Categoría: Capsulas de Discipulado

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
LA VICTORIA DEL DISCÍPULO (Segunda parte)

Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo el cómo del discipulado bíblico, como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de formación de discípulos espirituales, discípulos reproductores y discípulos colaboradores de mi Dios y Señor.

Nuestro Dios y Señor proporciona un recurso espiritual para entrar en esta batalla espiritual y la manera de vencer a las huestes espirituales de maldad: es mediante el uso de la “Armadura Espiritual” mencionada en el pasaje bíblico de Efesios 6:10-20: la verdad, la justicia, el Evangelio de la paz, la fe, la salvación y la Palabra de Dios.

Las batallas espirituales comienzan con la oración y deben llevarnos rápidamente a orar. La oración es un medio por el cual se vale Dios para fortalecernos en su poder. Cuando el discípulo está vestido con la armadura espiritual puede esperar la victoria en oración. En el Antiguo Testamento tenemos un gran ejemplo sobre cómo ganar la victoria comenzando con la oración. Josafat había sido amenazado por tres reyes (Léase 2 Crónicas 20:1-15). En este pasaje podemos resaltar varias acciones de fe que hizo Josafat:
El llamó a toda la nación de Israel a orar.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
LA VICTORIA DEL DISCÍPULO (Primera parte)

Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo el “cómo” del discipulado bíblico, como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de formación de discípulos espirituales, discípulos reproductores y discípulos colaboradores de mi Dios y Señor.

Con la enseñanza bíblica de Jesús sobre la victoria de sus discípulos, usted experimentará la victoria sobre nuestros tres enemigos que nos recuerdan las Escrituras, en su lucha espiritual: el mundo, la carne y el diablo.

Como un discípulo de Jesús, usted sabe que estamos en guerra espiritual. Ha experimentado el conflicto espiritual entre las fuerzas del bien y del mal en su personalidad. Ha descubierto que no importa cuántas victorias ha ganado, Satanás vuelve siempre vuelve otro día a luchar contra usted. Una cosa que debe recordar es que no lucha en una guerra privada. Es parte del ejercito del Señor llamado a derrotar a Satanás y a sus fuerzas malignas. Todos vivimos detrás de las líneas del enemigo y continuamente hay guerra espiritual a nuestro alrededor.

Dios capacita a los discípulos de Cristo para que ganemos la batalla (lea Efesios 6:10-20). Nuestro Dios y Señor quiere que todo discípulo este forme en contra de Satanás y todas sus estratagemas en la lucha espiritual (versículo 11). El Señor quiere que permanezcamos en pie en el día malo y que nos mantengamos firmes habiendo terminado la batalla (versículo 13). Su Palabra declara que no estamos luchando contra carne ni sangre, sino contra poderes del mal, las fuerzas de las tinieblas y huestes espirituales de maldad (versículo 12). Nuestro Dios y Señor proporciona un recurso espiritual para entrar en esta batalla espiritual y la manera de vencer a las huestes espirituales de maldad y es mediante el uso de la “Armadura Espiritual” mencionada en este pasaje bíblico: la verdad, la justicia, el Evangelio de la paz, la fe, la salvación y la Palabra de Dios. Pablo comparó cada uno de estos recursos del carácter cristiano con cada parte de la armadura de un soldado romano. Sin duda él las conocía muy bien; pues fue un soldado romano perseguidor de la Iglesia de Cristo y porque cuando escribió la carta a la Iglesia de Éfeso, estaba encadenado a un soldado romano. Debe notarse que Pablo concluyó su lista de características de la Armadura Espiritual, con una exhortación a la oración: “Orando en todo tiempo con toda oración y suplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y suplica por todos los santos”. El guerrero espiritual comienza de rodillas y termina de rodillas cuando alcanza la victoria en Jesús. Es por medio de la oración que se viste mentalmente, con todas las partes de la Armadura Espiritual, antes de salir a luchar contra el enemigo.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
APLICACIÓN DE LA PERSONALIDAD DEL DISCÍPULO (Santiago 4:1-8)

Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo el “cómo” del discipulado bíblico, como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de formación de discípulos espirituales, discípulos reproductores y discípulos colaboradores de mi Dios y Señor.

