Categoría: Mayordomía Cristiana

Cielos Nuevos y Tierra Nueva

Cielos nuevos y tierra nueva

“Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra;
y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento”.

Isaías 65:17 RVR 1960

Alan Sánchez Cruz

El profetismo en Israel data desde los tiempos del patriarca Abraham (siglo XVIII a.C.), hasta el siglo II a.C., si se considera a Daniel como profeta apocalíptico. Los profetas se caracterizaban por involucrarse en el acontecer social, político y religioso entre dos sectores en un mismo pueblo: denunciaban a poderosos que oprimían a los más vulnerables. No debiera ser ajeno para nosotros el nombre de Amós, quien, según Salvador Carrillo Alday, es “el profeta de la justicia social”, puesto que actualmente nuestro país padece un marco similar al del profeta del antiguo Israel, en razón de falta de seguridad y violencia como males cotidianos.

El texto bíblico arriba citado nos habla de otro profeta, Isaías, a quien Carrillo Alday llama “el profeta del Mesías”, y es bien conocido aquel versículo: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (9:6). Dicho sea de paso, la esperanza mesiánica, además de anunciar la restauración gloriosa de Israel por medio de un imperio que otorgará paz sin fin, no se limita a la esfera humana pues también significa restauración en la naturaleza (al menos en el mensaje de Isaías).

En nuestros días tenemos una gran deuda con la creación. Hemos sido provistos de una enorme casa con aromas, colores diversos y con seres que nos ofrecen compañía, llamada naturaleza. Pero, siendo que al principio de los tiempos, cuando Dios creo los cielos y la tierra y vio que lo creado “era bueno en gran manera” (Génesis 1:31), la condición de la creación ya no parece tan agradable como en aquel momento. ¿Qué es lo que pasó? Gandhi nos da un atisbo de la respuesta al decir que “nuestro planeta ofrece todo lo que el hombre necesita, pero no todo lo que el hombre codicia”. La Biblia habla de la codicia en el ser humano desde los orígenes y nos muestra cómo, además del desgaste en las relaciones ser humano-ser humano (como pares), ha ido en claro detrimento la relación ser humano-naturaleza por causa de ésta. No hemos sido buenos mayordomos en el lugar donde Dios nos ha puesto.

Seguir leyendo “Cielos Nuevos y Tierra Nueva”

Ama a tu Prójimo, Ama a tu Planeta

Ama a tu prójimo, ama a tu planeta

La crisis medioambiental de esta era es síntoma de una crisis relacional aún más profunda.

Hannah Eves

Katharine Hayhoe, una querida científica climática cristiana dio una charla en Cambridge hace unas semanas. Dijo lo siguiente: “Preocuparse por la creación de Dios –la gente y otros seres vivos que ya están viéndose afectados por el cambio climático actual– es una expresión genuina de nuestra fe, una aceptación fiel de nuestra responsabilidad, así como una expresión verdadera del amor de Dios” [1].

El cambio climático no es una hipótesis científica, sino que impacta a los más vulnerables de cualquier parte del mundo. Este impacto es injusto: mientras que los países industrializados construyen sus economías apoyándose en los combustibles fósiles, los que son menos culpables sufren las peores consecuencias.

Tal como dice Mary Robinson, enviada especial a la ONU para el Cambio Climático: “Esta injusticia –que aquellos que no han contribuido al problema acarreen con las consecuencias más graves– deja claro que abogar por los derechos de los más vulnerables (comida, agua potable, sanidad, educación y hogar) no tiene ningún efecto si no prestamos atención al cambio climático de nuestro planeta”.

Seguir leyendo “Ama a tu Prójimo, Ama a tu Planeta”

¿Piensas que Reforestar es Perder el Tiempo?

¿Piensas que reforestar es perder el tiempo?

“Fue hecha una desolación, llora sobre mí desolada; todo el país ha sido desolado, porque no hubo nadie a quien le importara” (Jer. 12:11).
¿Te importa la Creación de Dios? Las advertencias son tan continuas y graves, que nos deben llevar a reflexionar y adoptar medidas.

Claudia Cox*

Hace un año en una visita que realicé a las Naciones Unidas con Sede en México, tuvimos una plática muy aterradora, el tema era la ecología dentro de la llamada agenda 2030 de las Naciones Unidas y la preguntas fue: ¿Qué estamos haciendo como humanos para frenar lo que nosotros mismos hemos creado (una devastación en ríos, bosques, selvas, mares, tierra y animales, especies que están siendo extinguidas y no por una caza furtiva)? El llamado de emergencia antes del punto de no retorno es “Hagamos algo que no solo sea temporal” (Ese es mi propio llamado).

La emergencia en el mundo consiste en sucesos verdaderamente alarmantes y lo podemos llamar “dolores de parto” como nos dice Romanos 8:22 (RVR-1960): “Pues sabemos que la creación entera a una gime y sufre dolores de parto hasta ahora”.

