierra y vio que lo creado “era bueno en gran manera” (Génesis 1:31), la condición de la creación ya no parece tan agradable como en aquel momento. ¿Qué es lo que pasó? Gandhi nos da un atisbo de la respuesta al decir que “nuestro planeta ofrece todo lo que el hombre necesita, pero no todo lo que el hombre codicia”. La Biblia habla de la codicia en el ser humano desde los orígenes y nos muestra cómo, además del desgaste en las relaciones ser humano-ser humano (como pares), ha ido en claro detrimento la relación ser humano-naturaleza por causa de ésta. No hemos sido buenos mayordomos en el lugar donde Dios nos ha puesto.

Seguir leyendo “Cielos Nuevos y Tierra Nueva”

En Defensa del Inocente

En defensa del inocente

El Señor se posicionaba junto al abandonado sin sentir vergüenza.

Isabel Pavón

¿Cuántos de nosotros defendemos la verdad del inocente? ¿Hasta dónde llegan nuestra cobardía y nuestros intereses?

Se nos brindan oportunidades en las que podemos salir al amparo de un vecino, un amigo, un familiar, o un creyente, da lo mismo. Oímos mentiras, falsos testimonios, hechos tergiversados y ataques. En ocasiones callamos y con esto consentimos. Nos posicionamos en el lado de los que castigan. Dejamos pasar la oportunidad de hacer el bien por causas justas posicionándonos al lado de las injustas. De esta manera fomentamos el daño que esa persona está recibiendo, ya sea de frente o por la espalda. Le negamos el auxilio. Esto da lugar a que, quien ofende, se crezca en su poder.

Una mirada puede ser un abrigo oportuno ante la infamia. Una palabra de cariño puede aportar sanidad a la herida abierta. Un abrazo a tiempo puede salvar del peligro. Hemos de proteger al desvalido de toda clase de violencia, ya sea haciendo uso de los gestos, de la voz, de la palabra escrita; en definitiva, del lanzamiento de comentarios a favor del que sufre. Los acusados que verdaderamente están libres de culpa necesitan auxilio.

Intercedamos también por los amedrentados y por los que han sido engañados con facilidad. Pongamos la mano en el fuego por el inerme. Hagámoslo con honradez. No podemos consentir silenciar el amparo que necesitan los más desprotegidos. Busquemos razones apropiadas para hacerlo, seguro que las hay. Hablemos en su socorro, es esencial, estamos obligados a ellos, aunque el resultado no sea siempre el que esperamos.

Seguir leyendo “En Defensa del Inocente”

Causas de la Violencia de Género

Un análisis de las causas de la violencia de género: familia, sociedad e iglesia

Fernanda Casar Marfil

De acuerdo con Evangelina García Prince, todas las sociedades construyen una estructura simbólica, una manera de percibir y vivir la vida, de acuerdo con el género. Organizan sus funciones y actividades de acuerdo con lo que consideran que cada género debe hacer, y esto a su vez se relaciona con el sexo de cada ser humano. La asignación de roles se hace en función del género y permea toda la organización de la sociedad [1].

De esta manera, ha sido muy sencillo relegar a la mujer al ámbito privado, principalmente por su rol reproductivo, que incluye el cuidado y la crianza de los hijos, así como las actividades propias del cuidado del hogar. Por su parte, al hombre le fue asignado el ámbito público en su rol de proveedor, lo que le dio autonomía, poder y la exclusividad para la toma de decisiones.

Elsa Beatriz Aguera nos dice que todos los pueblos a través de todas las eras han dejado registro de las formas en las que se dan las relaciones humanas, pero particularmente las relaciones de pareja. Ella afirma que:

Seguir leyendo “Causas de la Violencia de Género”

Propiciación vs Expiación

La propiciación vs. la expiación

Dr. Ernesto Contreras Pulido

El apóstol Juan escribió: “En esto consiste el amor: No en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”. Esto es importante porque la Biblia dice que la sangre de los toros y de los machos cabríos (sacrificados de acuerdo con la ley de Moisés) no puede quitar los pecados, pues eran sacrificios expiatorios. Expiar quiere decir cubrir los pecados para que Dios no los vea; pero el superior sacrificio propiciatorio de Jesucristo, es el sacrificio aceptable, suficiente y sustitutivo ante Dios, que paga por los pecados (de antes, durante y después de Cristo), los remueve del pecador, los echa en el fondo del mar y permite así que, saldada la cuenta, Dios se olvide de ellos para siempre, se reconcilie con el pecador y le de vida eterna (Heb. 10:4, Jn. 1:29).

