Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
MINISTRAR A OTROS: UN VERDADERO DISCÍPULO

C.P. Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo el “Cómo del discipulado bíblico”, como fruto de mi experiencia con Dios en el Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de mi Dios y Señor.

COMENTARIO DEL HERMANO CUAU

En mis enseñanzas sobre discipulado, siempre uso los términos de: “discípulo bíblico” y “discípulo reproductor”, En mi experiencia con Dios, el verdadero discípulo de Jesús obedece los mandamientos del Señor Jesucristo para toda la vida y el propósito del ministerio de Jesús y sus apóstoles es que cada hijo de Dios sea un verdadero discípulo de Jesús. Eso implica compromiso, obediencia y disciplina espiritual en la vida del discípulo. Con la enseñanza de la “cruz del discípulo”, éste es formado en las siguientes disciplinas espirituales como parte de su vida:
• Saber con precisión las seis disciplinas básicas del discipulado:

  1. Tiempo devocional con el Maestro.
  2. Orar con fe.
  3. Vivir la Palabra.
  4. Comunión con creyentes.
  5. Testificar al mundo.
  6. Ministrar a otros.

• Experimentar una relación más cercana con Cristo a medida que pone en práctica las seis disciplinas espirituales, cada día de su vida.
• Usar la cruz del discípulo para recordarse y recordarle a los demás creyentes el compromiso que requiere ser un discípulo de Cristo.
• Usar las seis disciplinas espirituales, bajo la guía del Espíritu Santo, en el proceso de formación de un discípulo espiritual.
• Ayudar a otros discípulos a vivir en Cristo y a dar fruto para la gloria y la honra a nuestro Dios y Señor.
Recordemos la meta del discipulado (2 Timoteo 2:21): “Así que, si alguno se limpia de estas cosas (mala manera de vivir / vieja naturaleza), será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra”. El discípulo debe crecer en todas las disciplinas espirituales que abarcan su vida y estar debidamente capacitado para que el Señor se valga de ellas. Si el discípulo desarrolla, como estilo de vida, las seis disciplinas espirituales, su vida cristiana será balanceada y fructífera.

EL PACTO DEL DISCIPULADO

Querido hermano, recuerde que en el Antiguo Testamento Dios estableció un pacto con su pueblo escogido y en el Nuevo Testamento estableció un nuevo con nosotros a través de su Hijo Jesucristo. Como discípulos de Jesús, este pacto lo desafía para que comprometa su vida con las siguientes declaraciones:

Como discípulo de Jesucristo me comprometo a:
• Reconocer cada día a Jesucristo como Señor de mi vida. (Lucas 6:46 y Filipenses 2:10-11).
• Asistir a todas las sesiones de mi grupo discipular, excepto que me lo impidan causas imprevistas (Hebreos 10:25 y Mateo 18:20).
• Dedicar tiempo diariamente para mi tiempo devocional con mi Maestro (2 Timoteo 2:15-21 y Lucas 6:40).
• Pasar un tiempo a solas con Dios diariamente, en oración y estudio bíblico (Salmo 119:26-27).
• Apoyar a mi Iglesia con mi asistencia, mis recursos financieros y mi oración (Hechos 2:41-47 y Hebreos 10:23-25).
• Pasar un rato, semanalmente, ministrando a otros por medio de mi iglesia y visitas personales (Mateo 25:34-40 y Juan 13:12-17).
• Compartir a Jesucristo, en forma regular, con las personas que yo quisiera le aceptaran como su Salvador (Mateo 4:19, 28:19-20 y 1 Juan 1:1-3).
• Orar diariamente por los miembros del grupo, por mi pastor y por mi iglesia (Colosenses 4:2 y 1 Samuel 12:23).
• Discipular a otros a medida que Dios me dé la oportunidad (2 Timoteo 2:2).
• Mantener financieramente a mi iglesia practicando la enseñanza bíblica de ofrendar y diezmar (Malaquías 3:10).

FE EN ACCIÓN

Querido hermano, nuestro Dios y Señor le hace las siguientes preguntas: ¿Dónde estoy en mi relación con Cristo? ¿Cuán lejos estoy de tener una relación de obediencia a los mandamientos de Cristo para toda mi vida? Si Jesús quisiera transformar mis valores por los valores el Reino de Dios, ¿estaría dispuesto a recibir su transformación espiritual en su formación de discípulo espiritual?

Querido hermano, lo invito a reflexionar sobre los siguientes lemas de un verdadero discípulo y mi oración por usted es para que acepte el llamado que Dios y Jesús le hace: “Sígueme”:
• “El discipulado bíblico es un proceso de toda la vida”.
• “El discípulo es la persona que hace de Jesucristo el señor de su vida”.
• “El plan de Cristo consiste en que los discípulos se reproduzcan en otros para evangelizar al mundo”.
• “Cualquier discípulo que no se reproduce en otro, que no evangeliza y que no sirve, no es bíblico”.
• “El discipulado bíblico consiste en invertir la vida en la de otros: un verdadero apostolado”.

La palabra de Dios transforma vidas y da una vida con propósito, vida abundante, vida victoriosa y vida eterna.

Que Dios te bendiga y te guarde, que Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. “Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”. Recuerden hacer del día del Señor: un día santo, un día saludable y un día feliz.

Hno. Cuau.

Tomado y adaptado del libro “Vida Discipular” y de compartir mi experiencia con Dios.