El Alcance Espiritual de la Reforma

el alcance espiritualEl Alcance Espiritual de la Reforma

El Alance Espiritual de la Reforma

Por Raúl Ruiz Ávila
Tequisquiapan, Qro.
Conferencia Anual Septentrional

¨Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional, “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Ro 12.1-2 1

El dicho popular reza: “Renovarse o morir”. Así como la naturaleza se renueva año con año, también nosotros necesitamos renovarnos día con día.

En I Reyes leemos sobre 5 periodos de reforma encabezados por 5 reyes que “hicieron lo bueno delante de Jehová”: Asa (Cap. 15); Josafat (Cap. 17); Joás guiado por el sacerdote Joiada (Cap. 23); Ezequías (Caps. 29-31); y Josías (Caps. 34-35). 2

La Reforma iniciada por el Espíritu Santo a través de hombres como Juan Huss (Checoslovaquia 1369-1415), Martín Lutero (Alemania 1483-1546), Ulrico Zwinglio (Suiza 1484-1531), Juan Calvino (Francia 1509-1564), y en el siglo XVIII con Juan Wesley (Inglaterra 1703-1791), etc., fue el rayo de luz para toda la civilización, ya que rompió con la era del oscurantismo, para traer la era de la luz en todas las áreas del conocimiento humano. 

El 31 de Octubre de 1517 Martín Lutero, monje agustino, clavó en la puerta lateral de la Catedral de Wittemberg (Alemania), 95 Tesis, principalmente en contra de la práctica de la Venta de Indulgencias (venta del perdón del pecado). Iniciando con esta acción, un movimiento de reforma al interior de la Iglesia Católica Apostólica Romana, que posteriormente daría origen a la Iglesia Luterana en particular y Protestante en lo general.

Lo hizo movido por el descubrimiento que hizo cuando enseñando la epístola de Pablo a los Romanos, en la Universidad de Wittemberg, descubrió que ¨la justicia de Dios es la que tiene quien vive por la fe, no porque sea en sí mismo justo, o porque cumpla las exigencias de la justicia divina, sino porque Dios le da este don. La justificación por la fe no quiere decir que la fe sea una obra más sutil que las obras buenas, y que Dios nos pague esa obra. Quiere decir más bien que tanto la fe como la justificación del pecador son obra de Dios, don gratuito. 4 Ahí encontró un Dios totalmente distinto al que él había conocido en su vida. (En aquél entonces las biblias estaban en latín, griego y hebreo, eran prohibidas su lectura y circulación y eran traducciones hechas a mano que la hacían inaccesible a la gente del pueblo).

“Había conocido por medio de la iglesia de aquél entonces, un Dios que castigaba las faltas cometidas en vida, con enormes sufrimientos en el purgatorio (concepto no bíblico) después de la muerte. Para salir de dicho purgatorio era necesario comprar indulgencias y hacer sacrificios y rezos por los difuntos. Lo tenebroso de la venta de indulgencias, era enseñar que la salvación se podía comprar mediante dinero o sacrificios. Esa creencia ha dado origen a la cultura de corrupción que nos aflige, especialmente en México, cuando se cree que se puede sobornar a Dios para  poder entrar a la Vida Eterna. Esto ha propiciado la cultura de corrupción en nuestro país y que se acuñe el término: ¨narcolimosnas¨.

“El templo del Palacio de Wittenberg era el lugar donde se guardaba una de las colecciones individuales de reliquias más grandes de Europa, acumuladas por Federico III de Sajonia, príncipe elector de Sajonia. Las reliquias eran aquellos objetos que muchos cristianos medievales consideraban “santos” por haber pertenecido o estado en contacto con un santo cristiano (incluso partes del propio cuerpo fallecido). Hacia 1509, el príncipe elector llegó a poseer alrededor de 5.005 piezas, incluyendo varios frascos con la leche de la Virgen María, paja del pesebre donde nació Jesús, y el cadáver entero de uno de los inocentes masacrados por orden de Herodes el Grande. Estas reliquias eran mantenidas en relicarios (recipientes artísticos labrados sobre todo en plata dorada) y exhibidos una vez al año para que los fieles las venerasen”.

