Categoría: Artículos de Reflexión

Abuso de Autoridad

2. Abuso de autoridadAbuso de Autoridad

Alan Sánchez Cruz

Octubre de 2018

“Abuso de autoridad” es el título de una de las canciones del extinto grupo de rocanrol mexicano Three Souls In My Mind, antecesor del también liderado por Alejandro Lora, El Tri. En ella, Lora manifiesta algo que México ha padecido, diremos, desde siempre -por utilizar un término, aunque el mismo es relativo-, y que tiene que ver con la corrupción y una ola de violencia que, al parecer, son cada vez mayores. La canción referida inicia así: “Vivir en México es lo peor, nuestro gobierno está muy mal y nadie puede protestar porque lo llevan a encerrar”. Con una letra por demás sencilla, advierte la crudeza que vivía el país en la época en la que fue compuesta, 1976. Incluida en el álbum Chavo de onda, mítico de la banda, sugiere la referencia a una de las efemérides más -tristemente- recordadas en México, vivida apenas ocho años atrás, el 2 de octubre de 1968, con las siguientes rimas: “Y las tocadas de rock ya nos las quieren quitar, ya sólo va a poder tocar el hijo de Díaz Ordaz”.

            Para Gustavo Díaz Ordaz, según Enrique Krauze en una de sus series televisadas de Clío, “el sentido del orden y la disciplina eran su máxima obsesión, comenzando en su vida privada”[1]; curioso es que las características de su hijo Alfredo -inquieto, roquero, rebelde, informal, quien falleciera relativamente joven- resultarían contrastantes con el talante de un hombre pulcro y rígido, como lo fuese el expresidente. “Amante e intérprete de la música tradicional mexicana, Díaz Ordaz ejerció el poder en la más rebelde y libertaria de las décadas”[2]. Hubo en los días del primer Three mal miramientos a los grupos de jóvenes -y no solamente a los musicales- que se manifestaban en contra del establishment.

Seguir leyendo “Abuso de Autoridad”

Textos Bíblicos Inalámbricos

8. Textos bíblicos inalámbricosTextos bíblicos inalámbricos

Este uso de versículos sueltos contribuye a que el mensaje del evangelio, de tanto y tanto repetirlo, resulte manido y pierda toda su fuerza.

Isabel Pavón

Los textos bíblicos inalámbricos se usan de manera exagerada en las redes sociales, en las predicaciones, en los estudios, en las conversaciones. Con esto no quiero decir que se haga con mala intención, simplemente que van sueltos de aquí para allá, sin ton ni son, sin acierto ni concierto, sin aclaración o explicación alguna. Nos gustan, nos suenan bien, son bonitos y los sacamos de su contexto con el fin de comunicar algo. A veces sí, pero otras, ese algo no siempre es lo que el texto significa ni lo que significó en su momento ni lo que viene bien para la ocasión en la que se está usando. Tampoco hacen milagros. No hay versículos mágicos. 

Los colgamos, los metemos en las predicaciones o en cualquier charla. Esta actitud nos ayuda unas veces a descansar la conciencia; o a quedar bien ante la congregación; o a posicionarnos por encima del que nos escucha, nos lee, nos observa; o para condenar a nuestro interlocutor; o para parecer más espirituales de lo que realmente somos. Nos gusta disfrazarnos. Los usamos sin más unas veces; otras para acusar; a veces con la intención de que alguien ateo se vuelva creyente de repente al oírlo salir de nuestra boca, de nuestra red y caiga rendido de rodillas ante Cristo nuestro Señor. Otras los usamos para arrimar el ascua a nuestra sardina, no vamos a permitir que alguien se nos suba a la parra. Se crean verdaderas guerras de versículos inalámbricos. Unos sueltan unos para atacar y los de enfrente sueltan otros para contraatacar. Otras porque no sabemos decir otra cosa de provecho que salga libre de nuestro pensamiento. Nos hemos alejado tanto del mundo que no sabemos tener una conversación normal si no hay cuñas de versículos cada dos frases. Lo más fácil es decir el verso que sabemos de memoria desde que nos lo enseñaron de pequeños en la escuela dominical o desde que nos convertimos y lo oíamos decir a otros con frecuencia y allá el Señor se las entienda con lo que hemos soltado, porque nosotros ya hemos cumplido hoy, hemos hecho nuestra parte y ahora le toca a él.

