Noticias Internacionales

NOTICIAS INTERNACIONALES

José Donato Rodríguez Romero (compilador)

La Asociación Evangelística Billy Graham y Samaritan’s Purse fueron los anfitriones de Fidelidad Extrema en Tiempos de COVID

FUENTE: ACC México. Charlotte, NC, EUA. Mayo 15, 2020. La Asociación Evangelística Billy Graham (BGEA, por sus siglas en inglés) y Samaritan’s Purse organizaron la conferencia virtual, Fidelidad Extrema en Tiempos de COVID, del 25 al 29 de mayo. El evento se transmitió en español en http://www.fidelidadextrema.org y las conferencias están disponibles en YouTube en el canal de “Fidelidad Extrema” y de “Justo en el Blanco”.

Las conferencias tuvieron la intención de alentar y equipar a pastores y líderes evangélicos a través del mundo de habla hispana, pero está abierta para todos.

“Reconocemos que la situación global con la pandemia COVID-19 está causando nuevos paradigmas para la iglesia,” expresó Chris Swanson, director de asuntos de América Latina para BGEA. “Los pastores tienen que repensar cómo “hacer iglesia.” Algunos incluso están luchando con su propia teología del “sufrimiento.” De alguna manera, todos están luchando en esta nueva era de ministerio y su impacto personal, emocional, relacional y profesional. La Asociación Evangelística Billy Graham y Samaritan’s Purse tienen una oportunidad única de responder de manera relevante para brindar aliento y recursos a estos hombres y mujeres, líderes de la iglesia evangélica en América Latina,” añadió.

La sesión de cada día duró aproximadamente 40 minutos (consúltelas en el canal de YouTube de “Justo en el Blanco”) y contó con música de algunos de los mejores artistas cristianos de América Latina, incluyendo; Barak, Danilo Montero, Daniel Calveti, Ingrid Rosario, Jahaziel Band, Marcos Witt, Miel San Marcos, Nadia y Pescao Vivo.

Diferentes oradores compartieron cada día temas como: “Protegiendo tu corazón y mente como pastor,” “La iglesia: ¿es una organización o un cuerpo?” y “Llamado y fuera de control”, entre otros. Los participantes tuvieron oportunidad de conectarse a través de WhatsApp con capellanes de BGEA, los cuales fueron entrenados en manejo de crisis.
La conferencia virtual fue gratuita.


Consejo Mundial de Iglesias de luto por el fallecimiento de la Rev. Profra. Dra. Mary-Anne Plaatjies van Huffel

Rev. Profra. Dra. Mary-Anne Plaatjies van Huffel, presidenta del CMI para África Fotografía: Albin Hillert/CMI

FUENTE: CMI. Ginebra, Suiza. Mayo 25, 2020. El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) está de luto por el fallecimiento de la Rev. Profra. Dra. Mary-Anne Plaatjies van Huffel, pastora y académica sudafricana quien, desde 2013, ocupaba el puesto de presidenta del CMI para África. La Rev. Prof.ª Dra. Mary-Anne Plaatjies van Huffel falleció el pasado 19 de mayo.

En el África subsahariana, era conocida por ser una dirigente eclesiástica con un papel transformador.

Su importancia no solo radicaba en sus puestos de liderazgo, sus numerosas publicaciones teológicas y su labor como profesora, sino también en su participación en los procesos de transformación de la sociedad.

En 1992, fue la primera mujer ministra ordenada por Iglesia Reformada Neerlandesa en Sudáfrica de aquel entonces y, más tarde, por la Iglesia Reformada Unida en África Austral. Obtuvo un primer doctorado en teología de la Universidad de Sudáfrica sobre el tema “Las mujeres en la antropología teológica de las iglesias reformadas afrikáans (2003)” y luego un segundo doctorado de la Universidad de Pretoria en 2008.

Enseñó Historia de la iglesia y Derecho de la iglesia en la Facultad de Teología de la Universidad de Stellenbosch y fue coministra de la Iglesia Reformada Unida en Scottsdene (Kraaifontein). Desempeñó el cargo de experta en Derecho de la iglesia (actuarius) del Sínodo Regional de El Cabo y fue vicemoderadora del Sínodo General de la Iglesia Reformada Unida en África Austral.

Nació en Prieska en 1959, siendo la segunda de las siete hijas de Johannes Jacobus Plaatjies, director de varias escuelas primarias en el Cabo Norte, y Jacoba Johanna Plaatjies, ama de casa. Se matriculó en 1977 en la Escuela Secundaria Bergrivier (Bergrivier Senior Secondary School) en Wellington, en el Distrito de Boland. En primer lugar, emprendió su carrera en la enseñanza, tras obtener su diploma de profesora en la Universidad del Cabo Occidental en 1978. En 1986 se matriculó en la Universidad del Cabo Occidental para formarse como ministra en la Iglesia Reformada Neerlandesa. Después de haber realizado estudios adicionales, obtuvo la licencia de la administración de la Iglesia Reformada Neerlandesa.
Le sobrevive su marido, el Rev. Dawid Van Huffel.


El mensaje de los presidentes del CMI en Pentecostés: “Olas de desesperación, lenguas de fuego”

“La iglesia nació en medio del tumulto, y aun así, emergió del caos con un mensaje poderoso y, sin duda, transformador, que es relevante en todas las culturas y contextos” Foto: Marcelo Schneider/WCC, Fiji 2020

FUENTE: CMI. Ginebra, Suiza. Mayo 28, 2020. En un mensaje de Pentecostés, titulado “Olas de desesperación, lenguas de fuego”, los presidentes regionales del Consejo Mundial de Iglesias reflexionan sobre la poderosa presencia de Dios.