“De acuerdo a estas creencias (que posteriormente serían refrendadas por la Iglesia Católica Romana en el Concilio de Trento), su sola contemplación otorgaba méritos al espectador, de modo que podía recibir la absolución del castigo por sus pecados en el purgatorio. En 1509, cada devoto visitante que hizo alguna donación para el mantenimiento del templo del Palacio recibió una indulgencia de cien días por cada reliquia. Antes de 1520, la colección de reliquias del Elector había aumentado hasta las 19,013 piezas, lo que permitía a los devotos peregrinos que donaban a la Iglesia del Palacio, recibir una indulgencia que reduciría su tiempo en el purgatorio por 1,9 millones de días”. 5

“Las acciones de Lutero, sin embargo, no iban inicialmente contra la colección de su soberano, sino en respuesta a la venta de indulgencias por parte de Johann Tetzel, un sacerdote de la Orden de los Hermanos Predicadores (Dominico), comisionado por el Arzobispo de Maguncia y por el Papa León X. El propósito de Tetzel era desarrollar una campaña de recolección de fondos para financiar la renovación de la Basílica de San Pedro en Roma, y aunque el príncipe de Lutero, Federico III de Sajonia, y el príncipe del territorio vecino, Jorge el Barbado, duque de Sajonia, prohibieron la venta en sus dominios, feligreses de Lutero viajaron para comprarlas. Cuando estos creyentes venían luego a confesión, presentaban las indulgencias plenarias que habían adquirido, demandando que ya no necesitaban arrepentirse de sus pecados, puesto que el documento prometía perdón para todos ellos y más”. 6

Las 95 tesis de Lutero, (documento clavado en las puertas de la Iglesia del Palacio de Wittenberg el 31 de octubre de 1517) detonaría un debate teológico que desembocaría en la Reforma y el nacimiento de varias denominaciones dentro del cristianismo, tales como el Luteranismo, el Presbiterianismo y el Anabaptismo.

El Cuestionamiento de Martín Lutero al Poder y Eficacia de las Indulgencias (publicado en latín como Disputatio pro declaratione virtutis indulgentiarum), más conocido como Las 95 tesis, desafió las enseñanzas de la Iglesia de Roma con respecto a la naturaleza de la penitencia, la autoridad del Papa y la utilidad de las indulgencias. 7

¿Conoces el texto de las 95 tesis que escribió Martin Lutero, o vives todavía en semioscuridad?

Para entender el alcance de la Reforma Protestante debemos recordar que en el año 313 D.C., el emperador Constantino decretó al Cristianismo como la religión oficial del Imperio Romano.8  Los romanos se hicieron cristianos por decreto imperial pero no por convicción. El resultado fue que Roma nunca se cristianizó, sino que el Cristianismo se romanizó.

El cristianismo original no tenía jerarquías, el espíritu de hermandad e igualdad era la característica fundamental de la iglesia primitiva (Leer Hechos de los Apóstoles en la Biblia) 9. La influencia romanizadora anuló el concepto de “ministerio” (del lat. ministrare = servir) ejercido por todo cristiano convencido. La iglesia descrita en el Nuevo Testamento consideraba a cada miembro como igual en importancia dentro de las funciones de un cuerpo vivo y unido por amor. (Leer Romanos 12, I Corintios 12-14, Efesios 4) 10. En cambio, se inventó que en la iglesia hay solamente dos tipos de funciones: la del clero y del laico. El diccionario define al laico como una persona ajena a los asuntos de la iglesia, persona que no pertenece a la iglesia. 11 Con ello se propició una estructura autocrática, piramidal, nulificando la función de los ministerios que todos los cristianos pueden y deben ejercer para enriquecer a la iglesia misma en servicio a la sociedad. Dicha estructura autocrática está dirigida por un individuo que ha usurpado el lugar, dirección y función del Espíritu Santo prometido por Jesucristo mismo.12 Impuso una jerarquía que habla de Papas, Cardenales y Arzobispos que no son bíblicos ni Jesucristo enseñó tal estructura.

