Cápsulas de Discipulado

capsulas discipuladoLA ESTRATEGIA DE JESUS PARA HACER DISCÍPULOS

(Cuarta parte)

Cuando Jesús arranco su ministerio, tenía un plan que pensaba realizar en tres años. Jesús no vino solamente a morir en la cruz, ni con la sencilla meta de hacer milagros al azar y contar historias creativas a quienes le escucharan. Al contrario, ÉL tenía la intención de formar, capacitar y dejar como líderes de su pueblo a un grupo de gente capaz de reproducir en otros lo mismo que ÉL iba  a realizar en ellos. Pero esto no se podía enseñar en un salón de clases. Se requería de un proceso distinto para lograrlo y del ejemplo de Jesús mismo para modelarlo adecuadamente. Observemos más de cerca lo que revela la estrategia de Jesús para hacer discípulos:

ETAPA CUATRO: El proceso de las etapas en la estrategia de Jesús para hacer discípulos, también se basa sobre la presuposición de que, para que uno entre a la próxima etapa, se requiere un compromiso mayor al que se hizo cuando entro a la etapa anterior. Cada etapa garantiza estimular el involucrarnos más en la vida de otros, a obedecer y capacitarnos a niveles más altos, a asumir nuevas responsabilidades, a desarrollar nuevas habilidades, a aceptar la mayor formación del carácter del metodista, a intentar cosas para las cuales no nos creíamos capaces de hacerlas, a tomar riesgos más grandes, a reclamar las promesas de Dios con sentido de urgencia, a depender de ÉL con una tenacidad cada vez mayor, a descubrir y aprovechar cada vez más los recursos divinos, y a vivir cada día más fortalecidos en el amor y la verdad de Dios.

Dios siempre nos invita y a veces nos empuja, a seguir avanzando y madurando para conformarnos más y más a la semejanza de Cristo, (Efesios 4:13 “Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y al conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”). Esto solamente se logra al vivir diciendo “SÍ” a las invitaciones de Jesús para avanzar por el proceso de su estrategia para formar discípulos espirituales. El discipulado es el camino a la vida abundante, la vida fructífera, a la vida gozosa, a la vida victoriosa, y a la vida eterna. Es el camino a la vida donde uno podrá hacer una diferencia eterna en la vida de otros. Es el camino que nos lleva a encontrar las respuestas a las preguntas importantes de la vida, como: ¿Quién soy?, ¿A dónde voy?, ¿Por qué estoy aquí en la tierra?, ¿Qué es lo que realmente importa en la vida?, y ¿Cómo se puede lograr algo de valor duradero en la vida?

Pero si el creyente no sigue a Jesús como discípulo, normalmente es porque el creyente prefiere vivir lo más cercano posible al mundo del cual supuestamente pidió a Dios que le salvara. Lo hace con el fin de tener lo mejor posible de ambos mundos. Pero en su afán de conseguir lo mejor de ambos, nunca tendrá lo mejor de ninguno. La influencia del mundo restringe su capacidad para gozarse plenamente del mundo. Solo el seguir a Jesús como discípulo le dará al hombre lo que más anhela en su corazón: Tener paz y el amor del Todopoderoso. Este es el único camino a la vida abundante que Jesús nos ofrece en Juan 10:10 “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

TESTIMONIO DEL HERMANO CUAU: Comparto mis convicciones personales sobre el discipulado cristiano.  LA FUERZA MÁS PODEROSA DE CADA DISCÍPULO DEL SEÑOR JESUCRISTO, ES EL ANDAR DÍA A DÍA, TOMADOS DE LA MANOS DE NUESTRO DIOS Y SEÑOR, HACIENDO SU VOLUNTAD.

EL DISCIPULADO CRISTIANO ES UN ESTILO DE VIDA DIFERENTE, QUE LE AGRADA A NUESTRO DIOS Y SEÑOR. COMPROMISO: decisión de entregar todas las áreas de su ser al Señor Jesucristo. CONSAGRACIÓN: crecer a la imagen de nuestro Señor Jesucristo. SABIDURÍA: ser un estudioso de la Biblia. SERVICIO: participar en al obra del ministerio al transformarse en un discípulo colaborador de Dios.

FE EN ACCIÓN: Queridos hermanos les he compartido los principios bíblicos sobre el QUE y PORQUE del discipulado cristiano y espero los haya inspirado a ser un verdadero discípulo de Jesús, el proceso de formación de discipulos dura toda una vida en donde cada dia de nuestra existencia estamos más cerca de nuestro Dios y Señor. ¡ANIMATE HERMANO! y empieza a edificar y transformar tu vida por medio de la Palabra de Dios, recuerda que Jesús eligio a los doce con cuatro propósitos: 1. Para que estuvieran con ÉL, 2. Para que aprendieran de ÉL  3. Para que llegarán a ser como ÉL, y 4. Para enviárlos por el mundo, para predicar el evangelio a toda criatura y hacer discípulos en todas las naciones.

SE APRENDE UN PRINCIPIO DE VIDA AL TENER EXPERIENCIA CON DIOS.

EL DISCIPULADO BÍBLICO ES UN PROCESO DE TODA LA VIDA.

  • Comparto mi experiencia personal con mi Dios y Señor, en el

Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de Dios nuestro Señor.

Hno. Cuau.

cuauhtemoc-meneses