Entrevista a Oscar Báez, Director de CUPSA

ENTREVISTA EXCLUSIVA: 
Conversación con Oscar Báez, 
Director de la editorial metodista CUPSA

El metodismo debe volver a hacer de la lectura parte de nuestra labor cotidiana, de lo contrario, será sólo una “buena historia” que rememorar, sin impacto y sin el poder para generar un cambio en nuestra generación”. 

Es necesario volver a ser un pueblo ilustrado, pero también con la pasión del Espíritu Santo”.

Después de 16 años al frente de la editorial de nuestra Iglesia, Oscar Báez Hernández termina su gestión. El Evangelista Mexicano se ha propuesto difundir entre sus lectores la labor de Cupsa como Editorial de la Iglesia Metodista de México, A.R., los proyectos realizado durante su gestión, así como los retos y perspectivas de este ministerio hacia adelante para nuestra Iglesia.

EEvangelista MexicanoEstimado Oscar¿Cuál es tu formación profesional? ¿Cómo llegaste a Cupsa?

Oscar Báez Hernández: Obtuve la Licenciatura en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, de donde también tengo diversos cursos de actualización. Al laborar como coordinador del Centro Información del Periódico Reforma tomé un curso en Alta Gerencia lo que me ha servido mucho en el trabajo de integrar equipos de alto rendimiento, manejo de conflictos y comunicación asertiva. También estudié inglés en Quick Learning donde obtuve los niveles de Conversación avanzada y la preparación para el examen TOEFL. He formado parte de IRE (Investigative, Reports and Editors) y he presidido el Encuentro Nacional de Informadores y Comunicadores Cristianos y la Cumbre Iberoamericana de Comunicadores Cristianos.

En 2004 después de 10 años de laborar en Reforma, hubieron cambios en la directiva de los Centros de Información a nivel corporativo, de los diferentes medios que integran en Grupo Reforma, al Salir en ese momento El Director su personal de confianza de los cuales un servidor  formaba parte, también salí, fue un tiempo difícil pues estaba viviendo el duelo por la muerte de mi esposa Rosita Pagola, miembro de la Iglesia de Gante, que había fallecido dos meses antes por complicaciones de una enfermedad autoinmune. Fue un tiempo de cambio, de dolor, pero también de nuevas puertas que el Señor me mostró. Es en ese momento cuando el Pbro. Moisés Valderrama, Obispo de la CAM me llama para dirigir CUPSA y me dice del sueldo que podía ofrecerme, que era una tercera parte de lo que yo estaba ganando. NO tenía nada qué perder pues había perdido esposa, familia y el trabajo que representaba estabilidad profesional y económica. Mi oración en es tiempo fue: “Sí aceptó, Señor, sólo respáldame, por favor”. Con el tiempo he entendido que Dios no lo respalda a uno, sino que respalda Sus propósitos y a ti te usa como instrumento si vas en la línea de Su voluntad. Así llegué a CUPSA en junio de 2004.

Oscar Gallardo, productor, Zandy Cancino, Director del Ministerio Victoria en CUBA, Moisés Reznik, conferencista, escritor y empresario, Archimadrita Fadi Rabbat de la Iglesia Ortodoxa y Oscar Báez, director de CUPSA en el programa El que oye consejo, junio 2015.

EEM: Cuando llegaste a la empresa, ¿Cuál era tu visión sobre el ministerio editorial?

OBH: Yo venía colaborando desde un año antes en el Consejo Editorial y, al ser metodista de toda la vida, conocía el trabajo CUPSA, de las carencias y de las posibilidades que podía tener en México y el extranjero.

EEM: ¿Cuáles son las principales publicaciones de Cupsa?

