Un Día Como Hoy

Un Día Como Hoy

Esteban Quiroz González (adaptación)

Un día como hoy, 5 de marzo, pero de 1924, nació el destacado pastor, teológo metodista y activista de derechos humanos argentino José Miguez Bonino (quien por cierto formó parte de la Convención Constituyente del 94 en Argentina)

Como pastor metodista fue trabajador infatigable de la causa ecuménica, luchador por los derechos humanos y teólogo de la liberación de amplio reconocimiento en la Argentina y América latina.

Se destacó especialmente por su lucha contra la dictadura militar argentina y la defensa de los derechos humanos y en las causas por la justicia y en defensa de la vida. Dicha lucha cruzó fronteras internacionales en Latinoamérica, incluida la nuestra, la chilena. Esto pues José Míguez Bonino fue suscriptor de la famosa “Carta o declaración de Santiago de Chile” de 25 de noviembre de 1978, carta firmada por el cardenal católico Raúl Silva Henríquez, diversos clérigos católicos, y personalidades de la defensa de los derechos humanos, como el secretario general de Amnistía Internacional. El pastor metodista argentino José Miguez Bonino, en su calidad de co-presidente del Consejo Mundial de Iglesias, junto al pastor presbiteriano estadounidense William Thomson, fueron los dos evangélicos que suscribieron dicha carta, aquí en Santiago de Chile, en plena represión del régimen, arriesgando su seguridad, y que fue hoja de ruta de las organizaciones eclesiales ecuménicas en la defensa de los Derechos Humanos, especialmente la Vicaría de la Solidaridad.

Nació en la ciudad de Santa Fe, estuvo casado con Noemí Nieuwenhuize y tuvo tres hijos. Hizo estudios de teología y alcanzó el título de Doctor en Teología del Union Theological Seminary de Nueva York (1959). Fue profesor y luego director del Instituto Superior de Estudios Teológicos (Buenos Aires) y su producción teológica, reflejada en numerosos libros e incontables artículos y publicaciones, fue traducida a varios idiomas y sigue siendo parte de los textos obligatorios en seminarios y universidades, tanto protestantes como católicos.

Fue invitado como observador evangélico al Concilio Vaticano II, donde tuvo encuentros personales con el papa Juan XXIII. Allí forjó amistad con teólogos católicos latinoamericanos, con los que después compartiría líneas de trabajo y producciones, formando la Asociación de Teólogos del Tercer Mundo. Fue también observador invitado en la II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano (Medellín 1969). Desarrolló una intensa actividad ecuménica que lo llevó a ser presidente del Consejo Mundial de Iglesias. (CMI).

Durante los años de la dictadura militar, Miguez Bonino contribuyó a fundar y fue parte del Consejo de Presidencia de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, siendo repetidas veces orador principal en las manifestaciones organizadas por los movimientos de derechos humanos en el país. Fue electo convencional constituyente (1994) en Argentina, siendo, junto con el obispo católico Jaime De Nevares, los dos clérigos presentes en la Convención.

Respecto de la lucha por los derechos humanos, Miguez Bonino sostuvo que “en términos directos, la defensa de la vida humana fue vista por muchos cristianos como el inexcusable reclamo de amor”. Y él mismo fue consecuente con esta apreciación, dedicando gran parte de su vida, por una parte, a la tarea de defensa de los derechos humanos y, por otra, a la denuncia de “la opresión, la crítica de las ideologías dominantes que inspiran al nuevo imperio” y a la búsqueda de “nuevas alternativas de futuro” a través de la “lucha por la vida y la justicia” desde “nuestra fe y nuestro compromiso cristiano”.

Falleció el 1 de julio de 2012, siendo pastor de una sencilla iglesia metodista en Argentina.

Algunas citas notables:

  • “El centro de nuestra fe […] no es una ley, ni una doctrina, ni una filosofía, sino la persona viviente de Jesús”.
  • “No puede existir teología sin compromiso social” (en Militancia Política y Ética Cristiana).
  • “La economía aparece como una realidad autónoma, como una especie de poder sobrehumano, casi como un dios que exige el sacrificio de los pobres. La lucha contra el sufrimiento comienza por la denuncia, el rechazo y la desarticulación de esa divinidad y la creación de una “economía del hombre”. Participar en ese esfuerzo es una forma de respetar y servir al verdadero Dios”. 
  • “La situación de “cristiandad” ha pasado –gracias a Dios- y la iglesia no es llamada a “dictar” a la sociedad ni las condiciones de su paz ni las de sus conflictos… la iglesia no es llamada a dictar la paz, a establecerla, sino a servirla”.

Libros más famosos:

  • ¿Qué significa ser iglesia de Cristo aquí, hoy? (1966). Methopress.
  • Concilio abierto: una interpretación protestante del Concilio Vaticano II (1967). Editorial La Aurora.
  • Integración humana y unidad Cristiana (1969). Seminario Evangélico de Puerto Rico.
  • Crítica a la violencia en América Latina (1971). Junta Latino Americana de Iglesia y Sociedad,.
  • Ama y haz lo que quieras: hacia una ética del hombre nuevo (1972). Editorial Escatón.
  • Pueblo oprimido, señor de la historia (1972). Tierra Nueva.
  • Espacio para ser hombres: una interpretación de la Biblia para nuestro mundo (1975). Tierra Nueva.
  • Christians and Marxists: The mutual challenge for revolution (1975). Grand Rapids: Eerdmans.
  • Jesús : ni vencido ni monarca celestial (1977). Tierra Nueva.
  • La fe en busca de eficacia: una interpretación de la reflexión teológica latinoamericana de liberación (1977). Ediciones Sígueme.
  • Puebla y Oaxtepec: una crítica protestante y católica (1980). Tierra Nueva.
  • Toward a Christian Political Ethics (1982). Philadelphia: FortressPress
  • Poder del Evangelio y Poder Político. Editorial la Aurora
  • Militancia Política y Ética cristiana. Editorial la Aurora
  • Teología de la liberación (1986). Editorial Caribe.
  • Para que tengan vida: encuentros con Jesús en el evangelio de Juan (1990, con Néstor Oscar Míguez). Junta General de Ministerios Globales, Iglesia Metodista Unida.
  • The Dictionary of theEcumenical Movement (1991). Consejo Mundial de Iglesias; Grand Rapids: Eerdmans.
  • Conflicto y unidad en la iglesia (1992). Sebila.
  • Poder del evangelio y poder político: la participación de los evangélicos en la vida política en América Latina (1994). Kairós Ediciones.
  • Rostros del protestantismo Latinoamericano (1995). William B. Eerdmans..

Tomado de Facebook de El Otro Canuto – Esteban Quiroz González, 5 de marzo de 2021.