Categoría: Artículos de Reflexión

La Iglesia y el Reto de Superar la Crisis

La Iglesia y el reto de superar la crisis

Tiempos de crisis y nuevos desafíos para la iglesia. Estamos frente a una oportunidad para que todos los creyentes ejerzan sus dones.

Abner Alaniz Rangel

Boris Cyrulmik, Neurólogo y Psiquiatra, señala: “Después de una catástrofe, siempre hay una revolución”; “El virus del hambre mata a 8,500 niños al día” ¿Cómo se movilizará la Iglesia en México, ante estos señalamientos y ante el coronavirus?

La propagación del coronavirus ha provocado cambios en la convivencia social, por lo que sumándose a las medidas de las autoridades diferentes congregaciones religiosas en nuestro país, han cerrado sus templos. Pero los servicios litúrgicos no serán clausurados, sólo cambiarán de escenario. En un domingo regular, miembros de diferentes credos se reúnen con cientos de personas con su misma fe, en esta oportunidad no será posible por instrucciones de las autoridades, por eso líderes eclesiásticos han optado por convertir a Facebook en su templo virtual.

Ante la emergencia sanitaria que se enfrenta por la crisis del coronavirus, la Iglesia se ha movilizado y con ella todos los recursos para ofrecer “el servicio, acompañamiento, ayuda y oración a todos los afectados y a toda la sociedad, para servir al bien común”. Se destacan las más de 175 iniciativas de la Iglesia en las diócesis que “atienden necesidades pastorales, espirituales, sociales, asistenciales, educativas y de entretenimiento ocasionadas por el confinamiento”. NO se emocione, Estimado lector, esto no sucede en México, ¡es en España! Respecto a México, no cuento con información al respecto.

Seguir leyendo “La Iglesia y el Reto de Superar la Crisis”

Volveremos a Encontrarnos

Volveremos a encontrarnos… ¿y si no?

Harold Segura

La fe en Jesús nos permite aceptar estas dos posibilidades: que nos volvamos a encontrar, porque la esperanza nos sustenta y mantiene siempre viva la mirada hacia el mañana. Cantaba el salmista: “Porque tú, Señor, eres mi esperanza, mi refugio, Señor, desde mi juventud” (Salmos 71:5).

Pero, gracias a esa misma fe, aceptamos nuestra finitud y vivimos consciente de los límites de nuestra humanidad. “Hay un tiempo para nacer y un tiempo para morir” (Eclesiastés 3:2). No procede del Evangelio la negación de la muerte, ni la exoneración de los males de este mundo. Eso lo inventaron otros.

A propósito del tema, Martín Lutero, el reformador protestante del siglo XVI, ante el peligro de muerte por la peste bubónica que azotaba a la Europa de aquellos años, hizo público su compromiso de cuidarse: “Debo evitar lugares y personas para quienes mi presencia no es necesaria para no contaminarme, y posiblemente infectar y contaminar a otros para causar su muerte como resultado de mi negligencia”.

Seguir leyendo “Volveremos a Encontrarnos”

No Podemos Congregarnos

No podemos congregarnos
¿Qué podemos hacer? ¿El Internet es una solución definitiva?

Mientras la incertidumbre sobre una pandemia inesperada crece, los desafíos tecnológicos de la iglesia aumentan y generan cada vez más preguntas.

J. Amill Santiago *

Durante las últimas semanas hemos estado viviendo en un mundo de apariencia distópica. Virtualmente todos los países del mundo han aplicado medidas de cuarentena, cerrando escuelas y negocios, así como cancelando eventos de gran y pequeña escala, incluyendo los cultos de la iglesia. A la luz de esta tragedia global, muchas iglesias han despertado a su nueva realidad: deben renovarse.

Este ha sido un duro golpe para las iglesias, particularmente para aquellas cuyos ministerios no cuentan con herramientas en línea. Si bien todas las iglesias se están viendo afectadas de una manera u otra a causa de la pandemia producida por el COVID-19, las iglesias sin una ‘presencia’ en línea han experimentado aún más desafíos que aquellas que sí la tienen. “En esa categoría, cae alrededor del cincuenta por ciento de nuestras iglesias, y eso es un número conservador”, opinó Jesse Contreras, asociado de la Convención Bautista del Sur de Texas.

