Pensamientos Episcopales

pensamientos espicopalesDOMINGO DE RESURRECCION.

Este domingo de resurrección, oremos para que al igual que a los caminantes de Emaús, Dios hoy ABRA LOS OJOS de la gente, incluyéndonos (Lucas 24:31); haga que ARDA NUESTRO CORAZÓN al oír la PALABRA (Lucas 24:32), y nos abra el ENTENDIMIENTO (Lucas 24:45), para que no busquemos entre los muertos AL QUE VIVE a JESUCRISTO QUE HA RESUCITADO (Lucas 24:5). 


OYENDO SU VOZ, CAMBIANDO NUESTRA VIDA.

Leyendo el pasaje de Hebreos 4:12, “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”, me percaté que en su contexto, Dios les dice: 3:8 “No endurezcáis vuestros corazones”, y lo repite en 3:15 y 4:7. El pasaje nos da la clave de ¿Cómo se puede quitar la dureza del corazón? Es a través de LA PALABRA, especialmente hay un término, “y los tuétanos”, que otras versiones traducen del griego MUELON, como “médula osea”; estamos hablando de la parte física, donde se produce y renueva la sangre, del lugar que controla todo el sistema nervioso central, donde algunos han asegurado, se forman los patrones de vida sean buenos o malos. 

LA PALABRA no sólo es capaz de producir Fe… la fe viene por el oír y el oír la palabra de Dios, es capaz de romper lo más duro…También es como martillo que quebranta la piedra; es capaz de lavarnos, limpiarnos, purificarnos… Por el lavamiento del agua por la Palabra, es capaz de hacernos entender los propios errores, mas la ley de Jehová es perfecta que convierte el alma (Salmo 19:7). Ahora Hebreos dice que penetra hasta la MÉDULA, aunado a Hechos 2:34 que dice: “Al oír esto, SE COMPUNGIERON DE CORAZÓN, y dijeron a Pedro…” Esta expresión significa, que SINTIERON UNA PUÑALADA EN EL CORAZÓN. La palabra de Dios es tremenda cuando se lee, medita, memoriza, practica, se proclama, se cree.

LA PALABRA es capaz de cambiar nuestro todo, dar en el centro de nuestra vitalidad, de nuestras emociones, de nuestro espíritu, cambia las estructuras y paradigmas mentales, cambia los hábitos más enquistados, los quebrantos más profundos, las heridas más infectadas, por eso HOY, si oyereis su voz, no endurezcas tu corazón, recibe la palabra y esta palabra hará todo para lo cual ha sido enviada, sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.


DIOS NO HA MUERTO.

Lo dice la Biblia en Jeremías 51:5 que a la letra leemos: “Porque Israel y Judá no han ENVIUDADO de su DIOS, Jehová de los ejércitos, aunque su tierra fue llena de pecado contra el Santo de Israel”. Todo el pecado, todo el desamor, toda maldad, toda la ignorancia, toda violencia no pueden superar el AMOR de Dios y su Existencia real, absoluta para nosotros.


DÉJAME VER TUS OJOS (dedicado a su esposa).

Déjame ver tus ojos, pues Jesús dice que los ojos son las ventanas del alma, si tu ojo es bueno, todo de ti estará lleno de bondad y… Creo que si lo veo, veo en tu alma amor, comprensión, perdón, gentileza, belleza, inteligencia, calificativos mil me faltan para tener la certeza que después de 28 años de casados nuestro amor se ha fermentado, se ha enriquecido, se ha mejorado; definitivamente estamos dejando lo mejor para el final, para este tiempo, embriagado estoy de tu amor. Te amo, Ma. Elena. 

Los anteriores mensajes breves no fueron redactados para su publicación en este órgano informativo, sino localizados y rescatados de diferentes comunicados que el Obispo Fernando Fuentes Amador envió mediante las redes sociales a su área episcopal (CAO). Es iniciativa de este periódico su publicación, ya que su contenido tiene un valor pastoral aprovechable para todos nosotros.

fernando-fuentes