Para finalizar la presentación de la personalidad del discípulo, compartiremos con ustedes dos aplicaciones para observar las acciones que los cristianos deben realizar para relacionarse con el Espíritu Santo y observar las acciones que los cristianos deben realizar para relacionarla con la carne (principio bíblico de Gálatas 5:16-25), presentadas en la capsula anterior. En la segunda aplicación veremos lo que Dios nos ordena a través de su Palabra: “El mundo y Dios” y “La amistad con el mundo” (principios bíblicos sustentados en Santiago 4:1-8).

Texto bíblico: SOMETEOS A DIOS
“¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: el Espíritu que Él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente? Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Someteos, pues, a Dios, resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones”.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

MINISTERIO DE EDIFICACIÓN TRANSFORMACIÓN DISCIPULADO BÍBLICO
Aplicación de la personalidad del discípulo (Gálatas 5:16-25)

Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “el cómo del Discipulado Bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de formación de discípulos espirituales, discípulos reproductores y discípulos colaboradores de mi Dios y Señor.

Para finalizar la presentación de la personalidad del discípulo, compartiremos con ustedes dos aplicaciones para observar las acciones que los cristianos deben realizar para relacionarse con el Espíritu Santo y observar las acciones que los cristianos deben realizar para relacionarla con la carne (principio bíblico: Gálatas 5:16-25). La segunda aplicación, veremos lo que Dios nos ordena a través de su Palabra: “El mundo y Dios”, y “La amistad con el mundo (principio bíblico: Santiago 4:1-8).

Los temas relacionados con la vida del discípulo para tener la plenitud del Espíritu Santo son:

  • la vida en el Espíritu,
  • las obras de la carne y el fruto del espíritu, y
  • práctica del evangelio de Pablo.

CONTEXTO
El hno. Cuau comparte lo que Dios le reveló a través de su Palabra, cuando estudié el pasaje bíblico de Gálatas 5:16-25 para enseñarlo a los grupos discipulares.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
LA PERSONALIDAD DEL DISCÍPULO: ¿QUIÉN ES USTED?

Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “el cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el “Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor”.

Las evidencias de tener la personalidad del discípulo-cristiano espiritual son:

  • Cristo vive en el mundo por medio de usted.
  • Su ser interior está integrado y tiene la paz de Dios.
  • Se nos llena continuamente con el Espíritu Santo, y el discípulo reboza de regocijo, amor, paz, alabanza y gratitud.
  • Por nuestro ser fluyen ríos de agua viva hacia los demás, como testimonio en el nombre de Cristo, quien vive en su interior por medio del Espíritu Santo (Juan 7:38,39).
  • Leer 1 Tesalonicenses 5:23, 24.

Comentario del Hno. Cuau
Mi experiencia con Dios al caminar en obediencia a su Palabra y haciendo su voluntad, es que el material del “Plan Maestro de Discipulado Cristiano que estamos compartiendo, de una manera inductiva nos transforma para estar en paz con todos y andar en santidad para ver a mi Dios y Señor cara a cara.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
LA PERSONALIDAD DEL DSCÍPULO: PASOS HACIA UNA VIDA VICTORIOSA.

Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “el cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor.

La victoria del discípulo no es automática. Mientras viva en el cuerpo físico, peleará continuamente la batalla difícil de la fe. Dios le ha prometido la victoria en Jesús. Permítame explicarle en términos prácticos como permitirle a Cristo, sea su Maestro al controlar la totalidad de su personalidad y como permitirle que Él le de vida en el Espíritu.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico

LA PERSONALIDAD DEL DISCÍPULO: EL CRISTIANO ESPIRITUAL

C.P. Cuaúhtemoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “el cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el “Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor”.

