Nueve Hábitos Recomendados que Podrían Ser Inútiles

23. Nueve hábitos recomendados que podrían ser inútilesNueve hábitos recomendados que podrían ser inútiles

Por Charlotte Hilton Andersen

  1. Lavarse la cara dos veces al día.

Aunque parezca mentira, este consejo tan arraigado no les sirve a todos. Si tu piel es muy grasa, es probable que sí debas asearte dos veces al día. Pero si tu piel tiende a resecarse, seguir este consejo podría complicar la situación. Es importante aclarar que cuando de higiene facial se trata, también es posible exagerar. Lavar la cara dos veces al día no le funcionará mágicamente a todo el mundo. El único momento en el que es fundamental hacerlo es después de ejercitarse. Doctor Alan J. Parks, dermatólogo y cofundador de DermWarehouse.

  1. Jugos orgánicos.

Las dietas a base de jugos orgánicos tienen una inmerecida reputación de ser saludables. Si bien es cierto que aportan minerales y vitaminas, también contienen una gran cantidad de azúcar. Lo peor es que cuando las hacemos jugo despojamos a las frutas y verduras de su fibra, el compuesto que evita los picos de glucosa en la sangre, produce saciedad y normaliza el tránsito intestinal. Lo mejor es, simplemente, consumir estos refrescantes alimentos enteros.

Maestra Emily Braaten, nutrióloga radicada en Washington, D. C. 

  1. Jabón antibacterial.

Usar jabón antibacterial podría aumentar el riesgo de que las bacterias se tornen resistentes a ciertos ingredientes de esos productos. La mejor manera de lavarte las manos es usando agua y jabón convencional. No te olvides de limpiar bien la zona entre los dedos.

Doctor Rob Dannof, médico, especialista en osteopraxia y director del programa de residencia en medicina familiar y urgenciología de Aria-Jefferson.

  1. Complementos de calcio.

Según un análisis llevado a cabo recientemente por investigadores de la empresa de salud Johns Hopkins Medicine, aunque las dietas ricas en calcio tienen un efecto protector, la ingesta de complementos de este mineral se asocia a un mayor riesgo de presentar placas de ateroma en las arterias. En conclusión, evita las pastillas y mejor consume alimentos ricos en calcio, como lácteos y verduras de hojas verdes.

Doctor Andrew D. Atiemo, cardiólogo y miembro distinguido del Colegio Estadounidense de Cardiología.

  1. Multivitamínicos diarios.

La población estadounidense gasta alrededor de 6,000 millones de dólares al año en vitaminas. No obstante, esa importante suma de dinero prácticamente se va a la basura: cada vez existen más pruebas de que esos compuestos no sólo resultan ineficaces en la prevención de enfermedades, sino que, además, las dosis elevadas podrían resultar dañinas. A diferencia de los complementos, los alimentos contienen oligoelementos y fibra. Por esta razón es recomendable llevar una dieta saludable. Es mejor consumir frutas, verduras y productos lácteos que tomar complementos.

Doctor Steven J. Hausman, ex investigador de los Institutos Nacionales de la Salud, de Estados Unidos, y presidente de Hausman Technology Presentations.

  1. Índice de masa corporal.

El IMC ya no se usa para evaluar la salud de la gente. Actualmente sólo confunde, y a veces incluso nos hace percibir nuestra composición corporal de una manera errónea. Cuando se calcula el IMC, los únicos factores que se consideran son el peso y la estatura. La densidad ósea y la masa muscular quedan completamente fuera de la ecuación. Entonces, según las tablas de IMC, un fisicoculturista musculoso entraría en la categoría obeso/con sobrepeso. Estas cifras pueden crear expectativas poco realistas y una falsa necesidad de perder peso.

Maestra Jessica Cifelli, entrenadora personal en Nueva Jersey.

  1. Colchón firme.

Nos han dicho que para prevenir o aliviar el dolor de espalda hay que dormir en un colchón firme. Lo cierto es que descansar en superficies demasiado duras eleva la presión en zonas corporales pesadas, como la cadera o los hombros. Por otro lado, los colchones demasiado blandos carecen de los puntos de apoyo que necesitamos para movernos adecuadamente. En ambos casos, la persona amanecerá con rigidez y dolor. Según diversos estudios, los colchones con un nivel intermedio de firmeza sostienen el cuerpo de manera adecuada y evitan lesiones en el futuro.

Doctor Neel Anand, profesor de cirugía y director de traumatología de columna en el Centro Médico Cedars-Sinai.

  1. Estiramientos estacionarios.

Anteriormente se creía que era necesario hacer estiramientos estáticos antes del ejercicio para prevenir lesiones y mejorar el desempeño. Sin embargo, según investigaciones recientes, no está comprobado que este tipo de calentamiento se asocie a menos lesiones. De hecho, podría disminuir la fuerza muscular. Los estiramientos dinámicos, que consisten en alargar la musculatura mediante movimientos controlados, se constituyen como una mejor alternativa para relajar el cuerpo antes del ejercicio.

Doctor Naresh C. Rao, especialista en medicina del deporte en Chelsea.

  1. Antiácidos después de casi todas las comidas.

El hecho de padecer reflujo gastroesofágico no implica que el estómago esté secretando más ácido de la cuenta. A veces sucede exactamente lo opuesto: los casos de ácido gástrico insuficiente son más comunes de lo que cree la gente. El fenómeno puede debilitar el esfínter esofágico inferior y exacerbar el reflujo. Algunos antiácidos, como los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol o lansoprazol) alivian los síntomas, pero no abordan las causas del malestar. Además, si se utilizan por más de un año, pueden elevar el riesgo de padecer problemas como infartos, nefropatía crónica, infecciones, fracturas, demencia e hipoabsorción de vitaminas y minerales. Si estás tomando inhibidores de la bomba de protones y quieres dejar de hacerlo, suspende el tratamiento únicamente bajo supervisión médica.

Karen Brennan, maestra en trabajo social y asesora en nutrición; dueña y fundadora de Tru Foods Nutrition Services, LLC.

  • Selecciones del Reader´s Digest,

Abril 05 de 2018