¿Por qué los Pastores Metodistas Cambian de Iglesia?

¿Por qué los pastores metodistas cambian de iglesia?

Traducción: Pedro Manrique Bustos Dávalos, pastor de la CAO.

Nuestro sistema único de despliegue de clérigos tiene sus raíces en los días tempranos del Metodismo. Juan Wesley, el fundador del movimiento metodista, predicó más de 40,000 sermones a lo largo de su vida. Él fue un predicador “itinerante”, viajando de ciudad a ciudad en Inglaterra y estableciendo Sociedades Metodistas.

“Juan Wesley creía que los pastores itinerantes que se movían de lugar en lugar eran más efectivos que aquellos que se quedaban en un solo lugar, crecían más cómodamente y desgastaban todo lo que tenían que decir,” dice el Rev. Belton Joyner.

En una carta al Rev. Samuel Walker en 1756, Wesley escribió “Hemos encontrado por una larga y consistente experiencia que un cambio constante de predicadores es mejor. Este predicador tiene un talento, éste otro; nadie que yo haya conocido aún tiene todos los talentos necesarios para empezar, continuar y perfeccionar el trabajo de gracia en una congregación”.

En los primeros días del metodismo en América, un pastor -más comúnmente un corredor de circuito (predicadores que andaban por toda América predicando a los grupos nómadas que buscaban establecerse en el nuevo mundo)- podría estar a cargo de la mitad de un estado o más. Su trabajo podría ser de sólo tres meses, después se movería a otro circuito. Miles de las antiguas congregaciones de la Iglesia Metodista Unida (UMC) trazan la historia de los corredores de circuitos.

Estos corredores viajaban de lugar en lugar para comenzar con sociedades metodistas. Eventualmente, especialmente después del establecimiento de la Iglesia Metodista Episcopal en 1784, la mayoría de estas sociedades se convirtieron en congregaciones. Esta práctica continuó y se convirtió en la base para el sistema itinerante que la Iglesia Metodista usa hoy.

Los pastores metodistas son enviados, no llamados al trabajo o contratados. “Itinerancia” se refiere especialmente al compromiso de los pastores a ir y servir a donde sea que los obispos los envíen. La “designación” es la acción tomada por los obispos. Estos son diferentes pero al mismo tiempo están relacionados.

Los clérigos en la iglesia metodista están encomendados a servir a donde el obispo los designe. Los nombramientos se hacen típicamente una vez al año aunque el obispo puede mover a cualquier pastor itinerante en cualquier tiempo. La meta de los nombramientos es poder armonizar lo más posible los dones y gracias del pastor en particular o diácono con las necesidades ministeriales de una congregación o punto ministerial en particular. En este “liderazgo en serie” de pastores y diáconos -no hay dos iguales- con el tiempo, la combinación de habilidades toman forma durante el desarrollo ministerial.

Mientras los obispos hacen los nombramientos, ellos incorporan un proceso de consulta señalado en el Libro de la Disciplina que incluye a los superintendentes de distrito, clérigos y la comisión de relaciones. Las necesidades y deseos de los clérigos son consideradas pero la misión de la iglesia es primero.

Joyner explica: “En un sistema de conexión como el de la iglesia metodista, la pregunta de cualquier congregación o clérigo no debe ser ‘¿Qué es mejor para mí?, sino ‘¿Qué es mejor para nosotros, el cuerpo completo?’. El que ve de manera objetiva todo eso, el obispo, toma esas decisiones (En el Nuevo Testamento la palabra “obispo” es episkopos, que quiere decir “el que ve la imagen completa”).

“El cambio de pastores trae diferentes y comúnmente necesitados dones a la iglesia local (1 Co. 12:4). El cambio de escenarios puede mantener fresco a un pastor. El viaje misionero de Pablo es un recordatorio seguro de eso (por ejemplo, Hechos 13:2-14:7; 15:36-18:22; 18:23-21:19)”.

REFERENCIA
The United Methodist Church. (2018). Why do United Methodist pastors change churches?. Junio 11, 2018, de The United Methodist Church Sitio web: http://www.umc.org/what-we-believe/ask-the-umc-why-do-united-methodist-pastors-change-churches.

2 comentarios sobre “¿Por qué los Pastores Metodistas Cambian de Iglesia?

  1. Fui hijo de pastor metodista. En ese entonces los cambios eran más frecuentes y la estabilidad en el cargo siempre pendía de un hilo. Y eso afectaba la formación académica de mis hermanas y la mía. Lo mismo los servicios de salud, o el llegar a campos donde no había casa pastoral y el arrendamiento se complicaba. Ya más adelante ampliaron un poco su duración e ignoro actualmente cuanto es lo mínimo actualmente para un cargo pastoral. Pero no sólo el ministerio del pastor, sino el de su familia requiere de mucho sacrificio. Ojalá, actualmente, haya más atención a los pastores jubilados, a su viudas y tengan con mayor seguridad un lugar donde vivir. Algunos lo dieron todo y murieron en una pobreza lamentable. No es que el ministerio sea algo para enriquecerse, pero tampoco creo justo tanta miseria entre quienes han servido a Dios.

    Me gusta

  2. y donde queda la familia pastoral, esto del texto se ve muy romantico, pero en la realidad se crean situaciones que no se atienden y afectan a las esposas o esposos e hij@s, esto sin considerar que muchas de las veces el sustento económico esta en el espos@, un gran tema, que el Libro de la Diciplina ya con sus años no ha podido observar los derechos de la Familia Pastoral.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.