Seguir leyendo “Textos Bíblicos Inalámbricos”

El Secreto de Ser Líder y Siervo

2. El secreto de ser líder y siervoEl secreto de ser líder y siervo

La autoridad en el Reino de Dios va en consonancia con la capacidad de una persona de servir a los demás.

José Hutter

En los dos artículos anteriores nos dimos cuenta de que el abuso de autoridad y poder no es ajeno al mundo cristiano. Lo llevamos dentro, muy dentro de nosotros. Es así como el mundo funciona y es muy fácil proyectar esos principios del mundo a la iglesia cristiana. Cuando llegamos al capítulo 20 de Mateo, los discípulos y su entorno habían escuchado ya en varias ocasiones los principios de la gracia divina. Pero todavía no entendieron la materia. Llegó la madre de Jacobo y Juan y pidió los sitios de autoridad y poder a la izquierda y derecha de Jesús cuando él estableciera su Reino. Tenemos la sospecha de que esta pobre mujer simplemente fue empujada por sus dos hijos que no se atrevieron a exigirlo a Jesús directamente. Esto finalmente llevó a Jesús a constatar un principio de liderazgo radical, desconocido en el mundo y pocas veces practicado en el entorno cristiano a lo largo de la historia: el principio del líder siervo. Lo que Jesucristo resume en pocas frases en Mateo 20, lo había establecido como prólogo en lo que llamamos el sermón del monte, que no es otra cosa que la carta magna de la libertad de la vida cristiana.  Jesús dijo: 

“Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:25-28).

No hay mucho que interpretar. No son palabras difíciles de entender. No hay que hacer una exégesis del texto griego para entender una cosa muy sencilla: la autoridad en el Reino de Dios va en consonancia con la capacidad de una persona de servir a los demás. No significa necesariamente que un pastor tenga que limpiar los lavabos de su iglesia regularmente (aunque tampoco pasaría nada si lo hiciera de vez en cuando). Esto significa simplemente que un líder en la iglesia tiene que entender su ministerio como una oportunidad de servir a otros en un espíritu de humildad y no como pretexto para imponer su criterio. 

Seguir leyendo “El Secreto de Ser Líder y Siervo”

Persecuciones Contra Protestantes en México – Siglo XIX

3. Persecuciones contra protestantes en México - siglo 19Persecuciones contra protestantes en México:

siglo XIX

Carlos Martínez García 

Ningún otro país de América Latina tuvo tantos casos de persecuciones contra protestantes en el siglo XIX como México. Esto lo afirma el historiador Hans-Jürgen Prien, en su voluminosa obra Historia del cristianismo en América Latina (Ediciones Sígueme, Salamanca, 1985, p. 775). Desde que leí su afirmación me propuse investigar el tema y, tras dedicarle algún tiempo, el resultado verá la luz como libro en dos o tres meses.

Prien concluyó que a lo largo del siglo XIX el número de mártires protestantes se eleva a 59, entre los que vale la pena advertir sólo un extranjero. Se trata, pues, de protestantes mexicanos, victimados por católicos mexicanos. En efecto, el peso fuerte de la labor misionera evangélica descansaba desde fechas tempranas sobre los hombros de los mexicanos, de manera que en 1892, del total de 689 colaboradores que trabajaban en México, 512 eran mexicanos. Por su parte El Evangelista Mexicano (26/6/1890), reportaba que “sesenta y cinco protestantes han sido asesinados por los romanistas en los muchos motines que la Iglesia romana ha levantado contra el evangelio en México […]”. En la última década de la centuria que nos ocupa, habría más víctimas evangélicas que por mucho superaron el centenar.

Para Hans-Jügen Prien el único protestante extranjero (estadunidense) víctima mortal de la intolerancia fue el misionero John L. Stephens, de la Iglesia congregacional. El hecho tuvo lugar en Ahualulco, Jalisco, el 2 de marzo de 1874. Junto con él cayó abatido por la turba de linchadores Jesús Islas. Por lo menos hubo otros dos estadunidenses protestantes asesinados, uno de oficio zapatero, ultimado en agosto de 1824. Se ocupó del caso José Joaquín Fernández de Lizardi en un escrito de abril de 1825, titulado Todos los buenos cristianos toleran a sus hermanos: decimotercia conversación del Payo y el Sacristán. El tercer extranjero inmolado fue Henri Morris, a consecuencia del ataque sufrido por la congregación evangélica de Acapulco el 26 de enero de 1875.