La Biblia, en Gálatas 2: 20 declara: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó así mismo por mí.” Y en 1 Tesalonicenses 5:23 y 24 declara: “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.” La Biblia nos habla del cristiano espiritual.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
LA PERSONALIDAD DEL DISCÍPULO: EL CRISTIANO CARNAL

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “el cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el “Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor”

En 1 Corintios 3:1-3 La Biblia declara: “De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales, pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?”. La Biblia nos habla del cristiano carnal.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
LA PERSONALIDAD DEL DISCÍPULO: EL HOMBRE NATURAL

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “el cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el “Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor”.

Comentario del Hno. Cuau

A través de la Biblia, Dios me ha revelado que en el mundo existen tres tipos de hombres:

En 1 Corintios 2:14 dice “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”.

La Biblia nos habla del hombre natural. En 1 Corintios 3:1-3 menciona “De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales, pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación transformación discipulado bíblico
LA PERSONALIDAD DEL DISCÍPULO: LA PERSONA NATURAL

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “El cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el “ministerio de formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor”.

La personalidad del discípulo constituye el punto central en su formación espiritual como discípulo de Jesús para entender cómo piensa, siente y actúa, de la manera como cada uno lo hace. Y explica cómo ser más como Cristo en carácter y conducta. Ponga atención en la enseñanza bíblica sobre “La Persona Natural”.

LA PERSONA NATURAL

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico

LA PERSONALIDAD DEL DISCÍPULO: LA PERSONALIDAD INTEGRAL

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo el “Cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de formación de discípulos espirituales, discípulos reproductores y discípulos colaboradores de mi Dios y Señor”.

COMENTARIO DEL HERMANO CUAU

Mi experiencia con Dios, cuando fui instruido en el “Plan Maestro del Discipulado Cristiano”, fue que Dios me reveló los principios bíblicos sobre su máxima creación, el hombre, para entender quién era yo y como fui formado. Dios, en su inmensa misericordia, me dio a conocer los principios bíblicos de la personalidad del discípulo. Entendí que fui creado a la imagen y semejanza de Dios y desde entonces me propuse llegar a ser como mi Maestro Jesús, en personalidad y carácter, en un proceso de formación espiritual que duraría toda mi vida.

La personalidad del discípulo constituye el punto central en su formación espiritual, para entender cómo piensa, siente y actúa cada uno en particular. Y explica cómo ser más como Cristo en carácter y conducta. Tal vez usted se ha preguntado por qué piensa, siente y actúa de la manera como está acostumbrado a hacerlo. La enseñanza bíblica que todo discípulo de Jesús debe asimilar y entender acerca de su personalidad y crecimiento espiritual es cómo hacer que Cristo sea el Señor de su vida y como vivir como discípulo de Cristo.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
MINISTRAR A OTROS: UN VERDADERO DISCÍPULO

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo el “Cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor.

COMENTARIO DEL HERMANO CUAU

En mis enseñanzas sobre discipulado, siempre uso los términos de: “discípulo bíblico” y “discípulo reproductor”, En mi experiencia con Dios, el verdadero discípulo de Jesús obedece los mandamientos del Señor Jesucristo para toda la vida y el propósito del ministerio de Jesús y sus apóstoles es que cada hijo de Dios sea un verdadero discípulo de Jesús. Eso implica compromiso, obediencia y disciplina espiritual en la vida del discípulo. Con la enseñanza de la “cruz del discípulo”, éste es formado en las siguientes disciplinas espirituales como parte de su vida:
• Saber con precisión las seis disciplinas básicas del discipulado:

  1. Tiempo devocional con el Maestro.
  2. Orar con fe.
  3. Vivir la Palabra.
  4. Comunión con creyentes.
  5. Testificar al mundo.
  6. Ministrar a otros.

