Alcanzando un Sueño

06refl correo equivocadoPor el Obispo Juan Pluma Morales, de la Conferencia Anual Septentrional (CAS)

Josué 1:9. “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas ni desmayes porque, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

En Cleveland creció un niño en un hogar humilde, pero más tarde fue conocido como “El joven materialmente pobre, pero espiritualmente rico.” Un día un atleta famoso, llamado Charlie Paddock, visitó la escuela para hablar a los estudiantes. En aquellos días Paddock era considerado como el corredor más veloz del mundo.  En su plática dijo a los muchachos: “¡Escuchen! ¿Qué quieren ser en la vida?  Menciónenlo por nombre y entonces trabajen duro y crean que Dios les va a ayudar a lograrlo.”  Aquel jovencito decidió que quería ser el corredor más rápido del mundo.

Después, el niño fue a ver a su profesor de gimnasia y le habló de su sueño.  Su profesor le dijo: “‘Es grande tener un sueño, pero para alcanzarlo tienes que crear una escalera para llegar a él.  Aquí te voy a dar la escalera para alcanzar tu sueño.  EL PRIMER PELDAÑO ES LA DETERMINACIÓN, EL SEGUNDO ES LA DEDICACIÓN, EL TERCERO ES LA DISCIPINA Y EL CUARTO ES LA ACTITUD”. El resultado de tal explicación y motivación es que llegó a ganar cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936.  Los récords establecidos por él tardaron en batirse muchos años. El nombre de aquel niño era Jesse Owens.

CONTEXTO DEL TEXTO

Josué fue el sucesor de Moisés como líder de Israel. ¿Cuáles fueron sus cualidades para convertirse en líder de la nación? (1) Dios lo nombró (Num. 27:18-23). (2) Era uno de los únicos dos testigos oculares de las plagas de Egipto y el éxodo que quedaban con vida. (3) Había sido ayudante de Moisés por cuarenta años. (4) De los doce espías, sólo él y Caleb demostraron una confianza plena en que Dios les ayudaría a conquistar la tierra.

El nuevo trabajo de Josué consistió en llevar a más de dos millones de personas a una nueva tierra extraña y conquistarla. ¡Qué gran reto, aun para un hombre del calibre de Josué! Cada trabajo nuevo es un reto. Sin Dios puede causar temor. Con Dios puede ser una gran aventura. Así como Dios estuvo con Josué, él está con nosotros cuando enfrentamos nuevos retos. Quizás no vamos a conquistar naciones, pero todos los días encontramos situaciones complejas, personas difíciles y tentaciones. Sin embargo, Dios promete que nunca nos abandonará ni dejará de ayudarnos, no importa cómo nos sintamos.

En nuestra sociedad capitalista e individualista, la prosperidad y el éxito se miden por el poder y la riqueza, los contactos personales y un inexorable deseo de avanzar. Pero la estrategia para el éxito que Dios le enseñó a Josué contradice tales criterios. Le dijo a Josué que para prosperar debía (1) ser fuerte y valiente porque la tarea que le esperaba no era fácil, (2) obedecer la ley de Dios, (3) constantemente leer y estudiar el libro de la ley: la Palabra de Dios. Para tener éxito, siga los consejos que Dios le dio a Josué. Es posible que no triunfe según las normas del mundo, pero triunfará a los ojos de Dios, y la opinión del Señor dura para siempre.

LO QUE ME ENSEÑA EL TEXTO BÍBLICO

  1. Dios me dice que el confort y la negligencia o flojera no van conmigo ni con él.
  2. Esforzarme es el mandato de Dios y debo obedecerlo.
  3. Que no importa qué reto tenga, por más fácil o difícil que sea sé que cuento con Dios, que él estará conmigo y saldré adelante.

ORACIÓN

Señor, gracias por darme la seguridad de que no estoy solo en tantos problemas y desafíos que tengo, son retos que pudieran darme miedo, desesperación y angustia, pero Señor, gracias porque cuento contigo y tu yo somos mayoría. Sólo dame la bendición no de ser un líder a la manera secular –como los líderes políticos de hoy- sino de ser un buen siervo tuyo, que confía, espera y vive en ti. Eso me anima y me da fe para seguir cambiando este mundo en tu nombre. Por Cristo Jesús, Amén.