Pensamientos Episcopales

 pensamientos espicopalesDIA DE LAS MADRES:

En Tito 2:4, aparece la palabra griega “phileoteknos”. Esta palabra representa una clase especial de “amor materno.” La idea que se desprende de esta palabra es la de “preferir” a nuestros hijos, “cuidar” de ellos, “alimentarlos”, “abrazarlos con amor”, “cubrir sus necesidades”, “entablar una tierna relación” a cada uno como si fuera el único salido de la mano de Dios.

YO TUVE Y TENGO, UNA MADRE EXCEPCIONAL Y LA DESCRIBIRÍA ASÍ:

La personalidad del AMOR.

La bendición de la PROTECCIÓN.

El gran EJEMPLO por sus enseñanzas.

El gran cuidado de mi al imponer LIMITES Y DISCIPLINA.

El rico olor y sazón por su manera de cocinar: tortillitas de harina, un molcajete de chile… frijolitos, papitas calduditas, oh qué días.

Una mujer LIMPIA Y PULCRA, vivíamos en lugares humildes, pero muy ordenados y limpios.

Un instrumento para GUIARNOS A DIOS Y SU PALABRA.

Increíble PACIENCIA para bregar, con nuestra testarudez.

Altamente SENSIBLE, mi madre, era muy sentimental, y hasta la fecha.

Honró a sus Padres, amó a su Esposo y a nosotros como hijos..

Es digna de que la llamemos BIENAVENTURADA, muchas mujeres han hecho el bien, pero ella, supera a todas ella.


HEMOS OÍDO QUE DIOS ESTA CON VOSOTROS:

La profecía de Zacarías 8:23 dice: “Así ha dicho Jehová de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros”. 

Que en este tiempo Dios traiga el derramamiento del espíritu de gracia y oración (12:10) y se vea la manifestación de Dios a través de nosotros, para que la gente cumpla la profecía de decirnos: Déjanos acompañarte, queremos ir contigo, queremos estar junto a ti, porque SE QUE DIOS ESTA CONTIGO, se manifiesta y se mueve a través de ti.

Que diez hombres o mÁs, de todo el mosaico cultural que tenemos, se aferren a nuestro MANTO DE SALVACIÓN Y SANIDAD Y SANTIDAD en JESUCRISTO, que despertemos prisioneros de esperanza en Dios (9:12), por el testimonio de nuestras vidas, que reflejemos simiente de paz (8:12), hombres de verdad (8:3), que haya manantial abierto para la purificación del pecado y la inmundicia y de toda necesidad al vernos y escucharnos hablar del maravilloso Dios que tenemos. (13:1).


MAESTRO EN TU DÍA:

Hay al menos tres términos para referirnos a aquellos que enseñan: Docente, Profesor y el Magister. El término docente significa etimológicamente hablando “hacer que alguien aprenda”; el de Profesor viene de “pro” que significa adelante y “fateor” de hablar; es alguien que tiene la facilidad de hablar adelante; y el término magisterio, que viene de “mas” relacionado con “megas” alguien grande o importante. 

Cualquiera que sea su definición, conceptual y experimentalmente hablando todos sabemos que son personas que enseñan, que son autoridad, que guían, que instruyen, que son más experimentados en áreas específicas que nosotros; y en este sentido TODOS SOMOS MAESTROS Y ALUMNOS A LA VEZ, Siempre tenemos algo que aprender de alguien más grande y experimentado, pero a la vez, siempre tenemos algo que enseñar, algo en lo que nosotros SOMOS EXPERIMENTADOS. Aquel que cree que lo sabe todo, o que no tienen nada que enseñar, ha dejado de crecer, se crece y agranda uno cuando se tiene una mentalidad de asimilar siempre, procesar, digerir, hacer el binomio mental de aprender cosas y aprender a aprender. Contenidos y procesos que nos hagan desarrollar.

