Noticias Internacionales

Noticias Internacionales

José Donato Rodríguez Romero (compilador)

Iglesia metodista mexicana atiende refugiados de Ucrania en Tijuana

Como consecuencia del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, más de 10 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y buscar refugio en diferentes países alrededor del mundo, según reporta el sistema de información de la ONU. Cientos de personas están llegando a la oeste entre los Estados Unidos y México, más específicamente al cruce fronterizo de la ciudad de Tijuana.

FUENTE: UM News. AUTOR: Rev. Gustavo Vasquez. Tijuana, BC, México. Abril 9, 2022. La Iglesia Metodista de México A.R. (IMMAR) junto con otras iglesias, organizaciones civiles y el apoyo del Comité Metodista Unido de Auxilio (UMCOR), están atendiendo diariamente entre cien y doscientas personas en el comedor, proveyendo alimentos a los solicitantes de refugio provenientes de Ucrania.

De acuerdo con el Obispo Felipe Ruiz, líder episcopal de la Conferencia Anual del Noroeste (CANO), “en el comedor ‘Juan 6:35’ se están preparando alrededor de ochocientas comidas diarias (400 desayunos y 400 cenas) para ser distribuidas, junto con otros alimentos que aportan otras iglesias y organizaciones, en uno de los refugios de la ciudad donde se están albergando unas 1800 personas actualmente”.

Voluntarios de la Iglesia Metodista de México y del Ejército de Salvación, distribuyen alimentos entre las familias ucranianas que se mantienen en un gimnasio que sirve como albergue, mientras esperan las citas para cruzar la frontera a los EU. Foto cortesía del Obispo Felipe Ruiz, Iglesia Metodista de México A.R.

Los solicitantes de refugio provenientes de Ucrania, son recibidos por grupos de voluntarios auspiciados por iglesias y organizaciones civiles eslavas en los EE.UU., quienes les ayudan a realizar sus gestiones ante inmigración para ingresar a EE.UU. Foto cortesía del Obispo Felipe Ruiz, Iglesia Metodista de México A.R.

“En el edificio solo estábamos preparando comidas, pero hace un par de días tuvimos que abrirlo para albergar a unas 25 personas, la mayoría mujeres embarazadas y niños, ya que el albergue cercano estaba rebasado”, dijo el Obispo Ruiz.  

El edificio también está siendo utilizado provisionalmente para brindar apoyo logístico al grupo de voluntarios que están sirviendo a los refugiados: “Allí los médicos, enfermeras, choferes, etc. pueden descansar y asearse, durante las duras jornadas de trabajo diario, que a veces se prolongan hasta 48 horas”.

El “comedor metodista”, como se le conoce a nivel local, estuvo parcialmente cerrado por la restricción en torno a la pandemia del Covid-19, entre 2020 y 2021 y a principios de este año fue reacondicionado para atender a las familias inmigrantes que llegan de todas partes del mundo, a este punto fronterizo con la intención de cruzar a los Estados Unidos.

“Hasta el momento hemos estado trabajando con recursos propia de la CANO, pero recientemente, hemos recibido la aprobación de una ayuda económica de parte de UMCOR, por un monto de $10 mil dólares, lo cual servirá para aumentar nuestra capacidad de servicio, tomando en cuenta el aumento constante de las familias que llegan”, explicó el Obispo Ruiz.

Como parte del servicio a las personas que llegan afectados por las consecuencias de la guerra la atención médica, espiritual y emocional, son tareas que han venido desarrollando los grupos voluntarios y la iglesia metodista mexicana ha estado apoyando este esfuerzo.

A la izquierda el Mayor Gerardo Ortiz, líder del Ejercito de Salvación en Tijuana, junto al Obispo Felipe Ruiz, líder episcopal de la Conferencia Anual Noroeste de la Iglesia Metodista de México A.R., han venido trabajando en colaboración desde hace un tiempo, sirviendo a las comunidades inmigrantes en la frontera y ahora atendiendo a los solicitantes de refugio provenientes de Ucrania. Foto cortesía del Obispo Felipe Ruiz, Iglesia Metodista de México A.R.

