Cápsulas de Discipulado

Capsula DiscipuladoMINISTERIO DE EDIFICACIÓN, TRANSFORMACIÓN Y DISCIPULADO BÍBLICO

Cuauhtémoc Meneses Stama

ORAR CON FE

Principios para la oración “conversacional”

Queridos hermanos, les comparto que esta enseñanza de “Principios de la oración conversacional” me ayudó a utilizar en mis oraciones de grupos discipulares palabras y frases cortas para alabar al único Dios verdadero, expresarle a mi Dios y Señor mi agradecimiento por las bendiciones recibidas, confesar mis pecados, orar por mi iglesia e interceder por otros (mis peticiones) pero, sobre todo, orar en el Nombre que es sobre todo nombre, Jesús mi Señor y Salvador. Estos principios de la oración conversacional me han dado magníficos resultados con los grupos de nuevos creyentes para ayudarles y enseñarles a como orar a su Dios y Señor.

La oración “conversacional” es el método en que todos los integrantes de un grupo hablan con Dios. Cuando tenemos una conversación en grupo, generalmente cada persona sólo hablará unas pocas frases y luego otro agregará algo a lo que se está hablando. Es igual con la oración conversacional cuando hablamos con Dios. Para la mayoría, resulta difícil hablar con el Señor de una manera familiar. Las siguientes normas y principios le ayudarán a aprender a comunicarse con Dios por medio de la oración.

  1. Note que Dios está en medio del grupo y que, como invitado de honor, estamos hablando con Él acerca de asuntos de interés mutuo.
  2. Ore por un solo tema a la vez. Nadie debe orar por otro asunto hasta que todos los que deseen hacerlo hayan tenido una oportunidad de decirle algo al Señor sobre el tema de ese momento.
  3. Haga oraciones breves. Una palabra o una frase son, por lo general, suficientes para un tema. Si quiere agregar algo después que otros hayan orado, tenga la libertad de hacerlo.
  4. No use términos formales ni diga “amén” al terminar cada frase breve. Esta es una sola oración que están presentando todos juntos.
  5. Use la primera persona del singular cuando sea posible. Use el “yo” o el “mío” en vez de “nosotros” o “nuestro”.
  6. Que los pedidos y confesión de pecados sean específicos.
  7. La conversación debe continuar hasta que el grupo así lo desee o hasta que el tiempo lo permita (el líder del grupo termina el ciclo de oración con un “amén” y puede iniciar otro ciclo con un nuevo tema).

FE EN ACCIÓN: Querido hermano, en tu próxima reunión de grupo en tu iglesia, enseña a los demás los “principios de la oración conversacional” y sus vidas serán edificadas y bendecidas y experimentarás los resultados de orar en grupo por un solo tema; pero sobre todo, ayudarás a los nuevos miembros a que aprendan a orar.

Comprender las características de Dios contribuirá a que el discípulo sepa como alabarlo. Alabe a Dios por quien Él es, no por lo que Él hace.

Hno. Cuau 

[Comparto segmentos del “Plan Maestro para el Discipulado Cristiano”, de “Vida Discipular” y de mi experiencia personal con mi  Dios y Señor, en el “Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de Dios nuestro Señor”]

cuauhtemoc-meneses

 

Un comentario sobre “Cápsulas de Discipulado

Los comentarios están cerrados.