Seis Secretos que Donald Trump Quería Ocultar

20) Fire and Fury, seis secretos de D. TrumpFIRE AND FURY

Seis secretos que Donald Trump quería ocultar

Nación321

@nacion321

2018-01-05 | 15:14 Hrs.

La decepción por haber ganado la Casa Blanca, las traiciones del grupo que lo llevó a ser presidente, su obsesión por comer hamburguesas de McDonald´s y hasta una negociación con México. 

Estos y otros secretos sobre Donald Trump se incluyen en el nuevo libro del periodista y escritor estadounidense Michael Wolff, Fire and Fury (“El fuego y la furia”), lo cual ha hecho enojar al presidente de Estados Unidos, pues describe al magnate como un hombre infantil e indisciplinado que en realidad no quería llegar a la Casa Blanca, de acuerdo con la agencia AP. 

“Michael Wolff presenta a Trump como un niñito malcriado en muchos aspectos, que no comprende la responsabilidad que representa la Presidencia, y pasa las noches comiendo hamburguesas en la cama, mirando la televisión y hablando por teléfono con viejos amigos”, agregó la agencia.

Aquí te dejamos algunas de las revelaciones de este libro, de acuerdo con un extracto que autorizó Michael Wolff a New York Magazine.

  1. PERDER GANANDO

El libro asegura que el grupo cercano del entonces candidato presidencial Donald Trump pensaba que el magnate no tenía posibilidades de ganar y que incluso ese sería el mejor escenario para todos.

Trump creía que su candidatura a la presidencia impulsaría su marca y le daría “un sinfín de oportunidades”, pero nunca esperó ganar, describe el autor del libro Michael Wolff.

“Puedo llegar a ser el hombre más famoso del mundo, esto es mucho más grande que cualquier sueño que haya tenido. No creo que vaya a perder, pero si no gano, no lo tomaré como una derrota, porque todos ganaríamos”, le habría dicho Trump a Roger Ailes, uno de sus aliados más cercanos, a días de la elección presidencial 

Donald Trump Jr. le dijo a un amigo que su padre, al enterarse de que estaba a punto de ganar las elecciones, estaba tan asustado que “parecía como si hubiera visto un fantasma”.

El hijo del presidente describió que en ese momento la ahora primera dama Melania Trump “estaba llorando, y no precisamente de alegría”.

  1. IGNORANTE

 El libro El fuego y la furia describe que los amigos de Donald Trump sabían que el magnate era un ignorante que se desespera con facilidad cuando las cosas no salen como lo espera.

“Pocas de las personas que conocían bien a Trump se hicieron ilusiones sobre su llegada a la Casa Blanca. Él era lo que es. Todos en su círculo de amistades millonarias sabían sobre su vasta ignorancia. En una ocasión su excolaborador Sam Nunberg le estaba explicando la Constitución de EU pero no llegó ni al cuarto artículo cuando notó que el candidato estaba desesperado y volteó los ojos en señal de aburrimiento.

  1. EL PLAN DE IVANKA

Ivanka Trump, la hija preferida del presidente de Estados Unidos, tenía un plan en mente: ser la primera mujer en llegar a la Casa Blanca. Para su fin, contaba con el apoyo incondicional de su esposo, el asesor de Donald Trump, Jared Kushner.

Ivanka no tenía empacho en confiarle al círculo cercano del presidente de EU sus aspiraciones presidenciales, algo que no le cayó muy bien a Steve Bannon.

En realidad lo que pretendían Ivanka y Jared, de acuerdo con el libro, es ser el respaldo de Donald Trump, porque sabían que el presidente de EU se distrae con facilidad y suele ser impulsivo.

“Él exige que le prestes atención, pero luego cree que eres débil si te arrastras. En cierto sentido, es como un actor instintivo, mimado y enormemente exitoso. Todo el mundo es un lacayo que atiende su voluntad y espera que no lo hagan enojar”, detalla el libro sobre la personalidad de Trump.

 

  1. LA REUNIÓN FALLIDA

 

El libro también describe cómo se cayó la reunión entre Enrique Peña Nieto y Donald Trump, concertada originalmente para enero del año pasado. Jared Kushner, yerno de Trump y asesor del presidente, había concertado un encuentro entre el mandatario mexicano y el estadounidense.

 

Un miércoles después de que Trump tomó protesta como presidente, Kushner se reunió con una delegación de funcionarios de primer nivel de México y horas después, presumió a su suegro que tenía arreglado un encuentro con el presidente mexicano.

“La negociación para traer al presidente mexicano Enrique Peña Nieto a la Casa Blanca se realizó durante el periodo de transición. Kushner vio la oportunidad de convertir la cuestión del muro dentro de un acuerdo bilateral sobre migración, una demostración de fuerza de las políticas ‘trumpianas’”, menciona.

Al día siguiente, en Twitter, Trump culpó a México de robarse los empleos estadoundienses. “Si México no quiere pagar por el muy necesario muro fronterizo, entonces sería mejor que se cancelara el encuentro con su presidente”. Acto seguido, Peña Nieto canceló el encuentro, dejando el poder de negociación de Kushner y su influencia en la Casa Blanca humillada y por los suelos 

  1. SUS MIEDOS

Mudarse de las comodidades de Nueva York a la Casa Blanca incomodó a Trump, al punto que adoptó medidas poco usuales que incluso le generaron problemas con el Servicio Secreto, encargado de proteger al presidente de Estados Unidos.

“Trump ve a la Casa Blanca como un lugar al que le teme. Se movió a su propia recámara, separada de la de su esposa Melania, y le ponía llave a su cuarto, incomodando al Servicio Secreto que insistió en tener acceso a la habitación. Esto provocó que Trump se enojara con el personal de limpieza cuando este levantó una camisa que dejó en el suelo. “Si lo dejé en el piso es porque ahí la quiero”, habría dicho el presidente”, refiere el libro.

Su incomodidad en la Casa Blanca obligó a Trump a tomar medidas drásticas: prohibió que cualquier persona tocara sus cosas, especialmente su cepillo de dientes. Esto se debió a su temor de que lo fueran a envenenar, una razón por la que le gusta comer en McDonald’s, porque nadie sabe que acudirá a ese lugar donde la comida ya está hecha.

El presidente de EU también estaba molesto durante sus primeros días como presidente por las filtraciones sobre sus asuntos y patrones de conducta, aunque quizás el principal filtrador era él, al hablar durante largas horas con personas a quiénes no tenía por qué contarle cosas, destaca el libro.

“Era un río de lamentos en sus llamadas, por lo que no era de sorprender que esos lamentos llegaran a los medios”, refiere el libro.

  1. TRAIDOR

Steve Bannon, exjefe de campaña de Donald Trump y uno de los principales responsables de que el magnate sea presidente de Estados Unidos, calificó de “traidora” y “antipatriota” una reunión realizada en la Torre Trump entre Donald Trump Jr., asesores de campaña y una abogada rusa.

Bannon asegura que las investigaciones sobre una posible colusión entre Rusia y funcionarios de la campaña de Trump probablemente se enfocarían en el lavado de dinero. 

“Van a quebrar a Don Junior en la televisión nacional, como si fuera un huevo”, afirmó Bannon.