Dice la Biblia: “¿Qué Dios como Tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. Él volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados” (Mi. 7:18-19).

Por eso, cuando Juan vio a Jesucristo dijo: “He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”; pues la Biblia dice que Dios cargó en Él (en su cuerpo), el pecado de todos nosotros, “de tal manera que al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuéramos hechos justicia de Dios en Él”. Así, la Biblia, clara y repetidamente, dice que Jesucristo es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo (Is 53:6; 2ª Co 5:21; 1ª Jn 2:2).

Seguir leyendo “Propiciación vs Expiación”

El Espíritu Santo y la Igualdad

El Espíritu Santo y la igualdad

Margaret Mowczko

Cuando empecé con este sitio web, yo anticipé que estaría escribiendo artículos más sobre la vida guiada por el Espíritu Santo que otro tipo de estudios bíblicos. Pero pronto descubrí (gracias a estadísticas de sitios web) que había un gran número de lectores especialmente interesados en mis artículos sobre la igualdad entre hombres y mujeres en la iglesia y dentro del hogar. Viendo esta necesidad, decidí enfocar muchos de mis artículos en escribir acerca de la igualdad.

A veces me cuestiono si debería de enfocarme tanto en el asunto de la igualdad. ¿Tal vez debería de estar escribiendo más sobre el ministerio del Espíritu Santo? Luego todo me quedo claro: La igualdad es una característica importante, y consecuencia del ministerio del Espíritu Santo.

En los primeros días del cristianismo, los efectos del ministerio del Espíritu Santo fueron inmediatos y profundos. La presencia del Espíritu Santo y su ministerio trajo mucha igualdad en la comunidad Cristiana.

Más información

Masculino Plural

Masculino plural

El hecho de que las mujeres no fueran apóstoles no quiere decir que no estuvieran presentes y no se las llamara.

Noa Alarcón Melchor

“Subió Jesús a una montaña y llamó a los que quiso, los cuales se reunieron con él”.

Marcos 3:13

Durante toda mi vida he leído este pasaje como una parte importante del evangelio, como parte formativa de la obra de Jesús, de los primeros pasos de la iglesia, de la historia de fe de la que yo ahora soy heredera. Me he acercado a este pasaje y a sus hermanos con el ánimo de meditar en el llamado, con el espíritu curioso y alegre, para aprender sobre cómo ser fiel en las circunstancias adversas que después estos apóstoles vivieron, y en la valentía de seguir a Jesús. Él designó a doce para que continuaran su obra, y yo siempre lo he visto como algo que estaba también escrito para mí. De esos doce surgió la Biblia que yo ahora leo, el testimonio fiel de quién es Jesús y de por qué es mi Señor.

Pero sucede una cosa: de un tiempo a esta parte, hay un grupo de personas que insisten en que debo hacer una interpretación desde una perspectiva exclusiva de género. Y no solo de este pasaje, sino de muchos otros. Están haciendo una auténtica campaña de difusión (por medios digitales, analógicos, escritos y audiovisuales) de una perspectiva de género exclusivista que insiste en que el hecho de que Jesús eligiera a doce hombres varones para ser sus discípulos es una realidad ontológica que excluye doctrinalmente a las mujeres de ser partícipes plenas del evangelio. Según ellos, el hecho de que Jesús eligiera a hombres y no a mujeres se debe a que los hombres están en una escala superior en la creación, han sido impuestos como gobernantes y principales, y no someterse a esa jerarquía divina es pecado mortal: mortal de verdad, de los que te excluyen de la salvación. Asegurarán que no, pero ya hablamos de esto la semana pasada. Lo peor es que cuando venimos muchos (no solo mujeres) a argumentar que su interpretación está sesgada y es errónea, nos quieren convencer de que somos nosotros los “esclavos de la ideología de género”, que nos hemos vendido al sistema, etcétera. Cuando son ellos los esclavos de su propia ideología de género, un sistema artificial, inventado de pies a cabeza, en que los hombres tienen un lugar preminente en el plan de salvación y están por encima de todo, sobre todo y específicamente, por encima de las mujeres.