Nos dice Jeremías 12:4 “¿Hasta cuándo estará de luto la tierra y marchita la vegetación de todo el campo? Por la maldad de los que moran en ella han sido destruidos los animales y las aves, porque han dicho: Dios no verá nuestro fin”. Y Jeremías 12:11 nos dice “Fue hecha una desolación, llora sobre mí desolada; todo el país ha sido desolado, porque no hubo nadie a quien le importara”. Aquí preguntaría, verdaderamente, hermano ¿Te importa la Creación de Dios? Las advertencias son continuas y graves las que nos llevan a reflexionar para adoptar medidas:

• Una isla de plástico localizada entre las coordenadas 135° a 155° longitud Oeste y 35° a 42° latitud Norte. Su superficie se estima entre 710 mil y 17 millones de km² según el criterio que se adopte en relación con la concentración de elementos de plástico que se fija como umbral para su definición geográfica.

Seguir leyendo “¿Piensas que Reforestar es Perder el Tiempo?”

Negocios que nos Ensordecen

Negocios que nos ensordecen

Muchas veces, estamos alienados por todo tipo de “negocios” humanos que nos impiden la visión de Dios y nos hacen sordos a sus múltiples invitaciones.

Juan Simarro

Negocios que nos alienan, nos estresan, nos hacen perder las prioridades. ¿Se puede considerar actual hoy esa parábola que nos narra Lucas, la de la Gran Cena, en donde los ricos e integrados sociales no pueden acceder por estar alienados por sus negocios? ¿Nos alienan a nosotros también los negocios de la vida en torno al dinero, la situación social y el poder hasta el punto de no aceptar la invitación de Dios de una forma comprometida y sincera?

Hoy hay esclavos, cansados, agobiados que caminan por el mundo cargados por el trabajo de sus negocios. Algunos caminan por la vida bajo el yugo y el peso de las riquezas a cuya consecución dedican los mejores esfuerzos de su vida, si no todos. Otros, andan en situaciones no boyantes económicamente, pero igualmente preocupados por el negocio, el tener, el poseer. Quizás, los únicos resignados sean los pobres de la tierra, los que han sido tirados al lado del camino despojados de bienes y, en muchos casos, de dignidad.

Seguir leyendo “Negocios que nos Ensordecen”

Cuatro Reglas Básicas de Economía

Cuatro reglas básicas de economía

El mundo económico y financiero se sigue moviendo por reglas muy sencillas y entendibles que tienen a su vez una base en la revelación bíblica.

José Hutter

Acabamos de empezar un año nuevo. Y las cosas no pintan muy bien en términos generales. De hecho, raras veces en la historia de la humanidad han pintado bien. Todo parece muy complejo, sobre todo en el área económica y financiera. Para ayudarnos a entender por qué las cosas no van bien hablan los “expertos”, que a pesar de sus largas listas de másteres y doctorados en economía no son capaces de acertar. Siguen moviéndose en la línea del
a) No hay crisis a la vista
b) Puede haber crisis, pero estamos preparados
c) Hay crisis
d) Nadie podía prever esto
e) Siempre lo hemos dicho
De momento estamos en fase b).

Mi sugerencia es que el mundo económico y financiero se sigue moviendo por reglas muy sencillas y entendibles que tienen a su vez una base en la revelación bíblica. La complejidad en el análisis de la situación actual tiene básicamente que ver con un fenómeno: la burocracia estatal y de organismos paraestatales (como los bancos centrales) tiene la tendencia de complicarlo todo.

Realmente, las reglas sencillas y de sentido común son aplicadas a todas las áreas de acción humana. Y las cosas son más sencillas de lo que parecen.

Seguir leyendo “Cuatro Reglas Básicas de Economía”

Al Encuentro del Migrante

migrantesGuía Básica para el Encuentro de Migrantes en Apaxco, Edo. de México 

Pbro. I. Rafael G. Murillo Paniagua

“Ven con nosotros y te haremos bien” (Números 10:29)

Bienvenido al encuentro de migrantes, un ministerio urgente y con una problemática enorme, que nos permite extender la mano al extranjero, hambriento, sediento, y desnudo, recordamos las palabras de Jesús: “Lo que hagan a uno de estos, mis hermanos, a mí lo hiciste”. (Mt. 25:40). Como elemento inicial Tomemos conciencia informándonos cuál es la situación real de estas personas que han sido forzadas a entrar a esta experiencia de tan alto riesgo y tan terrible de sobre llevar, jugándose la vida Recomendamos ver y analizar las películas “La Bestia” y “Sin nombre”. La primera es un documental y la segunda es una trama imaginaria pero muy reveladora de la realidad que sufren los migrantes en busca del “sueño americano”.

Seguir leyendo “Al Encuentro del Migrante”