OBH: Hay obras clásicas de la literatura cristiana que a la fecha son referentes en el ambiente protestante como: Breve historia del Canon bíblico, Breve historia del texto bíblico, ambos de Don Gonzalo Báez Camargo; Historia del Protestantismo en ​América Latina, de Jean-Pierre Bastian, Místicos españoles del silgo XVI de Claudio Gutiérrez Marín; Dogmática evangélica, de Claudio Gutiérrez Marín; El otro Cristo español, de Juan A. Mackay; Pneuma: los fundamentos teológicos de la cultura, de Alberto Rembao; Moralidad y algo más, fundamentos para una teoría de la moral, de Paul Tillich; Cartas a un diablo novato, de C.S. Lewis. En fin, la lista es larguísima y con nombres de mucha relevancia.

EEM: Durante tu gestión, ¿Hacia dónde caminó Cupsa?

OBH: Primeramente, a cambiar a la imagen que se tenía de la editorial de anquilosada y vendiendo solo libros viejos, lo que logramos colocándonos en la organización de importantes eventos del pueblo cristiano protestante como Expocristiana y, luego,organizando conciertos masivos con cantantes cristianos, lo que nos permitió estar a la vanguardia en esta área. Luego, tuvimos una etapa de consolidación donde tuvimos una producción editorial importante, además de la difusión de todo lo que producimos. En 2008 tuvimos un programa de Radio en la estación Radio Chapultepec donde presentamos las obras de CUPSA y El Aposento Alto. Hablando de la Guía de meditaciones, logramos distribuir en el mejor momento 40 mil ejemplares al bimestre. Desde principios del añopasado, buscando estrategias diferentes por la crisis de las revistas, hemos producido la meditación diaria de El Aposento Alto en audio, lo que ha dado como resultado que miles de personas que antes no tenían acceso, ahora lo tengan y sean bendecidas día a día. Gracias al trabajo arduo y la promoción de CUPSA, somos llamados cada ocasión que se convoca al liderazgo nacional de las denominaciones, movimiento y empresas de servicio. También hemos tenido interesantes invitaciones, como la ocasión cuando fuimos convocados a participar de un desayuno en Los Pinos con un grupo de 15 líderes del pueblo evangélico a nivel nacional; Otra distinción que nos han hecho es la invitación a formar parte del selecto grupo Cristianos en los Negocios del Club 51, de la torre Mayor en la Ciudad de México.

Oscar Báez, Pedro Zavala y Jesús Caos Huerta en la presentación de obras de CUPSA, Ciudad de México 2015.

Oscar Báez, Rubén Ruiz Guerra y el obispo Andrés Hernández en la presentación de obras de CUPSA, octubre de 2015.

EEM: ¿Cuántas y cuáles han sido las principales publicaciones durante tu gestión?

OBH: En total hemos editado 87 títulos nuevos, entre los que están El libro negro de la nueva izquierda, de Agustín Laje, con nueve mil libros vendidos; Perdonar es fácil, Abelardo Ramírez, con 5 mil libros vendidos; Las tres placentas, de Susana Chow Pangtay; El balón es redondo, del alemán Dietrich Heyde; Primicias, diezmos y ofrendas, de Moisés Portillo; Crianza con ternura, de Anna Christine Grellert, en coedición con World Vision; así como nuestra obras metodistas como lo son: Que el mundo pueda conocer a Jesucristo,del Obispo Paulo Lockamnn en coedición con el Concilio Mudial Metodista; Discípulos Responsables. Manual para desarrollar grupos de discipulado cristiano en la iglesia local, de David Lowes Watson; El Significado del Corazón Ardiente, de Maurilio Olivera, Rubén Pedro Rivera y Oscar G. Baqueiro; Rubén Jaramillo, pastor y profeta, de Alan Sánchez Cruz y otros. 

EEM: ¿Qué importancia tiene la distribución y la difusión editorial en una empresaeditorial de una Iglesia con la presencia de la IMMAR?