• Experimentar una relación más cercana con Cristo a medida que pone en práctica las seis disciplinas espirituales, cada día de su vida.
• Usar la cruz del discípulo para recordarse y recordarle a los demás creyentes el compromiso que requiere ser un discípulo de Cristo.
• Usar las seis disciplinas espirituales, bajo la guía del Espíritu Santo, en el proceso de formación de un discípulo espiritual.
• Ayudar a otros discípulos a vivir en Cristo y a dar fruto para la gloria y la honra a nuestro Dios y Señor.
Recordemos la meta del discipulado (2 Timoteo 2:21): “Así que, si alguno se limpia de estas cosas (mala manera de vivir / vieja naturaleza), será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra”. El discípulo debe crecer en todas las disciplinas espirituales que abarcan su vida y estar debidamente capacitado para que el Señor se valga de ellas. Si el discípulo desarrolla, como estilo de vida, las seis disciplinas espirituales, su vida cristiana será balanceada y fructífera.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
MINISTRAR A OTROS: LAS EXIGENCIAS DE CRISTO (SEGUNDA PARTE)

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “el cómo del Discipulado Bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor.

¿QUE SIGNIFICA SER UN DISCÍPULO DE JESÚS?
El Maestro de maestros, Jesús, demanda en la vida del discípulo tres cosas que caracterizarán a los verdaderos discípulos, cuando Cristo viva en el discípulo y el discípulo viva en Él: amor, obediencia y fruto.
a) Juan 13:34-35. El amor produce obediencia.
b) Lucas 6:46. La obediencia produce fruto.
c) Juan 15:8. Al llevar mucho fruto estamos glorificando al Padre.
Recordemos el “Plan de Discipulado” (Cruz del discípulo). Un discípulo de Cristo tiene:

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cáspsulas de Discipulado

MINISTERIO DE EDIFICACIÓN, TRANSFORMACIÓN Y DISCIPULADO BÍBLICO

MINISTRAR A OTROS: las exigencias de Cristo (primera parte)

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo “El cómo del discipulado bíblico” como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor.

Ya se le compartió cuatro ministerios: enseñanza y predicación; adoración e intercesión; de cuidados; y de evangelismo. Además, de los recursos que conducen a su expresión en la vida de un discípulo.

Jesús no siempre pintó un cuadro color de rosa para sus discípulos cuando les hablaba de lo que les esperaría cuando Él ascendiera al cielo. Durante sus últimos días en la tierra, Jesús resumió para sus discípulos lo que podrían afrontar si daban los pasos para seguirlo y obedecer la “Gran Comisión”. Tomar su “cruz cada día” sería un sufrimiento y pena que el mismo Jesús ya había conocido. Les dijo que el mundo los odiaría porque eran seguidores de Él y porque testificarían en su nombre. Juan 15:18 dice “Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me han aborrecido antes que a vosotros”. El evangelio que tenemos en la Biblia, es el Evangelio del Reino de Dios. Presenta a Jesús como Rey, como Señor, como la autoridad máxima. Jesús está en el centro del mismo mensaje. El Evangelio del Reino es un evangelio Cristo-céntrico. Cuando elaboramos una teología sobre los preceptos bíblicos que nos gustan y olvidamos otros principios bíblicos que nos presentan las exigencias de Cristo, estamos presentando un solo aspecto de Cristo. Es cierto que ÉL es nuestro Salvador y nuestro Sanador, pero no podemos cortar a Jesús en pedazos y tomar solo lo que más nos gusta. No podemos aceptar la parte del mensaje de Jesús que nos guste y rechazar lo que no nos guste. Debemos aceptar por completo el Evangelio de Jesús.

Seguir leyendo “Cáspsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico

MINISTRAR A OTROS: MÁS MANERAS DE MINISTRAR

Estamos compartiendo “El cómo del discipulado bíblico” como fruto de mi experiencia con Dios en el Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor. Ya se le compartió dos ministerios y los recursos que conducen a su expresión en la vida de un discípulo. A continuación comparto un tercer ministerio, con su recurso correspondiente. La comunión cristiana nos conduce a un ministerio de cuidados.

