Categoría: Metodismo

¿Por qué los Pastores Metodistas Cambian de Iglesia?

¿Por qué los pastores metodistas cambian de iglesia?

Traducción: Pedro Manrique Bustos Dávalos, pastor de la CAO.

Nuestro sistema único de despliegue de clérigos tiene sus raíces en los días tempranos del Metodismo. Juan Wesley, el fundador del movimiento metodista, predicó más de 40,000 sermones a lo largo de su vida. Él fue un predicador “itinerante”, viajando de ciudad a ciudad en Inglaterra y estableciendo Sociedades Metodistas.

“Juan Wesley creía que los pastores itinerantes que se movían de lugar en lugar eran más efectivos que aquellos que se quedaban en un solo lugar, crecían más cómodamente y desgastaban todo lo que tenían que decir,” dice el Rev. Belton Joyner.

En una carta al Rev. Samuel Walker en 1756, Wesley escribió “Hemos encontrado por una larga y consistente experiencia que un cambio constante de predicadores es mejor. Este predicador tiene un talento, éste otro; nadie que yo haya conocido aún tiene todos los talentos necesarios para empezar, continuar y perfeccionar el trabajo de gracia en una congregación”.

Seguir leyendo “¿Por qué los Pastores Metodistas Cambian de Iglesia?”

EDITORIAL

¿Qué significa ser metodista hoy?

John Wesley regresó a Inglaterra deprimido y golpeado luego de su desastroso viaje de “evangelización” a las trece colonias inglesas en América en 1735. Fue en ese momento que se acercó a los moravos a los que había conocido 3 años antes durante su viaje a Georgia. En ese viaje se alzó una tormenta y rompió el mástil del barco. Mientras los ingleses se llenaron de pánico, los moravos se mantuvieron tranquilos y comenzaron a cantar himnos y a orar. Esta experiencia llevó a Wesley a pensar que los moravos poseían una fuerza interior que él no tenía.

Los moravos eran una Iglesia de origen alemán que practicaban la piedad, los cánticos y la fe ardiente en Jesucristo, quienes se establecieron también en Inglaterra. La noche del 24 de mayo de 1738, Wesley asistió a un servicio religioso de la sociedad morava en la calle Aldersgate, en Londres. Allí escuchó al coro cantar el Salmo 130. Después, el predicador leyó una porción del Prefacio de Martín Lutero a los Romanos. Wesley describe en su diario dicho momento:

“Como a las nueve menos cuarto, mientras escuchaba la descripción del cambio que Dios opera en el corazón por la fe en Cristo, sentí arder mi corazón de una manera extraña. Sentí que confiaba en Cristo, y en Cristo solamente, para mi salvación. Y recibí la seguridad de que Él había borrado mis pecados y que me salvaba a mí de la ‘ley del pecado y de la muerte’. Me puse entonces a orar con todas mis fuerzas por aquellos que más me habían perseguido y ultrajado. Después di testimonio público ante todos los asistentes de lo que sentía por primera vez en mi corazón”.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

CCLXXXI Aniversario del Corazón Ardiente

CCLXXXI ANIVERSARIO DEL CORAZÓN ARDIENTE

Las iglesias llamadas metodistas deben su nombre a dos clérigos anglicanos de la Inglaterra del siglo XVIII: Juan (1703-1791) y Carlos Wesley (1707-1788). La Iglesia de Inglaterra se estableció como iglesia nacional durante el reinado de Enrique VIII tras su ruptura con la Iglesia de Roma.

La noche del 24 de mayo de 1738, Juan Wesley entró a una reunión de la iglesia de los moravos y escuchó cánticos e himnos que a sus oídos parecían nuevos. Escuchó la reflexión que se desprendía del prefacio de Martín Lutero en su comentario a la Carta de los Romanos y experimentó algo que supo interpretar de momento, pero que fue transformador. Nada fue igual después de esa noche.

Sobre esa experiencia, Juan escribió en su diario las siguientes palabras: “Mi corazón ardía extrañamente y me di cuenta de que confiaba en Cristo solamente para salvación”. Sus temores e inseguridades fueron conquistados ese día por el amor de Dios. Fue abrazado por la seguridad de la salvación y sellado para emprender una aventura que trastocaría la historia del pueblo cristiano hasta nuestros días.

