La Hermana de Moisés

sehimm.png

LA HERMANA DE MOISES

Por Oscar G. Baqueiro

Myriam (o María) nació en Egipto en el matrimonio levítico de Amram y Jocabed. Después de ella advienen Aarón y Moisés en un plazo de 12 años, en el siglo XV antes de Cristo. Esta María, con la madre de Jesús, son las más citadas en la Biblia, aunque hay otras de menor trayectoria como la célebre pecadora de Magdala a quien sacó Jesús siete demonios.

María, la egipcia, de manera espontánea cuida a Moisés (cuyo nombre significa “sacado de las aguas”) cuando el bebé de 3 meses, es puesto en un canasto en el Nilo, para librarlo de la furia del faraón en turno y así asegurar que su hermanito sobreviva, lo que sucede cuando el niño es encontrado por una sirvienta de una princesa que se bañaba en el río y decide ella adoptarlo.

Myriam, testigo de esto, recomienda a la princesa a una judía que le dé pecho al pequeño en la persona de Jocabed, su propia madre, lo que es aceptado por la hija del faraón. Las menciones a esta María son escasas en las Escrituras, pero se puede decidir que se mantuvo sin casar y siguió dentro del hogar familiar. Aarón sí se desposó con una hebrea de nombre Elisabet.

Cuando Moisés huye solo de Egipto por haber dado muerte a un militar egipcio, anda en 40 años de edad y no se ha casado. Moisés se ubica en Madián, entretanto, allí se casa con Séfora y procrea 2 hijos con ella. Esto dura otros cuarenta años y ya María y Aarón son adultos mayores y claro los padres de ellos ya no se encuentran vivos.

Moisés, por encargo de Dios, regresa a Egipto para liberar a su pueblo de la rígida esclavitud y sus dos hermanos mayores lo reciben y acompañan en la peregrinación hacia Canaán. Allí María compone un canto de gratitud a Dios por la liberación, y entonces se le llama “profetisa”. Aarón es constituido el primer sacerdote para el pueblo hebreo.

La travesía toma otras 4 décadas y para entonces los 3 hermanos ya son personas centenarias, pero todavía con actitudes impropias, pues los dos mayores se levantan contra el menor por causas de poca importancia. El Señor reprende a María con una lepra total e inmediata que Moisés le retira. Este trío morirá sin entrar a Canaán en el orden en que nacieron.

oscar-g-baqueir