UN MINISTERIO DE CUIDADOS

La comunión con los creyentes nos guiará, con el paso del tiempo, a discipular a nuevos creyentes. Una parte fundamental en la misión de la iglesia es cuidar a los bebés espirituales y ayudarlos a crecer hasta que lleguen a ser creyentes maduros. Dios le otorga a algunos los dones especiales de orientar y capacitar a otros en varias fases del crecimiento espiritual. Cristo se nos revelará según mantengamos comunión con otros creyentes. Un ministerio de cuidados podría implicar:
• Orientar a los nuevos creyentes cuando tienen su experiencia personal del nacimiento espiritual y aceptan a Jesucristo como su Señor y Salvador.
• Ayudar a los bebés espirituales, a comprender, el significado bíblico de tener vida nueva en Cristo.
• Guiar a un grupo pequeño de discípulos a conocer lo que significa ser un seguidor de Cristo.
• Animarlos a prestar servicio a su Dios y Señor, desempeñando cargos en su iglesia local.
• Capacitar líderes espirituales.
• Enseñar a las personas como presentar las buenas nuevas de salvación y preparar su testimonio personal de salvación.
• Apoyar en sus necesidades íntimas, mediante la consejería bíblica.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

MINISTRAR A OTROS: MINISTRE EN EL NOMBRE DE CRISTO

Recordemos la meta y propósito de los discípulos de Jesús: 2 Timoteo 2:21 dice “Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor y dispuesto para toda buena obra”. Aquí, Pablo insiste ante Timoteo (su discípulo), en que sea la clase de discípulo que Jesús pueda usar para sus más nobles propósitos. Deje que Dios lo use como un instrumento de su voluntad; y también recordemos que estamos en él “cómo” del discipulado cristiano y la sexta disciplina que el discípulo debe tener en su vida, que es ministrar a otros.

Debemos orar pidiendo la dirección de Dios, para que nos proporcione la materia prima para discipular (almas sin Cristo: nuevos creyentes). Una vez que tengamos una célula de formación de discípulos, debemos seguir orando para discipular a los nuevos creyentes y enseñarles la nueva vida en Cristo y que puedan relacionarse con otros, produciendo el fruto del Espíritu en ellos: paciencia, bondad y dominio propio. El resultado será que servirán a su Dios y Señor eficientemente. A través de las seis disciplinas que hemos estado compartiendo en el “cómo” del discipulado, se identifican cuatro recursos que están disponibles para todo discípulo: la Palabra, la oración, la comunión cristiana y el testimonio.

Un discípulo que crece, usa estos cuatro recursos para ministrar a los demás en el nombre de Cristo. El servicio que se presta en la formación de discípulos, se expresa en varios ministerios:
• La Palabra nos conduce a un ministerio de enseñanza y predicación.
• La oración nos conduce a un ministerio de adoración e intercesión.
• La comunión con otros creyentes nos conduce a un ministerio de cuidados.
• El testimonio nos conduce a un ministerio de evangelización.
• La comunión cristiana y el testimonio nos conducen a un ministerio de servicios.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”

Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

MINISTRAR A OTROS: TOME SU CRUZ

Recordemos la meta y propósito de los discípulos de Jesús: 2 Timoteo 2:21, “Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto a toda buena obra”. Aquí, Pablo insiste ante Timoteo (su discípulo) para que sea la clase de discípulo que Jesús pueda usar para sus más nobles propósitos. Deje que Dios lo use como un instrumento de su voluntad; y también recordemos que estamos en el CÓMO del discipulado cristiano y la sexta disciplina que el discípulo debe tener en su vida es “Ministrar a otros”.

Cuando Cristo es el centro de nuestra vida, ¿Cómo servimos a los demás? ¿Qué debemos hacer como discípulos de Cristo? Son infinitas las oportunidades que se nos presentan de prestar algún servicio sacrificial a otros. La disciplina de “ministrar a otros”, no significa hacerse pastor u otra clase de obrero de la iglesia. Cada creyente es un ministro si sigue a Jesús y sirve a los demás al igual que Él lo hizo.

LLEVAR SU CRUZ

Para aprender como un discípulo ministra a otros, repasemos Lucas 9:23, en el que Jesús esbozó los propósitos básicos de un discípulo, que son:
• Cuando puso a Cristo en el centro de su vida, el propósito fue la negación de sí mismo;
• Cuando recibió los principios bíblicos de testificar al mundo y reproducir su fruto espiritual, el propósito fue el mandamiento de seguir a Cristo.

Seguir leyendo “Cápsulas de Discipulado”