Tal como explica el Obispo Ruiz: “la mayoría llega muy triste por todo lo que han pasado, pero aquí se sienten tranquilos. Sin embargo, la barrera del lenguaje nos dificulta mucho el poder comunicarnos. Creo que, en promedio, de cada cien personas que llegan, apenas una, habla inglés y cuando hay gente nuestra que solo habla español tenemos que hacer una doble traducción para poder comunicarnos. Sin embargo, procuramos orar con ellos y hemos colocado una pancarta en ucraniano que dice ‘permítenos orar por ti’, para poder ofrecerle apoyo espiritual ante tantas dificultades que han sufrido”.

Desde hace una semana, medios de comunicación mexicanos e internacionales han venido reportando la llegada de solicitantes de asilo y refugio en este lado de la frontera, provenientes de Cancún y Ciudad de México en cuyos aeropuertos se reciben los vuelos procedentes de Europa.

De acuerdo con reportes de medios de comunicación, la frontera noroeste de México se ha convertido en la puerta de entrada a los Estados Unidos de la mayoría de los refugiados ucranianos, ya que el proceso migratorio en los consulados estadounidenses en Europa para solicitar asilo o refugio directamente es muy demorado.

Al llegar a México, son recibidos por grupos de voluntarios, auspiciados por iglesias eslavas de la costa oeste EU, quienes los conducen a vuelos locales que los llevan a la ciudad de Tijuana. Allí les brindan albergue, alimento y les conducen al puesto fronterizo de San Ysidro, para tramitar su entrada.

Las autoridades de la ciudad de Tijuana han dispuesto las facilidades de un gimnasio cubierto muy cercano al punto fronterizo de San Ysidro, donde se han alojado provisionalmente a más de 1800 personas provenientes de Ucrania, mientras esperan la tramitación de su ingreso a los EU. Los trámites están demorando entre tres y cuatro días. Foto cortesía del Obispo Felipe Ruiz, Iglesia Metodista de México A.R.

“Los refugiados pasan entre tres y cuatro días de espera antes de recibir su cita para cruzar la frontera y una vez que logra cruzar los conectan con familiares o amigos que residen en los Estados Unidos o también son apoyados por iglesias y organizaciones civiles para facilitar su asentamiento en diferentes localidades”, explica el Obispo Ruiz   

De acuerdo con recientes declaraciones de presidente Biden, reseñadas en los medios de comunicación, los EE. UU. recibirán un total de 100 mil refugiados ucranianos en el 2022. Adicionalmente a esto el gobierno ha señalado que el próximo 23 de mayo, quedarán sin efecto las limitaciones impuestas por el Título 42 de la ley de salud pública, promulgada en 1944, lo que anticipa un aumento considerable del flujo migratorio hacia la frontera con México.

“Tengo entendido que sólo el servicio de inmigración en esta área fronteriza con San Diego es la que está procesando las solicitudes de las familias ucranianas, que no hay ningún otro punto de la frontera que hasta el momento lo esté haciendo. Aunque, actualmente no hay otros grupos llegando a este lado de la frontera, sabemos que esa dinámica puede cambiar rápidamente y eso está preocupando a la gente en la ciudad, ya que nos podríamos ver sobrepasados fácilmente en nuestras capacidades de atención”, dijo el Obispo Ruiz.


Argentina: Vandalizaron la Iglesia Ortodoxa Rusa del Patriarcado de Moscú y la plaza de la Federación de Rusia

De la mano de los prejuicios y la ignorancia, avanza la rusofobia en el país. Una fenómeno que crece desde la vacuna Sputnik: xenofobia, discursos del odio y frases como “si sos rusa no vengo más porque son unos asesinos”.

FUENTE: Página12. AUTORA: Silvina Friera. Buenos Aires, Argentina. Abril 11, 2022. La rusofobia crece en Argentina. Dos episodios recientes encienden las alarmas y generan preocupación: la vandalización de la Iglesia Ortodoxa Rusa del Patriarcado de Moscú, la catedral ortodoxa más importante de Sudamérica, ubicada en Bulnes al 1700, en el barrio de Palermo, con inscripciones que decían: “Putin=Stalin. Genocida”; y la plaza de la Federación de Rusia, en Belgrano R, a la que se le tachó el nombre. “Solo una mente enferma puede vandalizar una catedral donde se reza por la paz y por las almas”, advierte Leonardo Golowanow, “el ruso”, como le dicen a este hijo adoptivo de una familia ruso-ucraniana. 