Seguir leyendo “Persecuciones Contra Protestantes en México – Siglo XIX”

Los Evangélicos Empezamos a Asustar

4. Los evangélicos empezamos a asustarLos evangélicos empezamos a asustar

Que nadie nos imponga dogmáticamente qué es progresista y qué retrógrado, ni que nadie decida por nosotros lo que debemos creer; ni nosotros ni nuestros hijos

Xesús Manuel Suárez

Estaba hoy escribiéndole a un querido hermano para pedirle que participase con una ponencia en el próximo Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia; buscaba cómo explicarle muy brevemente quiénes somos en esta organización, y eché mano de una buena carta de presentación: este artículo de un medio argentino:

Leer que somos “uno de los espacios de lobby político evangélico más poderoso de América Latina” es, sin duda, muy estimulador, teniendo en cuenta que tenemos sólo tres años de vida. Pero además todo el artículo aporta datos interesantes que nos permiten entender algo más sobre cómo nos ven a los evangélicos en general en Iberoamérica.

Desde luego, hay un reconocimiento explícito de la irrupción de los evangélicos en la vida social y política y hay algo que nos sorprende porque no es lo que buscamos: en algunos entornos empezamos a despertar temor. Pero lo que sí buscamos es capacidad de influencia desde la libre confrontación de propuestas y la persuasión, y ahí estamos llegando: se reconoce que estamos pisando con fuerza en la arena pública.

Seguir leyendo “Los Evangélicos Empezamos a Asustar”

Sobre la Oración

5. Sobre la oracionSobre La Oración

Ernesto Contreras Pulido

drernestocontreras@hotmail.com

Que bendición tan grande es ser cristianos, creyentes en el único Dios verdadero que atento a nuestras oraciones, es el único Dios que realmente se comunica con nosotros, nos escucha con amor, misericordia, e interés genuino, y siempre responde a nuestras peticiones.

No menos de mil millones de personas en la India, junto con mil millones más en la China, y otros mil millones en los países musulmanes, jamás han oído de Jesucristo, el único Dios verdadero, y a pesar de su sinceridad, su pasión, y hasta sacrificios, penitencias, y complicadas ceremonias religiosas, no logran hacer que el sol, la luna, los astros, las piedras, el agua, los vientos, la naturaleza, y cientos de ídolos inánimes, sordos y mudos; de yeso, tela, piedra, metal, o palos, se compadezcan de ellos, o siquiera atiendan a sus largas e inútiles oraciones, aunque a veces prolonguen su doliente clamor sin ningún provecho, por días, meses, y hasta decenas de años.

Pero la Biblia dice: Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos. Claman los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias. Cercano está nuestro Dios a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu. Porque no menospreció ni abominó la aflicción del afligido, ni de él escondió su rostro; sino que cuando clamó a Él, le oyó. (Sa 34: 15-18; 22:24).

Seguir leyendo “Sobre la Oración”

Verdaderamente Libres

2. Verdaderamente libresVerdaderamente libres

 “…y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres…”

“…si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres…”

Tomas Castaño Marulanda

Para el tiempo en que Jesús llegó con sus buenas noticias, todos de alguna manera estaban buscando liberarse de algo y todos lo intentaban basados en su idea de verdad.

Los zelotas, campesinos alzados en armas y con estrategias de milicia subversiva, en busca de liberar al pueblo de las opresiones del imperio romano (y de sus secuaces), que con sus estructuras económicas había hecho de los aldeanos unos miserables en busca del pan diario de supervivencia. Ellos descansaban en las promesas y las ilusiones del rey legendario, ungido de Dios que castigaría a los enemigos de Jacob y les daría a los judíos el dominio sobre todas las naciones.

Los esenios aseguraban que los servidores del templo se habían desviado y que el mundo era un lugar impuro y carente de dignidad. Por eso establecieron comunidades privadas en el desierto donde cumplían con rituales diarios de limpieza y celebraban el pan del banquete, mientras esperaban el cumplimiento de los tiempos y la cena escatológica cuando Dios al fin tomara el poder sobre la tierra y los gobiernos, y el templo al fin fuese purificado para partir y compartir el pan frente al “gran rey”. Ellos querían ser libres de la corrupción de las estructuras religiosas, y de la contaminación del mundo.

