Categoría: Artículos de Reflexión

El Hogar, Fundamento de la Educación

El hogar, fundamento incambiable de la educación

Área Nacional de Testimonio Cristiano
Comisión Nacional de Acción Social

EL HOGAR, FUENTE FORMATIVA DEL INDIVIDUO

Por muchas razones algunas de ellas hasta justificadas, hoy en día estamos viendo como la educación, la transmisión de los valores y principios, los padres de familia hemos estado delegando esta responsabilidad a terceras personas. Es triste ver como hoy en día no nos podemos dar tiempo para ver cómo van nuestros hijos en la escuela, o a lo mejor ni nos hemos enterado si ya aprendieron a leer, sumar, o que es un verbo. Son los padres los que nos ganamos los primeros gestos de confianza y de satisfacción de nuestros hijos. Por lo tanto son los padres, el modelo a seguir por los hijos. No demos a otras personas el privilegio de contribuir en la formación de nuestros hijos. Estemos con ellos en sus primeras planas de caligrafía, en su primera suma, en su reto por aprender cálculo, álgebra y sin lugar a dudas estaremos con ellos y recibiremos de ellos el primer apretón de manos de todo un profesionista. Se ha comprobado que los primeros años del individuo son factor clave para su formación, más todo padre de familia sabe que nunca se dejará de ser Padre – Maestro; nuestro papel de maestros es vigente desde que nace nuestro primer hijo y nunca más terminará.

DOCE PRINCIPIOS PARA CONTRIBUIR EN LA EDUCACIÓN ESCOLAR FORMATIVA EN LOS HIJOS

  • Aparte cada día un tiempo para revisar el cuaderno de tareas, ¿qué es lo que realizó en la escuela? Siempre tenga una palabra de motivación conforme va revisando los cuadernos.
  • Ayude orientando a su hijo para que haga la tarea, pero no la haga usted, contribuya a crear el hábito de la responsabilidad y el de sobreponerse a querer abandonar las cosas, cada tarea es un reto para su hijo.
  • No cambie métodos o procedimientos de la enseñanza del maestro para no confundirlo. Juntamente con su hijo aprenda el único sistema de enseñanza.
Seguir leyendo “El Hogar, Fundamento de la Educación”

Contexto Histórico-Teológico de las 5 Solas

El contexto histórico-teológico de las cinco solas de la Reforma

Las solas tienen que ver con ciertos puntos importantes con respecto a cómo conocer y apropiar los beneficios que Dios nos ofrece en el evangelio.

Andrés Messmer

Durante los últimos años, he notado que muchos pastores y teólogos del mundo de habla hispana han afirmado que las cinco solas de la Reforma —sola Escritura, solo Cristo, solo por gracia, solo por fe y solo a Dios la gloria— forman el centro de la fe cristiana. Hace pensar que en su conjunto dichas solas resumen de manera suficiente las enseñanzas básicas de la Biblia y de nuestra salvación.

Sin embargo, dicha afirmación no puede ser correcta por varios motivos. Por ejemplo, ¿dónde está el Espíritu Santo? ¿dónde está la creación y la consumación? ¿dónde está la Trinidad? etc. También, si las cinco solas constituyen el centro de la fe cristiana, ¿por qué no las encontramos bien desarrolladas en la Iglesia primitiva? ¿o medieval? ¿o reformada? Sí, los lectores lo han leído bien: las cinco solas no fueron agrupadas como tal hasta después de la Reforma protestante y ni los reformadores mismos afirmaban que las cinco solasformaban el meollo de la fe cristiana. Es verdad que tres solas—sola gracia, sola fide y sola Escritura— fueron más o menos agrupadas durante el s. XVI, pero es incorrecto afirmar que las cincosolastal cual forman el centro de la fe cristiana. Lo que sí encontramos en la Iglesia primitiva, medieval y reformada es una gran preocupación por entender los grandes credos, y sobre todo el credo niceno constantinopolitano, porque los cristianos los veían como guías fieles a la interpretación correcta de la Biblia.