“La iglesia nació en medio del tumulto, y, aun así, emergió del caos con un mensaje poderoso y, sin duda, transformador, que es relevante en todas las culturas y contextos”, dice el mensaje. “Como en el primer Pentecostés, así ha de ser otra vez hoy”.

Hay una fuerza natural silenciosa, invisible y letal; afirma el mensaje. “El nuevo coronavirus ha puesto al mundo entero en jaque, ha sembrado el pánico y el caos, ha enfermado a millones de personas y ha matado a cientos de miles”, prosigue el texto. “La pandemia ha causado importantes estragos en las economías, ha trastornado las familias y la vida comunitaria, ha sorteado los más sofisticados sistemas sanitarios mundiales y locales, ha puesto a prueba el temple y la eficacia de los gobiernos, y ha provocado el hambre”.

“Pero este Pentecostés, a lo largo de los siglos y en todo el mundo, nosotros, los cristianos, estamos vinculados entre nosotros y con los primeros discípulos para proclamar, como hicieron ellos, que el Dios de vida aún está con nosotros”. “El Espíritu de Dios eleva nuestros corazones en oración y anhelo”, dice el mensaje. “El Espíritu nos infunde el valor para hacer frente al dolor y al sufrimiento”.


El Papa se une a judíos y musulmanes en un día de oración unida al “Creador de todo”

El líder católico respalda la iniciativa interconfesional organizada por una plataforma emiratí con un proyecto ambicioso.

Los miembros del equipo de liderazgo del Comité Superior para la Fraternidad Humana. / HCHF.

FUENTES: Evangelical Focus, Protestante Digital. Roma, Italia. Mayo 14, 2020. Católicos romanos de todo el mundo se han unido a un “día de oración, ayuno y obras de caridad” organizado por una nueva plataforma interreligiosa dirigida por cinco líderes musulmanes árabes, un rabino judío y dos representantes de alto rango del Vaticano.

El Comité Superior para la Fraternidad Humana (HCHF, por sus siglas en inglés) había llamado a dedicar este jueves,14 de mayo, a buscar la unidad en la oración contra la pandemia de la Covid-19. “No debemos olvidar buscar refugio en Dios, el Creador de todo, mientras enfrentamos una crisis tan severa”, señalaron desde la plataforma al anunciar la iniciativa. “Cada uno, desde donde sea que esté y de acuerdo con las enseñanzas de su religión, fe o confesión, debe implorar a Dios que quite esta pandemia de nosotros y del mundo entero, para rescatarnos a todos de esta adversidad”, añadían.

El Papa Francisco, que está representado en el grupo de liderazgo del HCHF por su secretario personal, Yoannis Lahzi, y por el presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, Miguel Ángel Ayuso Guixot, ha subrayado la importancia de la iniciativa de oración unida: “Recordad: todos los creyentes juntos, creyentes de todas las tradiciones diferentes”, ha dicho. 


La Pregunta Metodista: ¿Qué es el Pentecostés?

Este mosaico sobre el Pentecostés, muestra el fuego como un elemento representativo del Espíritu Santo. Foto: Holger Schué, cortesía de Pixabay.

FUENTE: UMC. Traducción y adaptación: Rev. Gustavo Vásquez. Mayo 18, 2020. El domingo de Pentecostés, recordamos el día en que los discípulos recibieron el Espíritu Santo de una manera especial. La historia en Hechos 2 describe un poderoso viento y lenguas de fuego cuando el Espíritu Santo fue derramado sobre personas de todo el mundo que vinieron a Jerusalén para celebrar una fiesta judía. En el primer Pentecostés, más de 3000 personas fueron bautizadas, creando la primera iglesia. Es por eso por lo que Pentecostés es conocido como el cumpleaños de la iglesia cristiana.

La palabra Pentecostés proviene del griego que significa quincuagésimo. El Festival judío de Pentecostés (llamado Shavuot, que significa “semanas” en hebreo) se celebra el quincuagésimo día después de la Pascua original. En ese día, Dios le dio la Torá a Moisés en el Monte Sinaí. La fiesta cristiana de Pentecostés se celebra el día 50 después de la resurrección de Jesús.

El Pentecostés para los cristianos la culminación del período de celebración del ministerio de la de la iglesia que comenzó el día de Pascua. En el cristianismo primitivo, el día de Pascua era el día principal para los bautismos. Los recién bautizados eran instruidos en la doctrina cristiana fundamental, incluido el significado de los sacramentos que habían experimentado, mientras se preparaban para ocupar sus ministerios en la vida de la iglesia. En Pentecostés, los cristianos celebran la comisión de nuevos miembros en el ministerio.

Dos colores están históricamente asociados con Pentecostés. El rojo es un recordatorio visual de las “lenguas de fuego” que facultaron a los apóstoles y a otros para proclamar las buenas nuevas de la resurrección de Cristo en muchos idiomas, a las multitudes de peregrinos provenientes de diversas regiones (Hechos 2: 3). El color blanco también es usado, porque Pentecostés fue el día principal para los bautismos en la iglesia primitiva. A los bautizados se les daba nuevas túnicas blancas para usar como una señal de que se habían apartado del mundo, muriendo al pecado y resucitando con Cristo a una nueva vida.

La temporada después de Pentecostés es la época del año eclesiástico en la que se enfatiza el apoyo al desarrollo de los nuevos discípulos y se anima a toda la congregación a vivir los dones que se nos han dado en el nombre de Jesús y el poder del Espíritu Santo.