 “Asimilar a Putin con Stalin, una figura muy crítica, no pareciera tener lógica. Pero prendés cualquier canal de televisión y te van a decir que Putin es un criminal y que hay que juzgarlo como criminal de guerra. Hay inadaptados que me escriben y me acusan de crímenes de lesa humanidad porque tengo una opinión distinta a la de ellos”, se queja Golowanov y admite que es “vergonzoso” escribir consignas políticas en la puerta de una iglesia. “No se lanzan misiles desde la catedral ortodoxa a ninguna parte”, ironiza Golowanow.

El obispo Leonid es médico cirujano.

¿Sos rusa o ucraniana?

“Si quieres entender la situación y tomar una decisión informada, escucha a ambas partes”, plantea Monseñor Leonid, obispo de la Diócesis de Argentina y Sudamérica de la Iglesia Ortodoxa Rusa del Patriarcado de Moscú, a Página/12. “Actualmente la mayoría de la gente en Argentina no tiene la posibilidad de obtener información alternativa, de escuchar un punto de vista diferente. Si miras lo que ocurre a través de la mirilla de una puerta, ¿qué puedes ver? Esta es, en mi opinión, la principal razón del crecimiento de la rusofobia en Argentina”, explica Monseñor Leonid y precisa que la guerra “causa dolor en el corazón de cada persona, especialmente para los habitantes de Rusia y Ucrania, que son pueblos hermanos, unidos por una misma historia y fe”. 

La máxima autoridad de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el país recuerda que la iglesia es “un lugar de oración” y cita una frase del Libro de los Salmos: “Dios es nuestro refugio y fortaleza, un pronto auxilio en las tribulaciones”.

La dueña de una tintorería, que se define como soviética, vivió en carne propia la rusofobia, a fines de febrero, cuando comenzó la guerra. Una clienta entró al mismo local adonde iba desde hace trece años con una inquietud: “¿Sos rusa o ucraniana?”, le preguntó. “Yo soy soviética”, le contestó. “¿Pero soviética rusa o soviética ucraniana?”, insistió la clienta, porque “si sos rusa no vengo más porque son unos asesinos”. La dueña de la tintorería no podía creer lo que estaba escuchando y la echó del local. La anécdota la cuenta Silvana Jarmoluk, presidenta de la Asociación de Entidades Rusas en Argentina, que nació en la ciudad de Alushta, en el sur de la Península de Crimea, y cuando tenía seis meses sus padres llegaron a la Argentina.

A Jarmoluk, productora, realizadora cinematográfica y docente, muchos compatriotas la han llamado para denunciar que recibieron amenazas telefónicas o por redes sociales. “Nosotros tenemos una página de Facebook que se llama Rusos en Argentina, en la que fuimos publicando a partir de la vandalización de la iglesia ortodoxa del Patriarcado de Moscú las cosas que nos escriben ahí: que somos agentes de la KGB; qué como podemos ser tan inhumanos; todas cuestiones verbales que se dirimen a 17 mil kilómetros. Hay mucho odio y xenofobia”, confirma la presidenta de la Asociación de Entidades Rusas en la Argentina. La rusofobia, enlazada con la cultura de la cancelación, ha afectado a artistas y deportistas. 

La National Gallery de Londres decidió cambiar el nombre de un cuadro de (Edgar) Degas, “Bailarinas Rusas”, por “Bailarinas ucranianas”. “Vivimos en una locura; cualquier persona puede atacar a otra porque es rusa. Esto es inadmisible y está armado desde los medios de comunicación occidentales”, aclara Jarmoluk, una referente para la embajada de Rusia en el país que se encargó de distribuir la información que le llegaba de forma directa desde el Instituto Gamaleya, fabricante de la vacuna rusa Sputnik.

La grieta Rusia – Ucrania duele

Golowanow, nieto de un oficial del Ejército Blanco con padre nacido en el exilio en Polonia, en Bialystok, y criado en Varsovia hasta que entró el Ejército Rojo y rumbeó hacia la Argentina, asegura que lo educaron “con un profundo sentido patriótico” de pertenencia a Rusia en la época en que existía la Unión Soviética. 