Seguir leyendo “Verdaderamente Libres”

El Rostro del Mundo Harto

5. El rostro del mundo hartoEl rostro del mundo harto

Llamo con urgencia para redefinir la misión de la Iglesia Cristiana en un mundo predominantemente pobre, despojado, empobrecido.

Juan Simarro

Muchos de nosotros, al igual que otros de entre los no creyentes, podemos ver en los rostros de las personas de las sociedades enriquecidas, hartas y ahítas, el hastío y el aburrimiento por la falta de compromisos y la no asunción de nuevos retos. También se aprecia en las caras de muchas otras gentes trabajadoras de clase media que les rodean.

Este fenómeno de hastío y aburrimiento se puede ver también en el seno de nuestras congregaciones. Es lo que nos apena y nos interesa destacar. Hay una especie de aburrimiento pasivo ante los fenómenos sociales, ante las problemáticas de los diferentes, de los pobres, de los excluidos.

Quizás, se da porque no encuentran, en sus cómodos recintos cúlticos, líneas retadoras para asumir nuevos compromisos, nuevos desafíos teológicos, nuevas ilusiones o dinámicas que eliminen esa especie de vacío interior que les lleva a ese aburrimiento ante las urgencias sociales a las que son llamados como prójimos. Eso lleva al hastío de la vida y de la práctica religiosa.

Seguir leyendo “El Rostro del Mundo Harto”

La Libertad

6. La Libertad.pngLa Libertad

Dr. ErnestoContreras Pulido

drernestocontreras@hotmail.com

¿Por qué Dios permite que los humanos se autodestruyan y destruyan a los demás, a la naturaleza, y hasta el medio ambiente? Aunque parezca sencilla, la respuesta bíblica es la más razonable aunque implica responsabilidades tan tremendas, que muchos han pretendido eliminarlas a base de negar la existencia de Dios para no tener la necesidad de darle cuentas de nuestros actos; o inventar filosofías y escuelas de pensamiento como el conductismo con el que se pretende responsabilizar de nuestras conductas perjudiciales y antisociales, a todos los demás (menos yo), desde los padres, maestros, la cultura, las malas experiencias previas, y la sociedad.

La Biblia dice que a diferencia de los animales cuya conducta, desde su creación y formación, está determinada por la información específica (única para cada especie), contenida en su código genético (ADN), a base de lo que llamamos instintos, el humano fue creado a la imagen y semejanza de Dios.

Se ha interpretado que la imagen de Dios es que tenemos espíritu, por lo que a diferencia de las plantas y animales, y a semejanza de las demás criaturas espirituales, como los ángeles, somos inmortales; además fuimos creados a semejanza de Dios, o sea con libertad para escoger nuestra conducta, aun cuando fuera en contra de la voluntad de Dios. Esto es imposible para una vaca o una tortuga cuya conducta no necesita calificarse de adecuada, decente y productiva o no. Seguir leyendo “La Libertad”

Teología en Tiempos Globales

3. Teología en tiempos globalesFe y cosmopolitismo: hacer teología en tiempos globales

Nicolás Panotto

El modo en que se comprenden las relaciones multiculturales ha ido mutando considerablemente a lo largo de la historia, aunque en estas últimas décadas, con el fenómeno de la llamada “globalización”, ciertos procesos se han profundizado. Hay mucho que se puede decir al respecto, especialmente sobre los modos en que se evalúa dicha instancia. En este sentido, la noción de globalización se juega entre una noción positiva y otra negativa. Es decir, por un lado se comprende como un fenómeno que posibilita el enriquecimiento de procesos de conocimiento mutuo, a través de los intercambios y encuentros con la diversidad de sujetos y culturas que habitan nuestro mundo. Pero por otro, también representa un escenario de dinámicas de poder, donde los tipos de vinculación también son asimétricos entre grupos y países. De esta manera, la globalización representa un fenómeno tanto inclusivo como excluyente.

De aquí surgen dos elementos importantes. Por un lado, hablar de globalización implica una redefinición de cómo se comprenden la construcción de las identidades individuales y sociales. Tal como plantea Néstor García Canclini (2001), somos comunidades y sujetos híbridos. No existen esencialismos nacionalistas, ni culturales, ni políticos, ni sociales, inclusive religiosos. Somos seres y grupos que se construyen desde trayectorias históricas muy diversas, desde procesos interculturales entre geografías cruzadas, desde la conjunción de distintas matrices existenciales, tales como nuestra situación económica, el lugar dentro de las jerarquías sociales, las creencias, las ideologías, etc. La pluralidad que representa lo global no es sólo un elemento descriptivo de los elementos que la componen, sino una cosmovisión antropológica donde lo diverso, lo multi, lo plural, son instancias constitutivas de todos los agentes.

