Editorial

Enviados por el Maestro

La Iglesia Metodista de México reconoce a aquellos hermanos que ejercen el ministerio pastoral, celebrando el Día del Ministerio Cristiano el cuarto domingo de junio.

Llamado y vocación ministerial

“Sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”.

Mateo 10:6-8

El texto anterior es muy especial y se enmarca en el llamado que hace nuestro Señor a aquellos que han de ser enviados por Él a alcanzar las naciones a través de la Buena Noticia para salvación. Para que, como muestra del gran amor de Dios por nosotros, gocemos de la vida eterna.

En este capítulo 10 del Evangelio de Mateo, el Señor envía a sus discípulos al mundo. Pero les exige preparación, prudencia y que se conviertan en generadores de confianza, que se esfuercen permanentemente. Les da indicaciones sobre lo que deberán hacer.

Un pastor, además de esas características, de ser llamado y tener una profunda vocación ministerial. También debe ser un modelo de santidad para ejemplo a los demás. Se debe caracterizar por ser un servidor, nunca buscar que le sirvan, ni menos ser un servil.

Es un llamado a ser valiente, sabio, a ser un predicador incansable. Pero también, preparados para las persecuciones venideras. Pero, como dijo nuestro Señor, su galardón es grande y serán recompensados en su tiempo.

El que a vosotros recibe, a mí me recibe

“De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió. Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis. De cierto, de cierto os digo: El que recibe al que yo enviare, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió”.

Juan 13:16-17, 20

En una iglesia o comunidad cristiana suele haber toda clase de capacidades y talentos, aunque ello no implica necesariamente que se dé una situación de renovación espiritual. Todos necesitamos esa limpieza. Y antes de proceder a limpiar el caminar o la vida de otro creyente, necesitamos que el Señor limpie nuestros propios pies.

Jesús se refiere a que quién reciba a sus enviados, le recibe a Él y recibe a Dios. Estas palabras, Mateo las reseña como parte del llamamiento de los apóstoles, pero el evangelista Juan las transmite como parte del episodio en el Aposento Alto, en donde el Señor comienza a dirigirse a los suyos mostrándoles con el ejemplo que deben ser servidores. Es el momento cuando les lava los pies y les impone la necesidad de servir. Juan, después de dedicar el inicio de su evangelio al tema de “la luz”, ahora comenzará con el tema “del amor”, para posteriormente enfocarse en “la vida”.

La recompensa de ser enviado

“Juan le respondió diciendo: Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía. Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir mal de mí. Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es. Y cualquiera que os diere un vaso de agua en mi nombre, porque sois de Cristo, de cierto os digo que no perderá su recompensa”.

Marcos 9:38-41

Por otro lado, ahora Marcos relata este mismo episodio, pero agrega un nuevo elemento. No olvidar que todos somos servidores del mismo Señor. No es un monopolio restringido a cierta “casta sacerdotal”, es un ministerio de servicio: es una vocación. Seguimos una causa en común, que es extender el Reino de Dios a toda la creación.

Y hace un reconocimiento a quienes les reconocen, porque vienen enviados por Él mismo Señor. Porque tendrán su recompensa.

El pastorado en la visión de John Wesley

“Nuestro cuerpo, alma y espíritu están infectados, cubiertos, consumidos por esta lepra terriblemente fatal. Ante la mirada de Dios, todos estamos enfermos, por dentro y por fuera, con estas enfermedades, heridas y llagas podridas”.

John Wesley, Sermón “Lo único que es necesario”, 1734

“Juan Wesley creía que los predicadores itinerantes que iban de un lugar a otro eran más eficaces que los que echaban raíces, se ponían cómodos y los mensajes de desgastaban” .

Rdo. Belton Joyner

Hay seis temas centrales en la predicación y los escritos de Wesley. Ellos son: El problema del pecado, la gracia precedente, la justificación por la fe, le nuevo nacimiento, la seguridad de la salvación, y la santidad de corazón y vida. El problema del pecado; para él, el pecado es una enfermedad universal que debilita a la vida humana.

Los pastores metodistas son enviados, no llamados ni contratados. La “itinerancia” se refiere específicamente al compromiso de los pastores de ir y servir a donde quiera que sean enviados por los obispos. El “nombramiento” es la acción realizada por los obispos. Los clérigos de la Iglesia Metodista tienen el compromiso de servir donde lo designe su obispo.

“Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe”.

Hebreos 13:7

Damos gracias por los que nos enseñan, nos guían, nos acompañan. Porque son los que nos recuerdan el ejemplo de El Buen Pastor, que da su vida por sus ovejas. Que no es sólo el pastor que cuida, alimenta, arrea cuando es necesario, sino también es la puerta del corral, que permite la entrada al redil de las ovejas descarriadas o de aquellas que, perteneciendo a otro redil, reconocen su voz y acuden a su llamado.

Pastor, con tu compromiso, cambias vidas y generaciones enteras. Porque al cuidar tu conducta y su resultado, te conviertes en un ejemplo de fe.

Es nuestra oración que así sea. Que Dios nos siga acompañando a través del ministerio de nuestros queridos pastores metodistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s