Más bien, las cinco solas nacieron en un contexto histórico-teológico muy concreto y así reflejan algunas preocupaciones importantes de la Iglesia protestante a partir del s. XVI. En este artículo, me gustaría explicar el trasfondo histórico-teológico de las solasde la Reforma y así ayudar a los lectores a situarlas en su contexto [1]. En resumen, el centro de la fe cristiana es la persona y obra de Dios, y las solas tienen que ver con ciertos puntos importantes, con respecto a cómo conocer y apropiar los beneficios que Dios nos ofrece en el evangelio.

Seguir leyendo “Contexto Histórico-Teológico de las 5 Solas”

Cuando la Biblia se convirtió en maldición

Cuando la Biblia se convirtió en una maldición

Rvdo. Juan María Tellería Larrañaga *

Puede parecer un enorme contrasentido decir que la Santa Biblia, para los cristianos la Palabra revelada de Dios y elemento básico en el establecimiento de nuestra fe, llegue a convertirse en una maldición. Suena casi a blasfemia. Pero lo cierto es que, si bien para la Iglesia universal de Cristo las Sagradas Escrituras constituyen una evidente bendición, por otros derroteros va el asunto en lo que se refiere al mundo de las sectas fundamentalistas, en las que lecturas impropias, manipuladas y manipulables, de la Biblia han generado unas corriente de pensamiento que solo contribuye al desprestigio de las Escrituras en sí mismas y, lo que es peor, del mensaje del evangelio y hasta del propio Dios.

Nos proponemos con esta reflexión, nacida de una experiencia de muchos años de ministerio pastoral y docencia de las Sagradas Letras —y de una preocupación muchas veces expresada acerca de este tema—, llamar la atención al grave peligro que representa el dejar la Santa Biblia al arbitrio de gentes fanatizadas e ignorantes, que desconocen por completo la obra de Cristo, y han llegado a reducir su vivencia religiosa a la adoración literal de un ídolo de papel, con las consecuencias trágicas que de ello se derivan en las vidas de denominaciones, congregaciones, familias e individuos. Dios ayude a estas personas, y a todos nosotros.

Indicamos a continuación una serie de postulados, muy difundidos en las filas de las sectas fundamentalistas, que contienen en sí mismos la génesis de este proceso de descrédito de la Biblia y su mensaje. Helos aquí:

Seguir leyendo “Cuando la Biblia se convirtió en maldición”

El Discernimiento

El Discernimiento

Dr. Ernesto Contreras Pulido

Desde que amanecemos y abrimos los ojos, tenemos que hacer decisiones. Unas sencillas, triviales y no trascendentales, otras rutinarias y que no cuestan mayor esfuerzo; pero de una u otra manera, constantemente nos enfrentamos ante la necesidad de hacer decisiones importantes y trascendentales. Hace unos días, en el hospital, un cirujano de corazón, tuvo que hacer la decisión de darse por vencido, cuando después de múltiples intentos, sofisticadas tecnologías y maravillosos medicamentos, no pudo hacer que el corazón de un varón de menos de cuarenta años, con esposa y diez hijos todos menores de 15 años, siguiera palpitando.

Muy probablemente usted no es un cirujano de corazón y no se enfrenta a estos monumentales retos habitualmente, pero no por eso se deben considerar menos demandantes los retos que 24 horas al día enfrenta una mamita linda con un hijo súper inquieto, de dos años de edad como uno de mis nietos que, a veces hasta cada 20 minutos, se golpea o pone en peligro su integridad.

Por la lectura y estudio de las Sagradas Escrituras, nosotros entendemos que la voluntad de Dios es que todos los que, por la gracia de Dios hemos creído, aceptado, recibido y confesado sinceramente, a Jesucristo como nuestro único y suficiente Salvador, seamos no sólo buenos hijos de Dios, sino también excelentes siervos de Jesucristo e instrumentos útiles y sumamente productivos en sus manos para honra y gloria de Dios, para edificación de su iglesia y para bendición de este mundo perdido que vaga sin Dios, sin luz y sin esperanza. Irremediablemente hacia el juicio apocalíptico y la sustitución de este planeta por cielos nuevos y tierra nueva.