“El conflicto entre Rusia y Ucrania cayó en la grieta; entonces los periodistas que apoyan al gobierno están más dispuestos a aceptar la postura rusa, y los que están en la oposición están absolutamente en contra y no van a escuchar ni escuchan razones. Fue primera plana de todos los diarios como no estoy seguro que haya sido Siria o Libia y todas las situaciones anteriores en que tuvo lugar la intervención de la OTAN”, reflexiona este importador de zorras hidráulicas, que nació en 1966 y está casado hace 22 años con una rusa nacida en Magadan, con la que tiene tres hijos.

“Esta es una guerra horrible, como todas las guerras; hay gente que tuvo que abandonar su país y emigrar, un proceso que se vive con dolor”, reconoce Golowanow, miembro del Consejo Coordinador de Compatriotas Rusos en Argentina que estuvo con el ministro de Cultura de Rusia, Vladimir Medinsky, que visitó Buenos Aires en 2015, y que hoy es el consejero de Putin que anunció al mundo el acuerdo de los corredores humanitarios para civiles.

 “Cuando discuten que el presidente Putin dijo que uno de los objetivos era la desmilitarización y la desnazificación y recuerdan que Zelensky es de origen judío, lo que nadie dice es que hay 45 calles con el nombre de un nazi como Stepán Bandera y 42 monumentos en honor a él, además de 13 monumentos a Roman Shujevich, que estuvo en la masacre de Kathyn en Bielorrusia. Todas estas cosas se omiten porque después de la Segunda Guerra los que habían sido colaboracionistas nazis fueron colaboracionistas de Estados Unidos y de la CIA”.

La culpa es de Rusia

Para Jarmoluk –apellido paterno de origen ucraniano, mientras que por el lado de la madre, Stroganova, es ruso– Argentina entra dentro de la propaganda occidental que culpa a Rusia de cualquier cosa que suceda en el mundo. “Cuando apareció la vacuna Sputnik, la rusofobia fue tan grande que se decía que la ciencia rusa no existía; científicos y médicos argentinos declaraban que la vacuna estaba floja de papeles o que la vacuna era comunista, cuando el comunismo en Rusia cayó en 1991.

Hoy la Federación Rusa es un país extremamente capitalista desde el punto de vista de la estructura económica”, subraya Jarmoluk y resume lo que ocurrió en los territorios de Donbass, en Donetsk y Lugansk, que autoproclamaron su independencia de Ucrania y fueron duramente castigados por ser rusoparlantes. “Hubo 14 mil muertos en los bombardeos a la población civil y 50 personas fueron quemadas vivas dentro del Palacio de los Sindicatos en Odessa; pero esas noticias se fueron tapando porque la máquina de la prensa está abocada a destruir la información positiva de Rusia en cualquier ámbito”, sostiene Jarmoluk y coincide con otros de sus compatriotas en el rechazo a una guerra que no quiere nadie.

Jarmoluk creció en una familia donde la Unión Soviética era un solo país y donde no había diferencias nacionales entre las 15 repúblicas. “Rusia, Ucrania y Bielorrusia tienen un mismo origen étnico y de relación histórica. Se sabe que la primera Rusia fue la Rusia que se llama de Kiev, por el año 900 de nuestra era. Desde entonces Rusia, Ucrania y Bielorrusia están juntas histórica y culturalmente”, argumenta la presidenta de la Asociación de Entidades Rusas en la Argentina. “Es muy difícil ver hoy en día que se pelean entre hermanos. Nunca en mi vida pensé que iba a ver un conflicto real entre rusos y ucranianos”, concluye Jarmoluk.


Un misionero evangélico entre los fallecidos del ataque a la estación de Kramatorsk

Roman, se encontraba sirviendo en Ucrania enviado por una organización cristiana. Se había desplazado a la ciudad para ayudar en la evacuación.

Roman, un misionero evangélico ucraniano, es una de las víctimas del ataque a la estación de Kramatorsk. Deja a su mujer y cuatro hijos. / Facebook Jaume Torrado Baquedano.

FUENTE: Protestante Digital. AUTOR: Jonatán Soriano. Kramatorsk, Ucrania. Abril 14, 2022. Aparte de la tragedia de Bucha, otro de los hechos ocurridos en la guerra en Ucrania que más indignación ha generado a nivel internacional ha sido el ataque a la estación de tren de Kramatorsk cuando se encontraba llena de personas que aguardaban el momento de su evacuación. 