Seguir leyendo “Masculino Plural”

Ama a tu Prójimo, Ama a tu Planeta

Ama a tu prójimo, ama a tu planeta

La crisis medioambiental de esta era es síntoma de una crisis relacional aún más profunda.

Hannah Eves

Katharine Hayhoe, una querida científica climática cristiana dio una charla en Cambridge hace unas semanas. Dijo lo siguiente: “Preocuparse por la creación de Dios –la gente y otros seres vivos que ya están viéndose afectados por el cambio climático actual– es una expresión genuina de nuestra fe, una aceptación fiel de nuestra responsabilidad, así como una expresión verdadera del amor de Dios” [1].

El cambio climático no es una hipótesis científica, sino que impacta a los más vulnerables de cualquier parte del mundo. Este impacto es injusto: mientras que los países industrializados construyen sus economías apoyándose en los combustibles fósiles, los que son menos culpables sufren las peores consecuencias.

Tal como dice Mary Robinson, enviada especial a la ONU para el Cambio Climático: “Esta injusticia –que aquellos que no han contribuido al problema acarreen con las consecuencias más graves– deja claro que abogar por los derechos de los más vulnerables (comida, agua potable, sanidad, educación y hogar) no tiene ningún efecto si no prestamos atención al cambio climático de nuestro planeta”.

Seguir leyendo “Ama a tu Prójimo, Ama a tu Planeta”

CCLXXXI Aniversario del Corazón Ardiente

CCLXXXI ANIVERSARIO DEL CORAZÓN ARDIENTE

Las iglesias llamadas metodistas deben su nombre a dos clérigos anglicanos de la Inglaterra del siglo XVIII: Juan (1703-1791) y Carlos Wesley (1707-1788). La Iglesia de Inglaterra se estableció como iglesia nacional durante el reinado de Enrique VIII tras su ruptura con la Iglesia de Roma.

La noche del 24 de mayo de 1738, Juan Wesley entró a una reunión de la iglesia de los moravos y escuchó cánticos e himnos que a sus oídos parecían nuevos. Escuchó la reflexión que se desprendía del prefacio de Martín Lutero en su comentario a la Carta de los Romanos y experimentó algo que supo interpretar de momento, pero que fue transformador. Nada fue igual después de esa noche.

Sobre esa experiencia, Juan escribió en su diario las siguientes palabras: “Mi corazón ardía extrañamente y me di cuenta de que confiaba en Cristo solamente para salvación”. Sus temores e inseguridades fueron conquistados ese día por el amor de Dios. Fue abrazado por la seguridad de la salvación y sellado para emprender una aventura que trastocaría la historia del pueblo cristiano hasta nuestros días.

Seguir leyendo “CCLXXXI Aniversario del Corazón Ardiente”

Proclamación y Compasión ¿de la mano?

Proclamación y compasión; ¿de la mano?

No hay duda, su Misión era y es integral. Nos habla de la importancia de preocuparnos no sólo por la salvación del alma, sino también de otros aspectos de la vida de las personas.

Jacqueline Alencar

Hoy rescato unas líneas tejidas el año 2011, un año retador en todo sentido, después de haber visitado la obra en favor de la infancia en Huaraz, Perú, realizada por la ONG cristiana Turmanyé (apoyada desde España por Alianza Solidaria), año en el que también tuve la oportunidad de visitar Ecuador y París percibiendo todas sus realidades, mientras leía artículos de hermanos que clamaban por rescatar la compasión contenida en la Biblia, señalando que la Misión era integral. Como no hay casualidades, lo tomo como un recordatorio para mí, ya que como decía Mackay: “El camino hacia el mañana pasa por el ayer”.