Seguir leyendo “El Discernimiento”

EDITORIAL

EDITORIAL
Sólo hablamos de dinero

“Yo no debería estar aquí, sino en la escuela al otro lado del océano. Sin embargo, ustedes acuden a nosotros, los jóvenes, en busca de esperanza. ¿Cómo se atreven? Me han robado mis sueños y mi infancia con sus palabras vacías. Pero yo soy de los afortunados. La gente está sufriendo, la gente está muriendo. Ecosistemas enteros están colapsando.
Estamos en el comienzo de una extinción masiva, y de lo único que ustedes pueden hablar es de dinero y de cuentos de hadas de crecimiento económico eterno. ¿Cómo se atreven?”
.

Greta Thunberg, 16 años, activista sueca, discurso en Cumbre sobre Acción Climática de la ONU, 23 de septiembre de 2019.

Las riquezas siempre han estado presentes en los grandes conflictos de la humanidad: desde las grandes conflagraciones políticas y militares, hasta los “grandes” conflictos espirituales del individuo. Nuestro Señor Jesucristo es muy claro cuando crítica a escribas y fariseos (a los de los tiempos bíblicos y a los de hoy), porque “diezman la menta y el eneldo y el comino, y dejan lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe”. Y sentencia: “Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello” (Mt. 23:23).

Los principios de la mayordomía cristiana son la justicia, la misericordia y la fe. Nunca las ganancias. Por algo, aquel joven rico sin nombre es de los únicos que acuden a Jesús en busca de respuestas y se va más triste de lo que llegó. La triste y pobre “espiritualidad” que le proporcionaban sus riquezas es mayor que la promesa trascendente de la espiritualidad que comparte Jesús.

Pero el mal de aquel joven, muchas veces es nuestro mal. Debemos comprender y asumir que somos mayordomos del Reino. Y esa mayordomía conlleva la responsabilidad del servicio al prójimo para generar, no “ganancias”, sino justicia y misericordia. Más claro, ni el agua:

“Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”.

Lc. 16:13.

La Iglesia Metodista de México proclama, en el primero de sus principios sociales, que el mundo visible es creación de Dios y nos ha encargado su cuidado. Somos mayordomos de la creación, no sus dueños. Por lo tanto, cualquier interés o práctica que perjudique el medio ambiente, la naturaleza, la vida salvaje y la dignidad humana, es un atentado contra la creación del Señor, y debe ser prevenida, detenida y combatida.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

Jesús Experimentó la Lucha de Poder entre los Suyos

Jesús experimentó la lucha de poder entre los suyos

Estamos llamados a discernir por el Espíritu y a la luz de la Palabra cuales son los aspectos y los puntos de manera específicas, dentro de los espacios que controlamos, que nosotros hemos convertido en espacios de poder.

Tomás Gómez Bueno

En su ministerio Jesús enfrentó en diferentes ocasiones los aspectos más sobresalientes y complejos de la naturaleza humana. Unas veces velados y otras con desenfado y sin sonrojo, personajes de diversos talantes manifestaron ante el Maestro su condición interior, sus valores, sus conceptos, su forma de ver la vida y asumirla. Así, Jesús tuvo que discernir aspectos profundos del ser humano como la ambición, la incredulidad, la avaricia, la corrupción, la sed de dominio, la envidia, la falsedad y la hipocresía.

En todas estas situaciones que se les fueron presentando en su ministerio, el Maestro dio ejemplo de sus excepcionales y supremos atributos para establecer principios que hoy nos sirven de guía para orientarnos en la mejor manera de vivir.

El nepotismo, que es la práctica que busca aprovecharse de bienes y posiciones públicas y de influencia con fines avariciosos y ególatras, colocando bajo su control a familiares o personas muy cercanas a nosotros, fue una de las presiones a que fue sometido Jesús. Es la madre de dos de sus discípulos (Santiago y Juan) que le pide al Señor que coloque en su reino a sus dos hijos, uno a la derecha y otro a la izquierda.