La realidad de la iglesia presencial
¿Es una transmisión en vivo exactamente lo mismo que asistir al culto presencial? ¿Deberíamos tomar la Cena del Señor virtualmente? Incluso un rápido vistazo a las verdades del Nuevo Testamento dejaría claro que la respuesta a estas preguntas es que nada puede sustituir la naturaleza presencial de la iglesia.

Seguir leyendo “No Podemos Congregarnos”

¿Hay Una Iglesia en mi Casa?

Pero… realmente, ¿hay una iglesia en mi casa?

Carlos Alejandro Muro Flores

La inercia del activismo término para dar paso al sedentarismo frente a una pantalla; o para dar lugar a una Iglesia intencional y viva en todo lugar, nosotros decidimos.

Hemos escuchado y leído en estas semanas la frase: “Nosotros somos la iglesia” o “las personas somos la iglesia”. Verdaderamente somos el templo del Espíritu Santo pues Él vive en nosotros si somos creyentes. Pero él cuestionamiento no es si creemos o no, se trata de ser más reflexivos en nuestro quehacer diario.

Ser IGLESIA FUNCIONAL, hermano/a eso es otra cosa y eso tiene que ver con la misión de la iglesia que básicamente es:

  • Proclamación del evangelio.
  • Adoración hacia Dios.
  • Enseñanza y discipulado.
  • Servició hacia los demás.
  • Convivencia entre creyentes.

El orden puede variar y al propósito de la misión le podemos aumentar puntos según criterios, pero ¡no disminuir!

Seguir leyendo “¿Hay Una Iglesia en mi Casa?”

Un Alcohólico Lee a John Wesley

Un alcohólico católico lee a John Wesley: “John Wesley fue un hombre de logros”

Dennis Dempsey

John Wesley fue un hombre de logros. Era un modelo de gestión del tiempo. Se levantaba a las cuatro en punto cada mañana. A menudo montaba un caballo durante cincuenta o sesenta millas en un día, durante el cual probablemente predicaría tres o cuatro sermones. Sus obras suman veintitrés volúmenes pesados. Hizo una buena cantidad de dinero con sus tratados publicados, y regaló todo menos aquello de lo que necesitaba vivir. Encendió y sostuvo uno de los movimientos religiosos más poderosos para atravesar la faz de la tierra. Fue aclamado después de su muerte como alguien que hizo más que nadie en su tiempo para ayudar a los pobres y la clase media baja de las Islas Británicas y lo que se convirtió en su vida en los Estados Unidos.

Algunos de mis amigos y conocidos piensan que soy un hombre de logros. Soy profesor en una distinguida institución. He publicado muchos artículos y un par de libros. Con frecuencia me piden que hable en varios lugares. Y he hecho esto, junto con mi esposa, que también es profesional, mientras criaba a cuatro niños. En mi vida he cambiado más pañales que Wesley ha escrito sermones.

Si me comparo con Wesley, me siento tentado a juzgarme un fracaso. Al igual que él, creo que tengo un llamado para ser evangelista. Sin embargo, entre mis obligaciones con el hogar, el trabajo y los viajes, a menudo me siento disperso y desorientado. Hace aproximadamente un año y medio abandoné mi participación en mi parroquia más allá de la asistencia a misas porque estaba demasiado ocupado para asistir regularmente a las reuniones de catecumenado. Tengo un grupo AA normal y una reunión semanal que considero mi “hogar”, pero a veces paso mucho tiempo entre pequeñas rachas de asistencia regular. Vivo en un vecindario económico y racialmente mixto, pero prácticamente no tengo participación comunitaria.

Seguir leyendo “Un Alcohólico Lee a John Wesley”

Dios No es un Mago

Dios no es un mago

Silvano Mares Rangel

Lecturas: 1 de Samuel 2:25, Salmos 41:4, Juan 5:14, Juan 9:2, Romanos 3:23.

“Entonces el Señor dijo: Si tuviereis fe como un grano de mostaza diríais a este sicómoro desarráigate, y plántate en el mar y os obedecería”.

Lucas 17:6

Acudo al credo, y empieza diciendo: “Creo en Dios Todopoderoso…”, así lo utilizamos cada vez que afirmamos nuestra fe, así lo creemos los cristianos con base en la revelación divina. Dios no es un mago que usa su varita mágica.