Me pregunto si, como cristianos, todavía nos falta claridad sobre nuestra misión aquí en la tierra, ésa que nos dejó Jesús, que va más allá de lo que es la evangelización, el ganar almas para Cristo. No es necesario buscar mucho en la Biblia para tener claro que debemos ser voces proféticas en nuestra generación. Ya lo dice Isaías 58: “¡Grita bien fuerte, grita sin miedo, alza la voz como una trompeta!… El ayuno que a mí me agrada es que liberen a los presos encadenados injustamente, es que liberen a los esclavos…; es que compartan el pan con los que tienen hambre, es que den refugio a los pobres, vistan a los que no tienen ropa, y ayuden a los demás. Los que ayunan así brillarán como la luz de la aurora, y sus heridas sanarán muy pronto. Delante de ellos irá la justicia y detrás de ellos, la protección de Dios…”. Ser la voz de los mudos, de los que no poseen un lugar privilegiado en esta sociedad en la que nos ha tocado vivir, con más de mil millones de hambrientos que son ignorados por la mayoría que vive de espaldas a sus necesidades. Nuestra sociedad propicia el laissez faire y el laissez passer social y económico. ¿Será que nosotros vamos por la misma senda?

Seguir leyendo “Proclamación y Compasión ¿de la mano?”

¿Piensas que Reforestar es Perder el Tiempo?

¿Piensas que reforestar es perder el tiempo?

“Fue hecha una desolación, llora sobre mí desolada; todo el país ha sido desolado, porque no hubo nadie a quien le importara” (Jer. 12:11).
¿Te importa la Creación de Dios? Las advertencias son tan continuas y graves, que nos deben llevar a reflexionar y adoptar medidas.

Claudia Cox*

Hace un año en una visita que realicé a las Naciones Unidas con Sede en México, tuvimos una plática muy aterradora, el tema era la ecología dentro de la llamada agenda 2030 de las Naciones Unidas y la preguntas fue: ¿Qué estamos haciendo como humanos para frenar lo que nosotros mismos hemos creado (una devastación en ríos, bosques, selvas, mares, tierra y animales, especies que están siendo extinguidas y no por una caza furtiva)? El llamado de emergencia antes del punto de no retorno es “Hagamos algo que no solo sea temporal” (Ese es mi propio llamado).

La emergencia en el mundo consiste en sucesos verdaderamente alarmantes y lo podemos llamar “dolores de parto” como nos dice Romanos 8:22 (RVR-1960): “Pues sabemos que la creación entera a una gime y sufre dolores de parto hasta ahora”.

Nos dice Jeremías 12:4 “¿Hasta cuándo estará de luto la tierra y marchita la vegetación de todo el campo? Por la maldad de los que moran en ella han sido destruidos los animales y las aves, porque han dicho: Dios no verá nuestro fin”. Y Jeremías 12:11 nos dice “Fue hecha una desolación, llora sobre mí desolada; todo el país ha sido desolado, porque no hubo nadie a quien le importara”. Aquí preguntaría, verdaderamente, hermano ¿Te importa la Creación de Dios? Las advertencias son continuas y graves las que nos llevan a reflexionar para adoptar medidas:

• Una isla de plástico localizada entre las coordenadas 135° a 155° longitud Oeste y 35° a 42° latitud Norte. Su superficie se estima entre 710 mil y 17 millones de km² según el criterio que se adopte en relación con la concentración de elementos de plástico que se fija como umbral para su definición geográfica.

Seguir leyendo “¿Piensas que Reforestar es Perder el Tiempo?”

La Violencia de Género en México

La violencia de género en México

Fernanda Casar Marfil *

La situación de la violencia de género es un asunto alarmante a nivel mundial y a nivel nacional. Todo parece indicar que, a pesar de los avances que se han logrado en cuestión de equidad de género a nivel de normas internacionales y de leyes nacionales, y de las muchas campañas de concientización social, no se ha logrado que los índices de violencia bajen, sino que, por el contrario, los índices de violencia y feminicidios siguen al alza. México ha sido catalogado como un país violento para las mujeres por el CELIG (Centro de Estudios para logro de la Igualdad de Género de la Cámara de Diputados) [1] .

Ellos argumentan que una de las causas principales de este fatídico hecho es que estamos frente a un problema multifactorial, que ha persistido a través de los años y que ahora está creciendo, gracias a: la falta de documentación de las diferentes formas de agresión; la cultura de violencia y discriminación fruto de los conceptos de inferioridad y subordinación que permean la idiosincrasia del mexicano; y a la terrible realidad de que estamos frente a una práctica que se ha normalizado a nivel social y cultural, y en algunos casos se ha institucionalizado. De acuerdo con esta investigación, 66.1% de las mujeres mayores de 15 años, han sufrido algún tipo de agresión, y en estos casos el 43.9 % vino de esposos, parejas o familiares, según datos del INEGI. [2] La situación es grave, se habla de que cada hora se violenta a 5 mujeres en México, de acuerdo con el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).[3]