Según las autoridades ucranianas, 4.000 civiles estaban en la instalaciones de la estación de esta ciudad en el Donbás cuando dos proyectiles Tochka-U impactaron en el lugar provocando la muerte de al menos 52 personas. Aunque el gobierno ruso ha negado su implicación en lo ocurrido, las autoridades ucranianas apuntan a la responsabilidad de Moscú.

Entre los fallecidos se encuentra Roman, un misionero evangélico ucraniano que se encontraba en la ciudad después de haber sido enviado por una organización cristiana para ayudar en la evacuación. “Creció en la iglesia y toda su vida estuvo marcada por el servicio a los demás”, ha explicado a Protestante Digital Jaume Torrado, el presidente y director de la ONG El Bon Samarità, entidad que colabora con la organización que había enviado a Roman. Deja a su esposa y cuatro hijos.

“Roman se había desplazado para ayudar en la evacuación”

De nacionalidad ucraniana, Roman era miembro de la denominación pentecostal Iglesia de Dios en el país. Había realizado estudios de seminario en Alemania y había desarrollado su ministerio en labores de voluntariado. “Formaba parte de los voluntarios que servían en Ucrania”, asegura Torrado.

En la estación de Kramatorsk había 4.000 personas cuando los dos proyectiles impactaron en el lugar. Al menos 52 personas perdieron la vida. / Army inform, Wikimedia Commons.

“Como por parte del gobierno ucraniano se solicitó que todos los habitantes de la ciudad de Kramatorsk saliesen rápidamente porque se preveía una masacre humanitaria, Roman se desplazó para ayudar en la evacuación de las personas que estaban en la estación de tren. Allí cayó la bomba y allí Roman perdió su vida”, añade.

Un orfanato trasladado de Ucrania a Blanes

El Bon Samarità es una organización evangélica que trabaja en Cataluña desde hace casi 30 años, desarrollando proyectos contra la pobreza y la exclusión social. “También desarrollamos proyectos de emergencia y colaboramos con proyectos de desarrollo fuera del país”, añade Torrado. “Mantenemos nuestros lazos fraternales. Trabajamos con entidades religiosas que tienen que ver con la Iglesia de Dios, tanto aquí como a nivel internacional. En Europa colaboramos con un ministerio enfocado en los países del este que se desarrolla desde Alemania”, explica.

Es a través de ese ministerio en Alemania que se habían establecido diferentes orfanatos en Ucrania, en colaboración con el ministerio Serving Orphans Worldwide, como el de la República Peregrina en Mariúpol, o el Native Home. “A través de ellos, nosotros hemos extraído cuatro orfanatos y ahora tenemos uno de ellos con nosotros, aquí en Blanes”, subraya Torrado.

“Por miedo y por las circunstancias de la guerra se ha decidido que los niños tenían que salir. Ha sido muy difícil. Hemos intentado cruzar la frontera con los niños hasta tres veces y era imposible. Finalmente, en el tercer intento, coincidimos también con otros orfanatos y el nuestro fue el único que pasó. Primero se desplazaron hasta las instalaciones de nuestro seminario en Freudenstadt (Alemania). Allí permanecieron casi una semana hasta que se trasladaron a Blanes, adonde llegaron el pasado 6 de abril. Querían venir a España. Habían tenido varios contactos pero les fallaron. Así que lo gestionamos por medio de nuestra ONG El Bon Samarità”, señala Torrado.

La entidad, que previamente había enviado un camión con ayuda humanitaria a Ucrania, ha trabajado con el Ayuntamiento de Blanes los requisitos legales para la llegada del orfanato al municipio. “Examinamos las posibilidades y conseguimos un edificio de apartamentos, que es donde se encuentran. Tenemos también un convenio con los transportes de la ciudad para su desplazamiento desde los apartamentos hasta las instalaciones de la Iglesia de Dios CCFEAM en Blanes, donde realizan sus clases y actividades”, detalla Torrado. En total son 31 niños y niñas de entre dos y 17 años, algunos de ellos con necesidades especiales (no todas reconocidas), junto con unos cuantos profesores y tutores.

“Cuando acaban, regresan a los apartamentos. Nuestra ONG se encarga de cubrir toda la operativa. Su desplazamiento, su manutención y también sus requisitos legales. También hay que ayudarles con el tema de conexión a internet y telefonía. Tratamos de buscar actividades, tanto de otras entidades como nuestras, para que ellos vayan complementando con su programa propio”, dice Torrado.