Hoy, estimado lector, nos adentraremos en un tema complejo y preocupante. El concepto equivocado que tenemos de Dios, y eso es grave. No falta quienes dicen que ya es el fin del mundo. Que es castigo de Dios, la pandemia del Coronavirus; Que ya viene Nuestro Señor Jesucristo. Que el Coronavirus es una es uno de los jinetes del apocalipsis. otros se cuestionan si es la voluntad de Dios. Nuevamente nos auxiliamos del Diccionario Enciclopédico de la Biblia y Teología, y el Diccionario de Teología (Harrison).

A expresa solicitud, ahora tratare de ver con profundidad Bíblico-Teológica, este tema que es preocupación de algunos sectores de nuestra sociedad, que piensan que por arte de magia, y por obra y gracia de Dios el Covid 19, puede desaparecer de la faz de la tierra. Nos remitimos al libro de los Principios descrito brevemente en el Génesis, descubrimos una gran verdad, la maravillosa obra de la creación, supera nuestra capacidad de comprensión y nos lleva sin mucho esfuerzo a atribuirle a una inteligencia superior, porque alguien mucho más grande que ella misma y que seguramente mostró su gran magnificencia en la creación.

Seguir leyendo “Dios No es un Mago”

El Amor en Tiempos de Incertidumbre

El amor en tiempos de incertidumbre

Obispo Rodolfo Rivera De la Rosa

Ciudad de Chihuahua, a 9 de abril de 2020.

Al Gabinete Conferencial, superintendentes, pastores y miembros de la Iglesia Metodista de México A.R. en la Conferencia Anual Norcentral:

Amar en estos tiempos de pandemia y entre cuatro paredes es también amarse a uno mismo, ya que a veces nos perdemos de vista, es parar y mirarnos por dentro, además de por fuera. Es permitirnos pasar tiempo con Dios y con la familia; es permitirnos tener preguntas, pero también de reír y abrazar la esperanza. Es dedicar tiempo a la reflexión, al perdón, a la alegría.

Es recuperar esa pasión dejada de lado, tomar y adentrarnos en aquel libro que nunca tuvimos tiempos de leer. Es escuchar a Dios a través de la lectura de Su Palabra, que sigue hablando con Voz fuerte y reconfortante a la vez. Es repensar, revisar, desafiarnos y agradecer.

Amar en estos tiempos inciertos es ser valiente. Que eso no supone –solamente- dejarlo todo y salir corriendo. Porque el amor profundo, radical, no es el de las películas, sino el de la entrega, así como Cristo nos lo ha enseñado; es el amor que nos lleva a cuidar del otro, de los seres amados, del prójimo y del desconocido en solidaridad.

Seguir leyendo “El Amor en Tiempos de Incertidumbre”

Jesús no Vino a Erradicar la Lepra

Jesús no vino a erradicar la lepra

Jesús no vino a erradicar la lepra, pero sanó leprosos. Fue la ciencia la que la limitó.

Carlos Alejandro Muro Flores

Esta es la realidad, Jesús no llegó quitando TODA enfermedad a ningún lado, fue en ese contacto con las personas en donde ocurría la SANIDAD de manera personal. Al conocerle, al estar frente a Él, al sentir su mirada y su amor los sanaba de CUALQUIER enfermedad y por si fuera poco también les perdonaba pecados.

Con los apóstoles fue igual: sanaban personas, no erradicaban enfermedades.

Con el paso del tiempo Dios ha dado sabiduría y conocimiento a los hombres para limitar y curar no solo la lepra, también “los sangrados de nacimiento”, los “cojos” , “los ciegos”, “los lunáticos” y así casi TODA enfermedad que se mencione en la Escritura.

Siguiendo esta enseñanza no creo que Dios vaya a erradicar el Covid-19 o cualquier otra enfermedad que se nos venga encima, pero sí creo que dará entendimiento a hombres para obtener la cura a estas calamidades sanitarias y, SIN DUDA, obrará milagros y sanidades a nivel personal de ésta y otras enfermedades tal vez más terribles.

Seguir leyendo “Jesús no Vino a Erradicar la Lepra”

La Iglesia en Línea

La Iglesia En Línea

Después de esta crisis la iglesia no puede seguir siendo la misma. Esta pandemia nos debe ayudar a redefinir nuestras prioridades, a ser los pies y las manos de Cristo, a ser una comunidad “Cristo-céntrica” y no “Templo-céntrica”. Nuevos ministerios y áreas de servicio pueden empezar a existir para resolver los problemas sociales existentes. Es tiempo de dar, de intentar cosas nuevas, de interceder, de orar y de actuar.