Se argumenta que algo que puede explicar el crecimiento de los índices de violencia es porque vivimos en el país en donde no pasa nada, donde la justicia alcanza solo a quienes pueden comprarla y en donde los altos niveles de corrupción permiten que los ministerio públicos y peritos puedan cerrar las carpetas de investigación sin haber impartido justicia, ya que no se apegan a los protocolos internacionales. De acuerdo con la opinión de algunos especialistas en el tema de la violencia de género, no existen registros que permitan dimensionar los asesinatos que se comenten en el país, ya que las autoridades no reportan los homicidios o, incluso llegan a consignar las muertes como no intencionales o suicidios. Todo esto nos ha llevado a la penosa cifra de 22 mil 482 asesinatos de mujeres en la última década, en promedio uno cada 4 horas.[4]

Seguir leyendo “La Violencia de Género en México”

Cinco Poderosos Testigos de Dios

Cinco poderosos testigos de Dios

Dr. Ernesto Contreras Pulido

La Biblia reconoce, cuando menos, cinco poderosos y legítimos testigos de Dios; de tal manera que la verdad testificada por ellos, es suficientemente sólida como para condenar a aquellos que rechazan su testimonio.

1. LA CREACIÓN

Aunque las cosas creadas no se expresan con un lenguaje humano, ellas dan un testimonio fiel de la obra de Dios y de su gloria; y su mensaje es tan poderoso que ignorarlo es rechazar, sin excusa válida, la elocuente revelación que Dios nos dejó en la naturaleza.

La Biblia dice: Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día y una noche, a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz y hasta el extremo del mundo sus palabras. Así, lo que de Dios se conoce es manifiesto, pues Dios nos lo manifestó. Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo siendo entendidas por medio de las cosas hechas. De modo que no tenemos excusa (Salmo 19:1-4 y Romanos 1:19-20).

Seguir leyendo “Cinco Poderosos Testigos de Dios”

Educar con Propósito

EDUCAR CON PROPÓSITO

Dr. Ernesto Contreras Pulido

Ante la tendencia actual en muchas sociedades occidentales de considerar una alternativa saludable, conveniente y recomendable el evitar educar a los hijos y a los discípulos en forma clara, concreta y convincente en las normas de vida que consideramos de mayor beneficio para ellos y para la sociedad. Renunciar así al derecho, obligación y responsabilidad de los padres, maestros y líderes de ser guías e instructores, sosteniendo dogmáticamente que lo aceptable es respetar la libertad de los niños y los demás para que, sin influencia alguna, descubran por sí mismos los principios de conducta que mejor les gusten, creemos que es no menos que una actitud peligrosa, necia, irresponsable e imprudente.

Ante los que dicen que cualquier otra alternativa, por calificarse como una actitud intervencionista, es inaceptable porque supuestamente viola el derecho y libertad de acción del educando, los cristianos evangélicos seguimos persuadidos de que debemos poner muy en claro que es nuestra obligación, en forma preventiva, educar a los hijos y discípulos, con toda vehemencia, perseverancia, y congruencia, en los principios bíblicos de conducta que seguramente, en forma oportuna, los ayudarán mejor que cualquier otra filosofía o enseñanza, a alcanzar la meta deseada de llegar a la edad adulta, habiendo escogido libremente, por convicción propia, y por conveniencia, ser gentes cristianas, decentes, útiles, necesarias, productivas de la sociedad, y enteramente preparadas para toda buena obra.

Dejar que con toda libertad -más bien, libertinaje-, el niño y adolescente experimente todo lo que se le ocurra y antoje sin ninguna dirección, orientación, educación, ni limitación, no es nada menos que una muestra de falta de amor hacia el hijo y discípulo, y una fórmula segura para que innecesariamente, antes de llegar a los 18 años, por conductas indeseables y dañinas sufra consecuencias, cicatrices y deficiencias en su preparación. No sólo le menguarán sus posibilidades de llegar feliz, íntegro y adecuadamente capacitado para sobrevivir en la sociedad y en el mundo, sino que en ocasiones le dejarán enfermedades incurables y daños permanentes e irremediables durante el resto de su peregrinar terrenal.

Seguir leyendo “Educar con Propósito”