Seguir leyendo “CCLXXXI Aniversario del Corazón Ardiente”

Nuestro Credo Social: un Comentario

Nuestro credo social: un comentario

Dr. Carlos A. Muro Flores

“Principio social no. 2. Todos los hombres y mujeres, por haber sido creados a la imagen y semejanza de Dios, tienen derechos que son inalienables. Fuera del ambiente de la iglesia cristiana estos son conocidos como derechos humanos. Defenderemos estos derechos”.

Disciplina IMMAR 2018-22 p. 67.

“La Dignidad Humana es el origen, la esencia y el fin de los Derechos Humanos”.

Suprema Corte de Justicia de la Nación

“La distancia histórica, cultural y contextual, debe de ser salvada haciendo una revisión y actualización periódica de los principios que orientan nuestra actuación en la sociedad”.

Disciplina IMMAR 2018-22 p. 67.

Nadie al día de hoy puede negar la necesidad de una actuación e influencia mayor de la iglesia y sus principios cristianos en la sociedad. La manera y la forma lo tenemos enmarcado en nuestros Principios Sociales (Credo Social Disciplina IMMAR pág. 67-69 2018-22).

En la introducción al Credo encontramos los justificantes y evolución histórica de estos principios con los cuales no tenemos problema, a decir, la eliminación de la pobreza, la esclavitud, mejores condiciones de trabajo, de salud, etc. Pero el entorno social va cambiando y no se estancó en estos asuntos. La interpretación que se le da desde hace algún tiempo ya no es la misma, al día de hoy va más allá y quisiera enfocarme en los Derechos Humanos, los cuales en sí mismos engloban otras cuestiones de nuestro interés y cuidado.
• Derechos Humanos (principios 2 y 5, e implícito en todos los demás).
• Dignidad humana (principios 1 y 3, y descrito implícitamente en los demás)
• Matrimonio y Familia (principio 4).

Seguir leyendo “Nuestro Credo Social: un Comentario”

Credo Social de la IMMAR

Credo Social de la Iglesia Metodista de México

INTRODUCCIÓN

Nuestro Señor Jesucristo declaró enfáticamente que nosotros sus seguidores somos la sal y la luz en este mundo (Mateo 5:13,14), y que como sus seguidores debemos hacer buenas obras para que otros, al verlas, glorifiquen al Padre (Mateo 5:16).

De aquí, pues, parte nuestra preocupación social, nuestro interés en los acontecimientos que convulsionan el mundo al que nuestro Señor Jesucristo nos ha enviado (Juan 17:18), y el deseo y responsabilidad de aliviar sus enfermedades, carencias y dolores (Mateo 25:31-46; Marcos 6:7-13; Juan 20:21,22; Hechos 2:43-47; Romanos 15:26,27; I Corintios 16:1-14).

Nuestro testimonio como cristianos en el mundo debe ser una señal de que el Reino de los cielos se encuentra ya entre nosotros. (Lucas 17:20,21; Mateo. 4:17).

ANTECEDENTES EN INGLATERRA

Seguir leyendo “Credo Social de la IMMAR”

EDITORIAL

La ética cristiana: tiempo de cooperación y generosidad Universal

“Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras” (Santiago 2:18).

Vivimos tiempos en los que se pondera la “competitividad”, concepto que se asocia a conseguir cualquier meta a toda costa. Sin embargo, la perversión de este concepto, es la competencia en la que “a todas costa” se busca la destrucción de todo aquel que se pone enfrente. Anteponer mis intereses particulares a los del interés colectivo. En lo que se refiere a los sistemas económicos que dominan al mundo, ya debíamos haber aprendido que la competencia no es suficiente y puede ser distributivamente dañina. De hecho y en muchos casos, así ha sido. Se necesita, sobre todo, de la cooperación y la generosidad, en lo familiar, en lo local y en lo universal.

Desde esta publicación, queremos iniciar una discusión desde la perspectiva del Evangelio, que genere propuestas que cuestionen nuestra realidad social y económica. Que genere perspectivas esperanzadoras para quien se encuentra sumido en las tribulaciones del “mundo moderno”, en el que impera la servidumbre que generan las deudas (económicas y morales); la falta de trabajo (empleo o autoempleo); la ilusión de que tenemos que esperar “pasivamente” a que desde el cielo venga la solución a todos los problemas de nuestra sociedad.