Seguir leyendo “Jesús Experimentó la Lucha de Poder entre los Suyos”

La Salvación sin Santidad

La Salvación sin Santidad

Dr. Ernesto Contreras Pulido

Los cristianos evangélicos creemos que sin santidad nadie verá a Dios y la Biblia enseña que la santidad y perfección necesarias para entrar al cielo, independientemente de lo mucho o poco que hayamos avanzado durante nuestro peregrinar terrenal, hacia la santidad y perfección cristiana, y hacia la estatura del varón perfecto (Jesucristo), ésta nos será dada en plenitud, como parte del paquete de la gracia (salvación, regeneración, resurrección, glorificación, etc.), en un instante y por los méritos de Jesucristo, en el momento de la primera resurrección, en la segunda venida de Cristo, cuando todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea resucitado, glorificado y transformado a la imagen del cuerpo de resucitado de Jesucristo, y presentado delante de Dios, ya sin relación con el pecado.

Tanto el pecador que aceptó al Señor Jesucristo con su último aliento y nunca pisó un templo, nunca se bautizó, ni nunca hizo obras dignas de arrepentimiento que lo hiciera parecer cristiano, lo mismo que como Josué, María y tantos otros que desde niños o adolescentes vivieron una vida cristiana ejemplar (no perfecta), entrarán al cielo por la gracia de Jesucristo, con la misma santidad y perfección en plenitud, recibida por los méritos de Jesucristo.

También creemos que nuestro espíritu es salvo en plenitud en el momento de creer, aceptar, recibir y confesar a Jesucristo como nuestro Salvador; que nuestro cuerpo será salvo instantáneamente, en un abrir y cerrar de ojos, al tocarse la final trompeta, en momento de la primera resurrección (la de los salvos); y también creemos que el alma (las funciones mentales, los sentimientos, la voluntad, la inteligencia, etc.), es salva progresivamente, creciendo hasta alcanzar la estatura del varón perfecto que es Jesucristo, durante toda la vida terrenal.

Seguir leyendo “La Salvación sin Santidad”

Del Protestantismo Imaginado al Real

Del protestantismo imaginado al realmente existente: de la persuasión a la tentación impositiva

Hoy es imprescindible reforzar las tareas educativas que difundan el valor de esa frágil virtud que es la tolerancia.

Carlos Martínez García

“La historia de las relaciones entre judíos y cristianos, y después la historia de las divisiones dentro de la cristiandad, es en cierto sentido la historia de la interpretación bíblica. Las partes se han encontrado frente a frente, inclinadas ante una página sagrada que veneran en común pero que sólo ha servido para acentuar su separación”.

Jeroslav Pelikan.

Hace noventa años una generación de liderazgos protestantes/evangélicos soñó cuál sería el futuro del protestantismo en América Latina. Del 20 al 30 de junio de 1929 tuvo lugar en Cuba el Congreso Evangélico Hispanoamericano de la Habana. Correspondió al mexicano Gonzalo Baéz-Camargo ser el presidente del evento y “escribir una exposición e interpretación de los trabajos de la magna Asamblea” [1].

El documento mencionado defiende la legitimidad del cristianismo evangélico en Latinioamérica. Hace una descripción del contexto socio espiritual del Continente y el rol a desarrollar por los creyentes protestantes en territorio dominado por el catolicismo romano. Glosa los temas tratados en el Congreso, así como evalúa el estado de las iglesias protestantes y sus organizaciones en América Latina.

Seguir leyendo “Del Protestantismo Imaginado al Real”

El Engaño de las Riquezas

El engaño de las riquezas

Qué acostumbrados estamos a ellas; al ajetreo cotidiano, los pequeños salvavidas de rutinas… y olvidar del todo que el reino de los cielos existe.

Noa Alarcón Melchor

“Otros son como lo sembrado entre espinos: oyen la palabra, pero las preocupaciones de esta vida, el engaño de las riquezas y muchos otros malos deseos entran hasta ahogar la palabra, de modo que esta no llega a dar fruto”.

Marcos 4:18-19.