Seguir leyendo “Teología en Tiempos Globales”

Acercándonos a Dios Confiadamente

4. Acercándonos a Dios confiadamenteAcercándonos a Dios confiadamente

Dr. Ernesto Contreras Pulido

drernestocontrears@hotmail.com 

En el Antiguo Testamento, la persona (el Sumo Sacerdote una vez al año), que entraba a la presencia de Dios, en el lugar santísimo (del tabernáculo o el templo de Jerusalén), en forma indigna, caía muerta.

Pero gracias a Dios que la Biblia enseña que Jesucristo es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, y que el día en que Dios Padre cargó en el cuerpo de Jesucristo el pecado de todos nosotros, con su muerte saldó nuestra deuda, de tal manera que todo aquel que cree, acepta, recibe y confiesa a Jesucristo como su único y suficiente Salvador, queda perdonado y revestido de la santidad absoluta de Cristo y, por virtud de ella, puede entrar en la presencia de Dios confiadamente y sin riesgo alguno de caer muerto como consecuencia del justo juicio de Dios sobre su pecado, tanto adquirido por la herencia adámica, como por transgredir voluntaria y conscientemente los mandamientos de Dios (Lc. 1:29 y 36; Is. 53:5-6).

La Biblia dice que durante la crucifixión de Jesucristo, cuando era como la hora sexta (las 12 de mediodía), hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena (las 3 de la tarde); y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad, de arriba abajo. Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Consumado es. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró (Mt. 27:51; Lc. 23: 44-46).

Seguir leyendo “Acercándonos a Dios Confiadamente”

SDGBC, El Llamado Pastoral

6. GBC El llamado pastoralEBED YAHVE. El Siervo de Dios.

EL LLAMADO PASTORAL.

Pbro. Basilio F. Herrera López.

“Cuando hubieron comido Jesús le dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿Me amas más que estos? Le respondió: Si Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos” San Juan 21:15.

El relato bíblico del encuentro de Jesús el resucitado con el apóstol Pedro en el evangelio según San Juan capítulo 21, nos lleva a meditar sobre el llamado de Jesús al ministerio pastoral.

Jesús viene a 7 de sus discípulos que están pescando en el mar de Tiberias, pero no han tenido pesca a pesar de pasar toda la noche intentándolo, pero se presenta un hombre en la playa que les pide de comer y no tienen que darle, pero les dice que echen su red a la derecha y hallarán peces, así lo hacen y no podían sacar la red por la cantidad de peces. Ese hombre es Jesús, el cual les invita a comer, del pescado y pan que tiene sobre las brasas, es aquel que les dijo … “venid en pos de mí y os haré pecadores de hombres”.

Jesús se dirige a uno de ellos, Simón Pedro, aquel que cuando Jesús pregunto ¿Y vosotros, quien decís que soy yo? Contesto con firmeza, “tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”, (Mateo 16:16), aquel que afirmó “Mi vida pondré por ti” Juan 13:37, el que se atrevió a decir “Aunque todos se escandalicen yo no” Marcos 14:29. Un hombre que respondió al llamado de Jesús a orillas del mar de Galilea, que le ha seguido, pero un hombre que aún no ha comprendido lo que significa seguir y servir a Jesús y para que pueda llegar a comprenderlo es necesario que experimente su vulnerabilidad, para así, responder, no con palabras, sino con actitud y entrega a aquel que le llamó, por ello Jesús le dijo: “De cierto te digo que tú, hoy, en esta noche, antes que el gallo haya cantado dos veces, me negarás tres veces” y confiando en sí mismo dijo: “Si me fuere necesario morir contigo, no te negaré” Marcos 14:31.