El factor más importante es que el centro de la predicación cristiana era y sigue siendo “La Salvación por la fe en Cristo y no por las obras” (Leer las enseñanzas de Jesucristo y los apóstoles, contenidas en el Nuevo Testamento). El amor, la gracia y el perdón de Dios se experimentan cuando el individuo pone su fe en Jesucristo como su único y suficiente Salvador, se arrepiente de sus malas obras, pide perdón y experimenta un cambio interior para no volver a pecar. Las buenas obras son el resultado de una vida transformada por el amor de Dios.

El cristianismo romanizado que nos llegó a México y a otros países conquistados por los españoles, predica que el perdón de Dios se obtiene mediante las obras: limosnas, indulgencias, peregrinaciones, etc. De acuerdo a esta teología equivocada, se llega a creer que se puede sobornar a Dios mediante las obras, para obtener su perdón y la vida eterna. Los que practican esta teología, creyendo ser los buenos, son muy religiosos y creen que con sus limosnas obtienen el favor de Dios. Es por eso que nuestra gran nación sufre de corrupción en sus raíces. Es doloroso ver a tanta gente de buena fe sacrificándose en peregrinaciones y exponiendo su vida y la de los demás, perdiendo días laborales y gastando el poco dinero que tiene para obtener el favor divino.

Albert Einstein dijo, en su discurso ¨Mi visión del Mundo¨ pronunciado en Amsterdam, 1934, y escrito en el libro ¨Este es Mi Pueblo¨ Editado por Raíces, pg. 72: ¨Si al judaísmo de los profetas y al cristianismo en la forma que lo predicara Jesucristo, se les quitaran todos los agregados posteriores, hechos en especial por los sacerdotes, quedaría en pie una doctrina que estaría en condiciones de curar a la humanidad de todos sus males sociales. 13

Un alcance espiritual en el siglo XVIII fue el inicio del Metodismo en Inglaterra. Juan Wesley (1703-1791) formó un grupo de compañeros estudiantes, preocupado por el estado de corrupción y decadencia general de su país. El calificativo de metodistas surgió como un apodo despectivo, para describir la conducta fervorosa, disciplinada y metódica de ese grupo de estudiantes de la Universidad de Oxford, cristianos sinceros.

La Inglaterra de entonces estaba plagada de la corrupción heredada por el rey Enrique VIII   (14911547), quien fue famoso por haberse casado seis veces y por ejercer el poder más absoluto entre todos los monarcas ingleses.  Entre los hechos más notables de su reinado se incluye su ruptura con la Iglesia Católica Romana y su autonombramiento como cabeza de la Iglesia de Inglaterra (Iglesia Anglicana), por no haber permitido el Papa la disolución de uno de sus matrimonios para casarse con una de sus amantes. La negativa del Papa de Roma se dio, no tanto por cuestiones teológicas o morales, sino por los intereses políticos y económicos que el papado siempre ha manejado. Enrique VIII manejaba las leyes a su antojo, para su conveniencia personal. Fue por este tipo de herencias que en la Inglaterra del siglo XVIII prevalecía la corrupción, el mercado de esclavos, la simonía en la iglesia oficial, luchas de poder, etc. En los tiempos de Wesley, Inglaterra vivía en extremos sociales; por un lado la opulencia de algunos, lograda por la naciente revolución industrial; por el otro lado, la miseria de la mayoría, la promiscuidad, abusos, enfermedades y pestilencias. La pobreza diezmaba la población, pues niños y huérfanos vivían en las calles en total estado de indigencia. ¿Algún parecido con la situación de México hoy?

Wesley y sus compañeros hicieron esfuerzos muy grandes para cambiar la situación de su país; sin embargo, no fue hasta que Wesley mismo experimentó un cambio interno provocado por el Espíritu Santo, al que llamamos: “La Experiencia del Corazón Ardiente” (24 de mayo de 1738), cuando nació verdaderamente el movimiento del Espíritu Santo llamado Metodista. ¿En qué consistió la Experiencia del Corazón Ardiente en Wesley? Después de luchar y fracasar espiritualmente y temerle a la muerte. Él describe su experiencia en su diario: ¨Fui a América a convertir a los indios, más ¿Quién me convertirá a mí? ¿Quién me librará de este corazón perverso e incrédulo? Tengo una hermosa religión de verano; puedo hablar de ella mientras está lejos el peligro; pero, luego que la muerte me mira a la cara..14