Jesús habla de cuatro tipos de personas en la parábola del sembrador (Mr. 4). Asombrosamente, según sus palabras, solo uno de cada cuatro creyentes produce fruto en abundancia. No parece ser lo que se dice… pero sí se parece mucho a lo que se hace. Hemos sido llamados a que nuestro estado natural en Cristo sea ser fructíferos, prósperos y abundantes, como una semilla que cae a tierra y crece tal y como se corresponde. Esto no tiene nada que ver con la teología de la prosperidad, porque la enseñanza de Jesús no es que vamos a ser los que manejemos el cotarro en un sistema económico en el que para que haya unos cuantos con jets privados otros muchos deben empobrecerse. No. El verdadero evangelio habla de una prosperidad que nos corresponde como habitantes de la tierra, lejos de los lujos superfluos de quienes necesitan cosas para sentirse importantes. Me da por pensar si puedo reconocer a estos tipos de creyentes en mi experiencia directa:

Si la palabra no crece en nosotros, dejamos las puertas abiertas a que Satanás venga y haga y deshaga en nuestras vidas como si tuviera autoridad para ello (que no la tiene). Él siempre intentará quitarnos toda semilla de la palabra que intente crecer, toda esperanza, todo fruto de fe. Con mucha gente lo hace sistemática y continuamente. Son los que desconfían de que la Biblia, en el fondo, tenga razón y sea verdad. Los hay que se dejan llevar por el escepticismo pensando que es la mejor opción. Los hay que, a pesar de no creer, asisten a la iglesia, cantan las alabanzas y se aprenden los textos, pero desconfían cuando ven que la lectura sola no conduce a la fe sin voluntad y valentía. Cuando más desconfían, más roba Satanás. Cuanto más roba Satanás en ellos, más desconfían.

Seguir leyendo “El Engaño de las Riquezas”

¿Fracasó la Escuela Dominical?

¿Fracasó la escuela bíblica dominical?

Invertir en los niños implica desarrollar métodos y técnicas que eleven la calidad didáctica de la educación bíblica.

Tomás Gómez Bueno

“La escuela bíblica es el corazón de la iglesia”. Quienes que hemos asistido por algún tiempo a una congregación evangélica, hemos escuchado esta frase con bastante frecuencia; sin embargo, en la actualidad no estamos tan seguros de que ese corazón esté funcionando en las mejores condiciones de salud, y los síntomas de esos malestares parecen sentirse no solo en el cuerpo de la Iglesia, sino en toda la anatomía de la sociedad en general.

Si atendemos las estadísticas que dan cuentan de la condición de la niñez en América Latina, tenemos que admitir que nuestra soñada y romántica escuela bíblica dominical –en las iglesias que todavía la imparten– amerita una profunda revisión.

Se verifica en las adolescentes de nuestros países un alto índice embarazos. Se habla de niñas de hasta nueve y diez años que ya son madres. La participación de niños y adolescentes en actividades delictivas es alarmante y los niveles de maltrato infantil son gravemente escandalosos.

“Eso nada tiene que ver con la escuela bíblica”, dirían algunos. Sin embargo, aunque no tenemos estadísticas precisas, son muchos los niños de nuestras urbes que alguna vez han sido miembros de una escuela dominical de la que funcionan en nuestras iglesias. Tuvimos la oportunidad de trabajar con sus vidas, pero no supimos o no pudimos retenerlos. Simplemente se nos fueron. Fallamos.

Seguir leyendo “¿Fracasó la Escuela Dominical?”

Alfabetización en la Era Digital

Día Internacional de la Alfabetización en la Era Digital

Mtra. Dulce M. Vázquez Caro

Es un hecho que hoy en día, en las escuelas se han reforzado los programas de estudio con el afán de desarrollar las habilidades tecnológicas en los niños, adolescentes y jóvenes universitarios, pero también es un hecho que las tecnologías tienen un crecimiento vertiginoso. En los entornos educativos, el docente tiene una figura que aún es insustituible, pero como individuos, tenemos un viaje bastante largo que recorrer en este ámbito. Las escuelas deben hacer inversiones en plataformas que generen entornos colaborativos y que desarrollen las habilidades y valores en nuestras comunidades educativas, tales como el respeto, calidad en las investigaciones, colaboración en equipos multidisciplinarios, uso de fuentes de información confiables, plataformas que ayuden en la evaluación de las competencias y que faciliten la labor docente, entre otras, las cuales deberán estar centradas en el individuo. Por otra parte, el docente debe tener el compromiso de usarlas en beneficio de su sociedad, siendo él mismo agente de cambio y esforzándose por no quedarse en el veloz viaje de las tecnologías; de igual manera, nuestros alumnos deberán esforzarse por hacer uso responsable de las TIC’s para su crecimiento personal y profesional.