OBH: De entrada, trabajar con libros en México es una obra titánica al considerar que el promedio de libros leídos por habitante al año es de solo 1.5 libros. Agregado a lo anterior, se supone que “somos un pueblo que lee”. Pero, en realidad, la lectura es una práctica muy poco común entre nuestra gente y muchas veces preferimos fotocopiar o escanear los libros a adquirirlos y pagar el precio justo por ellos. Aún así, hemos editado libros que han sido de beneficio para nuestra iglesia, pues el 25% de los títulos editados -uno de cada cuatro-son de autores metodistas. 

EEM: ¿Qué te faltó por hacer? ¿Qué te hubiese gustado hacer?

OBH: El total de los 87 títulos de esta etapa están listos para subir a plataforma de venta de libros electrónico, sumados a los más de 300 libros antiguos que se están trabajando para ponerlos a disposición en digital, esto es una de las cosas que nos faltó concluir. Dar el paso siguiente para consolidar a CUPSA no solo como una importante editorial entre el pueblo evangélico, sino una editorial que compite con cualquier editorial secular en América Latina.

Celebración del 80 Aniversario de El Aposento Alto en Buenos Aires, Argentina, septiembre de 2018.

EEM: ¿Cuál fue tu mayor satisfacción?

OBH: Dicen que una empresa con un buen equipo, un buen proyecto y una buena inversión, casi es seguro que crezca: Pero hacer crecer una empresa que está por los suelos y sin un centavo de inversión es un milagro que solo puede venir de nuestro Dios, y eso es lo que hemos visto en estos 16 años, nos unimos a un proyecto que nació en el corazón del Señor y Él prosperó su obra en nosotros y por medio de nosotros. En medio de todos los retos que hemos vivido, mi esposa Evelyn Gámez Cabello; mis hijitos Leví, Judá y Keyla;y yo, estamos muy unidos y con todo el deseo de seguir sirviendo juntos a nuestro Señor. ¡A Dios sea la gloria!

EEM: ¿Qué perspectivas le ves a CUPSA en el futuro?

OBH: Si hay la disposición, se podrá lograr la colaboración adecuada para que CUPSA edite todos los materiales que necesita la Iglesia Metodista, justo como está establecido en las actas de las conferencias generales de nuestra iglesia. Y hacia fuera de la Iglesia Metodista, se tienen las bases para la proyección internacional de CUPSA, es necesario dar seguimiento y seguir desarrollando estrategias y el establecimiento de alianzas estratégicas para conseguirlo. 

EEM: Y ahora, ¿A qué te vas a dedicar?

OBH: Primero, cambiaremos de residencia como familia a un lugar diferente, en el interior de la República; y desde allí quiero escribir, labor que dejé desde que me dediqué al trabajo en CUPSA. Amo la lectura, amo la escritura y a eso quiero seguir dedicándome. 

Dr. Roberto Pedraza Ruiz, presidente del Consejo de CUPSA, Blanca Longhurst, Directora de Relaciones Internacionales de El Aposento Alto y Oscar Báez en el Centenario de la Editorial en 2019

EEM: ¿Qué reflexión con respecto a la lectura nos puedes compartir, como wesleyanos?

OBH: Wesley no sólo seleccionaba textos para que sus predicadores leyeran, sino que él mismo los editaba y si alguno decía que no quería leer o que no tenía tiempo para hacerlo, le decía de manera enfática que entonces no era la profesión adecuada la que estaba siguiendo. Porque como predicador metodista tenía que dedicar a la lectura mínimo cinco horas al día. Tenemos una tradición de ser un pueblo ilustrado, pero si no volvemos a hacer de la lectura parte de nuestras labores cotidianas, el metodismo va a seguir siendo solo una buena historia que rememorar, sin impacto y sin el poder para generar un cambio en nuestra generación. Es necesario volver a ser un pueblo ilustrado, pero también con la pasión del Espíritu Santo que fue la que motivó el movimiento del que ahora somos herederos. 

EEM: Muchas gracias. Dios te siga guiando, hermano Oscar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s