Inmediatamente después de desembarcar en Deal, el 1º de febrero de 1738, Juan Wesley se dirigió a Londres, donde había de dar con los cristianos sinceros y fervorosos que le introducirían en el nuevo camino que estaba resuelto a seguir. Los Moravos ya le habían hecho mucho bien; sus prejuicios de partidario de la Iglesia Alta (Anglicana) se iban debilitando poco a poco conforme conocía más de cerca a esta comunidad cuyas formas eclesiásticas eran tan primitivas; sobre todo, habíase modificado considerablemente su idea religiosa bajo el influjo de este cristianismo tan sencillamente evangélico. Por fin, un moravo iba a ser el Ananías de éste nuevo Pablo. Pedro Boehler le mostró a su amigo que ¨la fe viva, dondequiera que existe, produce la paz del alma y la santidad, y que ésta fe no es otra cosa sino la confianza firme que el alma tiene en Dios, la cual infunde la certidumbre de que sus pecados le han sido perdonados por los méritos de Cristo y de que está reconciliado con Dios¨.15

Estas ideas, que eran nuevas para Wesley, suscitaron ciertas objeciones en su mente. Pero Boehler le aconsejó las estudiara a la luz de la Sagrada Escritura; se puso a estudiarlas y encontró la corroboración de lo que su amigo le enseñaba. Hasta entonces, Wesley era místico y ritualista.

Agobiado por el peso de tener una fe de siervo y no de hijo, quiso dejar de predicar y Pedro Boehler le disuadió con energía, diciéndole: ¨Predica la fe hasta tenerla, y entonces predicarás porque la tienes.¨ 16  Wesley comenzó a buscar fervientemente esa fe; al mismo tiempo, reconoció la importancia de asociarse con los moravos, que se reunían en Fetter Lane, bajo la dirección de Pedro Boehler.

Ésta sociedad se había integrado el 1º de mayo de 1738. Se reunían una vez a la semana para confesar sus faltas los unos a los otros, conforme al mandamiento de Dios dado por Santiago y para orar los unos por los otros. Desde las 5 am del 24 de mayo abrió la Palabra. Dios le habló a través de 2 Pedro 1:4. Por la tarde fue a la catedral de S. Pablo donde se leyó el Salmo 130.  Esa misma noche fue a la calle de Aldersgate donde tuvo la experiencia que llamamos del ¨Corazón Ardiente¨. Wesley mismo describe esa experiencia de la forma siguiente: ¨Sentí que confiaba en Cristo, y en Cristo solamente, para mi salvación; recibí la seguridad de que Dios había borrado mis pecados, y que me salvaba a mí de la ley de pecado y de la muerte¨ 17

Podemos decir que Wesley fue un gran reformador del siglo XVIII, tanto como los que le antecedieron. Los reformadores no se consideraban rebeldes ni herejes, sino fieles cristianos que aspiraban regresar a las doctrinas apostólicas y renovar a la iglesia cristiana en la práctica y doctrina bíblicas.

Los principales reformadores eran personas de vasta cultura, tanto teológica como secular; Juan Calvino estudió en la Sorbona, Lutero era monje y profesor universitario de Biblia, Zwinglio era sacerdote e intelectual, etc. Ellos buscaron en las fuentes de la antigüedad cristiana, las bases para una renovación personal y social, estudiando las Sagradas Escrituras.

Una de las personas que recibió el mensaje a través de Wesley y Jorge Whitefield –compañero de Wesley- fue John Newton. Durante la primera parte de su vida, Newton fue comerciante de esclavos, actividad en la que se destacó por su crueldad y abyección; conducta de la que se arrepintió, convirtiéndose en una nueva criatura. (Experiencia relatada en la película “Amazing Grace”, “Libertad” en español). Después de esa experiencia de conversión a Cristo, escribió “Amazing Grace” (Sublime Gracia) y muchos otros himnos. Además, fue un destacado abolicionista que luchó para erradicar de Inglaterra el comercio de esclavos.