Hugo Almanza

Soy Hugo Almanza, pastor metodista en Reynosa Tamaulipas. Escribo estas líneas desde la mesa de mi casa, el día 6 de abril de 2020, después de tres domingos que recibimos la instrucción de suspender nuestras celebraciones dominicales y toda clase de reunión en la que se congreguen más de 20 personas. Quiero tratar de resumir como han sido las últimas tres semanas desde mi trinchera pastoral, así como proponer una palabra de esperanza para este tiempo de pandemia.

Las primeras dos semanas consideramos que era prudente congregarnos en células, por lo que nuestra iglesia simplemente cambió la dinámica dominical en el templo por nuestros grupos en casa; y uno a uno fueron llegando a su lugar de reunión semanal para adorar, cantar, escuchar la exposición de la Escritura, ofrendar y agradecer al Señor. En aquellos días el ambiente social era bastante más tranquilo; escuchábamos las noticias de China y España, pero no estábamos alarmados. Recuerdo que el primer domingo fui obediente a la instrucción episcopal y, aunque mi familia se trasladó a su célula, yo opté por permanecer en el templo en oración y a la expectativa de si algún hermano asistía allí, para atenderle y orar con él. Sin embargo, nadie asistió. Al medio día tomé una fotografía con el templo vacío. En un día normal a esa hora nuestro edificio está lleno: todos están cantando, celebrando, la música está sonando fuerte, las manos están levantadas, la atmósfera de adoración emana de ese lugar y, quien entra, lo distingue.

Seguir leyendo “La Iglesia en Línea”

¿Ha Llegado la Hora del Anticristo?

¿Ha llegado la hora del Anticristo?

¿Realmente son el coronavirus, la depresión económica que viene, los cambios políticos hacia estados totalitarios y las nuevas tecnologías señales de la inminente venida del anticristo?

José Hutter

El último desafío del que quiero hablar nos lleva a un tema muy actual en nuestros días. Tiene que ver con los últimos tiempos. La escatología no es solamente un tema para expertos en los “últimos tiempos”. Todos tenemos una escatología de la misma manera como todos tenemos una teología. Lo interesante es: nuestra escatología no tiene que ver en primer lugar con el futuro, sino decide cómo enfocamos y entendemos el presente. Sobre eso quiero reflexionar en las próximas semanas.

Me gusta analizar los tiempos que corren. Tengo un interés particular en sacar conclusiones de lo que observo para tratar de identificar tendencias y modas de pensamiento para ver a dónde nos llevan. Indudablemente, lo hago con más o menos acierto.

Los que me conocen saben que me interesa especialmente el mundo de la economía y las finanzas. Con frecuencia hablo de esos temas en mi muro en Facebook.

Los lectores de mis comentarios saben que llevo advirtiendo desde hace más de diez años de este tsunami que ahora nos ha pillado de lleno. Y no estoy hablando del virus. Por supuesto nadie veía venir ese virus que se ha bautizado con el nombre espantoso de SARS-CoV-2. Y en este contexto no voy a opinar sobre eso. No soy médico y aún menos virólogo. Me falta el conocimiento de este tema para poder aportar algo que valga la pena. Ni siquiera conozco un versículo que hable particularmente de esta plaga. Lo que me parece más importante es cómo se percibe el Covid-19 y lo que va a traer. En otras palabras: en mi muro suelo hablar del impacto económico de lo que sufriremos en los próximos meses y años y que nos marcará a cada uno profundamente.

Seguir leyendo “¿Ha Llegado la Hora del Anticristo?”

Cuando Jesús Llama a Nuestra Puerta

Cuando Jesús llama a nuestra puerta: Zaqueo

Zaqueo entiende que Cristo es un modelo digno de ser imitado. Sabe que después de ese encuentro con el Maestro no puede seguir viviendo de la misma forma.

Jacqueline Alencar (adaptación)

Comparto una breve reflexión y lectura de la palabra basada en Lucas 19. Con el título: ‘Un recaudador de impuestos encuentra una mina de oro’, nos acerca a la impactante historia de Zaqueo, aquel jefe de los recaudadores de impuestos de toda la zona de Jericó, quien seguro tenía una gran cantidad de subordinados bajo su mando, y era respetado por el temor que generaba; tenía gran poder adquisitivo que aumentaba gracias a las prácticas fraudulentas ejercidas con total impunidad y gracias al cargo que ostentaba.