Las necesidades, remarca el presidente y director de El Bon Samarità, son muchas y variadas. “La economía es en lo que necesitamos más ayuda”, asegura Torrado. Sin embargo, también explica que se necesitan voluntarios, sobre todo para las funciones de traducción del ruso y del ucraniano al castellano. “Tenemos algunos voluntarios online, pero necesitamos también algunos que estén de forma presencial en las instalaciones de la iglesia”, dice.

Los niños y el personal del orfanato utiliza también la instalaciones del comedor social que tiene la ONG El Bon Samarità en Blanes, explica el pastor de la iglesia local Jonatan Martín-Arroyo, que estudió en el seminario que la denominación tiene en Freudenstadt y coincidió con Roman.

“Este proyecto de acoger el orfanato se plantea, inicialmente, para tres meses, en previsión de cuánto pueda durar la guerra, pero se alargaría durante el tiempo que fuera necesario”, asegura Martín-Arroyo.


Enfrentando desafíos financieros, Trinity Evangelical Divinity School recorta puestos docentes

El número de estudiantes de tiempo completo en el seminario evangélico ha disminuido un 44 por ciento en 20 años.

Imagen: Captura de pantalla / Trinity International University. El presidente de Trinity, Nick Perrin, saluda a los estudiantes.

FUENTE: Christianity Today. AUTOR: Daniel Silliman. Deerfield, IL, EUA. Abril 12, 2022. Trinity Evangelical Divinity School (TEDS) ha recortado casi $1 millón en gastos, con la esperanza de evitar un desastre financiero a medida que disminuye el número de inscritos en el seminario.

El presidente Nicholas Perrin le dijo a la facultad y al personal el jueves que el seminario suburbano de Chicago tiene que hacer algunos «cambios bastante fundamentales en la forma en que llevamos a cabo nuestro plan de negocios y nuestra misión».

Trinity International University (TIU), que incluye una escuela de pregrado con dos campus, una escuela de posgrado y una facultad de derecho, además del influyente seminario evangélico, está concluyendo la primera parte de un proceso de tres fases para “crear eficiencias”.

La primera fase se centra en el seminario. Incluye «remodelar el personal» para que TEDS pueda llevar a cabo su misión «de una manera rentable», dijo Perrin en una grabación obtenida por CT.

TEDS, nunca una gran escuela, ha tenido durante mucho tiempo una gran influencia en el evangelismo. El seminario se hizo un nombre por sí mismo en la defensa de la doctrina de la infalibilidad bíblica y sirvió como lugar de nacimiento de la revista Sojourners. Fue el hogar institucional de los teólogos DA Carson, Wayne Grudem, Clark H. Pinnock, Kevin Vanhoozer y Bruce Ware, y ha producido académicos como Scot McKnight, Douglas Moo, Mark Noll y David F. Wells.

Lo que sucede en la escuela de Deerfield, Illinois, repercute en las instituciones evangélicas de todo el país.

La semana pasada, el seminario eliminó al menos siete puestos docentes. Un portavoz de la escuela se negó a dar números exactos. Múltiples profesores, que hablaron con la condición de no ser nombrados en este artículo porque no están autorizados para hablar por TEDS, dijeron que dos miembros de la facultad se jubilaron anticipadamente, tres aceptaron puestos en otras escuelas y dos fueron despedidos.

Ninguno de los puestos se volverá a llenar, dijo Perrin a la facultad y al personal el jueves. Los recortes y otras reducciones le ahorran al seminario $920,000 al año, que es aproximadamente el 6 por ciento de lo que gastó en operaciones en el año escolar 2021-2022.


“El evangelio en una Europa poscristiana”

El nombre de Päivi Räsänen se ha vuelto más conocido para los evangélicos en los últimos meses, dado el interés que ha generado el caso de su persecución judicial y social por mantener una opinión pública sobre las relaciones y la identidad basadas en la Biblia.

FUENTE: Protestante Digital. España. Abril 11, 2022. El juicio del que finalmente fue absuelta muestra, sin embargo, un creciente entorno hostil en el ámbito europeo. Es por ello que, la ponencia compartida por Räsänen durante el encuentro virtual de Idea2022, con el título de “El evangelio en una Europa poscristiana”, toma especial interés.