Newton llegó a ser el pastor de William Wilberforce (1759–1833), político, filántropo y abolicionista, quien, -siendo miembro del Parlamento Británico y después de su conversión a Cristo-, dirigió una campaña en contra de la esclavitud. En 1791 Propuso un proyecto de ley a la Cámara de los Comunes, para eliminar la esclavitud. Desde entonces defendió el proyecto abolicionista hasta 1807, año en que su proyecto de ley fue aprobado por el Parlamento Británico. Durante esos 16 años de lucha parlamentaria, Willberforce contó con el apoyo decidido de los predicadores itinerantes metodistas -quienes instruían y buscaban el apoyo del pueblo a esta ley, basada en las enseñanzas de Jesucristo-. 18

El movimiento llamado Metodista se expandió a varios países del mundo, llegando a nuestra patria (1873), 135 años después de la experiencia del ¨Corazón Ardiente¨ de Juan Wesley. Nuestro país había pasado por la guerra de Independencia (1810-21) y la Guerra de Reforma (1857-1861). Nuestros libertadores, independentistas y reformadores, como Hidalgo, Juárez, etc., alimentaron su espíritu y sus ideas libertarias en la Santa Biblia, La Palabra de Dios.

Prueba de ello son “Los Debates sobre la Libertad de Creencias” del Constituyente de 1857. Los discursos de los diputados liberales son verdaderos sermones bíblicos, cuyo resultado fue la promulgación de la Ley de Libertad de Creencias, el 4 de Diciembre de 1860. Sugiero que este documento sea libro de texto en nuestras iglesias y escuelas Metodistas.

Este libro fue reeditado por la Facultad de Derecho de la UNAM gracias a nuestra insistencia ante el Ejecutivo Federal.

En mi contestación al Secretario de Gobernación, -el 29 de julio de 1994-, manifesté lo siguiente: “Deseo reiterar que nuestro anhelo, considerando el gran valor histórico, moral y espiritual que dichos debates tienen, es que se utilicen como libro de texto en las escuelas primarias y secundarias de nuestro país. Creemos que documentos como éste, nos permitirán desarrollar una educación sólida que fortalezca la construcción de una sociedad democrática, plural, justa, respetuosa y soberana”. Esta petición no se ha cumplido ni por parte del gobierno ni por nosotros como cristianos evangélicos.

Preguntas para análisis:

  • ¿Los legisladores actuales dan prueba de haber leído la Biblia?
  • ¿Qué ha pasado con las clases de civismo en el sistema de educación?
  • ¿Necesita México una reforma profunda?
  • Las iglesias cristianas evangélicas se han multiplicado en el país. ¿Por qué no estamos influyendo en la situación por la que nuestro país atraviesa?
  • ¿Por qué estamos tan silenciosos ante las situaciones sociales, políticas y económicas que empeoran cada día?
  • ¿Tenemos miedo de levantar la voz profética para llamar al arrepentimiento a gobernantes y ciudadanos? Ez. 33:5
  • ¿Eres una persona renovada por Dios y puedes ser un instrumento idóneo para renovar a la nación?
  • ¿Seguimos siendo movimiento del Espíritu Santo, o nos estamos convirtiendo en monumento? ¿Cuál es la diferencia y las causas?

A continuación les comparto un artículo que escribí hace tiempo:

¿SÓLO ORAR POR LOS GOBERNANTES?

Algunas personas me han expresado que no debemos confrontar a los gobernantes sino someternos a ellos y orar por ellos. Usan como base Romanos 13:1-2. Olvidan el contexto bíblico y pregunto:

  • ¿Qué hubiera pasado si Moisés no hubiera confrontado al Faraón obedeciendo la Palabra de Dios? Éxodo
  • ¿Qué hubiera pasado si los soldados de Saúl no hubieran impedido que el Rey Saúl matara a su propio hijo por el ¨terrible¨ delito de comer un poco de miel en medio de la guerra? I Samuel 14:45
  • ¿Qué hubiera pasado si los profetas como Isaías, Jeremías o Jonás se hubieran quedado callados ante la corrupción del pueblo y los gobernantes? 
  • ¿Qué hubiera pasado si Daniel se hubiera sometido ciegamente a los reyes Nabucodonosor, Belsasar y Darío? Daniel
  • ¿Qué hubiera pasado si Jesucristo se hubiera sujetado al Sanedrín o a Pilato? Mateo, Marcos, Lucas, Juan;
  • ¿Qué hubiera pasado si Pedro y Juan hubieran obedecido a los gobernantes y al pueblo? Hechos 4

Lo que ha pasado es que leemos el texto sin contexto que convierte el discipulado en algo cómodo y de moda. Miqueas 3:8 es muy claro: ¨Mas yo estoy lleno de poder del Espíritu de Dios, y de juicio y de fuerza, para denunciar a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado¨.