En este número, José Hutter nos invita a comprender que “la única forma de crear riqueza es a través del trabajo, el ahorro y la innovación tecnológica”. Y eso aplica para todos los ámbitos: económico, social, político y espiritual. Pero también, hace un llamado a la acción, enfatizando el celo que los cristianos debemos tener por aprovechar al máximo el tiempo como regalo de Dios administrándolo eficazmente. No dejando para después lo que nos es obligado a hacer hoy.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

Misión en la Tradición Wesleyana

La misión de la Iglesia en la tradición Wesleyana

Conferencia presentada en el curso avanzado de los pastores de la Iglesia Metodista Unida en Honduras por el Pbro. Basilio Filemón Herrera López, director del Seminario Metodista Dr. Gonzalo Baéz Camargo de la Cd. de México.

Pbro. Basilio Filemón Herrera López

1. PENSAMIENTO Y ACCIÓN SOBRE LA MISIÓN DE LA IGLESIA EN EL REV. JUAN WESLEY Y LOS METODISTAS
Estamos enfrentando como humanidad situaciones dolorosas como la migración, la pobreza, la corrupción, la desintegración familiar, el hambre, la violencia, la explotación sexual etc., Y la Iglesia de Cristo, parte de esta humanidad tiene la posibilidad de incidir en la solución de las situaciones dolorosas, la transformación de la sociedad y la eliminación de toda situación o práctica que denigra a los seres humanos.

Los metodistas como parte de la Iglesia de Cristo y herederos del pensamiento de Juan Wesley, debemos reflexionar, analizar, dialogar y definir nuestra misión en el mundo. Justo L. González escribió:

“Si Wesley y su teología tienen algo positivo que contribuir a la vida y esperanza de nuestra América, y de la iglesia dentro de ella, un redescubrimiento de la teología de Wesley tiene ya disponibles canales naturales por los cuales esos elementos benéficos podrían fluir. Y lo contrario es igualmente cierto: si las tendencias enajenantes y ultramundanas que aquejan a buena parte del cristianismo latinoamericano nos vienen de Wesley y su teología, probablemente lo mejor será olvidarnos de Wesley, y dejar que sus escritos acumulen polvo en los estantes de nuestras bibliotecas”.

González, Justo. “Juan Wesley. Desafío para nuestro siglo”. FAIE-La Aurora.

Estoy convencido que la teología de Juan Wesley por cuanto surgió de la reflexión bíblico – teológica tiene mucho que contribuir a la vida y esperanza del mundo, pero solo será posible si desempolvamos los escritos de Juan Wesley, redescubrimos su teología bíblica y reformulamos la praxis en nuestro contexto para seguir realizando la misión de Dios.

Seguir leyendo “Misión en la Tradición Wesleyana”

¿Qué Debe Contener la Predicación Wesleyana?

¿Qué debe contener la predicación de quienes se apellidan herederos de la tradición wesleyana?

Miguel Ulloa Moscoso *

Los Artículos de fe de la tradición metodista declaran: La Iglesia visible de Cristo es una congregación de fieles en la cual se Predica la palabra pura de Dios, y se administran debidamente los sacramentos (Artículo XIII. De la Iglesia) Bajo esta definición de iglesia, el metodismo histórico y el pentecostalismo tradicional, en alguna de sus expresiones, ha definido el sentido protestante de la Palabra, que en el caso wesleyano, siendo fieles a la tradición anglicana, está en una relación directa con los Sacramentos.

La tradición reformada, específicamente en Calvino, pondrá especial sentido en la predicación de la Palabra, por ello el púlpito pasó a ser el centro del altar protestante en las reformas litúrgicas que impulsó el calvinismo y otros movimientos. A diferencia de los sacramentos donde las iglesias han establecido rituales y formulas específicas de acuerdo a sus énfasis doctrinales, la predicación ha quedado a la libre interpretación y revelación de quien “expone la palabra”. En muchos casos, la predicación cristiana evangélica tradicional, invoca fuertemente al llamado a la experiencia de Dios, al cambio de vida, a dejar el pecado, e incluso el normar algunas conductas amparadas en la sana doctrina y en la “correcta interpretación de la palabra”. Estos asuntos son expresiones nacidas en el contexto de la reforma y la declaración de la Sola Escritura.

