Pensamientos Episcopales

12) Pensamientos episcopalesPensamientos episcopales

TODA PRESENCIA SUPONE UNA AUSENCIA.

Toda inmanencia una trascendencia… La historia que cuenta Jesús, aquella donde habla del hombre del que han salido malos espíritus, demonios, en Lucas 11: 24. “Cuando el espíritu inmundo saliere del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Me volveré a mi casa de donde salí. 25 Y viniendo, la halla barrida y adornada. 26 Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, habitan allí: y lo postrero del tal hombre es peor que lo primero”.

Nos revela que la “casa” como un símbolo y representación de la vida del hombre, debe y puede ser libre y estar “barrida y adornada”. PERO, esto no significa que esté llena. El hombre por naturaleza es inclinado hacia el mal, está contaminado, torcido, desordenado, sus pasiones le sobrepasan, creando cotos de poder del enemigo dentro de nosotros, de los cuales debemos ser liberados; PERO inmediatamente debemos llenarlo. ¿Llenarlo de qué? Necesitamos la Presencia de Jesús, él dice: “estoy tocando la puerta de tu corazón, si la abres entraré a ti”; y necesitamos la presencia del Espíritu Santo, porque donde esta él, hay LIBERTAD, hay algo que en doble AA, le llaman substitución, esta es una ley espiritual, la ausencia de Cristo y del Espíritu Santo, suponen la presencia del diablo, de tu carne y del mundo; pero la Presencia de Dios y su Espíritu, supone la ausencia y destierro de ellos, substituimos estas cosas que pensábamos que nos llenaban y realizaban, de tal manera que cuando regrese el espíritu malo…vea la casa barrida, arreglada y HABITADA POR DIOS.

 


 LICENCIATURA EN TEOLOGÍA EN LINEA, DE MANERA VIRTUAL EN EL SEMINARIO METODISTA JUAN WESLEY.

Este 15 de enero se dio apertura a la Licenciatura en Teología en línea, si tienes Bachillerato en Teología, puedes pedir informes ya sea aquí o en EEUU, y terminar tu ciclo en Licenciatura. Incluso si terminaste el SETE, el Sistema de Extensión en Bachillerato, ahora puedes acceder a terminar la Licenciatura en línea.

Es una grandiosa oportunidad que nos está dando el Señor. Pastor, anima a tus miembros a que sigan adelante en tu iglesia local. Pidan informes al seminario Metodista Juan Wesley en la página de facebook o internet.

 


 ESTE AÑO DEBEMOS SER MEJORES, DEBEMOS DAR RESULTADOS.

En la última semana de diciembre, tuve un devocional con mi padre en Austin, Texas, leímos la parábola de las diez minas narrada en Lucas 19:11-27. Sacamos varias enseñanzas en nuestra conversación:

Primero: (13) Dios es el que llama, en el Reino no se trata de ofrecidos, sino de llamados por Dios para hacer ministerios específicos.

Segundo: (13) El llamó a diez siervos, dándoles diez minas, en el 15 aclara que las minas, eran una cantidad de dinero, les repartió por igual, porque Dios sabe que si él nos ha llamado, tenemos la capacidad para hacerlo.

Tercero: (16-24) Se narra la rendición de cuentas, los frutos que habían producido, en cada uno de ellos, Dios esperaba frutos, esperaba resultados, esperaba multiplicación, crecimiento.

Cuarto: En estos mismos versículos nos damos cuenta, que aunque Dios considera que tenemos la capacidad, no todos nos enfocamos, y hacemos un esfuerzo intencional para mejorar, para producir, para tener más y rendir más.

Quinto: Que Dios te lleva a nuevos niveles de poder, administración y unción, si administras dirigido y empoderado por el Espíritu Santo, todos recibieron una mina, pero uno generó 10 más, el otro cinco y el último la guardó; el que genero más, GOBERNÓ SOBRE 10 CIUDADES, produjo 1000%, fue fiel en lo poco, fue puesto en lo mucho.

Sexto: El que lo escondió, Dios lo reprendió y le exhortó para que hubiera al menos invertido y generado intereses.

Séptimo: Me llama la atención el versículo 27, porque ahí se encuentran los otros 7 que no multiplicaron, ni siquiera lo guardaron, sino lo malgastaron, a todos ellos dijo: “traedlos acá y decapitarlos delante de mí”, es decir, les dieron cuello. Este año Dios ha puesto nuevos retos, oportunidades, te ha dado una vida, una familia, un trabajo, un ministerio, una iglesia, un negocio, una carrera… ¿Qué espera el Señor de ti? Que mejoremos, que produzcamos en el Reino, no todo es números, pero las parábolas todas nos hablan de crecer, multiplicar, extender, influenciar para bien.

Los anteriores mensajes breves no fueron redactados para su publicación en este órgano informativo, sino localizados y rescatados de diferentes comunicados que el Obispo Fernando Fuentes Amador envió mediante las redes sociales a su área episcopal (CAO). Es iniciativa de este periódico su publicación, ya que su contenido tiene un valor pastoral aprovechable para todos nosotros.

 

 

fernando-fuentes