Por otro lado el apóstol Pedro dijo ¨Sed sobrios y velad…..¨ (estar bien informados y conscientes de lo que pasa a nuestro derredor) ¿Cuál es tu fuente de información? ¿Televisa o tv Azteca? Ve a las redes sociales y a las fuentes de información internacionales para saber lo que realmente pasa en México. Por otro lado, las autoridades supremas a las que me someto como cristiano y mexicano es a la Biblia y a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. ¿Conoces bien y a fondo estas dos autoridades? Te insto a que busques en oración la dirección de Dios al ejercer tu voto, este 7 de junio, para que Dios levante a verdaderos gobernantes y legisladores conforme al corazón de Dios y que conozcan estas dos autoridades supremas.

El alcance espiritual de esta revolución debe llegar a México para evitar una revolución armada que no necesitamos. Nuestro país está hundido en corrupción, injusticia, desigualdad, violencia e impunidad, entre otras cosas. La corrupción nace de la ignorancia de las verdaderas enseñanzas de la Biblia, especialmente las enseñanzas de Jesucristo. Dicha corrupción ha impregnado a México en todos sus niveles: gobierno, educación, política, finanzas, producción, justicia social, la familia mexicana, etc. La ignorancia de nuestras leyes fundamentales, las cuales emanaron de las enseñanzas bíblicas también. (Estudien los discursos del Constituyente de 1857 y notarán que los diputados liberales fundamentaron sus argumentos en las enseñanzas de Jesucristo para lograr la promulgación de la ley de Libertad de Creencias el 4 de diciembre de 1860) 19

El Pastor Metodista Zdravko Beslov, de Bulgaria, quien sufrió 15 años de cárcel y tortura bajo el régimen comunista, en la reunión del Comité Ejecutivo del Concilio Mundial Metodista celebrado en Varna, Bulgaria, declaró: “Tanto el comunismo como el capitalismo han querido crear una nueva sociedad y ambos sistemas han fracasado porque una nueva sociedad se da sólo en base a un nuevo hombre y ese nuevo hombre se da sólo en Jesucristo.” 20

El alcance espiritual de esta revolución religiosa depende de nosotros ahora. Debemos preguntarnos: ¿Qué aspectos de mi vida requieren de una reforma? ¿Qué aspectos de nuestra iglesia requieren de una reforma? ¿Necesita México una Reforma?

Desde 1873, en que se inició el Metodismo en México, a la fecha, la situación y el estado de nuestro país han experimentado muchos cambios. Sin embargo, han crecido alarmantemente:

  • La corrupción,
  • La injusticia,
  • La violencia,
  • El secuestro,
  • La contaminación ambiental,
  • La ignorancia,
  • La falta de valores,
  • La desintegración familiar,
  • La extrema pobreza de la mayoría y la extrema opulencia de la minoría, etc. etc.

Te invito a: Estudiar nuestra autoridad máxima como mexicanos a la cual los poderes de la Unión y cada ciudadano debemos sujetarnos: La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a la luz de las enseñanzas Bíblicas, nuestra autoridad de fe y conducta. A experimentar el cambio interno que todos los reformadores buscaban, el perdón de nuestros pecados, confiar en Cristo como nuestro Suficiente Salvador y disponernos  a servir a nuestra patria en el Nombre de Aquel que dio su vida por salvarnos: Cristo Jesús. Obedeciéndole al cumplir con los mandatos de ir a Evangelizar y Discipular a todas las naciones empezando con nuestra propia casa.

