RECTOR: Instituto Mexicano Madero

IMM Madero PueblaDía Internacional de la Mujer

Una mujer nunca será igual a un hombre ni un hombre igual a una mujer. La mera composición anatómica nos hace diferentes, fisiología, naturaleza, psicología entre otras más ramas posibles de estudiar. El hombre la fuerza, la mujer delicada, el hombre el cobijo, la mujer frágil, sin embargo la misma especie.

Después de muchas fechas, sucesos históricos nos han llevado a institucionalizar el 8 de Marzo como el Día Internacional de la Mujer pero ¿Qué celebramos?, celebramos logros Culturales, Sociales, Tecnológicos donde una mujer ha estado a la cabeza y, ¿Por qué? Por la represión y nulo valor de la Mujer en la sociedad lamentablemente, no hace muchas décadas de eso.

Clara Zetkin comienza a pensar en la lucha por la igualdad cívica, durante la segunda Conferencia Internacional Socialista de Mujeres, celebrada en agosto de 1910 en Copenhague, se adoptó la necesidad de organizar, cada año, una jornada por las mujeres. Fue una iniciativa de Clara Zetkin, comunista alemana que abandonó su país tras la prohibición del Partido Socialdemócrata. Desde Francia y Suiza escribió literatura de forma clandestina, y a su vuelta a suelo germano, fue la editora de ‘Die Gleichleit’ (‘Igualdad’), un periódico de mujeres socialistas. Zetkin quiso replicar la iniciativa del colectivo femenino socialista estadounidense que, a partir del año anterior (1909) decidió organizar, el último domingo de febrero, una jornada nacional por la igualdad de los derechos cívicos.

Y es que existen muchos datos sobre los orígenes del Día de la Mujer pero fue un movimiento mundial debido a dicha opresión fémina, en el mismo tiempo y diferentes lugares sin tener que converger con algún líder mundial.

Es hasta 1975 cuando la Organización de Naciones Unidas oficializa, durante el Año Internacional de la Mujer, el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. Ahora, acabar con la desigualdad es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que se fijaron desde la ONU en 2015 y que tendrían que alcanzarse en 2030: uno de los puntos tiene como objetivo “poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas”, ya que esto no solo es un “derecho humano básico” sino también “es crucial para acelerar el desarrollo sostenible”.

Entendamos pues la equidad de género no como mujeres y hombres sino, como seres humanos.

CELEBREMOS LA LUCHA Y EDUQUEMOS A NUESTROS HIJOS EN EL VALOR DEL RESPETO HUMANO