Versando a Karl Barth, en su obra “Introducción a la Teología Evangélica”, él menciona que el conflicto se genera en que no toda predicación protestante de por sí es predicación evangélica. A propósito de esto, la predicación de Juan Wesley y los primeros predicadores/as laicos/as del naciente movimiento metodista tenía como propósito primero llamar a los oyentes al arrepentimiento y a que las personas creyeran en Jesús.

Ante esta última declaración, es necesario recoger y releer el sentido que tomó la predicación wesleyana en su momento de origen, a lo menos podemos identificar, siete conceptos que no deberían estar ausentes en un púlpito de una iglesia metodista o de tradición wesleyana.

Seguir leyendo “¿Qué Debe Contener la Predicación Wesleyana?”

Trabajando por Nuestra Propia Salvación

5. Trabajando por nuestra propia salvaciónTrabajando por nuestra propia salvación

Sermón de Juan Wesley – fragmento

Tomado de muro de Facebook de Instituto De Estudios Wesleyanos – Latinoamérica, octubre 8 de 2018.

Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad (Filipenses 2:12-13).

Algunas grandes verdades, tales como la existencia y atributos de Dios, y la diferencia entre lo bueno y moral y lo malo, ya eran conocidas en parte por el mundo pagano. Es posible encontrar vestigios de estas verdades en todas las naciones, de modo que, en cierto sentido, las palabras del profeta «Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno; solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios»1 pueden aplicarse a todos los seres humanos. De alguna manera, por medio de esta verdad, él alumbró a todo hombre.  Y así, aquéllos que no tienen ley, que no han escrito sus propias leyes, son ley para sí mismos. Así muestran la obra de la ley, no la letra sino el espíritu de la ley, escrita en sus corazones por la misma mano que escribió los mandamientos en las tablas de piedra. Su propia conciencia da testimonio,  determinando si actúan o no según sus dictámenes.

Sin embargo, hay dos grandes doctrinas que encierran verdades de suma importancia y que aun los  paganos más lúcidos del mundo antiguo ignoraban por completo. Otro tanto ocurre con los más inteligentes paganos que habitan la tierra en el presente. Me refiero a las doctrinas tocantes al Hijo eterno de Dios, y al Espíritu de Dios–el Hijo, que se dio a sí mismo como propiciación por los pecados del mundo, y el Espíritu de Dios, que los renueva conforme a la imagen de Dios según la cual fueron creados.  Después de todo el esfuerzo realizado por personas de gran ingenio y educación (especialmente ese gran hombre, el Caballero Ramsay), por encontrar algo parecido a estas verdades en la enorme maraña de autores paganos, la semejanza hallada es tan remota que sólo una imaginación muy vívida podría reconocerla. Más aun, esta semejanza, apenas perceptible, sólo se encuentra en el discurso de unos pocos, que eran los más avanzados y profundos pensadores de sus respectivas generaciones. Entretanto, la innumerable multitud que los rodeaba se desempeñaba bien en cuanto al conocimiento filosófico, pero en cuanto a estas verdades capitales, su ignorancia igualaba a la de las bestias.

Seguir leyendo “Trabajando por Nuestra Propia Salvación”

La Acción Ejecutiva de Trump no es Suficiente

14. La acción ejecuiva de Trump no es suficienteLa acción ejecutiva de Trump no es suficiente

Metodistas Unidos

Por Sam Hodges, Erik Alsgaard and Heather Hahn*/ Traducción y adaptación: Rev. Gustavo Vasquez

22 de junio de 2018

Los líderes metodistas unidos expresaron su alivio por la orden ejecutiva del presidente Trump que puso fin a la separación de padres/madres e hijos/as detenidos/as ilegalmente en el cruce de los EE. UU. Pero advirtieron que los detalles de cualquier cambio de política son importantes y enfatizaron que la orden ejecutiva no es suficiente.

“Recibimos con beneplácito cualquier cosa que reúna a las familias, pero insistimos en un enfoque completo y humano para tratar estos casos de personas que buscan asilo en los Estados Unidos”, dijo el Obispo Scott Jones, quien dirige la Conferencia Anual de Texas y es miembro del Grupo de Trabajo en Inmigración del Concilio de Obispos/as.