A conocer tus derechos y obligaciones como ciudadano mexicano. A dialogar con el diputado de tu distrito (quien te “representa” ante el poder legislativo) y tomar acciones para cambiar la situación de corrupción, injusticia, impunidad, desigualdad, violencia, ignorancia, etc. que nos están destruyendo. A hacer presencia ante los gobernantes y servidores públicos para darles testimonio de honestidad, justicia y fe.

Para terminar este artículo pregunto ¿Cuál es la mejor acción que la iglesia cristiana puede hacer para cambiar las cosas en México? y respondo con el ejemplo del gran Reformador Juan Wesley ¨Dios te dice: Haced todo lo que podais, ya sea poco o mucho, para salvar las almas por las que ha muerto mi Hijo…Todo tu negocio, lo mismo que el mío, es salvar almas¨. Más adelante dijo: ¨Tened presente que no es vuestro principal negocio predicar tantas y tantas veces, o tener cuidado de esta o aquella sociedad, sino salvar tantas almas como podáis; traer tantos pecadores como sea posible al arrepentimiento y hacerlos crecer, con todas nuestras fuerzas, en aquella santidad sin la cual nadie verá al Señor¨. 21 Así pasaremos de sólo tener un slogan a la acción: ¨REFORMAR A LA NACIÓN, EXTENDIENDO LA SANTIDAD ESCRITURAL¨. Tenemos una gran herencia espiritual, de nosotros depende hacerla efectiva provocando una Revolución Espiritual que alcance a todo México y el mundo, como fue la orden de Nuestro Señor y Salvador, Cristo Jesús.

REFERENCIAS

  1. Sociedades Bíblicas Unidas en América Latina, Santa Biblia, RV60, Romanos 12.1-2
  2. Sociedades Bíblicas Unidas en América Latina, Santa Biblia, RV60, I Reyes 15; 17; 23; 29-31; 34-35.
  3. Wilkipedia, página “La Reforma Protestante”
  4. Justo L. González, ¨Historia del Cristianismo, Tomo 2¨, Ed. Caribe, 1994, p. 38.
  5. Wilkipedia, página “La Reforma Protestante”
  6. Justo L. González, ¨Historia del Cristianismo, Tomo 2¨, Ed. Caribe, 1994, p. 39
  7. Wilkipedia, página “La Reforma Protestante”
  8. Decreto de Milán, 313 D.C.
  9. Sociedades Bíblicas Unidas en América Latina, Santa Biblia, RV60, Hechos de los Apóstoles.
  10. Sociedades Bíblicas Unidas en América Latina, Santa Biblia, RV60, Romanos 12, I Corintios 12-14, Efesios 4.
  11. De Toro y Gilbert, Miguel, Diccionario Pequeño Larousse Ilustrado, Ed. Larousse, Paris.
  12. Sociedades Bíblicas Unidas en América Latina, Santa Biblia, RV60, Hechos 1:8.
  13. Albert Einstein, ¨Mi visión del Mundo¨, Amsterdam, 1934, y editado en el libro ¨Este es Mi Pueblo¨ Ed. Raíces, pg. 72
  14. Lelievre, Mateo. Juan Wesley, Su Vida y Su Obra. Casa Editorial de la IM Episcopal del Sur. 1911 pp. 84-85
  15. Justo L. González, ¨Historia del Cristianismo, Tomo 2¨, Ed. Caribe, 1994, p. 349
  16. Lelievre, Mateo. Juan Wesley, Su Vida y Su Obra. Casa Editorial de la IM Episcopal   del Sur. 1911, p. 90
  17. Justo L. González, ¨Historia del Cristianismo, Tomo 2¨, Ed. Caribe, 1994, p. 349
  18. Wilkipedia, páginas ¨JuanWesley¨, ¨John Newton¨, ¨William Willberforce¨
  19. González Calzada, Manuel, coordinador, Los Debates sobre la Libertad de Creencias, (1857) Reedición por la Facultad de Derecho UNAM, Metropolitana Ediciones, S.A. de C.V. 1994
  20. Durante la reunión del Comité Ejecutivo del Concilio Mundial Metodista, Varna, Bulgaria, Septiembre 21-26, 1992
  21. Lelievre, Mateo. Juan Wesley, Su Vida y Su Obra. Casa Editorial de la IM Episcopal   del Sur. 1911 pp. 446-447