AMIPCI (2019) publica en su Estudio sobre los hábitos de los Usuarios de Internet en México 2019, que el 82% de la población utiliza Internet para comunicarse en sus redes sociales, siendo Facebook la preferida en México; también menciona que la suma de los demás rubros dan un porcentaje muy alto, el cual se utiliza para actividades de entretenimiento, en contraparte al 42% de las personas que usa Internet para estudiar.

Los datos anteriores nos deben poner alertas, ¿En qué invierte su tiempo la mayor parte de la población? esto nos lleva a suponer que el hecho de que nos pasemos pegados a un dispositivo móvil o computadora no quiere decir que seamos expertos en el buen uso de estos medios de comunicación.

Seguir leyendo “Alfabetización en la Era Digital”

¿Quién Es el Que me Ha Tocado?

¿Quién es el que me ha tocado?

Dr. Ernesto Contreras Pulido

En la Palabra de Dios (La Biblia), hay varias ocasiones en que Dios les hizo preguntas a los humanos, y nosotros sabemos, por el estudio de las Sagradas Escrituras, que nunca fue con el afán de recibir alguna información y menos consejo, pues la Palabra de Dios dice que Dios es omnisciente (que todo lo sabe) y que por presciencia, sabe de antemano lo que va a pasar, sin que necesariamente lo determine. Al respecto, el salmista exclamó asombrado: “Oh Jehová, tú me has examinado y conocido, y todos mis caminos te son conocidos, pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda” (Sal. 139:1-7; 1 Pe. 1:2).
Así, podemos entender que las preguntas de Dios tienen como propósito que en el momento preciso meditemos y reconozcamos, aceptemos y reafirmemos alguna de las verdades o promesas de Dios para nosotros o aprendamos a través de las respuestas que Dios mismo nos da alguna lección que nos sirva para madurar en nuestra vida cristiana y nuestra relación personal con Dios.

Un ejemplo de tales preguntas de Dios está, tanto en el evangelio de Mateo como en el de Marcos y Lucas (los evangelios sinópticos), con un propósito deliberado de Dios en donde se narra, en un mismo relato, la historia de dos personajes totalmente diferentes a los que, sin embargo, Jesucristo les aceptó, escuchó, ministró y concedió aún más de lo que le pidieron y hubieran esperado.

Dice el relato: “Cuando volvió Jesús, le recibió la multitud con gozo; porque todos le esperaban. Entonces vino un varón llamado Jairo, que era principal de la sinagoga, y postrándose a los pies de Jesús, le rogaba que entrara en su casa, porque tenía una hija única, como de doce años, que se estaba muriendo. Y mientras iba, la multitud le oprimía; pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre”.

Seguir leyendo “¿Quién Es el Que me Ha Tocado?”

Travesía de Una Migrante

Testimonio real de una migrante cubana

En nuestra congregación, todos los miércoles hemos optado por visitar refugios de migrantes para llevar de cenar rico. En uno de los refugios conocí a “Betsy” (pseudónimo), una joven cristiana de Cuba que buscaba mejores oportunidades en Estados Unidos. La pedí que me contara su historia, de cómo había sido su proceso, y aquí está lo que me escribió.

#PlaticaConUnMigrante

Pbro. Otoniel Rendón Ponce


Hola, soy “Betsy”, tengo 23 años y soy cubana. Quisiera comentarles un poco sobre la situación de mi país, los aspectos que me hicieron abandonarlo y algunas de mis experiencias en el camino hacia los Estados Unidos.
No es nada nuevo que Cuba es una isla llena de problemas y escasez. Desde hace años carga con un régimen que no abandona el poder y que hace y deshace a su antojo. En mi país han hablado mucho sobre el socialismo, la igualdad, y que somos una potencia en salud y educación, pero la realidad es otra, son mentiras que nos dicen cada día insultando la inteligencia de miles de cubanos que viven dentro y fuera de la isla.