La revista Idea, que es una publicación cuatrimestral de la Alianza Evangélica Española, cuenta con un artículo firmado por Räsänen, a partir de la ponencia que ofreció en el encuentro -ponencia que también está disponible en vídeo, aquí-. Además, se incluyen artículos referidos a la situación en Europa y la comunicación del mensaje del evangelio en este entorno:

  • Una voz profética en tiempos complejos. Marcos Zapata.
  • El evangelio en una Europa poscristiana. Päivi Räsänen.
  • ¿Están amenazadas las libertades fundamentales? Emilio Carmona.
  • Repercusión del caso Päivi Räsänen en Finlandia y fuera. Joel Forster.
  • Encrucijada histórica. Pedro Tarquis.
  • La lucha por la libertad. X. Manuel Suárez.
  • Tutu: un camino a la reconciliación. Carla Suárez.

La Facultad de Teología de UEBE cumple cien años de historia

Desde 1922, la institución se desarrolla con el objetivo “ayudar a los jóvenes creyentes, deseosos de entregarse enteramente al servicio de Cristo”.

Las instalaciones de la Facultad de Teología UEBE en Alcobendas.

FUENTE: Protestante Digital. Alcobendas, España. Abril 14, 2022. El Seminario Teológico Bautista de España celebra este año su centenario bajo el lema “Formando para el ministerio cristiano desde 1922”.

La Facultad de Teología de la Unión Evangélica Bautista de España (FTUEBE), como también se le conoce, inició sus clases en 1922 en Barcelona, y en 1976 se trasladó a su sede actual en Alcobendas, en la periferia de Madrid.

“Lejos de ‘fabricar’ pastores, nuestro objetivo es ayudar a los jóvenes creyentes, deseosos de entregarse por completo al servicio de Cristo, donde ya han demostrado una cierta aptitud y una vocación determinada”, decía el primer director del seminario, Nils Bengtsonen, en 1923.

Cien años después, “si bien el propósito de la entidad permanece como lo definió Bengtsonen, su futuro depende de mantener su centralidad en Jesucristo y la Palabra de Dios, en el fuerte compromiso de nuestra Unión de iglesias bautistas con su institución teológica, en la respuesta de los creyentes al llamado de Dios, y en la responsabilidad de las congregaciones de identificar y enviar al seminario a las personas escogidas por Dios”, dicen los responsables de la Facultad de Teología UEBE.

45 estudiantes y 21 profesores

Hasta 45 estudiantes, “hombres y mujeres dedicados que se están formando para servir a Dios en el ministerio cristiano”, estudian actualmente en el centro.

Las clases son impartidas por 21 profesores, “elegidos por su preparación académica y perfil pastoral”, y un equipo administrativo que “destaca por su competencia y vocación de servicio”.

La facultad invita a todos los cristianos a “unirse a la celebración de este centenario”. “Honramos a Dios por su gracia y fidelidad en el pasado, y nos encomendamos a Él en el futuro”, dicen desde la entidad.


En Birmania, la persecución se recrudece bajo el régimen militar

Organizaciones en defensa de los derechos humanos hablan de decenas de lugares de culto cristianos destruidos desde el Golpe de Estado.

La fachada de la Iglesia Reina de la Paz, en el Estado de Kayah, después de un ataque del ejército en junio de 2021. / The Irradaway.

FUENTE: Protestante Digital. Naipyidó, Birmania. Abril 12, 2022. El derecho a la libertad religiosa también se ha visto afectado en Birmania desde el Golpe de Estado llevado a cabo por los militares en febrero de 2021, cuando detuvieron a la Consejera del Estado, Aung San Suu Kyi, y al presidente, Win Myint.

Además de la grave situación de la minoría musulmana rohingya, ahora diferentes organizaciones en defensa de los derechos humanos también ponen el foco de atención en los ataques a comunidades cristianas e incluso budistas, aún cuando esta última es la religión mayoritaria en el país. 

Según el medio independiente The Irradaway, dedicado a la actualidad en Birmania y en el sudeste asiático, el régimen militar ha destruido más de 100 lugares de culto en el país durante el último año. De todos ellos, al menos 47 se corresponden con locales de iglesias cristianas situados en los estados de Chin y Kayah, donde el cristianismo es predominante. Así lo han reportado la Organización para los Derechos Humanos de Chin y el Grupo para los Derechos Humanos Karenni.