Una felicitación a todos los que enseñan, y también a los que se dejan enseñar, porque un día, esa será la base, el fundamento y la raíz para compartir con otros, para vaciarnos en otros. Feliz día del Maestro.


Y ES HERMOSA LA HEREDAD QUE ME HA TOCADO.- (Salmo 16:6)

¿Qué significa ser pastor realmente? Tengo 31 años de ministerio pastoral, y en este corto tiempo he aprendido que:

Es más importante agradar a Dios, que agradar a la gente.

Que la gente, es más importante que las actividades, que lo administrativo, que la agenda.

Que el título o las credenciales que tengas no importan, si estas no se traducen en amor y servicio a los demás.

Que debemos amar a la gente, y esto significa: atenderla, cuidarla, proveerle guiarla, discipularla y hasta disciplinarla.

Que la heredad que me ha tocado, el llamado que Dios me dio, no lo cambiaría por nada, ni por nadie.

Que en todo momento debo hacer el bien a todos, ayudándolos, pero, no haciendo el trabajo por ellos. Hay que enseñar a pescar, no darles siempre el pescado.

Que un aspecto importante de prioridad en mi vida debe y seguirá siendo mi familia, es mi primera misión; daré cuentas a Dios por ellos.

Que el aspecto devocional en mi vida es VITAL, no hay programa, libro, carrera, que supla y nutra mi vida, como lo hace el Señor en mi intimidad con él.

Que debo cuidar el “templo del Espíritu Santo”; mi cuerpo, alimentándome bien, y teniendo rutinas de ejercicio que me mantengan sano. Es pueril alegar “Dios es mi sanador” cuando no obedezco sus mandamientos de cuidarme.

Que la Oración es insufrible, insustituible, e increíble. Me deja ver lo que no es, ver lo invisible, creer lo imposible.

El calor del Espíritu Santo, es hermoso, y ver su guía en mi vida, siempre da buenos resultados.

Honrar a Dios con mi tiempo, con mis finanzas, abre ventanas de los cielos a mi vida.

Honrar a mis compañeros consiervos, tratando de bendecirlos, no injuriandolos, siempre viendo la manera de enriquecerlos.

La gente siempre me recuerda por LO QUE HICE en su vida y familia, difícilmente por lo que enseñé o prediqué.

Creo que me falta mucho por aprender, Dios quiera darme suficiente tiempo y oportunidad para hacerlo. 


POCO MENOR QUE LO DIVINO:

Juan Salisbury, quien vivió en el siglo XII, bajo la enseñanza de la escolástica decía: “Somos enanos a hombros de gigantes”; años más tarde el humanista renacentista Juan Luis Vives haciendo alusión a esta expresión alegó: “Ni nosotros somos enanos, ni ellos gigantes, sino que todos tenemos la misma estatura”.

Ellos se referían a la capacidad del hombre en su devenir histórico de plantear el conocimiento, la verdad, la virtud etc. Dios nos dice en el Salmo 8 4 “Digo: ¿Que es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho un poco menor que los ángeles (en hebreo leemos: “menor que lo divino”), y lo coronaste de gloria y de honrra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; TODO LO PUSISTE DEBAJO DE SUS PIES”.

Dios ha dado a todo hombre, en todo lugar llevar su IMAGEN Y SEMEJANZA, imagen es de imaginación (tselem-hebreo, ser sombra o proyección de él) la capacidad de pensar, hacer, crear, deducir, inventar, errar y corregir, creer, amar, perdonar, santificar; en el potencial del que lo CREO, Dios ha puesto una semilla en ti y en mí; para establecer, para derribar, para construir y edificar.

“Todo lo ha puesto debajo de nuestros pies” según el testimonio de la escritura, lo celeste, lo terreno y lo ultraterreno; No eres un enano, ni eres un gigante; eres y con eso es suficiente UN HIJO DE DIOS, creado a su imagen y semejanza, eres creado para llegar a la estatura de su Hijo Jesucristo, el cual nos amó y se entregó por nosotros.

 fernando-fuentes