La atención médica y la educación son gratis, pero de nada vale si muchas veces no hay médicos en los hospitales. Te atienden personas poco capacitadas, no hay las medicinas que necesitas y, o se mandan a pedir a otro país o hay que comprarlas en la calle, en los mercados negros. Tienes que andar llevándoles regalos a los médicos para que te garanticen un buen servicio. Y lo mismo ocurre en las escuelas.

Seguir leyendo “Travesía de Una Migrante”

Feminismos y Hembrismos

Feminismos y hembrismos

Curiosamente nadie lucha por el amor,
el de verdad, no sólo el erótico y sentimental.

Pedro Tarquis

No hace falta decir que está de moda posicionarse a favor del feminismo. Y como toda palabra que cae en abuso, cae en desuso su significado original. Como amor, libertad, tolerancia, que son utilizados a menudo por quienes odian, tiranizan al prójimo o son intolerantes.

Inicialmente el feminismo nació con raíces sociales e ideológicas protestantes en EEUU, fundamentalmente en torno al movimiento sufragista, el derecho al voto de la mujer. Hoy nadie se atrevería a cuestionar este aspecto, como todos aquellos en los que los derechos fundamentales de hombres y mujeres son los mismos como seres humanos y ciudadanos.

Pero a partir de este inicio, el feminismo se amplió a horizontes nuevos, muchos legítimos, pero se fue mezclando con conceptos vinculados a otro tipo de ideologías, especialmente la denominada ideología de género, que enfatiza el derecho al aborto sin considerar la vida humana en gestación, una sexualidad “libre” que es en realidad anárquica (ya fracasó con el movimiento hippy), y sobre todo una indefinición de la identidad sexual (mujer y varón) convirtiéndola en sexualidad fluida bajo el paraguas de “géneros”.

Seguir leyendo “Feminismos y Hembrismos”

Posiciónate

Posiciónate

El auténtico ritual debe estar avalado por el compromiso
con el prójimo, con el hombre y, fundamentalmente,
el hombre necesitado.

Juan Simarro

Se trataría de ver cuál es nuestro posicionamiento con respecto a los sufrientes de la tierra. Quizás, el posicionamiento más acertado y preciso sería el que se hace con la preposición “con”, “estamos con los ellos”. Sin embargo, hay un posicionamiento que también usó Jesús, y que no se debe dejar de lado. Es el uso de la preposición “desde”, “desde los pobres y sufrientes”. Habría otras preposiciones válidas y otras frases para definir el posicionamiento de Dios y el nuestro con respecto a los pobres: “al lado de, entre, en medio de, junto a…”. Sin embargo, el uso de las preposiciones “con” y “desde”, lo veo en este momento como algo muy revelador que puede ser aplicado tanto a Dios como a sus seguidores.

Hacer evangelización en esta tierra, en nuestro aquí y nuestro ahora, desde los pobres, es algo que habría que repensar y hacer, siguiendo los parámetros de Jesús. Jesús no evangelizó desde posicionamientos al lado de los poderosos y enriquecidos de este mundo. No lanzaba sus mensajes desde las formas de pensar de los integrados en el sistema mundo. No predicaba desde los posicionamientos de los religiosos de su época, ni desde aquellos autoconsiderados puros. Jesús evangelizaba, lanzaba sus mensajes que, lógicamente, eran para todo el mundo, pero desde su compromiso con los marginados, los empobrecidos, los estigmatizados, los proscritos y desclasados.

Es por eso que creo que la iglesia yerra cuando se pone al lado de los integrados, cuando admira a los poderosos, a los ricos y acumuladores de la tierra, y, desde estos posicionamientos, lanza sus mensajes evangelizadores. No hay autenticidad cristiana, si no tomamos a Jesús como modelo. Los mensajes solo desde los integrados en el sistema mundo, los ricos y los poderosos, el tener a éstos como puntos de referencia, aunque sea inconscientemente, hará que esos mensajes desde esos posicionamientos erróneos, caigan sobre las gentes como nieve fría en sus corazones. ¿Sería duro hoy que nos acostumbráramos a evangelizar desde los proscritos y los pobres de la tierra, desde posicionamientos cercanos a los sufrientes de este mundo, o sea, desde los posicionamientos de Jesús? Habría que hacer mucha pedagogía sobre esto.

Seguir leyendo “Posiciónate”