Seguir leyendo “SDGBC, El Llamado Pastoral”

Conforme al Más Alto Ejemplo de Vida y Experiencia

2. Conforme al más alto ejemplo de vida y experienciaConforme el más alto ejemplo de vida y experiencia que encontramos en Jesucristo

A propósito de la Semana de la Juventud en la IMMAR

Beatriz Flores Garza

En el año de 1999, La Asamblea General de la ONU asignó el 12 de Agosto como el Día Internacional de la Juventud (ONU, 2017), una celebración anual que busca promover el papel de los jóvenes como socios esenciales en los procesos de cambio y crear una oportunidad para generar conciencia sobre los desafíos y problemas a los que estos se enfrentan.

Y efectivamente, desafíos y problemas sociales son las constantes en que viven hoy nuestros jóvenes.

Nuestra Iglesia Metodista ha tenido conciencia, desde sus inicios tempranos, del potencial maravilloso que se encuentra en cada joven y señorita, de tal forma que sólo a unos 16 años de haberse constituido de manera oficial la Iglesia Metodista en México, surge el grupo de jóvenes, llamado en un inicio Liga Epworth, hoy Liga Metodista de Jóvenes e Intermedios. Aunque algunos cronistas mencionan que desde el año 1889 en las Escuelas de Puebla y Pachuca, existían ya organizaciones juveniles con el nombre de Emulación Cristiana muy semejante a la Liga Epworth.

Seguir leyendo “Conforme al Más Alto Ejemplo de Vida y Experiencia”

Palabra Presente, Palabra que Libera

6. Palabra presente Palabra que liberaLa Biblia: Palabra presente, Palabra que libera

Alan Sánchez Cruz 

Agosto de 2018

Cuando Johannes Gutenberg imprimió su primer libro a gran escala mediante el sistema de tipos móviles, era la mitad del siglo XV y, probablemente, desconocía el significado que a la postre tendría facilitarle la lectura del Libro Sagrado al pueblo alemán y al mundo. Como él, los propios redactores de la Biblia ignoraron la trascendencia que las historias acerca de un pueblo que se relacionó con su Dios tendrían para la comunidad creyente en nuestros días y, además, en nuestro lenguaje.

            La Biblia es el Libro por excelencia, aunque, estrictamente, se dirá que es un conjunto de libros (Biblos, de ahí su nombre), pues contiene un texto plural que no se da en una sola pieza y, al tener escritos de diversos autores, se entiende que en su formación hubo un proceso de organización y redacción de aproximadamente once siglos. En su Breve historia del texto bíblico, Don Gonzalo Báez Camargo dice:

No es posible determinar con exactitud el número y la identificación de los escritores bíblicos originales ni de los compiladores, revisores y redactores del texto final, que realizaron su labor en una gran diversidad de circunstancias culturales y situaciones históricas que inevitablemente influyeron en ella. Esa labor se realizó en el contexto de la historia de un pueblo, el judío[1].

Seguir leyendo “Palabra Presente, Palabra que Libera”

La Omnipresencia de Dios

7. La Omnipresencia de Dios - Ernesto ContrerasLa Omnipresencia de Dios

Dr. Ernesto Contreras Pulido

La Biblia dice: Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos; has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, Tú la sabes toda. Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste Tu mano. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Es tan elevado, que no lo puedo comprender.

¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás Tú; y si en el Sepulcro hiciere mi morada, he aquí, allí Tú estás. Si tomara las alas del alba habitará en el extremo del mar, aun allí me guiará tu mano, y me sostendrá Tu diestra. Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán; aun la noche resplandecerá alrededor de mí. Aun las tinieblas no encubren de Ti, y la noche resplandece como el día, pues lo mismo te son las tinieblas que la luz (Salmo 139:1-12).

El salmista escribió: Desde los cielos miró Jehová; y vio a todos los hijos de los hombres; desde el lugar de su morada miró sobre todos los moradores de la tierra, pues Él formó el corazón de todos ellos, y atento está a todas sus obras,  ySalomón agregó: He aquí que los cielos, y los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿Cuánto menos esta casa que yo he edificado? Y Pablo complementa: El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, pues Él es quien da a todos vida, aliento, y todas las cosas, para que busquemos a Dios, pues ciertamente no está  lejos de cada uno de nosotros; porque en Él vivimos, y nos movemos, y somos. ¿O ignoran que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en nosotros, el cual tenemos de Dios? Glorifiquemos pues, a Dios en nuestro cuerpo y espíritu, los cuales son de Dios (Sal. 33:13-15; 1 Re 8:27; Hch. 17:17-28; 1 Co 6:19-20).

Seguir leyendo “La Omnipresencia de Dios”