Zaqueo y otros cobraban impuestos para Roma, por ello, los publicanos no gozaban de una buena reputación ante el pueblo judío, evidentemente. Pero en esta historia Jesús, una vez más, trastoca todos nuestros patrones humanos.

Quizá alguno de nosotros no le hubiera dado una oportunidad; jamás lo habríamos invitado a nuestra casa o caminado con él por las calles de nuestra ciudad para no dañar nuestra reputación. Y si alguien nos pidiera referencias suyas, habríamos dado las peores, sin compasión. Ni siquiera por las ascuas sobre su cabeza.

Seguir leyendo “Cuando Jesús Llama a Nuestra Puerta”

Jesús Era Insoportable

Jesús era insoportable

Jesús ponía a los líderes religiosos contra las cuerdas, no sólo los denunció, sino que les causó un problema político. Sabiendo ellos que no podrían con Roma, conspiran contra él para acabar con el problema: había que eliminarlo.

Jesús era insoportable, el pueblo creía en él, creían cada vez más que era el mesías, el hijo de David, el gran libertador prometido, que anunciaba buenas noticias a los pobres, libertad a los oprimidos, y a los presos apertura de la cárcel, la remisión de las deudas, el año agradable del Señor.

Jesús ponía a los líderes religiosos contra las cuerdas, no sólo denunciaba su impiedad, su egocentrismo, su falta de misericordia, su hipocresía, su abuso a los necesitados, su deseo de lugares y tratos privilegiados, sino que la creencia mesiánica por parte de la gente les aterraba, esos ignorantes que para ellos eran malditos pues no conocían la ley como ellos, los llevaba a un problema político, Roma los destruiría al saber que se levanta un caudillo, un alborotador que dice ser Rey. Sabiendo ellos que no podrían con Roma, sabiendo que él los rechazaba también a ellos como líderes, conspiran contra él para acabar con el problema, hay que eliminarlo, hay que matarlo ya.

Mientras el pueblo esperaba al hijo de David para restaurar el reino y cual Moisés liberarlos de la esclavitud, y mientas los líderes religiosos lo descartaban como ese Libertador y sentían la necesidad de sacarlo del tablero, Jesús estaba de acuerdo y en desacuerdo con ellos. El era el Rey, pero no era un caudillo, el tenía un gobierno y un pueblo, pero no era en base a espada ni a un rey que es servido, que tal como advirtió Samuel, pide tributos, palacios, esposas, tierras, liderazgo. Él viene a invertir esto, él es un rey siervo, él es un rey pobre, él denuncia por cierto la injusticia, él es un Libertador que debe morir ante la impiedad humana, que viene acabar la separación con Dios que es la injusticia y el dedo acusador de la ley.

Seguir leyendo “Jesús Era Insoportable”

El Amor en Tiempos del COVID-19

El amor en tiempos del COVID-19

Emmanuel Vargas Alavez

La crisis de salud que estamos viviendo a nivel mundial está haciendo al menos tres cosas: primero, ha promovido el “distanciamiento social” como una forma para evitar el contagio. Es decir, la gente no deberá saludarse de mano, de beso en la mejilla, ni abrazarse; y deberá mantener la separación de un metro de distancia entre personas. Además, debe evitar asistir a lugares donde se reúnan más de diez personas. También sería bueno, y si le fuera posible, recluirse en su casa mientras pasa esta crisis sanitaria.

Segundo, la gente que está entrando en pánico, se vuelve egoísta, rara y violenta. Va a los comercios y compra “todo” lo que cree que necesita para “sobrevivir”. Incluso está dispuesta a pelear para conservarlo. Algunos comercios están “aprovechando” la situación para obtener mayores ganancias; otros están saqueando “aprovechando el río revuelto”, y es escandaloso el ejemplo de Trump ofreciendo millones de dólares para obtener exclusividad de alguna vacuna contra el virus.

Tercero, esta crisis nos está obligando a permanecer en casa (a quienes les es posible). Las escuelas, universidades y compañías que puedan hacerlo, implementarán medidas para seguir su enseñanza o trabajo, pero lejos de las aulas u oficinas. Deberán aprovechar la tecnología o algún otro medio creativo para continuar con su aprendizaje y trabajo.

Seguir leyendo “El Amor en Tiempos del COVID-19”