El territorio de Chin, que hace frontera con India, es el más afectado, con al menos 35 edificios de iglesias destruidos, además de otras 15 instalaciones vinculadas también a las comunidades cristianas. En Kayah, que se encuentra en el suroeste del país y que hace frontera con Tailandia, la cifra es de 12 lugares de culto cristianos destruidos desde que la junta militar tomó el control del país, en febrero de 2021.

Parte de la campaña de guerra civil continuada

La destrucción de lugares de culto cristianos por parte de la junta militar se enmarca en una serie de eventos ocurridos a lo largo del último año y que han recordado a los peores días de la Guerra Civil que comenzó en 1948 y que sigue todavía abierta.

“Están atacando las iglesias de forma intencional para suprimir el espíritu cristiano de la gente, al suprimir sus lugares de culto sagrados. Condeno sus malas intenciones”, ha asegurado un líder cristiano karen a The Irradaway.


IMU: El esfuerzo es con el objetivo de detener los retrasos de la Conferencia General

Los organizadores de la principal asamblea legislativa de la Iglesia Metodista Unida buscan abordar los principales problemas que los llevaron a posponer la Conferencia General por tercera vez.

El reverendo Gary Graves da instrucciones a los delegados durante la Conferencia General Metodista Unida de 2019 en St. Louis. Los organizadores de la Conferencia General están formando dos equipos para analizar las visas y la logística con la esperanza de evitar más demoras en la asamblea legislativa superior de la denominación después de su aplazamiento hasta 2024. Graves es el secretario de la Asociación General. Foto de archivo de Mike DuBose, UM News.

FUENTE: UMC. Abril, 2022. Después de tres aplazamientos, la comisión de la Asociación General está formando dos equipos para enfocarse en dos áreas problemáticas: visas y logística. Los miembros de la comisión están decididos a que COVID-19 ya no afectará la capacidad de reunión de la Conferencia General. Los organizadores de la Conferencia General están buscando estrategias para evitar más retrasos en la asamblea legislativa principal de la Iglesia Metodista Unida más allá de 2024.

En su reunión en línea del 28 de marzo, la Comisión de la Conferencia General aprobó la formación de dos equipos de estrategia, uno enfocado en visas y el otro en logística. 

Con los nuevos equipos, los miembros de la comisión esperan superar los dos obstáculos principales que han impedido que la Conferencia General avance en medio de la pandemia de COVID-19. 

“Personalmente, definitivamente estoy a favor de que tengamos una Conferencia General en la que todos estemos en el mismo espacio”, dijo la Rda. Juliet Spencer, miembro de la comisión que propuso los equipos de estrategia.

“Simplemente no quiero que nos atrapen dentro de dos años o dentro de un año y medio diciendo: ‘Vaya, todavía no podemos vernos en persona’”.

Citando largas esperas para las visas estadounidenses, la comisión anunció a principios de este mes que retrasaría la reunión legislativa internacional de agosto de este año a 2024. 

La Conferencia General atrae a delegados de cuatro continentes, y algunos países están experimentando esperas de visa de más de un año debido a los retrasos causados por la pandemia.

La decisión marcó el tercer retraso relacionado con COVID de lo que muchos esperaban que fuera una Conferencia General fundamental. La próxima asamblea enfrenta múltiples propuestas para una separación denominacional después de décadas de intensificación del debate y desafío a las prohibiciones de la iglesia sobre las bodas y el clero homosexuales «auto declarado practicante». 

Los metodistas unidos recibieron la noticia del tercer aplazamiento a partir de mayo de 2020  con una variedad de emociones que incluyen enojo y alivio. Un miembro renunció a la comisión en protesta.

Al mismo tiempo, un grupo de teólogos conservadores anunció que adelantarían la fecha de lanzamiento de una denominación disidente, la Iglesia Metodista Global, al 1 de mayo en lugar de esperar a la Conferencia General. Aun así, otro grupo de delegados y otros líderes  instaron a tener esperanza para el futuro de la Iglesia Metodista Unida . 

Los obispos metodistas unidos también están lidiando con  lo que significa la demora para las desafiliaciones de la iglesia y otras decisiones importantes de la iglesia