Mensaje Pastorales

mensajes pastorales


Los siguientes párrafos fueron entresacados de la constante comunicación por la vía electrónica que sostiene de manera semanal el Pbro. Gerónimo Rafael Murillo Paniagua con su congregación. Apreciamos el tono pastoral y el calor fraternal de un pastor en comunión con su iglesia. Hacemos esta publicación por nuestra iniciativa debido a que nos pareció podría proporcionarnos un momento inspirador y edificante a todos, a pesar de tratarse del pastoreo brindado a una iglesia específica.


¡Jesucristo Vive! Que al adorar, nuestra confianza en el Señor se afirme y nuestro compromiso de seguir sus pasos sea con mayor resolución y fidelidad. 

Continuemos orando con el mayor fervor en favor del niño Liam Cabrera Vázquez quien sufre el proceso de la quimioterapia. Clamemos por fortaleza física y espiritual para él y cada uno de sus familiares más cercanos.

Este domingo, en Conferencia de Iglesia nombraremos a nuestro delegado a la conferencia anual por realizarse los días 21 al 24 de junio, hagamos este asunto administrativo motivo de oración.

Agradezco de todo corazón el apoyo en oración en favor de mi hijo Josafat quien aún se encuentra muy delicado de salud, ya en casa siguiendo un tratamiento médico muy severo y en reposo absoluto. Por mi conducto agradece sus oraciones y acompañamiento en amor fraternal 


JESUCRISTO NOS HABLA SOBRE EL AYUNO Y LA ORACIÓN (Mateo 6:16-18). Jesús nos pone en alerta ante la práctica del ayuno en forma artificial, Él lo practicó con el propósito de emplear el tiempo en oración, el ayuno nos ayuda a forjar autodisciplina, y nos recuerda que podemos vivir con mucho menos y nos ayuda a apreciar mejor los dones de Dios. Jesús nos recomienda el ayuno y la oración en silencio y con sinceridad, no para satisfacer ansias de alabanza, ni menos forzar la voluntad divina.

Hay una gran diversidad en el cómo ayunar, respecto a tiempo y observancia. Hay quienes lo consideran como la absoluta abstinencia no sólo de alimentos sino aún de líquidos y jugos. Hay quienes lo observan por medio día, por 12 horas, por 24 horas, por 3 días, por 7 días, y aún por 40 días. Algunos se preocupan si “es válido o no es válido” por la forma. Debemos estar seguros que su validez reside en la utilidad personal, a fin de que todo nuestro ser se enfoque al diálogo con Dios. Hablándole y escuchando su voz en la más absoluta entrega.    


CELEBRANDO A NUESTROS NIÑOS. Con gozo y alegría celebraremos el Día del Niño el próximo domingo. El Culto estará dirigido por ellos y tendremos una “Feria Infantil” con juegos y alimentos. Invitamos a cada familia que tiene la dicha de contar con uno o varios niños, nos acompañe, les invitamos a traer algún alimento para la familia y un poco más, concluiremos a eso de las 3:30 o 4 pm. Todos serán bienvenidos. ¡Libera tu “niño” interior! 


ORACIÓN DE UN NIÑO: Señor, hoy te pido algo especial: Conviérteme en un televisor, o en un teléfono celular, porque quisiera ocupar su lugar para poder vivir lo que viven ellos. Tener un cuarto especial para mí como la TV. Congregar a todos los miembros de la familia a mi alrededor. Ser el centro de atención al que todos quieren escuchar, sin ser interrumpido ni cuestionado. Sentir el cuidado especial que recibe la televisión, o el celular cuando algo no les funciona. Tener la compañía de mi papá cuando llega a casa aunque esté cansado del trabajo. Que mi mamá me busque cuando esté sola y aburrida, en lugar de ignorarme. Que mis hermanos se peleen por estar conmigo. Divertirlos a todos, aunque a veces no les diga nada.            Vivir la sensación de que lo dejen todo por pasar unos momentos a mi lado. Señor, no te pido mucho, todo esto lo vive cualquier televisor o celular. Así sea…

(Inspirado en un texto de José Luis Martín Descalzo).

¡QUIERO SEGUIR TUS PASOS!

Buen amigo Jesús,

Me entusiasma la idea de vivir como Tú.

Quiero tenerte como modelo

Para parecerme cada día

Un poco más a tu persona,

Y así estar más cerca de Dios.

Tú pasaste haciendo el bien.

Revelando el verdadero rostro de Dios,

Mostrando cómo vivir el amor,

Ayudando a los necesitados,

Perdonando y llamando a perdonar,

Enseñando cómo orar y llamar Papá a Dios,

Predicando el Reino de Justicia y Paz.

Quiero vivir siguiendo tu camino,

Dame fuerzas para lograrlo.

Marcelo A. Murúa 


ORACIÓN DE SAN AGUSTÍN

¡Grande eres, Señor, y muy digno de alabanza; grande tu poder, e infinita tu sabiduría! ¡Y te quiero alabar, yo: una parte de tu creación; yo, que llevo por todas partes mi mortalidad, que llevo por todas partes la marca de mi pecado y el testimonio de que Tú resistes a los soberbios!

Con todo, quiero alabarte, yo, una parte de tu creación. Tú me despiertas para que me deleite en alabarte; pues nos hiciste para Ti, y nuestro corazón anda desasosegado hasta que descanse en Ti.

Dame, Señor, a conocer y entender ¿qué es primero: invocarte, o alabarte?; ¿qué es primero: conocerte, o invocarte? Pero ¿quién te invocará si no te conoce? Pues no conociéndote, podrá invocar una cosa por otra. ¿O es, más bien, que eres invocado para ser conocido? Mas ¿cómo invocarán a Aquel en quien no han creído? Y ¿cómo creerán sin predicador?

Y alabarán al Señor los que le buscan. Porque los que le buscan le hallarán y hallándole, le alabarán. ¡Te busqué yo, Señor, invocándote; invocándote yo, creyendo en Ti; pues ya me has sido predicado! A Ti, Señor, invoca mi fe: la fe que me diste, la que me inspiraste por la humanidad de tu Hijo, por el ministerio de tu predicador. AMÉN.

Saludos con afecto fraternal.

Dios les bendiga con su presencia, proteja y prospere en todo.

 rafael-murillo-paniagua