Conferencia del Distrito Centro, CAM

confe dist centro.pngConferencia del Distrito Centro, CAM

Servir añade bendición

El sábado 9 de septiembre (2017) nos correspondió, como Iglesia Bethel, Portales, recibir la Conferencia del Distrito Centro. Por supuesto, con tiempo de antelación iniciamos los preparativos para esta actividad; se nombraron las Comisiones respectivas, y nos dimos cuenta, una vez más, del gran valor humano con el que contamos, por la disposición, entrega, responsabilidad, armonía que podemos encontrar en el Cuerpo de Cristo.

Esta actividad me lleva a reflexionar en las siguientes áreas que son fortalecidas en la congregación al recibir uno de tantos eventos como este:

  • Fortalece la unidad: este tiempo nos permitió conocernos un poco más en otras áreas de nuestra vida que comúnmente no externamos en los tiempos dominicales. Estas acciones nos llevan a amarnos más mientras más nos conocemos.
  • Fortalece el trabajo en equipo: al permitir que diversas organizaciones y hermanos trabajemos en un bien común. Nos damos cuenta una vez más que en el Cuerpo de Cristo hay lugar para todos.
  • Fortalece los dones y talentos: el mirar a cada hermano ofreciendo lo que mejor sabe hacer, y le gusta, al servicio de Dios, nos muestra que cada uno de nosotros hemos sido bendecidos con diversidad de dones y talentos, que puestos al servicio de Dios edifica a Su pueblo.
  • Fortalece el respeto y admiración: mirar a los hermanos que con tanta responsabilidad y entrega llevan a cabo la tarea que les ha sido encomendada, y aún más allá, tomando una escoba, lavando baños, prestos a acciones de colaboración, nos lleva a amarles más y mirar como Cristo es una realidad en sus vidas, sus vidas al servicio del prójimo.
  • Fortalece nuestra fe: En cada acción que emprendemos nuestra fe tiene que ser fortalecida. Sin fe nuestra confianza y alegría no podrían prevalecer, estaríamos ansiosos, inquietos, etc. Claro, una fe activa.
  • Fortalece nuestras relaciones fraternales: El recibir este tipo de actividades nos permite poder saludar, abrazar, conversar con hermanos que hace algún tiempo no miramos. Gracias a Dios por la conexionalidad.

Recibir esta Conferencia de Distrito ha sido de gran bendición para nuestra iglesia: el servir añade bendición.

El domingo 10 de septiembre celebramos como congregación el LXXVII Aniversario de habernos constituido como Iglesia Metodista de México, y qué mejor celebración que sirviendo a nuestro Distrito.

Dra. Betty Flores

Bethel: Casa de Dios, Casa de Todos.