<strong>Yo estoy con ustedes todos los días</strong>

Yo estoy con ustedes todos los días

Mensaje de año nuevo 2022 del Obispo de la CANO

Felipe de Jesús Ruiz Aguilar

Sonaron las doce campanadas despidiendo el año 2021y anunciando la llegada del 2022. Este año que terminó al igual que el vendrá, será un año muy recordado por todas las dificultades que se presentaron: los daños derivados de la aparición del Covid-19 y todas sus variantes, la violencia incesante en la mayor parte del país, los cambios climáticos y sus consecuencias, los cambios en las leyes de nuestro país que afectan a nuestra sociedad, la forma en que tuvimos que desarrollar el quehacer de la iglesia entre otros. Para muchos, el recién fenecido 2021 fue un año de dolor por la pérdida de un ser amado o algún bien valioso, quizá la escasez de empleo, el rompimiento matrimonial o el padecimiento de una enfermedad. 

Hay un sermón que un servidor compartió en una ocasión, que llevó por título “Dad gracias a Dios en todo, por todo y siempre”; por lo cual considero que, al finalizar el recién concluido 2021, debemos estar agradecidos, porque a pesar de tantas circunstancias adversas aquí estamos, con vida, con esperanza y con el acompañamiento permanente de nuestro Dios. No veamos solamente lo negativo del año o los años anteriores, recordemos que la misericordia de nuestro Dios ha estado presente en todo momento y es por ello que aún podemos escribir y reflexionar en esto.

Ha llegado un año nuevo el cual es contado como el dos mil veintidós después de Cristo. ¿Qué viene en él? ¿Bonanza, paz, mejor clima ambiental y sociopolítico o catástrofes, enfermedades y desastres? No lo sabemos, pero de una cosa sí estamos seguros: Dios seguirá a nuestro lado. Ya lo mencionó nuestro Señor Jesucristo en Mateo 28:20b: “Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. ¿Se refería solamente a días en término cronológico?, siempre he considerado que también se refiere a esos días buenos, días desagradables, días de dolor, días de gozo, días de esperanza, días de enfermedad. “Todos los días” dijo nuestro Señor Jesucristo. El profeta Isaías 41:10 expresa una promesa maravillosa de parte de Dios y es un juramento vivo para nosotros. “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”, y afirma su promesa con el versículo 13: “Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo”. 

Es muy probable -casi seguro- que, en este recién llegado año, suframos dolor, tristeza, angustia y, probablemente, desesperanza; pero en el evangelio según San Juan capítulo 16 versículo 33 encontramos una gran palabra de aliento: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”. Estamos por concluir el cuadrienio 2018-2022 y es sumamente importante que grabemos en nuestra mente y corazón, que Dios sigue presente y participativo en la vida de Su iglesia; Él jamás se ha ausentado, por mas infieles, omisos o fallos que hayamos sido. Su amor es eterno según lo entendemos al leer el libro del profeta Jeremías capítulo 31 versículo 3: “…Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”.

Estimados hermanos en la fe, a nombre del Gabinete General de la Iglesia Metodista de México, A.R., del Consejo de Iglesias Metodistas de América Latina y el Caribe (CIEMAL), de todos los que formamos parte de la Conferencia Anual del Noroeste, de mi familia y de un servidor, deseo que, en este 2022, Dios manifieste continuamente su poder en la vida de cada uno de ustedes y sus amados, renueve nuestras fuerzas cada día, a fin de que seamos “más que vencedores en Cristo Jesús”. Romanos 8:37.

De ustedes en Cristo

Pbro. I. Felipe de Jesús Ruiz Aguilar
Obispo de la Conferencia Anual del Noroeste
Presidente del Gabinete General 2018-2022 de la Iglesia Metodista de México, A.R.
“Por la Gracia de Dios”