Él agregó que: “La Iglesia Metodista Unida ha estado pidiendo una reforma migratoria integral y humana en todos los niveles. Esto (la separación de padres e hijos) es simplemente la manifestación más reciente de un problema de larga data”.

Seguir leyendo “La Acción Ejecutiva de Trump no es Suficiente”

Rubén Jaramillo y el Metodismo Mexicano del Siglo XX

15. Rubén Jaramillo y el metodismo mexicano del siglo XXRubén Jaramillo y el metodismo mexicano del siglo XX

Por Leopoldo Cervantes-Ortiz

Durante mucho tiempo el nombre de Rubén Jaramillo Méndez ha estado un tanto proscrito en los anales del metodismo mexicano.

“Hace unos momentos me recordaban el hecho de que soy cristiano, y lo soy, nunca lo he negado, y es precisamente el sacrificio de Cristo el que me mueve. No es el bienestar, ni las promesas de prosperidad, lo que cautiva del evangelio, sino su amor por el hombre y su llamado al sacrificio. Desde el principio mismo de nuestro movimiento le dije a mis hombres que yo creo firmemente en que es necesario que el grano muera para que el fruto venga, y que le doy gracias a Dios porque me ha permitido la satisfacción de ser grano y no fruto”.[1] Rubén Jaramillo.

Durante mucho tiempo el nombre de Rubén Jaramillo Méndez ha estado un tanto proscrito en los anales del metodismo mexicano. Reconocido como una de las figuras más importantes del protestantismo en este país, al lado de Pascual Orozco, Andrés Osuna, Gonzalo Báez-Camargo, Alberto Rembao, los hermanos Moisés y Aarón Sáenz, Raúl Macín, Carlos Monsiváis, Evangelina Corona y Sergio Cárdenas, entre otros,[2] referirse a él causa cierta incomodidad debido a su participación política y guerrillera en el estado de Morelos, en donde fue asesinado junto con su familia el 23 de mayo de 1962, durante el gobierno de Adolfo López Mateos. [Alan Sánchez Cruz: Rubén Jaramillo, pastor y profeta.] Alan Sánchez Cruz: Rubén Jaramillo, pastor y profeta. Señalado como un importante cuadro de la izquierda mexicana y miembro del Partido Comunista, no obstante haber sido militante y pastor de la iglesia mencionada, su labor prácticamente está ausente en los recuentos históricos. Tal como comenta Maritza Macín en el prólogo del libro de Alan Sánchez Cruz: “Campesino y pastor de la Iglesia Metodista, Jaramillo levantó su voz y las armas ante las injusticias cometidas contra el pueblo”.[3]

Seguir leyendo “Rubén Jaramillo y el Metodismo Mexicano del Siglo XX”

EDITORIAL

1. EditorialXXIII Conferencia General

Los predicadores metodistas galopaban hacia Baltimore. Se había convocado una conferencia para considerar el futuro del movimiento metodista. Era urgente, y no habiendo telégrafo, teléfono ni radio, la única manera de reunirlos había sido enviar un mensaje a caballo… Grande era, en verdad, la necesidad de una conferencia… Una de las cosas más impresionantes fue la rapidez con que se dispersó la concurrencia. Se hicieron las designaciones; se ofreció la oración final; y, como si hubieran saltado por las ventanas de la capilla a las sillas de los caballos, los predicadores estuvieron en camino. Los negocios del Reino requerían prisa, y aprisa partieron… (*)

Del 18 al 26 de mayo, en la Ciudad de Querétaro, la Iglesia Metodista de México, A.R. celebró, como cada cuatro años, su máxima asamblea nacional, fue la XXIII Conferencia General. Son miembros plenos de ella los seis Obispos metodistas mexicanos, un Representante Laico por cada una de las seis regiones episcopales, cuatro delegados pastorales por cada una de esas regiones y cuatro delegados laicos de las mismas. Así se pretende igualdad en el número de votos entre pastores y laicos. Los mismos derechos tendrán los delegados fraternales de otras iglesias metodistas del extranjero. Y se suman, con derecho de voz, mas no de voto, los presidentes de las comisiones, de las Organizaciones Oficiales, de las áreas de trabajo y otros funcionarios.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

