Al Encuentro del Migrante

migrantesGuía Básica para el Encuentro de Migrantes en Apaxco, Edo. de México 

Pbro. I. Rafael G. Murillo Paniagua

“Ven con nosotros y te haremos bien” (Números 10:29)

Bienvenido al encuentro de migrantes, un ministerio urgente y con una problemática enorme, que nos permite extender la mano al extranjero, hambriento, sediento, y desnudo, recordamos las palabras de Jesús: “Lo que hagan a uno de estos, mis hermanos, a mí lo hiciste”. (Mt. 25:40). Como elemento inicial Tomemos conciencia informándonos cuál es la situación real de estas personas que han sido forzadas a entrar a esta experiencia de tan alto riesgo y tan terrible de sobre llevar, jugándose la vida Recomendamos ver y analizar las películas “La Bestia” y “Sin nombre”. La primera es un documental y la segunda es una trama imaginaria pero muy reveladora de la realidad que sufren los migrantes en busca del “sueño americano”.

  1. Pongamos en la mano Soberana de Dios el plan de invertir tiempo, recursos, trabajo y devoción en favor de estos “desconocidos” para nosotros, pero amados por El.
  2. Pongámonos nosotros en Sus manos a fin de que nos fortalezca y de dirección a todo lo que emprendamos, aumentando nuestra fe, confianza y esperanza en la seguridad de que el proveerá, y llevará el control de esta empresa.
  3. Decidido el plan con fecha y aproximación de cuántos vamos y qué llevamos, recomendamos tener dos meses de anticipación para formar el grupo, (tres a 12 personas), preparación en oración y orientación y hacer el acopio de ropa, víveres y útiles de aseo, comunicarlo al pastor Jorge Huerta (045) 712217 2895; y/o Hna. Graciela Cedillo: 7324 3562. Esto es sumamente importante para la calendarización y para sintonizar las necesidades más urgentes y las posibilidades de la ayuda.
  4. El paso de los migrantes es en extremo variable, durante un mes pasan entre 500 y 600, de casi todas las edades, la mayoría entre los 20 y 40 años, hombres y algunas mujeres, procedentes en su mayoría de Guatemala, Honduras, El Salvador, hay días que pasan dos o tres o son más de treinta. En base a lo anterior, ir dispuestos a responder según se presente la situación particular de ese día.
  5. Recabar ropa, toda debe ser oscura: camisetas, camisas, pantalones, chamarras, suéteres, zapatos, tenis, mochilas para colgar en la espalda, útiles de aseo personal: pomada para labios, pasta y cepillo para dientes, crema para cuerpo, jabón personal y para ropa, shampoo para pelo, hules para protección de la lluvia; medicamentos para pies lastimados, golpes, problemas digestivos.
  6. Debemos, de preferencia, llevar los alimentos que necesitemos consumir como grupo de apoyo y no ocasionar problemas en este respecto.
  7. La situación física es crítica pero la situación emocional y más aún la espiritual es todavía peor, por tanto sugerimos no sólo llevar cosas necesarias, sino tener la experiencia de acompañarles personalmente y compartir nuestra fe y experiencia del amor de Dios, dar consuelo y esperanza, debemos estar preparados y dispuestos a ser guiados por el Espíritu de Dios a dar el auxilio necesario con la mayor efectividad. Esto se da entre las 7 y 10 am al proveer el desayuno y entre 6 y 9 pm en que se da la cena.
    La relación personal deberá ser en extremo respetuosa, es útil, para disminuir la tensión y el temor presentarnos diciendo nuestro primer nombre y de dónde venimos y después hacer preguntas como: ¿Cómo te llamas, de dónde vienes, cuánto tiempo llevas viajando, es la primera vez que lo intentas? ¿Tienes familia? ¿A dónde vas? ¿Qué es lo que más necesitas?
  8. Recomendamos desarrollar un devocional, muy sencillo: orar, cantar alabanzas, y una meditación breve y directa, subrayando el Plan de Salvación (Las 5 leyes Espirituales, anexo).
  9. Asegura tu oración de intercesión, y solicita, de ser posible te llame o envíe mensaje para mantener información de su viaje. 10. Confiemos que: “Todo lo que hacemos en el nombre del Señor, no es en vano” (Ia. Corintios 15:58).

TE INVITAMOS A REFLEXIONAR 

¿HAS OÍDO ALGUNA VEZ HABLAR DE… LAS CINCO LEYES ESPIRITUALES?

1. LA LEY DEL AMOR. Dios te ama y desea que tengas vida abundante, vida plena. Juan 3:16; 10:10.
2. LA LEY DEL PECADO. El pecado te separa de Dios y te priva de la vida de paz y gozo que Dios quiere para ti. Ro. 3:23-6:23.
3. LA LEY DEL SUBSTITUTO. Jesucristo tomó tu lugar en la cruz y pagó el precio completo de tu salvación, haciendo posible tu reconciliación con Dios. Ro. 5:8; Jn. 14:6.
4. LA LEY DEL ARREPENTIMIENTO. Para poder volver a Dios necesitas arrepentirte sinceramente. Lc. 13:3; Hch. 3:19.
5. LA LEY DE LA INVITACIÓN. La vida abundante y eterna se halla en Jesucristo; para obtener esta vida es necesario recibirlo a Él como Salvador y Señor mediante una invitación personal. Ro. 5: 1-6; Jn. 1:12; Apoc. 3:20; 1a. Jn. 5:11-13

La parábola de las tortugas en la playa

En una playa donde nacen y de inmediato corren, por instinto, las tortugas a meterse al mar, en su desesperante carrera de 20, 30 o más metros, son víctimas de las gaviotas, cangrejos y otros animales, un joven vio que caminaba una ancianita recogiendo una por una y la arrojaba al agua, el joven con burla le hizo la observación: “Ay señora, ¡da lo mismo!, no se lastime su espalda ni pierda su tiempo, ¡da lo mismo! Mire nada más cuantas son, mientras que usted levanta una, muchas son llevadas por las gaviotas y cangrejos ¡Da lo mismo! No pierda su tiempo ni se lastime su espalda, no soluciona nada”, la mujer tomando una más de las tortuguitas en sus manos la lanzó al agua y le dijo al joven: “Mira, para ésta, ya no es lo mismo”.

rafael_m