Comunicado sobre el Consejo Mundial de Iglesias, CANCEN

3. Comunicado sobre el Consejo Mundial de Iglesias, CANCENComunicado sobre el Consejo Mundial de Iglesias

CANCEN

El sábado 14 de abril se reunieron los miembros del Gabinete Conferencial de la Conferencia Anual Norcentral (CANCEN)  en sesión ordinaria para tratar los asuntos de su competencia.  Entre los asuntos generales se presentó la información proporcionada por nuestro periódico oficial El Evangelista Mexicano (abril 15 del año en curso),  respecto a un 1er. Encuentro Ecuménico, a celebrarse el 21 de abril en las instalaciones de la Iglesia El Mesías, de la Ciudad de México. La convocatoria está dirigida a “los miembros de todas las Conferencias  y público en general”, con el objetivo de “Reflexionar sobre el movimiento ecuménico en México/ Conocer el Consejo Mundial de Iglesias/ Definir la participación actual de la Iglesia Metodista/ Proponer normas para lograr las relaciones inter confesionales de la Iglesia/ Presentar la propuesta del encuentro al XXIII período de sesiones de la Conferencia General a celebrarse  del 18 al 26 de Mayo en Querétaro, Qro.”  La Meta expresada en la mencionada convocatoria es: “Dar cumplimiento  a los acuerdos  de la Conferencia celebrada en Tijuana, B.C.”

La noticia de este evento llamó la atención del Gabinete Conferencial, por las siguientes razones:

Seguir leyendo “Comunicado sobre el Consejo Mundial de Iglesias, CANCEN”

Pronunciamiento Delegación CAO sobre CMI

4. Pronunciamiento delegacion de la CAO, sobre el CMIPronunciamiento Delegación de la Conferencia Anual Oriental (CAO)

sobre la relación de la IMMAR con el Consejo Mundial de Iglesias

Ante la XXIII Conferencia General de la IMMAR

Ante el interés de un sector de la IMMAR, en el sentido de proponer ante la XXIII Conferencia General el restablecimiento de la relación, actualmente suspendida, de la IMMAR con el Consejo Mundial de Iglesias, nos pronunciamos en la forma siguiente:

  1. El origen de la suspensión.

La única vez que se ha discutido en una Conferencia General de la IMMAR acerca de la conveniencia o inconveniencia de ser iglesia miembro del Consejo Mundial de Iglesias, fue en las sesiones de la XVII Conferencia General, celebrada del 14 al 21 de junio de 1994, en Saltillo, Coah., donde se acordó suspender nuestra pertenencia al CMI. Más tarde, en la XX Conferencia General reunida en San Juan Acozac, Pue., en 2004, luego de un intercambio de opiniones, la votación no logró traer el asunto ya discutido en 1994 de nuevo a la mesa, por lo que, sin mediar discusión alguna, quedó ratificado el acuerdo de conservar la suspensión mencionada.

  1. El motivo de la suspensión.

Las razones por las que la XVII Conferencia General discutió la viabilidad de suspender provisionalmente nuestra relación con el CMI, fueron las siguientes: El Gabinete General recibió inquietudes de nuestros delegados ante la VII Asamblea General del CMI, celebrada en Canberra, Australia, en 1991. Por ello encargó a la Comisión Consultiva de Asuntos Ecuménicos que examinara los documentos manejados en esta Asamblea, tales como actas, conferencias, liturgias y algunos más, para verificar si había aspectos controversiales. La Comisión Consultiva entregó al Gabinete General el dictamen solicitado, luego de enlistar asuntos que podrían producir inconformidad dentro de la IMMAR. Ante ese dictamen, el Gabinete General resolvió enviar un aviso al CMI sobre nuestra separación en forma provisional, en espera de una ratificación o corrección por parte de la siguiente Conferencia General de la IMMAR. Así, reunida la Conferencia General en su XVII período de sesiones, resolvió la suspensión provisional de la relación de la IMMAR con el CMI, con la aclaración de que volveríamos al seno del CMI una vez corregidas lo que nos pareció eran faltas contra nuestra identidad protestante y cristiana.

Seguir leyendo “Pronunciamiento Delegación CAO sobre CMI”

¿Sólo con Proyectos de Ley Puede Reformarse la iglesia?

5. Sólo con Proyectos de Ley puede reformarse a la iglesia¿Sólo con Proyectos de Ley puede reformarse a la iglesia?

Por Pbro. Rubén P. Rivera

            En nuestra Iglesia Metodista de México cada cuatro años estamos invitados a producir proyectos de ley que mejoren las normas que rigen la vida y los procedimientos establecidos por nuestra Disciplina. A esta invitación responde un número aceptable de laicos y ministros que, sin embargo, son una minoría en relación con el total de los feligreses denominacionales.

            Pero es obvio que no todo puede mejorarse a base de proyectos de ley. Peor todavía si consideramos que son las costumbres las que eventualmente devienen en leyes. En nuestro caso hay muchos proyectos que proponemos como normas cuando no han pasado por el relativo largo proceso de prueba que demuestre la bondad de pasar a ser leyes. Otro error que cometemos es pretender que se apliquen nacionalmente algunas normas que han sido el resultado de problemas estrictamente locales y/o temporales que sólo afectan a unas pocas congregaciones y esto por un tiempo limitado, lo cual es totalmente improcedente.  Nuevamente nos encontramos en otra falla cuando pretendemos que las leyes produzcan la santidad o por lo menos un avivamiento. Con estos pocos ejemplos que podrían multiplicarse, es claro que no podemos esperar un resurgimiento espiritual del metodismo mexicano con la simple aprobación de algunos proyectos de ley, por buenos y correctos que éstos sean.

Seguir leyendo “¿Sólo con Proyectos de Ley Puede Reformarse la iglesia?”

¿Existe el Diaconado en la IMMAR?

15. Existe el diaconado en la IMMAR¿Existe el Diaconado en la IMMAR? 

A solicitud expresa de una muy querida hermana de la Iglesia de Balderas; paso, a tratar el tema del Diaconado en la iglesia Metodista. El Diaconado como una Orden Religiosa, como tal, no existe. Lo único que señala la Disciplina, es <que reconoce el ministerio Diaconal>.

Empecemos por la época Bíblica. La palabra Diácono, viene de una raíz griega, y esta viene del verbo <servir>. En la Iglesia apostólica se llamó así primeramente al encargado de servir las mesas en la comida fraternal de la comunidad cristiana. Hechos 6:1,2. Después se le confiaron otros servicios especiales, hasta que con el tiempo, el oficio de Diácono llegó a ser uno de los principales de la iglesia, inferior solo al de Obispos y al de Ancianos o Presbíteros.

Solo encontramos en las Escrituras, tres referencias a los Diáconos. La primera en Romanos 16:1, 2, en donde se habla de Febe (Diácono mujer), Febe, una cristiana de Cencrea muy amada, irá pronto a visitarlos. Ella ha trabajado mucho en la iglesia de ese pueblo. Recíbanla como a una hermana en el Señor, con una calurosa bienvenida. Ayúdenla en cuanto puedan, porque ella ha ayudado mucho a otras personas y a mi mismo:”        

Seguir leyendo “¿Existe el Diaconado en la IMMAR?”

Por Gracia Somos Perdonados

17. Por gracia somos perdonadosPor gracia somos perdonados/as: Justificados por gracia

Por Joe Iovino,

Traducción de Leonor Yáñez.

“Sublime Gracia del Señor, Que salvó a un infeliz como yo.” Muchos metodistas unidos conocen tan bien la letra de este himno de John Newton, que pueden cantar de memoria más de una estrofa de este gran himno. Sin embargo, podemos tener un poco borroso el concepto de gracia. 

Los metodistas unidos frecuentemente cantan acerca de la gracia de Dios, utilizando la letra de “Sublime Gracia”, escrito por John Newton. La letra del himno de Newton es el eco de  Efesios 2:8, “Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios.” Tanto el apóstol Pablo como el compositor del himno nos indican que nuestra salvación no es algo que ganamos o merecemos; la recibimos por el gran amor que Dios nos tiene.

John Wesley el fundador del movimiento metodista predicó y escribió frecuentemente acerca de la sublime gracia de Dios, que nos lleva a una relación renovada con Él.

Seguir leyendo “Por Gracia Somos Perdonados”